Tréboles

Poemas Mínimos

Mecánica Sentimental
La fuerza motriz: el cerebro... el ariete: el corazón, sonríe Cupido... dispara un flechazo... y echa a perder toda la combinación.

El Beso
Encerrado en un paréntesis: tus brazos, y en un par de comillas: nuestros labios, aprendí a deletrear un beso.

Borrachera

Embriagada por el néctar de tus besos, y arropada con el calor de tus caricias, soñaba... ¡Soñé que era eterno nuestro amor!

Peregrinación
Envuelta en sutil ropaje de ensueño, con todo mi bagaje de ternuras, me puse en marcha y... al final del camino... me esperabas tú.

La barca rosa
Mi alma es la pasajera enferma del amor,

que a bordo de una barca rosa: la ilusión ancló en la bahía de tu corazón.

Diagnóstico
Pero tú no eres el médico que había de curar mi dolencia, ni tu cariño el faro cuya luz me había de guiar ... y por eso ... el barco ... ha vuelto a zarpar.

El Sol
Moneda de oro, que sube y baja, sin que fluctúe su valor.

La Luna
Disco de plata, que tiene grabados, por ambos lados, música para enamorados.

El Mar
Amante de la playa, la besa, la acaricia, se va para siempre y vuelve otra vez.

L’Amant
Atraída por el imán de tu ternura y,

atravesando sendas ignoradas, mi alma peregrina llegó a tu corazón.

Maná Espiritual
Hambrienta de afectos llamé a tu puerta, fue tu cariño un oasis en mi desierto y tu palabra buena, agua que calmó mi sed.

Incendio
Prendió en mi alma, la chispa de un fuego divino, iluminó mi vida, de un sol desconocido, y me abrasé

en la hoguera de tu amor.

Marina
Estoy rodeada de mar y cubierta de cielo: ¡Oh! Que ansías infinitas, de alzar por entre las nubes, el vuelo!

Acatar
Playas ignotas: ¡como envidio a las gaviotas, tan libres y tan bellas, quien fuera como ellas!

Noche de Fiesta
En el cielo: en cada nube una estrella.

En la tierra: en cada flor un cocuyo, y en mi corazón junto al tuyo.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful