Actos humanos: objeto material de la ética.

La conducta del hombre es precisamente el objeto o materia con la cual trabaja la ética y es a la vez también el instrumento o el objeto a través del cual nos realizamos o no nos realizamos; por eso decimos que la ética es la ciencia de la realización a través de sus propios actos. En las manos del hombre y en las de nadie más esta la suerte de su propia vida, la elevación y perfeccionamiento de su persona o la destrucción de ella. El acto humano lo definiríamos como aquel que procede de la voluntad libre y deliberada del hombre, no toda la actividad del hombre es objeto material de la ética, pues sólo es objeto de la moral aquello que procede de la morada del hombre y como ya lo hemos dicho en otras ocasiones, la morada del hombre es su propia estructura. De la moral, como por ejemplo los que el hombre realiza amenazado por fuerzas o temores capaces de violentar su voluntad, no los controla la voluntad, como la circulación de la sangre, la respiración, etc., otros actos que los autores llaman actos del hombre , como los que realizan cuando se está dormido, distraído, etc., como hacer involuntariamente gestos; hay otros actos que son los que el hombre realiza violentado en su voluntad por fuerzas irresistibles, usando de sus facultades, como son la libertad y la razón, e en consecuencia, está obligado a responder totalmente de ellos. El acto humano es también aprender, imaginarse algo, o no querer algo o a alguien, y es acto humano porque en esas operaciones intervienen la inteligencia y la libertad de la persona, no estamos diciendo que son sólo aquellos que pueden ser apreciados o conocidos externamente, ni tampoco aquellos que no se manifiestan al exterior, con entendimiento y voluntad libre. El primer elemento correspondiente al obrar bien de lo que se va a hacer; en otros términos, sólo quien sabe cómo son las cosas puede obrar bien, lo que la gente llama buena intención o buena voluntad no es suficiente, yo no tuve mala intención , pretendiendo con ello justificar el error, pero esto no es razón ninguna para que lo que hicimos malo se convierta en bueno; por eso el conocer lo que se va a hacer es elemento o fundamento primero y principal del acto humano. La disposición de la mente para aprender algo, supone consideración y atención; después viene determinar si es posible y conveniente o no ejecutarlo, además los medios que se van a emplear para la orden de que se realice. El segundo elemento es volitivo. Este se refiere al papel que desempeña la voluntad de ese acto, bien sea queriendo o no queriendo íntimamente, apetito racional , sino que la libertad es como una propiedad de la voluntad, que se encarga de hacer la mejor elección de lo que el entendimiento nos muestra como bueno, como la plena aprobación de lo que la voluntad ha elegido y nos ha hecho querer, ya que hace que su vida sea su propia y única vida y no puede estar exenta del conocimiento, la persona se realiza a través de sus actos propios, que son precisamente los que acabamos de describir, y que la Ética es la ciencia de la realización de la persona.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful