LOS CHAVOS NO DAN Todos los días la mayoría de los puertorriqueños hacemos malabares con nuestras finanzas para

poder hacerle frente a los altos costos de la vida. Los aumentos en la gasolina, los alimentos, la energía eléctrica, la ropa, los medicamentos, los costos de vivienda tienen estrangulados los bolsillos de todos. La gente pide a gritos una solución No podemos seguir esperando a que termine la recesión ni confiando a que baje el precio de la gasolina. Nuestros hijos, nuestras familias, nuestros colmaditos, restaurantes y empresas necesitan que el costo de la vida baje: ¡Ahora! Eliminemos las Leyes de Cabotaje Las Leyes de Cabotaje nos obligan a que toda mercancía transportada entre Estados Unidos y Puerto Rico se haga exclusivamente a través de los barcos de la marina mercante de los Estados Unidos. Esta limitación no solo encarece los precios de una manera increíble si no que nos limita en nuestras capacidades de desarrollo económico. En Puerto Rico, debido a nuestra condición geográfica de isla, no tenemos más opción que transportar por mar la mayoría de los bienes que consumimos, la materia prima y los productos que exportamos a Estados Unidos. Lo increíble es que estas Leyes de Cabotaje se instituyeron en el 1917. Hace casi 100 años. Es hora de que nos eximan de las Leyes de Cabotaje. Al eximirnos de las Leyes de Cabotaje PUERTO RICO AHORRARÍA: $1,318.280 millones. Hasta un 21.65% en gastos anuales de transportación (gasolina, gomas, piezas de carros, etc.) Hasta un 39% en gastos anuales por ropa y accesorios Hasta un 15% en gastos anuales de alimentos Cada puertorriqueño ahorraría aproximadamente $351.35 al año

Queremos: Aliviar el bolsillo del consumidor Lograr que Puerto Rico tenga más opciones para el transporte marítimo Que los productos puertorriqueños sean verdaderamente competitivos en el exterior. Que Puerto Rico se incluya en la lista de jurisdicciones exentas de la aplicación de las Leyes de Cabotaje como el Congreso ha hecho con las Islas Vírgenes, Samoa Americana y las Islas

Marianas. Eliminemos las Leyes de Cabotaje. ¡Ahora!

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful