El día Sábado hice prácticamente todo el viernes de noche predique, el sábado de mañana tuve la lección además el sermón de la 11, y en la tarde

tuve mi seminario, de oratoria. Había citado a los hermanos a los hermanos a las 4 de la tarde, cuando eran las cuatro en punto yo está totalmente desanimado porque no venia nadie para este grandioso seminario, para esperar a los hermanos me acosté en el suelo de la iglesia y me puse a escribir, justo cuando escribió sobre mi desdicha llegan los hermanos… feliz mente vinieron y tuvimos las clases de oratoria gracias a Dios a los hermanos les gustaron mucho, de los que le enseñaba, tenia momentos de práctica y momentos de teoría muy combinado. Me gusto muchísimo enseñar a los hermanos, felizmente eran solo 6 personas, y luego llegaron más pero, de una iglesia de 30 miembros 6 para mí está muy bien, Yo lo que quiero es que los hermanos no tengan miedo cuando salen al frente, y por otro lado quiero que lo hagan bien muy bien, lo más irónico, un persona que nunca pensó salir al frente a predicar da clases como hablar en público, esto es realmente un milagro de Dios, Realmente Dios suple las necesidades de sus Hijos conforme a su gloria. Al terminar el seminario seguidamente tuvimos JA, ¡el más desorganizado! la directora ni siquiera aparece a tiempo y no tiene con quienes trabajas porque prácticamente no hay muchos jóvenes, y nadie sabe hacer nada, ella dirige el programa, ya hace dos sábado que me pide a mi hacer el tema del JA cosa que no me gusta mucho, este sábado me obligo, a hacerlo que tragedia a este paso todos los temas que tengo se me van a acabar pronto si es que no hago nuevos sermones, que tragedia. Felizmente tengo algunos libros de ilustraciones y frases celebres para ilustrar los sermones además de todo ya he llevado Omiletica, así que puedo hacer buenos sermones, para estar preparado, lo que menos me gusta es que me dicen que voy a tener el sermón sin avisarme aún que sea unas horas antes, esto es lo que menos me gusta, que no me avisen antes de que ocurra. Por eso hay que estar enteramente preparado para toda buena obra, siempre prepara los temas, antes que sea demasiado tarde. Sobre todo el aunque este sábado a sido un sábado con muchas actividades no me preocupe y lo pude disfrutar mejor predique 3 veces 1 repaso de la lección 1 un seminario todo esto con las visitas que realice el viernes y el sábado, pero no me sentí presionado, felizmente y Gracias a Dios.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful