Hace Mucho Tiempo....

El mundo del cine se vio preocupado por la llegada de la televisión, el medio de entretenimiento que prometía diversión sin necesidad de salir de casa. Para contrarrestar esta amenaza los estudios de Hollywood probaron nuevos métodos de presentación de las películas. Sonido estereofónico, proyección en pantallas gigantes o pantallas anchas fueron algunas de las tácticas que dieron vida al CinemaScope, VistaVision y varias técnicas de filmación que prometían una experiencia única.

PELICULA 1

PELICULA 2

PELICULA 3

ESTAS IMAGENES SON ILUSTRATIVAS, FURIA DE TITANES 2 NO FUE FILMADA EN CINERAMA.
Entre ellas se encontraba el Cinerama, un proceso que permitía tener una imagen que ocupaba el campo visual de la gente gracias a la filmación que requería de tres cámaras de 35 milímetros, que luego eran convertidas a tres impresiones de mismo milimetraje para ser exhibidas en una pantalla curva que rodeaba al publico. Una cuarta película magnética contenía siete pistas de sonido.

CINERAMA
Revista dedicada al cine de aventura, acción, ciencia ficción, fantasía y humor.

4

FURIA DE TITANES 2
Sam Worthington, Ralph Fiennes y Liam Neeson estelarizan una vez más como los dioses en guerra en “Furia de Titanes 2”, bajo la dirección de Jonathan Liebesman. Una década después de su heroica derrota del monstruo Kraken, Perseo (Worthington) – el semidiós hijo de Zeus (Neeson) – intenta vivir tranquilamente como un pescador de la villa y como único padre de su hijo de 10 años, Helios. Pero sin que Perseo lo sepa, una lucha por la supremacía ha se ha vuelto fuerte entre los dioses que vendrán a amenazar su idílica vida. Peligrosamente debilitados por la falta de devoción humana, los dioses están perdiendo su inmortalidad, como también el control sobre los Titanes aprisionados y su feroz líder Cronos, padre de los hermanos gobernantes Zeus, Hades (Fiennes) y Poseidón (Danny Huston). El triunvirato había derrocado a su poderoso padre mucho atrás, dejándolo pudrirse en el tenebroso abismo de Tártaros, un calabozo que yace en lo profundo del cavernoso inframundo. Ahora, Perseo no puede ignorar su llamado verdadero cuando Hades, junto con el hijo divino de Zeus, Ares (Edgar Ramírez), cambian su lealtad y hacen un trato con Cronos para capturar a Zeus. La fortaleza del Titán crece cuando los poderes de dios de Zeus son sifonados… y el infierno es desatado en la tierra. Enlistando la ayuda de la guerrera Reina Andrómeda (Rosamund Pike), el hijo semidiós de Poseidón Agenor (Toby Kennell), y el dios caído Hefaistos (Bill Nighy), Perseo valientemente se embarca en una misión traicionera dentro del Inframundo para rescatar a Zeus, derrocar a los Titanes y salvar a la humanidad.

5

SIENTE LA IRA
“Furia de Titanes 2” trae de vuelta la batalla a la tierra mítica de los dioses y monstruos en una lucha de proporciones cataclísmicas, más grande y osada que nunca antes. Y para nuestro héroe, Perseo, esta vez es personal. “Es una aventura asombrosa que lleva a Perseo a lugares en los que ningún mortal ha estado antes y lo empuja contra enemigos que ningún hombre ha enfrentado”, declara el director Jonathan Liebesman, quien abraza la oportunidad de trabajar en uno de sus géneros favoritos mientras cuenta una historia sobre enfrentar tu destino. Eso es algo, dice él, “Que todos tenemos que hacer eventualmente, aunque quizás no tan heroicamente, como Perseo. La razón de que la mitología Griega sea atemporal es porque está llena de arquetipos clásicos, como también la tragedia, comedia, traición, venganza. Lo tiene todo y es parte de nuestra cultura colectiva. Todos conocen a Zeus y a Hades; todos conoces lo que es el Inframundo”. Habiendo sobrevivido a su primer encuentro con el Inframundo en la madriguera de Medusa diez años antes, Perseo ha intentado olvidar los demonios del pasado y vivir una vida tranquila como pescador con su hijo. Pero no tiene opción cuando la guerra viene hacia él, y a pesar de intentar esconder su identidad de semidiós por años, no puede negar más su derecho de nacimiento… o su lugar en el campo de batalla. “En su primera misión, Perseo había perdido todo lo que le importaba y salía por venganza, así que en cierto nivel probablemente no le importaba si vivía o moría”, recuerda Sam Worthington, quien una vez más lo interpreta. “Pero ahora ha madurado, tiene un niño que ama muchísimo, y está contento con su vida. Él ve al mundo de forma diferente; no quiere que el mundo cambie”. Pero cambiará, debido en parte a su sentido de la obligación hacia su padre, el rey de los dioses, Zeus. Liam Neeson, quien regresa al rol, dice que estaba ansioso por el desafío de explorar en mayor profundidad el lazo entre padres e hijos, y también entre hermanos. “Jonathan y los escritores quisieron minar las relaciones difíciles entre Zeus y sus hijos, Perseo y Ares, y su historia compleja con Hades y su padre, Cronos”, nota el actor. “Eso me atrajo mucho – el realismo dentro de una fantasía, las emociones muy humanas conduciendo esta historia que toma lugar en un mundo de fabula”. Ralph Fiennes, quien repite su rol de Hades, añade, “Siempre pensé en los dioses Griegos como proyecciones de los apetitos y deseos humanos, especialmente cuando piensas en nuestro deseo por la inmortalidad, fortaleza eterna, belleza y poder eterno. No podemos tener esas cosas, así que creamos a estos personajes extravagantes y las historias fantásticas”.

6

7

8

También de vuelta a bordo para la aventura épica está el productor Basil Iwanyk, quien estuvo emocionado de tomar otra épica mitológica con nuevas bestias incluso más grandes, con el director Jonathan Liebesman al timón. “Jonathan adoraba el material tanto como yo y, como yo lo hacía, también pensó que era muy divertido correr alrededor de Tenerife y Gales y el Reino Unido, escenificando batallas de gran escala y monstruos luchando”, sonríe Iwanyk. “Su entusiasmo era infeccioso, y le daba más confianza a la gente a su alrededor, lo que sacó lo mejor dentro de todos, elenco y equipo por igual”. Antes que una sola palabra pueda ser dicha, sin embargo, el guion debía ser escrito. Iwanyk y su compañera productora Polly Johnsen voltearon hacia los escritores Dan Mazeau, David Leslie Johnson y Greg Berlanti para idear una misión que desafía la muerte para Perseo que no solo se mida con la anterior, sino que la exceda. Mazeau dice, “fue un muy divertido proceso creativo. Dave, Greg y yo nos sentábamos por varias horas al día, investigando e imaginando lo que querríamos ver en la pantalla, porque todos somos admiradores de esa clase de material”.

De acuerdo a Johnson, “En la mitología, las grandes aventuras de Perseo llegan a un final cuando salva a Andrómeda, lo cual pasó en el primer film. Tuvimos que imaginar lo que hizo después, para inventar una nueva aventura para él, en esencia creando un ‘mito perdido’ que se sienta como si debiera ser parte de su mito”. “Los mitos antiguos se sienten familiares e identificables para todos nosotros, lo cual es el por qué han durado a través de los siglos”, observa la productora Polly Johnsen. “Los escritores trajeron una que se ajusta correctamente – una relevante historia identificable que rebusca en los temas universales del amor y odio entre padres e hijos, y la rivalidad entre hermanos. Entonces Jonathan trajo su puesta descarnada y realista a ella, combinado con los elementos fantásticos, creo que logra lo mejor de ambos mundos”. “Intentamos hacer un film épico en cada sentido de la palabra – una historia inspiradora con temas poderosos, criaturas enormes, secuencias de acción de movimiento, puestas espectaculares y personajes emblemáticos interpretados por un increíble elenco talentoso”, dice Liebesman.

UN HÉROE REGRESA
“Furia de Titanes 2” no solo reúne a Perseo con su padre divino, Zeus, y su traicionero tío, Hades, fue una reunión para el trío de actores que los interpretaron también: Sam Worthington, Liam Neeson y Ralph Fiennes. “No podría imaginar a nadie más en esos roles, así que estaba emocionado de que volvieran para continuar el relato”, dice Liebesman. Worthington dice que estaba interesado en explorar los cambios en su personaje después

9

que una década o tanto así ha pasado en la vida de Perseo. “A diferencia de antes, ahora está reacio a unirse a la pelea. No es una decisión sencilla, y su indecisión viene de intentar determinar lo que siente que es correcto: deja a su hijo para ayudar a su padre, o se queda con su hijo y deja que su padre vaya solo? “En la mitología Griega”, nota Liebesman, “los dioses siempre abandonan a sus familias humanas. Son muy egoístas. Perseo, a pesar de ser un semidiós, intenta vivir una vida abnegada como mortal, dedicado a criar a su hijo”. La elección inicial de Perseo parece ser sencilla: es padre, no va a ir a ninguna parte, sin importar lo mucho que ruegue Zeus, sin importar en cuantos de sus sueños se meta Zeus. Pero la decisión es arrebatada de sus manos cuando la lucha literalmente viene hacia él en la forma de una Quimera aterrorizante de tres cabezas que ataca a la villa. Por supuesto, al luchar contra el monstruo, se vuelve claro para todos – incluyendo a su hijo – que Perseo no es un pescador común. A pesar de lo mucho que Perseo pueda querer que las cosas vuelvan a la forma en que eran, está claro que no lo harán – que Zeus estaba en lo correcto, el mundo está cambiando. Es también un mensaje que el dios del trueno y el relámpago a estado intentando transmitir a su hermano Hades, pero sus advertencias han caído en oídos sordos. “Jonathan Liebesman estuvo muy concentrado en redefinir la relación entre los dioses, parti-

cularmente la de Hades y Zeus”, dice Fiennes. “Siempre tuvieron una historia difícil, pero esta vez llega a la cima. Los poderes de los dioses están disminuyendo cuando la humanidad está encontrando su propio sentido de autovaloración. Hades ha decidido que la única forma de mantener cualquier clase de poder – lo cual significa para él la inmortalidad – es soltar la eterna fuerza destructiva de su padre, Cronos, desde donde ha estado aprisionado por mucho tiempo. Zeus está en contra de esto ya que sabe que significará una destrucción masiva, entonces los hermanos están en contra desde el comienzo”. “Zeus se da cuenta que los dioses están débiles porque es tiempo de que los humanos sean fuertes”, explica Neeson. “Él ve lo justo de eso, él entiende este nuevo orden del mundo, y está bien con eso. Desafortunadamente, es incapaz de convencer a Hades, y su benevolencia hacia los mortales lo deja al descubierto para los viejos trucos de su hermano”. Aunque en la pantalla son enemigos, Neeson y Fiennes son grandes camaradas fuera de cámara, y disfrutan trabajar juntos una vez más. “Ralph es un muy querido amigo, y era estupendo tener muchas escenas con él esta vez”. Ocasionalmente, no obstante, la seriedad de sus roles llegó al par. “Desbordamos en risas una cuantas veces”, continúa Neeson, “porque, bien, ahí estábamos nuevamente en largas pelucas y barbas y pecheras, yo con mi rayo de relámpago y él con su rastrillo”.

10

11

Fiennes añade, “Liam y yo tuvimos mucha más interacción en este film de lo que tuvimos en el anterior, y algunas escenas muy fuertes para interpretar, lo cual adoramos. Y estar trabajando con un amigo siempre es algo bueno”. Varios nuevos miembros del elenco se unieron a la producción en roles críticos también. El actor venezolano Edgar Ramírez en la parte de Ares, el hijo amargado de Zeus. Resentido por la atención que siente que su padre le ha dado a su medio hermano Perseo, el dios de la guerra sale por sangre. Ramírez gozó el rol: “Crecí viendo películas de fantasía y siempre tuve el deseo de estar en una de ellas. Así que interpretar a Ares, uno de los dioses más prominentes del Olimpo y, por definición, el más grandioso guerrero, fue una oportunidad de cumplir eso en una forma muy divertida. Ares disfruta luchar por el hecho de luchar; el calor de la batalla es lo que enciende su carácter. Es violento y agresivo, con un ego muy grande, aun así frágil en cierta forma – su orgullo es fácilmente desinflado por lo que percibe como la preferencia de Zeus por Perseo, el hijo que nunca amó a Zeus. Ares se siente excluido, entonces cuando Hades se presenta a él con una oportunidad de venganza, él la toma”. “Edgar tuvo una pasión increíble por Ares. Se sumergió en el celo y pasión y enojo que se han construido dentro del dios por tanto tiempo”, dice Liebesman. Otro vástago de los dioses es Agenor, el largamente perdido hijo de Poseidón que se ha vuelto un criminal. Necesitando su experiencia innata en los mares, Perseo busca a Agenor, y lo encuentra descomponiéndose en la jaula del campo de batalla de la Reina Andrómeda. El rol de Agenor, quien prueba no solo ser un sorprendente poderoso aliado sino también provee de una justa

12

cantidad de alivio cómico en el esfuerzo peligroso, es interpretado por Toby Kebbell. “Toby estuvo fantástico”, declara el director. “Tiene un filo y un ingenio que trajo al personaje, y él y Sam tuvieron fantásticas bromas entre ellos. Aun cuando Agenor y Perseo nunca se conocieron antes de nuestra historia, casi inmediatamente se sintieron como familia – son primos, después de todo – cuando los vemos juntos”. “Mi personaje no tiene interés en los dioses o el hecho de que es un semidiós”, ofrece Kebbell. “Ha sido desertado por su padre y entonces le da la espalda en ese mundo. Perseo lo trae para que se dé cuenta que es la responsabilidad de su generación cuidar del lio con los poderes que ellos poseen. E incluso aunque Agenor es despreocupado por eso, sabe que tiene un entendimiento del mar, dado a él por su padre, Poseidón, y que Perseo lo necesitará para ganar esta lucha. Secretamente, él aprecia el respeto que Perseo le da. Nadie más se lo dio; todos los demás solo lo ven como un ladrón, lo cual es justo porque él es un ladrón”. La actriz inglesa Rosamund Pike interpreta a la captora de Agenor, la Reina Andrómeda. La princesa de Argos en el film previo, Andrómeda hereda la corona después de la muerte de sus padres, el rey y la reina, y desde entonces se ha vuelto una guerrera en defensa de su reino, incluso cuando el mundo colapsa a su alrededor. El productor Iwanyk sintió que el físico de Pike era “perfecto – bravo y duro, pero de reina al mismo tiempo. Ella transpiraba liderazgo pero nunca perdió su femineidad. Y podía estar codo a codo con Sam”. “Me gustó Andrómeda porque se sentía como una heroína real para las chicas”, comparte Pike. “Creo que los chicos tienen tantos héroes de acción como modelos a

13

14

seguir en los films, y hay pocos personajes femeninos como esos. Pero Andrómeda ha cambiado mucho desde el final del primer film, cuando estaba indefensa y necesitada para ser rescatada. Ahora es la Reina de su país y liderando su ejército en la guerra. Es una luchadora, y va a asegurarse de que nunca necesite ser rescatada nuevamente”. Una vez que Perseo ha reunido a sus fuerzas – Agenor, la Reina Andrómeda y algunos de sus soldados – parten por mar, bajo la navegación de Agenor, a la remota isla hogar de Hefaistos. Como el forjador de rayo de Zeus, la horquilla de Hades y el tridente de Poseidón (colectivamente conocida como la lanza de Triam), como también el arquitecto de la prisión de los Titanes, Tártaro, Hefaistos tiene valioso conocimiento de lo que Perseo debe obtener para salvar a su padre y al mundo de la ira de Cronos. Una vez casado con la hermosa diosa Afrodita, el dios caído ahora vive solo, con solo unos cuantos ciclopes gigantes y el búho mecánico Bubo, de vuelta en un breve pero memorable cameo, como compañía. Hefaistos es interpretado con un sentido de dicha demente por Bill Nighy, quien se sumerge en el pasado de herrero con el fin de cargar la ira irónica de su personaje. “Si tomas el simple hecho de que Hefaistos nació pobre, rechazado por sus padres, arrojado del Monte del Olimpo y cayó por siete días antes de tocar tierra en el medio de la nada, bien… me gusta la extremidad de eso”, confirma Nighy. “Fue bastante genial interpretar a este tipo maltratado. Me refiero a que se casó con la diosa del amor, pero entonces ella durmió

con todos los que conocía. Así que nunca lo tuvo fácil. Sin embargo, como actor, si te dan el rol de un semidiós de pelo largo y barba descuidada, con una cojera, que inventa un amigo para sí mismo, estás en buena forma, sabes? “Bill trajo tal respiro de aire fresco a Hefaistos, como también un sentido de diversión y jugueteo al set”, remarca el productor Johnsen. “Era tan encantador e hizo tanto con el personaje para expresar el humor en sus de otra forma serias escenas”. Con la ayuda de Hefaistos, Perseo se adentra en lo que sabe será la batalla más desafiante de su vida, una de la cual podría no regresar. Como siempre, su preocupación principal en su mente es la seguridad y futuro de su hijo, Helios. Como es claro desde el comienzo, que solo han estado los dos, Perseo y Helios, desde la muerte de Io, era claro para los realizadores que necesitaban encontrar a un joven actor que tuviera esa clase de química con Worthington. “Esa relación tenía que sentirse real”, relata Iwanyk, “entonces Sam estuvo muy involucrado. Una vez que le introdujimos a John, se conectaron. Aun cuando Sam nunca interpretó a un padre en pantalla, se sintió muy protector y pasó mucho tiempo con él, bromeando, divirtiéndose, lo que tuvo mucho que ver con hacer sentir a John cómodo”. “Adoro a John Bell”, dice Worthington. “Es un chico grandioso. Y fue un rol duro, porque es el Corazón de la película, la cual debía ser establecida en un relativo corto tiempo. Pero él dio el paso adelante e hizo un gran trabajo”.

15

El joven actor disfrutó estar en el set – especialmente para la batalla que su personaje atestiguó cuando Perseo lucha contra la Quimera. “Hubieron explosiones sucediendo por todas partes, tuve que saltar y gritar y ser empujado”, sonríe él. “Incluso tuve algo de “sarpullido de Furia”, que es lo que llamamos a cuando te caes y tiene la arenilla del piso pegada en ti. La mejor parte de hacer la película!”

Redondeando el elenco, Danny Huston una vez más aparece como Poseidón, inicialmente el único aliado de Zeus; Lily James interpreta a Korrina, la doncella de la Reina Andrómeda, quien se une a ellos en su misión; y Sinéad Cusack encarna a Clea, la curandera que Perseo confía para educar a Helios, y para cuidarlo cuando Perseo se embarca en la lucha de su vida.

EL INFIERNO EN LA TIERRA
Como lo indica el titulo, “Furia de Titanes 2” pedía adversarios gigantescos y míticos para enfrenta a Perseo: la Quimera de varias cabezas, los tres ciclopes de un ojo, un ejército de Makhai, y un poderoso y amenazante Minotauro. Su más formidable oponente es, por supuesto, Cronos, el Titán inmenso hasta ahora aprisionado y padre de Zeus, Hades y Poseidón, quien está a punto de liberarse y traer el infierno a la tierra. “Es en verdad una variedad de acción la que hay en esta película”, dice el supervisor efectos visuales y director de la segunda unidad Nick Davis, quien también trabajó en el primer film. El primer enemigo que Perseo encuentra es la Quimera, una bestia que respira fuego con las cabezas de león y cabra, alas de dragón y una feroz cabeza de serpiente al final de su cola. “Las cabezas principales trabajan en tándem, con una arrojando gasolina y la otra una neblina de calor que la enciende”, dice Liebesman del bruto que despedaza la villa de Perseo, un aterrador tiro de advertencia de las cosas que vienen si no toma acción. La criatura fue principalmente producida por CG (Gráficos por Computadora), pero el daño que creó fue una combinación de efectos visuales y especiales. Neil Corbould, el supervisor de efectos especiales en los dos films, explica, “Con el fin de mantener a la audiencia preguntándose ‘Fue eso real? Fue eso CG?’ Encontré que es mejor emparejar los elementos de computadora con los prácticos, para un resultado final más imperceptible. Permite la atmosfera que generas – en este caso, pedazos de ceniza u otros materiales de luz – para interactuar con los actores. Así que la destrucción traída por la Quimera fue lograda en el set, y mejorada después por el equipo de efectos visuales”. “La Quimera desciende en la villa como un meteoro e inmediatamente comienza a despedazarla”, dice Davis. “Hay una inmensa explosión pirotécnica, entonces el suelo comienza a quebrarse, seguido de una muy elaborada explosión de trinchera de 400 pies que se arrastra a

16

17

18

través del pueblo antes de hacer explotar una casa y finalmente entrando en erupción en un edificio. Entonces se mantiene ocurriendo”. Con la Quimera forzando su mano, Perseo está comprometido a la batalla para salvar a Zeus y toda la humanidad de Cronos, y se prepara para encontrar un camino a Tártaro, tomando un recorrido con un viejo amigo: el caballo alado Pegaso, que lo lleva al campamento de la Reina Andrómeda. Una vez que Perseo, Andrómeda y Agenor están en camino, se detienen para encontrar a Hefaistos, cuya remota isla hogar está llena de trampas y fuertemente resguardada por un grupo de ciclopes de 30 pies de alto, una de las criaturas favoritas de Liebesman en el film. El diseñador de prótesis Conor O´Sullivan proveyó al director con cerca de 15 maquetas diferentes de cabeza, y trabajó cercanamente con Davis en el diseño del cuerpo completo, antes de que determinaran el plano final para los ciclopes. “El desafío más grande fue hacerlos aparecer tan fotorealistas como fuera posible. Bien, tanto como un monstruo de un ojo y de 30 pies de alto pueda serlo”, sonríe Davis. Los realizadores enfrentaron una empresa similar con el Minotauro, quien es hecho más terrorífico por el hecho de que puede cambiar de forma en cualquier perso-

na o cosa, pero en su forma verdadera es monstruoso, aun así humanoide al mismo tiempo. “Sentimos que nuestro Minotauro era más hombre deforme en tal forma que asemeja a un toro”, declara Liebesman. “Es el guardián al final del laberinto, básicamente un prisionero él mismo, quien ha estado ahí, en la oscuridad, por miles de años, esperando por alguien que intente atravesar. Es extremadamente violento y, con siete pies y medio de alto y asemejando a un toro en silueta, creo que cuando sale a la luz, es algo más atemorizante de lo que jamás has imaginado”. O´Sullivan dice que el diseño atravesó varias fases. “Nick había hecho algún trabajo previo en Estados Unidos, y yo tenía a algunos cuantos escultores trabajando en varias maquetas, incluyendo a Julian Murray, quien hizo una hermosa imagen de un Minotauro muy de aspecto humanoide”. Desde ahí, tomaron su ambiente en consideración para crear el aspecto completo. “Vivió en su calabozo, con todo descomponiéndose a su alrededor. Es sucio; sus prendas son sucias y desagradables. Es una pesadilla en cierta forma, y eso es exactamente lo que necesitaba representar”. El desafío más grande de O´Sullivan con el personaje fueron los cuernos. “Debían ser prácticos. Tenía que ser capaz de luchar con ellos sin que se le cayeran. Asegurarlos fue complicado”.

19

El doble Spencer Wilding, quien interpreta a la bestia, estuvo cubierto de pie a cabeza. “No creo que hubiera una parte de él que estuviera expuesta”, continúa O´Sullivan. “Spencer es muy bueno en trajes de criatura. Pusimos pies, piernas, torso, cabeza, cuernos, manos, dientes e incluso lentes de contacto en él, así que fue completamente cubierto. Fue un traje de dos piezas con una columna, hecha de látex formado en una forma tradicional, todo fabricado para encajar”. Dando la noticia de la aparición de Cronos desde su confinamiento de años, legiones de Makhai de doble torso braman a través del campo de batalla en un enjambre de muerte y destrucción. Una invención de los escritores del film, son guerreros que han sido enviados a Tártaros y combinados por Cronos. “Creó a su propio ejército al mezclar dos almas guerreras torturadas en una sola, y entonces los envió a causar estragos en la tierra”, relata Liebesman. “Un volcán se quiebra, bolas de fuego salen hacia los ejércitos, y desde el impacto de aquellas bolas de fuego en el piso emerge el Makhai, encargándose del equipo de Perseo”, ilustra Corbould. “Son guerreros de ocho pies de alto, dos cabezas, seis brazos que pueden correr y rodar y luchar y saltar con fortaleza superior a la de cualquier humano”, dice Davis. “Pero son realmente solo el preludio del mal que está por venir, la enorme batalla final por Perseo, Zeus, Hades… todos”. La guerra llega a un clímax cuando Cronos de más de 1,500 pies se libera de sus ataduras y comienza a atacar.

“Cronos creó el mundo del caos, y quiere regresar al mundo a ese estado”, nota Liebesman. “Lo que amo de él es que me recuerda a una bomba atómica cuando da en la pantalla – esta masiva explosión con toneladas de escombros volando de él y prendiendo fuego a todo en su camino”. David añade, “Cronos siempre ha sido esta fuerza inestable, volátil que los humanos han estado esperando inconscientemente, y tan pronto como la fortaleza de Zeus le da poder completo, el brota: rocas caen en cascada de él, las paredes de prisión comienzan a colapsar y la lava burbujea desde debajo”. Él describe al Titán rey como teniendo “proporciones humanas, pero está compuesto de oleadas de lava solidificada y derretida que está constantemente vertiéndose de su cuerpo. También está cubierto en nubes de piroclasto que flotan de él, y cuando se mueve, lanza bombas de lava hacia la gente debajo”. Cronos fue logrado completamente a través de CG, pero eso no fue disuasivo para Sam Worthington, quien se ha vuelto una especie de maestro de la lucha contra bestias en pantalla verde. Para el actor, es un día común de trabajo. “Es simple: tienes que creer en el mundo. Cuando mi sobrino corre por ahí pretendiendo que lucha contra monstruos, es lo mismo. Mientras te comprometas y creas, entonces la audiencia también se comprometerá y creerá. Sabemos que es generado por computadora, porque Cronos y Ciclope y Quimera no existen, pero si me sumerjo en una situación al 100 por ciento, entonces con suerte la audiencia seguirá y será sacada del mundo”.

20

21

22

REGRESO A UNA TIERRA ANTIGUA
Para recrear la antigua Grecia, el equipo de producción de “Furia de Titanes 2” una vez más regresó al paisaje único y exquisito de Tenerife en las Islas Canarias, como también a locaciones dentro y alrededor de los Estudios Shepperton en Inglaterra, y las presas oscuras de Gales. “Las Islas Canarias nos dieron contraste, incluyendo el hermoso mar azul, paisajes polvorientos y paisajes de ciudad, áreas bien abiertas para escenificar una batalla masiva en el medio de un volcán… No podríamos haber pedido más de una locación”, dice Liebesman. El diseñador de producción Charles Wood encontró que el área se fusionaba bien con su visión de director. “Jonathan es un director muy grafico, lo cual fue grandioso para mí porque fue realmente capaz de dar una sensación de lo que estaba imaginando. Discutimos referencia de color, referencia de textura, y reunimos una paleta amplia para trabajar. Él aprecia la imaginería fuerte y directa, la cual es precisamente la que ofrece Tenerife”, relata él. El centro turístico costero de Abades fue elegido para la construcción de set más grande: la abarrotada villa de pesca que es hogar de Perseo y su hijo, Helios, y el sitio del violento ataque de Quimera. “Escogimos ese lugar particular porque tiene mucha topografía, con una vista clara del océano; no era solo espacio plano”, elabora Wood. “Tomamos referencia de las villas de Afganistán, el Norte de África y el Medio Este, donde muchas culturas antiguas aun existen”. De los diseños de Wood, el equipo de efectos especiales, encabezado por Neil Cobould, esculpió una selección de rocas de espuma para las edificaciones, muchas de las cuales serían detonadas usando aire comprimido de alta presión o cargas pirotécnicas. Liebesman estuvo emocionado con la transformación que Wood y su equipo lograron. “Perseo vive en las afueras de la vida Griega en una villa pobre. Es poco recompensada. La atención al detalle que Charlie trajo a cada esquina de cada cabaña fue inspiradora, y quise filmar cada pulgada de lo que creó antes de tener que volarla”. A una corta distancia de Abades, Los Desriscaderos sirvió como la locación para el exterior del intrincado laberinto guiando hacia Tártaros. Adicionalmente, varias escenas fueron logradas dentro del parque nacional volcánico del Monte Teide: el campamento militar inicial de Andrómeda fue construido en Minas de San José; y Llano de Ucanca se mantuvo como el exterior espectacular del Monte de Ídolos. El Parque Rural Teno, una montaña volcánica donde la erosión ha dado forma al ac-

23

tual paisaje de acantilados costeros, tuvo doble tarea en el film: en la escena de apertura como la locación de la tumba en la costa de Io, y como la locación donde Perseo, Agenor, Andrómeda y sus soldados abordan la majestuosa nave, el Nomos. “El Nomos fue mostrado en el primer film”, dice Wood, “pero atravesó algo de importante cambio cosmético para “Titanes 2”. Necesitamos que sea más grande, así que lo cortamos a la mitad, añadimos cerca de 20 pies en su viga, y entonces lo reconstruimos. Pusimos una nueva cubierta, rediseñamos popa y la proa y construimos dos mástiles. La nave fue construida en Cornwall y entonces llevada a Tenerife por tierra y agua”. Para una escena que involucra la nave en el mar, el elenco y equipo abordaron varios botes, arrojando el ancla en frente de los acantilados de Los Gigantes, que ofrecieron un fondo magnifico. “Los Gigantes tiene una escala y misterio tremendo, habiendo sido formada por flujos de lava masivos”, dice Wood. “Nunca he visto nada más sorprendente”. Antes de partir de Tenerife, el equipo de efectos visuales y una parte de la segunda unidad se desprendieron de la unidad principal para filmar varias tomas de “viaje” sobre Roque de Agando en Canarias cerca a La Gomera, un domo volcánico magnifico formado hace cinco años atrás y una de las características del área más impactantes. La imagen adicional no solo fue usada para placas, sino también para recrear fondos CG que se extenderían más allá

de las secuencias del campo de batalla que los realizadores capturarían en Gales. El resto de la película fue filmado en el Reino Unido. En Surrey, Inglaterra, el bosque Redlands se volvió la isla de Kail, el hogar boscoso de Hefaistos y sus feroces guardias, los Ciclopes. La base de producción fue localizada en los Estudios Shepperton, donde el departamento de arte, el departamento de vestuario, el taller de efectos visuales y edición fueron situados. Utilizaron varios estudios de sonido ahí para construir sets, incluyendo el laberinto, la madriguera del Minotauro, el bosque de Hefaistos, los interiores del Templo de Ídolos y la cabaña de Perseo, la celda de Agenor y la prisión definitiva, Tártaro. Quizás ningún set requirió una combinación más grande de diseño y función que el laberinto. “El laberinto fue buena diversión”, recuerda Wood. “Fue complicado, sin embargo, por todas las partes móviles y el hecho de que necesitaba sentirse como un espacio sin fin. El equipo de efectos especiales hizo un trabajo tremendo haciendo funcionar los mecanismos del set, ayudándonos a crear momentos en el film cuando los personajes caminan sobre puentes y vemos cilindros girando, interconectando corredores, y bloques de piedra enormes moviéndose a su alrededor”. “Si hay un elemento de película de horror en este film, ese es el laberinto”, sugiere Iwanyk. “Es el hogar del Minotauro, y te vuelve presa de tus peores miedos”.

24

25

26

Otro lugar inductor de miedo en el film es Tártaros, donde Cronos está lentamente liberándose mientras absorbe el poder restante de Zeus, quien se mantiene encadenado e indefenso gracias a la alianza no sagrada formada por Hades y Ares. Inspirado por las pinturas del artista John Martin, a la cuales el director llamó “Turbulentas y surreales”, Liebesman tuvo una muy específica idea de cómo debería aparecer. “Para mí, el inframundo siempre ha sido una representación oscura del interior de la tierra. No es realmente una cueva; es inmensa, con superficie redondeada sobre eso estando el lado bajo del océano y las montañas – casi un mundo dentro de un mundo, con Tártaros en su mismo centro. Viéndolo de esa forma, creo que nos da mucho espacio para jugar con el diseño”. “Construimos una pequeña pieza de ella”, dice Wood, “y el departamento de efectos vino y capturó el resto del tramo de tierra que se convirtió en el Inframundo”. El supervisor de Efectos Visuales Nick Davis disfrutó crear lo que describe como “la estructura bizarra, retorcida, como catedral de 4,000 pies que

es esencialmente una prisión de piedra de la cual Cronos, durante el curso del film, se libera y surge a la vida”. La producción viajó al sur de Gales para las dos semanas finales de filmación con el fin de filmar la explosiva escena de batalla en la cual los hombres enfrentan los poderes feroces del Inframundo. El campo militar de Andrómeda en Argos fue construido en una cantera en las afueras del Merthyr Tydfil, una vez la más grande de Gales. Coincidentemente, el área tiene su propia historia real – y violenta: fue nombrada por Saint Tydfil, la hija del Rey Brychan de Brycheiniong, quien fue asesinada aproximadamente en 480 D.C. “La batalla final es masiva”, declara Iwanyk. “Tuvimos cientos de soldados y caballos, catapultas y flechas volando. Es una lucha hasta el final entre Cronos y su ejército de criaturas, y los ejércitos de la humanidad – los espartanos, los Ateneos, el ejército de Argos – todos ahí para el enfrentamiento final. Es como la batalla de Termopilas o la de Stalingrado o cualquier conflicto clave. Si no ganamos aquí, la vida como la conocemos se termina”.

VISTIENDO A UN EJÉRCITO
El expansivo vestuario para todos desde héroes a dioses caídos hasta una antigua milicia Griega fue creado por la diseñadora de vestuario Jany Temime. “Encuentro a la mitología muy interesante, pero nunca trabajé en ese periodo antes, así que estaba muy emocionada de tener tan perfecta oportunidad para aprender más sobre eso”, dice ella. Temime tomó su entrada inicial de los desafíos en la historia que ha tomado lugar desde la última vez que vimos a Perseo y los dioses, ostensiblemente diez años antes. “Cuando nuestro film comienza, los dioses ya no están en la cima. Han estado en declive porque el hombre ha dejado de orarles, entonces quise presentarlos en un estado de decai-

27

miento, mientras que aun capturaba los diferentes aspectos de cada uno, y dar un indicio de lo que una vez fueron”. El declive de Zeus fue clave para ella. “Era el rey de los dioses, y ahora está perdiendo todo. Escogí seda étnica con mucho peso sobre ella, lo que fue magnífico pero no glamoroso. Lo cubrimos fuertemente, e hicimos unas impresiones con hojas doradas. Desde ahí, la dañamos tanto como pudiéramos, dejando solo una sugerencia de lo que fue, una vez, de aspecto fantástico”. Habiendo colaborado con él en cuatro films de “Harry Potter”, Temime estaba familiarizada con lo que funcionaba para Ralph Fiennes, y tenía unas claras ideas para Hades. “Ralph puede llevar una capa como nadie más”, dice ella. “Elegimos cuero suave, porque quise algo mate que pudiera no darle ningún reflejo. Encontré una ilustración de una superficie volcánica con hoyos, y usé eso para diseñar la impresión. Era atemorizante, y aunque difícilmente lo ves, podrías sentirlo”. A parte de los dioses, la diseñadora de vestuario tenía otras transformaciones por lograr. “Tomar una rosa inglesa como Rosamund Pike y convertirla en una guerrera Griega fue un desafío realmente”, declara ella. “Tenía que hacerla parecer fuerte y capaz, sin ocultar su femineidad y belleza”. Temime comenzó por dirigirse a la armadura. “Encontré fascinante la forma en que los Griegos dieron las formas de músculos a las túnicas y pensé, ‘Por qué un hombre debería mostrar la forma de sus abdominales, pero una mujer no mostrar los contornos de sus pechos?’ entonces, tomé esa clase de detalle y mejoré los contornos de su cuerpo, lo cual terminó luciendo muy sexy y lindo, pero aun así poderoso. También hicimos un teñido a mano en su vestido, que era de seda, y que lucía muy autentico”. Temime sintió que ningún detalle era muy pequeño, sea que se vea en cámara o no, mientras hable al personaje. “Para

28

29

30

Agenor, a quien encontramos por primera vez en prisión, creamos una capa impresa en reproducciones de monedas antiguas. Entonces, mientras no tiene nada, su capa representa algo de valor real, tanto como el hombre mismo. Para Helios, quien está obsesionado con los dioses y quiere ser héroe, le hicimos una mini-armadura con dos pizas de metal, como si un niño lo hubiera hecho, e iba muy bien con su pequeña espada de madera”. Para diseñar la ropa del padre de Helios, el héroe en el centro de la historia, Temime tomó la personalidad del personaje y los requerimientos físicos del rol en consideración. “Sam es un actor muy físico y es un rol extremadamente activo, así que era muy importante que él tuviera tremenda libertad de movimiento. Si le hubiera dado una armadura metálica, hubiera sido difícil para él moverse, así que el cuero era lo que se debía usar. Desde ahí, incorporé elementos griegos y japoneses, para hacerlo levemente diferente de los otros. Usé una seda muy áspera que teñimos y dañamos, y fui por un tono azul porque evoca el color del mar, y él es un pescador”.

Para la mayor parte del elenco, Perseo incluido, Temime dice, “Jonathan quiso que todos lucieran muy brutos y realistas. Siempre pidió más suciedad, más daño. Quiso mostrar el resultado de haber estado en guerra por tantos años y vivir en un mundo donde los dioses ya no proporcionan a los mortales”. Para vestir al ejército de Argos, Temime se adhirió cercanamente a la investigación. “Les di el aspecto de un ejército real, con el color rojo para sus capas, hechas de piezas viejas de alfombra que encontré. Todas las túnicas fueron impresas a mano. Todas las armaduras, piezas para las piernas, capas y cascos fueron esculpidas a mano o hechos a mano, por aproximadamente 300 oficiales y guardias y demás. Y también hicimos los Ateneos y espartanos. Hubo muchos soldados Griegos”, sonríe ella, “muchos”. Liebesman tiene grandes elogios por el trabajo de Temime. “La interpretación de Jany de la era fue brillante”, dice él. “Fue un emprendimiento enorme, y ella y su equipo realmente se superaron, y excedieron mis expectativas en cada giro”.

ACCIÓN Y ARMAS
“Furia de Titanes 2” incluye numerosas secuencias épicas de acción presentando a cientos de personajes luchando, con un amplio rango de armas a su disposición. El coordinador de acrobacias Paul Jennings y supervisor de armas Nick Komornicki trabajaron en el primer film, y estuvieron ansiosos de retomar desde donde lo dejaron, mientras subían las apuestas.

31

“Llegas a jugar con grandes monstruos y con peses luchando y saltando y pretendiendo ser dioses”, dice Jennings. “Es emocionante y es una gran diversión”. Jennings también disfrutó unirse a Sam Worthington de nuevo. “Sam es fantástico con la acción y adora hacer sus propias acrobacias, y trae muchas ideas propias, lo cual nos ayuda a crear secuencias fascinantes”. Esta vez, sin embargo, Perseo ha estado viviendo una vida pacifica libre de peleas, entonces Worthington y los realizadores quisieron interpretarlo un poco como un “luchador oxidado. No ha luchado por diez años, sus golpes no son tan efectivos como fueron alguna vez y no es adepto a la lucha con espada como solía ser”, observa el actor. “Me gustó que tenga que ponerse al corriente, le trajo una dinámica diferente y fue más divertido interpretarlo. Cada golpe que toma y cada golpe que da duele. Es William Munny, pero a los 35”. “Sam es un actor físico hábil que se lanzará contra una roca, toma tras toma, y nunca se quejará”, ríe Liebesman. “Sam quiere que la acción esté en su rostro tanto como sea posible”, concuerda Iwanyk. “Entre más duro es, más motivado se pone, y lo sientes. Está dispuesto a todo, y eso nos da poder como realizadores, y pone un tono grandioso al resto del elenco y equipo”. “Creo que la audiencia lo demanda hoy en día”, ofrece Worthington, “y quise que la audiencia se mantenga conmigo y el film durante todo el re-

corrido, así que intenté hacer tanto como fuera posible sin herirme”. Afortunadamente, Perseo tenía armas para ayudarlo, incluyendo la espada que llevó en su misión años atrás, como también una pequeña daga de madera tallada por su hijo, Helios, la cual lleva para la suerte. Komornicki y su equipo proveen a los soldados y los dioses con más de 1500 armas, incluyendo una variedad hecha de aluminio liviano, goma, o incrustación de metal, y también crearon catapultas funcionales para la escena de batalla final. Una espada especial fue creada para el dios de la guerra. “Tenía un filo muy tradicional de la Era de Bronce Griega”, dice Komornicki. “En el mango habían símbolos para Ares: el águila y el pájaro carpintero. En general, era bastante simple, crudo y listo, algo que debía lucir como si hubiera atravesado muchas batallas”. El dios también blandió una temible pieza apodada el “Mazo de Ares”, al cual Komornicki describe como teniendo “una grande piedra en la parte de arriba, un eje de mazo de bronce y una vara en la parte de abajo”. El arma más importante del film es la simbólica y mortal vara de Triam. Comprendida por tres piezas individuales que Hefaistos forja para los dioses, consiste del rayo de Zeus, el tridente de Poseidón y el rastrillo de Hades. Es el único instrumento jamás conocido que ha derrotado a Cronos, y Perseo debe reunir las tres piezas para tener una oportunidad frente al Titán. Con el fin de ser más funcional, relata Komornicki, “Las tres armas de los dioses pueden ser

32

33

34

reducidas a una versión de bastón, para que si el dios no está en una situación peligrosa y no se necesite una versión grande de pelea, pueda tener una compacta para llevarla”. Cada una tenía también sus propias cualidades distintivas. “La horquilla de Hades no sería brillante; tenía que lucir un poco sucia y vieja. El tridente de Poseidón también tenía que aparecer vieja y como si hubiera estado en el agua de mar por mucho tiempo. El rayo de Zeus fue el más difícil de diseñar, porque debía evocar esa forma de relámpago, pero ser más práctico de lo que hubiera sido”. Para mejorar la experiencia de la audiencia en las acrobacias y lucha de espadas, los realizadores eligieron utilizar la herramienta mucho más moderna: el 3D. “Concebimos la película para 3D, coreografiamos las tomas y consultamos a nuestro propio estereógrafo entre tomas para asegurarnos de que fuéramos capaces de usar la tecnología para nuestra más grande ventaja”, declara Liebesman. “Fuimos muy cuidadosos en cada etapa para prolongar las tomas, hacer el movimiento más dinámico, y evitar cortes rápidos”, elabora el director de fotografía Ben Davis. “Con eso en mente, y porque la convertiríamos en postproducción, aun éramos capaces de rodar en el estilo de Jonathan, con muchos movimientos de cámara y trabajo de cámara en mano, que no podríamos haber hecho con cámaras 3D”. Davis también estaba feliz de rodar en película, en lugar de en alta definición. “Si esta hubiera

sido una pieza contemporánea, entonces HD hubiera funcionado. Pero es una épica griega. Quise la textura y la sensibilidad y realismo que obtienes con película”. Polly Johnsen dice, “Cada elección que hicimos en cada etapa de guionado y planificación tomó el elementos de aspecto, sentimiento y 3D del film en cuenta, para que pudiéramos traer a la audiencia una experiencia emocionante, emocional, que te deja al borde del asiento en los cines”. “La gente va al cine a ser transportado a mundos que solo soñaron”, dice Basil Iwanyk. “Creo que, con nuestras criaturas y nuestra acción y nuestro despliegue y escala, va a ser emocionante y envolvente. Los monstruos y el fuego y el polvo y ceniza de la atmosfera saldrán justo hacia la audiencia. Será una loca diversión”. Jonathan Liebesman añade, “Cuando Cronos sale de la pantalla, con cometas de lava volando de él, sientes como si viniera hacia ti”. Al mismo tiempo, el director reflexiona, “Hay muchos temas poderosos y emotivos sucediendo en la película, los cuales espero hablen a la gente, y todo eso ocurre en medio de esta épica guerra entre mortales y dioses y monstruos”.

35

36

Dirección: Jonathan Liebesman Elenco: Sam Worthington, Ralph Fiennes, Liam Neeson, Rosamund Pike, Toby Kebbell, Bill Nighy, Edgar Ramirez, Danny Huston Calificación: Mayores de 14 años Web: www.wrathofthetitans.com

37

PROXIMO NUMERO
LOS VENGADORES El Capitán América, El Hombre de Hierro, El Hombre Increíble y Thor encabezan el equipo de superhéroes que conforman a Los Vengadores en esta gran producción de Marvel Studios.

Revista Cinerama es una creación de JP Diseños 2006 - 2012 Revista distribuida gratuitamente por la web www.cine-rama.co.nr