P. 1
Manual de Ciencia Politica

Manual de Ciencia Politica

|Views: 717|Likes:
Published by jplealr
Manual de ciencia politica para lideres y lideresas
Manual de ciencia politica para lideres y lideresas

More info:

Published by: jplealr on Mar 28, 2012
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF or read online from Scribd
See more
See less

03/29/2013

pdf

Sections

RAMAS DEL PODER
PÚBLICO

LEGISLATIVA

art.114 Cons. Pol.

EJECUTIVA art. 115
Cons. Pol.

JUDICIAL art.116
Cons.Pol.

AUTORIDADES QUE
LA FORMAN

- Senado de la
República.

- Cámara de
Representantes

Funciones: Hacer las
Leyes, ejercer el control

Presidente de la
República,
Vicepresidente,
Ministros,
Directores de
Departamento
Administrativo,
Gobernadores,
Asambleas
Departamentales,
Alcaldes, Concejos
Municipales, entre otros.

Funciones: Ejercer las
funciones de Estado, de
Gobierno y de
administración.

-

Corte Suprema de
Justicia,

-

Corte
Constitucional,

-

Consejo de
Estado,

-

Consejo Superior
de la Judicatura,

-

Fiscalía General
de la Nación,

-

Tribunales de
Distrito Judicial y
Jueces.

Funciones: Administrar
Justicia.

político.

ORGANISMOS DE
CONTROL

ORGANISMOS DE
CONTROL
art. 117
– 119 Cons. Pol.

ORGANIZACIÓN
ELECTORAL
art. 120
Cons. Pol.

OTROS ORGANISMOS
AUTÓNOMOS O CON
RÉGIMEN PROPIOS

CONFORMACIÓN

Ministerio Público

“Procuraduría General

de la Nación,
Defensoría del Pueblo

y personerías” y La

Contraloría General de
la Nación.

Consejo Nacional
Electoral y Registraduría
Nacional del Estado
Civil.

Funciones: Organiza
las elecciones, su
dirección

y vigilancia.

-

Corporaciones
Autónomas
Regionales,

-

Banco de la
República

-

Comisión Nacional
de Televisión

-

Contaduría
General de la
Nación

-

Universidades
Oficiales

3.5 Organismos de Control79

3.5.1 Ministerio Público:
Será ejercido por el Procurador General de la Nación, por el Defensor del Pueblo, por los procuradores delegados y
los agentes del Ministerio Público, ante las autoridades jurisdiccionales, por los Personeros Municipales y por los
demás funcionarios que determine la ley. Al Ministerio Público corresponde la guarda y promoción de los Derechos
Humanos, la protección del interés público y la vigilancia de la conducta oficial de quienes desempeñan funciones
públicas.

3.5.2 Contraloría General de la República:

Tiene a su cargo la vigilancia de la gestión fiscal y el control del resultado de la administración.

79

Constitución Política de Colombia, Titulo X, De los Organismos de Control, art. 267 sggt.

3.5.3 Organización Electoral:

Conformada por el Consejo Nacional Electoral, por la Registraduría Nacional del Estado Civil y por los demás
organismos que establezca la ley. Tiene a su cargo la organización de las elecciones, su dirección y vigilancia, así
como lo relativo a la identidad de las personas.

3.6 Descentralización Territorial80

Colombia es hoy un Estado Social de Derecho organizado en forma de República unitaria, descentralizada, en
desarrollo de esta característica aparece en forma implícita la creación de divisiones en entidades territoriales, en
departamentos, distritos, municipios, localidades y territorios indígenas. Estos gozan de autonomía para la gestión
de sus intereses, y de los límites de la Constitución y la ley, con las siguientes virtudes:

1- Gobernarse por autoridades propias.
2- Ejercer las competencias que les correspondan.
3- Administrar los recursos y establecer los tributos necesarios.
4- Participar en las rentas nacionales.
Colombia está dividida por 32 departamentos y 1.093 municipios.

3.6.1 Departamento: El departamento tiene como funciones principales:
1- Coordinar políticas como funciones principales.
2- Complementar la acción municipal.
3- Prestar algunos servicios públicos en los municipios más pequeños.
4- Ser intermediario entre la nación y los municipios, especialmente en la distribución del situado fiscal.
Su órgano colectivo es la Asamblea Departamental la que tiene como fin principal, la elaboración del plan de
desarrollo departamental, hacer control político a la gestión del gobernador y producir, por medio de sus debates, las
Ordenanzas departamentales.

3.6.2 Municipio81

: Al municipio, por ser la entidad fundamental de la división político-administrativa del Estado, le

corresponde:

80

Carlos Pachón Lucas, Administración Municipal, Legislación Básica Comentada, Ley 617 de 2000, Ed. Doctrina

y Ley, 2001.

1- Prestar servicios básicos.
2- Construir las obras que demande el progreso local.
3- Ordenar el desarrollo del territorio.
4- Promover la participación ciudadana.
5- Velar por el mejoramiento social y cultural de sus habitantes.
El Concejo es el órgano colectivo del municipio, su función principal consiste en debatir y aprobar el Plan de
Desarrollo municipal, hacer control político a la gestión del alcalde y emitir, por medio de los debates, los Acuerdos
municipales82
.

3.6.3 Distrito especial y turísticos: Los distritos son entidades territoriales cuyo régimen político y administrativo se
regula por:

1- La Constitución.
2- Las disposiciones vigentes para los municipios.
3- Las leyes especiales dictadas para cada uno de ellos.
Son Distritos Especiales las ciudades de Bogotá, Cartagena, Santa Marta y Barranquilla. Las facultades y funciones
son similares a las de los municipios, además de la normatividad especial.

3.6.4 Entidad Territorial Indígena: Corresponde a territorios indígenas a los que la Constitución asigna el derecho de
gobernarse por autoridades propias, con autonomía fiscal y administrativa, dirigen sus recursos y pueden establecer
tributos.

3.6.5 Alcaldías Locales83

: Son las entidades más pequeñas del distrito capital. El Acuerdo 2 de 1992 creó las
Alcaldías Locales , mediante los artículos 60-95 del Decreto Ley 1421 de 1993 (Estatuto Orgánico de Bogotá) que
definió su régimen jurídico. Son autoridades de las Localidades, el Alcalde Local y su órgano colectivo, las Juntas
Administradoras Locales (JAL).

81

Carlos Pachón Lucas, Op. Cit. Decreto 1333 de 1986 Código de Régimen Municipal.

82

Claudia Álvarez Bejarano, Acuerdos de Reestructuración, Ley 550 de 1999, Ed. 3R, 2002.

83

Fabio, Velásquez C., y Esperanza González R. Encuentros con el Futuro, Cuarto Ejercicio de Planeación
Participativa en Bogotá, 2004.

3.7 Mecanismos de Participación Ciudadana84

3.7.1 Iniciativa Popular Legislativa y Normativa ante las corporaciones públicas:

Es un derecho político de los ciudadanos de presentar proyecto de acto legislativo y de ley ante el Congreso de la
República, de ordenanza ante las asambleas departamentales, de acuerdo ante los concejos municipales o
distritales y de resolución ante las juntas administradoras locales, y demás resoluciones en las corporaciones de las
entidades territoriales, de acuerdo con las leyes que las reglamentan, según el caso, para que sean debatidos y
posteriormente aprobados, modificados o negados por la corporación pública correspondiente.

3.7.2 Referendo:

Es la convocatoria que se hace al pueblo para que apruebe o rechace un proyecto de norma jurídica o derogue o no
una norma ya vigente. Puede ser nacional, departamental, municipal o local. Referendo derogatorio es el
sometimiento de un acto legislativo, de una ley, de una ordenanza, de un acuerdo o de una resolución local, de
alguna de sus partes o de su integridad, a consideración del pueblo para que este decida si lo deroga o no. El
referendo aprobatorio es el sometimiento de un proyecto de acto legislativo, de una ley, de una ordenanza, de un
acuerdo o de una resolución local, de iniciativa popular, que no haya sido adoptado por la corporación pública
correspondiente, a consideración del pueblo, para que éste decida si lo aprueba o lo rechaza, total o parcialmente.

3.7.3 Revocatoria del mandato:

Es un derecho político, por medio del cual los ciudadanos dan por terminado el mandato que le han conferido al
gobernador o a un alcalde. Se requerirá haber transcurrido no menos de un año, contado a partir del momento de la
posesión del respectivo alcalde o gobernador y mediar por escrito ante la Registraduría Nacional, solicitud de
convocatoria a pronunciamiento popular para revocatoria, mediante un memorial que suscriban los ciudadanos en
número no inferior al 40% del total de votos que obtuvo el elegido. Sólo para efectos del voto programático
procederá la revocatoria del mandato para gobernadores y alcaldes.

84

Carlos Pachón Lucas, Op. Cit. Ley 131 y 134 de 1994, pp 281.

3.7.4 Voto programático:

Derecho político mediante el cual los ciudadanos que votan para elegir gobernadores y alcaldes, imponen como
mandato al elegido el cumplimiento del programa de gobierno que haya presentado como parte integral en la
inscripción de su candidatura. Los candidatos deberán someter a consideración ciudadana un programa de gobierno
que hará parte integral de la inscripción ante las autoridades electorales respectivas, debiéndose surtir
posteriormente, su publicación en el ente territorial.

3.7.5 Plebiscito:

Es el pronunciamiento del pueblo convocado por el Presidente de la República, mediante el cual apoya o rechaza
una determinada decisión del ejecutivo.

3.7.6 Consulta popular:

Institución mediante la cual una pregunta, de carácter general sobre un asunto de trascendencia nacional,
departamental, municipal, distrital o local, es sometida por el Presidente de la República, el gobernador o el alcalde,
según el caso, a consideración del pueblo para que este se pronuncie formalmente al respecto. En todos los casos
la decisión del pueblo es obligatoria.

3.7.7 Cabildo abierto:

Es la reunión pública de los consejos distritales, municipales o de las juntas administradoras locales, en la cual los
habitantes pueden participar directamente con el fin de discutir asuntos de interés para la comunidad .

3.8 Definición de Ciudadanía:

La ciudadanía es la conducción jurídica y política mediante la cual el ciudadano adquiere unos derechos como
individuo (civiles, políticos, sociales) y unos deberes (impuestos tradicionalmente servicio militar, convivencia
ciudadana, patriotismo etc.), respecto a una colectividad política, además de la facultad de actuar en la vida
colectiva de un Estado.

Características de la ciudadanía activa:

Asociatividad: con autonomía e identidad.
Ejercicio de derechos: garantiza acceso y vigila cumplimiento.
Control social de la función pública: Mecanismos concretos y/o canales y medios efectivos para denunciar y

sancionar.

Acceso a las decisiones: participación en cargos de importancia, desarrollo de capacidades incorporación a
la agenda pública.
Voz pública: acciones o mecanismos para hacer visibles derechos de sectores en espacios públicos.

3.9 Organizaciones Comunitarias85
:

En la historia de Colombia la organización y el trabajo comunitario forman parte de los valores sociales que
caracterizan la sociedad. Desde la época prehispánica, pasando por las adaptaciones de la corona española, y
durante el proceso de formación republicana, se mantuvo una línea histórica de cooperación y de ayuda mutua de
tipo interfamiliar o interindividual, la minga, la ronda, la mano prestada, la mano vuelta, el convite, etc., han sido
formas de organizaciones tradicionales que pertenecen a la identidad cultural colombiana, su objetivo era la
ejecución de obras de infraestructura, colonización, construcción de caminos, vivienda y recolección de cosechas.

3.9.1 Participación Comunitaria86
:

Importancia de la participación comunitaria en las veedurías:

1- La participación de los ciudadanos en las veedurías contribuyen al desarrollo de las instituciones de control
sobre la administración pública.

85

Álvaro Torres Ramírez, Las Organizaciones Comunitarias en Colombia, La Ciudadanía Teje la Vida Local y

Regional,

86

Instituto Distrital para la Participación y la Acción Comunal, Fundación Foro Nacional por Colombia, Escuela

Distrital de Participación Social, asistente Maria Silvia Cabuya y otros Mayo 2007. “Veeduría ciudadana, Ley 850

del 2003; Organización y funcionamiento de grupos; Herramientas jurídicas para el control social; Indicadores: Una
herramienta para el control social.

2- La veeduría colabora en ese control, con ayuda de otras instituciones como el concejo municipal, los
tribunales y jueces, la contraloría, la procuraduría, la personería y la defensoría del pueblo.
3- La veeduría debe ser más preventiva (vigilar antes que cometan los abusos, los actos de negligencia y de
ineficiencia o los delitos contra el interés de la comunidad), frente a la gestión y contratación administrativa.
4- La veeduría permite a los ciudadanos que la ejerzan, proponer ideas, ser creativos en la solución de
problemas, dinamizar y hacer más efectivos los programas, fortalecer y proteger los recursos para los más
pobres, generar más vida comunitaria y participación ciudadana.
5- Participar en las veedurías es un deber y un derecho, tanto del ciudadano en particular como de los
ciudadanos organizados, para evitar ser testigos mudos y cómplices de la mala gestión pública.
6- Como las veedurías son organizaciones de la sociedad civil, encargadas de liderar la defensa de los
derechos y sus intereses más generales y colectivos de la ciudadanía y de la comunidad, sus
competencias y esfuerzos deben estar orientados a vigilar y controlar en forma preventiva, correctiva y
evaluativa, la inversión de los dineros y recursos del Estado.

3.10 Veedurías Comunitarias en los municipios87

: Reglamentadas por la Ley 850 del 2004

Fundamentos Constitucionales de las Veedurías Ciudadanas, "Colombia es un Estado Social de Derecho,
organizado en forma de República Unitaria Descentralizada,... Democrática, Participativa y Pluralista..." (art. lO).

"... El pueblo... Ejerce (la soberanía) en forma directa o por medio de sus representantes..." (art.3).

" Toda persona tiene derecho a presentar peticiones respetuosas... Por motivo de interés general o particular y
obtener pronta solución..." (art. 23).

" Toda persona del pueblo puede reunirse y manifestarse pública y pacíficamente..." (art. 37).

" Todo Ciudadano tiene derecho a participar en la confrontación, ejercicio y control del poder político..." (art. 40).

" Cualquier persona natural o jurídica podrá solicitar de la autoridad competente la aplicación de sanciones penales
o disciplinarias derivadas de conductas de las autoridades..." (art.93).

" El Estado contribuirá a la organización, promoción y capacitación de las asociaciones -cívicas, comunitarias-. En
los diferentes campos de participación concertación, control y vigilancia de la gestión pública..." (art. l03).

87

Ley 563 del 2000, Ley 136 de 1994

"La ley organizará las formas y los sistemas de participación ciudadana que permitan vigilar la gestión pública que
se cumpla en diversos niveles administrativos y sus resultados" (art. 270).

3.10.1 Cómo constituir veedurías ciudadanas88
:

Entrar en contacto con organizaciones Comunitarias (Juntas de Acción Comunal, ONGs, Universidades,
Sindicatos, Gremios, Juntas Administradoras Locales y Administración local )
Contar con la colaboración de entes competentes en desarrollo comunitario y en ejercicio de derechos (
personería, procuraduría, contraloría, fiscalía y defensoría).
Realizar asambleas con representación amplia de ciudadanos y organizaciones para designar los veedores

ciudadanos.
Llevar el acta de designación de los veedores en la personería, a quien le compete la capacitación.

3.10.2 Requisitos para ser veedor:

Residir o estar trabajando en la ciudad, localidad o vereda por más de un año en forma consecutiva.
Tener algún grado de conocimiento sobre el asunto objeto de la veeduría

3.10.3 Impedimentos para ser veedor:

Ser contratista, interventores, proveedores o trabajadores adscritos a la obra, contrato o programa objeto de
veeduría o tengan algún interés patrimonial directo o indirecto en la ejecución de las mismas.
Tener un vínculo de parentesco en primer grado civil, cuarto de consanguinidad, segundo de afinidad con el
contratista, los trabajadores o funcionarios públicos cuyo ámbito de competencia se relacione con el objeto del
contrato.

Cuando sean trabajadores o funcionarios públicos, municipales, departamentales o nacionales, cuyas funciones
estén relacionadas con la obra, contrato o programa sobre el cual se ejerce veeduría.
En ningún caso podrán ser veedores los ediles, concejales, diputados y congresistas, o quienes tengan vínculos
contractuales, extra-contractuales o participen en organismos de gestión de la ONG, gremio o asociación
comprometidos en el proceso objeto de la veeduría.

88

Álvaro Torres Ramírez, Op. Cit. pp 8-62

En el caso de organizaciones, haber sido cancelada o suspendida su inscripción en el registro público o en el
caso de particulares haber sido condenado penal o disciplinariamente, salvo por delitos políticos o culposos o
sancionado con destitución, en el caso de los servidores públicos.

3.10.4 Prohibiciones de las veedurías ciudadanas:

A las veedurías ciudadanas en el ejercicio de sus funciones les está prohibido, sin el concurso de autoridad
competente, retrasar, impedir o suspender los programas, proyectos o contratos objeto de la vigilancia.

3.10.5 Deberes de los veedores y comités:

Establecer procedimientos democráticos internos y transparentes, especialmente en la acción de
representantes a conformar comités de veeduría y en la misma toma de decisiones publicas.
Llenar registro y documentación fidedigno y veraz de sus actividades.
Presentar informes de gestión a los miembros de su organización y ante la comunidad.
Apoyar el desarrollo del control de entidades públicas y la aplicación eficaz y objetiva de los mecanismos de
participación comunitaria (Ley 134 de 1994).
No realizar uso indebido de información privilegiada (art. 148 Ley 190/95 estatuto anticorrupción), ubicada en
sus documentos de veeduría cívica, ni permitirla a funcionarios públicos, ONGs ni universidades etc.
Respetar y apoyar a las autoridades democráticas legítimamente constituidas, colaborando en las actividades
de moralización administrativa y cualificación de la ética social y pública.
Propender por el logro y el mejoramiento de la paz y la convivencia ciudadana.
Proteger y vigilar la calidad de los recursos naturales y culturales del país y, velar por la conservación de un
ambiente sano y moralmente limpio (Voto Programático).
Abstenerse de desarrollar cualquier tipo de práctica, teoría o propaganda discriminatoria.
Denunciar con objetividad y sustentadamente las irregularidades y delitos contra la administración y recursos
públicos de que tenga conocimiento ante la alcaldía, oficinas de control interno, quejas y reclamos,
procuraduría, personería, contraloría o fiscalía general de la nación según el caso, cuando no se haya podido
conciliar el conflicto.
Respetar y defender los derechos de propiedad intelectual y de autor de todo proyecto público.
Proceder conforme al principio de la buena fe y respeto al buen nombre de las personas.
Participar en jornadas de motivación del control social y las veedurías ciudadanas en colegios.

Aceptar en cualquier momento la veeduría de la misma comunidad y la rendición pública de cuentas así, como
el mismo derecho de petición de informes, procediendo con celeridad, eficacia, transparencia y verdad total.
Promover acciones populares (Ley 472 /1998) y de cumplimiento (Ley 393 de 1997).
Interpelar la omisión o negligencia de ONGs, en ofrecer respuesta a las solicitudes de informes, por derecho de
petición, sobre su gestión comunitaria, o proyectos de cooperación internacional, su omisión da derecho para
que los veedores solicitantes invoquen la protección de su derecho fundamental, a través de la acción de
tutela, motivando el retiro de la personería jurídica, cuando exista reincidencia (artículo 45, Ley 190/95 ) y
(articulo 16, Ley 563 del 2000).
Revocatoria del derecho de veedor ciudadano: Los miembros de un comité de veeduría ciudadana,
sustentadamente podrán excluir a uno de sus miembros por faltas a la ética, a la moral, al reglamento interno
democrático o a la ley con no menos del 30 % de sus miembros y justificar la decisión ante la comunidad.

3.10.6 Tipos de veeduría según su origen y conformación:

3.10.6.1 Veedurías distribuidas: Sus miembros conocen y vigilan todos los asuntos que se presentan en una zona o
región determinada.

3.10.6.2 Veedurías por entidad: Son las que conforman cada una de las instituciones públicas o privadas que tienen
a su cargo programas y proyectos que así lo dispongan.

3.10.6.3 Veedurías especializadas: Son las encargadas de vigilar la gestión pública en determinados temas, y sus
miembros deben tener conocimientos especializados.

3.10.6.4 Veedurías espontáneas: Son las constituidas por la ciudadanía en interés propio para vigilar la gestión
pública.

3.10.7 Territorialidad de las Veedurías: De acuerdo con la ubicación territorial de los proyectos por ejecutar, las
veedurías pueden ser de nivel local, municipal, regional, departamental y nacional

3.10.7.1 Local: Si el área de influencia del proyecto no sobrepasa los límites de una localidad, comuna urbana,
corregimiento o vereda.

3.10.7.2 Municipal: Cuando el área de influencia del proyecto beneficia a toda la municipalidad.

Un ejemplo lo facilitan los proyectos adelantados por las corporaciones de desarrollo como la Corporación del Río
Magdalena, entre otros.

3.10.7.3 Departamental: Si el área de influencia del proyecto comprende varios municipios de un mismo
departamento.

3.10.7.4 Regional: Si el área de influencia del proyecto comprende diversos municipios de un mismo departamento o
de otros departamentos. Un ejemplo de esta veeduría ciudadana es la experiencia que en este sentido han
desarrollado algunas asociaciones de municipios

3.10.7.5 Nacional: Si abarca dos o más departamentos

3.10.8 Redes de veedurías: Las veedurías organizadas a nivel nacional o las entidades territoriales pueden
establecer entre sí, mecanismos de comunicación, información, coordinación y colaboración que permitan
establecer acuerdos sobre procedimientos y parámetros de acción, coordinación de actividades y aprovechamiento
de experiencias en su actividad, procurando la formación de una red que fortalezca la sociedad civil y la capacidad
de control y fiscalización. Ejemplo, la red nacional de veedurías.

3.10.9 Derechos y responsabilidades de los veedores

Libertad de afiliación y retiro, toda persona es libre de afiliarse o no a un comité de veeduría ciudadana y de
permanecer en él o retirarse informando su gestión por escrito como responsabilidad ética con la comunidad y
la sociedad en general (artículo 66 Ley 80/1993, artículo 35 Ley 489/1998).
Acceder y difundir la información pública (que nos pertenece a todos) en los términos de la constitución
artículos 20,23 y 74 CN. Y articulo 37 de la Ley 489 de 1998 estatuto de la administración pública.
En desarrollo de la constitución política y la ley, dentro de sus objetivos específicos, los veedores, con aval
comunitario y comités de veedores de la ciudadanía, podrán ejercer para toda planeación, ejecución y
evaluación de proyectos.
Constituirse como promotores de la cultura democrática, el control social como actores sociales sobre la gestión
pública y la ética civil, sobre programas, políticas y contratos que comprendan derechos e intereses colectivos,
a cargo de entes (Públicos, Privados u ONG’s de orden local, regional o nacional), conforme a lo dispuesto en
la constitución y las leyes.
Contribuir a conformar el registro público de informes de gestión de comités de veedurías ciudadanas, sobre
cada proyecto de inversión pública en los archivos municipales.
Difundir su labor en medios de comunicación social y emisoras o televisoras municipales.

Ejercer responsablemente el derecho fundamental de petición, acciones de tutela populares, de cumplimiento,
de nulidad, de inconstitucionalidad y todas aquellas acciones legales y civiles de protección de Derechos
Humanos y Colectivos, establecidas en la constitución nacional y las leyes reglamentarias.
Organiza comités de veedurías sobre los responsables de la defensa judicial en las entidades públicas, donde
se conozcan casos de corrupción para exigir que la(s) acción(es) legal(es) de petición por actos dolosos o
gravemente culposos de funcionarios, articulo 90 de la constitución nacional, concluya con el objeto de buscar
el verdadero culpable de estas acciones ilegales para lo correspondiente del artículo en mención.
Difundir los mecanismos democráticos de participación civil, y emplear objetiva y racionalmente las diferentes
instancias de concertación, control social y vigilancia de la gestión pública y de las ONG’s, como las audiencias
públicas de rendición de cuentas, verificación de informes de gestión y resultados sociales y económicos de
contratistas, interventores y servidores públicos conforme al capítulo 8 de la ley 489 de 1998.
Ejercer sus derechos político–cívicos con ejemplar ética, en busca del bien común, la solidaridad, la equidad,
moralidad económica, eficiencia, calidad y justicia social.
Participar en el diseño, ejecución y evaluación de programas de capacitación técnica para veedores (art. 35
Ley 489 de 1998) sobre derechos humanos y sobre deberes colectivos, pedagógicos. Ética para evaluar
eficazmente contratos coherentes, objetivos y veraces de sus tareas de control social, ante la comunidad y las
autoridades legítimas (art. 66 Ley 80 de 1993).
Promover las escuelas de liderazgo ético y democrático de veedores (Ley 563/2000).
Exigir e iniciar investigaciones y sanciones oportunas a los tribunales de control ético de partidos y movimientos
políticos, respecto a violaciones a los códigos de ética por sus miembros, como obliga la ley o estatuto de
partidos, velando por la moral pública.
Velar por la correcta, eficaz, oportuna y honesta función de las personas como veedores del tesoro y, apoyo al
control fiscal, conforme a la (Ley 617 del 2000).

3.10.10 Información para la veeduría campesina.

Creación del Consejo Municipal de Desarrollo Rural

De acuerdo a la ley 101 de 1993, después de promulgada, todos los municipios deben tener creado el Consejo
Municipal de Desarrollo Rural o Consejo Territorial de Planeación Rural. Una vez creado, las organizaciones
campesinas, evalúan si su conformación está de acuerdo con la ley y si los comités funcionan adecuadamente. Si
no, envía comunicación al Concejo Municipal, con copia al personero y al alcalde, solicitando las modificaciones que
permitan ajustarse a lo legal. Si no se ha conformado el Consejo Municipal de Desarrollo rural, las organizaciones
campesinas procederán así:

1. Solicitar por medio de carta al Alcalde, (con copia al Personero y al Concejo municipal), un proyecto de acuerdo,
conformándolo y definiendo su funcionamiento, teniendo en cuenta los artículos 61,62,63 y 64 de la ley101/93.
2. Si no se obtiene respuesta se acude a:
2.1. Ante el juzgado municipal se radica un memorial, invocando el artículo 87 (Acción de Cumplimiento) de la
constitución, solicitando tome medidas para que La Alcaldia cumpla sus funciones. Enviar copia auténtica
al Alcalde, al Personero, Gobernador y Procuraduría General de la Nación.
2.2. Las organizaciones campesinas promueven un cabildo abierto en el Concejo Municipal para tratar el tema
de la conformación del Concejo Municipal de Desarrollo Rural y de Planeación, solicitando sea citado el
alcalde. La convocatoria pueden hacerla las Organizaciones Campesinas; con la firma de 5 de cada 100
ciudadanos inscritos en el censo municipal.

3.10.11 Funciones de los veedores

Promover el liderazgo.
Luchar contra la corrupción.
Cumplir con la Constitución.(art. 209) Principios de la Función Administrativa.
Democratizar la administración Pública.

3.11 Papel de la personería en la participación comunitaria:

El personero municipal es otro funcionario público, junto con el alcalde. Tradicionalmente el personero es
considerado funcionario puente entre la comunidad y la administración municipal, con funciones básicamente en el
campo del control, de defensa de los derechos ciudadanos y también con un papel importante ante las autoridades
jurisdiccionales. Es importante señalar que si bien el personero municipal tiene carácter de agente del ministerio
público, no depende jerárquicamente de la Procuraduría General de la Nación, pues debido a una tradición que se
ha conservado del derecho español, el personero es funcionario municipal, elegido por el Concejo del respectivo
Municipio.

La Personería Municipal es la Institución que en el ámbito local ha tenido en teoría la capacidad de ejercer en
nombre del pueblo los controles, la representación frete a la autoridad y las defensas de los derechos ciudadanos.
En la práctica, los instrumentos con los que dispone han sido insuficientes y, su papel, que en alguna época de la

historia en Colombia fue importante, se ha ido desdibujando con el tiempo por su misma elección política, salida del
concejo municipal, entre otras razones.

La ley 03 de enero 3 de 1990 "por la cual se modifica y adiciona el título VII del Código de Régimen Municipal y se
dictan otras disposiciones", le asigna al personero municipal la función de "impulsar la organización popular y
gremial para la co-gestión del desarrollo municipal, dándole de esta manera responsabilidades precisas en relación

con la garantía y estimulación de la participación comunitaria”. Y en su papel como defensor de los derechos
humanos le asigna recibir las quejas y reclamos que cualquier individuo o institución le hagan llegar, referentes a la
violación por parte de funcionarios del Estado, o por agentes ajenos al gobierno, de los derechos civiles y políticas y,
de las garantías sociales, atribuyéndole de esta manera funciones atinentes a garantizar la participación ciudadana.

Lo anterior es precisado y complementado por la Ley 136 de 1994 "por la cual se dictan normas tendientes a
modernizar la organización y funcionamiento de los municipios", cuando señala en su artículo 178 las funciones del
personero son: "El personero ejercerá en el municipio, bajo la dirección suprema del Procurador General de la
Nación, las funciones del Ministerio Público, además de las que determinen la Constitución, la ley, los acuerdos y las
siguientes disposiciones”.

3.11.1 El personero ejerce otras funciones:

Vigilar el cumplimiento de la Constitución, las leyes, las ordenanzas, las decisiones judiciales y los actos
administrativos, promoviendo las acciones a que hubiere lugar, en especial las previstas en el artículo 87 de la
Constitución.
Defender los intereses de la sociedad como facultad disciplinaria.
Vigilar el ejercicio eficiente y diligente de las funciones administrativas municipales.
Ejercer vigilancia de la conducta oficial de quienes desempeñan funciones públicas municipales; ejercer
preferentemente la función disciplinaria respecto de los servidores públicos municipales; adelantar las
investigaciones correspondientes acogiéndose a los procedimientos establecidos para tal fin por la Procuraduría
General de la Nación, bajo la supervigilancia de los procuradores provinciales a los cuales deberá informar de
las investigaciones. Las apelaciones contra las decisiones del personero en ejercicio de la función disciplinaria,
serán competencia de los procuradores departamentales.

Intervenir eventualmente y por delegación del Procurador General de la Nación en los procesos y ante las
autoridades judiciales o administrativas cuando sea necesario en defensa del orden jurídico, del patrimonio
público o de los derechos y garantías fundamentales.
Intervenir en los procesos civiles y penales en la forma prevista por las respectivas disposiciones
procedimentales.
Intervenir en los procesos de policía, cuando lo considere conveniente o cuando lo solicite el contraventor o el
perjudicado con la contravención.
Velar por la efectividad del derecho de petición con arreglo de ley.
Rendir anualmente informe de su gestión al Concejo.
Exigir a los funcionarios públicos municipales la información necesaria y oportuna para el cumplimiento de sus
funciones, sin que pueda oponérsele reserva alguna, salvo la excepción prevista por la Constitución o la ley.
Presentar al concejo proyectos de acuerdo sobre materia de su competencia.
Defender el patrimonio público interponiendo las acciones judiciales y administrativas pertinentes.
Interponer la acción popular para el resarcimiento de los daños y perjuicios causados por el hecho punible,
cuando se afectan intereses de la comunidad, constituyéndose parte civil dentro del proceso penal, o de
acuerdo a lo establecido en el nuevo sistema penal acusatorio.
Divulgar los derechos humanos y orientar e instruir a los habitantes del municipio en el ejercicio de sus
derechos ante las autoridades competentes o entidades de carácter privado.
Cooperar en el desarrollo de las políticas y orientaciones propuestas por el Defensor del Pueblo, las acciones
de tutela en nombre de cualquier persona que lo so1icite o se encuentre en situación de indefensión.
Defender los intereses colectivos en especial el ambiente, interponiendo e interviniendo en las acciones
judiciales, populares, de cumplimiento y gubernativas que sean procedentes ante las autoridades.
El poder disciplinario del Personero no se ejercerá respecto del alcalde, de los concejales y del contralor. Tal
competencia corresponde a la Procuraduría General de la Nación, la cual discrecionalmente, puede delegarla
en los personeros. La Procuraduría General de la Nación, a su juicio, podrá delegar en las personerías la
competencia a que se refiere este artículo con respecto a los empleados públicos del orden nacional o
departamental, del sector central o descentralizado, que desempeñen sus funciones en el respectivo municipio
o distrito.

Como puede observarse es clara la Ley con la tendencia activa integrando al personero en los procesos
participativos, y más aún al delegarle un papel de liderazgo en el impulso de la democracia participativa en el
municipio.

3.11.2 Atribuciones del personero como veedor del tesoro89

: En los municipios donde no exista Contraloría
Municipal, el personero ejercerá la función de veedor del tesoro público. Para tal efecto tendrá las siguientes
atribuciones:

Velar por el cumplimiento de los principios rectores de la contratación administrativa establecidos en la ley, tales
como: transparencia, economía, responsabilidad, ecuación contractual y selección objetiva.
Velar por el cumplimiento de los objetivos de Control Interno establecidos en la ley, tales como: igualdad,
moralidad, eficiencia, economía, celeridad, imparcialidad, publicidad y valoración de costos ambientales.
Realizar las visitas, inspecciones y actuaciones que estime oportunas en todas las dependencias de la
administración municipal para el cabal cumplimiento de sus atribuciones en materia de tesoro público municipal.
Evaluar permanentemente la ejecución de las obras que se adelanten en el respectivo municipio.
Exigir informes sobre su gestión a los servidores públicos municipales o a cualquier persona pública o privada
que administre fondos o bienes del respectivo municipio.
Coordinar la conformación democrática a solicitud de personas interesadas o designar de oficio, comisiones de
veeduría ciudadana.
Solicitar la intervención de las cuentas de la respectiva entidad territorial por parte de la Contraloría General de
la Republica o de la Contraloría Departamental, cuando lo considere necesario.
Tomar las medidas necesarias, de oficio o a petición de un número plural de personas o de veedurías
ciudadanas, para evitar la utilización indebida de los recursos públicos con fines proselitistas.
Promover y certificar la publicación de los acuerdos del respectivo concejo municipal, de acuerdo con la ley.
Procurar la celebración de los cabildos abiertos reglamentados por la ley.
En ellos presentará los informes sobre el ejercicio de sus atribuciones como veedor del Tesoro Público.

3.12 Juntas de Acción Comunal -JAC-90
:

Es una corporación cívica, sin animo de lucro, compuesta por los vecinos de un lugar que aportan esfuerzos y
recursos para procurar la solución de las necesidades más sentidas de la comunidad

3.12.1 Objetivos de la Acción Comunal:

89

Constitución Política de Colombia 1991, Op. Cit. art. 275 y sgt.

90

Ley 743 de 2002 Desenvolvimiento de la Organización Comunal y la consecución de sus objetivos.

1. Estudiar y analizar las necesidades de la comunidad comprometiéndola en la búsqueda de soluciones.
2. Crear y fomentar líderes en la comunidad.
3. Informar a la comunidad, programas, servicios, políticas y hechos que realiza el Estado.
4. Educar a la comunidad para que participe de los derechos y deberes ciudadanos.
5. Fomentar las empresas de economía social y ejecutar programas que promuevan la participación de la

comunidad.
6. Lograr un espacio en las corporaciones públicas en donde se tomen decisiones.
7. Realizar acciones de veeduría ciudadana.
8. Contratar con la administración pública obras y servicios de beneficio comunitario.
9. Buscar la paz y armonía entre los habitantes del barrio.
10. Establecer planes y programas relacionados con las necesidades, intereses y posibilidades de la

comunidad.
11. Velar por la vida, integridad y bienes de todos los miembros de la comunidad.

3.12.2 Principios de la Junta de Acción Comunal

DEMOCRACIA: Participación democrática en las deliberaciones y decisiones.
AUTONOMIA: Autonomía para participar en la planeación, decisión, fiscalización y control de la gestión
pública, y en los asuntos internos de la organización comunitaria conforme a sus estatutos y reglamentos.
LIBERTAD: Libertad de afiliación y de retiro de sus miembros.
IGUALDAD Y RESPETO: Igualdad de derechos, obligaciones y oportunidades en la gestión y beneficios
alcanzados por la organización comunitaria. Respeto a la diversidad, ausencia de cualquier discriminación
por acciones políticas, religiosas, sociales, de género o étnicas.
LA PREVALENCLA DEL INTERÉS COMÚN: Frente al interés privado o público.
BUENA FE: Las actuaciones de los comunales debe ceñirse a los postulados de la buena fe, la cual se
presumirá en todas las gestiones de sus dignatarios y afiliados que adelanten.
SOLIDARIDAD: En los organismos de Acción Comunal se aplicará siempre, individual y colectivamente el
concepto de la ayuda mutua como fundamento de solidaridad. Asumimos que las actuaciones comunes,
colectivas, participativas y solidarias son la estrategia fundamental para resolver los problemas
coyunturales y estructurales de nuestras comunidades, de nuestros pueblos, de los gobiernos y de los
estados.

CAPACITACIÓN: Los organismos de Acción Comunal tienen como eje orientador de sus actividades la
capacitación y formación integral de sus directivos dignatarios, voceros, representantes, afiliados y
beneficiarios.

ORGANIZACIÓN: El respeto, acatamiento y fortalecimiento de la estructura de Acción Comunal, rige los
destinos de la acción comunal.
PARTICIPACIÓN: La información, consulta, decisión, gestión, ejecución, seguimiento y evaluación de sus
actos internos y de la gestión pública en general, constituyen el principio de la participación que prevalece
para los afiliados y beneficiarios de los organismos de Acción Comunal. De conformidad con la constitución
y la ley, los organismos de Acción Comunal podrán participar en los procesos de elecciones populares,
comunitarias y ciudadanas.

3.12.3 Derechos y deberes de los afiliados:

1- Elegir y ser elegido.
2- Participar en las deliberaciones de la Asamblea.
3- Fiscalizar la gestión económica de la Junta.
4- Asistir a las reuniones de la directiva con voz pero sin voto.
5- Asistir a la Asamblea General.
6- Conocer los estatutos, reglamentos y resoluciones.
7- Estar inscrito y participar activamente en los comités de trabajo.

3.12.4 Organismos de Dirección, Administración y Vigilancia de las JAC.:

1- Asamblea general.
2- Directivas: presidente, vicepresidente, secretario, tesorero, y coordinadores de comités de trabajo.
3- Comité conciliador.
4- Fiscal.

3.12.4.1 Asamblea General: Es la máxima autoridad de la JAC, está formada por los vecinos del barrio afiliados.
Funciones:

1- Construir y disolver el organismo comunal.
2- Adoptar y reformar los Estatutos.
3- Autorizar los actos de disposición sobre inmuebles.
4- Analizar, aprobar o rechazar los planes y proyectos sometidos a su consideración.
5- Remover en cualquier tiempo a los directivos.

6- Determinar la suma máxima de dinero que pueda gastar la directiva.
7- Decidir sobre su incorporación a la Asociación de Juntas.

3.12.4.2 Presidente:

1. Representa legalmente la JAC.
2. Establecer con la directiva los programas y actividades de desarrollo de la comunidad.
3. Hacer con la directiva el presupuesto semestral de la JAC.
4. Ordenar los gastos mensuales conforme a las necesidades.
5. Ejecutar con el tesorero los gastos que la asamblea autorice.
6. Convocar a las reuniones de la Asamblea General y Directiva.
7. Redactar con los dignatarios los reglamentos internos.
8. Presidir las reuniones de los directivos.
9. Firmar actas y demás documentos que le competen.
10. Presentar informes.

3.12.4.3 Vicepresidente:

1- Reemplazar al presidente temporal o definitivamente.
2- Presentar los informes trimestrales sobre los comités de trabajo.
3- Representar a la directiva en el comité empresarial.
4- Dar orientación y asesoría a todos los comités.

3.12.4.4 Tesorero:

1- Organizar la tesorería de la JAC.
2- Mantener los libros de contabilidad al día.
3- Organizar y mantener un archivo con los ingresos y egresos.
4- Construir pólizas de manejo de fondos.
5- Realizar los gastos e inversiones ordenados por el presidente, la directiva y la Asamblea.
6- Presentar informes a la Asamblea y directiva.

3.12.4.5 Secretario:

1- Mantener y actualizar los libros de los afiliados de las juntas.
2- Hacer las actas de la Directiva y de la Asamblea.
3- Convocar, cuando la directiva lo autorice, a los afiliados a las Asambleas.
4- Informar a la junta y a la comunidad sobre las reuniones, programas y proyectos.
5- Mantener la comunicación y buenas relaciones con la comunidad, entidades y otras juntas.
6- Inscribir a quienes quieran vincularse a la junta.
7- Informar a la directiva sobre la inasistencia de los afiliados o los directivos, a las reuniones.
8- Llevar el control de los afiliados suspendidos o des-afiliados.
9- Llevar el archivo de la correspondencia recibida y enviada.

3.12.4.6 Fiscal:

1- Vigilar los manejos de los bienes y fondos de la junta.
2- Estar pendiente del cumplimiento de los Estatutos, por parte de la directiva y afiliados.
3- Dar el visto bueno sobre los manejos de bienes de la junta, o celebración de contratos.
4- Visar las cuentas y libros.
5- Aprobar o rechazar los informes de los directivos.
6- Orientar, aportar y asesorar el trabajo comunitario.

3.12.5 Comités de trabajo: Están encargados de la ejecución de los planes y programas que defina la comunidad.
Las acciones de desarrollo comunitario de la junta son ejecutadas por sus comités de trabajo, los cuales se crean a
partir de las necesidades de la junta, la que no podrá tener menos de tres comités de trabajo.

3.13 Autoridades Locales:

3.13.1 Junta Administradora Local -JAL91

-:

3.13.1.1 Marco Constitucional:
El artículo 318 de la Constitución Política, prescribe que los concejos podrán dividir sus municipios en Localidades
(comunas) cuando se trate de áreas urbanas, y en corregimientos en caso de las zonas rurales.

91

Instituto Distrital para la Participación y la Acción Comunal. Op. Cit. pp. 17 sgt.

Los artículos 323 y 324 de la Constitución estatuye la conformación y funcionamiento de las Juntas
Administradoras Locales Distritales. La Ley 1ª de 1992, promulgada a la luz de la Constitución Política de 1991 se
ocupa de las Juntas Administradoras Locales en el Distrito Capital de Bogotá, debiendo funcionar en cada una
de las localidades en que se divide el territorio distrital.

Son elegidas popularmente para períodos inicialmente de cuatro años e integradas por no menos de siete ediles,
según lo determine el Concejo Distrital teniendo en cuenta la población respectiva. Dichas JAL dictan actos
jurídicos denominados resoluciones locales, debiendo ser sancionados por el alcalde respectivo y publicados en el
órgano oficial de divulgación del Distrito Capital.

Dispondrán, además, en cada localidad, de un Fondo de Desarrollo para la financiación de la prestación de los
servicios y la construcción de las obras de competencia de las Juntas, pero sin que, con cargo a los recursos del
mismo, puedan sufragarse gastos de personal. El alcalde mayor dictará el estatuto de estos Fondos, cuyo
representante legal será el alcalde local y su junta directiva, la correspondiente Junta Administradora.

Las JAL funcionan tanto en las áreas urbanas como en las zonas rurales; en las primeras operan en las comunas -
cuya población no podrá ser inferior a 10.000 habitantes y en las segundas, cumplen sus funciones en los
corregimientos 92
.

92

Integradas por no menos de cinco ni más de once miembros, de acuerdo con el numero de habitantes de la localidad, cuyo período deberá
coincidir con el de los respectivos concejales, las Juntas serán elegidas en la forma que determinen los Concejos, pero la ley se anticipa a
disponer (Consecuente con el criterio de ampliación de la democracia participativa que guió a la reforma política contenida en el Acto
Legislativo número 1 de 1986 y los Códigos de Régimen Municipal y Departamental) que no menos de la tercera parte lo serán por votación
directa.

Los ciudadanos de la Comuna o Corregimiento correspondiente, con derecho a voz, en sus deliberaciones están habilitados para participar el
Alcalde, el Personero, el Tesorero, el contralor y los Inspectores de Policía. Los miembros de elección popular, serán escogidos el día que señale
el Concejo Municipal. Pero con el fin de conservar la independencia de dicho acto, la fecha en que se efectúe no podrá coincidir con las demás
elecciones que prevean la Institución y la ley.

Así, los sectores municipales se denominan Comunas o Corregimientos, de conformidad con lo que sobre esta
materia disponga cada Concejo Municipal, corporación que a su vez podrá delegar en las respectivas Juntas
Administradoras algunas funciones tendientes a ejercer de manera adecuada los objetivos que le asigna la ley.

Si bien a las Juntas Administradoras Locales les está prohibido crear organización administrativa alguna (evitándose
así su burocratización), de modo que la presupuestación, manejo e inversión de sus recursos siempre debe hacerse
por intermedio de entidades o dependencias de carácter municipal, lo cierto es que ellas disponen de la facultad de
distribuir y asignar las partidas que a su favor se incluyan en los presupuestos financieros, no solamente de los
municipios sino de la Nación, los departamentos y las entidades descentralizadas, así como la de apropiar el valor
de los impuestos, sobretasas y contribuciones que se establezcan por el Concejo exclusivamente para la respectiva
comuna o corregimiento y los demás ingresos que perciban por cualquier otro concepto.

La constitución del 1991 otorgó a la ciudad de Bogotá el rango constitucional como Capital de la República y del
Departamento de Cundinamarca y, como Distrito Capital. La Carta determinó igualmente su régimen político, fiscal y
administrativo. Mediante la Ley 1ª de 1992 fueron elegidas las Juntas Administradoras Locales y se determinó la
participación de las 20 Localidades en los ingresos corrientes del sector central. Fue ese el primer paso en el
cambio de la descentralización de la ciudad. Las JAL representaban, además, la posibilidad de que la ciudadanía en
los distintos sectores de la ciudad, pudiera tener una incidencia en la definición de los programas de desarrollo. El
acuerdo 2 de 1992 creó las Localidades del Distrito Capital y determinó la integración de las Juntas Administradoras
Locales. Mediante los artículos 60 al 95 del Decreto Ley 1421 de 1993(Estatuto Orgánico de Bogotá) fue definido el
régimen jurídico de las Localidades para Bogotá; lo propio ha adelantado los órganos competentes en cada ciudad
municipio sujeto a esta regulación de la conformación de JAL93
.

Su origen constitucional se remonta al Acto Legislativo Nro.1 de 1968 94

, las JAL tan sólo fueron objeto de
reglamentación a partir de la Ley 11 de 1986, de donde tomó sus principales elementos la disposición consagrada
en el Art. 318 (323 y 324 Ibídem) de la Constitución Política de 1991.

93 Op. Cit. Encuentros con el Futuro, Planeación Participativa en Bogotá, Las JAL perfil de los Ediles, pp 186-194, 2004.
94 "Los Concejos podrán crear juntas administradoras locales para sectores del territorio municipal, asignándoles algunas de sus funciones y señalando su
organización dentro de los límites que determina la ley".

No se explicaría que el trabajo de las JAL no complemente y refuerce el que, por otro lado, han venido realizando
las Juntas de Acción Comunal existentes en Colombia desde 1958, cuyo régimen se modificó recientemente por la
(Ley 743 de 2002)95

, Igualmente, con la misión confiada a las veedurías ciudadanas, mediante la (Ley 850 de

2004)96

. Si la acción comunal y las veedurías ciudadanas antes que todo son la expresión de un proceso educativo
por el cual la comunidad adquiere conciencia de sus necesidades, derechos y deberes, y procura dar a los
problemas una solución de conjunto, con la participación solidaria de los individuos y la ayuda técnico-financiera del
Estado, las Juntas Administradoras Locales pueden, respecto de ciertos servicios públicos y por delegación de los
Concejos, administrarlos (la ley utiliza también los infinitivos verbales proponer, recomendar, sugerir, vigilar y
controlar), en similares condiciones de integración funcional en su seno, partiendo de la representación comunitaria.

Con todo, la labor de las JAL es más de vigilancia y de control en relación con la prestación de los servicios
municipales y la construcción de obras, que de estricta gestión administrativa. Ello por cuanto carecen de personería
jurídica, de capacidad para celebrar contratos, de organización administrativa (planta de personal) y de iniciativa en
la ordenación de los gastos, debiendo en este último aspecto, limitarse a distribuir y asignar las partidas que a su
favor se incluyan en los presupuestos nacionales, departamentales, municipales y de sus entidades
descentralizadas, o que perciban por cualquier otro concepto, así como el valor de los impuestos, sobretasas y
contribuciones que se establezcan por el Concejo para la respectiva Comuna o Corregimiento.

A medida que la experiencia lo aconseje y el buen funcionamiento de las Juntas Locales lo amerite, la ampliación de
las competencias de éstas, será un propósito descentralizador de innegable importancia que coadyuvará al
fortalecimiento del poder comunal.

95

.Sabido es que las Juntas de Acción Comunal son organizaciones civiles que propenden por la participación ciudadana en el manejo de sus
comunidades. A la vez, sirven como medio de interlocución con los gobiernos nacional, departamental y municipal y buscan la creación de
espacios de participación que jalonen el desarrollo en barrios, corregimientos y veredas. Con ellas, los alcaldes también pueden fijar el plan de
desarrollo, concertar proyectos y vigilar su ejecución.

96

Atinente a la forma como las veedurías se pueden organizar mediante un sistema que involucra su parte de estructura
administrativa, de control y de agremiación, con el que las veedurías pueden funcionar en forma coordinada a partir de su
implementación y desarrollo, desde las veedurías de los barrios, pasando por los niveles municipal y departamental, hasta llegar al
orden nacional

Respecto de los "Corregimientos intendencias" y los "Corregimientos comisarías", que no forman parte de los
municipios, la legislación vigente hasta 1991 disponía que su creación, supresión y fusión correspondía al Gobierno
Nacional, por solicitud de los Consejos intendenciales o comisariales, y que los mismos serían administrados
conforme a normas especiales por un corregidor, agente del intendente o comisario y, por tanto, de su libre
nombramiento y remoción. En ellos, en todo caso, debía funcionar una Junta Administradora elegida por los vecinos
del lugar, cuyas atribuciones, composición y formas de elección, debía fijarlas el Gobierno Nacional. Pero con el fin
de eliminar este régimen centralista, precisamente el constituyente de 1991, erigió en departamentos a las
intendencias y comisarías; como consecuencia, el (Decreto-Ley 2274 de 1991) convierte a los corregimientos en
divisiones departamentales a cuya cabeza habrá un corregidor, agente del gobernador, y en cuanto a la Junta
Administradora, ordena que sus miembros sean elegidos popularmente el mismo día en que se eligen los alcaldes
municipales, para un período de cuatro años.

La normatividad que institucionaliza las Juntas Administradoras Locales como la Ley 617 de 2000 , cuyo artículo
2º. clasifica los distintos distritos y municipios y mediante la cual se reforma parcialmente la Ley 136 de de1994, el
Decreto extraordinario 1222 de 1986, se adiciona la Ley Orgánica de Presupuesto y se dictan otras normas para
la categorización de las Entidades Territoriales.

Según el Estatuto Orgánica de Bogotá son autoridades de las Localidades el Alcalde Mayor, las Juntas
Administradoras Locales y el Alcalde Local.

En Bogotá, son entidades de representación política de la población en las localidades. Esta conformado por un
mínimo de siete ediles, elegidos por voto popular por los residentes mayores de edad de cada localidad para un
periodo de cuatro años. Para ser edil se requiere ser ciudadano en ejercicio y haber residido o desempeñado alguna
actividad profesional, industrial, comercial o laboral en la respectiva Localidad por lo menos durante los dos años
anteriores a la fecha de la elección.

Las actividades de las JAL se derivan de los Encuentros Ciudadanos de acuerdo al Concejo Distrital de
Bogotá“acuerdo 13 del 2000”, donde la comunidad en Asamblea General manifiestan a las autoridades locales su
interés común o necesidades más sentidas para que sean tenidas como sustento de proyectos a la inversión social
que el alcalde local deba priorizar en su administración como autoridad y administrador del recurso público.

Por esta razón, surge la necesidad de organizar a la comunidad en agremiaciones desde los distintos sectores, que
identifiquen las principales problemáticas sentidas verdaderamente por los ciudadanos, para que en los encuentros
ciudadanos, los movimientos políticos o sociales realicen técnicamente el soporte de proyectos sociales, de
infraestructura y otros, para que sean directamente, con el respaldo de la comunidad presentados estos proyectos y
así se concrete el plan de desarrollo desde lo local, con la priorización de la inversión del presupuesto local por parte
de los ciudadanos y las organizaciones de veeduría y de control por el mismo Estado a nivel local, distrital y otros
niveles, en perspectiva a la implementación de un presupuesto participativo.

3.13.1.2 Atribuciones de las JAL

Adoptar el plan de desarrollo local en concordancia con el plan general de desarrollo económico y social de
obras públicas y el plan general de ordenamiento físico del Distrito, previa audiencia de las organizaciones
sociales, cívicas y populares de la Localidad.
Vigilar y controlar la prestación de los servicios distritales o municipales en su localidad o comuna y las
inversiones que en ella se realicen con resultados públicos.
Presentar proyectos de inversión ante las autoridades nacionales y distritales encargadas de la elaboración
de los respectivos planes de inversión.
Aprobar el presupuesto anual del respectivo fondo de desarrollo, previo concepto favorable del Concejo
Distrital de Política Económica y Fiscal, y de conformidad con los programas y proyectos del plan de
desarrollo local.
Cumplir las funciones que en materia de servicios públicos, construcción de obras y ejercicio de
atribuciones administrativas les asigne la ley y les delegue las autoridades nacionales y distritales.
Preservar y hacer respetar el espacio público.
Promover la participación y veeduría ciudadana y comunitaria en el manejo y control de los asuntos

públicos.

Presentar al Concejo Distrital proyectos de acuerdo relacionados con la comunidad que no sean de la
iniciativa privada del Alcalde Mayor.
Vigilar la ejecución de los contratos en la localidad y formular ante las autoridades competentes las
recomendaciones que estime convenientes para el mejor desarrollo de esos contratos.
Promover las campañas necesarias para la protección y recuperación de los recursos y del medio ambiente
en la localidad.
Solicitar informes a las autoridades distritales, quienes deben expedirlos dentro de los diez días siguientes.
Su omisión injustificada constituye causal de mala conducta.

Participar en la elaboración del plan general de desarrollo económico, social y de obras públicas.
Ejercer la veeduría que proceda sobre los elementos, maquinaria y demás bienes que la administración
distrital destine a la localidad.

Las JAL se reúnen por derecho propio cuatro veces al año (1º de marzo, 1º de junio, 1º de septiembre y 1º de
diciembre) por períodos de treinta días, prorrogables hasta por cinco días. También se pueden reunir de manera
extraordinaria por convocatoria del Alcalde Local para discutir asuntos específicos. A diferencia de los integrantes de
las JAL en otras ciudades del país, en Bogotá los ediles ganan honorarios por la asistencia a las sesiones plenarias
y comisiones. Los actos de las JAL se llaman Acuerdos Locales.
Las Juntas pueden integrar comisiones permanentes para el estudio de los proyectos de Acuerdo en primer debate
o convocar audiencias públicas para escuchar a las organizaciones cívicas y comunitarias, así como a la ciudadanía
sobre los proyectos de Acuerdo en trámite.
Cada Localidad en Bogotá, tiene un Alcalde Local designado por el Alcalde Mayor de ternas presentadas por la
Junta Administradora Local respectiva (El decreto 142 de 2005 contiene el nuevo procedimiento para la designación
de los alcaldes locales). Los alcaldes locales pueden ser removidos de su cargo por el Alcalde Mayor en cualquier
momento, lo que obliga a la JAL a reiniciar el proceso de elaboración de la terna respectiva para la designación del
reemplazo.

3.13.2 Alcaldes Locales:
Cumplir y hacer cumplir la Constitución, la ley, las demás normas nacionales aplicables, los acuerdos distritales,
locales y las decisiones de las autoridades distritales.
Reglamentar los respectivos acuerdos locales.
Cumplir las funciones que le fijen y delegue el Concejo, el Alcalde Mayor, las JAL y otras autoridades distritales.
Coordinar la acción administrativa del Distrito en la Localidad.
Velar por la tranquilidad y seguridad ciudadana. Conforme a las disposiciones vigentes, contribuir a la
conservación del orden público en su localidad.
Vigilar el cumplimiento de las normas vigentes sobre desarrollo urbano, uso del suelo y reforma urbana. De
acuerdo con esas mismas normas expedir o negar los permisos de funcionamiento que soliciten los
particulares.

Dictar los actos y ejecutar las operaciones necesarias para la protección, recuperación y conservación del
espacio público, el patrimonio cultural, arquitectónico e histórico, los monumentos de la localidad, los recursos
naturales y el ambiente, con sujeción a la ley a las normas nacionales aplicables, y a los acuerdos distritales y
locales.

Conceptuar ante el secretario de gobierno sobre la expedición de permisos para la realización de juegos, rifas y
espectáculos públicos en la localidad.
Conocer de los procesos relacionados con violación de las normas sobre construcción de obras de urbanismo e
imponer las sanciones correspondientes. El Concejo Distrital podrá señalar de manera general los casos en que
son apelables las decisiones que se dicten con base en esta atribución y ante quién.
Expedir los permisos de demolición en los casos de inmuebles que amenazan ruina, previo concepto favorable
de la entidad distrital de planeación.
Vigilar y controlar la prestación de servicios, la construcción de obras y el ejercicio de funciones públicas por
parte de las autoridades distritales o de las personas particulares.
Ejercer, de acuerdo con la ley, el control de precios, pesas y medidas y emprender las acciones necesarias
para evitar o sancionar el acaparamiento y la especulación.
Ejercer las demás funciones que le asignen la Constitución, la ley, los acuerdos distritales y los decretos del
alcalde mayor.

CUARTO MÓDULO

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->