P. 1
Caracterización de Siete Especies Marino-Costeras de Importancia Estratégica en Centroamérica

Caracterización de Siete Especies Marino-Costeras de Importancia Estratégica en Centroamérica

|Views: 997|Likes:
Siguiendo las iniciativas que desde hace más de
veinte años ha venido desarrollando USAID en
la Región centroamericana, el Programa Regional
de USAID para el “Manejo de Recursos Acuáticos
y Alternativas Económicas”, ha sido diseñado
para continuar los trabajos en las cuatro áreas
subregionales más importantes de Centroamérica
– Golfo de Honduras, Costa Mosquitia, Cahuita/Bocas
del Toro y Golfo de Fonseca –, procurando reducir las
amenazas generadas por prácticas insostenibles de pesca
y el desarrollo costero, estableciendo las bases para los
mecanismos de derechos de acceso que fortalezcan la
gestión de recursos y conserven la biodiversidad marinocostera
crítica en la Región centroamericana.
Consecuentes con esa gran tarea y conocedores de
que no puede abarcarse mucho territorio en un tiempo
limitado, se han escogido especies representativas de
las pesquerías de la Región – langosta, caracol, meros y
pargos del Caribe, así como la concha negra o de mangle
en el Pacífico -, al igual que dos grupos de especies
amenazadas – tiburones y tortugas en ambos océanos -.
Una de las tareas es revisar sus legislaciones, conocer
sobre las violaciones a las mismas, aumentar las
capacidades institucionales de los países y permitirles a las
comunidades contar con medios de vida alternativos, que
incidan en la sostenibilidad de las pesquerías y del óptimo
manejo de sus ecosistemas.
En este sentido, se hace necesario tener una breve
caracterización de los recursos pesqueros a considerar,
lo cual es el objetivo central de este documento,
que procura en forma breve y concisa, proporcionar
información general pero necesaria, para entender el
estado actual de los recursos antes mencionados.
Siguiendo las iniciativas que desde hace más de
veinte años ha venido desarrollando USAID en
la Región centroamericana, el Programa Regional
de USAID para el “Manejo de Recursos Acuáticos
y Alternativas Económicas”, ha sido diseñado
para continuar los trabajos en las cuatro áreas
subregionales más importantes de Centroamérica
– Golfo de Honduras, Costa Mosquitia, Cahuita/Bocas
del Toro y Golfo de Fonseca –, procurando reducir las
amenazas generadas por prácticas insostenibles de pesca
y el desarrollo costero, estableciendo las bases para los
mecanismos de derechos de acceso que fortalezcan la
gestión de recursos y conserven la biodiversidad marinocostera
crítica en la Región centroamericana.
Consecuentes con esa gran tarea y conocedores de
que no puede abarcarse mucho territorio en un tiempo
limitado, se han escogido especies representativas de
las pesquerías de la Región – langosta, caracol, meros y
pargos del Caribe, así como la concha negra o de mangle
en el Pacífico -, al igual que dos grupos de especies
amenazadas – tiburones y tortugas en ambos océanos -.
Una de las tareas es revisar sus legislaciones, conocer
sobre las violaciones a las mismas, aumentar las
capacidades institucionales de los países y permitirles a las
comunidades contar con medios de vida alternativos, que
incidan en la sostenibilidad de las pesquerías y del óptimo
manejo de sus ecosistemas.
En este sentido, se hace necesario tener una breve
caracterización de los recursos pesqueros a considerar,
lo cual es el objetivo central de este documento,
que procura en forma breve y concisa, proporcionar
información general pero necesaria, para entender el
estado actual de los recursos antes mencionados.

More info:

Categories:Types, Research, Science
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

05/22/2013

pdf

text

original

Esta publicación fue producida con el apoyo de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional

,
y preparada por el Programa Regional de USAID para el Manejo de Recursos Acuáticos y Altenativas Económicas.
2012
CaraCterizaCión General
de Siete eSpeCieS Marino-CoSteraS
DE IMPoRtAncIA EStRAtégIcA
En cEntRoAMéRIcA
PRogRAMA REgIonAL PARA EL MAnEJo DE REcURSoS
AcUÁtIcoS Y ALtERnAtIVAS EconÓMIcAS
2012
Especial agradecimiento y reconocimiento a la organización del Sector Pesquero y Acuícola del Istmo centroamericano –oSPEScA-,
miembro del Sistema de la Integración centroamericana –SIcA-, por haber gentilmente cedido la utilización de las ilustraciones de las
siguientes especies:
1- tiburón: Carcharhinus leucas
2- Pargo: Lutjianus guttatus.
3- Mero: Epinephelus guttatus
4- Langosta Espinosa del caribe: Panulirus argus
5- concha negra: Anadara tuberculosa
6- caracol reina: Strombus gigas,
contenidas en su publicación titulada: “PEcES, cRUStÁcEoS Y MoLUScoS DEL IStMo cEntRoAMERIcAno”. 2010
textos: Sergio Martínez casco, Juan carlos Villagrán colón, Mario Roberto Jolón Morales
Revisión y Edición: Zulma Ricord de Mendoza, Helena Miranda
Ilustraciones: Juan José orellana,
Fotografías por: néstor Windevoxhel, Miguel Arrieta, Helena Miranda, Aquaimages, Michael Ludwig, Woraput, Ian Scott, Andrea Leone.
Diseño gráfco: Mauricio Ponce
Este reporte ha sido posible gracias al apoyo del pueblo de los Estados Unidos de América a través de la Agencia de los Estados
Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID). Los puntos de vista/opiniones de este reporte son responsabilidad de chemonics
International Inc. y no refejan necesariamente los de USAID o los del gobierno de los Estados Unidos.
PRogRAMA REgIonAL DE USAID PARA EL MAnEJo
DE REcURSoS AcUÁtIcoS Y ALtERnAtIVAS EconÓMIcAS
centroamérica, enero de 2012
CaraCterizaCión General
de Siete eSpeCieS Marino-CoSteraS
de iMportanCia eStratéGiCa
en CentroaMériCa
Caracterización general de las especies objetivo del programa regional de USaid para el Manejo de recursos acuáticos y alternativas económicas
2
Caracterización general de las especies objetivo del programa regional de USaid para el Manejo de recursos acuáticos y alternativas económicas
3
presentación
S
iguiendo las iniciativas que desde hace más de
veinte años ha venido desarrollando USAID en
la Región centroamericana, el Programa Regional
de USAID para el “Manejo de Recursos Acuáticos
y Alternativas Económicas”, ha sido diseñado
para continuar los trabajos en las cuatro áreas
subregionales más importantes de centroamérica
– golfo de Honduras, costa Mosquitia, cahuita/Bocas
del toro y golfo de Fonseca –, procurando reducir las
amenazas generadas por prácticas insostenibles de pesca
y el desarrollo costero, estableciendo las bases para los
mecanismos de derechos de acceso que fortalezcan la
gestión de recursos y conserven la biodiversidad marino-
costera crítica en la Región centroamericana.
consecuentes con esa gran tarea y conocedores de
que no puede abarcarse mucho territorio en un tiempo
limitado, se han escogido especies representativas de
las pesquerías de la Región – langosta, caracol, meros y
pargos del caribe, así como la concha negra o de mangle
en el Pacífco -, al igual que dos grupos de especies
amenazadas – tiburones y tortugas en ambos océanos -.
Una de las tareas es revisar sus legislaciones, conocer
sobre las violaciones a las mismas, aumentar las
capacidades institucionales de los países y permitirles a las
comunidades contar con medios de vida alternativos, que
incidan en la sostenibilidad de las pesquerías y del óptimo
manejo de sus ecosistemas.
En este sentido, se hace necesario tener una breve
caracterización de los recursos pesqueros a considerar,
lo cual es el objetivo central de este documento,
que procura en forma breve y concisa, proporcionar
información general pero necesaria, para entender el
estado actual de los recursos antes mencionados.
contEnIDo
I IntRoDUccIÓn 6
II oBJEtIVo 7
III MEtoDoLogIA 7
IV EntoRno REgIonAL DEL PRogRAMA 8
V cARActERIZAcIÓn gEnERAL DE LAS ESPEcIES
oBJEtIVo DEL PRogRAMA 9
concha negra 10
caracol del caribe 12
Langostas 14
Meros 16
Pargos 18
tiburones 20
tortugas marinas 26
VI DIScUSIÓn 31
VII BIBLIogRAFIA 33
Caracterización general de las especies objetivo del programa regional de USaid para el Manejo de recursos acuáticos y alternativas económicas
5
SIgLAS Y AcRÓnIMoS

AEcID Agencia Española de cooperación Internacional para el Desarrollo
cEnDEPEScA centro de Desarrollo Pesquero y de Acuicultura
cEPAL comisión Económica para América Latina
cIAt comisión Interamericana del Atún tropical
cIPA centro de Investigaciones Pesqueras y Acuícola
cIt convención Internacional para la Protección y conservación de las tortugas Marinas
cItES convention on International trade in Endangered Species of Wild Fauna and Flora
cLME caribbean Large Marine Ecosystem
FAo organización de las naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación
FIInPEScA Fortalecimiento de la Investigación Interdisciplinaria para la Pesca Responsable
en los Países centroamericanos
FISHBASE Base de Datos de Peces (global Information System on Fishes)
InPEScA Instituto nicaragüense de la Pesca y la Acuicultura
MARn Ministerio del Ambiente y los Recursos naturales
nMFS national Marine Fisheries Service
noAA national oceanic and Atmospheric Administration
oSPEScA organización del Sector Pesquero y Acuícola del Istmo centroamericano
PAn Plan de Acción nacional
PIB Producto Interno Bruto
SIcA Sistema de la Integración centroamericana
SPAgS Spawning Aggregation Sites
tnc the nature conservancy
UADY Universidad Autónoma de Yucatán
USA United States of America
USAID Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional
WcS Wildlife conservation Society
WWF World Wildlife Fund
Caracterización general de las especies objetivo del programa regional de USaid para el Manejo de recursos acuáticos y alternativas económicas
6
Durante las últimas décadas, los recursos acuáticos de
centroamérica – especialmente los recursos pesqueros
y su captura incidental asociada -, han sido objeto de
una mayor presión por parte de la pesca industrial y
artesanal, así como de la afectación negativa por factores
ambientales y fenómenos naturales, al extremo que
algunos países han optado por medidas de ordenación
extremas, como la reducción de unidades de fotas, el
cierre de zonas de captura, e incluso el cierre total de al
menos una de las pesquerías más importantes en uno de
los países de la Región.
Lo anterior, sumado al reiterado incumplimiento de
las leyes, reglamentos, normativas, acuerdos y decretos
sobre el aprovechamiento sustentable de los recursos
marino-costeros, nos muestra un panorama poco
favorable para el manejo de las pesquerías y las áreas de
protección ya establecidas, así como para la promoción
de otras nuevas sustentadas bajo los mismos marcos
legislativos existentes. Esta situación está teniendo
consecuencias negativas para la sostenibilidad de
las especies objetivo y aquellas confrmadas como
amenazadas.
Un problema destacado frecuentemente es la falta de
conocimiento sobre las especies objeto de la pesca y las
capturas, tanto desde la óptica biológica/ecológica como
económica y social. Esto es debido a la poca inversión
orientada hacia la investigación, monitoreo y control
de estas actividades, lo cual debe abordarse mediante
una óptica regional de integración, a fn de llenar los
vacíos de información. Así mismo es necesario nivelar
las capacidades de recolección, proceso y evaluación de
datos, de manera que permitan generar un panorama
del estado actual de los recursos y áreas de gestión,
puesto que la mayoría tienen características comunes y
conectividad biológica, económica y social.
El Programa Regional de USAID para el Manejo de
Recursos Acuáticos y Alternativas Económicas plantea
la necesidad de “reducir las amenazas identifcadas
por prácticas insostenibles de pesca y el desarrollo
costero, estableciendo las bases para los mecanismos
de derechos de acceso, que fortalezcan la gestión de
los recursos marinos-costeros y que conserven la
biodiversidad marino/costera crítica en centroamérica”.
Para lograr esto, se han establecido cuatro zonas
subregionales que permitan iniciar el arduo trabajo de
lograr la sostenibilidad en el uso de los recursos y la
armonización de las medidas de ordenación para las
especies objetivo y sus ecosistemas asociados.
como parte de las actividades claves del Programa, se
hace necesario caracterizar el estado de las especies
pesqueras objetivo y aquellas amenazadas, estableciendo
así la información de base que debe ser considerada
para el tratamiento específco que se dará a las mismas,
en la búsqueda de un manejo sustentable y acorde a los
objetivos que se persiguen lograr durante la vida del
Programa.
i. introducción
Caracterización general de las especies objetivo del programa regional de USaid para el Manejo de recursos acuáticos y alternativas económicas
7
El objetivo del presente documento es presentar una
revisión del estado actual de las especies pesqueras
objetivo y aquellas amenazadas, cuya distribución incluye
los sitios seleccionados por el Programa Regional
de USAID para el Manejo de Recursos Acuáticos
y Alternativas Económicas y contar así con una
información referencial para trabajar en el mejoramiento
del manejo y sus alternativas económicas, que a su vez
permita mejoras en el nivel de vida de las comunidades
marino-costeras involucradas en el uso y manejo de los
recursos.

iii. Metodología
Para realizar esta revisión, se hizo uso de la bibliografía
disponible a nivel centroamericano, así como de aquella
información internacional de trabajos y/o estudios
específcos sobre las especies de interés comercial y
las que se consideran amenazadas, las cuales son objeto
de uso en el Istmo centroamericano. Se desarrolló una
revisión extensiva más no intensiva de cada una de
las especies o grupo de especies prioritarios para el
Programa. Siendo esta la primera aproximación a esta
síntesis, esperamos que la generación de información y
sistematización de otros esfuerzos, permitan mejorarla y
actualizarla de manera periódica.

La información de los desembarques y datos de
exportación a EUA se obtuvo de las administraciones
de pesca de los países, al igual que de la Administración
nacional para el océano y la Atmósfera (noAA) y
de las estadísticas de la organización de las naciones
Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAo), en
su base de datos FISHStAt. Algunos datos sobre las
características socioeconómicas se obtuvieron de la
comisión Económica para América Latina (cEPAL), así
como de la Encuesta Estructural de la Pesca Artesanal y
la Acuicultura en centroamérica (2009) realizada en el
marco de la organización del Sector Pesquero y Acuícola
del Istmo centroamericano (oSPEScA), con fondos
de la Agencia Española de cooperación Internacional y
Desarrollo (AEcID).
Datos de las pesquerías de langosta espinosa del
caribe y su información económica, fueron obtenidos
de los resultados del Proyecto “Fortalecimiento de la
Investigación Interdisciplinaria para la Pesca Responsable
en los Países centroamericanos (FIInPEScA), el cual
se realizó en el marco de oSPEScA, con fondos de
Suecia y la asistencia técnica de la FAo. En el caso de la
langosta del Pacífco, se utilizaron datos del centro de
Desarrollo de la Pesca y la Acuicultura (cEnDEPEScA)
de El Salvador, así como del centro de Investigaciones
Pesqueras y Acuícolas (cIPA) del Instituto nicaragüense
de la Pesca y la Acuicultura de nicaragua (InPEScA).
La información sobre los meros del caribe
centroamericano se obtuvo de los trabajos que the
nature conservancy (tnc) realizara en años recientes,
en el marco de la fundación Universidad Autónoma de
Yucatán (UADY) con el fnanciamiento de USAID. La
información sobre las especies amenazadas – tortugas y
tiburones – se obtuvo de diferentes fuentes, siendo en
el primer caso a través de la convención Interamericana
para la Protección de las tortugas (cIt) y en el caso
de los tiburones sobre la base de los Planes de Acción
nacionales (PAn) de tiburones, formulados en el marco
de oSPEScA con asistencia técnica de la FAo y el
trabajo de Villalobos (2009).
ii. objetivo
Caracterización general de las especies objetivo del programa regional de USaid para el Manejo de recursos acuáticos y alternativas económicas
8
iV. entorno regional del programa
centroamericano interactuar en los cuatros sitios
objetivos del Programa de la región; se priorizan
los recursos pesqueros, las áreas protegidas, el
fortalecimiento institucional, la búsqueda de alternativas
económicas para los pescadores – mujeres y hombres
-, así como la promoción de investigación en los temas
objeto del Programa.
también hay que considerar la pesca industrial altamente
decaída – en especial la pesca de camarón de arrastre en
el Pacífco centroamericano - y principalmente a los casi
120 mil pescadores artesanales, de los cuales casi el 60%
se encuentran en dicho litoral -, que contribuyen a los
desembarques de 304,202 t de pesca marina, 5,220 t de
pesca de aguas continentales y 106,823 de la producción
de acuicultura. Entre todos, generan un total de 130,973
empleos (FIInPEScA, 2009) y son responsables de que
la Región centroamericana haya reportado un valor de
producción pesquera de más de US$ Un mil millones
durante los últimos años(oSPEScA/AEcID, 2010.)
contradictoriamente, la mayoría de las pesquerías se
encuentran en plena explotación y algunas de ellas están
sobre explotadas por exceso de esfuerzo pesquero,
sobrepesca por crecimiento y por reclutamiento. Se
utilizan métodos no amigables y hasta nocivos con el
medio ambiente, falta logística y tecnología apropiada, lo
cual imprime el mayor esfuerzo sobre pocas especies.
Existe indefnición de derechos de acceso que propicia
la entrada de gran cantidad de desempleados citadinos
que no conocen de la actividad; los fenómenos naturales
y la contaminación de las zonas marino costeras son
frecuentes, por lo cual es necesaria una intervención
que revierta la ruta que la Región centroamericana ha
tomado, en materia de la administración de sus recursos
acuáticos.
El Istmo centroamericano está compuesto por siete
países: Belice, costa Rica, El Salvador, guatemala,
Honduras, nicaragua y Panamá, con límites territoriales
que colindan al norte con México, al Sur con colombia,
al Este con el Mar caribe y al oeste con el océano
Pacífco. Su extensión total es de 409,780 Km2, con
una extensión de costas en el caribe de 2,377 Km y
de 3,632 Km en el Pacífco. La Región cuenta con una
Zona Económica Exclusiva (ZEE) de 1,351,347 Km2
(oSPEScA/AEcID, 2010.) y las cifras poblacionales
para el año 2010 se han calculado en 42.47 millones de
habitantes (cEPAL, 2009), con un promedio de densidad
poblacional de 104 habitantes por kilómetro cuadrado.
Desde la óptica económica, el Producto Interno Bruto
(PIB) de centroamérica para el año 2008 fue de 99,360.6
millones de dólares (a precios constantes de 2000),
con una Población Económicamente Activa (PEA) de 18
millones de personas y una tasa de Desempleo promedio
de un poco más del 7.4% (cEPAL, 2009 – sin Belice -).
A pesar que para 2008 el porcentaje de las
exportaciones de productos primarios fue del 71%, hay
países cuyas exportaciones de productos secundarios
y de servicios son más importantes (cEPAL, 2009).
Entre los años 2000 y 2007, la pesca y la acuicultura
representaron para la economía centroamericana el
4.10% de su PIB, equivalente a un promedio de USD
1,985 millones anuales, así como el 32.31% del sector
primario “Agricultura, ganadería, silvicultura, caza y
pesca”(oSPEScA/AEcID, 2010.)
El Programa Regional de USAID para el Manejo de
Recursos Acuáticos y Alternativas Económicas, se
presenta como un apoyo a la ejecución de actividades
tendientes al mejor manejo de los recursos, procurando
su sostenibilidad y basando su ejecución en un manejo
adaptativo, que permita a los siete países del Istmo
Caracterización general de las especies objetivo del programa regional de USaid para el Manejo de recursos acuáticos y alternativas económicas
9
El Programa se propone incidir sobre el manejo sostenible de las especies de mayor
importancia desde la óptica económica, biológica y ecológica, entre las que se cuentan las
conchas de manglar, el caracol, las langostas, los meros, pargos, así como los tiburones y
tortugas marinas, fomentando alternativas económicas que permitan la conservación de los
recursos. La revisión del estado de estas especies se presenta a continuación.
V. Caracterización general
de las especies objetivo
del programa regional de USaid para el Manejo
de recursos acuáticos y alternativas económicas
Caracterización general de las especies objetivo del programa regional de USaid para el Manejo de recursos acuáticos y alternativas económicas
10
Anadara tuberculosa
concHA nEgRA
Especies: conocida también como concha de mangle,
curil, piangua, blood cockle. Las principales especies
sujetas a aprovechamiento son Anadara tuberculosa
(Sowerby 1833), Anadara grandis y Anadara similis, siendo
la primera la más importante desde la óptica comercial
(Fischer et al.. 1995).
Las especies pertenecientes a este género son
organismos dioicos - sexos separados – y alcanzan una
talla máxima de 8 cm y un promedio de 6 cm; viven
enterradas en el fango – pantanos y manglares - desde
la zona intermareal hasta 5 m de profundidad (Fischer
et al.. 1995). Alcanzan la madurez sexual entre los 23.2 y
los 26.2 mm de longitud, y presenta longitudes de 56mm,
altura 42mm, diámetro 40mm; el desove se produce
generalmente entre mayo y septiembre (camacho 1999).
Su color es blanco, cubierto por un periostraco piloso
que va desde café oscuro hasta negro. Se caracterizan
por ser típicamente fltradoras, alimentándose de
plancton y detritus que retiene con sus agallas.
Distribución: A. tuberculosa se encuentra distribuida
desde Baja california (México) hasta Perú (garcía et al.
2008), siendo estos dos países en los que su consumo
ha llevado al agotamiento de sus principales bancos de
extracción.
En centroamérica, El Salvador y nicaragua han dado
pasos para el cultivo de A. tuberculosa, siendo El Salvador,
el primer país en el cual se ha logrado cerrar el ciclo
para su reproducción en cautiverio, a fn de aprovecharla
y al mismo tiempo repoblar manglares.
Caracterización general de las especies objetivo del programa regional de USaid para el Manejo de recursos acuáticos y alternativas económicas
11
Economía: no existe en la Región centroamericana una
verdadera estadística de extracción, comercialización
y/o consumo, pero la cantidad de niños, mujeres y
hombres que se dedican a tiempo completo o parcial a la
extracción de estos moluscos, apuntan a una economía
subyacente que mantiene una gran cantidad de familias y
abastece los mercados insatisfechos de centroamérica,
dándose algún tipo de exportación intrarregional, y
en ocasiones muy especiales, hacia otros mercados en
donde se reclama como un producto “nostálgico”.
Se conoce que, solamente en la Bahía de Jiquilisco (El
Salvador), se capturan más de 38 millones de unidades
anuales, entre A. tuberculosa y A. similis, en un área de
manglar de 18,720 hectáreas (MARn/AEcID, 2005). Esta
cifra equivale a un poco más de 2.0 mil unidades anuales
por hectárea de mangle.
considerando que en el litoral Pacífco centroamericano
se han reportado unas 555.4 mil hectáreas de manglares,
se podría inferir – con toda la cautela del caso – que el
total de conchas de manglar que se capturan anualmente
en la Región centroamericana podría ser mayor a 1.0 mil
millones de unidades.
Si se usara un precio de primera venta de US$ 0.042 por
unidad, esto representa un ingreso de US$ 42 millones
para las comunidades que extraen este recurso en las
áreas de manglares y una cifra similar para los que las
venden en los mercados locales. con todo, la demanda
insatisfecha de este producto y su generación de mano
de obra, ha sido el principal motor que ha movido a
oSPEScA a propiciar su cultivo en el golfo de Fonseca
y la transferencia de la tecnología de reproducción en
laboratorio, a fn de mantener las poblaciones en niveles
óptimos y evitar el consumo de animales fuera de la talla
comercial.
Legislación: con excepción de Belice – que no tiene
costas en el océano Pacífco -, todos los países de la
región tienen algún tipo de reglamento que protegen el
consumo de A. tuberculosa y de A. grandis, especialmente
en lo referido a la temporada de veda y la talla de
consumo de este molusco – la cual se determina entre
5.0 a 5.5 cm para A. tuberculosa -. Sin embargo, hace
falta reglamentar la captación de información sobre su
captura y esfuerzo ejercido sobre este recurso.
Categoría de protección: UIcn no incluye a ninguna
de las tres especies en sus listados. tampoco se
consideran amenazadas por comercio internacional de
acuerdo a cItES.
Gestión: En la mayoría de los países centroamericanos
son los ministerios o las secretarías del ambiente
quienes realizan la gestión administrativa de protección y
conservación de estas especies, en especial los decretos
de veda y de tallas mínimas de aprovechamiento.
Más recientemente se ha tratado el tema de áreas
específcas para realizar los cultivos de conchas, como
una alternativa económica de los pescadores y un
potencial repoblamiento de las poblaciones naturales.
Medios alternativos de aprovechamiento en el Golfo
de Fonseca: La extracción en el golfo de Fonseca se
considera de “acceso libre” para las tres especies. Esta
situación puede generar un problema en el crecimiento
derivado de sobrepesca. La extracción continuada de
tallas cada vez más pequeñas – juveniles – impide que
estas lleguen a edad o tallas reproductivas. En el caso de
A. grandis este problema ya es notorio desde la década
de los años 70.
Caracterización general de las especies objetivo del programa regional de USaid para el Manejo de recursos acuáticos y alternativas económicas
12
Strombus gigas
cARAcoL DEL cARIBE
Especies: conocido como caracol gigante, caracol
rosado, queen conch, lambi, botuto. Las especies de
interés en el caribe son: Strombus gigas (Linnaeus, 1758),
Strombus costatus (gmelin, 1791), Melongena melongena
(Linnaeus, 1758) y Strombus pugilis (Linnaeus, 1758),
siendo la primera la más importante (carpenter, 2002).
El enfoque del Programa estará priorizado sobre la
primera especie.
La biología del S. gigas ha sido ampliamente estudiada,
siendo las contribuciones más importantes las que se
referen a su ciclo de vida, hábitat, hábitos alimenticios y
patrones de distribución (Hesse 1979, Brownell y Stevely
1981, Botero 1984, Appeldoorn 1988); también se han
descrito sus parámetros de crecimiento y mortalidad
natural, así como el problema de sus pesquerías (Rathier
1992).
Vive en fondos arenosos o grava, áreas rocosas y
arrecifes coralinos (Randall, 1964; Stoner y Waite, 1990,
en orellana, 2010), cerca de praderas marinas entre
2 y 15 m de profundidad (carpenter, 2002), pero se
encuentra con mayor abundancia entre los 25-35 m de
profundidad (Ehrhardt y galo, 2005), disminuyendo a
medida que la luz solar limita el crecimiento de thalassia
(Ehrhardt y Valle-Esquivel, 2008; en orellana, 2010) y
sus hábitos alimenticios son estrictamente herbívoros,
alimentándose de algas y pastos marinos; se reporta
que consumen unas 52 especies, predominando las algas
verdes (Suarez et al.1990).
Distribución: El S. gigas se encuentra distribuido desde
el sur de La Florida hasta Brasil, al igual que en todas
las grandes y Pequeñas Antillas ubicadas a lo largo de
todo el gran Ecosistema Marino del caribe (cLME, por
sus siglas en inglés); se encuentra también en las Islas
Bermudas (carpenter, 2002).
Economía: S. gigas es el molusco del caribe más
apreciado en los mercados internacionales, así como
por los turistas que visitan las islas de la región, razón
por la que su captura ha sido ha sido vedada en algunos
países en la que sus pesquerías han agotado severamente
sus poblaciones. La producción de caracol en Belice
Caracterización general de las especies objetivo del programa regional de USaid para el Manejo de recursos acuáticos y alternativas económicas
13
ha sido estable durante los últimos quince (15) años
y junto con Honduras, son los países que obtienen la
mayor producción en la Región. Durante ese periodo,
la producción de Belice ha incrementado de 141 a 264
toneladas métricas.
En el 2005, se capturó aproximadamente 288 toneladas
métricas, de lo cual se exportaron aproximadamente 245
toneladas métricas con un valor de US$ 3,875,542.5. Esta
producción representó un aumento por volumen del
1.7% y un aumento por ingresos económicos del 33.41%
comparado con el 2004.
(Fuente: nMFS/noAA, 2010)
El precio promedio del caracol del caribe durante el año
2010 fue de US$ 9.73/Kg., con un máximo de US$ 12.84
y un mínimo de US$ 6.34 en el mercado de EUA, lo cual
es solo una muestra de la importancia económica de este
recurso.
En la actualidad el S. gigas es capturado por fotas
industriales de Honduras y nicaragua, así como por fotas
artesanales de Belice, la generación de mano de obra
– orientada a la pesca por sistema de buceo -, compite
con la pesca de langosta espinosa del caribe, ya que los
medios de producción y los mercados son los mismos.
Lo anterior, es parte de las razones por la que las
comunidades de la costa caribe de centroamérica
han dependido fuertemente de este recurso, el cual
proporciona ingresos a una gran cantidad de familias de
las zonas marino- costeras.
Legislación: El hecho de que el S. gigas esté incluido en
el Apéndice II de cItES, ha llevado a los países a redefnir
una estrategia de aprovechamiento basado en cuotas
específcas que deben ser sometidas a esa institución, a
fn de que se permita el comercio internacional de dicha
especie.
Existe entonces legislación sobre los desembarques y
el aprovechamiento de este recurso en algunos países,
aunque es muy restringida por el complicado ciclo de vida
de este organismo, que no permite de manera efcaz y
efciente determinar la edad del animal, complicando así
mismo la evaluación de la disponibilidad del recurso.
Categoría de protección: La especie ha sido incluida
en el Apéndice II de cItES, por lo que su comercio
solo está permitido en aquellos países en los que no
está amenazada por las actividades de pesca (carpenter
2002). Esto ha forzado el establecimiento de cuotas de
exportación y un examen relacionado al comercio.
1
Gestión: Debido a que el S. gigas es un herbívoro que se
alimenta de algas y pastos marinos, podría ser una de las
causas naturales que contribuyen a su sobre explotación,
ya que este tipo de alimento se encuentra siempre en
aguas someras, en donde se facilita la captura por parte
de los buzos, reportándose como sobre explotado en la
mayoría de los países con tradición de pesca de caracol.
Luego del cierre de algunas pesquerías en los países
insulares y continentales del caribe, los países
centroamericanos han reglamentado la talla mínima de
captura y/o el peso limpio de la carne, como medidas de
ordenación para las pesquerías de S. gigas. Sin embargo,
estas siguen siendo medidas que no afectan la extracción
y consumo en forma directa, por lo que es preciso
armonizar estas medidas a nivel regional a fn de que
pueda existir una legislación que pueda extenderse
incluso al gran caribe.
Algunos países del caribe – entre ellos Belice, colombia,
cuba y EUA – han iniciado estudios sobre la mejor
forma de evaluar las poblaciones de S. gigas, concluyendo
preliminarmente que hay que mantener densidades
favorables para asegurar la reproducción de esta especie,
por lo que una medida de ordenación podría ser la
repoblación de áreas críticas en las que pueda adaptarse
el S. gigas.
Medios alternativos de aprovechamiento en la Costa
de Mískitos: A pesar de que la pesquería de S. gigas no
presenta los mismos problemas que la de langostas (otra
de las especies consideradas en el Programa), la no pesca
y/o períodos de vedas pueden afectar económicamente a
los buzos y sus familias, quienes dependen directamente
de esta actividad. Por esta razón, se deberán estudiar
alternativas económicas propias para esta pesquería,
especialmente en los períodos de no pesca y por
razones de ordenación pesquera.

Mayores detalles pueden verse en la página de CITES
en particular los siguientes documentos:
http://www.cites.org/eng/notif/2006/E055.pdf
y http://www.cites.org/esp/com/Ac/23/S23-05-03.pdf
Precio caracol (promedio 2010)
  Kg. US$ US$/Kg
Belice 167,307 1,060,013 6.34
Honduras 80,738 1,036,346 12.84
Nicaragua 90,089 902,867 10.02
Promedio     9.73
Caracterización general de las especies objetivo del programa regional de USaid para el Manejo de recursos acuáticos y alternativas económicas
14
LAngoStAS
Especies: Las especies más importantes que se capturan
en el caribe centroamericano son: Panulirus argus
(Latreille 1804), Panulirus guttatus (Latreille 1804), y
Panulirus laevicauda (Latreille 1817), siendo la primera la
más importante, la cual llega a alcanzar hasta 450 mm,
aunque son comunes ejemplares de 200 mm (carpenter,
2002). En el caso del océano Pacífco, la especie más
importante es la Panulirus gracilis (Streets, 1871), que es
más pequeña que su relativa del caribe, alcanzando unos
320 mm de talla máxima (guzmán, 2008).
Por lo general se encuentran en aguas poco profundas,
pero puede encontrarse hasta los 90 m o en aguas más
profundas. Habita entre fondos rocosos, en arrecifes,
lechos de pastos marinos, o en cualquier hábitat que le
pueda proporcionar refugio. Es una especie gregaria de
hábitos carroñeros y presenta movimientos migratorios
habiéndose detectado migraciones masivas en el otoño,
caminando en flas de hasta 50 individuos moviéndose en
ciertas direcciones durante el día (carpenter 2002).
El ciclo vital de la langosta espinosa del caribe ha sido
ampliamente descrito en todas sus fases (Riveros 1972,
olsen y Koblic 1975, Bowen 1980, garcía 1980, Marx
y Herrkind 1986, cruz, 1980, colin 1988, Phillips et al.
1994) - en el caso de la langosta del Pacífco, existen
Panulirus argus
menos estudios pero se han hecho algunos trabajos
importantes en México y Panamá-.
Se conoce que las hembras preferen aguas más
profundas para aparearse y desovar, luego de lo cual
las larvas derivan en las corrientes marinas por varios
meses y en ocasiones, más de un año. Investigaciones
realizadas en nicaragua han mostrado que los períodos
de mayor actividad reproductiva se dan en los meses de
marzo a mayo y en octubre (Martínez 1997); el pico de
reclutamiento se da en el mes de junio, cuando aparecen
más ejemplares juveniles en las capturas (Barnutti 2000,
Barnutti 2001 FAo 2003) - en el caso de la P. gracilis, se
han hecho estudios de densidad poblacional en Panamá
(guzmán, 2008) y existe al menos una evaluación
preliminar del recurso en El Salvador (Salazar 2007) -.

Distribución: En el caso de la langosta del caribe, desde
las Bermudas y carolina del norte hacia el sur por el
golfo de México, todas las Antillas y las costas de centro
y Sur América hasta Brasil (desde Pará hasta São Paulo,
incluida la isla Fernando de noronha). Hay registros
dispersos en África occidental, especialmente en costa
de Marfl (carpenter 2002). En el caso de la langosta del
Pacífco, se encuentra distribuida desde México hasta
Perú (Palomares y Pauly, 2011).
Caracterización general de las especies objetivo del programa regional de USaid para el Manejo de recursos acuáticos y alternativas económicas
15
Economía: La langosta espinosa del caribe ha sido
llamada – no sin razón – el “oro rojo del mar”, ya que
su extracción, procesamiento y comercialización ha
sido siempre considerada como el mejor negocio en
lo que a productos pesqueros se refere. con algunas
excepciones – caso del caviar y otras “delicatessen” -,
es el producto que se ha mantenido más accesible a los
consumidores de clase media, pero que al mismo tiempo
revela el poder de adquisición de quienes lo consumen;
en otras palabras, puede servir de indicador del estado
de la economía, tal como sucedió con su bajo consumo
al inicio de la crisis global de octubre de 2008.
(Fuente: nMFS/noAA, 2010)
Durante el año 2010, los cuatro países que exportan
P. argus al mercado de USA, obtuvieron un precio
promedio de US$ 21.66 por kilogramo, con un máximo
de US$ 30.78 y un mínimo de US$ 7.60, aunque es
muy probable que este último precio pueda ser por las
exportaciones de langosta del Pacífco de Panamá (P.
gracilis).
con todo, el precio se ha ido recuperando lento pero
seguro, luego de pasar de más de US$ 40.00 / Kg. a
principios del 2000, a menos de US$ 20.00 que se dio
después de la crisis antes mencionada, lo cual afectó
sensiblemente las exportaciones de productos pesqueros
– y en especial de P. argus – al mercado norteamericano
y a algunos mercados europeos y de los países asiáticos.
P. gracilis no representa un aporte importante a las
economías regionales, y a pesar de que se exporta en
pequeña escala, su consumo es más importante a nivel
centroamericano.

Legislación: todos los países de la región tienen
legislada y reglamentada a nivel nacional la pesquería
de P. argus en todas sus modalidades – con nasas, con
buzos, con redes de agallas, etc. -. Además, a partir del 1
de julio de 2009, se aprobó el Reglamento oSP-02-09
para el ordenamiento Regional de la Pesquerías de la
Langosta del caribe (Panulirus argus), ratifcado por los
ministros encargados de la pesca de todos los países
Precio langosta (promedio 2010)
  Kg. US$ US$/Kg
Belice 206,670 6,361,943 30.78
Honduras 1,455,932 43,021,267 29.55
Nicaragua 1,515,562 28,377,590 18.72
Panamá 197,797 1,502,731 7.60
Promedio     21.66
del Istmo centroamericano, y elevado a la Secretaría del
Sistema de la Integración centroamericana (Sg-SIcA), el
cual establece medidas vinculantes para la armonización
de la normativa y ordenación de esta pesquería, asegurar
la gestión y administración adecuada, así como recuperar,
proteger y aprovechar de forma sostenible las pesquerías
de langosta del caribe.
Categoría de protección: ninguna de estas especies tiene
protección a nivel internacional por comercio y tampoco
se encuentran en las listas rojas de UIcn.
Gestión: En el marco de la legislación aprobada durante el
2009, todos los países administran y regulan las pesquerías
de P. argus, basados en la información científca disponible
que permita una pesca sostenible, incluyendo el cálculo de
cuotas anuales de captura, tallas mínimas de captura, vedas
temporales y espaciales, regulación de métodos y artes de
pesca, uso de rejillas de escape que permitan la salida de
ejemplares juveniles, regulaciones para el comercio con
ética en los países importadores, entre otras
Medios alternativos de aprovechamiento en el Caribe:
Al igual que en el caso de S. gigas, una cantidad importante
de la mano de obra dedicada a la extracción, proceso y
comercialización de P. argus procede de las comunidades
marino costeras del caribe, lo cual crea una dependencia
directa de esta actividad como alternativa de vida de estas
poblaciones.
El planeado cierre de la pesca por el sistema de buceo
autónomo, puede crear una crisis económica y social
impredecible, en vista de que no existen alternativas
económicas debidamente cuantifcadas en su relación
coste/benefcio, que hayan sido aceptada por las
autoridades ni por los usuarios del recurso.
Las pesquerías de langosta del caribe se consideran
plenamente explotadas y en algunos casos sobreexplotada,
por lo cual no se incentiva más el ingreso de nuevas
unidades de esfuerzo para sus pesquerías. Por el contrario,
el cierre de la pesca de langosta por el sistema de buceo
ha propiciado la búsqueda de alternativas económicas para
evitar que los buzos dedicados a esta actividad queden sin
un ingreso fjo por su trabajo en el mar.
Los medios alternativos propuestos van desde actividades
en el mar – pesca de otras especies como pargos, meros,
dorado, etc. -, extracción de esponjas, de medusas, de
carnada para la pesca deportiva, hasta actividades de
agricultura, elaboración de artesanías, de nasas para la
pesca de langosta y otras menos visibles como aprendizaje
de mecánica de motores fuera de borda, de bicicletas,
mecánica dental, entre otras.
Caracterización general de las especies objetivo del programa regional de USaid para el Manejo de recursos acuáticos y alternativas económicas
16
MERoS
Especies: Durante la implementación del Programa se
trabajará con el nassau grouper, Epinephelus striatus
(Block, 1792), conocido también como grouper (cuba),
cherna criolla (nicaragua), Mero del caribe (México),
Mero gallina (Venezuela), Day grouper (Jamaica), Purula
(colombia). Sin embargo, el nombre común engloba
otras especies entre ellas se encuentran en el caribe:
Epinephelus morio (grouper Rojo, Mero Americano,
Hamlet), Epinephelus itajara (Mero guasa, goliath
grouper, cherna, Mero Sapo) (carpenter, 2002); las
especies más comunes del Pacífco son: Epinephelus
analogus (gill, 1864) - Mero Moteado, Spoted grouper -,
y Epinephelus labriformis (Jenins, 1843) - cabrilla, cabrilla
Piedrera, Starry grouper - (Fischer 1995) - Epinephelus
Guttatus, cabrilla colorada, Mero colorado.
Longitud máxima hasta 122 cm; peso máximo reportado
de 25 Kg. y se reporta una edad máxima de 29 años.
color rojizo en los individuos en aguas poco profundas
y sombreado de color rosado o rojo en las de aguas
más profundas, a veces con una presentación naranja.
Puede cambiar el patrón de color en pocos minutos
desde casi blanco a marrón oscuro uniforme, según el
estado de ánimo. trama de barras verticales sobre la
línea lateral formando una marca en forma de W. Varias
manchas negras debajo y detrás de los ojos y una franja
característica en forma de tridente en la parte superior
de la cabeza, justo detrás de la división de las órbitas
(Froese y Pauly, 2011). Se encuentra desde la costa hasta
los 90 m de profundidad. Por lo general, cerca de cuevas.
Los juveniles son comunes en praderas de pastos marinos.
La dieta se compone principalmente de peces (54%)
y cangrejos (23%) y cantidades menores de otros
crustáceos y moluscos.
Es solitario y principalmente diurno, pero a veces puede
formar cardúmenes. Se ha reportado una talla de primera
madurez a los 48 cm y desova cerca de la luna nueva con
un máximo de 30.000 agrupándose en ciertos lugares de
desove. Muy pescado y vulnerables a la sobrepesca, sobre
todo cuando migra o se agrupa para desovar.
Epinephelus guttatus
Caracterización general de las especies objetivo del programa regional de USaid para el Manejo de recursos acuáticos y alternativas económicas
17
Distribución: Atlántico occidental: Bermudas, Florida,
Bahamas, Península de Yucatán y en todo el caribe hasta
el sur de Brasil, pero solo se encuentra en algunos
lugares del golfo de México, en el Banco de campeche
en la costa de Yucatán, con mayor presencia a lo largo
de las costas y arrecifes de Florida, en tortugas y cerca
de Key West, en donde es el animal más grande que se
encuentra en los arrecifes (Froese y Pauly, 2011).

(Fuente: nMFS/noAA, 2010)
Economía: El E. striatus es el mero comercial más
importante de las Indias occidentales, el cual es
comercializado fresco aunque algunos países lo exportan
en forma de fletes congelados -, en su mayoría entre 2 y
10 kg. El precio promedio que han logrado los países del
Istmo centroamericano durante el año 2010 es de US$
6.63 / Kg., con un máximo de US$ 6.91 / Kg. y un mínimo
de US$ 6.30 /Kg. (nMFS/noAA. 2010).
con respecto a los datos presentados en el cuadro
de nMFS/noAA, es muy probable que en el caso
de costa Rica y Panamá, una parte importante de
los desembarques sean del litoral Pacífco, ya que se
capturan varias especies de Mero en el caribe y en el
Pacífco, las cuales son comercializadas con la palabra
genérica de “Meros”.
Legislación: no existe una legislación especial para la
captura, proceso y comercialización de las diferentes
especies de meros y chernas en la región; a la fecha,
solamente Belice tiene iniciativas tendientes a controlar
la pesca del E. striatus durante los períodos de desoves y
en sitios previamente detectados conocidos como Sitios
de Agregación para Desoves (SPAgS, por sus siglas en
inglés).
Categoría de protección: Esta especie está incluida
en la Lista Roja de UIcn como una especie amenazada
y puede producir ciguatera (Froese y Pauly, 2011). La
categorización de las listas rojas por especie es: E. striatus,
En A2ad; E. itajara cR A2d; E. analogus LC, E. morio NT, E.
labriformis LC. ninguna de estas especies se encuentra
incluida dentro de los apéndices cItES por comercio
internacional.
Gestión: La pesca de meros - groupers - no es nueva
en la Región centroamericana, pero con excepción de
algunas especies – como el caso del E. striatus y el E.
itajara - , la captura no ha sido debidamente incentivada,
por lo que el registro de desembarques no ha sido tan
importante como el de otras especies – pargos, por
ejemplo -.
La captura se lleva a cabo con líneas de mano,
normalmente con poca o ninguna tecnología adicional,
lo cual implica mano de obra artesanal que incrementa
el esfuerzo en número de pescadores. Sin embargo,
dadas las características propias de la pesca de meros
– ejemplares grandes que requieren más hielo para su
conservación y mantener la calidad -, no alcanzan precios
importantes de primera venta -.
Medios alternativos de aprovechamiento: La forma
más efcaz de mejorar el aprovechamiento de este
recurso es ordenando las pesquerías mediante planes
específcos, que protejan los sitios y temporadas de
desove, mejorando además los métodos y artes de pesca,
que permitan una pesca más selectiva en cuanto a tallas y
especies.
Precio Meros (Promedio 2010)
  Kg. US$ US$/Kg
Costa Rica 45,995 317,985 6.91
Guatemala 8,974 56,578 6.30
Honduras 11,900 76,608 6.44
Nicaragua 74,656 499,087 6.69
Panamá 325,479 2,221,634 6.83
Promedio     6.63
Caracterización general de las especies objetivo del programa regional de USaid para el Manejo de recursos acuáticos y alternativas económicas
18
PARgoS
Especies: Existen varias especies de pargos (Lutjanidos)
que se aprovechan en las aguas del caribe y del Pacífco
centroamericano; el primer caso son: Lutjanus analis
(cuvier 1828) - Pargo criollo, Mutton snapper - , Lutjanus
apodus (Walbaum 1792) - Pargo Amarillo, Schoolmaster
Snapper -, Lutjanus buccanella (cuvier 1828) - Pargo
Sesí, Blackfn snapper -, Lutjanus cyanopterus (cuvier
1828) - Pargo cubera, cubera snapper -, Lutjanus griseus
(Linnaeus 1758) - Pargo Prieto, grey Snapper -, Lutjanus
jocu (Bloch y Schneider 1801) - Pargo Dientón, Pargo
Perro, Pargo Jocú, Dog Snapper -, Lutjanus mahogoni
(cuvier 1828) - Pargo ojón, Mahogany Snapper -
(carpenter 2002). En el caso del océano Pacífco, los
más importantes son: Lutjanus argentiventris (Peters,
1869) - Pargo Amarillo, Yellow Snapper -, Lutjanus colorado
(Jordan y gilbert 1882) - Pargo Rojo, colorado Snapper
-, Lutjanus guttatus (Steindatchner 1869) - Pargo Lunarejo,
Spotted Rose Snapper), Lutjanus jordani (gilbert 1897)
- Huachinango, Jordan´s Snapper -, Lutjanus novemfasciatus
(gill 1862) - Pargo negro, Dog Snapper -, Lutjanus peru
(nichols y Murphy 1922) - Pargo gringo, Pacifc Red
Snapper - (Fischer et al. 1995).
La gran variedad de especies no permite unifcar
criterios generales para todas ellas. Sin embargo, todos
se caracterizan por ser depredadores activos de noche,
durante el crepúsculo y al amanecer; se alimentan
principalmente de organismos demersales que incluyen
peces, crustáceos, estomatópodos, langostas y en
ocasiones algunos moluscos.
Los sexos son separados y su edad de primera
maduración se da cuando alcanzan el 40% - 50% de su
máxima longitud. Los desoves en las áreas continentales
se producen durante el verano, mientras que en las
islas se produce durante todo el año, con algunos picos
durante la primavera y el otoño, ya que las hembras
pueden desovar varias veces al año. Algunas especies
forman cardúmenes para desovar, formándose columnas
de individuos que forman agregaciones para desove
(SPAgS); las larvas son pelágicas y evitan nadar en aguas
superfciales (carpenter, 2002).
Distribución: Los pargos están distribuidos a lo largo
de todo el mundo, habitando los mares cálidos, así como
los estuarios y en ocasiones algunas especies habitan en
Lutjanus guttatus
Caracterización general de las especies objetivo del programa regional de USaid para el Manejo de recursos acuáticos y alternativas económicas
19
agua dulce y también lagunas hipersalinas. La mayoría de
las especies del caribe antes descritas se distribuyen
desde el norte de Florida hasta Brasil (carpenter,
2002), mientras que las del Pacífco se encuentran
desde california hasta Perú, aunque algunas de ellas son
reportadas hasta el Istmo de Panamá y unas pocas que
aparecen desde el sur de Baja california.
En todos los casos están presentes en las aguas
centroamericanas y son capturadas en la pesca industrial
y artesanal de la Región, tanto en aguas marinas como
en aguas someras e incluso en los esteros (Fischer et al,
1995).
Economía: La pesca de pargos en el Istmo
centroamericano es una de las más importantes para
la pesca artesanal en la región, en especial por la
generación de mano de obra y divisas, ya que la mayoría
del total de los desembarques son exportados a
mercados regionales e internacionales. A pesar de que su
precio de comercialización no es tan atractivo como el
de otras especies (US$ 5.61 / Kg.), los volúmenes de los
desembarques sí son importantes, como lo demuestra el
cuadro de importaciones de nMFS/noAA 2010.
Además del benefcio que esta pesquería proporciona a
los pescadores artesanales, toda la cadena de producción
– que incluye varios intermediarios, minoristas,
mayoristas, procesadores, exportadores y los detallistas -,
se benefcian del fujo del producto, razón por la que los
países apoyan todas las medidas tendientes a mejorar las
pesquerías y promover la exportación de esta especie.
Legislación: Al momento, no existe una legislación
específca para las pesquerías de pargos, aunque se
han insinuado algunas medidas para proteger las zonas
de agregación para desoves (SPAgS), así como para
proteger las tallas mínimas y máximas de captura.
Categoría de protección: Este grupo de especies
no se encuentran incluido en ninguna categoría de
protección por comercio dentro del marco de cItES.
UIcn considera algunas de las especies bajo algún grado
de amenaza, siendo estas: Lutjanus analis y L. cyanopterus
como vulnerables; la mayoría de ellos están catalogadas
como de menor importancia y otras más con información
desconocida.
Gestión: Las autoridades de pesca de los países de la
Región mantienen una política de apoyo a las pesquerías
de pargos en el caso del caribe, porque se sabe
que las poblaciones están sub-explotadas y que los
desembarques actuales no representan un daño a los
stocks reproductivos.
En el caso del Pacífco, porque es una forma de generar
mano de obra en las densamente pobladas zonas
costeras, con un recurso de gran importancia.
Sin embargo, el uso de redes de agallas para la captura
de pargos ha generado mucha controversia, debido
principalmente a la poca abertura de malla y al hecho de
que las redes quedan en los fondos rocosos causando
pesca fantasma a otras especies y daños al entorno del
ecosistema.
tampoco se apoya la reducción de las amenazas
que implica el uso de agroquímicos en las zonas que
circundan los esteros, en donde estas especies pasan
parte de su ciclo vital y que representan los nuevos
reclutas a las pesquerías oceánicas,
Medios alternativos de aprovechamiento: Al igual que
en el caso de los meros, es necesario que los mismos
pescadores aseguren la sostenibilidad de estas pesquerías
mediante la protección de los sitios y el cumplimiento
de las temporadas de agregaciones para el desove
(SPAgS), lo cual implica la seguridad de que el producto
de la pesca esté siempre disponible, sin el peligro de una
sobreexplotación o de un colapso de la pesquería por
exceso de esfuerzo pesquero.
Es importante también el tema de los métodos y artes
de pesca, ya que durante muchos años, centroamérica
no ha tenido una revisión de estos elementos, que
determinan no solo las tallas y la salud de los sitios, sino
las buenas prácticas que permitan la sostenibilidad del
recurso.
Precio Pargos (Promedio 2010)
  Kg. US$ US$/Kg
Costa Rica 301,879 1,847,353 6.12
Guatemala 248,272 1,625,164 6.55
Honduras 476,036 1,759,688 3.70
Nicaragua 2,583,724 14,531,775 5.62
Panamá 1,633,944 9,877,071 6.04
Promedio     5.61
(Fuente: nMFS/noAA, 2010)
Caracterización general de las especies objetivo del programa regional de USaid para el Manejo de recursos acuáticos y alternativas económicas
20
tIBURonES
Especies: Los tiburones y sus parientes que incluyen las
rayas y quimeras, son conocidos colectivamente como
peces elasmobranquios. Forman un grupo relativamente
pequeño (aproximadamente 1,115 especies descritas)
con una trayectoria evolutiva conservadora que ha
funcionado exitosamente en diversos ecosistemas por
cerca de 400 millones de años. (camhi et al. 2009).
Los tiburones son primordialmente organismos
marinos, sin embargo, un número de especies
penetran aguas salobres y unas pocas especies de
la familia carcharhinidae ocurren en ríos y lagos de
agua dulce con conexiones con el mar (compagno
1984). Los tiburones son depredadores apicales en los
ecosistemas marinos y costeros, excepto algunas rayas
no ubicadas en la parte superior de la cadena trófca y
los tiburones ballena y peregrino, que son planctófagos
(conAPEScA-InP 2004). Los tiburones, rayas y
quimeras son animales de larga vida, lento crecimiento y
escasa descendencia. Estas características están asociadas
con una baja productividad, una estrecha relación
población-reclutamiento y una lenta recuperación de las
poblaciones (FAo 2001).
De acuerdo a la consulta de expertos realizada por FAo
en 2005, las características de los elasmobranquios que
los hacen particularmente vulnerables a la presión de
pesca son (FAo, 2006):
tasas de crecimiento lento
Madurez sexual tardía
Baja fecundidad
Vulnerabilidad a las capturas por diferentes artes de
pesca




Carcharhinus leucas
Caracterización general de las especies objetivo del programa regional de USaid para el Manejo de recursos acuáticos y alternativas económicas
21
Especie
Nombre Común (Fuente: ITIS) País
BC CR ES GT HN NC PN
Alopias supercilliosus Bigeye thresher, tiburón zorro ojón, zorro ojón X
Alopias vulpinus Thresher shark, tiburón zorro común, zorro X
Carcharhinus falciformis Jaquetón, silky shark, tiburón piloto X X X X X
Carcharhinus limbatus Balicero, blacktip shark, tiburón volador X X
Carcharhinus longimanus Galano, oceanic whitetip shark, tiburón oceánico X
Mustelus spp. X
Mustelus dorsalis Cazón tripa, sharptooth smoothhound X
Mustelus lunulatus Cazón segador, sicklefn smoothhound X
Nasolamia velox Tiburón coyotito, whitenose shark X X
Prionace glauca Blue shark, tiburón azul X
Sphyrna lewini Cornuda, cornuda común, scalloped hammerhead X X X X X X
La naturaleza de la pesca incidental con la
consecuencia de que es poco común que se tengan
planes de manejo para tiburones
La poca importancia económica de muchas especies
de elasmobranquios que resulta en poco incentive
para registrar su captura y descarte.
Los altos precios de las aletas de tiburón que
estimula pesquerías locales con altas ganancias
La difcultad actual en la identifcación, con la
posibilidad de que algunas especies pueden llegar a
desaparecer sin que se tengan conocimiento de esta
situación.
Distribución: Los tiburones se distribuyen en todos
los mares y océanos del mundo, algunos viven cerca de
la costa, otros a profundidades que superan los 500 m,
e inclusive otros viven en los polos. El mayor número




de especies se observa en las zonas tropicales, con una
disminución latitudinal hacia las zonas subtropicales y
templadas del globo. ciertas especies son cosmopolitas,
mientras que otras se encuentran habitando cuerpos de
agua dulce, como en el caso de los tiburones de agua
dulce del lago de nicaragua o los que existen en el Río
Amazonas.
Las formas bentónicas son sedentarias, con una
distribución más reducida que los grupos pelágicos.
Estos últimos, cubren largas distancias e incluso algunas
especies son cosmopolitas. La principal barrera en la
distribución de este grupo de peces son las condiciones
térmicas (IncoPEScA 2005).
De acuerdo a Villalobos (2009) las especies más
comúnmente capturadas en centroamérica son las
siguientes:
Caracterización general de las especies objetivo del programa regional de USaid para el Manejo de recursos acuáticos y alternativas económicas
22
Del cuadro anterior es posible observar que existen por lo menos dos especies de tiburones
que son capturadas en la mayoría de países del istmo: C. falciformis y S. lewini.
Alopias supercilliosus Carcharhinus longimanus Nasolamia velox
Alopias vulpinus Mustelus spp. Prionace glauca
Carcharhinus falciformis Mustelus dorsalis Sphyrna lewini
Carcharhinus limbatus Mustelus lunulatus
Caracterización general de las especies objetivo del programa regional de USaid para el Manejo de recursos acuáticos y alternativas económicas
23
Economía: La pesca de tiburones pelágicos ha adquirido
signifcativa importancia económica en centroamérica,
en particular en los últimos 20 años. Son capturados por
modalidades de pesca dirigida que se han desarrollado
específcamente a tal efecto, y se capturan también
durante la pesca dirigida a otras especies de forma no
intencionada.
Las capturas incidentales de tiburón en centroamérica
provienen principalmente de dos actividades. La
primera es la pesca costera en donde los tiburones
son captura incidental o complementaria de la pesca
de camarón, langosta, pargos, curvinas o meros. La otra
es la pesca pelágica (longline) en donde los tiburones
son capturados incidentalmente en la pesca del dorado,
marlín y atún. (campos et al. 2001).
De acuerdo a Pro ambiente (1999) las capturas de
tiburón en centroamérica representó entre un 06 y un
28% de la pesca total, entre el período de 1992 a 1998,
entre todos los países.
En Belice la pesca de tiburones está poco desarrollada.
Aproximadamente 25 pescadores llevan a cabo esta
actividad. La pesquería ocurre principalmente en el sur
de país. no existen datos históricos sobre capturas ya
que la mayoría de pescadores llevan y venden ilegalmente
el producto hacia guatemala y Honduras. La pesca de
tiburones es secundaria como parte de la pesca de
langosta y caracol. (Belice Fisheries Department, 2005)
En guatemala, la pesquería artesanal con palangre
para la captura de tiburón se originó en el litoral
Pacífco guatemalteco hace aproximadamente doce
años (Márquez & Ruiz, 1999). La pesquería industrial
de dorado y tiburón en el Pacífco de guatemala es
secuencial y multiespecífca, propia de mares tropicales,
se desarrolla con 13 embarcaciones de mediana y
gran escala y aproximadamente 60 lanchas tiburoneras
dedicadas a la captura de especies pelágicas, estas
incluyen principalmente dorado (Coryphaena hyppurus) y
tiburón.
La especie de mayor presencia entre las especies de
tiburón es Carcharhinus falciformis (UnIPEScA, 2008)
En El Salvador, la fota pesquera que se dedica
exclusivamente a la extracción del recurso, está
compuesta aproximadamente por 1,115 lanchas
artesanales (motor fuera de borda, de 75 y 45 hp,
embarcaciones de 25 pies de eslora y con autonomía
hasta 3 días) 6 y 4 barcos industriales (motor
estacionario de 125 a 250 hp, de más de 10 metros de
eslora y con autonomía de 15 hasta 70 días).
Se carece de información referente a las capturas
incidentales de tiburón en las demás pesquerías,
como son: pesca con redes de cerco, pesca artesanal
con palangre no dirigidas a tiburón, pesca artesanal
con redes agalleras, pesca deportiva y de otros tipos
(cEnDEPEScA, 2008)
En Honduras, la pesca de tiburón se inició a principios
de los años 90, ya que estas especies no eran aceptadas
en el mercado nacional; sin embargo debido a la
comercialización internacional de aletas, especialmente
en el mercado asiático, fue que se iniciaron las capturas
de esta especie.
con relación a las estadísticas de las pesquerías de
tiburones, los datos reportados por la DIgEPEScA
son bastante dispersos ya que en la pesca industrial
del caribe únicamente existen datos de la Empresa
HongtAI, con una cantidad de 24.3 tM para el
año 2003. En cuanto a la pesca artesanal del caribe
solamente existen datos correspondientes a los años
1996 con 9.3 tM y 2001 con 8.8 tM. correspondiente a
la zona sur existen datos continuos del año 2001 al 2004;
siendo estos los siguientes: 2001=7.1tM, 2002= 7.8tM,
2003= 1.9tm, 2004= 9.0tM (DIgEPEScA, 2005).
nicaragua fue el primer país en la Región
centroamericana que comenzó la explotación comercial
de tiburón, actividad que se inició en los años 40, cuando
se pescaba el tiburón toro (Carcharhinus leucas) en el
Caracterización general de las especies objetivo del programa regional de USaid para el Manejo de recursos acuáticos y alternativas económicas
24
Lago de nicaragua, dicha actividad se descontinuó a
principios de la década de los años 80; la fuerte presión
sobre el recurso provocó el colapso de las poblaciones
en el lago de nicaragua y por ende de la pesquería.
cabe mencionar que en esta pesquería se aprovechaba
integralmente el tiburón. Hasta inicios de los años 90
se empezó a llevar un registro de los desembarques de
tiburones realizados en ambos litorales de la República
de nicaragua. Aunque los desembarques son modestos
en comparación con los de países vecinos, se ha notado
que los últimos años éstos desembarques han venido
aumentando de manera considerable, pasando de 67
toneladas desembarcadas en el año 2000 a 247 toneladas
desembarcadas en el año 2004 y la tendencia es a seguir
creciendo (InPEScA, 2005)
En costa Rica, la pesca de tiburón en el litoral Pacífco
se inició en como pesca incidental en la pesquería
costera dirigida a especies de escama, y especialmente las
especies de tiburón con carne blanca se comercializaron
con el nombre de alguna de estas especies.
Fue en la segunda mitad de la década de los ochenta que
se inició la pesca de grandes pelágicos impulsada por
la merma en la producción de los bancos de especies
demersales (pargos, cabrillas, congrios), por la baja
rentabilidad de las fotas camaroneras y, al descubrirse el
potencial pesquero del dorado.
Al inicio de la década de los noventa, impulsados por
los compradores norteamericanos y la cooperación de
taiwán, esta pesca continuó su evolución y se empezaron
a utilizar embarcaciones más grandes, con motores
marinos, se implementó el uso del gPS y mejores radios,
y se inició el uso de aparatos hidráulicos para recobrar
la línea, tienen mayor capacidad de hielera, y algo muy
importante, la línea se arma y utiliza según patrones
internacionales, se usa el monoflamento, snap o gacillas y
sacavueltas.
Los viajes se prolongan más y se hacen viajes a mayor
distancia, se exploran lugares como los “guardian banks”
las aguas cercanas a la Isla del coco y diferentes lugares
dentro y fuera de la Zona Económica Exclusiva. como
consecuencia de esta segunda etapa se dio el auge de
esta pesquería en los puertos principales del Pacífco:
Playas del coco, Puntarenas (el más importante), Quepos
y golfto, actualmente cuajiniquil cerca de la frontera
con nicaragua presenta actividad constante.
En la actualidad la actividad palangrera basada en
la captura de grandes pelágicos es una industria
completamente arraigada como modus vivendi para un
gran sector de pescadores del Pacífco (IncoPEScA,
2005).
En Panamá, desde 1988 se viene explotando
intensamente el recurso tiburón atendiendo a
la existencia de un mercado atractivo, para el
aprovechamiento de las aletas. Los tiburones capturados
por las embarcaciones artesanales que trabajan muy
cerca a la costa, son individuos pequeños, lo que permite
a los pescadores capturarlos con red de enmalle cuya luz
de malla es de 3 y 4 pulgadas y en horas de la noche.
Aunque generalmente no realizan esfuerzo dirigido hacia
las especies de tiburones ya que las especies preferidas
por ellos son los meros, los pargos, el dorado y el atún,
los pescadores semi-industriales que utilizan palangre
indican que ante la ausencia de buena pesca de otras
especies, sus embarcaciones se dedican a la captura de
tiburones generalmente durante los últimos meses del
año (octubre, noviembre y diciembre), demostrando
de esta manera que si existe pesca dirigida hacia estas
especies (AMP, 2005).
Legislación: En la XII conferencia de las Partes de
la convención Internacional sobre el comercio de
Especies Amenazadas cItES (3-15 noviembre de
2002) se decidió que dos de los peces más grandes de
tiburones, el tiburón Blanco (propuesto por la India y
Filipinas) y el tiburón Peregrino (propuesto por el Reino
Unido en representación de la UE) se incorporasen en
la Lista del Apéndice II * de la convención. todos los
países de centroamérica forman parte y han ratifcado la
convención.
A nivel nacional, de acuerdo a Villalobos (2009), -
aunque los fundamentos jurídicos para un manejo de
los recursos existen en cada país-, existe un vacío de
carácter regional en el caso de los tiburones. Por otra
parte, en la Reunión de oSPEScA sobre Plan de Acción
de tiburones en el Marco del código de conducta de la
Caracterización general de las especies objetivo del programa regional de USaid para el Manejo de recursos acuáticos y alternativas económicas
25
Pesca Responsable, en 2008, se identifca la promoción
de regulaciones sobre especies en condición crítica de
conservación, como una de las acciones a abordarse de
manera regional.
Categoría de protección: En 2007 el grupo de
especialistas de tiburones de la Unión Internacional para
la conservación de la naturaleza (UIcn) examinaron
el estatus de 64 especies de tiburones y rayas pelágicos
e hicieron una comparación con los criterios de la lista
roja de UIcn y concluyeron que:
32% están amenazadas de extinción (categorizadas
como En Peligro crítico, En Peligro o Vulnerable).
24% clasifcan como casi Amenazada.
Estas son las califcaciones dadas por los especialistas
(camhi, et al. 2009): Prionace glauca nt; Alopias
superciliosus, VU (A2bd), Carcharhinus falciformis nt,
Carcharhinus limbatus NT, Carcharhinus longimanus VU
A2ad+3d+4ad; Nasolamia velox DD; Sphyrna lewini En
A2bd+4bd. ninguna de las especies de interés del
programa se encuentran incluidas en cItES.
Gestión: Los aumentos recientes del esfuerzo y del
rendimiento de la pesca del tiburón, así como una
expansión de las zonas donde se practica esa pesca, han
dado lugar a preocupación acerca de las consecuencias
para las poblaciones de ciertas especies de tiburón en
varias áreas oceánicas del mundo.
La conservación y ordenación de los tiburones son
difcultadas por la falta de datos exactos sobre las
capturas, el esfuerzo, los descartes, y el comercio, así
como la información limitada sobre los parámetros
biológicos de muchas especies, y la identifcación de las
mismas.
En 1999 la FAo adoptó el Plan de Acción Internacional
sobre tiburones (PAI-tIBURonES), que tiene por objeto
asegurar la conservación y ordenación de los tiburones y
su aprovechamiento sostenible a largo plazo. El PAI insta
a los estados a adoptar un plan de acción nacional para
la conservación y ordenación de tiburones si sus barcos
practican la pesca directa de tiburones o si capturan
normalmente tiburones en otras pesquerías. Al elaborar
estos planes, deberá tenerse en cuenta la experiencia de
las organizaciones regionales de ordenación pesquera.
(cIAt, 2005)


En la actualidad, todos los países centroamericanos
agrupados bajo SIcA-oSPEScA tienen en mayor o
menor grado fnalizados sus Planes nacionales de Acción
de tiburones (PAn), cada PAn está basado de acuerdo a
la normativa y realidad pesquera de cada país.
En 2011 oSPEScA publicó un Plan de Acción Regional
para la ordenación y conservación de tiburones en
centroamérica, PAR-tIBURÓn, el cual persigue lograr
una mayor integración entre los países, basada en el justo
equilibrio entre la conservación y el uso sustentable de
las poblaciones de tiburones, poblaciones que son trans-
zonales o altamente migratorias cuyo manejo escapa a la
realidad de un solo país (oSPEScA 2010).
Medios alternativos de aprovechamiento: Para
conseguir metas y objetivos específcos, el ordenamiento
de las pesquerías requiere el establecimiento y aplicación
de un conjunto de normas que regulen el acceso de los
pescadores autorizados a participar en una pesquería
y los artes que pueden utilizar. Las normas regulan
el comportamiento de quienes están autorizados a
participar en una pesquería y de quienes no tienen
derecho de acceso a las mismas.
Por lo tanto, deberían adoptarse prácticas pesqueras que
eviten el conficto entre los usuarios de estas pesquerías
y los usuarios de los recursos no pesqueros. Dentro de
las orientaciones técnicas para la pesca responsable, FAo
publicó en el 2001 un documento sobre la conservación
y ordenación del tiburón.
Aunque no se identifcan directamente alternativas
de medios de vida para los pescadores como una
estrategia para la ordenación, se hacen una serie de
recomendaciones entre las cuales destacan:
a. control de las capturas o el esfuerzo de pesca
b. control de los artes de pesca
c. Reducción de las capturas incidentales
d. Fomento de un aprovechamiento integral
e. conservación de las especies, biodiversidad
y consideraciones ecológicas
Caracterización general de las especies objetivo del programa regional de USaid para el Manejo de recursos acuáticos y alternativas económicas
26
toRtUgAS MARInAS
Especies: Es un grupo de quelonios emblemáticos que
habitan las regiones marinas y son de una distribución
circuntropical. En centroamérica se distribuyen 5 de
las 7 especies descritas a nivel mundial: Lepidochelys
olivacea (Lo), Caretta caretta (cc), Chelonia mydas (cm),
Dermochelys coriácea (Dc) y Eretmochelys imbricata (Ei).
Si bien es un grupo emblemático de la diversidad
faunística de los océanos se desconoce mucho de
la dinámica poblacional, principalmente en la fase de
neonatos hasta juveniles. La mayor parte de su ciclo de
vida lo pasan en el océano y solamente un porcentaje
entre 1-5% del tiempo lo pasan vinculados a las zonas
costeras en particular las hembras anidantes y los
ejemplares que utilizan las lagunas costeras y esteros
como zonas de apareamiento y forrajeo.
Esto evidencia un complejo ciclo de vida que requiere
diferentes tipos de hábitat para sus distintas fases de
desarrollo lo cual implica recorrer cientos o miles de
kilómetros desde zonas de alimentación, hacia zonas de
forrajeo y de reproducción (apareamiento/anidación).
Los neonatos son particularmente sensibles a los efectos
de depredación por parte de cánidos, félidos y aves que
los consumen en su carrera de vuelta al mar.
Existen una serie de amenazas sobre las diferentes
poblaciones que van desde la sobreexplotación del
recurso (caza, colecta de huevos, uso de subproductos
tales como carne y escamas del carapacho), captura
incidental, erosión de playas, contaminación entre otros.
Caracterización general de las especies objetivo del programa regional de USaid para el Manejo de recursos acuáticos y alternativas económicas
27
Los principales elementos biométricos y características distintivas de cada una de las especies se presentan a
continuación:
Distribución de tortugas en Centroamérica
Especies Fases de actividad
  Pacífco Mar Caribe
Lepidochelys olivacea F,R,M  
Dermochelys coriácea F,R,M F,R,M
Eretmochelys imbricata F,R,M F,R,M
Chelonia mydas F,R,M F,R,M
Caretta caretta   F,R,M
Fases: F=Forrajeo, R=Reproducción, M=Migración
(Fuente: cIt, 2010)
Si bien es considerado un recurso transfronterizo, las
sub-poblaciones que integran meta-poblaciones deben
considerarse como unidades de manejo diferentes, de
acuerdo a la información genética desarrollada durante
los últimos años y a los patrones de movimiento descritos
por medio de estudios de telemetría.
Visto de esta manera las acciones locales de conservación
tienen justifcación y le dan un sentido que le suma a la
conservación de estos carismáticos quelonios a nivel
mundial.
Distribución: Las cinco especies desarrollan sus
diferentes fases en las zonas marino-costeras de
centroamérica tal y como se describe en el cuadro 1.
todas anidan en alguna playa centroamericana pero
algunas dinámicas han llamado la atención del mundo
científco, tal es el caso de la tortuga carey de la cual
se empezaron a documentar anidaciones en el Pacífco
en particular en la Bahía de Jiquilisco en El Salvador y el
Estero Padre Ramos en nicaragua.
otro caso es el de la tortuga verde del caribe, que no
anida en las costas nicaragüenses, sino en porciones
de la costa en costa Rica. Por otro lado las estrategias
de anidación también varían pasando de anidaciones
solitarias como ocurre en guatemala y El Salvador hasta
las famosas arribadas que ocurren en nicaragua, costa
Rica y Panamá.
Economía: Se han desarrollado pocos ejercicios de
valoración de los bienes derivados de las tortugas marinas
en la región centroamericana y aún existe demasiada
Descriptor
Especie
Lepidochelys
olivacea
Dermochelys
coriácea
Eretmochelys
imbricata
Chelonia
mydas
Caretta
caretta
Longitud promedio del largo curvo del caparazón (cm) 65 150 80 100 80
Frecuencia de puesta promedio por temporada 2-3 5-7 3-5 ≥3 4
Intervalo de puesta (días) 14-28 9-10 14-16 12-14 15
Intervalo de emigración promedio (años)  1-2 3 2-3 2-3 2-3
Tamaño de nidada promedio (Huevos)  100 60-90 160 115 100
Profundidad/ancho aproximado de nido promedio (cm)  45/30 70/40 55/30 60/35 45/30
Tiempo de incubación promedio (días)  50 50-70 60 60 60
Temperatura pivote (ºC) 29.13 29-29.95 29.32 28.6 27.74
Ancho de la huella (cm) 70-80 150-230 70-85 100-130 70-80
Simetría de huella: Simétrica (S), Asimétrica (A) A S A S A
controversia con los benefcios derivados de usos
consuntivos y no consuntivos de este grupo de especies.
Un ejercicio de valoración desarrollado con estudios de
caso a nivel mundial (tröeng y Drews 2004), que incluye
datos de la Región, indican que el aprovechamiento de
huevos de tortugas golfnas (L. olivacea) en el ostional
(costa Rica) generan anualmente cerca de US$
1,011,615/año por el aprovechamiento de más de cuatro
millones de huevos. Por otro lado, el aprovechamiento
en el caribe nicaragüense de un poco más de diez mil
tortugas Verdes (C. mydas) genera un ingreso bruto de
US$ 256,467/año.
otros datos de aprovechamiento de huevos de Parlama
(L. olivacea) en guatemala para el período comprendido
entre 1999 y 2010 indican que el aprovechamiento
de más de ocho millones de huevos han generado
un ingreso cercano a los dos millones de dólares, es
decir un ingreso promedio anual de US$ 181,297
Fuente: Elaboración propia con datos de chacón et al 2008 y cItES 2010
Caracterización general de las especies objetivo del programa regional de USaid para el Manejo de recursos acuáticos y alternativas económicas
28
Especie Parte/derivado Litoral
Países
Belize Guatemala Honduras El Salvador Nicaragua Costa Rica Panamá
Eretmochelys imbricata Carapacho-escamas P , C X X X X
Huevos P, C X X X
Carne P, C X
Captura Juveniles C X
Turismo C, P X X X
Investigación C, P X X X X
Educación C, P X X X
Dermochelys coriácea Huevos C, P X X X X X
Carne C X X
Turismo C, P X X X X
Investigación C, P X X X X
Educación C, P X X
Chelonia mydas Huevos C X X
Carne C X X X X X
Turismo C, P X
Investigación C, P X X
Educación C, P X
Lepidochelys olivacea Huevos P X X X X X
Turismo P X X X
Investigación P X X X X
Educación X X X
Caretta caretta Carne C X X X X
Huevos X X
Turismo
Investigación X
Educación X
Fuente: Elaboración Propia, con base en informes de país de cItES 2010, cIt 2010
(actualizado de Sánchez et al. 2005, a, b. Jolón et al.
2009). El estudio de tröeng y Drews (2004) indican
que los usos no consuntivos de estas especies generan
una mayor cantidad de ingresos, más de un millón de
dólares por año, que los usos consuntivos. Sin embargo
los elementos discutibles y cuestionables van siempre
vinculados con la distribución equitativa de esos ingresos
a nivel de las poblaciones locales.
La importancia dentro de las economías familiares de las
comunidades ribereñas centroamericanas es un punto
que no tiene discusión. De estas especies se obtienen
diferentes bienes que han sido pobremente valorados
desde diferentes ópticas.
A nivel centroamericano el aprovechamiento va desde la
captura para consumo de carne, colecta de huevos para
venta y consumo, empleo de partes no consuntivas tales
como esqueletos, escamas y turismo.
De acuerdo a informes elaborados por las Secretarias de
la cIt y cItES para algunos de los países de la Región
centroamericana, el aprovechamiento que se hace de las
tortugas se presenta a continuación:
Caracterización general de las especies objetivo del programa regional de USaid para el Manejo de recursos acuáticos y alternativas económicas
29
Legislación: Las tortugas marinas son, sin temor a la equivocación, uno de los grupos de fauna que cuentan con
más herramientas que ordenan, regulan y prohíben su uso, manejo y aprovechamiento. Las mismas han sido sujetas a
diferentes medidas de protección tal como se muestra a continuación:
Tema Regulado/ Tratado Internacional
Países/Año de la Implementación o frma.
Belize Guatemala Honduras El Salvador Nicaragua Costa Rica Panamá
Uso de dispositivos excluidores de tortugas marinas  
en las pesquerías de arrastre costero (camarón)
2002
1996/
2000/
1996 1996
2002/ 
2005
1992
2005
Regula el uso de anzuelos circulares para proteger tortugas marinas 
(artesanales/industriales/deportivas)
2008 2003
Prohibición de caza de especies de tortugas marinas 2002
1976/
2007
1994 Ley
2009 Veda
1996
2002/ 
2005
2008
Prohibición permanente de colecta/transporte/uso de productos 
derivados de tortugas marinas (escamas, carapachos, huevos)
2002
1994 Ley
2009 Veda
1977
Prohibición temporal de colecta/transporte/uso de productos  
derivados de tortugas marinas (escamas, carapachos, huevos)
1971/
2007
1994 Ley
2009 Veda
1977
Medidas de protección de especies amenazadas  
o en peligro de extinción.
1989 1989 1993 1993 1999 1998
1995
2005
Regulación para el establecimiento de encierros de incubación 2007
Regulación de personas que aprovechan el recurso  
(registro/autorización colecta huevos/caza/captura)
2007 1999 2009
Declaratoria de áreas protegidas marino-costeras que protegen  
las especies de tortugas marinas
Acuerdos internacionales más importantes relacionados.
Convención Inter-Americana para la Conservación y Protección de 
las Tortugas. Marinas.
1998f
2003r
1998f
2003r
1998f
1999r
1998f
No r
1998 f 
No r
1998f
1999r
1998f
2008r
Acuerdo de Cooperación para la Conservación de las Tortugas 
Marinas en la Costa Caribeña de Costa Rica, Nicaragua y Panamá. 
Firmada en 1998, no se ha ratifcado. 
- - - -
1998f
No r
1998f 
No r
1998f 
No r
Comisión Interamericana del Atún Tropical  2007 a
2004f. 
2007 r
2004f
2005r
2003f
2006r
2003f
2009r 
2007a
Convenio sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas 
de Flora y Fauna Silvestre (CITES) 
1986r 1979r  1979r 1987a 1977r 1975r 1978r
Convenio Constitutivo de la Organización Latinoamericana  
de Desarrollo Pesquero. 
1982 - 1982 1982 1982 1982 1982
Convenio sobre Diversidad Biológica 
1992f
1993r
1992f
1995r 
1992f
1995r 
1992f
1994r
1992f
1995r 
1992f
1994r
1992f
1995r 
Convención Sobre Especies Migratorias (CMS) - - 2007 - - 2007 1989
Fuente: Elaboración Propia, con base en informes de país de cItES 2010, cIt 2010
Caracterización general de las especies objetivo del programa regional de USaid para el Manejo de recursos acuáticos y alternativas económicas
30
Categoría de protección: Se considera que todas las
especies tienen un alto grado de amenaza, tal como lo
muestra la lista roja de UIcn, quienes la categorizan de
la siguiente manera: L. olivacea (En – A1abd), D. coriacea
(cR – A1abd), E. imbricata (cR - A1abd+2bcd), C. mydas
(En - A1abd), Caretta caretta (En - A1abd). Por la alta
amenaza del comercio internacional todas las especies
están incluidas en el apéndice I de cItES para tratar
de brindarles mayor protección y reducir la amenaza
derivada de la explotación de este recurso
Gestión: La gestión del manejo de poblaciones de
tortugas marinas recae en su mayor parte en los
ministerios de ambiente y autoridades de pesca de cada
uno de los países del área de acción del Programa. Para
ello se cuentan con estrategias nacionales específcas
y el sustento para la toma de decisiones se hace sobre
la base de las herramientas legales indicadas con
anterioridad. A nivel nacional cada una de las especies
de tortugas marinas se encuentra bajo esquemas de
protección en los listados nacionales.
Desde hace algunos años en la Región se vienen
impulsando medidas para reducir la captura incidental
por parte de las diferentes pesquerías que se desarrollan
en la región.
El programa impulsado por cIAt, noAA y WWF en
apoyo y coordinación de los gobiernos de la Región en
la costa pacífca constituye uno de los mejores ejemplos
de mejora en la gestión de las tortugas marinas. En
este programa participaron por parte de la Región:
guatemala, El Salvador, costa Rica y Panamá. De
momento el programa atraviesa problemas fnancieros
que garanticen su continuidad.
Alternativas de medios de vida: tal como se ha
indicado la principales alternativas dadas al uso
consuntivo de tortugas marinas giran alrededor del
turismo tanto recreacional como científco (tröeng y
Drews 2004).
El principal problema con ello es que esto solamente
puede desarrollarse en lugares muy seleccionados dentro
de la Región en donde las condiciones de infraestructura,
servicios y seguridad puedan garantizar una buena
experiencia.
Por otro lado las prácticas extractivas realizadas
actualmente, salvo excepciones, se realiza con poco o
nulo apoyo técnico de tal manera que se garantice de
alguna manera la sostenibilidad de estas poblaciones en
el largo plazo.
En este sentido es necesario el desarrollo de propuestas
que sean socialmente viables en el sentido de hacerlas
más accesibles con los usuarios del recurso. Si una de las
vías es el aprovechamiento de derivados de las tortugas
marinas se debe procurar garantizar que el ingreso
generado sea mucho mayor y se reduzca la presión
sobre las poblaciones silvestres.
Caracterización general de las especies objetivo del programa regional de USaid para el Manejo de recursos acuáticos y alternativas económicas
31
Vii. discusión
Las actividades de pesca que se generan en el Istmo
centroamericano están orientadas a las especies
más valiosas en los mercados internacionales –
principalmente la langosta espinosa y caracol del caribe,
así como camarones costeros en ambos litorales -, con
un solo país que explota de forma regular especies
pelágicas menores para la fabricación de harina de
pescado; como alternativa de aprovechamiento, existen
fotas atuneras de gran escala y una pequeña fota que
pesca pelágicos para exportación – como el caso de
Coryphaena hippurus -, que tiene buena demanda como
especies de carne blanca.
En años recientes, los desembarques de peces
demersales se han incrementado, tanto en el litoral
Pacífco como en el caribe, lo cual augura la necesidad
de evaluar la disponibilidad de dichos recursos, a fn
de tomar medidas para su conservación y manejo a
niveles de pesca sostenible, evitando sobrepescarlo y
protegiendo los sitios de agregaciones para desove;
la protección de los ecosistemas y las posibilidades
de cogestión conjuntamente con las comunidades
y autoridades de las zonas marino-costeras es una
necesidad que no puede obviarse.
Las legislaciones de los países de la Región han sido
modernizadas en los últimos años, aunque prevalecen
algunos conceptos que podrían impedir una óptima
aplicación de los reglamentos nacionales y regionales, que
cuentan con un buen apoyo político gubernamental, pero
muy débil capacidad de gestión para el cumplimiento de
los mismos, lo cual se evidencia en el desarrollo de los
monitoreos, la vigilancia y el control de las operaciones
en el mar.
Esto provoca violaciones de las medidas de ordenación,
en especial a las normativas de pesca referidas a las tallas
mínimas de captura, las temporadas y áreas de pesca,
áreas de amortiguamiento, áreas críticas y zonas de
anidación – para el caso de las tortugas marinas –, que
son amenazadas por las infraestructuras y facilidades que
los turistas ocupan en las zonas costeras.
A pesar de que solamente una de las especies pesqueras
aparece en el Apéndice II de cItES –el Strombus gigas–,
el número de especies amenazadas incluidas en la Lista
Roja de UIcn es mayor, y aunque no se califcan como
especies en peligro de extinción, la mayoría de ellas se
encuentra en plena explotación y algunas de ellas se
consideran sobreexplotadas, aunque no existe evidencia
científca que pueda aseverarlo en forma defnitiva.
Por tanto, se deduce que es preciso hacer un trabajo de
campo y a nivel de los desembarques y poder hacer una
línea de base que sirva de comparación para la gestión
de esas pesquerías. Solamente dos países, al momento,
disponen de las capacidades para calcular las cuotas
Anuales de capturas y ajustar el esfuerzo pesquero
industrial para el aprovechamiento de langostas y
camarones.
El trabajo sistemático para lograr que las pesquerías
del Istmo centroamericano sean sostenibles, pasa por
la necesidad de conciliar los esfuerzos de manejo que
ejercen distintas entidades, organizaciones nacionales
y regionales, así como una amplia gama de ongs
que tienen incidencia en las actividades de pesca y
acuicultura.
otras instituciones inciden en la protección,
preservación y conservación de los recursos naturales,
en los que obviamente se deben incluir la biodiversidad
y los ecosistemas que los alojan; el riesgo de duplicar
esfuerzos es demasiado grande y las sinergias deben ser
materia obligada, al igual que los análisis de benefcio/
costo para determinar las oportunidades económicas
más rentables y viables. Esto permitiría dirigir recursos
económicos y humanos a las áreas más prioritarias,
permitiendo así el aprovechamiento racional y sostenible
de los recursos naturales en las zonas marino-costeras.
Caracterización general de las especies objetivo del programa regional de USaid para el Manejo de recursos acuáticos y alternativas económicas
32
El presente documento resalta el hecho de que las
especies objetivo del Programa están en una fase de
plena explotación, de la que se puede aprender lecciones
y hacer planes de manejo acordes a las necesidades de
los países y de la biología de las mismas; no es un punto
sin retorno, por el contrario, ya existen mecanismos y
actividades orientadas a la conservación de las tortugas
marinas, existen planes de acción nacionales para la
protección de los tiburones, oSPEScA ha logrado
conciliar intereses bajo un Reglamento Regional para
la pesca de la langosta espinosa del caribe, también se
conocen de varios sitios de agregación para el desove de
los meros y se trabaja para confrmar otros.
otras especies “emblemáticas” como las conchas
negras y el caracol del caribe se están trabajando para
establecer un cultivo de ciclo cerrado que permita, no
solo la comercialización de estas especies, sino además
la repoblación de bancos naturales en los manglares y en
el mar respectivamente, lo cual podrá ser apoyado por el
Programa bajo las alianzas con universidades y/o centros
de investigación, así como bajo las alianzas Público-
Privadas como las que existen ya en al menos uno de los
países de la Región.
La presente caracterización no pretende ser exhaustiva,
pero presenta un panorama sobre el que la mayoría
de las personas que trabajan en pesquerías y recursos
naturales puedan opinar, incidiendo sobre la posibilidad
de que las pesquerías responsables en las zonas marino-
costeras de la Región centroamericana sean una
posibilidad.
El cambio de la coerción versus las ventajas competitivas
y el acceso basado en derechos, pueden marcar la
diferencia entre lo que tenemos actualmente y lo que
puede ser una realidad, si se apoyan las premisas de
sostenibilidad que emanan del manejo de ecosistema en
las pesquerías.
Caracterización general de las especies objetivo del programa regional de USaid para el Manejo de recursos acuáticos y alternativas económicas
33
BiBlioGraFÍa
APPELDOORN, R.S., 988. Age Determination, growth, Mortality and Age of First Reproduction in Adult conch,
Strombus gigas L. off Puerto Rico. Fisheries Research 6:363-378.
AUTORIDAD MARÍTIMA DE PANAMÁ. 2005. Plan de Acción nacional para la conservación y ordenación de los
tiburones de Panamá. ARAP. Borrador.
BARNUTTI, R. 2,000. Aplicación de un modelo de análisis de cohortes a la pesquería de langosta espinosa Panulirus
argus del mar caribe de nicaragua. Inf. tec. cIPA.
BARNUTTI, R. 2,00. Evaluación del estado actual de explotación del recurso langosta del mar caribe de nicaragua y
cálculo de la cuota biológicamente aceptable para el período biológico junio 2001 – Mayo 2002. cIPA, Agosto 2001.
BELICE FISHERIES DEPARTMENT. 2005. national plan of action for the conservation and management of sharks.
Draft.
BOTERO, L., 984. observaciones sobre una población de Strombus gigas L. en la ensenada de nenguance, caribe
colombiano. An. Inst. de Invest.Mar. de Punta de Betin, Sta. Marta, colombia. 14:47-66.
BOWEN, B.K., 980., Spiny Lobsters fsheries management, the Biology and Management of Lobsters, Vol. II. Academic
Press Inc. : 243-217 p.
BROWNELL, W. and J.M. STEVELY. 98. the Biology, Fisheries, and Management of the Queen conch, Strombus
gigas. Marine Fisheries Review, 43(7): 1-12.
CAMACHO, Y. 999. Anadara tuberculosa (Sowerby, 1833) (Piangua (costa Rica); concha negra (nicaragua); curil,
concha negra (El Salvador); chucheca, concha prieta (Panamá). http://darnis.inbio.ac.cr/ubis/FMPro?-DB=UBIPUB.fp3&-
lay=WebAll&-error=norec.html&-Format=detail.html&-op=eq&id=459&-Find
CAMHI, M.D., VALENTI, S.V., FORDHAM, S.V., FOWLER, S.L. AND GIBSON, C. 2009. the conservation Status of
Pelagic Sharks and Rays: Report of the IUcn Shark Specialist group Pelagic Shark Red List Workshop. IUcn Species
Survival commission Shark Specialist group. newbury, UK. x + 78p.
CAMPOS, J. ROJAS J. AND CAMPOS R. 200 Shark Fisheries in central America. Shark news 13. the IUcn/SSc
Shark Specialist group
CARPENTER, K.E. (ed.) 2002. the living marine resources of the Western central Atlantic. Volume 1: Introduction,
mollusks, crustaceans, hagfshes, sharks, batoid fshes, and chimaeras. FAo Species Identifcation guide for Fishery
Purposes and American Society of Ichthyologists and Herpetologists Special Publication no. 5. Rome, pp. 1-600.
CENTRO DE DESARROLLO DE LA PESCA Y ACUICULTURA. 2008. Plan de acción nacional para la conservación y
ordenación de los tiburones en El Salvador.
CEPAL, 2009. Anuario estadístico de América Latina y el caribe, 2009. Estadísticas Sociales. cEPAL. 315 p
Chacón D., Dick B., Harrison E,Sarti L, Solano M, 2008. Manual sobre las técnicas de Manejo y conservación de las
tortugas Marinas en Playas de Anidación de centroamérica. costa Rica: cIt. 56 p.
COMISIóN INTERAMERICANA DEL ATúN TROPICAL, 2005. Documento IAttc - 73 - 08b. 73a. Reunión
Lanzarote (España), 20-24, Junio, 2005.
Caracterización general de las especies objetivo del programa regional de USaid para el Manejo de recursos acuáticos y alternativas económicas
34
CIT. 200. Informes nacionales de Países Parte de centroamérica 2005-2010. Recuperado del sitio: http://
www.iacseaturtle.org/ entre el 18 y el 20 de agosto de 2010.
CITES. 200: Informes nacionales Reunión de diálogo cItES sobre la tortuga carey. Recuperado del sitio:
http://www.cites.org/esp/prog/HBt/intro.shtml entre el 18 y el 20 de agosto de 2010.
COLIN, P.L., 988. Marine Invertebrates and Plants of the Living Reef. t:F:H: Publications, Inc., 512 p.
coMISIÓn IntERAMERIcAnA DEL AtÚn tRoPIcAL. Documento IAttc-73-08b. 73ª Reunión
Lanzarote (España), 20-24 de junio de 2005
COMPAGNO, L.J.V., 984 FAo species catalogue. Vol. 4. Sharks of the world. An annotated and illustrated
catalogue of sharks species known to date. Part 1. Hexanchiformes to Lamniformes FAo Fish Synop.,
(125)Vol.4, Pt.1: 249 p
CONAPESCA-INP, 2004. Plan de Acción nacional para el Manejo y conservación de tiburones, Rayas
y Especies Afnes en México. comisión nacional de Acuacultura y Pesca e Instituto nacional de la Pesca,
Secretaría de Agricultura, ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación. Mazatlán, México. 80 p.
CRUZ, R., 980., Los recursos langosteros en el archipiélago cubano. contribución no.6, Memorias del
grupo de trabajo Sobre la Langosta, FAo/WEcAF/PnUD, InFoRMES WEcAF no. 36 (Es): 125-150.
DIRECCIóN GENERAL DE PESCA Y ACUICULTURA.2005. Plan de Acción nacional para la
conservación y Manejo de tiburones. Borrador
EHRHARDT, N. & M. GALO. 2005. Informe sobre los resultados de las investigaciones relacionadas con el
caracol Strombus gigas y su pesquería en Honduras. DIgEPEScA. 53 ava. Reunión del comité Permanente
de cItES. 37 P
EHRHARDT, N. & VALLE-ESQUIVEL M. 2008. conch (Strombus gigas) Assessment Manual. caribbean
Fishery Management council 2008. 127 p.
FAO, 200 Servicio de Recursos Marinos. La ordenación pesquera. 1. conservación y ordenación del
tiburón. FAo orientaciones técnicas para la Pesca Responsable. no. 4, Supl. 1. Roma, FAo. 66p.
FAO, 2003, Informe del segundo taller sobre Manejo de las Pesquerías de la Langosta Espinosa del Área de
la coPAco. La Habana, cuba, 30 de septiembre - 4 de octubre de 2002. FAo Fisheries Report/FAo Inf.
Pesca. no. 715. Roma, 273 p.
FAO 2006, Report of the FAo Expert consultation on the Implementation of the FAo International Plan
of Action for the conservation and Management of Sharks. Rome, 6–8 December 2005.FAo Fisheries
Report. no. 795. Rome, FAo. 24p.
FIINPESCA, 2009. características de las cadenas de Producción de la Pesca y la Acuicultura en los
Países centroamericanos. Proyecto “Fortalecimiento de la Investigación Interdisciplinaria para la Pesca
Responsable en los Países centroamericanos (FIIPEScA). oSPEScA/FAo/SUEcIA. 80 p.
FISCHER, W.; KRUPP, F.; SCHNEIDER, W.; SOMMER, C.; CARPENTER, K.E.; NIEM, V.H. 995
guía FAo para la identifcación de especies para los fnes de la pesca. Pacífco centro-oriental. Volumen I.
Plantas e Invertebrados. Roma, FAo. Vol. I: 1-646 p.
FROESE, R, D PAULY (EDS), 20. FishBase. World Wide Web electronic publication. www.fshbase.org.
Versión (08/2011).
Caracterización general de las especies objetivo del programa regional de USaid para el Manejo de recursos acuáticos y alternativas económicas
35
GARCIA, A., 980., Langostas de México: su biología y pesquería. Anales centro ciencias del Mar y
Limnología. Univ. nac. Autón. México; 7(2): 111-128 p.
GARCÍA, F.; A HARO.; A. GARCÍA, MARCIAL VILLALEJO.; S. RODRÍGUEZ. 2008. ciclo reproductivo
de Anadara tuberculosa (Sowerby, 1833) (Arcidae) en Bahía Magdalena, México. Revista de Biología
Marina y oceanografía 43(1): 143-152 pp
GUZMÁN, H.M., R. CIPRIANI, A.J. VEGA, M. LóPEZ & J.M. MEIR, 2008. Population Assessment of
the Pacifc green Spiny Lobster (Panulirus gracilis) in the Pacifc of Panama. J. Shellfsh. Res. 43: 14-23.
HESSE, K.O., 1979. Movement and Migration of the Qeen conch, Strombus gigas in the turks and caicos
Islands. Bull. of Mar. Sciences. 29(3):303-311.
INSTITUTO COSTARRICENSE DE PESCA Y ACUICULTURA, 2005. Plan de acción nacional para la
conservación y ordenación de los tiburones en costa Rica ( PAn - tIBURonES - coStA RIcA ).
INSTITUTO NACIONAL DE PESCA. 2005. Plan de acción para la conservación y ordenación de los
tiburones de nicaragua (PAn-tiburones nicaragua).
JOLóN MORALES M.R., SANCHEZ CASTAñEDA R., WINDEVOxHEL N., 2009. Importancia
Económica de los Recursos Marino costeros y su Importancia en el Desarrollo de una Política nacional
para guatemala. guatemala: tnc.
MARN/AECID, 2005. Propuesta de Desarrollo Sostenible para el Sector Pesquero Artesanal del golfo
de Fonseca y la Bahía de Jiquilisco. Equipo consultor: guadalupe Martín Pardo y Esteban Sinde Stomple.
MARn/AEcID. 423 p.
MARTÍNEZ, S, 997. Informe de nicaragua sobre la langosta del caribe. Report on the FAo/DAnIDA/
cFRAMP/WEcAFc Regional Workshops on the Assessment of the caribbean Spiny Lobster (Panulirus
argus). Belice city, Belice, 21 April - 2 May 1997 and Merida, Yucatan, Mexico, 1-12 June 1998. FAo
Fisheries Report. no. 619. Rome, FAo. 2001. 238 - 252 pp
MARx, J.M. and W. HERRKIND, 986. Spiny lobster., Species profles: life histories and environmental
requirements of coastal fshes and invertebrates (South Florida). Biological Report 82 (11-61)., U.S.
Departm. of the Interior/U.S. Army corps. of Engineers: 21 p.
NMFS/NOAA, 200. www.nmfs.noaa.gov
OLSEN, D.A. and I. KOBLIC, 975., Populations Dynamics, Ecology and Behavior of Spiny Lobster
Panulirus argus, of St. John, U.S.V.I. (II) growth and Mortality; Results of the tektite Program. Bull. of the
nat. Hist. Museum of los Angeles county no. 20; 17-21.
ORELLANA, J.J. 200. Peces, crustáceos y moluscos del Istmo centroamericano.
oSPEScA/AEcID. 174 p.
OSPESCA, 200. oSPEScA prepara el Plan Regional de Acción de tiburones. 18 de junio de 2010
– noticias oSPEScA
OSPESCA, 200. Encuesta Estructural de la Pesca Artesanal y la Acuicultura en el Istmo
centroamericano. – 2009. organización del Sector Pesquero y Acuícola del Istmo centroamericano
(oSPEScA) y la Agencia Española de cooperación Internacional y Desarrollo (AEcID). 210 p.
Caracterización general de las especies objetivo del programa regional de USaid para el Manejo de recursos acuáticos y alternativas económicas
36
Palomares, M.L.D., D. Pauly (Eds), 20. SeaLifeBase. World Wide Web electric publication. www.sealife.org.
Version (2011)
PHILLIPS, B.F., J.S.COBB, and J. KITTAKA. 994. Spiny lobster management. Edited by B.F.Phillips, J.S.coob, J.Kittaka.,
Fishing news Books. 550 p.
POMA, C.E. 992. Distribución geográfca y ecológica del género Anadara. Departamento Académico de Acuicultura;
Facultad de Ingeniería de la Universidad nacional de tumbes, Perú.
PROAMBIENTE. 999. Diagnóstico de la pesca de tiburón en centroamérica: Informe regional y de la situación en
cada país.
RANDALL, J.E. 964. contribution to the biology of the Qeen conch Strombus gigas. Bull. Mar. Sci. 14: 246-295 pp.
RATHIER, I., 992. Le stock de lambis (Strombus gigas L.) en Martinique: Analyse de la situation 1986-1987, modelisation
de l’explotation, options de gestion et d’amenagement. tHESE. Université de Bretange occidentale. 254 p.
RIVEROS, G., 972. ganancia hipotética de los pesos de Panulirus argus durante las mudas frente La guaira. Bol. Inf.
Bogotá; 2(3): 29-45
Salazar, 2007. Evaluación Preliminar de la Langosta Verde (Panulirus gracilis) en El Salvador.
Proyecto gcP/RLA/!%=/SWE FInPEScA (oSPEScA/FAo/SUEcIA). 19 p.
Sánchez Castañeda R., Ruiz Fumagalli R., Jolon Morales M. 2005. guatemala en la protección y conservación de
tortugas Marinas. guatemala: PRoBIoMA-cEcon – FonAcon – concYt. 65 p.
Sánchez-Castañeda R; Jolon-Morales, MR; Girón-Arana, L; Mechel-Bay, C. 2005. Informe Final “Elaboración del
Protocolo de Monitoreo y de Parámetros Poblacionales de tortugas marinas y del Informe Anual de la temporada de
Anidación 2005-2006”. guatemala: conAP-Países Bajos-PRoBIoMA. 76 p
STONER, A.W. & J.M. WAITE. 990. Distribution and behavior of Queen conch Strombus gigas relative to seagrass
standing corp. Fish. Bull. 88: 537-585 pp.
SUAREZ, A. M., I. FRAGA., L. MUñOZ., A. MIRABAL y M. BRITO., 990. Estudio de la alimentación del cobo
(Strombus gigas) en la costa norte de Matanzas, cuba. Revista de Investigaciones Marinas. 11(1):27-34.
TNC. 2008. Importancia económica de los recursos marino-costeros y su relevancia en el desarrollo de una política
nacional para guatemala. guatemala: tnc-PRoBIoMA. 95 p.
Troëng, S. y Drews C. 2004. Hablemos de Plata: Aspectos económicos del uso y conservación de las tortugas marinas.
WWF-International, gland, Suiza. www.panda.org.
UNIDAD DE MANEJO DE LA PESCA Y ACUICULTURA. 2008. Plan de acción nacional para la conservación y
ordenación de tiburones, guatemala.
Villalobos Solé, C. 2009. Diagnóstico sobre el estado de la conservación de los recursos costero-marino en la región
centroamericana, con énfasis en tortugas marinas, concha reina del caribe (Strombus gigas), concha del Manglar del
Pacífco (Grandiarca grandis, Anadara tuberculosa), Langosta del Pacifco (Panulirus gracilis) y tiburones.
El Salvador: SIcA-ccAD-USAID. 59 p.
Caracterización general de las especies objetivo del programa regional de USaid para el Manejo de recursos acuáticos y alternativas económicas
37

Este logo es la propuesta del Programa Regional de
USAID para reconocer el esfuerzo de instituciones
y personas que aplican prácticas de sostenibilidad
en pesquería, ambiente y turismo.
El uso de este logo puede marcar una diferencia
signifcativa en la preferencia del consumidor de los
productos y servicios, que cumplen con los principios
de sostenibilidad, es decir: “Satisfacer las necesidades
de las generaciones presentes sin comprometer las
posibilidades de las del futuro para atender sus propias
necesidades”. comisión Mundial del Medio Ambiente
y Desarrollo de naciones Unidas. Declaración de Río
(1992).
El programa de USAID espera que las organizaciones
regionales y locales se apropien de este logo y que
respalden las acciones de conservación ambiental.
Para mayor información:
Programa Regional de USAID para el Manejo de Recursos Acuáticos y Alternativas Económicas
Bulevar del Hipódromo y Pasaje 1 no. 110, colonia San Benito, San Salvador, El Salvador, c.A.
tel. (503) 2243-6200 info@mareaprogram.org
Fortaleciendo las políticas y marcos legales para el manejo
de los recursos marino-costeros de centroamérica,
con el fn de reducir amenazas ambientales,
conservar la biodiversidad
y mejorar la calidad de vida de sus habitantes.

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->