Para que nuestros niños y niñas aprendan más y mejor

Material para Tercero y Cuarto Básico

Cuenta Conmigo

Familia………………………………………………………………………………………………………… nombre de mis hijas e hijos:
…………………………………………………………………………………………………… …………………………………………………………………………………………………… …………………………………………………………………………………………………… …………………………………………………………………………………………………… ……………………………………………………………………………………………………

Cuenta Conmigo Para que nuestros niños y niñas aprendan más y mejor EDUCACIÓN BÁSICA División de Educación General Ministerio de Educación República de Chile AUTORA Josefina Muñoz Valenzuela COORDINACIÓN EDITORIAL Claudio Muñoz Pirce DISEÑO Verónica Santana (S comunicación visual) ILUSTRACIONES Sebastián Olivari (S comunicación visual)

IMPRESIÓN Gráfica Puerto Madero Octubre, 2010 Santiago, Chile

TEXTO PRODUCIDO Y DISTRIBUIDO GRATUITAMENTE POR EL MINISTERIO DE EDUCACIÓN

Índice
Presentación Aprender a leer, escribir y calcular Guía de aprendizajes Matemática Lenguaje Para leer y aprender. Contando nuestro país Comenzamos en el norte Cómo llegó la quinua a la tierra. Karmina Jara Trency El gallo y el pucu-pucu. Edwin Challada Choque Los huesos que querían caer. Jael Brito Muñoz 4 7

13 19 25 27 30 34 38

Llegamos al centro del país La manzana amarilla. Elizabeth Fuentes Gramillín. Felipe Zapata Gómez El peuchen. Alexis Rivera Carrasco

41 45 48 52

¡Por fin llegamos al sur! ¡A jugar en familia! La fiesta de la trilla. Lucas Fardella Castillo Los dioses tehuelches. Pablo Pérez Caruncho Mi abuelo me contó sobre caleta Tortel. Alejandra Sanhueza Montecinos

55 56 58 62 66

Observando las aves Para aprender más y mejor

70 74

PresentaCiÓn
Estimadas madres, padres y apoderados:

Como Ministerio, tenemos la profunda creencia que es en la familia donde ocurren muchos de los más importantes aprendizajes de la vida. Es ahí donde se transmiten valores y se desarrollan los conocimientos que niñas y niños necesitan para integrarse exitosamente al mundo. De este modo, alcanzar aprendizajes de mayor calidad requiere de la participación activa y comprometida de las familias, de su cuidado y preocupación, ya que con ellos, niños y niñas logran sentirse valorados y apoyados en sus desafíos escolares. La familia y el colegio son socios en la formación de cada uno de ellos. Las formas de apoyar y comprometerse son muchas, todas cotidianas y relevantes: asistir a las reuniones de padres y apoderados, conocer los resultados del colegio en pruebas como el SIMCE y la PSU, mantenerse informados de los progresos y dificultades escolares de sus hijos e hijas, escucharlos, mostrar interés por sus relatos, valorar sus opiniones y experiencias. Estas son algunas de las tareas que corresponden a la familia.

La guía que se entrega con esta carta pretende ser una ayuda en este compromiso y, por ello, contiene información sobre cómo sus hijos e hijas progresarán durante Tercero y Cuarto Básico, detallando los aprendizajes esperados para cada uno de los cursos en lectura, escritura y matemática. Además, ofrece una selección de textos para que ustedes los compartan con sus hijos, y así aprendan y disfruten leyendo juntos. Esta es una guía para que sus hijos cuenten con ustedes y para que ustedes sepan que cuentan con nosotros.

Afectuosamente,

Joaquín Lavín Infante Ministro de Educación

6

Aprender a leer, escribir y calcular

Todos los niños y niñas tienen muchas similitudes y muchas diferencias al mismo tiempo. Por ejemplo, tienen ritmos de aprendizaje distintos: más rápidos o más lentos, pero TODOS pueden aprender. Cuando su hija o hijo ingresa a la escuela, ya sabe mucho acerca de su familia, del lugar donde vive y del mundo que lo rodea. Tiene gustos y preferencias; por ejemplo, a su hija le gustan los números y el dibujo, pero su hijo prefiere la lectura y la música. En la escuela se inician algunos de los aprendizajes más importantes, porque son conocimientos que permiten acceder a todos los demás: saber leer, escribir y calcular. Ustedes, -madres, padres, abuelas, abuelos, hermanas y hermanos- pueden apoyar a niñas y niños a aprender día a día en un ambiente de cariño y de alegría por sus avances.

7

Lo primero es hablar y escuchar
Cada ser humano necesita comunicarse desde que nace. En el hogar aprendemos a hablar y escuchar, y así podemos conocernos mejor a nosotros mismos y a otros, entender el mundo que nos rodea y desarrollar el pensamiento. Las conversaciones y lecturas familiares permiten a los más pequeños ir conociendo el mundo de las palabras y los números, y entendiendo cada vez mejor sus significados y sus relaciones. Cuando usted conversa con su hija o hijo, escucha y responde con afecto y respeto sus preguntas, ideas y opiniones, estará ayudando a que sus futuros aprendizajes escolares sean mejores. Conversar es una de las actividades más importantes para la comunicación, la comprensión y la activación y enriquecimiento del pensamiento, en una etapa en que es fundamental “aprender a aprender”.

8

Luego… aprendemos a leer y escribir
Aprender a leer y escribir son dos aprendizajes fundamentales, porque a través de ellos continuamos aprendiendo no solo nuestro propio lenguaje, sino la ciencia, la historia, la matemática, la literatura, el arte y muchos otros conocimientos importantes para cada persona y para nuestra sociedad. Las imágenes, palabras, números y signos matemáticos, que encontramos en folletos publicitarios, revistas, diarios, cuentas de servicios, textos escolares o libros de cuentos, son puertas de entrada a la lectura y a la escritura, y permiten descubrir que hablar y escuchar, y leer y escribir, son como las dos caras de una moneda. Disfrutar en familia de las ilustraciones, de lecturas variadas, buscar información sobre plantas, animales, insectos; calcular cuánto dinero se necesita para comprar un helado para cada persona, son actividades que nos ayudan a entender de manera práctica por qué la lectura y la escritura son necesarias para la vida. Saber leer significa poder descifrar correctamente las palabras escritas y comprender el significado de esas palabras, primero en textos breves y, a medida que se avanza a niveles más altos, en textos más extensos, literarios (cuentos) y no literarios (noticias, recetas).
9

Saber escribir significa hacer las letras correctamente para formar palabras, y crear nuevos textos para ser leídos por quien escribe o por otras personas. También, conocer y utilizar los signos y símbolos propios de nuestro idioma, como letras mayúsculas y minúsculas, acentos, signos de puntuación (coma, punto y coma, dos puntos, punto seguido y aparte, comillas, interrogativos, exclamativos), signos y símbolos del mundo de la matemática, como + (suma o adición), - (resta o sustracción), etc. La mayoría de las personas aprende a leer y a escribir en la escuela, con su profesora o profesor, pero también es clave el apoyo de la familia, ya que así se multiplican las oportunidades para aprender y se responde de mejor manera a las inquietudes e intereses particulares de nuestros hijos e hijas.

10

Aprender Matemática
Cada día, en el hogar, la escuela o el trabajo, debemos realizar variados cálculos matemáticos (mentales o escritos) para solucionar temas o problemas que nos preocupan. Por ejemplo, revisar un vuelto, medir ingredientes de una receta, comparar precios, medir y cortar, calcular el gasto semanal en locomoción, ubicarnos en un plano para encontrar un lugar. El lenguaje de la matemática utiliza números, figuras, signos y símbolos, los que permiten resolver problemas. La lectura y la escritura también están presentes en la matemática, porque primero hay que leer los problemas para entenderlos y luego, escribir y desarrollar los pasos utilizados para encontrar las soluciones. El aprendizaje de la matemática, como todo aprendizaje, es un proceso gradual, ya que los nuevos conocimientos se apoyan en los anteriores. Por esa razón, primero se aprenden los números hasta el 10, porque esa es la base para aprender los siguientes y sus combinaciones. En el hogar existen muchas oportunidades para aprender y desarrollar los conocimientos matemáticos básicos. Por ejemplo, saber la hora de un programa favorito y calcular cuánto tiempo falta para verlo; contar en un calendario en

11

cuántos días más será un cumpleaños; comprar los ingredientes para hacer un postre; observar el entorno e identificar figuras geométricas que están presentes en variados objetos cuyas formas nos recuerdan círculos, triángulos, cuadrados, rectángulos, rombos. Para ayudar a sus niñas y niños a aprender matemática, invítelos a jugar con números y formas, y a plantearse preguntas y problemas que los hagan pensar y encontrar soluciones.

12

guÍa De aPrenDiZaJes matemática

13

Si su hija o hijo está terminando 3o Básico
Trabaja con números hasta 1.000.000:
• Lee y escribe números; interpreta la información que proporcionan y los utiliza para comunicar información. • Forma números, por ejemplo, componiéndolos mediante sumas, restas multiplicaciones y divisiones (25 como 100:4; 500 como 900-400). • Compone cantidades de dinero, escribe el número que representan y asocian cada una de las cifras con una moneda o billete del sistema monetario nacional (2.457 con 2 billetes de 1000, 4 monedas de 100, 5 monedas de 10 y 7 monedas de un peso) • Realiza cálculo mental y escrito de sumas, restas, multiplicaciones y divisiones. • Resuelve problemas combinados de adición y sustracción (Rosa retira del cajero automático $17.000, paga $5.000 de la cuenta de la luz y le da a su hijo Raúl $2.000. ¿Cuánto dinero le queda a Rosa?). También, problemas de multiplicación y división. • Registra e interpreta información representada en tablas simples. • Estima cantidades de objetos y medidas (longitud y peso). Confirma su estimación contando, midiendo o calculando. • Explora y caracteriza diversas formas geométricas (pirámides, cilindros, conos), en base a número de vértices, caras y aristas.

14

Entonces, usted puede: 
Jugar a leer, escribir y formar números de 4 y 5 cifras.  Jugar al almacén (comprar, vender, dar vuelto) utilizando monedas y billetes de fantasía.  Jugar en familia al Monopolio, Metrópolis o La gran ciudad, que utilizan números de 4 y 5 cifras.  Ayudarlo a comprender informaciones provenientes de tablas y gráficos, a extraer información de ellos y a buscar información que no está explícita.  Plantearle problemas de adición, sustracción, multiplicación y división y hacerlo partícipe en la solución de problemas cotidianos (¿Cuánto vuelto nos deben dar al pagar $1.400 de pan con $2.000?).  Jugar a calcular mentalmente sumas, restas, multiplicaciones y divisiones (por ejemplo 128:4 como 120:4= 30, 8:4=2 y, 30+2 es 32).  Construir formas geométricas utilizando otras. Por ejemplo, construir un cilindro con tubos de cartón; usar trozos de madera o cajas de cartón para formar cuadrados, rectángulos u otras formas.  Comparar y describir prismas y pirámides. Dibujarlos desde diferentes posiciones.

Utilice diarios y revi stas, porque encontrará muc hos números y cantidades út iles para jugar y aprender.
15

Si su hija o hijo está terminando 4º Básico
Trabaja con números hasta 1.000.000:
• Lee, escribe, forma números, los ordena y representa en tramos de rectas numéricas. • Interpreta y comunica información haciendo uso de los números. • Lee, escribe y comprende el significado de fracciones simples (¼, ¾, ½). • Realiza multiplicaciones y divisiones y efectúa cálculo mental y escrito. • Resuelve problemas combinados de sumas, restas, multiplicaciones y divisiones; explica con sus palabras, identifica la pregunta, anticipa resultados y propone caminos de solución. • Interpreta y obtiene información proveniente de tablas y gráficos. • Establece relaciones entre diversas unidades de medida. De longitud (kilómetro, metro, centímetro); de tiempo (años, meses, semanas, días, horas, minutos, segundos) y las utiliza en la resolución de problemas. • Compara formas geométricas, cilindros y conos con prismas rectos y pirámides.

os a organizar ude a niñas y niñ Ay estudiar, hacer l tiempo para e ir con la jugar y compart tareas, e su edad. y con personas d familia
16

Entonces, usted puede: 
Buscar números en diarios, revistas, propagandas y conversar acerca de la información que contienen; por ejemplo, un televisor cuesta $120.000. Si se compra en tres cuotas sin interés, ¿a cuánto dinero equivale cada cuota?  Utilizar información conocida para interpretarla y tomar decisiones; por ejemplo, analizar el gráfico de barras de la cuenta del agua con información del consumo y tomar decisiones para ahorrar.  Ayudarle a entender tablas con información útil. Por ejemplo, ver la cuenta del agua y fijarse en el gasto de los últimos meses.  Plantearle problemas de adición, sustracción, multiplicación y división y combinación de ellos, relacionados con situaciones cotidianas; por ejemplo, ¿cuánto hay que pagar por 4 jugos a $250 y un yogur de $350?  Aprovechar situaciones en que se troza en partes iguales un queque, una pizza, una manzana, etc., para conversar del significado de fracciones como ¼, ¾, ½.  Ayudarle a establecer relaciones entre las formas de objetos del entorno y formas geométricas. Por ejemplo, pelotas, tarros, envases de cartón, trozos de madera.  Analizar, caracterizar y comparar diversos objetos de la realidad, cuyas formas son semejantes a prismas (caja de fósforos), cilindros (tarro en conserva), conos y pirámides.

17

18

guÍa De aPrenDiZaJes Lengua je

19

Si su hija o hijo está terminando 3º Básico
• • • • • • • Lee textos más largos, como cuentos sencillos y partes de novelas infantiles. Descubre el significado de una palabra que no conoce, a partir de las otras palabras del texto. Lee con distintos propósitos (entretenerse, investigar, informarse…). Escribe con letra clara textos literarios sencillos (poemas, cuentos) o no literarios (noticias,afiches), con diferentes propósitos. Identifica las ideas más importantes de los textos que lee. Saca conclusiones y opina acerca de lo que lee. Escribe respetando algunas normas ortográficas básicas (punto seguido y aparte, signos de interrogación y exclamación).

y una Si en la escuela ha le que biblioteca, es posib o para pueda pedir un libr in de leer en casa el f semana.

20

Entonces, usted puede: 
Tener en casa o pedir en la biblioteca de la escuela o de la comuna, algunos libros de cuentos o poemas para leer en familia.  Ayudarle a entender y buscar en un diccionario el significado de palabras nuevas y pedir que las use en otras oraciones.  Pedir que describa algunas características de personajes.  Pedir que busque en un mapa un país, una ciudad, una calle.  Pedir que escriba una lista de compra, una invitación, una carta.  Pedir que revise lo que escribió para ver si están los acentos, las mayúsculas, los signos de puntuación que correspondan.  Utilizar diarios y revistas paar leer noticias, observar ilustraciones, recortar una lámina o un artículo interesante.

Dedique algunos momentos para que cada persona cuente qué leyó, una anécdota divertida o una tarea interesante.

Pregunte siempre có mo le fue y escuche lo qu e le cuenta, sin interrum pir ni criticar.

21

Si su hija o hijo está terminando 4º básico
• Lee textos cada vez más largos, como cuentos, novelas para niños, etc. Reconoce las ideas más importantes y también los detalles de lo leído. Lee por iniciativa propia diversos textos de su interés y comparte los conocimientos que adquiere a través de la lectura. Reconoce emociones y valores de los personajes de los textos que lee. Demuestra su comprensión de lo que lee a través de expresiones artísticas (dibujos, obras de teatro, etc.) y comenta sus lecturas con otros. Escribe textos de varios párrafos de manera clara y comprensible para otros.

• •

s diarios ique 10 minuto Ded voz lectura en a la s, textos a de noticia alt Será un arios u otros. liter r grato y omento familia m entretenido.

22

Entonces, usted puede: 
Leer en voz alta cuentos, capítulos de novelas, noticias del diario, y pedirle que, a su vez, lea en voz alta a una hermana menor u otro familiar.  Comentar sobre sus lecturas, autores y personajes: cuáles le han interesado más y por qué.  Comentar sobre algunas emociones y valores de algún personaje. Motivar la expresión de sus pensamientos y opiniones sobre el tema.

En la biblioteca que está cerca de su casa o de la escuela hay libro s entretenidos para lo s niños y para usted.
¡Recuerde que en muchas bibliotecas hay c omputadores e Internet!

23

24

Contando nuestro País

Para Leer Y aPrenDer

25

¿Sabías que en el norte están las momias más antiguas del mundo?
Tienen más de 7.000 años, mucho más que las momias egipcias.

Las momias Chinchorro pertenecen a un pueblo de pescadores y cazadores que vivía en la costa, entre el sur del Perú y norte de Chile. Tienen el nombre de una playa de Arica, porque allí fueron encontrados sus restos arqueológicos.

¡Hacían anzuelos para pescar con espinas de cactus!

Si vives en Arica o vas de paseo, puedes visitar con tu familia el Museo de San Miguel de Azapa.
26

Comenzamos en el

norte

Seguramente han visto mapas donde nuestro país se ve muy largo y angosto, característica que hace que tengamos una geografía muy variada. Eso quiere decir que a lo largo y ancho, de norte a sur y de este a oeste, tenemos una gran variedad de climas, de fauna típica (guanaco, huemul, pudú, chinchilla, loco) y de flora típica (tamarugo, palma chilena, araucaria, roble). En el Norte tenemos el desierto de Atacama; minerales como el cobre; oasis fértiles donde un poco de agua hace crecer todo tipo de vegetación; riquezas arqueológicas conservadas gracias al clima seco. En él han vivido y viven pueblos originarios como los atacameño, diaguita, aymara, quechua, kolla.

27

En este viaje por el país, queremos que disfruten leyendo algunos cuentos escritos por niñas y niños que estudiaron o estudian en las mismas escuelas en que ahora están ustedes. Como estamos en el Norte, los invitamos a leer Cómo llegó la quinua a la Tierra, un alimento que tiene muchas proteínas y que se da en zonas del altiplano, pero también en otras partes de Chile, ya que también los campesinos de la zona central llevaban harina de quinua para alimentarse en viajes más largos. El cuento El gallo y el pucu - pucu nos muestra dos animales que se pelean por cuál de ellos tiene derecho a despertar a los seres humanos, hasta que un juez da su veredicto. Podrán aprender algunas palabras de la lengua aymara y empezar a hacer un diccionario.

l os cuál de? na n ¿Adivi males ganó ani

28

Y el relato Los huesos que querían caer nos va a dar un poco de ¡MIEDO! Pero también nos enseña a cumplir nuestra palabra, porque así seremos recompensados, como le pasó a don Pablo. ¡Cada uno de ustedes puede recordar historias que les han contado sus familiares! También, crear cuentos, poemas, adivinanzas. Si los escriben en un cuaderno, podrán leerlos en familia cuando estén en casa, en esos días de frío o de lluvia.

29

Cómo llegó la quinua a la tierra
Karmina Jara Trency1

H

ace mucho tiempo, muy cerca de la cordillera, estaba el astuto achalari (zorro), que en ese momento no era tan astuto, porque tenía mucha hambre y no podía encontrar nada que calmara su inquieto estómago.

1. 13 años, 8º Básico, Liceo Integrado C-3, Putre, XV Región. Me lo contó mi abuelito, MINEDUC, 2005.

30

Sin que el achalari se diera cuenta, un kunturi (cóndor) se le acercó y le preguntó: -¿Qué le pasa, amigo? El achalari, al escucharlo, dio un salto y le dijo: -Oiga, no me asuste así, amigo. Lo que pasa es que estoy muerto de hambre y no hay nada para comer en esta pampa. -No se preocupe, amigo, yo tengo una idea para que usted coma de lo lindo, –dijo el kunturi. -¿Qué, qué? ¡Lárguela! –dijo el achalari. -Hoy, en las quinayas (nubes) se hará una gran fiesta de kunturis, allí tendremos k’usa (quinua)… -¿Qué es eso? –preguntó el achalari. -Es lo que llamamos el alimento de los dioses, porque con la k’usa se puede hacer de todo: harina, cereal, sopa, etc. Y además, es deliciosa con leche. -Amigo, no me diga nada más y lléveme de una vez para allá. -Espere, amigo, no es tan fácil. Tiene que disfrazarse de algún pájaro, ya que en el cielo no aceptan a los animales de la tierra. Ellos creen que son raros. -Amigo, no se preocupe. Ya sé cómo, espere aquí un momento. El kunturi esperó y esperó, pero el achalari no volvía.
31

De pronto escuchó un sonido muy raro y se dio cuenta de que era su amigo el achalari, que venía disfrazado de p’isaqa (perdiz). Para poder hacerlo se puso ramas y plumas. El achalari quedó tan chistoso, que cuando el kunturi lo vio se cayó al suelo de la risa y se rió hasta que le dolió la barriga. Cuando se le pasó la risa, se levantó y tomó al achalari de los hombros con sus patas; de esa manera comenzaron a viajar por el cielo hasta llegar al lugar de la fiesta. Al llegar, el kunturi escondió al achalari en la cocina del lugar y luego se fue a bailar. Después de dos horas, el kunturi ya se había olvidado del achalari, que estaba borracho, y muy pero muy panzón de tanto comer k’usa, sin ni siquiera mascarla. La borrachera del achalari provocó que se sacara el disfraz y saliera de su escondite. Cuando los kunturis lo vieron, les dio tanta rabia que lo salieron persiguiendo. Al ver esto, el achalari salió disparado. Después de unos minutos de persecución, el achalari se tropezó y justo antes de caer al vacío, la garra

32

de un kunturi lo alcanzó. De lo hinchado que estaba, reventó y toda la k’usa que tenía en la barriga cayó al suelo. De esa manera llegó la quinua a la Tierra. ¡Gracias a un zorro hambriento, hoy tenemos la posibilidad de comer algo tan rico y nutritivo!

33

el gallo y el pucu – pucu
Edwin Challada Choque2

H

ace muchos años, en el tiempo de los incas, cuando los animales hablaban, un gallo cantaba en su pueblo todas las madrugadas, hasta que un día pasó un pucu-pucu, un pájaro parecido a una paloma, y empezó a cantar a la misma hora. Desde ese momento empezó el gallo a discutirle que él era el que tenía que seguir cantando todas las mañanas, como siempre lo había hecho.

2. 8º Básico, Escuela E-50, Colchane, I Región. Me lo contó mi abuelito, MINEDUC, 2006.

34

El pucu-pucu, muy enojado, dijo que iba a poner una demanda y se fue a un lugar de justicia y le explicó al juez que el gallo no lo dejaba cantar. Entonces el juez mandó a buscar al gallo, y como este se vino caminando, se demoró un mes en llegar. El juez les pidió que le explicaran la situación. El gallo le dijo: –Yo canto a las cuatro de la mañana y el pucu-pucu me copió. –Eso es mentira, yo canto a las cuatro, –dijo el pucupucu.

35

Empezaron a gritarse y el juez les dijo: –Haremos lo siguiente, el que cante a las cuatro de la mañana en punto, seguirá cantando a esa hora y para siempre. Mientras, el juez mandó a hacer dos hornos de barro, uno para el gallo y otro para el pucu-pucu. Los llamó a los dos y les dijo que esa noche tenían que dormir ahí y cantar a las cuatro de la mañana. El que lo hiciera justo a esa hora, ganaría el conflicto. Los dos se durmieron temprano y el juez despertó a las doce de la noche. El pucu-pucu también despertó a esa hora y desde ahí en adelante cantó y cantó sin parar, hasta que a las tres y cuarto de la mañana ya no pudo más y dejó de cantar. El juez miró su reloj y al rato, a las cuatro justas, despertó el gallo y aleteando sus alas cantó un fuerte cocorocó. El juez entonces dijo: –Soy testigo de que el gallo cantó a la hora indicada, por tanto él ganó este conflicto; desde este momento el gallo cantará siempre a las cuatro de la mañana y el pucu-pucu puede cantar cuando quiera y a la hora que quiera, siempre que no sea a las cuatro de la madrugada. He dicho. Y es así como el gallo se ganó el derecho a despertar a los hombres a esa hora y para siempre.

36

El pucu-pucu es un pájaro parecido a la paloma mensajera, de color café y gris. Vive en la puna y en el altiplano de Perú, Bolivia y Chile. También se escribe puku puku.

37

Jael Brito Muñoz3

Los huesos que querían caer

abía una vez en la Cuarta Región, en un pueblo muy pequeño llamado Los Clonquis, ubicado en la comuna de Monte Patria, un caballero vendedor de leña llamado Pablo de Corvas. Un día iba rezongando por su poca ganancia con la leña y de lejos divisó a su compadre Carlos Aguilera, y se dio cuenta de que también venía muy enojado. Cuando estaba cerca, le preguntó: -¿Qué le pasa, compadre? -¡Es que no hallo a quién venderle mis cabras! -Véndamelas a mí, compadre, yo se las compro, -dijo don Pablo, sin dudar.

H

3. 11 años, 6º Básico, Coquimbo, IV Región. Me lo contó mi abuelito, MINEDUC, 2006

38

Así que se las vendió y don Pablo comenzó a subir a Las Chilcas, que es una planicie con pasto para las cabras. Un día se equivocó de camino y lo pilló la noche justo en una majada abandonada. ¡Qué buena suerte, una majada para pasar la noche! Juntó leña y sacó fósforos del bolso, encendió fuego y se abrigó. De repente escuchó: -¡Caigo, caigo…! Armándose de valor, dijo: -Caigan, si quieren caer. Del techo cayó un montón de huesos. Él los amontonó, se sentó encima de ellos y escuchó: -¡Entiérrame, entiérrame…!
39

-¿Y qué me darán a cambio de que los entierre? –dijo, mirando los huesos. -Anda detrás de la puerta de la majada y desentierra una lata; allí dentro hay cincuenta monedas de oro. El arriero corrió feliz y echó en un saco los huesos. Pescó sus cosas, bajó al cementerio y los enterró. Después, se fue feliz al pueblo a cambiar las monedas por dinero. Así don Pablo de Corvas se volvió rico y nunca más rezongó por su poca ganancia. Una majada es un lugar donde se guarda el ganado en la noche y también los pastores. Generalmente están hechas de piedra.
40

¡Puedes investigar si hay majadas donde tú vives!

Llegamos al

Centro del País

Es la zona de los grandes valles que se extienden entre la cordillera y el mar. Están regados por numerosos ríos que los cruzan, como el Aconcagua, el Mapocho, el Maipo, el Teno, el Maule, el Mataquito, el Claro y muchos otros que ustedes pueden descubrir en un mapa. En los valles se cultivan variados productos agrícolas, como trigo, maíz, legumbres; hay viñas grandes y pequeñas, parronales, frutales, cereales, horticultura. También, ganadería, especialmente vacunos, y grandes plantaciones forestales para madera y celulosa.

41

Ahora que estamos al medio de Chile, recuerden que desde el norte hasta el sur se extienden la Cordillera de la Costa y la Cordillera de los Andes. La Cordillera de la Costa se llama así, porque está cerca del mar. Su altura va disminuyendo hacia el sur, hasta que desaparece en la zona de los canales. La Cordillera de los Andes, con sus nieves eternas, tiene montañas de casi 7.000 metros de altura.

El Océano Pacífico toca con sus olas toda la costa, y nos entrega una gran variedad de peces, mariscos y algas.

42

¿Sabes en qué se parecen y en qué se diferencian Océanos y Mares?
Los dos son masas de agua en permanente movimiento, pero los océanos rodean los continentes, son muy grandes y muy profundos. Los mares son de menor tamaño y menor profundidad.

¡Puedes buscar en un mapa o un atlas geográfico los nombres de algunos mares y océanos!

43

Ahora van a disfrutar de historias escritas también por niños y niñas, que nos hablan de realidades y tradiciones de algunas de las regiones centrales. La manzana amarilla tiene como personajes algunas de las frutas que abundan en estas zonas, que tienen sentimientos y viven aventuras; en El peuchen, un animal que es parte de las tradiciones de muchos lugares de Chile, vemos el ingenio de los habitantes para engañar a este terrible animal y matarlo; y Gramillín, nos cuenta de un campesino que trabaja en el fundo de un rey, y que tiene que superar varias pruebas peligrosas.

44

La manzana amarilla
Elizabeth Fuentes4

ra una manzana muy amarilla, tenía ojos grandes y un palito adornaba su cabeza. Ella siempre salía a jugar, pero era solitaria, solo la acompañaba el pepino. Un día como todos, quería jugar y fue donde su amigo, pero lo encontró enfermo. La manzana se sentía triste y abandonada, pero cuando iba por la viña, vio una rama de uvas y una de naranjas.
4. 7º Básico, Chillán, VIII Región. Historias de mi niñez y otros cuentos. Niños escritores de las 900 Escuelas, MINEDUC, 2000.

e

45

–¡Oye, tú! ¿Eres naranja? –le dijeron. –¡No sé! –respondió la tímida manzana. –¿Quieres jugar con nosotras? –preguntó la uva, risueña. –Juguemos a las escondidas. Ustedes se esconden y yo cuento –dijo la manzana.

46

Empezó la búsqueda y cuando iba rumbo al escondite de una cueva, al entrar escuchó el sonido de los gusanos. Su nueva amiga, la uva, fue en su ayuda al oírla gritar, pues era perseguida por voraces gusanos. Buscó más ayuda entre los melones y sandías, quienes aplastaron a los malvados gusanos. La uva corría y corría en busca de protección para la manzana, y en su camino encontró al señor pepino, que traía una antorcha entre sus zarcillos. Prendió una fogata y los gusanos huyeron chillando del lugar. Y los amigos fueron unidos para siempre.

47

gramillín
Felipe Zapata Gómez5

n día mi abuelito me contó este cuento. Gramillín trabajaba en el fundo de un rey que se llevaba muy mal con su vecina bruja, que vivía con su hija. Los trabajadores le tenían mala a Gramillín. Un día se pusieron de acuerdo para decirle al rey que Gramillín había dicho que era capaz de robarle la colcha de oro a la bruja. El rey, al saber esta noticia, llamó a Gramillín para pedirle que fuera a buscar la colcha de oro. Gramillín le dijo que eso era mentira, pero el rey se enojó y le dijo: -Si no vas, morirás.
5. 11 año, 6º Básico, Escuela F-70 Monte Olimpo, Trehuaco. Me lo contó mi abuelito. MINEDUC, 2008.

u

48

Gramillín lloró mucho. Luego decidió ir donde la bruja a sacar la colcha de oro a la hora de la siesta, cuando la bruja estaba durmiendo. Se subió despacito a la cama a sacar la colcha de oro.

49

La bruja, entre sueños, decía: -Parece que anda un ratón, ya que algo suena. Después de un rato, Gramillín logró sacar la colcha de oro y se fue corriendo donde el rey. La bruja lo vio de lejos y le gritó: -¡Te voy a hechizar! Pero Gramillín corrió rápido y llegó donde estaba el rey, que quedó muy contento. Los trabajadores no podían creer que había logrado traer la colcha de oro. Días después, idearon un nuevo plan. Ahora, Gramillín tenía que robarle a la bruja una lamparita de oro que alumbraba más de una legua. El rey nuevamente mandó a buscar a Gramillín para pedirle que cumpliera lo que los trabajadores le habían contado. Gramillín lloró y lloró, pero tuvo que ir, ya que de lo contrario moriría. Con su astucia, nuevamente logró sacar la lamparita de oro de la bruja, Esta quedó enfurecida y le gritó: -Te convertiré en rana, muchacho Gramillín. Los trabajadores, al ver que Gramillín había logrado superar esa prueba, no le inventaron más trampas. Gramillín trabajó muy contento y vivió feliz en el fundo del rey.

50

51

Alexis Rivera Carrasco6

el peuchen

L

o que contaré a continuación sucedió aproximadamente en el año 1905, en el famoso fundo Las Cruces.

Dice mi abuelo que en ese fundo había un viejo roble chorreado con sangre. La gente que por ahí vivía o pasaba, no sabía de qué se trataba. Paralelo a esto, comenzaron a darse cuenta de que los animales estaban muriendo por circunstancias muy extrañas. Había toda clase de animales muertos, pero lo realmente similar era que todos estaban sin sangre. Ustedes se deben estar preguntando quién era el Peuchen. Por lo que mi abuelo me contó, era una especie de culebra con alas, que vivía en el tronco del roble ensangrentado.

6. 11 años, 4º Básico, Escuela Rural G-357 El Avellano, Yungay, VIII Región. Me lo contó mi abuelito, MINEDUC, 2006.

52

Como es sabido, en todos los sectores rurales existen personas antiguas que lo saben todo. Doña Matilde había hecho una conversa acerca del Peuchen. Cuando los campesinos la escucharon, decidieron ir en busca de este extraño y malvado ser. Para ello acordaron botar el roble para así dar muerte al Peuchen. Sin embargo, no era tan simple como se veía: había un gran problema. Cada vez que alguien se acercaba al roble, el Peuchen le chupaba la sangre, lo que inevitablemente ponía en peligro a los hombres. Entonces, el grupo de campesinos acordó lo siguiente. Todos los que fueran a tan valiente hazaña debían hacerlo ebrios, ya que de esta forma, cuando el Peuchen bebiera la sangre, también bebería gran cantidad de alcohol. Fueron turnándose de uno en uno; con hacha en mano, le daban apresuradamente al roble, hasta que por fin lograron botar el árbol y ahí por primera vez lograron ver a tan temida criatura.
53

El Peuchen intentó huir, pero como al chupar sangre, también chupó alcohol, en su esfuerzo por volar, sus alas no le respondieron y fue contra el suelo. Entonces, los hombres aprovecharon la ocasión y lo mataron dándole fuertes palos. Con el Peuchen ya muerto, los animales estarían a salvo para siempre. El roble aún continúa sobre el suelo, como una señal de lo que ocurrió, formando una gran mancha roja que ni el agua ha podido borrar.
54

¡Por fin llegamos al

sur!

En el Sur encontramos grandes ríos, como el Biobío y el Baker, bosques inmensos, volcanes, lagos, islas grandes y pequeñas; y aún más al sur, los hielos de la Antártica. Es una zona donde hay mucho ganado ovino (ovejas, cordero), bovino (vacas); grandes extensiones de bosque nativo (araucarias, alerces) y plantaciones de forraje para animales. También, una producción pesquera importante.

¿Sabías que la Antártica es un continente?
En ese continente se encuentra el Territorio Chileno Antártico. Entre algunos de sus pueblos originarios están los mapuche, los kaweskar o alacalufe, los selknam u ona, los fueguino. En Internet puedes encontrar mucha información acerca de estos pueblos, para conocer su cultura, costumbres, creencias, leyendas y muchas cosas más.
55

¡a jugar en familia!
Elijan diferentes letras y busquen ríos, ciudades, plantas o árboles que empiecen con la misma letra. Recuerda que los nombres de personas, de ríos, de ciudades, se escriben con mayúscula. En una hoja de papel puedes copiar este cuadro y jugar muchas veces, cambiando las letras y agregando, por ejemplo, nombres de personas, animales y lo que tú quieras.

lEtRA PlAntA /áRbol A M R araucaria

Río

cIUDAD Melipilla

Rapel

56

Los cuentos que vas a leer ahora te van a mostrar otra realidad. La fiesta de la trilla nos cuenta cómo es la cosecha del trigo; es posible que donde tú vives todavía se realicen trillas con yeguas. El relato de Los dioses tehuelches nos cuenta de Magallanes y de antiguos dioses del pueblo tehuelche, que aún viven en esa zona, ocultos en los fuertes vientos que soplan sin cesar. Finalmente, Mi abuelito me contó sobre Caleta Tortel nos muestra que muchos habitantes de nuestro país viven en lugares aislados, a los que solo se puede llegar después de recorrer grandes distancias en buses, lanchas, botes, avionetas, etc. Hay islas donde solo podrían estar una o dos personas. ¿Te imaginas cómo sería vivir en una de esas islas?

57

La fiesta de la trilla
Lucas Fardella Castillo7

C

uenta mi abuelito que en el sur de Chile, en la Novena Región, en un lugar llamado Huaqui, se trillaba mucho trigo hace ya varios años. Muy temprano se levantaba don Candia, el maestro fogonero del locomóvil, para encender el fuego. Una vez calientes las calderas, el locomóvil bufaba como un toro, listo para empezar la faena diaria de aquellos hermosos días de verano. Don Candia preparaba y colocaba todas las correas de la trilladora y la gran correa que la unía con el locomóvil. Tocaba un pito estridente que se escuchaba por todas las hondonadas, bosques y quebradas.

7. Tercero Básico, 8 años, Escuela San Jorge de Romeral, Molina, VII Región. Me lo contó mi abuelito, MINEDUC, 2006

58

¡ Dato i nt e r e s a nt e !
El locomóvil era una locomotora a vapor, con grandes ruedas, que se ocupaba para varias funciones, especialmente en trabajos agrícolas.

Busca en Internet escribiendo la palabra ‘locomóvil’ y te vas a sorprender de las maravillosas máquinas que verás.
59

Empezaban a llegar las carretas con las doradas gavillas y se iniciaba la fiesta de la trilla, que duraba todo el verano. Lentamente, como un tren, partía el locomóvil, anclado bien firme al suelo, humeante de vapor y chorreando aceite por todos lados, y haciendo girar la polea que daba movimiento a los harneros y todas las poleas necesarias de la trilladora para que se desgranara el dorado trigo. Para todos los habitantes del sector ese era el momento culminante de un año de trabajo. Por eso todos estaban felices y lo celebraban con chicha de manzana. Dos hombres tiraban las gavillas de la carreta a la “máquina de planta” y allí un hábil “cilindrero” las esparcía para que la garganta de fierro se las tragara. Después de un recorrido entre harneros, polvo, paja y viento, iba saliendo el fruto de la tierra; lo guardaban en sacos de cáñamo, los cosían e iban dejándolos en sus carretas. Una hélice muy grande expulsaba la paja por un largo cañón, la que se amontonaba en “muelles”, parecidos a una elevada colina. Ese era el lugar preferido de los niños para jugar.
60

Con gran esfuerzo había que llegar hasta arriba y desde allí deslizarse a gran velocidad por las faldas de esas montañas de paja. Justo al mediodía, don Candia anunciaba las doce con un largo pitazo, y luego de un alto para el almuerzo, con una abundante cazuela de cordero, se seguía la faena, a veces más allá del atardecer. Los que ya habían trillado volvían a sus casas muy contentos, en sus carretas tiradas por robustos bueyes. Allí llevaban el precioso fruto de la tierra, el que les daba el pan para un nuevo año de trabajo y esfuerzo.
61

Pablo Pérez Caruncho8

Los dioses tehuelches

H

ace muchos siglos, en la Patagonia chilena, escondidos entre los árboles de lenga, vivían tres parejas de gigantes, con poderes sobrenaturales. Eran los dioses de los tehuelches: Viento y Fauna, Sol y Flora e Invernal y Lluvia. Vivían muy felices en los bosques, comiendo calafate en primavera y ñandúes, zorros, guanacos y algunos pájaros en verano.

8. 13 años, 7º Básico, Escuela G-35 Diego Portales, Laguna Blanca, XII Región. Me lo contó mi abuelito, MINEDUC, 1999.

62

Mientras, cada treinta amaneceres, los tehuelches les llevaban alguna ofrenda alimenticia, con las cuales los gigantes les proporcionaban el clima que quisieran. Dentro de la tribu vivía un malvado hechicero llamado Gultidan, que significaba “Caballero de la muerte”, y que pretendía ser el jefe de la tribu luego de matar a los dioses.

63

El día en que llevaban el alimento a los gigantes, el hechicero le agregó un extraño líquido negro, diciendo que era un nuevo condimento. Pero era un veneno que causaría la muerte a quien lo consumiera. Les llevaron el alimento a los gigantes; la primera en probar fue Fauna, quien devoró un guanaco al instante, pero después de cinco segundos, la gigante cayó muerta, derribando un árbol y aplastando a cinco de los diez tehuelches. Viento, el esposo de Fauna, se enfureció hasta causar una tormenta y tomó a los otros cinco tehuelches, apretándolos hasta reventarlos. Sol e Invernal se enojaron con Viento por lo sucedido, y Flora y Lluvia con ellos. Finalmente, optaron por separarse cada uno por su lado. Sol se fue a un planeta vacío en el espacio y lo convirtió en una inmensa bola de fuego, que derritió la zona de la capa de ozono que cubría la actual XII Región. Flora se escondió en una inmensa cueva subterránea para invernar y salir en primavera. Invernal cubrió todo el lugar con nieve y hielo y se quedó ahí, esperando que terminara el invierno; por su parte, Lluvia se quedó dormida en una nube. Viento, encolerizado, buscó al asesino de Fauna, quien al enterarse de lo ocurrido se quitó la vida bebiendo del mismo veneno, para evitar las torturas a las que sería sometido por Viento.
64

Debido a que el gigante todavía busca al asesino de su esposa, es que hoy en día es tan fuerte el viento en Magallanes.
65

mi abuelo me contó sobre Caleta tortel
Alejandra Sanhueza Montecinos9

t

odo empezó cuando estábamos jugando a quién decía más pueblos, y mi abuelo dijo ¡Caleta Tortel! -¿Dónde queda ese pueblo? –le pregunté. -En el sur, en la undécima región –me respondió.

Y aquí comienza la historia. Mi abuelo me dijo que primero uno sale del Terminal de Buses de Concepción a Puerto Montt, luego va al aeropuerto del Tepual donde toma el avión a Balmaceda, y luego un bus a Coyhaique, y al otro día nuevamente en bus a Cochrane, y toma el bus camino a Puerto Vagabundo, y cuando uno sale de Cochrane hay un cerro muy grande y más allá hay una cascada muy pequeña.
9. 10 años, 4º Básico, Escuela Teniente Hernán Merino Correa, XI Región. Me lo contó mi abuelito, MINEDUC – MINAGRI – FUCOA 2002.

66

El viaje desde ahí demora tres horas, y hay árboles muy grandes y otros medianos, son bosques inmensos y hermosos. En el verano hay un árbol que se da mucho y no es frutal, pero se lo comen los colibríes. Cuando se llega a Puerto Vagabundo, hay un pequeño muelle, donde llega una pequeña lancha. El señor que la maneja es don Saturnino Casanova, don Tato. Cuando uno se sube a la lancha, se mueve mucho, lo que al principio da mucho miedo. Cuando parte la lancha, hace mucho ruido, pero el viaje es el más hermoso de todo el mundo, hay muchas islas; en las pequeñas caben dos personas y a veces solo una. Los árboles son muy verdes. Cuando pasa por el frente de esos campos grandes, con muchos animales y personas que salen al encuentro de la lancha para saludar, se ve que son personas humildes y muy cariñosas.
67

Cuando uno va llegando a Caleta Tortel, se ve tan pequeño, que parece una cola de puras casas de ciprés. Pero cuando uno llega al muelle, se ve mucha gente, se podría decir que casi todo el pueblo, y también hay un marino esperando y dos carabineros. Al recorrer el pueblo, uno se encuentra con puras escaleras y un poco de espacio para caminar en el plano. Al comienzo es muy cansador, pero luego uno se da cuenta que allá todo va más lento y no hay que apurarse tanto. Cuando fui a conocer la escuela nos demoramos casi media hora y hay una

68

larga escalera. Al mirar hacia atrás se ve precioso: las casas, el agua, las pasarelas. Siguiendo el camino nos encontramos con una posta, es como un hospital chico. El colegio tiene tejuelas por fuera, el techo es de color morado clarito, su forma es tan linda, que nunca había visto un colegio tan precioso. No hay muchos niños, porque el pueblo es chico. También dicen que los niños aprenden muy rápido; los profesores dicen que es porque son pocos y así se les hace más fácil aprender. Las personas se ganan la vida vendiendo leña, la que traen de sus campos en botes, ya que es la única forma de trasladarse. También se ofrecen para cortar leña con sus motosierras. No siempre hay luz, la dan a las 7 de la mañana hasta la 1, y en la tarde desde las 6 hasta las 12 de la noche. Hay un bote que va a la turbina, y es la única forma de llegar ahí, ya sea para cortar o para dar la luz. Los carabineros no trabajan casi nunca con la delincuencia, porque todo es tranquilo, aunque de repente algunos pelean o hay personas borrachas. También ayudan cuando hay incendios, personas perdidas o enfermas, etc. Cuando hay incendios, las personas llegan a ayudar con baldes; los bomberos tienen un bote como medio de transporte y también tocan la sirena a las 12. Al final, mi abuelo me dijo: “Ojalá puedas ir a conocer Caleta Tortel; te podrás dar cuenta que es un paraíso y conocer muchas otras cosas que no te conté”.
69

Observando las aves
Parece increíble, pero en Chile podemos encontrar más de 400 aves, de tamaños, cantos, colores y formas de anidar muy diversos. Hay pájaros muy pequeños, como el picaflor y enormes como el avestruz; pueden hacer sus nidos en la tierra, en árboles, matorrales o roqueríos; algunos, como el búho y el tucúquere viven de noche; la mayoría vuela, pero otras nadan y vuelan. Los pájaros se alimentan de semillas, frutos, lombrices, insectos, peces, mariscos, migas de pan y… ratones. Hay aves que viven en la ciudad, en parques, plazas y jardines; otras solo se encuentran en zonas rurales. Pero donde tú vives podrás observar y conocer hermosos pájaros. Te invitamos a mirar el cielo y los árboles, a escuchar hermosos cantos, a proteger y cuidar a las aves y sus nidos, porque son parte de la naturaleza, igual que tú. En Internet puedes visitar el sitio www.educarchile.cl/ aves y podrás conocer una gran variedad de aves de todo el país, conocer sus características y escuchar sus cantos, todos diferentes y característicos, como si cada una hablara en un lenguaje propio.

70

¿Sabías que

un cóndor puede vivir 50 años y un pato 10 años?

Algunas de las aves más conocidas del país son las siguientes: En el norte: parina grande o flamenco, pato juarjual, tagua gigante, paloma de alas blancas, zorzal negro, cometocino. En la ciudad y jardines: tiuque, tórtola, picaflor, chercán, zorzal, tenca, chincol. En el campo de la zona central: águila, cernícalo, codorniz, queltehue, chuncho, pequén, turca, rara, golondrina chilena, loica, jilguero, diuca. En las playas: el zarapito y variedades de gaviotas. En los humedales: garza, huala, siete colores, pidén y varios tipos de cisnes y patos. En el sur: bandurria, caiquén, torcaza, choroy, concón, carpintero negro, chucao. En la cordillera: cóndor, chorlito cordillerano, tricahue.

71

El archipiélago de Juan Fernández está frente a Valparaíso y tiene un picaflor que es único en el mundo; el picaflor macho es de color rojo y está en peligro de extinción, ya que quedan unos mil ejemplares.

A continuación, unos versos muy divertidos; la primera estrofa fue recogida por el gran investigador de nuestro folclore, Oreste Plath. Nosotros escribimos la segunda y después te toca a ti, con todos los pájaros que conoces.

72

Versos de los pájaros10
Qué harán en mi casa dijo la Torcaza. Se acordarán de mí dijo la Perdiz. ¡Cómo no se han de acordar dijo el Zorzal! No se acuerdan nunca dijo la Turca. Me voy a Curarrehue dijo el Queltehue. Con zapatos de charol dijo el Chincol. Y yo donde mi tío gritó el Pitío. Me dejaste sordo dijo el Tordo. Está muy fría el agua dijo la Tagua. Me llené de pelusas dijo la Lechuza. ¡Y ahora sigues tú!
10. Oreste Plath. Lenguaje de los pájaros chilenos, Ed. Grijalbo, 1995, p. 77.

73

Para aprender más y mejor
Recuerde que el buen trato y la expresión del cariño son fundamentales para despertar en todos los niños y niñas el deseo de aprender y la confianza en las propias capacidades.
Es muy importante: c Escuchar y responder sus preguntas; motivar la expresión de opiniones y conversar cada vez que sea posible de temas de interés, porque eso amplía el vocabulario y estimula el pensamiento de sus hijos e hijas. c Respetar turnos para hablar y escuchar en el grupo familiar; aceptar y respetar ideas diferentes a las propias. c Establecer un horario diario para levantarse y acostarse, así como para aseo personal y alimentación. c Asignar, cuando sea posible, un pequeño espacio donde niños y niñas puedan guardar sus cuadernos, libros y útiles escolares, hacer tareas y estudiar. c Leer en voz alta, por turnos, para el grupo familiar; inscribirse en una biblioteca del sector para contar con mayor variedad de libros, diarios, revistas.
74

c Respetar el tiempo asignado para descansar y hacer otras cosas (jugar, ir a la plaza, escuchar música, ver un programa favorito, hacer un paseo, cuidar una mascota, disfrutar y observar la naturaleza, investigar sobre un tema de interés personal). c Contar con algunos textos básicos, como diccionarios, atlas, libros de cuentos y de poemas; también revistas y diarios. c Promover y desarrollar la capacidad para resolver problemas de manera independiente, de acuerdo a la edad y características individuales. Refuerce de manera positiva cada uno de sus logros y avances; exprésele su cariño y confianza en su capacidad para enfrentar desafíos. Así podrá ir construyendo una autoestima positiva, que le ayudará a resolver y superar muchas dificultades y prejuicios a nivel personal, familiar, escolar, grupal, social, cultural.

Valore todos los esfuerzos e incen tive a su niño o niña a enfrentar los de safíos y buscar soluciones. Aproveche los errores, para conversar de ellos y modif icarlos. De esta manera se aprende mejor y sin temores.

75

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful