You are on page 1of 7

MICROBIOLOGÍA CLÍNICA

Curso 2004 - 2005 (grupo 1)

Tema 6.- Dispersión de los microorganismos. Reservorios y fuentes de infección. El
contagio y su prevención. Vías y modos de transmisión microorganismos.

La cadena de infección (cadena epidemiológica) está formada por tres eslabones que
son necesarios para que se pueda producir la infección y trasmitirse a nuevos huéspedes.
A estos eslabones se les denomina factores epidemiológicos primarios y son :
1. El reservorio y la fuente de infección
2. El mecanismo de transmisión
3. La población susceptible

1.- RESERVORIOS Y FUENTES DE INFECCIÓN

Se denomina reservorio al hábitat natural de un agente infeccioso y fuente de
infección al hábitat ocasional a partir del que el microorganismo patógeno pasa
rápidamente al huésped.

En algunos casos el reservorio y la fuente de infección son el mismo organismo,
como es el caso del sarampión en el que el hombre es reservorio y fuente; mientras que
en otros casos (especialmente en las zoonosis) ambos factores son distintos (por
ejemplo: en la peste, el reservorio son las ratas y la fuente de infección las pulgas).

Los reservorios y fuentes de infección pueden ser el hombre, animales y materiales
inanimados.

EL HOMBRE COMO RESERVORIO Y FUENTE DE INFECCION

El hombre enfermo

Los enfermos infecciosos liberan una gran cantidad de microorganismos durante un
periodo llamado periodo de transmisibilidad (o periodo en que la enfermedad es
contagiosa) que es característico para cada enfermedad. En muchos casos el periodo de
transmisibilidad no coincide con el de la enfermedad con síntomas clínicos y de ahí la
poca eficacia de muchas medidas de aislamiento.

En relación con su gravedad, se pueden presentar casos mortales, graves, moderados
y leves; y en cuanto a sus manifestaciones clínicas los casos pueden ser típicos (con
sintomatología clásica), atípicos (con sintomatología no clásica y poco expresiva) e
inaparentes (subclínicos con un curso típico de la enfermedad pero sin que se
manifiesten los síntomas. Tienen gran importancia epidemiológica porque contribuyen a
una mayor difusión de la enfermedad y a la inmunización espontánea). Las formas leves
y atípicas suelen ser las más peligrosas desde el punto de vista de la transmisión de la
enfermedad porque no llegan a ser reconocidos hasta que ya se ha producido el
contagio.

El hombre como portador

Se llama portador a la persona infectada que no muestra síntomas clínicos y que, sin
embargo, puede eliminar una gran cantidad de microorganismos patógenos.
MICROBIOLOGÍA CLÍNICA
Curso 2004 - 2005 (grupo 1)

Se consideran portadores:

• Los portadores precoces o en periodo de incubación. Estos son importantes en
casos como los de
• difteria
• sarampión
• poliomielitis
• tos ferina
• hepatitis

• Portadores convalecientes liberan gérmenes durante el periodo de convalecencia de
la enfermedad. Pueden ser
• Portadores temporales que liberan gérmenes durante 1-2 meses
• difteria
• escarlatina
• fiebre tifoidea
• Portadores crónicos
• fiebre tifoidea, especialmente en mujeres de 40-50 años.
• VIH

• Portadores sanos o por contacto que son personas sanas que sin haber padecido la
enfermedad de forma aparente liberan microorganismos patógenos.
• meningitis meningocócica
• difteria
• poliovirus

La infección es más frecuente que la enfermedad por lo que se dan casos de
individuos portadores y diseminadores del patógeno que no presentan síntomas y que
contribuyen a la diseminación del agente infeccioso al moverse. El caso más
característico podría ser el de las mujeres portadoras asintomáticas de S. tiphy (fiebre
tifoidea).

Según dónde se encuentren los microorganismos patógenos, los portadores pueden
ser nasales, faríngeos, cutáneos, fecales, urinarios, etc. y su eficacia está en relación con
la capacidad de difusión.

LOS ANIMALES COMO RESERVORIOS Y FUENTES DE INFECCIÓN

Los vertebrados pueden ser reservorios y actuar como fuentes de infección cuando
padecen enfermedades infecciosas (zoonosis). Las enfermedades que pueden transmitir
son numerosas: rabia, tuberculosis, brucelosis, peste, etc.

La importancia epidemiológica de las zoonosis está en que pueden afectar a un gran
número de animales domésticos y peridomésticos. En algunos casos son consideradas
como enfermedades profesionales que causan elevadas pérdidas económicas (carbunco,
brucelosis).
MICROBIOLOGÍA CLÍNICA
Curso 2004 - 2005 (grupo 1)

MATERIALES INANIMADOS

El suelo, agua y fomites pueden ser reservorios de gérmenes patógenos,
principalmente cuando éstos pueden presentar formas especiales de resistencia (esporas
de Clostridium tetani, Bacillus anthracis), cundo las condiciones ambientales son
favorables para su desarrollo (por ejemplo, leptospiras que permanecen en zonas
húmedas) o cuando una parte del ciclo biológico del patógeno se desarrolla en un medio
externo.

En este apartado hay que incluir los microorganismos patógenos oportunistas de vida
libre (Pseudomonas y algunas enterobacterias, por ejemplo).

2.- EL CONTAGIO Y SU PREVENCIÓN

Se denomina contagio a la transmisión de una enfermedad por contacto directo o
indirecto. En este sentido, una enfermedad contagiosa es aquella que puede adquirirse
por contacto con el enfermo que la sufre, secreciones, fomites (substancia u objeto no
alimenticio capaz de vehiculizar una enfermedad transmisible), etc.

Muchas enfermedades infecciosas han sido eliminadas o casi eliminadas por
inmunización, medidas de la salud pública y mejoras en las condiciones de vida.

Es más difícil controlar la dispersión de microorganismos patógenos a través del aire
que a través de las otras vías de transmisión. Sin embargo, hay medidas que reducen el
nivel de esta transmisión tales como cubrirse la nariz y la boca al toser o estornudar,
usar mascarillas cuando se visita a pacientes especialmente susceptibles a
microorganismos (niños recién nacidos, etc.). Así mismo, disminuir o evitar la
exposición de pacientes inmunodeprimidos a microorganismos patógenos es una medida
muy importante para evitar las complicaciones causadas por las enfermedades
infecciosas.

Deben usarse mascarillas especialmente al tratar a pacientes enfermos de tuberculosis
u otras enfermedades pulmonares infecciosas. En estos casos y en los de otras
enfermedades transmitidas a través del aire, suele ser recomendable el aislamiento del
paciente, sobre todo si se encuentran en lugares concurridos (salas de pediatría y
enfermedades de tipo vírico como paperas, sarampión, varicela).

También es importante evitar el contagio y la transmisión por contacto. En este
sentido es importante evitar mantener relaciones sexuales con individuos infectados. En
cuanto a las manos como vehículos de contagio, es necesario prestar atención a las
prácticas de lavado antes y después de tratar a pacientes infecciosos o susceptibles,
cuando se vaya a manipular implantes o realizar acciones que rompan la continuidad de
piel o mucosas y cuando se participa en actividades quirúrgicas.

El personal sanitario está especialmente expuesto a situaciones de riesgo de contagio
por cualquiera de las vías tratadas en este capítulo. Es necesario extremar las
precauciones al manipular no solo a los pacientes sino también al manejar fomites,
muestras, residuos y cadáveres.
MICROBIOLOGÍA CLÍNICA
Curso 2004 - 2005 (grupo 1)

Las vías de contagio de patógenos son: aire, agua y alimentos contaminados,
contacto directo y heridas y vectores transmisores de la enfermedad.

3.- VÍAS Y MODOS DE TRANSMISIÓN MICROORGANISMOS.

Se denomina modo de transmisión el mecanismo por el que un microorganismo
patógeno llega a infectar un nuevo huésped susceptible. Hay varias vías generales de
transmisión: vía aérea, secreciones de vías respiratorias, agua, alimentos, contacto
directo, etc.

TRANSMISIÓN POR VÍA AÉREA

La transmisión aérea es una vía de transmisión estresante para el microorganismo
puesto que el aire carece de los nutrientes y la humedad necesarios para permitir una
larga supervivencia de muchos patógenos.

Muchas bacterias son transmitidas a través del aire en gotas (gotitas de Pflüge de
150 µm de diámetro y microgotas de Wells de 1 a 10 µm de diámetro) o aerosoles
producidos al toser, estornudar o hablar. Son especialmente importantes los aerosoles
producidos por tos o estornudo porque la gran velocidad con la que se emiten las
partículas en estas condiciones (hasta 100 m/s) reducen mucho el tiempo de trayectoria
de la partícula hasta llegar al nuevo huésped y de esta forma se hace mínima la
desecación.

En general, esta vía requiere una estrecha proximidad entre la fuente y el receptor
para que se produzca el contagio.

El polvo es un coadyuvante para la transmisión de microorganismos por vía aérea
porque permite a los microorganismos resistir más tiempo en suspensión en el aire, y
facilitan la entrada en el huésped. El polvo es importante en la transmisión de
infecciones nosocomiales por esta vía.

Enfermedades bacterianas transmitidas por vía aérea
• Difteria (Corynebacterium diphteriae)
• Faringitis causada por Streptococcus pyogenes
• Neumonía causada por Streptococcus pneumoniae
• Tuberculosis (Mycobacterium tuberculosis)
• Legionelosis causada por Legionella pneumophila
• Tosferina causada por Bordetella pertusis
• Enfermedad meningocócica

Los patógenos de la tuberculosis y de la difteria tienen una gran resistencia a las
condiciones exteriores, tienden a vehiculizarse por el polvo y a alcanzar grandes
distancias de transmisión.

Enfermedades víricas transmitidas por vía aérea
• Varicela (virus Varicela-Zoster)
• Rubéola
• Sarampión
MICROBIOLOGÍA CLÍNICA
Curso 2004 - 2005 (grupo 1)

• Gripe
• Resfriado común
• Virus respiratorio sincitial

TRANSMISIÓN POR VEHÍCULO COMÚN

Bajo este epígrafe se incluyen la transmisión a través de medios que o bien permiten
la multiplicación del microorganismo (vehículo común activo que comprende no solo
el agua y los alimentos que serán tratados en el siguiente apartado sino la sangre y las
soluciones para administración intravenosa), y los vehículos que sólo transmiten el
microorganismo (vehículo común pasivo).

Los objetos contaminados que pueden ser vehículos pasivos de diseminación de
microorganismos incluyen los utensilios de cocina, pañuelos, juguetes u objetos
escolares, lápices, etc. que pueden ser vehículo de neumococo, rinovirus,
enterobacterias, enterovirus, etc.

Las manos sucias son una vía de dispersión especialmente importante: las manos del
personal hospitalario son la vía más frecuente de transmisión de enfermedades
nosocomiales.

TRANSMISIÓN POR AGUA O ALIMENTOS CONTAMINADOS

La vía de entrada de estos patógenos es el tracto gastrointestinal. Estos
microorganismos pueden producir infecciones o intoxicaciones alimentarias y, por
tanto, es común referirse a ellos como agentes de toxiinfecciones alimentarias.

La mayoría de los microorganismos patógenos que usan esta vía de transmisión son
vehiculizados por comida, manos, heces y moscas. Si el alimento o el agua es calidad
dudosa, un método eficaz de prevención es hervir el agua y pelar o cocinar los
alimentos.

Las enfermedades causas por este tipo de patógeno son generalmente de tipo
gastrointestinal. La contaminación del alimento suele comenzar por su manipulación en
condiciones poco higiénicas seguida de una conservación deficiente (a temperatura
superior a 4ºC).

Toxiinfecciones bacterianas por vía de agua o alimentos contaminados

• Infecciones
Salmonelosis
Infecciones por diferentes tipos de Escherichia coli virulentos.
Fiebre tifoidea producida por Salmonella typhi
Cólera causado por Vibrio cholera
• Intoxicaciones
Causadas por Staphylococcus aureus
Botulismo causado por la toxina de Clostridium botulinum

Infecciones víricas transmitidas por el agua o por alimentos contaminados
Virus de gastroenteritis viral aguda
MICROBIOLOGÍA CLÍNICA
Curso 2004 - 2005 (grupo 1)

Rotavirus
Hepatitis A
Polio

TRANSMISIÓN POR CONTACTO DIRECTO

Se trata de una transmisión persona a persona y puede ser por contacto físico,
transmisión vertical y por inoculación directa.

Los microorganismos que requieren un contacto directo para su transmisión se
deshidratan con facilidad, son sensibles al oxígeno o a ambientes oxidantes, son
parásitos intracelulares obligados o presentan alguna combinación de estas
características.

Dentro de este grupo de patógenos se encuentran de forma destacada los causantes de
enfermedades bacterianas de transmisión sexual tales como
Gonorrea (Neisseria gonorrhoeae)
Enfermedad pélvica inflamatoria y uretrititis causadas por Chlamydia trachomatis
Sífilis causada por Treponema pallidum
VIH
y enfermedades de transmisión por contacto no sexual como
Carbunco causado por contacto con esporas de Bacillus anthracis.

Enfermedades víricas transmitidas por contacto directo
Citomegalovirus (mononucleosis infecciosa)
Herpesvirus de tipo I y II
Virus del papiloma humano
Virus de la rabia
VIH

Transmisión vertical
Sífilis congénita
Toxoplasmosis
Hepatitis B
Citomegalovirus
Rubéola
VIH

TRANSMISIÓN POR HERIDAS Y POR VECTORES

1. Las enfermedades transmitidas por un vector (animal que transporta un
microorganismo causante de una enfermedad infecciosa). Este vector puede ser
pasivo 8como las moscas que sólo dispersan el patógeno) o activo ( cuando parte del
ciclo biológico del patógeno tiene lugar en el vector).

Entre las enfermedades transmitidas por esta vía se incluyen

Enfermedades de origen bacteriano
Peste (causada por Yersinia pestis y transmitida por una pulga)
MICROBIOLOGÍA CLÍNICA
Curso 2004 - 2005 (grupo 1)

Enfermedades de tipo parasitario
Malaria o paludismo, causada por Plasmodium falciparum y transmitida por
mosquitos del género Anopheles.

Enfermedades de tipo viral
Fiebre amarilla transmitida por mosquitos de la especie Aedes aegyptii
Encefalitis víricas de origen tropical (fiebre del Nilo, etc.) transmitidas por
artrópodos
Dengue transmitida por mosquitos

2. Entre las enfermedades cuya vía de entrada son las heridas destacan

Enfermedades de origen bacteriano
Tétanos (causado por Clostridium tetani)
Gangrena gaseosa causadas por Clostridium perfringens.

Enfermedades de tipo vírico
HIV causante del SIDA
Virus de las hepatitis B y C