ACERCA DEL BUEN GUSTO Y LA LIBERTAD

“Sobre gustos no hay nada escrito”. Este conocido tópico se invoca con relativa frecuencia en medio de una conversación. En otras ocasiones, la expresión que se escucha es diversa: “mi gusto es así”, o “a mi me gusta”, o cualquier otra frase parecida. Parece que el gusto es la instancia final a la que se llega. El gusto se relaciona con el comienzo del terreno de lo opinable. Quizá se presentan diversas posibilidades de solución, y parece que nos falta un criterio de verdad sobre la cuestión debatida. Y, entonces, entra en juego el gusto. Hablar del gusto es, al parecer, hablar de lo opinable. Algo es una cuestión de gustos porque es algo que sólo incumbe a la libertad con la que uno se adhiere, pero no se pueden argüir razones en favor de una respuesta respecto de otra. Depende de cada uno. Pero, en verdad, esto es demasiado duro; entre otras cosas, porque yo no vivo solo y surgen conflictos. Para otros hablar del gusto es hablar de la forma de educación en una sociedad. Nuestro modo de vivir y de pensar estarían en función de la cultura recibida y de la sociedad en que vivimos. Recibimos el gusto de aquellos que nos precedieron. De todos modos, tampoco podemos encontrar argumentos en favor de los gustos de una sociedad respecto de otra. Esta es, en cierta medida, la tendencia de una parte de la Antropología sociocultural. ¿Verdaderamente el gusto es sólo mío -o de la sociedad en la que vivosin ninguna otra determinación?¿Podemos encontrar razones que hagan posible desechar unas posibilidades en favor de otras más convenientes? (Me refiero a conveniencias válidas para toda persona, no a conveniencias singulares). Con este trabajo no pretendo aumentar la bibliografía sobre el gusto, que normalmente no han leído los correspondientes invocadores de las expresiones antes mencionadas. Trato de mostrar que detrás de las cuestiones sobre el gusto se encierran aspectos complejos que es necesario tener en cuenta; y que, salvando la libertad, puedo hacer ciertas determinaciones sobre el gusto. Más aún, precisamente sobre la base de la libertad se puede edificar el buen gusto. Quizás, la concepción actual del gusto sea una consecuencia de la concepción moderna de la libertad como exención de supuestos prácticos . El
1

gusto se considera algo subjetivo, que goza de autonomía, y es independiente de los conceptos del entendimiento; así lo expresaba, por ejemplo, Kant.
2

El gusto supone una realidad compleja y difícil de determinar. Entre
1

2

cfr. ALVIRA, R., cfr. LABRADA, Mª A.,
Reivin dicación de la volu ntad. EUNSA. Pamplona.1988,p. 214.

Belle za y racio nalid ad. Kant y Hegel. EUNSA. Pamplona. 1990, pp. 49124.

en expresiones del tipo: “es una mujer con gusto”. cfr. me quedo con una de las determinaciones. pp. R. Hay una connaturalidad. En el estado espacio-temporal el gusto humano tiene una relación estrecha con la moda. 1964. D’ORS.. Eugenio D’Ors considera el gusto relacionado con la capacidad apreciadora del hombre .. “el gusto francés”. Le descubrimos a la realidad un valor. que es capaz de determinarse de algún modo . Algunas de las acepciones se inclinan hacia aspectos interiores o constitutivos pertenecientes a la persona. Y tengo la capacidad de conocerlos y de captarlos. El 5 gusto del hombre viene dado en función de una acción espiritual determinativa. pp. A. 1967. La ciencia de la cultura. “hazlo a tu gusto”. 1970. Por ello. Confederación Española de Caja de Ahorro. es muy reducido. Rialp . El diccionario de la Real Academia Española 3 aporta 9 acepciones distintas de esa palabra. lo hace suyo. 310-326. en cambio. MILLAN-PUELLES. E. pero sí cabe distinguirlas. 223. Rialp . Ya no tiene precio para nosotros. MILLAN-PUELLES. por ejemplo. en verdad. “cada uno tiene su propio gusto”. la que más me llena. por la relación con la belleza. Apreciamos aquello. El uso lingüístico manifiesta la complejidad y la vinculación de las distintas facetas del gusto. a ser aspectos externos. La realidad me ofrece unos contenidos. no son separables. por ejemplo. Como algo no está determinado es susceptible de alcanzar la determinación. Tienen el gusto que permite la espontaneidad del instinto. cfr. p. A. Cuando algo gusta nos sentimos identificados con ese objeto y lo preferimos. Madrid. pp.. Las otras acepciones se inclinan. cfr. en cuanto modo de insertarse el espíritu en el tiempo . 377-417. La moda 6 puede provocar que algo guste o no guste.. id. Madrid . pertenecientes al objeto. sólo si se puede elegir se tiene gusto. 17-147. Para comenzar a dilucidar la cuestión. Madrid . se 7 determina de algún modo. Y esta determinación se logra haciendo discriminación de las posibilidades que se presentan en la elección.otros motivos. Los animales no tienen propiamente gusto o. 6 7 .. Todas estas facetas. El habla habitual refleja esa complejidad. 1974.. Esto sólo puede hacerlo un ser espiritual. cfr. 19ª ed. al menos. 4 El gusto supone una determinación discriminatoria. El espíritu se “apropia” de algo. El hombre. ALVIRA. Madrid. diremos en primer lugar que el gusto está relacionado con el ámbito de lo indeterminado. en las expresiones del tipo “ese producto tiene un gusto raro”. hace discriminaciones no espontáneas. en cambio. “es un adorno de poco gusto”. Cuando elijo. 3 Diccionario de la lengua Española. 4 5 La estructura de la subje tivid ad. Economía y libertad. Tiene gusto tanto en las operaciones como en los medios para la consecución de los fines .

etc. El modo de decir. Al valorar descubro algo más de lo que está ahí. tener buen gusto. que tengo la capacidad de conocer y que lo asumo en mi mismidad. el modo de vestir. Esto es lo propio del elegante. p. normalmente constituido. Hay algo que se descubre y que está detrás de la apariencia. se produce una determinación por algo que está “más allá”. Toda la vida del hombre está. La persona elegante tiene buen gusto y saca el mayor provecho de la realidad. sobre todo. Un más allá que aparece en lo que parece. Cuando algo me gusta o me disgusta establezco una especie de valoración jerarquizada de la realidad en relación conmigo mismo. Se caería en el aburrimiento o en la angustia. hablar del gusto es decir muy poco. Esto importa. . Por eso importa. Si lo capto. Por eso es necesario 8 ibidem. Elijo unos contenidos y me identifico con ellos. importa que algo guste. es la historia de los gustos. 322. marcada por la preferencia de los contenidos de la realidad. quizá todo lo que en el mundo se ha escrito no se refiere a otra cosa que a ’los gustos’ “ . porque si nada gusta difícilmente se puede vivir. Tener buen gusto conlleva una serie de determinaciones tanto por aquello que se elije como por el modo en que se elije. Porque sólo se indica una determinación de la subjetividad por un contenido valioso de la realidad. Algo que está significado. No se obtendría el provecho de la realidad. Por eso. Es más feliz. Para ser feliz hace falta que me guste lo mejor. Pero lo que realmente importa es qué debe gustar. bajo ciertos aspectos. denotan la diversidad de discriminaciones que puede hacer el ser humano. cuando si bien se mira. De este modo. Algo exterior que afecta y que tiene relación con el sujeto. Se hace una discriminación y uno se identifica (o se distancia) con lo preferido. pues. Porque entonces disfrutaré más.Se aprecian los valores de la realidad y se le saca el provecho. podemos decir que siempre habrá algún tipo de valor que se extraiga de la realidad. Desde los primeros estadios de la vida se comienza a hacer discriminación de los contenidos de la realidad. me gustan. Pero esta actividad se da de un modo natural en el ser humano. “gustos de que es costumbre decir en español que ’no se ha escrito nada’. Como la implantación en lo material es algo constitutivo del hombre en este mundo. le saco el provecho a la apariencia. que se “descubre” en la realidad y me hace gozar. se puede decir que la historia del hombre. Y para lograrlo he de elegir bien lo que elijo. 8 Con estas consideraciones. el modo de obrar. Estaré mejor satisfecho. El gusto es una determinación en relación conmigo mismo.

y el modo de ser del hombre. Me parece que este plano de consideración tiene 9 cfr. o colores distorsionantes. No todos tienen el mismo gusto. ALVIRA. a través de mi paladar. sabores rancios. Uno de los sentidos externos del ser humano se llama. Y dentro de esos límites hay pluralidad. En primer lugar podemos establecer el plano sensible. y otro más subjetivo. por ejemplo.pag. Este sentido captaría las diferencias de la realidad y 9 me facultaría para disponerlas de un determinado modo. Ahora bien. . Entro en contacto sensible con lo que tomo. EUNSA. cabría admitir un sentido interno como “gustativa” .. colores y sonidos.1988. Pero muchos también replicaríamos “pues vaya gusto”. en general. en el aspecto del gusto). Lo cual no quiere decir que ante esos específicos sensibles. podemos establecer tres niveles. olores. Con este sentido percibo el sabor de las cosas. u olores pestilentos. olores. Esto ocurre también con los demás sentidos: me gustan unos olores. Capto las diferencias sensibles de la realidad y me identifico con unas cuantas. no pueda haber personas que proclamen la conocida expresión “pues a mí me gusta”. sí podemos decir que hay sabores. Esos niveles pueden servirnos para especificar los valores que puedo captar de la realidad. Pamplona. Me gustan unos concretos y discrimino los demás. de los objetos de la realidad. o sonidos estridentes. “gusto”. Hay algunos que son más conformes con nuestros sentidos y con nuestra vida. ambos aspectos están implicados y se dan al unísono. Se establece una armonía entre mi ser y lo sentido. normalmente. podemos estudiar qué capta el ser humano sobre los contenidos de la realidad. dentro de unos límites. colores y sonidos más convenientes que otros. valoraciones sensibles. unos sonidos. A la hora de la verdad. R. olores. etc. Desde un punto de vista de esos sensibles en sí. Análogamente a la existencia de un sentido externo como el “gusto”. que son las que me gustan. Pero teniendo en cuenta el modo real en que se dan. pero sí podemos establecer unos límites en donde se encuentra el buen gusto. colores y sonidos mejores que otros? (No considero propiamente el sentido del tacto porque es poco significativo. no podemos decir que sean mejores o peores unos sabores. Con todos los sentidos internos se establecen unas valoraciones. al menos. Reivin dicación de la volu ntad. El sujeto se identificaría con una ciertas disposiciones. por ejemplo. pero cabe la distinción. me gusta o me puede no gustar. 18-29. estimaciones. El segundo plano es el de la sensibilidad interna. Respecto al aspecto objetivo del buen gusto. Y entonces.. Todos despreciamos. ¿hay sabores.fijarse en dos aspectos: uno más objetivo. unos colores. Si recurrimos a la clásica distinción de las facultades humanas.

una contraposición entre un aspecto sensitivo y un aspecto racional. Cuando una persona elije una realidad determinada habrá que ver cómo lo hace y por qué lo hace. que haya conjunciones de sensibles externos. o modos de expresarse que sean más convenientes que otras?. que haya unas comidas mejores que otras. Esas realidades tienen mayor contenido de verdad y de bien. donde se comprueba que hay realidades que son más adecuadas al ser del hombre. o por alguna cualidad característica. porque tienen mayor valor. o disposiciones sensibles mejores que otras? ¿Por ejemplo. o estimaciones singulares. En ocasiones puede haber planos contrapuestos. los intereses particulares. un conflicto de intereses. a través de la inteligencia y la voluntad con la verdad y el bien. mejor presentadas . 1991. son más susceptibles de ser elegidos y gustados por el ser humano. Y esto es más adecuado al espíritu humano. El espíritu humano se identifica. Por ejemplo.. por ejemplo. La voluntad creativa podría ser uno de los exponentes. El último plano sería el racional. 1 0 Más adecuado porque supone mayor perfección y riqueza. CRUZ CRUZ. los afectos.una influencia muy grande en la vida. en el habitar. Estudiemos ahora las consideraciones subjetivas del buen gusto. Por ejemplo. “En la mesa y en el juego se distingue al caballero”. A través de ellas se llega al núcleo más profundo de la realidad y a los valores más altos. Hay productos que por su consistencia. o viceversa. Es un plano más profundo. El sujeto se pone. Alimentació n y cultura. en cuanto a la disposición de los medios para alcanzar su perfección constitutiva. EUNSA. Por ejemplo. Y esto manifestará la categoría de su espíritu. Por eso hay realidades que han de gustar más que otras. en el hablar. en el vestir. O quizás. a favor de la realidad. respecto a una misma realidad. J. Para ello debemos hacer mención de la armonía interior y de la expresión del sujeto. ¿Cabe decir. en el comer. En este plano surgen los verdaderos valores. Y esto las hace susceptible de ser consideradas de mejor gusto. Encienden la inteligencia y la voluntad por su valor total para el hombre. Esas dos facultades aportan los elementos necesarios para la identificación. o formas de vestir. en el vivir. dice el refranero popular. Antropología de la conducta alimentaria. Una madre de familia puede no gustarle sensiblemente las tareas domésticas de la casa. Incluso en el arte. donde el sujeto está más puesto que el plano de lo meramente sensible. Pamplona. entonces. o formas y figuras. pero puede 10 cfr. dentro de la Gastronomía se pueden establecer comidas más elaboradas. en ese sentido. Puede gustar algo sensiblemente y no gustar espiritualmente.¿o es sólo una cuestión de costumbres? ¿Hay gustos más adecuados que otros? Se puede decir que sí. etc. más gustosas. . En este plano surgen las pasiones.

Para ello se requiere que sea dócil y tenga afán de mejora. pero más trascendentes. y será. puede vestir por comodidad. Y esto es algo que yo puedo determinar. Logra una armonía y una ordenación mejor ante la aceptación de la realidad. una acción. Si una persona o una sociedad no llega a captar casi ningún valor de la realidad. yo puedo captar el valor que encierra una obra musical. por ejemplo. La persona elegante sabe supeditar los aspectos sensibles a otros más profundos. Y en esa actividad no cabe separar los valores más trascendentes de la realidad. ¿De qué depende? De que haya aprendido a hacerlo. una comida. además. de Navarra. Alguien. Ambos aspectos están muy relacionados. pensando en su familia. independiente del tiempo y del lugar. sabe expresar algo más de su espíritu. y. es necesario aprender. y puede hacer también con amor cada una de esas tareas. difícilmente podrá ser feliz. 1199-1213. Para llevar a cabo esa tarea de captar los valores. II. la consideración del buen gusto exigirá tener en cuenta tanto el aspecto valioso de la realidad como el grado que pone de sí un sujeto. quizás menos fines. elegante. Actas de la s XXV Reuniones Filosóficas de la Universid ad de Navarra. tendrá buen gusto. toda la realidad. Porque puede hacerse o puede no hacerse. No considero posible la separación de lo ético y lo estético. por ejemplo. se puede decir que tiene más o menos valor en cuanto al gusto porque da más o menos provecho en cuanto al sujeto. 11 De este modo. Por ejemplo. T. pp. Si elije bien. Pero si subordina ese valor por el valor que supone la consideración de otra persona. Tiene. con eso manifiesta tener mejor gusto. El que tiene buen gusto sabe contemplar. Y esto supone la formación del gusto. Pamplona. Etica y estética de la obra bie n hecha. una obra artística. porque no podrá disfrutar con el gozo que da el aprecio del mundo. Si ordena convenientemente esos planos y el ser humano se pone por los contenidos más perfectivos. relativizando los propios intereses.. sabe ponerse fuera de sí. Por tanto. y lo hace con grandes intenciones. Vol. El desprecio de uno de ellos arrastra al otro. Ante una realidad. apreciaré el otro . 1991. Y en la medida en que aprecie uno de ellos. sabe descubrir.gustarle afectivamente que su hogar esté cuidado. una novela. o puedo no captarlo. porque le gusta más. En germen. Le agradará lo que hace -lo hará a gusto-. . Es un ejercicio de su espíritu donde entran en juego las facultades más principiales. Si me 11 cfr. la naturaleza nos da la posibilidad de hacerlo. ALVIRA. en general. Servicio de Publicacio nes de la U. eso denota mejor gusto. Difícilmente podrá aprobarlo si no puede probarlo. pero el sujeto humano debe aprender a hacerlo. Sus acciones tienen un sentido más pleno.

con gusto. 12 Etica:cuestiones fundamentale s . 1980. Nos parece todo constantemente renovado. el buen gusto se forma. Por ejemplo. Algo que da el toque de cada persona. R. Algo que. y que expresa virtudes. porque no está referido a una sola variable. cfr. 4557 13 Las virtudes fundamentales. surge la posibilidad del estilo personal. SPAEMANN. Quizás a una persona no entendida no le parezca algo sublime. podemos acabar diciendo que las acciones más elegantes son las acciones más sencillas y más grandes que cualquier persona pueda hacer. Hay más libertad. Entonces hay más variedad. las cfr. Y este gusto es más profundo que algo meramente sensible. tomando la carga. Hay mayor riqueza y más alegría . Elige bien. más iniciativa. más inspiración. Rialp .acostumbro a saborear los buenos vinos. no se cierra el camino. pp. 12 Por tanto.. será de mejor gusto cuanto más adecuado a la finalidad del vestido y cuanto más espíritu ponga la persona. PIEPER. Además. J. El buen gusto no es algo fijo. Esto conlleva mucho amor. además del buen gusto. sí que lo parece . La libertad siempre nos lleva a las cotas más altas. Lo que está en juego. El buen gusto no tiene que ver con la ornamentación.Madrid. se tendrá buen gusto y la persona es más feliz. pero a otra. más creación. 489. formada en ese asunto. pp. Cuando gozo con algo puedo hacerlo de muchos modos. El amor se excede. Todo lo contrario. Se logra una mayor armonía y adecuación. es el propio ser humano. El buen gusto tiene unas determinaciones.1987. Por esto. a su paso por esta tierra. Se alcanza con ello más perfección. porque se ofrece más. En este caso se ha enriquecido la persona con 1 3 una mayor perfección. a la vez. Pero cuando elegimos algo amorosamente lo elegimos gustosamente. se hace sencillo por el amor.. Y esto supone negarse. tendrá que dar mucho de sí. Y estas acciones tienen su culmen en la Humanidad de Dios. Esto requiere mucho esfuerzo y experiencia. Por esto. aunque cueste. Pamplona. por medio del amor. Hay también un margen de indeterminación. Si se elije la mejor de las posibilidades. un modo de vestir inmoral no puede ser de buen gusto. llegaré a ser un buen catador. Pero si el sujeto hace las cosas con mucho espíritu. pero dentro de esas determinaciones hay diversidad. La mejor forma de hacerlo es con amor. 5 .EUNSA. Pero cuando el amor entra como un elemento. Se produce una mayor apertura. y que denota la profundidad del espíritu de la persona. Lograré distinguir los distintos valores que encierra esa realidad. sino con la grandeza y con la dignidad. en su recto uso.03. Y esto se logra gracias a la libertad. en definitiva.

. hechas por amor.acciones de la verdadera libertad.