You are on page 1of 2

2.

6 RESONANCIA
Si, en el caso de una oscilación forzada, la frecuencia del generador (ƒg) coincide con la
frecuencia natural del resonador (ƒr), se dice que el sistema está en resonancia.
La amplitud de oscilación del sistema resonador R depende de la magnitud de la fuerza
periódica que le aplique el generador G, pero también de la relación existente entre ƒg y ƒr.
Cuanto mayor sea la diferencia ente la frecuencia del generador y la frecuencia del
resonador, menor será la amplitud de oscilación del sistema resonador (si se mantiene
invariable la magnitud de la fuerza periódica que aplica el generador). O, lo que es lo
mismo, cuanto mayor sea la diferencia entre las frecuencias del generador y el resonador,
mayor cantidad de energía se requerirá para generar una determinada amplitud en la
oscilación forzada (en el resonador).
Por el contrario, en el caso en que la frecuencia del generador y la del resonador
coincidieran (resonancia), una fuerza de pequeña magnitud aplicada por el generador G
puede lograr grandes amplitudes de oscilación del sistema resonador R. La Figura 04
muestra la amplitud de oscilación del sistema resonador, para una magnitud constante de la
fuerza periódica aplicada y en función de la relación entre la frecuencia del generador ƒg y
la frecuencia del resonador ƒr.

Curva de resonancia a = f (t) ƒg/ƒr = 1 => Resonancia

En un caso extremo el sistema resonador puede llegar a romperse. Esto es lo que ocurre
cuando un cantante rompe una copa de cristal emitiendo un sonido con la voz. La ruptura
de la copa no ocurre solamente debido a la intensidad del sonido emitido, sino
fundamentalmente debido a que el cantante emite un sonido que contiene una frecuencia
igual a la frecuencia natural de la copa de cristal, haciéndola entrar en resonancia. Si las
frecuencias no coincidieran, el cantante debería generar intensidades mucho mayores, y aún
así sería dudoso que lograra romper la copa.
El caso de resonancia es importante en el estudio de los instrumentos musicales, dado que
muchos de ellos tienen lo que se conoce como resonador, como por ejemplo la caja en la
guitarra. Las frecuencias propias del sistema resonador (caja de la guitarra) conforman lo
que se denomina la curva de respuesta del resonador. Los parciales cuyas frecuencias
caigan dentro de las zonas de resonancia de la caja de la guitarra serán favorecidos frente a
los que no, de manera que el resonador altera el timbre de un sonido.