You are on page 1of 2

Primer informe de lectura

³Qué es la ilustración´ de Immanuel Kant

I. Idea principal del texto La minoría de edad es la incapacidad para servirse del propio entendimiento sin la guía de otro; la ilustración es la salida del hombre de la minoría de edad causada por él mismo. Kant explica que cuando la causa de esta dependencia no se explica por una carencia del entendimiento, sino por una falta de decisión y arrojo para servirse del mismo sin la dirección de algún otro, el hombre es culpable ±y por tanto responsable- de la misma. Más que una crítica al contenido mismo de la enseñanza que se imparte en su época ±en especial en asuntos religiosos- Kant pretende denunciar su exposición dogmática y, correlativamente, su recepción irreflexiva por parte de los hombres sometidos de manera libre. En referencia a esta libertad, Kant aclara que para la ilustración no se requiere más que su ejercicio autónomo e individual (interiorización personal de la ideas), pero más específicamente, aquella para poder hacer uso público de la razón en todos los asuntos. II. Ideas secundarias La especial relevancia que representa la decisión personal, la voluntad individual de superar la condición de minoría de edad. Esto es importante en cuanto el carácter social del hombre en la formación de su personalidad y pensamiento se mira con recelo y desconfianza dado el vicio denunciado por Kant. Otra idea es la noción de dignidad que está a la base de toda la argumentación. Es por la capacidad inherente al ser humano de conocer y formarse determinadas convicciones, de aprehender la realidad, que salvaguardar su independencia es tan importante. Esto último es quizá lo más relevante para Kant: afecta la visión de la vida, la forma en que nos relacionamos con el mundo, la pretensión misma de adquirir conocimientos y acceder a la verdad (aún cuando esto lo discuta posteriormente en su Crítica a la razón pura). Critica a la pasada monarquía en exceso intervencionista en asuntos de libertades, sea de conciencia, expresión, de culto u otras (en defensa de una teocracia). Se nota un especial aprecio por Federico el Grande, rey de Prusia, considerado el ejemplo del monarca ilustrado, destacado antagonista frente a los abusos e imposiciones del pasado contra el pensamiento de los hombres; esto queda en evidencia cuando Kant denomina a la época de la ilustración como el siglo de Federico.

Se evidencia también que el sujeto al que le compete reivindicar el ejercicio de la razón, rompiendo así las ataduras del sometimiento culpable, es específicamente al hombre en cuanto sexo masculino, que en estos tiempos goza de una mayor participación política y acceso y difusión ±en especial como enseñanza y adoctrinamiento- de la información (Vgr. Maestros asalariados y clérigos).

III. Síntesis de la línea argumental que sigue el autor Comienza con el planteamiento del problema, sus causas y desventajas, los involucrados principales (tutores y sometidos), lo necesario para salir de la minoría de edad, su factibilidad en la época en que se sitúa y la lenta realización de una época ilustrada dado su carácter progresivo, que exige ciertas condiciones sociales aún no alcanzadas. Termina exhibiendo las ventajas puntuales de la mayoría de edad y su conveniencia (implícita) no sólo respecto de los súbditos, sino también de los gobernantes y quienes detentan cierta función de enseñanza y formación, al ser una cuestión que atañe a todos los hombres en cuanto exigencia de su naturaleza. IV. Preguntas que surgen del texto ¿Cuál es el fundamento radical de la dignidad de la persona humana que justifica la defensa de la libre afirmación de su ser? ¿Cuándo es irresponsable para una persona el optar por enfrentarse, sin la tutela de otro que conoce del tema y que busca ayudarlo de buena fe, a problemas que lo superan en conocimientos, capacidad o madurez?

Autor: Vicente Tapia Infante.-