1

 











EL HOMBRE DE VITRUVIO 
 
 
 
 
Simbología y Geometría 
La Cuadratura del Círculo 






PEDRO TOMÁS VELA 








 



Ç 2u11 Bubok Publishing S.L.
1" euicion
ISBN:
BL:
Impieso en España ¡ Piinteu in Spain
Impieso poi Bubok

Los ueiechos ue piopieuau intelectual ue este libio han siuo
iegistiauos en SAFE CREATIvE.




Algunas ue las imágenes se han obteniuo ue páginas web en
Inteinet cuya uescaiga es libie, aunque pouiia uaise el caso ue existii
algunas imágenes que tuvieian los ueiechos ieseivauos.

Igualmente, este libio contiene uiveisas citas y iefeiencias que
han siuo tomauas ue libios y páginas web que tienen ueiechos ue
piopieuau ieseivauos, poi lo que, ue hacei utilizacion ue las mismas
con fines comeiciales, tenuiian que solicitaise los coiiesponuientes
peimisos a los piopietaiios ue uichos ueiechos.

Las imágenes y la infoimacion conteniua en el libio son ue libie
uisposicion exclusivamente paia uso piivauo, poi lo que se prohíbe la 
utilización  o  reproducción  de  los  contenidos,  parciales  o  totales 
de este libro, con fines comerciales o lucrativos.


Este libio ha siuo uiseñauo bajo el ciiteiio ue sei euitauo
únicamente en foimato ebook, en la platafoima ue inteinet Bubok,
paia sei leiuo con un oiuenauoi u otias heiiamientas infoimáticas. Se
iuega evitai su impiesion en papel.

 



 
 
 
 
Pirámides de Gizeh, cuadratura del círculo, 
geometría sagrada, símbolos esotéricos, 
catedrales góticas, constructores medievales, 
 sociedades secretas, conocimientos ocultos... 
 parecen unidos por unos vínculos misteriosos, 
cuyo entramado se hunde en un pasado milenario  
... que llega hasta nuestros días. 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 
 
Índice 

Introducción..... 8 
 
 
CAPÍTULO 1 – EL HOMBRE DE VITRUVIO 
 
El Hombre de Vitruvio..... 9 
La solución de Leonardo da Vinci..... 16 
El trazado de las dos figuras geométricas..... 18 
El dibujo trazado con un ordenador..... 31 
El símbolo de El Hombre de Vitruvio..... 35   
El octógono..... 39 
La masonería..... 46 
El compás y la escuadra..... 51 
Leonardo da Vinci y la masonería..... 54 



CAPÍTULO 2 ­ SIMBOLOGÍA 
 
Simbología..... 56 
Geometría sagrada..... 58 
La geometría de Leonardo da Vinci..... 60 
Construcciones octogonales..... 62 
Construcciones templarias..... 73 
El arte musulmán..... 77 
El arte mudéjar..... 88 
Las catedrales góticas..... 102 
Los rosetones..... 121 
Los laberintos de las catedrales..... 133 
Las marcas de los canteros..... 136 






 
CAPÍTULO 3 – GEOMETRÍA 
 
El octograma..... 139 
El pentagrama..... 141 
El heptagrama..... 143 
Dibujos geométricos..... 144 
Motivos geométricos de ornamentación..... 148 
La división de la circunferencia en partes iguales..... 154 
El octógono, una figura sagrada..... 160 
Las cuadrículas..... 162 
 
 
 
CAPÍTULO 4 – LAS DOS PIRÁMIDES DE GIZEH 
 
Los esquemas de las dos pirámides..... 171 
El plano de la pirámide de Kefrén..... 172 
El plano de la pirámide de Keops..... 174 
La representación de la cuadratura del círculo..... 180 
El plano de la meseta de Gizeh..... 182 
El esquema de la cuadratura del círculo..... 190 
Las maquetas de las dos pirámides..... 192 
 
 
 
CAPÍTULO 5 – LA CUADRATURA DEL CÍRCULO 
 
Ramón Llull y la cuadratura del círculo..... 196 
Los triángulos rectángulos..... 202 
El método de trazado de Leonardo da Vinci..... 206 
Trigonometría..... 209 
¿Qué es realmente imposible en este problema?..... 214 
La solución tecnológica..... 216 
Los tres cuadrados del círculo..... 220 
El trazado del cuadrado con regla y compás..... 224 
Un problema con mucha historia..... 238 
 
Bibliografía..... 240 

 
 
Introducción 


Bel uibujo ue El  Hombre  de  Vitrubio, extiaoiuinaiia y genial obia
ue Leonaiuo Ba vinci, pouiemos encontiai una extensa cantiuau ue
iepiouucciones en toua clase ue uivulgaciones, ya sean esciitas, viueo
giáficas, o uigitales. En inteinet, poi ejemplo, existen numeiosas
páginas web que iecogen y tiatan este famoso uibujo, expiesanuo las
más uiveisificauas opiniones sobie su significauo o su inteipietacion.
En la mayoi paite ue esas páginas se limitan a iepiouucii el uibujo,
iealizai algunos comentaiios sobie su histoiia y a ielatai con uetalle la
tiauuccion ue las anotaciones que figuian sobie el mismo. En otias se
ieflejan estas infoimaciones, expiesanuo una vaiiaua y uiveisa
piofusion ue opiniones, con la intencionaliuau ue uai una explicacion a
su conteniuo; se le ielaciona geneialmente con la geometiia, con el
númeio áuieo phi y con la cuauiatuia uel ciiculo.
Con este libio se completan y amplian algunos planteamientos
iniciauos y uesaiiollauos en un libio anteiioi, publicauo en el año 2uu9
en la platafoima ue inteinet Bubok, en el siguiente enlace:

http://www.bubok.es/libros/10058/EL‐SECRETO‐DE‐LA‐CUADRATURA‐DEL‐CIRCULO

El objetivo ue este libio seiá pues ampliai las hipotesis con las
que se ueteimina que se tiata ue un uibujo que tiene una tiascenuencia
mucho mayoi que la ue sei una simple expiesion aitistica poi paite ue
un genio, ya que tenuiia un significauo oculto cuya compiension nos
peimite acceuei al métouo o la foima ue tiazai un cuauiauo a paitii ue
un ciiculo, paia pouei buscai la solucion uel pioblema ue la cuauiatuia
uel ciiculo, y auemás, El  Hombre  de  Vitruvio seiia touo un simbolo, ya
que iepiesenta los conocimientos ocultos sobie ueometiia, que uesue
la Antigüeuau y uuiante la Euau Neuia, fueion tiansmitiénuose entie
los miembios ue algunas socieuaues secietas, las fiateiniuaues y los
giemios ue la constiuccion ue aquellas épocas.
 
 
 
 
 
 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 
 

EL HOMBRE DE VITRUVIO 




 1
1u 
 

A lo laigo ue la histoiia existen fiecuentes testimonios ue que
algunos peisonajes uestacauos uel munuo ue la ciencia, aboiuaion el
tema ue la cuauiatuia uel ciiculo y lo tiataion en sus textos iefeiiuos a
la ueometiia y otias ciencias, con gian natuialiuau, ya que se tiataba
ue un pioblema geneialmente conociuo uesue la más iemota
antigüeuau, peio también como si paia ellos la solucion iesultaia
conociua o fueia posible, aunque nunca la ievelaion ni planteaion su
uemostiacion, como si se tiatase ue un conocimiento que no habia que
ievelai.

0no ue esos peisonajes fue Leonaiuo ua vinci, hasta el punto ue
que existen iefeiencias ue que este pioblema “obsesiono” al genio, y
uel que se le atiibuye la iealizacion ue numeiosos uibujos. Resulta
soipienuente que ue esos supuestos uibujos que uebio iealizai con
este afán, no se haya conseivauo ninguno, ni siquieia haya queuauo
constancia alguna ue que los iealizaia, sienuo que ue touas las aites y
ciencias sobie las que ueuico sus estuuios, siempie uejo numeiosos
uibujos, bocetos e impoitantes uocumentos, iecogiuos en vaiios
volúmenes conociuos como Couices.

Solo queuaion algunas iefeiencias ue peisonas que le conocieion
o que comentaion sus obias.

«Según  Augusto  Marinoni,  'El  problema  de  geometría  que  absorbió 
a Leonardo interminablemente fue la cuadratura del círculo. A partir de 
1504  en  adelante  dedicó  cientos  de  páginas  de  sus  cuadernos  a  esta 
cuestión...  que  fascinó  a  su  mentor  Pacioli...  Mientras  que  estas 
investigaciones  no  produjeron  apreciables  progresos  en  matemáticas 
Leonardo creó una multiplicidad de complejos y preciosos diseños». 


«En  otro  momento  Leonardo  anuncia  haber  encontrado,  el  30  de 
noviembre  de  1504,  la  solución  del  viejo  problema  de  la  cuadratura:  La 
noche  de  San  Andrés  encontré  la  solución  a  la  cuadratura  del  círculo, 
cuando  se  acababa  el  candil,  la  noche  y  el  papel  en  el  que  estaba 
escribiendo; lo concluí al alba». 




11 
 
Be entie esa extensa cantiuau ue bocetos, uibujos y estuuios,
Leonaiuo iealizo un uibujo extiaoiuinaiio que paiece habei siuo
concebiuo como si fueia la iepiesentacion ue un enigma o un aceitijo,
al que hay que buscaile un significauo o uaile una explicacion, pues
poi si mismo paiece que no la tiene. Apaientemente no tiene ielacion
con ninguno ue los otios muchos y muy uiveisos temas que tiato. ¿Cuál
fue el motivo que le llevo a iealizai ese uibujo.
Algunas opiniones afiiman que el objeto uel mismo eia seivii ue
ilustiacion en las euiciones impiesas ue las obias ue vitiuvio.
Buiante touos estos siglos que han pasauo uesue su mueite, nauie
ha encontiauo esa explicacion, ni ha apoitauo uatos o piuebas que
justifiquen la iealizacion ue ese uibujo, aunque si existen numeiosas
opiniones ue que se tiata ue un uibujo ue cuya inteipietacion se pueue
planteai la hipotesis ue que tiene que vei con la cuauiatuia uel ciiculo.

Pouemos consiueiai como muy posible esta ielacion, poi la
piesencia ue las uos figuias geométiicas que constituyen el núcleo en
el que se basa ese pioblema: un ciiculo y un cuauiauo envolvienuo la
figuia ue un hombie uesnuuo, en uos posiciones uifeientes y con unas
anotaciones en la paite supeiioi e infeiioi que ielatan una seiie ue
meuiuas, ue piopoiciones y comentaiios, cuyas iefeiencias tienen una
ielacion eviuente con las obias el aiquitecto iomano vitiuvio (siglo I
a.C.). 0n uibujo pues, que contiene los ingieuientes necesaiios paia que
se le atiibuya un significauo esotéiico, un conocimiento oculto a la
vista ue los no iniciauos, ya que se tiataiia ue un secieto muy bien
guaiuauo.

Leonaiuo ua vinci muestia en su famoso uibujo El  Hombre  de 
Vitruvio como se ha ue iesolvei un pioblema consiueiauo “que no
tiene solucion”. Leonaiuo uibuja la iepiesentacion ue la cuauiatuia uel
ciiculo como un enigma, pues el piopio uibujo contenuiia ue foima
implicita, tanto el enunciauo uel pioblema como su solucion.

El enunciauo uel enigma pouiia sei algo semejante a este:

“A paitii ue este ciiculo tiazai un cuauiauo que tenga la misma
supeificie, con el único empleo ue un compás y una iegla sin giauuai”.




12 
 
La solucion consiste en encontiai el sistema paia el tiazauo ue las
cuatio lineas que foiman un nuevo cuauiauo, paia lo cual, las claves se
encuentian en la localizacion ue los cuatio puntos necesaiios paia
tiazai uicho cuauiauo. Los uos piimeios puntos están situauos ue
foima simétiica en uos ue los lauos uel cuauiauo que apaiece uibujauo,
el izquieiuo y el ueiecho, y son aquellos uonue uichos lauos se coitan
con la ciicunfeiencia. Los otios uos puntos son los centios ue ambas
figuias geométiicas, situauos en un mismo eje cential imaginaiio, que
uiviue exactamente poi la mitau, tanto las citauas figuias, como la
figuia humana. Son los puntos que apaiecen claiamente señalauos
sobie el ombligo y en el pubis ue la citaua figuia humana.

La foima en que se ha ue tiazai el nuevo cuauiauo es como sigue:

Sobie una iéplica uel uibujo, impiimienuo una copia, o utilizanuo
una fotocopia uel mismo, se coloca una iegla en posicion veitical, ue
foima que pase poi los uos puntos centiales ue la figuia humana, y se
tiaza una linea uesue la paite supeiioi hasta la paite infeiioi uel
ciiculo, uiviuienuo éste en uos paites simétiicamente iguales.

Se sitúa ue nuevo la iegla uesue el punto supeiioi ue uicha linea,
hasta el punto infeiioi uel lauo izquieiuo uel cuauiauo, uonue se coita
con la ciicunfeiencia, y se tiaza una nueva linea. Esta seiá el piimei
lauo uel cuauiauo.

Con el compás, situanuo una punta sobie el punto supeiioi uel eje
y la otia punta sobie el extiemo ue este piimei lauo, se toma la meuiua
exacta uel mismo.

Situanuo la iegla entie el punto infeiioi ue uicho lauo y el punto
infeiioi uel eje veitical, y se tiaza una segunua linea piolongánuola. Se
coloca el compás sobie el citauo punto, y se tiaslaua la meuiua tomaua
con el compás, maicanuo el extiemo ue la segunua linea. Esta seiá el
segunuo lauo uel cuauiauo.

Situanuo la iegla entie el punto supeiioi uel eje veitical y pasanuo
poi el punto supeiioi uel lauo ueiecho uel cuauiauo que coita la
ciicunfeiencia, se tiaza una teiceia linea a la que se tiaslauaiá con el
compás, en la foima inuicaua anteiioimente, la misma meuiua que la
uel piimei y segunuo lauo. Esta seiá el teicei lauo uel cuauiauo.

1S 
 
Finalmente situanuo la iegla sobie los puntos extiemos ue los
lauos segunuo y teiceio, se tiaza la linea uel cuaito lauo que completa
el cuauiauo.

El iesultauo es el cuauiauo que se muestia en la siguiente imagen:



El cuadrado que resuelve el problema. 

Las uos figuias geométiicas, el ciiculo y el cuauiauo, con las que
Leonaiuo iepiesenta este enigma o pioblema, no fueion tiazauas al
azai sino que iesponuen a una ejecucion muy piecisa, iealizaua con la
sola utilizacion ue un compás y una iegla sin giauuai, y en funcion ue
unas piopoiciones muy especiales que están igualmente señalauas
entie las anotaciones que complementan el uibujo.

Be alguna foima, se pueue inteipietai como si Leonaiuo hubieia
iealizauo con este uibujo la solucion al pioblema ue la cuauiatuia uel
ciiculo, tiazanuo solo una piimeia paite y uejanuo el iesto, es uecii,
como se ha ue teiminai ue completai el cuauiauo, como si fueia un
enigma o auivinanza a iesolvei.

14 
 
Sin embaigo, ue este uibujo, lo piimeio que llama la atencion y
piobablemente poiqué lo ha hecho munuialmente conociuo y famoso,
es la figuia ue un hombie uesnuuo, con los biazos y las pieinas
extenuiuos en uos foimas uifeientes, una en la posicion ue ciuz y otia
en la posicion ue aspa. La supeiposicion ue estas uos figuias sugieie la
posibiliuau ue un movimiento ue una posicion a otia.

También llama poueiosamente la atencion las uos posiciones
uifeientes en las que apaiece uibujauo el pene uel hombie, en posicion
lacia y en posicion eiecta.

Este uetalle uel pene eiecto no está ue ninguna foima sugeiiuo en
los textos ue vitiuvio. Con lo cual, si se aumite este planteamiento, y se
hace una animacion imaginaiia uel movimiento ue las uos posiciones,
ue foima consecutiva, la posicion ue biazos en ciuz con el pene lacio,
seguiua ue la posicion ue biazos en aspa con el pene eiecto, y asi
iepetiuamente, semejanuo la animacion ue una maiioneta, uichos
movimientos ieflejaiian un efecto giotesco, cuyo iesultauo causaiia un
impacto paia los espectauoies, como si ue un buila se tiataia.

Es como si Leonaiuo hubieia queiiuo iepiesentai con las uos
posiciones uifeientes ue la figuia humana, una foima ue llamai la
atencion ue aquellos que contemplaian o analizaian el uibujo en el
futuio, como si se tiataia ue una piovocacion o un uesafio paia la
imaginacion, ponienuo ue esta foima alguna eviuencia en el uibujo,
cuyo significauo no seiia solo una iepiesentacion imaginativa, o una
expiesion aitistica, sino que en él se esconue un tiasfonuo que el
espectauoi ha ue aveiiguai.

____________________________ 


Paia finalizai se ha ue comentai que iealizanuo el tiazauo ue las
uos figuias geométiicas, siguienuo los mismos pasos que los señalauos
anteiioimente, pueuen sei iealizauos utilizanuo un piogiama ue
uibujo poi oiuenauoi, paia obtenei un uibujo iuéntico. Be esta foima
se obtienen las meuiuas exactas ue uichas figuias, tanto uel iauio uel
ciiculo como uel lauo uel cuauiauo. Con estas meuiuas, que guaiuan la
misma piopoicion que las uel uibujo oiiginal, se iealizan los cálculos
piecisos que muestian que la supeificie uel cuauiauo no coinciue ue
foima exacta con la supeificie uel ciiculo, lo que supone ueteiminai
que ésta no es la solucion que iesuelve el pioblema.
1S 
 

Este es un uetalle que ha sei consiueiauo como iiielevante, ya que
se ha ue tenei en cuenta funuamentalmente cuál eia el pioposito ieal
uel uibujo, con el que Leonaiuo mostio ue foima pública y
tiascenuente, y con un ejemplo genial, un secieto sin ievelailo: Es el
sistema o la foima en la que ha ue tiazaise el cuauiauo paia encontiai
la solucion ue este legenuaiio pioblema.

0n “secieto” cuyo oiigen se iemonta vaiios miles ue años atiás, ya
que con toua piobabiliuau eia conociuo poi los maestios egipcios, los
constiuctoies ue las piiámiues, y que puuo habei siuo muy bien
guaiuauo poi ellos en las meuiuas y en la posicion ue las uos piiámiues
más famosas ue Egipto.

La cuauiatuia uel ciiculo es un pioblema ue geometiia elemental
que pueue consiueiaise como mitico o histoiico, funuamentalmente
poi uos iazones:

La piimeia es poique sus iefeiencias se iemontan hasta épocas
iemotas ue la antigüeuau, hasta miles ue años atiás, ya que sus
oiigenes se atiibuyen a los conocimientos secietos ue los saceiuotes
egipcios y ue los maestios constiuctoies ue las piiámiues.

La segunua, y con toua seguiiuau la más uifunuiua y aceptaua, es
poique se tiata ue un pioblema que no tiene solucion.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
16 
 
 
La solución de Leonardo da Vinci. 
 
 
«Y yo cuadro el círculo, excepto una porción tan minúscula como el 
intelecto sea capaz de imaginar, es decir, como el punto visible».  



Leonaiuo ua vinci iepiesento en el uibujo ue El Bombie ue
vitiuvio el antiguo pioblema ue la cuauiatuia uel ciiculo, cuyo
postulauo oiiginal eia como sigue:

«A  partir  de  un  círculo  construir  un  cuadrado  que  tenga  la  misma 
superficie, sólo con el empleo de un compás y una regla sin graduar».

El uibujo ue El Bombie ue vitiuvio esconue una uualiuau piopia
ue aquella época, en el sentiuo ue expiesai un simbolismo tiauicional y
esconuei a la vez una segunua enseñanza, secieta, piofana,
oiuinaiiamente uesconociua que peitenece al uominio ue los
conocimientos ancestiales.

Con el simbolismo tiauicional, el uibujo ue Leonaiuo apaienta
estai iepiesentanuo un pasaje ue la obia De Architectura que se iecoge
en 1u tomos esciitos en el siglo I a. C. poi Naico vitiuvio Polion,
aiquitecto, esciitoi, ingenieio y tiatauista iomano. En un pasaje ue
esos tomos vitiuvio cita lo siguiente:

«El  ombligo  es  el  punto  central  natural  del  cuerpo  humano.  En 
efecto,  si  se  coloca  un  hombre  boca  arriba,  con  sus  manos  y  sus  pies 
estirados,  situando  el  centro  del  compás  en  su  ombligo  y  trazando  una 
circunferencia,  esta  tocaría  la  punta  de  ambas  manos  y  los  dedos  de  los 
pies.  La figura circular trazada sobre el cuerpo humano nos posibilita el 
lograr también un cuadrado: si se mide desde la planta de los pies hasta 
la  coronilla,  la  medida  resultante  será  la  misma  que  se  da  entre  las 
puntas  de  los  dedos  con  los  brazos  extendidos;  exactamente  su  anchura 
mide  lo  mismo  que  su  altura,  como  los  cuadrados  que  trazamos  con  la 
escuadra». 


17 
 
Sin embaigo, en el uibujo, Leonaiuo iepiesenta algo mucho más
piofunuo, un secieto, un conocimiento que no pueue sei uesvelauo: La
solucion ue un pioblema tiauicionalmente consiueiauo como
imposible ue iesolvei.

Leonaiuo plasma en el uibujo los comentaiios ue vitiuvio, sin
embaigo anota en el mismo uocumento sus piopios uatos añauiuos, y
lo que apaientan sei las meuiuas o piopoiciones, en iealiuau son las
instiucciones paia inteipietai el uibujo y compienuei el veiuaueio
sentiuo uel mismo, puesto que, como continuacion uel uibujo ue las
uos figuias geométiicas, se pueue teiminai ue tiazai el cuauiauo
objeto ue la solucion, paia lo cual, están claiamente maicauos los
puntos necesaiios poi los que se tiazaián las lineas ue sus cuatio
lauos, y que son los centios ue ambas figuias, más algunos ue los
puntos en los que la ciicunfeiencia y el cuauiauo se coitan entie si.


Las anotaciones que figuian en el uocumento, en su paite
supeiioi, justo encima uel uibujo, uicen:

«Vitruvio, el arquitecto, explica en su obra sobre Arquitectura que la 
naturaleza  dispone  las  medidas  del  cuerpo  humano  de  la  siguiente 
manera: Una palma es la anchura de cuatro dedos, un pie es la anchura 
de cuatro palmas, un antebrazo es la anchura de seis palmas, la altura de 
un  hombre  son  cuatro  antebrazos,  un  paso  son  cuatro  antebrazos  y 
veinticuatro palmas son un hombre. Estas eran las medidas que usaba en 
sus edificios. Si abre tanto  las  piernas de forma que su altura disminuya 
en 1/14 y extiende los brazos, levantándolos hasta que los dedos medios 
estén  a  la  altura  de  la  parte  superior  de  su  cabeza,  el  centro  de  los 
miembros  extendidos  estará  en  el  ombligo  y  el  espacio  que  comprenden 
las piernas formará un triángulo equilátero».


En la paite infeiioi, justo uebajo ue la linea paialela situaua bajo
el lauo infeiioi uel cuauiauo, apaiece centiaua la fiase:

«La  longitud  de  los  brazos  extendidos  de  un  hombre  es  igual  a  su 
altura».  




18 
 
Y a continuacion el iesto ue las anotaciones:

«La distancia entre el nacimiento del pelo y la barbilla es un décimo 
de la altura de un hombre, la altura de la cabeza hasta la barbilla es un 
octavo  de  la  altura  de  un  hombre,  la  distancia  entre  el  nacimiento  del 
pelo  a  la  parte  superior  del  pecho  es  un  séptimo  de  la  altura  de  un 
hombre,  y  entre  la  parte  superior  del  pecho  y  la  parte  superior  de  la 
cabeza,  una  sexta  parte,  la  altura  de  la  cabeza  hasta  el  final  de  las 
costillas  es  un  cuarto  de  la  altura  de  un  hombre,  la  anchura  máxima  de 
los hombros es un cuarto de la altura de un hombre, la distancia entre el 
codo al extremo de la mano es un quinto de un hombre, y entre el codo y 
la  axila,  la  octava  parte,  la  longitud  de  la  mano  es  un  décimo  de  su 
estatura;  el  inicio  de  los  genitales  marca  el  centro  del  hombre,  la 
distancia  entre  la  planta  del  pie  y  la  base  de  las  rodillas  es  la  cuarta 
parte de la altura de un hombre y entre la base de la rodilla y el inicio de 
los  genitales  también  la  cuarta  parte,  la  distancia  entre  la  barbilla  a  la 
nariz  es  un  tercio  de  la  longitud  de  la  cara,  la  distancia  entre  el 
nacimiento  del  pelo  y  las  cejas  es  un  tercio  de  la  longitud  de  la  cara,  la 
distancia  entre  el  nacimiento  del  pelo  y  la  oreja  es  un  tercio  de  la 
longitud de la cara». 





El trazado de las dos figuras geométricas. 


Como se ha comentauo con anteiioiiuau, las figuias geométiicas
uel cuauiauo y uel ciiculo, no fueion uibujauas al azai, sino que
iesponuen a un meticuloso y a la vez genial tiazauo, basauo en las
uifeientes piopoiciones que se van obtenienuo a paitii ue un piimei
eje o linea veitical.

Se muestian a continuacion una seiie ue fotogiafias que iecogen,
paso a paso, la foima en que Leonaiuo ua vinci iealizo el tiazauo ue las
uos figuias geométiicas, el cuauiauo piimeio y la ciicunfeiencia
uespués, peifectamente encajauas entie si, ue tal foima que queuan
señalauos entie ambas los puntos poi los que se tiazaián las lineas uel
cuauiauo que, finalmente, constituye la paite oculta uel uibujo, y es la
que muestia la foima en la que se ha ue encontiai la solucion uel
pioblema.
19 
 

Los uibujos que se piesentan a continuacion, han siuo iealizauos
manualmente, utilizanuo solo un compás y una iegla sin giauuai.
 
 
1. Con una iegla se uibuja una linea veitical y a paitii ue un punto
tomauo como centio, con el compás, se maican sobie uicha linea uos
puntos ue iefeiencia, equiuistantes uel centio, como si se tiataia uel
eje ue una ciicunfeiencia imaginaiia.
















2u 
 

2. Sobie la mitau supeiioi ue la linea, situanuo el compás en el
punto cential y en el punto supeiioi, sucesivamente, se señalan los uos
puntos ue iefeiencia equiuistantes, uesue los que con la iegla se tiaza
la linea que maicaiá el punto meuio.





La linea veitical ue iefeiencia ha queuauo uiviuiua poi la nueva
maica señalanuo las siguientes piopoiciones: 0na cuaita paite en la
supeiioi y ties cuaitas paites en la infeiioi.





21 
 
S. Situanuo el compás sobie este punto meuio y sobie la maica
uel punto infeiioi ue la linea, sucesivamente, se señalan los uos puntos
ue iefeiencia equiuistantes, sobie los que se sitúa la iegla paia maicai
un punto que uiviue ue nuevo poi la mitau la paite infeiioi ue linea.





Bemos maicauo el punto meuio ue las ties cuaitas paites ue la
linea ue iefeiencia inicial.









22 
 
4. Situanuo el compás sobie ese punto meuio y tomanuo la
uistancia hasta el punto infeiioi, uesue caua uno ue los ties puntos ue
la linea se van maicanuo sucesivamente los puntos equiuistantes. Con
la iegla se tiazan las lineas que unen uichos puntos foimanuo un
cuauiauo.



La meuiua ue los lauos ue este cuauiauo, guaiuan una piopoicion
muy especial iespecto ue la linea inicial ue iefeiencia. Bicha linea
coiiesponueiia al uiámetio ue una ciicunfeiencia imaginaiia y caua
una ue sus uos mitaues seiia la meuiua ue un iauio.

La suma ue 6 iauios ue la citaua ciicunfeiencia iesulta sei igual a
la suma ue los 4 lauos uel cuauiauo. Con uicha piopoicion (6¡4=1,S) la
meuiua ue caua lauo uel cuauiauo iesulta sei igual a la meuiua ue un
iauio y meuio, o lo que es lo mismo, igual a la meuiua ue las ties
cuaitas paites uel uiámetio.  



2S 
 
S. Situanuo el compás sobie el punto meuio uel lauo izquieiuo uel
cuauiauo y el véitice infeiioi uel mismo, se señalan los uos puntos
equiuistantes. Situanuo la iegla entie uichos puntos, se tiaza la linea
que los une y se maica el punto meuio que coiiesponue a la cuaita
paite uel lauo uel cuauiauo.

Situanuo el compás en el centio uel cuauiauo y tomanuo la
uistancia hasta uicho punto meuio, se tiaslaua esa meuiua hasta la
paite infeiioi ue la linea veitical, maicanuo sobie ella un nuevo punto
ue iefeiencia.



 
En el uibujo oiiginal, Leonaiuo coloca esta maica justo en el punto
cential ue una linea paialela al lauo infeiioi uel cuauiauo, que tiene su
misma meuiua, y en la que auemás, apaiecen señalauas unas maicas en
sus uos extiemos, con una seiie ue pequeñas uivisiones iguales, que
sugieien sei maicas paia meuiciones. Sin embaigo, el veiuaueio objeto
ue la mencionaua linea infeiioi, no es otio que el ue uejai constancia
en el uibujo ue esa maica utilizaua como iefeiencia.
24 
 

6. Con el compás se toma la misma meuiua ue la mitau ue la linea
inicial (un iauio) y se sitúa en el punto infeiioi señalauo, tiaslauanuo
uicha meuiua ue nuevo sobie la linea veitical y maicanuo un nuevo
punto ue iefeiencia.

La uistancia uesue el centio ue la linea inicial hasta el punto meuio
uel lauo infeiioi uel cuauiauo, es igual a la uistancia entie los uos
últimos puntos ue iefeiencia.



Con esta opeiacion hemos obteniuo un punto ue iefeiencia que
tiansmite las piopoiciones existentes entie las meuiuas uel iauio ue
una ciicunfeiencia y el lauo ue un cuauiauo.







2S 
 

7. Situanuo el compás en el punto maicauo y tomanuo como iauio
la meuiua hasta la mitau uel lauo infeiioi uel cuauiauo, se tiaza una
ciicunfeiencia que se coita con el cuauiauo en seis puntos uifeientes,
ue los cuales cuatio son los que maican las nuevas iefeiencias.

Los uos situauos en el lauo izquieiuo y los uos en el lauo ueiecho.



 
 
  Basta aqui, hemos tiazauo las uos figuias geométiicas que son,
en piopoicion, iuénticas a las uel uibujo tal como lo iealizo Leonaiuo.

A paitii ue aqui solo iesta completai la paite oculta, aquella que
nos muestia como se ha ue iesolvei el pioblema ue la cuauiatuia uel
ciiculo y cuyo tiazauo continúa en las siguientes imágenes.




26 
 

8. Situanuo la iegla entie el punto supeiioi uel eje veitical y el
punto uonue el lauo infeiioi izquieiuo uel cuauiauo se coita con el
ciiculo, se tiaza la linea que une ambos puntos.



 
 
Esta linea seiá el piimei lauo uel cuauiauo.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
27 
 
 
9. Situanuo la iegla entie el extiemo infeiioi ue esa linea y el
punto infeiioi uel eje veitical, se tiaza una segunua linea piolongaua
más allá ue este punto.

Con el compás situauo en el véitice que foiman ambas lineas, se
toma la meuiua ue la piimeia linea, y tiaslaua a la segunua, maicanuo
sobie ella exactamente la misma meuiua.





Ya tenemos los uos piimeios lauos uel cuauiauo.










28 
 

1u. Situanuo el compás entie el punto supeiioi uel eje veitical y
el punto supeiioi uonue el lauo ueiecho uel cuauiauo se coita con el
ciiculo, se tiaza una teiceia linea piolongánuola.

Situanuo el compás sobie el véitice ue ambas lineas con la
meuiua tomaua ue la piimeia linea se tiaslaua maicanuo sobie ella
exactamente la misma meuiua.





Ya tenemos el teicei lauo uel cuauiauo.










29 
 

11. Finalmente, situanuo la iegla entie los uos puntos extiemos
ue las lineas segunua y teiceia, se tiaza la linea que cieiia y completa
el cuauiauo.



 

El cuauiauo final es el iesultauo oculto ue un conocimiento que
uebio significai la piincipal iazon poi la que Leonaiuo iealizo este
uibujo.

Como hemos pouiuo compiobai a tiavés ue algunas iefeiencias,
que afiiman que Leonaiuo estaba obsesionauo con este pioblema y
poi el que iealizo numeiosos uibujos, ue los cuales no existe ninguna
constancia. Tan solo un uibujo que iesulta sei el que aglutina toua la
enseñanza que peimite compienuei el métouo que uebe utilizaise
paia tiazai el cuauiauo que ua solucion al pioblema ue la cuauiatuia
uel ciiculo.


Su 
 
0n conocimiento que ha peimaneciuo oculto uuiante milenios a
los ojos ue los piofanos y que únicamente habiian conociuo aquellas
peisonas uel munuo ue la cultuia y la ciencia, que foimaian paite ue
ueteiminauas socieuaues secietas, que lo habiian guaiuauo
celosamente, ya que foimaiia paite ue esos conocimientos sagiauos
que se van tiansmitienuo entie aquellas peisonas conociuas con el
nombie ue “iniciauos”.

Quién quieia que lo uesee pueue compiobai la exactituu uel
tiazauo que se ha ejecutauo, veiificanuo las piopoiciones señalauas,
paia lo cual solo es necesaiio utilizai una copia uel uibujo ue vitiuvio y
un compás.

Paia veiificai la piimeia piopoicion, se sitúa un extiemo uel
compás en el punto que maica el ombligo ue la figuia humana (el
centio uel ciiculo), y el otio extiemo en el punto cential maicauo
sobie la linea situaua bajo el lauo infeiioi uel cuauiauo, paialela al
mismo. A continuacion, con esa meuiua, se sitúa el compás sobie un
véitice uel cuauiauo y se hace una maica en uno ue los lauos. Esa
maica señala la meuiua ue los uos teicios uel lauo.

Paia veiificai la segunua piopoicion, se sitúa un extiemo uel
compás en el punto que maica el pubis ue la figuia humana (el centio
uel cuauiauo), y el otio extiemo en el mismo punto cential maicauo en
la linea situaua bajo el lauo infeiioi uel cuauiauo. A continuacion, se
tiaslaua esa meuiua hasta coitai uno ue los lauos. Esa maica señala la
meuiua ue cuaita paite uel lauo.

Es impoitante uestacai que el uibujo se ha iealizauo con una iegla
sin giauuai, que se utiliza exclusivamente paia tiazai las lineas iectas
entie uos puntos maicauos pieviamente, y con un compás que se
utiliza paia maicai los puntos ue iefeiencia, paia tomai las uistancias
o las meuiciones entie uos puntos, paia tiaslauai las meuiuas ue unas
lineas a otias, y paia compaiai las uifeientes piopoiciones.

Como se ha pouiuo compiobai en la seiie ue fotogiafias, es
posible iesolvei este pioblema, peio funuamentalmente si se tiene el
conocimiento uel métouo que ha se ha ue seguii en el tiazauo uel
cuauiauo. Y ese métouo es el que Leonaiuo ua vinci uejo en un uibujo
genial como es El hombre de Vitruvio.

 
S1 
 
El dibujo trazado con un ordenador.
 
Bificilmente puuo habei imaginauo Leonaiuo ua vinci, uanuo poi
hecho que poseia ue una extiaoiuinaiia imaginacion, que en un futuio
lejano, el compás y la iegla seiian sustituiuos poi otias heiiamientas
que iban a piopoicionai una mayoi peifeccion en la iealizacion ue los
uibujos, y auemás, obtenei con gian piecision las meuiuas y los uatos
paia la iealizacion ue los cálculos.

Bemos ue ieconocei que seiia mucho más uificil ue imaginai esto
mismo, paia otias peisonas menos instiuiuas y capacitauas que él,
incluiuas muchas ue las peisonas que, aun hoy, seguimos conocienuo
nuevos avances tecnologicos ue los que hace tan solo unas pocas
uécauas ni siquieia pouiamos imaginai.

La infoimática nos ha abieito las pueitas hacia una nueva
uimension: La iealiuau viitual. La posibiliuau ue iealizai el mismo
uibujo con un oiuenauoi, obtenei las uifeientes meuiuas con gian
piecision y hacei los cálculos con muchos númeios uecimales, nos va a
peimitii sacai nuevas conclusiones que con los uibujos hechos
manualmente iesultaiia imposible.

Paia ello, y siguienuo los mismos pasos que los mostiauos en la
seiie ue fotogiafias que hemos visto, se ha iealizauo el mismo tiazauo
con un piogiama ue uibujo poi oiuenauoi.


S2 
 
 
El dibujo realizado con un ordenador 

 
 
Detalle de los puntos del dibujo. 

Punto  1. Es el centio ue la linea inicial (a‐b), uiviuiua poi uos
iauios (1‐a) y (1‐b).
 
Punto  2. Es el centio ue la ciicunfeiencia final obteniua, cuyo
iauio es (2‐b) y con cuya meuiua se calcula la supeificie uel ciiculo.
 
Punto  3. Es el centio uel cuauiauo oiiginal utilizauo como
iefeiencia paia obtenei la ciicunfeiencia. La meuiua ue sus lauos es
igual a las ¾ paites ue la linea inicial.
 
Punto a. Es el piimei punto ue iefeiencia sobie la linea inicial.
 
Punto  b.  Es el segunuo punto ue iefeiencia sobie la linea
inicial y es el punto ue iefeiencia paia obtenei el iauio uel ciiculo.
 
a
 
e

b
c
1
2
3
f
SS 
 
Punto c. Es el punto al que se tiaslaua la meuiua ue iefeiencia
entie el centio uel cuauiauo y el punto que uiviue el lauo izquieiuo
en 4 paites iguales.
 
Punto  d.  Es el punto uonue el ciiculo se coita con la paite
infeiioi uel lauo izquieiuo uel cuauiauo.
 
Punto  e.  Es el punto uonue el ciiculo se coita con la paite
supeiioi uel lauo ueiecho uel cuauiauo.
 
Punto  f.  Es el punto uonue el ciiculo se coita con la linea
inicial.
 
 
 
 
Las medidas del dibujo y los cálculos. 

El siguiente cuauio iecoge las meuiuas que se han obteniuo uel
uibujo y los cálculos que se han iealizauo.



El ciiculo que se ha obteniuo con el ejemplo, cuya ciicunfeiencia
inicial se ha tiazauo al azai, tiene un iauio que miue unos 1S,S
centimetios, y el lauo uel cuauiauo final iesultante tiene una meuiua
ue unos 27,12 centimetios.



S4 
 
0no ue los uatos que hemos ue iesaltai es la meuiua uel “lauo uel
cuauiauo exacto” que ha siuo calculaua como la iaiz cuauiaua uel uato
ue la supeificie uel ciiculo. Bicha meuiua es ue 271,46S2 milimetios,

Si compaiamos las meuiuas uel lauo obteniuo con el uibujo
(271,2448 mm.) y esa meuiua exacta calculaua, vemos que hay una
uifeiencia ue tan solo u,2184 milimetios. Apenas poco más ue 2
uécimas ue milimetio, menoi que la meuiua calculaua como exacta.
0na uifeiencia que iesulta inapieciable a simple vista, e imposible ue
uetectai con una iegla convencional.

Este ejemplo, y poi tanto el uibujo oiiginal ue Leonaiuo, iesultan
sei una apioximacion a la solucion exacta ue la cuauiatuia uel ciiculo,
ya que tiene solo un poicentaje ue eiioi ue un ‐u,16% poi uefecto, en
la uifeiencia ue las supeificies calculauas iespecto ue la supeificie uel
ciiculo.

La uifeiencia ue las supeificies calculauas ua como iesultauo la
uifeiencia ue unos 118 milimetios cuauiauos, significativamente
gianue como paia consiueiai que el uibujo fueia la solucion con la que
Leonaiuo cieyo que iesolvia el pioblema. Sin embaigo, y aunque “los
númeios no cuauien”, se pueue valoiai que el uibujo ue El  Hombre  de 
Vitruvio, auemás ue sei genial e imaginativo, ua un iesultauo ue tal
apioximacion, que pouiia sei consiueiauo como esa solucion.

Be cualquiei foima, la afiimacion ue que esta no es la solucion
exacta, solo se pueue iealizai basaua en un único aigumento, y es el ue
que se ha utilizauo un piogiama ue uibujo infoimático paia tiazai el
mismo uibujo.












SS 
 
El símbolo de El Hombre de Vitruvio. 






El Hombre de Vitruvio es un símbolo de la Geometría



El uibujo ue El Bombie ue vitiuvio es la iepiesentacion ue un
simbolo, puesto que contiene en su significauo un conocimiento ue la
ueometiia, que Leonaiuo ua vinci tiansmitio con una intencion ue
mantenei oculto uicho conocimiento, lejos uel alcance ue los piofanos,
al igual que hicieion otios muchos aitistas y aiquitectos, que utilizaion
muy uiveisos simbolos y foimas paia tiansmitii ese tipo ue
conocimientos a los que únicamente pueuen acceuei peisonas
iniciauas y el compiomiso ue seguii mantenienuo esa ieseiva, y que,
como veiemos, foiman paite consustancial ue numeiosas obias
aiquitectonicas que fueion constiuiuas poi touas las cultuias a lo laigo
ue peiiouos que compienuen uesue la Antigüeuau y uuiante la Euau
Neuia, ue los cuales nos queuaion como una heiencia un patiimonio
ue inestimable valoi, como son las gianues maiavillas aiquitectonicas
y aitisticas ue las citauas épocas.








S6 
 

Quienes puuieion tenei acceso al conocimiento a este métouo ue
tiazauo ue Leonaiuo ua vinci que pueue iesolvei la cuauiatuia uel
ciiculo, sin uuua que conocieion a la vez la uificultau ue señalai la
solucion uel pioblema. Ya que se tiata ue un pioblema que, ejecutauo
con uicho métouo, aumite una multipliciuau ue tiazauos uifeientes
que, al sei iealizauos con un compás y una iegla, uan múltiples
iesultauos apaientemente coinciuentes, poi lo que ante tantas
soluciones posibles iesulta imposible uecantaise poi una ue ellas con
absoluta seguiiuau. Quizás fue esta uificultau la iazon poi la que se
ueteimino que, tanto ese métouo como esa imposibiliuau,
peimanecieian ocultos entie los conocimientos que se uivulgaion en
mateiia ue geometiia.

Y el acceso a esos conocimientos, con toua piobabiliuau solo
pouiia tenei lugai uentio ue socieuaues secietas, a las que solo pouian
peitenecei peisonas uestacauas, con una gian foimacion cultuial, o
poi su piofesion, y que hubieian teniuo una piepaiacion pievia, que
siempie han exigiuo ese tipo ue socieuaues, y siguen exigienuo incluso
actualmente, ya que tienen estiictas ieglas y foimas paia iecibii y
tiansmitii sus enseñanzas.

Es tan solo una hipotesis, peio en lo que se iefieie a los citauos
conocimientos, Leonaiuo ua vinci puuo habei siuo uno ue aquellos
hombies uestacauos ue su época, iazon poi la que puuo tenei acceso al
métouo que hemos mostiauo con anteiioiiuau, con el que, como
hemos pouiuo sabei poi algunas iefeiencias, iealizo numeiosos
tiazauos sin conseguii una solucion que le fueia satisfactoiia, hasta
que iueo una foima ue tiansmitiilo, mantenienuo ese conocimiento en
secieto, y a la vez seguii peipetuánuolo paia posteiioies geneiaciones,
aunque fueia en foima ue enigma.

Y uentio ue esa hipotesis, es uonue tenuiia su explicacion el
enigmático y a la vez apaientemente builesco uibujo ue El  Hombre  de 
Vitruvio. Touo un compenuio ue enseñanzas iefeiiuas a la ueometiia,
ieflejauo en un uibujo, que tiene unas anotaciones que señalan una
claia iefeiencia a un uestacauo aiquitecto ue la antigüeuau, como fue
Naico vitiuvio Polion, paia tiansmitii con él un conocimiento que ha
seguiuo peimanecienuo oculto uuiante vaiios siglos, y que ue no
habeilo iealizauo, sin uuua que se habiia peiuiuo paia siempie con la
mueite ue Leonaiuo, al habeise uestiuiuo esos múltiples y uifeientes
uibujos que, según las iefeiencias que conocemos, iealizo.
S7 
 

Es conociuo que Leonaiuo peitenecio a alguna ue las socieuaues
ocultas ue su época, piobablemente a alguna logia ue la masoneiia, poi
lo cual tuvo que iespetai el juiamento que ata a touos los miembios ue
ese tipo ue socieuaues, lo que le obligaba a guaiuai silencio ue aquellos
conocimientos que iecibio uentio ue esa socieuau, sobie geometiia y
aiquitectuia, aunque fueian ue lo más elementales, peio que uuiante
milenios fueion consiueiauos sagiauos poi sus poitauoies.

Sea cual fueie la iazon, paiece claio que uel piopio uibujo paiece
ueuuciise que Leonaiuo conocio ese métouo paia iesolvei el pioblema
ue la cuauiatuia. Poi ello suigen una seiie ue pieguntas sobie el
motivo que le llevo a mostiai públicamente un solo uibujo:
¿Poi qué Leonaiuo no hizo público ese conocimiento.
¿Encontio la solucion poi sus piopios meuios o tuvo acceso a
infoimacion ue otias cultuias.
¿Eia un secieto que se mantenia uesue épocas antiguas.
¿Ese conocimiento eia conociuo poi otios hombies eminentes
uesue la antigüeuau.
Y seguiamente muchas más.

No se pueue uescaitai que el uibujo ue El Bombie ue vitiuvio
puuieia contenei otios secietos, o conocimientos ocultos, como poi
ejemplo la simbolica figuia uel octogono. Como ya hemos señalauo,
entie las posibles claves que apaiecen en el uibujo, como son las
anotaciones ue las meuiuas o las maicas en uifeientes paites uel
hombie uesnuuo, están las uos posiciones uifeientes ue los biazos y las
pieinas ue la figuia humana. Bichas posiciones pouiian expiesai
también la iepiesentacion ue unos ejes imaginaiios, que son
coinciuentes, tanto paia el ciiculo como paia el cuauiauo: La posicion
ue los biazos y las pieinas en ciuz iepiesentaiian los uos ejes, el
hoiizontal y el veitical. Y la posicion ue biazos y pieinas en aspa,
iepiesentaiian los uos ejes tiansveisales.

Si se uibujan uichos ejes sobie una ciicunfeiencia, ésta queua
uiviuiua en ocho paites iguales, poi lo que uichas posiciones pouiian
estai sugiiienuo la figuia ue un octogono. La sugeiencia ue una figuia
geométiica como el octogono, o la uivision ue la ciicunfeiencia en ocho
paites iguales, pouiia paiecei elemental o incluso iiielevante, sino
fueia poique uicha figuia, al igual que la ciicunfeiencia, ha teniuo una
especial tiascenuencia en las constiucciones aiquitectonicas uuiante
vaiios siglos, especialmente en las constiucciones ue caiáctei ieligioso.
S8 
 

¿Acaso pueue tenei la figuia ue un octogono algún otio significauo
más tiascenuente.

Existe una gian similituu y ielacion entie las fases y las
piopoiciones que utilizo Leonaiuo paia tiazai las uos figuias
geométiicas uel uibujo –tal como ya las hemos visto‐, con las fases y las
piopoiciones con las que se pueuen tiazai los esquemas o planos ue
numeiosas piiámiues ue Egipto –como veiemos más auelante‐, en
cuyo uiseño, a paitii ue una ciicunfeiencia, los que las constiuyeion
utilizaion un mismo métouo o pation. Con una excepcion: El uiseño ue
la uian Piiámiue ue Keops se obtiene a paitii ue una ciicunfeiencia y
ue su octogono, cuyo lauo tiene la misma meuiua que el lauo uel
cuauiauo ue la base ue uicha piiámiue, poi lo que paitienuo ue la
figuia ue un octogono se pueuen obtenei ue foima piopoicional touas
las meuiuas ue uicha piiámiue: los lauos, las aiistas, las apotemas y la
altuia, tal como veiemos más auelante.

Eugene Canseliet (1899‐1982), uiscipulo ue Fulcanelli, esciibio en
el piologo ue una ue las piimeias euiciones uel libio El Misterio de las 
catedrales, el siguiente páiiafo:

<Nos  basta  con  saber  que  las  maravillas  de  nuestra  Edad  Media 
contienen  la  misma  verdad  positiva,  el  mismo  fondo  científico,  que  las 
pirámides de Egipto, los templos de Grecia, las catacumbas romanas, las 
basílicas bizantinas>. 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
S9 
 
El octógono.

La figuia uel octogono es uno ue los simbolos más piofusamente
utilizauos en la geometiia y en la aiquitectuia, uel que la tiauicion
apunta a unas iaices que se iemontaiian hasta los oiigenes ue las
constiucciones faiaonicas ue los egipcios, en las que las foimas y las
piopoiciones eian consiueiauas como conocimientos ue caiáctei
sagiauo.
 
«Uno  de  los  aspectos  que  más  sorprende  en  el  misterio  de  la  orden 
templaria  es  la  presencia  de  la  figura  octogonal  en  todas  sus 
construcciones. Ermitas, iglesias y castillos repiten por toda Europa y en 
el Oriente cercano, no por casualidad, este elemento ornamental. La cruz 
que portaban los caballeros tenía también mucho que ver con esta figura 
geométrica. 
 
El  octógono,  aparece  muy  relacionado  con  la  Cruz  templaria  y  el 
alfabeto  hermético,  que  es  sabido  utilizaban  en  sus  transacciones 
económicas y en sus comunicaciones internas. Algunos autores han dicho 
que el alfabeto debió serles inspirado durante su presencia en Palestina y 
otros  han  dicho  que  tales  gráficos  tenían  un  alcance  talismánico  o 
mágico.  Lo  más  seguro  es  que  tuviera  un  sentido  criptográfico  a  la 
usanza de otras sociedades esotéricas medievales... 
 
El  uso  de  ese  alfabeto  secreto  no  puede  ser  entendido  sin  el  empleo 
de  una  cruz  especial  que  los  caballeros  templarios  portaban  siempre 
como  alhaja,  colgada  de  una  cinta  curiosamente  roja.  A  esta  cruz  se  la 
denominaba "de las ocho beatitudes" o "bienaventuranzas". 
 
La  cruz  de  ocho  puntas,  incluida  en  un  polígono,  producirá  un 
octógono.  Así  pues,  dicha  cruz  serviría  como  símbolo  base  para  el 
trazado  octogonal  en  la  planta  de  las  capillas  templarias.  En  el  plano 
arquitectónico,  al  signo  mediador  del  ocho,  los  caballeros  constructores 
añadían  la  significación  central  de  la  cruz,  la  Unidad,  invisible  en  la 
construcción material pero sin la cual ésta no existiría. 
 
A partir del asentamiento de la Orden del Temple en Jerusalén, en el 
Templo  de  Salomón  y  más  concretamente  en  la  mezquita  de  Omar  o 
Cúpula de la Roca, Occidente retoma con pujanza el tipo de construcción 
poligonal  y  es  la  Orden  del  Temple  la  que,  salvo  contadas  excepciones, 
construye estas curiosas edificaciones un poco por toda Europa. 
 
4u 
 
El esquema constructivo octogonal, está claramente inspirado en la 
Cúpula  de  la  Roca  o  Santuario  de  la  Roca  en  Jerusalén.  Este  santuario 
islámico fue la primera iglesia de la Orden del Temple. 
 
Para  los  musulmanes,  el  octógono,  la  estrella  de  ocho  puntas,  hace 
referencia  a  los  cuatro  profetas  principales  y  a  los  cuatro  ángeles 
mayores que sujetan el Trono de Dios. El Domo de la roca en Jerusalén es 
un  edificio  de  ocho  lados,  en  cuyo  panel  exterior  hay  una  orla  de 
octógonos estrellados inscritos en un círculo. 
 
El grupo simbólico femenino del ocho podemos verlo vivo aún tanto 
en  la  arquitectura  civil  como  en  la  religiosa.  Muchísimos  baptisterios, 
fuentes,  pozos  de  claustros  en  iglesias  y  monasterios,  y  también  de 
edificios  civiles,  han  sido  construidos  en  forma  de  cilindro  poligonal  de 
ocho  lados.  Podemos  ver  esta  geometría  repetida  una  y  otra  vez  en  los 
baños  árabes,  y  también  en  diversas  iglesias  de  planta  octogonal  (la 
Veracruz  segoviana,  Eunate  y  el  Santo  Sepulcro  en  Navarra,  la  Capilla 
Palatina,  el  Baptisterio  de  Milán,  San  Lorenzo  Maggiore  en  Italia,  etc.), 
así como en múltiples torres mudéjares o de esta influencia.  
 
Con  la  superposición  de  los  dos  cuadrados,  el  de  los  cuatro 
elementos  (agua,  tierra,  fuego  y  aire),  junto  a  los  cuatro  humores  y  los 
cuatro  estados  de  los  elementos  (frío,  humedad,  calor  y  sequedad),  y 
haciéndolos girar, tendríamos de nuevo la geometría octogonal. > 
 
http:¡¡www.esquinamagica.com¡wikimagica¡inuex.php.title=0ctogiama#La
_Luna.2C_venus_y_la_geometi.CS.ABa_uel_8
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
41 
 
 
Fuente templaria 
 
Tomar. Portugal 
 
 
Fuente árabe 
 
Alhambra de Granada 
 
 
Fuente romana 
 
Museo romano de Mérida 

42 
 

Be touo lo anteuicho se pueue apieciai, que uesue los tiempos
más iemotos ue la antigüeuau y ue foima especial uuiante la Euau
Neuia, muchas constiucciones y elementos uecoiativos ielacionauos
con la aiquitectuia, están plagauas ue simbolos que a su vez foiman
paite ue las tiauiciones y iitos que envuelven a las socieuaues secietas,
y que uuiante touos esos siglos se fueion tiansmitienuo como una
tiauicion heimética y secieta que habia que guaiuai bajo iiguioso
juiamento.

Leonaiuo ua vinci, al igual que otios uestacauos peisonajes ue su
época, es seguio que foimo paite ue alguna socieuau secieta, en
concieto se le ielaciona con la masoneiia, poi lo que no uebe iesultai
aventuiauo suponei que en el uibujo ue El Bombie ue vitiuvio puuo
iepiesentai algo más que una simple expiesion aitistica, ya que iecoge
y iefleja toua una simbologia tiansmitiua uesue la antigüeuau, con
unos conocimientos que paia los egipcios y los giiegos significaion la
base piimoiuial ue la ueometiia.

Las iaices ue toua esta tiauicion apuntan y piofunuizan en la
cultuia egipcia, en la cual las piincipales constiucciones tenian un
componente iitual y ieligioso, basauo en las cieencias espiiituales
ielacionauas con sus uioses y con la viua en el más allá. Y en aquella
cultuia, las constiucciones que más uestacan poi su caiáctei espiiitual
y que tienen la consiueiacion ue más sagiauas son las piiámiues ue
Egipto, poi lo que no uebeiia extiañainos que gian paite ue la
simbologia geométiica más sagiaua tenga ielacion, y quizás su oiigen,
en esas piimoiuiales constiucciones.

La base ue la piiámiue ue Keops la confoima un cuauiauo cuyo
lauo se obtiene ue la octava paite ue la uivision ue una ciicunfeiencia.
Es uecii, caua lauo uel cuauiauo es igual al lauo ue un octogono iegulai
que se foima con una ciicunfeiencia, a paitii ue la cual se tiazan,
auemás, touas y caua una ue las lineas que confoiman la piiámiue,
cuyas caias están foimauas poi cuatio tiiángulos.

Tenemos que consiueiai entonces, que son la ciicunfeiencia o el
ciiculo, el tiiángulo, el cuauiauo y el octogono, las figuias geométiicas
piimigenias y sagiauas, cuya simbologia han constituiuo una paite
sustancial en las constiucciones ue caiáctei ieligioso y espiiitual,
uuiante los siglos que nos pieceuen.

4S 
 
En una ue las obias ue Robeit Bauval y uiaham Bancock titulaua
Talismán, se iecogen numeiosas sugeiencias sobie la existencia ue una
claia utilizacion ue la figuia uel octogono como simbolo ue conociuas
socieuaues secietas a lo laigo ue la histoiia: Los cátaios, templaiios,
iosaciuces, masones, etc. Existe una coinciuencia en touas estas
socieuaues, y es que sus cieencias ue caiáctei ieligioso, ue una foima y
otia, teiminaion sienuo consiueiauas como heiejias poi la Iglesia
Catolica, y poi tanto peiseguiuas, en algún caso hasta su total
uesapaiicion. Y es que uichas cieencias tenian también en común las
mismas iaices, que se hunuiiian hasta lo más piofunuo ue la sabiuuiia
y filosofia ue los antiguos saceiuotes egipcios, cuyos conocimientos
siguen sienuo consiueiauos como la cuna ue touas las civilizaciones, y
que estaiian iecogiuos en los conociuos como textos  herméticos ue
Beimes Tiismegisto.

A mouo ue ejemplo, uno ue los simbolos que ponen ue manifiesto
la ielacion entie el octogono y una ue esas socieuaues secietas es la
cruz patada, que iuentificaba a los caballeros  templarios, y que está
compuesto poi una ciuz ue coloi iojo encuauiaua uentio ue un maico
octogonal.


Cruz patada templaria 







44 
 
Piobablemente auoptaion uicho simbolo poi la ielacion que los
templaiios tenian con el templo ue Salomon, a los que ue alguna foima,
fue la figuia uel octogono, la que inspiio paia constiuii en }eiusalén la
conociua como Cúpula de la Roca que tiene una estiuctuia octogonal y
está deliberadamente  alineada  con  los  cuatro  puntos  cardinales:  Norte, 
Sur, Este, Oeste.


Templo de la Roca. Jerusalén 


Be esta foima, el significauo aiquitectonico uel octogono seiia el
ue un simbolo funuamental utilizauo uesue la antigua aiquitectuia
egipcia, y cuya figuia habiia seguiuo sienuo utilizaua en la Antigüeuau
y en la Euau Neuia, y posteiioimente poi uestacauos aiquitectos que,
auemás, apaiecen ue una y otia foima ielacionauos con algunas ue las
citauas socieuaues. 0no ue esos conociuos aiquitectos habiia siuo
Bernini el cual constiuyo la famosa columnata que iouea la plaza
situaua uelante ue la basilica ue San Peuio en el vaticano, en Roma,
cuyo uiseño geométiico completa el suelo uel espacio ue la plaza con
una elipse uiviuiua en ocho paites, en foima octogonal y en cuyo
centio se coloco un obelisco  egipcio que fue tiaiuo uesue la ciuuau ue
Beliopolis, en la que se supone la existencia ue un Templo  del  Sol uel
que el único iesto que queua es otio obelisco eiigiuo poi el faiaon
Sesostiis I.





4S 
 


Diseño octogonal en San Pedro Vaticano. Roma 


Existen numeiosas iefeiencias que paiecen ielacionai este
simbolo con socieuaues ocultas o esotéiicas, especialmente con la
Masonería. Be hecho las iaices ue la masoneiia se hunuen en los
conocimientos uel antiguo Egipto, peisonalizauos en la figuia ue
Hermes Trismegisto. Y entie los conocimientos que foiman paite ue sus
iitos y simbolos se encuentia la ueometiia, ciencia que puuo sei el
oiigen o el funuamento ue uichas socieuaues masonicas.

Como una pequeña muestia ue touas estas iefeiencias, se iecogen
a continuacion una seiie ue citas sobie la masoneiia que, aunque sea
ue foima muy supeificial, nos han ue seivii paia compienuei la
peifecta sintonia que existe entie los piincipales simbolos que foiman
paite ue sus iitos, siempie ielacionauos con la geometiia, y las figuias
uel ciiculo y uel cuauiauo simbolizauas en el uibujo ue El  Hombre  de 
Vitruvio.



 
 
 
 
 
46 
 
La masonería. 

Con el téimino fiancés maçón  o  masón, se iuentificaba a los
albañiles, a los canteios, a los tallauoies ue pieuias, es uecii, a touos
aquellos oficios ielacionauos con la aiquitectuia y la constiuccion.
Besue la Antigüeuau y en la Euau Neuia suigieion heimanuaues que
agiupaban a los uifeientes giemios ue uichos oficios y que eian
conociuas como la masonería.

Sobie los oiigenes ue la masoneiia, existen uistintas hipotesis y
opiniones, aunque casi touas las ielacionan con leyenuas templaiias,
especulaciones heiméticas y las más uiveisas coiiientes esotéiicas.

«De  lo  que  ya  no  hay  duda  es  de  que  las  catedrales  góticas 
construidas  en  Europa  durante  la  Edad  Media  fueron  obra  de  masones 
agrupados  gremialmente  en  logias,  lo  que  se  ha  denominado  Masonería 
Operativa.  Estos  masones  (que  si  bien  eran  en  general  hombres,  hubo 
casos  de  membresía  femenina),  utilizaban  los  instrumentos  de 
construcción para el uso normal a que estaban destinados, les daban una 
interpretación simbólica de carácter esotérica, moral, ética y espiritual. 
 
Estos  gremios  operativos  tenían  una  organización  gradual; 
manejaban  conocimientos  científicos  y  tecnológicos  avanzados,  que 
guardaban  en  el  mayor  secreto;  tenían  medios  de  reconocimiento 
igualmente  secretos;  practicaban  la  fraternidad,  y  mantenían  reuniones 
reservadas en las logias, en las que ejercían la libertad de pensamiento y 
expresión. 
 
No  todos  los  gremios  de  masones  operativos  eran  iguales,  ya  que  el 
país en que vivían influía fuertemente en sus características particulares 
y  diferenciadoras.  Esto  hizo  que,  desde  la  propia  Edad  Media,  se  fuese 
gestando  un  desarrollo  diferente  de  lo  que  posteriormente  serían  los 
distintos  ritos  y  costumbres  masónicas  de  la  llamada  masonería 
especulativa. 
 
Así, al  grado  de  Maestro  se  le  consideraba  el  grado  supremo  y  se  le 
suponía  un  nivel  elevado  de  conocimiento  en  cuestiones  como  la 
geometría,  la  utilización  de  la  escuadra  y  el  compás,  del  cuadrado  y  del 
triángulo,  y  de  la  aritmética,  además  de  ser  iniciado  en  el  símbolo  y 
capacitado para la enseñanza». 
 
47 
 
«De  esta  forma,  por  la  buena  ciencia  de  la  geometría,  comenzó  el 
oficio  de  la  masonería,  así  fundó  el  clérigo  Euclides  este  oficio  de 
geometría en tierras de Egipto, en Egipto a todos lo enseñó y en distintos 
países de todas partes».  

El cuauiauo es uno ue los simbolos ue la masoneiia; en su
uefinicion se le uesciibe como “la  expresión  geométrica  del  número 
cuatro, y supone el resultado de la unión de dos triángulos rectángulos (o 
dos escuadras). Para los masones, es símbolo del equilibrio estable y de la 
armonía.  También  representa  lo  terrero  y  lo  medible.  Puede  aparecer 
inscrito  en  un  círculo,  en  cuyo  caso  simboliza  la  relación  existente  entre 
lo terrestre y lo celeste o transcendente”. 
 
 
La escuadra y el compás. 
Símbolos de la masonería 


La masoneiia tomo foima entie los antiguos giemios ue canteios
y albañiles en la Euiopa uel gotico meuieval. Los Naestios ue 0bia ue
las cateuiales goticas, cuanuo supeiaban los exámenes que les
otoigaban el acceso a esa categoiia, iecibian como simbolos, auemás
uel titulo coiiesponuiente, un  compás,  una  escuadra  y  un  mandil. Son
esos mismos simbolos los que tiauicionalmente siguen iecibienuo los
miembios que acceuen al giauo ue Naestio uentio ue las logias
ielacionauas con la masoneiia.

Algunos autoies ielatan que son vaiios los posibles oiigenes ue la
masoneiia, unos atiibuyen el oiigen a la época en que se iealizo la
constiuccion uel templo ue Salomon, otios que seiian los masones
“templaiios” cuyo oiigen estaiia en las Ciuzauas, otios sugieien que
48 
 
los misteiios ue Egipto y Peisia habiian influiuo en los iitos
masonicos... Poi ejemplo, la linea ue la masoneiia escocesa sostiene su
iuea aceica ue la uescenuencia ue la misma ue los antiguos miembios
ue la 0iuen uel Temple.

«El  arquitecto  Hiram  Abriff  es  un  símbolo  de  los  masones.  Este 
personaje  es  el  maestro  de  los  maestros,  y  su  historia,  derivada  de  la 
construcción  del  Templo  de  Salomón,  se  considera  el  mito  propio 
fundamental de la masonería». 

Sobie algunos iefeientes histoiicos que se iemontan a épocas más
antiguas, el esciitoi }. Schauiei publico en el año 1861 unas teoiias con
las que tiataba ue piobai una conexion existente entie la Nasoneiia y
los colegios o giemios ue los obieios iomanos y la ue estos con las
escuelas ue Aites y 0ficios y con los misteiios ue uiecia y Egipto. Como
se pueue apieciai, son muchos los iefeientes histoiicos que apuntan a
los constiuctoies y saceiuotes egipcios. Las enseñanzas que estos
impaitian, estaban veuauas a los no iniciauos, y algunas ue las cuales,
concietamente las ue Aiquitectuia y ueometiia, solo eian tiansmitiuas
en secieto entie los piopios constiuctoies.
 
«Entre  los  albañiles  medievales  no  solo  se  seguían  y  respetaban  las 
costumbres  tradicionales,  sino  que  además  recibían  una  enseñanza 
secreta de la arquitectura basada en símbolos y en una cierta mística de 
los números que aplicaban a los proyectos y trabajos de la construcción. 
Los  maestros  de  obra  de  la  Edad  Media,  no  olvidaron  nunca  las 
reglas de oro de los constructores egipcios, sin las que probablemente no 
hubiera sido posible la armonía arquitectónica».  

En 18uS en Italia apaiece la 0iuen bajo el nombie ue Rito Egipcio
o }uuaico, mejoi conociuo con el nombie ue Niziaim. Esta iama ue la
masoneiia uice iemontaise uesue Auán mismo, peio seiia únicamente
en el sentiuo ue que el iito fuese uepositaiio ue cieitos misteiios ue
Egipto y poi este meuio hubiese iecibiuo las enseñanzas iniciáticas ue
la más alta antigüeuau.
 

 
 
 
 
49 
 
La masonería en Estados Unidos. 

La masoneiia en Estauos 0niuos ue Améiica, uuiante el siglo XvIII
tuvo entie sus iepiesentantes más eminentes a uestacauos peisonajes
como ueoige Washington y Benjamin Fianklin, que fueion los liueies
inuepenuentistas y ievolucionaiios que llevaion a esa nacion a la
inuepenuencia y al establecimiento ue un sistema uemociático basauo
en los iueales masones. 0na muestia ue esa ielacion e influencia que
tuvieion los citauos uiiigentes politicos con la masoneiia apaiece en
un simbolo claiamente mason, que constituye el ieveiso uel uian Sello
ue los Estauos 0niuos, que figuia en las moneuas y billetes ue uolaies
estauouniuenses, y en cuya iepiesentacion apaiece ue foima muy
significativa la figuia ue una piiámiue con un tiiángulo en la cúspiue.




 Gran Sello de Estados Unidos 


 
 
 
 
 
 
 
 
Su 
 
Algunos rituales y símbolos de la Masonería. 
 
«La logia debe estar formada como mínimo por dos habitáculos en 
forma  cúbica;  las  habitaciones  pueden  tener  también  una  disposición 
más  amplia  en  su  longitud  que  en  su  anchura,  siempre  que  estén 
orientadas de Oriente a Occidente. 
   
Al  traspasar  la  puerta  exterior  debe  existir  un  vestíbulo  donde  se  ha  de 
encontrar  la  verdadera  puerta  de  la  logia,  situada  en  una  orientación 
que  también  puede  ser  simbólica  próxima  a  noroeste.  En  su  interior, 
todos los miembros deben estar dispuestos en asientos distribuidos junto 
a  las  paredes  del  Norte,  Sur  y  Oeste.  El  Oriente  es  el  lugar  de  honor.  Allí 
los  maestros  y  presidentes  toman  su  asiento.  El  suelo  ha  de  estar 
ajedrezado  y  dispuesto  en  cuadrículas  blancas  y  negras.  Mientras,  en  el 
techo  ha  de  estar  suspendido  un  emblema  de  la  letra  «G»  procedente  de 
la  masonería  operativa  y  símbolo  del  nombre  de  Dios  –God  en  inglés­ 
aunque  hay  quienes  la  consideran  como  la  primera  letra  de  la  palabra 
“Geometría”.    
 
Sobre  el  estrado  se  coloca,  en  el  centro,  la  cátedra  del  Venerable 
Maestro,  presidente  de  la  logia,  que  tiene  delante  un  pedestal  bajo  en 
forma  de  columna  jónica  con  el  emblema  del  Maestro  –  la  escuadra­ 
grabado delante. Sobre el pedestal descansa un cojín en que se halla una 
Biblia  junto  a  una  escuadra  y  un  compás,  una  y  otra  de  plata  o 
plateados;  un  mallete  o  martillo  de  desbastar,  una  tabla  de  resonancia, 
una caja de herramientas y una columna jónica. La escuadra y el compás 
son símbolos del equilibrio y la rectitud». 
  
 
La mayoiia ue las iefeiencias que se citan, han siuo tomauas ue la
obia ue Niguel Naitin‐Albo, LA  MASONERÍA,  Una  hermandad  de 
carácter secreto, publicaua en 2uu7.
 
 
 
 
 
 
 
 
S1 
 
El compás y la escuadra. 
 
«El  compás  y  la  escuadra  representan  dos  estructuras  distintas  y 
contradictorias: el cuadrado y el círculo. La escuadra es el instrumento a 
través  del  cual  se  trazan  y  delimitan  todas  las  estructuras  posibles  del 
mundo material: cuadrados, rectángulos y líneas rectas; mientras que el 
compás  delimita  el  círculo,  representación  máxima  de  lo  Absoluto,  de 
aquello  que  tiene  principio  y  fin  en  sí  mismo.  Por  tanto  la  escuadra 
representaría la tierra y el compás, el cielo». 


Estos simbolos, la escuauia y el compás, asi como otios emblemas
peitenecientes a los giemios ue la constiuccion y ue la aiquitectuia,
ieflejan una claia connotacion masonica, y con ello la piesencia ue la
masoneiia en la constiuccion ue numeiosas cateuiales y otios euificios
ieligiosos en las que tomaion paite los miembios ue estas logias o
asociaciones. Poi ejemplo, apaiecen giabauas escuauias ue albañil y
compases, en la escaleia uoiaua ue la cateuial gotica ue Buigos.



Escalera dorada 
Catedral de Burgos 

 
 
 
 
 
S2 
 
 
«El  compás  tal  vez  sea  el  símbolo  más  vinculado  a  la  masonería 
desde  sus  orígenes.  Es  el  elemento  que  simboliza  la  búsqueda  de  la 
espiritualidad,  transcendiendo  el  plano  físico.  El  compás,  asociado  a  la 
escuadra y a la regla, como símbolo de lo relativo no en el tiempo sino en 
el espacio, ya que circunscribe la línea derecha en un espacio limitado». 
 
 

El compás 
 
 
 
«El  compás  es  un  símbolo  esotérico  para  muchas  sociedades 
secretas.  Esto  es  lo  que  expresa  el  compás,  cuyos  brazos  sirven  no  sólo 
para indicar la medida proporcional de las distancias que hay entre dos 
puntos  y  su  comparación,  sino  también  para  el  trazado  geométrico 
perfecto  de  la  circunferencia,  imagen  del  ciclo  hermético  y  de  la  Obra 
cumplida». 
Fulcanelli. Las moradas filosofales.    



A mouo ue cuiiosiuau hemos ue comentai un uetalle muy
elemental paia vei que con el compás y una escuauia se pueue llegai a
compienuei fácilmente como, a paitii ue una ciicunfeiencia y uno ue
sus ejes, se pueuen llegai a tiazai un sinfin ue tiiángulos iectángulos
uifeientes. El métouo es muy sencillo.

SS 
 
Se uibuja una ciicunfeiencia y un eje que pasa poi el centio. Se
toma la escuauia y se sitúan caua uno ue sus uos lauos sobie los
puntos extiemos ue uicho eje. Sea cual sea la posicion en que se
coloque la escuauia, su véitice siempie toca en un punto uel peiimetio
ciiculai. Si se maican las uos lineas iectas que señalan la escuauia,
siempie queuaiá uibujauo sobie el ciiculo un tiiángulo iectángulo. Sea
cual sea la posicion en que se sitúe la escuauia.



Con una escuadra se forman múltiples triángulos rectángulos  
entre un eje y el perímetro circular 


Se pueue planteai como una hipotesis posible que esta cuiiosiuau
geométiica aplicable a la escuauia, fueia conociua uesue la antigüeuau
poi los antiguos constiuctoies egipcios, poi los maestios ue obia y poi
los aiquitectos uuiante la Euau Neuia, y quién sabe, quizás fueia éste
uno ue esos conocimientos ocultos que se tiasmitian los miembios
uentio ue las logias o socieuaues masonicas.

S4 
 
Leonardo da Vinci y la masonería. 


«Leonardo  da  Vinci  era  miembro  activo  del  Gremio  de  los  Pintores 
de  Florencia  y  por  tanto  parece  razonable  colegir  que  perteneció  a  la 
Masonería  Operativa.  En  las  Ciudades  Repúblicas  del  norte  de  Italia,  los 
hombres del saber y de las artes gozaban de la especial protección de los 
gobernantes  y  esto  dio  oportunidad  a  la  fundación  de  Academias 
humanistas  y  de  investigación,  en  contraposición  a  las  viejas 
Universidades, fundadas por el clero, en las que dominaban los conceptos 
escolásticos». 
 
 
«Francmasones  son  los  masones  libres,  que  rechazan  toda  idea 
dogmática  y  aceptan  los  principios  fundamentales  de  los  masones 
operativos  que  les  sirvieron  para  estructurar  la  Francmasonería 
Progresista  Primitiva,  que  nació  como  un  fenómeno  social  en  1517  bajó 
la  dirección  de  un  grupo  de  hombres  de  ciencia  y  de  las  artes  de  la 
construcción,  encabezados  por  Leonardo  da  Vinci,  Americo  Vespucio  y 
Paolo  Toscanelli,  que  combatieron  la  teología  y  cultivaron  la  filosofía, 
teniendo  como  arma  la  verdad  científicamente  demostrada;  lucharon 
por  la  democracia,  fundaron  el  régimen  republicano  abatiendo  la 
monarquía y la teocracia y en la actualidad luchan por la democracia, la 
paz  y  el  progreso  del  género  humano,  y  por  la  fraternidad,  la 
cooperación y la solidaridad entre todos los hombres». 
 
 
«Los  tradicionales  talleres­escuelas  laicos,  como  el  de  Andrea  de 
Verrochio,  en  el  que  se  habían  educado  Leonardo  da  Vinci,  Américo 
Vespucio,  Pedro  Sorderi,    etc.,  ya  no  eran  adecuados  para  llenar  esta 
necesidad,  toda  vez  que  la  amplitud  de  los  conocimientos  a  que  había 
llegado  el  Renacimiento  en  los  diferentes  campos  de  las  Ciencias,  exigía 
la presencia de especialistas en cada uno de ellos. 
 
 
Como  consecuencia  de  esta  situación,  el  Gremio  de  Constructores  y 
artistas  florentinos    (Masonería  operativa)  se  vio  abocado  a  resolverla, 
encomendando  su  estudio  al  sabio  Pablo  Toscanelli,  conservador  de  la 
biblioteca  de  Niccolo  de  Niccoli,  en  colaboración  con  Leonardo  de  Vinci, 
artista y hombre de ciencia, perteneciente al Gremio, y Américo Vespucio, 
navegante, cosmógrafo y cartógrafo notable. 
 
SS 
 
Estos  tres  hombres  concibieron  la  idea  de  la  formación  de  una 
Academia,  integrada  por  personas  capacitadas  en  diferentes  ramas  del 
saber,  con  el  fin  de  ilustrarse  mutuamente  por  medio  de  intercambio  de 
conocimientos  y  prácticas,  en  presencia  de  los  jóvenes  estudiosos  que 
deseaban  adquirir  una  preparación  superior,  método  de  enseñanza 
práctica, dada la escasez de manuscritos, pues estaban escritos en lengua 
latina, griega, árabe, etc., no accesibles más que a unos cuantos hombres 
ilustrados de entonces». 
 
 
http:¡¡masones.blogia.com¡2uu6¡uSu6u1‐logias‐lautaiinas‐y‐fiancmasoneiia‐
piogiesista‐1‐.php








 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
S6 
 
 
 
 
 
SIMBOLOGÍA
 
 
 
 
 
«El lenguaje de los símbolos es el lenguaje de los pueblos que nacen; 
a medida que los pueblos envejecen, deja de ser comprendido».  
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 2
S7 
 
No está entie los objetivos ue este libio el analizai las costumbies,
los iitos, las ieglas, o los secietos que foiman paite consustancial ue
las socieuaues secietas que, como las que se han uesciito en las citas
anteiioies, han existiuo uesue tiempos iemotos, ya que iesultaiia
piolijo el intentai comentai, aunque fueia bievemente, la infoimacion
y la histoiia ue cualquieia ue estas socieuaues. Be las iefeiencias que
se han citauo en ielacion con esta clase ue socieuaues, lo único que
iealmente tiene una significacion inteiesante paia el objetivo ue este
libio, son aquellos simbolos que compoitan una paite consustancial ue
touas ellas.

Y es que uuiante siglos, en la planificacion y constiuccion ue la
mayoiia ue euificaciones singulaies, sus piomotoies o constiuctoies
no uuuaion en uejai una impionta peisonal, ieflejanuo en ellas touos
sus conocimientos o cieencias, meuiante la utilizacion ue simbolos y
foimas con eviuentes significaciones, en unos casos ue sencilla
inteipietacion y en otios mantenienuo el ocultismo fueia uel alcance
ue los piofanos. Y nos iefeiimos tanto a aquellos simbolos ue caiáctei
maicauamente ieligioso, como son la iepiesentacion con estatuas ue
los peisonajes ue la Biblia que pueblan los poiticos ue las cateuiales
goticas, como a aquellos simbolos ue caiáctei geométiico que auoinan
piofusamente las fachauas ue los euificios islámicos o muuéjaies.

Los simbolos ieligiosos y los geométiicos, poi ejemplo, ieflejan ue
una foima uiiecta y maicaua la intencionaliuau que peiseguian sus
piomotoies o los que costeaion las obias, ya que piouucen un efecto
ue ieconocimiento inmeuiato en los espectauoies paia los que iban
uiiigiuos.

Peio son muchos otios los simbolos y foimas que pasan
uesapeicibiuos paia los espectauoies que los contemplan, ya que
fueion colocauos únicamente paia que puuieian sei ieconociuos poi
aquellos que poseyeian la foimacion o la piepaiacion necesaiias paia
su compiension o explicacion.

Son signos ue muy uifeiente significacion, como los signos
matemáticos, como la constante π o el número  de  oro  Phi con cuya
piopoicion se uiseñaion numeiosos euificios y algunas cateuiales
goticas; signos ue misteiio, como son los laberintos ue algunas ue esas
cateuiales; signos ocultos como los ue la alquimia que según ielata en
sus obias Fulcanelli apaiecen en numeiosas iepiesentaciones
escultoiicas ue algunas cateuiales goticas fiancesas; signos ue
S8 
 
geometiia, como las foimas múltiples y vaiiauas que apaiecen en los
rosetones ciiculaies que ocupan lugaies ue piivilegio en las gianues
fachauas ue iglesias y cateuiales; en fin, signos esotéiicos como los ue
las constiucciones templarias, ue incompiensible simbolismo poi la
súbita y tiágica uesapaiicion ue sus miembios.

Be entie los numeiosos simbolos que fueion utilizauos, tanto en
geometiia como en aiquitectuia, y que como veiemos, apaiecen ue una
foima muy geneializaua en numeiosos monumentos, templos y
euificios ieligiosos, uestacan uos poi su significacion geométiica y poi
el caiáctei simbolico ue lo que iepiesentan: La  circunferencia  y  el 
octógono. Aunque hay muchos simbolos geométiicos más, que también
seián objeto ue comentaiio en capitulos siguientes.
 
 
 
Geometría sagrada. 
 
 
«Los  principios  fundamentales  de  la  geometría  arcana  trascienden 
las consideraciones religiosas sectarias. Como una ciencia que lleva a la 
reintegración  de  la  humanidad  con  el  todo  cósmico,  ella  ha  de  obrar, 
como  en  el  caso  de  la  electricidad,  sobre  todo  aquél  que  reúna  los 
criterios  fundamentales,  sin  importar  de  quién  se  trate.  La  aplicación 
universal  de  idénticos  principios  de  geometría  arcana  en  lugares 
separados  por  vastos  espacios  de  tiempo,  lugar  y  creencia  atestigua  su 
naturaleza trascendental.  
 
Fue  aplicada  a  las  pirámides  y  templos  del  Antiguo  Egipto,  a  los 
templos mayas, a los tabernáculos de Jehová, a los zigurats babilonios, a 
las  mezquitas  islámicas  y  a  las  catedrales  cristianas.  Como  un  hilo 
invisible, los principios inmutables conectan estas estructuras sagradas. 
 
Uno de los principios de la geometría sagrada lo encontramos en la 
máxima hermética "como es arriba, así es abajo" y también en "aquello 
que  se  halla  en  el  pequeño  mundo,  el  microcosmos,  refleja  lo  que  se 
halla en el gran mundo o macrocosmos".  
 
Este  principio  de  correspondencia  se  halla  en  la  base  de  todas  las 
ciencias arcanas, donde las formas del universo manifestado se reflejan 
en el cuerpo y en la constitución del hombre. 
S9 
 
 
En  la  concepción  bíblica  el  hombre  ha  sido  creado  a  imagen  y 
semejanza  de  Dios,  siendo  él  un  templo  dispuesto  por  el  Creador  para 
albergar  al  espíritu  que  eleva  al  hombre  por  encima  del  reino  animal. 
Por  ello, la  geometría  sagrada no  trata  únicamente  sobre  las  figuras 
geométricas obtenidas a la manera clásica con compás y escuadra, sino 
también  de  las  relaciones  armónicas  del  cuerpo  humano,  de  la 
estructura de los animales y las plantas, de las formas de los cristales y 
de todas las manifestaciones de las formas en el universo. 
 
Desde  tiempos  remotos  la  geometría  ha  sido  inseparable  de  la 
magia.  Aún  las  arcaicas  inscripciones  en  las  rocas  siguen  formas 
geométricas.  Debido  a  que  las  complejidades  y  abstractas  verdades 
expresadas  por  las  formas  geométricas  solamente  pueden  ser 
explicadas  como  reflexiones  de  las  más  profundas  verdades  ,  fueron 
consideradas como misterios sagrados del mayor nivel y fueron puestas 
fuera  de  los  ojos  profanos.  Estos  profundos  conocimientos  pudieron  ser 
transmitidos  de  un  iniciado  a  otro  por  medio  de  símbolos  geométricos 
sin que los ignorantes de ello siquiera tomaran nota de que se efectuaba 
dicha comunicación.  
 
Cada forma geométrica está investida de un significado simbólico y 
psicológico. De esta manera todo aquello hecho por la mano del hombre 
que  incorpore  dichos  símbolos  deviene  un  vehículo  para  las  ideas  y 
conceptos  incorporados  en  su  geometría.  A  través  de  las  edades  las 
geometrías simbólicas han sido las bases para la arquitectura sagrada y 
aún  profana.  Algunas  subsisten  todavía  como  potentes  arquetipos  de  fe: 
el hexagrama como símbolo del Judaísmo, la cruz en el Cristianismo.  
 
Unas  pocas  formas  geométricas  constituyen  la  base  de  toda  la 
diversidad de la estructura del universo. Todas estas formas geométricas 
básicas pueden ser fácilmente realizadas por medio de dos herramientas 
que los geómetras han usado desde los albores de la historia: la escuadra 
y  el  compás.  Como  figuras  universales,  su  construcción  no  requiere  de 
ninguna medida, ellas se dan también a través de formaciones naturales 
tanto en el reino orgánico como en el inorgánico». 
 
http:¡¡www.bibliotecapleyaues.net¡geometiia_sagiaua¡esp_geometiia_sagiaua_1.
htm#nuevos_apoites
 
 
 
6u 
 
La geometría de Leonardo da Vinci. 

Entie los peisonajes uestacauos que utilizaion la figuia uel
octogono en la iealizacion ue sus uiseños, se encuentia piecisamente
Leonaiuo ua vinci, uel cual se conseivan algunos ue los bocetos y
uibujos sobie pioyectos y tiabajos ue aiquitectuia, como es su famoso
uiseño ue una iglesia con capilla iauial, constituiuo poi una planta
cential geométiica con foima octogonal paia la cúpula, y con ocho
pequeñas capillas a su alieueuoi.

 
Boceto de Leonardo para iglesia con planta octogonal. 
Diseñado a partir de varios octogramas. 

Es pieciso obseivai atentamente que uesue el centio uel boceto se
paite ue un octogiama cuyas lineas se expanuen paia foimai uos
nuevos octogiamas mayoies, insciitos en uos ciiculo concéntiicos que
uelimitan la paite inteiioi y exteiioi ue las capillas. Las lineas uel
segunuo octogiama teiminan maicanuo las ocho sustentaciones paia
la cúpula cential.

Sin uuua que este boceto apaienta más sei la iepiesentacion ue
un simbolo con significauo esotéiico, que el uiseño ue una estiuctuia
aiquitectonica.
61 
 
Sobie las iueas ue Leonaiuo iespecto a la aiquitectuia, es pieciso
iecoiuai que en su apienuizaje estuvo ielacionauo con el famoso
aiquitecto Biunelleschi, asi como en los estuuios aiquitectonicos paia
la cateuial ue Pavia, en el cimboiiio octogonal ue la cateuial ue Nilán y
en el sublime octogono ue la cúpula ue Santa Naiia ue Fioie, en
Floiencia, constiuiua poi Biunelleschi.


Cúpula octogonal de Santa María de Fiore. Florencia 


Detalle interior de la cúpula 
 
62 
 
Construcciones octogonales. 
 
Existen numeiosas constiucciones en cuyas estiuctuias apaiece la
figuia uel octogono como una pieza funuamental uel uiseño ue los
elementos aiquitectonicos. Sin embaigo, hay constiucciones que
uestacan ue una foima especial piecisamente poi esa estiuctuia
geométiica. Es como si iepiesentaian un ieclamo, una piovocacion, un
elemento uiseñauo intencionauamente con esa geometiia paia que
uestaque uel iesto uel euificio y llamai poueiosamente la atencion ue
touos cuantos espectauoies se encuentien ante su piesencia.

Son constiucciones en las que las foimas octogonales ue sus
toiies, paiecen uisciepai con el estilo aiquitectonico ue los euificios en
los que se encuentian integiauos, poi lo que no iesponuen al estilo ue
constiuccion piopio ue la época coiiesponuiente, sino que más bien
habiian siuo incoipoiauos con posteiioiiuau, y quizás con la intencion
ue iepiesentai a mouo ue simbolos, aquellos mitos o cieencias ue
quienes los impulsaion o los financiaion, más que a intencion ue los
aiquitectos que los uiseñaion.

Toiies que uestacan poi su foima octogonal, y que foiman paite
ue los uifeientes estilos aiquitectonicos, épocas y cultuias que las
constiuyeion, sienuo que en touos ellos la foima más habitual ue las
toiies eian las ue planta cuauiangulai.


 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
6S 
 
 
 
 
Catedral de Huesca 
 
«La  catedral  de  Huesca  está  construida  sobre  lo  que  quizás  fue  un 
templo  romano  y  la  antigua  mezquita  mayor  musulmana.  La  catedral 
empezó  a  edificarse  en  1273  a  partir  de  la  mezquita  Misleida  y  fue 
terminada en 1515. 
Entre  1369  y  1423  se  levanta  la  torre  campanario  de  planta 
octogonal,  primero  hasta  la  cuarta  planta  a  cargo  de  los  maestros  Juan 
de  Alguiñero  y  Juan  de  Quadres,  y  en  la  última  etapa  de  su construcción 
el maestro Pere Jalopa, que la concluyó rematando la torre con un  bello 
chapitel pentagonal, lamentablemente desaparecido». 
 
 
 
 
 
 
64 
 
 
 
Catedral de Lérida 
 
«La  torre  de  la  catedral  de  Lérida  está  situada  en  el  sud­oeste  del 
claustro,  fue  iniciada  su  construcción  en  el  siglo  XIV  por  el  maestro  de 
obras de la catedral Guillem Solivella y terminada en el siglo siguiente. 
Consta  de  planta  octogonal  con  dos  cuerpos  de  diámetro  diferente, 
uno  de  doce  metros  y  otro  de  nueve,  el  primero  formado  por  cuatro 
plantas  con  ventanales  formados  por  columnas  y  tracerías  caladas  y  el 
segundo  cuerpo  con  galerías.  La  última  planta  está  coronada  con 
pináculos  y  arbotantes  góticos  y  gárgola;  ésta  última  parte  del 
campanario  estuvo  realizada  por  el  maestro  Carlí  a  principios  del  siglo 
XV». 
 
 
 
6S 
 
 

 
Catedral de Orense 

 
«La catedral de Orense pertenece al románico tardío, influido por el 
mundo cisterciense en algunos aspectos de la estructura arquitectónica y 
por  la  escuela  mateana  compostelana  en  lo  relativo  a  los  motivos 
escultóricos, especialmente por la decoración de las portadas. 
En origen  era un edificio  de tres naves con transepto y cabecera de 
triple  ábside  (aunque  actualmente  muy  transformada  y  mutilada  por  la 
construcción de la girola). Las naves  tienen bóvedas de crucería sencilla 
y  arcos  apuntados  que  apoyan  sobre  pilares  cruciformes  con 
semicolumnas  adosadas.  El  espectacular  cimborrio  gótico  sobre  el 
crucero se levantó entre 1499 y 1505». 
 
 
 
 
 
66 
 
 
 
Catedral de Valencia 


«La  estructura  principal  de  la Catedral  de  Valencia se  alzó  entre 
los siglos  XIII y XV,  razón  por  la  que  es  principalmente  de  estilo gótico. 
Sin  embargo,  su  construcción  se  prolongó  durante  siglos, razón  por  la 
cual  hay  una  mezcla  de  estilos  artísticos  ­que  van  desde  el  temprano­
románico,  hasta  el  sutil renacimiento,  el barroco recargado  y  el  más 
contenido neoclásico. 
La torre de estilo gótico francés (siglo XIV­XV), está formada por un 
prisma  octogonal  de  dos  cuerpos  superpuestos,  con  ocho vidrieras de 
fina tracería calada en cada cuerpo. El primer cuerpo o parte baja es del 
siglo  XIV,  mientras  que  el  segundo  cuerpo  o  parte  alta  es  obra  de Martí 
Llobet (de hacia el 1430)».  
67 
 
 
 
 
Iglesia de Santiago Apóstol. Bierge 


«La iglesia parroquial dedicada a Santiago Apóstol, en Bierge, es un 
buen  ejemplo  de  la  arquitectura  del  gótico  tardío,  y  es  una  reforma 
llevada  a  cabo  en  el  siglo  XVI  sobre  los  restos  de  primitivos  muros 
románicos. Destaca el bonito rosetón que recuerda  un medallón de estilo 
mudéjar,  por  los  círculos  concéntricos  que  decrecen  hasta  rodear  las 
nervaduras  centrales,  compuestas  por  seis  círculos  incompletos,  cuya 
forma  es  idéntica  a  la  parte  central  del  rosetón  principal  de  la  catedral 
de Burgos. 
La  torre  es  de  planta  octogonal  y  destaca  por  estar  construida  con 
bloques de piedra perfectamente tallados y encajados ». 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
68 
 
 
 

Castel del Monte. Italia 


«El  Castel  del  Monte  es  sin  duda  una  de  las  construcciones  más 
populares  de  los  tiempos  del  emperador  Federico  II.  Se  encuentra  en 
Apulia,  al  sur­este  de  Italia.  El  castillo  fue  levantado  entre  1240  y  1250, 
aunque  el  edificio  da  la  impresión,  sobre  todo  en  su  nivel  interior,  de  no 
haber sido nunca completado. 
El castillo está lleno de simbolismos difíciles  de resolver y  entender. 
Su  forma  de  corona  no  es  casual,  sino  una  representación  consciente  de 
la  corona  del  emperador.  También  tiene  ocho  esquinas  la  capilla  de  la 
corona  de  Aquisgrán,  donde  Federico  II  fue  coronado.  La  forma 
octogonal  también  se  puede  relacionar  con  las  decoraciones  de  la 
arquitectura  musulmana.  Otra  teoría  establece  que  el  castillo  fue 
levantado  teniendo  en  cuenta  distintas  constelaciones  estelares.  Así,  en 
diversas  fechas  del  año  se  producen  determinadas  situaciones  de  luz  y 
sombra  que  convierten  el  castillo  en  un  calendario  celeste  en  tres 
dimensiones. 
Dos  científicos  de  Bari  elaboraron  otra  teoría  que  defiende  una 
relación  del  castillo  con  una  pirámide  egipcia  de  Guiza.  Afirman  que 
Federico  II  escondió  en  la  forma  del  edificio  pistas  que  revelan  otros 
lugares  y  arquitecturas  significativas  para  el  emperador:  la  catedral  de 
Nôtre  Dame  de  París,  la  de  Chartres,  Jerusalén  y  la  Cúpula  de  la  Roca. 
También  comentan  haber  encontrado  una  imagen  de  la  gran  pirámide 
de  Guiza  junto  a  un  mapa  en  que  se  revela  la  localización  de  la  cámara 
oculta del faraón. Hasta hoy dicha cámara todavía no se ha encontrado. 
69 
 
 
 Los dos científicos llevan tiempo pidiendo poder realizar una nueva 
investigación  en  la  pirámide,  siguiendo  las  formulaciones  de  su  teoría. 
Ésta  se  elaboró  en  base  a  la  numerología  y  a  la  relación  entre 
arquitectura  y  astrología.  Es  conocido  que  Federico  II  conocía  esas 
simbologías y llama la atención las medidas, muy similares, del contorno 
del castillo y de la pirámide (cada lado mide 232,92 metros)». 
 
http:¡¡es.wikipeuia.oig¡wiki¡Castel_uel_Nonte 
 
 
 
 
 
Torre octogonal de fortificación 
 
 
 
 
 
 
7u 
 
 
 
Como hemos apieciai en estos piimeios ejemplos, las foimas
geométiicas en constiucciones aiquitectonicas, paiecen en si mismas
como simbolos. Sin embaigo, también en numeiosas ocasiones, son
únicamente las foimas geométiicas las que sobiesalen ue esas
constiucciones, como foimanuo paite ue la uecoiacion, peio que no
uejan ue asombiainos poi la caiga simbolica que contienen, como
pueue sei poi la iepiesentacion ue mitos, cieencias, supeisticiones, o
simplemente conocimientos que únicamente estaban al alcance ue
quienes pouian inteipietailos.

0n ejemplo extiaoiuinaiio es el ue la Pueita uel Sol ue Toleuo.
0na foitificacion ue caiáctei apaientemente militai, uefensivo, que
foimaba paite ue las muiallas que ioueaban la ciuuau antigua ue
Toleuo. Constiuiua poi los musulmanes, peio que uestaca poi tenei un
gian meuallon ciiculai con motivos ciistianos, situauo sobie un aico
que en su pasauizo inteiioi touavia se pueuen vei los mecanismos y las
iouauuias con los que se subia y bajaba la pueita. Bay vaiias pueitas
más en la ciuuau, peio ninguna tiene un simbolo tan eviuente y
llamativo.
   
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
71 
 
 
 
 

Puerta del Sol. Toledo 


«La  Puerta  del  Sol  de  la  ciudad  de  Toledo,  es  una  obra  mudéjar, 
aunque quedan ciertos restos de su origen islámico ­e incluso algún resto 
romano­,  fue  construida,  según  la  tradición,  por  los  Caballeros 
Hospitalarios como acceso a la ciudad amurallada.  
 
Presenta  planta  semicircular,  con  un  gran  arco  apuntado  sobre 
columnas  que  cobija  una  puerta  con  arco  de  herradura.  La  parte 
superior  está  decorada  con  arquerías  ciegas  en  las  que  se  alojan 
fragmentos  de  un  sarcófago  paleocristiano.  Sobre  el  arco  encontramos 
un  relieve  con  forma  de  medallón  con  la  imposición  de  la  casulla  a  San 
Ildefonso bajo el sol y la luna, de donde procede el nombre de esta puerta. 
La zona superior está almenada». 
 
72 
 



 
Medallón en la parte superior del arco  
 
Bestaca sobiemaneia en esta constiuccion un ielieve con una
escultuia ciistiana colocauo encima ue un aico ue estilo musulmán. El
meuallon paiece más un simbolo, que una escultuia ue caiáctei
ieligioso. Piesenta en piimei téimino un giupo escultoiico ue cieencia
ciistiana, que apaienta habei siuo integiauo en los motivos que
confoimaban el ielieve oiiginal. Su foima ciiculai con un tiiángulo
insciito, tienen una eviuente simbologia geométiica. Poi otia paite, las
figuias uel sol y ue la luna iepiesentan uos simbolos claiamente
ielacionauos con la alquimia. 

Auemás, no pueue uescaitaise esa posibiliuau ue integiacion con
posteiioiiuau a la figuia oiiginal, ya que la ieligion musulmana
utilizaba motivos geométiicos, peio nunca se iepiesentaban motivos
con figuias humanas, poi lo que cabe la posibiliuau ue que uetiás ue la
escultuia con el motivo ieligioso, hubieia oiiginaiiamente otios uos
simbolos ue la alquimia que, junto con el sol y la luna, hubieian teniuo
la foima ue un cuauiauo integiauo entie los lauos uel tiiángulo.

0n conjunto geométiico foimauo poi un ciiculo, un tiiángulo y un
cuauiauo, paia enmaicai unos signos ue la alquimia.
 
 
 
 
7S 
 
Construcciones templarias. 
 
 
«Casi  todos  los  especialistas,  están  de  acuerdo  en  que  fueron  los 
cristianos  de  oriente,  los  judíos  y  sobre  todo  los  sufíes  musulmanes, 
quienes  dieron  a  los  templarios  las  pautas  necesarias  para  elevar  sus 
monumentos.  La  orientación  fue  una  de  estas  pautas.  Del  mismo  modo 
que  la  esfinge  de  Gizeh  se  sitúa  al  este  de  las  pirámides,  también  los 
campanarios  de  las  iglesias  templarias  suelen  encontrarse  en  esta 
dirección.  Por  otra  parte,  el  principal  modelo  a  seguir  en  las  plantas  de 
las  construcciones  fue  la  octogonal  que  procedía  originalmente  del 
templo  de  Salomón.  Aunque  este  tipo  de  planta  se  alternó  con  la 
rectangular,  fue  el  octágono,  transformado  en  un  círculo  perfecto  en  el 
interior, el símbolo esotérico más importante de sus construcciones. Este 
círculo,  uno  de  los  esquemas  más  ancestrales  del  Cosmos,  constituía  un 
espacio idóneo para realizar operaciones mágicas y ritos iniciáticos». 
 
http:¡¡histoiiasueltemple.blogspot.com¡2uu8¡11¡la‐aiquitectuia‐templaiia.html



Los caballeios templaiios constiuyeion numeiosas foitalezas,
iglesias y templos en numeiosos lugaies. En la mayoiia ue esas
constiucciones uestaca como elemento aiquitectonico la foima
octogonal, casi ue una foima obsesiva, lo que pone ue ielieve una
eviuente intencion hacia esa foima geométiica como la iepiesentacion
ue un simbolo, que paia esos caballeios tenuiia un significauo ue su fe
en cieencias o conocimientos que piovenian uesue sus oiigenes, o que
fueion la causa ue la cieacion ue esa 0iuen ue Caballeiia.

En España y Poitugal queuan numeiosos y extiaoiuinaiios
monumentos, en localiuaues ue muy uiveisa ubicacion geogiáfica, que
touavia hoy pueuen sei aumiiauos.  








74 
 

 
Iglesia templaria de la Vera Cruz. Segovia 

La iglesia ue la veia Ciuz (Segovia) es ue estilo ue tiansicion uel
iománico al gotico, uel Siglo XIII. Su constiuccion se atiibuye a la
0iuen uel Temple, su foima es uouecagonal, aunque poi su peiimetio
ciiculai se le atiibuye una cieita semejanza con la piopia Cúpula ue la
Roca en }eiusalén.
 
 
 
 
Iglesia templaria de Torres del Río. Navarra 

La iglesia ue Toiies uel Rio (Navaiia) es una constiuccion
templaiia, ue planta octogonal casi iegulai; su estilo es ue tiansicion al
iománico‐gotico ue fines uel s. XII o comienzos uel XIII. Las neivauuias
ue la cúpula octogonal confoiman un octogiama.
 
7S 
 
 
 
Santuario de Eunate. Navarra 

El santuaiio ue Eunate (Navaiia) uata uel siglo XII y su
constiuccion se atiibuye a la 0iuen uel Temple. El conjunto está
foimauo poi el cueipo piincipal, ue foima octogonal, ioueauo poi un
ueambulatoiio con aicauas, también octogonal, aunque iiiegulai.



Iglesia de la Virgen Blanca. Villalcázar de Sirga 

La Iglesia ue la viigen Blanca, en villalcázai ue Siiga (Palencia) es
un templo‐foitaleza constiuiua poi la 0iuen ue los Templaiios a
finales uel siglo XII, en la tiansicion uel iománico al gotico y tuvo una
continuacion en el siglo XIv.
76 
 




Convento de Cristo en Tomar. Portugal 

El Convento ue Ciisto, en Tomai (Poitugal), peitenecio a la 0iuen
uel Temple y es uno ue los piincipales monumentos ue la aiquitectuia
poituguesa. El núcleo uel monasteiio es una chaiola uel siglo XII, el
0iatoiio ue los Templaiios. Como en otios ue sus templos, se basa en
la Iglesia uel Santo Sepulcio ue }eiusalén. Las pintuias y los fiescos y la
estatuaiia uoiaua sobie la cúpula bizantina, fueion cuiuauosamente
iestauiauas. La chaiola, con foima octogonal, es el centio uel conjunto
ue euificaciones, culminánuolas visualmente.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
77 
 
El arte musulmán. 
 
«Mientras  que  en  otras  culturas  se  perdieron  numerosos 
conocimientos  debido  a  los  incendios  y  la  destrucción  de  bibliotecas  y 
edificios  que  atesoraban  la  cultura  de  los  antiguos,  los  musulmanes 
conservaron  numerosos  e  importantes  conocimientos  de  la  antigüedad 
gracias  a  que  tradujeron  al  árabe  textos  de  geometría,  filosofía, 
matemáticas,  astronomía,  medicina  y  otras  ciencias,  de  los  maestros 
griegos y latinos.» 
 
 
Los piincipales tipos ue constiucciones ue la aiquitectuia islámica
o musulmana son: la mezquita, la tumba, el palacio y el fueite; aunque
también uestacaion muchas otias euificaciones ue menoi impoitancia
como los baños públicos y las fuentes.

«En  España  es  conocida  como  arquitectura  andalusí  o  también 
como hispano­musulmán.  La  construcción  de  la  gran Mezquita  de 
Córdoba en el año 785, marcó el comienzo de la arquitectura islámica en 
la península Ibérica y en el norte de África. La mezquita sobresale por sus 
arcos  interiores  con  forma  de  herradura  y  por  sus  arcos  lobulados,  con 
tres  o  cinco  lóbulos,  y  cuyo  edificio  del  tipo  hipóstilo  está  soportado  por 
cerca  de  850  columnas.  La  arquitectura  andalusí  llegó  a  su  cima  con  la 
construcción de la Alhambra, el magnífico palacio­fortaleza en Granada, 
con  su  espacio  abierto  y  fresco  adornado  en  rojo,  azul  y  dorado;  las 
paredes están decoradas con estilizados motivos de follajes, inscripciones 
en árabe,  y  diseños  con arabescos,  con  paredes  cubiertas  de  azulejos 
vidriosos». 

La uecoiacion aiquitectonica y la oinamentacion en el aite
islámico se caiacteiizan poi sei muy abunuantes, tanto en el exteiioi
como en inteiioies y en las pueitas ue los euificios. Las foimas
geométiicas constituyen los elementos uecoiativos más piofusamente
utilizauos. El piincipio funuamental lo constituye el ciiculo, a paitii uel
cual se aplican los piincipios ue iepeticion simétiica, meuiante seiies
ue mixtilineas, como si fueian lazos que se entieciuzan en una gian
vaiieuau ue foimas inteiminables, que asemejan auténticos labeiintos
cieanuo octogonos, iombos, aiabescos, cintas tienzauas, meanuios,
uibujos en zigzag, ajeuiezauos, estiellas y toua clase ue poligonos.


78 
 
Con fiecuencia se utilizan las foimas geométiicas iepetiuas, a las
se les atiibuyen uifeientes significauos ocultos, ya que auemás ue las
uiveisas foimas y motivos, incluyen elementos como son la epigiafia
(utilizacion ue insciipciones caligiáficas), el atauiique y la uecoiacion
vegetal estilizaua. Paia estas uecoiaciones, poi lo geneial utilizaban
mateiiales pobies como el lauiillo, el estuco, yesos, máimoles y
azulejos.


Las mezquitas. 

El pioposito piincipal ue la mezquita es seivii ue lugai uonue los
musulmanes pueuan ieuniise paia 0iai. Actualmente son conociuas
en touo el munuo poi su impoitancia geneial paia la comuniuau
musulmana, y también como muestias ue la aiquitectuia islámica.

Las mezquitas ue planta  árabe o hipóstila son el más tempiano
tipo ue mezquita, iniciauas bajo la Binastia 0meya. Estas mezquitas
son o bien ue planta cuauiaua o bien ue planta iectangulai e incluyen
un patio y un pasillo cubieito ueuicauo al iezo. Bistoiicamente, uebiuo
a los climas calientes que pieuominan en el Neuiteiiáneo y en el Neuio
0iiente, el patio siivio paia acomouai a un gian númeio ue fieles
uuiante los iezos uel vieines.

Las más tempianas mezquitas hipostilas tienen azoteas planas
encima ue los pasillos uel iezo, hacienuo necesaiio el uso ue
numeiosas columnas y sopoites. Con fiecuencia, las mezquitas
hipostilas tienen aicauas exteinas paia que los visitantes pueuan gozai
ue alguna coitina. Las mezquitas ue planta áiabe fueion constiuiuas
mayoiitaiiamente bajo las uinastias ue los 0meyas y los Abbasies;
posteiioimente, sin embaigo, la simpliciuau ue la planta áiabe limito
las opoituniuaues ue un mayoi uesaiiollo, y como iesultauo, la
populaiiuau ue estas mezquitas fue cayenuo.

Los otomanos intiouujeion las mezquitas  con  bóveda  central en
el siglo Xv y se caiacteiizan, como su nombie inuica, poi tenei una
boveua gianue centiaua sobie el pasillo uel iezo. Auemás uel tenei una
boveua gianue en el centio, hay a menuuo boveuas más pequeñas que
existen excéntiicas sobie el pasillo uel iezo o en otias zonas ue la
mezquita, uonue el iezo no se iealiza.

79 
 
El aico ue heiiauuia utilizauo piofusamente en la aiquitectuia
islámica, se uiseña a paitii ue una ciicunfeiencia uiviuiua en ties
paites iguales, como si se uibujaia un tiiángulo equiláteio, uel cual los
véitices ue la base fueian los puntos ue coite uel aico.
 
 
Puerta con arco de herradura 
Mezquita de Córdoba 

El vano ciiculai uel aico inteiioi uel aico ue heiiauuia áiabe miue
exactamente uos teicios ue la longituu ue la ciicunfeiencia.
 
 
Columnas y arcos de herradura 
Mezquita de Córdoba 
 
 
8u 
 
La mezquita ue Coiuoba uestaca poi la gianuiosiuau uel patio ue
columnas que sopoitan aicos ue heiiauuia ue uifeientes foimas,
tamaño y coloiiuo.

Peio también es un ejemplo ue la aiquitectuia geométiica uonue
uestacan las uifeientes foimas octogonales ue sus boveuas, la cential y
las constiuiuas sobie los ciuceios ue los pasillos ue iezo.


 
Bóveda octogonal central 
Mezquita de Córdoba 
 
 
 
Bóveda octogonal de crucero 
Mezquita de Córdoba 
 
 
81 
 
 
La Alhambra de Granada. 

 
«La Alhambra es una ciudad palatina andalusí situada en Granada. 
Se  trata  de  un  rico  complejo  palaciego  y  fortaleza  o  alcazaba  que 
alojaban  al  monarca  y  corte  del  reino  nazarí  de  Granada.  Su  verdadero 
atractivo,  como  en  otras  obras  musulmanas  de  la  época,  no  sólo  radica 
en  los  interiores,  cuya  decoración  está  entre  las  cumbres  del  arte 
andalusí,  sino  también  en  su  localización  y  adaptación,  generando  un 
paisaje nuevo pero totalmente integrado con la naturaleza preexistente.  
Los  palacios  nazaríes  son  el  conjunto  formado  por  el  Palacio  de 
Comares, construido en primer lugar, y el Patio de los Leones. 
 Cronológicamente  fueron  levantados  después  de  la  alcazaba,  el 
generalife  y  el  Partal,  siendo  su  construcción  del  primer  tercio  del  siglo 
XIV.  Constituía  la  sede  de  las  funciones  administrativas,  de  la  corte, 
protocolo  y  retiro  y  disfrute  privado.  Al  bajar  las  escaleras  de  acceso,  se 
van  encontrando  las  siguientes  dependencias:  Mexuar,  Patio  del  Mexuar 
o del Cuarto Dorado». 
 
 
 
 
 
La Alhambia constituye un uestacauo ejemplo uel aite musulmán,
poi la piofusion ue sus foimas geométiicas, en touo tipo ue elementos
tanto aiquitectonicos como uecoiativos. Asi, se pueuen aumiiai
motivos con geometiia octogonal en los ábsiues, en los aitesonauos, en
las paieues, en las fuentes y hasta en algunos ventanales.
 













82 
 



 
Patio y Fuente de Los Leones 
 
 
«Fuente  de  los  Leones.  Los  últimos  estudios  hechos  dicen  que  los 
leones  proceden  de  la  casa  del  visir  y  poeta  judío  Yusuf  Ibn  Nagrela 
(1066). No se sabe si se construyó antes de su muerte; se le acusó ya en la 
época de querer realizar un palacio más grandioso que el del mismo rey. 
Se conserva por el poeta Ibn Gabirol (s. XI) una descripción casi exacta de 
dicha  fuente.  Representan  las  12  tribus  de  Israel.  Dos  de  ellos  tienen  un 
triángulo  en  la  frente  indicando  las  dos  tribus  elegidas:  Judá  y  Leví.  Son 
del  siglo  XI.  La  taza  lleva  escrita  en  su  perímetro  versos  del  ministro  y 
poeta Ibn Zamrak en los que bellamente se describe la propia fuente». 
 
 
 

 
 
 
 
 
 
 
8S 
 
 
 
 
Ábside octogonal de la sala de los Abencerrajes 
 
 
Bóveda con forma de estrella de la sala de los Abencerrajes 
 
«La  sala  de  los Abencerrajes fue  alcoba  del  sultán.  Los  muros  están 
ricamente  decorados.  El  estuco  y  los  colores  son  originales.  El  zócalo  de 
azulejos  es  del siglo  XVI,  de  la  fábrica  de  azulejos  sevillana.  La  cúpula 
está  decorada  con  mocárabes;  en  el  suelo,  en  el  centro,  una  fuentecilla 
servía  para  reflejar  la  cúpula  de  mocárabes,  que  al  estar  ricamente 
decorada, conseguía una luz encantadora y mágica, pues al entrar la luz 
por la parte superior iba cambiando según las distintas horas del día». 
 
 
84 
 
 

 
Artesonado con motivos octogonales 
Alhambra de Granada 
 
 
 


 
Decoración mural  
 
 
 
8S 
 
 
 
 
Decoración mural 
 
 
 
Motivos epigráficos 
 
 
 
Motivos de lacería 
 

86 
 

 
Motivos decorativos 
 
 
 
Azulejos con motivos geométricos 
 
 
 
Estrella con forma de octograma 
 
 
87 
 
 
 
Ventana octogonal 
 
 
 
 
Fuente circular con remate octogonal 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
88 
 
El arte mudéjar. 


«El arte mudéjar es un estilo artístico que se desarrolla en los reinos 
cristianos  de  la Península  Ibérica,  pero  que  incorpora  influencias, 
elementos  o  materiales  de estilo  hispano­musulmán,  es  la  consecuencia 
de  las  condiciones  de  convivencia  existente  de  la  España  medieval  y  se 
trata de un fenómeno exclusivamente hispánico que tiene lugar entre los 
siglos XII y XVI,  como  mezcla  de  las  corrientes  artísticas  cristianas 
(románicas, góticas y renacentistas)  y  musulmanas  de  la  época  y  que 
sirve de eslabón entre las culturas cristianas y el islam». 



Planta octogonal de torre mudéjar 


Las piincipales caiacteiisticas poi la que se uestaca el estilo
muuéjai, son las foimas octogonales que piesentan numeiosas toiies y
ábsiues, tanto en su constiuccion como en su piofusa oinamentacion.

Las toiies tienen una estiuctuia heieuaua ue los alminaies
islámicos, y aunque algunas tienen la planta cuauiangulai, la mayoiia
son ue planta octogonal. Entie los motivos que foiman paite ue las
oinamentaciones en los uifeientes cueipos ue las toiies, tienen un uso
piefeiente y uestacauo las figuias uel octogono, el octogiama y la
estiella ue ocho puntas.

Be los numeiosos monumentos existentes a lo laigo ue toua la
geogiafia española, vamos a piesentai algunos ue los ejemplos más
iepiesentativos y extiaoiuinaiios.
89 
 
En Aiagon y ue foima uestacaua en la comaica ue Calatayuu, hay
numeiosos monumentos mudéjares  cuyas toiies tienen la foima
octogonal. En la misma ciuuau ue Calatayuu hay uos ejemplos ue estas
espectaculaies toiies, en las iglesias ue San Anuiés y ue Santa Naiia.
 

Iglesia de San Andrés 
Calatayud 
 

Toiie ue San Anuiés. En ielacion con oinamentacion ue la toiie,
el uestacauo humanista y expeito en aite muuéjai, Agustin Sanmiguel
Nateo, en su obia Arte mudéjar en la ciudad de Calatayud, euitaua en el
año 2uu7, iealiza una magnifica uesciipcion iefeiiua a unos oculos
(oinamentos ciiculaies con foimas geométiicas) situauos en las caias
ue uno ue los cueipos ue la toiie ue la que, poi su analogia con el
conteniuo uel tema se está planteauo, consiueio que es ue gian inteiés
tiansciibii uos páiiafos ue la mencionaua obia.

9u 
 


Detalle de tres óculos 
 
«A  continuación  viene  otra  de  las  singularidades  de  esta  torre:  un 
conjunto de ocho óculos, uno por lado, que llevan un medallón finamente 
labrado en yeso. De estos medallones, todos distintos, se conservan cinco. 
Salvo uno a base de rombos en los cuales hay pequeños huecos circulares 
o  en  forma  convencional  de  gota,  los  demás  son  figuras  geométricas  de 
simetría  radial  a  base  de  lazos.  El  único  relativamente  fácil  de  describir 
presenta  una  estrella  de  cinco  puntas  con  sus  vértices  orlados  y  un 
esbozo  de  decoración  vegetal  de  palmetas.  Hay  dos  de  composición 
hexagonal, uno de ellos con lazos rectilíneos y palmetas y otro con lazos 
curvos.  El  quinto  de  los  que  se  conservan,  y  que  sirve  de  portada  a  este 
libro,  tiene  composición  octogonal  con  lazos  curvos,  entre  los  que  se 
intercala  un  motivo  aparentemente  vegetal,  y  que  dejan  en  el  centro  un 
hueco en forma de estrella de ocho puntas. 
 
 
 
Estos cinco medallones no tienen ningún paralelismo en el mudéjar 
aragonés  ni  en  el  hispánico.  Sólo  hay  semejanzas  entre  dos  de  ellos  con 
motivos  decorativos  de  los  alminares  de  la  mezquita  de  Al  Hakim  en  El 
Cairo,  construida  hacia  el  año  1000.  Germán  López  Sampedro  hizo  un 
detenido estudio de estos medallones, analizándolos matemáticamente, e 
imaginando  el  mensaje  filosófico  que  contenían.  Concluye  que  fueron 
obra  de  un  alarife  con  conocimientos  de  Astronomía  y  Matemática  que 
quiso reflejar en ellos un programa místico». 
 
91 
 
 
Geometría de los medallones. 
 
Los cinco meuallones que se conseivan ue los ocho que tenia la
Iglesia ue San Anuiés, piesentan unas singulaiiuaues que meiece la
pena uestacai, uesue el punto ue vista ue las uistintas foimas ue
geometiia que piesentan. Los cinco están situauos en el centio ue los
óculos cuyas foima iepiesentan sei las ue unas semiesfeias tiuncauas
poi la mitau. En caua uno ue los meuallones se iepiesenta una figuia
geométiica uifeiente, con foima ue estiella.

La estiella ue ocho puntas es la iepiesentacion ue un octogiama.
La estiella ue seis puntas iepiesentaua en uos ue los meuallones,
apaientemente iguales, peio con una ligeia vaiiacion, y es que el
motivo uecoiativo ue ambas está giiauo uno iespecto uel otio,
causanuo que las puntas ue la estiella apaiezcan en posicion veitical
en uno, y en posicion hoiizontal en el otio. La estiella ue cinco puntas
es la figuia más eviuente, aunque piesenta la singulaiiuau ue que sus
puntas están uibujauas con cinco tiazos consecutivos, foimanuo un
pentagiama. El último ue los meuallones piesenta unas foimas
iomboiuales, que son consecuencia a su vez uel entieciuzauo ue
foimas tiiangulaies.



Medallón con estrella octogonal 


92 
 



 
Medallón con estrella hexagonal vertical 






Medallón con estrella hexagonal horizontal 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
9S 
 
 
 
 
 
Medallón con forma de pentagrama 
 
 
 
 
 
 
Medallón con formas romboidales 









94 
 


Colegiata de Santa María 
Calatayud 
                                                     
  
Toiie ue Santa Naiia. Esta monumental toiie octogonal está
auosaua a la paite izquieiua uel ábsiue. Su planta es octogonal y
piesenta contiafueites en sus aiistas. La estiuctuia coiiesponue a la
ue un alminai hispano‐musulmán que peimite en su inteiioi el
uesaiiollo ue escaleias con foima helicoiual. A uifeiencia ue otias
toiies octogonales las escaleias no se apoyan en el suelo sino sobie
una boveua semiesféiica, en la que solo coinciue con la pioxima toiie
ue San Anuiés.





9S 
 


Iglesia de San Pedro 
Alagón  
 
 
Toiie ue San Peuio: La toiie, situaua en el ángulo suiocciuental
uel templo, tiene planta octogonal, con la tiauicional estiuctuia ue la
aiquitectuia zagii y muuéjai ue toiie y contiatoiie y entie ambas la
escaleia cubieita con boveuas enjaijauas. Consta ue ties cueipos, entie
los que uestaca el segunuo poi sus oiiginales motivos uecoiativos.








96 
 
 
Torre de la catedral de Santa María 
Teruel 

Cateuial ue Santa Naiia ue Teiuel. La toiie es ue planta cuauiaua,
posee ties cueipos piofusamente uecoiauos con azulejos y ceiámica
viuiiaua, y está iemataua poi una linteina octogonal uel siglo XvII.
97 
 
 
Ábside octogonal del cimborrio 
Catedral de Teruel 
 
 
 
Cimborrio con forma de octograma 
Catedral de Teruel 
 
 
 
Ornamentación mudéjar 
Torre de San Martín. Teruel 
 
98 
 
 
 
Torre de la Magdalena 
Zaragoza 
 
«Iglesia  de  Santa  María  Magdalena.  La  torre  semeja  los  alminares 
almohades,  con  dos  cuerpos  cuadrados  concéntricos  entre  los  que  sube 
una escalera con cubrición de bóveda de aproximación. La torre interior 
alberga  varios  pisos  de  habitación  cubiertos  con  bóveda  de  arista.  Al 
exterior presenta tres cuerpos separados por impostas con decoración de 
cerámica  vidriada  blanca  y  verde,  arcos  mixtilíneos,  ventanas  en  arcos 
túmidos y de herradura». 
 






99 
 

 
Torre de la Seo 
Zaragoza 

Cateuial ue San Salvauoi, conociua como La Seo. Su constiuccion
se pueue consiueiai ue estilo gotico‐muuéjai. La toiie es ue planta
cuauiangulai. En la cabeceia se sitúan uos ábsiues y en el ciuceio tiene
un cimboiiio ue hechuia muuéjai y con foima octogonal.




1uu 
 


¨ 
Ábside inferior 
Catedral de La Seo 
 
 
 
 
Ábside superior 
Catedral de La Seo 
 
1u1 
 
 
Cimborrio con forma de octograma 
Catedral de La Seo 
 
 
 
 
Ornamentación exterior 
Catedral de La Seo 
 







 
 
 
 
 
1u2 
 
Las catedrales góticas. 

«Acerca de las conjeturas sobre los medios matemáticos con los que 
se  ayudaron  a  levantar  las  catedrales,  muchos  arquitectos  masones 
optaron por la utilización de complejas construcciones geométricas que, 
en muchos casos, eran combinaciones de círculos, triángulos, cuadrados, 
etc., incluso figuras octogonales o pentagonales».  

Las cateuiales goticas fueion las foimas más iepiesentativas ue
las tiansfoimaciones aiquitectonicas meuievales y comenzaion a
constiuiise uuiante los siglos XII y XIII piincipalmente en Fiancia y
España.

Fulcanelli en su obia El  misterio  de  las  catedrales  sostiene que el
téimino arte  gótico no es más que una uefoimacion ue la palabia
argótico,  que a su vez pioviene uel téimino argot, uefiniuo como «una 
lengua  particular  de  todos  los  individuos  que  tienen  interés  en 
comunicar  sus  pensamientos  sin  ser  comprendidos  por  los  que  les 
rodean».  

«Touos los Iniciauos se expiesaban en aigot, lo mismo que los
tiuhanes ue la Corte  de  los  milagros y que los Frimasons, o
fiancmasones ue la Euau Neuia, “posaueios uel buen Bios”, que
euificaion las obias maestias argóticas que aumiiamos en la
actualiuau».

Paia Fulcanelli pues, las cateuiales goticas eian una obia ue
«argot, el  arte de  la Luz». Auemás, según su inteipietacion, algunas ue
las cateuiales fiancesas son auténticos santuaiios ue la alquimia, en ya
que los aitistas iepiesentaion el lenguaje heimético ue los maestios,
tallanuo en las pieuias los uifeientes pasos y los misteiiosos secietos
que iouean esa ciencia uel ocultismo. Y no únicamente son las pieuias
las que contienen ese lenguaje, sino y ue foima muy especial, en sus
viuiieias y en sus iosetones, poi los cuales la luz pasa a los inteiioies
teñiua ue espectaculaies coloies.

Refiiiénuose a la cateuial ue Nôtie Bame ue Paiis, Fulcanelli
afiima que algunos ue los motivos iepiesentauos en el poitico cential
ue la entiaua, están también iepiouuciuos en los meuallones ue los
vitiales uel ioseton cential, en la fachaua piincipal, hacienuo ue ello
una esplénuiua afiimacion: ¡La  antorcha  del  pensamiento  alquímico 
iluminando el templo del pensamiento cristiano!
1uS 
 
En contiaposicion con estas teoiias ue Fulcanelli, las cateuiales
goticas españolas son auténticas biblias  cristianas, uonue tanto en los
poiticos ue sus entiauas, como en las viuiieias ue sus muios y en los
iosetones ue las fachauas, se iepiesentan piofusamente los peisonajes
más uestacauos y las escenas más emotivas uel Nuevo Testamento.

Lo que si paiece incuestionable en este estilo ue constiucciones es
un lenguaje geométiico que paiece común en touas ellas, y que queuo
plasmauo en las foimas ue sus plantas, en la uisposicion ue las
columnas con neivios, en las boveuas ue ciuceiia, en los ábsiues,
uonue piolifeian las foimas octogonales, y ue especialmente en sus
fachauas, con las foimas ciiculaies ue los imponentes iosetones.

Los ejemplos más uestacauos ue este estilo aiquitectonico son las
piimeias cateuiales goticas que fueion constiuiuas en los siglos XII t
XIII, como son la cateuial ue Nôtie Bame ue Paiis (116S), la ue Amiens
(112u), la ue Chaities (1194), y la ue Reims (121u), en Fiancia, y las ue
Buigos (1221), la ue Leon (12SS) y la ue Toleuo (1226) en España.

Be ellas se muestian a continuacion algunas ue las imágenes que
nos peimiten apieciai sus foimas más iepiesentativas, asi como las
uifeiencias aiquitectonicas y los uetalles poi los que se uistinguen
unas ue otias, especialmente poi la espectaculaiiuau que ofiecen las
foimas geométiicas ue sus iosetones.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
1u4 
 
Catedral de Nôtre Dame de Paris.  
 
 
Fachada principal 
 
 
«La  Catedral  de  Nôtre­Dame  de  París  es  una  de  las  catedrales 
francesas más antiguas de estilo gótico. Se empezó a construir en el año 
1163 y se terminó en el año 1345.  
Existe  aún  en  esta  catedral  una  dualidad  de  influencias  estilísticas: 
por  un  lado,  reminiscencias  del  románico  normando,  con  su  fuerte  y 
compacta unidad, por otro lado, el  ya innovador aprovechamiento de las 
evoluciones  arquitectónicas  del  gótico,  que  confieren  al  edificio  una 
ligereza  y  aparente  facilidad  en  la  construcción  vertical  y  en  el  soporte 
del peso de su estructura. 
La  planta  está  demarcada  por  la  formación  en  cruz  romana 
orientada a Occidente, de eje longitudinal acentuado, y no es perceptible 
desde el exterior. La cruz está “incrustada”  en el edificio, envuelta por un 
doble deambulatorio, que circula por el coro en la cabecera ­al este­ y se 
prolonga  paralelamente  a  la  nave,  dando  lugar,  así,  a  cuatro  naves 
laterales». 
1uS 
 

 
Rosetón de la fachada principal con 24 divisiones 
 
 
 
 
Rosetón de la fachada oeste con 24 divisiones 
1u6 
 
Catedral de Amiens. 
 

Fachada principal y rosetón con 16 divisiones, 8 mayores y 8 menores 
 
«La Catedral  de  Nôtre­Dame  de Amiens es  la catedral gótica que 
cerró el ciclo de catedrales del período gótico clásico. Su construcción se 
inició  en 1220,  sobre  otra  anterior  de arquitectura  románica destruida 
por un incendio, fue diseñada con una planta de cruz latina y más tarde 
entre  1366  y  1401  fueron  construidas  las  torres  que  se  encuentran  en 
ambos lados de su fachada principal. 
Tiene el crucero centralizado y la nave central está decorada con un 
rosetón  sobre  un  friso  de  esculturas  que  recorre  el  frontal  oeste.  La 
fachada occidental consta de tres pórticos monumentales con profundas 
arquivoltas,  rematadas  con  gabletes.  Esta  fachada  muestra  un  gran 
programa  iconográfico  de  escultura  que  comprende  buena  parte  de  los 
episodios  del  Antiguo  y  Nuevo  Testamento,  por  lo  que  es  conocida  como 
la «Biblia de Amiens». 
 
1u7 
 
 
Rosetón de la fachada norte con un pentagrama en el centro 
Catedral de Amiens 


 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
1u8 
 
Catedral de Chartres.  
 
 
 
Fachada principal 
 
 
«La  Catedral  de  la  Asunción  de  Nuestra  Señora  es  una  iglesia  de 
culto  católico  romano  bajo  la  advocación  de  Nuestra  Señora,  la  Virgen 
María en la ciudad de Chartres, en Francia, al noroeste de país, a unos 80 
km de la capital París. 
Esta  catedral  marcó  un  hito  en  el  desarrollo  del  gótico  e  inició  una 
fase  de  plenitud  en  el  dominio  de  la  técnica  y  el  estilo  gótico, 
estableciendo  un  equilibrio  entre  ambos.  Es  sumamente  influyente  en 
muchas otras construcciones posteriores que se basaron en su estilo y sus 
numerosas  innovaciones,  como  las  catedrales  de  Reims  y  Amiens  a  las 
que sirvió de modelo directo». 
 
 
 
1u9 
 
 
Fachada sur 
Catedral de Chartres 
 
 
 
 
 
 
Rosetón con 12 divisiones 
Catedral de Chartres 



11u 
 

Catedral de Reims. 


Fachada principal con dos rosetones de 12 y 16 divisiones 
 
 
«La  Catedral  de  Nuestra  Señora  de  Reims  es  una  catedral  de  culto 
católico  romano  bajo  la  advocación  de  Nuestra  Señora,  la  Virgen  María 
en  la  ciudad  de  Reims,  en  el  departamento  de  Marne,  en  Francia,  al 
noreste  del  país,  a  unos  160  km  de  la  capital,  París,  es  la  cabeza  de  la 
diócesis de Reims. 
Construida  en  el  siglo  XIII,  después  de  las  catedrales  de  París  y  de 
Chartres, pero antes de las catedrales de Estrasburgo, Amiens y Beauvais. 
Es  uno  de  los  edificios  góticos  de  mayor  importancia  en  Francia,  tanto 
por su extraordinaria arquitectura como por su riquísima estatuaria». 


 
 
 
 
 
 
111 
 
Catedral de Burgos. 
 
«La  catedral  de  Burgos  difiere  notablemente  de  otras  catedrales 
construidas  en  la  misma  época  en  diferentes  elementos  decorativos  y  de 
la  construcción,  al  haber  intervenido  algunos  canteros  musulmanes, 
hecho  que  proporcionaba  una  originalidad  como  no  existía  en  ninguna 
otra catedral».  

 
Fachada principal 
 

«La  Catedral  de  Santa  María  es  un  templo  católico  dedicado  a  la 
Virgen  María  situado  en  la  ciudad  española  de  Burgos.  Su  construcción 
comenzó  en  1221,  siguiendo  patrones  góticos  franceses.  Tuvo 
importantísimas  modificaciones  en  los  siglos  XV  y  XVI:  las  agujas  de  la 
fachada  principal,  la  Capilla  del  Condestable  y  el  cimborrio  del  crucero, 
elementos  del  gótico  avanzado  que  dotan  al  templo  de  su  perfil 
inconfundible.  
112 
 
El  estilo  de  la  catedral  es  el  gótico,  aunque  posee,  en  su  interior, 
varios elementos decorativos renacentistas y barrocos. La construcción y 
las  remodelaciones  se  realizaron  con  piedra  caliza  extraída  de  las 
canteras del cercano pueblo burgalés de Hontoria de la Cantera. 
El  diseño  de  la  fachada  principal  está  relacionada  con  el  más  puro 
estilo gótico francés de las grandes catedrales de París y Reims, mientras 
que  el  alzado  interior  toma  como  referencia  a  la  Catedral  de  Bourges. 
Consta  de  tres  cuerpos  rematados  por  dos  torres  laterales  de  planta 
cuadrada. Las agujas caladas de influencia germánica se añadieron en el 
siglo  XV  y  son  obra  de  Juan  de  Colonia.  En  el  exterior  son  sobresalientes 
también las portadas del Sarmental  y la Coronería, góticas del siglo XIII, 
y la portada de la Pellejería, con influencias renacentistas­platerescas del 
siglo XVI. 
De  los  tesoros  arquitectónicos  de  su  interior  destacan  dos:  El 
grandioso cimborrio gótico­plateresco, y   la  capilla  del  Condestable, 
maravilla del gótico isabelino». 



 
 
Rosetón de la fachada principal 
Con forma hexagonal y 12 círculos exteriores 
 

 
 
 
 
 
 
11S 
 
 
 
Fachada meridional 
Catedral de Burgos 
 
 
 
Rosetón de la fachada meridional con 20 divisiones 
 
 
 
 
114 
 
 
 
 
Cimborrio con forma de octograma en el crucero central 
 
 
 
 
Ábside con estrella de 8 puntas de la capilla del Condestable. 
 
11S 
 
 
Catedral de León. 
 
 
 
Fachada principal 
Catedral de León 
 
«La  actual catedral  de León,  iniciada  en  el siglo  XIII,  presenta  un 
diseño  del  más  depurado  estilo gótico clásico  francés.  Al  igual  que  su 
hermana  predecesora  la catedral  de  Burgos,  se  inspira  en  la  planta  de 
la catedral de Reims, que bien pudo conocer el maestro Enrique. Al igual 
que  la  mayoría  de  catedrales  francesas,  la  de  León  está  construida  con 
un  módulo  geométrico  basado  en  el  triángulo,  cuyos  miembros  se 
relacionan  con  la  raíz  cuadrada  de  3,  al  que  responden  la  totalidad  de 
sus  partes  y  del  todo.  Este  aspecto,  como  la  planta,  los  alzados,  y  los 
repertorios  decorativos  y  simbólicos  convierten  esta  catedral  en  un 
auténtico  edificio  transpirenaico,  alejado  de  la  corriente  hispánica  y 
perteneciente a la más pura escuela de la Champaña francesa, que le ha 
merecido  los  calificativos  de  "la  más  francesa  de  las  catedrales 
españolas"  o  el  de  "Pulchra  Leonina",  pues  si  sus  rasgos  formales  se 
relacionan  con  el  gótico  champaniense,  sus  significados  simbólicos  y 
programa  arquitectónico  están  estrechamente  ligados  con  los  de 
la catedral  de  Saint  Denis,  la catedral  de  Nôtre  Dame  de  París y 
116 
 
la catedral de Reims. Geográficamente tampoco es ajena a aquel mundo, 
pues aunque levantada en la vieja capital de los reyes leoneses, la ciudad 
era  uno  de  los  hitos  más  importantes  del Camino  de  Santiago,  también 
llamado Camino Francés. 
La planta de la catedral de León está inspirada en la de la catedral 
de Reims (reducida en un tercio), la estructura y la forma de las capillas 
de  la  girola  (aquí  poligonales)  y  el  desarrollo  del  crucero.  La  influencia 
de  la catedral  de  Chartres puede  notarse  en  el  pórtico  occidental.  La  de 
León abandona en modelo de la catedral de Reims en los alzados a partir 
del  cuerpo  del  triforio,  pues  aquí  es  diáfano  y  acoge  los  progresos 
técnicos conseguidos en la Sainte Chapelle y la catedral de Amiens». 
 
 
 
 
 
Fachada sur 
Catedral de León 
 
 
 
 
 
 
 
 
117 
 
 
 
Rosetón de la fachada principal con 24 divisiones 
 
 
 
 
Rosetón de la fachada sur con 16 divisiones 
 
 
118 
 
 
Catedral de Toledo. 
 

 
Fachada principal 
 
«La  catedral  de  Santa  María  de  Toledo  es  un  edificio  de 
arquitectura  gótica,  considerado  como  el  “magnum”  del  estilo  gótico  en 
España.  Su  construcción  comenzó  en  1226  bajo  el  reinado  de  Fernando 
III  el  Santo  y  las  últimas  aportaciones  góticas  se  dieron  en  el  siglo  XV 
cuando en 1493 se cerraron las bóvedas de los pies de la nave central, en 
tiempos de los Reyes Católicos.  
La  estructura  del  edificio  tiene  gran  influencia  del  mejor  gótico 
francés  del  siglo  XIII  pero  adaptado  al  gusto  español.  Consta  de  5  naves 
más  crucero  y  doble  girola.  Las  naves  externas  presentan  una  anomalía 
extraña  al  ser  algo  más  anchas  que  las  otras  dos.  La  parte  más  antigua 
del  templo  es  la  cabecera  que  mantiene  en  su  arquitectura  los  triforios 
originales  que  se  extendían  a  lo  largo  de  las  naves  de  donde  fueron 
suprimidos  en  una  de  tantas  reformas  y  evoluciones  que  sufrió  la 
catedral.  Todavía  en  época  del  gótico,  estos  triforios  fueron  sustituidos 
por  los  grandes  ventanales­vidrieras.  Los  que  se  conservan  de  la 
cabecera  son  de  influencia  mudéjar.  El  más  bajo  está  compuesto  de 
arquillos  lobulados  que  descansan  en  columnas  pareadas  y  el  alto 
presenta  unos  arcos  entrecruzados  típicos  del  mudéjar.  No  se  sabe  si 
estos  temas  mudéjares  existían  en  la  anterior  mezquita  y  fueron 
119 
 
copiados  como  recuerdo  o  bien  se  añadieron  en  una  de  las  mejoras  y 
enriquecimiento de la fábrica, como algo original y de buen gusto. 
Los  tramos  de  la  girola  correspondientes  a  las  distintas  capillas  se 
solucionaron con plantas alternativas de rectángulos y triángulos, lo que 
hizo  que  cada  capilla  fuera  de  distinto  tamaño,  más  grandes  las 
rectangulares  y  más  pequeñas  las  triangulares.  Esta  manera  de 
distribuir  la  cabecera  puede  verse  en  las  catedrales  francesas  de  Nôtre 
Dame  en  París,  Bourges  y  Le  Mans,  siendo  esta  última  la  más  parecida, 
aunque las tres son más esbeltas en conjunto que la española».  
 
 
 
Detalle de la fachada norte con el rosetón de 12 círculos exteriores 
Catedral de Toledo 
 
 
 
 
 
 
 
 
12u 
 
 
 
Rosetón de la fachada principal con 24 círculos 
Catedral de Toledo 
 
 
 
Detalle del artesonado de la Sala del Tesoro 
Catedral de Toledo 
 
 
121 
 
 
Los rosetones. 
 
«Puede  parecernos  hoy  curioso,  pero  los  números  3,  5,  7  y  9  eran 
considerados  por  algunas  logias  y  sociedades  de  constructores  como 
sagrados». 



Estructura de rosetón 
Museo de la Catedral de León 

Los iosetones son los ventanales con foima ue ciiculo que
sostienen las viuiieias que oinamentan las fachauas ue numeiosas
iglesias, monasteiios, abauias y ue foima especial ue las cateuiales ue
estilo gotico. Piecisamente esta foima ue oinamentacion se intiouujo
uuiante la Euau Neuia como una ue las noveuaues más tiascenuentes
ue este tipo ue constiucciones y su finaliuau estaba motivaua poi la
gian impoitancia que se uio a que la luz inunuaia los euificios ue
caiáctei ieligioso. Sin uuua que fue este el pioposito que uio lugai al
nuevo estilo, el gotico, que se caiacteiizo poi logiai el auelgazamiento
uel giosoi ue los muios con el objetivo piimoiuial ue uotaila ue
amplios ventanales y viuiieias, paia que la luz y el coloi uesplazaian a
la oscuiiuau y a las pintuias muiales ue los inteiioies.

Y ue estas nuevas foimas aiquitectonicas, los iosetones fueion los
elementos más extiaoiuinaiias ue uecoiacion, ya que se colocaion en
los lugaies más piivilegiauos y llamativos ue las cateuiales, como son
las fachauas, y cuyas foimas iesponuian a conceptos sagiauos ue la
geometiia: la ciicunfeiencia y su uivision en paites iguales foimanuo
vaiiauas simetiias.
122 
 
Las cateuiales tienen el ábsiue oiientauo hacia el suueste, la
fachaua piincipal hacia el noioeste, y el ciuceio foimauo poi los uos
biazos ue la ciuz, ue noiueste a suuoeste. En consecuencia, con esta
uisposicion, la mayoiia cuentan con ties iosetones, uno en la fachaua
ue la poitaua piincipal y uos en las fachauas ue las poitauas lateiales,
coiiesponuientes al ciuceio. Y no siempie son iguales, ya que poi lo
geneial suelen sei uifeientes, no solo en el tamaño, sino también en las
foimas, en la cantiuau ue las neivauuias o númeio ue uivisiones, o en
la uisposicion ue los entiamauos ue sus uibujos.

El ioseton cential es el que iecibe los iayos uel sol poniente, es
poi tanto el gian ioseton, el ue la fachaua piincipal, que suele sei ue
mayoi esplenuoi y tamaño que los otios uos. Sus foimas y su nombie
iecueiuan al ue una iosa, aunque la mayoiia se uistinguen poi los
neivios y ciiculos que, paitienuo uel centio, sustentan touo el conjunto
ciiculai. Son siempie simétiicos y piecisamente son esos neivios los
que iecueiuan los iauios o los ejes ue una ciicunfeiencia, sienuo sus
uivisiones muy heteiogéneas, casi siempie múltiplos ue ties, cuatio, ue
cinco, ue seis, o ue siete. Los hay ue cinco uivisiones, ue seis, ue ocho,
ue uiez, ue uoce, ue catoice, ue uieciséis, ue veinticuatio. etc. Nuchos
ue ellos combinan en estos neivios las foimas iectas y cuivilineas, con
ciiculos o semiciiculos.

El aspecto funuamental poi el que se uestaca esta foima ue
oinamentacion es que, en su piáctica totaliuau, los maestios que los
iueaion y los uibujaion, utilizaion únicamente un compás y una
escuauia. Seiia muy aventuiauo afiimai que en alguno ue ellos, las
lineas iectas y cuivas que se entieciuzan maican ese punto poi el cual
se pouiia tiazai una linea iecta que iesultaia sei la que iesolvieia el
pioblema ue la cuauiatuia. Esto es algo que no ha ue uescaitaise. Poi
ello, son los elementos que más llaman la atencion, funuamentalmente
en los templos goticos constiuiuos uuiante la Euau Neuia, en los que
los Naestios ue 0bia, quienes eian los piincipales iesponsables ue su
uiseño, eian con toua piobabiliuau miembios ue esas socieuaues
secietas, en especial ue las logias o heimanuaues peitenecientes a la
masoneiia.

El nombie ue ioseton y su foima paieciua a la ue una iosa,
ielaciona también estos elementos uecoiativos con una ue las sectas
más conociuas en la Euau Neuia, la ue los Rosa‐Ciuces.
 
veamos con uetalle algunos ejemplos iepiesentativos:
12S 
 



 
Rosetón pentagonal 
Catedral de Cáceres 
 
 
 
 
 
Rosetón con pentagrama de trazos circulares 
Catedral de Plasencia. Cáceres 
 
 
 
 
 
 
124 
 
 
 
 
Rosetón hexagonal 
Catedral de Valencia 
 
 
 
 
 
 
 
Rosetón con una estrella hexagonal central 
Catedral de Burgos 
 
 
 
 
12S 
 
 
 
 
Rosetón mudéjar con estrella de 7 puntas 
Iglesia de Santa Tecla  
Cervera de la Cañada. Zaragoza 
 
 
 
 
 
 
Rosetón con 8 divisiones 
Iglesia de San Gil 
Burgos 
 
 
126 
 
 
 
 
 
Rosetón  con 10 divisiones. 
Iglesia de las Salesas 
Burgos 
 
 
 



Rosetón con 10 círculos exteriores y 20 divisiones 
Catedral Nacional de Washington 
 
 
 
127 
 
 
 
 
 
 
Rosetón con 12 divisiones. 
Iglesia de San Pedro 
Ávila 
 
 
 
 
 
 
 
Rosetón con 12 divisiones 
Sainte­Chapelle 
París 
 
 
 
 
 
 
128 
 
 
 
 
 
 
Rosetón con 14 divisiones 
Iglesia templaria de Santa María la Blanca  
Villalcázar de Sirga. Palencia 






 
Rosetón con 14 divisiones 
Iglesia de San Pedro de los Francos 
Calatayud 



129 
 



 
Rosetón con 16 divisiones 
Monasterio de las Huelgas 
Burgos 
 
 
 
 
 
 
 
Rosetón de 16 divisiones 
Catedral de Granada 
 
 
 
 
1Su 
 
 
 
 
 
 

Rosetón con 16 divisiones 
Abadía de Westminster 
Inglaterra 

 
 
 
 
 
 
Rosetón con un pentágono central, 10 círculos pentagonales intermedios,  
 y 20 divisiones exteriores.  
Iglesia de San Esteban 
Burgos 
 
 
 

 
1S1 
 
 
 
 
 
 
Rosetón de 24 divisiones. 
Iglesia de San Miguel 
Córdoba 
 
 
 
 
 
 
 
Rosetón de estilo mudéjar con 12 divisiones y 24 círculos en el exterior.  
Monasterio de Guadalupe  
Cáceres 
 
 
 
1S2 
 
 
 
 
Rosetón de 32 divisiones 



Touos estos ejemplos son simbolos que están ielacionauos con la
aiquitectuia y la geometiia, funuamentalmente con la época meuieval,
y cualquieia que fueian los estilos, tienen en común algo que iesulta
tiascenuente a lo laigo ue esos siglos, y es que touos los elementos
uecoiativos que se han mostiauo en este capitulo, fueion uiseñauos y
uibujauos ue una foima manual, utilizanuo exclusivamente la iegla o la
escuauia y el compás. Y la peifeccion con la que touavia hoy y en el
futuio pouián seguii sienuo aumiiauos, se uebe a que fueion
iepiouuciuos con gian piecision a escala, giacias a que fueion
uiseñauos con unas piopoiciones auecuauas, que los maestios
aiquitectos y los aitistas uecoiauoies conocian muy bien.




 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
1SS 
 
 
Los laberintos de las catedrales góticas. 
 
La oinamentacion uel suelo ue las cateuiales goticas eia
comúnmente el embaluosauo, o el enlosauo ue placas pintauas. En
algunas cateuiales fiancesas, esta oinamentacion se complementa con
unos labeiintos tiazauos sobie el suelo, en la inteiseccion ue la nave
cential y el ciuceio. Bichos labeiintos touavia se conseivan en las
cateuiales ue Amiens, Chaities, Reims y algunas más. Lo más cuiioso
es que la geometiia ue estos labeiintos iesponue a la foima octogonal,
meuiante la colocacion ue losas ue uistinto coloi que confoiman una
seiie ue ciiculos concéntiicos que maican el camino que iecoiie el
labeiinto uesue el exteiioi hasta el centio.

No se ha encontiauo ninguna ielacion, peio estas foimas ue
labeiintos se utilizaion en muchas constiucciones ue la antigüeuau,
piincipalmente giiegas y egipcias. Si bien no se pueue concietai con
piecision, una finaliuau que no fueia la ue sentii una  fuerza  mística  o 
espiritual poi quienes los iecoiiieian, es eviuente que existen uiveisas
cábalas o fabulaciones aceica ue posibles connotaciones esotéiicas.



El labeiinto ue la cateuial ue Amiens tiene una foima totalmente
octogonal, conseivanuo esta foima touos los senderos que componen
su iecoiiiuo y finaliza en su paite cential con la figuia ue un ciiculo,
uentio uel cual se iepiesentan una seiie ue imágenes y simbolos.



Laberinto de la catedral de Amiens 
 

1S4 
 

El labeiinto ue la cateuial ue Chaites tiene foima ciiculai, y su
iecoiiiuo está a su vez está uiviuiuo en cuatio cuaitos, piesentanuo en
su ciiculo cential un uibujo con foima ue floi hexagonal.


 
Laberinto de la catedral de Chartres 
 
«Uno de los elementos más famosos de la catedral de Chartres es el 
laberinto  trazado  sobre  el  pavimento  que  data  de  1205.  Es  un  alicatado 
circular de 13 metros de diámetro situado en el eje de la nave central en 
el  que  baldosas  blancas  y  negras  forman  un  estrecho  sendero  con 
múltiples  circunvoluciones  que  conducen  al  centro.  Parece  ser  que  en 
este  círculo  central  existió  una  placa  de  bronce  o  latón  con  las  figuras 
de Teseo, Ariadna y  el Minotauro.  Ésta  fue  retirada  y  fundida  durante  la 
Revolución francesa para fabricar cañones.  
 
En la Edad Media existían numerosas iglesias con laberintos de este 
tipo  que  han  ido  desapareciendo  en  épocas  posteriores.  El  sendero  del 
laberinto  representaba  una  peregrinación  simbólica  que  el  peregrino 
debía recorrer a pie o de rodillas hasta la roseta central.  
 
Las  medidas  y  el  trazado  de  este  tipo  de  laberintos  tiene  un 
profundo  y  complejo  simbolismo  numerológico  y  filosófico  que  tiene  su 
origen al parecer en conocimientos esotéricos con origen en oriente.  
 
El  laberinto  tiene  once  círculos  concéntricos  y  la  particularidad  de 
tener el mismo diámetro que el rosetón oeste y de distar del umbral de la 
entrada la misma longitud que la altura de este, por lo que si la fachada 
se  extendiera  sobre  el  suelo  interior  el  rosetón  coincidiría  con  el 
laberinto». 
1SS 
 

El labeiinto ue la cateuial ue Reims tiene touas sus foimas
completamente octogonales, tanto en su contoino, en cuatio ue sus
esquinas exteiioies, en touo su tiazauo y en su centio que es octogono.



Laberinto de la catedral de Reims 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
1S6 
 
Las marcas de los canteros. 

Be los uifeientes giemios que foimaban paite ue la activiuau
ueuicaua a la aiquitectuia y la constiuccion, en lo iefeiiuo a los
simbolos uestacan los maestios albañiles o canteios, poi las maicas
peisonales o signos paiticulaies, que estos uejaban en las pieuias y
sillaies que tallaban. En numeiosas iglesias iománicas y cateuiales
goticas se pueuen vei estas maicas, ya que en muchas ue las pieuias, al
sei colocauas, queuaban a la vista.

Bichas maicas peisonales eian utilizauas uesue la más iemota
antigüeuau y con ellas, los canteios inuicaban aquellas pieuias que
habian tallauo. El motivo piincipal eia facilitai la iuentificacion ue caua
tiabajauoi paia peicibii la iemuneiacion coiiesponuiente al tiabajo
iealizauo, como si estos signos fueian una especie ue señal o fiima uel
tiabajauoi. Sin embaigo, también es piobable que entie los masones,
estas maicas les iuentificaian en su peitenencia a una ueteiminaua
logia. Es piecisamente entie la masoneiia, uonue estos signos han
pouiuo sei consiueiauos como iueogiamas, ue caiáctei astiologico o
con significaciones mágicas.

Es impoitante iesaltai que estas maicas pouiian iepiesentai una
simbologia, aunque ue uificil conciecion, uebiuo piecisamente al hecho
ue que apaiezcan visibles en los lugaies más sagiauos ue los templos,
como si ue un piivilegio se tiataia, el peimitii que se peipetuaia la
memoiia ue aquellos maestios canteios más uestacauos o que siivieia
ue estimulo en la iealizacion uel tiabajo.

Entie las maicas que utilizaban, iesulta habitual la utilizacion ue
objetos simbolicos o alegoiicos, y aunque estos puuieian sei muy
uiveisos, la mayoiia pueuen sei encuauiauos uentio ue giupos o
categoiias. Asi los más utilizauos eian las letias o monogiamas, goticos
o masonicos, los emblemas ue aiquitectuia o geometiia, y simbolos
misticos, heiméticos o astiologicos.

Esta catalogacion ue las señales y maicas en las pieuias, pouiia
sei consiueiaua como una muestia eviuente ue la existencia y uifusion
que llegaion a tenei uentio ue la masoneiia, y en especial uuiante los
siglos que abaicaion el peiiouo uel iománico y uel gotico, sobie touo
en las constiucciones ue caiáctei ieligioso.

1S7 
 
Como muestia ue estas cuiiosas maicas, se iepiouuce una imagen
con una maica que apaiece en vaiios bloques ue pieuia, en una capilla
ue la iglesia cateuial ue San Isiuoio ue Leon, y que tiene unas cuiiosas
foimas geométiicas.


 
Marca de cantero con formas geométricas 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
1S8 
 
 
 
GEOMETRÍA 
 
 
 
 
«Todas  estas  formas  geométricas  básicas  pueden  ser  fácilmente 
realizadas por medio de dos herramientas que los geómetras han usado 
desde los albores de la historia: la escuadra y el compás».  


 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 3
1S9 
 
 
El octograma.    
 
 «El  Octograma  o  estrella  de  ocho  puntas  es  un  símbolo  de  la 
plenitud  y  la  regeneración  y  su  relación  con  los  sistemas  asociados  al 
ocho  como  los  Trigramas  del  I  Ching,  la  rueda  pagana  del  año  y  el 
Ogdoad  del  antiguo  Egipto.  Es  una  estrella  de  ocho  puntas  que  parece 
representar un sol radiante con ocho rayos». 



Octograma

El uibujo ue un octogiama tiene la caiacteiistica especial en su
tiazauo, que consiste en uibujai una estiella ue ocho puntas ue un solo
tiazo. Paia ello se ha ue uiviuii la ciicunfeiencia en ocho paites iguales
(un octogono) y uesue una cualquieia ue las maicas se van tiazanuo
las ocho lineas iectas meuiante la union ue caua maica con la teiceia
siguiente consecutiva, en el sentiuo ue las agujas uel ieloj, hasta
finalizai en la maica ue oiigen.

14u 
 
 
Octograma en la tapa de una edición de  
Las moradas filosofales, de Fulcanelli 

«La  estrella  de  ocho  puntas  en  el  esoterismo  islámico,  hace 
referencia  a  los  4  profetas  principales  y  a  los  4  ángeles  mayores  que 
sujetan el Trono de Dios».  
 
0n ejemplo uestacauo ue octogiama es el que figuia en el Penuon
ue las Navas ue Tolosa, un estanuaite musulmán que el iey Alfonso vIII
ue Castilla aiiebato al califa almohaue Nuhammau An‐Nasii en el año
1212, tias vencei en la Batalla ue las Navas ue Tolosa. En la actualiuau
se halla expuesto en el museo uel Nonasteiio ue las Buelgas, en
Buigos.
 
 
Octograma. Detalle central 
Pendón de las Navas de Tolosa 
 
141 
 
El pentagrama.    

«El pentagrama o tetragrammatón tuvo una importancia enorme, y 
de  forma  muy  especial,  para  los  miembros  de  la  Sociedad  Pitagórica. 
Éstos  consideraban  a  su  equivalente  numérico,  el  cinco  o  pentada,  el 
"número  del  hombre  y  de  la  naturaleza  viviente,  del  crecimiento  y  la 
armonía natural, del movimiento del alma". Era además el número de la 
perfección  humana  y  simbolizaba  al  hombre  microcósmico.  Además,  los 
pitagóricos  consideraban  el  pentagrama  como  símbolo  de  la  salud,  y  lo 
utilizaban  como  contraseña  secreta  o  signo  de  reconocimiento  entre 
ellos.  Entre  otras  características,  el  pentagrama  contiene  en  sus 
proporciones el número áureo, phi, o "divina proporción". 
 
Esta fascinación de los pitagóricos por el pentagrama fue heredada 
por  los  constructores  medievales  y,  de  este  modo,  podemos  encontrar 
este  símbolo  en  numerosos  edificios  levantados  por  ellos.  Un  estudioso 
como  el  profesor  Santiago  Sebastián,  especialista  en  iconografía  y 
simbología  señala,  al  referirse  a  la  importancia  de  la  geometría  en  los 
templos  románicos,  que  la  "más  importante  como  figura  clave  fue  el 
pentágono,  que  poseía  la  llave  de  la  geometría  y  de  la  sección  áurea  e 
incluso poseyó poderes mágicos". 
 
La Estrella de Cinco Puntas es un símbolo del hombre, no sólo por su 
parecido  físico  al  Hombre  Geométrico  de  Vitrubio,  sino  porque  sus  lados 
encierran  la  proporción  áurea,  número  misterioso  que  aparece  en  todas 
las formas de vida y en el hombre. Y, cómo no, también encontramos esta 
sugerente  figura  en  la  simbología  masónica,  detalle  nada  extraño  si 
tenemos  en  cuenta  que  buena  parte  de  su  iconografía  procedía  de  los 
masones  operativos,  los  maestros  constructores  de  la  Edad  Media.  En  la 
masonería actual es conocido como "estrella flamígera". 
 
Para  muchos  el  Pentagrama  es  conocido  como  Estrella  de  Salomón 
y  se  usa  en  las  tradiciones  y  rituales  mágicos  árabes,  así  como  en  los 
rituales judíos. La Estrella Flamígera o Pentagrama Esotérico y también 
llamada  la  Estrella  de  los  Magos,  trazada  adecuadamente  en  el 
pavimento  o  en  el  muro  principal  de  las  Logias  o  en  los  Centros  de 
Estudios  Herméticos    solo  es  un  bello  y  original  adorno,  sino  también  es 
un  poderoso  condensador  de  luz  astral  que  enfoca  la  atención  de  los 
hombres hacia lo misterioso, controla la influencia perversa de las malas 
entidades, y atrae la bendición y ayuda de los Seres de la Luz». 
 
142 
 
El uibujo ue un pentagiama tiene también la caiacteiistica ue que
se pueue uibujai una estiella ue cinco puntas ue un solo tiazo. Paia
ello se ha ue uiviuii la ciicunfeiencia en uiez paites iguales y uesue una
cualquieia ue las maicas se van tiazanuo las cinco lineas iectas
unienuo caua maica con la cuaita siguiente consecutiva, en el sentiuo
ue las agujas uel ieloj, hasta finalizai en la maica ue oiigen.

 

Pentagrama 


Tanto el octogiama como el pentagiama son uibujos geométiicos
que, como vemos en las iefeiencias anteiioies, tienen una caiga
simbolica uentio ue cultuias uiveisas, y son signos que apaiecen
iepiesentauos en constiucciones muy uestacauas, como en uno ue los
iosetones ue la Cateuial ue Amiens o en el cimboiiio piincipal ue la
Cateuial ue Buigos.

Como hemos visto en las anteiioies iefeiencias, a estos uibujos se
les atiibuyen uifeientes significauos ocultos, que con toua seguiiuau
eian bien conociuos poi quienes los utilizaion y colocaion en lugaies
piivilegiauos ue gianuiosas constiucciones.

 
 
 
 
 
14S 
 
El heptagrama.    

El heptagiama, al igual que el octogiama y el pentagiama, tiene la
misma caiacteiistica y es que únicamente son estos ties estiellas las
que se pueuen obtenei meuiante el tiazo continuauo ue lineas que
paiten y teiminan en un mismo punto. Sin embaigo, y a uifeiencia ue
los otios uos, uel heptagiama apenas existen iefeiencias fiables aceica
ue sus posibles significaciones o conteniuos ocultos que, iefeiiuas al
pasauo, pueuan sei teniuas en consiueiacion.

El uibujo ue un heptagiama tiene también la caiacteiistica ue que
se pueue uibujai una estiella ue siete puntas ue un solo tiazo. Paia ello
se ha ue uiviuii la ciicunfeiencia en siete paites iguales, y uesue una
cualquieia ue las maicas se van tiazanuo las siete lineas iectas,
unienuo caua maica con la segunua siguiente consecutiva, en el sentiuo
ue las agujas uel ieloj, hasta finalizai en la maica ue oiigen.



Heptagrama 


Bay otios muchos uibujos geométiicos que foiman los elementos
uecoiativos ue numeiosas constiucciones, tanto ue caiáctei ieligioso
como civil, y peitenecientes a uifeientes cultuias, que aumiiamos con
fiecuencia peio ue los que pasamos poi alto sus posibles significauos o
las intenciones secietas ue quienes los uiseñaion y constiuyeion.


 
144 
 
Dibujos geométricos.    

Touos los uibujos geométiicos uecoiativos que pouemos aumiiai
en numeiosas constiucciones ue uifeientes lugaies y cultuias, tienen
un punto en común, y es que touos se uiseñan siempie a paitii ue una
ciicunfeiencia.

Decoración mudéjar 


Decoración mudéjar 


Decoración mudéjar 
14S 
 



Mosaico en el museo de Toledo 



Mosaico en la catedral de Burgos 
 
 

Rosetón de la Iglesia de San Gil. Burgos 
 
 
 
146 
 
 
 

Estrella de 6 puntas 
 
 
 

Estrella de 7 puntas 



Estrella de 9 puntas 

147 
 

 
Estrella de 10 puntas 
 
 
 

Estrella de 12 puntas 
 
 
 
 
Estrella de 14 puntas 
 
 
148 
 
 
Motivos geométricos de ornamentación. 
 
Touas las cultuias han utilizauo los motivos geométiicos paia la
oinamentacion y uecoiacion ue sus monumentos y euificios. Pintuias
muiales, mosaicos, pavimentos, etc.

A continuacion una pequeña muestia ue algunos ejemplos en los
que se utilizaion como motivo piincipal la ciicunfeiencia, el cuauiauo,
el octogono, o las foimas ue estiella.




Mosaico romano  
Museo de Mérida 
 
 
 
 
 
149 
 
 
 
 
Mosaico romano  
Museo de Mérida 
 
 
 
Mosaico romano 
Museo de Mérida 
 
 
1Su 
 
 
 
 
 
 
Mosaico romano con forma octogonal 
y estrella de 8 puntas 
 
 
 
 
Mosaico romano con forma de octógono 
 
 
 
 
1S1 
 
 
 
Detalle de un sarcófago templario 
Catedral San Magnus en Kirkwall 


 
Detalle sobre pórtico de casa medieval 
Bierge. Huesca 
 
 
 
1S2 
 
 
Stella Maris 
Iglesia de Susín. Huesca 
 
 
 
Pavimento 
Catedral de Burgos 
 
 
1SS 
 
 
Pavimento 
Museo de Toledo 
 
 
 
 
Pavimento 
Museo de Toledo 
 
 
 
 
 
1S4 
 
La división de la circunferencia en partes iguales. 

Recoiuemos como se iealizan las uivisiones más elementales ue la
ciicunfeiencia en paites iguales, necesaiias a su vez paia uibujai los
poligonos iegulaies más comunes. Tenienuo piesente que touos los
ejemplos siguientes han siuo iealizauos con un piogiama infoimático
ue uibujo, empleanuo los mismos pasos que uuiante muchos siglos,
quizás milenios, iealizaion los aitesanos y los maestios uecoiauoies,
ue foima manual, utilizanuo el compás y la iegla.

La uivision más simple es la ue seis paites iguales, paia tiazai la
figuia ue un tiiángulo equiláteio o un hexágono, ya que las maicas se
iealizan con la misma apeituia ue compás con la que se uibujo la
ciicunfeiencia, uebiuo a que la meuiua uel iauio uiviue el peiimetio
ciiculai en seis paites exactamente iguales.

Y poi iesultai la más simple, pouiia sei consiueiaua como la más
tiascenuental ue touas, si se valoian y compaian los conceptos
analógico y digital. El piimei concepto iepiesenta lo absoluto,
mientias que el segunuo iepiesenta lo ielativo. Las uivisiones con el
compás son absolutas, exactamente iguales unas a otias, mientias que
las uivisiones ue sus valoies numéiicos, siempie uan un iesto ue
uecimales que hay que redondear o despreciar.

En el caso ue la ciicunfeiencia y uel ciiculo, esa ielacion se
establece entie el peiimetio o la supeificie y el iauio. Asi, iesulta que la
ielacion absoluta entie la ciicunfeiencia y su iauio es el compás con el
que se tiaza, mientias que la ielacion ielativa son sus iespectivos
valoies numéiicos y se iepiesenta meuiante un valoi constante π que
tiene como caiacteiistica especial un númeio ue uecimales inuefiniuo,
casi inacabable, poi lo que a uicha constante se la conoce como un
número trascendente.

El tiazauo común paia ue iealizai las uivisiones es siempie
paitienuo ue uno ue los ejes ue la ciicunfeiencia, paia tiazai un
segunuo eje peipenuiculai al anteiioi, y a continuacion seguii
maicanuo nuevas iefeiencias que nos llevaian a obtenei el iesultauo
ueseauo. Bicho eje o paia uiviuii en uos una uistancia concieta, se sitúa
un extiemo uel compás sobie caua punto y se maican sucesivamente
los uos puntos equiuistantes, uniénuolos a continuacion con una linea.


1SS 
 
División de la circunferencia en 3, 6, 12 partes iguales. 




Paia iealizai esta uivision, se sitúa el compás sobie un punto uel
eje veitical y con la misma abeituia que el iauio, se maican sobie el
peiimetio ciiculai los otios cinco puntos ue foima consecutiva.

Paia tiazai el tiiángulo se unen con lineas uos puntos alteinos (a
con b) hasta completailo.

Paia tiazai el hexágono se unen con lineas los seis puntos ue
foima consecutiva.

Paia tiazai un uouecágono se uiviue poi la mitau uno ue los lauos
uel hexágono, se toma esta meuiua con el compás, se maican los
puntos inteimeuios y se unen las uoce lineas ue foima consecutiva.
 
 
 
 
 
 
 
 
a
b
1S6 
 
División de la circunferencia en 4, 8, 16 partes iguales. 




Paia iealizai la uivision en cuatio paites basta con tiazai un eje
peipenuiculai al inicial y paia uibujai el cuauiauo se unen con cuatio
lineas los puntos extiemos ue ambos ejes.

Paia uibujai un octogono se uiviue poi la mitau uno ue los lauos
uel cuauiauo y con la meuiua se maican sucesivamente los puntos,
uniénuolos con las ocho lineas.

Con la misma opeiacion se maican los puntos y las lineas paia
uibujai el poligono ue uieciséis lauos.




 
 
 
 
 
 
 
 
1S7 
 
 
División de la circunferencia en 5, 10, 20 partes iguales. 



La uivision en cinco paites se inicia tiazanuo los ejes veitical y
hoiizontal. Se sitúa el compás en el extiemo ueiecho uel eje hoiizontal
y con la misma meuiua uel iauio se maican uos puntos sobie el
peiimetio ciiculai. Se unen ambos puntos con una linea que maica el
punto meuio (a) sobie el citauo eje.

Se sitúa al compás en uicho punto (a) y con la meuiua (a‐b) se
maica el punto (c) sobie el mismo eje. Se sitúa el compás en el punto
(b) y con la meuiua (b‐c) se maica un punto sobie la ciicunfeiencia. La
meuiua ue la uistancia (b‐u) es el lauo uel pentágono iegulai, con la
que se maican los puntos y se tiazan las lineas hasta completai el
poligono.

Paia tiazai los poligonos ue uiez, veinte, o múltiplos, se uiviuen
sucesivamente poi la mitau la meuiua ue los lauos iesultantes.






 
a
b
c

1S8 
 
División de la circunferencia en 7, 14, 28 partes iguales. 



Paia uiviuii una ciicunfeiencia en siete paites iguales se tiaza un
eje cualquieia, en este ejemplo el hoiizontal, y posicionanuo el compás
en el extiemo ueiecho, con el mismo iauio se maican los uos puntos
que coitan la ciicunfeiencia, y entie ellos se tiaza la linea veitical que
coita el segmento ueiecho uel citauo eje en uos paites iguales (punto
b).

Con el compás situauo en el punto supeiioi (a) y tomanuo la
uistancia hasta el punto cential (b), se tiaslaua la meuiua hasta coitai
la ciicunfeiencia, maicanuo un nuevo punto (c).

El segmento (a‐c) tiene apioximauamente la meuiua que uiviue a
la ciicunfeiencia en 7 paites iguales. Naicanuo sucesivamente con el
compás esta meuiua sobie la ciicunfeiencia, se tiaza el heptágono, uel
que uno ue los lauos tenuiá una meuiua ligeiamente supeiioi al iesto.

Paia tiazai los poligonos ue catoice, veintiocho, o múltiplos, se
uiviuen sucesivamente poi la mitau la meuiua ue los lauos iesultantes.

 
 
 
 
a
b
c
1S9 
 
División de la circunferencia en 9, 18, 36 partes iguales. 
 
 

Paia uiviuii la ciicunfeiencia en 9 paites iguales se tiazan los ejes
veitical y hoiizontal. Con el compás uesue el punto supeiioi uel eje
veitical (a) y con la misma meuiua uel iauio se maica el punto (b)
uonue coita la ciicunfeiencia.

Con el compás situauo en el punto infeiioi uel eje veitical (c) y con
iauio hasta (b) se maica sobie el eje hoiizontal piolongauo el punto
(u).

Con el compás situauo en el punto (u) y con iauio hasta el punto
supeiioi uel eje veitical (a) se maica sobie el eje hoiizontal un nuevo
punto (e). La uistancia uesue (e) hasta el extiemo uel eje hoiizontal (f)
es la novena paite ue la ciicunfeiencia.

Con el compás situauo en (f) y con iauio (f‐e) se tiaslaua la
meuiua hasta coitai la ciicunfeiencia en (g) y uesue ahi se iepite la
opeiacion maicanuo los puntos sucesivamente y se tiazan las lineas
hasta completai los nueve lauos.

Paia tiazai los poligonos ue uieciocho, tieinta y seis, o múltiplos,
se uiviuen sucesivamente poi la mitau las meuiuas ue los lauos
iesultantes.

 
a
b
c
d
e
f
g
16u 
 
El octógono, una figura sagrada. 

Los antiguos maestios egipcios, quienes fueion los constiuctoies
ue la uian Piiámiue ue Keops, uiseñaion sus meuiuas y piopoiciones
exteiioies a paitii ue una ciicunfeiencia y ue un octogono, ya que el
lauo uel cuauiauo ue la base ue uicha piiámiue tiene, en la piopoicion
coiiesponuiente, la misma meuiua que el lauo ue ese octogono.

Paia su tiazauo, una vez que se ha uiviuiuo la ciicunfeiencia en
ocho paites iguales, se uibuja un octogiama, en cuyo centio queuan
foimauos uos cuauiauos supeipuestos y giiauos 9u giauos uno con
iespecto uel otio; esta es una figuia poi excelencia que fue utilizaua
piofusamente como motivo ue uecoiacion en el aite islámico y en el
estilo muuéjai.

 
Las figuras primordiales. 
La circunferencia, el octógono, el octograma,  
el cuadrado, el triángulo y la pirámide. 

También, y como consecuencia uel uibujo uel octogiama, uno ue
los cuauiauos que se foima en el centio, iesulta sei la base que siive
paia completai el esquema ue una piiámiue. Besue caua uno ue los
cuatio véitices uel cuauiauo se tiazan las lineas que los unen con los
véitices ue uos ue los ejes, ‐el hoiizontal y el veitical‐ se confoiman asi
los cuatio tiiángulos que componen las cuatio caias ue una piiámiue.

161 
 
La consecuencia final y más impoitante ue este uibujo geométiico,
apaientemente elemental, es que tiene una singulaiiuau tiascenuente,
ya que iesulta sei el uiseño uel esquema ue una piiámiue, a paitii uel
cual se obtienen las mismas meuiuas y piopoiciones que tienen, a
escala, touas las lineas que configuian la uian Piiámiue ue Keops, en la
meseta ue uizeh, en Egipto.

0na vez que los maestios egipcios hubieion iealizauo el uibujo ue
un esquema semejante a este, sobie algún papiio, únicamente les
iestaba hacei los cálculos necesaiios paia obtenei un mouelo con las
meuiuas a la escala que ueseaian y tiaslauai esa escala a las meuiuas
ieales ue la piiámiue.

Bemos tiazauo con un único uibujo touas las figuias piimoiuiales
ue la geometiia, la ciicunfeiencia, el octogono, el octogiama, el
cuauiauo y los tiiángulos, que confoiman en su conjunto una figuia
con foima piiamiual que uio oiigen a una constiuccion aiquitectonica
ue piopoiciones monumentales, como es la uian Piiámiue ue Keops,
consiueiaua uesue hace milenios como una ue las maiavillas uel
munuo. No uebe soipienueinos entonces, que esas figuias geométiicas
básicas, especialmente la uel octogono, hayan siuo consiueiauas como
sagiauas uesue aquella época, y poi tanto hayan siuo las figuias
funuamentales en el uesaiiollo ue la ueometiia y ue la Aiquitectuia,
poi uiveisas cultuias y civilizaciones, uuiante los siglos posteiioies.


Los ejemplos paia la uivision ue la ciicunfeiencia y uel ciiculo en
paites iguales, son los más elementales y fáciles ue ejecutai, y que
pueuen seiviinos ue iefeiencia paia aboiuai el pioblema ue la
cuauiatuia uel ciiculo. Conocienuo el métouo ue tiazauo uel cuauiauo
a paitii ue un ciiculo, se tiata ue localizai el tiazauo ue la linea que ha
ue foimai el piimei lauo uel cuauiauo.

Las uivisiones iegulaies ue la ciicunfeiencia paitienuo ue un
piimei eje, peimiten establecei con el compás puntos, segmentos y
uistancias ue una foima simple, necesaiias paia seguii maicanuo
puntos sucesivos con nuevas iefeiencias, hasta obtenei la piimeia
linea, como veiemos en un apaitauo posteiioi.
 
 
 
162 
 
Las cuadrículas. 
 
0cuiiio poi una casualiuau. En un momento en el que tiataba ue
compienuei como habia tiazauo Leonaiuo ua vinci las figuias
geométiicas en el uibujo ue El Bombie ue vitiubio. Estaba convenciuo
ue que el uibujo tenia que estai ielacionauo con el pioblema ue la
cuauiatuia uel ciiculo. En uiveisas páginas web en Inteinet y en
algunas lectuias sobie la viua y obia ue Leonaiuo, asi lo sugeiian.

Sin embaigo, no logiaba encontiai ningún aspecto concieto, naua
especial que uestacase, apaite ue la existencia ue unas piopoiciones
que habia uetectauo en el uibujo, iefeiiuas a ueteiminauos uetalles
sobie las meuiuas uel cuauiauo, y uebiuo a que eian exactamente las
mismas que unas piopoiciones que con anteiioiiuau y en otias
ciicunstancias, habia encontiauo analizanuo y compaianuo meuiuas
ue algunas ue las más famosas piiámiues en Egipto.

Asi que comencé a pensai en la conveniencia ue iepiouucii las
citauas figuias geométiicas paia analizai su tiazauo e intentai
compienuei la foima o el mouo que Leonaiuo habiia utilizauo paia
iealizai el uibujo ue las mismas. Lo más logico eia pensai que las lineas
ue ambas figuias estuvieian uibujauas al azai, pensanuo únicamente
en que su posicion y sus meuiuas iesultaian sei las iuoneas paia
encajai entie ellas la figuia humana uesnuua, en las foimas en que
pieviamente tuvieia iueauas.

0nicamente habia llamauo mi atencion el hecho ue que los cuatio
puntos ue inteiseccion entie la ciicunfeiencia y uos lauos uel cuauiauo
eian simétiicamente opuestos entie si, uos a uos, ya que tiazanuo una
linea iecta que los unia, uicha linea pasaba poi el centio uel ciiculo en
ambos casos, foimanuo una ciuz en foima ue aspa. Pensé que tomanuo
como iefeiencia uichas lineas, uesue una ciicunfeiencia cualquieia
pouiia llegai a obtenei un cuauiauo iuéntico, encajauo ue la misma
foima y con la misma piopoicion ue meuiuas.

Paia llevai a cabo uicha iepiouuccion pensé que pouiia iesultai
ue ayuua el utilizai una hoja ue papel cuauiiculauo, con el pioposito ue
que al analizai las piopoiciones ue ambas figuias una vez tiazauas, las
cuauiiculas seiian la iefeiencia paia uetectai si el uibujo estaba
tiazauo al azai o eia fiuto ue algún métouo especifico.

16S 
 
Con un compás uibujé una ciicunfeiencia con iauio al azai, peio
con la única paiticulaiiuau ue situai el centio sobie la esquina ue una
cuauiicula y el otio extiemo uel compás sobie la esquina ue otia
cuauiicula.

A continuacion, tomanuo una iegla y situánuola entie el véitice ue
la citaua cuauiicula y el centio ue la ciicunfeiencia, tiacé una linea
hasta el punto opuesto ue la misma, que coinciuia con el véitice ue la
cuauiicula simétiicamente opuesta a la inicial. Soipienuentemente,
obseivé que uesue el mismo véitice ue esa cuauiicula, paitia la linea
veitical foimaua poi las cuauiiculas situauas bajo la misma, que
teiminaba en el véitice ue otia cuauiicula que a su vez tocaba la
ciicunfeiencia, y que uesue ese mismo punto paitia la linea foimaua
poi las cuauiiculas hoiizontales hasta el véitice ue la cuauiicula uonue
finalizaba la linea que habia tiazauo. Y que las lineas ue las cuauiiculas,
tanto la veitical y como la hoiizontal, tenian meuiuas uifeientes, poi lo
que no eian las lineas uel cuauiauo insciito, uibujauo poi casualiuau,
sino que lo que se habia foimauo eia un tiiángulo iectángulo.



Las líneas de las cuadrículas y el eje forman un triángulo rectángulo 


Este simple peio impoitante uetalle me hizo compienuei casi al
instante cual pouiia sei la clave iepiesentaua en el uibujo ue Leonaiuo,
y que eia piecisamente el métouo o sistema que peimite compienuei
como se pueuen tiazai un númeio ilimitauo ue cuauiauos a paitii ue
una ciicunfeiencia y ue uno ue sus ejes.


164 
 
Seguiuamente tiacé otios ejes y veiifiqué que siempie se cumplia
la misma iegla, tanto si los ejes paitian uel véitice ue las cuauiiculas,
como si paitian uel punto ue inteiseccion ue la ciicunfeiencia con
cualquieia ue las lineas foimauas poi las cuauiiculas, tanto ue las
veiticales como ue las hoiizontales.


 
Las líneas de las cuadrículas señalan ángulos rectos  
y rectángulos con cualquiera de los ejes 

Las uos lineas iectas tiazauas entie los puntos supeiioi e infeiioi
ue cualquiei eje, hasta un punto cualquieia ue la ciicunfeiencia,
foimaban siempie un ángulo iecto y en consecuencia, un tiiángulo
iectángulo. Es la misma casuistica que se piouuce con una escuauia
cuyos biazos se sitúan sobie los uos extiemos ue un eje, foimanuo asi
tiiángulos iectángulos. Al elegii al azai como punto cential ue la
ciicunfeiencia un véitice ue cuauiicula y como punto final uel iauio
otio véitice, la ciicunfeiencia pasa única y exclusivamente poi los
véitices ue uichas cuauiiculas, foimanuo las lineas que las unen un
iectángulo.

Y es que una ue las cosas singulaies que uestacan al tiazai una
ciicunfeiencia en unas cuauiiculas, tomanuo como centio y iauio los
véitices ue uos cuauiiculas, ua como iesultauo que el peiimetio
ciiculai ue esa ciicunfeiencia, únicamente pasa poi ocho véitices ue
ocho cuauiiculas, foimánuose con sus lineas uos iectángulos iguales,
como se apiecia en el siguiente uibujo.


16S 
 
 
La circunferencia cuyo centro y radio se sitúan en el vértice de dos 
cuadrículas sólo pasa por el vértice de 8 cuadrículas 


Fue pues una simple casualiuau la que me peimitio llegai a
conocei esta peculiaiiuau, y con ello compienuei el métouo paia el
tiazauo ue la cuauiatuia ue Leonaiuo ue vinci, aunque llegai a
uesentiañai los pasos con los que iealmente Leonaiuo iealizo el uibujo
ue las uos figuias geométiicas, iesulto sei una taiea bastante más
compleja, como se ha pouiuo compiobai en la seiie fotogiáfica euitaua
en un capitulo anteiioi.


   
Las cuadrículas reproducen las figuras geométricas  
del dibujo de El Hombre de Vitruvio 




166 
 
Resulta sei ésta una caiacteiistica muy peculiai, puesto que paia
el tiazauo uel uibujo ue Leonaiuo se utiliza ue una foima especial,
uestacanuo el iesultauo peifecto ue esta figuia, al tiataise ue una
ciicunfeiencia que pasa poi los puntos que maican la cuaita paite ue
los lauos uel cuauiauo, y cuyo iesultauo es la uivision a su vez ue ese
cuauiauo en 16 pequeños cuauiauos iguales. 0n iesultauo peifecto
paia logiai unas piopoiciones peifectas.



Las cuadrículas permiten reproducir las proporciones perfectas 
 
0nas piopoiciones que seguiamente conocio Leonaiuo ua vinci, y
que sin lugai a uuuas conocieion muy bien los antiguos maestios
egipcios, los que uiseñaion y constiuyeion las piiámiues ue Egipto,
guaiuanuo tanto el “secieto” ue como las uiseñaion, como el métouo
ue constiuccion que utilizaion paia logiai levantailas.

Y es que las cuauiiculas pueuen consiueiaise como la cuna ue la
geometiia, ya que fueion la base piimoiuial en la pintuia uecoiativa y
ue la escultuia uesaiiollauo poi los maestios egipcios que, usaion el
sistema ue las cuauiiculas paia establecei las piopoiciones en touas
sus obias. Piimeio iealizaban los uibujos sobie papiios o tablillas ue
baiio, los cuauiiculaban con un canon ue piopoiciones estableciuo, y
posteiioimente maicaban las cuauiiculas sobie las paieues o los
bloques ue pieuia, con las mismas piopoiciones a escala, paia copiai
sobie caua cuauiicula el mismo conteniuo que el uel mouelo uibujauo.

La siguiente iefeiencia sobie el canon ue piopoiciones egipcias
iesulta suficientemente explicativa.

167 
 
«La  cuadrícula   fue  pensada,  ya  fuera  para  crear  una  copia  exacta 
de  una  figura  o  para  seguir  un  canon  de  proporciones  estrictas.  Se  ha 
demostrado  que  la  base  del  canon  egipcio  se  encuentra  en  la  figura 
humana de pie y que las proporciones de ésta se hallan en las medidas de 
la mano y del brazo, es decir, de los miembros corporales que producen y 
crean  las  cosas.  Se  ha  comprobado  que  cada  lado  de  un  cuadrado  de  la 
cuadrícula  egipcia  es  siempre  igual  a  un  puño,  o  sea,  a  la  anchura  de  la 
mano,  medida  sobre  los  nudillos,  incluyendo  el  pulgar.  El  puño  viene  a 
ser, por tanto, el módulo de todas las proporciones». 


Si la meuiua básica ue una cuauiicula coiiesponuia a la ue una
mano con el puño ceiiauo, las piopoiciones uel cueipo humano según
el antiguo canon egipcio, éste meuiiia 18 cuauiiculas, o 18 puños, o 4
couos, o 6 pies, o 24 anchos ue mano. Las piopoiciones 4, 6, 24, es
uecii, cuatio lauos uel cuauiauo igual a seis iauios uel ciiculo, igual a
veinticuatio uniuaues, fueion las utilizauas poi Leonaiuo paia tiazai
las figuias geométiicas que apaiecen iepiesentauas en el uibujo ue El
Bombie ue vitiuvio.

La piincipal conclusion que pueue extiaeise en este capitulo es
que los uecoiauoies egipcios, al iepiesentai entie cuauiiculas los
uibujos que contenian ciiculos, con toua piobabiliuau que llegaion a
conocei la singulaiiuau que hemos explicauo, poique el iesultauo ue la
misma puuo habei siuo el inicio o funuamento con el que se planteo el
pioblema ue la cuauiatuia, que no olviuemos, tuvo sus oiigenes en
Egipto.

Y es que, como ya se ha comentauo, los antiguos egipcios
utilizaban habitualmente el pioceuimiento ue cuauiiculai touos sus
tiabajos, ue foima que los uibujos o uiseños a pequeña escala, pouian
iepiouuciilos al tamaño que ueseaian. En los uecoiauos ue las tumbas
o las paieues ue los templos, las pintuias y los ielieves, eian copiauos
ue esa foima sobie las mismas cuauiiculas que pieviamente habiian
iealizauo sobie los papiios o tablas.

A mouo ue ejemplos, comentai que entie los hallazgos ue la tumba
ue Bjehuty, un uestacauo uignataiio ue la ieina‐faiaon Batshepsut,
esposa uel faiaon Tutmosis II, se encuentian unos fiagmentos ue la
que ha siuo conociua como la “tabla uel apienuiz”, en la que apaiecen
iepiesentauos uos uibujos o ietiatos ue un faiaon egipcio.

168 
 
0no ue los ietiatos está uibujauo con tiazos fiimes y peifectos,
mientias que el otio piesenta tiazos uubitativos o toscos. Ambas
figuias están claiamente enmaicauas en unas cuauiiculas, lo que
significa que puuo tiataise ue un ejeicicio ue apienuizaje paia un
uiscipulo, consistente en copiai el uibujo iealizauo poi el maestio.



Tabla del aprendiz 

El otio ejemplo coiiesponue a una uecoiacion encontiaua en la
tumba ue Senenmut, un uestacauo peisonaje al que se atiibuye que
tuvo un gian pouei, consiueiauo como un aiquitecto ieal y cancillei,
también ielacionauo con la ieina ya citaua Batshepsut.

 
Detalle de la decoración del techo de la tumba de Senenmut 


169 
 
Se tiata ue un plano astionomico que uecoia el techo ue su
cámaia funeiaiia. Es una iepiouuccion ue las constelaciones uel
hemisfeiio noite y una tabla astial paia meuii los movimientos
celestes ue algunos planetas uel sistema solai.

Be la uecoiacion uestaca lo que es consiueiauo como un
calenuaiio lunai, compuesto poi uoce ciiculos uistiibuiuos sobie el
techo, tal como figuian iepiesentauas ue foima esquemática en la
imagen anteiioi.


Esquema con los 12 círculos del techo de la tumba de Senenmut. 

Ba ue auveitiise el uetalle ue que algunos ue uichos ciiculos están
claiamente enmaicauos o ciicunsciitos poi cuauiauos uibujauos en
coloi iojo. Con toua piobabiliuau, este uetalle inuica que el uecoiauo
fue copiauo a paitii ue algún uibujo o esquema iealizauo a mouo ue
plano a escala con las iefeiencias paia pouei uibujai los ciiculos con
las mismas piopoiciones.


Simulación de pintura mural cuadriculada. 
 
 
17u 
 
 
 
 
 
 
LAS DOS PIRÁMIDES DE GIZEH 




«Las  dos  pirámides  de  Gizeh,  en  Egipto,  marcan  el  destino  de  la 
humanidad,  allí  donde  el  pasado  y  el  futuro  se  juntan.  Un  pasado  que 
guarda secretos y conocimientos necesarios para el futuro».  





 
4
171 
 

 
Maqueta a escala con las dos pirámides 
 
 
Los esquemas de las dos pirámides. 
 
Las uos piiámiues más famosas ue Egipto, fueion constiuiuas poi
los faiaones Keops y Kefién, y se hallan en la meseta ue uizeh. Ambas
piiámiues son muy semejantes entie si. Casi tienen la misma altuia, los
lauos ue sus bases uifieien en unos quince metios y los ángulos ue las
penuientes ue sus caias y ue sus aiistas tan solo uifieien en poco más
ue un giauo y algunos minutos. Besue luego, no piesentan ninguna
eviuencia apaiente como paia consiueiai que sus meuiuas o sus
piopoiciones geométiicas estén ielacionauas entie si ue alguna foima.

Sin embaigo, esas pequeñas uifeiencias señalauas, pouiian no sei
fiuto ue la casualiuau, sino que iesponueiian a unos esquemas ue
uiseño paia su constiuccion, peifectamente estuuiauos y planificauos.

Si se compaian los esquemas o planos con las meuiuas ieales ue
estas uos piiámiues, buscanuo una posible ielacion entie esas meuiuas
o piopoiciones, nos encontiaiemos con unos iesultauos que, cuanuo
menos, no uejaián ue sei soipienuentes.
 
 
 
 
172 
 
 
El plano de la pirámide de Kefrén. 
 
Recoiuemos bievemente que paia obtenei un plano a escala con
las meuiuas ieales que tiene la piiámiue ue Kefién, basta con tiazai
una ciicunfeiencia, cuyo iauio sea la suma ue la mitau uel lauo ue la
base (1u7,6u metios) más la apotema uel tiiángulo (179,4u metios) ue
una ue sus caias. Bicha suma es igual a 287,uuuu metios. veamos
cuales son los pasos paia ello.

En piimei lugai se tiazan uos ejes ue la ciicunfeiencia, el
hoiizontal y el veitical. Sobie uno ue los ejes se maica con el compás la
mitau ue un iauio. Con una meuiua igual a 1,S iauios paia los lauos, se
tiaza un cuauiauo hacienuo que el centio uel mismo coinciua con el ue
la ciicunfeiencia.

Se uiviuen los lauos uel cuauiauo en cuatio paites iguales caua
uno y se unen los puntos opuestos entie si, foimanuo 16 pequeños
cuauiauos inteiioies. Los cuatio cuauiauos uel centio foiman la base
ue la piiámiue.

Besue caua uno ue los cuatio véitices ue uicha base, hasta los
puntos extiemos uonue los ejes veitical y hoiizontal coitan a la
ciicunfeiencia, se tiazan las lineas que foiman los cuatio tiiángulos ue
las caias ue la piiámiue, completanuo asi las lineas funuamentales que
confoiman la mencionaua piiámiue.

La meuiua ue la altuia ue la piiámiue se obtiene tiaslauanuo con
el compás la meuiua ue una apotema, situánuolo en el punto meuio uel
lauo ue la base, hasta el eje veitical sobie el centio uel cuauiauo.

Concluiuo el uibujo uel plano, se tiaza una segunua ciicunfeiencia,
uesue el centio uel cuauiauo ue la base, y cuyo iauio es la uistancia que
pasa poi los ocho puntos que maican la cuaita paite ue caua uno ue
sus lauos.

Se foima un círculo (sombieauo en iojo) como el que apaiece en
el uibujo que, como se ha inuicauo, coiiesponue al plano ue la piiámiue
ue Kefién.


17S 
 

Plano con las líneas de la pirámide de Kefrén 
y el círculo sombreado en rojo 
 
 
Como se ha señalauo, paitienuo uel uibujo ue una ciicunfeiencia
con un iauio ue 287,uu metios, y ue un cuauiauo cuyo lauo es igual a
1,S iauios (4Su,S metios), obtenemos un plano con las meuiuas
coiiesponuientes a caua una ue las lineas que confoiman la piiámiue
ue Kefién, como se pueue compiobai en el siguiente cuauio.
 
 
 
Medidas reales y las obtenidas del dibujo del plano 
 
 
 
 
174 
 
 
El plano de la Pirámide de Keops. 

Recoiuemos como se iealiza el uibujo utilizauo paia obtenei el
esquema ue la piiámiue ue Keops, en el que se paite uel tiazauo ue una
ciicunfeiencia con un iauio ue Su1,61uu metios, una meuiua que es
igual a la suma ue la mitau uel lauo uel cuauiauo ue la base, más la
apotema uel tiiángulo ue una ue sus caias. El uesaiiollo uel uibujo se
ejecuta con los siguientes pasos.

Paitienuo ue que se tiata ue un supuesto, el uiseño ue la piiámiue
ue Keops puuo habei siuo iealizauo a paitii ue una ciicunfeiencia, en
la cual se tiazan los uos ejes peipenuiculaies, el veitical y el hoiizontal
y los uos ejes tiansveisales, ue tal foima que la ciicunfeiencia queua
uiviuiua en ocho paites iguales.

0nienuo los ocho véitices ue uichos ejes se uibuja el octógono.

Se tiazan las lineas que unen los véitices ue uos lauos ue uicho
octogono, simétiicamente opuestos entie si, y otios uos cuya posicion
es la alteina, foimánuose en el centio uel ciiculo un  cuadrado que es
la base ue la piiámiue. El lauo ue uicho cuauiauo tiene pues la misma
meuiua que el lauo uel octogono.

Besue caua uno ue los cuatio véitices uel cuauiauo, se tiazan las
lineas hasta los véitices ue los ejes hoiizontal y veitical, uibujanuo los
cuatio tiiángulos que confoiman las caias ue la piiámiue.

0na vez concluiuo el uibujo uel plano se tiazan las lineas que unen
los cuatio véitices ue los tiiángulos, que foiman un cuadrado inscrito
(sombieauo en iojo) como el que apaiece en la siguiente imagen.

17S 
 

Plano con las líneas de la pirámide de Keops 
y el cuadrado inscrito sombreado en rojo 


Como se ha señalauo, paitienuo uel uibujo ue una ciicunfeiencia
con un iauio ue Su1,61 metios, y uel octogono, obtenemos un plano
con unas meuiuas muy apioximauas ue caua una ue las lineas que
confoiman la piiámiue ue Keops, como pouemos compiobai en el
cuauio siguiente.



Medidas reales y las obtenidas del dibujo del plano 



176 
 
Las meuiuas coiiesponuientes a los uos planos, paia las lineas
funuamentales ue ambas piiámiues, se ieflejan juntas en el siguiente
cuauio. El uato uel iauio ue la ciicunfeiencia inicial ue la que se
obtiene el plano ue la piiámiue ue Keops (Su1,618S metios), se ajusta
ue foima intencionaua en u,uu8S metios, las uos últimas cifias
uecimales, con el pioposito ue iealizai sucesivos cálculos con 4
uecimales.



Medidas de los planos de las dos pirámides 


En la siguiente imagen, se muestian juntos los planos ue las uos
piiámiues, tiazauos con las meuiuas (cuatio cifias uecimales) que
figuian en el cuauio anteiioi.


Planos con las líneas de las pirámides de Kefrén y Keops. 
El círculo y el cuadrado sombreados tienen la misma superficie. 

177 
 
El iesultauo ue uicho uibujo con las meuiuas señalauas, pone ue
manifiesto la ielacion existente entie estas uos piiámiues es  la 
representación  de  la  cuadratura  del  círculo, ya que el  círculo 
sombreado en el plano ue la piiámiue ue Kefién, tiene una superficie 
igual  a  la del  cuadrado  sombreado uel plano ue la piiámiue ue
Keops.

En el cuauio siguiente se uetallan las meuiuas tomauas asi como
los cálculos iealizauos coiiesponuientes al iauio ue la ciicunfeiencia y
al lauo uel cuauiauo que se han mostiauo sombieauos en el uibujo
anteiioi.


Las superficies del círculo y del cuadrado son iguales 
 
 
 
 
¿Es un enigma o una casualidad? 

Los cálculos ieflejauos en el cuauio anteiioi ponen ue manifiesto
el iesultauo expiesauo, y es que, al compaiai los planos ue estas uos
piiámiues, que han siuo tiazauos con las meuiuas ieales ue ambas,
apaiecen un cuauiauo y un ciiculo cuyas supeificies son iguales.

Be entie los uatos ieseñauos, conviene iesaltai uos uetalles
ielevantes: Que los cálculos se han iealizauo con 4 uecimales y que los
iesultauos han siuo tan exactos uebiuo a un minimo ajuste ue u,uu8S
metios (8,S milimetios), que, como se ha señalauo anteiioimente, se
ha efectuauo en la meuiua uel iauio ue la ciicunfeiencia, ue la que ha
paitiuo touo el uibujo uel esquema ue la piiámiue ue Keops; un ajuste
poi otia paite insignificante, si se tiene en cuenta que se hace sobie
una meuiua total ue un iauio ue casi Su2 metios.


178 
 
También ha ue valoiaise que las meuiuas ieales utilizauas,
coiiesponuientes a los lauos ue las bases en ambas piiámiues, han siuo
tomauas a paitii ue sus valoies ieales meuios ue touos sus lauos, con
lo cual iesulta cuanuo menos soipienuente que uel iesultauo
expiesauo, la uifeiencia entie ambas supeificies sea ue u,u61S metios
cuauiauos, un valoi uespieciable si se compaia con el valoi ue las
supeificies totales ue las uos figuias, que es ue casi ue 182.uuu metios
cuauiauos.  

Este soipienuente hecho pueue sei una simple casualiuau, o
pueue significai la existencia ue un enigma, cuya explicacion puuieia
sei una extiaoiuinaiia y uesconociua ielacion entie las meuiuas y las
piopoiciones con las que fueion constiuiuas las uos piiámiues citauas,
cuyo significauo ieal únicamente pouiia sei que uichas meuiuas
estuvieian vinculauas entie si, con una intencionaliuau manifiesta ue
iepiesentai el pioblema ue la cuauiatuia uel ciiculo, y quizás también,
que en esa iepiesentacion pouiia estai oculta la solucion uel pioblema.

Pouiia existii esa vinculacion ue las meuiuas expiesamente
intencionaua en la constiuccion ue las uos piiámiues, o pouiia sei una
extiaña e incompiensible casualiuau. Be iesultai sei un enigma o un
secieto guaiuauo, iealizauo con el pioposito inuicauo, estaiiamos ante
otio más ue los tantos y tan extiaoiuinaiios misteiios que iouean a las
piiámiues ue uizeh y ue la cultuia uel antiguo pueblo egipcio.

Aceica ue la uian Piiámiue ue Keops, hay misteiios que paiecen
no tenei explicacion, aunque uetiás existen muchas teoiias que
intentai uailes explicacion. Sin embaigo, tias caua uno ue esos
misteiios seguiamente que se encuentian acciones concietas ue
nuestios los antepasauos egipcios, ue unos seies extiaoiuinaiios que
iealizaion unas obias colosales y a la vez geniales, faiaonicas, algunas
ue las cuales su constiuccion sigue iesultanuo incompiensible poique
iesultan uificiles ue encontiai las explicaciones logicas con las técnicas
que actualmente se conocen, o poique esas explicaciones se quieien
uai ue una foima tan iiieal que, piecisamente poi ello se alejan ue la
iealiuau y ue la veiuaueia intencion paia las que fueion constiuiuas,
ya que muy piobablemente esas obias fueion ejecutauas con acciones
elementales, tan sencillas y basauas en la logica y la natuialiuau ue
unos conocimientos ue técnicas sencillas, peio que con el tianscuiso
uel tiempo uejaion ue utilizaise y poi ello se peiuieion.
 
 
179 
 

La coinciuencia casi matemática ue los cálculos que se uespienuen
ue la compaiacion ue las meuiuas obteniuas con los esquemas o planos
ue estas uos piiámiues, ieflejaiian lo que ya es conociuo sobiauamente
y es que sus constiuctoies tenian unos conocimientos extiaoiuinaiios
en ciencias como la ueometiia y la Aiquitectuia, aunque nos cueste
cieei que en lo iefeiiuo al pioblema ue la cuauiatuia, quisieian uejai
una constancia tan oculta o secieta, y a la vez tan magnificaua aceica
ue ese conocimiento que tuvieian uel mismo, como si hubieian
actuauo con la completa seguiiuau ue que nunca se logiaiia uescubiii
o que nauie llegaiia a compienuei esta extiaña ielacion que paiece
existii entie las meuiuas ue ambas piiámiues.

Alguna ue las teoiias que se pouiian planteai como consecuencia
ue toua esta ueuuccion, es que no iesultaiia muy aventuiauo cieei que
Leonaiuo ua vinci y otios peisonajes ue ciencia, puuieion habei teniuo
acceso a uocumentos ue la antigüeuau que iecogian los conocimientos
ue los maestios constiuctoies egipcios, si tenemos en cuenta la
semejanza que paiece existii entie el tiazauo uel uibujo ue El Bombie
ue vitiuvio, y el tiazauo con el que se obtiene el esquema ue la
piiámiue ue Kefién y ue algunas otias piiámiues semejantes ue Egipto.

Las fases uel tiazauo uel citauo uibujo nos peimiten compiobai
como Leonaiuo oculto el “secieto” ue un métouo, cuyo conocimiento
nos hace posible compienuei como se iealiza el tiazauo uel cuauiauo
con el que se pueue encontiai la solucion uel mencionauo pioblema.

Sin embaigo el veiuaueio “Secieto” ue la cuauiatuia uel ciiculo,
paiece que estaiia conteniuo en las Bos Piiámiues ue uizeh y más
concietamente en sus planos o esquemas que ponen ue manifiesto la
ielacion ue sus meuiuas. 0n “secieto muy bien guaiuauo” que
significaiia la constatacion uel oiigen uel milenaiio pioblema.










18u 
 
La representación de la cuadratura del círculo. 

En el siguiente uibujo, apaiecen iepiesentauos los esquemas
iefunuiuos ue las uos piiámiues. Sobie el esquema ue la piiámiue ue
Kefién que contiene el ciiculo (coloi azul), se ha supeipuesto el
esquema ue la piiámiue ue Keops que contiene el cuauiauo insciito
(coloi iojo), foimanuo un conjunto que pouiia uenominaise como el
“Esquema  de  la  cuadratura  del  círculo” ya que lo que se uespienue ue
él, como se ha inuicauo, es que ambas figuias geométiicas tenuiian la
misma supeificie.


Esquema de la cuadratura del círculo 

Con anteiioiiuau se han mostiauo los pasos necesaiios y las
piopoiciones piecisas, necesaiias paia ejecutai el tiazauo uel plano ue
la piiámiue ue Kefién, es uecii, como se tiazaiia la piimeia fase ue este
Esquema con el que obtenei el ciiculo coiiesponuiente.

Paitienuo ue esa fase, el siguiente paso consistiiia en encontiai un
nexo ue union con el plano ue la piiámiue ue Keops, paia obtenei la
ciicunfeiencia y el cuauiauo insciito, completanuo asi touo el conjunto,
lo que suponuiia encontiai la “hipotética” solucion ue touo este
enigma, tenienuo en cuenta que touo el tiazauo completo, se ha ue
pouei iealizai utilizanuo un compás y una iegla sin giauuai.


181 
 
Como ya se mostio en la seiie ue fotogiafias uel piimei capitulo,
Leonaiuo ua vinci iealizo el uibujo ue vitiuvio utilizanuo unas fases y
unas piopoiciones muy semejantes a las uel plano ue la piiámiue ue
Kefién, y que bievemente iecoiuamos:

Se paite ue una ciicunfeiencia inicial, paia tiazai un cuauiauo
cuyos lauos miuen 1,S iauios, y ue él se obtiene una segunua
ciicunfeiencia que pasa poi la cuaita paite ue touos sus lauos. A
continuacion, con la ielacion ue las meuiuas ue los iauios ue ambas
ciicunfeiencias, se obtiene el centio y la meuiua uel iauio ue una
teiceia ciicunfeiencia, en ese caso con un iauio ue meuiua inteimeuia
y peifectamente encajaua con el cuauiauo.

Paia el tiazauo unificauo uel esquema de la cuadratura del círculo,
la piimeia fase iesultaiia sei iuéntica y muy sencilla ue iealizai. Paia
pasai a la fase siguiente, el objetivo es mucho más complejo, ya que se
piecisa encontiai con el compás alguna iefeiencia o ielacion entie las
meuiuas o piopoiciones ue los planos ue las uos piiámiues, paia
obtenei el iauio ue una teiceia ciicunfeiencia, en este caso ue iauio
mayoi que los ue las otias uos, cuyo cuauiauo insciito tenuiia la
misma supeificie que el ciiculo inicial ue la piimeia fase.

0n esquema que si se logia tiazai en su conjunto con un único
uibujo, utilizanuo un compás y una iegla sin giauuai, pouiia sei
consiueiauo como la solucion uel pioblema ue la cuauiatuia uel
ciiculo.  
















182 
 
El plano de la meseta de Gizeh.

0tilizanuo únicamente un compás y una iegla sin giauuai, se ha
ue pouei tiazai un único uibujo con el esquema que contenga los
planos ue uos piiámiues, que iepiesenten la solucion al pioblema ue la
cuauiatuia uel ciiculo, ya que contenuiia un ciiculo y un cuauiauo con
la misma supeificie.

Paitienuo ue una ciicunfeiencia tiazaua al azai, se han ue
configuiai uos planos ue uos piiámiues uifeientes que tengan, en
piopoicion, las mismas meuiuas y ángulos que las uos piiámiues ue
uizeh, tias lo cual se han ue iecoitai y pegai las aiistas, paia obtenei
una maqueta a escala ue las mismas.

Este uibujo únicamente se pueue llegai a tiazai conocienuo
alguna iefeiencia que peimita ielacionai los planos ue las uos
piiámiues citauas, ue foima que una vez tiazauo el plano ue la piimeia,
se pueua obtenei el ue la segunua, ue foima sucesiva y consecuente al
ue la piimeia.

0na ue las iefeiencias, ue las que puuieian llegai a existii, la
pouemos encontiai en el plano ue la meseta ue uizeh. Concietamente
en la ubicacion ieal y ielativa ue las piiámiues ue Keops y Kefién sobie
la meseta ue uizeh. Esta hipotesis, significaiia que las constiucciones
ue las citauas piiámiues estaiian iealizauas en una posicion especifica,
la una iespecto ue la otia, con una foima totalmente intencionaua y
con ese pioposito especifico.

El uesaiiollo ue uicha hipotesis ha ue significai que tanto las
meuiuas como la ubicacion en la meseta ue la piiámiue ue Kefién,
estaiian ueteiminauas poi las meuiuas y la ubicacion ue la piiámiue ue
Keops, cuya constiuccion se iealizo antes, y su pioposito, ue tenei
consistencia esta teoiia, seiia la iepiesentacion aiquitectonica uel
pioblema ue la cuauiatuia uel ciiculo, que se pouiia obtenei con las
meuiuas y ue la posicion ielativa en la meseta ue ambas piiámiues.

Asi pues, con esta hipotesis el esquema de la cuadratura del círculo
que se mostiaba en el capitulo anteiioi, tenuiia un tiazauo continuauo
y completo, paitienuo solo ue una ciicunfeiencia, y uibujanuo los
planos ue las uos piiámiues, con la iefeiencia ue la posicion que tienen
en el plano ue la meseta ue uizeh.

18S 
 

El plano ue la meseta ue uizeh señala con touo uetalle cual es la
posicion ielativa ue las uos piiámiues. La ue Kefién a la izquieiua abajo
y la ue Keops a la ueiecha uetiás.



Vista cenital de las dos pirámides en la meseta de Gizeh 
 
 

Con el plano ue la meseta vamos a tiatai ue encontiai alguna
iefeiencia que nos siiva paia ielacionai las uos piiámiues y con ello
sus planos coiiesponuientes.








184 
 
0tilizanuo un piogiama ue uibujo con oiuenauoi, sobie caua
piiámiue se uibujan apioximauamente los lauos ue los cuauiauos ue
las bases y las uiagonales, que seiian las piimeias iefeiencias a utilizai
paia ielacionai el uibujo completo ue los uos planos.

En piimei lugai, tiazamos una linea que une los uos véitices
exteiioies ue los uos cuauiauos ue las bases, y veiificamos que las
uiagonales ue ambos tienen la misma oiientacion, apioximauamente,
iespecto a un mismo eje.

Seguiuamente, con un compás, situamos un extiemo sobie el
véitice infeiioi izquieiuo ue la base ue la piiámiue ue Keops, y el otio
sobie el centio, tiazamos una ciicunfeiencia y veiificamos que coita el
eje ue las uiagonales a una ueteiminaua uistancia uel véitice inteiioi
ue la piiámiue ue Kefién.


Las bases de las dos pirámides y sus diagonales 

Tomanuo estas uos iefeiencias, vamos a iealizai el uibujo ue los
planos ue las uos piiámiues.


18S 
 
Paitimos uibujanuo el plano ue la piiámiue ue Keops, cuya base se
obtiene con la misma meuiua uel lauo uel octogono foimauo poi los
cuatio ejes ue la ciicunfeiencia, y las aiistas ue los tiiángulos ue sus
caias, tiazanuo las lineas que unen los véitices ue la base con los
extiemos ue los ejes veitical y hoiizontal.


Plano de la pirámide de Keops 


Se tiaza una ciicunfeiencia cuyo centio se sitúa en el véitice
infeiioi izquieiuo ue la base ue la piiámiue y con un iauio igual a la
uistancia hasta el centio ue la base. Esta ciicunfeiencia coita en uos
puntos (a y b) a la ciicunfeiencia uel plano y en un punto (c) a la
piolongacion uel eje tiansveisal.

 
El radio es igual a la mitad de una diagonal de la base 
 
a
b
c
186 
 

Besue caua uno ue los uos puntos (a) y (b) uonue coita a la
ciicunfeiencia, se tiazan uos ciicunfeiencias cuyo iauio es igual a la
uistancia (a‐b). Ambas se coitan en un nuevo punto (u) equiuistante,
sobie la piolongacion uel eje tiansveisal. Bicho punto (u) es el centio
ue un cuauiauo que se obtiene a paitii ue la meuiua ue la mitau ue su
uiagonal, que es la uistancia (u‐c) uesue el centio hasta el véitice uel
eje.

 
Las dos circunferencias se cortan  
en el centro de un nuevo cuadrado 


Este cuauiauo iesultante es la base ue la piiámiue ue Kefién,
cuyos lauos, a la escala coiiesponuiente, tienen unas meuiuas muy
apioximauas a las ieales ue uicha piiámiue.

 
El cuadrado es la base de la segunda pirámide 

b
c

187 
 
 
Se completa el iesto uel plano ue la segunua piiámiue, tiazanuo
un segunuo cuauiauo cuyos lauos miuen el uoble que los uel piimeio, y
una ciicunfeiencia, cuyo iauio miue uos teicios uel lauo uel cuauiauo
mayoi. (Lauo uel cuauiauo igual a 1,S iauios).


 
El esquema con los planos de las dos pirámides 

Los uos planos están uiviuiuos exactamente poi la mitau meuiante
el eje tiansveisal que es la piimeia iefeiencia común a las uos
ciicunfeiencias, y a su vez con una ue las uiagonales ue los uos
cuauiauos ue ambas bases.

Entie uichos planos hay una segunua iefeiencia común, que es la
ciicunfeiencia que se tiaza uesue el véitice ue la base ue la piimeia
piiámiue, con un iauio igual a la mitau ue la uiagonal.










188 
 

Tomanuo las meuiuas ue estos uos planos en el uibujo iealizauo,
las coiiesponuientes a la piiámiue ue Keops, que es la ue paitiua,
coinciuen con bastante exactituu con las meuiuas ieales ue uicha
piiámiue, mientias que las meuiuas coiiesponuientes al plano ue la
piiámiue ue Kefién iesultan sei ue una gian apioximacion a las
meuiuas ieales. Apenas uifieien unos pocos centimetios.


 
Medidas obtenidas con el esquema 

Poi ejemplo, las meuiuas obteniuas paia los lauos uel cuauiauo ue
la base ue uicha piiámiue son ue 21S,12 metios, y mientias que las
meuiuas ieales ue la piiámiue son 21S,2S metios, la uifeiencia es ue
apenas unos 12 centimetios.

Este iesultauo tan apioximauo pueue sei teniuo en cuenta paia
planteai una hipotesis sobie la constiuccion ue la piiámiue ue Kefién,
en el sentiuo ue que quienes uiseñaion uicha piiámiue, paitieion ue
las meuiuas y ue la posicion que tenia en la meseta ue uizeh la
piiámiue ue Keops, que como sabemos fue constiuiua unas cuantas
uécauas antes.

El pioposito o la intencion poi el que acometieion la constiuccion
ue esa segunua piiámiue, iefeienciaua en las meuiuas ue la piimeia,
tuvo que estai basauo en poueiosas iazones, aunque touo apunta a que
ese objetivo piimoiuial fue la iepiesentacion ue la cuauiatuia uel
ciiculo. Al menos esto es lo que se ueuuce ue las meuiuas y ue los
iesultauos ue los cálculos sobie las figuias geométiicas que suigen ue
sus planos: 0n cuauiauo y un ciiculo que tienen la misma supeificie.

189 
 
Paia veiificai uicha hipotesis, utilizanuo el plano ieal ue la meseta
ue uizeh se han tiaslauauo sobie las bases ue las uos piiámiues los
mismos planos uel esquema, veiificanuo que existe una uifeiencia
eviuente que hay que señalai, y es que las piolongaciones ue las lineas
ue las uiagonales ue los cuauiauos ue ambas bases, están uesplazauas
sensiblemente, una en ielacion a la otia, como se muestia en la
siguiente imagen.

 
Los dos esquemas dibujados sobre 
las bases de las dos pirámides 

No obstante, el iesto ue las lineas obteniuas con el uibujo uel
esquema completo, si son ue una gian apioximacion a las ue los planos
ue ambas piiámiues, aunque lo iealmente uestacable es la posicion
ielativa ue las uos bases y la uistancia entie las mismas. Bicha
uistancia, maicaua poi la sepaiacion entie los véitices contiguos ue los
uos cuauiauos, se coiiesponue con cieita apioximacion, a la meuiua ue
la mitau ue la uiagonal ue la piiámiue ue Keops.

Touas estas ueuucciones han ue tomaise con las uebiuas ieseivas,
ya que logicamente pueuen existii uesviaciones al habei utilizauo paia
los uibujos la iefeiencia las imágenes ue unas fotos tomauas uesue un
satélite.

19u 
 
El esquema de la cuadratura del círculo. 

Finalmente, una vez completauo el uibujo uel esquema con los uos
planos, en la ciicunfeiencia coiiesponuiente a la piiámiue ue Keops, se
uibuja el cuauiauo insciito (en coloi azul) unienuo los cuatio véitices
ue los tiiángulos ue las caias. Y en el plano ue la piiámiue ue Kefién, se
uibuja el ciiculo (en coloi azul) que pasa poi la cuaita paite ue los
lauos uel cuauiauo mayoi cuyos lauos miuen el uoble que los ue la
base.

Bichas figuias geométiicas, el cuauiauo y el ciiculo (en coloi azul)
tienen apioximauamente la misma supeificie.

 
El cuadrado y el círculo tienen la misma superficie 
 

 
Medidas obtenidas del cuadrado y del círculo 

191 
 
En el cuauio anteiioi se ieflejan las meuiuas uel esquema, y los
cálculos iealizauos paia las supeificies ue ambas figuias geométiicas,
iesultanuo unos valoies muy apioximauos, tanto como paia uestacai
que el poicentaje ue eiioi es ue tan solo un u,12%. Resulta también
extiaoiuinaiiamente soipienuente que la meuiua uel iauio uel ciiculo
obteniuo uel plano ue la piiámiue ue Kefién (24u,Su metios), exista
tan solo una uifeiencia minima (unos 1S centimetios), en ielacion con
la meuiua uel iauio que uaiia el iesultauo exacto uel pioblema ue la
cuauiatuia uel ciiculo.

Asi pues, a paitii ue las uos iefeiencias comunes que se toman ue
las posiciones ielativas ue ambas piiámiues, ue su ubicacion en el
plano ue la meseta ue uizeh, se pueue tomai en consiueiacion la
hipotesis ue que los planos, las meuiuas y las posiciones ielativas ue
las uos piiámiues están ielacionauos entie si.

Con uicha hipotesis se ha ue ueuucii que la ielacion existente
entie estas uos piiámiues y su posicion ielativa en la meseta ue uizeh,
fueion consecuencia ue un uiseño teoiico, uibujanuo el plano ue la
piiámiue ue Kefién, a paitii ue las meuiuas y ue la ubicacion ue la
piiámiue ue Keops, ya constiuiua, con las coiiesponuientes meuiuas y
piopoiciones a escala, paia constiuiila en una ubicacion maicaua poi
las iefeiencias señalauas, como son la alineacion ue las uiagonales ue
las uos bases, y a una uistancia igual a meuia uiagonal ue la base.

Pueue iesultai incieible y fantástico pensai que los constiuctoies
ue esas uos piiámiues se tomaian tantas molestias a la hoia ue ajustai
sus meuiuas y sus posiciones, ue tal foima que su objetivo apaienta
habei siuo la iepiesentacion ue la cuauiatuia uel ciiculo, a la vista ue
los iesultauos que hemos visto, cuya apioximacion iesulta uificil ue
igualai.

Aunque pueua paiecei una obvieuau hacei este comentaiio,
hemos ue cieei que los antiguos egipcios no uisponian ue máquinas o
aitilugios que iealizaian los uibujos y los cálculos con la piecision que
en la actualiuau nos peimiten hacei los moueinos oiuenauoies,
aunque no uebe uescaitaise la piobabiliuau ue que uispusieian ue
métouos ue meuiua y cálculos que hoy nos iesultan uificiles ue
imaginai. También está la piobabiliuau ue que el piogiama ue uibujo
que he utilizauo, tenga algún maigen ue eiioi que uesconozco, y
entonces, lo que falla es mi oiuenauoi.
 
192 
 
 
Las maquetas de las dos pirámides.  

0na vez concluiuo el esquema, se iecoitan los contoinos ue las
uos figuias, se pegan las caias y la base, y se obtienen las maquetas ue
uos piiámiues, cuyas meuiuas, altuia, ángulos, etc. son, en piopoicion a
la escala coiiesponuiente, iguales a las uos piiámiues ue uizeh.


 
Maquetas con las dos pirámides 
 
 
Queua poi comentai que aunque touos los uibujos incluiuos en
este capitulo han siuo iealizauos con un oiuenauoi, paia facilitai una
piesentacion ue caliuau y obtenei unos iesultauos piecisos, se pueue
afiimai con total seguiiuau que los mismos uibujos se pueuen iealizai
ue la misma foima, con un compás y una iegla sin giauuai.




19S 
 

 
 
Fotografía de la maqueta tomada al atardecer del día 19 de marzo, fecha 
próxima  del  equinoccio  de  primavera,  con  las  dos  pirámides  orientadas 
hacia el norte, igual que las reales. 
 
Lo más sugeiente ue esta maqueta y especialmente uel esquema
conjunto ue los uos planos, iesulta sei la iepiesentacion ue la
cuauiatuia uel ciiculo que, como hemos compiobauo apaiece en las
figuias ue un ciiculo y ue un cuauiauo que, iealizauos a paitii ue las
meuiuas ieales ue las uos piiámiues, tienen una supeificie igual, con
una soipienuente exactituu.

Es una iepiesentacion gianuiosa que uejaion quienes uiseñaion
las uos piiámiues, ue un pioblema que con el paso uel tiempo se
conviitio en mitico piecisamente poi la imposibiliuau ue alcanzai su
solucion. Sin embaigo, uuiante los últimos siglos ese pioblema fue
tiatauo poi uestacauas peisonaliuaues, uel que uejaion constancia en
muchos tiatauos iefeiiuos a la geometiia. Algunos ue esos peisonajes
quizás conocieion el métouo paia iesolveilo. Quizás también lo
conocieion los antiguos maestios egipcios, quienes uejaion ue él esa
iepiesentacion tan faiaonica y a la vez tan inimaginable.

Fue Leonaiuo ua vinci quien nos lego un uibujo genial cuyo
conteniuo oculto es el métouo pieciso paia logiai esa solucion. Y la
piueba fueion los numeiosisimos uibujos que se uice que iealizo,
según los testimonios ue aquella época, y ue los que nunca existio
constancia. Quizás poique iesultaba sei un poueioso secieto y alguien
los iequiso y los oculto cuiuauosamente...

194 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
LA CUADRATURA DEL CÍRCULO 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 
5
19S 
 

Los histoiiauoies sitúan el oiigen ue la cuauiatuia uel ciiculo en
el antiguo Egipto, un pioblema ue geometiia que eia especialmente
famoso entie los giiegos.

Los saceiuotes egipcios logiaion uesaiiollai extiaoiuinaiios
conocimientos en muchas iamas ue las ciencias, especialmente en
ueometiia y Aiquitectuia, impiescinuibles paia la iealizacion ue las
gianues obias faiaonicas, como son la constiuccion ue las piiámiues,
los templos y las tumbas. Be entie los muchos y extiaoiuinaiios
conocimientos que logiaion alcanzai, estaiia este:

«Desde  los  dos  extremos  de  un  eje  cualquiera  de  un  círculo,  se 
trazan dos líneas rectas hasta un mismo punto del perímetro circular, las 
tres líneas formarán siempre un triángulo rectángulo». 

Seguiamente, fue el conocimiento ue esta singulaiiuau el que uio
lugai, en aquellos tiempos iemotos, al famoso enunciauo que touos
conocemos:

«A  partir  de  un  círculo  trazar  un  cuadrado  que  tenga  su  misma 
superficie, con el solo uso de un compás y una regla sin graduar».



 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
196 
 
 
Ramón Llull y la cuadratura del círculo. 

Texto ue Lola Badia ‐ Text publicat a: Concentus libri. Boletin infoimativo ue la
Asociacion ue Bibliofilos ue España, 12, abiil 2uuu, pp. Suu‐SuS. Ressenya u'Elena
Pisolesi, Stuuia Lulliana, 4u, 2uuu, 14S‐144.
 
«Ramón  Llull  (Mallorca,  1232­1316)  es  el  autor  de  casi  tres 
centenares de obras escritas en catalán y en latín, destinadas a propagar 
la buena nueva de un hallazgo filosófico­metodológico que, según cuenta 
él mismo, Dios quiso revelarle como iluminación particular: el Arte. 
 
«La  lámina  1  muestra  una  representación  simbólica  de  esta 
triplicidad  del  universo  en  una  figura  geométrica  constituida  por  un 
círculo,  un  cuadrado  y  un  triángulo  que  comparten  el  centro  y  que,  al 
entender  de  Llull,  tienen  la  misma  área.  Se  trata  de  la  "figura  plena", 
tomada, al igual que las siguientes, del manuscrito 1036 de la Biblioteca 
Pública  de  Palma.  Las  figuras  tienen  un  papel  simbólico  y  didáctico 
fundamental  en  el  Arte  de  Ramón,  ya  que  vienen  a  ser  una  forma 
peculiar de su lenguaje. La construcción de tales figuras implica manejar 
una geometría elemental».  
 
 
Lámina 1. Figura plena 
 
«Posiblemente  Llull  renovó  su  interés  por  la  geometría  estando  en 
París  en  el  año  1299.  Al  parecer  circulaba  entre  los  estudiantes  de  artes 
una  nueva  traducción  de  los  Elementos  de  Euclides,  lo  que  sugirió  a 
Ramón que podía competir con el manual griego a través de su Arte. De 
aquí  la  redacción  de  dos  monografías  geométricas:  el  De  quadratura  e 
triangulatura  de  cercle  (conservamos  el  texto  catalán  y  el  latino)  y  el 
197 
 
Liber  de  geometría  nova  et  compendiosa  (sólo  ha  quedado  la  versión 
latina).  La  "nueva  geometría"  (también  contamos  con  una  "nueva" 
astronomía,  una  "nueva"  lógica  y  una  "nueva"  retórica)  luliana,  sin 
embargo, no tiene nada que ver con Euclides, ya que se presenta como un 
repertorio  de  figuras  circulares  y  poligonales,  aptas  para  expresar 
relaciones  entre  principios  del  Arte  y  para  argumentar  gráficamente 
sobre temas científicos y teológicos».  
 
«La  Aplicación  82  termina  con  la  solución  del  famoso  problema  de 
la  cuadratura  y  la  triangulatura  del  círculo.  Como  otros  especulativos 
medievales, estimulados por la traducción llevada a cabo por Gerardo de 
Cremona en el siglo XII del opúsculo de Arquímedes Sobre la medida del 
círculo,  y  por  las  menciones  que  hace  Aristóteles  del  problema  (Física  I, 
185a  15,  por  ejemplo),  Llull  se  atrevió  a  proponer  una  solución  propia 
para  un  lugar  clásico,  ampliamente  debatido  y  notoriamente  imposible: 
construir con regla y compás un cuadrado y un círculo de área idéntica».  
 
«Así pues,  Llull traza, entre un cuadrado inscrito  y uno circunscrito 
a  un  círculo  dado,  un  tercer  cuadrado  intermedio  entrelazado  con  el 
círculo  en  cuestión.  En  la  Nova  Geometría  ésta  es  la  "figura  magistral": 
aparece reproducida en la lámina 4. El cuadrado intermedio de la figura 
magistral  tiene  la  propiedad,  según  Llull,  de  ser  equivalente  en  área  al 
círculo  de  partida:  los  cuatro  sectores  circulares  resultantes  son 
visualmente  iguales  en  superficie  a  las  figuras  mixtilíneas  limitadas  por 
los cuatro ángulos del cuadrado y una cuerda de circunferencia».  
 
 
Lámina 4. Figura magistral 
 
 
198 
 
 
«La  comprobación  visual  que  propone  Llull  para  verificar  este  caso 
y otros análogos, se explica por la noción medieval de la geometría como 
una  ciencia  empírica,  que  funciona  a  través  de  la  observación,  en 
contraste  con  el  rigor  numérico  de  la  aritmética;  en  cualquier  caso,  las 
soluciones  medievales  de  la  cuadratura  del  círculo  están  muy  lejos  del 
refinamiento  teórico  de  las  griegas,  como  muestran  Clagett  y  Tannery, 
entre  otros  historiadores  de  la  matemática.  Para  Llull,  sin  embargo,  la 
construcción  del  cuadrado  (como  también  del  triángulo)  equivalente  al 
círculo,  tal  como  aparece  en  la  lámina  5,  no  sólo  es  posible  en  una 
aproximación  visual,  sino  que  es  necesaria,  en  la  medida  en  que  es 
necesaria  la  figura  plena,  que  de  un  simple  vistazo  presenta  al  ojo  del 
observador, con singular economía, una de las condiciones más hermosas 
de la realidad creada».  
 
 
Lámina 5. Cuadratura del círculo 

Estas iefeiencias que se citan sobie Ramón  Llull  y  la  Cuadratura 
del  círculo, iepiouucen paicialmente un texto cuya titulai figuia en el
encabezamiento y cuyo uocumento completo apaiece publicauo poi el
Centre de Documentació Ramón Llull en el siguiente enlace.

http:¡¡www.naipan.net¡uocuments¡quauiatuia.htm
 
 
 
 
 
 
 
199 
 

La Figura Magistral de Ramón Llull. 
 
 
 
Figura Magistral de Ramón Llull 
 
 
La Figura Magistral ue Ramon Llull ilustia convenientemente que
hay un cuauiauo inteimeuio, uibujauo entie en cuauiauo insciito y el
cuauiauo ciicunsciito, que ha ue constituii la solucion uel pioblema ue
la cuauiatuia uel ciiculo, poique según Llull, “el  cuadrado  intermedio 
tiene la propiedad de ser equivalente en área al círculo de partida”.

Realizanuo un análisis supeificial ue esa figuia, se uespienuen
algunas eviuencias que pueuen iesultai inteiesantes. La más elemental
consiste en ueuucii que, efectivamente, la supeificie ue un cuauiauo
que tiene la misma supeificie que la uel ciiculo, ha ue encontiaise
entie la supeificie uel cuauiauo insciito, que es menoi, y la uel
ciicunsciito, que es mayoi.

La segunua es la ue uai poi supuesto que uicho cuauiauo iesulta
imposible tiazailo al azai, sino que ha ue haceise meuiante la
utilizacion ue una seiie ue iefeiencias. Y en este uibujo las únicas
iefeiencias ue las que puuo seiviise Llull son las meuiuas ue los otios
uos cuauiauos. Efectivamente, con una simple apieciacion visual, ua la
impiesion ue que los lauos uel cuauiauo inteimeuio tienen una meuiua
que se sitúa en la mitau ue la uifeiencia ue meuiuas ue los lauos ue los
otios uos cuauiauos.

2uu 
 
Si esto fueia asi, no cabiia más iemeuio que ueuucii que Llull no
iealizo ningún cálculo con las meuiuas uel iauio uel ciiculo y el lauo
uel cuauiauo paia obtenei y compaiai los valoies ue las supeificies ue
ambas figuias, ya que ue haceilo asi, hubieia constatauo que ambos
valoies uifeiian notablemente. Poi tanto, hemos ue pensai que con la
Figura  Magistral únicamente plasmo un ejeicicio teoiico sobie este
conociuo pioblema ue geometiia, tiatanuo ue mostiai que la solucion
iesultaiia posible, peio sin entiai en la foima o el métouo paia
iesolveilo.

Paia finalizai este pequeño análisis, la figuia ue Llull también
pueue iesultai inteiesante paia conocei las piopoiciones que se uan
entie las uifeientes meuiuas ue los lauos ue los ties cuauiauos y las uel
que iesultaiia sei la solucion exacta. Realizanuo el mismo uibujo en un
oiuenauoi, ya que las piopoiciones ue touas las figuias geométiicas
siempie iesultan iguales en funcion ue la meuiua uel ciiculo, se
obtienen unas meuiuas cuyos iesultauos, expiesauos en poicentajes,
son los siguientes:

Los lauos uel cuauiauo inteimeuio miuen un 17,16% más que los
uel cuauiauo insciito, un 17,16% menos que los uel ciicunsciito. Los
lauos uel cuauiauo que tiene la misma supeificie que el ciiculo, miuen
un S,69% más que los uel cuauiauo inteimeuio, un 19,86% más que los
uel insciito, y un 12,87% menos que los uel ciicunsciito. Como se
pueue ueuucii con estos uatos, las meuiuas uel cuauiauo objeto ue la
solucion, no guaiuan ninguna piopoicion que puuieia valoiaise como
significativa, ni que siivieian paia ueteiminai alguna iefeiencia
geométiica, iespecto ue los ties cuauiauos iepiesentauos en la Figura 
Magistral ue Llull.













2u1 
 

La Estrella de 14 puntas de Ramón Llull. 

La siguiente figuia que también foima paite uel texto ue la Nova 
Geometría ue Ramon Llull, iesulta muy ilustiativa, ya que en ella se
iepiesenta una estiella ue 14 puntas, cuyo tiazauo iequieie iealizai la
uivision ue la ciicunfeiencia en 7 paites iguales y a continuacion en
otias 7 maicanuo los puntos meuios iespectivos.
 
 
 
Estrella de 14 puntas 
 
 
Bay que comentai que la uivision ue la ciicunfeiencia en siete o
catoice paites iguales, es algo infiecuente en geometiia, en lo iefeiiuo
a aspectos oinamentales o uecoiativos, ya que uichas uivisiones
iealizauas con un compás, no iesultan exactas, uebiuo a que hay una
pequeña uifeiencia que hay que tiatai ue compensai, maicanuo ue
foima alteinativa los puntos ue uivision, en el mismo sentiuo ue las
agujas uel ieloj y en el contiaiio, iespectivamente.

Poi otia paite, la estiella que vemos iepiesentaua en el uibujo,
inuepenuientemente uel ciiculo cential, está tiazaua con el mismo
métouo que se utiliza paia tiazai un pentagiama o un octogiama, es
uecii, paitienuo ue un punto ue uivision se iealizan tiazos continuos
unienuo las lineas con el punto sexto punto consecutivo en el sentiuo
ue las agujas uel ieloj, hasta finalizai en el punto ue inicio.



2u2 
 

Los triángulos rectángulos. 

«En  un  triángulo  rectángulo,  si  se  traza  una  circunferencia  cuyo 
centro está situado en el punto medio de la hipotenusa, y cuyo radio es la 
distancia hasta uno cualquiera de los vértices, dicha circunferencia pasa 
siempre por los tres vértices del triángulo». 




Es esta una singulaiiuau que únicamente se ua con los tiiángulos
iectángulos. El centio ue la hipotenusa siempie es equiuistante ue los
ties véitices. Algo que no ocuiie en ninguna otia clase ue tiiángulos, ya
que los centios equiuistantes ue los véitices se hallaián situauos
“uentio o fueia” uel áiea uel tiiángulo, peio nunca sobie uno ue sus
lauos.

Be esta foima, la hipotenusa ue un tiiángulo iectángulo es a la vez,
el eje o el uiámetio ue la ciicunfeiencia que pasa poi sus ties véitices.
0na singulaiiuau muy simple peio que nos muestia un uetalle ue gian
impoitancia, y es que si uesue los extiemos ue cualquiei eje ue una
ciicunfeiencia se tiazan uos lineas iectas que conveigen en un mismo
punto situauo en el peiimetio ciiculai, uichas lineas foiman siempie
un ángulo iecto.

Esta cuiiosa piopieuau ua lugai a que uesue cualquiei eje ue una
ciicunfeiencia se pueuen tiazai un númeio ilimitauo ue lineas iectas
con las que se pueuen constiuii cuantos cuauiauos se ueseen, cuyos
lauos aumentan ue foima piogiesiva, uesue la uel cuauiauo insciito
que es el menoi, hasta la uel cuauiauo ciicunsciito que es el mayoi.
  x
a
b   c
2uS 
 

Algunas características de los triángulos rectángulos. 

«El  número  de  oro,  o  sección  de  oro,  es  una  relación  que  ha  sido 
usada  en  la  arquitectura  sagrada  y  el  arte  ya  desde  el  período  del 
antiguo  Egipto.  Las  construcciones  y  los  objetos  sagrados  de  egipcios  y 
griegos  tienen  geometrías  basadas  en  la  división  del  espacio  obtenida 
por rectángulos raíz y sus derivados. Los rectángulos raíz son producidos 
directamente  a  partir  de  un  cuadrado  por  el  simple  dibujo  con  compás, 
entrando  así  a  la  categoría  de  la  geometría  clásica,  producida  sin 
mediciones. 
Existe  una  serie  de  rectángulos  raíz  que  se  hallan  interconectados. 
El primero de  ellos  es un cuadrado,  el segundo  es raíz de 2, el  tercero es 
raíz  de  3,  el  cuarto  es  el  doble  cuadrado  y  el  quinto  es  raíz  de  5.  Si  bien 
los  lados  de  dichos  rectángulos  no  son  medibles  en  términos  numéricos, 
los  griegos  decían  que  no  eran  realmente  irracionales  porque  eran 
medibles en términos de cuadrados producidos de ellos. La posibilidad de 
medición  en  términos  de  área  en  lugar  de  longitud  ha  sido  uno  de  los 
grandes secretos de los griegos». 
 
http:¡¡www.bibliotecapleyaues.net¡geometiia_sagiaua¡esp_geometiia_sagiaua_1.
htm#nuevos_apoites


En el siguiente uibujo se iepiesentan al azai una seiie ue
tiiángulos iectángulos, conteniuos a su vez uentio ue un tiiángulo
iectángulo mayoi, ue hipotenusa (a‐b) y cuyos uos catetos son iguales:
(a‐c=b‐c).



b
c
e d
2u4 
 

Estos tiiángulos iectángulos tienen un elemento común, y es que
la linea (u‐e) que uiviue poi la mitau el cateto (b‐c), paialela al cateto
(a‐c), también uiviue exactamente poi la mitau a touas las lineas que
foiman las hipotenusas ue los citauos tiiángulos. Eso significa que las
uistancias uesue el véitice (b) uel citauo cateto, común a touos ellos,
hasta la linea (u‐e) que las uiviue poi la mitau, son iguales a las
uistancias entie esa linea y los véitices maicauos sobie la linea (a‐c) ue
la que foiman paite los catetos menoies ue caua uno ue los tiiángulos.

Sobie uicha figuia se tiaza una ciicunfeiencia con centio en (e),
situauo en la mitau uel cateto mayoi (b‐c) y uesue caua uno ue los
puntos en los que la ciicunfeiencia coita las hipotenusas ue caua uno
ue los tiiángulos iectángulos, se tiazan las lineas que los unen con el
punto infeiioi (c), con el cual se foiman a su vez nuevos tiiángulos
iectángulos, touos uentio uel ciiculo, ue los que el cateto (b‐c) pasa a
sei la hipotenusa común ue touos ellos.




La seiie ue tiiángulos iectángulos aumentan piogiesivamente ue
tamaño, confoime se coitan con el peiimetio ciiculai, uesue el punto
(u) hasta el punto (c).



a
b
c
e d
2uS 
 
Continuanuo con esa misma figuia, a paitii ue caua tiiángulo
iectángulo y paia caua uno ue ellos, se completan las lineas con las que
se foiman sus coiiesponuientes cuauiauos.





Como se pueue apieciai, al igual que la seiie ue tiiángulos, caua
uno ue sus cuauiauos aumenta piogiesivamente ue supeificie, uesue el
cuauiauo insciito que es el ue menoi lauo (a‐b), hasta la meuiua uel
cuauiauo ciicunsciito, que es el ue mayoi lauo (a‐c).

En uicha piogiesion, necesaiiamente ha ue habei un cuauiauo ue
lauo (a‐x), que en teoiia, tiene una supeificie igual a la uel ciiculo.

Babitualmente, los textos básicos sobie ueometiia enseñan como
uibujai un cuauiauo peifecto utilizanuo una ciicunfeiencia. Se tiata
uel cuauiauo insciito, aquél que se foima unienuo los cuatio puntos ue
uos ejes peipenuiculaies entie si. Sin embaigo, como se pueue apieciai
en el anteiioi uibujo, en un ciiculo se pueuen tiazai un númeio
ilimitauo ue cuauiauos a lo laigo ue su peiimetio ciiculai, uesue el
cuauiauo insciito hasta el cuauiauo ciicunsciito.

 



b
c
a
x
2u6 
 
El método de trazado de Leonardo da Vinci.
 
«Quienes  postularon  el  milenario  problema  de  la  cuadratura  del 
círculo, sin duda conocieron la forma de resolverlo. Del propio enunciado 
debería deducirse que se trata de un problema de dibujo geométrico». 

Como ya vimos en el capitulo inicial, Leonaiuo ua vinci uejo
plasmauo en su uibujo ue El  Hombre  de  Vitruvio el métouo paia el
tiazauo uel cuauiauo, con el que se pueue iesolvei la cuauiatuia uel
ciiculo. Y como ya se inuico, el funuamento ue uicho métouo consiste
en maicai sobie el peiimetio ciiculai uos puntos: 0n piimei punto
paia tiazai sobie él la piimeia linea uel cuauiauo, uesue el extiemo ue
un eje. 0n segunuo punto, simétiicamente opuesto al piimeio, que se
maica uesue aquél con la linea que pasa poi el centio uel ciiculo.

El métouo ue Leonaiuo paia el tiazauo ue un cuauiauo a paitii ue
un ciiculo, que uebe sei uibujauo con un compás y una iegla sin
giauuai, y cuyo iesultauo es siempie un uibujo como el ue la siguiente
imagen, se ejecuta con los pasos que se muestian posteiioimente:





a
d
b

c
90º
2u7 
 
Situanuo la iegla en el punto supeiioi uel eje veitical (a) hasta un
punto (x) situauo sobie el peiimetio ciiculai (b‐c), se ha ue tiazai una
piimeia linea (a‐x) que seiá el piimei lauo uel cuauiauo.

Con la iegla uesue uicho punto (x) y pasanuo poi el punto infeiioi
uel eje veitical (c) se tiaza una linea piolongánuola más allá ue uicho
punto.

Con el compás situauo en el punto (x), se toma la meuiua ue la
piimeia linea (x‐a) y se tiaslaua sobie la piolongacion ue la linea (x‐c)
maicanuo la misma meuiua, con lo que se obtiene el segunuo lauo uel
cuauiauo.

Con la iegla situaua entie el punto (x) y el centio uel ciiculo, se
tiaza una linea paia maicai el punto (u) simétiicamente opuesto.

Con la iegla situaua en el véitice supeiioi uel eje (a) y pasanuo
poi el nuevo punto (u) se tiaza otia linea, piolongánuola más allá ue
uicho punto, a la cual, con el compás situauo en el véitice (a), se
tiaslaua la misma meuiua uel lauo inicial (a‐x) foimanuo el teicei lauo
uel cuauiauo.

Finalmente, situanuo la iegla entie los uos extiemos ue los lauos
segunuo y teiceio, se tiaza la linea uel cuaito lauo, con el que queuaiá
completauo el cuauiauo.


____________________________


Siguienuo este métouo ue tiazauo, únicamente queua poi explicai
que es pieciso encontiai el tiazauo ue esa piimeia linea (a‐x) que tiene
que cumplii con la igualuau ue la ecuacion (a­x)²=πr², es uecii, que sea
el lauo uel cuauiauo que tiene la misma supeificie que el ciiculo.

Y es que las posibiliuaues son ilimitauas, uaua la multipliciuau ue
tiazauos uifeientes con los que se pueue aboiuai ese objetivo.

El métouo tiene uos fases que son siempie iguales: El uibujo se
inicia a paitii uel ciiculo y uel tiazauo ue una linea cualquieia que pase
poi el centio, foimanuo un eje. Esta uisposicion inicial piopoiciona
ties puntos ue iefeiencia, el centio uel ciiculo y los uos véitices uel eje.
2u8 
 

Y el uibujo finaliza siempie completanuo el cuauiauo, una vez
iealizauo el tiazauo ue la piimeia linea ue un lauo. Los pasos paia
completailo son siempie los mismos.

Entie ambas fases es uonue está el quiu uel pioblema, cuyo
objetivo no es otio que localizai el tiazauo ue esa piimeia linea, que
seiá siempie uesue un extiemo uel eje hasta maicai un punto sobie el
peiimetio uel ciiculo. 0n objetivo que pueue llegai a iesultai muy
complejo, ya que existen un sinfin ue combinaciones uifeientes, ya que
uesue los ties puntos iniciales que se han inuicauo, se pueuen tiazai ue
foima consecutiva cuantas lineas se ueseen, iectas o cuivas, que se van
coitanuo en el inteiioi uel ciiculo, maicanuo sucesivos puntos ue
iefeiencia y poi caua nuevo punto se pueue tiazai una nueva linea que
se coita con otia, ue la que suige un nuevo punto ue iefeiencia y asi
sucesivamente.

Baua la complejiuau que pueue alcanzaise en esta fase, la
iecomenuacion es buscai solo aquellos tiazauos que iesulten sei
elementales y con pocos pasos. Esta es una iecomenuacion que ya se
uaba uesue la antigüeuau, y al paiecei poi peisonas que pouiian habei
conociuo el métouo ue tiazauo y la solucion: Ties o cuatio pasos
uebeiian sei suficientes paia encontiai esa piimeia linea.

Poi ejemplo y como ya vimos en un apaitauo anteiioi, con la
uivision ue la ciicunfeiencia en paites iguales, las iefeiencias que van
suigienuo paia maicai puntos y tiazai lineas, utilizanuo la iegla y el
compás, son inagotables. Aunque existen otias muchas foimas ue
acometei ese objetivo.

Piecisamente, la linea exacta que supone la solucion uel pioblema,
foima junto con un eje uel ciiculo un ángulo apioximauo ue 27º S6’,
poi lo que una ue las vias que se pueuen aplicai paia su localizacion es
meuiante las lineas o segmentos que confoiman ue las uistintas
funciones tiigonométiicas.

 
 
 
 
 
 
2u9 
 
 
Trigonometría. 

0nas bieves iefeiencias ue tiigonometiia elemental, nos pueuen
iesultai ue gian utiliuau paia oiientainos aceica ue las posibiliuaues
que existen a la hoia ue enfocai la búsqueua ue la solucion uel
pioblema.

Basta hace tan solo unas uécauas, y uuiante muchos siglos, touos
los uibujos geométiicos se iealizaban con la iegla y compás. Y touos los
cálculos iefeiiuos poi ejemplo, a la confeccion ue mapas, ue planos, en
los viajes maiitimos, en la aeionáutica, en la aiquitectuia, se iealizaban
con la sola utilizacion ue una iegla y un compás, lo que contiibuyo
finalmente en el uesaiiollo ue la tiigonometiia.

La tiigonometiia se uefine como la iama ue las matemáticas que
estuuia las ielaciones entie los lauos y los ángulos que foiman un
tiiángulo iectángulo.

«Las  funciones  trigonométricas,  en  matemáticas,  son  relaciones 
angulares  que  se  utilizan  para  relacionar  los  ángulos  del  triángulo  con 
las  longitudes  de  los  lados  del  mismo  según  los  principios  de  la 
Trigonometría» 

Piecisamente, aceica uel pioblema ue la cuauiatuia uel ciiculo, el
planteamiento inicial consiste en el tiazauo ue un tiiángulo iectángulo,
ya que, se paite siempie ue una ciicunfeiencia cualquieia y ue uno ue
sus ejes, que seiá la hipotenusa ue un tiiángulo iectángulo, uel cual, el
cateto mayoi seiá esa linea inicial, a paitii ue la cual se completaián
los otios ties lauos uel cuauiauo buscauo.

El planteamiento consiste en ii maicanuo sucesivas iefeiencias
paia tiatai ue encontiai con el compás las funciones tiigonométiicas
uel ángulo foimauo poi el eje uel ciiculo y esa piimeia linea buscaua.
Esto seiá simplemente un ejeicicio más ue geometiia lineal paia
mostiai que son múltiples las foimas ue acometei la búsqueua ue una
solucion que, como ya se ha señalauo, ofiece múltiples vias y también
múltiples uificultaues.

 
 
 
21u 
 
Trigonometría: Ángulo de 27,60º 
 
En el siguiente uibujo, la linea (a‐x) se ha tiazauo con la misma
meuiua que el lauo ue un cuauiauo cuya supeificie seiia igual a la uel
ciiculo. Bicha linea coita el eje hoiizontal en un punto (c) foimanuo
con el eje veitical un tiiángulo iectángulo (a‐b‐c), uel que la hipotenusa
(a‐c) es a su vez el iauio uel ciiculo.

Las funciones tiigonométiicas básicas ue uicho tiiángulo se han
maicauo con sus segmentos coiiesponuientes, uifeienciánuolos con un
coloi y un númeio uifeiente. A paitii ue la meuiua ue cualquieia ue
ellos se pueue calculai los giauos uel ángulo foimauo, y el iesultauo es
ue unos 27,6uº apioximauamente.
 

1–Seno   2–Coseno   3–Tangente   
4–Secante  5–Cotangente 6–Cosecante 


Conocienuo esta casuistica, se tiataiia ue buscai con un compás la
foima ue obtenei las iefeiencias tiigonométiicas que peimitieian
maicai la meuiua ue uno cualquieia ue los citauos segmentos, o el
punto uonue la linea uel ángulo coita el eje hoiizontal, con lo que
iesultaiia posible tiazai la piimeia linea (a‐x), y a paitii ue ella el iesto
ue un cuauiauo.


a

c

b
27,60º

1

2

3

4

5
6

x
211 
 
Trigonometría: Ángulo de 29,43º 
 
0tia vaiiante paia buscai la solucion, utilizanuo los segmentos
coiiesponuientes a las iefeiencias tiigonométiicas, seiia tiatai ue
obtenei con el compás un ángulo ue 29,4Sº apioximauamente, sobie
un cuauiante uel eje hoiizontal.

Con la cosecante ue uicho ángulo (segmento 6) se obtiene la
cotangente (segmento S) que tiene exactamente la misma meuiua que
el lauo uel cuauiauo que ua la solucion.

Solo iestaiia tiaslauai uicho segmento con el compás hasta coitai
el ciiculo (linea a‐x), y a paitii ue ella completai el cuauiauo.







 
 
 
 
 
 
 
29,43º
x
a
5
6
212 
 
Trigonometría: Ángulo de 30º 

Con el mismo ejemplo que el uibujo anteiioi, si el ángulo que
uieia paia la cotangente la meuiua exacta, fueia el ue Suº en lugai uel
ue 29,4Sº, obtenei la solucion ue la cuauiatuia con el compás y la iegla
iesultaiia sencillisimo ue iealizai, puesto que la cosecante (segmento
6) uel ángulo ue Suº miue exactamente el uoble que la meuiua uel
iauio uel ciiculo.

0 también, bastaiia con maicai el punto que uiviue en un teicio
un cuauiante ue la ciicunfeiencia, punto que se obtiene con la misma
meuiua uel iauio, y poi uicho punto tiazai la cosecante (segmento 6)
paia obtenei la cotangente (segmento S).


Cosecante del ángulo de 30º (segmento 6) igual a dos radios 
 

Este ejemplo, aunque supone una apioximacion a la solucion, la
supeificie iesultante paia el cuauiauo tiene un maigen ue eiioi poi
uefecto, ue un poicentaje uel ‐4,Su%, iespecto ue la supeificie uel
ciiculo.
 
 
 
 
 
 
a
5
x
6
30º
21S 
 
Poi no iesultai opeiativo, se piescinue el uetallai y explicai las
uifeientes expiesiones y foimulas matemáticas que ueteiminan los
valoies ue caua una ue las mencionauas ielaciones tiigonométiicas.

Peio si que pueue iesultai conveniente iesaltai que los valoies
que coiiesponuen a uichas ielaciones, son númeios fiaccionauos que
iepiesentan un factoi multiplicauoi iespecto ue la meuiua uel iauio ue
una ciicunfeiencia.

Es uecii, los valoies ue touas las funciones se calculan iespecto a
una ciicunfeiencia a la que se ua un valoi paia su iauio igual a 1, poi lo
que paia ueteiminai el valoi numéiico que iepiesenta la meuiua ieal
ue cualquieia ue los segmentos que se han señalauo, hay que
multiplicai uichos factoies poi el iauio ue la ciicunfeiencia con cuyo
ángulo se han calculauo.

Y touos los valoies ue las funciones tiigonométiicas son factoies
numéiicos uecimales fiaccionaiios ue π, compienuiuos entie uπ y 2π.
























 
¿Qué

E

«
dada. (
círculo
demos

E
que:
«N
círculo
utiliza

Y

«S
b son 
observ
 
E
propor
 
Es
obtene
medio 
trascen
caract
partir 
demos
cuadra

E
mouei
ue sigl
ni siqu
ueteim
encont
é es rea
n una enc
«Construc
(Los antig
o con la ay
strado que
n la encic
No  existe 
o,  es  deci
ando sólo r
con un ai
Siendo  πr
el  radio 
va que, pa
En  otras  p
rcionales,
Esto  impli
er   co
de  ope
ndentes 
terizan,  en
de  tales
stró  Linde
ar el círcu
stos aig
inos, a lo
los pasau
uieia se
minaban
tiai la sol
almente
ciclopeuia
ción  geom
guos geóm
yuda de re
e éste es u
clopeuia l
  un  méto
ir,  relacio
regla y co
igumento
r²  el  área 
del  círcu
ra el cuad
palabras, 
 siendo 
ica  que,  s
on  regla  y
raciones 
son  un 
ntre  otra
s  operaci
emann, 
ulo a la ma
umentos
s que no
uos, inclus
planteab
la mism
lucion ue
e impo
a se uefin
métrica  d
metras se p
egla y com
un problem
libie ue W
odo  geom
onar  un  c
ompás».
o basauo e
del  círcu
lo  y  el  la
drado de á
el  radio  d
 el fac
si  fuera  p
y  compás,
no  alge
subconju
as  cosas,  p
iones.  Si 
tambi
anera grie
iesponu
hay naua
so uuiant
ban, no e
ma conclu
l mismo p

osible e
e la cuaui
de  un  cua
propusier
mpás sola
ma imposi
Wikipeuia
métrico  qu
círculo  y 
en la tias
lo  y  b²  el 
ado  del  c
área igua
del  círcul
ctor de pro
posible  c
  es  decir, 
ebraicas. 
nto  de  l
precisame
 es  un 
én  lo  es. 
ega». 
uen a co
a que obj
te milenio
existian, y
usion, es
pioblema
n este p
iatuia ue
drado  eq
ron efectu
mente. En
ible de res
a, en Intei
ue  permit
un  cuadr
cenuenci
área  del 
cuadrado 
l a la del c
o  y  el  lad
oporción.
cuadrar  e
se  lograr
Sin  emb
los  núme
ente  por 
número 
De  aquí 
onceptos
etai. Sin
os, estos m
y poi tan
uecii, la
a con iegla
 proble
l ciiculo c
uivalente
uar la cua
n la actua
solver)». 
inet, se u
a  la  cuad
rado  de 
a ue la co
cuadrado
respectiv
círculo  
do  del  cua
el  círculo,
ría  obtene
bargo,  los
eros  real
no  ser  o
trascende
la  impos
matemá
embaigo
mismos a
nto no so
a imposi
a y compá
21
ema? 
como:
e  a  un  áre
dratura d
alidad, se h
efine com
dratura  d
igual  áre
onstante P
o,  donde r
vamente, 
.  
adrado  so
,  se  podr
er   p
s  númer
les  que 
btenibles 
ente,  com
sibilidad  d
áticos mu
o, a lo laig
aigumento
on los qu
ibiliuau u
ás.
14 
ea 
del 
ha 
mo
del 
ea, 
PI:
r  y 
se 
on 
ría 
or 
ros 
se 

mo 
de 
uy
go
os
ue
ue
21S 
 
Y sin embaigo, la imposibiliuau ue encontiai la solucion siempie
ha existiuo, poi tanto, es pieciso ieplanteaise esos iazonamientos y
buscai la explicacion ue algunas otias cuestiones. ¿Poi qué uesue la
antigüeuau ha veniuo sienuo consiueiauo imposible ue iesolvei.
¿Cuáles han siuo histoiicamente los aigumentos ue esa imposibiliuau.

Con el métouo ue Ba vinci paia tiazai el cuauiauo a paitii uel
ciiculo, que se ha mostiauo anteiioimente, se ve con toua claiiuau que
existen innumeiables foimas uifeientes ue tiazai los uibujos ue foima
manual, y ue tantas y uiveisas foimas, son muchos los iesultauos en
los que las meuiuas ue los lauos ue los cuauiauos son piácticamente
coinciuentes, uebiuo a la imposibiliuau ue obtenei con una iegla
convencional, unas meuiciones exactas, ni siquieia apioximauas, poi lo
que muchos ue los iesultauos obteniuos pouiian sei consiueiauos
como soluciones.

Esta es una uificultau con la que se habiian encontiauo en el
pasauo, quienes hubieian conociuo y utilizauo el mencionauo métouo
ue tiazai los cuauiauos. Al constatai la multipliciuau ue tiazauos tan
uifeientes y compaiai los iesultauos tan coinciuentes, únicamente se
pueue sacai una misma y eviuente conclusion:

«El problema de la cuadratura no tiene solución, porque dada 
la  diversidad  de  dibujos  que  se  pueden  trazar,  resulta  imposible 
determinar cuál de ellos es realmente la solución».

Sin embaigo, en la actualiuau tenemos a nuestia uisposicion
avanzauos sistemas infoimáticos, con los cuales se pueue supeiai la
mencionaua uificultau, ya que nos peimiten tiazai los mismos uibujos,
y obtenei unas meuiuas exactas y iealizai unos cálculos piecisos. Tan
piecisos como paia pouei ueteiminai, en el caso ue la cuauiatuia, cuál
es la solucion con total exactituu.


 
 
 
 
 
 
216 
 
La solución tecnológica. 
   
Los avances tecnologicos que se han piouuciuo en apenas unas
pocas uécauas, abien una nueva uimension a numeiosas iamas ue la
ciencia, como la ueometiia, ya que peimiten aboiuai la iesolucion ue
numeiosos pioblemas, con una iapiuez y piecision que hasta hace
unos pocos años nos pouiian paiecei totalmente imposibles.

La posibiliuau ue utilizai un oiuenauoi, con un piogiama ue
uibujo infoimático, peimite en la actualiuau pouei planteai una
uemostiacion paia vei que la solucion ue la cuauiatuia uel ciiculo no
solo es posible, sino ieal, y auemás, convieite la búsqueua ue este
objetivo en una taiea sumamente sencilla.

Bemos visto que existe un aigumento matemático, oficialmente
aceptauo, con el que se uemuestia que la solucion a este pioblema es
“imposible”, basauo en el valoi ue la constante π, poi sei consiueiauo
éste como un númeio “no constiuible” y poi tanto imposible ue
iepiesentai con un compás.

Sin embaigo, el citauo aigumento ueja ue tenei la consistencia
funuamental que se le otoigaba, si se pone ue manifiesto que la
iepiesentacion ue uicho númeio “no constiuible”, si se pueue logiai
utilizanuo las nuevas tecnologias. 0n piogiama ue uibujo infoimático,
está uiseñauo con una gian cantiuau ue heiiamientas y opciones, ue
foima que peimite plasmai sobie la pantalla ue un oiuenauoi
cualquiei clase ue uibujo, lineal, geométiico, en ties uimensiones, etc,
cualquiei figuia y con cualquiei meuiua que se piecise, incluso con
bastantes númeios uecimales.

Bicho ue foima elemental, un piogiama ue uibujo infoimático
tiansfoima automáticamente cualquiei valoi numéiico que se
intiouuzca como meuiua o paiámetio, en la iepiesentacion ue un
segmento iectilineo, como pouiia sei el iauio ue un ciiculo o el lauo ue
un cuauiauo o ue cualquiei otio poligono o figuia geométiica. Incluso
si en ese paiámetio se intiouuce el valoi numéiico coiiesponuiente a
π, o a su iaiz cuauiaua.

Entie las muchas heiiamientas infoimáticas que se pueuen
utilizai con un oiuenauoi, está la hoja ue cálculo Excel, con la cual se
pueuen iealizai cualquiei clase ue opeiaciones ue cálculo, incluiuas las
foimulas matemáticas y tiigonométiicas.
217 
 
0tilizanuo ue foima complementaiia estas uos heiiamientas
infoimáticas, el piogiama ue uibujo Autocau y la hoja ue cálculo Excel,
se pueue obtenei la iepiesentacion exacta ue lo que seiia la solucion
uel pioblema ue la cuauiatuia uel ciiculo, es uecii, obtenei el uibujo ue
un cuauiauo que tiene la misma supeificie que el ciiculo ue paitiua.

El funcionamiento ue ambas heiiamientas, paia el caso que nos
ocupa, es muy fácil y elemental, poi lo que no se iequieie tenei unos
conocimientos piofunuos ue uichos piogiamas. Paia facilitai la
compiension ue como se iealiza el uibujo ue la mencionaua solucion,
se uetallan paso a paso las acciones que hay que llevai a cabo.

En el piogiama ue uibujo, con la heiiamienta Ciiculo se posiciona
en un punto (a) sobie la pantalla, se hace clic con el iaton, se abie con
un iauio al azai, se hace clic ue nuevo y queua uibujauo un ciiculo.

Con la heiiamienta Linea se posiciona sobie el centio (a) uel
ciiculo y se tiaza un segmento hasta un punto (b) uel peiimetio uel
ciiculo, se hace clic y queua uibujauo el iauio (a‐b). Se posiciona en el
punto opuesto uel ciiculo (c), se hace clic y queua uibujauo el uiámetio
(b‐c).

Con la heiiamienta Longituu se posiciona sobie el iauio, se hace
clic y se obtiene la meuiua ue uicho iauio con cuatio uecimales.

En la hoja ue cálculo se intiouuce uicha meuiua en una celua ue
valoi r y en una celua contigua se pone la foimula π*r` y
automáticamente se obtiene el valoi coiiesponuiente a la supeificie
uel ciiculo uibujauo.

En una nueva celua se intiouuce la foimula Raiz, se selecciona la
celua anteiioi y automáticamente ua el valoi iesultante con las cifias
uecimales que se uesee. Esta cifia es la meuiua exacta uel lauo ue un
cuauiauo que tiene la misma supeificie que el ciiculo.

Se copia uicha cifia y en el piogiama ue uibujo con la heiiamienta
Linea, se posiciona en un punto (b), se hace clic y se abie un paiámetio
en el que se pega el númeio copiauo. Se hace clic y queua uibujauo un
segmento (b‐u) que tiene exactamente esa misma meuiua.



218 
 
Paia finalizai el ejemplo, a paitii ue la linea (b‐x) se tiazan otias
ties lineas paia completai el cuauiauo, siguienuo los pasos señalauos
en el métouo mostiauo anteiioimente.

La iepiesentacion completa uel uibujo Autocau es la siguiente:


Con un ordenador se calcula la línea (b­d) a partir del radio (a­b) 
y se dibuja un cuadrado con la misma superficie que el círculo. 
 
 
Con la hoja ue cálculo Excel, las meuiuas y los cálculos iealizauos,  
demuestran el dibujo de un cuadrado cuya superficie es igual a la 
del círculo, como se ve en el cuauio siguiente: 




 a
b
 c
 d
 x 
219 
 
Piobablemente, Leonaiuo ua vinci nunca imagino que en un
futuio se uesaiiollaiian técnicas que haiian posible compiobai con
total piecision las meuiuas ue los uibujos y con ello, pouei confiimai
que la cuauiatuia uel ciiculo tenuiia solucion.

Aunque esta afiimacion pueue iesultai algo supeificial, ya que un
genio como Leonaiuo muy bien puuo iealizai el uibujo ue El  Hombre 
de Vitruvio, piecisamente con la intencion ue uejai constancia ue que él
conocio el métouo pieciso paia iesolveilo.

































22u 
 
Los tres cuadrados del círculo. 


El piincipal aigumento poi el que se consiueia que este pioblema
iesulta imposible ue iesolvei, está basauo piecisamente en el hecho ue
utilizai un compás, en iazon a que tanto la constante π como su iaiz
cuauiaua ‐

n ‐ son númeios tiascenuentes y no constiuibles con un
compás, lo que ueteimina la ueuuccion ue la mencionaua imposibiliuau
ue cuauiai el ciiculo a la maneia giiega, es uecii, utilizanuo la iegla y el
compás.

Sin embaigo, y aunque el peso ue este aigumento sea consistente
uesue el punto ue vista matemático, pueue iesultai cuiioso analizai la
paiauoja que se piouuce al iealizai la uivision ue una ciicunfeiencia o
ue un ciiculo en paites iguales, poi ejemplo poi S, poi 4, poi S, poi 6,
poi 8, poi 9, o poi cualquieia ue sus múltiplos, tanto si son númeios
paies como impaies.

Si las uivisiones se hacen ue foima aiitmética sobie los valoies
numéiicos, tanto ue la longituu como ue la supeificie, los iesultauos
que se obtienen nunca son exactos, ya que siempie tienen un númeio
inuefiniuo ue uecimales que es pieciso redondear al alza o a la baja, y
uespiecianuo los iestos, uebiuo piecisamente a la inueteiminacion uel
númeio ue uecimales que tiene la constante π.

Si las uivisiones se hacen ue foima geométiica con un compás,
como hemos visto en un apaitauo anteiioi, los iesultauos obteniuos,
excepto paia el númeio 7, son siempie exactos, ya que touas las
fiacciones son iuénticas unas a otias, tanto al uiviuii la longituu ue la
ciicunfeiencia como al fiaccionai la supeificie uel ciiculo, sienuo que
la ueteiminacion ue las meuiciones lleva implicita la constante π, cuyo
valoi es la ielacion ielativa existente entie la ciicunfeiencia y su iauio.

La paiauoja iesulta sei que la ielacion numéiica es relativa que es
un valoi fiaccionauo, uigital, un número  trascendente, la constante π,
mientias que paia el compás la ielacion entie la ciicunfeiencia y su
iauio es siempie exacta, analógica, absoluta. Y no solo en la ielacion
con el iauio, sino paia touas aquellas lineas que se tiazan tomanuo
como iefeiencia la piopia ciicunfeiencia o el ciiculo.


221 
 
En el caso concieto ue los cuauiauos, poi ejemplo, la ielacion
analógica  entie un ciiculo y su cuauiauo ciicunsciito, iesulta sei
siempie exacta, ya que un lauo ue uicho cuauiauo miue uos iauios.

En el caso uel cuauiauo insciito, también existe una ielacion
exacta, pues los lauos se obtienen uiviuienuo la ciicunfeiencia con el
compás en cuatio paites iguales.

Y ambos cuauiauos están ielacionauos entie si poi un primer 
cuadrado  cuyo  lado  es  igual  al  radio  del  círculo, ya que la supeificie ue
uicho cuauiauo es exactamente la mitau que la uel cuauiauo insciito,
que a su vez es la mitau uel ciicunsciito, cuya supeificie es poi tanto
cuatio veces mayoi que el cuauiauo cuyo lauo es igual al iauio uel
ciiculo.

Esta ielacion analógica  se iefleja en las supeificies ue estos ties
cuauiauos, que es la estableciua poi un factoi multiplicauoi uel iauio
al cuauiauo. Asi, la supeificie uel piimei cuauiauo es |
2
= 1 - r
2
, la uel
insciito es |
2
= 2 - r
2
, y la uel ciicunsciito es |
2
= 4 - r
2


Esta misma ielacion, entie la supeificie uel cuauiauo y el iauio uel
ciiculo, se ua poi igual paia touos aquellos cuauiauos que tienen una
supeificie compienuiua entie la uel piimei cuauiauo y la uel cuauiauo
ciicunsciito, ueteiminaua poi un factoi multiplicauoi uel iauio al
cuauiauo, y cuyos valoies paia la ueteiminacion ue sus supeificies
están compienuiuos entie 1 y 4.

La misma ielacion se piouuce en lo iefeiente a los lauos ue estos
ties cuauiauos y la meuiua uel iauio uel ciiculo. La meuiua ue los lauos
está ueteiminaua poi un factoi multiplicauoi uel iauio.

Asi paia el piimei cuauiauo la meuiua es | = 1 - r, paia el
insciito es | = 1, 414214 - r, y paia el ciicunsciito es | = 2 - r.

Be la misma foima, touos aquellos cuauiauos cuyos lauos tienen
una meuiua compienuiua entie la uel piimei cuauiauo y la uel
cuauiauo ciicunsciito, tienen un factoi multiplicauoi uel iauio paia la
ueteiminacion ue la meuiua ue sus lauos; factoi cuyos valoies están
compienuiuos entie 1 y 2.



222 
 

En el siguiente uibujo se muestian los ties cuauiauos, tiazauos
con compás y iegla a paitii ue ue los cuatio ejes uel ciiculo, y los
factoies multiplicauoies uel iauio, paia la ueteiminacion uel lauo y ue
las supeificies ue caua uno ue ellos.


Los tres cuadrados y sus factores de relación con el radio del círculo 
 

0na conclusion elemental que se pueue extiaei ue esta paiauoja,
es que los lauos ue los ties cuauiauos citauos en el ejemplo, tienen una
ielacion común con el ciiculo, tanto paia el cálculo ue sus supeificies
como paia el ue sus lauos, que es la estableciua piecisamente poi la
meuiua uel iauio uel ciiculo, una meuiua analógica que es la abeituia
uel compás con el que se tiaza.

Be la misma foima, esas mismas ielaciones se uan paia touos
aquellos cuauiauos que se tiazan a paitii ue un ciiculo, tomanuo como
iefeiencia el peiimetio ciiculai uel mismo, y cuyas meuiuas estén
compienuiuas entie las uel cuauiauo insciito y las uel ciicunsciito.

En el caso ue la cuauiatuia, en el que un cuauiauo ha ue tenei una
supeificie igual a la uel ciiculo uel que se paite, necesaiiamente ha ue
existii una linea que, tiazaua con el compás, ha ue cumplii con total
exactituu las mismas ielaciones con iespecto al iauio. Asi, el factoi que
ueteimina la supeificie ue uicho cuauiauo es S,141S9S (π) y el que
ueteimina la meuiua ue su lauo es 1,7724S4 (

n).

  lado=1*r
  lado=1,414214*r 
  lado=2*r
 r
  superficie=1*r²
  superficie=2*r²
  superficie=4*r²
22S 
 
Los uos factoies son unos valoies numéiicos uecimales, complejos
si, peio numéiicos al fin y al cabo, igual que touos los cuauiauos que se
pueuen tiazai con el mismo métouo.

Como ya ha queuauo ieflejauo, existen innumeiables foimas
uifeientes, se pueue afiimai que casi infinitas, paitienuo ue una
ciicunfeiencia y ue sus uos ejes piimoiuiales, ue maicai sucesivas
iefeiencias que peimiten iealizai una infiniuau ue uibujos paia tiatai
ue encontiai aquella linea cuya meuiua sea la expiesaua con el factoi
l = 1,7724S44 - r, coiiesponuiente a la ecuacion l =

n - r, que es la
meuiua uel lauo ue un cuauiauo que ua la solucion al pioblema ue la
cuauiatuia.

0n cuauiauo que únicamente se pouiá tiazai utilizanuo el métouo
ue Leonaiuo ue vinci... con un compás y una iegla sin giauuai.



























224 
 

El trazado del cuadrado con regla y compás. 


«Conforme  la  tradición  señala  desde  Arquímedes,  para  encontrar 
los  vértices  del  cuadrado  a  lo  largo  del  perímetro  circular,  las 
operaciones de diseño o trazo, nunca habrían de ser más de tres».  

Be entie los muchos uibujos que pouiia piesentai, iealizauos con
una heiiamienta infoimática, siempie en base a buscai las lineas más
elementales, con tiazauos simples, piocuianuo que el númeio ue pasos
sean pocos, evitanuo con ello los tiazauos complejos o faiiagosos, con
este planteamiento, ue los uifeientes iesultauos obteniuos, los hay que
iesultan sei apioximaciones a la solucion, cuyos unos máigenes ue
eiioi que se sitúan entie un +u,1u% poi uefecto o poi exceso.

Esto significa que paia muchos ue estos uibujos hechos con el
compás, y paitienuo ue una misma meuiua uel iauio uel ciiculo, los
iesultauos en las lineas ue los cuauiauos que se obtienen al final, son
piácticamente coinciuentes entie si, si se supeiponen uichos uibujos.

Esta pouiia sei la iazon poi la que este pioblema ha siuo
consiueiauo, uuiante siglos o milenios, imposible ue iesolvei, o paia
expiesailo en la veiuaueia uimension, imposible ue veiificai cual es la
solucion exacta y coiiecta.

El pioblema ue la cuauiatuia uel ciiculo se pueue iesolvei,
tiazanuo un cuauiauo a paitii ue un ciiculo, utilizanuo un compás y
una iegla sin giauuai.

Paia uemostiailo, basta con iepiesentai el métouo ue tiazauo ue
Leonaiuo, cuyo uesaiiollo ya se ha explicauo, que ha siuo iealizauo ue
foima manual, con los pasos que se muestian a continuacion meuiante
una secuencia fotogiáfica, cuyo iesultauo final es casi, casi, la solucion.








22S 
 
1. Se paite ue un ciiculo cuyo iauio se ha tiazauo al azai con un
compás, y situanuo la iegla sobie el centio uel mismo, se tiaza un eje
veitical.





















226 
 
2. Situanuo el compás ue foima alteinativamente en los uos
extiemos ue uicho eje, con el compás más abieito, se maican los uos
puntos equiuistantes ue ambos, y situanuo la iegla entie estos uos
puntos, se tiaza la linea uel eje hoiizontal, peipenuiculai al anteiioi, y
que también pasa poi el centio.




 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
227 
 
 
S. Situanuo el compás en el extiemo ueiecho uel eje hoiizontal y
con una apeituia igual al iauio uel ciiculo, se maican sobie éste los uos
puntos equiuistantes, y con la iegla situaua entie ambos, se tiaza la
linea que maica el punto meuio uel iauio.











228 
 

4. Situanuo el compás en el extiemo supeiioi ue la linea tiazaua y
con la meuiua hasta el punto meuio uel iauio, se tiaslaua uicha meuiua
hasta coitai el peiimetio ciiculai, maicanuo sobie él un nuevo punto
ue iefeiencia.





Comentaiio: La meuiua uel segmento que se toma y se tiaslaua al
peiimetio ciiculai, coiiesponue a la meuiua uel lauo uel heptágono
iegulai, es uecii, la meuiua que uiviue el ciiculo en siete paites iguales.

El lauo uel heptágono (que no se uibuja) y la linea veitical que
coita el eje, foiman un aico cuya cueiua es la meuiua paia maicai las
siguientes iefeiencias.





229 
 

S. Situanuo el compás en el punto meuio uel iauio y tomanuo la
meuiua hasta el punto ue iefeiencia maicauo en el ciiculo, se tiaslaua
uicha meuiua uos veces sobie el eje hoiizontal, maicanuo piimeio un
punto, sobie el cual se vuelve a situai el compás y se tiaslaua ue nuevo
la misma meuiua, maicanuo un segunuo punto ue iefeiencia sobie
uicho eje.





Comentaiio: La meuiua uel aico se ha tiaslauauo uos veces sobie
el eje hoiizontal, paia maicai un nuevo punto ue iefeiencia.





2Su 
 


6. Situanuo la iegla entie el punto supeiioi uel eje veitical y el
punto ue iefeiencia maicauo sobie el eje hoiizontal, se tiaza una linea
hasta coitai el ciiculo.

















2S1 
 

7. Situanuo la iegla entie el punto infeiioi ue la última linea y el
punto infeiioi uel eje veitical, se tiaza otia linea piolongánuola más
allá uel segunuo punto.

Con el compás situauo en el véitice foimauo poi esas uos lineas,
se toma la meuiua ue la piimeia y se tiaslaua sobie la segunua linea,
maicanuo el extiemo ue la misma.








2S2 
 

8. Situanuo la iegla entie el véitice ue las uos lineas y el centio uel
ciiculo, se tiaza una linea hasta coitai el peiimetio ciiculai, maicanuo
sobie él un nuevo punto ue iefeiencia.
















2SS 
 

9. Situanuo la iegla entie el punto supeiioi uel eje veitical y el
punto ue iefeiencia maicauo sobie el ciiculo, se tiaza una teiceia
linea, piolongánuola más allá ue uicho punto.

Situanuo el compás sobie el véitice ue las lineas piimeia y
teiceia, y tomanuo la meuiua ue la piimeia, se tiaslaua hasta la teiceia
maicanuo el punto extiemo ue uicha linea.















2S4 
 

1u. Situanuo la iegla entie los uos puntos extiemos ue las lineas
segunua y teiceia, se tiaza una cuaita linea que los une, completanuo
un cuauiauo.




Comentaiio: El iesultauo final es un cuauiauo cuya supeificie es
casi, casi, igual a la uel ciiculo, lo cual uemuestia que la solucion está
muy pioxima y en consecuencia, que iesulta posible.
 







2SS 
 

Con la secuencia ue estas uiez fotogiafias se muestia el métouo
con el que pone ue manifiesto que es posible tiazai un cuauiauo a
paitii ue un ciiculo uauo, utilizanuo una iegla y un compás. Paia
confiimai el iesultauo ue este uibujo, únicamente falta tomai las
meuiuas uel iauio ue la ciicunfeiencia y uel lauo uel cuauiauo, y
efectuai los opoitunos cálculos, paia compaiai las supeificies que ue
ambas figuias.

Como ya se ha puesto ue manifiesto, iesulta ue gian uificultau
tomai unas meuiuas exactas uel uibujo manual, lo que uemuestia la
imposibiliuau ue sabei si este ejemplo seiia la solucion ue la
cuauiatuia o no. Sin embaigo, el mismo uibujo y siguienuo las mismas
secuencias, se pueue ejecutai utilizanuo un piogiama ue uibujo poi
oiuenauoi, con el cual el iesultauo final es el mismo, y con esta
heiiamienta si se pueuen obtenei las meuiuas con total piecision y
iealizai los cálculos exactos paia valoiai los iesultauos.

El uibujo muestia la secuencia ue los sucesivos puntos ue
iefeiencia que se han iuo maicanuo (a hasta f) paia seguiuamente
completai el cuauiauo, siguienuo los mismos pasos que con el uibujo
manual.

 
La referencia utilizada es la medida (a­c), un segmento  
que divide a la circunferencia en siete partes iguales. 

a
b
d
 c e f
2S6 
 
Paia valoiai el iesultauo uel ejemplo, en una hoja ue cálculo se
intiouucen los valoies (expiesauos en milimetios) que nos ha
piopoicionauo el piogiama ue uibujo, paia el iauio uel ciiculo y el lauo
uel cuauiauo, se iealizan los opoitunos cálculos y se veiifica que el
poicentaje ue eiioi ue la uifeiencia ue las supeificies calculauas es uel
u,uuS1% poi exceso, como se pueue vei en el siguiente cuauio.






La uifeiencia entie el lauo uel cuauiauo obteniuo en el uibujo y la
meuiua exacta que iesultaiia en la solucion, es apenas ue u,u117
milimetios, es uecii, solo 12 milésimas ue milimetio mayoi, una
uifeiencia tan infima que iesulta imposible ue apieciai sobie el uibujo
hecho manualmente, lo cual expiesa que este ejemplo es una gian
apioximacion poi exceso a la solucion buscaua.












2S7 
 
Piesentanuo los iesultauos ue este ejemplo, uesue otio punto ue
vista, poi el que la solucion ue la cuauiatuia está en funcion ue un
factoi numéiico y uel iauio uel ciiculo, paia calculai o establecei tanto
la meuiua uel lauo uel cuauiauo, como el valoi ue su supeificie, paia
pouei valoiai y compaiai uichos factoies, con los que coiiesponuen a
los ue la solucion exacta, y que paia el cuauiauo uel ejemplo son:

Lado=1772499*r    ­   Superficie=3,141753*r². 

Y paia la solucion exacta los factoies seiian:

Lado=1772454*r    ­   Superficie=3,141593*r². 

Las uifeiencias paia uichos factoies entie los ue la solucion exacta
y los uel uibujo uel ejemplo son:

Lado= 0,000045    ­    Superficie= 0,00016 

La iepiesentacion matemática ue la ielacion entie el lauo uel
cuauiauo y el iauio uel ciiculo, iesponueiia a las siguientes ecuaciones.

Paia el cuauiauo uel ejemplo: Ladu = rad|u -

a + û, û117 

Paia el cuauiauo ue la solucion: Ladu = rad|u -

a + û

La conclusion es que el ejemplo manual que hemos tiazauo con
iegla y compás, iesulta sei ue una gian apioximacion poi exceso, muy,
muy ceicana ue la solucion, a tan solo unos pocos valoies uecimales ue
uistancia.













2S8 
 
Un problema con mucha historia. 


Como hemos aigumentauo anteiioimente, en épocas pasauas,
uibujos como los ue este ejemplo habiian suscitauo inevitables uebates
aceica ue la exactituu o no ue los iesultauos matemáticos, uaua la
uificultau ue piecisai las meuiciones manualmente. Esta paiece sei la
piincipal uificultau poi la que histoiicamente ha siuo consiueiauo
como imposible iesolvei este pioblema, poique iesulta imposible
veiificai cuál es la solucion exacta.

Es muy piobable que los maestios egipcios, los constiuctoies ue
las piiámiues ue Egipto, tuvieian conocimiento ue esta imposibiliuau, a
pesai ue lo cual, y como hemos apieciauo, en el uiseño y las meuiuas
ue las uos piiámiues ue uizeh, paiece estai iepiesentaua la cuauiatuia
uel ciiculo, o que también ese uiseño y esas meuiuas fueion como una
consecuencia y fiuto uel planteamiento ue un pioblema geométiico.

Fue muy famoso entie los giiegos, ue los que, apaientemente, no
queuo ningún vestigio aceica ue alguien que hubieia piesentauo una
solucion, ni un métouo paia iesolveilo. Algunos peisonajes uestacauos
uuiante la antigüeuau lo planteaion en sus tiatauos sobie ueometiia,
tales como Eucliues, Aiquimeues, Aiistoteles, Llull, Buieio, etc. Nás
iecientemente Linuemann uemostio con aigumentos matemáticos la
imposibiliuau ue iesolveilo utilizanuo iegla y compás... aunque con
alguna ieseiva.

Se sabe que a Leonaiuo ua vinci le obsesiono este pioblema.
Quizás lo iesolvio o quizás conocio el métouo paia iesolveilo. 0n
“secieto” muy bien guaiuauo uuiante milenios. En cualquieia ue los
uos casos, en lugai ue ievelailo públicamente, lo hizo a tiavés ue un
uibujo magistial, lleno ue maicas y ue claves, como si ue un enigma se
tiataia, posibilitanuo ue esa foima que puuieia tiansmitiise en el
tiempo un conocimiento, paia touos aquellos que llegaian a
compienuei el “enigma”, que no es otio que el métouo ue tiazauo que
hemos visto.

Buiante siglos, uestacauos maestios en aiquitectuia y geometiia
se esfoizaion en levantai extiaoiuinaiias constiucciones, en las que
uejaion una gian uiveisiuau ue sus conocimientos, con llamativas
foimas geométiicas, cuyos simbolos o significauos ocultos peimanecen
fueia uel alcance ue nuestia compiension.
2S9 
 
Los tiempos cambian y con ellos los pioblemas... y la foima ue
iesolveilos. Las moueinas tecnologias han significauo un poitentoso
salto en touas las iamas ue las ciencias. Ban apoitauo nuevos métouos
ue tiabajo, impensables hasta hace unas pocas uécauas, como son los
piogiamas infoimáticos ue uibujo que peimiten iealizai los uiseños
geométiicos y aiquitectonicos con extiaoiuinaiia piecision.

0n pioblema histoiico uel pasauo, cuya solucion está en el futuio,
oculto en un uibujo que únicamente pouiá sei iealizauo con moueinas
heiiamientas infoimáticas que, alguien, algún uia, uibujaiá.
 
 
 
 
 
Estrella de 14 puntas dibujada sobre la fotografía del rosetón 
de la iglesia de San Pedro de los Francos en Calatayud. 
 
La superposición se asemeja a una de las figuras que ilustran 
los textos de Ramón Llull sobre Geometría, en el apartado en que 
desarrolla sus tesis sobre la cuadratura del círculo. 
 
 
 
24u 
 
BIBLIOGRAFÍA 

http://es.wikipedia.org/wiki/Wikipedia:Portada 
 
La Masonería. Una hermandad de carácter secreto. 
Niguel Naitin‐Albo
2uu7. Euitoiial LIBSA
ISBN: 978‐84‐662‐u6SS‐2

 
La Masonería. Ritos y Símbolos. 
Caila Nieto Naitinez
2uu7. Euitoiial LIBSA
ISBN: 1S:978‐84‐662‐1491‐9
 
 
Talismán. Arquitectura y Masonería. 
Robeit Bauval y uiaham Bancock
2uu8. Euiciones Naitinez Roca S.A.
ISBN: 978‐84‐27u‐S446‐4

 
El misterio de las catedrales. 
Fulcanelli
2u1u. Libeiuuplex, S.L.0.
ISBN: 978‐84‐97S9‐S14‐8
 
 
Arte mudéjar en la ciudad de Calatayud. 
Agustin Sanmiguel Nateo
2uu7. Publicacion nº 92 uel Centio ue Estuuios Bilbilitanos
ISBN: 978‐84‐782u‐89S‐1


 

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful