You are on page 1of 6

- El profesor en los nuevos escenarios del aprendizaje

-

INTRODUCCIÓN
El trabajo que a continuación vamos a desarrollar se denomina "El profesor en los nuevos escenarios de aprendizaje" y el objetivo del mismo no es otro que dar una valoración, un punto de vista concreto acerca de la temática propuesta acerca del papel que el profesor tendrá en los nuevos escenarios de aprendizaje. No podemos imaginar la situación de los ambientes educativos en el futuro aislada de los otros elementos humanos con los que interacciona (cultura, sociedad, técnica). El desarrollo de la industria del ocio o de las comunicaciones, tanto como el incipiente negocio de la enseñanza continua van a tener influencia en el uso de las TIC que se haga en las universidades. El desarrollo tecnológico que ha tenido lugar en los últimos años, junto con el fututo que se nos presenta, cada vez más próximo, muchas actividades cotidianas adoptarán modos más tecnificados. El ámbito de la formación, en todos sus niveles, no puede sustraerse a estos cambios, planteándose el problema de cómo integrar estos nuevos medios a los procesos formativos, y cómo los especialistas de las distintas áreas de conocimiento pueden participar en el diseño y elaboración de materiales que tengan estos medios como soporte, sin convertirse en simples consumidores de productos. Antes de abordar en todos su puntos el trabajo, nos parece muy acertado precisar el alcance de los términos "formación" y "enseñanza": Por lo cual entendemos el término "enseñanza" como el conjunto de acciones destinadas a promover aprendizajes. Estas acciones pueden realizarse dentro del sistema educativo (enseñanza reglada), dentro del ámbito empresarial (formación laboral o continua) o dentro de la educación permanente (formación a lo largo de toda la vida) En cuanto al término "formación", es la acción y resultado de formar o formarse. Educación, instrucción.

EL PROFESOR DEL FUTURO EN NN.TT.
Es nuestra obligación desarrollar las Nuevas Tecnologías desde el punto de vista didáctico de un profesor. Son pocas las diferencias esenciales entre un libro impreso y una página web; o una pantalla de ordenador en comparación con una pizarra. Aunque para algunos sea un hecho inusual, puede entenderse mejor si lo comparamos con otros ejemplos; en otros tiempos usabamos instrumentos que ahora no se utilizan, tal es así que si el hombre neandertal usaba piedras u objetos punzantes para cazar a sus presas, no nos podemos imaginar a nadie haciendolo así hoy en día. ¿no?. Salvando las distancias, la única diferencia que hay entre emplear el libro impreso y la pizarra; o la página web y la pantalla de ordenador, es que esta tecnología precisa de un aprendizaje de uso. Por ello, con el tiempo esto no será un impedimento si la sociedad, y el profesor con ella, prepara desde abajo a ésta para el cambio que poco a poco se va introduciendo en nuestra sociedad educativa. Sin duda alguna dentro de unos años nosotros profesores manejaremos estas nuevas tecnologías con la misma naturalidad con la que hoy repartimos unas fotocopias o escribimos en la pizarra.

Otro cambio importante, podría reflejarse a la hora de repartir fotocopias, ¿como será en un futuro?, ¿por qué no un reparto de CDs?; O incluso algún material más avanzado, que ya conocemos en la actualidad; discos duros portatiles y demás instrumentos de bolsillo. Probablemente el profesor no se manche las manos con tiza, ni borrará la pizarra. Solamente con un lector de voz por clase, las palabras dirigidas del profesor a sus alumnos se escribirán en la pizarra, y porqué no, pueden llegar a pizarras individuales portátiles en el pupitre de cada alumno, por puertos de infrarrojos o bluetooth. Así podríamos hablar de diversos cambios, incluso más si nos ceñimos a un futuro mucho más lejano que no podemos abordar desde aquí, al menos hoy en día. Como futuros docentes, es nuestra obligación adecuarnos a estos cambios, y adecuar pues, a los alumnos que como maestros guiaremos.

ROLES DEL PROFESOR EN LOS NUEVOS ENTORNOS DE APRENDIZAJE.
Como profesores en la sociedad del conocimiento desempeñamos una serie de roles básicos como pueden ser el de informadores, encargados de buscar materiales y recursos;o el de colaboradores de grupos porque favorecemos los planteamientos y resolución de problemas mediante el trabajo colaborativo. Por otro lado, también somos trabajadores solitarios ya que el trabajo en tecnología es por sí muy individual y si no aprovechamos las oportunidades de trabajar de forma cooperativa o colaborativa caeremos en la tentación de un trabajo individualizado. También cabe destacar un rol muy importante, que como educadores somos facilitadores de aprendizaje, es decir ya no somos únicamente transmisores de conocimientos sino que, gracias a las nuevas tecnologías, buscamos nuevos recursos para nuestro alumnado. Somos, a su vez, los encargados de desarrollar los materiales y de diseñarlos de acuerdo a los objetivos que se proponen y teniendo en cuenta los cambios continuos a los que se somete el sistema educativo español. Además de supervisar todo el proceso de enseñanza-aprendizaje, diagnosticar las necesidades de los alumnos y ayudar a los alumnos en sus problemas a través de un seguimiento específico en el aula. El profesor a lo largo de su carrera profesional sigue un proceso continuo de cambio, para pasar de ser únicamente transmisor de conocimientos, hacia un facilitador de recursos y guía de enseñanza hacía un aprendizaje cada vez más autónomo, claro está,según el desarrollo psicológico del alumnado. Como conclusión a este apartado, debemos decir que el papel del profesor en estos nuevos escenarios de aprendizaje sigue siendo muy importante ya que será el encargado de proporcionar los medios y recursos necesarios a su alumnado, así como, dirigir, orientar y supervisar todas las actividades y proyectos realizados por los mismo.

CONSTRUYENDO NUEVOS ENTORNOS PARA APRENDIZAJE.
Como ya conocemos, la revolución que hoy en día conforman las nuevas tecnologías, está propiciando numerosos cambios en nuestra sociedad, afectando a la forma de aprendizaje de las personas. Ese aprendizaje está siendo mejorado de tal forma que la información se consigue de una forma mucho más abierta, construyendo otras nuevas imágenes mentales, base de lo considerado como aprendizaje. Lo que todos conocemos como aprendizaje, que antes se definía como una adquisición de conocimientos, que administrábamos como queríamos, impartido por la escuela tradicional, ahora se trata de un proceso más activo y no tan tradicional, el alumno participa más y discrimina lo que puede serle útil o no, saliendo de esa imagen rudimentaria, de tal forma que se llegan a cuestionar roles como los participantes, el entorno de aprendizaje, los centros educativos, los materiales y contenidos, etc., incluso se dice que las disciplinas necesitan renovarse.

En conclusión, las nuevas tecnologías de la información afectan de manera muy directa a la sociedad, y en el caso que nos ocupa, al aprendizaje de la misma, creando pautas y estrategias para que el individuo adquiera conocimientos y aprendizajes. Además, Estas tecnologías deben ser tratadas de forma integradora y global, considerando las características más innovadoras como la ubicuidad.

CONDICIONES PARA UNA NUEVA UNIVERSIDAD

La universidad como se concibe en nuestros días y como será concebida en un futuro muy próximo, tiene poco que ver con el sistema anticuado y obsoleto que teniamos en España hace relativamente poco tiempo. Es por ello que en la Conferencia de Rectores de Universidades Españolas celebrada en 1997 se enumeraran una serie de condiciones para tratar de conseguir una universidad más moderna, atractiva y sobre todo enmarcada dentro de los nuevos escenarios de aprenzidaje. Esta serie de ítems fueron: a. Acceso de estudiantes y profesores a la infraestructura apropiada. b. Desarrollo de metodologías para el aprovechamiento docente de las TICs. c. Desarrollo de materiales docentes basados en TICs. d. Formación del profesorado y los estudiantes. e. Fomento del uso de las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones. El objetivo de las universidades españolas en materia de TIC en la docencia es mejorar la calidad de las enseñanzas universitarias mediante la explotación de dichas tecnologías y en dicho informe se plantean una serie de criterios relacionados con la información, con la formación, con el acceso y con el apoyo que docentes y discentes necesitan en su esfuerzo diario, reconociendo que del cumplimiento de estos objetivos depende, en buena medida, que la universidad española se integre en el modelo académico del futuro inmediato. La penetración de las nuevas tecnologías de la información y la comunicación en todos los sectores de la economía, en la educación y en la vida cotidiana, supone sumergirse de lleno en el nuevo futuro digital, y la comunidad universitaria no es ajena a este proceso de evolución tecnológica. Estamos ante un etapa de gran cambio dentro de la comunidad educativa, pero al mismo tiempo se cree que no la contaminará. Por ello, la universidad se encuentra en una situación paradójica: Por una parte está cercana y es una parte de esta revolución de la información, mientras que por otra, representando de alguna manera el segmento más conservador de la sociedad, es lenta en adoptar nuevas vías de tratar con la información y con la tecnología.

PROFESORES
El profesor va a tener un papel fundamental en esta sociedad de las nuevas tecnologías, de tal modo que ninguna institución educatica puede diseñar un proceso de cambia sin contar con el profesorado. El cambio de funciones que va a sufrir el profesorado, además de atender a funciones sociológicas y metodológicas, lleva importantes cambios profesionales del docente. Mientras que antes el profesor era la fuente de conocimientos principal, junto con materiales didácticos, va a pasar a convertirse en un guía que facilita el uso de recursos y herramientas para elaborar un nuevo conocimiento. Según Salinas, las competencias a las que debería llegar un profesor de las nuevas tecnologías, serían:

1. Guiar a los alumnos en el uso de las bases de información y conocimiento así como proporcionar acceso a los mismos para usar sus propios recursos. 2. Potenciar que los alumnos se vuelvan activos en el proceso de aprendizaje autodirigido, en el marco de aciones de aprendizaje abierto, explotando las posibilidades comunicativas de las redes como sistemas de aceso a recursos de aprendizaje. 3. Asesorar y gestionar el ambiente de aprendizaje en el que los alumnos están utilizando estos recursos. Tienen que ser capaces de guiar a los alumnos en el desarrollo de experiencias colaborativas, monitorizar el progreso del estudiante; proporcionar feedback de apoyo al trabajo del estudiante; y ofrecer oportunidades reales para la difusión de su trabajo. 4. Acceso fluido al trabajo del estudiante en consistencia con la filosofía de las estrategias de aprendizaje empleadas y con el nuevo alumno-usuario de la formación descrito. En conclusión, Este nuevo rol supone para los profesores un conjunto de cambios desde el modelo de enseñanza agrícola-industrial a un modelo que responda a los retos de la sociedad del mañana, que oriente las acciones de nuestro sistema educativo relacionadas con la introducción de las TIC y que debe considerar el contexto de las realidades y los anhelos de cada sociedad concreta. Además, para desarrollar este nuevo rol de guía y facilitador, el docente necesita servicios de apoyo de guías y ayudas profesionales que les permitan participar enteramente como profesionales. Los profesores constituyen un elemento esencial en la institución universitaria y resultan imprescindibles a la hora de iniciar cualquier cambio. Sus conocimientos y destrezas son esenciales para el buen funcionalmiento de un programa; por lo tanto, deben tener recursos técnicos y didácticos que les permitan cubrir sus necesidades.

NUEVOS ESCENARIOS DE APRENDIZAJE
La aparición de nuevos ambientes de aprendizaje solo tiene sentido en el conjunto de cambios que afectan a todos los elementos del proceso educactivo (objetivos, contenidos , profesor, alumnos, etc.). Los cambios en educación, a cualquier escala, para que sean duraderos y puedan asentarse requieren que cualquier afectado por dicho cambio entienda y comparta la misma visión de como la innovación hará que mejore la educación; Profesores, administradores, padres y la comunidad educativa entere deben estar involucrados en la concepción y planificación del cambio desde el primer momento. Otro aspecto a reseñar es que la unidad básica del espacio educativo (el aula o la clase) y la unidad básica de tiempo (también denominado clase) se ven afectadas por la aparición de las nuevas tecnologías de la información en el ámbito educativo. La enseñanza nacida de la industrialización se ha caracterizado hasta ahora y en relación al ambiente instructivo, por seguir una ley de tres unidades: Unidad de tiempo, unidad de lugar y unidad de acción (Todos en el mismo lugar, al mismo tiempo, realizando las mismas actividades de aprendizaje). Este ambiente característico, comienza a desdibujarse al cambiar las coordenadas espacio-temporales que propician las telecomunicaciones, contribuyendo a facilitar el acceso a los recursos de aprendizaje a una mayor diversidad de personas y en diversas circunstancias. Al analizar los posibles escenarios propiciados por las TICs tendremos que distinguir, por lo tanto, entre los cambios que puedan producirse en el ámbito de la enseñanza convencional de aquellos escenarios que se ven fuertemente potenciados por el uso educativo de las redes y que caen preferentemente en el ámbito de la enseñanza flexible y a distancia. Quizá el objetivo principal sea el de funcionar a la par, tanto profesores y alumnos, para constituir una de las aportaciones más positiva de las TICs a la educación básica. Para proseguir con el tema de los TICs, argumentar que las perspectivas que ofrecen las TIC, implican cambios en las claves organizativas en cuanto a combinación de los escenarios y la configuración de servicios integrados de aprendizaje.

En cuanto a la conclusión de este apartado decir que se trata de nuevas formas de enriquecer y mejorar la calidad del curriculum y de la educación. En los servicios integrados de formación la tecnología puede enlazar profesores y alumnos de todos los niveles educativos (elemental, secundaria, superior,etc.), así como de las empresas y la comunidad y proporcionar una amplia variedad de experiencias, información, materiales y posibilidades de comunicación. Se trata, en definitiva, de incrementar las oportunidades educativas.

NUEVOS MATERIALES TECNOLÓGICOS EN LA EDUCACIÓN
Lo que a continuación afirmamos, va dirigido al personal educativo,en forma de impartir las herramientas tecnológicas para la programación e impartición del contenido del nuevo programa educativo que ofrecen las nuevas tecnologías. Dentro del modelo enseñanza aprendizaje es necesario utilizar los nuevos materiales didácticos. Contar con computos, multimedia, Internet, rogramas de Office, proyectores en el aula, Encarta, procesadores de texto, ayudan a que la labor docente sea más eficiente y de mayor calidad. Entre las estrategias y herramientas que se proponen para adaptarse a un nuevo modelo educativo, podemos destacar la necesidad de proporcionar acceso a fuentes de información y recursos variados impresos y tecnológicos. A su vez, se propone también centrar el tratamiento temático en habilidades y actitudes de conceptos centrales y utilizar como referencia los conceptos e intereses de los alumnos para partir de sus necesidades. Además, en el uso de materiales o recursos impresos y tecnológicos, se pretende que el docente pueda alternar el material didáctico utilizado hasta el momento y amplíe con el uso de Internet, videos, etc. Esto implica adquirir ciertos conocimientos para el desarrollo del alumno en el mundo de Internet y proponer como herramienta habitual el uso de buscadores en Internet

REFLEXIÓN FINAL
Las nuevas tecnologías aplicadas a la educación, no cabe duda que crean una serie de discrepancias que como futuros docentes, debemos ponerlas en debate. Este debate pude ser abordado a partir de tres puntos: 1. En primer lugar, la dualidad ente tecnología y humanismo. En el dilema tecnología – humanismo, hay que tener presente que si alguna cosa hay intrínsecamente humana, esta es la tecnología, ya que es la manifestación más profunda de nuestra disconformidad con las cosas tal como son, además de servirnos para estructurar el mundo y explicarnos el por qué de las cosas, la actividad más antigua y que ha ocupado más tiempo a los humanos. No solamente las técnicas son imaginadas, fabricadas y reinterpretadas por el hombre, sino que el uso intensivo de las herramientas constituye la humanidad como tal (conjuntamente con el lenguaje y las instituciones sociales complejas). No podemos pensar la tecnología es un actor autónomo, separado de la sociedad y de la cultura, una entidad pasiva percutida por un agente exterior. Es imposible separar lo humano del entorno material y de los signos e imágenes a través de los que el hombre da sentido al mundo. 2. En segundo lugar, La urgencia de los cambios en las universidades. Como se ha dicho anteriormente, nos encontramos en unos momentos cruciales para el despegue de una amplia aplicación de las TIC en la enseñanza universitaria, que lleve a un verdadero proceso de cambio. El objetivo de las universidades españolas en materia de TIC en la docencia es mejorar la calidad de las enseñanzas universitarias mediante la explotación de dichas tecnologías y que la universidad española se integre en el modelo académico del futuro inmediato.

3.

En tercer lugar y último lugar, La necesaria respuesta de las universidades a la competencia de los otros agentes de formación continua y superior. Como dijimos más arriba, las universidades no tienen ya el monopolio del saber, y, por tanto, disponen de dos opciones: o colaboran con otros organismos de formación públicos y privados y con las empresas que desarrollan herramientas de difusión del conocimiento y con empresas de informática y de telecomunicaciones, o tienen que competir en el mercado. Las tendencias en educación flexible y a distancia así parecen mostrarlo. Se presentan en este terreno dificultades a las universidades convencionales en relación a la capacidad de flexibilización de sus estructuras. Mantener el estatus de ‘universidad tradicional’ las puede convertir en no competitivas.