Capitulo 12: Poder y partidos en la era de Muñoz

Louie RAMIREZ

La persuasión muñocista
Elecciones de 1952 bajo el ELA dan al PPD su más disfrutada popularidad.
Transición económica y social estable.

Es electo numerosas veces por el llamado “personalismo”.
Programa de reformas y modernización social. Carisma.

¿La historia del PPD es la del propio desarrollo de Muñoz y sus actitudes?

La persuasión muñocista
Dentro del PPD el poder quedaba centralizado en torno a Muñoz: No obstante, flexible y persuasivo. Combinación de convicción y apertura hacia ideas y opiniones. Discurso sencillo, directo; alusivo a las masas. Contrario a su mayor crítico,

La otra cara de la moneda: Muñoz y sus rivales
Menos tolerante con sus adversarios políticos.
Especialmente con los independentistas y nacionalistas. Síntoma: Ley 53.
Aprobada por la legislatura cuando Muñoz aun era Presidente del Senado (1948), y enmendada por él mismo al ser gobernador. “Incompatible ser un funcionario del gobierno… y abogar por el derrocamiento del gobierno de PR o EEUU por medio de la fuerza… o ser miembro de cualquier agrupación, sociedad u organización que abogue por tal derrocamiento”.

La otra cara de la moneda: Muñoz y sus rivales
Ilegal ser nacionalista o independentista.

Sedición: pena impuesta a Albizu (79 años de cárcel). Se le acusa a Muñoz de precipitarle la muerte. Ideas tomadas del macartismo que ocurría en EEUU para el mismo tiempo. Paranoia del comunismo en suelo norteamericano. Esfuerzo excesivo.

Repunte de los estadoístas
Apuntaban a que Puerto Rico no era más que una “colonia perfumada”.
El ELA era un “disfraz”.

Elecciones de 1956 1952:

y

PPD – Muñoz Marín (63%) (65%) PIP – Francisco M. Susoni (12%) PER – Luis A. Ferré (25%)

[19%] (13%)

El PPD victorioso, pero rasguñado.
Daba señas de debilitamiento.

Repunte de los estadoístas
Cambios sociales desatados por la industrialización y la modernización comenzaron a infiltrarse en la política. Una nueva sociedad = nuevos alineamientos políticos. Clase media en su mayoría. Estilo de vida imitaba conscientemente los patrones de consumo y recreación norteamericanos. Pobres urbanos, residentes de caseríos públicos. Emblema de modernización social del PPD se convierte en semilleros de actitudes políticas contrarias. En vez de aumentar la atracción de los

De republicanos a penepés: reajustes en el estadoísmo (1953). Renuncia su presidente Celestino Iriarte
Se cambia el nombre del partido (Partido Estadista Puertorriqueño a Partido Estadista Republicano). Presidente: Miguel Ángel García Méndez Vicepresidente: Luis A . Ferré Reorganización del PER en 1956 tras las humillantes derrotas:
Divisionismo interno (desde 1924). Plataformas electorales imprecisas y sin atractivo. Pueblo acostumbrado al mensaje directo de Muñoz. Hábito de acudir a las elecciones unidos a otras entidades.

De republicanos a penepés: reajustes en el estadoísmo ¿Qué puede implicar que sus lideres
fueran de dos generaciones distintas?

Compartían el deseo de renovar el partido.
Cambiar la posición republicana tradicional:
Exaltación abstracta de los valores democráticos de EEUU.

Tildaban de “ignorantes” a quienes votaban por el programa de Muñoz.

Argumento principal: el PPD pretendía alejar a PR gradualmente de los EEUU,

De republicanos a penepés: reajustes en el estadoísmo mensaje Ferré se encargó de llevar el nuevo
anexionista.
Sumó nuevos seguidores.

García Méndez: organización y legislación del partido.

Elecciones de 1960 y 1964:
PPD: PNP: 58% 59% 32% 35%

Principios del bipartidismo político moderno en la Isla.

Después de 1964, el PPD no vuelve a establecer

Los grupos más afectados por el cambio social se identificaron con las reformas estadoístas. Sus diferencias internas se limitaron –por el momento– hacia una política de corte populista. El PIP decayó debido a divisiones internas: Independencia como medio para:

¿Patriotas, socialistas o católicos? La ruptura independentista

Alcanzar la justicia social.
Defensa de la personalidad hispánica y católica. El PIP se dividió entre el ala conservadora, radical, y centrista. Se funda, en 1956, la Fundación de Universitarios Pro Independencia (FUPI). Debido al debacle del voto pipiolo de 1956 (40,000 votos menos), se funda en 1959 el Movimiento Pro Independencia (MPI).

La nueva lucha de independencia
Durante la campaña electoral de 1960 el MPI era un frente amplio. Con el pasar del tiempo se definió como marxista y anticolonialista (liberación nacional).

No querían cometer el error de los nacionalistas y el PIP: quedarse al margen de las clases populares (clase obrera industrial).
Ganó apoyo sindical, fupista y castrista. Esto ultimo produjo que el FBI los investigara debido al temor de la Revolución Cubana.

La nueva lucha de independencia
José Luis Feliú Pesquera presenta un proyecto de ley que hacia obligatoria una hora de instrucción religiosa y moral en las escuelas pública.
También el estado debía otorga fondos a escuelas privadas, en su mayoría católicas. Marín se opuso. Por tanto, la cámara legislativa desaprobó tal proyecto. Católicos se tiran a las calles a protestar.

El descontento de la Iglesia Católica se debió, en gran medida, por el tema controversial del control de la natalidad. Se funda el Partido Acción Cristiana (PAC) como respuesta a los ideales pepedeístas (intolerables y materialistas).
Miembros provenían del PIP y el PER.

Las elecciones de 1960 demostraron que el PAC debilitó más al PIP que al PER.
El ala más conservadora del PIP se va a aliar.

Resultados de las elecciones de 1960
500,000 450,000 400,000

350,000
300,000 250,000 200,000 150,000 100,000 50,000 0 Series1 PPD 457,800 PER 252,364 PAC 27,000 PIP 24,103

Elecciones de 1960
Resultados
4% 3%
33% 60%

PPD PER PAC PIP

De Fernós-Murray al plebiscito: el ELA sin consenso El salto electoral estadoísta (1956) hizo que el PPD retomara la causa del
ELA y sus poderes autónomos. El PPD expuso dos objetivos:
1. 2.

Hacer el estatus como uno permanente, sin opción a la estadidad o independencia. Ampliar las facultades autónomas del gobierno insular. o Conllevaría enmendar la Ley de Relaciones Federales.

o

Proyecto Fernós-Murray (1959)
o

Remplazar la LRF con los “Artículos de asociación permanente entre el pueblo de Puerto Rico y Estados Unidos”.

o

Si aprobado, el ELA asumiría facultades para:
o o o

Recaudar impuestos. Ejecutar las leyes federales en la Isla. Ni siquiera los estados disfrutaban de Controlar el comercio exterior.

tal autonomía.

o

El proyecto no fue aprobado por el Congreso.

Kennedy, Muñoz y una nueva comisión
Muñoz cansado del forcejeo congresional del proyecto, optó por otra ruta: la acción presidencial de John F. Kennedy (1960).

Alianza para el Progreso: programa cuyos objetivos eran fomentar las inversiones privadas en Latinoamérica y desviar así los movimientos populares de protesta en los países de esa región.
Utilizar la experiencia de Puerto Rico como modelo. Teodoro Moscoso como coordinador.

Muñoz convence a Kennedy en 1962 que se aclararan las bases jurídicas y morales del ELA celebrándose un referéndum sobre las tres alternativas del estatus.
En febrero de 1964 el Congreso aprobó la formación de una Comisión de Estados Unidos y Puerto Rico sobre el Estatus de Puerto Rico
Estudiar “todos los factores concernientes a las relaciones presentes y futuras entre EEUU y PR”. Estuvo en función desde junio de 1964 a agosto de 1966.

Kennedy, Muñoz y una nueva comisión
En este tiempo se hicieron varios estudios sobre distintos aspectos de la realidad puertorriqueña.

Se aprueba la celebración de un plebiscito el 23 de julio de 1967 para determinar la preferencias del estatus (700,000 electores=66% de electores inscritos). Resultados del plebiscito de 1967
1% 39% 60% ELA Estadidad Independencia

¿Qué podía significar estos números?

Otra vez los realineamientos partidistas
Desde la creación del ELA, 80% de los electores inscritos habían participado en todos los comicios celebrados.
El PIP y el PER llamaron a la abstención electoral. No obstante, la oposición estadoísta obtuvo casi 4/10 votos.
¿Por qué?

Se había fundado los Estadistas Unidos (EU).
Grupo que se separó del PER. Lo encabezó el dirigente republicano Luis A. Ferré.
Hernán Padilla Carlos Romero Barceló

Los principios de EU prohibía la trasformación de esta agrupación en un partido político.
Su buena actuación en el plebiscito y el descrédito del PER con miles de electores hicieron cambiar de opinión.

Otra vez los realineamientos partidistas
Como resultado, en agosto de 1967 se funda el Partido Nuevo Progresista (PNP) bajo el emblema azul de una palma de cocos.
Quince meses de campaña publicitaria bien financiada bajo la consigna de “¡Esto tiene que cambiar!”, y con la promesa de que no era la estadidad lo que estaba en “issue”, sino el buen gobierno.

Los populares disfrutaron del triunfo del ELA en el plebiscito, pero sufrieron una humillante derrota en los comicios electorales.
En general, los estadoístas cobraron cada vez más impulso desde por lo menos 1956. En el PNP cuajó desde un principio una nueva y poderosa coalición de fuerzas (empresarios, profesionales, clase alta y marginados urbanos). La campaña del plebiscito los llevó a la actividad política. Dentro del PPD se manifestaba ya cierto malestar (especialmente jóvenes) con la dirección personalista del Vate y los que lo rodeaban.

Otra vez los realineamientos partidistas
La desilusión con la “vieja guardia” reflejaba el natural choque generacional.

En 1964 el Vate decide no buscar la reelección apuntando a Roberto Sánchez Vilella como sucesor. Muñoz pensó que, siendo presidente del partido, seguirían sus directrices.
Por primera vez desde su fundación, la presidencia del partido y la gobernación recayeron en personas distintas. Se produjeron roces y desacuerdos. Cambio de “guardias”:
Vieja guardia – satisfecha con hacer del PPD una maquinaria de producir votos y satisfecha con los logros ya alcanzados. Nueva generación – aspiraba a renovar el programa y las estrategias del partido.

Otra vez los realineamientos partidistas
Sánchez Vilella fue asignado por Marín como sucesor con la esperanza de que ayudara a remediar las diferencias generacionales e ideológicas en el partido. El Vate calculó mal en este asunto.

Vilella actuó como si tuviese la obligación de cambiar el destino puertorriqueño. Se interpretó como un reto a la vieja guardia, la cual se centralizó en el senador Luis Negrón López.
Los choques culminaron con la convención del partido celebrada en 1968, donde escogieron a Negrón López como candidato a la gobernación por el PPD. La vieja guardia había triunfado.

¡Que el pueblo decida!
Rechazado por el PPD, Sánchez Vilella funda el Partido del Pueblo (PP).
Inscrito por un grupo de estadoístas, pero fue abandonado por sus integrantes varios meses antes tras ingresar sus fundadores en el PNP. Vilella no predicaría la estadidad, sino el ELA con nuevos enfoques de toque personal. Esto apelaba al grupo popular juvenil. El PP logró atraer más de 10% de los votos (88,000). Aunque no estuvo cerca de triunfar, su campaña dejó al PPD derrotado en las elecciones por primera vez en 28 años.

En el 1968 gana el PNP con Ferré a la gobernación.

Elecciones de 1968
25,000 4,000 88,000 Luis A. Ferré (PNP) Luis Negrón López (PPD) 391,000 Roberto Sánchez Vilella (PP) Antonio J. González (PIP) Ramiro L. Colón (PER)

368,000

¡Que el pueblo decida!
¿Fue la separación de Sánchez Vilella del PPD el factor más importante de la victoria de Ferré?
El PP hizo mucho daño al PPD. Aun así, los estudiosos le atribuyen la primera victoria del PNP a la fortaleza que adquirió dicho partido.

También hay que tomar en cuenta la clase pobre del arrabal y de caseríos de Cataño.
El cambio sustancial de la política puertorriqueña no se deja ver solo en su juventud. El plano político del PNP encarnaba las aspiraciones de las clases más dependientes del capital norteamericano.