ECOLOGÍA

RÉCORD

NASA

MEDIO AMBIENTE

REUTERS

El león marino corre un e alto riesgo de extinción ión
— Los leones marinos de las islas neozelandesas Auckland ckland pueden extinguirse en unos 25 años debido a la actividad pesad quera, advirtió el Fondo Muno dial para la Naturaleza (WWF). Hay menos de 10.000 ejemplares de estos animales.

La arquea es el ser vivo más rápid del mundo rápido
— Científi de la UniversiCientíficos dad de Rat Ratisbona (Alemania) que hallaron q el ser vivo proporcionalmente cionalmen más rápido del mundo es la arquea, un microorganismo unicelular capaz de recorrer en un segundo una distancia equivalente a 500 e veces vec su tamaño.

Bacterias marinas pueden eliminar el petróleo
— Científicos españoles identificaron un grupo de bacterias marinas capaces de biodegradar (alimentarse y eliminar) naftaleno, un compuesto derivado del refinado del petróleo presente en vertidos contaminantes del mar. Su estudio concluirá el próximo año.

Los cincuenta años de Jicamarca
La más importante instalación científica peruana para estudiar la ionósfera es reconocida en el mundo
El Radio Observatorio de Jicamarca ha puesto al Perú en un lugar prominente en el mapa de la investigación mundial en física y ciencias de la Tierra. Hoy más de 170 expertos de 25 países que estudian la alta atmósfera celebran en Paracas sus éxitos. de del mundo, con 90.000 m2, en los que hay 18.432 antenas dipolos. El radar tiene cuatro transmisores de 1,5 MW de potencia cada uno, 6 MW de potencia total. El radar envía una señal que puede desviarse +/- 3 grados y puede ser configurado de diversos modos, y el primero en construirse de su clase. El eco de esa señal es analizado para obtener información. Principalmente se dedica a estudiar la ionósfera y la exósfera, capas altas de la atmósfera entre 85 km y 3.000 km de altura, pero también ha analizado señales de la atmósfera por debajo de los 85 km: meteoritos, planetas, el Sol y la Luna. En 1969, antes del alunizaje del Apolo 11, Jicamarca estableció la consistencia del suelo lunar. La ionósfera debe su nombre a que contiene varias capas de átomos ionizados que, entre otras propiedades, reflejan hacia la Tierra las ondas cortas de radio. Debido a la radiación ionizadora del Sol, principalmente la ultravioleta extrema, el comportamiento de la ionósfera varía entre el día y la noche. Entre las capas de gas ionizado (plasma) de la ionósfera, la más alta, llamada F, es la única que se mantiene ionizada durante la noche, por lo que refleja las ondas de radio noche y día. Durante el día las capas D y E se mantienen ionizadas debido a la radiación solar. En la modalidad de dispersión incoherente el radar mide la densidad de electrones, la temperatura, la composición química ionizada y los campos eléctricos en la zona ecuatorial. Por su ubicación, el ROJ es el único que puede hacerlo con una señal perpendicular al campo magnético de la Tierra. En la modalidad de dispersión coherente mide ecos de zonas más bajas de la atmósfera, como la tropósfera, mesósfera y estratósfera. También estudia el electrochorro ecuatorial y la F dispersa, que se caracterizan por grandes e intensas turbulencias en zonas más altas. En la modalidad Julia (siglas de la función continua automática), el ROJ usa su gran antena, pero con pequeños transmisores, registrando de manera permanente y económica parámetros ionosféricos. Esto permite registrar a largo plazo las fluctuaciones en las capas y relacionarlas en el tiempo a otros fenómenos. Además del radar, el ROJ opera magnetómetros y receptoDOCUMENTACIÓN

Uno de los mejores lugares de investigación
El Radio Observatorio de Jicamarca está especializado en la investigación de las comunicaciones que se realizan a nivel de la ionósfera. Nuestros científicos han ayudado a sus pares de otros países a desarrollar otros radio observatorios.

Características
Ubicación: Jicamarca, a 29 km de Lima Emplazamiento: es una zona de montañas rocosas que aislan al radar de las señales de radio provenientes de ángulos bajos Área detallada

MÓDULOS DE ANTENAS

ION

ÓSFER

A

TOMÁS UNGER
Divulgador científico

Se distribuyen módulos que contienen 288 dípolos (antena de polos simétricos) estos están soportados por postes que forman 9.000 en total.

Hace cincuenta años, al inicio de la era espacial entre 1957 y 1958, se había llevado a cabo el Año Geofísico Internacional (IGY, por sus siglas en inglés), en el cual el Instituto Geofísico del Perú, dirigido por el ingeniero Alberto Giesecke, tuvo una importante participación. El Sputnik había dado inicio a la era espacial y despertado un nuevo interés en el espacio que nos rodea. El científico William Gordon planteó usar técnicas de radar para hacer desde la Tierra algunas de las mediciones que hacían los satélites. El electrochorro ecuatorial había sido descubierto en Huancayo en la década de 1920 y se tomaba conciencia del papel crucial de la ionósfera en las comunicaciones. Como el ecuador magnético está a 12 grados al sur, Lima resultó el lugar adecuado para estudiarlo. El gran radar El Laboratorio Central de Propagación de Radio, hoy parte de la Administración Oceánica y Atmosférica de EE.UU. (NOAA), decidió construir un observatorio basado en un radar gigante. El proyecto fue idea del doctor en Física Kenneth Bowles, y fue completado en 1962. Gracias a su exitosa cooperación, se decidió transferir el Radio Observatorio de Jicamarca (ROJ) al Instituto Geofísico del Perú (IGP), aunque su colaboración continuó a través de un grupo informal de científicos llamado Amigos de Jicamarca, encabezado por el doctor William Gordon, inventor de la dispersión incoherente de radar. Ronald Woodman, piurano, doctor en Física de Harvard, llegó en 1967 a trabajar en Jicamarca. Luego pasó a dirigir el observatorio y es el actual presidente del IGP. Ubicado a 10 km de la Carretera Central, saliendo de Lima, Jicamarca es el radar más gran-

¿Cómo funciona el radar de Jicamarca?

to Área

tal de

89 ena: la ant

.000

m2

EDIFICIO PRINCIPAL

2.000 m2
3 La gran antena

1

El radar utiliza grandes cantidades de energía eléctrica que proviene de Lima.

2

Esta energía es transformada en 6 millones de vatios de señales de radar en el edificio principal.

en modo de emisión lanza su señal al espacio.

4 Esta gran antena puede
Infografía: Raúl Rodríguez Fuente: IGP

ponerse en modo de recepción para analizar las respuestas que llegan de la ionósofera.

res GPS distribuidos en diversas partes del país, una ionosonda digital, instrumentos en las localidades de Paracas, Piura, Ancón y Puerto Maldonado. En los 50 años transcurridos desde la inauguración del ROJ, los estudios de la ionósfera han evolucionado a la par con la tecnología. Los descubrimientos hechos por nuestro observatorio y otros en el mundo, que cubren desde Groenlandia hasta la Antártida, han formado una nueva visión de lo que rodea a nuestro planeta. Tras recibir la primera computadora que llegó al Perú, los científicos de Jicamarca desarrollaron tecnologías propias y lograron notables avances en el estudio de la ionósfera y una posición de liderazgo mundial, confirmada con el premio Appleton recibido por el doctor Woodman en 1999 y el primer premio en Ciencias Espaciales otorgado por Third World Academy of Sciences al doctor Jorge Chau en el 2005. Los científicos peruanos de Jicamarca han desarrollado una serie de tecnologías que han migrado a otros continentes. Ade-

En 1969, antes del alunizaje del Apolo 11, el Radio Observatorio de Jicamarca estableció la consistencia del suelo lunar”

Los científicos peruanos de Jicamarca han asesorado en la construcción de otros radares y observatorios, desde Noruega hasta Japón y de la Patagonia a Alaska”

más de asesorar en la construcción de radares y observatorios –desde Noruega hasta Japón y de la Patagonia a Alaska–, han construido otros radio observatorios. En la base peruana de la Antártida hay un radar construido y operado por el IGP que, entre otros, ha estudiado las nubes que por su altura se iluminan de noche (noctiluscentes). Los científicos de Jicamarca diseñaron un radar móvil que fue instalado en el buque de investigación Humboldt del Instituto del Mar Peruano (Imarpe), que navegó a la base antártica británica de Rotera. Desde allí se lanzaron cohetes para medir, concurrentemente con el radar del Humboldt, las características peculiares de la mesósfera observadas antes con en el radar de Machu Picchu. Estas son solo algunas de las tecnologías, desarrolladas en el ROJ, que han contribuido al permanente estudio de la alta atmósfera, crucial no solo para las comunicaciones. Para mantener funcionando el observatorio y canalizar los fondos con los que contribuyen diversas entidades, princi-

palmente la National Science Foundation a través de la Universidad de Cornell, fue creada la ONG Ciencia Internacional. El nombre está bien puesto, porque el ROJ es un ejemplo de ciencia internacional en el Perú. Desde que el observatorio pasó al IGP, hace 43 años, la mayoría de sus componentes y el software son diseñados y construidos en Jicamarca por ingenieros y técnicos peruanos. Entre los estudiantes que han pasado por el radio observatorio hay 65 que han hecho ahí su doctorado, 18 de ellos peruanos y 47 extranjeros. Un indicador de su producción científica son las más de 700 publicaciones hechas en revistas científicas de circulación internacional. A pesar del poco apoyo estatal que recibe la ciencia en el Perú, Jicamarca y el IGP tienen un bien ganado prestigio internacional y figuran entre los líderes en el estudio de la alta atmósfera. También en otros campos de la geofísica, gracias al IGP, hemos ganado un renombre internacional que vale la pena conocer, del que me ocuparé en breve.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful