Enzima catalasa

En el organismo existe un sistema de protección antioxidante formado por enzimas y compuestos de bajo peso molecular. Una de las enzimas que interviene en la protección y, en consecuencia, en el mantenimiento del balance oxidante/antioxidante es la catalasa (CAT).

La catalasa es una enzima hemoproteica, que se caracteriza por poseer una estructura tetramérica, en la cual casa subunidad contiene un grupo Hem (Fe+3). Esta presenta en la mayoría de las bacterias aeróbicas estrictas, facultativas y anaeróbicas aerotolerantes.

La catalasa EC 1.11.1.6 s una enzima que se encuentra en organismos vivos y cataliza la descomposición del peróxido de hidrogeno en oxígeno y agua. La catalasa manifiesta actividad de peroxidasa, cataliza la oxidación de sustratos acoplada a la reducción del peróxido de hidrogeno, para formar agua y oxigeno molecular.

el peróxido de hidrogeno es muy toxico para las bacterias. Generalmente los miroorganismos que carecen de citocromos también carecen de catalasa, así la mayoría de las bacerias anaerobias no la poseen (Rodríguez Cavallini, Evelyn, 2005, p 217)

Para Elmer Koneman (2008) El peróxido de hidrogeno se forma como uno de los productos finales de oxidación del metabolismo aerobio e los hidratos de carbono. Si se permite que se acumule, resulta letal para las células bacterianas. La catalasa convierte el peróxido de hidrogeno en agua y oxigeno según la siguiente reacción: 2H2O2 2H2 + O2

La catalasa es una de las enzimas más abundantes en la naturaleza y se encuentra ampliamente distribuida en el organismo humano, aunque su actividad varía en dependencia del tejido; ésta resulta más elevada en el hígado y los riñones, más baja en el tejido conectivo y los epitelios, y prácticamente nulo en el tejido nervioso.

Para José M. Macarulla (1994) La catalasa a nivel celular se localiza en las mitocondrias y peroxisomas, excepto en los eritrocitos, donde se encuentra el citosol. Esta enzima es una metaloproteina tetramerica, cuyo peso molecular se encuentra en el rango de 210-280 kD. Consta de 4 subunidades idénticas que se mantienen unidad por interacciones no covalentes. Cada subunidad contiene un grupo prostético de protoporfirina IX y el contenido protohémico y el hierro representan un 1,1% y 0,09% respectivamente en el peso molecular total de la enzima.

Velocidad de reacción
La velocidad de reacción es la velocidad a la que la reacción procede hacia el equilibrio. Para una reacción catalizada por una enzima, la velocidad es usualmente expresada como la cantidad de producto producido por minuto. La velocidad de reacción esta gobernada por la barrera de energía entre los reactivos y los productos, en general, la energía debe ser añadida a los reactivos para sobrepasar la barrera de energía. Esta energía adicionada se llama energía de activación y es recuperada cuando los reactivos sobrepasan dicha barrera y desciende al nivel de la energía de los productos.

Las enzimas pueden acelerar la velocidad de una reacción. Las enzimas con catalizadores biológicos. Los catalizadores aceleran la velocidad de las reacciones rebajando la barrera de la energía de activación entre los reactivos y los productos. Para observar un diagrama de la barrera de la energía de activación de una reacción no catalizada y de una reacción catalizada.

La temperatura puede tener un efecto importante sobre la actividad de las enzimas y las velocidades de reacción. A bajas temperaturas, el aporte de calor usualmente aumenta la velocidad de una reacción enzimática, porque los reactivos tienes mayor energía y pueden alcanzar l nivel de la energía de activación con mayor facilidad. Sin embargo si la temperatura se eleva demasiado, es posible que se desnaturalice la enzima, provocando la desorganización de sus estructura terciaria y la pérdida de su actividad catalítica. Objetivo Pretendemos medir por medio de un dispositivo casero la velocidad de reacción del oxigeno liberado mediante el experimento de encontrar la enzima catalasa en el hígado al aplicarle agua oxigenada, y mediante varias repeticiones, los datos de cuatro repeticiones serás plasmados mediante tablas y gráficas para poder sacar un resultado llamado tasa de reacción y comprobar el correcto funcionamiento del dispositivo, ayudados de la ecuación de Michaelis-Menten P=x2-x1/y2-y1

Metodología: Material utilizado para la práctica: y y y y y y y y 2 frascos para análisis de orina 40 cm de manguera transparente Plastilina 1 palito de madera Agua 1 jeringa Agua oxigenada Hígado de pollo previamente machacado

Procedimiento: Tomar los frascos de análisis y hacer 2 hoyos en las tapas de ambos de manera que la manguera pueda pasar por ahí. Cortar un pequeño fragmento de la manguera para ponerlo de un frasco a otro y sellar con plastilina las orillas para evitar la filtración o la fuga de gases. En uno de los frascos poner otro fragmento de manguera de 5 cm aproximadamente y sellar de igual manera. En el otro frasco colocar lo que sobra de manguera y sujetarla al palito de madera para mantenerla en forma vertical y marcarle medidas; de igual manera la entrada de la manguera será sellada. Pegar los frascos a una

superficie lisa como una tabla de madera para que no se muevan ni provoquen desniveles en el experimento. Llenar el frasco con la manguera larga de agua y en el otro frasco colocar 10gr de hígado picado.

Modo de funcionamiento: Tomar 10ml de agua oxigenada con la jeringa y meterla en el extremo de la manguera del frasco que contiene el hígado picado, agregar lentamente 2ml de agua. Al agregar el agua oxigenada ésta reaccionara con la enzima catalasa que se encuentra en el hígado de pollo, rompiendo así los enlaces del H2O2 liberándolos en forma de agua (H2O) y oxigeno (O2). Al salir el oxígeno de esta reacción catalizadora buscara una via de escape, y al estar selladas herméticamente las salidas ésta tendera a salir por la manguera que conecta al otro frasco, ahí llegara y creara una presión en él, haciendo que el agua que se encontraba ahí busque una ruta de escape del mismo modo que el oxigeno la buscó en el otro frasco; el agua saldrá por la manguera larga que tiene las medidas en ella y ahí podremos ver la cantidad de oxigeno liberado en la reacción en los intervalos de tiempo establecidos previamente.

Título: Velocidad de reacción enzimática de la enzima catalasa Introducción Por medio de un dispositivo casero pretendemos medir la velocidad de reacción del oxigeno liberado mediante la reacción de la enzima catalasa en el hígado al aplicarle agua oxigenada, y mediante varias repeticiones, los datos serán plasmados en tablas y graficas para poder obtener una tasa de reacción y comprobar el correcto funcionamiento del dispositivo, todo este procedimiento es basado en la ecuación de Michaelis-Menten P= x2-x1/y2-y1 Materiales: * 2 frascos de análisis de orina * 40 cm de manguera transparente * Plastilina * 1 palito de madera * Agua *1 jeringa * 3 Hígados de pollo * 1 botella de agua oxigenada (H2O2)

Hipótesis: Vaso 1. El hígado, junto con el H2O2 van a reaccionar soltando oxígeno, lo que provocará una presión que empujará nuestra mano y calentará el fondo del vaso. Vaso 2. Al poner a reaccionar hígado molido con agua oxigenada, la enzima catalasa actuará más rápido. Vaso 3. La reacción será mucho menor pues se le habrán restado propiedades al hígado debido a la cocción. Metodología: 1. En el vaso 1, colocar una parte del hígado, vaciarle un poco de agua oxigenada y tapar inmediatamente con una mano la boca del vaso. 2. Cortar otro trozo de hígado casi del mismo tamaño que el anterior, licuarlo, colocarlo en el vaso, verterle agua oxigenada y observar lo que sucede. 3. Hervir agua y colocar un pedazo de hígado nuevo, dejarlo allí de 2 a 3 minutos. Sacar el trozo de hígado del agua, depositarlo en el vaso y agregar agua oxigenada. Observa la reacción Vaso 1 Vaso 2 Vaso 3 Discusión. Durante el experimento Discusión. En este experimento utilizando el hígado crudo se pudo utilizamos el hígado molido, y de notar una reacción de una igual manera que con el hígado velocidad acelerada, ya que la crudo se le agregó agua oxigenada. enzima catalasa se encontraba en El proceso de esta reacción fue la parte externa del hígado y al más rápido, ya que al estar molido entrar en contacto con el agua el agua oxigenada entra en oxigenada y ésta al cubrir todo el contacto más directo con la enzima hígado ocurría la reacción catalasa y en mayor cantidad, rompiendo los enlaces de H2O2. provocando una reacción más Liberando el oxígeno y acelerada que la del hígado crudo. demostrándolo en la presión También hubo liberación de causada en el agua del otro energía térmica al fondo del frasco. recipiente y marcando una La velocidad y fue mayor en el velocidad de reacción con las mismo intervalo de tiempo en medidas anteriormente puestas en comparación con el hígado crudo. determinado intervalo de tiempo. El resto de la energía liberada fue expulsada en forma de calor en el fondo del frasco. Bibliografía: Horton, H. (1995). Bioquímica, Ed. Omega, México. Discusión. En esta ocasión el experimento fue utilizando hígado cocido previamente. Al agregar el agua oxigenada no hubo reacción alguna. Esto se debe a que debido a que fue previamente cocido las enzimas debieron haber muerto durante el proceso de cocción. La reacción fue nula.

Conclusión: El experimento que llevamos acabo de la medición del oxígeno liberado gracias al rompimiento de los enlaces de la enzima catalasa fue un éxito yq que comprobamos que si funciona correctamente el dispositivo, de acuerdo con las gráficas y los intervalos de tiempo, los cuales se diferencian entre 2 a 5 cm, no rebasando este límite, por lo cual deducimos que el margen de error es mínimo, por lo que concluimos que la hipótesis se cumplió en cada caso.

Autoevaluación: Delgado Loredo Raúl Ricardo Flores Weyerstalh Alfredo Gallardo Rivera José Luis Rodríguez Leyte Leslie Yajarumi 10 10 10 10

Todos trabajamos equitativamente y satisfactoriamente, cumpliendo con los requisitos, cada uno de los integrantes del equipo.

Referencias:

Rodriguez Cavallini, Evelyn, 2005, Bacteriología General, Editorial Universidad De Costa Rica. Elmer Koneman, Stephen Allen, 2008, Koneman diagnostico microbiológico, Ed. Médica Panamericana. José M. Macarulla, 1994, Bioquímica Humana, Ed. Reverte.