Envejecimiento

vida cotidiana

y

Envejecimiento

vida cotidiana

y

Primera edición xxxx ejemplares Edición Dirección de Políticas contra la Discriminación Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (INADI) Ministerio de Justicia y Derechos Humanos Moreno 750, 1º piso. C.P. C1091AAP – Buenos Aires – República Argentina TE: (54-011) 4340-9400 – www.inadi.gob.ar Centro de denuncias: TE: 0800-999-2345 Director Responsable: Pedro Mouratian Director Editorial: Pablo Roma Editor de Investigación: Jorge Makarz Compiladores: XXXX Armado: Silvia Appugliese, Sofía Rivero, Celeste Lazo. Diseño: Jackie Miasnik Imprenta: Gráfica Alsina ISBN XXXXXXXXXX

AUTORIDADES NACIONALES
Presidenta de la Nación

Dra. Cristina Fernández de Kirchner
Ministro de Justicia y Derechos Humanos

Dr. Julio Alak
Secretario de Derechos Humanos

Dr. Eduardo Luis Duhalde
Interventor del Instituto Nacional Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo

Sr. Pedro Mouratian

AUTORIDADES DEL INADI
Interventor

Sr. Pedro Mouratian
Director de Políticas contra la Discriminación

Lic. Pablo Roma
Dirección de Administración y Gestión

Cdor. Miguel Racubian
Dirección de Asistencia y Asesoramiento a personas en Situación de Discriminación

Dr. Julián Díaz Bardelli
Coordinadora General de Programas y Proyectos, Capacitación e Investigación

Lic. Julia Contreras
Coordinador del Área de Redes de la Sociedad Civil

Dr. Daniel Maglioco

prácticas y representaciones heterogéneas en torno al proceso del envejecimiento y. sino también ante configuraciones culturales. a partir de enfoques centrados tanto en la investigación teórica y empírica.Envejecimiento y vida cotidiana PRÓLOGO El envejecimiento y los desafíos de la inclusión Por Pedro Mouratian Interventor del Instituto Nacional contra la Discriminación. la discriminación) que nos indican que persisten grandes deudas hacia el reconocimiento de nuestras/os adultas y adultos mayores. la Xenofobia y el Racismo (INADI) Reconocer las características y problemáticas actuales del envejecimiento implica estar a la altura de los cambios más significativos de nuestras sociedades. Cabe recordar que en aquella oportunidad también fue presentado el texto colectivo “Prácticas no discriminatorias en relación con adultas y adultos mayores”. El estudio y la investigación de estos cambios. los prejuicios. tienen como fin la generación de marcos más amplios de comprensión y aceptación social de la realidad del envejecimiento. Una breve referencia a los contenidos de los catorce ejes temáticos que organizan el libro permite captar la riqueza y diversidad de los trabajos. de género o vinculadas al diseño y gestión de políticas públicas. cotidianeidad así como de las oportunidades y dificultades de las/os adultas/os mayores. nos encontramos no sólo frente a transformaciones resultantes de las dinámicas demográficas generales de la sociedad. así como el abordaje de un conjunto de fenómenos característicos de la vida. que el INADI volverá a publicar. la perspectiva de derechos. un material que ha tenido amplia difusión y muy buena recepción en talleres y seminarios dirigidos hacia la temática. En “Psicogeron7 . El documento que aquí presentamos “Envejecimiento y vida cotidiana” recoge la rica y extensa serie de trabajos que fueron presentados los días 11 y 12 de Septiembre de 2009 en la Facultad de Derecho de la Universidad de Buenos Aires (UBA). desde 2007. frente a realidades concretas (en las que intervienen el acceso a los derechos. Los trabajos presentados en este volumen recorren un amplio abanico de temáticas y problemáticas vinculadas al envejecimiento. En esta segunda década del siglo XXI. por último. en el marco del Congreso que llevó el mismo nombre y que fuera co-organizado por el INADI junto a la cátedra de Psicología de la Tercera Edad y Vejez de la Facultad de Psicología de la UBA. Estas iniciativas han formado parte de la agenda de trabajo sobre el grupo temático “Adultas/os Mayores” que la Coordinación de Investigación del INADI desarrolla. a través de la Red Nacional de Investigadoras/es contra la Discriminación.

Envejecimiento y vida cotidiana

tología-Psicoanálisis” se aborda uno de los temas más importantes del envejecimiento, la continuidad trabajo-jubilación, y se discute, asimismo, las representaciones sociales de la modernidad que equiparan la productividad con actividad-utilidad y el retiro con pasividadinutilidad. En “Psicopatología” se destaca el estado actual de los estudios y abordajes de los diferentes trastornos de ansiedad vinculados al envejecimiento. Por su parte, en los ejes temáticos “Maltrato” y en “Políticas, Derecho, Políticas Sociales” encontramos un interesante planteo sobre la discriminación y la igualdad de derechos del colectivo de adultas/os mayores y, en este sentido, también una explicación concreta de la necesidad de avanzar hacia una Convención de derechos de adultas/os mayores. Por último, se destaca un análisis crítico de las nociones de “voluntad” y “capacidad” en el derecho como factores determinantes de la autonomía jurídica de las personas y su relación con todas las esferas de la vida, ya sean cotidianas o vitales. En “Psicología Positiva–Sabiduría” se aborda teóricamente el lugar de la sabiduría en la “cultura del envejecimiento” y se estudian los aspectos positivos y productivos de la vejez, en pos de construir un paradigma radicalmente diferente a los enfoques dominantes (narrativos, científicos, etc.) que se sostienen en una visión negativa de esta etapa vital (malestar, sufrimiento, patología, déficits) y se concentran en su dimensión biológica. El desarrollo de estudios que se guían por estas nuevas concepciones sobre el envejecimiento son fundamentales para diseñar intervenciones que incluyan los aspectos positivos en estrategias terapéuticas así como en la prevención y promoción de la salud de los adultas/os mayores. En el eje “Curso y Ciclo Vital-Postmodernidad-Representaciones Sociales” se incluyen numerosos trabajos que van desde el abordaje de la transición y cambio en el desarrollo de la personalidad en el curso vital (en que se relativiza el peso de los factores biológico y etario hacia la consideración de la dinámica de las influencias culturales, históricas y las experiencias idiosincráticas) hasta el tratamiento del envejecimiento en los medios de comunicación contemporáneos. El siguiente eje, “Comidas, Fiestas y Encuentros”, contempla un estudio cultural-antropológico de la experiencia del envejecimiento. En “Calidad de Vida-Instituciones-Cuidadores”, se discuten estos términos y se proponen modelos de gestión en base a proyectos específicamente gerontológicos. Por su parte, el eje de “Memoria-Evaluación” incluye un abordaje sobre los deterioros cognitivos de la memoria y las estrategias actuales de intervención, que amplían la terapéutica más allá de las opciones únicamente asociadas a lo farmacológico. Cabe destacar el eje “Género”, en el que encontramos enfoques muy ricos para reflexionar sobre el género y la subjetividad del colectivo de adultas/os mayores y la experiencia del proceso de envejecimiento tanto en mujeres como en varones. En “Educación-Recursos Humanos” se rescatan experiencias e intervenciones en educación con personas mayores (participación, integración, etc.) en favor de propiciar su inclusión en actividades intelectuales, creativas, artísticas, de reflexión, etc. En “Terapia Ocupacional” se presenta un interesante estudio de caso sobre el acercamiento de los adultos mayores a las nuevas tecnologías a partir de los Centros de Inclusión Digital en la Ciudad de Buenos Aires. En “Erótica-Cuerpo” encontramos un análisis de una temática poco estudiada des8

Envejecimiento y vida cotidiana

de las ciencias sociales y la psicología pero vital para la identificación de problemáticas específicas y la elaboración de políticas públicas antidiscriminatorias. Se trata de un estudio longitudinal sobre la identidad travesti y transexual de adultas/os mayores. Por último, el eje “Adaptaciones Funcionales del entorno físico a las necesidades del adulto mayor” aborda el papel del entorno físico en adultos mayores con demencias y la discusión de pautas para el desarrollo de estrategias de diseño ambiental en instituciones geriátricas especializadas. En nuestro país contamos con un significativo punto de partida histórico en relación al reconocimiento de derechos de los/as adultos/as mayores. Los llamados “Derechos de la Ancianidad” tienen su base jurídica en la Constitución Nacional de 1949 donde, entre otros derechos reconocidos de manera inédita, figura el “Decálogo de la Ancianidad”: derecho a la Asistencia, a la Vivienda, a la Alimentación, al Vestido, al Cuidado de la salud física, a la Protección de la salud moral, al Esparcimiento, al Trabajo, la Tranquilidad y, por último, al Respeto. Dicho avance constituyó un antecedente importante a nivel mundial, ampliamente elogiado por la Organización de las Naciones Unidas (ONU), y que posicionó a la Argentina como referencia central para la elaboración de las normativas asociadas a esta temática. A nivel regional, se destaca la “Declaración de Brasilia” sobre Envejecimiento (2007), ámbito en que fueron planteadas una serie de pautas a seguir por los gobiernos de la región, entre ellas, las relativas a la conformación de sociedades más inclusivas a través de la elaboración de políticas públicas orientadas a mejorar las coberturas de las pensiones y promocionar el trabajo digno. En el año 2009, en este sentido, tuvo lugar en nuestro país la “II Reunión de Seguimiento de la Reunión de Brasilia”. En este marco, en el que la Argentina tiene una participación activa, se promovió el debate para la elaboración de una Convención –internacional y regional– de derechos para adultas y adultos mayores; un instrumento jurídico (tal como se señala en esta publicación) que consideramos imprescindible para instalar la problemática en las agendas nacionales, afianzar las herramientas de protección legal y consolidar las políticas públicas relativas a la población de adultos y adultas mayores. Para nuestro Instituto, la inclusión social, cultural y económica de las y los adultas y adultos mayores forma parte de la tendencia general del Estado Nacional a generar políticas que apuntan al reconocimiento social de la pluralidad y la dignidad de la condición humana, y que ha crecido en su legitimidad y desarrollo a partir de una nueva conciencia sobre la necesidad de la plena vigencia de los derechos humanos en nuestro país. En este sentido, el Gobierno Nacional ha implementado, desde el año 2003, una serie de políticas incluyentes relativas a nuestras/os (¿nuestros? Los/las) adultas/os mayores: medidas estructurales como la estatización de los fondos de las Administradoras de Fondos de Jubilaciones y Pensiones (AFJP) que deriva en la conformación del Sistema Integrado Previsional Argentino (SIPA) en el marco de la Administración Nacional 9

Envejecimiento y vida cotidiana

de la Seguridad Social (ANSES); la incorporación al acceso del derecho previsional de 2.500.000 de ciudadanos –que garantiza una tasa de cobertura social del 96 por ciento de la población–; y la ley de movilidad de los haberes mínimos jubilatorios, que determina el carácter constitucional de la aplicación de dos aumentos jubilatorios anuales. Esperamos que este tipo de documentos (este documento) sea un valioso insumo para aquellos proyectos que se orientan a trabajar y gestionar las problemáticas de las y los adultas/os mayores y para fortalecer los espacios en los que se combate el núcleo de las prácticas y los prejuicios discriminatorios (en el ámbito de la salud, la educación, el trabajo, la comunicación, etc.) relacionados al envejecimiento en todas sus manifestaciones. Asumir la responsabilidad de afrontar desafíos como éstos es una tarea central a la hora de avanzar en el compromiso de generar marcos de mayor igualdad y reafirmar el compromiso de democratización de la sociedad argentina.

10

I EJE PSICOGERONTOLOGÍA - PSICOANÁLISIS

Envejecimiento y vida cotidiana

La continuidad trabajo - jubilación
Autoras: Irene Castro, e-mail: irenecastro5@yahoo.com.ar Myriam N. Petrongolo, e-mail: mpetrongolo@psi.uba.ar Cátedra de Psicología de la Tercera Edad y Vejez. Facultad de Psicología, Universidad de Buenos Aires. Introducción El aumento de la expectativa de vida constituye un logro social inédito de la humanidad y, a la vez, un desafío no vislumbrado previamente. Uno de los eventos de vida más significativos para las personas es el paso de la vida laboral a la jubilación; ya que las representaciones sociales de la modernidad equiparan productividad con actividad-utilidad y retiro con pasividad-inutilidad. Resulta un desafío conjunto convertir este momento en espacios creativos sociales y participativos, facilitando la reinclusión de los retirados. Una jubilación que refleje fielmente los años trabajados, garantizará un futuro de mayor seguridad en todos los aspectos, no sólo en los económicos. El fenómeno es bien complejo y entrama diferentes discursos y concepciones teóricas. El recorte que aquí presentamos es uno de los tantos posibles; consta de una introducción teórica con sucintos aportes de diferentes paradigmas y una segunda parte donde se relata una experiencia concreta de trabajo con jubilados y jubilables en S.U.T.E.B.A., un sindicato docente de la Provincia de Buenos Aires. El trabajo Todo trabajo exige una inversión de energía tanto física como psíquica, y cada quien tendrá (en su actividad específica) menor o mayor grado de cada una de ellas puesta en juego. “Nada es más diversificado y heterogéneo que las relaciones que establecen los hombres con su trabajo” (Dejours, 1992) pues la implicancia que cada sujeto que trabaja tiene con su tarea, con su rol, con su red social laboral y su historia familiar, arma un entramado diferenciado y particular. Para Christophe Dejours, el trabajo puede ser tomado como defensa o como sublimación. Cuando el sujeto utiliza el trabajo como defensa o huída, se pone de manifiesto cómo la actividad (y, generalmente, la hiperactividad) “resulta ser una ocasión providencial para escapar de los conflictos” (Dejours, 1992). Estos casos son generalmente los más vulnerables ya que el retiro despierta grandes montos de angustia y una cantidad 13

“rompiendo una actividad donde se fueron edificando sublimaciones. al mismo tiempo. Es decir. La propuesta es comenzar a trabajar preventivamente con grupos de personas jubilables. de lo que se trata es de afrontar de manera eficaz los desafíos de la vida postjubilatoria. horarios y rutinas cotidianas. una brecha depresiva.Envejecimiento y vida cotidiana de energía disponible aún no re-direccionada. sosteniendo una identidad laboral y personal. esto requiere de una readaptación a la nueva situación de todos los integrantes de esa familia. es clara: la historia laboral puede terminar cuando ya no hay empleo. Sin embargo estos casos presentan actitudes psíquicas más flexibles y la ruptura es menos peligrosa ya que hay un monto libidinal invertido en afectos externos al trabajo. debiera tenerse por seguro que el tiempo del retiro es un premio merecido por tanto esfuerzo realizado. El objetivo fundamental y general de todos los Programas Pre-jubilatorios es 1. pero no acaba la posibilidad de seguir con los proyectos y con la vida. con la necesaria reestructuración de horarios. corremos el riesgo de. Los Programas Prejubilatorios El término del empleo supone un reencuentro con la vida familiar-personal. 1992). ¿Por qué el retiro no puede tomarse como una “liberación”? A decir verdad. de un rol. La continuidad de la existencia “va de suyo”. se manifiesta descontento y tristeza. pero “el trabajador liberado de su trabajo constata con asombro que no sabe qué hacer con esa libertad”1 y suele encontrarse ante lo más temido: ante él mismo y sus incertidumbres. En el primer caso. costumbres y ocupaciones. los estereotipos. como para los de baja calificación y tareas repetitivas al estilo Taylorista. a la vez que promueve su autoestima. El jubilado no tiene un rol definido. por lo menos dos años antes del retiro definitivo. sería esperable que las empresas e instituciones tomaran la responsabilidad solidaria de capacitar a sus futuros jubilados acompañándolos en la desvinculación. una imagen para sí y para los demás. La tarea que se nos impone como profesionales psicólogos. ese “gran organizador” del tiempo. hay casos que indican un pasaje inicial de alegría y bienestar. tienen unos efectos positivos a corto plazo en la felicidad (Argyle. el esparcimiento. parciales y teñidos de prejuicios (como las representaciones sociales actuales). destruír un edificio construído con paciencia por el sujeto a su medida y de provocar un reflujo contra él de pulsiones por falta de inversión” (Dejours. 14 . De una u otra manera. conformando la “paradoja laboral”. nos muestran al jubilado como un ser que pasivamente espera (la muerte). Y esto es constatable tanto para aquellos trabajadores que desarrollan actividades profesionales o tareas calificadas. Sin embargo. fenómeno por el cual en lugar de manifestar felicidad por no tener que continuar con la obligatoriedad de las tareas laborales. ya que: “El descanso. además dota al sujeto de un lugar cierto de referencia. la buena comida y las actividades recreativas. 2001 en Carr. 2007) Es que el trabajo. No es difícil que comience a abrirse bajo este contexto reflexivo.

pues será pensado a la medida de cada empresa o institución. re-estructuración en el uso del tiempo. La opción saludable (que siempre la hay). y sean prontamente replicadas en el ámbito privado. De más está decir que este tipo de trabajo necesita de profesionales psicólogos que acepten prepararse en diferentes áreas y trabajar de manera interdisciplinaria pero también interparadigmática. el voluntariado social o los deportes de masas. Experiencia: SUTEBA (Lic. planeamiento de proyecto nuevos. el tipo de trabajo realizado. a través de sus luchas por mejores salarios. la psicología cognitiva. el clima laboral. A través de la etapa postjubilatoria se define principalmente el seguimiento y acompañamiento de los proyectos en acción. A través de una etapa de preparación prejubilatoria se trabaja con un abanico de nuevas posibilidades: educación.se extiendan. la diversidad de funciones. sobretodo los dedicados al baile. la psicología laboral. aceptando aportes de diversas escuelas: la psicología social. cobrando entre el 70 y 85 % móvil. reconversión de viejos proyectos postergados. han logrado retener su sistema jubilatorio solidario y de reparto. derecho constitucional que no se cumple en la mayoría de los haberes jubilatorios. pero el tipo de trabajo que supone cada Programa es diferente. la dinámica de trabajo grupal. el trabajo comunitario y el asesoramiento especifico de otros profesionales y de los propios trabajadores de esa institución. Los docentes jubilados de la Provincia de Buenos Aires. los grados de jerarquía. la inserción interinstitucional. Irene Castro) Grupos de jubilados insertos en su sindicato Sindicato Único de Trabajadores de la Educación de Provincia de Buenos Aires (SUTEBA). “Varios estudios han encontrado que el hecho de participar en grupos recreativos o deportivos. respecto a su sueldo en actividad. ya que resulta de analizar la heterogeneidad de los grupos. El sindicato a su vez 15 . reconociendo sus alcances y perjuicios. Todas estas acciones contribuyen a tomar este pasaje trabajo-jubilación como una transición no traumática. la cultura de la empresa o institución. Esperamos que las Políticas Públicas -que ya comenzaron a ocuparse del tema. la psicología organizacional. el psicoanálisis. ampliación de relaciones. 2007). se basa por lo tanto en enfocar una visión positiva de esta etapa transitoria. turismo. comparada con otros gremios y también con su pasado reciente. por nombrar algunas de las cuestiones que se dirimen de manera singular. Cuentan con una importante obra social estatal que cubre la mayoría de sus necesidades de salud. la psicología humanística o positiva. Es así que los jubilados docentes afiliados al SUTEBA tienen una estable situación económica. se refleja en unas puntuaciones de felicidad más elevadas” (Carr. la música.Envejecimiento y vida cotidiana prevenir las patologías que pueden producirse al dejar la vida laboral (jubilopatías). la prevención de la salud. y a prevenir eficazmente procesos depresivos. el contexto socio-histórico. la psicología sistémica. descubrimiento de nuevas capacidades y habilidades.

de Buenos Aires y que realizan la atención primaria de sus afiliados. apostando a los nuevos proyectos. Me toca a mí coordinar los aspectos psicológicos. comenzó con un programa de actividades. Desarrollo Mi inclusión. empoderamiento . historia de trabajo. • Sexualidad. los jubilados docentes de provincia de Buenos Aires gozan de un bienestar aceptable que hace posible encarar nuevas alternativas vitales. Se percibe en ellos amplia satisfacción con respecto a estos servicios. a lo largo de un número fijo de encuentros íbamos a desarrollar temas que tenían que ver con: . Por otro lado SUTEBA es un sindicato particular ya que sus afiliados/as se consideran parte del mismo. en principio fue en forma experimental.Envejecimiento y vida cotidiana refuerza esa atención con 18 centros de salud que funcionan en el conurbano e interior de Prov. representación social e individual de la vejez . Lo que comenzó siendo un trabajo puntual. Mi rol como psicóloga consiste en el abordaje de temas que tienen que ver con el desarrollo psicológico de los mayores. En resumen. con sus 23 años de vida. futuro y nuevos proyectos. influencias. grupos de fuerza. hace 4 años. 16 . • El tiempo en casa. Este sindicato es joven. La dinámica de trabajo fue organizada con características de taller. esto implica que los/las que actualmente son jubilados/das formaron parte de su creación y se amalgamaron en sus luchas. Ser docente de SUTEBA implica identidad y pertenencia. siendo la participación activa una de sus características distintivas. hemos atravesado un sinnúmero de temas y sólo para ejemplificar nombraré los más destacados o los que se presentan más reiteradamente: • La jubilación y los cambios de rol en la familia. al fortalecimiento de las redes sociales y al empoderamiento dentro de las familias y de la organización sindical a través de la participación en asambleas. • Derechos de los mayores.Jubilación.Derechos de los mayores.El envejecimiento. se transformó en encuentros pautados quincenales en cada seccional con un programa flexible y abierto a las necesidades emergentes. proceso.Jubilación. a. Las temáticas que se trabajan y han trabajado contienen la multiplicidad del arco vital de las personas activas. etc. favoreciendo el encuentro y el armado de redes de pares. . A lo largo de los últimos años el SUTEBA viene organizando grupos de jubilados (comisiones de jubilados) en seccionales del conurbano. elecciones. afianzándose en la actualidad y extendiéndose a las seccionales del interior que lo solicitan. con una modalidad ampliamente participativa.

La otra gran organización la van realizando las comisiones de las seccionales y los programas y el armado complejo es de elevada calidad. si noto que hay algo que está preocupando especialmente. materiales apropiados para talleres de memoria. En general preparo algún tema previamente. desde la Secretaría de Acción Social. recreativas. Parte de los programas que realizan están a cargo del nivel central del Sindicato que arma salidas turísticas o paseos culturales especiales. • Identidad. • La felicidad. • La depresión. • Historia del sindicato. • Relaciones con hijos/as. • La soledad. Los encuentros se han transformado en espacios lúdicos y se evidencia que las reuniones procuran placer a las/los participantes. • Calidad de vida. • Los duelos. • Enfermedades crónicas. culturales y artísticas. c. me dedico a ello y pospongo mi propuesta para el siguiente encuentro. • Estrategias de cuidado. • Proyectos a futuro Utilizamos disparadores como películas. Observaciones Las observaciones señaladas a continuación son descriptivas de un programa en desarrollo y en constante movimiento. lecturas. b. • Docencia. y es destacado como un fenómeno nuevo y creciente. Difunden sus actividades a través de todos los medios que tienen a su alcance. Actividades que realizan: Los jubilados/as de las seccionales con las que trabajo realizan un sinnúmero de actividades sociales. resultó muy alta en todas las seccionales en que venimos trabajando. Una de las de las mediciones posibles de éxito de las iniciativas programáticas es la asistencia de las/los jubilados a las últimas elecciones de autoridades del sindicato.Envejecimiento y vida cotidiana • Abuelidad. sindicales y de organización. • Dependencia e independencia. como también políticas. Los comentarios en ese sentido son reiterados y la asistencia súper numeraria. 17 . • Reminiscencia de diversos temas. • Historia del trabajo. • Participación en el Sindicato.

No se puede hacer una generalización del fenómeno. 18 . trabajé también en la Seccional de Quilmes y Florencio Varela. Los grupos tienen características distintivas y estas tienen que ver fundamentalmente con las personas que los componen y con algunos liderazgos particulares. la producción tiene muchas diferencias. El cambio de programa a polimodal es considerado por las/los participantes de los grupos como perjudicial para la enseñanza y al que no se han podido acoplar. sin embargo no ven espacios de expresión o docencia para trasladar sobre otros toda la experiencia acumulada y en este sentido consideran que sus experiencias muy ricas no tienen canales donde volcarlos. Morón. Perciben una ruptura entre la formación de los/las docentes y la formación actual que la consideran “pobre”. Lanús y Lomas de Zamora. • El grupo como organizador: Se visualiza la importancia que las/los participantes le dan a la actividad grupal con pares para la elaboración de temáticas que les atañen y de los nuevos tiempos y proyectos por venir. El grupo grande en todos los casos se ha priorizado al armado de pequeñas comisiones que trabajen independientemente y que luego vuelquen lo producido.Envejecimiento y vida cotidiana • Los grupos de trabajo: En este momento estoy desarrollando la actividad en 4 seccionales. Las reuniones semanales han pasado a ser espacios de referencia para cada una de los/las participantes muy valorados y cuidados. Muchas están felices del tiempo que han logrado. muchos/as expresaron que en ese momento sintieron que ya no tenían más nada para ofrecer y que sus tiempos laborales habían concluido. La posibilidad de poder trabajar entre pares en una actividad común y con mística resulta en una red de sostén que sirve para la elaboración de problemáticas personales en un espacio alternativo al familiar y por lo tanto posibilitador de producciones creativas. otras no saben cómo organizarlo. Matanza. Estas comisiones funcionan con distinta eficiencia en sus producciones. • La jubilación: La jubilación es percibida contradictoriamente. lo que se convierte en una experiencia frustrante. Señalan la actividad grupal que realizan en el gremio como organizadora de los tiempos personales y jerarquizadora de los mismos. aún de las familias y por las familias. Si bien trabajo las mismas temáticas con todos los grupos. pero el grupo grande es el imán y la razón para el encuentro. es un fenómeno mixto en todo caso.

El problema fue planteado como de la mayoría. La problemática más angustiante de estas mujeres con respecto a sus familias se relaciona con la necesidad de independencia y las dificultades que arrastran para poner límites a los integrantes de su familia en el trabajo y permanencia en el hogar. Se percibe intensa angustia por parte de las mujeres que lo expresan también como angustia de sus hijos. El empoderamiento progresivo La importancia y el crecimiento que ha adquirido la secretaría de jubilaciones determinó la replicación de la estructura de nivel central en las seccionales. la perspectiva de los maridos en casa. con hijos mayores convivientes por cuestiones de carencias habitacionales o laborales o simplemente por no haberse independizado. mientras que en las mujeres las tareas siempre han sido más repartidas entre la escuela. d. Estas limitaciones tienen origen en la permanencia de los esteriotipos femeninos enraizados socialmente en primer lugar en ellas mismas y luego en los demás miembros de las familias. Se sienten utilizadas y con poco margen de maniobra sobre todo a la hora del cuidado de los nietos. la casa.Envejecimiento y vida cotidiana • Perspectiva de género: La mayoría absoluta en los grupos estuvo conformada por mujeres. Los jubilados/as marchan en las 19 . Se identificaron varias madres mayores con hijos adultos a cargo por importantes patologías psiquiátricas. Se comentan reiteradamente las bromas o comentarios de los hijos al respecto y la angustia que esto les produce a todos/as. Este es uno de los ejes básicos en mi trabajo ya que es el primer y fundamental obstáculo para desarrollar cualquier tipo de tarea fuera del hogar. dado que la secretaría de jubilaciones sólo tenía representación a nivel central y se realizaba asesoramiento previsional a los/las afiliados/as pero sin la designación formal. las obligaciones familiares. Por esto cuando analizo la perspectiva de género lo hago pensando en el género femenino y en las problemáticas relacionadas observadas. con percepciones de gran ambivalencia. el cuidado de hijos y padres. etc. El tema de las/los jubilados está presente en las discusiones de sus dirigentes ante los organismos que correspondan. En cuanto a los varones la jubilación es vivida de manera más angustiante que como la perciben las mujeres. Ellos han depositado en el trabajo la realización personal y le es mucho más costoso renunciar al lugar social de trabajador activo. es decir que se han ganado espacios y puestos para los jubilados/as. se escucha reiteradamente en sus discursos y en los reclamos de salarios en blanco. maridos dependientes de las mujeres. por ejemplo. fenómeno lógico considerando que lo son también en la etapa activa. girando todo el grupo familiar alrededor de ellas y de los roles convencionales asignados a las mujeres. saliendo así de lo meramente discursivo. Muchas participantes divorciadas o viudas a cargo de sus hogares.

de no ser así estos jamás hubieran crecido de forma cualitativa además de cuantitativa. Una de las expresiones nuevas y singulares que ha resultado de estos grupos es la red comunicacional compleja que han construido. & Londoño Gutiérrez. junto con los activos. A. Dulcey-Ruiz. se comunican entre sí cotidianamente. Buenos Aires: Paidós. Si bien con distinta celeridad. Buenos Aires: Humanitas. Cepsiger y Protección. Por último quiero destacar que este empoderamiento progresivo está muy relacionado al tono positivo emocional que los grupos y sus participantes han alcanzado. (2007). Psicología positiva. La gran diferencia con los grupos de jubilados que conocemos es que es una construcción política que incluye lo recreativo cultural pero que está inmersa en un movimiento mayor que es el mismo SUTEBA. Trabajo y desgaste mental. (2007). Colsubsidio. los grupos difunden sus actividades en los blogs de las seccionales. todos/as saben de la producción de los demás grupos. (1992). BIBLIOGRAFÍA Carr. Dejours.Envejecimiento y vida cotidiana manifestaciones docentes. C. A. E. Colombia. Preparación para la jubilación. 20 . con pancartas que los/las identifican. No hay en el sindicato ninguna actividad entre los afiliados que resulte en semejante red.

II EJE PSICOPATOLOGÍA .

.

desde la juventud o adultez más temprana. • Trastorno de ansiedad debido a enfermedad médica. e-mail: chapotsara@fibertel. con y sin agorafobia. los trastornos de ansiedad consisten en los siguientes: • Trastornos de angustia. seguidos por el TOC (0. • Trastorno obsesivo-compulsivo (TOC).com. a que la ansiedad es considerada. al igual que la depresión. más frecuentemente. En la mayoría de los casos. Según el DSM IV (Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales). • Trastorno por estrés agudo. con un mayor uso de los servicios médicos especializados y con una mayor mortalidad en los varones. formando parte de un trastorno de ansiedad o secundariamente a enfermedades o a medicamentos. pudiendo presentarse excepcionalmente como síntoma aislado.8%) y por el trastorno de pánico (0. Existen evidencias de que los trastornos de ansiedad en la vejez son insuficientemente diagnosticados y tratados por parte de los profesionales de la salud. Facultad de Psicología. por un lado.1 %). • Trastorno de ansiedad generalizada. • Trastorno de ansiedad no especificado. • Fobia social. Esto se debería. frecuentemente. • Agorafobia sin historia de trastorno de angustia. y por el otro. (2004) demostraron que trastorno de ansiedad generalizada se asocia con un mayor grado de discapacidad. al hecho de que la ansiedad se manifiesta asociada con enfermedades físicas y con lo medicamentos utilizados para tratar las mismas. • Trastorno de ansiedad inducido por sustancias.com Coordinadora del área de Psiquiatría del Nuevo Hogar Le Dor Vador La ansiedad constituye uno de los síntomas más comunes en la vejez. un rasgo del envejecimiento normal. Judith Szulik. los trastornos de ansiedad en la vejez son crónicos y han persistido.8%). Los más prevalentes son el trastorno de ansiedad generalizada (7. • Trastorno por estrés postraumático. email: judith. • Fobia específica. Beekman et al. Sara Chapot.szu@gmail. 23 . UBA Dra. en comorbilidad con cuadros depresivos y con demencias.Envejecimiento y vida cotidiana Trastornos de ansiedad en la vejez Autoras: Lic.ar Profesora Adjunta de Psicología de Tercera Edad y Vejez.3%) y las fobias (4.

aunque también existen casos de comienzo tardío sin lesiones cerebrales. el enojo. Las neuroimágenes estructurales y funcionales han sido de mucha ayuda para 24 . los casos de comienzo más tardío suelen aparecer con mayor frecuencia alrededor de los 65 años. El trastorno por pánico raramente debuta en la vejez. Los “viejos” pueden mostrar menos severidad de los síntomas y menos conductas de evitación. la fatiga. En este contexto. McElroy et al han propuesto. comienza después de algún evento traumático. Este desorden tiende a presentarse en la adultez temprana y a tener un curso crónico. Por ejemplo. cifras de comorbilidad entre TOC y depresión mayor alcanzan valores reportados entre el 35 y 75%. son antecedentes importantes en los meses previos al inicio de los síntomas de TOC. el desorden por stress postraumático. migraña y colon irritable). por el otro. con un extremo que estaría ubicado en los trastornos impulsivos y el otro extremo en los desórdenes compulsivos. Hollander propone el concepto de espectro para estos trastornos. la tensión y la agresión. el comienzo tardío debe orientar hacia la búsqueda de un desorden depresivo. El TOC muestra comorbilidad con otros trastornos del espectro afectivo y del espectro impulsivo-compulsivo. por un lado. en especial en el área de la salud. y otros desórdenes no conceptualizados típicamente como psiquiátricos (fibromialgia. las fobias sociales y el trastorno por ansiedad generalizada). en el cual estarían incluidos. de una enfermedad somática o de alguna medicación que pudiera provocar esta sintomatología. y los duelos. la distimia y el trastorno disfórico premenstrual). a nivel de lóbulo frontal y de los ganglios de la base. los trastornos afectivos (tales como la depresión mayor. Las experiencias traumáticas o los eventos estresantes. más que en las edades medias de la vida. Hay pocos casos de TOC puros en la vejez. Con respecto al Trastorno obsesivo-compulsivo (TOC). Sin embargo. que este espectro impulsivo-compulsivo pertenecería a un grupo más amplio de desórdenes del espectro afectivo. los trastornos de ansiedad (que incluyen el trastorno por pánico. depresión mayor y adicciones. frecuentemente. Aparte de la depresión otros componentes emocionales asociados con el TOC son la ansiedad. el comienzo en la vejez es poco frecuente y ha sido relacionado con alteraciones cerebrales. tales como trastornos de ansiedad. es que varios estudios demostraron una variedad de disfunciones emocionales en el TOC.Envejecimiento y vida cotidiana La mayor parte de los individuos con agorafobias de inicio tardío no tienen historia de ataques de pánico y la enfermedad.

con la consecuente disminución de la autonomía y con cambios en los roles sociales y en el status social. es una consideración “prejuiciosa”. La anamnesis debe orientarse hacia la descripción de los síntomas actuales y 25 . Diagnóstico El diagnóstico de los trastornos de ansiedad se basa en la entrevista con el paciente y. El miedo a caer promueve la disminución de los contactos sociales y el aislamiento. trastornos del sueño. con la consecutiva restricción de la movilidad (avalada. tanto motoras como intelectuales. Una mención especial merece un síndrome ansioso muy frecuente y específico de la vejez: el síndrome post-caída. El desencadenamiento de los síntomas de ansiedad. en muchas ocasiones. por eso es importante descartar estos cuadros ante el inicio de un TOC tardíamente. ya que se ha podido observar que comparten la disfunción de los circuitos prefrontales-subcorticales. y el antecedente de caídas previas con prolongada permanencia en el suelo. los trastornos del equilibrio y de la movilidad. irritabilidad. en comparación al funcionamiento previo. respecto a que el temor es parte “normal” del envejecimiento. con cambios en el estado de salud. eventualmente. Las convulsiones. por la familia y por los médicos) y dificultades para mantener la autonomía en las actividades de la vida diaria. molestias digestivas. con el riesgo de derivar en un cuadro depresivo y en la aceleración de la declinación. Clínica La ansiedad se expresa en esta población predominantemente a través de astenia. generando miedo a salir y miedo a la noche. la edad avanzada. Muchos de estos miedos son subestimados o no categorizados como síntomas. dificultades en la concentración y trastornos de memoria. como por parte de los profesionales.Envejecimiento y vida cotidiana interpretar estas asociaciones. El temor a ser víctimas de un delito es muy común entre los ancianos. tanto por parte de los mismos viejos. con algún familiar acompañante. El síndrome post-caída es una de las consecuencias más comunes de las caídas que se suceden en los adultos mayores. los tumores. frecuentemente. está vinculado con la percepción de la disminución de las capacidades. los traumatismos y las lesiones isquémicas que afectan estos circuitos pueden provocar un TOC. Los factores de riesgo para este síndrome son el género femenino. Consiste en el temor a volver a caerse.

EPOC. hipoglucemia. cambios de estado civil. especialmente en el trastorno por estrés postraumático que cursa con alteraciones perceptivas. • Esquizofrenia y otros trastornos psicóticos. jubilación. en especial. Es relevante investigar las posibles comorbilidades. viajes. delirium. Asimismo es importante detectar factores desencadenantes de los síntomas o de la reagudización sintomática (si se tratase de un cuadro de larga evolución). enfermedad de Parkinson. mudanzas. porfiria aguda intermitente. o. demencia. Insuficiencia cardíaca congestiva. trastornos vestibulares. enfermedades desmielinizantes. arritmias. La evaluación del funcionamiento cognitivo y de las actividades de la vida diaria contribuye a descartar el comienzo de un síndrome demencial. enfermedad de Cushing. tumores cerebrales. • Delirium. interrogar sobre antecedentes de otras enfermedades y medicamentos recibidos. eventos en la vida de los hijos o nietos y crisis vitales en general. Aura de migraña. • Causas orgánicas (ver tabla 1). Asma. • Trastornos de personalidad. hipoxia. hipoparatiroidismo). en los casos graves de TOC. hipotensión ortostática. a la necesidad de descartar posibles causas orgánicas. prolapso de válvula mitral. debido a la mayor probabilidad de que se trate de un desorden crónico. con trastornos afectivos. angor. en casos de inicio tardío. feocromocitoma. Tabla 1. neumonía. convulsiones. Neurológicas Cardiovasculares ENFERMEDADES Pulmonares Endócrinas 26 . IAM. Diagnósticos diferenciales • Trastornos del ánimo. insulinoma. Causas orgánicas de ansiedad. tales como pérdidas de seres queridos. embolia pulmonar. Hiper e hipotiroidismo.Envejecimiento y vida cotidiana el tiempo de evolución de los mismos. que puedan estar vinculados con síntomas de ansiedad. como así también.

La muerte de las hermanas la dejó muy sola. Alcohol. y que aparecía frente a situaciones en las que se sentía extenuada o muy exigida. Siempre le costó disfrutar. como si hablara en chino. Simpaticomiméticos (fenilefrina. DISCONTINUACIÓN Viñeta clínica A continuación se describe una viñeta clínica sobre una paciente con un TOC de inicio tardío. a los 61 años de edad. Neurolépticos (acatisia). Benzodiazepinas. me quedo aplastada como si estuviera drogada. nosotros le decimos que ella es “subordinación y valor”. aminofilina). Cuando me casé tuve un estado de melancolía. atropina). Xantinas (teofilina. ama de casa.” “Tengo murmuraciones y jadeo. Siempre padecimientos. Estimulantes (anfetamina. recordando momentos de gloria. aparentando la presencia de trastornos sensoperceptivos. pero la murmuración quedó. “como chino”. Yo tomaba Stelapar por muchos años y la psiquiatra me lo quería cambiar. Sentía como si me faltaba algo. era una señora de aspecto agradable. A veces se coarta. Yo no sabía que no era un antidepresivo. aunque se la notaba pálida y cansada. Alcohol. El motivo de consulta fue la presencia de impulsos relacionados con la necesidad de hablar en un idioma. Estuvimos a punto de internarla. El 31 de diciembre tuve una crisis y me llevaron a una clínica psiquiátrica. broncodilatadores. Hablaba en un idioma raro. La paciente. Se exige demasiado y no da. Viuda. En la primera entrevista su hija refirió: “Mi mamá siempre fue enferma de los nervios y muy delicada. etcétera).Envejecimiento y vida cotidiana MEDICAMENTOS Anticolinérgicos (escopolamina. Siempre fue muy ansiosa y depresiva pero nunca tuvo estas murmuraciones. Me dieron Zentius. Hormonas tiroideas. el año pasado le dieron yodo radioactivo y siempre estuvo medicada por depresión. Cafeína. que en el momento de la consulta tenía 76 años de edad. La paciente refirió: “A fin de año me agarró una descompensación. Yo gesticulaba y hacía caras. que se instaló sobre una personalidad previa con rasgos obsesivos y depresivos. En ningún momento pierdo la conciencia 27 . Hipnóticos. cocaína. Apenas me recuesto se me pasa todo. Nunca pude lograr la alegría. Está muy pegada al pasado. y ahora tengo un jadeo y me tengo que ir a la cama. Sus hijas lo describían como un soliloquio en un idioma propio. Antidepresivos. pseudoefedrina. fenilpropanolamina. Nicotina. según ella. que no tenía ningún significado lingüístico para ella. metilfenidato). me dio Rivotril. tenía dos hijas y cuatro nietos. Con el tiempo desapareció esa persona. Se lo hemos grabado. aunque no puro. Yo desde siempre fui triste. Esteroides. Se hace muchos cargos”. yo veía una cosa gris y hablaba con ella en otro idioma. Está operada de tiroides. Mi marido me decía que no había motivos. Eso comenzó en octubre.

También tenía un hermano varón al que quería mucho. con las que era muy unida. “Él era machista y no quiso que trabajara”. los bancos. estaba atenta a todo. Un año después nació su primera hija y ocho años más tarde la siguiente. que le deparó un gran malestar. 28 . dactilografía e inglés. que vivía enfrente. como chino). Hice un curso de sexualidad. Mi papá era autoritario. Fue operada con una buena evolución. pasó días mejores. La abuela se fue con sus dos hijos menores y ellos se quedaron viviendo con el abuelo. A los 14 años se mudaron con sus abuelos paternos. su madre debió ser internada por un cuadro depresivo severo. Mi marido era un ser extraordinario. anemia y pérdida de peso. a esa edad yo ya sabía todas las obligaciones que la vida me impuso. Ella me enseñó a limpiar.Envejecimiento y vida cotidiana de lo que estoy haciendo. el centro. no iba sola a ningún lado”. arrodillada con el cepillo. en coincidencia también con el fallecimiento de su abuelo materno. primero la obligación y después la devoción y a mi mamá la cuidábamos nosotras. pero que ella necesitaba profundizar más. logró progresar. mi madrina. Allí empezó de nuevo otra lucha con la vida”. se murió de pena. quienes se separaron al poco tiempo. “Ella era demasiado buena para esta vida”. trabajador. era muy buena conmigo. Entre una y otra tuvo bocio. Fue hace 35 años. que al año. al decir de la paciente. Dice “Fue un infierno. hasta los 9 meses. Su trabajo en una importante empresa textil fue gratificante. Quedó entonces al cuidado de su abuela paterna. Definió su infancia como una etapa de muchas privaciones pero con mucho amor de su madre. Fueron hermosos 28 años hasta que él murió. A los 20 años conoció a su marido y al casarse todo cambió. Yo a los 10 años era muy independiente. Fue el único hombre de mi vida. Ella hubiera querido ser maestra. A su decir: “Conocí muchas cosas ignoradas. nos negaba como nietos. pero con un gran porvenir. como a sus sobrinos. Su marido falleció a los 56 años de cáncer de pulmón. decía. Durante la segunda entrevista refirió que estaba realizando un tratamiento psicoterapéutico grupal. “Fue tremendo. Siempre nos maldijo. Dice “Fueron años de lucha. mi jefa me obligó a crecer”. En mi tiempo el sexo era tabú. Relató que en el plazo de dos meses habían muerto sus dos hermanas. creía en brujerías. no era buena. nos contábamos todo. “Cuando tuve conciencia de cómo era ella me dio miedo. puesto que pudo estudiar taquigrafía. Ya en su juventud.cochi” (forma en que designa ese lenguaje. Cuando la paciente nació. casi no teníamos amigas”. excelente padre y mejor marido. Él sabía que mi afán era tener una casa propia y para mi cumpleaños me trajo el boleto del hermoso departamento de cuatro ambientes en el que hoy vivimos. así se hacía antes”. Con él tuve mis primeras relaciones sexuales. Tengo grabado el cochi.

que tenía un bebé de 6 meses. Desde joven fue una mujer muy hacendosa y pulcra. fue abandonada por su marido y se mudó a vivir con ella. sentía que aún no había podido superar la muerte de su marido ni de sus hermanas. Al momento de la consulta. y. Estos síntomas habían motivado la consulta oportunamente. risperidona 0. quienes la estafaron. que motivaban que lavara permanentemente la ropa. 29 . aún después de haberla usado durante un corto período de tiempo. volvió a vivir con su madre. por ende.5 mg/día y clonazepan 0. ellos me hacen ver la vida color de rosa”.Envejecimiento y vida cotidiana Tras enviudar tuvo dificultades con sus cuñados y socios de su marido. La paciente atribuía su malestar a que se le habían sumado la muerte de su marido. La paciente había comenzado con síntomas obsesivos 15 años atrás que consistían en intolerancia a los olores. realizaba los quehaceres domésticos con placer. tras un nuevo abandono. Asimismo fue derivada para control endocrinológico debido al hipotiroidismo postquirúrgico. Decía que su hija mayor era muy buena pero muy impulsiva al igual que su nieta. haciendo uso abusivo de la lavandina. para descartar causas estructurales.5 mg/día. le generaba ansiedad. volvió con su marido. al mismo tiempo que se revisó su plan farmacológico. “son un terrón de azúcar. Se indicó aumentar la dosis de citalopram a 20 mg/día y se redujo la dosis de clonazepam a la mitad. por el cual estaba medicada con levotiroxina. La paciente inició un tratamiento psicoterapéutico individual. dado que la paciente se quejaba de que se sentía muy somnolienta con la dosis matinal de estos dos medicamentos. La historia clínica arrojó datos significativos que orientaron el diagnóstico diferencial. muy atenta a la limpieza de su hogar. persistiendo la necesidad compulsiva de lavar la ropa. para evitar broncas ocasionadas por la convivencia. sus dos nietos varones eran una dulzura. ambos estudios resultaron normales. con respuesta parcial. Diez años después. como cruzarse de vereda si percibía algún mal olor. con quien a veces discutía. Ella tenía que hacer las cosas como siempre. pero ya no se sentía en las mismas condiciones que antes. se encontraba medicada con citalopram 10 mg/día. junto con la redistribución de la risperidona en una única toma nocturna. En cambio. siendo tratada con Stelapar. lo cual la dejaba agotada. poco tiempo después. lo mismo que su nieta más chica. una combinación de un antidepresivo con un antipsicótico. con la consecuente pérdida de la energía física para realizarlos. situación que persistía en el momento de la consulta. Coincidentemente su hija mayor. la sensación de quedar contaminada por malos olores. situación que cambió en los últimos tiempos a causa de su envejecimiento. y conductas evitativas. tuvieron otra hija y. y se solicitó una resonancia nuclear magnética de cerebro. la separación de su hija y los problemas con sus cuñados. Manifestó que le gustaría vivir sola.

que contribuyen al concepto del espectro del TOC. además. tales como lavar los platos por la noche y planchar la ropa de toda la familia. que consistieron en marcada ansiedad. Estuvieron vinculados con un período de gran angustia que atravesaba porque su hija menor reclamaba vender su departamento. Permanentemente había que señalarle que sus parámetros de mejoría no debían consistir en poder hacer todo lo que se proponía. su nieto mayor presentó un episodio maníaco y fue diagnosticado como enfermo bipolar. En el transcurso de su tratamiento tuvo dos episodios de crisis de angustia durante la sesión. en realidad ella estaba muy enojada. con ejercicios de respiración y de relajación. Si bien su hija y su nieta le decían que lo dejara. porque este circuito era el que le desencadenaba la ansiedad. estando ya la paciente en tratamiento. como ya Freud describiera. y de la que nunca se recuperó completamente (cabría preguntarse si no se trató de un cuadro psicótico crónico) y. Un punto interesante que se trabajó psicoterapéuticamente fue el manejo de su agresión. pero la paciente se negó. comenzando a hablar en “chino”. era evidente que muchos momentos de ansiedad eran consecutivos a su enojo. se trata de una angustia libre. También aprendió a delegar algunas tareas. sorpresa por no haberlo registrado como tal.Envejecimiento y vida cotidiana Posteriormente. La paciente evolucionó favorablemente durante el tratamiento. no podía imaginar dejar ese lugar en el que había sido tan feliz con su marido y que estaba colmado de recuerdos. le provocaban. la “realidad” del síntoma lo dice todo. se caracterizan por la ausencia de despliegue simbólico. no toleraba que estas tareas no fueran hechas inmediatamente. primero. Finalmente sus hijas comprendieron la situación y desistieron de la venta. alegando dificultades económicas para comprarlo y. aunque se sintiera con más energía para hacerlo. 30 . no ligada a representaciones. los síntomas cedieron con la contención verbal. Intervenciones básicas como decirle que uno tenía la impresión de que. que ellas luego lo harían. se intentó incrementar la dosis del antidepresivo. de inicio puerperal. ya que tenía que hacer frente a un crédito que había solicitado. a su bronca. Estos episodios. para dividirlo en las partes correspondientes por la herencia. situación que no podía manejar. fueron la depresión severa de su madre. sudoración profusa. ella decía que así se sentía bien. y. Era claro que ella no estaba dispuesta a perder ese bien. Aprendió a poder registrar cuándo comenzaba a cansarse y detenerse. Asimismo la hija mayor tenía una personalidad con rasgos impulsivos. tomarse un tiempo. principalmente con su hija. Ella no quería vender su casa ni mudarse. Algunos datos interesantes sobre los antecedentes familiares de la paciente. en vistas a la buena tolerancia de la paciente al citalopram y teniendo en cuenta que los síntomas obsesivos suelen requerir dosis más altas.

de trabajo y de preocupaciones. lo que habría sido de mucho provecho para ella. Lo que la paciente no pudo lograr fue establecer vínculos extrafamiliares de ningún tipo. y a continuar estimulándola para que pudiera efectivizar algún espacio propio. gran alivio. descansar. los cambios en el estado de salud o la percepción de cambios en el funcionamiento. yo sé cómo tratarlas. tales como las pérdidas. pero también de cómo el envejecimiento imprime su sello a la presentación de los síntomas y al desencadenamiento de los mismos. para ella. El factor desencadenante del cuadro que motivó la consulta habría sido el duelo por la muerte de sus hermanas. anteriormente había dicho de ella que era una dulzura y hoy le producía este dolor tan amargo. Si bien la sintomatología que motivó la consulta revirtió. que la dejó más sola. Dijo: “Yo sé cómo es mi enfermedad. Estos duelos. El caso de esta paciente resulta ilustrativo de cómo se presenta un trastorno de ansiedad en la vejez. Tras dos años de tratamiento la paciente planteó el deseo de interrumpirlo ya que se sentía bien y. sino también a la elaboración de las pérdidas. me puso una linda dedicatoria: largue la limpieza y háganos ricas comidas”. a sostener un vínculo por fuera de lo familiar. ni concretar la posibilidad de realizar actividades recreativas o sociales. que ya no le generaban conflicto. por otra parte. sé que tengo que dormir mucho. y sin interlocutores catárticos como eran sus hermanas. en 31 . aquellos más caracteropatizados. que quede todo así como está”. evidentemente reactivaron el duelo por la muerte de su marido. Me ayudó muchísimo que se resolviera el tema de la casa. en parte. Es así como el abordaje de estos cuadros debe apuntar no sólo al tratamiento del trastorno. persistieron sus rasgos obsesivos y ansiosos de base. Para mi cumpleaños mi yerno me regaló un libro de la hermana Bernarda (libro de cocina). puede verse jaqueado por los avatares del proceso de envejecimiento. Se acordó realizar algunas entrevistas de cierre de la psicoterapia. y ahora querían quitársela. y que volvió a ponerse en primer plano ante la eventualidad de la venta de su casa. con un circuito vincular más restringido a sus hijas y nietos. tengo a mis hijas. Las entrevistas de seguimiento con la psicoterapeuta apuntaron. como las conozco. Refería que esta casa se la había dejado su marido para que ella estuviera tranquila. manteniendo entrevistas periódicas para control de la medicación y para seguimiento de su evolución. al convalidarle la posibilidad de albergar sentimientos negativos. Un estado de equilibrio precario en un paciente con un trastorno de ansiedad de larga data. en este caso un TOC. en el que condensaba toda la felicidad de su vida. y. tenía dificultades económicas para solventarlo. En la última entrevista con su terapeuta la paciente dijo: “La casa está en orden. No toleraba la desilusión que le generaba su hija. foco.Envejecimiento y vida cotidiana consecutivamente.

Comjs. AJ (1997). Acquired obsessive-compulsive disorder associated with basal ganglia lesions. S. RG. Cumming. que puedan estar poniendo en juego el discurrir por estos tiempos del envejecimiento. N. 77: 43S-9S. Maryland. J Gerontol A Biol Sci Med Sci. Flint. AT.. Baltimore. 477-543. Salkeld. S. Miller. Beekman. (2004). Harper. Asociación Americana de Psiquiatría (2002). van Dyck R. 1 ed.. Trastornos de ansiedad. Lach. AJ. SF-36 scores.. Barcelona: Editorial Masson. Drugs Aging. H (1988). CL. 157(1): 89-95. Prospective study of the impact of fear of falling on activities of daily living. et al (2004). Khanna. (2003). 55(5): 299-305. Aust N Z J Psychiatry. 38(6): 477-8. Birge. En: DSM IV TR Manual de Diagnóstico de los Trastornos Mentales. RC. (2000). A. Epidemiology and comorbidity of anxiety disorders in later life: 32 . J. Beekman. HW. Program and abstracts of the 17 th Annual Meeting of the American Association for Geriatric Psychiatry. The prevalence and correlates of fear of falling in elderly persons living in the community. (2000). Supplementum.. de Beurs. RG (2000). Epidemiology of late life generalized anxiety disorder. Szonyi. Am J Public Health 1994. Flint. February 21-24. BIBLIOGRAFÍA Arfken. Gagnon. Texto Revisado. JP. Symposium SS1. Chacko. Orn. E. MA. van Tilburg W. and nursing home admission. van Balkom AJ. Newman. Deeg DJ. G. Late onset OCD.Envejecimiento y vida cotidiana el sentido más amplio del término. Diagnosis and management of panic disorder in older patients. SC. Age of onset of psychiatric disorder. SJ. J Neuropsychiatry Clin Neurosci. G.. Bland. RC. pp. M. 84(4): 565-70. Corbin. 20(12): 881-91. de Beurs E. 12(2): 269-72. Am J Psychiatry. Thomas. Anxiety and depression in later life: Co-occurrence and communality of risk factors. Bhattacharyya. Acta Psychiatr Scand.

17(2): 208-13. Khanna. SM (1988). Phobic disorders in the elderly. Matsunaga. diagnosis and treatment options. L. J. S. Anxiety in old age. 61(2): 186-9. Fried. H. successfully treated with paroxetine. 60: 100-16. Clin Neurosci. J Neuropsychiatry Clin Neurosci. 33 .. (1998). Drugs Aging. PN. Pordon. Development and validation of the Geriatric Anxiety Inventory. D. Secondary obsessive-compulsive disorder related to diaschisis after pontine infarction. Int Psychogeriatr. S. F. Baribeau. J Aging Health. En: Nordhus IH. CR (2000). Late-onset obsessive-compulsive disorder without evidence of focal cerebral lesions: a case report. Volumen II. Koloski. A. J. (1991).. K. 19(1): 103-14. 16(1): 116-7. Peterson. E.and late-onset obsessive-compulsive disorder. Reynolds.Envejecimiento y vida cotidiana implications for treatment. Byrne. Anxiety disorders and insomnia in geriatric patients. Matsui. Pachana. Int J Soc Psychiatry.. Clinical Geropsychology. Neuropsychological functioning in early.. K. Freud. 531-41. Roth. Levin. Milovan. RM. (2004).31-71 Howland. Bak. EW.. Madrid: Ed. Rajendra. 229-43. pp. GJ. Br J Psychiatry. Kohagura. P. DG. Channabasavanna. J Neuropsychiatry Clin Neurosci. 34(4): 305-9. Flint. (1925). Lowe. Garyfallos. Washington. 4(1): 31-6. PA. Educational and Psychological Measurement. Kawabe. Psychiatry Clin Neurosci. Traducción Lopez-Ballesteros. (2005). Fuller. Life events and onset of obsessive compulsive disorder. Psychiatr Clin North Am.. 20(1): 137-64. WC. Harley. pp. DC: American Psychological Association. 5(2). J. Generalised anxiety disorder in elderly patients : epidemiology. (1993). 159. J. H. Andreou. Lindesay. Higashiyama. Berg S and Fromholt P eds. Vandenbos GR. síntoma y angustia. C.. Siddle. Obras Completas. Fear of falling among the community-dwelling elderly.Biblioteca Nueva. Inhibición. N. S. Scogin. Pitsavas. NA. WC (1997). AJ (2005). (2007). Arnold. E. Petrikis. Saxena. G.. T. Exploratory analyses of the latent structure of anxiety among older adults. 22(2): 101-14. D. Folks.. O’Connor. pp. S. S et al (2007).

J Neuropsychiatry Clin Neurosci. Ore. 12(2): 265-8. AW (2006). Int J Geriatr Psychiatry.Envejecimiento y vida cotidiana Sinoff. D. Velayudhan. 14(12): 1062-71.a brief instrument for detecting anxiety in the elderly. Katz. AP. L. Late-onset obsessive-compulsive disorder: the role of stressful life events. A. Jenike.. 18(2): 341-4. Int Psychogeriatr. Weiss. Zlotogorsky. 34 .. MA (2000). (1999). G. Tamir. Short Anxiety Screening Test . Late-onset obsessive-compulsive disorder: a case series. L.

III EJE MALTRATO .

.

“un modelo de viejo fracasado”. la atención regular a Centros diurnos y fundamentalmente la Atención Domiciliaria. las dimensiones éticas de este tipo de cuidado van a exigir entonces una atención especial. se convertirán en el terreno de prueba para los programas y el consenso social de nuestra sociedad envejeciente. escucha. a estas imágenes negativas sobre sí mismo. Este “nuevo prejuicio” daría como mensaje una falla en el proceso del envejecimiento. y los dilemas morales que nos surgen en forma cotidiana. El proceso de envejecer es una experiencia única y universal y LOS PRINCIPIOS Y DERECHOS a los cuáles adherimos o rechazamos hoy. y va ”INTERNALIZANDO” este proceso altamente devastador y que permite que a corto plazo que el ser humano termine por aceptar estas falsas creencias prejuiciosas y responda con su conducta. Si el cuidado de las personas mayores dentro de la comunidad se convierte en la norma. Los Principios de Naciones Unidas para las Personas Mayores (1991) Son 18 Principios. y por los que restan y vale la pena vivir todavía. Cualquiera fuese su impacto la Institucionalización. es decir los menos “COMPETENTES”. ILC El intentar resolver equitativamente la utilización de los recursos existentes. recibe. email: liadaichman@fibertel. a los menos activos y a los que están más enfermos.com. son nuestros mismos derechos ahora y en el futuro. pero pareciera ser que hoy se enfrenta a un “nuevo tipo de “VIEJISMO” esta vez dirigido a los menos capaces. Argentina. por sentimientos de lástima y conductas paternalistas que no hacen más que reforzar esa sensación de impotencia. y esto va creando estereotipos. experimenta. Lía Susana Daichman.”el modelo de la INCOMPETENCIA“. poniendo en este caso mas énfasis en lo que a las personas les falta y no en lo que los mayores poseen todavía.ar Presidente de International Longevity Center. que aunque no han sido todavía incorporados al Derecho 37 . La CAPACIDAD DE PODER ELEGIR y lograr modificar las cosas y los actos que hacen a la vida. han ido influenciando y transformando el patrón de la Atención de la Salud que hoy presiona y seguramente dominará en el futuro inmediato. El prejuicio primitivo del “VIEJISMO” ha cambiado positivamente en las últimas décadas.Envejecimiento y vida cotidiana Discriminación e igualdad de derechos para los/as adultos/as mayores Autora: Dra. El adulto mayor percibe. e incapacidad para ejercer sus derechos. Esta situación es agravada muchas veces por “las personas que los CUIDAN”.

y los Beneficios reales del Envejecimiento de la población para el Desarrollo de la Humanidad.Internacional en materia de Derechos Humanos.” • “Incluir y consultar a las Personas Mayores en la Planificación de la ayuda en las Emergencias. Empleo. tanto Nacionales como Internacionales”. • “Reconocer los Derechos Humanos de las Personas Mayores. por las respuestas Internacionales y Nacionales a los Programas de VIH/SIDA.” • “Asignar a las Personas Mayores la parte que en Justicia les corresponde de los Recursos. no solo los recur- . independientemente de la EDAD del Beneficiario. Intervenciones y conclusiones: Una forma quizás de ayudar a resolver esta problemática. y así poner un fin a la DISCRIMINACIÓN. y los Programas de Rehabilitación después de los desastres naturales y crisis humanitarias.” • “Poner a disposición de la población Programas de Crédito.” • “Fijar estándares de prácticas internacionales para guiar las Políticas Públicas sobre el Envejecimiento. establecen claramente objetivos sobre cinco áreas claves: • LA PARTICIPACIÓN.” • “Respaldar a las Personas Mayores en su Rol de Cuidadoras. • “Garantizar la protección social adecuada.” • “Proporcionar una atención de la Salud accesible y gratuita para las Personas Mayores.” • “Asegurar que los que diseñan las políticas escuchen e incorporen las opiniones de las Personas Mayores.” • “Eliminar la Violencia contra las Personas Mayores.” Creando programas de apoyo y capacitación para los CUIDADORES MAYORES. y asegurando que sean también respaldados. sería lograr crear las condiciones sociales necesarias para que los gobiernos encuentren. Capacitación y Educación. propone Diez Acciones Concretas con el objeto de asegurar los Derechos Humanos de los personas mayores alrededor del mundo. sobre una base de EQUIDAD y con un ingreso mínimo pero ESTABLE para la tercera edad. como el Fondo Global de Salud. • LA AUTONOMIA • LA AUTOSATISFACCIÓN • EL CUIDADO • LA DIGNIDAD HelpAge International (2002).

. 39 . • Pueden brindar una cobertura responsable sobre temas relacionados a la vejez. absolutamente REAL. • Pueden ser determinantes para un correcto llamado de atención sobre el problema y la difusión adecuada de información sobre qué hacer y adónde acudir cuando se ignoran o son avasallados con respecto a sus Derechos. • Aspectos positivos que enfaticen las POSIBILIDADES. en la Transición de los Valores Intergeneracionales (Daichman L. la defensoría. • Prevención de las discapacidades. 2008). en “LA DIFÍCIL Y PERMANENTE TAREA DE CUIDAR” (Daichman. Y fundamentalmente en estos tiempos difíciles y violentos que vivimos en nuestra Latinoamérica. Los medios de comunicación: • Son un recurso puntual y poderoso. como para la ayuda entre pares. • Pueden promover imágenes positivas y desmitificar estereotipos. y en particular al maltrato y a la discriminación. la elección. Apoyar e invertir en las capacidades productivas y sociales de los Adultos Mayores rendirá claros dividendos para todas las generaciones. • Esto debería estar apoyado por “el desarrollo de un marco teórico NO DISCRIMINATORIO” que tendría que asegurar también los esfuerzos intersectoriales y multigeneracionales. and Spencer C. sino también. Esto deberá incluir: • Políticas sociales y de salud coherentes. • Su contribución económica. donde siguen jugando un rol significativo nuestras Mujeres Viejas. • Además los adultos mayores deberían ser visualizados como un “BENEFICIO EXTRA” para la Sociedad. en términos de bienestar comunitario. posibilidades económicas y cohesión social. el empoderamiento y el liderazgo.” Los programas que se planifiquen: Deberán fundamentalmente exaltar la importancia de estimular su capacidad y competencia tanto para la autoayuda. en vez de señalar solo las BARRERAS. 2004). con mayor credibilidad en áreas claves como: • La experiencia en la resolución de conflictos. • Facilitar la autonomía y la interacción social. Aguas S. en el gran área del CUIDADO. “El facilitar que estos adultos mayores accedan al derecho y la elección de poder participar.Envejecimiento y vida cotidiana sos económicos suficientes.

40 . T. Governmental Functioning. (2004). International Encyclopedia of Public Health. y Spencer C. Daichman. En Kris Heggenhougen and Stella Quah. Vol2. and Elder Rights Protection in Five Countries’. sino el hecho de asumirlo y actuar acordemente”… El COMPROMISO será entonces el desarrollo de un diálogo coherente y comprensible. “Elder Abuse in the Latin American Countries”.. no como enfermedad. Finalmente el desafío para todos no es solamente atender a lo que se ha expuesto hasta aquí. San Diego: Academic Press. L. L. “Equal treatment. • Intentar cambiar las IMÁGENES NEGATIVAS sobre la Vejez. Principles for Older Persons. 310-315. pp. Daichman. United Nations. como así también a la comunidad entera. BIBLIOGRAFIA “Iguales Derechos para los Mayores” (ONU. sino como una parte más del ciclo normal de la vida. Tatara. Japan. Publicado por Help Age International.“Elder Abuse”. 1991). Aguas S.Envejecimiento y vida cotidiana • Crear una conciencia sobre el significado del proceso del envejecimiento. edit. equal rights. Capítulo5-Eds. En ‘A survey on Intercultural Differences in the Perceptions about Future Concerns. y todas las estrategias necesarias que como deber se nos impongan a PROFESIONALES Y FUNCIONARIOS RESPONSABLES. Equal rights for older people. Tokyo. Ten actions to end discrimination” (2002).

DERECHO Y POLÍTICAS SOCIALES .IV EJE POLÍTICAS.

.

I ?) Voluntad. la capacidad resulta significativa por su condición de “atributo de la personalidad”. a la libertad. 2. Prieto Sanchís. Introducción En el Derecho actual. 1 y ss. 1989 y 1990)..). por ser la manifestación jurídica más concreta de los debates filosóficos relativos a la persona. Tobías. el domicilio. 1995. Ara Pinilla. 1985. 1990. a la igualdad.. Jesús. la autonomía -o quizás mejor. 44 y ss. como la base del Derecho y la Moral Crítica (Kant. 63 y ss).. email: mdabove@sede. 2002. 1990. 2009). entre otros: Soler (2000. ya sean ellas cotidianas o vitales. Pero además se articuló. se originan en la Edad Moderna. ver. 1996. Respecto de la autonomía de la voluntad en general pude verse: Compagnucci de Caso (1992. 115 y ss. Ahora bien. 1997. 21 y ss) 43 . Estos debates. Borda (2004.. Pero además. capacidad y derechos fundamentales en la vejez: El problema cotidiano de la autonomía jurídica frente al envejecimiento.unr. p. Este esquema –formal y liberal-. p. que el Derecho reconoce junto al nombre. 281 y ss. AA. Gross Espiell. ya sea en el ámbito privado o público2.edu. 47 y ss. a la fraternidad.). Garcia Amado. 2004.) Frías Caballero (1994. 69 y ss. durante el siglo XIX resultó funcional a las necesidades y criterios de justicia imperantes (Davobe. Ruiz Miguel. porque permite caracterizar jurídicamente los hechos humanos y determinar el mayor grado de responsabilidad que se genera con su ejecución (Cifuentes. de componente inseparable del ser humano.ar Investigadora del Consejo de Investigaciones de la Universidad Nacional de Rosario CIUNR. 1991 y 1993. 1990.). La voluntad es relevante. Perez Luño. 321 y ss. en la tradición ius filosófica.también es comprendida como una problemática jurídica central.Envejecimiento y vida cotidiana Este sería el IV .). Pero. De un lado. Gordillo. la autonomía de la voluntad. Rivera (2007. 1990.). Nino (1980. Bidart Campos. intención y libertad) y el sistema operativo del régimen de la capacidad. cuando propone comprender a la autonomía de la voluntad. como sabemos. 2001. Fernandez Garcia. la voluntad y la capacidad constituyen dos factores determinantes de la autonomía jurídica de las personas y se refieren a todas las esferas de la vida.VV. el estado civil y los derechos de la personalidad -o derechos fundamentales individuales(Borda. 1991. 31 y ss. y a sus derechos y deberes fundamentales. porque su carácter de elemento esencial de los negocios o actos jurídicos que puede llevar a cabo una persona. Cifuentes (1986. En Relación a la autonomía de la voluntad en el Derecho Público. Por otra parte. tienen su punto culminante en la teoría kantiana. concebidos de manera formal y liberal. 21 y ss. 193 y ss. el modelo moderno de autonomía vigente en nuestro Derecho. 39 y ss. p. Martinez. Autora: María Isolina Dabove. sobre el dispositivo de la voluntad (discernimiento.). p. Brebbia (1979. como ya adelantamos. 2004. fue plasmado en atención a un concepto abstracto y pretendidamente universal de la persona. En tanto que. Peces Barba.

1993 y 1999. generalización. La configuración de Naciones Unidas y el despliegue del proceso internacional de especificación de los derechos humanos. en atención a la persona considerada en sus concretas circunstancias.a la problemática de las personas de edad -dimensión sociológica-. De manera que en este trabajo. 1993.)3. Alexy. p.. El desarrollo del Derecho Laboral y de la Seguridad Social. Wrobleski. a la luz de una perspectiva particular: la problemática jurídica de la vejez. consistente en el paso gradual..). intentaremos observar básicamente si el régimen legal de la autonomía de la voluntad del Derecho Argentino -dimensión normativa-.. El advenimiento del Estado de Bienestar y el constitucionalismo social (Benn y Peters.Envejecimiento y vida cotidiana 1994. la figura de la autonomía de la voluntad. pero siempre muy acentuado. Así cabe destacarse. en donde puede leerse lo siguiente: . 1984 y 1992. Guastini. 1991. respecto de esta problemática? Así como también observaremos 3) ¿cuáles serían las nuevas direcciones que la condición jurídica actual de las personas de edad reclama. 103 y ss. ya sean estas morales o jurídicas. Zagrebelsky. 1997). Especialmente. son factores relevantes para la comprensión de la crisis actual de la perspectiva clásica de la autonomía de la voluntad. se ha manifestado en estos últimos años una nueva línea de tendencia que se puede llamar de especificación. en suma. 109. y a las exigencias de libertad e igualdad derivadas de los derechos fundamentales reconocidos en la Constitución Nacional –dimensión axiológica-. Esta investigación está destinada al desarrollo de un análisis crítico de las teorías jurídicas en torno a la autonomía de la voluntad.. 1984. aparecen como estímulos poderosos para la construcción de un nuevo modelo de autonomía de la voluntad. al espacio de libertad dentro del cual él ejerce de manera 3. 1988. pág. a fin de garantizar cabalmente su autonomía jurídica. para dar lugar al crítico escenario que hoy ocupa en el Derecho. 652 y ss. que asuma la complejidad de sus componentes y su dinámica. la autonomía de la voluntad de las personas está referida a la capacidad del individuo para dictarse sus propias normas. los planteos y luchas referidos a la cuestión social de fines de siglo XIX.. Los procesos de integración regional. en el marco del Estado Constitucional de Derecho? El régimen normativo de la autonomía de la voluntad en el Derecho Argentino En términos generales puede decirse que. Todos ellos.Al lado de los procesos de positivación. Sin embargo. 1995. 97 y ss. fueron sucediendo una serie de acontecimientos que comenzaron a minar este modelo. De Castro Cid. internacionalización de los que he hablado al comienzo. Los avances científicos y tecnológicos y los cambios demográficos. Pero también. p. Diaz Revorio. 241-252. s/f. Guastini. p. hacia principios del XX. resulta funcional -o no. p. en función de las características especiales de sus sujetos titulares (Bobbio. 44 . la constitucionalización de los derechos humanos y la instauración del Estado Constitucional de Derecho (Dworkin. A tal fin nos preguntamos entonces: 1) ¿cuál es el régimen normativo referido a la autonomía de la voluntad: (voluntad y capacidad) aplicable en la vejez? 2) ¿Cuál es la situación jurídica que viven las personas de edad en Argentina. 1993). hacia una ulterior determinación de los sujetos titulares de derechos.

que permite decidir. Dentro de la teoría clásica el discernimiento ha sido definido como la facultad 4 Ver: Art. y los que resultan de la acción del hombre determinado. el derecho a la salud o integridad corporal. Así como también le es posible asumir las obligaciones correspondientes. de acuerdo con la dirección que indica la inteligencia (Cifuentes. AA. p. Mas también representa un instrumento jurídico complejo. 2004. a) Los componentes de la voluntad En el Derecho Argentino. al requerirse para su configuración de la exteriorización del discernimiento. es posible distinguir los hechos humanos voluntarios. Dentro de este marco normativo. Art. son hechos. 283 y ss). modificación. Dentro de este grupo a su vez. 2001. 913 CC y cc. el derecho al honor y el derecho a la privacidad. 897 del CC). sin un hecho exterior por el cual la voluntad se manifieste. si son ejecutados con discernimiento. es tradición también considerar a la autonomía personal como aquella esfera de libertad que resulta de la articulación armónica de la voluntad y la capacidad jurídica. en la persona generadora de los hechos (art. p. todos aquellos acontecimientos susceptibles de producir alguna adquisición. 913 del CC)4. de los involuntarios.Envejecimiento y vida cotidiana conciente. 2009. los hechos humanos voluntarios lícitos que tienen por fin inmediato establecer entre las personas relaciones jurídicas.: Ningún hecho tendrá el carácter de voluntario. …Los hechos se juzgan voluntarios. a fin de observar el impacto que ellos tienen para el sostenimiento de la autonomía de las personas de edad y el ejercicio de sus derechos fundamentales. 914 y cc. 896 CC). 97). Así como también cabe recordar que los hechos humanos voluntarios pueden ser lícitos o ilícitos (art. 2004. toda vez que opera como facultad activa. crear. 167 y ss. el azar o las influencias humanas difusas. Pero sólo son considerados actos jurídicos. 944 CC). de acuerdo al Código Civil. 898 CC). vamos a repasar las características principales de cada uno de ellos. el derecho a la libertad. como fuente de energía personal. conservar o aniquilar derechos (art. Es un campo de independencia dentro del cual cada sujeto puede ejercer sus derechos personalísimos o fundamentales individuales -tales como el derecho a la vida y a la integridad física.: Los hechos exteriores de manifestación de voluntad pueden consistir en la ejecución de un hecho material consumado o comenzado. en el marco de la teoría de los hechos y actos jurídicos. es posible encontrarnos frente a dos tipos de hechos jurídicos: los provenientes de la naturaleza. 31. Por ello. o simplemente en la expresión positiva o tácita de la voluntad. Tobías.(Borda. su señorío y su poder. A continuación. de la intención y de la libertad (elementos internos de la voluntad). la voluntad constituye entonces un elemento central para la caracterización de los hechos. p. Así. De modo tal que. modificar transferir. p.VV. la problemática de la voluntad se introduce como dispositivo jurídico. 45 . intención y libertad (art. transferencia o extinción de derechos y obligaciones (art. iniciar y desarrollar al sujeto sus actividades.

8. 931 CC: Acción dolosa para conseguir la ejecución de un acto. libertad. se define como el imperio de si. 9. 937 CC: Habrá intimidación. 2009. ha sido comprendida como aquella tendencia o dirección de la voluntad. 11. 2001.). esclarecida por el discernimiento. Borda. provocando consecuencias jurídicas negativas respecto al acto que sustenten. 46 .y se reputan facultadas para adquirir derechos y para contraer obligaciones ipso facto10. p. por la violencia o intimidación (art. Sólo por causas graves. la independencia del sujeto en el ejercicio de sus derechos y obligaciones (Cifuentes. Art. 9317 CC ). lo conveniente de lo inconveniente. es posible poner en marcha el ejercicio de la voluntad personal (AA. 922 CC: Los actos serán reputados practicados sin intención. si fueren actos lícitos practicados por menores impúberes. 10. honra o bienes. o actos ilícitos por menores de diez años. 52 CC11). por su intermedio. el sistema autoriza su restricción (art. como también los actos de los dementes que no fuesen practicados en intervalos lúcidos. o por situaciones que pongan en riesgo su persona o su patrimonio. en suma.579): Cesa la incapacidad de los menores por la mayor edad el día que cumplieren los DIECIOCHO (18) años. 167 y ss.Envejecimiento y vida cotidiana de la persona para conocer y distinguir lo bueno. es toda aserción de lo que es falso o disimulación de lo verdadero. cualquier artificio. 921 CC: Los actos serán reputados hechos sin discernimiento. Art.9225 y 9216 CC). que da motivos a la voluntad para actuar (Cifuentes. de la persona actuante (art. La intención puede verse afectada por el dolo como vicio (art.. b) Los componentes de la capacidad En el mundo jurídico. por cualquier accidente. cuando se emplease contra ellos una fuerza irresistible. Todo lo cual nos lleva a hacer dos afirmacio5. están sin uso de razón. p. 9368 y 9379 CC). Art. 2004. puede verse afectado por situaciones que vician su configuración.). 281 y ss. y aquellos que se ejecutaren por fuerza o intimidación.). cuando se inspire a uno de los agentes por injustas amenazas. todas las personas que han alcanzado la edad de 18 años son consideradas plenamente capaces -de derecho y de hecho.VV. la capacidad es el sistema operativo de la voluntad de modo tal que. descendientes o ascendientes. Así. Tobías. p. En tanto que la libertad. y los practicados por los que. lo justo de lo injusto. 47 y ss. la posibilidad humana de elección. 2004. o por la demencia o falta de razón. Art. y la libertad.. 97 y ss. 2004. p. cuando fueren hechos por ignorancia o error. Es. Llambías. es importante señalar también que cada uno de estos elementos de la voluntad. 128 CC (reformado por la Ley 26. 54 y ss. la facultad de conocer. astucia o maquinación que se emplee con ese fin. p. 1978). o de su cónyuge. por ejemplo. que permite la ejecución de un hecho (Cifuentes. 50 y ss. La intención por su parte. Art. Art. 2004. legítimos o ilegítimos.. un temor fundado de sufrir un mal inminente y grave en su persona. de lo malo. Art. Para el Derecho Argentino. 7. 936 CC: Habrá falta de libertad en los agentes. el discernimiento puede estar viciado por el error (de hecho o de derecho). Por último. 52 CC: Las personas de existencia visible son capaces de adquirir derechos o contraer obligaciones. 6.

. en su artículo 12 (Igual reconocimiento como persona ante la ley) establece que: 1. 5. Los Estados Partes adoptarán las medidas pertinentes para proporcionar acceso a las personas con discapacidad al apoyo que puedan necesitar en el ejercicio de su capacidad jurídica. …a menos que sobrevengan determinadas situaciones que ameriten –sólo judicialmente. cabe señalar que. 4. que sean proporcionales y adaptadas a las circunstancias de la persona. que se apliquen en el plazo más corto posible y que estén sujetas a exámenes periódicos. la regla de la capacidad parece haberse fortalecido13. independiente e imparcial. 3. Spósito y Di Tullio Budassi (2007. Al respecto puede consultarse: AA. los Estados Partes tomarán todas las medidas que sean pertinentes y efectivas para garantizar el derecho de las personas con discapacidad. la voluntad y las preferencias de la persona.VV (2008. una excepción.la transformación de esta condición… Ver: Davobe.Envejecimiento y vida cotidiana nes: que en nuestro país. con la incorporación a nuestro régimen jurídico de la Convención Internacional de derechos de las Personas con Discapacidad mediante la Ley 26. Los Estados Partes reafirman que las personas con discapacidad tienen derecho en todas partes al reconocimiento de su personalidad jurídica. Por último. Los Estados Partes asegurarán que en todas las medidas relativas al ejercicio de la capacidad jurídica se proporcionen salvaguardias adecuadas y efectivas para impedir los abusos de conformidad con el derecho internacional en materia de derechos humanos.378. 13. que no haya conflicto de intereses ni influencia indebida. controlar sus propios asuntos económicos y tener acceso en igualdad de condiciones a préstamos bancarios. por parte de una autoridad o un órgano judicial competente. la capacidad es la regla y la incapacidad. 47 . la autonomía de la voluntad y la capacidad continúan siendo “regla” también para la persona envejecida12. En efecto. 533-541). 12. 2. Ahora bien.). Sin perjuicio de lo dispuesto en el presente artículo. en igualdad de condiciones con las demás. Esas salvaguardias asegurarán que las medidas relativas al ejercicio de la capacidad jurídica respeten los derechos. y velarán por que las personas con discapacidad no sean privadas de sus bienes de manera arbitraria. a ser propietarias y heredar bienes. hipotecas y otras modalidades de crédito financiero. Razón por la cual. 25 y ss. Las salvaguardias serán proporcionales al grado en que dichas medidas afecten a los derechos e intereses de las personas. el Derecho argentino preSe reputan tales todos los que en este Código no están expresamente declarados incapaces. Los Estados Partes reconocerán que las personas con discapacidad tienen capacidad jurídica en igualdad de condiciones con las demás en todos los aspectos de la vida. dentro de este régimen de la capacidad.

533 y ss). En estos casos. 152 bis CC: Podrá inhabilitarse judicialmente: 1ro. p. Se nombrará un curador al inhabilitado y se aplicarán en lo pertinente las normas relativas a la declara- 48 . el normativo y el valorativo (Davobe. 688-689). Spósito y Di Tullio Budassi. 1998. ascendientes y descendientes. desde el punto de vista material. 2do. Así. b. La acción para obtener esta inhabilitación sólo corresponderá al cónyuge. su relación con los otros y a su patrimonio. Art. habrá inhabilitación toda vez que en una persona exista una insuficiencia en su voluntad -ya sea provocada por disminución de sus capacidades mentales. p. 141 C.constituye un desequilibrio psíquico y/o cognitivo grave. 1978). 141 CC: Se declaran incapaces por demencia las personas que por causa de enfermedades mentales no tengan aptitud para dirigir su persona o administrar sus bienes.C. las personas de edad suelen quedar incluidas 14. también puede ser comprendida de manera tridimensional (Davobe. Spósito y Di Tullio Budassi. En tanto que. por su parte. Sólo procederá en este caso la inhabilitación si la persona imputada tuviere cónyuge. Sin embargo. en tanto realización ordenada de la idea de asistencia (Llambías. p. si por causa de enfermedad mental grave y habitual no tiene aptitud para dirigir su persona o administrar sus bienes (art. se encuentra resentida la lucidez.2) La inhabilitación. Art. Desde la dimensión normativa. por su prodigalidad-. por embriaguez habitual o uso de estupefacientes. en la dimensión valorativa. el juez estime que del ejercicio de su plena capacidad pueda resultar presumiblemente daño a su persona o patrimonio. se le designa un representante legal que sustituye su voluntad. La demencia afecta el discernimiento y éste es la base para reputar voluntario a un acto (Brebbia. la inhabilitación se constituye por intermediación judicial. ascendientes o descendientes y hubiere dilapidado una parte importante de su patrimonio. 1979. 2007. 2007. A quienes por embriaguez habitual o uso de estupefacientes estén expuestos a otorgar actos jurídicos perjudiciales a su persona o patrimonio. y ss).Envejecimiento y vida cotidiana vé además. A los disminuidos en sus facultades cuando sin llegar al supuesto previsto en el artículo 141 de este Código. En el plano normativo. en cuyo caso. La inhabilitación puede solicitarse en virtud de cualquiera de las causales contempladas en el artículo 152 bis del Código Civil15.14)-. la incapacidad resulta de la interdicción judicial. de manera tal que se está ante la presencia de una voluntad debilitada. la incapacidad es definida como aquel desequilibrio psíquico y/o cognitivo grave. Un anciano puede ser declarado incapaz de obrar -quedar interdicto por demencia–. que trae como consecuencia la pérdida del ejercicio de la autonomía y el desplazamiento de la voluntad del sujeto. 3ro. dos tipos de incapacitaciones: la incapacidad propiamente dicha -o interdicción-. 15. que no afecta definitivamente su discernimiento. b. y la inhabilitación.1) La Teoría Trialista del Derecho permite observar que la incapacidad se desarrolla en tres planos vinculados entre sí: el fáctico. Desde la dimensión fáctica o material: la incapacidad -entre otras causas. A quienes por la prodigalidad en los actos de administración y disposición de sus bienes expusiesen a su familia a la pérdida del patrimonio. que pone en riesgo a la persona. de una sentencia judicial que así lo determine. Es decir. Cifuentes y otros.

Estos datos revelan claramente que los ancianos designan una franja generacional extensa. En cuanto a la proyección de la expectativa de vida. de un lado vemos que como nunca antes había sucedido. Por ello se requiere que la voluntad del anciano inhabilitado se complete con el asentimiento de un curador para realizar actos de disposición y de administración que se hubieran establecido en la sentencia (Gonem Machello de Gandolfo. aún cuando se viva una vejez “no patológica”. 16. Sin la conformidad del curador los inhabilitados no podrán disponer de sus bienes por actos entre vivos. 318 y ss. el artículo 152 bis no la define (Llambías. s/f. Di Tullio (2008. por la profunda ambigüedad existencial y cultural que encierra. INDEC (1995). 1983. Prunotto Laborde y otros.). Jelin (1998. Éste refiere a la inhabilitación judicial por disminución de las facultades cuando. según se prevé. Sin embargo. p. salvo los que limite la sentencia de inhabilitación teniendo en cuenta las circunstancias del caso. la realidad nos revela que el aumento demográfico de la población mayor de 60 años es un fenómeno mundial. la perspectiva valorativa indica que la inhabilitación exige el reconocimiento de una capacidad restringida. 2002. Kemelmajer De Carlucci. En términos cuantitativos.. hoy. Los inhabilitados podrán otorgar por sí solos actos de administración. Dabove. en su introducción se señala: …la notable transición demográfica que se está produciendo hará que para mediados de siglo los porcentajes de la población mundial correspondientes a viejos y jóvenes sean iguales. sin llegar al supuesto contemplado en el artículo 141 del Código Civil. Según un estudio del Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC). La proyección al año 2050 arroja por resultado que los hombres rondarán los 77 años mientras que las mujeres podrán llegar a los 84. se prevé que en el año 2020 los hombres llegarán a alcanzar la edad promedio de 73 años mientras que las mujeres promediarán los 80. De Souza Minayoa (2006. p. un fenómeno inédito.. 49 . 64-82) y también: Plan de Acción Internacional de Madrid sobre el Envejecimiento 2002 – ONU (2002). La consideración de la ancianidad en las prácticas jurídicas referidas a la autonomía de la voluntad. el siglo XX nos legó la posibilidad cierta de perdurar. el juez estime que del ejercicio de la plena capacidad puede resultar daño a su persona o patrimonio. En Argentina. 1978). En efecto.. veamos ahora. En 1960 el porcentaje de ancianos respecto al total de habitantes era de un cinco por ciento y medio.. 22. 47 y ss. cuál es la condición jurídica que viven los ancianos. o con la discapacidad. mantiene su capacidad para todos los actos de la vida civil que no sean exceptuados. 17. 2006).). Al año 1991 el porcentaje ascendía a casi el nueve por ciento. creciente y complejo. La ancianidad es hoy sin dudas. que plantea nuevos desafíos a las sociedades contemporáneas. la expectativa de vida ha aumentado considerablemente. INDEC (s/f). se estima que progresivamente irá en aumento. 85 y ss. en este estadio no siempre es posible ejercer con plenitud todas las potencialidades ción de incapacidad por demencia y rehabilitación. V. La ancianidad es un estadio de la vida legítimamente esperable para todos los seres humanos. El inhabilitado no es un incapaz. Por ultimo. no se vincula necesariamente con la enfermedad. p. Sin embargo también sabemos que. en el campo de sus autonomías personales. Su desarrollo. 37-68) Sobre este escenario jurídico. Dabove. p. está ubicado en una condición básica de capacidad. s/f. Ancianidad y senilidad no son conceptos sinónimos (Méndez Costa.Envejecimiento y vida cotidiana principalmente en el inciso 2º)16. el porcentaje de las personas de 60 y más años en todo el mundo se duplicará entre el año 2000 y 2050 y pasará del 10% al 21%.. con necesidades y protagonismo propios.. 83 y ss. p. y la Demografía lo acredita a través de los altos índices de esperanza de vida vigentes17.

39 y ss. Madrid-Buenos Aires. No siempre le es factible al anciano. 20.psico-social. La vulnerabilidad de los ancianos en su voluntad se advierte de manera clara. Prunotto Laborde y otros.Envejecimiento y vida cotidiana que en ella están implícitas. p. No siempre. 2005. de 6 de diciembre de 2006. Así como tampoco será infrecuente que su vida y su patrimonio se vean afectados negativamente. Convención sobre los derechos humanos de las personas con discapacidad. 22 ed. V. aún gozando de capacidad en término materiales. ya sea mediante el uso indebido de a medidas cautelares de per18. que las convierte en presa fácil de intereses ajenos. Ciuro Caldani. normativos y valorativos.. Hasta donde hemos podido indagar. del espacio necesario para el ejercicio de la autonomía de la voluntad. Davobe. en tanto lo estereotipa y lo constriñe en su ámbito de actuación. El sistema normativo lo debilita por no ofrecerle completamente un marco de protección jurídica adecuado a su naturaleza. Dabove. ello sucede básicamente ante cuatro situaciones: 1) Cuando son recipiendarios de solicitudes judiciales abusivas de incapacidad. V. en suma.19 de ser privados. o de inhabilitación. La dinámica jurídico-social torna vulnerable al viejo. para el caso. en igualdad de condiciones con los demás18. En sujetos “en riesgo” de ser heridos. es este escenario ambivalente el que hoy ha colocado a las personas de edad en una posición jurídica desventajosa. para el desarrollo de su autonomía personal. no resultará extraño entonces que el anciano vea debilitada su voluntad y padezca situaciones reales de desprotección jurídica –o discriminación-. (1997. Así pues. en suma. 7 y ss. por causa de las disfuncionalidades de un régimen de capacidad diseñado para una persona abstractamente considerada. el acceso a un conjunto de condiciones que le aseguren algún tipo de equilibrio bio. 19. 2) Cuando son forzados a padecer internaciones psiquiátricas o geriátricas en contra de sus voluntades. cada vez que no reconocen suficientemente a la persona anciana como fin en sí (Ciuro Caldani. Real Academia Española.378. o de recibir alguna lesión física o moral. ante las numerosas ocasiones en las cuales se ven impotentes de ejercer sus derechos. le es posible disfrutar de un marco de libertad. Diccionario de la Lengua Española. Respecto de la teoría trialista del Derecho puede verse básicamente: Goldschmidt (1987). para el ejercicio de sus derechos y obligaciones. 1992. Pero también lo fragilizan los valores jurídicos imperantes. En el Derecho Argentino actual. 1994 y 2000) 50 . Espasa.. Ley Nacional 26. apto para el desarrollo de sus planes de vida. “ser viejo” significa vivir sujeto a una triple situación de debilidad20. 2002. 2006). En este marco. 1995. Tomo II.

salvo prueba en contrario. dolo. 4) Cuando son sujetos damnificados a causa de acciones de terceros. previa información sumaria. 174 inc. o bien. por el hecho de ser el agredido una persona incapaz (art. intimidación o simulación. 174 inc. 482: El demente no será privado de su libertad personal sino en los casos en que sea de temer que. para hacerle firmar un documento que importe cualquier efecto jurídico. de las personas que por padecer enfermedades mentales. Los cálculos deberán hacerse según valores al tiempo del acto y la desproporción deberá subsistir en el momento de la demanda. la jurisprudencia nacional ha ido reconociendo la necesidad distinguir entre las situaciones de “senectud” 21.)23 . disponer la internación de quienes se encuentren afectados de enfermedades mentales aunque no justifiquen la declaración de demencia. 482 CC)21. o al delito penal de circunvención. previo dictamen del médico oficial. apelando a la internación compulsiva de la persona de edad en residencias de larga estadía. Sólo el lesionado o sus herederos podrán ejercer la acción cuya prescripción se operará a los cinco años de otorgado el acto. declarado o no declarado tal. pasiones o inexperiencia de un menor o de un incapaz. Dicha internación sólo podrá ordenarse. También podrá demandarse la nulidad o la modificación de los actos jurídicos cuando una de las partes explotando la necesidad. debiendo designar un defensor especial para asegurar que la internación no se prolongue más de lo indispensable y aun evitarla. 51 . que dan lugar a hechos constitutivos de lesiones subjetivas (art. En materia de incapacitaciones e inhabilitaciones. dando inmediata cuenta al juez. en daño de él o de otro. que vulneran el ejercicio de sus derechos y les provoca algún daño en su persona o patrimonio (ya sean éstos penalmente perseguibles o civilmente reclamables). 3) Cuando resultan víctimas de situaciones de captación de su voluntad. aunque el acto sea civilmente nulo. No podrá tampoco ser trasladado a una casa de dementes sin autorización judicial. haya o no sido efectivamente declarado interdicto o inhábil. que requieran asistencia en establecimientos adecuados. Art. 954 CC)22 en el marco del Derecho Civil. Las prácticas judiciales de nuestro país dan cuenta claramente de la frecuencia con que ocurren estos supuestos. obtuviera por medio de ellos una ventaja patrimonial evidentemente desproporcionada y sin justificación. o defraudación agravada. Se presume. pero la primera de estas acciones se transformará en acción de reajuste si éste fuere ofrecido por el demandado al contestar la demanda. Las autoridades policiales podrán disponer la internación. A pedido de las personas enumeradas en el artículo 144 el juez podrá. Art. Art. usando de ella. El accionante tiene opción para demandar la nulidad o un reajuste equitativo del convenio.Envejecimiento y vida cotidiana sonas (art. o ser alcoholistas crónicos o toxicómanos pudieren dañar su salud o la de terceros o afectaren la tranquilidad pública. CP. se dañe a sí mismo o dañe a otros. por ejemplo. 22. sin el consentimiento informado requerido para el caso. violencia. si pueden prestarle debida asistencia las personas obligadas a la prestación de alimentos. ligereza o inexperiencia de la otra. 2: Sufrirá prisión de dos a seis años: … 2º El que abusare de las necesidades. 23. 954: Podrán anularse los actos viciados de error. alcoholistas crónicos y toxicómanos. que existe tal explotación en caso de notable desproporción de las prestaciones.

Este decisorio. s/inhabilitación. Así. además. 313-316)24. ni la posibilidad de exteriorizar las resoluciones mediante su manifestación disminuyen por el solo transcurso de la vida.. p. En este caso. Al respecto puede verse: Méndez Costa (2005. el cual resulta inadecuado y deja desprotegido al interesado (Juzgado en lo Civil y Comercial de Federación. La Ley T. Esto le permitió advertir con claridad que ella conservaba intacta las facultades mentales para poder seguir llevando adelante actos de la vida cotidiana. sus facultades mentales. ha sido correctamente apreciada la concurrencia de dos requisitos necesarios para la interdicción: la enfermedad mental y la ineptitud del enfermo para conducirse en la sociedad. 12 de la Convención Internacional de los Derechos de las Personas con Discapacidad. Lo mismo sucedió recientemente frente a un caso de solicitud de incapacidad de un joven (Juzgado en lo Civil y Comercial de Federación.. 23-36)25. Oria (1975.y las de “senilidad patológica”. 103-115). ambas condiciones deben presentarse para que. luego de un exhaustivo análisis de la Constitución Nacional. S. La Ley T.el alojamiento de una anciana en un instituto geriátrico. en el paradigmático caso Aulesa José D. del 6 de mayo de 2009). la legislación civil y los Convenios Internacionales ratificados por nuestro país. 1983-A. 1229 y ss. (CNCiv. estemos ante un caso de interdicción. resuelto con base en el art. J. 18 de mayo de 2007). sin perjuicio de que deterioros de estos tipos se dan frecuentemente en los ancianos. pues. Como también se advertía acerca del carácter esencial del contacto personal del juez con el presunto incapaz o inhábil.Envejecimiento y vida cotidiana -envejecimiento normal. Así. Ni la actitud básica de comprensión -el discernimiento. 1981-B. Sala D. que no correspondía declarar la incapacidad tal cual lo prevé el artículo del Código Civil.. en el cual se solicitaba la inhabilitación de una anciana. Sala A señalaba que: . en un fallo de 1982.) 25. Sala G. Lo hizo en base a sus inferencias construidas gracias al contacto personal con la anciana. A.O bien. A. la Cámara Nacional Civil. que el juez puede desestimar en base a su conocimiento directo de la persona en juicio. sin necesidad de un curador (CNCiv. s/inhabilitación. 18 de mayo de 2007). importa la celebración de un contrato que si bien participa de las características de los contratos de locación de cosas y de 24. ya se afirmaba la importancia de diferenciar la simple ancianidad. En idéntico sentido se expidió la justicia en un caso de solicitud de incapacidad de un joven. la pericia médica es una prueba más –no siempre concluyente-. En un fallo de 1980. 52 .ni la adquirida razonabilidad de los juicios. el magistrado sostuvo. el juez desestimó las conclusiones de una pericia médica favorable a la inhabilitación. a fin de arribar sentencias que no vulneren su capacidad más allá de lo indispensable. de la calificada senilidad. S. Entre Ríos... si bien la vejez trae aparejado un deterioro físico. por ejemplo. p. permanentemente los jueces han entendido que ello no resulta pertinente para el marco jurídico. Entre Ríos. Es decir.. y otro c/ Instituto Geriátrico Constitución (del 23-10-86).B. Respecto de las internaciones forzadas en psiquiátricos y en residencias gerontológicas. consideró que en nuestro Código Civil no existe una figura que de una respuesta acabada entre la muerte civil que representa la incapacitación o interdicción y el régimen de inhabilitación. dentro del juicio de incapacidad o inhabilitación. L. J. diciembre 4-1980. pues sólo esta última que daría lugar a la incapacitación o inhabilitación solicitada. lleva a concluir que. el anciano puede conservar intactas y aún enriquecidas por la experiencia. sobre inhabilitación. en principio. Además. junio 22-1982. Así. frente a un pedido de inhabilitación de otro menor de edad (Tribunal de Familia Nº 1 de Mar del Plata.

lo que pueda haberse convenido en sentido adverso27. al hilo de estas mismas consideraciones. puede destituir la libertad de quienes reciben sus servicios. Jorge y otros. Al tiempo que. salvo. José D.. Una interpretación distinta de la cláusula en cuestión. Por ello. el Dr. V CNac.). Hogar Rivadavia S.. -AULESA. y en “La Ley”.. diez años después. y si lo pretendieren.. Por su parte. que pueden entrar. del 3/10/95.La prestación de servicios de geriatría importa una relación contractual atípica que involucra un conjunto de servicios. Capital Federal. (Fallo del 31-10-97.MANDIC. Allí la Cámara expresó también..O. expresaba en ocasión del litigio Errigo. reiterará estos conceptos. Una perspectiva similar a la expuesta en el caso Aulesa. importaría consagrar. Jaime v. Civ. y otro v.. 1996-E. 140 CC... pudiendo asimismo constituir el supuesto de privación ilegítima de la libertad. Sala D. pese a tratarse de personas ancianas. en el caso Instituto Geriátrico Coghlan SRL c/ Moquedze Mazalan. 140 CC.R. permanecer y salir del establecimiento en la forma que lo deseen. va más allá. c/ Establecimiento Geriátrico La Residencia S.Civ. que el señor Fabrykant no era un paciente o un enfermo.. cit. 1998 – III – Síntesis.Aulesa..) De ahí que ninguna empresa de hospedaje. como lo son la alimentación racional y la vigilancia médica en la forma en que se conviniera26. del hospedaje. de modo que son personas capaces. con los achaques propios de su edad. Código Civil).. . David. la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Comercial. Sala 1ª. 198779. Instituto Geriátrico Constitución s/ cobro de pesos-. V. que trascienden el simple suministro de alojamiento y alimentación. en la causa Fabrykant.. Rafael c/ Yohal.Civ. que: . el 10/10/1996. claro está. 774).en “Jurisprudencia Argentina•”.Envejecimiento y vida cotidiana servicios. En el mismo sentido puede consultarse el fallo de la CNac. 1998-B. Civ. La Cámara 1° de Apelaciones en lo Civil y Comercial de San Isidro. los atributos de su libertad ambulatoria.. 601. incluyendo también el cuidado. constituyendo una figura que puede calificarse como de contrato atípico o innominado (conf. CNac. publicado en “La Ley”. por la Declaración Universal de Derechos Humanos –1948 – y por la convención Americana sobre Derechos humanos 26.. no se diferencia en la legalidad sustancial e independientemente de las regulaciones comunales.existe una relación contractual entre el establecimiento geriátrico y el paciente. José D. la incapacidad y la internación con el sentido jurídico de estos vocablos. sala A.. con o sin atención médica. 1143. . en “La Ley”. de la cual deviene del primero el deber de vigilancia y consecuentemente el de seguridad a quienes contratan sus servicios. fue sostenida por la Cámara Nacional Civil y Comercial Fed. PAMI y otro s/ Daños y Perjuicios (2510/92. ni les toca ninguna forma de guarda limitativa de la capacidad de hecho de sus huéspedes (art. M. art. -P.. Sala I. es decir. la vigilancia y la prestación médica convenida. 1987 – A. del 29/03/94 . 3..L. se prestan otros servicios de importancia.. s/ Daños y Perjuicios-. 14) como por la Declaración Americana de los Derechos del Hombre –Bogotá 1948-. 122-199. en 1997.L. Miguel J. v. 53 . De Mundo también admitirá en este mismo fallo (aunque votando en minoría) que. JA. Sentencia del 23 de octubre de 1986 de la CNac. Sala K. en el caso Aulesa la Cámara Nacional de Apelaciones citada dijo también que .. doc. sino un anciano que. para una persona no incapacitada. por el cual además del alojamiento ínsito en los hospedajes comunes. porque no existen incapacidades dispuestas por médicos ni por comerciantes. que ninguna restricción experimentan. en “Jurisprudencia Argentina. 23/10/86 . 1999. O sea. no por ello sufren ninguna merma en sus derechos individuales. Sala A. Sala B. su actitud es contraria a la norma legal del art. necesita siempre e inexcusablemente orden judicial.. Instituto Geriátrico Constitución. 1988 – I – 447. y en “El Derecho”.la naturaleza jurídica de los establecimientos de geriatría. una privación ilegítima de la libertad que no es tolerada tato por la Constitución Nacional (art. estaba en condiciones de mantener a los 90 años. y otro v.R. 27..los internados.

05/08/2003 “Fernández. del 16/02/2007. M. 174 inc. Así como también se ha dicho que: …para la configuración del delito previsto y reprimido en el art. aprovechándose del temor de una mujer mayor de dejar desamparada a su hija incapaz cuando ella falleciera. y Corr. Sirkin.eldial.438. 2 del C. CN Crim y Correc Sala I. es necesario que el documento que el incapaz firme importe cualquier efecto jurídico en daño a él o un tercero. Habida cuenta de que se trata de un delito contra la propiedad.. 75. del 28 de febrero de 2006. también incapaz. V. publicado el 9-9-09. se entiende por necesidad a todo interés o inclinación pronunciada del ánimo como manifestación de la edad o incapacidad -en el caso.pdf. 22. en http:// www.”La Ley: Sup. A. 27. Sala VI. 2.Crim. 1984. le hizo firmar un documento por el cual le causaba un perjuicio patrimonial. Margarita A. 31.CD”. inexperiencia o ligereza). Tal como surge de la propia letra del inc. se trataba de una anciana de 74 años que le cedió su única vivienda a la imputada-pues la ley se satisface con un cuadro de deterioro psíquico que puede surgir de las mismas pericias efectuadas en sede penal. 308.N. ésta traspasó la titularidad del inmueble en la suposición de que algo le tenía que dar a la acusada para que se hiciera cargo de su hija. 30. Penal. y no sólo con motivo de él31. al haberle cedido la vivienda en donde la víctima vivía con su hija. 28. c. “A. s/ Defraudaciones agravadas Circunvención de incapaces Víctima anciana que padece demencia senil Venta de inmueble en su perjuicio. C.persona incapaz. debe estar contenido y nacer del mismo documento.Nac. Crim. publicado el 9-9-09. En relación a las lesiones subjetivas (art.negocyar. aprovechándose de la necesidad de la víctima -en el caso.P. 2° del art. V.. s/ Recurso de Casación interpuesto por Particular Damnificado”. y Correc. Ver.asp?base=50&id=2365. Documento Nº 75326 C. no es exigible para que se configure el tipo de circunvención de incapaces. en http://www. debido a su edad avanzada-.Civ. quien a raíz de esta venta queda en desamparo30. y Com. si puede advertirse que la imputada. b) el aprovechamiento o explotación y 3) el desequilibrio evidente entre las prestaciones de una y otra parte (Moisset de Espanés. sino de cualquier orden. Nac.com. Sobre el delito penal de circunvención. si 54 .22 CN)28. el efecto debe ser de carácter patrimonial. 550-ss. 954 CC). con la que la unía una relación de confianza. 174 del Cód.Fed.). sala 5ª. A los fines del delito de circunvención de incapaces. Allí se sostiene que: lo reprochado penalmente es el abuso del incapaz para hacerle firmar un documento que tenga “cualquier efecto jurídico”. Oyhanart. 3.ar/suplementos/procesal/ tcdNP. la jurisprudencia ha señalado que son tres los requisitos requeridos para su aplicación: a) la situación de inferioridad de la víctima (necesidad.com. del 25 de octubre de 2005. En “Jurisprudencia Argentina . Ver también: Cámara.. Penal 2004 (julio).ar/articulos/art3. la imputada había logrado que le transfiriera la titularidad de dominio de la única casa de la víctima.Envejecimiento y vida cotidiana (art. Norma E. 29. Sobre la circunvención de incapaz. Teoría del interés y la usura. que el incapaz haya sido declarado en juicio -en el caso.1) que tienen también jerarquía constitucional (art. 1974. En el mismo sentido ver el fallo de la la Sala Primera del Tribunal de Casación Penal de La Plata. (defraudación agravada por el hecho de ser el agredido una persona incapaz29. Breglia Arias. siempre que sea producto del padecimiento de la víctima o de su edad y alcancen tal intensidad que disminuyan considerablemente su juicio crítico y las funciones volitivas y afectivas. hay una nutrida jurisprudencia uniforme que señala que: …corresponde ordenar el procesamiento…por el delito de circunvención de incapaces.y es claro que no se trata sólo de necesidad económica.

niveles o profundidad que efectivamente constituyen el desequilibrio en cuestión. no puede existir un ejercicio pleno de aquella autonomía.Envejecimiento y vida cotidiana En cuanto a los daños generados por terceros a los ancianos. La primera trae aparejada la sustitución de la voluntad del sujeto. Civ. M.. 1999. En el marco jurídico de la voluntad y la capacidad. Los principios fundamentales de justicia en la autonomía de la voluntad de las personas de edad. salud mental -desequilibrio psiquico y/o cognitivo-. 107 – 433. o bien no hay simplemente.L.se dice en este fallo-. y en “SAIJ”. y los hechos de violencia. al tratarse de un caso de defraudación -delito contra la propiedad. a los que son distintos y en esa misma medida y proporción (justicia distributiva) (Davobe. en bien. Es procedente de conformidad con lo prescripto en el art. -Villella. Sala C. Y también: sentencia de la CN Civ. Sala E. en su intención o en su esfera de libertad. en el ámbito civil. la reparación del daño moral sufrido por una persona por la desaparición de su madre como consecuencia de una falta de cuidado por parte del establecimiento geriátrico a quien se le había confiado su guarda32.sobre los ancianos residentes. se pierde completamente el ejercicio de la autonomía de la voluntad. 522 del Código Civil. M. En la inhabilitación.. la reparación moral por el dolor causado. 55 .8. por otro sujeto que lo representa. L. V.. s/ Daños y perjuicios-. v. no se sustituye la voluntad del sujeto. pero desiguales. del 29/03/94 -Mandic. En suma. sentencia de la CN Civ. www v1. Asimismo. en “El Derecho”. 32. citado. Del V. 1999. Sin embargo. del 12/11/96. la realidad enseña que. exige que se atribuyan soluciones jurídicas y mecanismos de protección iguales. En estos casos. en cambio. asimismo. Con su aplicación. s/ Daños y perjuicios.CD”. sino que se lo acompaña en el ejercicio de su autonomía. Sala K. Por otra parte.). en “Jurisprudencia Argentina . Como vimos en los apartados anteriores. caben mencionarse los supuestos de daños causados por el personal de instituciones médicas o gerontológicas -generalmente.R. en caso de encontrarnos ante una persona que padezca alguna disminución en su de discernimiento. Civ. p. N.este efecto jurídico debe tener siempre carácter patrimonial. condicionante del ejercicio de la autonomía de la voluntad de todas las personas por igual. los jueces también han reconocido que entre las situaciones de responsabilidad civil y penal más recurrentes. Y también: Bueres (1981).. cuando no hay salud -ya sea en sentido amplio -desequilibrio bio-psico-social-.. En el ámbito del Derecho argentino actual es posible aplicar las instituciones de la incapacidad o de la inhabilitación. 2007. Spósito y Di Tullio Budassi. a los sujetos que lo son. 533 y ss. Fallo de la CNac. los fallos han llegado a admitir no sólo la indemnización patrimonial por los perjuicios ocasionados sino. la salud puede ser considerada un principio iusfundamental. Documento N° 103702 Cnac. 9/11/83. de acuerdo a los grados. el perjuicio que debe derivar de ese documento puede ser para el incapaz o un tercero. frente a estas situaciones la justicia requiere limitar la capacidad de obrar las personas. C/ Aguar Nuñez. Hogar Rivadavia S. J. médicos o enfermeros.

adquiere una cierta calidad. el conjunto de acciones y estados. http://www. porque no distingue suficientemente los vicios que afectan el discernimiento y la libertad. valorar la calidad de la vida implica valorar esas situaciones. deberá contener la extensión y los límites de la incapacidad.ar/bibliotecadigital. Tal es el caso de la lesión subjetiva. debe elegir una de las múltiples combinaciones de funcionamientos que podría conseguir con sus recursos.org/p/cem/doctra/372. Así. a) la capacidad de conseguir funcionamientos es lo que constituye la libertad de la persona. o “debilitación de sus facultades psíquicas”33. constituye todo un desafío para el Derecho actual. que una persona tiene ante sí una gama de posibles funcionamientos a los que puede acceder. Sobre todo. en la que suelen verse envueltos los ancianos de este tiempo.biblioteca. porque esa capacidad expresa las oportunidades reales que una persona tiene para alcanzar el bienestar.Envejecimiento y vida cotidiana las secciones anteriores advertimos también que. Es decir. 533 y ss. 29 de noviembre de 2008. Marta NUSSBAUM.) Por otra parte. Spósito y Di Tullio Budassi.gov. dado que cada una 33. 56 . Por otra parte. y. y redactado por la Comisión conformada por decreto N° 685/95 del Poder Ejecutivo Nacional. pues. y los distintos funcionamientos que puede lograr. cabe recordar el enfoque económico de las capacidades que Amartya SEN planteó en la década del ochenta. 29 de noviembre de 2008.jus. http://ideas. particularmente. En definitiva. pero al no ser posible hacerlo con todos. dentro de sus posibilidades. y considera que se alcanza el bienestar cuando la vida. Aún así. 2007. 1993)34. En tanto que. por su parte. en particular.repec. observamos también que es mucho todavía lo que falta por hacerse en esta materia. Proyecto de Código Civil elevado en diciembre de 1998.com/enfoque-capacidades. p. en su despliegue (Sen. para este autor. contribuya más a su bienestar. 1983).net/ listar/mostrar/28. junto a estas figuras. que permiten morigerar un poco los efectos de la falta de un sistema flexible de capacidad en la vejez. Así ésta nueva terminología permite acoger los distintos tipos de enfermedades y manifestaciones (Méndez Costa. Su teoría de las diez capacidades para una vida digna. son combinaciones alternativas que una persona puede hacer o ser. la sentencia que declare la interdicción o la inhabilitación. el delito de defraudación a un incapaz. sustenta una perspectiva filosófica en la materia que resulta. sin duda. En efecto. El enfoque parte de entender la vida humana como un conjunto de acciones y estados (doings and beings). El sistema argentino no resuelve con justicia las situaciones fronterizas. más acertada resulta la redacción de los artículos 19 y 27 del Proyecto de Reforma del Código Civil argentino de 1998. estos conceptos responden mejor a la conciencia de que la demencia no es la única causa que puede determinar un proceso de este tipo. una persona está obligada a elegir aquel conjunto de funcionamientos que. al referirse a “interdicción por causas psíquicas”.html 34.efaber. el tiempo actual ha sido rico también en el desarrollo de teorías económicas y filosóficas referidas a las capacidades. especificando los actos que el incapaz o el inhábil puede realizar por sí o con asistencia del curador (artículos 32 y 44) (Davobe. existen otros remedios jurídicos. el proyecto de Reforma refiere también que en ambos casos. http://www. la habilidad real para lograr funcionamientos valiosos como parte de la vida. jurídicamente interesante. …Capacidad de funcionamiento significa.zonaeconomica. La capacidad es. grises o ambiguas de debilitamiento de la voluntad y la capacidad.html.hegoa. 29 de noviembre de 2008. b) el propio bienestar alcanzado dependerá de la capacidad de funcionamiento que se tenga…Ver: http://dicc. En este sentido. el derecho de daños.

a nuestro ordenamiento normativo en el 2008. para tratarlas como fines y no como medios. 57 . Según Nussbaum (2007. normativo. a fin de que la autonomía de la voluntad no resulte una utopía en la vejez. en la vejez la autonomía de la voluntad se ve afectada por cuatro situaciones básicas: 1) Cuando son recipiendarios de solicitudes judiciales abusi35. trabajo. salud física. Hemos tratado de observar si el régimen legal de la autonomía de la voluntad del Derecho Argentino –dimensión normativa-. ejercicio de la razón práctica. a la luz de una perspectiva particular: la problemática jurídica de la vejez.. Conclusiones En este trabajo hemos intentado realizar un análisis crítico de las teorías jurídicas en torno a la autonomía de la voluntad. interacción social. y a las exigencias de libertad e igualdad derivadas de los derechos fundamentales reconocidos en la Constitución Nacional –dimensión axiológica-. convivencia con el medio ambiente. resulta funcional -o no. por debajo del cual se considera que los ciudadanos no pueden funcionar de un modo auténticamente humano…La teoría filosófica de las capacidades es una alternativa al enfoque económico de la calidad de vida (del utilitarismo…. Esta afirmación a su vez. la regla sigue siendo la capacidad y la incapacidad. por el contenido de su art. Lista abierta de capacidades protesta por Nussbaum (2007. ¿Cuáles son. a través del dispositivo de la voluntad y de la capacidad? Ellas son sólo dos..de vida. asociados a la idea de dignidad humana…35.Envejecimiento y vida cotidiana de ellas son conceptualizadas como derechos sociales. al decir de Sen. Estos enfoques no son más que buenos ejemplos de la necesidad de plantear un estudio jurídico integral –es decir.a la problemática de las personas de edad –dimensión sociológica-. 83 y ss). De esta primera aproximación es posible afirmar algunas cuestiones. Hay un umbral para cada capacidad. que la autonomía de la voluntad es el resultado de la interacción armoniosa del dispositivo de la voluntad y de su sistema operativo: la capacidad jurídica. emociones. Hemos advertido también que en la ancianidad. 88-90). según una idea intuitiva de lo que es una vida acorde con la dignidad del ser humano… Las capacidades se presentan así como la fuente de los principios políticos para una sociedad liberal y pluralista… . una excepción.: …Capacidad es aquello que las personas son efectivamente capaces de hacer y ser. integridad física (no violencia). fáctico y valorativo. las habilidades reales que detentan los ancianos para el logro de un funcionamiento valioso en el marco de nuestro Derecho? ¿Qué alternativas –se preguntaría Nussbaum. etc-36. 36. o control sobre el propio entorno (político y material –propiedades. Vimos asimismo que.las capacidades deberían atribuirse a todas y cada una de las personas. 12. ha sido reforzada gracias a la incorporación de la Convención Internacional de Derechos de las Personas con Discapacidad. como especificaciones de los derechos humanos.referidos a la voluntad y a la capacidad. sentidos. de los muchos interrogantes que surgen de estos nuevos planteos y dan sustento a este proyecto. posibilidades de juego. imaginación y pensamientos. el Derecho actual le asegura a las personas de edad. En primer lugar.

Madrid: Tecnos. Frazer. civil y penalmente condenables. Barlow. En A. grises o ambiguas de debilitamiento de la voluntad y la capacidad de los mayores. en esta postmodernidad. Jakobi. porque no distingue suficientemente los vicios particulares que afectan el discernimiento. (1991). y Hainsworth. A. 21:203-217. Achembaum. (2001). y Kastembaum. Minkler M. Nelson. “The Biomedicalization of Aging. y Jerez. Módulo Nº 1 “Identidades y Envejecimiento” Ficha Inédita Buenos Aires. 209-255). “¿Estructuralismo o pragmática? Sobre la teoría del discurso y la política feminista. (coordinador). Y. J. En Viejismo. Sin embargo. y Banaji. Iacub. N. En Voices and Visions of Aging. Baywood Levy. nuestro régimen tampoco se ha hecho eco todavía. y Estes C. En Critical Perspectives on Aging: The Political and Moral Economy of Growing Old. Stereotyping and Prejudice against Older Persons) (comp. o de inhabilitación. y Binney. A. R. BIBLIOGRAFIA Estes. Springer Publishing Company. (2007). Biblioteca Virtual de Ciencias Sociales.) Todd D. R. M.Envejecimiento y vida cotidiana vas de incapacidad. para el caso. Ed.” Internet. Colher. ¿Trabajo voluntario o participación? Elementos para una sociología del Tercer Sector (pp. 4) Cuando son sujetos damnificados a causa de acciones de terceros. ni las normas. E. (1993). Hacia una politización del tercer sector. New York (Ficha traducida). que vulneran el ejercicio de sus derechos y les provoca algún daño en su persona o patrimonio.. J. Ageing and Society. Cole. T. “Envejecimiento y Moral: el nexo de la narrative” (Aging and Morale: The nexus of Narrative). Massachusetts: The Mit Press. Volunteerism among older people with arthritis. Dangers and Dilemmas”. ni las prácticas judiciales. Estereotipos y Prejuicios contra las Personas Mayores (Ageism. Jeréz. B. B. L. (1997). P. de los nuevos aportes que las teorías económicas y filosóficas sobre las capacidades sustentan en este tiempo. sobre todo. Amityville. Alonso. (2004) “Viejismo Implícito”. Toward a Critical Gerontology ed. Nuestro Derecho no resuelve con justicia las situaciones fronterizas. bastan para fortalecer la condición jurídica de los ancianos. N. Por último. 58 . 2) Cuando son forzados a padecer internaciones psiquiátricas o geriátricas en contra de sus voluntades 3) Cuando resultan víctimas de situaciones de captación de su voluntad. C.

Envejecimiento y vida cotidiana Burr. 14 al 18 de julio Fassio. Organizaciones de la sociedad civil y redes solidarias entre personas de edad. A. A. N. Voluntas: International Journal of Voluntary and Nonprofit Organizations. Caregiving and volunteering: are private and public helping behavior linked? Journal of Gerontology. Repensando las Américas en el umbral del siglo. Mutchler. y Caro. A. Revista de Trabajo Social. (2002). A. Repensando las Américas en el umbral del siglo. Centro de Estudios Organizacionales. Madrid: Cruz Roja Española. (2001). A. Díaz Conde. La promoción del voluntariado entre personas mayores. Tesis doctoral no publicada. y Kilgore. Argentina. Aportes para la reflexión sobre las políticas públicas y el bienestar en la vejez en VIII Jornadas de la Cátedra de Psicología de la 3ra Edad y Vejez Desafíos y logros frente al bien-estar en la vejez. Cruz Roja Española (1990). Cruz Roja Española (1989). A. Fassio. 8 (12: 63-72). J. Voluntariado y relaciones intergeneracionales. Fassio. (2005). F. (2008). (2003). Universidad de Buenos Aires.EUDEBA. Choi. Entre la exclusión y la inclusión. Buenos Aires: Facultad de Ciencias Económicas. Madrid: Cruz Roja Española. (2006) Organizaciones voluntarias de personas mayores: entre la exclusión y la inclusión social. M. La participación social de los jubilados de Granada. Bloom. Organizaciones de personas de edad en la Ciudad de Buenos Aires. (pp. Ponencia presentada en el 51º Congreso Internacional de Americanistas. (2009). (2003). Ponencia presentada en el 51º Congreso Internacional de Americanistas. Perspectivas. 14 al 18 de julio.. The volunteer citizen after welfare reform in the United States: an ethnographic study of volunteerism in action. Santiago de Chile. L. Notas sobre Intervención y Acción Social. Sociología de las organizaciones que trabajan con adultos mayores. Construcción de subjetividad en los adultos mayores. 59 . Fassio. I (2). D. Buenos Aires: Facultad de Psicología de la UBA. UBA. Fassio. Mar del Plata: UNMdP/Ministerio de Desarrollo Social.41-52). (2003). 14 (4): 431-454. 60B (5):247-256. Santiago de Chile. Fassio. J. Programa de promoción de la participación social de las personas mayores.

14 al 16 de septiembre. En L. (2000).Envejecimiento y vida cotidiana Fassio. Y.ogy 145 (2): 155-72. (pp. A. Journal Social Psychol. D. (2005). y Marks. 59 (5): S258-64. Descargado el 16 de mayo de 2006 de http://www. y Williams Jr. y Golpe. Bidegain y C. Hendricks. y White. K. Moen. y Golpe. Miranda. Journal of Gerontology. L. L. Ponencia presentada en el Simposio de Antropología de la Vejez. 46 (1): 68-84. Formal volunteering as a protective factor for older adults’ psychological well-being.M. Volunteering and depression in later life: social benefit or selection processes? Journal Health Social Behavior.. R. E. (2005). Golpe. L. (2004). Dempster-McClain. C. Greenfield. S. Bidegain y C. (2003). (2004). (2005). Una mirada interdisciplinaria sobre el proceso de envejecimiento en el enclave geróntico argentino. Edaísmo y apoyo social. Journal of Gerontology. Greenslade. (1992). Institute of Volunteering Research (2006). Mar del Plata: Ediciones Suárez. Arias (compiladores). (pp. y Cutler. Golpe. Población de edad y organizaciones de la sociedad civil.M. 41 (2): 250-256. Agentes singulares del espacio institucional formal e informal del enclave geróntico marplatense.org. Age discrimination and volunteering. The effects of membership in church-related associations and labour unions on age differences in voluntary association affiliations. Consumo cultural y estrategias de ocupación en las organizaciones de personas de edad. 141-172). Volunteerism and socioemotional selectivity in later life.uk/VolunteeringEngland. Golpe. Journal Health Psychology 10. 3: 73-92. The Gerontologist. Una mirada interdisciplinaria sobre el proceso de envejecimiento en el enclave geróntico argentino. Mar del Plata.volunteering. y Ferraro. A. En L. (2001). Li. Edaísmo y Apoyo Social. J. 173-189). Harris. L. The prediction of above-average participation in volunteerism: a test of the theory of planned behavior and the volunteers functions inventory in older Australian adults. Organizaciones de personas de edad en las ciudades de Buenos Aires y Mar del Plata. J. S. L. (1999). P. Mar del Plata: Ediciones Suárez. y Cutler. C. A. Successful ageing: a 60 . J. Hendricks. IV Congreso Nacional de Antropología Social. Fassio. y Thoresen. 59B (5): 251-257. Volunteering is associated with delayed mortality in older people: analysis of the longitudinal study of aging. K. Arias (compiladores). N. Revista de la Escuela de Economía y Negocios. (2003).

R. M. y Tang. Conjuntos. Buenos Aires. J. Social isolation and loneliness in old age: review and model refinement. Oddone. N. N.J. (2003). Van Willigen. Encuesta de Desarrollo Social. F. Buenos Aires: Espacio. (2000). Ageing and Society. Dev. Shahtahmasebi. Journal of Applied Gerontology. M.. Datos Nacionales. Secretaría de Desarrollo Social. Buenos Aires. A. Subsecretaría de Proyectos Sociales (1996). Tercera Edad. (1998). El Voluntariado.Envejecimiento y vida cotidiana life course perspective on women’s multiple roles and health. y Demarco. y Greenblatt. Stevens. M. Journal of Gerontology. Buenos Aires.. (1996). SIEMPRO (2001). J. Número 6. Rozario. Martínez. Serie Informes Breves de la Encuesta de Condiciones de Vida 2001. 25 (2): 173-188. El tercer sector y la tercera edad. Combating loneliness: a friendship enrichment programme for older women. L. Documento Nº 32. Penas. y Scott. Serie II. Gorey. K. American Journal of Sociology. El envejecimiento poblacional en la ciudad de Buenos Aires. Plan Nacional de Ancianidad. 55B (5): 308-318. M. El Plan de los Mayores. B. J. Hinterlong. Necesidades de los ancianos y oferta de servicios en el marco del nuevo modelo Estado-Sociedad.. Wheeler. (2006). Buenos Aires: INAP. Ageing and Society. SIEMPRO-ECV2001 (2003). Journal Gerontological Psychology 58 (3): S137-45. N. C. Sociedad civil en Argentina. O. 61 . (2001).. Redondo. Paola. (1998). 97(6): 1612-1638. (2003). 47 (1): 69-79. S.. Wenger. 200-219. J. Pérez. L. (1998)... 16: 333-358. The beneficial effects of volunteering for older volunteers and the people they serve: a meta-analysis. y Michel. Fernández. Sense of Community and Being a Volunteer Among the Young-Old. Okum. Effects of volunteering on the well-being of older adults. 21: 183-202. P. Construyendo el trabajo social con adultos mayores. M. Differential benefits of volunteering across the life course. Davies. Morrow-Howell. International Journal of Aging Hum. Estado y Sociedad..

.

37. razón por la cual debemos atender los múltiples requerimientos que se demandan para realizar este logro social. entre los años 2000 y 2025. habida cuenta de que los países se encuentran en distintas etapas de la transición demográfica aunque todos envejeciendo. y los largos cursos de vida actuales. Mónica Roqué. 57 millones de personas mayores de 60 años se sumarán a los 49 millones existentes. Todo esto nos lleva a reflexionar acerca de la importancia de un nuevo tipo de consciencia sobre el envejecimiento. Departamento de Asuntos Económicos y Sociales. 63 . 2007. lo que implica 2000 millones de personas mayores. se trata de una región que está envejeciendo paulatina. Para el 2025 se proyecta que el porcentaje de personas de edad alcance a 15.ar Directora Nacional de Políticas para Adultos Mayores de la Secretaria Nacional de Niñez.7% de la población mundial tenía sesenta años o más esto significa 672 millones de personas de edad en el mundo. II. a futuro se espera que el envejecimiento de la población en los países en desarrollo sea más rápido.Envejecimiento y vida cotidiana IV. de modo que uno de cada cuatro latinoamericanos y caribeños será una persona mayor en el año 2050. De acuerdo a esta dinámica. las diferencias regionales en cuanto a la magnitud del proceso de envejecimiento son considerables. el 10. si bien a mediados del siglo XX. Las transformaciones que se desprenden de este cambio demográfico impactan sobre el curso de vida de los individuos y de las sociedades.37. no obstante.1% y en el 2050 a 21. Se trata de una población que crece con rapidez y con un ímpetu mayor que la población de edades más jóvenes. En consecuencia. Tarea que debe imponerse esta sociedad para conformar una cultura del envejecimiento.7%. Adolescencia y Familia del Ministerio de Desarrollo Social Directora de la Carrera de Posgrado Gerontología Comunitaria e Institucional Durante el siglo XX la proporción de personas mayores aumentó y se espera que esta tendencia se mantenga en siglo XXI. y entre 2025 y 2050 ese aumento será de 86 millones. lo que implica menos tiempo para adaptarse a las consecuencias de este fenómeno demográfico y en un contexto de menor desarrollo socioeconómico. En el 2007. En el caso específico de América Latina y el Caribe. La importancia de una convención que proteja los derechos de las personas mayores Autora: Dra. las personas de edad. En términos absolutos. Nueva York. En todos los países del mundo se han experimentado cambios en la distribución por edades de sus poblaciones. el envejecimiento era un fenómeno de los países desarrollados. email monicaroque@telecentro. la proporción de personas mayores de 60 años dentro de la población total se cuadruplicará entre el año 2000 y 2050. Naciones Unidas (2007) World Population Ageing.com. pero inexorablemente.

de manera de evaluar la implementación del Plan Internacional de Madrid. En principio parto de la idea de valorar este cambio demográfico como un logro de la humanidad. Una de las estrategias a partir de la cual nuestra sociedad conforma nuevos modelos de consciencia colectiva es a través del cuidado y respeto por los derechos individuales. razón por la cual el derecho de los grupos aminorados socialmente. En el año 2007. las personas con discapacidad. o las propias personas mayores. en muchas ocasiones. por ser un instrumento de carácter indicativo y no obligatorio. más allá de los costos y complejidades que se deban atender.es que la naturaleza universal de los instrumentos internacionales debería incluir a los sujetos de edad avanzada. Sociales y Culturales “Protocolo de San Salvador”. 64 . Pese al enorme valor de esta resolución. Es por ello necesario legitimar y valorizar las diversas etapas vitales desde un modelo de sociedad que permita sostener la calidad de vida y el desarrollo permanente del ser humano. Es decir es sabido que las leyes para el conjunto de la población sirvieron para legitimar. aun cuando se deba tener en cuenta el contexto en el que surgen y se producen las demandas. con demandas y recursos diversos y en el que se pueda pensar en una ética compartida que logre dar cuenta de dichas diferencias y pueda dotarla de un sentido positivo y transformador. Es allí en donde se expresa claramente la necesidad de elaborar una convención de los derechos de las personas de edad. como las mujeres. Existieron numerosas propuestas que han buscado identificar las particulares necesidades de este grupo aunque solo el proyecto de la Federación Internacional de la Vejez y República Dominicana logró avanzar hacia su constitución final como los Principios de las Naciones Unidas a favor de las Personas de Edad. CELADE-CEPAL organizo en Brasilia la Segunda Conferencia Regional Intergubernamental sobre el Envejecimiento en América Latina y el Caribe donde los países miembros adoptaron la Declaración de Brasilia. El argumento -tal como ocurrió en su momento con los derechos de las personas con discapacidad. siendo a la fecha el único instrumento vinculante que incorpora específicamente en el articulo 17 los derechos de las personas de edad. haciendo alusión por extensión a las diferencias de edad y generación. existen dificultades de poner en práctica los Principios. En la doctrina internacional de derechos humanos «la edad» es un asunto que ha sido tratado bajo la amplia acepción de «cualquier otra condición social». pero cuyo tratamiento no ha sido manifiesto. a fines de la década de los ochenta se incorporaron medidas específicas en favor de las personas mayores en el Protocolo Adicional a la Convención Americana sobre Derechos Humanos de Derechos Económicos. no pudieron hallar en los códigos generales un ámbito de aplicación cierto desde el cual poder reivindicar derechos que les son particulares a su grupo. el poder de algunos pocos.Envejecimiento y vida cotidiana ¿A qué me refiero con este concepto? Entiendo por cultura del envejecimiento al fruto de un nuevo acuerdo social a partir del cual sea posible pensar una sociedad con sujetos con edades más diferenciadas. A nivel interamericano.

BIBLIOGRAFIA CEPAL. 1948. R (2002).. 65 . Estrategia regional de implementación para América Latina y el Caribe del Plan de Acción Internacional de Madrid sobre el Envejecimiento. Marco legal y de políticas a favor de las personas mayores en América Latina.CELADE (2004b). en la reunión de la Asamblea de las Naciones Unidas. y que fuimos el primer país del mundo en consagrarlos en su constitucional nacional (1949). La vejez. Colaboraron con la reunión el Ministerio de Salud de la Nación. Recordemos que fue Eva Duarte de Perón la persona que proclamo al mundo los derechos de la ancianidad.CEPAL. CEPAL. Buenos Aires: Paidós. CELADE CEPAL. Santiago de Chile: CEPAL. a instancia del Gobierno de la Republica Federativa del Brasil. Iacub. La Argentina haciéndose eco de su historia decidió convocar a la Segunda Reunión del Seguimiento de la declaración de Brasilia en mayo de 2009. La reunión de Argentina fue organizada por el Ministerio de Desarrollo Social de la Nacional. S. Salvarezza. (comp. Una mirada gerontológica actual. L. (2004). Huenchuán Navarro. en el 2008. Revista Latinoamericana de Psicología. y CELADE. Santiago de Chile. En la reunión de Argentina se empezaron a delinear los principales contenidos que debe tener una Convención que proteja los Derechos de las Personas Mayores. R. “La Posgerontología: Hacia un renovado estudio de la Gerontología”.Envejecimiento y vida cotidiana Por ello surge la reunión de Río de Janeiro. Salvarezza. Santiago de Chile. L.).CELADE (2006). y OPS. conjuntamente con la Cancillería Argentina y el INSSJP (PAMI). 34. Documentos Seminario Internacional Indicadores de calidad de vida de las personas mayores. realizando la primera reunión de seguimiento de la Declaración. Iacub. y la Secretaria de Derechos Humanos. En octubre de 2009 en Santiago de Chile tuvo lugar la tercera reunión en donde se profundizo la reunión acerca de los contenidos de la convención. en Paris. nº 1-2 155-157. (1998). v. Serie Población y Desarrollo 51. Argentina a tomada este tema como prioritario y está trabajando a nivel de Naciones Unidas y ante la Organización de Estados Américas para sensibilizar al resto de los países de América y del mundo sobre la importancia de contar con un instrumentó vinculante que obligue a los países a adoptar medidas a favor de las personas de edad.

INDEC (2004b). Serie Análisis Demográfico Nº30. Buenos Aires. Los significados de la edad. 1950-2015. Total del país. Estimaciones y proyecciones de población. “Duración normal de la vida”. Buenos Aires: Medical Times. . Nascher. Barcelona: Herder. I. Neugarten.(1946). (1992). B.

V EJE PSICOLOGÍA POSITIVA .SABIDURÍA .

.

com. donde se vertebran ganancias y pérdidas.Envejecimiento y vida cotidiana V. y fue especialmente asociado con la vejez. Proverbios y Eclesiastés. estableciendo senderos intelectuales que marcan modos de concebir el tema y sus diversos abordajes. Se utilizarán algunos textos bíblicos. la enfermedad y la muerte. por ser un ideal de desarrollo a lo largo de ciclo vital. Ricardo Iacub. Edad y Vejez. I. Autor: Dr. o por el legado que se genera entre los que se van y los que se quedan. o aun más parecieran resultar necesarias ambas para hacerla posible. como concepto. por suponer un enfrentamiento con las adversidades. ¿Hay sabiduría en la vejez? Recorrido del concepto. resulta tan impreciso como fascinante. Facultad de Psicología. La sabiduría y la vejez en la antigüedad El judaísmo: La noción de sabiduría ha tenido un importante desarrollo en este pueblo. Razón por la cual en algunos textos a Dios puede llamárselo el anciano por la atribución de saber y bondad. los cuales presentan diversos relatos y consideraciones sobre este concepto y las implicaciones relativas a los logros que genera alcanzar la sabiduría. Introducción La sabiduría. Tomar la sabiduría en la vejez no solo supone ahondar en un campo fructífero donde se generan ideas. quizás por ello no deja de ser retomado tratando de hallar un elemento precioso relacionado con el saber y con la vida. incluyendo tanto los relatos religiosos y filosóficos como la enorme producción de documentos científicos que se han generado en los últimos años al interior de la propia gerontología. conocimientos o teorías. Dos autores marcan el retorno a pensar desde la psicología en la sabiduría como un recurso relacionado con el envejecimiento: Stanley Hall (1922) y Erikson (1964). Sin embargo un largo debate acerca de cómo se conceptualiza y hasta qué punto es válida esta noción sigue vigente.ar Profesor Asociado de Psicología de la 3ra. UBA. ya sea por la búsqueda de un tipo de conocimiento acerca de la vida que se aprendería en su recorrido. Asociarla con la vejez parece un lugar común. Las referencias bíblicas desarrollan el concepto y fundamentalmente describen 69 . especialmente relacionados con la sabiduría. como El Libro de Job. email: riacub@fibertel. Por ello en este trabajp rastrearemos los diversos modos en que fue significado este término y su relación con la vejez. biológico y social del adulto mayor. sino que también implica partir de la complejidad del universo psicológico.

que en la Torah se relaciona con hallar la voluntad de Dios en las cosas terrenas. solo que en este caso impotente o malvado. ya que tiene como objetivo probar la firmeza de su creencia. Es así que creer. Zubiri señala que existe un sentido primigenio de la sabiduría relativo al conocimiento profundo y permanente del mundo y la vida. Según la forma que busque. el miedo y la angustia. Para Platón la sabiduría es un saber hacer con la vida. Sin embargo también podríamos considerar que la falta de integridad resulta de la creencia en un Otro. a pesar de la ininteligibilidad de la azarosa existencia. con la búsqueda del sentido de la vida. desde un punto de vista psicológico. Job es víctima de una fatal apuesta entre Satán y Dios en donde se lo despoja de sus más queridos bienes. que se produce a través del trato con las cosas y que nos conduce al bien hacer es decir a la virtud o arete. poniendo en contacto al hombre con la esencia de la cosas. hallará la forma de encontrar un recurso frente a su carencia. En este punto la sabiduría asegura la creencia en el otro. como sostén de la integridad. el vivir buscando la verdad se denomina sofía y el saber sobre la política es la Phronesis. Para 70 . La sabiduría se encuentra relacionada con la propia figura de Dios y con la aceptación de su poder. Es concebida como conocimiento y discernimiento. se convierte en el desafío central de la sabiduría y en donde se pone en juego hasta qué punto Dios es garante en situaciones de tal desconcierto y pérdida. la mente. que permite que sea un escudo protector frente a la inseguridad. ya que este último aparece como una creencia que sostiene al sujeto ante la pérdida de personas y bienes de enorme valor y relevancia. Las formas de la sabiduría en la Grecia Antigua: Múltiples son las maneras en las que se ha concebido este concepto. la sabiduría tomará diversas nominaciones. El sujeto capta esta realidad a partir de los sentidos pero se conforma definitivamente en el Nous. La confianza en el otro resulta un criterio central para sostener el margen de protección que requiere un sujeto frente a las inseguridades y peligros.Envejecimiento y vida cotidiana los beneficios que aporta a los individuos. La posesión de la verdad de la naturaleza da lugar a la episteme. y con alcanzar la seguridad y la felicidad. Uno de los aspectos de la sabiduría es la posibilidad de conocer la realidad. El sujeto en la medida que crea. ya que permite arrancar la comprensión de la contingencia de lo sensible a los juicios inconmovibles del universo y la vida (Zubiri. donde se pone el acento en el valor de la creencia. Quizás la cuestión central sea. así como también aparece asociada al goce de una larga vida. afectivos y económicos. al tiempo que tema. el cual puede expresarse tanto como un saber del universo como de la vida humana. como resorte que intermedia entre la falibilidad de uno y la potencia del otro. La historia de Job pone de manifiesto la noción de integridad como resultado de la sabiduría. más allá de sus aspectos superficiales. 1940). que la noción de integridad transita entre el sujeto y el otro.

describiéndola como la capacidad de tomar perspectiva. Sobre esta concepción de la sabiduría volverá el estoicismo con una fuerte reafirmación de la aceptación de los límites donde la sapiencia o saber. 613). Sin embargo será la perspectiva de Erikson quien dará lugar a múltiples estudios sobre la sabiduría 71 .Envejecimiento y vida cotidiana ello. permite al hombre conseguir un nuevo tipo de saber. 1940). vuelve a retomar la dimensión religiosa de mayor sumisión del hombre a su destino (Zubiri. incluso frente a lo inevitable. Es allí donde la sabiduría aparece como un articulador central de cualquier acción a seguir. a través de una voluntad soberana que volvería libre al sujeto. y tender a niveles más elevados.. es decir como el sitio supremo de la felicidad. La sabiduría de la naturaleza. la vejez y la muerte. y el que presumiblemente será más feliz: de esta forma también el filósofo será más feliz que cualquier otro” (Aristóteles. de una manera activa a través del conocerse a sí mismo o en la sumisión a aquello que no puede ser modificado. así como posteriormente la romana. Aristóteles remarca esta noción de guía que asegura una serie de bienes: “El que ejercita su razón y la cultiva parece estar en mejor estado mental y ser el más querido de los dioses. 1987). La lectura griega aporta diversas miradas acerca de la sabiduría. 1987). y en donde el saber se presenta como ya conocido y el sujeto debe afrontarlo y aceptarlo. Ambos planos. en tanto bien primordial. como medio y como fin. en donde puede ser situada como medio y fin.. posibilitaría el manejo de sí.. produjeron técnicas para alcanzar esta meta. sintetizar los aspectos más significativos de la vida. aparecen signando un modo de hallar el bien y la asociación entre el saber y la felicidad. pues la libertad no es la posibilidad de moverse libremente entre las contingencias diversas. Por ello Ferrater Mora señala que “El sabio es el único que disfruta de auténtica libertad aun cuando se admita que todo está determinado. es captada solo por el hombre y es por ello que hace suyo su saber y lo acepta. La sabiduría y la vejez desde la psicología La construcción Eriksoniana de la sabiduría: Como señalamos al inicio los aportes de Stanley Hall (1912) marcaron los inicios de la lectura psicológica y la consideraba como parte de las características deseables del envejecimiento. pp. la ignorancia es lo único malo” (Antígona) a lo que Platón agrega “. la inteligencia y la memoria son más deseables que el placer” (Platón. Es así como esta sociedad.. conocerse a sí mismo y reconocer la propia ignorancia. En una referencia de Sófocles señala: “la sabiduría es lo único bueno. La sabiduría. así como también nos permite pensar el desarrollo de la sabiduría a lo largo de la vida. y por ello el destino del “alma” depende de la sabiduría. Otras lecturas permiten hallar a la sabiduría en el plano de los bienes personales. sino la serena aceptación que la fatalidad del mundo revela” (1940. entre la que destaca el saber del devenir humano: la enfermedad. La sabiduría trágica.

que conducen a la generatividad e integridad. en un equilibrio siempre dinámico. la sabiduría es de la vejez. La mirada sobre el desarrollo de este psicoanalista apunta a la elaboración de una serie de estadíos donde se promueven y tramitan ciertos desafíos. 72 . tuvieron la importancia de presentar el concepto al interior de una perspectiva de la identidad. Erikson distingue el concepto “fuerza” como un elemento necesario en cada desafío vital. Cohler re38. la Desconfianza en el otro. pp. aunque a diferencia de la niñez se juega con un margen de confianza menor en el otro y mayor en sí mismo. mayores niveles de integridad y un sentido de continuidad y trascendencia en el otro u otros. Cada una de estas elaboraciones se articulan con otras anteriores. la desesperanza o desesperación. los cuales desencadenarán sintonía o distonía. La fuerza tiene como objetivo propiciar salidas sintónicas o de equilibrio positivo en cada uno de los desafíos emprendidos (Erikson. De esta manera. abstracción y metaforización posibilitando un sentimiento de interés renovado. La esperanza es una fuerza primaria y fundamental que resulta necesaria en la infancia. el desafío específico de la vejez es la integridad Vs. permitiendo sostener un deseo vital. Desde esta perspectiva se piensan elaboraciones positivas en la mediana edad y la vejez.Envejecimiento y vida cotidiana en estas últimas décadas. Es allí que la integridad es definida como un sentimiento de coherencia y totalidad que corre riesgo de fragmentación cuando aparecen pérdidas de vínculos en los tres procesos organizativos: el soma. si la esperanza es la fuerza de la infancia. La sabiduría toma connotaciones similares a una esperanza. o de una narrativa que brinde sentido y significado. El trabajo de Erikson. ante un riesgoso desequilibrio. tanto a nivel de una creencia como de prácticas sociales repetitivas. la psique y el ethos. y requiere de un apoyo seguro del entorno que posibilita que haya una expectativa positiva y no amenazante sobre el sí mismo. o negativas que conducen al estancamiento y desesperación. sin la cual la vida no podría comenzar ni terminar con sentido” (Erikson. en donde la sabiduría cumpliría una función en el envejecimiento posibilitando la integridad y una serie de logros en el desarrollo personal. seguridades e inseguridades. Cada uno de éstos pone en juego deseos y temores. aunque se mantenga a lo largo de la vida. 1981 y 2000). Es una fuerza que trata de equilibrar la Confianza Vs. Si la fuerza es la sabiduría. necesidades y carencias. Erikson considera que la esperanza “connota la cualidad más básica de “yoidad”. La sabiduría implica la posibilidad de realizar cambios en la representación de sí que permitan lecturas diferentes. aun ante la amenaza de desintegración que se puede producir frente a las múltiples amenazas de disolución en las diversas esferas del yo y que producen niveles de inseguridad creciente. con mayor proyección. 2000.68). La sabiduría puede acompañarse de una ritualización filo-sófica o religiosa que provea índices externos de sostén. resignificándose y actualizándose en diversos momentos vitales. brindando un monto de seguridad que vuelva posible la construcción del yo38. Ambas tienen múltiples puntos de contacto. así como los de Kohut y Tornstam que se detallarán en este apartado.

como narcisismo cósmico. 2000. diferenciadas y asociadas a ideales sociales. 1993. por ello lo asocia a la vejez. La sabiduría aparecería como el proceso final. modificado por la mediación de ideales. permitiendo así el reconocimiento del límite y la búsqueda de nuevos horizontes.Envejecimiento y vida cotidiana escribe a Erikson diciendo que: “la sabiduría conseguida en la vida tardía consiste en la habilidad para mantener una narrativa coherente del curso de vida. la empatía. 67). que promueva un cambio a nivel de la personalidad donde sea posible seguir manteniendo las cargas libidinales y la expansión creadora. con un cuerpo envejecido y por ello más limitado y cercano a la muerte. La expansión del narcisismo Kohut (1982) desarrolla una vertiente constructivista y positiva del narcisismo donde la noción de sabiduría y envejecimiento confluyen en ciertos aspectos con la de Erikson. 39. 119-120) La sabiduría permite entonces articular la “preocupación informada y desapegada por la vida misma. donde la libido circule sin producir malestar. y la necesidad del impulso básico de reconocimiento. donde el sujeto. y transformarlas en configuraciones psicológicas nuevas. la sabiduría como un saber cierto sobre la incompletud del ser. Este concepto implica la transición que se daría en algunos adultos mayores de una visión material y racional de la vida hacia una más filosófica y espiritual. pudiendo hallar una expansión del sí mismo. frente a la propia muerte” (Erikson. Es allí donde subraya un acto final de reconocimiento de los límites. el presente experimentado y el anticipado futuro son entendidos como problemas a ser revisados más que como resultados a ser asumidos. atravesado por una narración que de sentido al sujeto. 73 . pueda buscar a través de diversos ideales la expansión del si mismo. La referencia a lo cósmico aparece también en Kohut. Es decir. el cual puede devenir en un recurso positivo frente a las limitaciones yoicas. pero que permite rearticular un relato que posibilite el deseo de vivir. la capacidad de aceptar la propia muerte y la sabiduría.” (Cohler. Presenta las múltiples maneras de concebir el sí mismo por fuera de las construcciones indivisas del yo. al tiempo que sus posibles cambios. que él denomina cósmica39 y trascendente. Posiciones que expresan el margen de fusión existente en todo yo. El narcisismo transformado se expresa en la creatividad. Existe una capacidad en el Yo para controlar los impulsos narcisistas (búsqueda de reconocimiento y aplauso) de los que reciben su energía. en la cual el pasado recordado. aludiendo a la visión romana y estoica de la fusión a la naturaleza que se produciría al momento de la muerte. en particular de sí mismo. en conexión también al otro. Su propuesta es promover un narcisismo transformado. La gerotrascendencia Tornstam acuña este concepto siguiendo las bases teóricas de Erikson y llevándolas a su demostración empírica (Erikson. 2000).

la reflexión. . entre los que se presentan la curiosidad.Una comprensión excepcional: que incluye dimensiones tales como el contexto. la cultura.Las habilidades interpersonales entre las que se enfatizan la cordialidad. una percepción del tiempo redefinida al ahora o a un breve futuro. sino las múltiples versiones que existen en las representaciones sociales. El objetivo no es brindar una explicación de sus fundamentos. por un lado aquellos que surgen de las creencias sociales acerca de la temática denominados teórico implícitos y. La mayoría de los estudios de teorías implícitas no se focalizaron en poblaciones elegidas ni entrenadas para lograr la sabiduría. . y la manera en la que se comunica al otro. el buen juicio. El objetivo central será comprender el concepto y poder dar cuenta del mismo desde un punto de vista científico. Los enfoques de investigación: Dos enfoques resultaron centrales a la hora de conceptualizar y reconocer esta temática. etc. la interacción del observador y el partícipe como en la empatía o en la apertura mental o intuitiva.Habilidades de juicio y comunicación: en donde se destaca la prudencia en la decisión.Envejecimiento y vida cotidiana acompañada generalmente por una mayor satisfacción vital. la moral. Este modo de trascender posibilitaría un incremento en el sentimiento de unidad con el mundo. a través de una mayor conexión con las cosas o personas. la inteligencia. aquellos que surgen de los estudios científicos o explícitos. Las características de la sabiduría Una serie de estudios empíricos abordarán con detalle los aspectos centrales de la sabiduría a través de múltiples teorías de base y con variadas metodologías. la amabilidad.Las competencias generales relevan una serie de factores que distinguen al sabio. y del espacio circunscripta a dimensiones menores relativas a las capacidades físicas y finalmente una mayor sintonía de la muerte con la vida. Los enfoques teórico-implícitos buscan las interpretaciones que otorgan distintos grupos de personas acerca del significado de la sabiduría. . apela a la capacidad de no emitir juicios condenatorios. Holliday y Chandler (1986) utilizaron un enfoque teórico-implícito para entender la sabiduría. la comprensión. Entre los resultados obtenidos se subrayan: . entrevistó a 74 . la cautela que se toma. entre otras. la sensibilidad. . Lewitt. por lo contrario. por el otro. sabiendo planificar y controlar sus dichos e impulsos.La no intrusividad social. más allá de su corrección. el equilibrio.

(c) un estilo intelectual de decisión. Los aportes de Vivian Clayton: La psicóloga norteamericana Vivian Clayton fue la primera en proponer un estudio formal y científico de la sabiduría. Partió de los significados clásicos atribuidos en la Torah para investigar las claves del comportamiento sabio y relevó una serie de significados que aludían a la capacidad de juicio. sagacidad. incluida la comprensión de qué problemas deberían resolverse automáticamente y cuáles no. los componentes de razonamiento. 1994). juicio. El auto-conocimiento también era considerado como un elemento importante de la sabiduría. Los atributos claves que allí surgieron fueron los siguientes: habilidad para distinguir entre el bien y el mal.El cognitivo: que se utiliza para la adquisición del conocimiento. incluida la interpretación de sus proposiciones. mientras que la teoría explícita remarca los aspectos no cognitivos de la sabiduría. (f) contexto ambiental. aprendizaje. 75 . Sternberg (1990) propuso una teoría en el cual el desarrollo de la sabiduría puede trazarse en seis componentes: (a) conocimiento. Sternberg señala que las teorías implícitas y explícitas muestran muchas coincidencias (Sternberg. (e) motivación. y un alto monto de compasión relativo a una toma de decisiones que involucran lo afectivo y la racional. caracterizado por el deseo de decidir y evaluar cuestiones en profundidad. humilde respecto de los otros. ser honesto. (b) procesos. que involucra la apreciación de los factores del contexto en el ambiente que nos conduce a actuar y pensar de diferentes maneras. En sus investigaciones identificó tres aspectos que resultaban centrales para la sabiduría: . uso de la información y perspicacia. 1994). Sin embargo la teoría implícita destaca especialmente la parte intelectual de la sabiduría. especialmente para entender lo conocido y su significado. recuperación personal frente a situaciones adversas. ser eficiente en los proyectos.Envejecimiento y vida cotidiana monjes budistas entrenados con este objetivo (Sternberg. (d) personalidad. el significado y sus limitaciones. y tratar a todos los individuos dignamente y en un plano de igualdad. incluida la tolerancia a la ambigüedad y el rol de los obstáculos en la vida. ser comprensivo con los demás. Las teorías explícitas plantean definiciones acabadas a partir de consideraciones teóricas establecidas por especialistas.

Baltes y Kliegl. El equipo se conformó con profesionales destacados como U. Kuntzman y J.El reflexivo: necesario para el análisis de la información. U. Para lo que se va di40. Baltes y Smith (1994) realizan una analogía con el proceso doble de la inteligencia distinguiendo una mecánica (Baltes. razón por la cual le interesaron menos los datos de la personalidad (en tanto estructura estable a lo largo de la vida) que los desempeños máximos de cada sujeto en diversas fases de la vida. p. 1984. culturales y biológicas durante el transcurso de la vida. que es rica en contenido. Staudinger.una apreciación de las circunstancias históricas. . es posible encontrar avances en la pragmática siendo la sabiduría un prototipo de madurez en el desarrollo. es decir el conocimiento sobre el curso.una comprensión del “relativismo” de los valores y prioridades. 1988) relativa al conocimiento factual y procesal. de la incertidumbre. .El afectivo: que busca destacar el filtrado que se produce por las emociones. 76 . . El Paradigma de Sabiduría de Berlín: En el Laboratorio Max Blanck. Uno de los aspectos que procuraron enfatizar fue la búsqueda de un rendimiento máximo o actuación cumbre de ser humano.Envejecimiento y vida cotidiana . la segunda hace referencia al conjunto de capacidades. y una pragmática (Perelmutter. Tarda más tiempo en declinar y su descenso es menor que en las capacidades relacionadas con la inteligencia fluida. 1971). el psicólogo alemán Paul Baltes junto a un prestigioso equipo40 definió la sabiduría como “un sistema de conocimiento experto que concierne la pragmática fundamental de la vida” en tanto “abarca el conocimiento sobre la conducta de la vida y la condición humana. Este concepto fue definido como: .el reconocimiento. Este tipo de conocimiento resulta de una comprensión de los mecanismos cognitivos en donde se diferencia la inteligencia fluida de la cristalizada (Catell. estrategias y conocimientos alcanzados a través de la historia de aprendizajes del sujeto. es universal y biológica y está marcada por diferencias genéticas. la dinámica y los conflictos de la vida” (Baltes & Smith. y . 1986) pensada como el procesamiento de la información básica que no tiene contenidos específicos. al nivel del pensamiento y la acción. las variaciones. Con la edad existe una pérdida en la inteligencia mecánica pero por el contrario. dependiente de la cultura y tiene diferencias marcadas por la experiencia. Mientras que la primera alude a la capacidad para adaptarse y afrontar situaciones nuevas de forma flexible sin que el aprendizaje previo constituya una fuente de ayuda determinante para su manifestación.117).un conocimiento experto de los “hechos” de la naturaleza humana y el “cómo” tratar con las decisiones y los dilemas. 1984. Smith.

La propuesta de Areldt Esta investigadora parte de la idea que la capacidad de recuperación y los modos de afrontamiento que tienen los sujetos frente a las adversidades puede ser un efecto de sabiduría. La “Escala de Sabiduría Tridimensional” le permite distinguir de qué manera los 77 . Baltes & Smith. Surgieron hallazgos interesantes como el llamado “efecto coincidente con la edad” que implica que los adultos jóvenes y viejos demuestran ser más sabios en la solución de problemas que son relevantes a su edad y a las necesarias confrontaciones que cada etapa suponga. . la profesión o ciertas experiencias de liderazgo. y la ausencia de indiferencia o emociones negativas en el comportamiento hacia los demás.El factor cognitivo incluye la habilidad de comprender la naturaleza humana. Para ello retoma conceptos de Clayton y propone una serie de análisis fundados en una escala de sabiduría tridimensional designada 3D-WS donde observa: . así como sentimientos y actos de solidaridad. Las investigaciones demostraron puntos de vista diversos: Por un lado que. en particular en lo que respecta a las relaciones interpersonales. compasión. 1997) y si existe un pequeño declive más allá de la edad de 75 años por lo límites en la mecánica. aun cuando los adultos de más edad están entre los principales ejecutantes de la sabiduría (Baltes y Smith. que en combinación con las definiciones del conocimiento experto de la vida darán lugar a alcanzar altos grados de sabiduría (Baltes & Smith. como la edad. como haber vivenciado una diversidad de situaciones de contacto humano. cognitiva y social.Envejecimiento y vida cotidiana bujando un diseño de posibilidad de un ideal de desarrollo ontogénetico donde los más altos niveles de ejecución solo serían posibles si interviene el sujeto y su cultura (Erikson. y disposición a la generatividad. 1984). .El emocional incluye la presencia de emociones positivas hacia otros seres. Por lo tanto la edad cronológica no explicaría suficientemente el desarrollo de la sabiduría. la educación. sino que requiere considerar una serie factores generales. 1994) no aparecieron correlaciones significativas entre edad y sabiduría (Lindenberger y Baltes. específicos. percibir una situación claramente y tomar decisiones a pesar de las ambigüedades y la incertidumbre.El reflexivo concebido como las habilidades de una persona para analizar un evento desde perspectivas múltiples. pudiendo ponerse en el lugar del otro. entendidos como cierto grado de eficacia personal. Considera que este es el componente esencial ya que fomenta el desarrollo de lo cognitivo y lo afectivo. y facilitadores. 1994). relativos a las condiciones intrínsecas asociadas a la sabiduría.

Representan una crisis como un problema para ser definido y un rompecabezas por resolver. El denominado “estudio beeper” demostró que más allá de ciertos declives cognitivos la gente mayor imagina como manejar sus emociones de una manera más rica que los más jóvenes (Carstensen y otros. tienen un mejor control sobre sus emociones y confían en un complejo y matizado termostato emocional que les permite recuperarse de situaciones adversas. de Laura Carstensen y otros (1992. Kleban. 1997.Actúan en situaciones que pueden controlar y aceptan la incapacidad de hacerlo cuando las cosas están fuera de su control. Carstensen sostiene que mientras “la gente más joven tiende a ser más positiva o negativa en cualquier momento dado de su vida diaria (…) la gente mayor tiene más probabilidad de experimentar experiencias mixtas. p.69). 1995. 2007. y menos excitación fisiológica cuando experimentan emociones 78 . 2007).Aprenden de experiencias negativas anteriores. 2008). Comparado con los más jóvenes. 2000. & Dean. Levenson. reportan un mayor control emocional (Gross et al. 1992. Tsai. mantienen estados emocionales positivos más largos que los jóvenes (Carstensen. Rajagopal. Numerosas investigaciones indican que la habilidad para regular las emociones se mantiene estable y en algunos aspectos puede mejorar a lo largo de la vida (Charles & Carstensen. El aporte desde la Teoría de la Selectividad Socioemocional (TSS) Incluir las investigaciones producidas por este grupo en relación a la vejez y las emociones no suele ser considerado parte de los estudios sobre la sabiduría.Son capaces de salirse de su situación y evaluar el problema con calma y capacidad de recuperación.Envejecimiento y vida cotidiana viejos con mayor grado de sabiduría afrontan las crisis vitales en comparación a los otros del mismo grupo etario.. Sin embargo presentan una de las más originales formas de abordaje. . Lawton. Estos estudios sugieren que puede surgir la sabiduría en gente común en contextos inesperados. Mayr. . . Los resultados sugieren que el promedio de la gente mayor mantiene más la estabilidad y es más reflexiva emocionalmente. felicidad y un poco de tristeza al mismo tiempo. 2000) han desarrollado un importante cuerpo de investigaciones donde se demuestra que el reconocimiento de horizontes temporales menores posibilita una mejor selectividad que lleva a enfocarse en objetivos emocionalmente significativos. Charles & Carstensen. & Nesselroade. Experimentan emociones negativas con menor frecuencia. 2000). & Carstensen. 2008). Los aportes de la TSS. Tener emociones mixtas ayuda a regular los estados emocionales de mejor manera que los extremos emocionales” (Hall. Pasupathi. 1994). los adultos mayores se recuperan más rápidamente de los estados emocionales negativos y tienen menor tendencia a responder de manera violenta y con odio (Charles & Carstensen. .

Conclusión La sabiduría nos introduce en un terreno tan vasto como complejo.. Carstensen. Es allí donde la cultura busca un sentido de sabiduría en la vejez. 2004). 2002) o bloqueaban todo un set de caras con emociones negativas (Gunning-Dixon et al. la parte del cerebro que realiza “control ejecutivo”. et al. 2003). 1991. 2004). 2007). Dos estudios hallaron que los adultos mayores mostraron una menor activación de la amígdala que la de los jóvenes al ver caras negativas (Lidaka et al. Actualmente desde las neurociencias se están investigando patrones de actividad cerebral asociadas con regulación emocional. aunque al mismo tiempo con ciertas precisiones que vuelven necesaria esta distinción conceptual. p. y que esto se encuentra relacionado con la menor reactividad de la amígdala hacia las emociones negativas pero si a las positivas (Mather. Cuando esto se asocia a la vejez nos encontramos con un factor distintivo ya que existen diversos factores que ponen en riesgo dichos objetivos. 66). et al. 2000). 2007). que aun son solo algunos de los tantos. Sin embargo es importante aclarar que no se observa un declive en el funcionamiento de la amígdala. El Estudio Longitudinal de Wisconsin demostró en un grupo pequeño de investigación que los adultos mayores (con un promedio de 64 años) que regulaban bien sus emociones tuvieron un patrón distintivo de actividad cerebral que aquellos que no regulaban (Hall.. con muy variadas acepciones. Friesen. Una de las investigaciones sugiere que los adultos mayores prestan menos atención a los estímulos emocionales negativos y más a las positivos. ya que facilita una mayor elección de aquello que puede ser atendido y de aquello que sería preferible evitar. debido a la capacidad de reevaluar sus estímulos. Toda esta sorprendente evidencia acerca del manejo de las emociones en los adultos mayores mostraría sin duda que podría ser pensable como un modo de sabiduría. ya sea en lo personal o en el apoyo de una figura divina. Tsai et al.. seguridad y mayor bienestar. limitando la actividad de las amígdalas. particularmente cuando lo pensamos en los adultos mayores. & Ekman. La vastedad de enfoques que se han revisado. que brinde una sensación de integridad. muestran reducciones en la activación de la amígdala y que esto podría ser entrenado a través de los años (Hall. Parafraseando a William James.Envejecimiento y vida cotidiana negativas (Levenson. M. nos permiten hallar ciertos ejes conceptuales tales como la posibilidad de hallar el mejor camino. es decir de los contenidos emocionales asociados especialmente al miedo y la ansiedad. Davidson infiere que aquellas personas que son buenas en la regulación de sus emociones negativas. como el modo de pensar el afrontamiento que cada sujeto realiza ante lo que Erikson denominó las 79 . Estas personas parecieran utilizar la corteza pre-frontal. “El arte de ser sabio es saber qué pasar por alto” (1989. pero si un cambio en el tipo de estímulos emocionales a los que se vuelve más reactivo (Mather.

En este punto nos encontramos con una variedad de opciones que piensan la sabiduría como una fuerza que posibilita sensaciones de integridad a través de modificaciones en la representación del sí mismo. UM (2000). Jr. En P. 50: 471-507. PB. G. que posibiliten desarrollarse y trascender (Orwoll y Perelmutter.disoluciones en las esferas mentales. 8 y 9 Encyclopedia Britannica. con todo lo aprendido. que se destacan en la TSS. Baltes y O. Chicago Great Books of the Westerna World Vol. Asimismo surgen una serie de precisiones conceptuales que permitirán establecer modalidades de la sabiduría.). Lifespan psychology: Theory and application to intellectual functioning. 6: 33-76. Baltes. PB (1987). Annual Review of Psychology. Dittmann-Kohli. PB. Lifespan psychology: Theory and application to intellectual functioning. New perspectives on the development of intelligence in adulthood: Toward a dual-process conception and a model of selective optimization with compensation. Baltes. PB. 23: 611-26. físicas y sociales (Erikson. Baltes. Staudinger. New York: Academic Press. Developmental Psychology. 55(1): 122-36. B. UM (1999). Baltes. con un horizonte temporal limitado y frente a las múltiples adversidades que ponen en riesgo valores tan fuertes como la salud y la vida. B. que son las que aluden a las formas de revisar y comprender la información. PB. . Staudinger. 1994). U. pudiendo hallar cuestiones cognitivas que implican formas de pensamiento. 2000). Annual Review of Psychology. F. Staudinger. American Psychologist. que aluden a las formas de procesamiento de las emociones. Dixon. RA (1984). Existen evidencias empíricas desde ciertos esquemas conceptuales así como desde otras pareciera diluirse en la imprecisión etaria. (1999). (Eds. y emotivas. 50:471-507. BIBLIOGRAFIA Aristóteles (1987) The Works of Aristotle. como la subraya Ardelt. Uno de los aspectos relevantes es poder pensar la sabiduría como un ideal para la vejez muy antiguo que permite tener en cuenta el modo en que el sujeto enfrenta la vida hacia el final de la misma. Lindenberger. tal como se ve en el grupo de Berlín: reflexivas. Theoretical propositions of life span developmental psychology: On the dynamics of growth and decline. UM. Lindenberger U. Wisdom: A metaheuristic (pragmatic) to orchestrate mind and virtue toward excellence. Baltes. Life-span development and behavior.

L. Bilbao: Desclée de Brouwer. y Rathunde. 140-149. Philadelphia: Falmer Press. & Carstensen. Social and emotional patterns in adulthood: support for socioemotional selectivity theory. (2000). PB. México: Fondo de Cultura Económica. Pasupathi. 421-60. L. M. Nesselroade.. Erikson. Magnusson (Ed. growth. T. Biblia de Jerusalén. No. Csikszentmihalyi. L.Envejecimiento y vida cotidiana Baltes. Boston: Houghton Mifflin. S. 81 . J. J. In J. L. Emotional experience in everyday life across the adult life span. PB. and action. Brookfield Stephen (2000). T. (1981). Cambridge: University Press. Book manuscript.. Psychol Aging. Charles. RB (1971). M. 7(3): 331-8. Psychological aspects of aging: facts and frontiers. México: Atlante. Field & M. Carstensen. Journal of Personality and Social Psychology. S. orígenes y desarrollo. Adult Cognition as a Dimension of Lifelong Learning in Lifelong Learning: Education Across the Lifespan. Graf. Germany. Ferrater. P (1996).). 1. Handbook of Emotion Regulation. 79(4): 644-655. Psychology and Aging. U. Sternberg Bilbao: Desclée de Brouwer. (1940). Charles. (1994). L.. Vol. E. Leicester.. neurobiological. y otros (1995). Baltes. Escuela Bíblica (1975). New York: Guilford Press. (2008). Su naturaleza. Diccionario de Filosofía. 23(3): 495-504. L. Vol. (2007). Eds. La Adultez. Cattell. Carstensen. Unpleasant situations elicit different emotional responses in younger and older adults. L. 10. & Carstensen. Reflexiones sobre el ciclo de vida del Doctor Borg.) The lifespan development of individuals: behavioral.. Mayr. La psicología de la sabiduría: interpretación evolutiva en La Sabiduría. Max Planck Institute for Human Development. (1999) Wisdom: The orchestration of mind and virtue. K. En D. Gross (Ed. De Jerusalén. ISBN 84-330-0022-5. (1992). Berlin. Abilities: Their structure. Emotional Behavior in Long-Term Marriage Psychology and Aging. M. Emotion regulation and aging. Carstensen. and psychosocial perspectives. J.

. 24: 285–295. M. & Hsu. English.E. Vol. p.. Levenson.. Psychology and Aging. Rajagopal.. Carstensen.. J. T.M. P. Perkins. T. Kleban. 7(2): 171–184. Kuhn y J.C. JA (1983). (1997). H.. Whitfield. L. J. Lawton.C. Psychology and Aging.. Loughead. Wisdom and context of knowledge: knowing that one doesn’t know. Forms and Transformation of Narcissism (1982).... C. Int... Turner. Sadato.63. Principios de Psicología. Psycho-Anal. Kosaka. Carstensen.. Omori. K. Amygdala responses to emotionally valenced stimuli in older and younger adults.. M. P. Kohut. On the development of development 82 . 15(4): 259-263. D. (1959). Gabrieli. Goetestam Skorpen. N.Envejecimiento y vida cotidiana Erikson. P. Intellectual functioning in old and very old age: Cross-sectional results from the Berlin Aging Study. Neurobiology of Aging. J. empathy and Psychoanalysis. Carstensen. Turetsky. Emotion. T. V. Psycho-anal.C. A. J. S (2007)..(1966) Kohut. Meacham. eds. L. M. Psychology and Aging. Chan. B. H. Hippocampus. D. Psychoanal. H. Baltes..W.. . En: D. Y. (2000). J. J. and expression in old age.. W.. Lidaka. Mather. T. Emotion and aging: Experience. Friesen. & Dean. D. (2002). (1989). (1992). Y...M. Tsai. Maldjian. Alsop. Pasupathi. R.. empathy and the semi-circle of mental health. U. Meacham. (2004).. Barcelona: Paidós.. Introspection. physiology. J. L. 6(1): 28-35. L. 12(4) 590-599. Okada.I. Hall. J. C. W. Gunning-Dixon. E. Am. Am. T. p.. L. Ass. Ass. & Yonekura. Canli. PB (1997).. L.. L. Gur. H. Kohut. . R. 12: 352–362. expression. R. Lindenberger. Psychology and Aging. R.. H (1984). . M. Wais. & Ekman. Falta info James. S. 69. El ciclo vital completado. W. Psychological Science. Introspection. (1991). (2003). A. L. M. México: Fondo de Cultura Económica. T. Murata. 12: 410-32. & Gur. Gross. 7.. J. J. A. E. Agerelated differences in brain activation during emotional face processing. Dimensions of affective experience in three age groups. Age-related differences in the medial temporal lobe responses to emotional faces as revealed by fMRI. New York Times. Ochsner. and control. F. 14: 243-272. Schroeder..

Sinnot. Meléndez. J. (2000). Sabiduría y envejecimiento. ed. L. p.. 111-34. J.. (1994). subjective. The Dialogues (B. Tsai. Jan (1998).) Chicago: Great Books of the Western World. De Sócrates y la sabiduría Griega. L. 15(4): 684-693. AÑO Platón (1987). orígenes y desarrollo. and expressive responses to emotional films in older and younger Chinese Americans and European Americans.Envejecimiento y vida cotidiana psychology. R. y Gil Llario M. Sternberg. Encylopaedia Britannica. Vol. En: R. 20(5): 218-225 Orwoll. J. Perlmutter. La sabiduría: su naturaleza. “La sabiduría y su relación con la inteligencia y la creatividad”. D. 7. C. III Las situaciones de la inteligencia: los modos de la sabiduria griega. Sternberg. 83 . En: R. Jowet. Bilbao: Desclée de Brouwer. trad. Maryland. orígenes y desarrollo. Estudio de las personas sabias: la integración de una perspectiva de personalidad. Moral J. L. Autonomic. L. Geriátrika. Escorial 2. M. Zubiri X. The development of the logic in adulthood. Post formal Thought and its Application. La sabiduría: su naturaleza. Basel: Karger. Plenum Publishing Corporation. W. & Carstensen. Levenson. Bilbao: Desclée de Brouwer. Sternberg RJ. ed. Psychology and Aging.(2004). (1940).

Arias.ar Introducción Durante décadas la Psicología priorizó la investigación de aspectos negativos como el malestar. Los adjetivos positivo y negativo de ningún modo se utilizan con un fin valorativo para diferenciar entre lo bueno y lo malo. patología. ni como polos opuestos que pueden presentarse en forma pura. ésta continúa sosteniéndose en variados estereotipos negativos que aún contribuyen a mantener vigente dicha visión deficitaria de la vejez. así como a las trayectorias y elecciones personales que el sujeto ha hecho a lo largo de su vida y que continúa haciendo en la vejez. los estudios que se han orientado al estudio de aspectos positivos han aportado hallazgos de gran importancia acerca de esta etapa vital. Aunque en la actualidad la homogeneidad del proceso de envejecimiento resulte evidentemente falsa. por otro. centrándose en las pérdidas y déficits y cuyos hallazgos han desconocido la amplia variabilidad existente entre las personas. aunque aún más exacerbado. II. Es así que la vejez y el envejecimiento han sido históricamente estudiados desde una perspectiva que ha enfatizado los aspectos biológicos. Contribuciones para un cambio de paradigma. En definitiva las generalizaciones que se han planteado y difundido acerca de la vejez sostienen y proponen un único destino posible para esta etapa de la vida. los estudios acerca de la vejez resaltaron el deterioro y lo patológico contribuyendo a consolidar narrativas tanto científicas como sociales que sostienen una visión negativa de esta etapa vital.V. Destino que. Cada vez más se está destacando la relevancia de incluir el estudio de los aspectos positivos y la necesidad de avanzar en el conocimiento y profundización de los mismos. De un modo similar. sufrimiento. por un lado. habilidades y capacidades que propician el desarrollo y el potencial humano. pareciera resistirse a las diferencias individuales. Sin embargo. a las variadas condiciones de vida. los juicios morales no corresponden al campo de la ciencia y por otra. en las últimas décadas. potenciamiento o estimulación de los aspectos positivos del ser humano. dichos aspectos no pueden pensarse individualmente. por común e ineludible. El hecho de incorporar el estudio de aspectos positivos en esta etapa de la vida no implica proponer un modelo ideal de vejez en el . ¿Por qué investigar aspectos positivos en la vejez?. como dijimos anteriormente. e-mail: cjarias@mdp. y aquellos que incluyen recursos. sino en un permanente interjuego. Autora: Claudia J.edu. la depresión y la infelicidad más que la comprensión. déficits. ¿Qué entendemos por aspectos negativos y positivos? Estos términos nos permiten diferenciar entre los aspectos que involucran malestar. Por una parte.

Además. así como la realización plena del potencial humano. Los fenómenos psicológicos deben comprenderse de un modo global. además de imposible e inalcanzable. Durante los últimos diez años. Si bien en una variante opuesta. fortalezas. procesos y mecanismos que llevan a estados subjetivos. Para hacer referencia a la relación dinámica existente entre los aspectos positivos y negativos. 2007). Seligman & Csikszentmihalyi. hacia un énfasis en el fortalecimiento de las cualidades positivas y el desarrollo de las potencialidades humanas (Seligman. Interesa fundamentalmente comprender y propiciar la felicidad y el bienestar. desde la Gerontología y la Psicología de la Vejez. 2003. ampliando el foco desde la preocupación casi exclusiva por reparar el daño. así como de las posibilidades de afrontarlo. habilidades y competencias. Sin embargo. 1998). cómo se responde a ellos y cómo se tratan y transforman” (Ryff & Singer. ambos aspectos – positivos y negativos. Dicha propuesta. plantean el interjuego entre estos aspectos al afirmar que tanto las emociones positivas como las negativas caracterizan a nuestros más profundos y significativos lazos humanos” y al proponer que “la ausencia de emociones o experiencias negativas no es lo que define una vida buena y rica en experiencias. efectuando aportes que permiten una mayor comprensión de la variabilidad y complejidad del proceso de envejecimiento humano. caería nuevamente en el error de suponer una homogeneidad del proceso de envejecimiento que criticamos al paradigma deficitario. que en lugar de las pérdidas pregonara exclusivamente las ganancias. Como han resaltado diversos autores de la Psicología Positiva no se trata de corrernos de un modo radical desde un extremo hacia el otro negando el permanente interjuego entre ambos. 2007. considerando que en todas las etapas de la vida se encuentran fortalezas y debilidades y que todos los cambios generan tanto pérdidas como ganancias (Baltes & Freund. resolverlo y superarlo o prevenirlo. Ryff y Singer analizan las “ironías o las paradojas del bienestar” demostrando que el potencial humano se desarrolla al enfrentar situaciones adversas y dificultades (Ryff y Singer. Por el contrario. desde la Psicología Positiva se están realizando importantes aportes. 2002. En este sentido se ha enfatizado la necesidad de complementar el abordaje de los aspectos psicopatológicos con el de las capacidades y cualidades que poseen los individuos en el contexto en que viven.se conjugan a lo largo de toda nuestra vida en una necesaria complementariedad. En los estudios actuales. p. nuevamente estaríamos proponiendo una vejez uniforme que desconoce las diferencias individuales. 378). 2007). Esta complementariedad permitiría una mayor comprensión del espectro de experiencias que definen y sostienen el malestar y el sufrimiento. 2008) y favorecen el bienestar. se está incluyendo el estudio de los recursos. Gancedo. la resiliencia es un concepto que permitió entender y dar cuenta de este tipo de fenómenos. sociales y culturales que caracterizan una buena vida (Seligman.Envejecimiento y vida cotidiana que solo éstos estén presentes. su investigación sistemática y la 85 . En este sentido. 1998. sino cómo se manejan esos desafíos y las dificultades. Asimismo se está avanzando en la comprensión de las condiciones.

1984). En este sentido se han identificado las relaciones entre el bienestar psicológico y variables tales como la autoestima (Izal & Montorio. Haring & Witter. el estado funcional. A continuación analizaremos detalladamente algunos resultados de investigaciones que han abordado estas temáticas demostrando que variados prejuicios y estereotipos negativos acerca de la vejez. carecen de fundamentación científica e impiden visibilizar las heterogéneas formas de envejecer. 1993). 2002). satisfacción vital y felicidad en la vejez Los estudios acerca del bienestar en la vejez se han multiplicado en las últimas décadas. 1993) y la religión (Levin & Chatters.Envejecimiento y vida cotidiana exploración de las variables que intervienen en este logro. 2009a. Un trabajo realizado en Mar del Plata mostró que la distribución de puntajes de bienestar global de los adultos mayores que viven en hogares particulares no presentaba diferencias significativas con la correspondiente a la población adulta (Arias & Soliverez. Sotelo Quiñones & Domínguez Guedea. disfrutar de su sexualidad. el nivel y estilo de vida (García-Viniegras & González-Benítez 2000). Si bien estos hallazgos han confirmado múltiples aspectos que contribuyen a mejorar o a deteriorar el bienestar en la vejez. Solé & Osuna. Muchinick. Triado. 2003). Stock. Las investigaciones actuales 86 . 2005). data solo de aproximadamente unas cuatro décadas. diversos trabajos han mostrado que los adultos mayores pueden ser felices. entre otros aspectos positivos. la salud (Izal & Montorio. convirtiéndose en el aspecto positivo que ha sido más extensamente explorado (Fernández Ballesteros. Por el contrario. 2007). 2004). 1998). estar satisfechos con sus vidas y poseer múltiples fortalezas personales. 1984). el apoyo social (Arias. la actividad social (Okun. no han aportado evidencia a favor de su disminución con la edad. 2004. los estudios han demostrado que el bienestar subjetivo como medida global no experimenta cambios con el paso del tiempo. 2009b). Bienestar psicológico. 2006). sentir elevados niveles de bienestar. aunque gocen de amplio consenso. el funcionamiento del self (Liberalesso Neri. ¿Qué nos ha aportado la investigación de aspectos positivos en la vejez? Una de las mayores contribuciones que han realizado las investigaciones recientes dirigidas al estudio de aspectos positivos en la vejez ha sido el cuestionamiento reiterado y fundamentado de una amplia variedad de falsos supuestos acerca de esta etapa vital. los rasgos de personalidad (Chico Librán. disponer de recursos de apoyo social suficientes. éstas son relativamente poco importantes (Villar. En este sentido. Estas investigaciones han avanzado en la comprensión de los aspectos asociados al mismo. Si bien pueden presentarse modificaciones en algunas dimensiones. el afrontamiento (Vera Noriega. Los adultos mayores también han informado niveles elevados de satisfacción vital mostrando congruencia entre los objetivos propuestos y los alcanzados y el logro de un positivo balance de vida (Arias. variables sociodemográficas.

la espiritualidad (Rivera Ledesma & Montero López. 2003). Castañeiras & Arias. específicamente el capital psíquico . estos resultados de investigaciones muestran que el bienestar. Mayr & Nesselroade. 2007) sino que también poseen un mayor control de sus emociones y menores niveles de afecto negativo (Carstensen. 2008b). Mintz & Mobley. y más aún si se orientan a su evaluación en los adultos mayores. Kisley & Burrows. 2008c). El capital psíquico y su incremento en la vejez Las fortalezas y virtudes humanas han sido consideradas aspectos positivos de gran relevancia y están siendo valoradas en la actualidad como factores que inciden en el bienestar. Arias. En nuestro país son aún escasas las investigaciones de carácter empírico y técnico sobre este tema. La reciente exploración del capital psíquico de manera más global y en este grupo etáreo ha mostrado que los adultos mayores disponen de elevados y variados recursos de tipo cognitivo. Wood. 2008. a sobrevivir y a generar fortalezas personales (Casullo. 27 a 37 años. 2002. Yoffe. la felicidad. Al igual que en otras etapas de la vida. afectivo y psicosocial (Arias. En una investigación muy amplia realizada en la ciudad de Mar del Plata se trabajó con una muestra conformada por 900 adultos de ambos sexos pertenecientes a cinco grupos de edad: 16 a 26 años. Park & Peterson. 1998). Winter & Hoffman.. Frazier. 49 a 59 años y 60 a 75 años. 2006)constituye un constructo de reciente conceptualización y operativización. La mayoría de los hallazgos alcanzados se centran fundamentalmente en la población adolescente y adulta joven (Casullo y cols. Si bien la investigación acerca de estas temáticas está siendo ampliamente desarrollada. Ardelt. 1989). 2008). la capacidad de desarrollar proyectos nuevos (Lawton. Castañeiras. razón por la cual su estudio está en una etapa incipiente. entre otras. Pasupathi. De esta manera se pueden superar prejuicios que pensaban a los adultos mayores como sujetos depresivos o de humor negativo (Arias. 2007. 2008. 2006. posibilitando un afrontamiento más saludable de las situaciones de crisis y de estrés (Seligman. 38 a 48 años. el sentido del humor (Ryff. Moss. mostrando que los adultos mayores no solo informan niveles de felicidad similares o superiores a los adultos jóvenes o de la mediana edad (Lacey. estos pueden verse afectados por ciertas circunstancias particulares y por la significación que el sujeto les otorgue. Iacub. 2000). Posada. En síntesis. se mantiene e incluso se incrementa el bienestar psicológico (Carstensen & Charles.entendido como el conjunto de factores y procesos que permiten a un sujeto aprender a protegerse. 2002). Smith & Ubel. 2006) que evalúa cinco dimensiones del capital psíquico 1) las capacidades cognitivas para adqui87 . los estudios se han focalizado en el estudio específico de algunas dimensiones como la sabiduría (Baltes. 2008a. 2005). Posada.Envejecimiento y vida cotidiana que han explorado la felicidad en la vejez también han obtenido resultados en la misma dirección. 2003. Castañeiras & Posada. En lo referido a los adultos mayores. 2005). Steen.a la que se le administró la Escala CAPPSI (Casullo. Soliverez y cols. La denominada “paradoja de la vejez” radica en que a pesar de que existe cierto declive físico y cognitivo. la satisfacción vital y el afecto positivo no decrecen en la vejez.

La profundización del conocimiento del que disponemos en la actualidad y la investigación acerca de las emociones con las que estas experiencias se relacionan resultan fundamentales ya que inciden en el bienestar y en la calidad de vida (Csikszentmihalyi & Csikszentmihalyi. 4) las capacidades para establecer vínculos interpersonales y 5) el sistema de valores como metas que orientan los comportamientos. superando obstáculos. Los hallazgos de estos trabajos muestran que las virtudes y fortalezas se profundizan en la vejez y que el desarrollo personal continúa hasta las edades más avanzadas. 1998). Excepto en la dimensión correspondiente a capacidades cognitivas. la Honestidad. estas diferencias favorables a los adultos mayores fueron estadísticamente significativas (Arias. 2009). Presencia de experiencias de fluidez en los adultos mayores Las experiencias de fluidez constituyen emociones positivas cuya exploración tiene un gran interés en la vejez. el Sentido del humor. la Capacidad para perdonar. en las cuatro restantes. 2009). Posteriormente. la Autoestima. 3) las habilidades cívicas para lograr mejor participación ciudadana. Las experiencias de fluidez hacen referencia a un especial estado psicológico que pueden experimentar las personas en la ejecución de actividades motivadas intrínsecamente. Posada & Castañeiras. el Amor. Posada & Castañeiras. afecto 88 . También se correlaciona con sensación de satisfacción. la Gratitud y la Espiritualidad (Arias. a fin de conocer si este incremento de los aspectos involucrados en el capital psíquico continuaba aún en el grupo de los adultos mayores de más edad se desarrolló una investigación que exploraba el capital psíquico en personas de 75 a 91 años. la Persistencia. La activación motivacional depende en gran medida de la correspondencia entre las habilidades requeridas para la ejecución de la tarea y las que el sujeto posee. Además la fluidez se caracteriza por la formulación clara de las metas. En este caso se confirmó su estabilidad hasta las edades más avanzadas e incluso su incremento en la dimensión correspondiente a los valores que orientan nuestros comportamientos y en los aspectos referidos a sabiduría. la Curiosidad.Envejecimiento y vida cotidiana rir y usar formas de conocimiento. De este modo aportan nueva evidencia en el cuestionamiento de la vejez como sinónimo de pérdida y deterioro. amor y capacidad para perdonar (Arias. la motivación elevada y la sensación de control. Los resultados muestran que las puntuaciones promedios correspondientes a las cinco dimensiones aumentaban al incrementarse la edad. la implicación profunda. 2009). 2) las capacidades emocionales para desarrollar proyectos. la Sabiduría. Este estado ha sido considerado como “óptimo” por el alto grado de concentración e interés. así como por una distorsión en la percepción del tiempo y un olvido de los problemas. la Empatía y el Altruismo. correspondiendo en todos los casos los puntajes más altos al grupo de 60 a 75 años. Entre ellas se destacaron: la Motivación para aprender cosas nuevas. el Sentido de justicia. En un estudio posterior se profundizó el análisis a fin de identificar las fortalezas que se hallaban presentes en los adultos mayores en mayor medida que en los adultos jóvenes. la Inteligencia emocional.

En los adultos mayores las actividades que generaban estas experiencias se mencionaron: escuchar música. natación y gimnasia. Al respecto Carstensen y Charles (2007) sostienen que las explicaciones que se han brindado acerca de la disminución de las relaciones sociales en la vejez se han basado más en ideas y estereotipos -en muchos casos incorrectos. En una investigación cuyo objetivo consistía en explorar la presencia/ausencia de fluidez en adultos jóvenes y adultos mayores. automovilismo. gusto y agrado que produce la actividad. se observa que los adultos mayores además de poder experimentar fluidez a partir de actividades que continúan desde etapas anteriores de la vida. pintar. como consecuencia de ello. los estudios que han explorado la fluidez en la vejez permiten concluir dos cuestiones de gran importancia. Sin embargo. pudo observarse que gran parte de los adultos mayores entrevistados presentaban este tipo de experiencias y en proporciones similares a la de los adultos jóvenes (Arias & Sabatini. así como el tipo de actividad que la generaba. las emociones positivas de fluidez siguen presentes y en proporciones similares a la de los adultos jóvenes. practicar yoga. artísticas e intelectuales. el encontrarse a solas y la alineación con uno mismo. En primer lugar muestran que. Los adultos mayores coincidieron en considerar que la fluidez se origina por el placer. 2009). estos supuestos también están siendo cuestionados en la actualidad. En síntesis. asistir a espectáculos o conferencias y practicar deportes como pesca. la concentración. 2008. se han considerado como reglas generales: a) que durante la vejez la red sufría importantes pérdidas.Envejecimiento y vida cotidiana positivo e incremento de la autoestima después de realizada la actividad (Carr. aunque en esta etapa de la vida suelen perderse roles que la generan –como los laborales-. Con respecto a las actividades que las generan. Las evidencias acerca del efecto positivo de las redes suficientes y funcionales sobre el bienestar biopsicosocial de los adultos mayores han sido muy extensas y variadas. En segundo lugar. Sabatini & Arias. así como patologías derivadas de ello. los adultos mayores priorizan el placer y el disfrute de la misma (Arias & Sabatini. el interés. los adultos mayores disponían de escasos recursos de apoyo social. 2007). Los estudios recientes orientados a la evaluación de las redes de apoyo social 89 . Sólo los adultos jóvenes mencionaron el trabajo y el estudio como origen de dichas experiencias. b) que se dificultaba tanto el mantenimiento de antiguos vínculos como la incorporación de nuevas relaciones y c) que. Sin embargo. 2008. El apoyo social en los adultos mayores Los recursos de apoyo social han sido ampliamente valorados en la vejez. incorporan nuevas ocupaciones que también generan dicho estado. Sabatini & Arias. en ambos grupos de edad aparecieron prácticas deportivas. Se observaron diferencias entre ambos grupos etáreos en lo referido al motivo que las origina. sufriendo aislamiento y soledad muy frecuentemente.que en hallazgos de investigación. 2009). el dominio que requiere el desarrollo de la misma. Mientras los adultos jóvenes la atribuyen mayoritariamente a la concentración y la creatividad que implica la actividad.

Por el contrario gran parte de los adultos mayores disponen de recursos de apoyo de niveles de suficiencia y funcionalidad elevados y continúan incorporando nuevos vínculos a su red (Arias. 2002. así como redes de niveles estructurales y funcionales medios y elevados. Desde una perspectiva positiva que se orienta a resaltar las posibilidades en lugar de las limitacio90 . el número de relaciones íntimas y el apoyo emocional del cual se dispone es relativamente estable a lo largo de la vida y hasta las edades más avanzadas (Due. se distribuye irregularmente. se homogeneiza y pierde funcionalidad. Iacub a partir del análisis de variadas creaciones culturales: documentos. leyes. tienden a generar disrupciones severas de la red durante la vejez no se reduzcan al aumento de la edad y sea necesario incluir otras variables individuales. Janus & Janus. la jubilación y el ingreso a una residencia pueden impactar negativamente sobre la red. la migración en la vejez. Antonucci. familiares. En el estudio de las redes en la vejez una vez más se ha enfatizado el estudio de las pérdidas hasta el punto de considerar la insuficiencia de los apoyos sociales como una característica propia de esta etapa vital. Modvig y Avlund. ni determina la insuficiencia de los apoyos sociales de un modo inexorable. Si bien el tamaño de la red tiende a reducirse en la vejez. Por el contrario. Jonson & Kolodny. 1995). Sin embargo las investigaciones realizadas mostraron que el declive de la sexualidad tiene que ver más con la viudez y el deterioro de la salud que con el aumento de la edad. que los adultos mayores no tienen deseos ni necesidades sexuales. 1999. La identificación de los supuestos en los que se basan múltiples estereotipos relacionados con el erotismo en la vejez permite comprender sus significados en el relativismo cultural. Si bien algunos hechos como la muerte de familiares y amigos. en el contexto de diversas concepciones y a la luz de mecanismos de poder a partir de las que se generan y sostienen. libros sagrados. 2001).Envejecimiento y vida cotidiana en los adultos mayores no han confirmado su insuficiencia como un hecho generalizado. Por el contrario han mostrado una muy amplia variabilidad al respecto. producciones artísticas. efectúa un proceso de de-construcción que permite entender el origen de estereotipos negativos acerca de la sexualidad en la vejez (Iacub. En dicho análisis se brindan elementos para repensar mandatos. pudiendo observarse casos en los que la red reduce su tamaño. que el sexo en esta etapa de la vida es perjudicial para su salud y hasta que las manifestaciones sexuales en los adultos mayores son patológicas. Master. 1993. 2006). Seguramente los motivos que. Holstein. culturales y sociales que expliquen esa situación. falsos argumentos y prejuicios que afirman que la sexualidad no es importante en la vejez. Lund. en algunos casos. estudios longitudinales mostraron que los adultos mayores tienen una sexualidad activa y que disfrutan de ella (Ganen. la vejez no implica aislamiento y soledad. La sexualidad en la vejez La creencia de que la sexualidad no era posible ni deseable en la vejez ha sido ampliamente aceptada hasta épocas recientes. 2004 y 2009).

Envejecimiento y vida cotidiana

nes, Iacub centra el análisis en el erotismo, ya que abre un área más amplia que incluye el deseo, el amor e implica una amplia variedad de formas posibles de lograr placer. El erotismo y la consideración de la sexualidad en un sentido amplio descalifican por completo su imposibilidad durante la vejez y las limitaciones impuestas exclusivamente por la edad. Acerca de los métodos y diseños que utilizamos… En el inicio nos planteamos efectuar una reflexión crítica acerca de las investigaciones que desarrollamos para abordar la vejez y el envejecimiento. Propusimos que esta reflexión involucraría aspectos tales como los métodos y los diseños que implementamos, las poblaciones y muestras con las que trabajamos, los problemas que nos planteamos e incluso los conocimientos que logramos. En las ciencias sociales en general, debido tanto a la complejidad de los fenómenos estudiados como a la abstracción de los constructos con los que trabajamos y a las dificultades para desarrollar instrumentos que nos permitan efectuar mediciones precisas, el tipo de diseños de investigación que se plantea en general limita las posibilidades de establecer relaciones causales entre las variables. De hecho, si efectuáramos una consulta en bases bibliográficas acerca de las producciones científicas en esta área notaríamos el predominio de estudios que solo buscan establecer correlaciones entre variables y de ningún modo identificar causas y efectos. Por otra parte, los problemas que investigamos en la mayoría de los casos involucran fenómenos que son multideterminados y por lo tanto para que un efecto se produzca deben conjugarse múltiples factores. Esto nos impide identificar una única variable como la causa exclusiva de un determinado efecto. Por estas razones también se han desarrollado estudios desde metodologías cualitativas que permiten captar en mayor grado la riqueza de este tipo de fenómenos y explorarlos más profundamente. A partir de lo anteriormente expuesto, ¿podemos pensar que para sentir bienestar, fluidez, disponer de apoyo social y de otros aspectos positivos es suficiente solo con ser joven? ¿o que para sentir malestar o perder todo lo anterior es suficiente con llegar a la vejez?. Se ha demostrado ampliamente que estos constructos son multidimensionales y además plurideterminados por múltiples variables que se combinan entre sí y están fuertemente interrelacionadas. Sin embargo, a pesar de esa complejidad y de las dificultades detalladas, la edad, ha sido considerada la variable independiente por excelencia a la hora de explicar por sí sola múltiples efectos: deterioro cognitivo, pérdida de relaciones sociales, depresión, dependencia, déficits para desarrollar de manera autónoma las actividades de la vida diaria, inactividad sexual, aparición de patologías físicas y psíquicas, etc. Aunque resulta evidente que la edad de manera exclusiva no puede explicar todos estos efectos y que para ello se deben incluir múltiples aspectos de manera conjunta y en una combinación determinada, fueron necesarias reiteradas evidencias para apenas comenzar a poner en 91

Envejecimiento y vida cotidiana

duda este fuerte presupuesto. Hacia un cambio de paradigma Las concepciones filosóficas y teóricas que el investigador posee previamente tienen una enorme importancia sobre la investigación que este efectúe. Dichas concepciones orientan fuertemente hacia la exploración e investigación de determinadas problemáticas a la vez que nos alejan de otras. De un modo general, en el estudio de la vejez, se han priorizado los aspectos negativos, aportando evidencia empírica a la hipótesis de pérdidas durante esta etapa vital. Históricamente, la orientación de nuestras búsquedas y la priorización de los aspectos negativos en los estudios acerca de la vejez y el envejecimiento, han condicionado nuestros hallazgos, aportando evidencia exclusivamente sobre estos y contribuyendo a consolidar una percepción negativa de esta etapa vital. Los resultados de investigaciones anteriormente analizadas nos permiten repensar algunas cuestiones que impregnan las representaciones sociales e incluso el discurso científico acerca de la vejez. Debemos considerar que los estereotipos recaen sobre los individuos y los limitan y condicionan en su modo de comportarse. Los adultos mayores en muchos casos asumen el lugar que socialmente se les asigna ya que es lo que se espera de ellos o lo que se considera normal. Como hemos analizado anteriormente cuando las investigaciones incluyen también la exploración de aspectos positivos nos encontramos con hallazgos inesperados para un paradigma deficitario, que muestran de manera reiterada que en la vejez también hay ganancias. Si nuestras creencias y teorías guían desde el inicio el proceso de investigación debemos ser capaces de diseñar estudios novedosos -respecto de los antiguos esquemas- que permitan captar la variabilidad interindividual que caracteriza a la vida humana y que se incrementa en la vejez. Esto involucra no solo la inclusión de temáticas escasamente investigadas sino también la exploración del interjuego entre los aspectos positivos y negativos. La inclusión del complemento olvidado posibilitará un conocimiento más completo y profundo del proceso de envejecimiento y la modificación de la visión deficitaria y patológica de la vejez. Por otra parte, el desarrollo de este tipo de investigaciones contribuirá a diseñar intervenciones que incluyan los aspectos positivos en estrategias terapéuticas así como en la prevención y la promoción de la salud. Al respecto y considerando la amplia heterogeneidad existente en la vejez es necesario estudiar las variadas subpoblaciones de adultos mayores. Además, a fin de evitar sesgos y parcializaciones del conocimiento, dentro de la muestras debemos incluir casos diversos o relativizar cuidadosamente nuestros resultados de acuerdo con los sujetos seleccionados. Los estudios transversales, que comparaban el desempeño de adultos jóvenes y adultos mayores en un tiempo único y a partir de los cuales se dedujo que el aumento de la edad generaba variadas pérdidas a nivel cognitivo, constituyen claros ejemplos de errores cometidos en la elección del diseño de investigación. Posteriormente la imple92

Envejecimiento y vida cotidiana

mentación de estudios longitudinales permitió reinterpretar los resultados con la inclusión del denominado efecto de cohorte. Si nuestras investigaciones a partir de diseños específicos logran captar los variados matices que adquiere el proceso de envejecimiento posiblemente veamos más claramente que las regularidades son escasas y que la edad por sí sola pueda explicar muy poco. La posibilidad de desarrollar nuevas estrategias metodológicas nos permitirá descubrir hallazgos novedosos que nos ayuden a de-construir y problematizar supuestos. El cambio de un paradigma deficitario fuertemente arraigado y presente en variadas narrativas contemporáneas requerirá la generación de conocimientos acerca de los aspectos tanto negativos como positivos y una comprensión más profunda de esta etapa vital. No se propone instalar “lecturas binarias”, ni “relatos polarizados” que, al negar viejas definiciones de un modo esquemático, no logran salir de los propios límites del prejuicio (Iacub, 2008). Se apunta a desarrollar investigaciones que permitan a) complejizar el análisis, incluyendo nuevas variables que ayuden a comprender la amplia variabilidad interindividual y los diversos modos de vivir la vejez, b) deconstruir presupuestos fundados en un paradigma deficitario y c) producir narrativas acerca de la vejez y el envejecimiento que, a partir de la inclusión tanto de los aspectos negativos como de los positivos y del análisis de su relación dialéctica (Ryff & Singer, 2007), eviten las simplificaciones y parcializaciones del conocimiento y permitan enriquecer nuestro saber acerca de esta etapa de la vida (Arias, 2008). La socialización y difusión de estos hallazgos y la llegada a diversos ámbitos tanto científico-académicos como a la comunidad en general será de gran importancia para la modificación de la concepción negativa de la vejez. Si bien los cambios que se han producido en este sentido son incipientes y la consolidación de una visión más positiva demandará tiempo y esfuerzo, actualmente diversas narrativas están empezando a mostrar una imagen diferente de la vejez en la que lo positivo también es posible.

BIBLIOGRAFIA

Antonucci, T. C. (2001). Social relations. An Examination of Social Networks, Social Support, and Sense of control En J. E. Birren y K. W. Schaie, Handbook of the Psychology of Aging. Londres: Academic Press. Ardelt, M. (2003). Evaluación empírica de una escala de sabiduría tridimensional. Universidad de Florida. USA Disponible en: http:www.sagepublications.com Arias, C. (2004). Red de Apoyo Social y Bienestar Psicológico en Personas de Edad. Mar del Plata: Suárez. Arias, C. (2008). El modelo teórico del apoyo social. Facultad de Psicología. Universi93

Envejecimiento y vida cotidiana

dad de Buenos Aires. Disponible en http://www.psi.uba.ar/academica/carrerasdegrado/ps Arias, C. (2009). La red de apoyo social. Evaluación e intervención con personas adultas mayores. Revista de Psicologia da IMED 1(1). Disponible en http://www. imed.edu.br/revistapsico Arias, C.; Castañeiras, C. & Posada, M.C. (2009). ¿Las Fortalezas Personales se Incrementan en la Vejez? Reflexiones acerca del Capital Psíquico. En R. Iacub y cols. Desafíos y Logros Frente al Bien-estar en el Envejecimiento. Buenos Aires: Eudeba (en prensa). Arias, C.; Posada, M.C. & Castañeiras, C. (2009). El capital psíquico en adultos jóvenes y adultos mayores de la ciudad de Mar del Plata: Análisis comparativo de dimensiones e ítems. En Actas del XXV Congreso Argentino de Psiquiatría. 22 al 25 de abril de 2009. Mar del Plata. Arias, C.; Iacub, R.; Soliverez , C. y cols. (2008). Capital Psíquico y Bienestar psicológico en Adultos Jóvenes y Adultos Mayores residentes en la ciudad de Mar del Plata y Buenos Aires. Proyecto de investigación 2009/2010. Universidad Nacional de Mar del Plata. Arias, C. & Sabatini, B. (2008). Experiencias de Fluidez en adultos y adultos mayores de la ciudad de Mar del Plata. V Jornada de Geriatría y Gerontología del NOA. Trabajo Interdisciplinario con Adultos Mayores: Desafíos y Propuestas San Miguel de Tucumán 8 de Noviembre de 2008. Arias, C. J. & Soliverez, C. (2009). Análisis Dimensional y Global del Bienestar psicológico en Adultos Mayores de la ciudad de Mar del Plata según tipo de hogar. Disponible en http://www.psiquiatria.com/artículos/psicogeriatria/39939/portalpsiquiatria.com Arias, C. & Soliverez, C. (2009b). Bienestar Psicológico y Redes Sociales. En R. Iacub y cols. Desafíos y Logros Frente al Bien-estar en el Envejecimiento. Buenos Aires: Eudeba (en prensa). Baltes, P.B. & Freund, A.M. (2007). “El potencial humano como orquestación de la sabiduría y la optimización selectiva con compensaciones”. En Aspinwall, L.G. ??? Staudinger, U.M. (eds.) Psicología del Potencial Humano. Cuestiones fundamentales y normas para una Psicología Positiva. (p. 45- 62).Barcelona: Gedisa. Carr, A. (2007). Psicología Positiva. La Ciencia de la Felicidad. Barcelona: Paidós Ibérica. 94

Envejecimiento y vida cotidiana

Carstensen, L. L. & Charles, S. T. (1998). Emotion in the second half of life. Current Directions in Psychological Science, 7: 144-149. Carstensen, L. & Charles, S.T. (2007). El envejecimiento humano: ¿por qué incluso las buenas noticias se toman como malas? En Aspinwall, L.G. & Staudinger, U.M. (eds.) Psicología del Potencial Humano. Cuestiones fundamentales y normas para una Psicología Positiva, p. 111- 126. Barcelona: Gedisa. Carstensen, L.; Pasupathi, M.; Mayr, U. & Nesselroade, J. (2000). Emotional experience in everyday life across the adult life span. Journal of Personality and Social Psychology, 79(4): 644-655. Casullo, M.; Brenlla, M.E.; Castro Solano, A. ; Cruz, M.S.; Gonzalez, R.; Maganto, C.; Martín, M. ; Martinez, P.; Montoya,R. & Morote,R. (2002). Evaluaciones del Bienestar Psicológico en Iberoamérica. Buenos Aires: Paidós. Casullo, M. (2006). El Capital Psíquico. Aportes de la Psicología Positiva. Psicodebate, 6: 59-72. Csikszentmihalyi,M & Csikszentmihalyi, I (1998). Experiencia óptima: Estudios psicológicos del Flujo en la Conciencia. Bilbao: Descleé de Brouwer. Chico Librán, E. (2006). Personality Dimensions and Subjective Well- Being. The Spanish Journal of Psychology, 9 (1): 38-44. Due, P. Holstein,B. Lund,R. Modvig, J. y Avlund, K. (1999Social relations: network, support and relational strain. Social Science & Medicine, 48(5): 661-73. Fernández Ballesteros, R. (2007). Luces y Sombras en la Psicología del Potencial Humano: el ejemplo de la Psicogerontología. En Aspinwall, L.G. & Staudinger, U.M. (eds.) Psicología del Potencial Humano. Cuestiones fundamentales y normas para una Psicología Positiva. (p. 183- 204).Barcelona: Gedisa. Frazier, Ch.; Mintz, L. B & Mobley, M. (2005). A Multidimensional Look at Religious Involvement and Psychological Well-being among urban elderly African Amerians. Journal of Counseling Psychology, 52 (4): 583-590. Gancedo, M. (2008) Historia de la Psicología Positiva. Antecedentes, Aportes y Proyecciones. En M.M. Casullo (comp). Prácticas en Psicología Positiva. Buenos Aires: Lugar. ¿No es Lugar Editorial? Ganem, M. (2002). La Sexualite des Seniors. Disponible en http://www.adirs.org 95

Envejecimiento y vida cotidiana

García-Viniegras, C. R & González Benítez, I. (2000). La Categoría Bienestar Psicológico. Su relación con otras categorías sociales. Revista Cubana Medicina General Integral; 16 (6): 586-92. Iacub, R. (2006). Erótica y Vejez. Buenos Aires: Paidós. Iacub, R. (2008). Estéticas de la Existencia: ¿La vida es bella en la vejez? Perspectivas en Psicología, 5 (2): 10-17. Izal, M. & Montorio, I. (1993). Determinantes del Bienestar Psicológico en la Vejez. Revista Argentina de Clínica Psicológica II, p. 147-159. Janus, S. & Janus, C. (1993). The Janus Report on Sexual Behavior. Nueva York: John Wiley & Sons. Lacey, H. P. ; Smith, D. M. & Ubel, P. A. (2006). Hope I Die Before I Get Old: Mispredicting Happiness Across the Adult Lifespan. Journal of Happiness Studies, 7, ( 2): 167-182. Lawton, M; Moss, M.; Winter,L & Hoffman, C. (2002). Motivation in later life: Personal projects and well-being. Psychology and Aging, 17 (4): 539-547. Levin, J.S. & Chatters, L.M. (1998). Religion, Health, and Psychological wellbeing in Older Adults. Journal of Aging and Health, 10 (4): 504-531. Liberalesso Neri, A. (2002). Bienestar Subjetivo en la vida adulta y en la vejez: Hacia una Psicología Positiva en América Latina. Revista Latinoamericana de Psicología, 34 (1-2): 55-74. Masters, W. Jonson, V. & Kolodny, R. (1995). Eros. Los mundos de la sexualidad. Barcelona: Grijalbo Mondadori. Muchinik, E. (1984). Hacia una nueva imagen de la vejez. Buenos Aires: Belgrano. Okun, M. A; Stock, W. A; Haring M.J & Witter, R. A (1984). The Social Activity/ Subjetive Well- Being Relation. Research on Aging, 6 (1): 45-65. Posada, M. C.; Castañeiras, C. E. & Arias, C.J. (2008a): Capital psíquico en población general: Diferencias entre varones y mujeres. En Actas del II Congreso de Psicología. Facultad de Psicología. Universidad Nacional de Córdoba, 30 de octubre de 2008. Posada, M. C.; Castañeiras, C & Arias, C. (2008b). Dimensiones del capital psí96

Castañeiras. C. Psychology and Aging. (2008c). 7 (2: 57-78. Steen. Building Human Strenght: Psychology`s Forgotten Misión. (2007). M.. 111. Villar. C. Facultad de Psicología. Universidad de Palermo.3: 152-162 97 . C. (eds. M.M. L. Park. C.G.126). B. In the eye of the beholder: Views of psychological well-being among middle-aged and older adults. & Csikszentmihalyi.html Seligman. M. A.Envejecimiento y vida cotidiana quico en población general. C.) Psicología del Potencial Humano. J. B. M. C. A & Montero López L.. Barcelona: Ediciones B. Cuestiones fundamentals y normas para una Psicología Positiva.org/monitor/jan98/press. 30 (1): 39-47. Estudio comparativo por grupos de edad. Positive Psychology: An Introduction. Buenos Aires. Ryff. E. I & Domínguez Guedea. Posada. Enfrentamiento y Redes de Apoyo Social en adultos mayores. & Singer. Seligman. En Actas del I Congreso Internacional de Investigación y práctica profesional en Psicología. Seligman. 4(2): 195-210. T. Estudio comparativo en adultos jóvenes y adultos mayores de la ciudad de Mar del Plata. En Aspinwall. F.. Bienestar subjetivo. C. American Psychologist. (1989). C. M. M. 2003. Bienestar. Revista Intercontinental de Psicología y Educación. Ironías de la condición humana: bienestar y salud en el camino a la mortalidad. Rivera Ledesma. N & Peterson. 60 (5): 410-421. Medidas de Afrontamiento y Espiritualidad en adultos mayores mexicanos. T. (2003). Ryff. & Staudinger. (2009). Solé. Facultad de Psicología.. 29 (1). American Psychologist. Positive Psychology Progress. M. APA Monitor. (2005). III. (2005). & Arias. En Actas de las XV Jornadas de Investigación y Cuarto Encuentro de Investigadores en Psicología del MERCOSUR. Seligman. C. La Auténtica Felicidad. (2007). & Arias. Triado. Sabatini.En Actas del Encuentro Iberoamericano de Psicología Positiva. Relación entre Autoconcepto y Capital Psíquico en Adultos de la ciudad de Mar del Plata. (2002).I. Vera Noriega. Sotelo Quiñones.E. Salud Mental. Disponible en www.. Empirical validation of interventions. D. Análisis de las Experiencias de Fluidez. M. Osuna. Barcelona: Gedisa. XVI Jornadas de Investigación y Quinto Encuentro de Investigadores en Psicología del MERCOSUR. Revista Multidisciplinar de Gerontología. 55: 5-14. Adaptación y Envejecimiento: Cuando la estabilidad significa cambio.J.apa.D. 13. M. UBA. Universidad de Buenos Aires. (1998). U. (p.

Psychological Science. & Burrows. Buenos Aires: Lugar. En M. Looking at the Sunny Side of Life: Age-Related Change in an Event-Related Potential Measure of the Negativity Bias.M. Casullo (Comp. M. Espiritualidad y Sentido de la vida en los duelos. Lugar Editorial? Wood. 98 . . (2008) Religión. 18 (9): 838-843. Kisley. L.) Prácticas en Psicología Positiva. L. (2007). S.Envejecimiento y vida cotidiana Yoffe.

1950). La mayoría de los investigadores del área de la Psicología de la Religión y la Espiritualidad y del campo dedicado a la Gerontología destacan que la religión -a través de la fe y de la participación religiosa. y a menores niveles de estrés y depresión en adultos mayores que habían enviudado (Koenig. e-mail: laurayoffe@hotmail. 1997). 2004). Koenig. 2006). la espiritualidad y la fe tienen eficacia al ayudar a los sujetos religiosos a afrontar dichas situaciones negativas (Pargament.siente dolor y sufrimiento que parece no tener sentido. III.puede ser asociada a tener sentido y propósito en la vida. las personas religiosas de la tercera edad que se habían volcado en su adolescencia o adultez hacia algún credo religioso destacaban la “sabiduría de vida” alcanzada luego de haber enfrentado una situación negativa (Poseck.Theology and Health) del Centro Médico de la Universidad de Duke (EEUU) plantea que la fe religiosa -cuando es usada por adultos mayores religiosos que sufren situaciones de riesgo de su salud física. con las creencias y la fe. Es importante que el individuo logre atribuir nuevos sentidos a la pérdida sufrida. el afrontamiento de duelos ayuda a capitalizar las experiencias de vida. 1972) Pargament sostiene que en momentos de estrés. Argentina. de crisis existenciales (como cierto tipos de duelos por pérdida de seres queridos) la religión. destacando que la primera se relaciona con un compromiso de vida y una relación personal con Dios. a una pertenencia y participación en un grupo de personas que comparten creencias en común donde el contacto interpersonal es el predictor más fuertemente relacionado con la satisfacción vital. así como también a niveles más bajos de depresión en personas de tercera edad que viven dentro de una comunidad.Envejecimiento y vida cotidiana V.com Universidad de Palermo. con la oración y las Escrituras (Allport. La misma fue asociada a un nivel de alta satisfacción vital en pacientes ancianos enfermos. Teología y Salud (Center for Spirituality . conectándose con sus recursos individuales que le permitirán afrontar la situación negativa de una manera positiva (Shafransake. psiquiatra especialista en Gerontología y Co-director del Centro de Espiritualidad. 2002). incluso en estados destructivos (Rollo May. Para Shafransake la pérdida de fe surge cuando la persona -frente a la adversidad. Poseck afirma que los cambios de valores que surgen a partir de situaciones negativas pueden incidir en forma positiva promoviendo procesos de crecimiento. De este modo. Buenos Aires.pro99 . Rollo May plantea que el ser humano no puede vivir en una condición de vacío y sin sentido ya que si no crece queda estancado y esto puede hacerlo entrar en estados de morbilidad y de desesperación. Crecimiento personal y espiritual a partir del duelo Autora: Lic Laura Yoffe. Allport desarrolló los conceptos de religión “intrínseca” y “extrínseca”. Según dicha autora.

Ho. Azhar. • disminución de la ansiedad ante la enfermedad terminal o la muerte (Koeing. 1995. De este modo.1995). de sentido de trascendencia y de continuidad entre la vida y la muerte (Koeing. • presencia de creencias religiosas asociadas con la disminución de actitudes suicidas. • uso de la fe y la plegaria asociada con efectos positivos en la salud (Dossey. Templer. • promoción de estados de esperanza. 1988). Templer. Poloma & Pendleton. 1996. Lyons. Presuman. cambio y curación que produce efectos positivos en su salud (Koenig. 1995). Alvarado. 1994). 1998). 1995. 100 . Varma. 1995. 1995). 1997. Freeman. de alcohol y de estrés (Seidlitz. una enfermedad. • disminución de la ansiedad y de la depresión en el duelo (Rosik. Alvarado. de consumo. Larson & Strain. Moberg & KVale. 1995). Levin. 1989. 1986). 1988. Según Reyes-Ortiz. 1988.1990). Chatters & Taylor. Bresler & Thomas-Dobson. Oxman. Bresler & Thomas-Dobson. A saber: • menor depresión y mayor recuperación del estado funcional de pacientes hospitalizados por problemas médicos o quirúrgicos (Koenig. • uso de la plegaria y actividades religiosas relacionada con efectos positivos en la salud (Koenig. Cohen & Blazer.Envejecimiento y vida cotidiana mueve en éstos actitudes de esperanza. Manheimer. Azhar. la fe es un componente esencial del ser humano y junto con el optimismo pueden actuar sobre centros cerebrales asociados con el bienestar y producir estados de relajación mental que disminuyen el estrés (Reyes-Ortiz. Son de destacar los estudios que tratan sobre los efectos positivos del afrontamiento religioso/espiritual en personas de la Tercera Edad.Varma. 1991). 1993). Bearon & Koenig. 1995. • alta satisfacción en la vida y bienestar en ancianos y enfermos ambulatorios(Reyes-Ortiz. 1990). 1990. Woo & Lau.1992.1998). una cirugía o una situación de riesgo de vida propia y/o ajena (McCRae y Costa. • disminución de mortalidad en personas con enfermedades coronarias y cirugías cardíacas (Byrd. 1988. Ayele & Mulligan. Reyes-Ortiz. psicológica y espiritual de adultos mayores que utilizan la religión y la espiritualidad para enfrentar diversas situaciones de la vida negativas y/ o estresantes. • aumento de la autoestima y del deseo de vivir (Nelson. Duberstein. McCRae y Costa afirman que la fe religiosa fue señalada como uno de los 27 mecanismos de afrontamiento más efectivos usados por personas de tercera edad para enfrentar alguna situación negativa como: la pérdida de un ser querido. Las últimas investigaciones llevadas a cabo en el área de la Gerontología plantean los efectos positivos en la salud física.

destacan los esfuerzos de los deudos en su tarea de búsqueda y atribución de sentidos a su pérdida. Asimismo. De este modo. Park. pudieron construir e involucrarse en proyectos con sentido de trascendencia. plantean que los procesos de crecimiento personal que surgen a partir del duelo pueden asociarse a: la oportunidad de despedirse del ser querido antes de la muerte de 101 . como también reacciones de duelo menos intensas en los períodos posteriores a la muerte del ser querido. ni distinción entre los conceptos de “adaptación” o “ajuste” (Schaefer y Moos. que actúa a su vez como fuerza que guía la vida dirigiendo a las personas hacia diferentes caminos (Pargament. participando en actividades religiosas. Asimismo. 1997). Algunas investigaciones recientes señalan que un gran porcentaje de personas que han perdido a un ser querido informan haber experimentado procesos de crecimiento personal y/o espiritual a partir del duelo. incluso después de haber vivenciado una experiencia traumáutica (Tedeschi & Calhoun. En mi tesis doctoral con personas religiosas de distintos credos que habían sufrido la pérdida de un familiar hallé que los recursos de la religión y la espiritualidad les posibilitaba enfrentar situaciones de estrés y malestar presentes en los duelos anticipados como en los posteriores a la muerte de sus seres queridos. 1996. anticipar y planear de acuerdo a su valoración y al significado que atribuyan a cada situación que deben atravesar. mental y espiritual que colaboraron para un mejor cuidado de su salud psicofísica y de sus relaciones afectivas. a las enfermedades. . por lo cual aún no hay consenso en la literatura referida a ello. al sufrimiento. El proceso de crecimiento se relaciona con un tipo de adaptación exitosa al duelo cuando implica una presencia de menores signos de depresión. ansiedad y malestar. Cohen & Murch. bienestar físico. Tanto las creencias religiosas como los rituales funerarios y las prácticas religiosas/ espirituales promovían en ellos estados positivos de calma.etc. un proceso de crecimiento. y al preservar el funcionamiento cardíaco normal disminuiría la morbilidad y la mortalidad cardíaca. Lo hallado en mi estudio coincide con los planteos de Davis y Nolen-Hoeksema acerca de que quienes logran percibir beneficios a partir de su experiencia de pérdida muestran a lo largo del tiempo una mejoría en la adaptación emocional a su duelo. sociales y culturales en las cuales podían recibir y brindar apoyo a los demás. como también un fortalecimiento de las relaciones afectivas. paz. Pargament alude al tipo de afrontamiento religioso/espiritual como modo de búsqueda de sentidos a la vida.Envejecimiento y vida cotidiana se evitarían arritmias ventriculares. 1997). 2006/07). Gamino et al. infartos del miocardio o muerte súbita. 2007). Esto no se limita a momentos de estrés ya que las personas pueden crear. un cambio de carácter y cambios en la perspectiva de vida (Davis y Nolen-Hoeksema. 2002). el uso de recursos del propio credo y/o de diversas tradiciones espirituales fue promotor de cambios personales y de procesos de crecimiento personal y espiritual a partir del duelo (Yoffe. Schaefer y Moos plantean que la investigación sobre el crecimiento personal a partir del duelo es un área en desarrollo. a la muerte. al malestar y al crecimiento personal (Gamino et al. 2001).

2002).. ya que habían revalorizado a su familia y a sus relaciones íntimas. la valoración del apoyo social y el altruismo (Páez et al.estados de ánimo positivos en quienes las realizan. luego de reevaluar sus prioridades concluían que ni el trabajo ni el dinero eran lo más importante en su vida. a percibir algún aspecto positivo relacionado con dicha pérdida. Algunas personas manifiestan haber aprendido a “encontrar algo positivo en la vida” y a “comprender la importancia de sentirse más cercanos a sus seres queridos o amigos vivos”. los cuales pueden colaborar para el descubrimiento de fortalezas. El poder atribuir sentido a la vida con familiares y amigos vivos (luego de la muerte de un ser querido) colabora para que los deudos puedan llevar a cabo tareas de ayuda a otros desde un sentimiento de mayor empatía hacia quienes sufren situaciones similares. sociales y/o comunitarias tales como: cuidar a bebés en guarderías. Hogan. eficacia y autoestima positiva (Bandura. pudiendo ayudar a otros con problemas”. leer libros a 102 . Se sabe que las conductas de ayuda a los demás suelen producir -por lo general. saber lo fuerte que podían llegar a ser. Otra reacción de crecimiento personal es la de haber logrado “desarrollarse religiosamente. El crecimiento personal también se asocia a un crecimiento espiritual desde el cual la persona puede sentirse “más solidaria y compasiva con los demás. quienes habían experimentado situaciones estresantes y/o traumáticas expresaron a posteriori haber “logrado crecer o mejorar como personas.lograban desarrollar procesos de cambios y crecimiento personal que les permitían ser menos prejuiciosos. la posibilidad de perdonar y el tener esperanza en la vida.) y la inclusión en tareas educativas. poder apreciar lo que tenían y establecer prioridades en su vida a partir de valorar más el apoyo de los demás”. 1996). 2007). Bandura afirma que los esfuerzos de afrontamiento de un duelo pueden conducir a los deudos a vivir experiencias en las cuales logren experimentar sentimientos de autocompetencia. una mayor apertura mental. Morse y Tason. a la presencia de medidas de espiritualidad y de religiosidad intrínseca como a la presencia de recuerdos espontáneos positivos sobre el ser querido fallecido. se refieren a los procesos de crecimiento personal e interpersonal que pueden surgir al atravesar hechos negativos y/o traumáticos. Para Calhoun y Tedeschi (1998). Otros. Vaillant sostiene que el trabajo voluntario a partir del cual se presta ayuda a otros puede influenciar de manera positiva la salud física y mental de quienes lo realizan (Vaillant. más compasivos y tolerantes (Hogan. aumentando la sabiduría y el conocimiento espiritual” a posteriori de un duelo (Paéz et al. El altruismo es un valor y una virtud presente en todas las religiones del mundo. el establecimiento de cambios en las prioridades de vida. 1977)..Envejecimiento y vida cotidiana éste. etc. los procesos de crecimiento que pueden surgir a partir del duelo se relacionan con el desarrollo de recursos personales tales como: la habilidad de buscar y recibir apoyo de los demás. En ocasiones. 2007). Las actividades religiosas(rezar por los demás. visitar a enfermos en hospitales. Morse y Tason observan que algunos sujetos–luego de sumergirse en procesos de introspección intensa debido a la pérdida de un ser querido. Páez et al.

Religious Resources for Healing.G. migración de hijos. p. los “cuidados del espíritu” y la concepción de un envejecimiento sano de las personas de la Tercera Edad.(2004). centros educativos. Esto nos permitirá ayudar a aquellos adultos mayores que se centren en tareas de búsqueda del sentido de la vida cuando estén atravesando situaciones negativas. Algunos adultos mayores religiosos llevan a cabo tareas de servicio dentro de su centro religioso o en la comunidad en general. 1996). 2008/9).The Foundations od Posttraumatic Growth: New Considerations. Jacobson. reestablecimiento de una enfermedad propia o de un familiar. Faith and Mental Health. Las actividades de voluntariado en “obras” de ayuda a los demás. clubes. las conductas a través de las cuales éstos pueden recibir y brindar apoyo y cuidado a los demás suelen ser los mayores predictores de salud y longevidad. A través de las mismas pueden salir de la soledad y el aislamiento de duelos por viudez. Para colaborar en los procesos de crecimiento personal y espiritual de las personas que estén atravesando duelos es fundamental el respeto hacia la diversidad religiosa y/o espiritual y hacia la creencia de que toda vida humana es valiosa y significativa (Yoffe.3-23 Koenig. BIBLIOGRAFIA Calhoun.(2005). El rezo por la salud y el bienestar de los demás es una forma de altruismo que suele producir efectos positivos tales como el aumento del bienestar subjetivo y la salud mental (O´Laoire. 103 . 1982). H. retiro laboral. L. colaborando también en la trasmisión social de valores y legados culturales a las nuevas generaciones (Koenig. cooperativas y/o en centros para la tercera edad están entre las tareas que los adultos mayores religiosos y no religiosos suelen llevar a cabo en la actualidad. 2004). pérdida de empleo. 2002). Cuando las personas reconocen que la muerte puede suceder en cualquier momento de la vida. Como trabajadores de la salud mental podríamos incorporar una visión que integre los aspectos socioculturales.producen efectos positivos en el bienestar psicofísico (Selye. recolectar fondos para hospitales. En Handbook of Posttraumatic Growth. pueden centrarse en proyectos nuevos desde una mayor consideración hacia los demás seres vivos (Hogan. participar en comedores comunitarios. Research and Practice. R.si son realizadas a lo largo del tiempo. como también en la elaboración de proyectos nuevos que puedan permitirles alcanzar una mejor calidad de vida. Asimismo. en iglesias. Phyladelphia: Templeton Foundation Press. Morse & Tason. & Tedeschi.G.Envejecimiento y vida cotidiana niños pequeños en escuelas primarias. El otorgar nuevos sentidos a la vida y a la muerte en el duelo posibilita el desarrollo de cambios profundos en la identidad que pueden conducir al fortalecimiento y enriquecimiento personal y espiritual. 1997. separación y/o divorcio.

En Revista Psicodebate 3. Faith in the future. En Prácticas en Psicología Positiva.Efectos positivos de la religión y la espiritualidad en el afrontamiento de duelos. L..27/10/2008. L. (2004). En UHI On-Line: www. Cultura y Sociedad. y Javaloy.p. (2008). Yoffe. (2008). Revista do Instituto Humanitas Unisinos. (2008). Páez. Como lidar com a norte? A ajuda das crencas e das práticas religiosas.193-205. Universidad de Palermo.M.Resiliencia e Fé. D.Psicología.F. En Revista Psicodebate 7. (2002). Bilbao. unisinos. En Prácticas en Psicología Positiva. Psicología Positiva.p.159-202. Universidad de Palermo. Buenos Aires: Lugar Editorial. Buenos Aires: Lugar Editorial. Pennsylvania: Templeton Foundation Press. & Larson. Yoffe. L. Yoffe. Del trauma a la felicidad.269-298. Brasil: Universidad do Vale de Rio dos Sinos. H. L. (2006). Facultad de Humanidades y Ciencias Sociales.br/ihu 104 . espiritualidad y sentido de la vida en los duelos. Religión.p. Healthcare. Yoffe. El duelo por la muerte de un ser querido: creencias culturales y espirituales. Facultad de Humanidades y Ciencias Sociales.Envejecimiento y vida cotidiana Koenig. Aging and the Role of Religion.D. Nº 279. Psicología. En Morte. Ano VIII. Cultura y Sociedad.

propio de la investigación cualitativa. Se planteó como meta general obtener datos actualizados sobre estos tópicos en el contexto específico de la Ciudad de Buenos Aires. si bien es arbitrario.Envejecimiento y vida cotidiana V. Entendemos que la población definida comprende a personas de 60 años en adelante. Introducción El propósito de este trabajo es estudiar las formas en que la creatividad se despliega en la vida cotidiana de los adultos mayores. que las hipótesis consignadas se considerarán interrogantes. En este estudio se intenta responder algunos de los siguientes interrogantes: Hipótesis:41 ¿Existe alguna relación entre el hacer creativo y el desarrollo del pensamiento postformal en adultos mayores42? ¿Cómo perciben y qué entienden por creatividad? ¿Cómo la perciben en la vida cotidiana? ¿Cómo entienden las ganancias a lo largo de la vida? ¿Qué aspectos emocionales expresan? Objetivo General Conocer cuáles son las percepciones de los adultos mayores sobre la creatividad en la vida cotidiana y otros aspectos cognitivos. Universidad de Buenos Aires.com Becaria del CONSEJO NACIONAL DE INVESTIGACIONES CIENTÍFICAS Y TÉCNICAS Mariana Mansinho. la sabiduría (entendida como una ganancia neta del envejecimiento). 41. e -mail p_pochintesta@hotmail. 105 . IV. 42. Asimismo se pretende establecer relaciones con otros aspectos cognitivos como el denominado pensamiento post-formal. Esta investigación se estructura a través de interrogantes que funcionan a modo de hipótesis desde un enfoque flexible. El camino en la investigación cualitativa implica desarrollar conceptos e interpretaciones a partir de datos recogidos. se ubica dentro del campo de la investigación cualitativa. Este tipo de estudio de carácter exploratorio y descriptivo. es necesario a los fines de la investigación en relación a la muestra de casos elegida. Es desde este marco teórico. Facultad de Psicología. destacando la percepción de los actores. e -mail marianhechicera@hotmail. Creatividad en la vida cotidiana y su relación con el pensamiento post-formal Autoras: Paula Pochintesta. pasibles de ser modificados una vez iniciado el trabajo de campo. además de otros aspectos que hacen al bienestar subjetivo. en lugar de recoger datos para evaluar modelos de hipótesis preconcebidas.com Docente de la Cátedra Psicología de la Tercera Edad Y Vejez. Cabe aclarar que un aspecto importante de la metodología cualitativa es la flexibilidad en cuanto a su diseño (Taylor – Bodgan 1987). Este criterio.

Lo que caracteriza a este tipo de pensamiento post-formal es que rompe con la idea piagetiana de que el desarrollo cognosciti106 . En particular en este estudio se intenta abordar algunas de las llamadas “ganancias” (Dixon. Erikson.) o desde la psicología positiva (Seligman. No abordaremos en profundidad el desarrollo teórico de las corrientes implícitas o explícitas sobre la sabiduría. 1995. Piensan al desarrollo cognitivo del adulto de un modo diferente y resignifican lo que muchos han visto sólo como declive cognitivo. Birren. Asimismo siguiendo los interrogantes que estructuran este estudio. • Relevar cuál es el sentido que le otorga a la creatividad la población estudiada. se aborda específicamente qué aspectos creativos se manifiestan en la vida cotidiana.Envejecimiento y vida cotidiana Objetivos específicos • Establecer relaciones entre los constructos pensamiento post-formal y creatividad. pero sí su relación con el constructo de pensamiento post-formal. • Comparar las convergencias con los marcos teóricos existentes. Dentro de algunas líneas de investigación como el enfoque del ciclo vital (Baltes. Los interrogantes planteados en este trabajo parten de una concepción amplia y plural acerca de los fenómenos que se manifiestan en el envejecimiento. Neugarten. Seligman & Csikszenmihalyi. 1990. 1999. 2007. 1994. desarrolladas por la escuela de Berlín (Baltes & Mayer. • Analizar cuáles son los aspectos creativos que circulan en la vida cotidiana. El pensamiento post-formal y el manejo de las emociones Algunos autores denominados neo-piagetianos han intentado ampliar el estudio del desarrollo cognitivo extendiéndose más allá del nivel de las operaciones formales. 2004) existe un fuerte énfasis en destacar los aspectos positivos que ocurren tanto en el envejecimiento como en el desarrollo humano. Thomae. 1999). • Considerar posibles relaciones con aspectos emocionales. la sabiduría comprende varios puntos en común con el pensamiento post-formal. tendrían un mayor caudal de herramientas que forman parte del pensamiento post-formal. tales como la sabiduría y el pensamiento post-formal dentro del desarrollo cognitivo. 1992) se podría estimar que los adultos mayores con características de personalidad creativa. Gadner. 1968. 1974. Según los planteos de las teorías explícitas. en el sentido que requiere soluciones creativas a problemas cotidianos. 2002. 2005. Esta pregunta está sostenida en la definición del denominado pensamiento post-formal. Lehr. Según algunas investigaciones sobre este tema (Stemberg. Peterson & Seligman. 1999. 2002) propias del proceso de envejecimiento. Diener. 1977. Baltes. 2000. • Indagar qué aspectos de esas significaciones influyen sobre la salud de los adultos mayores. 1997. Lavouvie-Vief.

Rybash. El manejo de las emociones puede suponer aceptar y tolerar afectos contradictorios. En este sentido es de vital importancia echar luz sobre el manejo de las emociones en el envejecimiento. Este estilo de pensamiento se relaciona al tipo de inteligencia cristalizada. es la resolución entre la integridad versus la desesperación. El logro de la integridad implica la aceptación del propio ciclo de vida con el estilo de vida que se haya emprendido. De esta manera se complejiza el lenguaje emocional como también se produce una mayor diferenciación en las emociones. no de modo trágico sino con tranquilidad y con un sentimiento que trasciende lo material y al yo propio. Hoyer & Roodin. La teoría de la Selectividad socioemocional (Carstensen. Según Lavouvie-Vief (1992) una característica del pensamiento post-formal es que incluye mayor complejidad a medida que la experiencia va aumentando y un mejor manejo de las emociones. La 107 . 1976). 1995). El último de estos conflictos. Los adultos mayores según las investigaciones realizadas por Baltes y colaboradores (1990) han encontrado que la sabiduría es un aspecto positivo relacionado a la vejez. Las emociones influyen en nuestro desempeño a lo largo de toda la vida. Supone sujetos que son más creativos. más eficaces y más satisfechos. que se atraviesa en la vejez. El pensamiento adulto supone entonces enfrentarse de forma constante con el cambio y la contradicción y desde esta perspectiva lo que se destaca es la posibilidad de integrar aspectos contradictorios junto con la posibilidad de relativizar (Sinnot. La aceptación de esta etapa lleva a la aceptación de la muerte. Se trata de problemas ambiguos que no siguen una lógica definida. indica que una característica de la red de apoyo emocional en los adultos mayores es su reducción a los seres significativos con quienes se desea pasar momentos intensos afectivamente. Este efecto es llamado “Patetismo” (citado por Iacub. Puntos de conexión entre la sabiduría y el pensamiento post-formal La sabiduría se relaciona con el pensamiento post-formal en el sentido en que permite soluciones creativas a problemas que no son científicos. En el despliegue de la vida cotidiana. 2007) refiere a un manejo más complejo de las emociones. Vega y Bueno (1996) proponen que existirían nuevas formas de organizar el pensamiento adulto lo que implicaría un cambio cualitativo. los problemas son pasibles de una multiplicidad de soluciones. La teoría de Erikson (1997) sostiene que a lo largo del ciclo vital se van atravesando una serie de conflictos que deben ir resolviéndose. sino poder moverse entre las contradicciones. 1996. El pensamiento divergente (De Bono. 1996) puede entenderse dentro de esta misma lógica y es muchas veces usado como sinónimo. 1986). Estos problemas están afectados por factores contextuales y emocionales que varían según las características de la personalidad.Envejecimiento y vida cotidiana vo finaliza al llegar a la adultez. como también las variables históricas que lo conforman. No se busca un equilibrio. Algunos de los nombres de este tipo de pensamiento es el llamado post-formal o pensamiento dialéctico en el sentido de que funciona con la confrontación de alternativas (Riegel.

o que transforma un campo ya existente en uno nuevo”. explica la creatividad como una función de tres elementos: campo (lugar o disciplina donde ocurre). orgullosos pero humildes. mayor experiencia y está asociado a la satisfacción. se relaciona con los diferentes tipos de inteligencias. que supone la tolerancia a la frustración y la capacidad de vencer obstáculos como desafío. lo seguro y lo previsible para producir algo que resulte novedoso. independientes en su pensar y en su hacer. Destaca la motivación intrínseca o interna así como la imaginación. Guilford concibe que la creatividad está asociada al pensamiento divergente o pensamiento lateral. imaginativos y realistas. originales. flexibilidad. los cuales son: enérgicos y tranquilos. En este sentido abordó la actividad artística y científica como ejemplos de sublimación. Este tipo de pensamiento no está necesariamente bajo el control consciente ni se rige por las leyes de la lógica. organización y revisión de la propia vida.Envejecimiento y vida cotidiana sabiduría (Baltes & Staudinger. Creatividad y vida cotidiana Existe una amplia variedad de definiciones que muestran que la creatividad es un constructo complejo. Este autor. El sentido del humor se agrega como una de las cualidades esenciales de la persona creativa. Según Csikszenmihalyi (1996). asegura que la creatividad implica huir de lo obvio. Las personas creativas son seres complejos. idea o producto que cambia un campo ya existente. disciplinados e irresponsables. estéticamente sensibles y libres de limitaciones inhibidoras”. que es indispensable a la luz de ver las cosas de forma flexible y en una variedad de opciones. Este autor sostiene que la creatividad y la inteligencia son aspectos diferentes que pueden estar vinculados. Las características que resume Mackinnon (1979) acerca de la personalidad creativa se refiere a “individuos que son inteligentes. De este modo. Desde una perspectiva psicoanalítica Freud (1908) postuló que la sublimación es el mecanismo a través del cual la energía sexual es derivada hacia otros fines socialmente aceptados. persona (quien realiza el acto creativo) y dominio (grupo social de expertos). fluidez. análisis. Esta afirmación se basa en que la creatividad es un fenómeno polisémico y multifuncional. Howard Gardner (1998) concibe a la creatividad como proceso que se ubica dentro de las operaciones cognoscitivas de nivel superior y la llama originalidad. rebeldes y conservadores. Las habilidades de la personalidad creativa incluyen las siguientes características: sensibilidad para los problemas. “La creatividad es cualquier acto. desde una perspectiva integrada. La creatividad sería posible con el despliegue sublimatorio. 108 . abiertos a la experiencia de su medio interior y del exterior. redefinición. síntesis y perspicacia. originalidad. Por su parte Mayers (1998) entiende a la creatividad como la capacidad para producir nuevas y valiosas ideas. La personalidad audaz. Puede resumirse en tres características: planificación vital. 1993) implica además un sistema de conocimiento más experto. intuitivos. inteligentes e ingenuos. Una de las concepciones planteadas por Guilford (1978).

Horn (1966) postula un modelo que comprende estos dos tipos de inteligencia: a) inteligencia fluida.Envejecimiento y vida cotidiana Todas estas definiciones confluyen en la idea de la posibilidad de poder soportar contradicciones. desde la perspectiva del ciclo vital. comprendería al tipo de pensamiento post-formal y en algunos casos ambos conceptos se han utilizado como sinónimos. Con el tiempo la inteligencia fluida disminuye y se afianza la inteligencia cristalizada. Por un lado se produce un aumento del conocimiento y experiencia y por otro un declive de algunos mecanismos cognitivos. así como un alto grado de ajuste entre metas y recursos y una aceptación del propio curso de vida (Erikson. El interrogante que se presenta es. Estas características coinciden con los aspectos ligados al pensamiento post-formal. la calidad de vida en términos subjetivos estaría vinculada con altos niveles de autonomía e independencia que implican la resolución de problemas de la vida cotidiana (pensamiento postformal). es decir. cómo estas características se reflejan en la población de adultos mayores. la cultura en sentido amplio. la capacidad innata o potencial de cada individuo. La sabiduría en un sentido amplio. de ser tolerantes al fracaso y la capacidad de perseverar. que posee el sujeto creativo. en la vida diaria a la hora de resolver problemas o situaciones que se les presentan. La muestra está compuesta por adultos mayores que responden a los siguientes criterios: 109 . Este doble movimiento destaca el aumento de la experiencia. 2002). b) inteligencia cristalizada. Metodología La muestra es de carácter intencional. La inteligencia libre de influencia cultural. Por otra parte. Las características de las personalidades creativas tales como flexibilidad. 1985). El conjunto de todas las habilidades y conocimientos adquiridos. justamente. que consiste en el uso de recursos cognitivos aplicados a problemas de la vida cotidiana que no necesariamente demandan razonamientos en términos abstractos o absolutos (inteligencia fluida). Desarrollo cognitivo en el envejecimiento El desarrollo cognitivo en la tercera edad posee ciertas características que tienen que ver con un doble movimiento (Park. La sabiduría o el desarrollo de la inteligencia cristalizada es una de ellas. fluidez y originalidad estarían vinculadas a la sabiduría como constructo. Así como también destacan la flexibilidad y la apertura al entorno. En relación a este factor cognitivo se habla de las ganancias en el envejecimiento. Relacionada a los razonamientos abstractos. en este sentido se intenta seleccionar casos típicos de la población universo. como elementos claves para la personalidad creativa. Todo lo aprendido.

. las representaciones de la inteligencia y las referencias temporales relevadas. cuatro de 60 a 75 años y cuatro de 76 años en adelante. Los integrantes del grupo aceptaron participar voluntariamente previa aclaración de los motivos del estudio.Bienestar subjetivo: se consideran ganancias aquellos aspectos relevados que remiten específicamente a dos frases inconclusas que cada entrevistado completa: 110 . En el caso del grupo focal: se acordó el encuentro de seis adultos mayores para discutir los temas centrales de la investigación. Se acordaron los ejes principales para la discusión. se tomaron entrevistas de una hora y media de duración aproximada.Envejecimiento y vida cotidiana . Se utilizaron dos modalidades para la recolección de datos: entrevista en profundidad y grupo focal. Se explicitarán los ejes principales que estructuran el análisis: . Resultados y discusión La presentación de los datos se realizará siguiendo el siguiente esquema: .Personas que residan en Capital Federal. donde se desarrollaron varios encuentros.Personas que accedan a una participación voluntaria. estado civil. Algunos de los informantes asisten a una institución sociorecreativa para adultos mayores.Concepciones de la creatividad: este eje comprende dos categorías. El período de recolección de datos comenzó en Marzo de 2009. En la tercera etapa se realizó la desgrabación de las entrevistas y la división de los ejes temáticos. En la segunda etapa se realizó la salida a terreno.Aspectos cognitivos: dentro de los cuales se incluye a las diferentes concepciones de la sabiduría y el pensamiento post-formal. . así como la percepción del paso del tiempo expresada por los entrevistados.Datos generales del adulto mayor: tales como: edad. el diseño de los instrumentos y la elaboración de la guía de temas a tratar en la entrevista. Varios de ellos se conocían previamente. aceptando realizar una entrevista o accediendo a formar parte de un grupo de discusión. .Personas que no están institucionalizadas. . Luego del proceso de transcripción se comenzó el análisis y la categorización de los datos obtenidos. actividad laboral y se especifica si es o no jubilado. la concepción de creatividad de cada informante y en qué aspectos cada entrevistado se considera creativo. Se establecieron los criterios de selección de la muestra. En la primera etapa se realizó una búsqueda bibliográfica actualizada y una aproximación a las investigaciones más actuales sobre este tópico. La muestra está conformada por ocho adultos mayores de ambos sexos en igual proporción. Los integrantes del grupo de discusión responden a los criterios mencionados anteriormente. Los datos obtenidos en el grupo de discusión focal se analizan en base a la visión grupal sobre los temas de discusión propuestos.

60 años. Para el análisis se consideraron dos variantes: . crear. supone un hacer. que de alguna manera se combinan para que resulte algo distinto” Otra de las características consideradas se refiere a los aspectos en que cada entrevistado se considera creativo. Estas tareas corresponden a un modelo femenino más tradicional. Caso N° 4: Zulema. Idear”… “Ser creativa. es docente de educación Física…“No se si la creatividad es la posibilidad de inventar. se observan diferencias respecto del género. fue profesora de música. está casada y actualmente es Jubilada. Esta concepción coincide con el aporte de algunos autores como Guilford (1978) y Csikszenmihalyi (1996). a veces no”…“Uno no inventa las cosas por casualidad. En este sentido. Caso N° 8: Pablo. 81 años. me parece que tiene que ver con algo más grande. Las mujeres se consideran creativas en la cocina. casado es empleado de comercio…“Creatividad es una cosa en la cual algo que te proponés. Uno crea a partir de cosas que conoció. … “Crear es inventar una cosa. o realizar tareas manuales como la pintura o en actividades recreativas como cantar en un coro.Los aspectos explícitos hacen referencia a aquellas áreas en las que la persona se reconoce como creativo. inventar o producir. las más locas. que destacan la novedad o el cambio cualitativo a lo previamente existente. no aparecen ejemplos ligados al mundo laboral como en el caso de los varones. 67 años está jubilada y es ama de casa…“Un hacer. 83 años. productor de teatro y televisión está jubilado… “Es…producir ideas”… “No necesitas tener cultura. Asimismo se incluyeron los aspectos que se relacionan con el manejo emocional. Caso N°1: Dorita: “Que yo haga una comida…que la haga yo”…“¡Que cosa como cosía! Porque me gustaba mucho coser. inventar cosas. sino tener ideas. Caso N° 7: José. quien sabe. en la forma en que realizan las tareas domésticas como coser. casado. que estás buscando… y crear algo.Envejecimiento y vida cotidiana “A través de los años aprendí…” “Con el correr del tiempo siento que puedo…” Otra de las categorías incluidas en el eje de bienestar son las referencias al estado de salud y el grado de satisfacción expresada. Caso N°6: Jacinto. imaginar o resolver cosas. A veces si. algo importante”. Caso N°1: Dorita.”…Dorita da este ejemplo en el que se 111 . 63 años. algo que puede estar hecho pero lo podés perfeccionar”. Algunos de las personas entrevistadas definen a la creatividad como un cambio cualitativo que se expresa en la combinación innovadora de elementos conocidos previamente. Las concepciones de creatividad en general se relacionan con las acciones. las más descabelladas”…“La creatividad de cada día está en la parte humana”. de armar”.

afirma que se considera creativo por no estar apegado a las normas: “Si.” Caso N° 8: Pablo. “Cualquier pavadita que parece nada. hacer un plato y me encuentro sin algún ingrediente y arreglarme de otra manera para salir del paso”. porque uno de los que están ahí que son fríos como la puta que lo parió. (el gato) y crea la atención nuestra y se va. En la entrevista Jacinto expone una idea a partir de un suceso trivial como la entrada de un gato en el lugar donde se desarrollaba la entrevista. para resolver”… “Me parece que la profesión me ha estimulado mucho para ser creativo”… “Estás permanentemente obligado a resolver situaciones que se te presentan”…“Algo por ahí hay adentro mío. que jode al que esta subiendo porque llueve y estoy contando las moneditas. ustedes dos. Caso N° 3: Ivonne: “He aprendido a pintar”… “Yo acá. doy las monedas de diez centavos. Estamos en una reunión muy importante con todos estadistas.Envejecimiento y vida cotidiana considera creativa…“y a veces sí…le arreglé a lo mejor una ropa que Atilio me trae”. Entonces el gato salta allá y la canciller esta alemana que es un macho cabrío. Zulema da un ejemplo: “Hacer milanesas. Vos podes mañana decir. y de pronto entra un gato y cambia la conversación. Entonces eso es creatividad”. Caso N° 5: X: “La creatividad mía era el deporte. esto. pero en este momento estoy haciendo lo que puedo. Voy a un quiosco. ahora estoy haciendo cosas diferentes que nunca hice. 112 . con tal de crear la forma de poder traer un peso más a casa. el entra y el sale. En la cocina…lo hago cuando vienen ellos (sus hijos). una vez cada quince días”. en ese momento lo acaricia y muestra otra faz”. diez monedas de diez centavos. Este ejemplo está ligado a su profesión de productor. agarras y decís: en vez de tener las monedas en el monederito. Hice tipo escalope y solucioné el tema”. porque no estoy muy apegado a las normas. Las que pude las hice con el pan que tenía y las otras las hice con harina. cuatro de veinticinco y lo hago más corta. de pronto hay creatividad. el básquet” Caso N° 6: Jacinto. Caso N° 4: Zulema: “En la cocina”…“Y sí. En el caso de los varones los aspectos en que se consideran creativos están vinculados al desarrollo de su profesión. actividad laboral y también al deporte. da algunos ejemplos de la vida cotidiana en los cuales se puede ser creativo atendiendo y respetando al otro… “Al tomar el colectivo de todos los días. lo pone en la falda y le corta el hilo de la conversación. Caso N° 7: “Y bueno en lo que yo me considero creativo. que sigue practicando actualmente. y tiene que manejar toda la parte de finanzas que representa el África… entra el gato y se conmueve. y algo que también viene con las posibilidades que se te brindan”. lo más creativo que he hecho fue cantar en un coro. nunca trabajé en relación de dependencia. me dan dos de cincuenta. iba a hacer milanesas y me encontré con que no me alcanzaba el pan rallado. en todo lo que hice en mi vida. Las personas que son muy ajustadas a la autoridad tienen por ahí dificultades para inventar cosas. che vamos a hacer un corto de televisión.

que las había doblado. P: ¿Es la primera vez que estás en una biblioteca? Noemí: La primera vez sí. Bernardo. ser sensible. No somos nada más que para lavar los platos. Caso N° 2. me gusta muchísimo estar acá.Envejecimiento y vida cotidiana Por otro lado los aspectos implícitos remiten a los aspectos creativos de las tareas que desarrolla el entrevistado.” La concepción de creatividad en el grupo focal esta influenciada por lo religioso. un aspecto creativo de su actividad laboral que no considera como tal…“yo me había especializado tanto en esos motores que cuando fallaba una unidad que era muy importante.. el hombre colabora”(…) “la mujer es más creativa. tener capacidad de trasmitir lo que se hace. Noemí: “Creatividad es crear y yo por el momento no creo nada. Rosa. 77 años. O lo buscan y se lo llevan. la mujer se considera más propensa al hacer creativo. 113 .” P: Y por ejemplo acá en la biblioteca digamos. sino también para cocinar”.” En la discusión hubo un consenso acerca de esta postura. …Porque era el único que sabía… yo me acuerdo que había hecho hasta herramientas especiales. jubilada: “La mujer es más potente que el hombre”. o no. ama de casa. era una unidad de combustible. en ningún aspecto. sentirse satisfecho. se asocia a un hacer. relata que había fabricado herramientas para su trabajo. pero a mi me gratifica mucho. Noemí: 78 años ama de casa jubilada. ser autónomo y disponer de libertad de acción. Esta flexibilidad se vincula a una de las características mencionadas respecto del hacer creativo. sin embargo. Ella no se considera creativa.. Y sí. tanto mi hermano como yo…somos bastante creativos los dos en la cocina. pero se vincula además a dos tipos de creación “la humana y la universal. Bernardo que participó del grupo focal. fue empleado de la fuerza aérea: “Es crear…La creación es la unión de dos personas y de ahí viene la creatividad del ser humano”… “La creación universal: creación del universo…Primero es la creatividad universal y después la humana”…“Es más la influencia de la mujer que del hombre. te consultan que podés recomendarles para una buena lectura. puede dar cuenta de cómo tuvo que reorganizarse para ser bibliotecaria. estoy viviendo”… “a mi edad en nada.” Bernardo: “con respecto a eso de la comida. tarea que nunca antes había desempeñado. la presidenta me lo ofreció yo “chocha”. “Creatividad en el hogar…con los hijos. 82 años. que colaboraste en algo? Noemí: Ayudar. pero que no son considerados por él. ¿Vos sentís que fuiste creativa. Se repiten las tendencias respecto del género. era sellada y me llamaban a mí. en las actividades… en pensar en planificar. La mujer es la que asume realmente el rol de la creatividad”. jubilado. Algunas de las cualidades asociadas a las personas creativas se relacionan con ser inteligente. lógico…si estás acá las personas te preguntan.

Pablo: “Tiene libertad de acción”(…) “Hay que tener cierta sensibilidad para ser creativo. Las características enunciadas por los autores como la planificación. José: “Es bien mirado. Algunos hacen referencia al papel de la transmisión.. del medio que conoce. la confrontación de aspectos contrarios. Caso N° 4. las soluciones creativas a problemas cotidianos. Yo te estoy hablando de la sabiduría. En este punto consideramos puntos de análisis como: la relativización de las soluciones absolutas. sí”. Otras concepciones ponen el acento en la educación formal. Caso N° 3. Dorita: “En el estudio. Caso N° 2. Y saber de todo”…“Se puede ganar con los años”. Es saber de muchos temas y de muchas cosas. es decir la capacidad de legar lo que se sabe. (1993) que asocian la sabiduría a un conocimiento más experto a la mayor experiencia y a la satisfacción vital. la posibilidad de soportar la incertidumbre y el manejo de la inteligencia cristalizada. en lo intelectual o la erudición. las quiero hacer.”Es algo muy grosso. no es una persona que esté aburrida sino que está buscando algo como para hacer”. porque saber hacer bien un mueble. en relación a la experiencia acumulada con los años. no es solamente el trabajo artesanal. Noemí: “Muy amplia”. muy grande.. Las representaciones de la sabiduría se asociaron mayormente con la experiencia ganada con los años. porque yo lo veo terminado 114 . En este sentido algunas de las representaciones coinciden con esta perspectiva sobre todo en lo que respecta a la experiencia. yo sabiduría no tengo”. Zulema: “Que sea creativo y que lo demuestre explicando. Y en eso nos puede ganar a nosotros que nos creemos que somos mas sabios que él. de lo que trabaja. Ivonne: “A esta altura de mi vida no me interesa hacer las cosas bien o mal. ahí te lo da la sabiduría”(…)“O al menos que nazca sabio”…“Un don”…“Se adquiere también leyendo mucho. estudiando mucho. que yo ya te digo. -Concepciones de la inteligencia relevadas en las entrevistas y grupo focal. -Referencia a los proyectos y las dimensiones temporales. Y para eso el experto me supera. Hay que también tener la idea de qué es lo que tiene que hacer y cómo lo tiene que utilizar. Aunque siempre estuve relacionada con profesionales”. Caso N° 8. explicando y sabiendo demostrar “diciendo” cómo lo hace. Consideramos en el análisis la perspectiva propuesta por Baltes y Staudinger. la organización y la revisión del ciclo de vida. saber mucho. “La palabra te lo dice. Caso N° 1.” “Todo el mundo sabe algo hasta el mas ignorante tiene capacidad de saber algo. “Uno a veces lo hace por el ego y otras veces porque tiene la necesidad para estar mejor o sentir bien”.” El análisis del eje aspectos cognitivos está divido en tres categorías: -Representaciones respecto de la sabiduría y las expresiones del pensamiento post-formal. de lo que hace.Envejecimiento y vida cotidiana Caso N° 1. Dorita: “La persona creativa podría ser que sea inteligente. yo no la tengo la sabiduría. No la tengo. No se si me sé explicar”… “Explicar tu técnica y estrategia”. Caso N° 7.

La sabiduría comprende tanto aspectos prácticos como teóricos. en diferentes facetas. José: “Hay que ver si para los demás realmente es sabio. Bernardo: “Y con la edad”.”(…)“La sabiduría es una cosa que lo logra uno a través del tiempo. pero también puede estimularse y adquirirse. pero surge una distinción respecto valor de las equivocaciones y de la reflexión sobre el propio error. lo bueno y lo justito”. no aprendés nada. Las concepciones acerca de la inteligencia se mueven en el espectro de lo innato a lo adquirido.. Andrés: “Yo creo que la experiencia te lo dan los años. Según lo relevado la inteligencia puede ser un “don”. Dorita: “Y eso está más o menos con la creatividad. me parece que el sabio tiene que haber tenido muchas experiencias. que estudió. Jacinto a pesar de no conocer las respuestas. Entonces tenés que vivir y entonces ahí vas ganando experiencia. P: O sea que la sabiduría tendría que ver con acumular experiencia. Caso N° 1. Pero la sabiduría viene a medida que uno va viendo o haciendo cosas. si vos no vivís. Caso N° 7. Pablo: “La sabiduría es una palabra que uno siempre asocia al consejo justo en el momento preciso.Envejecimiento y vida cotidiana pero no sé cómo lo hizo. que le digan que bueno ante determinadas cosas. durante muchos años uno va aprendiendo… Y la sabiduría viene con los años uno va aprendiendo de las equivocaciones. Caso N° 8. La inteligencia no se vincula significativamente con la creatividad. Rosa: “Y las equivocaciones” (…) “La experiencia es eso. lo más sabio es hacer tal o cual otro”(…)“Un tipo erudito pero no desde la cuestión de la información. de todos.. a los años que la persona ha vivido”(…)“Es una cualidad que pareciera ser que tienen los hombres muy grandes”(…)“No se si el sabio necesariamente tiene que ser culto. vos te vas equivocando y vas aprendiendo de los errores. sabés lo regular. que está preparada. preparado y educado. Muchas veces uno recuerda: hay para qué habré hecho esto si… es la vida. A mi me parece que es una base. Sabio es una persona muy interesante. de diferentes cosas”. En el grupo focal la sabiduría se relaciona también con la experiencia y los años. Y tratar de transmitirla. Algunos entrevistados contemplan ambas posibilidades mientras que otros incluyen aspectos como la autonomía o la inteligencia práctica. además está asociado a la experiencia de vida. la vida está llena de sorpresas”…“Todo para mi tiene respuestas”… “Todavía no tiene respuestas la obra de teatro que voy a hacer y el programa que haré eventualmente”. que tienen que ver con la calle”(…) “Es una cualidad que en nuestra sociedad se asocia al hombre viejo”(…)“Es una cosa muy empírica”.”(…) “Se puede nacer con la inteligencia”(…)“O ir agarrándola con el estudio”(…)“Me parecen que van 115 . lo que uno aprende cuando vos estudías y te recibís. …“Pero es así. y que puede hablar de muchas cosas o especializarse en algo especial. Creo que a todos nos pasa eso”. ni el tiempo que le llevó”(…)“No es algo intelectual”. Uno puede ser sabio en cuestiones muy prácticas. puede soportar la incertidumbre.

a la vivencia de las relaciones. otros sin embargo sólo destacan la diferencia sin hacer un juicio valorativo. Bernardo: “respecto de la inteligencia. pero cómo se desarrolla y para que lado se dispara. y se expresa el miedo hacia la propia. . Andrés: “Yo te voy a decir que en general. como te dije antes. de tal manera en la cual la hacés de mayor magnitud. sino que demuestra ser inteligente”(…)“ Ser inteligente significa. las reacciones distintas que van teniendo…. por más que (golpea la mesa con el puño) que le den no le entra. no tener que estar pidiendo tanta ayuda para resolver algunos problemas. Pero hay otro el que nació cuadrado. que hemos pasado la noche bien”.” (…) “Es una cualidad de la mente.de la mano (sabiduría e inteligencia) como la creatividad también”. dónde estudies. nace inteligente”. A esta altura de mi vida ya no es todo tan racional. aunque se considera ligada a la vocación como una característica distintiva de las respuestas individuales. “Yo lo dije de un principio. Caso N° 7. Pablo: “Hay personas que son inteligentes por su propia naturaleza. “Después en base a la vivencia familiar. eso se crea desde chico desde que nacés desde chiquito…El chico inteligente ya de nacimiento es inteligente. no podría decirte” (…) “Puede desarrollarse y tiene que ver mucho con la estimulación”(…)“Hay que laburarla”. dónde te mandan vos te vas haciendo y la vas cultivando. En la categoría referida a las dimensiones temporales y la mención de proyectos ligados al futuro se repite la tendencia relacionada con la percepción de la inmediatez y las referencias al presente. he visto casos de gente con mucha inteligencia práctica y no saben escribir. Inteligente es saber”(…)“No se siente inteligente. o algunas cosas”. Cosas que cuando vos sos joven y estás trabajando y tenés una profesión. Caso N° 3. Hace referencias reiteradas a la muerte. hay muchas respuestas que no están y vos ves que una persona es inteligente y por ahí. habla mucho de su pasado. y algunos se van haciendo a través del tiempo. Porque vos ves. En relación al tiempo personal algunos lo perciben como finito. A medida que va transcurriendo. Algunos adultos mayores hablan de sus proyectos en relación al manejo y disfrute del tiempo libre. “La vida es corta”…“Esperando que pasen los días con la compañía. del cerebro. Caso N° 8. no todo tiene su explicación. de cada individuo. José: “es un don que algunos nacen con mucha inteligencia. en la diferencia que hay en el chico de la misma edad. el despertar con el marido al lado. En el caso del grupo focal predomina la concepción del innatismo respecto de la inteligencia. Caso N° 1 Dorita. “Me da pena que seamos tan grandes que se vaya tan pronto la vida”. Ivonne: “No tiene una definición para mí. eso. Esta comparación con el pasado se ve muy marcada en algunas entrevistas. tenés las respuestas para todo. crees que no lo es y sin embargo te sorprende”. si o tenés vocación no hay caso”. Otro de las recurrencias que se manifiesta se expresa a través de un juicio valorativo sobre los estilos de vida “de antes” y “de ahora”. no hay caso”.

están aburridos. se distinguen diferencias a nivel del género. cuando se analizan las cuestiones ligadas a aquello que sienten que pueden hacer con el correr del tiempo. No tengo ilusiones. Caso N° 6: “Fueron 40 años de éxitos y fracasos.”(…) “Yo tengo el mismo futuro que tengo hablando con vos. El análisis del eje bienestar subjetivo se divide en tres categorías: las “ganancias” vinculadas a lo aprendido y a aquello que se puede lograr con los años. al manejo de su tiempo y a la diferencia antesahora. nosotros teníamos contención. junto a los aspectos vinculados a la salud y por último las características emocionales. para realmente no tener. Caso N° 1. no piensan. que se relaciona al tipo de pensamiento post-formal…“Yo creo que para las cosas de la vida no hay edad”. Rosa: “Los tiempos de antes no eran como los de ahora. Ahora los chicos no juegan. Por otro lado se registran aspectos ligados al pensamiento post-formal en cuanto a la posibilidad de relativizar. El consenso sobre un pasado mejor que el presente. (Ahora) no están los valores definidos”. Dorita. no es el de ahora”. no me tiro a los 100” (…)“Yo estoy criado a la antigua.” (…) “Hoy día el sistema es tan distinto. caso N° 3: “Quiero hacer un curso más intensivo (de computación). Ahora la vida cambió mucho”. En los varones se reitera el aprender a ser buena persona o a ser más tolerante. Caso N° 4: Zulema. Aprendí: “Aprendí a querer a las amigas. “Yo ya tengo un contrato firmado para los 95.Envejecimiento y vida cotidiana Ivonne se refiere a su proyecto. a la familia. la satisfacción percibida. a los 81 años sigue generando proyectos.” (…) “A mí me tocó una época y ésta es otra época y hay que aceptar las reglas del juego. lo que se puede es “seguir viviendo”. de todo.” (…)“La sociedad es tan distinta. también establece una diferencia de época aceptando las consecuencias que ello conlleva. es lo que se evidencia en el grupo focal. la única ilusión que tengo es seguir viviendo y que la salud me acompañe es fundamental”. Andrés: “El espíritu de cuerpo que había antes en la familia. La gente de antes no es como la de ahora. Se mencionan cambios a nivel del mundo de lo privado y de la vida familiar.. cuando me pasa algo. En muchos casos las mujeres mencionan tareas ligadas al mundo doméstico o a lo afectivo. en este caso hay una relativización de la edad. Caso N° 5: Enrique. La primera categoría se refiere a las ganancias. pero moderno. acerca de lo que se considera aprendido a lo largo de la vida. Escribí cuatro obras de teatro y estoy por estrenar una”.. Ahora hay muchas máquinas. su tiempo es el presente. Por otra parte. irles a preguntar”(…)“Ahora me encuentro con tiempo libre. Aprendí 117 . Jacinto.” (…) “Después estoy permanentemente con proyectos. Enrique expresa su percepción del tiempo como finito. se manifiesta una tendencia a valorar la vida.” (…) “Yo ahora voy a dar clases en Berazategui dos veces por mes. La vida de antes era distinta a la de ahora.

Aprendí…“a ser mamá.” (…) “A resolver muchas cosas. Tener una buena relación con la familia. Rosa: “A través de los años qué cosas aprendí…que se yo. Te sentís mejor. abuela y esposa. Más vivimos y más entendemos a los demás”. muy enamorada.” Caso N° 2. Caso N° 5. Dorita: “Estoy contenta. Con la casa y la familia estoy contenta. A mi me parece que uno se tiene que hacer mejor persona a medida que pasa el tiempo. los nietos y la pareja se revela como una fuente de satisfacción. a comprender más a los demás por lo menos en mi caso… a no tener tantos rencores. Ivonne: “Ahora descubrí la computadora. con mi marido. a ser cada día mejor. a ser más tolerante”. Aprendí:… “a ser lo que soy una buena persona”. salir con amigas” Caso N° 3. la puede tener. en mi caso. pasear. para realmente no tener. Ivonne. Enrique se refiere a su salud: “Se muy bien que estoy bien físicamen118 . que no hay explicaciones quizás para todas las cosas. Me gusta leer.!! Divina compartimos muchísimas cosas juntos”. Pablo. bien o mal como sea pero seguir haciendo cosas”. Caso N° 1. A partir del análisis de la categoría relacionada a la expresión de satisfacción y a los contenidos ligados a la salud. a tener mas paciencia. Puedo: “Seguir viviendo”. Me gusta la música. Aprendí…“que no hay nada absoluto. Puedo: “Seguir haciendo cosas. Quiero hacer un curso más intensivo (de computación). Bernardo: “Yo aprendí a quererme. Noemí: “Me anoté en salsa y estoy muy contenta. ya no es una obligación. lo que uno suponía que era un axioma definido y que no tenía ningún tipo de duda. sin embargo son aceptadas y no se convierten en un obstáculo que impide la satisfacción. a entender más a la familia y a los amigos. La relación con los nietos para Zulema. irles a preguntar (a sus hijos)”. Caso N° 2. de lo que se aprende con los años. viajar. Ir a bailar”. la posibilidad de entender a los demás. cuando me pasa algo. es una fuente de satisfacción: “Ah. Caso N° 4.” Caso N° 8. Uno hace las cosas por gusto…Descansar. Aprendí… “A ser mejor individuo. En lo que respecta a aquello que se puede con el correr de los años se subraya la posibilidad de manejar y disfrutar del tiempo. Las limitaciones de la salud representan un límite para realizar actividades. Caso N° 3. Eso aprendí. Ivonne manifiesta aspectos ligados al pensamiento post-formal como la posibilidad de relativizar y sostener la incertidumbre. Zulema. la duda existe”. Estoy muy. Puedo… Bernardo: “Manejar el tiempo a gusto de uno. se registra mayor satisfacción en las personas que realizan algún tipo de actividad recreativa o aquellas que tienen algún proyecto a futuro.” Puedo: “Dejar pasar las cosas. se destacan algunas características emocionales como una mayor tolerancia. Los aspectos grupales acerca de las ganancias. mejor persona. Tener menos odio con los demás. pero no aprendí de un día para otro”. Noemí. me gusta muchísimo.Envejecimiento y vida cotidiana que la vida es muy linda”. Que a veces.

algo tengo que tener”. para no olvidarnos. camino haciendo eses como tanta gente de ochenta y pico. se relaciona con uno de los aspectos de la sabiduría. Andrés: “Perdoná porque él se quedó sordo. En el grupo focal se reflejaron los temas vinculados a la salud como la pérdida de la memoria o se mencionan algunas lesiones generadas por la actividad laboral. Tengo muy buen carácter…estoy muy contenta con la biblioteca”. Es decir que me cuidé. qué conciben por creatividad los adultos entrevistados. A su vez. al tratarse de 119 . me hizo muy bien. se vinculan mayormente con la posibilidad de contar afectivamente con la familia y la pareja. aunque yo no represente 90. También analizamos los aspectos cognitivos puestos en juego y hemos logrado establecer conexiones entre el pensamiento post formal y la creatividad. Tengo una excelente relación con todos. por un segundo. de a poco vuelvo otra vez”. Luego de analizar las tendencias marcadas a partir de los resultados.” Caso N° 4. Caso N °2. me quedé sordo y a veces la memoria me falla. hay mucha experiencia acumulada. viste. Yo he sido antes feliz y sigo siéndolo ahora. pudimos relevar indicadores de mayor control emocional asociado a la experiencia vivida y a la sabiduría que redundan en satisfacción y bienestar subjetivo.Envejecimiento y vida cotidiana te y de salud estoy 10 puntos. Porque la felicidad aunque no está Ivonne físicamente me la dan los hijos y los nietos”. Enrique: “La felicidad la hacen la mujer y el hombre cuando realmente se quieren y se respetan. Jacinto habla de su cuerpo y de su salud: “Y sí. Caso N° 3. Esto nos permitirá en futuras ampliaciones de la corriente investigación profundizar en las mismas. Hay que cuidar el físico. Estoy hablando y la pierdo. pero yo tengo 90. Los aspectos emocionales registrados. Caso N° 6. Las diferencias significativas se vieron a través del género y no se asociaron significativamente con la edad. Noemí: “Mis nietos me ayudaron a vivir. La capacidad de aceptar el propio ciclo de vida de manera integral. aunque también nos falla la memoria… Es muy distinto a la edad nuestra que tenemos que anotar o grabar. tengo todos mis dientes. siempre me cuidé. es necesario destacar que si bien el objetivo general de este estudio se ha cumplido. tengo una buena vista pero estoy muy mal de los huesos. Y el organismo adentro se va debilitando. Saber que a uno le pasa algo y el otro puede apuntalarlo. Aunque por ejemplo volviendo a lo mismo. están asociados al bienestar y a la satisfacción percibida. (por su trabajo con los aviones)”. los afectos. Conclusión Hemos dado cuenta a lo largo de la exposición de los resultados. En algunos casos se observa una aceptación y un balance positivo de la vida. yo tengo dos cosas. Tengo muy buen oído. yo creo que estoy un poco sordo. Bernardo: “Te podés imaginar que a la edad que nosotros tenemos ahora. Ivonne: “Para mí muy importante es la familia.

Volumen 12. (2002). The search for a psychology of wisdom. L. P. D. P. 2: 75–80. and development. E. (2001). (2004). Stemberg (Ed. New York: Haper Collins. The Berlin aging Study. 120 . U. Psychological Science. De Bono. (1993). C. (1996). Diener. .) Envejecimiento Cognitivo Madrid: Editorial Médica Panamericana. Csikszentmihalyi. B. y Uribe Valdivieso. & Seligman. P. J. Revista Latinoamericana de Psicología. Wisdom: its natures. L. (comp. Cartensen. 4: 151-156. Buenos Aires: Paidós Ibérica. Baltes. así como la posibilidad de ampliar la muestra incluyendo distintos niveles educativos y estratos sociales permitirá enriquecer los resultados hallados. J.. Dixon. El desarrollo de los valores en la tercera edad: un estudio desde el marco cultural contextual. (1996). E. A. 5: 1-31.Ruiz. Current Directions in psychological science. Cortés Pascual. (1995). Manual de creatividad. se considera que una ampliación de la muestra a otros contextos como el Gran Buenos Aires. (2002). (1977). New York: Cambridge University Press. U. The handbock of de psychology of aging. B. E. Dulcey. M. & Mayer. Revista Psicodicáctica. Creativity: flow and the psychology of discovery and invention. B. New York: Cambridge University Press. Birren. M.). (p. y Medrano Samaniego. R. M. Baltes. The psychology of wisdom and its ontogenesis. Beyond money: Toward an economy of well-being. origins. E. Evidence for a life span theory of socioemotional selectivity. Psicología del Ciclo Vital: hacia una visión comprensiva de la vida humana.& Smith. Current Directions in Psychological Science. y Schwarz N. C. (1999). BIBLIOGRAFIA Aierbe Barandiaran.Envejecimiento y vida cotidiana un trabajo exploratorio.. J. En Park. New York: Edit committee. El Pensamiento lateral. “El concepto de ganancia y sus mecanismos en el envejecimiento cognitivo”. Vol. 87-120). K. En R. (1990). A. P. Baltes. & Staudinger.

C. (1994). Y. (1992) A neopiagetian perspective on adult cognitive development. Cinco conferencias sobre psicoanálisis. J. Madrid: Siglo XXI Editores. A reader in social psychology. En R. Tomo 11. Volumen 17 (4): 47-53. Buenos Aires: Amorrortu Editores. D. Gil Lario M. R. 121 . (1997). (2004). E. (1966). S. N. J. (1998). A. B. In search of human effectiveness: Identifying and developing creativity. Erikson. Revista. L. Cambridge: Cambridge University Press. D. B. (1979). Journal of Educational Psychology. Lehr. (1968). G. Meléndez Moral. R. 17-27. W. Buffalo. Revista Geriatrika volumen 20 (5): 218-225.). (2001). (1910). D. una labor individual y social. Psicología (5ª Ed. (1978). U. Mackinnon. J. Emociones y tercera edad: un camino por recorrer. & Cattell. Barcelona: Paidós. . Stemberg y C. En José Buendía (comp.2.. (2007): Módulo Nº 1 “Identidades y Envejecimiento” Ficha Inédita. J. C. Barcelona: Paidós Ibérica. J. Refinement and test of the theory of fluid and crystallized general intelligences. & Strom.D. Facultad de Psicología. Creatividad y Educación. La calidad de vida de la tercera edad. (1987) La creatividad en los años adultos.Envejecimiento y vida cotidiana 43 Número 1. Berg (Eds) Intelectuall development. Mentes Creativas: una anatomía de la creatividad. Worth Publishers. Neugarten. mente y Cerebro. El ciclo vital completado. Geriatrika. Iacub. Edit. Middle age and aging. Sabiduría y envejecimiento. Horn. Lavouvie-Vief. Universidad de Buenos Aires. Creative Education Foundation Mayers. L. Meléndez Moral. Guilford. (1998). (agregué ciudad) Gardner H. C & Cerdá Ferrer.P. En Arte.) Envejecimiento y psicología de la salud (pp 353-371). Buenos Aires: Paidós. R. Chicago: University of Chicago press. Freud. Barcelona: Paidós Ibérica. 57: 253-270.

American Psychologist.. y Schwarz N. H. J. Introducción a los métodos cualitativos de investigación. D. J.(1986).A. R. Steen. Riegel. perspectives on cognitive change in adulthood and aging (p. 55: 5-14. New York: Cambridge University Press. Sinnott. La auténtica felicidad. Volumen 10: 113-149. Desarrollo adulto y envejecimiento. Blanchard-Fields y T. The dialectics of human development. (1974). Barcelona: Ediciones B. Adult cognition and aging developmental changes in processing. Positive Psychology progress: Empirical validation of interventions. Hoyer W. New York: McGraw. y Peterson. (2000). y Bueno B.E. Taylor S. T.Park. Patterns of “successfull” aging.) Envejecimiento Cognitivo Madrid: Editorial Médica Panamericana. 147-161).J. La inteligencia. J. Seligman. Seligman. American Psychologist. Hess (Eds). 60: 410-421. Madrid: Síntesis. (1996). Park.. M. (1990). Psicología Evolutiva y de la Educación. (2002). L. K. M. New York: NY Pergamon. (1996). (2002). (2005). En F. (comp. Volumen 5. Positive Psychology: An introduction. D. (1976). D.) Patterns of aging Findings from bonn longitudinal study of aging. Metaphors of mind: Conceptions of the nature of intelligence. & Csikszenmihalyi.Hill. (2002). Mecanismos básicos que explican el declive del funcionamiento cognitivo con el envejecimiento en Park. – Bodgan R. New York: Cambridge University Press. and Creativity Synthesized. Barcelona: Paidós Ibérica. J. (p. C. 31: 689-699. J. Cuadernos de información y comunicación. N. . L.P. Rybash. M.E. Basel. knowing and thinking.. P. (19): 63-68. O´Hara.P. En H. (2005). En American Psychologist.. Seligman. Thomae. la creatividad y teorías sobre la sabiduría.& Roodin. The developmental approach: postformal thought as adaptative intelligence. Switzerland: Karger. Sternberg. Ponce Mesa. Vega.A. (1987). M. M. 358-383). Thomae (Ed. (2007): Wisdom. M. Intelligence.F. Creatividad e inteligencia.

que se emparentan con esta definición madre. Autora: Lic. Encontraremos distintas definiciones de este concepto en autores como Cyrulnik. Los desarrollos de la Psicología Positiva me han permitido poner el acento en los aspectos positivos de la vejez. antes desconocidos. Universidad de Buenos Aires. La resiliencia se puede construir y promover a cualquier edad. deviene en un aprendizaje y fortalecimiento personal. transformarse como persona descubriendo aspectos de sí mismo. Siguiendo a Edith Grotberg vamos a definir la Resiliencia como “la capacidad humana para enfrentar.Envejecimiento y vida cotidiana V.com. Desarrollo de aspectos resilientes en el envejecimiento. también en la vejez. Suarez Ojeda. Melillo y otros. Esta tarea me ha acercado tanto a los desarrollos de la Psicología Positiva (Seligman. me ha llevado a buscar herramientas teóricas para poder pensar el mejoramiento de la calidad de vida en el envejecimiento de esta población en particular. email: jj@nimhauser. Judith Jaskilevich. “La resiliencia es mas que resistir es aprender a vivir” (Cyrulnik.16) Construcción de la resiliencia Las personas no nacen resilientes. Para que esta capacidad se pueda desplegar siempre es necesario otro: muchas veces es un par que comprende y acepta al adulto mayor a pesar de las heridas y humillaciones sufridas. 2001. El término al pasar a las ciencias sociales describe la capacidad de un sujeto de aprender de una situación traumática. Este proceso. de adversidad o dolorosa. Rutter (1985) tomó el término Resiliencia de la física y se refiere a la capacidad de un material de recobrar su forma original después de haber estado sometido a altas presiones. El concepto de resiliencia me ha dado recursos teóricos y técnicos para pensar en la práctica grupal. p.ar Docente de grado y posgrado de la Facultad de Psicología. se ha pasado a un modelo de prevención y promoción basado en las potencialidades y los 123 . 1996 y 2003). “Las investigaciones en resiliencia han cambiado la forma en que se percibe al ser humano: de un modelo de riesgo basado en las necesidades y en la enfermedad. 2002) como al concepto de Resiliencia. las pérdidas y los aspectos negativos o decrementales. Introducción El trabajo que vengo realizando en los últimos 8 años coordinando grupos de reflexión con personas mayores que han atravesado situaciones traumáticas. cómo mejorar la calidad de vida en la vejez desde el punto de vista psicológico. V. que puede producirse en cualquier edad cronológica. pensando esta etapa de la vida desde sus fortalezas y aprendizajes y no sólo desde el duelo. sobreponerse y ser fortalecido o transformado por experiencias de adversidad” (Edith Grotberg.

terapéutico o de reflexión.170). p. “muchas veces la cultura hace callar a las víctimas y les añade una agresión más” (Cyrulnik. 1985. somos libres. los pares pueden sentirse identificados. Los psicólogos que trabajamos con viejos. Cuando las podemos formular.17): “casi todos los niños resilientes se han hecho dos preguntas: ¿Por que tengo que sufrir tanto? que los empuja a intelectualizar y ¿cómo voy a hacer para ser feliz de todos modos? . en los recuerdos más inesperados. cuando lo relata se vuelve vulnerable: ¿que hará el otro con lo que le cuento? “Hay horrores y temores que no tienen palabras a su medida y que además difícilmente encuentren oídos que puedan escucharlos y comprenderlos. Muchas personas que hoy son adultos mayores han guardado silencio durante 40 ó 50 años. ¿Por qué algunos se derrumban y otros se reconstruyen a sí mismos? ¿Por qué algunos se dementizan y otros se vuelven más sabios? ¿Por que algunos pueden desarrollar y tejer capacidades resilientes? ¿En cambio otros quedan anclados en el pasado. sin importar si somos niños. tenemos un dispositivo psicosocial estrella que es el grupo de reflexión para la promoción y el desarrollo de capacidades resilientes.29). adheridos al trauma? Dice Cyrulnik (2001. Cuando el que ha sufrido guarda un secreto se protege. pero debe proporcionar un apoyo sólido. 2006. Esta última pregunta en particular. Los sobrevivientes de distintos traumas. El dispositivo grupal arma una trama de sostén afectivo e intelectual que facilita el relato del dolor. la historia puede ser resignificada y el adulto mayor no va a ser juzgado. nos impulsan a encontrar el camino resiliente. resignificando lo vivido. Esto se logra si: a) el psicólogo que coordina tiene en claro su tarea: poner palabras. que los invita a soñar”. Cyrulnik lo llama “musculación del yo” (Cyrulnik. pueden dar fe de eso. tienen la capacidad para sobreponerse. p. Los viejos que son resilientes son aquellos que si bien están inmersos en una situación de adversidad. 2001. de modo que el sobreviviente de un drama en principio necesita de un largo período. A este trabajo psíquico silencioso. p.Envejecimiento y vida cotidiana recursos que el ser humano tiene en sí mismo y a su alrededor” 3(Suarez Ojeda. 1997). b) el grupo social. los llevamos en la memoria. reaparecen los agresores en los sueños. 2004). nos invita a pensar en un proyecto de vida. logra transformarse en un espacio confiable donde el dolor va a ser comprendido. desple124 . revalorizar las experiencias. pero además cuando ya estamos libres de nuestros agresores. prestar conceptos que los ayuden a pensarse y a empoderarse. Requiere un tiempo particular que es diferente para cada persona que ha sufrido. adultos o viejos. promover un cambio subjetivo. descubrir las capacidades desarrolladas para enfrentar la vida y ser conciente de estas adquisiciones. transformarse y actuar como adultos mayores competentes (Rocío Fernández Ballesteros. 1998). de varios años para realizar un trabajo psíquico silencioso” (Claude Nachim.

creatividad como así también plasticidad para resolver los problemas que se nos plantean cotidianamente. la personalidad herida pero resiliente lleva consigo la parte sufriente. El concepto de resiliencia ha sido muy criticado debido a la falta de medición. 1995). investigaron cómo se habían transformado en resilientes y le permitió a Grotberg desarrollar una guía de promoción de resiliencia en niños. 125 . En los últimos veinte años se han diseñado y validado distintos instrumentos que miden la resiliencia y sus factores: Wagnild & Young (1993) Escala de resiliencia. ser independiente económicamente y emocionalmente.28). Por lo tanto es un concepto efectivo para pensar en la promoción de la salud mental. A partir del estudio internacional de la resiliencia (Grotberg. promoviendo representaciones sociales positivas del envejecer y el mejoramiento de la calidad de vida en esta etapa vital. Resiliencia no es adaptación. como también una propuesta teórica y política de los profesionales de la gerontología. 2000) que las personas resilientes son capaces de enfrentar las adversidades y los estresores de la vida diaria. BPFI. RAES (Evaluacion de resiliencia para estudiantes excepcionales). (2002). Ser competente en la vejez. Oshio et al. a esto Cyrulnik lo denomina estar estructurado como un oximorón: en la persona herida cohabitan el dolor y la felicidad. Los pilares de la resiliencia y el concepto en acción Las investigaciones van descubriendo (Chok Hiew y cols. es metamorfosis.. pero se puede ser feliz de todos modos. es una preocupación de los adultos mayores. Estos estudios realizados en niños. 2005). llevando a cabo programas terapéuticos grupales en los cuales. los aprendizajes. perseverancia en las metas y tolerancia con los propios límites. una demanda de las familias actuales. los potenciales. las fortalezas. intercambio de experiencias entre pares. Ser competente implica tener auto-confianza (Bandura. cognitivo y emocional . 1997).Envejecimiento y vida cotidiana gando sus potenciales físico. 2003. pero puede ser feliz a pesar de todo. educar a los viejos de hoy para pensarse de una manera mas positiva. ¿Cómo se hace? Promoviendo con nuestras intervenciones factores protectores. recursos psicológicos. tener capacidad de decisión sobre la propia vida. el psicólogo se comprometa teórica y políticamente a trabajar en pos de maximizar las capacidades.. instruir. Para ello debemos conocer los pilares de la resiliencia sobre los cuales debemos transmitir. Escala de resiliencia adolescente (Salgado Lévano. Perry & Bard (2001). “Las épocas difíciles son una ocasión única para mostrar fortalezas” (Seligman. con un alto “compromiso activo con la vida” ( Rowe y Kahn. No se puede olvidar completamente lo sufrido. p. Baruth & Caroll (2002). 1999) se formalizaron los hallazgos previos. Los distintos autores dan cuenta de los nexos entre: autoestima y resiliencia. algo que sabemos desde la clínica quienes trabajamos en grupos de reflexión o terapéuticos con viejos.

Epelbaum. que no debemos desconocer maníacamente ni minimizar. (citado por Kotliarenco et al. Grotberg. cambios biológicos. Una línea de intervención como psicólogos es el dispositivo grupal. M. otorgando herramientas afectivas y teóricas. Los distintos autores que ya hemos mencionado coinciden en resumir los siguientes pilares: autoestima.. creatividad. haciendo concientes estos aspectos positivos para encontrar en el modo de incrementar los recursos personales. Epelbaum. introspección. un enfoque positivo y científico que. Rutter (1985) y Vanistendael (1995). psicológicos y sociales que acaecen en la vejez. a fin de analizarlos. capacidad de relacionarse. la autonomía. tanto a nivel físico como emocional” (Arias. 2002). una tarea creativa (la escritura. la autoestima y los vínculos afectivos seguros. A. desde los conceptos de Capital Psíquico (Casullo. Cyrulnik otorga relevancia al tutor de resiliencia: es una persona que nos apoya. una misión como voluntario). deconstruirlos. la empatía y el sentido del humor positivo en Fonagy y colbs (1994). Esta función de tutor la puede cumplir una persona (un terapeuta. p. materiales que abundan en visiones prejuiciosas de la vejez. Sentido del humor y resiliencia. un amigo. p. 2004. Los pilares de la resiliencia son capacidades personales que se pueden promover en programas de salud (Epelbaum. me lleva a pensar este dispositivo psicosocial como un instrumento eficaz para promover lazos sociales.Soliverez. que espera algo de nosotros. Debemos revalorarlo para trabajar desde una mirada que aliente la promoción de la salud en la vejez. & Lieber (2007) consideran que el humor. profundizando en las fortalezas y factores resilientes. humor y creatividad. los cambios. La participación activa en la sociedad es clave: llos adultos mayores necesitan sentirse integrados en al sociedad. 2001). Entre los factores de protección más relevantes.Envejecimiento y vida cotidiana Soebstad (1995). (citado por Panez. contención afectiva y soporte intelectual. Epelbaum. 1997). las emociones. Suarez Ojeda 1997.121) (una obra de arte. la pintura) o un encuentro con “algo que nos despabila” (Cyrulnik. iniciativa. D.. un profesor). que cree en nosotros. Rutter (1985). 2009. emociones. (citado por Borda. son las claves para el desarrollo de las capacidades resilientes. humor. En los grupos de adultos mayores es posible que se nos cuele lo traumático. mi experiencia con grupos de reflexión de adultos mayores. Wolin &Wolin (1993).57). 2003) nos permitan comprender los conflictos. o las representaciones sociales y los contenidos de difusión masiva. 2007). capacidad de pensamiento crítico o introspección. Psicología Positiva (Seligman. La idea es contraponer a estos enfoques prejuiciosos que aparecen en el discurso social por medio de la publicidad. ser parte y partícipe de ella favorece el encuentro del propósito en la vida en esta etapa crucial. 2006. La propuesta es traer materiales de circulación cotidiana a través de Internet o que son repartidos en los centros de jubilados. El proceso resiliente no puede tejerse en soledad: “sabemos de la importancia de las redes y el apoyo social sobre el bienestar de las personas de edad. 2006). autonomía y resiliencia. Soebstad (1995) y Vanistendael (1995). independencia. moralidad. 2003) o Resiliencia (Cyrulnik 2001. & Lieber. para resignificar las vivencias. pensarlos. esto redundará en mayor bienestar psicológico (que 126 .

aprendizajes. En Desafíos y logros frente al bien-estar en el envejecimiento. que hagan de este momento de la vida una etapa valiosa y valorada. y Soliverez C. 2001). pueden encontrar grandes oportunidades de desarrollo personal en esta etapa de la vida. Boris (2006). no es someterse. fortalezas. (2009). no es posible el desarrollo personal en la vejez en soledad. Los patitos feos. que puedan ser capaces de pensar metas y proyectos de vida. Barcelona: Granica. Conclusiones Hemos escuchado durantes años que se envejece como se ha vivido. de reflexionar sobre sus deseos. potenciales. si no es con otro y para un otro. Barcelona: Granica. Muchos mayores que a lo largo de su vida no han tenido el tiempo suficiente ni la posibilidad social de pensar en sí mismos. Nada más lejano a la línea que venimos planteando desde la resiliencia: “Nuestra historia no es un destino. una etapa para el aprendizaje y el cambio. de elegir sus caminos. serán luego los propios viejos los que van a transformar y promover cambios en el modo de representación de la vejez en la sociedad toda. La maravilla del dolor. En la medida que podamos transmitir a los adultos mayores una visión del envejecimiento desde sus aspectos positivos: logros. Boris (2001). Boris (2001). Cyrulnik. La maravilla del dolor. Barcelona: Editorial Gedisa. Nosotros los profesionales que trabajamos con viejos podemos actuar como tutores de resiliencia: en la medida que podamos pensar a nuestros mayores como personas competentes. 127 . BIBLIOGRAFIA Arias C. VIII Jornadas de Psicología de la Tercera Edad y la Vejez . Nada queda escrito para siempre” (Cyrulnik.Envejecimiento y vida cotidiana siempre es subjetivo). con conciencia de identidad y de sus derechos. Buenos Aires: Editorial Eudeba. “Bienestar Psicológico y redes sociales”. Ser resiliente no es adaptarse. es activa transformación. El dispositivo grupal invita a pensarse a sí mismo reconociendo capacidades y fortalezas pero también errores y debilidades. no es aceptar el destino ni el discurso social imperante. Siempre debemos recordar que es vital la integración y participación social. adquisiciones. aprendiendo e intercambiando experiencias con los pares. Cyrulnik. Considero la vejez como una etapa ideal para la reflexión y el encuentro consigo mismo. Cyrulnik.

(2005) Métodos e instrumentos para medir la resiliencia: una alternativa peruana.Envejecimiento y vida cotidiana Cyrulnik. (2003). Perfil del niño resiliente. En M Carretero. I. M. C. Buenos Aires: Paidós. Javier Vergara Editor. R. Psicología evolutiva 3: Adolescencia. I. departamento de Salud Comunitaria. Resiliencia. (2004). E. A. Recuperado en abril de 2007. Henderson Grotberg.ar/boletin/be4201. Salgado Lévano. 128 . Anales. E. número 011 Universidad de San Martín de Porres. Seminario Internacional sobre aplicación del concepto de resiliencia en proyectos sociales. Los patitos feos. D. “Hacia una vejez competente: un desafío a la ciencia y a la sociedad”. Epelbaum.pdf Fernandez-Balllesteros. Suárez Ojeda. Revista de Psicología. (2007). Lima. Resiliencia en la senectud. citado en De cara al futuro Primer encuentro Internacional de Generaciones de la shoá en Argentina”. Boris (2006). (1985). J Palacios y A Marchesi (Dirs). La Auténtica Felicidad.apsa.Liberabit. Madurez y Senectud. Universidad de Lanús. Madrid: Alianza. Nachin. ”El psiquismo ante la prueba de las generaciones. Barcelona: Editorial Gedisa. Epelbaum.org. A. de http://www. (1997). M. (2003).. Seligman. & Lieber. descubriendo las propias fortalezas.

VI EJE CURSO Y CICLO VITAL – POSTMODERNIDAD REPRESENTACIONES SOCIALES .

.

2002. En la vejez avanzada cuando se ve amenazada la competencia en la vida cotidiana y aumenta la percepción de pérdidas. CONICET. Baltes. cobran importancia los procesos y estrategias de regulación de la personalidad. La cuestión de por qué algunas personas se desarrollan y se adaptan “mejor” o “más exitosamente” que otras. las personas se enfrentan a diversos cambios. Dulcey Ruiz & Valdivieso. y que puede definirse en palabras de Paul Ricoeur así: “El estudio interdisciplinario del transcurrir de la vida humana (ontogénesis humana). Universidad Nacional de Mar del Plata. Bickel. Cavalli & Spini. Facultad de Ciencias de la Salud. el envejecimiento y la personalidad. Baltes. 2006. Transición y cambio en el desarrollo de la personalidad en el curso vital. Este trabajo propone abordar. desde el paradigma del curso vital. 1998. eventos críticos o adversidades que desafían y amenazan las posibilidades de adaptación. con la meta de maximizar las ganancias y minimizar las pérdidas.ar Grupo de Investigación Temas de Psicología del Desarrollo. 1998a. Autora: Deisy Krzemien. 1999. la cual depende de una variedad de factores personales que interactúan recíprocamente con el contexto biosocial. e -mail: nuevabuena@ciudad. 1998. Se ha propuesto que la dinámica entre los recursos y las limitaciones es inherente a todo el curso de vida pero cada etapa vital se caracteriza por una composición única de ganancias y pérdidas. en tanto ambos procesos dinámicos y multidimensionales. (Baltes. Introducción Durante el curso de vida. 1999). 2005). no sólo en la prevención de incapacidades y fragilidad. LabouvieVief & Diehl. Existe acuerdo en que el interés y desafío de la Gerontología se focaliza. I. 1987. Lindenberger & Staudinger.Envejecimiento y vida cotidiana VI.com. Lalive d’Epinay. Staudinger & Lindenberger. Lindenberger & Staudinger. cómo llegar bien a viejo. sino en la protección de la autonomía y en favorecer un envejecimiento competente. que ha aparecido a fines de la década de 1960 -mejor dicho reaparecido porque ya existían algunos antecedentes esporádicos entre 1930 y 1950pero que cobra mayor auge desde aproximadamente 1980 y 1990 con los trabajos del equipo de investigación del Grupo de Berlín (Baltes. Elder. 2006. satisfactorio o exitoso. o sencillamente. continúa intrigando a los investigadores y gerontólogos sin alcanzar aún una resolución o respuesta consensuada. Curso de vida y envejecimiento El paradigma del Curso Vital (Life-Span Theory). generalmente traducido como Ciclo Vital. es decir el análisis y la integración en un marco teórico común de las interacciones e interdependencias entre: (a) los procesos de 131 .

Desde un punto de vista epistemológico. • El interjuego entre ganancias y pérdidas o coexistencia de oportunidades y limitaciones. estilo de personalidad y también. es decir. (b) el contexto socio-histórico y las dinámicas que lo afectan. que reúnen ambos influencias biológicas y ambientales. patrones idiosincrásicos de cambio. Considerar la personalidad desde la perspectiva del CV implica asumir: 1. 1985. así como sus mediaciones institucionales y dentro de ellas. articulando el proceso evolutivo general a lo largo del CV y el proceso de desarrollo diferencial según las particularidades de cada estilo de vida. el cual implica un trabajo de adaptación y regulación que cada quien realizará de acuerdo a su singularidad personal. observamos que el valor de este enfoque está en el interés en el estudio de los diferentes momentos o períodos vitales desde la doble perspectiva nomotética e idiográfica.Envejecimiento y vida cotidiana desarrollo biológico y psicológico. La personalidad en el curso de vida. donde cobra importancia el estudio del envejecimiento como proceso de diferenciación progresiva que comienza con la vida y termina con la muerte. Los procesos de cambio intra e interindividuales durante el curso de vida. En este sentido. dando cuenta de una continuidad pero también discontinuidad a lo largo de todo el curso vital (Lombardo & Krzemien. reconociendo los procesos de cambio y crisis en la continuidad del desarrollo ontogenético. 2008). 442). a. estilo de envejecimiento. el desarrollo y el envejecimiento constituyen un mismo proceso de cambios. todo esto en función de los recursos propios de cada individuo. p. La Psicología del Curso Vital (CV) resulta adecuada para una comprensión holística y metateórica de la naturaleza del desarrollo humano durante el curso de vida completo. del trabajo de reflexividad que éste maneja y de su propia identidad narrativa” (Ricoeur. particularmente. En lugar de pensarlos como procesos opuestos. los modelos de trayecto de vida como formas de regulación social. El sujeto envejescente Proponemos abordar tres ideas que nos interesa destacar de este paradigma o marco referencial del CV para aproximarnos a la comprensión de la personalidad envejescente: • Los procesos de cambio intra e interindividuales durante el curso de vida. relativos a la propia historia de vida 132 . envejecer es un proceso multidimensional y dinámico dentro del curso de desarrollo de la personalidad. y c) los trayectos de vida individuales que se desarrollan en el marco de las obligaciones y de las posibilidades delimitadas por (a) y (b). • La capacidad adaptativa potencial de la persona envejescente.

es considerar los procesos. 1999. 1999. el desarrollo de la personalidad lo concebimos como los cambios en la capacidad para mantener o maximizar el nivel de funcionamiento en relación al interjuego entre ganancias y pérdidas. Dulcey Ruiz & Valdivieso. incluso en el envejecimiento normal. en este punto. una de las premisas clave de este enfoque es el énfasis en la complejidad e interdependencia de los factores del desarrollo de una persona a medida que construye su curso de vida. Como vemos. 1996. 1985. Erikson. Riegel. 1996. aludiendo a las diferencias en la modalidad de envejecer que se hacen más heterogéneas en la edad avanzada. los cuales aportan una importante variabilidad interpersonal e intergrupal. variabilidad intra-individual. 2. mecanismos y factores de la personalidad bajo la variabilidad de las condiciones e influencias de cambio que afectan el curso de vida de una persona de manera multidimensional y multidireccional (Baltes. y que suele denominarse en la literatura científica como crisis del desarrollo. 133 . El interjuego entre ganancias y pérdidas o coexistencia de oportunidades y limitaciones. atendiendo a cómo las distintas trayectorias de desarrollo llegan a ser menos similares a medida que la persona se relaciona con su contexto y avanza la edad. Resulta claro que la vejez es un tiempo de cambios y transiciones relativos al tiempo vivido. entre metas deseables y metas no deseables. Elder. y en cómo las personas manejan las transiciones y su impacto sobre los patrones de funcionamiento personal y social (Baltes. 1999. Diehl. diversidad inter-individual. Por ende. Staudinger & Lindenberger. Elder. Uno de los temas prioritarios de este enfoque se focaliza justamente en las transiciones vitales o influencias de cambio. 1999. b. Labouvie-Vief & Diehl. 1999. 1994). Schlossberg. Por ejemplo. progresan los conocimientos relativos a la inteligencia cristalizada. cuando deben hacerse constantemente ajustes adaptativos (Baltes.). en el manejo y regulación de las limitaciones y de la vulnerabilidad en cada momento de vida. Lindenberger & Staudinger. 1979). 19). Podemos referirnos así al concepto de envejecimiento diferencial. Staudinger & Lindenberger. 1998. 1999. Schlossberg.Envejecimiento y vida cotidiana y a los aprendizajes experienciales. etc. dando cuenta de que los cambios que experimenta una persona se producen en una variedad de diferentes aspectos o dominios y en diferentes direcciones. Menninger. 2002. en qué medida mientras se produce un descenso en la capacidad intelectual fluida. 1994. El desafío. 2005. 3. Neugarten. p. Collins & Smyer. 1999. Birren se refiere con el término de “gerodinámica” (gerodynamics) a estos “patrones y procesos de cambio de las personas a medida que envejecen y se desarrollan” (Birren & Schroots. 1981. es decir.

de las posibilidades de adaptación al medio. unidireccionalidad. así ninguna etapa de la vida se debe caracterizar exclusivamente por el crecimiento o la pérdida. al contexto y cultura. se supone que con el avance de la edad. por ende. B. a excepción de los procesos de aprendizaje sistemático. Una “ganancia” consiste en una meta deseable. Baltes (1990) han proporcionado una definición para caracterizar el desarrollo adaptativo de modo general como la “maximización de aumentos y minimización de pérdidas”.Envejecimiento y vida cotidiana Desde la perspectiva evolutiva tradicional del desarrollo humano. universalidad y determinación biológica. disminución progresiva. 1999). y la integridad y satisfacción personal son los dominios menos afectados por los efectos del avance de la edad y la declinación biológica (Labouvie-Vief & Diehl. la vejez es concebida como una etapa de declinación o decadencia no sólo biológica sino psicológica y social. a partir de considerar una paulatina rigidización de las características de personalidad e involución psíquica y. y no necesariamente implica esfuerzo. la composición única 134 . las pérdidas siguen una trayectoria de incremento y las ganancias siguen una trayectoria decreciente. 2003). se alude a que toda persona sufre una serie continua de pérdidas asociada a la edad y relativa a un factor principal de cambio evolutivo (biológico u orgánico). con un énfasis en la categoría edad como criterio explicativo del desarrollo. Una “pérdida”. accidente. un mejoramiento o una ventaja que es ganada o adquirida. funcionando como clásico organizador del desarrollo humano. Esta concepción suele basarse en supuestos epistemológicos como secuencialidad. sobretodo desde la tradición clínica-médica. y viceversa). que le asignará una significación particular en un contexto determinado. P. por el contexto cultural y el ambiente. en incremento con el avance de la edad. deprivación. fundamentando la asociación del envejecimiento a enfermedad. Heckhausen (1999. y pueden ser producto de un esfuerzo fallido. existe evidencia que las funciones del yo y la personalidad son influenciadas. una desventaja o restricción para preservar o mantener lo que la persona ha conseguido. Krzemien & Lombardo. 2001) menciona como característica principal del desarrollo de la personalidad en la transición a la adultez tardía y vejez. M. Es sabido que el criterio etario ha tenido una fuerte impronta en las concepciones acerca de la vejez. sino por el cociente entre ambos. Como señala Iacub (2003) “el envejecimiento se encuentra ordenado desde una política de edades. puede ser una pérdida en otra. enfermedad o daño. Es decir. al período histórico. Sin embargo. la definición de ganancias y pérdidas parece ser relativa a la etapa de vida (lo que es ganancia a una edad.” Estas ideas también a menudo han contribuido a una posición “decrementalista” o de “patologización de la vejez”. Baltes y M. La importancia de esta definición se basa en que el desarrollo abarca siempre tanto avances y restricciones. De esta manera. por otro lado. De esta manera. a las diferencias individuales. refleja una falla para ganar o adquirir. dependencia e improductividad (Monchietti.

Solé Resano & Osuna. Lindenberger & Staudinger.Metas de crecimiento (un nivel más alto de funcionamiento o de la capacidad adaptativa) . Ahora bien.Metas de regulación de pérdidas (aceptación de las pérdidas inevitables y hallar una manera de convivir con las capacidades que se cuentan y uso de los recursos potenciales).Metas de mantenimiento (recuperación o restauración de la declinación temporal en el funcionamiento al nivel anterior a la pérdida o incluso a un nivel superior) . Sin embargo. a medida que la persona envejece. en muchos casos -a pesar de ello y quizá sorprendentemente-.Envejecimiento y vida cotidiana de ganancias y pérdidas. a la vez que hay oportunidades para las experiencias positivas que pueden ser también vividas por primera vez (reconocimiento social de logros. 1999). sino un proceso gradual y discontinuo que afecta a diversos dominios de funcionamiento en diversas direcciones. tres metas del desarrollo han sido distinguidas (Baltes. Si bien los adultos mayores han experimentado mayor número de eventos crí135 . Conforme a esta perspectiva. 1999). En algunos dominios la declinación y la pérdida son experimentadas por primera vez. refleja los múltiples niveles de cambio en la relación persona-contexto relativo a la edad. Parece que el proceso de envejecer no sólo conlleva amenazas y pérdidas reales. sabiduría). 2003). Triadó. la relativa disponibilidad de recursos se modifica hacia una creciente inversión en las metas de mantenimiento y regulación de pérdidas (Baltes. expectativas y restricciones biosociales. 1998): . Esta asignación diferencial de recursos a lo largo del CV no sería sólo función del tiempo. este proceso no afecta de manera significativa al bienestar subjetivo y satisfacción con la vida de las personas mayores. generatividad. ni inherente al proceso de envejecimiento. Si bien es una asunción en la Psicología de desarrollo que en edad adulta y vejez se modifica o reducen las posibilidades para las ganancias y los cambios relativos a las pérdidas ocurren con mayor frecuencia (Baltes. Staudinger & Lindenberger. es que estas personas ponen en marcha procesos regulatorios adaptativos que les permiten afrontar los cambios de carácter negativo asociados al envejecimiento. sino más bien. c. Heckhausen. 1987. 1999). sino que la propia persona que envejece lo percibe como un progresivo aumento de pérdidas (Villar. que resultan de las oportunidades. que se mantiene en unos niveles semejantes a los encontrados en personas jóvenes y de mediana edad (Diehl. formas y orden. Una de las razones que podría explicar estos resultados aparentemente contradictorios. adquisición de un nuevo rol social. esta transición no es precipitada. La capacidad adaptativa potencial del sujeto envejescente.

Lazarus & Folkman. 1999. 626). que concibe un estilo de afrontamiento pasivodependiente e inmaduro como propio de la vejez. 2002. sostienen que en la vejez se prefiere el uso de estrategias de afrontamiento acomodativas y maduras que le permiten al anciano adaptarse a los cambios relativos al avance de la edad. Brandtstädter & Rothermund. un “proceso de cambios en la capacidad adaptativa de las personas” (Baltes. 1999. Krzemien. 2007). 2006).). en términos de ganancias. se concibe al desarrollo de la personalidad como un “proceso ontogenético de adaptación transaccional”. 2005. y que el uso de estrategias de afrontamiento efectivas se halla asociado a la adaptación frente a los eventos críticos de la vejez. evitativas y menos efectivas frente a los cambios relativos a experiencias de pérdidas. Brandtstadter. estudios empíricos recientes desde el paradigma del curso vital (Brandtstädter. En concordancia. Krzemien. El desarrollo de la personalidad durante el envejecimiento no debería ser limitado a la compensación de pérdidas o sólo al mantenimiento de cierto nivel de funcionamiento. 2000). Investigaciones en nuestro contexto (Krzemien. Este concepto de “plasticidad” denota el potencial manifiesto o latente para el cambio en la capacidad adaptativa transaccional. sino también comprender la potencialidad y plasticidad intraindividual hacia la renovación. Urquijo. etc. y es un índice de la flexibilidad de los individuos en afrontar los desafíos y demandas del desarrollo (Greve & Staudinger. Labouvie-Vief & Diehl. Lindenberger & Staudinger. nuestros resultados apoyan esta otra postura que hemos denominado “hipótesis de progreso”. Desde esta perspectiva. las personas a medida que envejecen retornarían al uso de estrategias pasivas. 2001). 2002. emocional 136 . 2008) acerca de este constructo en el curso de vida nos permitieron demostrar la influencia de los estilos de personalidad en los estilos de afrontamiento en adultas mayores. Monchietti & Urquijo. Thomae. 2006. Entre los recursos. 2006. aún así. 1999. 2005. Monchietti & Krzemien. 2005. 1996. 2001. p. salud física. Vaillant & Mukamal. la cual plantea un estilo de afrontamiento adaptativo. se cuentan las expectativas sociales y el apoyo social. 2003. Las estrategias de afrontamiento constituyen un conjunto de procedimientos o actividades conscientes e intencionales que guían el comportamiento hacia el logro de metas adaptativas frente situaciones de crisis o estrés (Fierro. etc. 2007. 2000). Entre los procesos de auto-regulación. Wrosch & Freund. 2006. Kallio & Pirttila-Backman. participación social.Envejecimiento y vida cotidiana ticos por el tiempo vivido. Wentura & Rothermund. 2005. Se suele distinguir entre los recursos y los procesos auto-reguladores que son la base de la adaptación. Fernández Ballesteros. Greve & Staudinger. Los resultados han contribuido a refutar la postura clásica o tradicional conocida como “hipótesis de regresión”. No obstante. desde el paradigma del CV. algunos de ellos han desarrollado estilos de afrontamiento para manejarlos efectos de la crisis y optimizar los recursos y habilidades personales para adaptarse a los cambios (Greve & Staudinger.) y externos (red de apoyo social. de recursos internos (capacidad cognoscitiva. Morgan. Wentura & Rothermund. En este sentido. se cuentan la regulación de metas y las estrategias de afrontamiento (Krzemien. 1986.

en general. esta capacidad reguladora cognoscitivo-emocional parece estar preservada más allá del avance de la edad. en acuerdo la literatura científica (Ardelt & Koenig. b) las leyes por las cuales el sujeto regula su conducta tienden a ser más complejas porque reúne el razonamiento. Stefani & Feldberg. de una forma más compleja a medida que avanza la edad. las percepciones de sí mismo y de los otros. Conclusiones Avances en la investigación científica y en los diseños metodológicos han sentando las bases para la renovación de concepciones acerca del desarrollo de la perso137 . 2000). 1994. Esta autora. y mantienen un sentido general de dominio. Labouvie-Vief & Diehl. “el self puede continuar siendo un sistema adaptativo de mantenimiento de la integridad efectivo y resiliente”. 1999. Labouvie-Vief (Labouvie-Vief & Diehl. Koenig. sugiere que las personas tienden a reorganizar su sentido de realidad. Krzemien & Monchietti. En cada etapa vital. sosteniendo que la función reguladora emocional del self está en relación con el nivel de desarrollo cognitivo. 255): “La madurez emocional se relacionaría con la flexibilidad de la modulación a través del tiempo y del contexto. 1998b. 1999. aún en la vejez. 2008. 2002. A medida que se desarrolla la cognición también progresa el repertorio y expresión emocional en complejidad. Afirma respecto a los procesos de autorregulación caracterizados por la madurez (Labouvie-Vief & Diehl. 2006.Envejecimiento y vida cotidiana y cognitivo en el envejecimiento. Sus estudios empíricos evidenciaron que los adultos mayores regulan su comportamiento hacia formas más socializadas de interrelación. la habilidad para formar abstracciones reflexivas y relacionarlas con un contexto de acción y criterios internos. criterios experienciales y contextuales. destacando el rol de aquellas estrategias de carácter religioso-espiritual. planteando que la vejez. etc). En general. c) el lenguaje emocional integra dualismos e incrementa la diferenciación de emociones. Labouvie-Vief & Diehl. los investigadores tienden a concentrarse en estos mecanismos autoreguladores por los cuales adultos más viejos afrontan el impacto negativo de las amenazas a la autonomía relativas a la edad. se caracteriza por una reorganización de la personalidad hacia la madurez. p. propone la idea de un “proceso de auto-regulación cognitivo-emocional de la personalidad” a lo largo del curso vital. Brandtstädter & Rothermund. utilizan la reinterpretación positiva de las situaciones conflictivas y aceptan los signos del paso del tiempo con afectividad positiva. No se trata de un desarrollo unilateral de formas inmaduras a formas maduras de expresión emocional sino que habla de un progreso discontinuo de complejidad en el proceso de auto-regulación donde se destacan tres ideas: a) habría mayor flexibilidad en el proceso cognitivo-emocional a medida que avanza la edad. Además. 2006. con la complejidad de las normas que guían el juicio sobre lo apropiado o inapropiado de la emoción y con la comprensión de las emociones como fenómenos recíprocos”. por su parte. 1999.

editor del Journal of Holistic Nursing. se vuelve cada vez más imperiosa para revertir concepciones tradicionales y promover cambios en la representación social de la vejez. BIBLIOGRAFIA Acton. relativizando el peso de los factores biológico y etario hacia la consideración del interjuego dinámico de las influencias culturales. p. y en el compromiso profesional de ayudar a que dicho potencial se realice a fin de promover una perspectiva positiva del envejecimiento. competencia en la vida cotidiana. compartida en el campo de la Gerontología. y a la dialéctica de ganancias y pérdidas a lo largo del curso de vida. Journal of Holistic Nursing. Los cambios en los recursos personales existentes ligados al proceso de envejecimiento. G. Por último. 219). satisfactoria. J. (2001). En este sentido. En este sentido. 219-220. teóricos. una consecuencia de la incidencia del paradigma del curso vital en el estudio del desarrollo humano es la creciente orientación a la comprensión del envejecimiento normal. ciertamente unas más beneficiosas o satisfactorias que otras. metas motivacionales.Envejecimiento y vida cotidiana nalidad. p. sexualidad. El Dr. en diversas direcciones en los distintos dominios: intelectual. aún predominantemente negativa. En particular. Creemos que promover respuestas de afrontamiento efectivas frente a la crisis generada por la transición al envejecimiento constituye una importante meta de intervención terapéutica. competente o exitosa. 138 . 19(3). Editorial: Promoviendo una vision positiva del envejecimietno. hemos observado que la preocupación de teóricos y clínicos se orienta no sólo a los aspectos psicopatológicos sino a la vejez normal. afectividad. 2001. Acton (2001). Por consiguiente. plantea esta preocupación preguntando: “¿cómo cambiamos la connotación negativa asociada a la edad y al envejecimiento hacia una mirada más positiva acerca de esta importante etapa del curso vital?” (Acton. relaciones sociales. Su propuesta. supone un énfasis en el “potencial de desarrollo” de la persona. afectan el funcionamiento de la personalidad. la cuestión de los procesos de cambio y regulación de la personalidad en el ajuste a las transiciones vitales ha cobrando relevancia en la investigación gerontológica contemporánea. metodológicos y clínicos hacia la adopción de enfoques que permitan comprender la complejidad del proceso de envejecimiento y rescaten la persona envejescente. reconociendo la variabilidad interindividual en las diversas “modalidades de envejecer”. la revisión de supuestos epistemológicos. etc. históricas y las experiencias idiosincráticas. los procesos de auto-regulación cobran un rol central en la capacidad adaptativa de la persona a fin de afrontar o minimizar los efectos adversos de las crisis.

J. Theoretical propositions of life-span developmental psychology: On the dynamics between growth and decline. M. Lerner (Eds. Palo Alto. M. En C. M. B. 50. M. U. & Schroots. 28(2): 184-215. M. & Rothermund. B. & Baltes. L. & Smyer. 1029-1120). (2002) Psicología del ciclo vital: Hacia una visión 139 . Intentional self development through adulthood and later life: Tenacious pursuit and flexible adjustment of goals. J. P. K. Journal of Aging and Health 17(4): 471-489. and theory in the psychology of aging. Darley & D. En J. M. J. Brandtstädter. & Rothermund. En J. 3-23). A. pp. Successful aging. Schaie (Eds. Baltes. M. 150-183). B. CA: Sage. U. (2006). (1999). Research on Aging.) The self and society in aging processes (pp. Annual Review of Psychology (Vol. J. Cambridge. (1990). Linderberger. Dulcey Ruiz. K. & Valdivieso. E. A. pp.). Birren. Baltes. B. Foss (Eds. En J. Staudinger.. Damon (Ed. M. Developmental Psychology.). Marshall (eds. J. New York: Academic Press. (1999).. P. CA: Academic Press. New York: Wiley. U.). Thousand Oaks. E.Envejecimiento y vida cotidiana Ardelt. Brandtstädter & R. Wentura. (1998). History. (1996). (2002). W. & Koenig.W. (Eds). U. & Staudinger. Perspectives from the Behavioral Sciences. The role of religion for hospice patients and relatively healthy older adults. 22: 117-150..M. 23: 611-626.D. Baltes. Action and self development: Theory and research through the life-span (pp. C. Ryff y V. F. (2005) The resilience of self-esteem in late adulthood. Handbook of Psychology of Aging (4º ed. B. K. S. Baltes. U. (2006). T. pp. 373-400). J. 569-664).). D. E.). & Lindenberger. Life Span Theory in Developmental Psychology.. Brandtstädter. CA: Annual Reviews. P. U. U. (1999) Self-development in adulthood and aging: The role of critical life events..: Cambridge University Press. Birren & K. En W. concepts. 471-507). P. Life-span Developmental Psychology. Collins. (1987). Spence. Handbook of child psychology: Theoretical models of human development (6º ed. Life-span theory in developmental psychology. Baltes. Handbook of Developmental Psychology: Theoretical models of human development (pp. M. & Staudinger. U. The life-course dynamics of goal pursuit and goal adjustment: A two-process framework. Lerner (Eds. Damon & R. Developmental Review. P. J. Nueva York: Springer. En W. Lindenberger. Diehl. M. C. San Diego..

Mallorca (I. DC: American Sociological Association.psiquiatria. Manual de Psicología de la personalidad. (1994) Aging and God: Spiritual pathways to mental health in midlife and later years. H. Developmental processes in adulthood European research perspectives. 10(3): 135-138. (Comp. A. Erikson.com. Baleares) 1-28/02/08. J. J. En D. G. The life course and aging: Some reflections. Estimulación sociocognitiva y cambios en las estrategias 140 . 8(12): 31-40. Colombia. En M. Koenig. Vejez con éxito o vejez competente. Cicchetti & Cohen (Eds. (2003). E. Un reto para todos. Heckhausen. (2001). Retiro y Seguridad Social. D. E.). InterSalud y Psiquiatria. Elder. 2008) Conferencia: Espiritualidad y religiosidad en el envejecimiento: ¿Las estrategias de afrontamiento espiritual-religiosas son positivas o negativas en la vejez? IX Congreso Virtual de Psiquiatría. Adaptation and resilience in midlife. Developmental regulation in adulthood: Age-normative and sociostructural constraints as adaptive challenges. G. (2006). (1999). A. Barcelona. (1996). Jr. Kallio. Sanfafé de Bogotá. E. Revista de Trabajo Social de la Universidad Católica de Santiago de Chile. 34(1-2): 17-27. (1999). New York: Haworth Pastoral Press. (febrero. U. & Pirttilä Backman. Washington. Handbook of midlife development (pp. H. Greve. R. Revista Latinoamericana de Psicología. & Staudinger. 1-25). New York. (2003) La Post-Gerontología: hacia un renovado estudio de la gerontología. Distinguished Scholar Lecture. Buenos Aires: Paidós. Section on Aging and the Life Course (pp. R. Fierro.) Developmental Psychology (2º ed. Krzemien. Fernández Ballesteros. Conferencia en el Simposio Internacional Envejecimiento Competente. M. (2005). 345-394).. Journal of Adult Development. Resilience in later adulthood and old age: Resources and potential for successful aging. Lachman (Ed. & Monchietti. 796-840) Heckhausen.Envejecimiento y vida cotidiana comprensiva de la vida humana. New York: John Wiley Iacub. D. junio). (1999. W. Paidós. http://www. A. NY: Cambridge University Press.com/congreso/2008/ psicogeriatria/articulos/34345/ Krzemien. pp. (1985) El ciclo vital completado.).

D. (2005). Bellak. Westenberg. (2005). F. 219-235). K. M.). 40(5): 291-299. UK: Pergamon. 22(2): 183-210. A. & Diehl. A. 261-296). Revista Interamericana de Psicología. G. F. S. Labouvie-Vief. Menninger. 15(3) : 490-504. Cognitive complexity and cognitive-affective integration: Related or separate domains of adult development? Psychological Aging. M. Guillaume (Ed. Lazarus. (1986). 41(2): 139-150. pp. [El curso de vida: emergencia de un paradigma interdisciplinario]. (2007).S. Mahwah. Monchietti. & Diehl. Bickel. M. & Diehl. D. Revista Española de Geriatría y Gerontología. C. (1998a). Life-span Developmental Theories. Le parcours de vie: émergence d’un paradigme interdisciplinaire. NJ: Lawrence Erlbaum Associates.). E.. Personality Development: Theoretical. Adaptational challenges and coping in late life. The role of ego development in the adult self. G. En J. A. 6(10): 111. (1998b). W. M. Labouvie-Vief. 63(2). Oxford.120. Walker (Eds. Comprehensive Clinical Psichology (Vol. 4-15. & Spini. Bulletin Menninger Clinic. Bruxelles: De Boeck. & Diehl. R. empirical. La Psicología del Curso de Vida en el marco de la Psicología del Desarrollo. Afrontamiento activo y adaptación al envejecimiento en mujeres de la ciudad de Mar del Plata. J. En P. D. 141 . Estrés y procesos cognitivos. 238-268). Ch. G. S. Estilos de personalidad y afrontamiento situacional frente al envejecimiento en la mujer. Labouvie-Vief. (2000). G. Urquijo. New York: Oxford University Press. Lalive d’Epinay. D. Hersen & C. Cavalli. Blasi & L. Una revisión de la estrategia autodistracción. Labouvie-Vief. D. (1999). S. Whitbourne (Eds. Krzemien. Revista Argentina de Sociología.. Cohn (Eds. M. and clinical investigations of Loevinger’s conception of ego development (pp. Self and personality development. Cavanaugh & S. W. S. (1999). E. & Krzemien. Gerontology: An interdisciplinary perspective (pp. (2008). suppl. En J.. En A. M.Envejecimiento y vida cotidiana de afrontamiento a la crisis del envejecimiento femenino. & Folkman. Barcelona: Martínez Roca. I. Parcours biographiques..). Krzemien.). Revista Interdisciplinaria de Psicología y Ciencias Afines. Lombardo.

Anales de Psicología. (1981). Riegel. K. Triadó. & Osuna. G. Vaillant. D. K. Morgan. E. F. (2001). Human Development. L.. (2003). & Feldberg.. Successful aging. D. 142 .. American Journal of Psychiatry. P. Urquijo. (2008). Stefani. Inc. K. C. Monchietti. A model for analyzing human adaptation to transition. J. dic. Disponible http://sage-ereference. New York: Lexington Books. Solé Resano. Overwhelmed: Coping with life’s ups and downs. 23(1): 37-42. Revista Latinoamericana de Psicología. K. Self-regulation of normative and non-normative challenges. Estrés y estilos de afrontamiento en la vejez: Un estudio comparativo en senescentes argentinos institucionalizados y no institucionalizados. (2002). M. (2007) Coping skills.com/psychology/Article_n71. (1994). A. 158(6): 839-847. 22(2): 267-272. S.html. Encyclopedia 21st Century Psychology: A Reference Handbook. Bienestar. H. & Krzemien. Anales de Psicología. Schlossberg. K. B. Barcelona: Editorial Herder. New York: Academic Press. Haciéndole frente al estrés en la vejez. 24(2): 299-311. Buenos Aires: Docencia. (2006). D. Wrosch. Revista Multidisciplinar de Gerontología. (1979). 13(3): 152-162. & Freund. & Mukamal. N. Thomae. Editor´s Announcement: Majors contributions. (2003). Hermenéutica y Acción. (1996) Los significados de la edad. Krzemien. Neugarten. 34(1): 41-54. Revista Argentina de Gerontología y Geriatría. C. Adaptación a la crisis vital del envejecimiento: Rol de los estilos de personalidad y la apreciación cognitiva en adultas mayores. Lombardo. Villar. CA/London: SAGE Publications.Envejecimiento y vida cotidiana Monchietti. SAGE eReference. N. Ricoeur. M. Schlossberg. 2008. The Counseling Psychologist. Ámbitos de influencia. E. R. adaptación y envejecimiento: Cuando la estabilidad significa cambio. C. A. C. Representación social de la vejez. A. 44. 9(2): 2-16. F. 264-283. (2001). (1985). Foundations of dialectical psychology.

la fantasía. hace mucho que se sabe que para el hombre no hay realidad neutral ni tampoco realidad puramente sensorial. como todo sujeto. Para soportarla. Facultad de Psicología. II. El consumo material. nos trae demasiado dolor.Envejecimiento y vida cotidiana VI. deforma o permanece sordo al discurso del conjunto. Solo se trata de encontrar aquel objeto que ilusoriamente es el adecuado. dice: “la vida (…) es demasiado pesada para nosotros. con la naturaleza. hubiera agregado el consumo de bienes perecederos como paliativo para esa insatisfacción. con las innumerables facetas de la vida. el amor. además de narcóticos. El analista considera en su intervención los modos en que el sujeto oye.uba. las metas de su conocimiento y la observación de las diferentes realidades estarán tamizadas y se ajustarán a esas pautas. con la realidad. no se puede prescindir de paliativos”. Reconoce las especificidades de las reacciones del paciente y los umbrales de frustración que tolera de su economía psíquica y cómo percibe los objetos que circulan a su alrededor que le otorgan palitivos para su deseo. Época y Clínica de la Vejez Autora: Graciela Monica Macotinsky.” (Piera Aulagnier. El psicoanalista. Los pensamientos. 1977 y 1984). el 143 . está circunscrito a los límites que su psiquismo le impone y a los saberes dominantes de una epoca y cultura. en el El malestar en la cultura (). e-mail: gmacotin@psi. la ilusión. Sin embargo “el objeto. Y en consecuencia escuchará cada historia e intervendrá en cada caso singular con las influencias de ese contexto. Una persona puede ver un arbol y reconocer en este árbol una especie vegetal o el depositario del espíritu de un antepasado. con los otros. con los vínculos. Una función del trabajo clínico del psicoterapeuta es intentar aprehender las maneras que un sujeto se relaciona con su cuerpo. la investigación científica. ese objeto”. Cultura. agrupándolos y enumerándolos a lo largo del capítulo: el arte. El análisis de los postulados del mensaje cultural me parece una excelente vía para abordar la respuesta que la psique elegirá dar. Freud. Esta introducción se basa en palabras de Piera Aulagnier. ubicado de manera tal para saber que nunca podremos conocer desde el interior lo que ve este otro sujeto. “Recordemos que esta constatación no data de hoy ni de la época freudiana. tareas irresolubles. decepciones.ar Profesora Adjunta de Psicología de Tercera Edad y Vejez. Los hay de diferentes clases. dice Freud. los narcóticos (Castoriadis). funciona como una lógica reguladora del mundo y organizadora de la sociedad actual. la religión. Universidad de Buenos Aires. Para hacer algo de ficción tal vez hoy Freud. frente a los innumerables que nos ofrecen. Creo que el analista es un actor y observador de esas situaciones. el goce estético.

Mostraría un desvanecerse de lo real. a la cultura. plan o cuerpo simbólico integrador de los significados. Llego a la sesión dolida por que nadie había prestado atención a su relato. dependiendo de los despliegues subjetivos que cada uno haga. La vida social se asentaría con cada cual en su propia cohorte. Rosa quiso transmitir vivencias de un pasado en una situación y con determinadas personas que no dejaban espacio para las expresiones afectivas. Tal vez sean determinados momentos en los que el encuentro entre generaciones se puede producir. Veamos juntos el hoy. permite por primera vez imaginar una cultura sin legados que cumplir. “El presente que habitamos mostraría una fragmentación extrema de la experiencia del hombre. siempre está metido para adentro. no habría quién recibe el legado ni quién lo otorga. Y sean los diferentes actores quienes faciliten las estrategias para que esto suceda. p. de su concebirse como un todo orgánico en marcha. Aquí nos encaramamos en otra economía. sin fanatismos de los cuales sentirse parte. por una parte. con saberes que ilusoriamente parecen surgir por auto-engendramiento. cambio favorable en la vida del hijo. manejado por lógicas de lo tecnourbano-masivo-consumista. les hizo un escrito en el que nostálgicamente hablaba de los cambios habitacionales que se produjeron a lo largo de su vida y la casa de la infancia. que denotaba una futura mejor calidad de vida. Siempre le habían hablado sobre su “sentimentalismo”. Esta tal vez sería una de las claves cuando trabajamos con adultos mayores. la economía de las pulsiones y las prohibiciones y prescripciones que dieron origen a la organización social. Fragmentación que no podría retornar a ningún valor. 1993. desde hace unos años tiene un cuaderno donde escribe sus experiencias y narra momentos de su vida. Sin transmisión intergeneracional posible. los mundos tecnoproducidos cotidianamente y la cibernetización de la memoria y el hacerse de las cosas construyen un nuevo escenario de vida en el cual la realidad muere si carece de tecnointermediaciones” (Casullo.19). El problema era. sin pasado y sin futuro. Comenzó a tener una profesora particular de letras y actualmente concursa en diferentes eventos literarios barriales y en ONGs. las lenguas masificadoras. donde las mediaciones comunicativas totalizantes. “Cierta crítica posmoderna argumenta que este disolverse de las representaciones modernas. para ser parte de la comunidad que lo cobija en las diferentes épocas. el de la primera experiencia de satisfacción bien sabemos nunca se encontrará. sin sueños … que padecer”(Casullo. que a su hijo “no le gusta hablar sobre esas cosas.” 144 . no dice. de sus relatos patriarcales. Si no hay diferentes posiciones entre un niño y un adulto. irrepetible. una paciente de 75 años. al resignar cada sujeto sus mociones pulsionales. Aquí recuerdo a Rosa. la nota doliente que ella ponía por el lugar que se dejaba. en contraste con el acontecimiento de la mudanza. El día que su hijo y la familia se mudaban. Ese cuaderno fue y continúa formando parte de las sesiones. 1993).Envejecimiento y vida cotidiana primordial.

se puede ver un movimiento hacia un estilo más informal uni-age. que: Entre los rasgos más significativos de la cultura posmoderna debemos incluir: 1. la web) son reconocidos como simulaciones. son ahora admitidos como interlocutores válidos. Dice así: “las asunciones que sustentan modelos psicológicos de estadios de desarrollos vitales universales.Envejecimiento y vida cotidiana Pensemos. Se pretende que los individuos se moverían en la construcción retrospectiva de una secuencia ordenada de estadios presentes durante el curso de sus vidas” (Freeman. La emergencia de nuevos movimientos sociales en los cuales. las modas y las formas de las búsquedas de placer son similares para padres e hijos. en la cual los espectáculos masivos (Disneyworld. Y ahora comienza. como dice Featherstone. Se argumenta que el cambio posmoderno va a llevar a desdibujar lo que previamente parecía relativamente claro: estadios marcados y características y experiencias conductuales asociadas con tales etapas. videos. “los otros”. Hay una creciente similitud en los modos de presentación de los actores: los gestos y las posturas. The Truman Show) y los medios de comunicación (TV. aquí agrego Gran Hermano. se puede ver un movimiento hacia un estilo más informal uni-age (Featherstone and Hepworth. Un acercamiento juvenil. 1988). 1991). o el hacer proyectos vitales. las modas y las formas de las busquedas de placer son similares para padres e hijos. Meyrowitz (1984) señala que en la sociedad occidental contemporánea los chicos se parecen cada vez más a los adultos y los adultos a los chicos. uno de los planteos con los que sí acuerdo e intenta ser central en el escrito se refiere a cómo en los últimos años la cronología ya no marca tanto las expectativas sociales y subjetivas. Los teóricos del movimiento hacia la sociedad posmoderna enfatizan una emergente des-institucionalización y de-diferenciación del curso vital. con menos énfasis que en el pasado sobre un desarrollo de la identidad basado en roles transicionales específicamente ligados a la edad. (Ejemplos de esto podrían ser los flashes de la tinellización mediática con los nbiños bailando erótica o casi pornográ145 . El énfasis puesto en cultivar estilos de vida. que solo serán posibles a través de una disposición consumista y que están diseñados para alcanzar un efecto placentero. a mi criterio esa realidad excesivamente parcializada. casi juguetón a la cultura. 2. 1984). Los años que cada uno y cada cual tiene para pensar el acceso a momentos de la vida estuvieron en ciertos tiempos pasados fuertemente ligados a la edad mientras que hoy se trataría sobre la irrelevancia de la edad. Tercer Mundo. naturaleza. valores antiguamente excluídos como mujer. Sin embargo en este mismo artículo dedicado al curso de la vida y la posmodernidad. pero ello no interfiere con su aceptación pública y de ninguna manera reduce su efecto placentero (Urry. Tambien se señala que hay una creciente similitud en los modos de presentación de los actores: los gestos y las posturas. han mostrado que son defectuosas.

el dinero y los problemas que acosan a los adultos y que estos trataban de esconder para preservar su imagen ante sus hijos. pero con otras difería y me preocupaban. del uso lingüístico estándar” (Friedman. sexual o fisiológica. Meyrowitz ve este movimiento hacia un estilo de conducta uni-age. En el marco teórico del libro Chicos en banda se explica: “La indiferenciación de lugares entre adultos y chicos. lo cual. La edad cronológica va siendo continuamente desacreditada como indicador de inevitables normas debidas a la edad y. Creo que expresan diferentes segmentos y tramas de la fragmentación social y por ende la fragmentación en las teorías. el cual.. como influenciado por el advenimiento de un imaginario mediático. en contraposición. anteriormente ocultados. vitaminas. del discurso racional. como forma mayor de comunicación. señala: “En última instancia. Esta perspectiva sociológica del cambio tiene su impacto en un amplio rango de disciplinas académicas.ficamente43). en el que era común que niños y adultos se mezclaran en distintas escenas de la vida social. Pero hoy. su objeto de estudio. lógicamente despiertan una enorme atracción. consideraba que describían una realidad sesgada que coincidía parcialmente con la clínica que me llega. se van incrementando un cúmulo de evidencias para desmentir el hecho de que la vejez necesariamente debe traer declinación mental. argumentan. No hay que olvidar que tales teorizaciones posmodernas plantearían “tendencias culturales emergentes.” A medida que avanzaba en mi lectura acordaba con algunas ideas de Featherstone. se van multiplicando los nuevos expertos en mantenimiento corporal que con optimismo prescriben comida saludable.” Asimismo sobre el tratamiento que se hace culturalmente acerca del paso del tiempo sobre el cuerpo. dice: “En cuanto al mantenimiento corporal. sobrepasa los controles que los adultos habían establecido anteriormente sobre los tipos de información que ellos creían necesario brindar a sus hijos y que institucionalizaban el proceso de socialización y educación. al describir cómo un antropólogo que trabaja en un contexto en el cual. demanda el derecho a réplica y a contestar su interpretación. La llamada esfera privada de la vida familiar es cada vez menos privada y menos autoritaria. Marcelo Tinelli. no llamaba la atención durante el siglo XV. Ellos. tales como el sexo. al sostener la promesa de hacer retroceder el reloj. 1984) y hacia la necesidad de admitir al otro como un interlocutor co-igual en el diálogo humano. son los verdaderos indicadores de cómo una persona debe sentirse. especialmente en la clase media. el otro. Ello indica un movimiento progresivo desde un universalismo hacia una mayor tolerancia del conocimiento local (Lyotard. 1987). el curso vital debe ser entendido como un panorama de culturas. la muerte. Animador de un programa de entretenimiento en un canal de aire en Argentina .. Así Friedman (1987). dietas y otras técnicas de control biológico de la edad. Lo que estamos presenciando aquí es el colapso de una estructura autoritaria. aquella que define la superioridad del adulto. 43. A través de la televisión los chicos tiene ahora un acceso privilegiado a ciertos aspectos de la vida adulta.

que puede abatir sus furias sobre nosotros con fuerzas hiper-potentes. controlados y superfluamente unidos para ser juguetones. incluido. inseguros. económico y libidinal. manteniendo sus signos vitales y juveniles a cualquier costo humano. Me dirigí a dos extremos de la franja comunitaria: la del sujeto adulto. refieren las autoras. Por fin. se tornaron frágiles. En las ruinas de esa experiencia histórica vemos emerger nuevas relaciones que no solo ponen de relieve la simetrización o indiferenciación de lugares sino mas bien la perdida de toda referencia en la cual anclar. de la psicología. desde el cuerpo propio. destinado a la ruina y la disolución. La vida corporal del hombre está fuertemente impregnada por los desequilibrios económicos y por prácticas asistenciales perversas. abocados en luchar contra los inevitables límites de la muerte. Es este mismo sistema el que prohíbe al otro extremo de la franja acceder a las prestaciones médicas más elementales por estar expulsado por no pertenecer a una determinada zona geográfica. La humanidad del ser en vez de integrarse se desgaja. que. despiadadas. hijo ya no se perfilan como significantes de una relación intergeneracional basada en el principio de autoridad. compramos otro. no para 147 . La biomedicalización sujeta al hombre de hoy a un poder que va medicalizando y nominando enfermedad a los cambios naturales que el paso del tiempo conlleva. desde el mundo exterior. Se reniega de la mortalidad y se considera a la naturaleza un servicio inagotable a nuestra disposición. destructoras. con mi hermana y mi mamá” “Padre. desde los vínculos con otros seres humanos. la alteración de los lugares simbólicos de autoridad delata algo más que un simple cambio histórico en la configuración familiar. Estos cuerpos con alto poder adquisitivo experimentarán la necesidad de ser prueba de nuevas aparatologías.” “A veces Ángel me consigue cospeles para que pueda ir al baile” (Relato de una madre)” “Yo trabajo en la terminal abriendo puertas de autos. sino que parece tratarse de lugares simbólicamente destituidos”.” El borramiento de los límites lleva a someter al cuerpo de hoy a experiencias que irán prolongando cuasi indefinidamente el estado del órgano en detrimento de la calidad funcional de la vida. que se siente ilusoriamente victorioso frente al dolor que marcó Freud En El malestar en la cultura (1929) cuando dice: “Desde tres lados amenaza el sufrimiento. Y los vínculos.Envejecimiento y vida cotidiana tras un largo período de institucionalización. Algunos se verán atrapados en los artificios generados por los avances científico-técnicos. y si el lugar silvestre propio muestra señales de un posible ocaso. con toda la multiplicidad del término. madre. no puede prescindir del dolor y la angustia como señales de alarma. flexible. volubles. de la pedagogía (agrego del psicoanálisis) aportaban a la producción de la infancia y adolescencia estableciendo “necesidades” propias de cada etapa e inventando instituciones de socialización que aseguraran la distinción de espacios y roles. La modernidad había puesto a disposición de la sociedad una serie de dispositivos…Tecnologías de distinta procedencia-de la medicina.

el padecimiento en soledad convierten el traumatismo en una carga más pesada por soportar. Ariès se pregunta. se vuelve vergonzosa y objeto de censura” Esta muerte es denominada por Ariès “la muerte prohibida” o Invertida. un conocido prejuicio que condena a nuestro sujeto occidental judeo-cristiano a no permitirse sentir “eso” después de no se sabe qué edad (De Lara.Envejecimiento y vida cotidiana jugar. 2009). Presenta. La sociedad retira la ayuda a quien padece cuando en realidad debería socorrerlo. Elida habia querido separarse del esposo. Macotinsky. La actitud moderna ante la muerte para preservar la idea de felicidad. El acento está puesto. acerca de la posible relación entre el origen de la patología social de hoy y la evacuación de la muerte fuera de la cotidianeidad. para lo cual es necesario volverla amable: el muerto se transforma. de 72 años. Al desanudar los man148 . porque son los jóvenes los “mayores” consumidores de cerveza. su abuela muy distante y fría. nace en Estados Unidos a comienzos del siglo XX. decía que la mamá de Elida era una prostituta. ni el duelante: “la muerte tiende a ocultarse y desaparecer. además. según Ariès. en que es la emoción lo que hay que evitar en un lugar público. Hace poco se vio en televisión una publicidad de cerveza. porque hace 20 años no tengo relaciones sexuales y ahora que enviudé quiero hacerlo con un hombre más joven que yo”. toma un té. ligada a la prohibición del duelo y al derecho a llorar a los muertos. gracias a esta práctica. Al tomarla. Pero estos publicitarios no escucharon a Elida. lo contrario puede ser señal de un desorden mental. Un mundo virtual donde se invierte y casi va la freezer la cronología. Se trata de eludirle al entorno y a la sociedad el malestar y el sufrimiento provocados por la agonía y proximidad de la muerte. tomando una investigación del sociólogo inglés Geoffrey Gorer. de viejos. Groisman. Y al final se convierten en una pareja de jóvenes que se atraen apasionadamente. confunde su taza de te con la cerveza. El nieto se va y la abuela. Los creativos publicitarios no pudieron mantener el concepto de liberación. Un compañero del geriátrico. probablemente porque fijar la imagen de estos veteranos no serviría para el consumo. Tres días antes de concretar la separación. Elida. Uno solo tiene derecho a emocionarse en privado. la mira y pide una cerveza. iniciaba la primera entrevista diciendo: “Vengo a que me diga si estoy loca. en un “casi vivo”. La represión de la pena. Después de esto cuenta que su madre la había abandonado y su abuela paterna. él toma cerveza. él tiene un accidente cardiovascular y ella queda cuidándolo durante todos esos años. como diría Winnicott. una loca de la vida. es decir a solas. en la que un nieto visita a su abuela en un geriátrico. quien la crió. un hombre irascible que padecía diabetes. (…) la muerte es objeto de comercio y de beneficios. se erotiza y comienza a rejuvenecer. No hay espacio para el duelar. Resalto aquí la articulación de factores culturales con los histórico-subjetivos. excitación y atracción en una pareja de adultos mayores. excitándose y rejuveneciéndose como ella. Hace un tiempo una paciente.

Macotinsky.…vivir de manera creadora. acercar a este otro el emerger de un proceso de historización. y lo que un cuerpo tiene para decir (De Lara. aparecen los múltiples tiempos de un cuerpo: relaciones que pueden ser contradictorias entre lo cronológico y lo psíquico. Creo que Donald Winnicott. 1993. la religión…”” la experiencia cultural…comienza en el espacio potencial entre un niño y la madre. Esta viñeta interroga sobre el propio cuidado y la responsabilidad por los otros. la ley y la memoria. que de vía para reorganizar y dar valor a su sentimiento de continuidad. mantener la memoria con toda la polisemia y connotación histórico-social y subjetiva que implica el sustantivo memoria. conduce a todo aquello que compone la herencia del hombre: las artes. un saber científico que ya no puede dar cuenta de sus propias potencias para barbarizar y extinguir la historia. como señala Casullo. sobre los discursos que le hablan al cuerpo.. el niño (y el adulto) ---así esta en Winnicott “(el adulto)” vive de manera creadora. los mitos históricos.” (Casullo. asistéramos a “…una licuación de los relatos…serían claves de interpretación un sujeto vaciado de potestades y fenecido como conciencia autónoma. Preguntas sobre la diferencia entre las normas.“la experiencia cultural (…) comienza con el juego.…en el área espacio-tiempo entre el niño y la madre. 16-18). las instituciones sociales. da una posible salida y libera expectativas: “El mundo interior de la persona sana se vincula al mundo exterior o real sin dejar de ser personal y capaz de una vida propia”. así sea un trozo de madera o un cuarteto de Beethoven.Envejecimiento y vida cotidiana datos y enunciados familiares impregnados de la consabida carga cultural –mujer-deseo sexual-prostituta-loca-vieja loca. ¿Cómo pensar entonces la posición del analista con estas configuraciones epocales escuchando el discurso del paciente adulto mayor? Cuando por una parte hallamos que socialmente se revierte o pervierte este contrato que garantizaría la verdad. 149 . sobre lo pre-visto y lo im-previsto. un progreso tecnoindustrial que agudiza las diferencias materiales y la oscuridad de los futuros. Groisman. con su conceptualizacion creativa. …el pensamiento filosófico. lo moral y la ética. --.viró su lectura del querer ser mujer y habilitó nuevas relaciones con otros hombres y con la vida. para pensar en estos tiempos líquidos. entre el tiempo personal y el social-cultural. las matemáticas.” “En la vida adulta…la persona sana admite la desintegración y el sufrimiento a ella asociado”… “en el estado de no-integración aparece y reaparece el impulso creador”.” “Una defensa organizada contra la desintegración priva al individuo de las condiciones necesarias para el impulso creador y le impide. pp. utilizando los materiales disponibles. Si. con difusos ideales que construyen modelos tanto o más omnipotentes y llevan a que la responsabilidad del ser social se diluya o rebalse su cauce. En la clínica con el adulto mayor concurren el dar lugar a la palabra para sostener los tiempos de no-integración. 2009).

No es nihilismo ni apología a la desesperanza. Casullo. R. Psicoterapia psicoanalítica en la vejez. “Condenado a investir”. (1977). es una tentativa. Asociacion de Psicologia y Psicoterapia de GrupoDiccionario de la Real Academia Española. Chapot.. Revista Vertex 29: Buenos Aires. in Featherstone. Buenos Aires.. (1993). Psicoanalisis-ApdeBA. CA: Sage). Revista de psicoanalisis. Guido. Buenos Aires: Ediciones El Cielo por Asalto. BIBLIOGRAFIA Aulagnier. and Turner. Bernardi. (Eds. Lopez. Hepworth. Featherstone. Trabajo presentado en la Jornada 2009. confrontar. Freud. En Multi-inter y transdisciplina. .) THE BODY: SOCIAL PROCESS AND CULTURAL THEORY. la de realizar una lectura de los paradigmas contemporáneos para seguir pensando cómo reconstruir y continuar este ser analista en el mundo de la gerontología. M. acercarme y metabolizar estas actuales. (1984). Buenos Aires: Paidós. Hepworth. M. XI. Departamento de Adultos Mayores. 2001. Los caminos de la Subjetividad en el declive de las instituciones. M. P. resignar algunos propios. N. Macotinsky . (1982) 1910-Las perspectivas futuras de la terapia psicoanalítica. complejas formaciones culturales que son extrañas y simultáneamente cotidianas. Buenos Aires: Amorrortu. Corea. La violencia de la interpretación. 22ª edición. S.Para finalizar Este trabajo se inserta en el camino para localizar qué relatos operan en la organización de nuevos ideales. Thousands Oaks. B. C. (1999). (2008). P. Groisman. “La clínica psicoanalítica y el dialogo intra e interdisciplinario”. Buenos Aires: Amorrortu.S. M. (1991). Duschatzky. Aulagnier. The mask of aging and the Posmodern Life Course. S. Macotinsky (1997). El erotismo en el envejecer. VolXXI N°3. Chicos en Banda. De Lara.. El debate modernidad-posmodernidad.

“La intervención en catástrofes sociales. 1930. M.Faimberg. Pachuk. El malestar en la cultura. Perspectivas de Occidente. Paso del tiempo. Kaes.psiconet. Macotinsky G. Buenos Aires: Amorrortu. D (1997). (1985). M. (1991). Buenos Aires: Amorrortu. (1996). Lewkowitz I. S. en Lo Negativo.. Revista de la Asociación Argentina de Psicología y Psicoterapia de Grupos. www. R. S. H. Perspectivas psicoanalíticas. Buenos Aires: Paidós. Del horror a la simbolización”. Macotinsky.. Buenos Aires: Paidós. XXI. Erótica y Vejez. (2003). J. (2004). Actualizaciones en Gerontología. (1999). cuerpo y exclusión en la vejez. El psicoanalista. Buenos Aires: Amorrortu.com/tiempo. Libro 151 . XX. “Sobre la destitución de la infancia”. Revista de gerontología Tiempo N°5. (2004). (2006).com/tiempo. Macotinsky. N° 1. Freud. cita incompleta. Katz.. (2005). www. Proyecto terapéutico. G. G. R. Kaes. S. S. Macotinsky. XIV. (1979). (1996). Revista de la Asociación Argentina de Psicología y Psicoterapia de Grupo N°XX. Transmisión de la vida psíquica entre generaciones. Buenos Aires: Amorrortu. El paciente anciano y los fantasmas del terapeuta. Buenos Aires: Amorrortu. Revista de gerontología Tiempo Nº13. (1998). Lifac.psiconet. Macotinsky. Aproximaciones a una construcción social de la vejez. Buenos Aires: Amorrortu. G. síntoma y angustia.. 1912-Sobre la dinámica de la transferencia. L. Enriquez. Hornstein. El pacto denegativo en los conjuntos trans-subjetivos. Iacub. 1925-1926 Inhibición. y Singer. R. Freud. XII. Baranes. S. Artículo en Diario Página 12.G. (1982).Envejecimiento y vida cotidiana Freud. AGEBA. el viejo y la gerontología. Movimiento Psíquico y Vejez. Freud. (1985) 1914-Introducción del narcisismo. C.

Revista de gerontología Tiempo Número 16 . Escritos de pediatría y Psicoanalisis Laia Barcelona. Macotinsky. Revista de la Asociación Argentina de Psicología y Psicoterapia de Grupo. Oddone M. N°1. L. D.psiconet. La Vejez. “Caracterización psicosocial de la vejez”. el Edipo y la temporalidad. 1947. Una mirada gerontológica actual.Abril 2005 www. y Salvarezza L. 152 . D. Buenos Aires: Paidós. (1998). El ideal.Envejecimiento y vida cotidiana del III Congreso de la Federación Latinoamericana de Asociaciones de Psicoterapia Psicoanalítica y Psicoanálisis (FLAPPSIP). En Informe sobre tercera edad en la Argentina. Perú. (2000). G. J.com/tiempo . (1998). Singer. Psicoanálisis y Gerontología (2005). Salvarezza. (1979).Odio en la contratransferencia.W. Winnicott. Dos posiciones de la subjetividad.

nas novelas. passando de imagem associada à doença a uma velhice positivada. Como a sociedade brasileira apresenta uma grande diversidade no que diz respeito aos diferentes grupos sociais que a compõem. a mídia é hoje o lócus público por onde atravessam vários discursos informativos sobre a velhice e o envelhecimento. Estado e sociedade. Formar uma opinião sobre a velhice é dar sentido às imagens heterogêneas da mídia. pergunta-se: quais são as informações que consumimos sobre a velhice e o envelhecimento?44 De que modo o envelhecimento é dado a conhecer? Que informações são consumidas? A mídia está preparando a sociedade para a longevidade? Como ela apresenta a heterogeneidade da velhice? Sabe-se que a mídia reflete um processo de construção do envelhecimento e da longevidade.br Docente do Programa de Estudos Pós-Graduados em Gerontologia da PUC-SP. também denuncia a violência. Uma das instituições fundadoras do espaço social e que nos dá existência na contemporaneidade. absolutizando a miséria humana e reduzindo a velhice ao abandono e desrespeito por parte da família.como produto e produtor sócio-cultural .. Na sociedade contemporânea. Cada vez mais os velhos estão presentes nas páginas dos jornais. e-mail: beltrina@uol.reflete imagens que podem contribuir ou não para a promoção de outra percepção da velhice. como no IV e V Encontro dos Núcleos de Pesquisa da Intercom. Ela vem apresentando diferentes informações sobre uma etapa da vida em que para muitos ainda é negativa. E acredita-se que se o cidadão for bem informado sobre o processo de envelhecimento e a longevidade humana. III. em 2004 (Porto Alegre) e 2006 (Brasília). pois a mídia e seus mais diversos veículos de comunicação representam uma das instituições sociais contemporâneas que pode ser caracterizada como destinadora do discurso sobre o envelhecimento e a longevidade. na Internet. será que as imagens apresentadas são tão diversas quanto as velhices existentes? Acreditando que a mídia reproduz o “pensar” e o “pulsar” de uma determinada cultura. 153 . mostrando como os idosos podem ser maltratados mesmo sob o teto de famílias de classe média. Analisar a mídia sob a perspectiva da velhice e do envelhecimento permite identificar quais imagens estão sendo desenhadas. O envelhecimento na mídia: Desenhando velhices? Autora: Beltrina Côrte. ele terá opinião e se localizará na sociedade. Não são mais invisíveis.. nas propagandas. Que velhices estamos desenhando? Este texto trata da diversidade da velhice e de como ela é retratada na mídia. como figurantes e personagens principais. Parte destas questões vem sendo apresentada em eventos científicos. A mesma mídia que explora e reproduz a imagem sensacionalista de algumas formas da velhice. 44. Essas representações midiáticas reforçam a heterogeneidade da velhice.com. pois esta . A imagem ou imagens que nos são apresentadas têm uma importância significativa na reprodução/construção da velhice. Essa mesma mídia apresenta velhos em anúncios dos mais diversos produtos e serviços.Envejecimiento y vida cotidiana VI.

A psicó45. mas a palavra “velho” continua sendo “proibitiva” nos novos manuais escolares. María Julieta Oddone. a conhecerão.edu/gerontologia/archives/002241. o que é bom. Laura Bosque investigou a imagem da velhice na TV aberta durante a década de 90 e concluiu que se mostram muitos corpos velhos “sem voz própria e com atributos carregados de preconceitos”. Outros falam por eles.45 aponta que “educamos a nossos filhos e netos com uma imagem deficitária da velhice”. Deixam de ser. a pesquisadora assinala que os velhos também vêm aparecendo mais porque. em geral. Bosque cita a obra A velhice. Ela aponta que o que mais se fala sobre a velhice é sobre os aspectos administrativos. entre outros. nunca o próprio velho. que tem a ver com as dificuldades econômicas. de Beauvoir. Disponível em http://weblog. os livros escolares começam a mostrar outros tipos de família e problemas familiares. cuja imagem do velho é grotesca.html. não são os velhos protagonistas. o que vem ocorrendo desde o teatro grego. especialmente em programas midiáticos e a TV ainda mostra uma imagem negativa da velhice.e seguramente. Ao pesquisarmos a imagem da velhice na mídia encontramos diversos artigos contendo resultados de pesquisas importantes. De 1997 para 2001. Também na Argentina. onde os avós ajudam. Ela pesquisou os livros de leitura escolar usados oficialmente na Argentina de 1980 até 2001. “lelés” e voltam a ter capacidades. A socióloga e mestre em Gerontologia.maimonides. Em relação aos noticiários. O que mais lhe chamou a atenção em sua pesquisa é que mesmo quando a velhice aparece. eles são referidos por outros geralmente mais jovens. No entanto ela se pergunta: será esta a mesma imagem que o povo tem da velhice? Bosque observou também que os velhos. no artigo de Cómo nos educaron sobre la vejez. . Acrescenta que é nas novelas onde há um maior cuidado sobre a construção da velhice. até mesmo quando os defendem. como grupo vulnerável. Assinala que o velho provoca risos e zombarias. a aposentadoria. a psicóloga e mestre em Gerontologia Social. políticos. pois. médicos. são vítimas de delitos. e os poucos que restaram mostram figuras de avós sem voz. órgãos públicos e comunidade científica. A socióloga ressalta que as sociedades não são lineares quanto ao tratamento dado à velhice e contribui com um dado interessante: “as sociedades em crise revalorizam os velhos”. segundo ela. Observou que entre 1990-1997 os velhos desaparecem dos textos escolares. Segundo ela. as quais consideramos interessantes apresentá-las aqui para que os leitores possam ter uma noção do que se vem pesquisando a esse respeito nestes últimos anos e o que as investigações nos dizem sobre a imagem da velhice na mídia. aparecem mais do que se imaginava e que isso é uma construção positiva da velhice. formadores de opinião. diz a psicóloga. jornalistas. especialmente nas novelas. de transmissores de valores passaram a pessoas sem nomes próprios. não há diálogo entre cidadãos.

María Polo González. é injusto. e conseqüentemente os meios de comunicação também. diz.edu/gerontologia/ archives/002242. a sociedade possa se sensibilizar e se mobilizar. para a comunidade acadêmica vinculada à temática. quantitativa nem qualitativamente. e no segundo período. homenagens e casas asilares. a temática predominante na mídia estava relacionada com a morte de idosos. porque eles tomam aquilo que o espectador lê e entende facilmente. contribuindo assim para estereotipar negativamente o segmento idoso. realizada em Castilla e León. para que possam levar informações claras do que se trata o envelhecimento. terceira idade. a mídia fazia referência a idosos ativos em diversos campos. da Universidad Pontificia de Salamanca.html 155 . artigo “La vejez que no mostramos”. as características ou não de um velho. • Ausência do apoio da mídia na maioria das notícias.. portanto. O que fez com que a pesquisadora afirmasse que “a forma de nomear as coisas é uma forma de ver as coisas”. Muito menos os idosos são fontes de informações. Na Colômbia. O que acarreta um jornalismo de ínfima qualidade. impedindo que a mensagem seja atrativa: não há interesse em realçar conteúdos de interesse dos idosos. mas não é ascendente. diz. coincidindo com as datas da 1ª e 2ª Assembléias Mundiais sobre Envelhecimento. senão irregular. Quando a TV mostra que todos os velhos são iguais. • A investigação identificou alguns termos usados para se referir aos idosos: anciãos..Envejecimiento y vida cotidiana loga acrescenta que o maior erro que a TV aberta argentina comete é não reconhecer que o envelhecimento é um processo. as psicólogas Elisa Dulcey Ruiz e Mariela Gomez Villamizar junto à educadora social María Isabel Jaramillo Jiménez fizeram uma análise comparativa sobre a imagem do envelhecimento e da velhice apresentada em 4 jornais da capital (Bogotá) (1982 e 2002). e nas poucas vezes que se fala deles existe uma ligeira inclinação para fazer de forma desfavorável. criticou a mídia “porque ela não faz um jornalismo para todas as idades”. no fim do século. com isso. a qual obteve os seguintes resultados: • A informação relacionada aos idosos tem uma perspectiva sensivelmente maior na medida em que passa os anos. um processo individual.maimonides. Ela chama a atenção para os especialistas. eles são invisíveis aos olhos da sociedade. Talvez. aposentados. disponível em http://weblog. a velhice. Cf. pensionistas. e acrescenta: “definitivamente se certifica que há um descon46. • Falta de profundidade e contextualização: a realidade dos idosos não é digna de comentários. No mesmo artigo. com o objetivo de radiografar a cobertura da imprensa em relação aos idosos. diferente para cada um. O artigo narra uma pesquisa de 1983 a 2001.46 Concluíram que no primeiro período. • Os assuntos mais significativos da pauta midiática se concentram em pensões.

declarou que o tratamento que os meios de comunicação oferecem sobre o segmento idoso “es paupérrimo. Damiano Shepherd. e o tema da mídia esteve presente no debate.realizado paralelamente à Segunda assembléia Mundial sobre Envelhecimento. en la 47.48 Miguel Bordejé Antón. la imágen del adulto mayor como sinónimo de burlas y el ridículo. em Buenos Aires. das pessoas idosas. a fim de se eliminar estereótipos entre as gerações e reduzir as barreiras para a participação. mientras. que os meios de comunicação devem informar sobre a realidade. por el contrario. que reuniu representantes de organizações não governamentais da sociedade de todo o mundo para discutir sobre os interesses e necessidades das pessoas idosas. acrescenta que: “los adultos mayores no se ven reflejados en los medios de comunicación. negativos al compás de la vida. presidente da Associação de Aulas da Terceira Idade. como problema. Mais recentemente. dependencia. Segundo dados do Fórum Mundial de ONG´s sobre o Envelhecimento . muchas veces. realizado em novembro de 2005. na Espanha -.47 co-coordenador do Programa “La Comunicación y los Adultos Mayores” da Universidad Nacional de La Plata. e em poucas ocasiões os idosos aparecem na capa e quando aparecem as mensagens são predominantemente breves. organizada pela ONU. • As pessoas idosas aparecem em todos os meios de comunicação da Espanha como seres passivos. de suas capacidades e necessidades. Idem 48.Envejecimiento y vida cotidiana hecimento do segmento idoso por parte dos jornalistas” e por causa disso. Ibidem 156 . se definiu. se sienten contenidos por el total de la sociedad. Consideran que uno es consecuencia directa de lo otro y critican la falta de comprensión. a maior parte das informações são publicadas nos jornais em páginas pares. la falta de tolerancia y. diz: “os jornais se convertem em legitimadores da discriminação”.” Na Espanha. foi proposto “aumentar a visibilidade da população idosa na agenda pública e nos meios de comunicação”. Em outubro do ano passado foi realizado o VII Congreso Mundial de Organizaciones de Mayores. assim como a Nova Estratégia Internacional para Ações sobre Envelhecimento durante 2002. cundo no denigratorio. en su mayoría. as opiniões são semelhantes. entre outros. [Declarou ainda que as pessoas idosas na Espanha] “siguen viéndose en los medios como dentro de un mundo de soledad. na reunião de governos e experts sobre envelhecimento de países da América Latina. tanto por lo que se refiere a la información propiamente dicha como a través de la publicidad”. diversa e plural. como tampoco.

coordenado por Beltrina Côrte. Nessa publicação. nem melhor nem pior. na que se dá importância aos valores encarnados pelas pessoas idosas: serenidade.envejecimiento. também será incluído sugestões para dar voz aos protagonistas.net 51. Psicologia. pergunta: qual o lugar que os velhos jornalistas ocupam nas redações dos jornais? Ele assinala que a mídia “constitui as câmaras do envelhecimento prematuro mais efetiva do mundo” e aponta que a idade média de jornalistas que trabalham na televisão está em torno de 22 a 27 anos.pdf 50. Quer dizer. mas distinta. No Brasil. Envelhecimento e Comunicação” (LEC). e que teve seu início em 2002 e está inserido no Programa de Estudos Pós-Graduados em Gerontologia da PUCSP. extraindo dele a imagem da velhice realizada durante os meses de junho. em busca de um código deontológico dos profissionais da mídia sobre o tratamento da informação sobre as pessoas idosas. rendimento econômico. Ele acrescenta que no interior da mídia “o respeito pela idade é cada vez menor”.50 com a pergunta: Que imagem de velho a sociedade está criando?. 12% improdutivo. de mejorar. em agosto de 2005. e 7% doente. elaboraram a publicação “Periodismo y Comunicación para todas las edades”. Disponível em http://www. em uma enquête realizada pelo o web site Portal do Envelhecimento. É formado por 12 pesquisadores de áreas disciplinares distintas: Letras. Ele adiantou que a Declaração pretende com que os jornalistas ressaltem a necessidade de mostrar o envelhecimento como uma etapa a mais da vida. Psicopedagogia. beleza.51 analisou 49. na ocasião co-diretor de notícias da rede Caracol de Colômbia. de influir en la sociedad.49 reunindo opiniões de jornalistas e especialistas na temática da velhice. Segundo Antón. sobre juventude. recorrendo às pessoas idosas como fontes informativas prioritárias. como norma general.gov. o Ministério de Comunicações da Colômbia e o Centro de Psicologia Gerontológico desse país. uma das mais influente do país.portaldoenvelhecimento.Envejecimiento y vida cotidiana mayoría siguen primando los conceptos de deseo de vivir. ganhando inclusive de esportistas. Grupo de pesquisa certificado pelo CNPq. Pedagogia.em contraste com valores que sistematicamente se destacam. “fato que marca um envelhecimento bastante prematuro”. julho e agosto de 2004 e 2005 pelo grupo de pesquisa “Longevidade. respeito. experiência.co/periodismo2004. Fisiotera- 157 . esses profissionais têm uma vida útil de cinco anos. Jornalismo. obteve-se o seguinte resultado: 45% dos internautas responderam que era de um ser com experiência acumulada. Ver Acervo do www.” Antón assinala que em breve será publicada a chamada “Declaração de Santander”. memória do passado . 36% peso a ser carregado. independência. E por falar em publicação. A pesquisa sobre a cobertura do envelhecimento na imprensa para apreender o discurso jornalístico e seu fazer como parte de algo que o transcende. Darío Fernando Patiño.

Não somos “esponjas” que tudo absorve. como ainda muita gente acredita ocorrer. com um total de 280 recortes. E vice-versa. Assim. e a “Violência”. marginalização e carência das pessoas idosas. No jornal O Estado de S. exerce a função de ponto de referência. Sujeitos interpretadores. Conscientes ou não. como leitores ou espectadores. Somos sujeitos em permanente interação. como feitas até o momento. a imagem da velhice pela aposentadoria e previdência. Terapia Ocupacional. a mídia ocupa o papel central na vida de muitas pessoas. da velhice e do envelhecimento e. O jornalismo é uma das instituições sociais contemporâneas. considerado enquanto instituição. pela formação recebida em casa. Imagens negativas da velhice e que retratam a exclusão. com 140 recortes. 321 são referentes a Aposentadoria/Previdência. no Jornal da Tarde 635. tem uma importância significativa na construção dos discursos. os jornais. de uma visão de mundo construída ao longo dos anos pela experiência vivida. O que nos dizem esses recortes? Do total de 1980 notícias. pelos bancos escolares e pelos grupos sociais aos quais pertencemos. A pesquisa identificou 1980 recortes relacionados à temática envelhecimento. de algum lugar. sendo que 99 continham imagens. Serviço Social.6%) eram chamadas de capa. não somos meros receptores passivos de informações e mensagens. como aquilo que faz esse sujeito ser e existir. olhamos e interpretamos. além do descaso público. O que se vem observando é que na sociedade contemporânea. sempre. a imagem ou imagens apresentadas aos leitores. 1994). E sempre interpretamos a partir de “algum lugar”. ocupando cerca de 16%. por exemplo.Envejecimiento y vida cotidiana o universo dos escritos dos jornais de São Paulo. Desse total. Paulo 342 e no Valor Econômico 129. Outras categorias que aparecem muito nos recortes estão relacionadas à “Valorização do idoso e Experiência de vida/sabedoria”. comportamentos e ações (Rodrigues. 210 (10. Isto porque nós. na sua maioria. Conseqüentemente. Nutrição e Economia. é apresentada por meio de filas enormes de pessoas idosas à espera do recebimento da aposentadoria ou então de idosos à frente de uma grande fila à espera de serem atendidos nos postos do INSS. Assim. e a comunicação vem servindo para legitimar discursos. 158 . A mídia veicula certas representações dos velhos. Entendemos que a transmissão e recepção de mensagens não se colocam como um processo mecânico ou lógico. especialmente relacionadas à Aposentadoria. Cada um de nós é “emissor” e também “receptor”. na Folha de S. Paulo foram encontradas 870 notícias. Qual é o lugar da mídia? A cobertura da mídia sobre o envelhecimento não está baseada no modelo clássico da comunicação: emissor/mensagem/receptor como constituintes dos processos comunicacionais. nesse sentido. pia. podem ser caracterizados como destinadores do discurso sobre o envelhecimento e a longevidade por eles produzidos.

telecomunicações e móveis. com essa construção. Porque os profissionais do jornalismo. ao contrário das imagens jornalísticas.Envejecimiento y vida cotidiana Segundo Soares (1997). E como tal construtora de uma imagem da velhice. Algumas ainda carregadas de negatividade e outras de positividade. dotando-os de coerência e instituindo. a realidade da velhice. isto é. acredita-se que o jornalismo retira fragmentos dos acontecimentos e processos. Para a antropóloga Guita Debert (2002). Os homens normalmente vinculados a propagandas de bancos. é falsa. que as representações sociais servem a uma dupla direção: a) modos pelos quais se dá uma apreensão imediata de pessoas. Rosa Maria Buratti (PUCSP. “a crença ingênua de que existe uma realidade a ser retratada e uma verdade a ser revelada àqueles que não a estão vendo”. 2004). de segunda à sexta-feira. Globo e Record. e horário nobre nas datas comemorativas: Dia das mães. assim como nós. e não como 159 . o mais freqüente foi a veiculação de idéias e conceitos.304 comerciais. e as mulheres a alimentos. Ela gravou comerciais do SBT. cartões de crédito. juntamente com Soares. Ao se compreender. a mídia. foram encontrados 16 tipos de atividade exercida pelos idosos. produtos de limpeza e eletrodomésticos. leitores. Somente a partir dos anos 80 os velhos começaram a ser apresentados de forma mais positiva e a mídia passa a ocupar um espaço importante na apresentação das imagens relativas ao segmento idoso. os idosos apresentavam imagens de princípios e valores. Foram gravados 5. reproduzindo os “estereótipos da dependência física e afetiva. Eles.baseada em pesquisa sobre a estruturação de grupos sociais -. Portanto. Gostaríamos de ressaltar. e b) posições de sujeito socialmente validadas e oferecidas. da insegurança e do isolamento”. antes de relatarem as notícias. A aposentadoria. bebidas. é vista como possibilidade de viver o tempo do não trabalho com despreocupação e realização. que as notícias não são meras descrições de acontecimentos ou processos. até os anos 70. sobretudo com um trabalho repetitivo de reforço exercido pelas mídias. carros. eles são considerados como uma instituição fundadora do espaço social. também somos interpretadores de realidades e fazemos isso a partir de alguma plataforma. como o jornalismo é fundamentado e pautado. mostrando respeito e honradez. como já o dissemos. no período noturno. Idosos na telinha: investigação da velhice em campanhas publicitárias é uma pesquisa realizada pela médica e mestre em Gerontologia. durante 4 meses (20/04/2003 a 22/08/2003) e por três horas diárias. é feita por pessoas que como nós também temos imagens positivas ou negativas da velhice. no caso a mídia jornalística. em São Paulo. Destes. as organizam segundo suas visões de mundo e são estas que são passadas para nós. socialmente prezados via a circulação de produtos para outros grupos etários. Assim. as imagens da velhice na mídia eram negativas e desrespeitosas. este grande “monstro” criado por nós. Namorados e Pais. como fizeram Elias e Scotson na obra Os estabelecidos e os outsiders . encenando-os e introduzindo-os em esquemas pré-construídos. dos quais os idosos apareceram em 55 e apenas 38 foram significativas para sua pesquisa. Dos produtos anunciados.

independente do produto vendido. experiência. a mídia. Daizy Stepansky. Para ela. mas não como característica particular e específica deste momento da vida. partícipes e independentes. ativos. Para Stepansky. inseridos. além de refletir o idoso refém de asilos. pois se envelhece conforme se vive e a qualidade de vida experimentada durante toda a existência continuará na velhice. Daí ela assinalar que a velhice não é mostrada de forma homogênea. carinho. Trata do idoso refletido (ou recriado) na propaganda. envolvendo-os em uma aura de confiabilidade. Rosa Maria Buratti aponta em sua pesquisa que as propagandas. defendida na Escola de Comunicação da UFRJ (2000). hospitalidade. em qualquer fase da história. Ela aponta que em certo sentido os comerciais refletem a socialização da sociedade em relação à velhice: uma fase de continuidade da vida adulta. a propaganda cria a utopia da velhice. sugerem novas possibilidades de ser e de viver. assimilam novos hábitos e vocabulários. omite a divulgação das causas reais da fragilização do sistema público de previdência e abre grandes espaços às falsas soluções com reformas privatizantes. a tecnologia e a movimento. com propagandas que dizem “acessar internet já é tão simples que até alguns 160 . As imagens são de idosos diversos. o consumidor juvenilizado e feliz. Buratti observou ainda que os idosos nas propagandas também aparecem receptivos às mudanças. a velhice opõe-se a progresso. que aparece sob a forma de memórias. No seu ponto de vista. sem história e sem memória. aprendem e aceitam a maneira moderna de viver. o que mais chamou a atenção de Buratti foi a valorização da experiência dos idosos. qualificandoos para uma relação junto aos mais jovens. comportamentos. Os idosos seriam consumidores dos produtos que utilizam a imagem da velhice. socióloga. narrativas de histórias de vida e de sua socialização. Da pesquisa. nem para a memória dos velhos. é outra pesquisadora que investigou O idoso da mídia: envelhecimento na sociedade e nos meios de comunicação. longevidade.Envejecimiento y vida cotidiana depressão e isolamento. expulsos do paraíso prometido pela ciência e pelo consumo. a partir de propagandas com temas: tradição. tema de sua tese de doutorado em Comunicação e Cultura. segundo ela. em que envelhecimento. e não como determinação biológica. critica a velhice real e propõe outra velhice – a que o consumo permitiria. marginalização ou descaso público. economia. dão uma visibilidade maior e positiva para a velhice e os velhos. Mas. que a previdência privada torna possível. também reflete as imagens do novo idoso. Acrescenta que a velhice na propaganda aparece cindida: corpo e imagem. velhice e idoso são tratados como representações. posto que nunca antes fora. A pesquisadora observou que a doença é colocada como uma realidade. abandonados pelas famílias. ternura. em que a propaganda cria outro corpo para o idoso. sem espaço para a reflexão.

favorecendo uma imagem positiva dessa etapa da vida. socializam e controlam. As imagens da velhice são diversas e/ou as interpretações é que são heterogêneas? Côrte e Gomes (2006) relatam como de certa maneira. embora vista por alguns narradores que fazem parte deste pequeno artigo. Para Lipovetsky. dando a conhecer diferentes pontos de vista e oferecendo diversas imagens sobre a velhice? Não será que as propagandas. a propaganda. As imagens das propagandas são menos negativas do que se pensa e são muito menos negativas do que as imagens jornalísticas. não contrastivas. igrejas. Nas novelas os idosos são freqüentemente caricatos e seus personagens são secundários. nesse sentido. como apenas uma ferramenta do consumo. mas os torna menos rígidos. da psicóloga Raquel Noel Ribeiro. exageros e distorções. abrem os horizontes de cada um. como produtores e narradores de discursos. mais rapidamente questionáveis. analisa como ocorre a construção da positividade acerca dos idosos nos anúncios publicitários veiculados na TV aberta no Brasil que têm idosos como personagens. cabendo a nós. o que permitiu até aqui diversas análises sobre ela? Não será que as propagandas. tem sido a que mais mostra possibilidades de se vivenciar velhices distintas daquelas que estão em nosso imaginário e. rompido com a generalização. assim como lutarmos para nos liberar de visões estigmatizantes sobre a velhice. também não a generalizarmos. a mídia trabalha para “liberar os espíritos da influência das tradições e das culturas de grupo ou de classes”. menos seguro de suas decisões e escolhas. 2006). pode-se dizer que ao produzir narrativas diversas. Com isso não se elimina o conformismo nem os clichês. a mídia também está se contrageneralizando. menos firmes. Não será isso que a mídia vem fazendo em relação às imagens da velhice. mais passageiro. E. Outra pesquisa. especialmente elas. mais autônomo e mais crítico em relação às instituições que o cercam. mecanicamente. menos permanente em suas adesões. contribuindo para a individualização dos julgamentos. partindo da sistematização de diversas pesquisas nacionais e internacionais sobre a positividade das imagens da velhice nas propagandas. E reflete comportamentos sociais com fidelidade. porque isso faz desse homem um ser mais volúvel.Envejecimiento y vida cotidiana idosos podem fazê-lo”. mas bem mais apto a julgar por si mesmo ou livre para mudar de opinião. intitulada O idoso em comerciais televisivos: a construção da positividade (PUCSP. estejam liberando a velhice 161 . para a multiplicação dos valores de referência e para liberar os indivíduos da fidelidade a partidos. As imagens apresentadas nas propagandas sobre a velhice vêm sendo construídos. Concordamos com o filósofo Lipovetsky (2000) quando diz que a mídia tem contribuído para que o homem seja mais independente.

L.ar/img/ancianidad/seminario. 2006) é encontro e troca necessários para expressar a subjetividade. D´Ambrosio. Freitas. o que exige uma nova atitude (Tótora. Debert. Sociologia das relações de poder a partir de uma pequena comunidade. (2006). (1997). (2006).Envejecimiento y vida cotidiana estereotipada e apresentando possibilidade outras. que é. J. Escola de Comunicações e Artes. As propagandas incluem os idosos e recriam novas sensibilidades a respeito da velhice. “¿Qué imagen de los ancianos muestra la televisión?”. afinal. J. A violência e a velhice na mídia. In: Revista KAIRÓS. En: Seminário La imagen de la vejez en los medios. Bosque. Brasília. Consumidores e cidadãos. M. Disponível em 10/09/2002. de se vivenciar essa etapa da vida de forma inovadora? Se o consumo (Canclini. A desterritorialização da cultura. o consumo também é pertencimento e inclusão. En: A globalização da comunicação. y Scotson. N. Rio de Janeiro: Zahar. Departamento de Jornalismo e Editoração/CNPq. (2003). Projeto de Extensão da Pesquisa. R. 2006). M. mas ampliam os desejos. un camino para pensar en los ancianos. BIBLIOGRAFIA Buratti. N. B. 162 . (2004). comciencia. portanto. Disponible en http://www. “A CNN e a globalização mediática: uma nova hegemonia ou a formação de comunidades imaginárias?”. (2000). M. García Canclini. U. São Paulo 6 (1). En http://www. “Interdisciplinaridade. Rio de Janeiro: Editora UFRJ. a capacidade emancipadora que cada um de nós carrega dentro de si. jun. Comunicação apresentada durante o NP “Comunicação para a Cidadania”. Idosos na telinha: investigação da velhice em campanhas publicitárias. Programa de Estudos Pós-Graduados em Gerontologia da PUCSP.br/ Elias. Rodrigues (2006). novas possibilidades da ciência”. Elas não tratam o envelhecimento como doença. 67-84. (2002).fnv. Dissertação de Mestrado. A tecnologia. Côrte.org.doc. se exclui também inclui. como seres desejantes. & Gomes. São Paulo. Educ. G. durante el XXIX Congresso Brasileiro de Ciências da Comunicação. Elas não criam desejos. Terminamos apontando a capacidade emancipadora da mídia. Elas situam o envelhecimento na perspectiva da vida. 2003. pp. Os estabelecidos e os outsiders. O idoso na mídia.

O idoso em comerciais televisivos: a construção da positividade. Imagens veladas. (2006). E. (1987). (1983). Coleção Gerontologia. imagens reveladas: narrativas da Aids nos escritos do jornal Folha de S. 163 . Investigações em psicologia social. São Paulo: Vetor.. Tótora. Moscovici. O idoso da mídia: envelhecimento na sociedade e nos meios de comunicação. G. Exame de Qualificação . (2003).F. Rodrigues. (2006). cultura e tecnologia. Mercadante. Velho. junho. E. (1997). Escola de Comunicação da UFRJ. En: Revista FAMECOS: mídia.Envejecimiento y vida cotidiana Lipovetsky. Lisboa: Presença. “Ética da vida e o envelhecimento”. G. e ARCURI. Rio de Janeiro: Zahar. América. Petrópolis: Vozes. Programa de Pós-Graduação em Comunicação Social da Faculdade de Comunicação Social da PUCRS. O problema epistemológico da complexidade. “Sedução. II. Porto Alegre: EDIPUCRS. (2000). Envelhecimento e velhice: um guia para a vida. D. R. Paulo. I. S. Escola de Comunicações e Artes da USP. Comunicação e cultura: a experiência cultural na era da informação. Vol. S. Stepansky. Dissertação de Mestrado. Soares. Ribeiro. R. B. (1994). Portugal: Europa. Morin.Mestrado em Psicologia Social da PUC/SP. Tese de Doutorado em Comunicação e Cultura. G. (2000). Individualismo e cultura: notas para uma antropologia da sociedade contemporânea. publicidade e pós-modernidade”. En: CÔRTE. Representações sociais. A.

2002). al igual que en muchos países desarrollados. email: yporlasnoches@hotmail. dado que vivir la ancianidad en las sociedades modernas implica transitar por una serie de representaciones sociales que históricamente se han construido sobre los ancianos. hace pocas décadas la vejez 164 . Tal vez. Algunos problemas sociales de la vejez se derivan de las concepciones que se tengan de ella misma. tendencia que se vincula a cambios en las variables demográficas de natalidad. La gente anciana construye sus identidades y su vida en una sociedad cargada de discriminación y estereotipos relacionados con la edad. 2003. Leonardo Onetto Piaze. Chile y Puerto Rico Autores: Carmen Delia Sánchez Salgado. el sector poblacional de sesenta años o más ha ido en aumento a un paso más rápido que el resto de la población. México. Naciones Unidas. Introducción En el mundo actual han ocurrido dos cambios demográficos significativos.com. laboral. por lo que se espera un aumento considerable tanto en su tamaño como en la proporción que este grupo de personas representa de la población total. Escuela de Trabajo Social. Disponemos de muy poca información de cómo se vive la ancianidad a partir de las imágenes que la sociedad ha construido de ella en los diferentes ámbitos. email: dipini@yahoo.Envejecimiento y vida cotidiana VI. sino que éstos viven más. las implicaciones más profundas del envejecimiento poblacional a nivel mundial son aquellas que afectan la visión que se tiene en la sociedad sobre esta etapa de la vida y las personas de edad mayor. a lo que debemos aunar que no sólo hay cada vez un mayor número de ancianas y ancianos. La población anciana es la población de más rápido crecimiento en la sociedad actual. Chile. Escuela Graduada de Trabajo Social de la Universidad de Puerto Rico. email: loneto@ucv. mortalidad y migración (Oficina para Asuntos de la Vejez. Imelda Orozco Mares. Universidad Católica de Chile.ch. Este crecimiento de la población anciana ha hecho que se vea a la vejez como problema en varios ámbitos (salud. debido a que en casi la mayoría de los países de América Latina.com Departamento de Salud Pública de la Universidad de Guadalajara. Puerto Rico y Chile. económico). 2006. Estos son: el aumento en el número y aumento en la proporción de personas de 65 años o más en relación a la población total. Construcción social de la vejez: Un análisis comparativo de México. Las proyecciones de población para este grupo de edad en el siglo XXI son de un crecimiento acelerado. IV. Santiago de Chile. En México.

vejecismo” (gerofobia). Por tanto.. Kington R. 165 . 1975.. muchos investigadore/as (Barros L. la memoria colectiva y las fantasías personales. ideas. la geografía. “los seniles”? ¿Qué lugar se les propone y desde qué modelo. De igual forma se habla del valor que tiene la persona anciana por sus conocimientos y experiencia. La vejez es muchas veces conceptualizada como un distanciamiento de lo que se considera la norma social. 1998). Phillipson. pero nadie ha expresado cuáles son esos conocimientos y experiencia que los otros deben reconocer e incorporar a su propia experiencia. 1998.1997) coinciden en que el 75 por ciento de los cambios relacionados con la edad pueden ser atribuidos al envejecimiento social y son producto de nuestras creencias.C. Lilliard L. “los gerontes”. sin tener datos consistentes. los aparatos de poder y las revelaciones religiosas (Castells.1994. prejuicios y conceptos erróneos sobre la vejez. donde permanecen y cambian los mitos y estereotipos que le aseguran un lugar en la sociedad a la persona anciana.Envejecimiento y vida cotidiana dejó de ser un privilegio para convertirse en un fenómeno de masas. el sexismo y la discriminación religiosa. donde hay recursos conceptuales y teóricos para interpretar y comprender el mundo (Olivè. en los pequeños y grandes proyectos esos seres a quienes se les llama “los viejo/as”. estereotipos y discriminaciones que se aplican a las personas viejas en función de su edad. la biología. Esto ha dado origen a una corriente de pensamiento muy difundida en la sociedad contemporánea a la que se le ha llamado el “viejismo. las instituciones productivas y reproductivas. desde qué marco de referencia? ¿Qué es la vejez? ¿Qué cambios fisiológicos y psicológicos entraña? Cuando se intenta contestar estas preguntas. creencias sobre el sentido de su existencia. La persona adulta mayor es un sujeto alrededor del cual social e históricamente se han construido identidades. Es comparable al racismo.. Arias-Merino y Villa-Hernández. estereotipos y falacias. término proveniente del inglés “ageism” e introducido por Butler (1975) y que Salvarezza (1988) traduce atinadamente como “viejismo”. Sin embargo. en nuestros discursos. las personas son construcciones sociales porque son construidas por sus relaciones con otras personas dentro de contextos de interacción y de comunicación. “la tercera edad”. imágenes. lugar y papeles sociales que éste cumple y el cuidado y tipos de cuidado que esta persona puede obtener. Este término puede ser definido como el conjunto de prejuicios. ¿Qué lugar tienen en nuestras sociedades. Butler. la inmensa mayoría de las personas lo hace partiendo de lo que observan en la sociedad e inequívocadamente terminan con respuestas que no son nada más que mitos.. Se manejan como especie de mito una serie de representaciones que ponen en desventaja al anciano y anciana de la zona urbana con respecto al anciano del área rural. Rogowoski J. Se habla mucho del hecho de que las áreas rurales conservan el sentido de respeto para el anciano y guardan para ellos una jerarquía importante en la sociedad. 1994). El envejecimiento y la vejez se construyen colectivamente a partir del lenguaje y los significados que de él hacemos los distintos grupos sociales (Orozco-Mares. 1999). Todas las identidades son construidas y en la construcción de estas identidades se utilizan materiales de la historia. “la ancianidad”.

además de los ejes ya incluidos en el marco teórico.Analizar las diferencias en las construcciones sociales de la vejez entre hombres y mujeres Metodológicamente. en la vida cotidiana. se eligió usar la entrevista semi-estructurada. de carácter etnográfico con fines comparativos que permitió acceder a los significados otorgados por las y los sujetos de investigación al fenómeno estudiado. 2) la relación que tiene lo anterior con el desarrollo y el bienestar no sólo de los ancianos de hoy sino como un fenómeno entre generaciones. es producto del modo en que se defina su mundo” (Piña Morán. 2002). significa. sino la comprensión detallada de las personas.Envejecimiento y vida cotidiana Lo anterior pone de manifiesto que la experiencia cotidiana de la vejez es problemática y un asunto velado y pendiente en la generación de conocimientos gerontológicos. entre otras cosas.Analizar las construcciones sociales sobre la vejez . Los objetivos particulares de la temática fueron: . o a saber cuántos son. De la diversidad de técnicas de recolección de datos que se utilizan en la investigación cualitativa. Metodología El objetivo que dirigió esta investigación fue analizar las construcciones sociales sobre las cuales las personas de edad mayor del área urbana y rural construyen su identidad. para ello se observa a las personas en su hábitat. escuchándolas hablar sobre lo que hay en su mente. 2001). Respecto al tema de estudio. se asumió una opción cualitativa de investigación. este tipo de método está destinado a asegurar un estrecho ajuste entre los datos y lo que la gente realmente dice o hace. Además del cambio demográfico y del cambio social. La construcción social de la vejez ofrece la oportunidad de conocer a las personas desde el marco de referencia de ellas mismas. Taylor y Bodgan (1992). Nos lleva a reconocer que el envejecimiento no se reduce a un mero aumento cuantitativo en el grupo de ancianos y ancianas. El análisis de las construcciones sociales de la vejez cobra importancia en nuestro medio por varios motivos: 1) la escasa información con que se cuenta acerca de las concepciones de vejez que determinan los papeles que juega el adulto de edad mayor en la sociedad así como los mecanismos de cuidado de éstos. El problema es más complejo. y hacer un levantamiento de aquellos aspectos más relevantes desde su experiencia y perspectiva. repensar las construcciones de la edad (Canales-Cerón. señalan que este método de investigación es especialmente adecuado cuando se quiere aclarar experiencia 166 . Por otra parte. surgieran otros elementos no considerados previamente. “Lo que la gente dice y hace. abriendo la posibilidad también para que.Analizar las diferencias en las construcciones sociales de la vejez entre el medio rural y el medio urbano . saber que hay más viejos y menos jóvenes y qué puede ofrecérseles los servicios de asistencia social sin que represente hasta ahora un alto gasto. no se busca la verdad.

Se elaboró una guía de preguntas para la entrevista la cual contenía la temática que se pretendía abordar. en tanto las dos mujeres permanecen casadas. registrando en la manera posible información pertinente en torno al contexto en el cual viven los informantes. ya que apunta a “la comprensión de las perspectivas que tienen los informantes respecto de sus propias vidas. en tanto los hombres son casados. tal como las expresan con sus propias palabras. así como características sobre salud. habilidades y competencias comunicativas suficientes para llevar una conversación y disponibilidad de participar en el estudio. Se diseñó además un cuestionario sociodemográfico para recabar información sociodemográfica de los participantes y sus familias. estas son: concepto anciano/vejez. género. de las áreas rural y urbana. Se construyó una matriz en la cual se registró la narrativa o discurso de las personas participantes. Chile y Puerto Rico) se seleccionaron ocho (8) personas de ambos sexos distribuidos equitativamente en el medio rural y en el medio urbano. La población estudiada estuvo conformada por veinticuatro (24) personas mayores de 60 años. En Puerto Rico el total de los participantes registraron haber realizado alguna ocupación económicamente remunerada. En el caso de Chile entre las personas participantes se alcanzó un total de octavo grado de escolaridad. En el caso de los datos cuantitativos se calcularon usando frecuencias y por cientos. Respecto al número de hijo/as de las personas participantes en Puerto Rico. Las entrevistas fueron grabadas en audio casetes y se complementaron con notas de campo. solo un 80 por ciento presentaba problemas crónicos de salud. En Chile. En cada país (México.101). entre las mujeres del ámbito rural prevalece la viudez. En cada sector (urbano y rural) se entrevistaron dos hombres y dos mujeres para un total de cuatro personas de la zona rural y cuatro personas de la zona urbana. Se utilizó la entrevista a profundidad como técnica para la recopilación de los datos.” (Taylor y Bodgan. El análisis de los discursos se realizó haciendo uso de cuatro categorías previamente seleccionadas. 1992. p. sólo una no tuvo hijo/as y un hombre que reside en área urbana indicó haber tenido ocho hijos. La selección se hizo mediante un muestreo no probabilístico. Todas las personas bajo estudio en Puerto Rico presentan alguna enfermedad crónica. Esta técnica tuvo la finalidad de obtener el material etnográfico de cada una de las variables. En Chile todos los 167 . Los grados de escolaridad alcanzados por los sujetos en Puerto Rico fluctúan desde el segundo grado hasta alcanzar una preparación universitaria.Envejecimiento y vida cotidiana humana subjetiva. Hallazgos e interpretación El análisis sociodemográfico de las y los participantes revela lo siguiente: En el caso de Puerto Rico igual que en Chile. por disponibilidad. condición que en el área urbana de Puerto Rico se presenta diferente: de dos hombres que carecen de pareja uno es divorciado y uno viudo. género y dimensión espacial. En Chile al igual que en Puerto Rico. proceso. los hombres son en su mayoría casados. tomando en consideración los siguientes criterios: edad. experiencias o situaciones.

uno debe seguir luchando” De igual manera en Chile surgen los siguientes discursos: “Es la alegría de vivir la que uno le da sentido y le ayuda a hacer las cosas” (Zona urbana). Tres (3) de los participantes del área rural no presenta enfermedades crónicas. Contrario a Chile. En Chile la mayoría vive en casa de su propiedad. Pero no. entre los que destacan los hijos. En el desarrollo de categorías analíticas referidas a cómo describen el concep168 . sólo uno del ámbito urbano es soltero. además del aporte de su jubilación. Los hombres son casados. En Jalisco. que ya estoy viejo. el estado civil de las mujeres coincide con las mujeres de Puerto Rico. por lo que sólo tres de los entrevistados cuenta con seguridad social. La vejez es considerada en términos generales a partir de pérdidas sociales y enfermedades. A continuación se presentan los hallazgos divididos en las dimensiones de: concepto anciano/vejez. Parece que las personas se construyen a sí mismas sólo por su funcionalidad física y no por el todo de su ser. Los grados de escolaridad no rebasan los seis años de estudio. recibían apoyo de sus familiares. Según una de las entrevistadas del área urbana de Puerto Rico: “Hay mucha gente que llega a una edad y ya se creen que vamos a poner a los 65 que ya no sirven para nada. La imagen y la experiencia de ser viejo Los datos recabados nos permitieron establecer diferencias sobre las concepciones de la vejez de acuerdo al género y al espacio territorial. procesos de envejecimiento. concibiendo al género como un principio a partir del cual se organiza la vida social de las personas (Bengtson. México. por lo que se argumenta que el género debería ser una consideración primaria en los intentos por entender el envejecimiento y la vejez. 1997).Envejecimiento y vida cotidiana participantes tenían hijos/as con un promedio de cinco hijo/as. en Chile al igual que en Puerto Rico. La ocupación de las mujeres es informal. La mitad de los sujetos en Puerto Rico vive en casa propia y la otra mitad en vivienda prestada. Dos (2) mujeres no tuvieron hijos y un hombre del área rural y una mujer de la zona urbana tuvieron en total nueve hijos. La primera categoría resulta de gran importancia dado que remite a otra construcción social. Sólo dos de los participantes viven solos y cinco de ellos recibe apoyo económico de algún familiar. que ya no pueden luchar. Está presente en el imaginario colectivo el pensamiento hegemónico de las ciencias naturales. Primeramente se analiza el concepto. la imagen y la experiencia de ser vieja o viejo. No obstante. en Puerto Rico surge la tendencia de parte de los ancianos a vivir solos. Posteriormente se analiza por separado la dimensión género. género y dimensión espacial. La población anciana entrevistada rompe con las etiquetas que sectores de la sociedad le adscriben al anciano. El total de los participantes en la zona rural son propietarios de su vivienda y en la zona urbana los ancianos rentan casa.

aunque se reconoce que la enfermedad no es culpa suya. situación existencial y edad de inicio de la vejez. La descripción física rural a diferencia de la urbana pone de relieve las limitaciones sensoriales (sordera. no buscan la solución de cómo estar. o “más pausados pero no inseguros”. Puerto Rico). ellas mismas no. Se plantea que la ancianidad lleva a vejez a la incapacidad de asumirse anciano y existe una dualidad de la vejez y su construcción a partir de la enfermedad. también existe una fuerte tendencia a tratar a la gente incapacitada para realizar actividades rutinarias como personalmente responsable de su situación difícil (Kehl y Fernández. esto puede ser culturalmente interpretado como una forma de presentación normalizadora de la vejez ante la menor aceptación del deterioro por la condición de vejez en este contexto. sus frases remiten a que son “lentos pero activos”. Estas cinco categorías abarcan en su conjunto las dimensiones física. usando el modalizador de mitigación “cierta”.Envejecimiento y vida cotidiana to de vejez los ancianos y ancianas urbanas y rurales. no quieren. demencia y depresión. (Área rural. rasgos que no son descritos en lo urbano como índice de vejez. Entonces no sé. A continuación se procede a presentar el análisis comparativo realizado para cada una de estas subcategorías y las conclusiones generales relativas al concepto de vejez en el medio urbano y en el medio rural. valoración social. Los viejos rurales no necesitarían aminorar su estado. analizar el concepto de vejez urbana prevalece una definición de auto va169 . buscar que.rural de la definición de apariencia y auto valencia física. de nada. lo asumen más natural y no lo problematizan. 2001). Muchas personas consideran que una vez que se llega a esta etapa de la vida “todo va cuesta abajo”. si no pueden ir a la iglesia no tienen ánimo para nada. Este planteamiento es reafirmado por personas entrevistadas tanto en Puerto Rico como en México y Chile. no sé. Y. Esto concurre con lo establecido por Delgado (2003) cuando se refiere a la vejez con la pérdida de habilidades. Y esas para mí ya están (viejas). …esas que ya están en sillón de ruedas que no tienen el ánimo de…. o que les “cuesta más hacer las cosas pero no se consideran adulto mayor”. No quieren salir. fallas a la vista). Así. aparecen cinco subcategorías: apariencia y auto valencia física. esto posiblemente porque no es un tema que les presione desde las interacciones de la vida cotidiana. ni les interesa nada. que hay muchas que ni la televisión les interesa. hablan de “cierta inseguridad en los movimientos”. psicológica y social del estado de vejez. enfermedades. se observa mayor ambivalencia en la descripción física de la vejez en los ancianos urbanos que en los rurales. Al hacer un análisis comparativo urbano . psicológico. descripción de estado mental. Apariencia y auto valencia física El hecho de que alguien sea etiquetado como dependiente implica un proceso de definición social.

Porque hay otros que se le pega el alzheimer primero que a otros. buscar que hay muchas que ni la televisión les interesa. México. existe una fuerte tendencia a tratar a la gente incapacitada para realizar actividades rutinarias como personalmente responsable de su situación (Delgado.. si no pueden ir a la iglesia no tienen ánimo para nada. ni les interesa ni nada. hacer nada. de 64 años dice al respecto de lo que es vivir la vejez: Ya no alcanza uno a hacer las dos cosas. En Jalisco. de nada… entonces no sé. Porque me canso y antes si alcanzaba. parecen ser universales. ¿Entiende? A la vez que la mente se va uno es vegetal. la misma idea sobre la pérdida de la habilidad de los años jóvenes marca lo que es ser vieja(o) construye a las personas. no quieren. dice sobre lo que es ser viejo/a: Esa que ya están en sillón de ruedas que no tienen el ánimo de. 2003). Lo mismo le puede pasar a un joven que a un viejo. Se les olvida las cosas. Puerto Rico y Chile. no sé. coinciden por completo con los estudios del envejecimiento en países con una economía estable. (Entrevistado en el área urbana de Puerto Rico). No quieren salir.. Todos no envejecemos por los mismos motivos. psicológico Lo más significativo se evidencia en la diferente forma de nombrar el deterioro de las facultades mentales entre el medio urbano y rural. sin importar las distancias en lugares tan diferentes como México. en el caso urbano se le vincula a la “dificultad para entender lo cambios acelerados”. 1999). Se baja uno como… pos a una cosa que no se debe de… de que no se puede explicar… Por otro lado se encuentran personas que reconocen la presencia de enfermedades que conducen a la dependencia. una mujer de 80 años. yo creo que’s cuando ya está uno enfermo y que ya no puede uno. que de hecho han documentado los estereotipos que se construyen y son altamente discriminatorios para la gente anciana (Palmore. no buscan la solución de cómo estar. (Participante urbano de México) Cierta inseguridad en los movimientos. Y aunque se reconoce que la enfermedad no es culpa suya. ellas mismas no. soltera. Y esas para mí ya están viejas. (Entrevistado de Chile) … pos la ancianidá. mientras que en lo rural este deterioro es descrito como deterioro funcional de la capacidad de concentración y la ten170 .Envejecimiento y vida cotidiana lencia física que se ilustra en los siguientes discursos en los tres países bajo estudio: Más lentos en movimientos y reacciones. En Puerto Rico. Y a la vez que la mente se va ya si tiene 25 años ó 30 ya es anciano. Estas estigmatizaciones de la vejez.. que ahora vive sola en el área rural. (Participante urbano de Chile) Desde lo rural se plantean los siguientes discursos. viuda. una mujer en la zona rural de Jalisco.. Descripción de estado mental. El hecho de que alguien sea etiquetado como dependiente implica un proceso de definición social.

Yo te diría. le otorgan al proceso de envejecer un significado asociado a actividad y bienestar. (Puerto Rico. urbano). Por el contrario. se habla en lo rural de que los viejos se tornan “idiotas. mientras que los rurales se autodefinen como personas que. calmados”. No obstante. a pesar de la vejez yo soy un poquito activo…Una persona que no 171 . Algunas de las personas entrevistadas reconocen la presencia de aspectos emocionales o de actitudes como factores que influyen en la dependencia una vez se llega a viejo. Queda claro que la diferencia más importante en las cualidades psicológicas muestra relación con que en el campo se describe el deterioro a partir de habilidades relacionales. Los urbanos apelan a la valoración de la “experiencia”. Este planteamiento no se reafirma en los discursos ofrecidos por algunas personas entrevistadas. pero hay otros que son tristes. a la ubicación en un contexto. que tienden a hacer las cosas sin pensar mucho. bien conformes con todo. pensar más las cosas es sinónimo de madurez. porfiados. mientras que en la urbe lo es respecto a habilidades de respuesta al medio. Una interpretación de esta forma de referir las características mentales puede ser paradójica. jodidos o más tranquilos”. “situado”. mientras que en el segundo las habilidades cognitivas que sustentan un actuar “efectivo”. Desde lo urbano se ejemplifica lo anterior en este discurso: Hay ancianos que son bien alegres. En el primer caso evidencia lo relevante de la capacidad de adaptación a un medio dinámico y desafiante como es el urbano. no se ha focalizado a la vejez como algo exitoso. comenzando por conceptos negativos y terminando con los normalizadores (calmados o tranquilos). “piensan más las cosas” o “piensan mucho”. cabros chicos. En lo psicológico coinciden en que con la edad les “bajan los ánimos” (rurales) o que “Las enfermedades los deprimen…los bajan” (urbano). En el resto de las descripciones hay cierta simetría aunque con lenguajes diversos.Envejecimiento y vida cotidiana dencia a ser más olvidadizos. esto puede leerse como cierta sinonimia. la experiencia aparece como sabiduría en la ciudad y el pensar como pensar bien las cosas en el campo. mientras que en el segundo queda destacada la disminución de las habilidades cognitivas relacionadas con la comunicación interpersonal y la adaptación a las demandas de la vida cotidiana en un sentido genérico. al parecer en la dirección de buscar un punto de referencia de validación social como con mayor “sabiduría”. manteniendo una estructura similar. Valoración social Delgado (2003) establece que debido a la actitud pesimista y anarquista hacia la vejez. mientras que no hacerlo es propio de jóvenes sin experiencia. En ambos casos se hace uso de una secuencia de adjetivos relacionados a alteraciones del carácter que presentan una sinonimia alta. malgeniosos. mientras que en lo urbano de “gruñones. En el primero se enfatizan las relaciones.

a los 86 años todavía me encuentro activo. Mayores posibilidades de hacer cosas (con más independencia). Sin embargo. En la urbe entonces se consolida una lógica de ocultar y mostrar más elaborada. si ahorita estamos en una edad. En la definición de valoración social que hacen los ancianos y ancianas que viven en localidades rurales no aparece la tendencia a mimetizarse con los jóvenes. internalizan el problema sintiéndose como carga. entonces yo pienso que cada. en otras palabras “aceptación . les posibilita hacer cosas que antes no podían. (Puerto Rico urbano). pos. ya es. de acuerdo a cánones de racionalidad social. ni buscan una presentación social determinada para ser apreciados como iguales. poniendo el problema en ellos y en su falta de protección por parte de la sociedad. cada mes. cada año. México. más difícil verdá. con más independencia. “molestia – no molestia”. o que se les valora por su experiencia y que pueden hacer “lo mismo que hacen los jóvenes”.. como que ya lo van viendo fuera de ellos. Mientras que en lo rural se construye una imagen invalente.Envejecimiento y vida cotidiana hace ejercicio ni na’ ya envejece.. tienen la sensación de que les queda poco tiempo de vida. en un sentido negativo una concepción de molestar por su desvalimiento. (Puerto Rico rural) Por otra parte. Yo me encuentro este. (Chile urbano) 172 .. Esto se puede interpretar como una menor sensibilidad respecto a que el reconocimiento de otros esté mediado por su aporte social pero sí. e cada día. en el espacio urbano aparece la idea de que el estar solos. para una de las personas entrevistadas del área urbana de Puerto Rico el proceso de envejecer requiere que la persona se acople a su edad. se ve como un espacio de autonomía e innovación. Por el contrario expresan la idea de que los ancianos molestan por su desvalimiento y no mitigan sus niveles de deterioro. en lo urbano se evidencia una descripción más positiva de sí mismos cuando expresan que el adulto mayor “todavía puede ser útil a la sociedad”. Definición de situación existencial Coinciden los viejo/as rurales y urbanos en una condición existencial de estrechamiento del tiempo. Es decir. luego de completadas sus tareas de crianza. molestosa y desprotegida. empecé (.. no ocultan su minusvalía. Ya uno tiene que irse más acoplando a su edad.rechazo”. casi la mayoría yo pienso que así es… (México urbano) Tanto urbanos como rurales señalan que la vejez está asociada a una mayor soledad. construida a partir de lo relacional. Sin embargo. yo me encuentro bien.) una etapa más. la idea de que ya no se pueden proyectar al futuro porque éste es una posibilidad incierta. Que para nosotros siempre llega en cada edad y en cada tiempo que va pasando. Tú sabes. cada tiempo. Esto es similar a la descripción que hace una de las entrevistadas en la zona urbana de Jalisco..

de enfermedades. en los relatos se pueden distinguir cuatro subcategorías de razones por las que se envejece en lo rural o lo urbano: las conductas. y lo “olvidadizo” como límites de ésta. realización de actividad laboral o no. va menoscabando. …cuando llega a cierta edad tal como de los 60 para arriba. Cuando el discurso de los adultos mayores remite a este tipo de conductas para explicar los procesos de envejecimiento aparece una diferenciación radical entre lo urbano y lo rural. y aquellos derivados de condiciones del medio que ellos no controlan. están muy marcadas por las experiencias personales. Las conductas En las atribuciones causales de los procesos de envejecimiento se puede apreciar una distinción entre los procesos que remiten a las acciones voluntarias o la conducta de los sujetos. Es una forma de resolver la tensión entre la sensación de algunas limitaciones físicas y la demanda por eficiencia con que les valora el medio. (Puerto Rico urbano) Respecto el concepto de vejez podemos apreciar. una presentación social de los viejos urbanos más “normalizadora” o mimética. lo que les lleva a presentarse diciendo “que pueden hacer las mismas cosas que los jóvenes”. Se observan rangos similares de edad en los entrevistados urbanos y rurales. las actitudes y los estados de ánimo. La interpretación que puede hacerse de estas diferencias posiblemente tiene que ver con que en la cultura urbana poseen más relevancia 173 . y una estructura más comparativa y competitiva de lo que es estar siendo viejo o vieja que en las descripciones de los entrevistados rurales. que son “lentos pero activos”. Igualmente se observa mayor ambivalencia en la descripción física de la vejez en los urbanos que en los rurales. se observa una más acentuada búsqueda de integración social en un sentido más comunitario. lo que se expresa como demanda por mantener las capacidades de comunicación o las relaciones. las condiciones de vida. “los vicios”. señalando la “menor concentración”. Esto podría estar asociado a la demanda urbana por mayor “utilidad”. En lo rural. lo que ambos definen entre los 50 ó 55 y los 80 años. “el trasnoche”. y a mostrarse ambivalentes al decir por ejemplo. mientras que en lo rural es la “mala vida”. La categoría que más explícitamente refleja la dimensión vinculada a la responsabilidad personal de los ancianos y ancianas es la de “conducta inapropiada”. a modo general. por su parte. Proceso de envejecer Relativo al proceso de envejecer.Envejecimiento y vida cotidiana Edades propuestas como inicio de la vejez Las apreciaciones respecto la edad de inicio de la vejez son diversas. Estas dimensiones ordenan el conjunto de las formas como los ancianos explican los procesos de envejecer. en lo urbano son pocas las alusiones a conductas inadecuadas y las que aparecen están asociadas a los hábitos alimenticios. “el alcohol” lo que les afecta.

les hacen sentir inútiles. incluidas la familia por el trato invalidante que reciben en la vida cotidiana. o de que ya “no puedes hacer nada”. y el exceso de colesterol. “la mala atención de los consultorios”. en otras palabras a la percepción de capacidad versus la sensación de no capacidad. En la urbe remite a la actividad o pasividad. En esta descripción hay tres atribuciones de responsabilidad. esto vinculado en especial a la obesidad. al destino (trato que te da la vida) y a políticas sociales no adecuadas (consultorios). de este modo ponen el acento indirectamente en el sobreesfuerzo y el sacrificio. mientras que en el mundo rural los significados se estructuran contingentemente a partir de la vida sacrificada. asumen que sus vidas han sido duras y no expresan una sanción por ello a otros. Para la perspectiva urbana el “trasnoche” o la “mala vida” tiene que estar asociado a otras conductas para vincularlo a problemas de salud inminentes.Envejecimiento y vida cotidiana los desórdenes alimenticios como factor de deterioro físico debido a la mayor información respecto a “estilos de vida saludables”. la del maltrato de los hombres a las mujeres. Se podría resumir diciendo que las condiciones sacrificadas de vida por la pobreza y lo duro del trabajo en el campo y las particulares condiciones de vida de la mujer dadas por la actitud machista y violenta de los hombres tipifican las distinciones que hacen los sujetos rurales entrevistados. Por otra parte aparece una denuncia. no hay una expresión de confrontación con la sociedad. El referente urbano del proceso de envejecer confirma la tendencia a seleccio174 . esta apreciación tiende a una cierta culpabilización. lo que sería un factor del mayor deterioro de éstas. Por lo tanto. De este modo se puede concluir que la organización de los significados del proceso de envejecer en el mundo rural respecto del urbano se diferencia por los contextos culturales que provee cada uno de ellos. Por su parte los entrevistados rurales remiten en menor medida a la dialéctica actividad . entonces dicen. una alta atribución a la actitud de la sociedad. el apabullamiento por la sociedad cuanto te tratan de “viejito o abuelo”. “la psique lo mata a uno”. como por el trato violento de los hombres a la mujeres. a una sanción social con carga moral. tanto por el trabajo duro en condiciones de pobreza. De algún modo refiere el envejecimiento como derivado del “trato que te ha dado la vida”. En lo rural predomina una perspectiva que tiende asociar el estilo de vida de trasnochar a “mala vida” y el alcohol directamente a deterioro.pasividad y en mayor medida a las carencias. “La pobreza” y el “trabajo duro” serían el núcleo discursivo de atribución de responsabilidad del proceso de envejecer. Aluden a las condiciones de vida difíciles que han debido enfrentar. Condiciones de vida Aparece en las condiciones de vida urbana una significación del proceso de envejecimiento relacionado con la posibilidad de seguir activos y con el trato que le dé la sociedad. lo que se puede relacionar con patrones más tradicionales de valoración y a la mayor incidencia de alcoholismo en la población.

El concepto de problema es un constructo urbano referido a un conjunto de situaciones que son vistas como difíciles de resolver. y las consecuencias de las enfermedades. basándose en sus características biológicas. dado que es este mundo de relaciones es lo más significativo. mientras que en el mundo rural será el trabajo duro y la pobreza lo factores condicionantes. de oportunidades y de expectativas que un grupo social asigna a las personas y que éstas asumen como propio. por otra parte que ahora esto es un poco distinto. Estados de ánimo En lo urbano se remite a los problemas y en lo rural a las penas. enfermedades y operaciones. De este modo la inactividad te mata por que es inminente que te valides socialmente por su intermedio. en su sexo.Envejecimiento y vida cotidiana nar la función social y la actividad como forma de integración social puesto que la inactividad e inutilidad se ubica al centro de los procesos de envejecer. afirman que las mujeres envejecen primero y coinciden en afirmar que se debe a que tienen que asumir tanto las tareas de la casa. los procesos de envejecer en la urbe y lo rural siendo hombre y mujer. criar a los hijos. “antes no era como ahora” que el hombre a veces comparte tareas. El envejecimiento como mujer y hombre en el mundo urbano y rural Las mujeres participantes en la investigación. En el ámbito rural son el sufrimiento y las penas. las mujeres urbanas señalan la maternidad como hito del “irse para abajo” debido a que 175 . En relación a los estados de ánimo en el contexto urbano aparece la referencia a que tener una actitud alegre o pesimista. Género El término género abarca al conjunto de características. y muchas veces. tanto del mundo urbano como rural. Se describirá a continuación las formas como se construye diferenciadamente los procesos del envejecer analizando comparativamente hombres y mujeres según la apreciación de ancianos y ancianas rurales y urbanas. Esta descripción se hará en relación a dos tópicos. Señalan. y las redes de afecto que se asocia a estos. las pérdidas. como estados de ánimo generados por eventos críticos vitales (muerte de familiares). mientras que en lo rural “la pena” viene de las relaciones afectivas. tener o no problemas influye en qué las personas envejezcan o no. Llama la atención la inversión que se produce entre la actitud como una disposición que uno podría evocar (ser alegre o pesimismo) versus el sufrimiento y la pena como eventos pasivos. Ambos significados no son comparables puesto que la actitud optimista no evitará que un evento doloroso provoque sufrimiento. las que hacen que las personas se deterioren física y mentalmente. trabajar fuera de casa. aunque sea eventualmente. Desde otra perspectiva.

la que más lucha. pura flojera y ver la tele y pá todo. en el ámbito rural se centra el hito de bajada en la pérdida de la regla. por eso dicen que los “abuelos tiran más”. sin embargo. no. Los afectos en el ser mujer y hombre envejeciente Las mujeres urbanas reivindican de algún modo que su posición de ser menos objeto de cariño que los hombres se debe a sus responsabilidades como abuelas. tá quejándose. parece haber un consenso en que la condición femenina es benéfica en la vejez. sobre todo desde la propia condición de ser mujer. algunos. es ser uno flojo. Desde la perspectiva femenina surge el siguiente discurso: Las mujeres. (Chile urbano) Cuando los hombres urbanos refieren el deterioro de la mujer indican que se dañan la piel porque se pintan y luego no pueden dejar de usarlas para cubrir la piel ya dañada. No le ayuda a sus hijos. Las mujeres rurales. mientras que en lo rural es la pérdida de ésta. rol en el que deben muchas veces intervenir respecto a sus nietos e hijos en funciones que las dejan como la “vieja pesada”. es una persona fuerte la mujer… (México urbano) Acerca del hombre viejo lo describen como: “la pura flojera lo trae. Las mujeres (viejas) son vistas por algunos hombres como laboriosas. egoísta. antes no era como ahora que los hombres también ayudan. En México este patrón de la mujer anciana con mayor fortaleza se repite y la debilidad ante los años de los hombres. esto podría interpretarse como una visión crítica de que las mujeres se pinten pues resulta un poco rebuscado diferenciar el envejecimiento de la mujer por este factor. Queda de manifiesto que en lo urbano el inicio de la maternidad marca el hito de bajada.. describen a los hombres rurales como en condición de ser menos 176 . las urbanas dicen que se ven siempre interesantes y las rurales que se deterioran más por el trabajo pesado y las parrandas. porque nosotras tenemos mucho más trabajo. eso no es estar uno viejo. Para las mujeres no hay coincidencia respecto si los hombres envejecen más o menos tempranamente que las mujeres. Se observa como algo transversal el apelar a los vicios y las parrandas como al trabajo duro como factor de deterioro en lo rural. lo que apunta a una valoración centrada en la fecundidad.Envejecimiento y vida cotidiana la mujer engorda. la que más se preocupa tanto por el esposo como por sus hijos y no es débil. esto evidencia una alta valoración de la “figura” asociando gordura a deterioro. fuertes. antes nosotras teníamos que hacer todo.. marcando la falta de fecundidad como momento de inicio del deterioro. o sea la pérdida de la capacidad de engendrar. “para mí la mujer es la que más trabaja. ni a nada que porque ya está pensionado y. (México urbano) El género parece ser una categoría que presenta diferencias en el envejecer y su experiencia. egoísta”.

la urbana. En el primer caso es la norma de que todas las personas viejas son queridas. no puede concluirse que en lo rural hay una aceptación universal puesto que los varones sienten que “son menos queridos” y las mujeres señalan que ellas “son más tiernas y los varones más brutos”. mientras por el contrario habría una ventaja de la mujer rural sobre la urbana en su apreciación social afectiva. Esto habla de las diferencias en las construcciones que se hace de los afectos en ambos medios. así el trato depende de cómo se comporte la persona.Envejecimiento y vida cotidiana queridos por ser más brutos de repente.. es mucho más tierna”. Finalmente aparece en la construcción desde las relaciones afectivas una visión desde las mujeres rurales que señala que la gente se preocupa igual de los ancianos cuando son mujeres que cuando hombres y los quieren igual. En el mundo urbano según las mujeres. Se observa una ventaja del anciano urbano por sobre el rural en la descripción de las redes de afecto.. Esto puede interpretarse en el contexto de una cultura tradicional marcada por estereotipos diferenciados de lo que es ser hombre y mujer. en que los viejos son apreciados dependiendo de su conducta. Sin embargo. mientras que en la segunda situación. son ellas las que asumirían roles de responsabilidad en las familias que las hacen aparecer como “viejas pesadas”. los quieren igual por que el cariño es para todos.en el campo tratan mejor a las mujeres. mientras que “la mujer es más querida.. Dimensión espacial Aparentemente hasta ahora. (Chile rural) Desde el mundo urbano la versión de indiferenciación en el trato a hombres y mujeres está relacionada con cuán “jodido o tranquilo” sea el anciano. son queridos condicionalmente. En estas formas de indiferenciación existen mundos remitidos. En lo urbano se observa una lógica de reciprocidad. dependiendo de cómo se comporten. como esposa.” esto confirma la posición del hombre en la cultura rural como menos heroico debido a que no tiene responsabilidad en asuntos familiares y si hay problemas en la casa se va a tomar un trago con los amigos. como seas te trato. es tierna. De este modo se construye una visión dual de hombre = bruto y mujer = tierna polarizando las visiones de los géneros. La gente se preocupa igual de los ancianos cuando son mujeres que cuando hombres. Los hombres rurales estiman que “. la vejez se construye por las imágenes sobre deterioro y permanecen en el inconsciente colectivo de manera muy similar en los ámbitos 177 .. Una construcción de cierta brutalidad y tendencia a los vicios marca la visión del hombre rural configurando la construcción que desde este mundo se hace. En términos generales puede concluirse que son los patrones tradicionales rurales de género los que tipifican las descripciones de hombres y mujeres y su grado de integración afectiva. la mujer es mejor vista por que la gente ve los sacrificios que han tenido como madre.

La dicotomía entre modernidad y tradicional se encuentra presente.Envejecimiento y vida cotidiana rural y urbano. reforzando la idea de un campo ideal 178 . se vive más rápido (rurales). de alimento tan necesario para nutrirse de manera sana y suficiente: Pues si viven más sanos en los ranchos. más sano. deprimida. oscura. La diferenciación urbano . En primer caso se alude a un cuadro psicológico. más limpio. Esta descripción continúa con la descripción de lo urbano como negativo. en el segundo a “sensaciones” en un lenguaje más de las percepciones y emociones. como que es más. De igual manera. como que se vive al aire libre. El espacio rural por sí mismo se concibe como el dador de provisiones. que los sueldos son bajos y los servicios quedan lejos. así se describe el ambiente rural como más tranquilo. sin contaminación. Hay más calidad de vida en los pueblos. Cómo es la gente Los rurales no describen como ven a la gente en el mundo urbano. en los pueblos. porque hemos ido al rancho de mi yerno (…) y creo que viven muy a gusto. La segunda coincidencia es que en la ciudad hay más servicios. mientras que los urbanos la ven como gente sola. En la valoración positiva de su propio hábitat sólo resaltan que es más fácil el acceso a la alimentación mientras que los urbanos valoran positivamente el que en la urbe existan más servicios. por su parte. sólo se describe aspectos positivos. cercana a lo natural. tormentosa. la vida es más dura. de cómo es la gente y de las actividades que se desarrollan en uno y otro espacio. si hay más salud. en Chile también se considera que se envejece más rápido en la zona urbana por los ruidos y la vida acelerada. dando privilegio a la vida en el campo. Sin embargo se presentan diferencias entre la calidad de vida de acuerdo al territorio. describen su hábitat enfatizando aspectos negativos. Se observa en urbanos y rurales una tendencia a valorar negativamente su propio hábitat de este modo los urbanos describen la urbe como cochina y estresante. en digo… en tocante a pues a los problemas que hay aquí [en Guadalajara] de digamos de “esmog” y todo eso. la ciudad es estresante (urbanos). en la construcción que hacen los urbanos del hábitat rural se observa una cierta idealización. la mayoría de ellos asociados a carencias del mundo urbano que se proyectan en lo rural.rural es construida haciendo distinciones en el orden del hábitat. yo porque. Se pone de manifiesto una idealización hacía la vida al “aire libre” que previene las enfermedades provocadas por el desarrollo de las grandes urbes. Sin embargo. (México urbano) En Puerto Rico al igual que en Chile también se concibe la zona rural como más sana y proveedora de salud para las personas. coinciden en una evaluación negativa de la urbe. Los rurales. Orden del hábitat En la lectura que hacen urbanos y rurales del hábitat urbano.

(Chile urbano) A la vista de las personas viejas del mundo urbano se vive mejor o peor no por la condición de urbanización o ruralidad sino por si se tiene o no recursos para una vida mejor. donde la gente es más buena y preocupada por las personas. En lo rural. Es interesante cómo se da. más que la red lo que se estima hace la diferencia de la calidad de vida en la vejez son los recursos económicos. se cae en vicios. mientras que en el mundo rural el acceso a los bienes se percibe aún muy relacionado con la pertenencia a la familia cosa que en lo urbano parece no mantenerse como forma cultural. (Mercado. Los rurales ven a la gente del campo también como preocupada por los demás y con disposición a ayudarse. Las falacias del desarrollo tienen su efecto en el proceso de envejecimiento. por su parte. El acelerado y desproporcionado crecimiento de las zonas urbanas no sólo degrada el ambiente. lo que impulsa tanto a los individuos como a la sociedad en general. Las enfermedades crónicas se desarrollan y complican con mayor facilidad en las zonas urbanas. (Chile rural) Lo que emerge claramente como descripción tanto en el espacio urbano como rural es que en el campo se trabaja mucho o más. a buscar cada vez más alternativas de mayores adelantos tecnológicos. mientras que en la ciudad.Envejecimiento y vida cotidiana que se construye como contrario al urbano. bajo lluvia y sol. La interpretación tiene que ver con que en lo rural el tipo de trabajo es más físico y se realiza al aire libre. la mediación del bienestar de los viejos en el campo por el apoyo de la familia mientras que en la ciudad por los recursos económicos. se engorda. concluyendo que se pasa mejor. se está muy encerrado. 2005). esto sin importar la edad. oscura) pero existen más servicios. Los datos sugieren la necesidad de encontrar un equilibrio entre el desarrollo y avance tecnológico y “lo natural”. también genera un gran menoscabo en la salud de las personas. esto puede estar relacionado a la significación que poseen las relaciones familiares y personales en el medio rural. en los pueblos es más solitario. Esto puede interpretarse como que en el mundo urbano las relaciones mercantiles se perciben mediando fuertemente las posibilidades de acceso a los bienes. … hay más servicios en la ciudad. de modo tan transparente. para la calidad de vida en la vejez no importa tanto si se vive la vejez en el campo o la ciudad sino la preocupación que tenga la familia con los ancianos. De este modo la gente que vive en lo rural es construida como teniendo relaciones más significativas y solidarias. Actividades que se desarrollan Se considera que la ciudad es estresante (la gente anda deprimida. Se envejece más rápido en las ciudades por que en ella se vive más rápido. se valora la red de apoyo como relevante. Córdova. y esto no sólo para la tercera edad. 179 .

jóvenes y medios. Pamuk. que pueden y necesitan estar activos. sobre todo las imágenes de la vejez masculina. Esta visión debe ser sustituida por una más real. se trata de generar un profundo y gran cambio que parta. enfermedades. 180 . como también la riqueza espiritual y cultural de que son portadores los adultos y adultas mayores. en general. que pueden aportar mucho a la sociedad. pasividad. 2004). aislamiento social y pérdida de posición social. Lo que más perturba de los estigmas y estereotipos de la vejez es su carácter negativo e incapacitante. Las construcciones del envejecimiento requieren de un manejo del lenguaje distinto. esa misma idea lo pone en desventaja en relación a la condición que pueden tener las mujeres ancianas en la sociedad. En síntesis. pero que implica un desafío social. Los niños y jóvenes deberán aprender a valorar y amar a sus ancianos y ancianas en su propia familia. Debido a la edad. las creencias sobre las causas y consecuencias de la vejez se han tornado sustancialmente incorrectas y engañosas. Cambiar la percepción sociocultural sobre las personas adultas mayores por parte de los niños. y que son capaces de mantenerse integrados en todos los ámbitos de la sociedad. Conclusiones Propiciar nuevas formas de pensar la vejez y el envejecimiento es un asunto crucial para verdaderamente situarnos en un camino que valorice el aumento de la esperanza de vida como un logro alcanzado por la humanidad y que exige ser puesto al servicio de la construcción de sociedades más democráticas e inclusivas. desde el seno de la familia. las personas de edad mayor son muchas veces injustamente relegadas y consideradas poco importantes para la sociedad (Sánchez. llegar a tratarlos con la dignidad que se merecen. incluso en el sector laboral. en donde la ruralidad permite a las personas concebirse y vivirse como personas sanas (Eberhardt. Se trata de lograr que cambie su percepción y valorización del envejecimiento hasta ahora visto como una etapa de inactividad. para el que los Estados establezcan estrategias y mecanismos de atención adecuados. Las sociedades actuales deben aprender a percibir y valorar el patrimonio moral y experiencial. que paradójicamente al concebirse como sexo fuerte en la vejez. Ser viejo o vieja equivale entonces a estar físicamente incapacitado.Envejecimiento y vida cotidiana Las valoraciones de la salud se han concentrado casi siempre en las áreas urbanas. Sobre el desarrollo económico y tecnológico. dependencia. Pocas veces se ha buscado interpretar cómo los sujetos se conciben a sí mismos y su salud de acuerdo a su lugar de residencia.La mayoría de las veces. significa llegar a valorarlos en todas sus dimensiones. un cambio cultural. decrepitud y. llegar a reconocer sus derechos. sufrir de pérdidas mentales. 2000). debilidad. principalmente. Se trata de asumir que la gran mayoría de los adultos mayores son sanos. urge repensar y lograr el equilibrio entre la naturaleza y las creaciones del hombre que hacen del envejecimiento un problema de salud. de pasividad. que cambie sus valoraciones negativas.

(2006). (1999). M. ayer y hoy.cl 181 . Sociodemografía del envejecimeinto poblacional en México”.uchile. Vol. y Parrot TM. VL. (17): 15-46. 16(13): 110-128. Canales-Cerón.. explanation. (1997). (1975). Estudios del Hombre. “La población de la era de la información. (2001). (1994). En Anzola P. Why survive: Being Old in America. A. Bengtson. (2004). H. Gender roles. Sociodemografía del envejecimeinto poblacional en México”. The Gerontologist. T. http://www.html Arias. Aspectos sociales del envejecimiento. (2001).cl/facultades/filosofia/ publicaciones/cyber/cyber19/almeras. A. marital intimacy. Theory. (1999). C. Social Sciences Vol. De la transición demográfica al proceso de envejecimiento. New York: Altamira Press. and a third generation of theoretical development in social gerontology. Washington. OPS Publicación Científica 546. D. Política Nacional para el Adulto Mayor. y Morrione. Vol. Goldscheider. R. www.J. S. In Journal of gerontology. Alméras. La era de la información.. La atención de los ancianos: un desafío para los años 90. “La población de la era de la información. En Estudios Demográficos y Urbanos.. 2 S72-S88. D. Diversidad rural y relaciones de género en México.Envejecimiento y vida cotidiana BIBLIOGRAFIA Allen. Castells. Burgess E. E. 52B No. Canales-Cerón. México: Siglo Veintiuno editores. The social process of aging and old age. Universidad de Guadalajara. and nomination of spouse as primary caregiver. Butler. De la transición demográfica al proceso de envejecimiento. Asuntos Sociales de la Unidad de la Mujer y Desarrollo de la CEPAL. New Jersey: Prentice Hall. (2003). L. Blumer. Second edition. New York: Harper Row.senama. George Herbert Mead and human conduct. P. 39(2): 150-158. A.O. Lecturas en torno al concepto de imaginario: apuntes teóricos sobre el aporte de la memoria a la construcción social. Brown. En Estudios Demográficos y Urbanos. y cols. pp 57-73. Ciambrone. F. (1996). Barros. 16(13): Chile (2006). Volumen II: El poder de la identidad.

M. Cereijido M. R. Papeles de población. Anciano de riesgo en el medio comunitario. Frenk. Rural community leaders’ perceptions of environmental health risks: improving community health.pdf Lozano.Envejecimiento y vida cotidiana Cruikshank. Lanham..64 (1474):12-17. (1968). Gerontologist. (2001). Guzmán-Gómez E. Kington.. J. Aspectos sociomédicos del envejecimiento en México.D. Journal for the Theory of Social Behaviour. W. Symbolic Interaction. El cuidado de la salud de población urbana en condiciones de pobreza. C.. México: Siglo veintiuno editores. (2006). Gillespie. Medicina y Humanidades.Learning to be Old: Gender. 21-42. Chistopher S. Vol. Hidalgo-González.G. R. 87(1):33-37. 8:20-23. León-López a.S. 54(3): 105-112. (2003). Social feedback and self-appreaisals: Current status of the Mead-Cooley hypothesis. 27: 267-286. Lilliard. Leal. J. 35: 19-39. y Hill. Culture.H. 43: 149-165. Paris : PUF. Lazcano-Ponce. A.. J. (1997).. Reelaboración cultural en dos comunidades nahuas de la región Puebla-Tlaxcala. C. AAOHN Journal. Delgado. (2005). I. P. Socioeconomic Status and Self-Reported Health Status of Women Aged 50 Years or Older. and Aging. México.C.). Jodelet. éd. imsersomayores. (2005). G. Havighurst. Planificación de cuidados en atención primaria.. Rogowoski. Recuperado el 1 de marzo de 2006. (1989. y Quintana. G. Jano. Larsson. (1999). México: UAM-Xochimilco. MD: Rowman y Littlefield Publishers. (1999). Martínez. (2006). L. D. Mead: Theorist of the social act.csic. Lundgren. Personality and patterns of aging. R. El Envejecimiento: Aspectos Sociales. (2003). Lesende. M. de http://www. American Journal of Public Health. L. (2004).. La construcción social de la vejez.. Reproductive History. (coordinadores) El envejecimiento: sus desafíos y esperanza.es/documentos/documentos/martin-anciano-01. 182 . (Coordinadores) Cultura e identidad en el campo latinoamericano. Butterfield. D. Costa Rica: Editorial de la Universidad de Costa Rica. En Aréchiga H. Cortez-Ruíz. R. Les représentations sociales.. O.

Ambiente y Sociedad. Naciones Unidas (2002). Chicago: University of Chicago Press. México: ITESO – Universidad Iberoamericana. Padilla-Nieto.A. Perfil Demográfico de la Población de Edad Avanzada en Puerto Rico [folleto]. (2002).. V. Guadalajara: Universidad de Guadalajara /OPS. Psicogeriatría. La investigación cualitativa en salud. P. 287-308. C. El debate. http://www. Morris. Self.. Olive. experiencias en el occidente de México. Oficina para Asuntos de la Vejez (2003). Robles L.H. Mercado.. (2005). ED. B. Ageism: negative and positive. Davis Co. Palmore. M. Phillipson. Philadelphia: F. Gallardo. Mind. W. by C. Gerontología Social Aplicada: Una propuesta de Planificación Estratégica para el Trabajo Social. (comps). Second edition. (2005). Los rostros de la pobreza. California: Sage Publications.html Rose.N. (1994) La identidad colectiva en: Olivé L & Salmerón F (editores) La identidad personal y la colectiva. Ed. Salvarezza (1988). and Society. K. El mundo envejece: Impacto en la Familia. 47(4): 294-302. Desarrollo sustentable . Los doblemente pobres del México actual. Sánchez Salgado. E. México: UNAM Orozco-Mares. (1998).. Vol. (1999).. Puerto Rico: División de Estadísticas.industria: más controversias menos respuestas. 287-294. G. En Fa183 . 8 a 12 de abril.org/html/20030901.Envejecimiento y vida cotidiana Mead. La identidad colectiva del anciano: un acercamiento a su proceso salud enfermedad. L. Buenos Aires: Paidós. (1998) Reconstructing old age: New agendas in social theory and practice. “No hacen viejos los años. (1965). pp. A. Madrid. (1998). R. Salud Pública de México. & BonillaFernández. Informe de la Segunda Asamblea Mundial sobre el Envejecimiento. A. New York: Springer Publishing Company. Arias-Merino. González-Vázquez T. Salgado de Snyder. y Villa-Hernández. E. (2005). (Coords). Córdova. Jáuregui-Ortiz.T. Osorio J. I. VIII (1): 1-25. EB. En: Mercado FJ. Older people and their social worlds. sino los daños”: envejecimiento y salud en varones rurales. Piña Morán.gerontologia. (1934). España. C.

Introducción a los métodos cualitativos de investigación. Buenos Aires: Espacio Editorial.División de Población de la CEPAL Área de Población y Desarrollo del CELADE: Chile. Saunders. Sánchez-Salgado. J. (1998). My brain’s on strike: The construction of Identity through Memory Accounts by Dementia Patients. Envejecimiento y vejez en América Latina y el Caribe: políticas públicas y las acciones de la sociedad.L. Carmen D. Buenos Aires: Editorial Espacio. Taylor.L. Memorias Segundo Seminario Red Estudios de la Vejez Centroamérica y El Caribe. (2003). Reconfigurando el Trabajo Social. Viveros Madariaga. C. (1992). (2001). 184 . Perspectivas y Tendencias Contemporáneas. A. (2000). Research on Aging: Beverly Hills. Gerontología Social. Buenos Aires: Paidós Vélez-Restrepo. Proyecto Regional de Población CELADE-FNUAP (Fondo de Población de las Naciones Unidas) Centro Latinoamericano y Caribeño de Demografía (CELADE) . y Bodgan. Serie Población y Desarrollo 22.Envejecimiento y vida cotidiana milia y Vejez. O. San Juan: Impresos Universidad de Puerto Rico. P. Jan.

religiosos. políticos. Subjetividad que se constituye a partir de la mirada de un otro y transita con otros en multiplicidad de contextos a lo largo del tiempo. 80 o más? ¿Cómo inciden las distintas circunstancias de este proceso en su singularidad? Sabemos que soportar las diferencias de opinión.com Docente de la Cátera de Psicología de la Tercera Edad y Vejez.modificarlos o abandonarlos-. pareciera excluir al adulto mayor de ser protagonista del guión de su propia vida. Becca Levy y Banaji plantean en relación a este grupo etáreo. de sentimientos. 70. la ausencia de un odio fuerte y explícito hacia los viejos junto a la aceptación de sentimientos y creencias negativas. y desigual en las oportunidades que brinda” (Galeano. Resulta de fácil aparición. Los derechos no envejecen ¡La experiencia suma! Autora: Lic. Facultad de Psicología. Ruiz. funciona sin ser enteramente visto o pensado. e-mail: monica. económicos. 185 . 2003). de posición.ruiz. ¿Cuáles son los esperables sociales a los 60. batallas y guerras. V. así como de los significados que entrañan las modificaciones que se suscitan y conmueven al sujeto y su identidad. controlado sin intención de dañar de manera conciente” se convierte en un signo preocupante tanto por parte de los más jóvenes como dentro del mismo grupo etáreo. Estos prejuicios que sostienen la discriminación resultan de fácil reconocimiento. como actor social. Este modo “implícito de operar sin ser advertido. Eduardo Galeano en su “Curso básico de injusticia” nos dice “Este mundo. hace estragos en toda la sociedad. lo que las lleva a sostener que todos los seres humanos estamos involucrados en lo que denominan el “edaismo implícito”. sexuales dieron y dan origen a multiplicidad de luchas. Empezar a pensar el envejecimiento y más aún la vejez a partir de esta frase sacude. Sabemos que motivos raciales. a diferencia de lo que ocurre con los adultos mayores. al mismo tiempo. entraña no pocos deslices inquietantes en algunos sujetos bien plantados.mail@gmail. Este proceso que implica envejecer es concebido como “una serie de transformaciones subjetivas que vivencia un ser humano a partir de los cambios bio-psicosociales que ponen en juego la continuidad de la representación del sí mismo”. Somos sujetos de lenguaje atravesados por discursos que dan cuenta de las representaciones y expectativas. igualador y desigual: igualador en las ideas y en las costumbres que impone. Este mecanismo adquirido que nos lleva al solapado prejuicio. en el modo de conducirnos con el sujeto envejeciente que somos y con los que transitan con ventaja el camino por recorrer. de género. Tomar conciencia de los efectos que entraña puede permitir cuestionarnos y cuestionarlos para poder al menos estar alertas a generar cambios . que ofrece el banquete a todos y cierra la puerta en las narices de tantos es. Mónica S. Universidad de Buenos Aires.Envejecimiento y vida cotidiana VI.

La biomedicalización del envejecimiento es un proceso poderoso y penetrante. significados y valoraciones. Recuerdo aquí una historieta de Quino que muestra a un Señor mayor que gira su cabeza para dirigir la mirada a atractivas mujeres. mientras otra escena señala a este señor mirando sus genitales. Poder decodificar lo narrado desde el sujeto y su entorno nos permite salir de los significados absolutos. por ejemplo. al tiempo que es lector de la misma. hoy esta altísima tecnología nos ayuda a confirmar el diagnóstico sin ningún margen de error: lo suyo es lo que yo suponía. ¿qué puede ser?”. al decir de Ricoeur. tomándole una radiografía de tórax. situación por cierto nada ingenua. Ah!! y evite girar la cabeza. ¿Hormigueo al girar así?”. las decisiones que toma y las 186 . Para mayor seguridad haremos una resonancia magnética general de columna. en un suceder de contextos y en sus múltiples interacciones. En el próximo acto se ve al Dr. al girar la cabeza siento un hormigueo aquí. le dice “Bien.” Al salir del consultorio se observa al personaje mirando de reojo a las señoritas y recordando los puntos 1.?”. y además un estudio de todo su sistema neurológico y otro del tracto uretro-vesical completo y quédese tranquilo. como en su caso. dando lugar a los emergentes que abren a nuevas consideraciones.” El paciente le pregunta. En estos contextos se va configurando la identidad en su sentido psicosocial. Esta “inocente asociación” nos ha llevado a pensar el envejecimiento como un proceso patológico o anormal. contextos que mantienen al sujeto en permanente movimiento y agitación. tiene influencia en lo académico y científico. el profesional le gira la cabeza. Contextos que se entraman en discursos que asignan roles. en los medios de comunicación masiva y la manera en la cual pensamos la vejez formando una fuerte influencia en la opinión pública. su propia historia. que al rotar 1) transmiten a las vértebras lumbares 2) un impulso que afecta al nervio sacro-genito púbico. 3) de ahí el hormigueo en esta zona. el profesional le responde “Veamos. en la percepción popular. 2 y 3 de las explicaciones del profesional y pensando “Malditas cervicales”. tenga la orden. “O sea sus cervicales.. y al hacerlo el señor mayor observa a la enfermera cruzada de piernas con minifaldas. en la formación de políticas públicas. Tomemos. por ahora. inmóviles y dominantes. “¿O sea Dr. Concurre al médico y le dice “Dr. el modelo biomédico que reduce la complejidad del ser humano al cuerpo como entidad y equipara vejez con enfermedad y deterioro. ¿De que modo atraviesa en cada uno de nosotros esta significación que nos viene nada más y nada menos que desde el orden médico? Quino plasma con su aguda observación en esta historieta la interpretación que el profesional realiza de la demanda del paciente. ya que al etiquetarlo de este modo se transfiere esta condición a todos los que están envejeciendo condicionando las actitudes de los adultos mayores hacia sí mismos y del entorno hacia ellos. que hoy la medicina cuenta con todos los medios para descubrir a tiempo el verdadero origen de cualquier síntoma.Envejecimiento y vida cotidiana El sujeto con su modo particular de responder escribe. por suerte.

Nancy Fraser. Así. Los jubilados volvieron a marchar al Congreso Nacional. Esta pluralidad de descripciones surge de las posibilidades interpretativas que se establecen en medio del discurso social. titular de la Federación de Trabajadores Jubilados (FeTraJub-CTA) señaló: “800 marchas significan 16 años que estamos acá todos los miércoles reclamando por lo que nos corresponde” durante el acto que se realizó este miércoles 8 de agosto frente al Congreso de la Nación en la Capital Federal. geográfico. El viejo no será simplemente un hombre sino. Cada rol tendrá relevancia de acuerdo al contexto en el cual se conduce. “Tener una identidad social es simplemente vivir y actuar según una serie de descripciones culturales”. padre. Elías Moure. viejitos las pelotas!. Tomo un ejemplo de discurso actual en relación a este tema que editó Página 12 . cuando un grupo de jubilados frente a la opresión y al maltrato originado en las magras jubilaciones percibidas a lo largo del tiempo. no abandonando la cita a pesar del tiempo transcurrido. Otros cambios en la identidad social los vemos en la formación de grupos y por lo tanto en su relación con el discurso. marchan frente al Congreso. jubilado. redes de interacción”. por el contacto personal con la profesión médica y por el propio sistema de creencias. abuelo. una de las pensadoras feministas estadounidenses más destacadas en la actualidad se pregunta: ¿Qué puede aportarnos una concepción del discurso para la comprensión de las identidades sociales? La idea básica es que las identidades sociales son “complejos de significados. Discurso que se da en un tiempo histórico. para exigir una vez más que “el límite no puede ser la línea de pobreza. un hombre mayor de comienzo del siglo XX. amigos. Nosotros podemos y debemos seguir rindiendo porque somos parte de la historia y porque supimos vivir de otra ma187 . los palos recibidos en aquella célebre tarde en el Congreso bajo la dura inclemencia del clima. Este discurso hegemónico es reforzado además por la familia. cuando nos convertimos en jubilados o abuelos o frente a una nueva pareja en la vejez. habitante de la ciudad de Buenos Aires. “No somos los abuelitos. Un ejemplo de esto sucedió un día jueves 9 de agosto del año 1993. somos los trabajadores que hoy estamos como jubilados. Ocurre aquí que los entramados que conforman la identidad preexistente sumergidos y sin brillo cobran en otro momento realce y una nueva forma convirtiéndose en el centro de nuevas autodefiniciones y afiliaciones. por ejemplo. clase media.Envejecimiento y vida cotidiana consecuencias que sus prescripciones tienen en el sujeto que consulta. como en efecto lo hace. como desde hace 16 años. Por esta razón la manera de ser un adulto mayor cambiará. no somos los viejitos tiernos. casado. en algún momento ser jubilado figura de manera fundamental en el conjunto de descripciones según las cuales actúa y en otros será algo latente. el límite tiene que ser la calidad de vida”. salieron a pelear por sus derechos y desde allí a hoy todos los miércoles. cultural y social con lo cual será necesario conocer las prácticas sociales a través de las cuales se producen y circulan las descripciones culturales.

Las significaciones que surgen de las prácticas sociales interjuegan con las representaciones que conforman al sujeto y su posibilidad de convertirse en un agente social. como da cuenta el ejemplo anteriormente citado. 188 . ni enfermo. construídas discursivamente que ofrece una alternativa frente a las concepciones monolíticas. resolver problemas. ni jubilado pasivo. Están bregando por otro lugar con otro discurso que conlleve para ellos “una mejor calidad de vida” con los consecuentes efectos que pueda entrañar.identidades sociales complejas. La toma de conciencia de su padecimiento puede volverlo capaz de subvertir el orden que lo victimiza. Me pregunto: ¿de qué modo operan aquí los estereotipos y actitudes negativas implícitas que enunciábamos al comienzo? ¿Qué discurso otro describe estas prácticas sociales al decir de Frazer? O ¿dónde se encuentra la resignación del personaje de Quino atravesado por el discurso biomédico? El enfoque que Frazer nos ofrece es la del modelo pragmático . Parece que hoy el punto límite es la línea de pobreza. contingentes. el dirigente indicó: “Nos hemos comprometido en nuestra vida por una patria liberada que significa que ningún chico coma de la basura y ningún viejo tenga que salir a mendigar”. sino se continúa con la política de hambre de los años 90”. Vemos entonces que el sujeto es también motor del cambio a los modelos que se le plantean. ni pobre. Surgen en este discurso nuevas formas de concebirse como hombre adulto mayor. el punto límite tiene que ser la calidad de vida. tomar decisiones y organizarse con otras personas para alcanzar una meta común.Envejecimiento y vida cotidiana nera. Por último. cambiantes. indicó Moure y agregó: “En definitiva aprendimos de la perseverancia de quienes inauguraron la etapa de la resistencia que son las madres y abuelas de plaza de mayo y nosotros tenemos que decir que la historia de estas marchas está acá en este lugar emblemático”. desarrollando una actitud crítica y rompiendo así con la idea de ser pasivo para convertirse en un actor legítimo que puede realizar cambios.

Subsecretaría de Proyectos Sociales. al favorecer el contacto intergeneracional y la transmisión de experiencias y e) ventajas para los propios voluntarios mayores en la medida en que perciben su contribución a la sociedad.) y d) el paradigma de los mayores como susceptibles de asistencia y no como miembros activos y contribuyentes para la solución de sus problemas y los de su comunidad. En lo referente a la incorporación de adultos mayores como voluntarios (Burr et al. 1990) se producen a) ventajas sociales en la medida en que se modifican los prejuicios edaístas respecto de la vejez.. 1996: 58) desarrolla un área de “Integración Social” que en su momento fue incorporada en función de la demanda de los mismos adultos mayores en las jornadas de discusión preparatorias a la redacción definitiva del documento. En esta dirección el Plan Nacional de Ancianidad 1996-2000 (Secretaría de Desarrollo Social. b) la consideración de la edad en programas de voluntariado como una barrera para realizar este tipo de tareas. El trabajo voluntario se manifiesta de diverso modo a lo largo de la vida (Van Willigen. VI. 2000:309) así como ya vimos la incidencia mayor se da en la mitad de la vida y luego comienza a decrecer.com Facultad de Ciencias Económicas. 2005. Universidad de Buenos Aires. 2006. email: adrianafassio@yahoo.Envejecimiento y vida cotidiana VI. Numerosas son las causas que dificultan el desarrollo de tareas socialmente útiles por parte de los mayores. d) ventajas para los voluntarios. sintetizadas en : a) la falta de recursos por parte de los adultos mayores. al aumentar el número de voluntarios disponibles. Trabajo solidario de las personas mayores según género: logros y pendientes Autora: Adriana Fassio. sin embargo los estudios realizados muestran que su inserción en estas tareas es menor que entre los adultos jóvenes (Institut of Volunteering Research. Estudios relacionados con la participación de las personas mayores como voluntarios y en movimientos asociativos (Díaz Conde. etc. 2003). c) la existencia de obstáculos a la accesibilidad (transporte. Cruz Roja Española. Siempro-ECV-2001. 1989. 2003) dan cuenta de que a falta de roles de los adultos mayores en nuestra sociedad estas instancias proponen un espacio de inserción social altamente satisfactorio. Las organizaciones en la que se participa 189 . Introducción El incremento de la inserción de las personas mayores en actividades voluntarias es creciente. Sin embargo una gran proporción de personas mayores que son voluntarios lo hacen con mayor intensidad (mayor cantidad de horas) probablemente porque disponen de mayor tiempo para ello. b) ventajas para las organizaciones.

La participación diferencial entre varones y mujeres y entre viejos viejos y viejos jóvenes no tendría que ver tanto con el género o con la edad sino con las oportunidades educativas y de desarrollo profesional que se relacionan con la pertenencia a una cohorte determinada. por lo que dispondrán de mayor tiempo para la participación social. maestros. 1992. incluyendo el compartir con su cónyuge las actividades relacionadas con la reproducción primaria) estarían en condiciones de continuar con sus roles sociales y asumir roles de participación social activa en la gran vejez. Dempster-McClain y Williams Jr. Fisher. et al. Desaparecen las diferencias por género si se controlan el nivel educativo y la carrera ocupacional. 2005) o el sentido de pertenencia a una comunidad (Okum y Michel. Bukov.Envejecimiento y vida cotidiana a lo largo de la vida también son diferentes: los jóvenes lo hacen como una extensión de sus roles habituales (padres. 2004) en los casos de voluntarios que realizan este trabajo formalmente. También se ha estudiado la relación entre la realización de trabajo solidario y la depresión en personas mayores (Li y Ferraro. La caracterización de los voluntarios de adultos mayores y el impacto de las actividades solidarias en su propio bienestar y en el de aquellos a los que le brindan servicio han sido objeto de diversos estudios (Moen. Mueller y Cooper (1991) proponen un modelo conceptual de clasificación de los roles del voluntario a partir de tres dimensiones: si el voluntariado es formal o informal. A partir de un análisis longitudinal de la participación social en adultos mayores viejos viejos plantean que se da continuidad en las actividades de participación social en edades avanzadas. actividad psíquica e integración social se controlan. Quienes disponen de mayores recursos (educativos y económicos. pero se eligen aquellas que significan menor demanda de recursos. et al. Así la literatura da cuenta que los adultos mayores voluntarios tienen un alto grado de actividad intelectual y de bienestar subjetivo (MorrowHowell. Algunos estudios muestran que en las personas mayores la satisfacción y el bienestar no tienen que ver tanto con la cantidad de horas en que desempeñan el trabajo voluntario como con el tipo de organización a la que pertenecen.). Wheeler. La hipótesis que enuncian es que al modificarse las condiciones de acceso a la educación y a los puestos de alto nivel en el trabajo para varones y mujeres es de esperar un mayor involucramiento en actividades de participación social para las próximas generaciones de viejos viejos.. cuando los efectos diferenciales de las variables sociodemográficas. Maas y Lampert (2002) sostienen que las personas de edad no tienen las obligaciones laborales y familiares a que se ven sometidas las generaciones más jóvenes. Los resultados obtenidos muestran asociación positiva entre salud psíquica y voluntariado (Greenfield y Marks. que la práctica del voluntariado está asociada a menor riesgo de mortalidad. Gorey y Greenblatt. 2003. 1998). de salud. a partir de un estudio longitudinal. Wenger. Por su parte Harris y Thoresen (2005) arribaron a la conclusión. 2005) y entre éste y la enunciación de nuevos proyectos en la vejez (Greensland y White. 1996). 2006).. etc. en tanto que las personas mayores lo hacen especialmente en organizaciones relacionadas con iglesias. si es una 190 .

el fracaso. Sin embargo en lo referente al número de organizaciones en las que se realiza el trabajo voluntario se mantiene hasta los 65 años y declina apenas hasta los 79 y de manera importante a partir de los 80 años. a los miembros de la comunidad en la que estas organizaciones están insertas y la sociedad toda. sentirse un miembro útil de la sociedad ayudando a otros y encontrar un grupo de pares. (2005: 247) focaliza su atención en la relación entre voluntariado formal y actividades de cuidado informales. personas). que es libremente asumido y que produce bienes y servicios para las organizaciones en las que estos voluntarios trabajan y en consecuencia. En tanto que la cantidad de horas utilizadas para el voluntariado se incrementan hasta los 79 años. características relacionadas con la problemática de la inclusión social. El estudio de Burr et al. Realizan un estudio sobre la elección de actividad voluntaria según edad y muestran que la máxima incidencia se da entre los 40 y 45 años. puesto que la amistad es un valor que hace a la calidad de vida y la percepción de un envejecimiento exitoso (Stevens. por lo que suponen que el retiro laboral se constituye en una oportunidad para profundizar la intensidad de la actividad elegida y comienza a disminuir notablemente entre los viejos viejos. objetos. Las investigaciones realizadas para la población voluntaria de edad mediana (Bloom y Kilgore. la ansiedad y la duración e intensidad del entrenamiento. Entre los costos se mencionan el tiempo. Coincidentemente. Definen al voluntariado formal como una actividad que implica la inversión de tiempo y esfuerzo por parte del voluntario que no es compensado por un pago regular o retribución monetaria. A partir de ello disminuye para todos los grupos etarios. En síntesis la evidencia empírica muestra que la actividad voluntaria declina considerablemente sólo en la alta vejez y que los viejos poseen un caudal potencial de recursos que no son lo suficientemente aprovechados por las organizaciones y sus comunidades. Los resultados muestran que en la vejez el voluntariado compensa las pérdidas sufridas por el retiro laboral y el deterioro de la salud. la invasión de la vida social. Barlow y Hainsworth (2001) consideran tres motivaciones fundamentales por parte de los adultos mayores para realizar trabajo socialmente útil: llenar el vacío que deja el retiro laboral. especialmente a partir de los 80 años. 2001). la responsabilidad. 2003) identifican el dar sentido a sus vidas y experimentar un crecimiento personal como las principales razones para ser voluntario y no el altruismo como se menciona tradicionalmente en la literatura. y el objetivo de la actividad (comunidad. no como una característica negativa en la vejez sino como una alternativa de maximizar las gratificaciones emocionales en función de recursos y tiempo limitados. Hendricks y Cutler (2004) sostienen que las personas mayores focalizan su accionar en algunas formas de interacción. Establecen una correlación entre el brindar cuidados a los miembros de la red.Envejecimiento y vida cotidiana actividad ocasional o regular. A pesar de que existe abundante 191 . especialmente familiares y la posibilidad de realizar un voulntariado social.

tener contacto con organizaciones que se dedican a los cuidados. 2009.8 por ciento de las mujeres y 8. valor algo menor que el obtenido para la población comprendida entre los 15 y los 59 años de edad (10. Paola et al.Envejecimiento y vida cotidiana literatura sobre las restricciones en la participación social que deben enfrentar los cuidadores de personas mayores. 2003.000 o más habitantes. Esta diferenciación según género se da también en la población mayor de 15 años y menor de 60 años (11. los autores señalan que el formar parte de una red de cuidadores. Bloom y Kilgore. 192 . 2003. 1998.800) (ECV_2001)52 de la población de mayores. 2003) adquieren un nuevo significado en la provisión de servicios para la población en condición de pobreza y de desventaja social.5 por ciento de los varones de esa edad son voluntarios). más descentralizadas y flexibles de los servicios sociales. 1997. fundamentalmente por la fuerte demanda a la que se ven sometidos. 2000. El universo de la muestra abarca a la población residente en localidades de 5. 1999. 2003.2 por ciento de los varones. Redondo. Tres de cada diez mayores realizan tareas solidarias de manera personal. Fassio y Golpe. La misma representa aproximadamente el 96 por ciento de la población urbana del país y el 84 por ciento de su población total. Algunos autores incipientemente comienzan a notar la presencia de las Organizaciones de Adultos Mayores (OAM) consideran fundamentalmente sus fines recreativos (Oddone. 1998) y más recientemente se comienza a profundizar en sus características. Actualmente el 8. Miranda. Existen diferencias por género relacionadas con la continuidad de las prácticas durante el transcurso de la vida: el 10. 2008. y con poca profundidad respecto de los significados y el impacto del fenómeno en la calidad de vida de la población adulta mayor y de la comunidad toda. 2002. Este estudio sugiere entonces que el ser cuidador secundario o pasada la coyuntura de ser cuidador principal es una alternativa que predispone a la realización de trabajo voluntario. potenciando la creación y expansión de nuevas formas de gestión. SIEMPRO-INDEC. haciendo entrar a nuevos sectores y actores en la esfera pública de la decisión de estos servicios (y no sólo del consumo). 2006. En nuestro país los estudios sobre la temática del trabajo solidario de las personas mayores son muy escasos en muchos casos restringidos a la elaboración de listados. 2001. tres de cada 52. 2003).9 por ciento (328. Se plantea entonces la necesidad de una articulación entre el Estado y las organizaciones de la sociedad civil.2%). y la participación activa en movimientos y organizaciones que tratan estas problemáticas (Alzheimer. La fuente de datos es la Encuesta de Condiciones de Vida ECV-2001. 1 por ciento de las mujeres realiza trabajos solidarios en tanto que sólo lo hace el 7. HIV) da cuenta de un capital social que favorece el desarrollo del voluntariado. similitudes y diferencias (Fassio. Con el corrimiento del Estado los movimientos asociativos y el voluntariado (Alonso y Jerez. realiza algún tipo de actividad voluntaria. Golpe.

mientras que el 18 por ciento de los representantes varones es mayor de 75 años. el 14 por ciento de personas sin beneficios sociales. 53. Para ello se encuestó a los presidentes de federaciones y confederaciones de todo el país que conforman el Plenario del Consejo Federal de los Mayores53. Se administró una encuesta a los miembros del Plenario del Consejo Federal que fue respondida por 49 mayores líderes de organizaciones. Resolución Ministerial Nº 1216. sólo lo es el 5 por ciento de las mujeres (Tabla 1). Las respuestas fueron analizadas según género. Es una experiencia única de participación en las políticas públicas en la medida que el 51% de sus miembros. la visión sobre la temática y las experiencias de varones y mujeres son diferenciales.descriptivo. desafíos. el 29 por ciento de jubilados provinciales.9 por ciento del total de respuestas) y 28 varones (57. De los representantes casi nueve de cada diez son adultos mayores jóvenes. como por la relevancia de las experiencias en las cuales participan. y el resto a distintas alternativas combinadas de representación. Resultados El trabajo solidario. No se observan diferencias sustantivas por género. y con la reforma aprobada por el Plenario del Consejo en 2006. tanto por su permanencia en el protagonismo en este campo. obstáculos y pendientes El 33 por ciento de los mayores que respondieron al cuestionario es representante de jubilados nacionales.1 por ciento). el 61% de sus miembros es representante de organizaciones conformadas por adultos mayores de 60 años. alcances. El cuestionario fue respondido por 21 mujeres (42. puesto que como explicitamos en el marco teórico. A partir de un abordaje cuali-cuantitativo damos cuenta de la mirada sobre el trabajo solidario de los propios adultos mayores que conforman el alto voluntariado en las Organizaciones de Adultos Mayores. 193 . Se observa una situación diferencial según sexo.Envejecimiento y vida cotidiana diez lo hacen a través de grupos informales y cuatro de cada diez a través de organizaciones. Todos ellos fueron seleccionados por ser referentes del movimiento de adultos mayores. Método La investigación partió de un diseño transversal exploratorio. El Consejo Federal de los Mayores fue creado por el Decreto Nº 457 del 22 de mayo de 1997 y fue reglamentado luego de cinco años en el 2002 por Resolución Ministerial Nº 113. Se realizaron historias de vida focalizadas a cinco varones y cinco mujeres presidentes de OAM. aunque los varones (43%) tienen mayor participación a través de organizaciones que las mujeres (39 por ciento).

Uno de los ejes de relevancia se relaciona con la continuidad de las prácticas del voluntariado en el curso de la vida: estas personas mayores efectivamente han tenido una vida en la que el voluntariado es una práctica relevante. Año 2004. Buenos Aires.9 32. Sexo 60-74 años Varón Mujer Total 82. Los que tienen una continuidad en trabajo voluntario mayor que 20 años representan el 18 por ciento de los voluntarios (una mujer y siete varones). octubre de 2004 194 .7 44.2 87.0 Fuente: Elaboración propia según datos de la encuesta realizada en el ámbito del Consejo Federal de los Mayores.0 100.0 100. Entre estos últimos más de la mitad de los varones y una tercera parte de las mujeres las han realizado por más de 11 años. Buenos Aires.5 100.8 12.0 100. Año 2004 Sexo Años de voluntariado en otras prácticas voluntarias no relacionadas con AM Total 1 a 10 años Varón Mujer Total 46.Envejecimiento y vida cotidiana Tabla 1 Distribución porcentual de representantes de organizaciones de mayores por sexo según edad.2 100.9 4. Consejo Federal de los Mayores. El Tabla 2 muestra que 54 por ciento de los adultos mayores consultados ha realizado con anterioridad estas prácticas. Tabla 2 Distribución porcentual de representantes de organizaciones de mayores por sexo según años de voluntariado en prácticas no relacionadas con adultos mayores.0 100. Consejo Federal de los Mayores.3 55. octubre de 2004.1 67.0 Total Fuente: Elaboración propia según datos de la encuesta realizada en el ámbito del Consejo Federal de los Mayores.1 95.8 Edad 75 y más años 17.6 11 y más años 53.

Ambas tablas (2 y 3) muestran la continuidad a través de la vida de la práctica de tareas solidarias.0 Total Fuente: Elaboración propia según datos de la encuesta realizada en el ámbito del Consejo Federal de los Mayores.9 35. Los varones realizan prácticas más intensivas.9 42. Buenos Aires.0 100. once y más años. Mientras que el 39 por ciento de las mujeres ocupa más de veinte horas semanales. Tabla 4 Distribución porcentual de representantes de organizaciones de mayores por sexo según horas semanales destinadas al trabajo voluntario. Año 2004 Sexo Años de voluntariado relacionado con AM Total 1 a 10 años Varón Mujer Total 57.5 61.1 65. octubre de 2004. 195 . Seis de cada diez mayores ocupan hasta 20 horas semanales y cuatro de cada diez más de 20 horas semanales (Tabla 4).0 100. Entre los varones la experiencia es algo mayor: cuatro de cada diez tienen mayor antigüedad.0 La cantidad de horas dedicadas al trabajo voluntario es un indicador tanto del nivel de compromiso con la tarea como de su importancia en la estructuración de la vida de las personas mayores voluntarias. Año 2004 Sexo Horas semanales destinadas al trabajo voluntario 1 a 20 horas Varón Mujer Total 55.2 100. Consejo Federal de los Mayores.0 100. Consejo Federal de los Mayores.1 57. Tabla 3 Distribución porcentual de representantes de organizaciones de mayores por sexo según años de trabajo voluntario con AM. equivalentes a la ocupación laboral en la vida activa.Envejecimiento y vida cotidiana Seis de cada diez de los dirigentes encuestados tienen hasta diez años de prácticas en tareas voluntarias cuya población objetivo son los adultos mayores y cuatro de cada diez . por lo que podría sugerirse que esta condición sería un predictor de inserción en el voluntariado en la vejez.0 39.0 60. en tanto que entre las mujeres es de tres cada diez (Tabla 3).6 100.8 más de 20 horas 44. Es de destacar que un 11 por ciento de las mujeres encuestadas y un 15 por ciento de los varones trabajan más de 40 horas semanales en sus actividades voluntarias.0 100.4 11 y más años 42.4 38. el 44 por ciento de los varones asume esta carga horaria.

Buenos Aires. Tabla 5 Distribución porcentual de representantes de organizaciones de mayores por sexo según actividades realizadas. Esta lectura es diferencial por sexo: la proporción de mujeres que se dedica a tareas asistenciales duplica a la de los varones (15 y 7 por ciento respectivamente). octubre de 2004 La razón por la cual las personas mayores realizan el trabajo solidario está relacionada con su motivación para la continuidad y su compromiso con la tarea. Sólo un 11 por ciento realiza actividades relacionadas con la asistencia a población en situación de pobreza. prestación de servicios sociosanitarios y turismo y recreación.y las redes que coordinan -federaciones y confederaciones-). asesoría previsional.0 100.7 55. Consejo Federal de los Mayores.8 51.Envejecimiento y vida cotidiana El 47 por ciento de los adultos mayores encuestados realiza actividades relacionadas al funcionamiento de las organizaciones que representan (sus propios centros de jubilados -talleres. Año 2004 Sexo Asistenciales a personas en igualdad de pobreza Actividades realizadas Institucionales de la organización Articulación con otras organizaciones y organismos de Gobierno Total Varón Mujer Total 7.0 42. 196 . Prácticamente no se observan diferencias por género: el 52 por ciento de los varones y el 55 por ciento de las mujeres relaciona el trabajo voluntario principalmente con la autorrealización.6 100.0 100. Esta pregunta es clave en la medida en que el tipo de actividad es un indicador de la percepción social sobre su propio trabajo voluntario que tienen los adultos mayores representantes de los más altos niveles de asociacionismo.0 10.4 15.6 40. El 47 por ciento de los encuestados manifiesta razones altruistas y el 53 por ciento razones relacionadas con el desarrollo personal (Tabla 6).9 30.0 46.0 Fuente: Elaboración propia según datos de la encuesta realizada en el ámbito del Consejo Federal de los Mayores. En tanto que a la inversa la proporción de varones que se dedica a tareas estratégicas relacionadas con la articulación con el contexto y la formación de redes casi duplica a la de las mujeres (55 y 30 por ciento respectivamente) (Tabla 5). un 43 por ciento realiza las tareas que son características de los dirigentes de este nivel relacionadas con la articulación con otras organizaciones (federaciones y confederaciones) y organismos de gobierno.

9 55.0 100. es decir que se orientan a promover más de lo que ya hace. 197 .0 100. Se indagó sobre los desafíos que enfrentan estos dirigentes de las organizaciones de mayores.1 45. Año 2004 Sexo Satisfacciones que brinda la tarea Altruistas Varón Mujer Total 48. octubre de 2004. Por su parte el 26 por ciento de las mujeres y sólo el 16 por ciento de los varones piensan que el principal desafío es la articulación con otras organizaciones (ONG y OG). Buenos Aires. El 48 por ciento apuntó a mejorar y ampliar los servicios que vienen realizando las OAM en beneficio de los AM.2 100.0 46. Se presentan opiniones diferenciales según sexo: el 53 por ciento de las mujeres mayores y el 44 por ciento de los varones manifiesta que el principal desafío que debe enfrentar se relaciona con la gestión hacia el interior de sus organizaciones -brindar más y mejores servicios a sus socios-. esta prioridad es reconocida sólo por 21 por ciento de las mujeres mayores.Envejecimiento y vida cotidiana Tabla 6 Distribución porcentual de representantes de organizaciones de mayores por sexo según tipo de satisfacción que brinda el trabajo voluntario realizado. Y finalmente sólo el 20 por ciento contestó que el desafío se centra en lograr una mejora en la articulación de acciones y conformación de redes (Tabla 7).0 Total Fuente: Elaboración propia según datos de la encuesta realizada en el ámbito del Consejo Federal de los Mayores. en tanto que el 40 por ciento de los varones piensa que el mayor desafío tiene que ver con incrementar en la población mayor y en toda la comunidad el conocimiento sobre los derechos de las personas mayores. El 32 por ciento de los encuestados manifestó desafíos en el orden del reconocimiento de los derechos de las personas mayores y la mejora de su calidad de vida.8 Autorrealización 51.0 53. Consejo Federal de los Mayores.

Envejecimiento y vida cotidiana

Tabla 7
Distribución porcentual de representantes de organizaciones de mayores por sexo según desafíos que enfrentan en su accionar en las OAM. Consejo Federal de los Mayores. Año 2004 Sexo Desafíos que deben enfrentar las OAM
Lograr la integración de las/os mayores en la sociedad y la mejora de su calidad de vida. Brindar más y mejores servicios Articular con otras OAM y con organizaciones gubernamentales

Total

Varón Mujer Total

40,0 21,1 31,8

44,0 52,6 47,7

16,0 26,3 20,5

100,0 100,0 100,0

Fuente: Elaboración propia según datos de la encuesta realizada en el ámbito del Consejo Federal de los Mayores. Buenos Aires, octubre de 2004. La menor elección de esta categoría por parte de los varones se relacionaría con las respuestas presentadas en la Tabla 5 en el que la mitad de los varones y sólo una tercera parte de las mujeres reconoce que su principal actividad en las organizaciones es la relacionada con tareas de articulación y conformación de redes, es decir que estas tareas ya serían realizadas desde las miradas de los respondientes. La percepción de las dificultades que enfrentan en el logro de la misión y de los objetivos organizacionales apunta a razones que enunciamos como externas a la organización (Tabla 8). El 60 por ciento de los encuestados asume que la falta de recursos es el principal problema para llevar adelante las actividades. Ésta se manifiesta como una razón externa en la medida que la historia organizacional de las OAM estuvo signada por el financiamiento público (INSSJyP; Dirección General de Tercera Edad de la Ciudad de Buenos Aires y similares en las provincias) y no se enfrenta este tema como una responsabilidad de las propias organizaciones. El 8 por ciento de los encuestados enuncia como principal razón el desconocimiento de sus derechos por parte de los mismos adultos mayores y la falta de información sobre los programas, proyectos y actividades en las que podrían participar. El 21 por ciento relaciona estas dificultades con la indiferencia de los funcionarios. Ambas razones estarían ligadas a la condición de problema socialmente relevante la temática de la integración social de las personas de edad. No se observan diferencias sustantivas por género, las mujeres dan más peso a la falta de recursos en tanto que los varones a la indiferencia de los funcionarios como problemas relevantes que las OAM deben enfrentar en su diario accionar. 198

Envejecimiento y vida cotidiana

Tabla 8
Distribución porcentual de representantes de organizaciones de mayores por sexo según dificultades detectadas en la actividad realizada. Consejo Federal de los Mayores. Año 2004 Sexo Dificultades en la actividad realizada
Desconocimiento de los derechos y falta de información Falta de recursos Indiferencia de los funcionarios Otras

Total

Varón Mujer Total

7,4 9,5 8,3

59,3 61,9 60,4

22,2 19,0 20,8

11,1 9,5 10,4

100,0 100,0 100,0

Fuente: Elaboración propia según datos de la encuesta realizada en el ámbito del Consejo Federal de los Mayores. Buenos Aires, octubre de 2004. Finalmente se indagó sobre las acciones que deberían llevar adelante las OAM para mejorar la calidad de vida de las personas mayores (Tabla 9). Tres de cada diez adultos mayores encuestados considera que hay que incrementar la variedad y el alcance de las acciones realizadas en la OAM; dos hicieron referencia a la conformación de redes; dos a la difusión de programas para AM y de los derechos de los AM; algo menos que dos a dar respuesta a las demandas de los AM y uno de cada diez a brindar capacitación a aquellos que brindan servicios a los AM. Entre las mujeres el 33 por ciento manifestó que el desafío era incrementar la variedad y alcance de las actividades realizadas; el 24 por ciento priorizó la difusión de programas y los derechos de las personas mayores y otro 24 por ciento el dar respuesta en tiempo y forma a las demandas de los asociados. Entre los varones las prioridades son diferentes: un 33 por ciento contestó que la prioridad es la integración en redes organizacionales, un 29 por ciento el incremento de la variedad y alcance de las actividades y un 17 por ciento la difusión de programas y derechos de los AM.

199

Envejecimiento y vida cotidiana

Tabla 9
Distribución porcentual de representantes de organizaciones de mayores por sexo según acciones que deberían realizar las OAM. Consejo Federal de los Mayores. Año 2004 Sexo Acciones que deberían realizar las OAM
Difusión de Capacitar a los Incrementar Integrar programas y que brindan la variedad y redes de de los derechos servicios organizaciones el alcance de de los AM a los AM sus actividades Dar respuesta a la demanda de los AM

Total

Varón Mujer Total

16,7 23,8 20,0

12,5 4,8 8,9

33,3 14,3 24,4

29,2 33,3 31,1

8,3 23,8 15,6

100,0 100,0 100,0

Fuente: Elaboración propia según datos de la encuesta realizada en el ámbito del Consejo Federal de los Mayores. Buenos Aires, octubre de 2004. Trayectorias vitales de los líderes de las OAM Todos los adultos mayores entrevistados perciben jubilación y en el caso de las mujeres (tres son viudas) pensiones por sus maridos. Dos de los varones y dos de las mujeres son mayores de 80 años. La edad del resto ronda los 70 años, es decir que pertenecen a la cohorte de los viejos jóvenes. El nivel educativo de los líderes entrevistados es más alto que la media de la población mayor. Entre los varones dos tienen estudios universitarios completos, dos primaria completa y uno secundaria completa. Entre las mujeres dos son profesionales, una tiene estudios terciarios, una secundarios y una primarios. Respecto de su nivel socioeconómico pertenecen a sectores medios y dos de las mujeres a sectores medios acomodados. Los entrevistados visualizan las etapas anteriores de su vida con orgullo, su auto percepción es la de un envejecimiento exitoso y recuerdan la formación que recibieron de sus familias y luego la que ellos como padres y abuelos brindaron a su descendencia y sus trayectorias laborales como un valor. Las mujeres hacen especial mención a que si bien respetaban el mandato recibido, buscaron alternativas de trasgresión. Las prácticas solidarias en los mayores, como vimos el punto precedente, se relacionan -en la mayoría de los casos- con formas de inserción social que se fueron dando como una continuidad durante toda la vida y que fueron adquiriendo anclajes organizacionales diversos. Se pasó de la militancia social y política en organizaciones intergeneracionales a prácticas intrageneracionales. Los actores las relacionan con la articulación entre su propia experiencia y capacidad en el armado y sostenimiento de estas organizaciones; su militancia política y la detección, a edades ya avanzadas, de la falta 200

Envejecimiento y vida cotidiana

de protagonismo y discriminación social hacia los viejos. Otros, en cambio, comienzan con estas prácticas ya siendo personas mayores, a partir de experiencias personales que brindaron oportunidad de inserción social. La lucha social y política es un valor que ha perdurado en la historia de vida de estos viejos, es el motor del trabajo de estos líderes. Sin embargo las miradas no son homogéneas. En algunos casos prima la solidaridad hacia grupos en situación de vulnerabilidad, que supone una separación entre “los otros” y “nosotros” y construcción de poder a partir de esta situación, y en otros la solidaridad entre pares del mismo sector socioeconómico. Las experiencia adquirida en el transcurso de la vida es volcada en la conformación de las organizaciones de mayores: la lucha por los derechos desde la mirada de género, la solidaridad desde la atención a grupos vulnerables y las prácticas barriales y sindicales tienen continuidad en los objetivos personales que se articulan con los objetivos organizacionales. A partir de sus prácticas los adultos mayores líderes de organizaciones han conformado redes personales, a partir de ellas refuerzan las redes institucionales que se constituyen en capital social personal y comunitario. Los viejos cuentan con saberes y contactos personales relacionados con sus prácticas históricas y recientes. A ello se incorpora un recurso estratégico que es el tiempo que dedican a estas tareas. Los dirigentes varones hacen especial referencia a la capacidad de trabajo de las mujeres. Se naturaliza la participación diferencial de trabajo de ellas bajo la dirección de los varones. Las mujeres dirigentes hacen mención de su inexperiencia en tareas de dirección y en las dificultades que entraña el trabajar con mujeres. Los logros que los mayores visualizan se relacionan con los proyectos que se concretan, el reconocimiento por parte de sus pares, la oportunidad de ocupar espacios clave como representantes de las organizaciones de mayores y en la articulación con el Estado. Miradas sobre el futuro de la participación social como forma de inclusión social de los viejos Las opiniones sobre el futuro se dividen entre negativas y positivas. Entre las negativas se hace referencia a la necesidad de trabajar y cumplir roles familiares como producto de la crisis social y económica, a los espacios limitados de participación y a la corrupción de los mismos dirigentes y funcionarios. Entre las miradas optimistas se rescata la irrupción de nuevas cohortes de mayores con mayores niveles de educación y mejor preparados para defender sus derechos. Discusión Estos líderes han acumulado y sabido mantener recursos y en la vejez continúan desarrollando proyectos vitales, más allá de los problemas y dificultades propios y 201

Envejecimiento y vida cotidiana

contextuales. El propio relato de estos viejos dirigentes da cuenta de proyectos personales e institucionales en el marco del trabajo solidario que promueve calidad de vida en la vejez. La vida de estos dirigentes se organiza a partir de tres ejes: el voluntariado, sus amigos y sus familias. La construcción de la propia imagen positiva de se ve reforzada por el liderazgo como rol social relevante que los incluye en el espacio público. Para las mujeres supone saldar asignaturas pendientes y ocupar espacios poco transitados para estas cohortes. En tanto que para los varones se constituyen en espacios de continuidad con el trabajo remunerado y de resistencia contra la exclusión impuesta por la comunidad.

202

VII EJE COMIDAS, FIESTAS Y ENCUENTROS

.

e passam. revelam novas formas nas relações de parentesco. por sua vez.br Professora e pesquisadora do Centro Universitário La Salle (Unilasalle) Canoas/RS . como alguns na Europa que registram as Festas desde a década de 80. a valorização da memória compartilhada e intergeracional pelo viés da reordenação familiar. que colocou em cena o indivíduo enquanto um valor fundamental do mundo moderno contemporâneo e que provocou novos sentidos à própria noção de família. sob novos comportamentos que resultam das recomposições familiares requeridas pelas situações contemporâneas. e-mail: mcristinaf@terra. ora denominados Festa ou Encontro da Família “Tal”. trajetórias familiares e redes de parentesco são temas caros à Antropologia desde os tempos de teóricos fundadores a teóricos contemporâneos e denotam a pertinência de constante revisão sobre as formas diversas que essas proposições assumem ao longo do tempo. Estas. Essa comunicação. portanto. 205 . implicando desse modo à continuidade das gerações. a ser percebidas como instrumento de aprendizagem. as Festas de Família são vistas como rito uma vez que têm a intenção de revivificar ou engendrar novas formas identitárias.Envejecimiento y vida cotidiana Os longevos nas festas de familia: Aut oridades da memória familiar Autora: Maria Cristina Caminha de Castilhos França. em especial os membros mais idosos. Em um período mais recente as atenções se voltaram para outros domínios da organização social familiar e de parentesco. se inscreve no quadro desse debate e toma como universo as famílias rio-grandenses que buscam a reordenação dos vínculos de parentesco. Por esse fato e pela estrutura que apresentam. em torno da sua celebração nas Festas de Família. mas em países de outros continentes. As Festas de Família são reconhecidas como um acontecimento freqüente não só na sociedade brasileira contemporânea. Chama a atenção para esse evento o fato deste apresentar um aspecto ambíguo da busca dos indivíduos pela sua ancestralidade em meio ao mundo moderno.com. A tese trata de um estudo sobre memórias familiares reordenadas a partir da realização das Festas de Família. Os estudos sobre memória. onde a valorização da individualização parece tornar as pessoas menos vinculadas a formas locais e fixas de solidariedade. vistas como rituais familiares contemporâneos. bem como a reiteração das relações familiares como fonte de um conjunto de valores que dota os indivíduos de uma identidade e de maneiras de ver e viver o mundo. então. dos grupos etários ou dos grupos sociais dentro dos quais elas se produzem. mobilizando seus membros.Brasil. aos laços entre gerações e ao papel da memória familiar. Introdução Essa comunicação tem origem na pesquisa que resultou na minha tese de doutorado sob o título “Memórias familiares em festa: estudo antropológico dos processos de reconstrução das redes de parentesco e trajetórias familiares”.

na perspectiva de Giddens (1991) . as Festas de Família apresentam-se como formas estratégicas de busca de uma nova ordem que contemple as mudanças e reformulações da vida na atualidade agregada à permanência de determinados padrões que compõem o repertório de “receitas” ou acervo de conhecimento disponível para atuar sobre o que se sucede diariamente. uma vez 54.desencaixe. nas práticas de consumo. por sua vez. sob os ideais de liberdade e autonomia. Por vezes.vivenciadas pelos indivíduos nas experiências cotidianas. 56. estão alicerçadas nos itinerários das origens. A reivindicação de um pertencimento ao lugar permite aos indivíduos refazerem laços sociais. Essas diferenças traduzem de igual modo a tipologia das festas. em geral. para outros países. e da adesão a novos estilos de vida próprios dos grandes centros urbanos. seja na cidade que abrigou os “pais fundadores” das famílias no Brasil. seja da cidade que deixaram pelos deslocamentos. o mais 206 . A Festa homenagem refere-se ao formato em que famílias têm referência em um parente. a Festa Homenagem refere-se a um membro que aniversaria e que é imbuído de uma significância ímpar no núcleo familiar. então. próprios da expressão individualista do mundo moderno. Com base nesse principio motivacional foram. adotam formas de perpetuar a memória com a criação de “lugares”. da rede de parentesco. os eventos festivos são organizados como uma forma possível de reconquistar vínculos que se afrouxaram diante dos deslocamentos dos indivíduos que partiram ora do interior em direção à capital do estado. relacionados três tipos: as Festas como modismo em tempos de globalização54. Por conta de sua inserção e adesão aos recursos tecnológicos disponíveis. tendo como orientação para essa determinação a teoria fenomenológica de Alfred Schutz (Wagner. vinculadas às manifestações do mundo globalizado que privilegia as grandes comemorações. Ou seja. que ganham espaço global ao retê-las em sites da família. chamar a atenção ao fato de que as descontinuidades não se apresentam idênticas entre os membros das famílias perscrutadas e as diferenças são percebidas no âmbito desses mesmos estilos de vida diferenciados pelos locais que habitam os sujeitos (grandes ou pequenos centros urbanos). a patrimonialização da memória familiar. encontros monumentais que compreendem pequenas multidões que pouco têm em comum. simbólicos e afetivos. a reunião busca vivificar valores e sentimentos comuns definidos. As Festas de Família “como modismo em tempos de globalização” apresentam-se como acontecimentos que restauram reminiscência e lutam contra o esquecimento. 55. Na rememoração de indivíduos e do grupo familiar consangüíneo ou por afinidade. Cabe. e muito da força desse tipo de reivindicação passa pela transversalidade do tema etnicidade. 1979) que parte das motivações dos agentes sociais que assumem. contendo alguns dos atributos necessários dessa relação: o de documentação e o de informação. ora para outros estados do país. Na ausência deste por morte. há esforço de arranjar a memória. ora ainda. por esse membro já falecido. a conexão do tempo ao espaço contribui para a rememoração do passado quando resgatam acontecimentos vividos da memória coletiva.Envejecimiento y vida cotidiana Tendo como pano de fundo as descontinuidades das referências protetoras das ordens tradicionais e as instituições sociais modernas que colocam em questão a sensação de insegurança e incerteza . na concepção dos projetos de vida e nas dinâmicas de distinção social. em um dado momento da história familiar. idealizado por seus membros como um “pai fundador”. posteriormente. recuperando um “inventário” familiar – o sobrenome. no entanto. as Festas no interior55 e as Festas homenagem56. Ou seja. o papel de organizadores. Observa-se. As Festas no Interior. cabe chamar a atenção à fluidez das fronteiras de motivação. seja pela idade avançada e. apêndices das memórias individuais. Porém. portanto.

como diz o autor. A originalidade dessa fenomenologia da memória compartilhada reside principalmente na superposição dos graus de personalização e. dessa forma. inversamente. 2007. Ou seja. As festas desse tipo são nomeadas pelos membros como “Festa dos Primos” e foram observadas em algumas das famílias perscrutadas. No entanto. Há nesses deslocamentos de motivação o reconhecimento de festejar com grupos menores em que participam membros da família que tiveram experiências afetivas significativas vivenciadas em comum e que as motivações para festejar situam-se a partir de uma memória compartilhada57. de acomodação dos sentimentos ao revivificar o pertencimento. é uma motivação estruturada no grupo de contemporâneos ou naqueles que “envelhecem juntos”. Esse fenômeno manifesta a relação de a família contemporânea ser construída com a individualização e dela compartilhar a instabilidade. A identidade familiar nas festas perscrutadas está fortemente relacionada à genealogia. à descendência comum a um casal ou a um único ascendente. 140).Envejecimiento y vida cotidiana que encontramos grupos familiares participando ou organizando festas ora de um tipo. além de buscar o conforto de um novo lugar de intimidade. Ou seja. Esse dado ressalta a importância das redes extensas de parentesco e a efemeridade das fronteiras nos modelos preestabelecidos. não é possível desconsiderar o papel das tecnologias de informação e de comunicação não só na recomposição do parentesco. é necessário chamar a atenção à concepção de família por “escolha” anunciada por alguns parentes afins ou por consangüíneos que têm nos parentes afins referências das relações familiares. Nesse sentido. “esses traços notáveis do viver juntos decifrados primeiro no fenômeno da contemporaneidade” (Ricoeur. 207 . nesse mesmo processo. p. segundo Ricoeur (2007). como na reordenação das trajetórias familiares e na reconstituição da história familiar. ora de outro. seja pela comemoração de bodas de um casal que se destaca por alguns dos motivos já anunciados. 57. e que compartilham de experiências vividas em um período da vida e que marcam relações afetivas importantes entre si. do fortalecimento das identidades familiares e de (re)criação dos vínculos afetivos entre os indivíduos pelo valor-família. o de reafirmação do sentido de família enquanto um lugar que possa abrigar as identidades fortalecidas por e com ela. de anonimato entre os pólos de um “nós” autêntico e do “se” (partícula apassivadora). as Festas de Família são percebidas como um vetor de reordenação de rede de pertencimento. A experiência do mundo compartilhada repousa numa comunidade tanto de tempo quanto de espaço. Os mundos dos predecessores e dos sucessores estendem duas direções do passado e do futuro. seja por sua posição de guardião da memória familiar. Desse modo. estabelecer vínculos de afeto e o reconhecimento do parentesco como um recurso de identidade. As motivações que levam essa geração à realização de um evento. o uso recorrente entre as justificativas para a motivação da realização das Festas é o de “encontrar as raízes”. obtém-se através desse fato mais um elemento do ideário moderno centrado na auto-realização do indivíduo. Por seu idoso da parentela. da memória e da expectativa. também é a de construir um espaço em que os filhos e/ou netos também possam compartilhar experiências com seus contemporâneos e. e. Ao pensar o tema em questão. também revelador das mudanças importantes nas dinâmicas familiares. do “eles outros”.

161).Envejecimiento y vida cotidiana turno. 1979. observou-se o deslocamento do papel de guardião da memória. não necessariamente uma presença. os indivíduos. ora na valorização do parentesco por afinidade. os rastros encontram-se no presente dotados de uma dimensão semiótica de signo “de sua causa ausente” (Ricoeur. 434). Ele significa sem fazer aparecer. O rastro também é um dos instrumentos pelos quais a narrativa histórica reconfigura o tempo. além da motivação pessoal. Nessa direção. Contudo. afetivos e estruturam vínculos que se inscrevem gradativamente como reencaixe dos sujeitos apoiado nos sentimentos de pertença. os fragmentos de 58. vivenciado e interpretado pelo sujeito e por outros. 2007. deixa uma marca no presente em consonância com o acontecimento passado. a continuidade da linhagem e engendram uma experiência que visa estruturar um Nós59. ora no parente longevo que condensa a representatividade de um passado coletivo cuja trajetória pessoal é sugerida como um modelo a ser lembrado e/ou seguido. mantinham uma comunicação eventual com parentes mais espacialmente distantes. é um tempo híbrido. o domínio técnico sobre as redes virtuais e possibilitam a expansão das relações ao parentesco mais amplo. organizavam os álbuns fotográficos. Esses pontos apresentaram-se de diferentes formas: ora na valorização a um pertencimento étnico. No entanto. que participam como consórcios numa comunidade social. Nessa direção. É um conector de tempos. p. sob a possibilidade de reverem a si próprios a partir de uma identidade englobante fundada em um valor-família que atua com intensidade no sistema de disposições de valores dos grupos familiares pesquisados. Segundo Schutz. às vezes além das fronteiras nacionais. cabe transpor à Festa elementos que dêem conta da “concretude” aos sentimentos de pertencimento. Para tanto são necessárias medidas e preparativos antecipados que contem com a disponibilidade de membros que auxiliem na organização e na divulgação do evento que passam desde à escolha do lugar e do menu. Sobre esse último adotou-se a noção de rastro58 proposta pela fenomenologia em Ricoeur (2007) que traz a “persistência das impressões originárias” na medida em que deixa uma marca no presente em consonância com o acontecimento passado. o mundo da vida cotidiana não é um mundo privado. podem vivenciar os pensamentos e os atos do outro no presente 208 . têm seus ambientes subjetivos particulares. à escolha de elementos que reportem a uma solidariedade fundamentada sobre as origens genealógicas e geográficas comuns. mas um mundo intersubjetivo compartilhado com semelhantes. que resultam de suas próprias experiências que os conformam em biografias distintas. a tese desenvolvida adotou essa noção para pensar a sobreposição das camadas do tempo que elementos erigidos nas festas buscam recriar como pontos de referência coletivos que almejam a continuidade. Não obstante. motivados por um fenômeno comum. de onde se originam relacionamentos de compreensão mútua que formam “ambientes comuns de comunicação” (Wagner. Nesse sentido. ora na reivindicação de pertencimento alhures que recriam laços sociais. antes basicamente restrito aos membros idosos que armazenavam as memórias familiares. foi dirigido aos jovens que mantêm. p. É um mundo comum a todos nós. indicando uma passagem. 59. Esse deslocamento. os eventos festivos apresentam-se como uma forma criativa dos indivíduos reordenarem ou reinventarem a tradição. Os rastros materiais ou os que se expressam nas narrativas são mensagens que visam o estreitamento de laços familiares. em alguns casos. No interior desse ambiente comum.

em uma experiência vivida por predecessores comuns. Esse momento de “relacionamento do Nós”. Esse presente comum a todos é o campo puro do “Nós”. pequenos signos que retêm a intenção de construir objetiva e subjetivamente uma experiência comum que se estrutura em suportes afetivos devem ser reconhecidos pelos parentes para que alcancem os desejados vínculos inter e intrageracionais. refire-ser especificamente às lógicas de iniciativa das quais elas se projetam. isto é. segundo Schutz. As ações de um estão orientadas para as ações do Outro e tem como motivação a experiência comum do mundo do Nós. também é tido como pressuposto ao seu semelhante e. inicialmente. pode ser mais ou menos concreta ou mais ou menos atualizada. é o da presença de empresas especializadas que atuam já há anos e que indica uma demanda significativa de consumidores que buscam “resgatar suas raízes e conhecer vívido. as lógicas de iniciativa que fazem do evento festivo uma realidade a ser compartilhada têm o seu ponto de partida em um passado comum. Schutz adota a expressão para indicar uma construção do pensamento do senso comum que presume que o setor do mundo tido por um como pressuposto. recheado de experiências diretas (vividas no momento) que transitam para as experiências indiretas (vividas pelos contemporâneos de forma geral). 60. é vivenciado dentro de uma corrente de consciência comum. o mundo dos contemporâneos. a reflexão sobre as diferentes motivações que levam os indivíduos a participarem do evento está circunscrita no reconhecimento das diferentes experiências subjetivas. no caso das festas. Portanto. 1990) que tornam o grupo familiar possível. desse modo. uma vez que a participação na mesma pressupõe a “reciprocidade de perspectiva”60. uma experiência indireta que assume uma função de influência ou de determinação da consciência por “quadros sociais” (Halbwachs. imediatamente ao Nós – a todo mundo cujo sistema de relevâncias seja substancialmente congruente. Outro aspecto importante. É em um tempo de “crises” – a modernidade tardia – que as Festas de Família enquanto acontecimentos de rememoração visam. sobretudo. Isso posto. Não obstante. considerando-se a vida em sociedade na atualidade ter o consumo como expressão máxima da escolha individual governada pelo mercado. no qual o mundo intersubjetivo pode ser constituído. das circunstâncias biográficas únicas que estavam em evidência nas experiências compartilhadas no evento em um tempo e um espaço comuns e vividas em uma situação face a face. a participação da simultaneidade vívida em que o “outro eu” exibe a mesma estrutura que as de outros.Envejecimiento y vida cotidiana memória. e é por meio dos processos interativos que são constituídas as descobertas das motivações singulares dos participantes. É. O conhecimento sobre o mundo dos predecessores é pautado na oralidade ou em uma base documental e assume diferentes dimensões para os contemporâneos. 209 . pode-se afirmar que a Festa é que constrói a experiência do Nós. Esse instante coloca os indivíduos em confronto com um mundo maior. ao devir.

Essa situação. o antropólogo deve compreender como um problema social é constituído e o conjunto de representações que orientam as práticas destinadas a solucioná-lo (2000:62). que afetaram tanto as estruturas financeiras das empresas – e posteriormente do Estado. como um “problema social”62.Envejecimiento y vida cotidiana melhor seu passado”. devido em grande parte à Revolução Industrial .momento de transformações cruciais na vida dos indivíduos. incapacitados de se sustentarem. então. em particular. de relativizar os conceitos e de contextualizar o processo de envelhecimento. Para a autora. Os estudos desenvolvidos na área da antropologia sobre a velhice. que até então arcavam com os custos gerados por seus velhos. responsável por um conjunto de imagens negativas associadas à velhice. Por fim. o discurso gerontológico brasileiro foi fundamental para a construção de uma imagem “vitimizada” do velho. é desvalorizado e abandonado pelo Estado e pela sociedade.br 62. uma das dificuldades que os estudos sobre a velhice enfrentam é justamente o fato de nas sociedades ocidentais contemporâneas a velhice ser apresentada como um problema social. a miséria e a exclusão que assola vários segmentos da população brasileira se tornam mais amargas na velhice (Debert. com o advento da aposentadoria –.projetoimigrantes. como consta na propaganda de uma dessas empresas61. à importância atribuída ao conjunto de valores e práticas familiares e. www. quanto as estruturas familiares. à perpetuação familiar quando dotam seus membros de uma identidade social e contribuem com sentidos afetivos à vida de cada um. 2000). por conseguinte. Segundo Debert. que passa a ser vista. esse aspecto é mais um que aponta uma demanda atual e que mantém em cena as relações familiares e de parentesco em um lugar de destaque sobre a configuração das formas dos indivíduos apreenderem o mundo. apontam 61. Assim. sendo o avanço da idade visto como um processo contínuo de perdas e dependência e. 63. Os estudos nas áreas da antropologia e da sociologia sobre o envelhecimento. segundo Debert (2000). por não constituir mão-de-obra apta para o trabalho (lógica capitalista). 210 . O que antes se limitava apenas à busca de antepassados. atualmente o mercado estendeu-se em direção à organização de festas e à confecção de souvenires personalizados para serem consumidos por membros ou distribuídos aos mesmos nas Festas de Família. Os grupos familiares apresentam-se com bases em vínculos sociais diversos e trazem consigo novas visibilidades conferidas aos laços familiares e de parentesco. No texto são destacados alguns elementos constitutivos desse discurso: a iminência de uma explosão demográfica que exigirá o aumento dos gastos públicos para atender às demandas da população idosa e uma crítica ao capitalismo e à forma selvagem como o sistema econômico se impõe no contexto brasileiro. conseqüentemente. passam a se desenvolver a partir do aumento da população de mais de 60 anos. decorre principalmente das conseqüências econômicas. de uma forma geral.com. O idoso. A tendência contemporânea é a de rever os estereótipos associados ao envelhecimento63 e os estudos nas áreas das ciências humanas e sociais marcam um movimento de repensá-los e de discutir acerca das representações sociais da velhice. segundo a autora. Segundo Debert.a idéia da velhice é associada à decadência física e à ausência de papéis sociais. Nas sociedades ocidentais entre os séculos XVIII e XIX .

empurrando-o para a margem. afirma que a geração mais velha. a sua trajetória pessoal e de grupo. p. ao restaurar as suas experiências. constroem o espaço-tempo em que “o passado é revivido a partir de um encadeamento afetivo necessariamente presente” (Eckert. 1995. o modelo a ser seguido pelas gerações mais novas. estará traduzindo seu passado individual e suas referências coletivas de um tempo passado em uma perspectiva de um tempo presente. de um tempo do momento narrado. 2000). também são marcadas por imagens que se opõem ao tempo presente. 39) e. no presente. indicada por Cornelia Eckert e Ana Luiza Carvalho da Rocha.Envejecimiento y vida cotidiana categoricamente que o ciclo de vida classificado em etapas bem definidas não deve ser pensado como classificações naturais e sim socialmente e historicamente produzidas. ao narrarem suas experiências. a dialética da duração bachelardiana nos jogos da memória e na etnografia da duração. A sua posição no contexto festivo é a do ancestral representativo da continuidade do grupo de parentesco. raça. os estudos acenam para uma infinidade de percepções e de formas de viver a velhice e pode-se afirmar que cada cultura tem suas próprias maneiras de elaborá-las (Debert. nesse sentido. os estudos realizados por Eckert (1998) defendem que compreender a velhice é também conhecer a forma como as pessoas em processo de envelhecimento experimentam e atribuem significado. sempre se considerando as relações com questões de gênero. a consciência de ter suportado. Essa questão é muito elucidativa no texto extraído da obra de Bosi: Quando a sociedade esvazia seu tempo de experiências significativas. a sua vida. a lembrança de tempos melhores se converte num sucedâneo de vida. Desse modo. tendo como base as vivências singulares do processo de envelhecimento. Rocha. p. ressonância (Bosi. Sua vida ganha uma finalidade se encontrar ouvidos atentos. classe. Nas reminiscências dos membros longevos. ao contá-las aos seus descendentes. 211 . Tendo como propósito nessa comunicação pensar o envelhecimento. De igual modo. etnia implicadas no interior do processo de envelhecimento. as reflexões sobre o tempo passado. 32-5). os mais idosos buscam “a lembrança dos acontecimentos que os criaram nos instantes decisivos dos seus passados” (Bachelard. cabe referir a um dos aspectos que orienta todas as festas que é a celebração dos ancestrais e. assumindo um papel social valorizado no seio da rede de parentesco. compreendido muita coisa traz para o ancião alegria e uma ocasião de mostrar sua competência. o idoso é reconhecido como guardião da memória familiar e narrador em potencial. p. À sua figura se atribui simbolicamente o passado do grupo. 1988. Nessa direção. 2001. O vínculo com outra época. Ou seja. Nessa ordem. a velhice e as questões pertinentes ao processo de envelhecimento devem ser percebidas como construções históricas e culturais. a experiência longa de viver entre a família e um ‘lugar de memória’ que guarda a trajetória familiar em uma perspectiva diacrônica de uma realidade permeada por mudanças significativas para além do campo familiar. 82). aquele de seus avós.

Ou seja. 212 . ao contar as suas experiências. documentos escritos e imagéticos. Nessa direção. Adota-se aqui a referência que faz Bachelard (1988) a uma temporalidade descontínua. Ouvir e falar sobre as experiências cotidianas construídas em diferentes formatos e delas abstrair as conexões de sentido que estruturam o encontro entre sujeitos individuais64. Contudo. p. mas também como o Outro enquanto sujeito com o qual nos iden64. segundo Eckert e Rocha (2001). enquanto duração. A preocupação com a alteridade e o estranhamento acompanha o fazer antropológico na medida em que podemos pensá-los como situações que propulsionam o trabalho de campo. pensar a tradição requer definir que a reatualização da mesma é o que “autoriza” a sua permanência. Caldeira (1988). norteada por princípios éticos. Não obstante. é imprescindível destacar a relação de proximidade e confiança conquistada ao longo do trabalho de campo. o tradicional método etnográfico uma vez que este permanece sendo o caminho para se compreender ou dar sentido ao Outro e aos obstáculos que surgem naturalmente ao se propor uma comunicação inter e intra-social. reconhecendo suas ações sábias para nelas buscar os princípios de continuidade. Essa relação entre pesquisador e pesquisado foi construída com bases dialógicas em que o empreendimento sobre essa modalidade visa captar os muitos campos semânticos. Adotou-se. 15). nem sempre distintos. o etnógrafo tem uma outra delimitação de fronteiras sócio-culturais. as lembranças e reminiscências de um tempo vivido que são re-experienciadas na medida em que integram um tema afetivo por meio da intenção em um presente. conforme nos traz Clifford Geertz (1989. Encontra-se na noção de “duração no tempo”. então. Cardoso de Oliveira (1986) e Peirano (1991 e 1995). onde esta (cultura) é vista como “teia de significados” que constitui o seu caráter simbólico e a etnografia como uma “descrição densa”. Não obstante. Metodologia Pensar a cultura como um texto a ser lido ou interpretado. Para a apreensão dos significados que determinam as práticas sociais ou os pontos de vista dos grupos pesquisados. foram utilizados dados de observação participante. o indivíduo ordena as decisões que as constituíram.Envejecimiento y vida cotidiana Portanto. Esse aspecto foi analisado com base em Geertz (2001). trata-se de apreender e aprender a partir da polifonia na qual os papéis sociais ficam suspensos e dão lugar às vozes dos indivíduos em uma relação intersubjetiva. propõe tanto compreender a primeira como lugar onde se buscam os elementos de trabalho ou fatos objetivos e a segunda como encontrar o sentido dos significados desses elementos ou fatos objetivos. a conquista dos sentidos sobre o recorte da realidade proposto pressupõe que a adoção dos contextos sociais em que os indivíduos construtores dos sentidos almejados estão situados sejam tomados como referência. onde o Outro não é percebido apenas objetivamente. ao pesquisar no interior da sua própria sociedade. evocados por todos. baseada na afetividade do sujeito significando suas experiências. depoimentos (entrevistas semi-estruturadas).

mas fundado em uma perspectiva mais genérica. por vezes anunciada nas festas como conformadora de um ethos familiar traz à tona a obrigatoriedade de relacioná-la ao instante em que ela é evocada e que tem. uma vez que corresponde às descontinuidades das experiências vividas nos sujeitos que a evocam. fiz uso da etnografia da duração (Eckert. 2000. por meio das experiências desse sujeito que recorda. nas quais foram observadas as diferentes participações dos envolvidos.. a minha presença também foi alvo de diferentes formas de receptividade. ao buscarem interações com outros núcleos que as compõem. o caráter da festa (solenidade/espontaneidade). Em meio a inúmeras formas de reunião que ora a família extensa compunha o cenário e ora a família de ‘um tronco’ era o panorama observável. 1989. 19). Buscar a descrição etnográfica sob uma concepção interpretativa requer a observação direta e participante de onde foram percebidas as diferenças culturais que foram abordadas relacionalmente: grupos que compartilham e/ou grupos que disputam interesses. Nesse sentido. as famílias. Rocha. que parte de uma intenção presente. p. sem que ali estejam presentes as estruturas espaço-temporais através das quais a memória se configura como construção de um ato de duração (Eckert. Esse aspecto é refletido como um “próximo” encerrado em um limite marcado pela cognição. uma vez que a temática proposta no trabalho envolve grupos de diferentes lugares e com inúmeras possibilidades de escolha para expressar modos de vida e de representar as experiências. Ressituá-la no presente é reconhecer a sobreposição de um conhecimento de si. memória e narrativa dispostas em um conjunto dissociável se expressa em uma perspectiva de “discordância dos instantes vividos que conformam uma existência humana” (Eckert. na qual a interpretação das noções de tempo. percebidas subjetivamente como (re)composição do passado. representações diferenciadas. a proposta é adotar a visão da memória enquanto [. A prática da observação participante se deu em diferentes espaços e tempos familiares. compreendem a possibilidade de atualizar as relações em seus interiores e reconhecer outras tantas formas de pensar sobre si mesmas. Compreender a recordação. sem associação de idéias” (Bachelard. Ou seja. Isto é. aponta-se o recurso comparativo. A Festa de Família. Rocha. Tendo como centralidade o tema “memória”. leva o direcionamento da pesquisa etnográfica às situações de performance ao longo do evento. e as relações 213 . Rocha. 39). “nenhuma imagem surge sem razão. com o intuito maior de compreender o sentido atribuído à polissemia e às plasticidades de formas e sentidos dos rituais. 2000). pela espacialidade e até pelos afetos. 2000.. Isso significa observar que estão em jogo a intencionalidade e a representação sobre a recordação inseridas em um contexto comum. as escolhas entre tipos de cerimônia.] a obra de recordar. na sua construção. porém.Envejecimiento y vida cotidiana tificamos. p. p. e do mundo. subjetivo. em específico. 51). ou seja.

no papel de guardiões da memória assumem a tarefa de transmitir. acompanhei em diferentes “suportes” dezesseis famílias que realizam festas entre as tipificações perscrutadas. ser um dos responsáveis pela construção da genealogia familiar e ser um dos organizadores da festa.Envejecimiento y vida cotidiana ambíguas de significados. Em todas elas. Foram observadas. que o entrevistado não comporte apenas uma dessas funções. pois as expressões de urbanidade ou de estilo de vida interiorana mostram-se descontínuas e situadas em contextos absolutamente distintos. as dimensões políticas e culturais merecem um cuidado especial. através de seus testemunhos. identificações e pertencimentos resgatando nas lembranças os sentimentos e as experiências de um cotidiano orientado pelas relações afetivas que constituíram por muitas gerações o grupo familiar. Esse conjunto de entrevistados compreendeu uma maioria absoluta de membros longevos das famílias perscrutadas (27) – dado significativo que acena fortemente para o papel fundamental destes na constituição de vínculos a uma comunidade afetiva. sendo que os critérios para selecioná-los foram: ser um dos guardiões da memória. nove Festas de Família. Essa atribuição de tarefas não indica. no entanto. Hoje. As imagens produzidas pelos familiares ou as que compõem o acervo da memória familiar foram observadas pelo pesquisador como mensagem etnográfica uma vez que. portanto. foram considerados significativos para compor. agregando-os às trinta entrevistas concedidas (familiares com a idade entre 12 a 96 anos). há a sobreposição de tarefas pelo grau de envolvimento que demanda cada uma das funções. o conjunto de dados etnográficos que dá sustentação a este estudo. necessariamente. esses sinais passam a agir como facilitadores para a aquisição de novas interpretações. Esta pesquisa fez uso de recursos audiovisuais. Os idosos. Em alguns casos. os entrevistados percebem essas atividades imbricadas no processo de reordenação do grupo familiar. Juntamente à observação participante. Em uma perspectiva econômica. no entanto. ao captar os sinais visuais de uma cultura. in loco. tive acesso às filmagens ou aos acervos fotográficos das Festas de Família nas quais não pude comparecer e que. valorizadas pela reflexão conjunta (pesquisador e pesquisado) das informações obtidas através desses sinais. sendo três do tipo “modismo em tempos de globalização”. As famílias situam-se nas camadas médias da estratificação social. Desse modo. tive como motivação etnografar fotograficamente os eventos festivos compreendidos em contextos que apresentam inúmeros simbolismos visuais.desde os avós dos avós de hoje. esse conceito deve ser relativizado em vista dos diferentes estilos de vida que se inserem no interior dessa categoria. Inserida no campo de debate do uso da imagem na Antropologia. O texto 214 . formas e modos de transmissão. Em cada uma das famílias foram entrevistados um ou mais integrantes. por sua vez. três do tipo “Festa no Interior” e três do tipo “Festa Homenagem”. a categoria de camadas médias é procedente. cujas memórias são evocadas relacionando diferentes gerações . ou ainda. encontram escuta nos membros mais jovens prenhes daquilo que lhes sobra: laços de solidariedade construídos em uma história vivida que os unem ao grupo familiar em torno de valores e normas que perpetua uma tradição.

Envejecimiento y vida cotidiana visual provoca outras possibilidades interpretativas pela sua capacidade de reproduzir e sugerir sentimentos. ao se constituir numa parte aderente à sociedade. ora na forma de rastros. a complexa interação existente entre distintos fatores constitutivos de gerações. pra juventude não se perder. uma identidade familiar e o relacionamento mais próximo e a convivência com membros da rede de parentesco. 215 . de modo que a superação dessa tensão implica em uma interação65 e troca de papéis em que cada um alterna-se na condição de aprendiz e 65. Ou seja. diante de uma forte diversidade sobre os membros que congregam o grupo familiar e da ameaça de “esquecimento” dos sentidos simbólicos apreendidos das gerações precedentes. os eventos festivos tiveram como a motivação amplamente anunciada em vários grupos familiares perscrutados a preocupação em transmitir aos jovens sentimentos de pertença. 1989. Para essas pessoas. passar as tradições e manter um intercâmbio que facilite a adesão dos mais jovens” (Dalva Brust – 66 anos: organizadora) “Então quem sabe a gente reúne pra juventude se conhecer. As gerações mais velhas. preocupadas em marcar seu lugar social e sua identidade pela inserção na grande família. “O objetivo é a união. Próximo à perspectiva simmeliana (1983) de interação (sociação). 35). fazendo de cada descendente o alvo e ao mesmo tempo o veículo da preservação dos valores familiares. assumem grande parte da tarefa de transmissão dos valores familiares – ora na forma narrativa. saber quem foi quem não foi” (Lúbia Scliar Zilberknop – 67 anos: organizadora). valores e crenças. o tempo do ciclo dessa grande família é a referência temporal (Barros. Em torno dessa idéia de transmissão de valores. está presente a noção de um tempo que se repete. saber as raízes. p. Essa atividade é passível de conflitos e resistências. Nessa direção. reconhecendo a particularidade de tratar-se de um fator de transmutações e reordenações históricas. Lins de Barros (1987) destaca o papel e a importância das gerações mais velhas em relação às mais novas: A transmissão de bens simbólicos às gerações seguintes situa a família como o lugar dessa passagem. Resultados A participação dos idosos nas Festas de Família se constitui como uma das estratégias mais significativas nesse projeto coletivo que as famílias adotam para reordenar as “ressonâncias” sobre as estruturas do familismo. principalmente a geração dos avós. dessa forma. de um tempo cíclico. sendo. um auxílio importante na tarefa de compreender os significados e valores que ordenam e dão sentido ao sistema social em um contexto específico. isto é. tendo em vista que as dificuldades existentes estão relacionadas às orientações ou visões de mundo distintas de cada geração.

ele tem muita experiência e está carregado de lembranças. As narrativas das trajetórias de vida. não só porque eles as receberam mais cedo que os outros. que se relacionam às memórias evocadas. ajuda mútua e convergências de interesses” (Simmel. 126-7). Nos grupos familiares. p. Em nossas sociedades. 63). e ela se perde quando as histórias não são mais conservadas. de rastros orientados por narradores. e não se esforçariam por preencher. os narradores ressurgem em outros formatos diferentes daquele que Benjamin nos fala. então. 216 . 200-1). afeição. uma vez que é ela que permite a percepção de pertencimento a um mundo que engloba e constitui os indivíduos. Os avós. e para ensiná-los aos jovens a partir da iniciação. os relatos que se estabelecem entre as gerações de avós e netos trazem sentido ao tempo familiar. tendo vivido muito tempo. “Nas tribos primitivas. quando o tempo narrado inscreve como duração os fatos passados que são apreendidos sob as prerrogativas do tempo presente. a redução da vida ao imediatismo do presente surgem como ameaças à continuidade que se apóia na memória. dos gestos de outros. adaptam-se a novas características do “narrador” em Walter Benjamin (1996): O narrador retira da experiência o que ele conta: sua própria experiência ou a relatada pelos outros. Portanto. 1983. seguindo o termo adaptado por Lins de Barros (1987) ao idoso. há indivíduos que “narram” (membros longevos) as tradições que constituem a trajetória familiar. compartilhando a experiência e dando sentido ao 66. 1995. conceituado por Halbwachs (1925)66 como “guardião das tradições”. Portanto. Contar histórias sempre foi a arte de contá-las de novo. os velhos são guardiães das tradições. enquanto narradores do fluxo do tempo familiar. a falta de controle do indivíduo sobre o seu destino. também estimamos um velho porque. Como. As narrativas são dadas através dos objetos. p. a “aquisição” dos bens culturais historicamente acumulados nos grupos familiares tem na geração dos avós a “conexão” dos valores familiares. a função que lhes confere o único prestígio que possam pretender daí em diante?” (Halbwachs apud Bosi. de imagens. em plena consciência. das relações internas dos grupos de pertencimento e suas práticas sociais afetivas são aspectos que levam à compreensão da moldura social (Halbwachs) e do quadro de referência. compreende-se a geração de avós como guardiã da memória. No entanto. Por sua vez. A idéia de Benjamin sobre a morte do narrador traz a dramaticidade que a modernidade promoveria diante da falta de agência do homem sobre os processos de perda de sentidos decorrentes da individualização a que está submetido. p. 1996. dos vínculos familiares. despertando nas gerações mais novas esse conhecimento.Envejecimiento y vida cotidiana de mestre. A ruptura de vínculos sociais. E incorpora as coisas narradas à experiência de seus ouvintes. os homens idosos não se interessariam apaixonadamente por esse passado. possibilitando as reinterpretações e estabelecendo concretamente os vínculos de participação em uma prática coletiva por meio de “forças de cooperação. mas também porque só eles dispõem do lazer necessário para fixar seus pormenores ao longo das conversações com os outros velhos. tesouro comum de que se constituíram depositários. Ela se perde porque ninguém mais fia ou tece enquanto ouve a história (Benjamin.

Outro fator relevante sobre as memórias a serem compartilhadas. como atesta a fala de Noeli. conservar. como se observa no relato abaixo: Os ‘casos’ contados pela ‘vovó’ eram modelos de comportamento em diferentes dimensões do cotidiano.] nesse momento se estamos aqui é porque antes de nós existiu alguém. o espaço festivo é repleto de rastros e indícios que comunicam uma identidade e reforçam um pertencimento. com o intuito de estabelecê-la como valor exemplar que orientará seus membros para o futuro. A composição que estrutura a mensagem é estrategicamente distribuída ao longo do ritual. para os que vierem depois de nós. situado em um contexto específico e em relação àquele que escuta. mantermos vivo dentro de nós a nossa origem. A noção de iterabilidade proposta por Jacques Derrida (1990) pode ser lida como a exploração da lógica que liga a repetição à alteridade. Esse caráter de “ajuste” no tempo da sua enunciação traz a força performativa da memória. sendo. e alguém que também teve esse sobrenome que nós temos. que tem uma história da origem italiana aqui no Brasil (Noeli Valer -68 anos).. que sintamos orgulho. desse modo. observada enquanto expressões verbais e não-verbais. a escolha de alguns em detrimento a outros a serem narrados. atendem a uma expectativa de “elogio à família”. de colocar a dimensão de herança do valor-família. que a gente possa se sentir orgulhosos de ser e pertencer à família Valer. Eles cir67. observado nas festas. Então é necessário para a nossa história. 217 . Ao narrarem as suas experiências de infância na companhia de seus avós colocam-se como sujeitos históricos imbuídos da função de restauro das experiências passadas atualizadas no presente conceitualizado e re-situado pela narrativa. também. Nessa direção. Um texto é lançado no tempo e no espaço a partir de uma cena originária que não se repetirá mais. a nossa história. obtemos a memória eminentemente narrativa. Trata-se. trata de o que enunciar sobre a história familiar. alguém que tem essa origem que nós temos. a não ser em diferença para o outro. ou seja. essa família Valer tem uma história em Nova Bréscia. enquanto possuidora da capacidade de instaurar uma realidade como momento único. A seletividade dos fatos.Envejecimiento y vida cotidiana pertencimento comum. que tem uma história por todo esse Estado. pois compreendíamos os relatos imbuídos de sábia autoridade. e abre espaço à interabilidade67 da citação. cujas temporalidades disjuntas abstrai esse acontecimento no tempo. A construção de uma identidade familiar mostra a importância do papel do narrador identificado nos parentes mais idosos no interior dos núcleos familiares. que articula o acontecimento de sua enunciação.. atribuído uma dimensão pragmática à memória. por todos os recantos. de devedores daquilo que são aos que os precederam e de responsáveis em mantê-la nas gerações futuras. à possibilidade de diferenças quando recitadas em outros contextos. Eles pouco eram repetidos. Por sua vez. organizadora da Festa da Família Valer: [. quando seus membros são colocados em uma situação de dívida. para a história da nossa família. de modo que a memória transforma-se em projeto.

relatos e testemunhos que qualificam o encontro de famílias. Ele compreende.Envejecimiento y vida cotidiana culavam entre situações simples até aspectos mais complexos da nossa vida doméstica. e nessa perspectiva de circular as narrativas. O correto era primeiro servir e evitar o constrangimento do convidado parecer indelicado em aceitar. acharam que não era verdade o que viam (Maria França – 90 anos) O papel de guardiões reserva mais do que a responsabilidade sobre a narrativa da trajetória familiar. peças teatrais. em particular. O espaço e o tempo extracotidianos das Festas mostram o panorama das muitas transversalidades que percorrem a rede de parentesco e as contradições próprias da contemporaneidade. na forma ritual. um chá ou um doce. “a ação socializadora e educativa [que] não terminou para esses indivíduos” (Barros. motivados pela pesquisa da linhagem familiar. pode parecer uma tarefa impossível. 52). filmes. de jogos de sociabilidade e de arranjos afetivos. quem quer dar não pergunta” – para ocasiões em que se recebiam convidados. As tentativas de reordenação da rede de parentesco e a identificação a um lugar social seguro pela ordem afetiva que contém. Outro era: “A mentira é muito feia e perigosa”. acomodar os jogos da memória coletiva. Considerações finais As Festas e as Famílias conformam um espaço variado e repleto de contradições. no qual os atores sociais tecem vagarosamente um mundo de relações fundado em uma rede de parentesco que se configura. A festa é lugar de memória. e como arqueólogos do saber. a persistência e o crescimento dos eventos têm mostrado a importância de reinterpretar. Algumas dessas contradições são vivenciadas em uma situação218 . Como contava vovó Manoella. no entanto. Nos eventos as relações familiares e de redes de parentesco são reforçadas pelos laços afetivos que buscam circular as narrativas de trajetórias e projetos de continuidade. Organizar uma Festa Familiar promove uma rede de interesses de pessoas que tratam de pesquisar ou de reproduzir seu conhecimento sobre a linhagem familiar. não se deveria perguntar se aceitavam algo. Na situação acima. aquelas mesmas que Walter Benjamin temia condenadas ao desaparecimento. 1987. os casos da vovó Manoella já tinham perpassado quatro gerações. p. árvores genealógicas. Como todos sabiam que ele era mentiroso. Em cada Festa Familiar são tecidas as experiências do Nós. cavam os rastros para revelar o material que pode fazer reverberar a memória familiar: fotografias. havia um menino muito mentiroso na fazenda do papai. Os encontros esporádicos cuidadosamente planejados têm sido reconhecidos por alguns positivamente e direcionados objetivamente ao sentimento de pertencer. Todos eles iniciavam do mesmo modo: “como dizia a vovó Manoella. inova e renova no trabalho de guardiões da memória. a saga familiar. Um dia foram banhar-se na sanga e ele passou a afogar-se.

como classifica Ricoeur (2007). a busca pelos laços familiares e de parentesco demandam esforço de alguns e o descaso de outros. propostas por Bauman (1998. inspirado em Alfred Schutz (1979) foca sobre os esforços de articulação 68. Nos encontros. os filhos fora dos casamentos. de vivências e interações interpretadas” (Velho. 2001. As Festas Homenagem nem sempre estão restritas à participação exclusiva de parentes e. as Festas também podem incluir os parentes por afinidade. a festa coloca em alto relevo a identidade familiar. Por outro lado. etc. Outro aspecto importante que anuncia a valorização dos membros idosos no grupo familiar são as Festas Homenagem que têm na biografia de um ou mais ascendentes a conformação de uma identidade familiar. enquanto um esquecimento que mantém a sobrevivência de imagens. o sobrenome é homenageado como tendo força simbólica de continuidade da linhagem de parentesco e da vida familiar. como também sela os laços afetivos tecidos pelo tempo das experiências vivenciadas em conjunto. o nome que totaliza o grupo. pode-se pensar que a representação de “família” assume contornos mais amplos. o que está implicitamente expresso é a participação desses grupos como redes de ajuda e solidariedade perpetuadas na memória compartilhada como colaboradores a esse modelo exemplar. abrangendo a rede de amigos. As trajetórias familiares dos antepassados vão sendo gradativamente reordenadas por diferentes oradores ao longo das festas. é por meio deles que ressurgem os “encontros” nos quais participam os indivíduos beneficiados pelas memórias compartilhadas. De igual modo. quando as fronteiras étnicas delimitam o pertencimento. fundadas no valor-família. as famílias recasadas com o conjunto de filhos.Envejecimiento y vida cotidiana limite. 1997)68. mas também excluem parentes. “Os projetos são elaborados e construídos em função de experiências sócio-culturais. Nesse caso. mostrarem-se mais contingentes sobre o estreitamento de laços familiares. 2008). sendo que o ponto auge do evento fica por conta das narrativas das experiências passadas divulgadas pelos membros longevos que vão acenando traços identitários adormecidos pelo esquecimento de reserva. as memórias narradas pelos rastros afetivos vão sendo inscritas nos novos parentes. que conferem a continuidade das relações. p. o personagem eleito como modelo a ser seguido e a religiosidade como expressão máxima e única de uma moralidade. antigos colegas de trabalho. os membros homenageados assumem o legado de um comportamento a ser perseguido pelos seus descendentes. anunciando as dinâmicas das relações de parentesco nas trajetórias individuais. A sua formulação está vinculada a um campo de possibilidades definido histórica e culturalmente. Ou ainda. a noção de projeto em Gilberto Velho (1994. como uma imagem refletida das relações “líquidas”. Por fim. os filhos adotivos. 1997. as diferentes formas de casais. como as desigualdades socioculturais e econômicas que incluem. por esse fator. no conjunto. 26). Reconhecidamente importantes na trajetória do grupo. a rede de vizinhança. Apesar de. de um código. Ou ainda. Porém. etc. 219 .

São Paulo: Fapesp. São Paulo: Papirus. adequado. O narrador: considerações sobre a obra de Nikolai Leskov. Barros. (1994). Derrida. L. próprio. BIBLIOGRAFIA Bachelard. fundados nos laços afetivos que têm no valor-família o senso de sobrevivência ou segurança ontológica necessária ao enfrentamento do tempo futuro no mundo que se apresenta indefinido e propenso à dispersão de sentidos. M.Envejecimiento y vida cotidiana (ou negociação) sobre um campo de possibilidades para ações intencionais de reconstrução de laços afetivos. Debert. Sua reordenação não pressupõe “voltar ao que era”. definidos sob os moldes da vida e dos sujeitos contemporâneos. Memória e sociedade: lembrança de velhos. A reinvenção da velhice: socialização e processos de reprivatização do envelhecimento. trouxe novos contornos à família e. (1994). à rede de parentesco. 2. as incertezas que cercam as circunstâncias das suas vidas. G. as diferentes visões de mundo. 220 . São Paulo: Ática. São Paulo: Companhia das Letras. (1996). Homenageá-los tem o caráter simbólico da continuidade e apresenta-se como mais uma das ações que denotam estratégias de reencaixe dos sujeitos. mas. também é em seu nome que se divulga um código ético-moral que define os padrões de conduta sobre o que é certo. a “transformação da intimidade” (Giddens). no seu interior. In: __. Benjamin. Ao tecer a família por meio dos fios da memória os recordadores longevos são percebidos como autoridades morais que mantêm e ordenam positivamente a família. A presença do autor e a pós-modernidade na Antropologia. (2000). Novos Estudos CEBRAP. Caldeira. E. filhos e netos na família brasileira. São Paulo. ed. dar a cada um dos sujeitos a sensação de nela pertencer e permanecer nos moldes que hoje se apresentam. As alterações sociais e. (1987). como um conjunto que contém os diferentes estilos de vida. Bosi. J. G. 10. 21. Autoridade e afeto: avós. 3. arte e política: ensaios sobre Literatura e História da Cultura. M. ed. São Paulo: Brasiliense. 2. T. Rio de Janeiro: Zahar. Magia e técnica. n. primordialmente. ed. (1988). (1990) A escritura e a diferença. ed. A dialética da duração. por conseguinte – ainda que em escala menor –. W.

Ricoeur. A transformação da intimidade: sexualidade. Fenomenologia e relações sociais. Imagens do Envelhecimento e Novas Tecnologias do Corpo. Halbwachs. p. A memória coletiva. (2001). G. A favor da etnografia. Imagens do tempo nos meandros da memória.. Organizado por Evaristo Moraes Filho (Coleção Grandes Cientistas Sociais). Giddens.) (1979).. Mauro (org). Imagem e memória: ensaios em Antropologia Visual. São Paulo: Ática. 19-40. Textos escolhidos de Alfred Schutz. M. Rocha. C. (1995). C. (1983). A. (2005). (org. Rio de Janeiro: LTC. Paris: Albin Michel. Les cadres sociaux de la mémoire. Texto apresentado no Simpósio Internacional Curso da Vida. Eckert. SP: UNICAMP. Rio de Janeiro: Garamond. o esquecimento. A memória. O tempo e a cidade. (1993). (1989). A. En: KOURY. As conseqüências da modernidade. (1998). Giddens. Eckert. (2004). São Paulo: Centauro. São Paulo: Universidade Estadual Paulista. Tempo e memória: da duração contínua à dialética da duração. (2007). P. C. (1991). Rio de Janeiro: Relume Dumará. M. Zahar. H. São Paulo: UNESP. São Paulo. Halbwachs. Rio de Janeiro. Simmel. Coleção Academia II. C. Porto Alegre: UFRGS. Peirano. A. M. Wagner. amor & erotismo nas sociedades modernas. Geertz. a história. Campinas. 221 . A. A interpretação das culturas. (1994).Envejecimiento y vida cotidiana Eckert. Rocha.

.

INSTITUCIONES .VIII EJE CALIDAD DE VIDA .CUIDADORES .

.

en el primer semestre de 2004. por otra parte. se había escrito sobre el tema. desde la psicología. Bogotá. Dado que veníamos trabajando con ancianas y ancianos en el Proyecto de Prácticas “Calidad de Vida y Ciclo Vital” para estudiantes de último año de la Facultad de Psicología de la Pontificia Universidad Javeriana.co Profesor Pontificia Universidad Javeriana. 69. Colombia. Hace ocho años nos preguntábamos69 por los componentes psicológicos de la calidad de la vida (CV). también propusimos a nuestra Alma Mater adelantar una investigación sobre los componentes psicológicos de la calidad de la vida con adultos mayores residentes en dos municipios cercanos a la capital de Colombia: Soacha y Sibaté. • También entre la religiosidad vivida de manera sumisa y la religiosidad asumida como fermento de liberación. Martha Cecilia Lozano Ardila. en ocasiones. La Javeriana respaldó nuestra iniciativa y desarrollamos la investigación con la participación de 122 personas mayores. Los hallazgos de nuestra investigación. Sergio Trujillo García.Envejecimiento y vida cotidiana VIII. Entre tales tensiones destacamos: • La que se genera entre el conformismo. I. indagamos lo propio en la psicología e iniciamos una labor de contrastación y debate. profesoras(es) de la Facultad de Psicología de la Pontificia Universidad Javeriana de Bogotá. desde varias disciplinas. comenzamos a leer lo que.trujillo@javeriana. Sergio Trujillo García. entre la necesaria prospectiva para la realización de proyectos y la frustración asumida de antemano con base en experiencias previas. el cual quedó delineado y formulado en sus planteamientos más generales y que publicamos en el número 1 del tercer volumen de la Revista Universitas Psychologica. Cecilia Uribe Valdivieso y Claudia Tovar Guerra. manifiestan sus anhelos. e-mail: sergio. • La tirantez que se produce entre la protensión y la desesperanza aprendida. Sentido Vital. Para delinear algunas respuestas emprendimos varios frentes de trabajo: por una parte. fueron evidenciando desde nuestro modelo algunas tensiones que nos permitieron caracterizar aspectos psicológicos de la CV de las personas con quienes realizamos la investigación. 225 . Calidad de Vida y Envejecimiento Autor: Dr. Como fruto de los adelantos en estos tres frentes de trabajo diseñamos un modelo teórico de la CV. • Las contradicciones entre las precarias condiciones de vida y las posibilidades de auto-agenciamiento personal y colectivo. en su complejidad.edu. asumido como estilo de vida por algunos adultos mayores y la mirada optimista con que.

p. 2005. 2007. al tipo de experiencias que pueden transformar al segundo en el primero. describe un proceso evolutivo y de mejoramiento en la CV de individuos y grupos humanos. rupturas y crecimientos resilientes. 222) “Dice el refrán popular que el pesimista es un optimista con experiencia. como nuestras propias reflexiones al respecto pues. 264) A partir de nuestras discusiones acerca de esas cuatro tensiones fuimos perfilando una pregunta cuyas repercusiones nos inquietaban y exigían que nos detuviéramos a examinar sus resonancias en la CV. posible en tanto superación de la circularidad viciosa. el desarrollo y la CV de una persona están en relación directa con su libertad. la calidad de la vida tiene que ver con la posibilidad 226 . es decir. para que ello sea posible. que a su vez es más amplia en tanto mejores sean las oportunidades que brinde el contexto social. el grado de libertad personal potencia mejores oportunidades sociales y mejores oportunidades sociales potencian un mayor grado de libertad a grupos e individuos.Envejecimiento y vida cotidiana Sobre dos de tales tensiones hemos podido ahondar: aquella que se produce entre las condiciones de vida y las posibilidades para el agenciamiento individual y la que se patentiza entre el optimismo y el conformismo en los viejos. Al respecto recordemos: “Así pues. las condiciones de vida. así. De acuerdo con Amartya Sen (2001). el cual se fue definiendo como un común denominador de las oposiciones dinámicas que se gestan en las tensiones mencionadas. en tanto relación dialéctica que produce develamientos. otros investigadores llegaron a precisar que en el ámbito psicológico. escribimos sendos artículos en la Revista de nuestra Facultad. Ello refleja que si queremos conocer las vicisitudes psicológicas que tienen lugar entre el optimismo y el pesimismo hay que atender. ha brindado y brinda el contexto social y cultural en el cual vivieron y viven actualmente los adultos mayores. Veamos detenidamente por qué. bellamente. Sobre ambas bipolaridades y algunos de los conflictos y espirales evolutivas que conllevan. bien lo decíamos: “Como se mencionó. pues implica desarrollo – “Desarrollo como Libertad” -. es decir. que permite a los individuos desarrollar su capacidad de previsión y de control sobre sus propias vidas. tanto algunos de los resultados de nuestra investigación. Esa espiralidad virtuosa. y las limitadas oportunidades que. Así.” (Trujillo. Tovar y Lozano. mayor cuanto mayor sea su capacidad de agenciamiento. en primer lugar. con el cual nos identificamos plenamente dado que expresa. p. emergió una primera intuición acerca del sentido de la vida como factor central en la CV de las personas. se hizo evidente una fuerte tensión entre la posibilidad de ejercicio de la autonomía decisoria.” (Trujillo.

Como lo anotábamos: “Quienes manifiestan tener autoestima positiva también afirman estar en proceso de realización de un proyecto de vida y expresan su satisfacción con la existencia. 227 . es algo que necesariamente atraviesa por la cuestión del sentido vital de un ser humano. 2005.” (Trujillo. Quienes tienen baja autoestima se quejan de la vida. Notemos pues como fuimos llegando a precisar que la CV de una persona. la autonomía decisoria y el control de la propia vida. más allá de las Influencias Normativas relacionadas con la edad en tanto hecho biológico o social. Tales dimensiones de la CV pueden incluirse en el Eje Ecológico de nuestro modelo de la CV. p. Más allá de las influencias biológicas y sociales. 2005. tienen perspectiva temporal futura a más corto plazo y expresan desesperanza. 224). p. El ejercicio de la autonomía se inserta precisamente en la posibilidad o imposibilidad de agenciamiento del propio proyecto vital que tienen los sujetos a lo largo de su vida. 228). su calidad y su desarrollo. de modo que no resulta redundante afirmar nuevamente que la calidad de la vida puede evaluarse en relación con el grado de consecución de los objetivos propios y también con la percepción personal de la autorrealización o satisfacción personal.” (Trujillo. cómo las personas se autodeterminan en medio de las determinaciones naturales y culturales. al estilo de la Ecología del Desarrollo Humano que formuló Urie Bronfenbrenner (1979). como componentes psicológicos de la calidad de la vida. es decir. 2005. Estos señalamientos articulan fluidamente con la categoría “Influencias No Normativas” formulada por Baltes (1979) en relación con la vida de las personas. Al respecto comentábamos sobre nuestros hallazgos: “Este es un aporte significativo a la investigación de la calidad de la vida.224). en especial la dimensión psicológica de esta CV. en tanto es uno de los factores que evidencia cómo la calidad de la vida – y por tanto su evaluación .Envejecimiento y vida cotidiana de previsión.” (Trujillo. especialmente porque en él interactúan dimensiones personales con dimensiones sociales de la CV en sistemas de complejidad creciente. es algo que hace parte de su CV dentro del ámbito de tales Influencias. p.tiene una relación muy estrecha con los proyectos de vida personales y con su grado de realización. que tiene que ver con la apreciación personal de la definición y logro de sus principales propósitos y por la valoración de los recursos con que cuenta para realizar los propios proyectos. En esta investigación también salen a la luz estos elementos. o de las Influencias Normativas relacionadas con la historia. pues lo que cada persona hace con lo que le pasa. las personas pueden conferir una dirección personal a sus propias vidas.

Fernández-Ríos & Carrasco. que afirme que las personas pueden considerar que tienen una excelente CdeV en situaciones de extrema po228 . Anotábamos en otro escrito sobre estos asuntos: “No sobra recordar que algunos autores (Aragó. 1997. Bronfenbrenner (1979). etc. Contreras de Lehr. 2007. el transporte. caben los proyectos y los planes que constituyen la orientación temporal de la personalidad. Y más adelante afirmamos: “Aquí no se asume una postura subjetivista. nos permite relacionar las dimensiones biográficas de la CV con las históricas. es decir. Acerca de la interacción compleja entre Historia y biografías aún nos queda mucho por estudiar. para la valoración del propio desarrollo. Uribe 2000. 1998) han estudiado la potente influencia de las actitudes y de las percepciones de la realidad –factores subjetivos– sobre la valoración de los factores objetivos de la CdeV.Envejecimiento y vida cotidiana En tanto bienestar subjetivo. y añadiríamos que incluso influyen en la estimación que se hace con respecto a indicadores objetivos u objetivables de la calidad vital. la longevidad. p. Maciá 1996. En este eje caben las iniciativas personales para la realización del propio sentido vital. El sujeto inserto en la corriente histórica que cubre a toda la humanidad y afecta a grandes grupos de personas. Tovar y Lozano. en función de la evaluación que puede hacer de los recursos – externos e internos – con que cuenta para la consecución de los fines elegidos y auto-asignados. la educación. ya aludido. lo cual converge con nuestras afirmaciones previas y que también evidenciamos en el modelo de la CV cuando visualizamos en el Eje Epistemológico las relaciones entre lo sujetual y lo objetivo de la CV. ya había resaltado que. Fernández-Ballesteros. El Eje Temporal del modelo de la CV propuesto por nosotros. por ejemplo. Dulcey-Ruiz.” (Trujillo. 1980. Fernandez-Ballesteros. hace parte de las generaciones (la edad procesada por la cultura) y está condicionado por los efectos epocales que cobijan el desarrollo de comunidades e individuos. Buela-Casal. que como “realidad objetiva”. al estilo del Método Psico-Histórico propuesto por Erikson (1979) en su trabajo “Historia personal y circunstancia histórica”. que guarda íntima relación con el grado de realización o de frustración de los propios proyectos. el entorno cuenta más en cuanto es percibido por la persona. un ser humano podrá valorar su propia CV en términos del acercamiento o alejamiento a sus propias metas. quien distinguía los cronosistemas históricos (macro y exo) de los cronosistemas biográficos (micro y meso). y claro está. 264). Dentro de éstos se encuentran. la salud. 1984. entre pérdidas y ganancias. las relaciones sociales. tales como la vivienda. con la satisfacción respecto de los propios esfuerzos y el equilibrio entre logros y fracasos.

Envejecimiento y vida cotidiana

breza, siempre y cuando mantengan una actitud positiva, o, por el contrario, una postura objetivista, que supedite el bienestar a un alto nivel de vida. Por el contrario, se asume una opción constitutiva que propone centrarse en la relación entre condición y percepción e interpretación, entre objeto y sujeto, entre lo real y la realidad. Sin justificar la disminución de esfuerzos por mejorar las condiciones objetivas para todos, se propone reconocer la importancia de las percepciones y las actitudes sujetuales, lo cual exige, considerar además de las condiciones objetivas de vida la satisfacción y el bienestar subjetivos. (Max Neef, Elizalde y Openhayn 1986; Nussbaum & Sen, 1993/1998; Sen 2001). En otras palabras, este artículo se orienta a dimensionar el papel que el sentir, el pensar y el obrar del sujeto tienen, en interacción con las características objetivas de su entorno, en la configuración de su CdeV.” (Trujillo, Tovar y Lozano, 2007, p. 264). Por supuesto, tanto la dirección u orientación de las propias decisiones y acciones, como el valor que se les asigne y la significación que unas y otras puedan representar para las personas, es algo que solo puede apreciarse desde la perspectiva del propio sentido de vida, desde esa “totalidad” con que los seres humanos podemos “envolver” nuestra existencia y en cuyo interior podemos visualizar los tramos que avanzan, retroceden o se desvían, como en una suma de vectores, puesto que esta totalidad brinda un marco de referencia que nos permite apreciar en el curso de nuestra propia vida el camino recorrido y el que aún queda por recorrer. El sentido vital (SV), comprendido como justificación última de la existencia, brinda motivos, da dirección, orienta, guía, pero, para su realización se requieren, además, los proyectos que aterrizan en metas a mediano plazo los propósitos lejanos del sentido vital y permiten administrar los recursos necesarios, tanto como los planes a corto plazo nos permiten concretar en la cotidianeidad los pasos con que afianzamos la construcción de los proyectos. En pocas palabras, el sentido orienta los proyectos que a su vez guían los planes y los planes concretan los proyectos que van construyendo el sentido. (Trujillo, 2007). “Al propósito límpido que justifica toda la existencia, que le daría dirección a las acciones si éstas llegasen a realizarse, ahora hay que traducirlo en obras, darle dimensiones temporal y espacial. En otras palabras, al sueño que ilumina la existencia hay que ponerle patas. (…) Hay mucho de relacionalidad entre su sentido y la vida de los hombres: el sentido se insinúa y el ser humano responde, la respuesta satisface en tanto se acerque al sentido, o frustra, en tanto se aleje. Hay un juego, una danza, un baile rítmico entre la persona humana y su sentido vital: éste jamás se alcanza plenamente, pero siempre parece que se acerca lo suficiente como para lograr asirlo. Así, jugando, pasa la vida de quien se divierte porque tiene mil razones para estar contento, mientras sabe que tiene toda la vida por delante para jugar al juego que eligió.” (Trujillo, 2007, p. 49 y 50). 229

Envejecimiento y vida cotidiana

Al calor de los debates que sostuvimos nace un nuevo proyecto pedagógico: el Énfasis en Biografía y Sentido Vital, en el cual nos propusimos entrevistar a profundidad, con la participación de estudiantes de cuarto año de la Facultad de Psicología de la Pontificia Universidad Javeriana, a las personas mayores de tres instituciones bogotanas dedicadas a su cuidado, y a escribir sus relatos biográficos, para posteriormente realizar el análisis del sentido vital presente en cada una de tales narraciones. Hasta el momento hemos tejido, junto con estas ancianas y ancianos 137 biografías que les han sido leídas y luego entregadas físicamente en un hermoso libro que procura respetar, con su estilo literario fiel al sentido vital de cada una(o) y la finura de sus detalles, el talante de cada vida, contada por su testigo de excepción: una o un estudiante de psicología en proceso de formación integral. Además, aproximadamente 220 personas mayores han participado de otras de las actividades del Énfasis: talleres, grupos de apoyo, grupos auto-gestionados, consultas individuales. Respecto de algunas ventajas de utilizar la biografía o la autobiografía para aproximarse a la comprensión del SV afirmábamos en otro escrito: “Al escribir una narración autobiográfica, el autor se conoce mejor a sí mismo y procura dar coherencia a su relato, de modo que gracias a la consistencia argumental de lo narrado, su identidad, su mismidad histórica, se fortalece; también comprende mejor la naturaleza de los cambios y de las transiciones vividas, dándole sentido a la propia trayectoria vital en el contexto histórico y cultural en el cual se encuentra inmerso. Por ello menciona Froma Walsh: “la recuperación de relatos perdidos puede restablecer un sentido vital de conexión y significado.” (Walsh, 2004, p. 86). Tales relatos pueden potenciar la resignificación resiliente de acontecimientos difíciles en la vida de las personas, la reinterpretación de rupturas, adversidades y dolores, dotándolos de significación, de sentido: “Así pues, solo es posible dotar de sentido a la adversidad incluyéndola dentro del sistema general de orientación temporal de la personalidad, por medio del cual las personas otorgamos sentido a nuestras vidas e impregnamos de sentido todo lo que hacemos. Dice Froma Walsh: “(…) la adversidad genera una crisis de significado y una ruptura potencial de la integridad personal. Esa tensión da lugar a la construcción o reorganización de nuestra historia de vida y nuestras creencias (…)” (Walsh, 2004, p. 87). Tal es la fuerza interna de los relatos biográficos, que su coherencia narrativa permite, a quien la va escribiendo y a quien la lee, comprender sucesos disrup230

Envejecimiento y vida cotidiana

tivos, organizándolos y resignificándolos. Va dibujándose del propio proceso evolutivo, aquello que se conserva y permanece con nitidez sobre el fondo, a veces difuso e incluso confuso, de aquello que cambia, suave o bruscamente. Así las cosas, la fuerza narrativa logra perfilar el contorno definido del sentido vital no solo gracias a su propia claridad, sino también a su contraste con aquellas circunstancias vitales cuyo desorden produce desconciertos y solo admite vagas e inseguras interpretaciones polisémicas.” (Trujillo, 2007). Nótese cómo los relatos biográficos presentan la vida de su protagonista como una narración con sentido, como una totalidad coherente a los ojos de su autor, plena de significados para éste, pero sin pretender ser la presentación uniforme de una realidad monolítica o de una línea unidireccional organizada cronológicamente o según algún otro criterio jerárquico. Las narraciones no buscan, entonces, ser verdades comprobables o cronologías precisas, sino narraciones verosímiles de la trayectoria vital desde el punto de vista de quien la ha vivido y la relata dando mayor o menor énfasis a los acontecimientos según su valor y significado personal, que puede ser interpretado de modo diverso según quien la lee. Por ello, vislumbrar el sentido de la vida a través de la lectura de una biografía exige de aproximaciones hermenéuticas. Como toda etopeya, las biografías no buscan dar cuenta de acontecimientos grandilocuentes sino, más bien, ser ocasión para la expresión de los acontecimientos sencillos y singulares que caracterizan la cotidianeidad de quien se narra. Al igual que el sentido está en su búsqueda, en el proceso de su realización, la biografía encuentra su principal motivo, no en su cierre o punto final, sinó en su apertura, la cual podría quedar significada por el punto seguido, la coma, el punto y coma, los dos puntos, o quizás los puntos suspensivos. A propósito George Gusdorf propone: “Al dialogar consigo mismo, el escritor no busca decir la última palabra, la cual cerraría su vida; se esfuerza solamente por acercarse un poco más al sentido, siempre secreto e inalcanzable, de su propio destino.” (Gusdorf, s.f.e., p. 17). Fue a través de la lectura de autores latinoamericanos como Ovidio D’Angelo Hernandez (1996) y Fernando González Rey (2008), como fuimos encontrando categorías teóricas que nos permitieron aclarar conceptos y afinar las interpretaciones que íbamos haciendo, tanto de los hallazgos de la investigación terminada sobre la CV, como del análisis del SV en las biografías escritas. D’Angelo Hernández y González Rey, y algunos autores colombianos como Jaime Samudio Díaz siguiendo la tradición de pensadores como Lev Semionovich Vigotsky y, más recientemente, de Joseph Nuttin, han desarrollado y precisado la categoría “Orientación Temporal de la Personalidad” que concuerda con el Eje Temporal de nuestro modelo teórico de la CV y que lo precisa y permite pormenorizar pinceladas sobre aspectos y matices que les son propios. 231

Envejecimiento y vida cotidiana

Por su parte, Trujillo (2008), ha profundizado en la categoría “sujetualidad”, en la cual el sujeto recobra su papel protagónico frente a un objeto y una objetividad magnificados por el proceso de positivación de las ciencias y, en particular, de las ciencias humanas y sociales, que pretende hacer una disciplina psicológica aséptica de sujeto. Para este autor, sujeto es quien asume un proyecto histórico concreto (Freire, 2007), es quien agencia su propio desarrollo (Sen, 2001) con autonomía decisoria y control sobre su propia vida (Dulcey-Ruíz 1997, y Dulcey-Ruíz y Uribe 2000,a, 2000b), sujeto es quien, de manera integral, biopsicosocial y gracias al ejercicio de la voluntad (Vigotsky, 1995), órgano de la libertad (Remolina, 1998), dirige sus acciones conduciéndolas convenientemente para la realización de sus proyectos y de los proyectos colectivos en los cuales participa. Sujeto es quien se autodetermina, en medio de las determinaciones naturales y sociales, sujeto es quien se constituye en agente de su propio sentido vital. Desde la psicología, varios autores confirman la interacción entre calidad y agenciamiento. Ello supone que la calidad de la vida tiene que ver de manera medular y permanente y no tangencial u ocasional, con la autogestión, con la posibilidad de deliberar y decidir y con la dirección de las decisiones y las acciones de las personas. En otras palabras, cuando las decisiones y acciones de las personas son fruto de procesos de discernimiento que están vinculados a proyectos históricos concretos, personales y/o comunitarios, que dan sentido a la vida, estas personas y estas comunidades se constituyen a sí mismas en sujetos de su propia historia y ello mejora sustancialmente su calidad vital, la cual será evaluada en relación con el transcurso de tales vectores. La sujetualidad, por tanto, es índice tanto de sentido vital como de calidad vital, en función de la mayor proximidad o lejanía de los propios propósitos vitales y en relación con los recursos disponibles y su balance relativo. Nosotros también hemos venido desarrollando una propuesta para comprender la orientación temporal de la personalidad. Como citábamos más arriba, pensamos que la orientación de la personalidad en el tiempo cuenta con una dimensión histórica y una biográfica. En la dimensión biográfica hay un margen de maniobra de cada individuo: su capacidad de agenciamiento, su autonomía decisoria, el control sobre su propia vida. Este margen de maniobra personal permite a una persona “diseñar” y “realizar” el proyecto de su propia vida buscando alcanzar su sentido, como decíamos más arriba. A ese margen de maniobra le llamamos “libertad”. Es evidente que no entendemos aquí a la libertad como la ausencia de determinaciones, sino como la posibilidad de auto-determinarse en medio de las determinaciones naturales y sociales. Por ello adherimos a Paulo Freire cuando enuncia: “La libertad no consiste en que el hombre pueda deliberar largamente sobre sus posibilidades; ni siquiera en que tenga una gama más amplia de posibilidades; el hombre es más libre cuando tiene una más amplia y esclarecida comprensión de su proyecto histórico concreto.” (Freire, citado por Gaitán, p. 19 y 20 en Parra, O., 2007). 232

Envejecimiento y vida cotidiana

Claro, a mayor grado de propositividad70, de deliberación de medios y de fines al decidir, tanto mayor conciencia del alcance de los propósitos auto-asignados o, por el contario, tanto menor conciencia de los fines impuestos por otros. Mayor liberación o mayor alienación. Encontramos así una aporía que podría ser, quizás, nuestra humilde contribución original al debate: ¿Cómo pueden, personas que viven bajo condiciones desfavorables, desarrollar el grado de libertad necesario para potenciar su CV?, en otras palabras, ¿Qué factor resiliente les permite romper con el techo de su CV presente para alcanzar un mayor grado de libertad y desarrollo? ¿Cómo pueden algunas personas valorar de modo positivo su CV, a pesar de no romper el techo de sus precarias condiciones? ¿Es acaso, precisamente, el sentido vital, y lo que implican sus exigencias, en tanto parámetro para la evaluación de la propia CV, el que permite la ruptura del círculo de las esclavitudes para superarlo en la espiralidad virtuosa de la liberación y el desarrollo? Leguízamo A., Trujillo L., Trujillo N., y Trujillo S., (2009), a propósito de la relación entre las condiciones de vida y las oportunidades de desarrollo de la autonomía en dos adolescentes transgresores de la ley y Gómez C., Restrepo M.C., Trujillo S., (2009) respecto de las posibilidades de desarrollo resiliente de dos adultos desplazados por la violencia en Colombia, formulan que no hay manera de desarrollar la autonomía decisoria, es decir, no hay posibilidades de desarrollar los procesos psicológicos superiores, especialmente la voluntad, órgano de la libertad, cuando las condiciones de alimentación, educación, vivienda, salud, etc., no lo permiten, generándose un círculo vicioso muy difícil de romper: condiciones inadecuadas que generan dependencias, dependencias que no permiten cambiar las condiciones inadecuadas. (Trujillo 2005, 2007) Heteronomía moral que no permite ser crítico con el sistema jurídico autoritario que genera heteronomía, y por tanto, imposibilidad de desarrollo de la autonomía cuando las circunstancias, con sus urgencias de supervivencia y de perpetuación de ciertos patrones culturales repetitivos, no ofrecen cabida a la crítica autónoma de la ley que podría instaurar la justicia. (Trujillo 1990, 2005, 2007). Este círculo vicioso se puede transformar en espiral virtuosa, cuando la resiliencia, el proceso por medio del cual una dificultad grande o pequeña se convierte en ocasión de mejoramiento personal o colectivo (Campo 2008, Trujillo 2009) permite a individuos y comunidades asumir la dirección y el control, al menos en parte, de sus propias vidas. En este proceso, la participación democrática, el desarrollo de proyectos autogestionados, el foco de control interno y la autoestima positiva como fruto de los logros, son dinámicas que rompen la desesperanza aprendida, las profecías autocumplidas, la autoestima negativa, el desarraigo, el foco de control externo, el asistencialismo que
70. Ver de William McDougall “La Psicología Hórmica”

233

Envejecimiento y vida cotidiana

empobrece, y otras consecuencias del destierro, el maltrato, el abuso y el abandono, propios de nuestro contexto violento, sembrando participación, empoderamiento, emprendimiento, autonomía, cooperación, liderazgo proactivo, trabajo en equipo, foco de control interno, autoestima positiva, sentido comunitario, disfrute de la vida, amistad, esperanza. Así, el modelo de la C.V. que habíamos formulado, con su tridimensionalidad, nos ha permitido precisar que la compleja CV integra varias dimensiones, a su vez complejas. Una de las cuales, la psicológica, se configura como el cruce de sistemas personales, sujetuales71 y biográficos, en interconexión dinámica entre sí y con las dimensiones sociales, objetivas e históricas.

BIBLIOGRAFIA
Bronfenbrenner, U. (1987). Ecología del Desarrollo Humano. Madrid: Paidós. Cañón, O.E. (2008). Las huellas del sujeto en narrativas de autores construccionistas. En Revista Diversitas. Perspectivas en Psicología. Vol 4. N° 2. Bogotá. Universidad Santo Tomás. pp. 245-257. D’Angelo, O. (1996) Provida: Autorrealización de la personalidad. Aplicaciones en la vida profesional. Ed. Academia. La Habana. Cap. 1 (2004). Proyecto de Vida como categoría básica de interpretación de la identidad individual y social. CLACSO. Buenos Aires. Dulcey-Ruíz, E. (1997). “Envejecimiento, Vejez y Calidad de Vida”. En Leal, F., Mendoza-Vega A., Plata, E., Hacia una Medicina más Humana. Bogotá: Panamericana. Dulcey-Ruíz, E.; Uribe C. (2000a). Cognición, Afectividad y Calidad de Vida en la Adultez. Texto inédito. Pontificia Universidad Javeriana. (2000b). La Adultez: Contexto y Perspectiva. Texto inédito. Pontificia Universidad Javeriana. Erikson, E.H. (1979). Historia Personal y Circunstancia Histórica. Madrid: Alianza. Gómez, C.; Restrepo, M.C.; Trujillo, S., (2009). Hombres Adultos y Desplaza71. Como enunciábamos, nos ha parecido mejor utilizar esta expresión porque centra nuestra atención en el sujeto, a diferencia de la palabra “subjetivo” que por su carga cultural en Occidente tiende a menospreciar lo propio de la subjetividad, considerándolo relativo, blando, poco digno de fiar.

234

A. (2009). (1998) Reflexiones Sobre la Formación Integral. 161 . A. S. S. (2004b). N. Aproximación a la Génesis de “lo Psicológico”. En Revista Universitas Psychologica V. (s. (2000). Ponencia en el Foro Colombia: una visión prospectiva. (2001).f.170. Trujillo García. Sen.Envejecimiento y vida cotidiana miento Forzado: Resiliencia y Proyecto de Vida. Relaciones entre el Proyecto de Vida de Dos Adolescentes y la Transición de Haber ingresado a un Centro de Atención Especializada para la Privación de la Libertad en Bogotá. (2004). Trabajo de Grado. Bogotá: Javegraf. Desarrollo Humano y Gracia de Dios. Inédito. La 235 . Acerca de las relaciones entre la educación y la política. (2007). Diálogos con Freire para una Pedagogía Universitaria. Pontificia Universidad Javeriana. S. Nº 95. Pontificia Universidad Javeriana. Bogotá. Bogotá. 225-243. Año 40/2.. Bogotá. Bogotá: Planeta. pp.1 Nº 1 pp. Facultad de Psicología. Bogotá: Javegraf. En Cuadernos Pensar en Público Nº 4. Universidad Santo Tomás. y Trujillo. 92 a 100. En Entremeses Teológicos N° 4. Gusdorf. S. Subjetividad social. Trujillo. J. Desarrollo y Libertad. En Orientaciones Universitarias N° 19. En: Revista Theologica Xaveriana. L. (2006) Entrevista sobre Orientación Temporal de la Personalidad. Vol 4. Perspectivas en Psicología.. (2002).) “Condiciones y Límites de la autobiografía” En Revista ANTHROPOS. Bogotá. S. Trujillo García. Samudio. Pontificia Universidad Javeriana.. (1990) Autonomía moral: un proyecto educativo. (2008). Remolina. Pontificia Universidad Javeriana. Trabajo de Grado. Algunas consideraciones sobre la adolescencia desde la perspectiva del Ciclo Vital. En Revista Diversitas. Bogotá: Inédito. G. Pp. Parra de Marroquín. S. Leguízamo. Pontificia Universidad Javeriana. N° 2. de la Facultad de Teología de la Pontificia Universidad Javeriana.e. F. Fundación Universitaria Los Libertadores. Trujillo García. Pontificia Universidad Javeriana. Bogotá: Facultad de Teología. Agentes de Cambio Social. Trujillo García.K. Trujillo. G. Bogotá. sujeto y representación social. González Rey. Facultad de Psicología. O. Trujillo García.

Editorial Javeriana. otorgado. Trujillo García. Agenciamiento Individual y Condiciones de Vida. S.. S. Bogotá. S.Envejecimiento y vida cotidiana Voz de los Profesores. Trujillo García. España: Visor. S. Facultad de Psicología. Trujillo García. Vigotsky. Sujeto y Sociedad.89 a 98. Pontificia Universidad Javeriana. Trujillo García. Tovar Guerra C. Trujillo García. Pontificia Universidad Javeriana. Facultad de Psicología. Vol.. pp. Formulación de un Modelo Teórico de la Calidad de la Vida desde la Psicología. (2008b). 236 . Obras Escogidas. L. Págs. En proceso de edición. Lozano Ardila M. Facultad de Psicología de la Fundación Universitaria Los Libertadores. 4 N° 2. Pontificia Universidad Javeriana. S. 75 a 79 Bogotá. Sentido Vital y Resiliencia. Estrategias para su Fortalecimiento.C. Nº 1. En Revista Universitas Psychologica Vol. Trujillo García.. Propuesta para una pedagogía de los afectos. (2007b). S. N°2 de Nov. Resiliencia Familiar. Trujillo García. construído? En Revista Sentido y Existencia N° 2. (2006). En proceso de edición. ¿Puede la psicología ser científica? Reflexión en torno a “lo psicológico” desde Heidegger. Págs. M. (2007). 3. Trujillo García. La Sujetualidad: un Argumento para Implicar. (2004). Revista Universitas Psychológica Vol. Lozano Ardila. S. Págs. Revista Tesis Psicológica. S.C. (2008). 264 a 268 Bogotá. Buenos Aires: Amorrortu Editores. Walsh. Tovar Guerra C. (2007). (1995). De 2007 Págs.. Bogotá. El sentido vital: ¿Encontrado. en la Universidad Javeriana. Colección Saber. El Anciano Conformista ¿Un Optimista con Experiencia? Revista Universitas Psychológica.S. (2005). Objetividad y sujetualidad: una perspectiva del debate epistemológico en psicología.. del Departamento de Psicología de la Universidad Nacional. (2004). 48 a 53 Bogotá. 221 a 229 Bogotá. inventado. F. 6 N° 2. En Revista Diálogos N° 4. Facultad de Psicología.

en la zona de Santos Lugares. e -mail: pbadalucco@hotmail. 1999). La gestión como proyecto gerontológico Autora: Lic. Dirección Nacional de Políticas Para Adultos Mayores La Dirección Nacional de Políticas para Adultos Mayores dispone de nueve residencias mixtas. Esto implica que las personas mayores deben tener la certeza de que los de237 . con un concepto arquitectónico de diseño universal. Historia La fundación del Hogar San José se remonta al año 1942. En ese año se retiran dando paso a la cobertura de cargos por personal laico con una dirección profesional. es el Hogar San José. Originalmente fue destinado al albergue de adultos mayores hombres no videntes. independientes de raza. vulnerables y beneficiarios. como frágiles. una en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. II. otorgándoles espacio de intimidad . con un baño en común y ropería general. Estos cambios permitieron modificar los conceptos asilares investidos de prejuicios respecto a los mayores. instalando el nuevo paradigma que los reconoce como ciudadanos activos.Envejecimiento y vida cotidiana VIII. Paula Badalucco. (Naciones Unidas. De los antiguos pabellones y salas de 8 personas. se crea la Dirección Nacional de Políticas para adultos mayores. En el año 2003 el Hogar fue visitado por autoridades Nacionales. En 1947 se produjo el traslado del Hogar San José al actual predio de Villa Zagala. partido de San Martín. Desde su fundación y hasta 1978. hecho que impulsó la inclusión de la temática gerontológica en la agenda de gobierno. adaptados para discapacidad. respeto y mayor autonomía. que desde una concepción de Derecho promueve la refuncionalización edilicia. poseedores de derecho y responsabilidades. en el Área Metropolitana. Conjuntamente como parte de ese proceso. incluyendo equipos técnicos con especialización gerontológica y propiciando un abordaje interdisciplinario.com Directora del Hogar San José. fue conducido por religiosas. del cual voy a transmitir el encuadre ideológico que me sustenta para llevar adelante mi gestión. Una de esas seis. dos ubicadas en el sur de la Provincia y seis. se construyen habitaciones para tres camas y con baños privados. Por decisión presidencial a partir del mes de octubre del 2003 hasta mediados del 2004. sexo o edad”. religión. se inició un proceso de reformas edilicias. Cabe señalar que “el envejecimiento con derechos se asienta en los derechos humanos como universales y. y organizacional de la institución. por lo tanto.

vulnerabilidad social. tanto de los residentes. como de los trabajadores de la institución. rescatando las particularidades. ni con la institucionalización. las instituciones deben satisfacer necesidades sociales. se continúa en este segundo momento del proceso institucional. el enfoque institucional se encontrará determinado por ciertas posiciones acerca de lo que implica envejecer y la institucionalización. (Lombardi. es que la vejez es una etapa más de la vida.Envejecimiento y vida cotidiana rechos no se pierden con los años. El 90 por ciento presentan discapacidades motoras y/ o sensoriales. y ausencia o poca contención familiar. 2005). 238 . ni con la enfermedad. desde abajo hacia arriba y transversalmente. con deberes y derechos. Las intervenciones que se realiza desde una dirección con formación gerontológica debe llevar implícita la concepción del desarrollo integral de la persona. 25 mujeres y 39 varones. se pretende construir en conjunto. Si se comprende que el ser humano constituye una entidad bio-psico-social. En la actualidad el Hogar San José alberga 64 adultos mayores de ambos sexos. Ingresan sin beneficio jubilatorio. El concepto que enmarca la gestión al servicio de los residentes. el rol de la dirección en el hogar San José apunta a abrir la posibilidad de circulación de la palabra y la significación de sentidos. procurando la mayor autonomía e independencia. fortaleciendo las normas que nos permita organizarnos. “Si nos guiamos por las causas que motivan el ingreso a un hogar. “por que es claro que ser viejo es tener más años y no disminuir la condición humana y que dependiendo de la idea de envejecimiento y de salud que dispongamos. lo que permitirá a su vez que se dote de mayor o menor valor a ciertos aspectos y que se jerarquice de modos diversos los aconteceres institucionales. aprovechando sus potencialidades. Con el entramado de discursos institucionales y la revalorización de cada uno en sus funciones. 2006). Desde el marco de la promoción de salud y con una mirada integradora. Las causas de ingresos al hogar son enfermedades crónicas. con una apuesta a la profundización y fortalecimiento de lo ya conquistado. y facilitando la realización personal y la construcción del proyecto vital en un marco de derecho. ni con la pobreza. Por consiguientemente podemos encontrarnos con modalidades diferentes según donde se ponga el acento”. entrelazando historias y saberes. de organización de los servicios y la distribución de los recursos humanos y económicos” (Zarebski. ni cobertura de obra social y carecen de recursos económicos como para permanecer en su hogar. con posibilidades y dificultades. Fundamento teórico de gestión en el Hogar San José El cambio paradigmático que comenzó en el 2004. tolerar las diferencias y respetar las individualidades. físicas y económicas. resultarán las modalidades de atención.

los hogares pueden configurar sistemas donde la pasividad. asumiendo un rol responsable y actor. Cabe señalar que si bien el Hogar San José es de puertas abiertas y muy conectadas con la comunidad..Envejecimiento y vida cotidiana En consecuencia. que en ocasiones. etc. lavandería. (Lombardi. en sus funciones. con derechos y obligaciones. asexualidad. dejando de lado discursos hegemónicos improductivos . el respeto por los derechos individuales constituyan la base de una tarea de constante cambio y ajuste”. y que permita el descubrimiento de nuevas habilidades. que solo generarían tensiones y los sumergirían en compartimientos estancos. Estas líneas de pensamiento de gestión se plasman en la creación de diversos espacios institucionales donde los residentes participan voluntariamente de asambleas y del gran abanico de talleres. terapistas. facilite la estimulación y rehabilitación. “Como toda estructura organizacional. aprender a resolver con el otro. servicio social. bastiones narcisistas desde donde defenderse de un ataque imaginario ocultando el inmensurable valor de cada uno individualmente y como equipo. Sabemos que al sujeto viejo. psicólogos. en general. el fortalecimiento de la autoestima. para procurar un modelo de desarrollo de posibilidades de los sujetos en este particular momento de su existencia. La apuesta es encontrar soluciones y decisiones en forma consensuada. al sujeto envejecido. en los establecimientos grandes. la búsqueda de placer y aportan al sostenimiento de la subjetividad del adulto mayor que vive en la institución. Respecto a los equipos y personal. actividades lúdicas y socio-terapéuticas que se le ofrecen. que socavan la autoestima del adulto mayor. estos espacios de recreación y talleres tienen muy buena recepción y alta participación. 2006). 2007). permitirse tomar posición. la participación. la gestión debe apuntar como uno de sus objetivos a promover la desmitificación de prejuicios. kinesiólogos. deben funcionar en forma coordinada y el poder debe ser compartido. En este sentido.. mantenimiento. el contexto institucional insiste en calificar. Estos dispositivos apuntan a la creación de un espacio placentero que posibilite por sobre todo un encuentro humano. los sectores de servicios. 239 . área de administración. Contribuyen cada uno con sus métodos y estrategias a promover la diversidad. de cocina. pero más aun en el que debe vivir en una institución. como éste. y amenazan su integridad. e incapacidad. “se le presentan una multiplicidad de representaciones ideológicas negativas y posiciones frente a las cuales este debe negociar el reconocimiento del otro como operación fundamental en la construcción de su identidad permanentemente socavada” (Iacub. la despersonalización y el quietismo configuren los rasgos más destacados o bien sistemas donde la actividad. la institución se organiza para contemplar y acrecentar las necesidades de ese grupo humano. como las áreas profesionales. a partir del cual adviene una identidad desde donde le es posible. criticar las nociones de deterioro. fortaleciendo la construcción del proceso de empoderamiento. médicos.

pues si no consideramos la historia y la memoria estamos destinados a desaparecer. generalmente están impregnados de apego y afecto por parte de su más antiguo personal. la palabra“requisa”. nos hace sentir protegidos. han funcionado como una gran madre. Sabemos que enfermeros y cuidadores son responsables de una función insustituible.Envejecimiento y vida cotidiana Por otra parte. que se manifiesta en pequeños gestos de cuidado y de pertenecia. enojos. En la actualidad en el hogar San José conviven el cambio. agotamiento. para nombrar la limpieza necesaria de restos de alimentos y orden de ropa que los no videntes guardan en los placares y cajones. quizás como un retorno de lo reprimido. sabemos que en los hogares que nacen y crecen como instituciones totales. por una parte nos da la vida. rivalidades. en consecuencia otra de las estrategias que debemos incluir es la capacitación. nos pide todo. Incluyendo estos resabios de identidad institucional debemos avanzar en la construcción con pasado con vistas al futuro. El viejo dicho dice que lo “que el árbol tiene hoy de florido. lo nuevo y la historia que se trasunta en los relatos de las personas que llevan muchos años trabajando allí. y que como toda madre. vive de lo que tiene sepultado”. o la nominación de “supervisora de régimen de vida” o el lapsus del inconciente que se produce con el llamado a la “celadora” o a la “madre superiora”. pertenecientes. Estos establecimientos públicos nacionales. omnipotencia. pero por otra parte nos frustra. Las palabras tienen su peso propio y le otorgan significado a las representaciones del inconsciente. como si borrándolas pudiéramos dejar de ser lo que somos. a través de la capacitación for240 . Partiendo de la concepción de que el acto de cuidar además de ser un hecho concreto tiene un efecto subjetivo. ciertos atisbos de su tradición. En consecuencia es factible que se establezcan vínculos con el adulto mayor propicios para poner en juego identificaciones proyectivas. al decir de Goffman (1961) perduran hasta hoy día. o duelos frente al agravamiento o muerte. gratificación. Estas organizaciones. No escucharlas es mirar para otro lado y no querer saber de ellas. que puede generar sentimientos negativos o positivos respecto a la tarea y que puede causar molestia. En ocasiones se puede escuchar la utilización de palabras que remiten a la historia. El proyecto institucional para cuidar a los que cuidan tiene como uno de sus lineamientos la contención y la jerarquización de su rol. amor. y en ese todo se va la vida. nos nutre. Por ejemplo. pero en general no se reconocen a sí mismos en lo fundamental de su tarea. estrés o bien por desinformación pueden caer en maltrato por acción o por omisión. otrora asilares. haciendo su presencia el pago de la deuda simbólica. se encadenan y pueden producir síntomas que resuenan en las paredes de la institución. es que lo traumático insiste. Pero el agiornamiento y continuo aprendizaje es necesario.

Goffman. “Derechos Humanos y Personas de Edad”. ama. y al cual debemos otorgarle su lugar dentro del proyecto institucional. no deja por ello de ser un sujeto deseante y un ciudadano de derecho y desde ese horizonte resguardarlo de la muerte social.. J. con la necesidad de dar respuestas a un problema humano dentro de un contexto social determinado. Jaskilevich. M. la participación en reuniones de equipo interdisciplinarios y en los ateneos clínicos mensuales. a partir de una construcción con criterio gerontológico. y Croas. y desea. “Sobre el concepto de identidad”. tanto como el espacio que se ha generado mediante el dispositivo de taller de teatro. R.. R. Paola. (2007). Iacub. Aizen. que posibilite la apertura hacia un lineamiento de trabajo. “Internados”. Concluyendo La gestión en lo particular y la organización del dispositivo organizacional. con el propósito de brindar un momento placentero de distensión y juego. FALTA COMPLETAR CITA 241 .Envejecimiento y vida cotidiana mal e informal cotidiana. que trae consigo una historia singular. R. La apuesta es hacia el sostenimiento del paradigma de derecho. R. coordinado por un profesor de la institución. E. cualquiera sea su capacidad funcional o cognitiva. BIBLIOGRAFIA Documento de Naciones Unidas (1999). Material de la Cátedra de Psicología de la Tercera Edad y Vejez. “Dispositivos Psicosociales con Adultos Mayores”. Entendiendo que en ese que llamamos viejo-residente hay un sujeto que siente. están fundadas en un marco teórico y una praxis que tiene como objeto un sujeto que transita la última etapa de su ciclo vital.. Cita incompleta? Iacub. no perdiendo de vista que un sujeto envejecido. “Encuesta de Residentes de Hogares para Personas Mayores”. J. Amorrortu. Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Lombardi. con el plus de facilitar el mejoramiento de los vínculos entre compañeros . Manes. (2008). (1961). sufre. si bien por razones varias puede necesitar vivir en una institución.. I.. Samter.. (2006). R. Machado. N. Subsecretaría de Promoción e Integración Social.

Envejecimiento y vida cotidiana Proyecto UBACyT S – 751. G. “El Geriátrico ¿Al Servicio de la vida o al servicio de la Muerte?” En Hacia un buen envejecer”. (2005). Zarebski. Buenos Aires: Emecé. Carrera de Trabajo Social – Facultad de Ciencias Sociales – UBA 2007-2008 “Procesos de institucionalización de adultos mayores a través de la influencia de distintos modelos gerontológico”. 242 .

IX EJE MEMORIA .EVALUACIÓN .

.

Importancia de los marcadores neuropsicológicos para la detección precoz del deterioro cognitivo y la implementación de estrategias de intervención. Ya Plum (1979) y Wells (1982) anunciaban esta nueva “epidemia” desde fines de los años setenta y algo más tarde Cummings y cols (1999) alertaba acerca de que en el 2010 el número de casos de Enfermedad de Alzheimer (EA) y otras demencias se incrementaría al menos en un 25 por ciento y agregaba que los objetivos de investigación eran la detección temprana y su reconocimiento. Introducción Los progresos de la ciencia y de la medicina particularmente resultan en el aumento de la expectativa de vida con un incremento de la población de edad avanzada con el consiguiente aumento exponencial de patologías dependientes de la edad como la demencia. Buenos Aires. Carlos Alberto Mangone. oscilando entre 1. encontrando que la edad avanzada. estrategias de intervención farmacológicas y no farmacológicas dado que se ha comprobado que su efectividad será mucho mayor cuanto antes se apliquen. 2008). La población primariamente afectada es la anciana (tercera edad) y quienes están en mayor riesgo son los pacientes con alteraciones vasculares y quienes tienen familiares que sufren demencias degenerativas (Centurión y cols. y el traumatismo de cráneo constituyen predictores de posible deterioro cognitivo (Arizaga y cols.Envejecimiento y vida cotidiana Quejas de memoria en la tercera edad. 2005). 245 . Si bien las tasas de prevalencia e incidencia difieren de un estudio epidemiológico a otro. Servicio de Neurología del “Hospital Santojanni”. marcadores biológicos y diagnósticos y farmacoterapia.com Dr. sin pérdida de tiempo. En Argentina la prevalencia de demencia en general está estimada en 12. la baja escolaridad. la inactividad.2 por ciento en sujetos mayores de 65 años (Pagés Larraya y cols 2004) Un estudio piloto realizado en Cañuelas registró deterioro cognitivo en el 23 por ciento de los sujetos mayores de 60 años. Autores: Lic.5 por ciento (en el grupo de 65 a 69 años) y 29. Roxana Lilian Grillo E-mail: roxanagrillo@hotmail. significativamente en todos ellos se observa la duplicación de los valores de la prevalencia de demencias cada 5 años de edad.9 por ciento (en el grupo de 90 a 94 años). Aquel lejano 2010 ya está próximo encontrando a la comunidad científica mundial con la misma preocupación en relación al intento de posicionarse un paso adelante de la franca manifestación clínica de una demencia a fin de implementar.

2009). que los preocupan respecto de su propio futuro y la probabilidad de desarrollar la enfermedad. Se evidencia por la avidez y el empeño en ingresar a los Talleres de Estimulación Cognitiva que se ofrecen en el medio hospitalario. deterioro cognitivo En la actualidad es muy usual que personas promediando los 50 años se presenten espontáneamente a los servicios hospitalarios de neurología manifestando quejas de memoria. Envejecimiento normal vs. Su importancia se debe a que cada año entre un 8 y un 15 % de los sujetos que lo padecen evolucionan hacia EA. o a una enfermedad médica o si nos encontramos frente a un síndrome demencial. la dificultad para reorganizar sus vidas y recuperar su sentimiento de utilidad. como un estado transicional que puede preceder a una demencia. o bien si es secundario a un cuadro psiquiátrico primario. que cada vez son más frecuentes las consultas preventivas. sugiriéndose que los instrumentos para evaluación del estado mental disponibles no son adecuados por diversas razones como insumir demasiado tiempo. Ante un pedido de consulta por trastorno de memoria se trata de definir si el mismo obedece a manifestaciones del envejecimiento normal. 72. o ser insuficientes en un contexto de atención primaria por carecer de la sensibilidad y especificidad necesarias (Solomon y cols. con un compromiso cognitivo no suficiente desde lo funcional como para satisfacer los criterios de una demencia (Petersen y cols. En la práctica diaria es notable también un grupo elevado de consultantes que no cuenta con apoyo familiar o con una red social suficientemente contenedora que temen una declinación cognitiva que no les permita seguir siendo autosuficientes y que intentan de alguna forma evitar situaciones de desamparo mediante acciones profilácticas como relevar el estado de sus funciones cognitivas y mantenerse estimulados intelectualmente72. es decir a un Deterioro de memoria asociado a la edad (DMAE) según la definición de Crook y cols (1986). Es tal vez por la amplia difusión que ha tomado el tema de la demencia y en particular la EA. 1999). en algunos casos. mientras que en la población general sólo lo hacen entre un 1 y un 2 por ciento (Petersen y cols 2001). 246 . Al referirnos al diagnóstico temprano del deterioro cognitivo necesariamente deberemos remitirnos al concepto de Deterioro Cognitivo Leve (DCL).Envejecimiento y vida cotidiana La consulta al médico clínico suele ser la más común y según algunas estimaciones el 95 por ciento de los casos de demencia leve suelen no ser detectados por médicos clínicos. haciéndose notorio el impacto que tuvo la misma en sus vidas cotidianas y. particularmente cuando existen antecedentes familiares. Se observan también numerosas consultas por fallas de memoria en casos de reciente jubilación.

2008). Así como se manifiesta una merma evidente en las aptitudes físicas de los individuos a medida que envejecen. Características de los distintos componentes de la memoria con el avance de la edad Para poder determinar qué características podrían indicarnos anomalía en las pruebas de evaluación de memoria deberemos tener en cuenta qué sería esperable en el envejecimiento normal (Laurent y cols 1997): Memoria de Trabajo (Memoria de corto plazo): muy poca modificación de la mayor parte 73. 1997). El envejecimiento y la enfermedad de Alzheimer si bien tienen en común el “olvido” la pérdida de memoria es cuantitativa y cualitativamente diferente (Allegri. Pero para poder detectar aquellos indicadores que nos orienten respecto de la existencia de patología desde el punto de vista de las funciones cognitivas primero deberemos conocer aquellos que han sido descritos como normales en el envejecimiento. en el envejecimiento normal (EN) las personas pueden olvidar fragmentos de hechos. no son ellos los que expresan preocupación sino su familia y pueden aparecer episodios de desorientación que van aumentando progresivamente con el correr del tiempo. generalmente presente. En el EN los pacientes muestran preocupación por sus olvidos aunque siguen desarrollando sus actividades cotidianas sin inconvenientes y en general sus quejas están más relacionadas con estados ansiosos y depresivos que con fallas de memoria genuinas. A esto se le agrega la aparición de alguna enfermedad. Quienes presentan deterioro cognitivo en cambio olvidan no sólo un fragmento sino la ocurrencia de un evento mostrando escaso beneficio mediante el otorgamiento de claves de ayuda externa. en la flexibilidad mental. tomar decisiones. en las habilidades visuoespaciales y en la memoria. Respecto de la memoria específicamente. Técnicas que ayudan a recordar mejor. a veces la viudez. No aparecen en sus relatos episodios de desorientación. en la atención. conformando un cuadro distímico que merece ser tratado. En sujetos añosos normales se observa declinación de la velocidad de procesamiento cognitivo. cuando existe deterioro cognitivo.).Envejecimiento y vida cotidiana Si no hubo inserción posible en alguna actividad luego de la jubilación. 247 . también ocurre en su rendimiento intelectual (Ollari. dificultad para conformar nuevos vínculos. aún cuando este interfiere en el desempeño normal de sus actividades cotidianas. las personas comienzan a aislarse socialmente y sufren la pérdida de la estimulación cognitiva que les ofrecía naturalmente el hecho de ir diariamente a trabajar (asumir responsabilidades. En cambio. la pérdida de amigos entrañables con la. En el EN las ayudas con métodos nemotécnicos73 son aprovechadas. etc. mientras que en el deterioro cognitivo disminuye progresivamente la capacidad de beneficiarse con las mismas. los cuales al otorgárseles alguna clave facilitadora son recuperados fácilmente o aparecen luego espontáneamente.

El “efecto de lo reciente”74 no se modifica y el span mnésico75 disminuye ligeramente.Deterioro de memoria en relación con los sujetos de la misma edad y nivel educacional del paciente de 1. Cantidad de dígitos que una persona puede repetir correctamente en orden inmediatamente luego de escucharlas. o mediante la denominación de objetos. Se observa una diferencia importante entre sujetos jóvenes y ancianos en el recuerdo libre de palabras aprendidas luego de una interferencia.5 DS por debajo de la media .Función cognitiva global normal . que disminuye al otorgarse claves77 y la facilitación y el rendimiento es aún mayor cuando debe reconocer las palabras aprendidas entre otras palabras (reconocimiento verbal).Ausencia de demencia Es decir.Paciente con queja de memoria corroborada por un informante . que en función de un trastorno cognitivo podríamos identificar a aquellos sujetos que se encuentran en riesgo de desarrollar una demencia. 76. El concepto de DCL se ha ido modificando en estos últimos años describiéndose distintos subtipos del mismo con evoluciones esperables para cada uno de ellos (Petersen. Memoria Semántica:78 No muestra alteración ligada al envejecimiento y su compromiso precoz es un indicador de EA. Se evalúa mediante definiciones de palabras otorgadas. Otorgándose las 3 primeras letras de la palabra o la categoría como facilitadotes.Normalidad en las actividades de la vida diaria .Envejecimiento y vida cotidiana de los tests. En el span de dígitos inverso76 se encuentra disminución asociada a la existencia en sujetos ancianos de una alteración aislada del administrador central por compromiso prefrontal. Evalúa memoria de trabajo 77. una forma amnésica pura: Deterioro Cognitivo Leve amnésico en la cual el paciente sólo tendría trastornos en su memoria con el resto de las funciones cognitivas preservadas y una evolución más probable a EA. mientras que una forma con compromiso en grado leve en varios dominios cognitivo: Deterioro Cognitivo Leve 74. Conceptos lingüísticos y culturales 79. Memoria episódica: para su exploración se utilizan listas para el aprendizaje serial de palabras. 78. 2004). Si bien existen diversos criterios para el DCL los más utilizados y aceptados son los de este autor. 248 . Deterioro cognitivo Leve: criterios de inclusión y subtipos Los criterios de inclusión para DCL según Petersen (1999) son:79 . Recuerdo de las últimas palabras de una lista 75. Por ejemplo.

recibiendo sólo un papel de derivación para una evaluación neuropsicológica sin acceso a su médico derivador o a la historia clínica del paciente. La pregunta se cierra parcialmente ya que no es lo mismo el caso de un neuropsicólogo que trabaja en su consultorio. ¿Envejecimiento normal o deterioro? El neuropsicólogo en su primer contacto con el paciente abrirá un signo de pregunta que se cerrará parcialmente al finalizar la evaluación correlacionando todos los datos que haya obtenido y al confeccionar el informe dirigido al médico solicitante. Poder definir el patrón neuropsicológico de cada DCL. que operen como guía en el arduo camino del diagnóstico temprano que posibilitará una rápida intervención terapéutica. No sólo permite saber datos importantes como por ejemplo qué síntomas lo traen a la consulta. pruebas de laboratorio. marcadores de detección precoz. antecedentes neurológicos familiares. en soledad. sus antecedentes médicos. hallando que el DconL parece ser un estado transicional entre el envejecimiento normal y la demencia y que especialmente aquel que no se acompaña de síntomas cognitivos podría indicar un mayor riesgo para demencia que el DCL. si hubo algún factor emocional 249 . Si bien el concepto de DCL involucra trastornos cognitivos se han hallado trastornos conductuales asociados a este síndrome.Envejecimiento y vida cotidiana multidominio. La entrevista inicial entonces reviste extrema relevancia. neuroimágenes) como para arribar a una conclusión más precisa. una definición clínica será de vital importancia la ayuda de todos aquellos indicios neuropsicológicos. a falta de marcadores biológicos. es decir. siendo en muchos casos la fase prodrómica de demencia frontotemporal. lugares en los que puede intercambiar con el médico que solicita el estudio y donde podrá nutrirse de la información necesaria (examen neurológico. Como el diagnóstico precoz de DCL es. indicando la necesidad de prestar atención a este tipo de síntomas tanto como a los cognitivos por ser también sujetos en riesgo de desarrollar demencia (Lyketsos y cols 2002). su tiempo de inicio. factores de riesgo. que aquel que lo hace en el contexto de un Hospital o Clínica de la Memoria. si la aparición de los mismos fue progresiva o abrupta. demencia vascular o demencia por cuerpo de Lewy o a Afasia progresiva primaria. podría reflejar un envejecimiento normal o un posible progreso a EA o a Demencia Vascular y una forma de dominio cognitivo único que no es memoria (como lenguaje o función ejecutiva): Deterioro Cognitivo Leve monodominio no amnésico que reflejaría una probable conversión a demencia frontotemporal. y clasificarlos según subtipos posibilita una predicción más precisa no sólo del riesgo de evolucionar a una demencia sino también al tipo de demencia. Taragano y cols (2009) compararon pacientes con Deterioro cognitivo leve y Deterioro conductual leve (DconL) y estimaron el riesgo de desarrollar demencia en estos dos grupos. qué dominios se encuentran afectados o preservados.

Es el momento en el que pondera quién la pide: ¿el paciente o su familiar?. y si lo hace por sí mismo cómo se desenvuelve en ese pedido: si logra establecer cómodamente el día y la hora. sino que también permite relevar su lenguaje. Su 80. dificultades en la planificación y organización. en términos de Néstor y Hodges “worried-well” (preocupado-bien) es decir. Recientemente Solomon y cols (2009) han publicado datos en relación a un estudio que efectuaron para aportar una validación inicial del Cuestionario sobre Enfermedad de Alzheimer para cuidadores de pacientes (ADCQ). un acompañante o un amigo. El ADCQ es un cuestionario breve de 18 ítems a ser completados por un informante. comprensión verbal. mientras el familiar afirma preocupación (Slachevsky y Oyarzo. los resultados correlacionan significativamente con el rendimiento mnésico de éste. que no logre aprendizajes aún esforzándose. administración del dinero. etc. dificultades en las actividades cotidianas que realizaba sin inconvenientes (como pago de cuentas.) y la relativización de sus propias dificultades. comprender todas las indicaciones (como traer anteojos o evaluaciones previas si las tuviera). demostrando que es mucho más importante en esta población la información que nos pueda brindar el familiar que la anamnesis del propio paciente. Falta de consciencia de su trastorno por daño cerebral. o un vocabulario inadecuado conforme sus años de educación. De manera que la preocupación familiar debe ser tomada como un signo de alarma precoz en la consulta clínica (Allegri y cols. Mientras que aquellos sujetos con demencia tipo Alzheimer se quejaban menos. etc. tomar nota de la dirección. o si encuentra las palabras deseadas cuando quiere expresar algo o bien se observan circunlocuciones. se podría afirmar que para el neuropsicólogo experimentado la evaluación neuropsicológica en personas añosas comienza ya en el pedido de consulta. y la presencia de otros déficits como anomias. 2001). Siempre que sea posible se intentará contar con el reporte de algún familiar.Envejecimiento y vida cotidiana que lo haya aquejado últimamente.). el olvido de información importante para el paciente. 250 . que puede ser respondido por un familiar. minimizaban o intentaban racionalizar sus olvidos y además eran traídos por sus familiares quienes habían notado su deterioro de memoria. Sin exagerar. 1998). Puede ocurrir que una persona no sea objetiva respecto de su propio rendimiento ya sea por los rasgos ansioso-depresivos de quienes padecen un DMAE o bien porque la anosognosia80 en los dementes no permiten una adecuada autopercepción. Algunos puntos que orientan a pensar que la persona presenta un deterioro cognitivo son: que sus dificultades sean progresivas. Cuando el familiar informa acerca de cómo ve al paciente. personas que consideran patológicas fallas normales de memoria (Nestor y Hodges. 2008). respecto de su fluidez . Se ha visto que los sujetos añosos normales que consultaban por su problema de memoria (DMAE) presentaban mayor sensación de olvidos que la población general y que habitualmente concurrían solos y motivados por sí mismos a la consulta. etc.

mediante el coeficiente VLOM.Institudo de Neurología Cognitiva. Demencia Tipo Alzheimer (DTA) de Demencia Frontotemporal (DFT). También en nuestro medio se ha comenzado a utilizar el Addenbrooke’s Cognitive Examination (ACE). fluencia verbal y lenguaje. Respecto del test del Reloj un trabajo de Mangone y cols (2005) analiza nuevas variables de evaluación que permiten detección precoz del deterioro cognitivo como la graficación horaria por código numérico 2:50 y 8:40. versión que se está validando también en Argentina. teniendo en cuenta que han realizado estudios comparativos según edad y educación. Los resultados que obtuvieron sugieren que el ADCQ es un instrumento sensible a la EA y que puede ser útil para una distinción inicial entre aquellos pacientes que presentan cambios relacionados con procesos de envejecimiento normal y aquellos que experimentan déficit cognitivo debido a EA.Buenos Aires.81 Dada la buena recepción que ha tenido el ACE en todo el mundo recientemente Mioshi y cols (2006) validaron su versión mejorada: el ACE-R. En relación al MMSE (Folstein y cols 1975) se encuentran disponibles las normas de Butman y cols (2001) para Buenos Aires estratificadas por edad y educación.neurologiacognitiva. Argentina. 82. 251 . 22 con probable diagnóstico de DFT y 54 con probable diagnóstico de DTA. habiendo hallado el rendimiento cognitivo del grupo DCL ubicado entre los grupos DTA y C con déficits que exceden la memoria como atención. Grupo de trabajo de INECO. Puede obtenerse su protocolo en www. Para la fluencia semántica existen datos normativos de fluencia fonológica y semántica en una muestra argentina de sujetos normales (Butman y cols 2000) y 81.82 Es muy interesante su aporte en torno a detectar pacientes con deterioro cognitivo leve y su perfil.org Sección material para profesionales. Deterioro Cognitivo Leve (DCL) y Controles. el test del Reloj y fluencia semántica en un minuto que deberán ser complementados con la administración de baterías más globales que comprendan dominios múltiples. entre sujetos con Demencia tipo Alzheimer (DTA). (2000) y que permite detectar de manera breve pacientes con demencia y diferenciar. que es una batería de evaluación breve desarrollada y validada en inglés por Mathuranath et al. orientación. Esta batería ha sido validada en Argentina (Sarasola y cols 2004) sobre una muestra de 128 pacientes que fueron estudiados en tres grupos: 52 controles. la utilización de una estrategia al planificar el reloj al comando y el conocimiento del tamaño de las agujas.Envejecimiento y vida cotidiana objetivo es identificar individuos que presenten signos de demencias y que deberían ser sometidos a una evaluación clínica integral. Marcadores neuropsicológicos de detección precoz de deterioro En 2006 el Grupo de trabajo de neurología del comportamiento y neurociencias cognitivas de la Sociedad Neurológica Argentina en su Guía de práctica clínica en la Enfermedad de Alzheimer aconsejó desde el punto de vista neuropsicológico para la detección de la EA el uso de tests como el MMSE.

siendo uno de los más utilizados el Rey Auditory Verbal Learning Test. Deberá tenerse en cuenta que los sujetos normales en el aprendizaje serial de palabras muestran el efecto de “principio de lista”. es decir. Los marcadores de detección precoz de disfunción de memoria a tener en cuenta en esta prueba según Lezak (1995) son: . Dificultad en mantener la distinción entre los datos obtenidos en diferentes momentos. junto con un defecto de aprendizaje. ya que reflejan un problema en el automonitoreo y tracking mental. predominando el efecto de fin de lista (memoria de corto plazo – recuerdo en forma pasiva)85. . 1958) que evalúa memoria episódica verbal inmediata y diferida. Dificultad en mantener la distinción entre la información que proviene de afuera y sus propias asociaciones.activa) recordando mejor los ítems del final.Elevada incidencia de falsos positivos en la prueba de reconocimiento . es decir mayor compromiso en memoria a largo plazo (secundaria .Envejecimiento y vida cotidiana valores normativos en fluidez verbal.Presencia de intrusiones83 y/o fabulaciones84 que implican nuevamente compromiso en el automonitoreo. Dentro del contexto de los tests más específicos para profundizar la evaluación de memoria episódica verbal existen una diversidad de ellos. .Pérdida mayor de 2 palabras en el ensayo 6 (posterior a lista distractora) en relación al ensayo 5. fallas en recordar los ítems del principio de lista. Burín y Arizaga en 1998 realizaron una versión argentina de este test que fue publicada en 2003.Sólo “efecto de recencia “en el aprendizaje.animales sobre una muestra de 251 adultos argentinos (Fernández y cols 2004).Repeticiones.Curva de aprendizaje aplanada a lo largo de los ensayos .RAVLT (Rey. particularmente cuando la persona recuerda pocas palabras. 83. luego el del primer ensayo y el Trail Making Test B (Reitan. señalando también que la disfunción ejecutiva puede ser una sutil manifestación de EA incipiente junto con el trastorno mnésico.Puntuaciones menores a 13 en el reconocimiento ya que son infrecuentes en personas sanas menores de 55 años y también inusuales en personas entre 55 y 69 años. . Chen y cols (2000) realizaron un estudio prospectivo durante 10 años con el objetivo de identificar los tests neuropsicológicos con mayor valor predictivo de conversión de DCL a EA identificando como el más relevante el recuerdo diferido de una lista de palabras. 84. . seguido en valor pronóstico por el aprendizaje logrado en el tercer ensayo. es decir recuerdan mejor las palabras del inicio. 85.Recuerdo de menos de 4 palabras en el primer ensayo hasta la edad de 54 años y para edades superiores por debajo de 3 palabras . 252 . 1958).

nos estaría indicando dificultad en el aprendizaje de nuevos contenidos verbales. Existe una versión española del MIS con datos normativos y de validez discriminativa (Böhm y cols.Envejecimiento y vida cotidiana . pese a la presentación repetida del estímulo. Se ha visto la utilidad del Test de recuerdo selectivo de Buschke para la identificación de demencia temprana. El aprendizaje controlado requiere que la persona busque e identifique la palabra a recordar según una pista semántica (categoría). el cociente entre lo adquirido en el aprendizaje y lo recordado en el recuerdo libre diferido) es un marcador muy sensible para el diagnóstico diferencial entre personas con Deterioro de Memoria Asociado a la Edad y Enfermedad de Alzheimer. mientras que en el envejecimiento normal el recuerdo libre no se halla tan alterado. Una curva de aprendizaje aplanada. un recuerdo total disminuido que no se beneficia con claves semánticas. más allá del segundo ensayo. En el aprendizaje serial de palabras deberá tenerse en cuenta que en general varios autores mencionan al recuerdo diferido. elevada proporción de intrusiones en el recuerdo con claves y falsos reconocimientos. es decir. Dierckx y cols (2009) realizaron un estudio prospectivo longitudinal para investigar si determinados tests neuropsicológicos podían predecir la conversión de pacientes con DCL a demencia tipo Alzheimer y concluyeron que el Memory Impairment Screen plus (MIS plus) puede ser un buen indicador de la progresión dentro de los 18 meses de pacientes con DCL a EA. El MIS es un test breve de trastornos de memoria que emplea el recuerdo libre y facilitado de cuatro palabras. ya que este test involucra procesamiento semántico y coordina codificación y recuperación para el recuerdo. permitiendo distinguir los déficit de memoria genuinos de aquellos debidos a un uso de estrategias ineficientes o déficit por otros procesos cognitivos. La misma pista semántica se utiliza para el recuerdo facilitado. El MIS fue desarrollado por Buschke et als (1999) demostrando que es un instrumento de cribado fiable en una muestra poblacional. cantidad de palabras que la persona recuerda luego de 20 minutos. es decir. Asimismo. Usando las mismas pistas en el aprendizaje y en el recuerdo se minimiza la disminución del recuerdo total por factores externos como inatención o ansiedad. ausencia de aumento en la cantidad de palabras recordadas. Harris y cols en 2001 hallaron que el “índice de olvido”. 1988). También deberá prestarse atención al rendimiento descendido en Memoria Se253 . como marcador sensible para diferenciar pacientes con demencia de sujetos normales. El patrón de alteración de memoria que caracteriza las fases iniciales de la demencia consta de un recuerdo libre empobrecido. Utiliza las técnicas de aprendizaje controlado y del recuerdo selectivamente facilitado para optimizar los procesos de codificación. 2005).Pérdida significativa entre ensayo 6 y el recuerdo diferido. y el recuerdo libre se mantiene normal o casi normal con la ayuda de claves (Grober y cols.

254 .Fluencia verbal semántica: generación libre de ejemplares de alguna categoría semántica en una unidad de tiempo. siendo la más utilizada la de animales en un minuto. 2003) La importancia de la detección temprana de los trastornos cognitivos radica en que estas estrategias tienen su máxima utilidad en estadios incipientes de disfunción. 2001).Subtest de Vocabulario del WAIS-III86 (Wechsler. reducir o sobrellevar los déficits cognitivos (Wilson. MMSE Folstein menor de 27.Test de Memoria episódica Lógica (Signoret. 86. Los bajos rendimientos en esta prueba evidencian en forma precoz fallas en el conocimiento semántico. Puntuación en el Test de Vocabulario de Boston menor de 51. es decir cuando aún se halla presente. Encontraron entre los factores de riesgo más importantes para predecir una demencia: Escolaridad menor de 12 años. . estrategias o técnicas de intervención cuya finalidad es posibilitar a los pacientes y a sus familias a vivir con. CI Global menor de 111. 2002). manejar. una función residual de la memoria en términos de Wilson (1995) a efectos de ralentizar la curva de deterioro.semántica entre sus ítems. es decir. Edad mayor de 75 años.Envejecimiento y vida cotidiana mántica ya que los trastornos de memoria hallados en la EA en general se asocian con alguna disfunción en la misma. 1986) que develará dificultades en la nominación y del cual existen normas en nuestro medio en su versión completa (Allegri y cols 1997) y abreviada ( Serrano y cols. Serrano y cols (2007) estudiaron los factores predictores de conversión a demencia de una cohorte de 301 pacientes “en riesgo de demencia” de los cuales 239 cumplían criterio de DCL y hallaron en las evaluaciones realizadas predominio de trastornos de memoria y síntomas conductuales. a la intervención farmacológica se le agrega una alternativa terapéutica no farmacológica: la “rehabilitación cognitiva” . Estrategias de intervención En el caso de detectarse los trastornos de memoria mediante la evaluación neuropsicológica . 1979): recordar un relato con relación lógica. Se halla disponible la modificación de Allegri (1993a). Destacan también que si en la entrevista inicial se halla presente la descripción de que el paciente comienza a tener dificultades en situaciones habituales el riesgo de evolucionar a demencia aumenta dos veces.Test de Vocabulario de Boston (Kaplan y cols. Este subtest refleja rendimiento premórbido y normalmente se mantiene estable en el envejecimiento normal. Para evaluarla se pueden utilizar herramientas tales como: . en forma inmediata y diferida. . . Inactividad laboral. evitar. Presencia de intrusiones y Antecedentes de alucinaciones.

todas ellas basadas en la conceptualización de Craik (1972) respecto de que aquellos estímulos procesados y elaborados en profundidad (mejor codificados) podrán ser archivados de manera más eficaz. cada uno de ellos enfatiza la posibilidad de restaurar u optimizar los procesos cognitivos dañados o su compensación. notas autoadhesivas. Podremos organizarlo de diversas maneras: categorizando.Envejecimiento y vida cotidiana Si bien no hay un único modo de abordaje para el tratamiento rehabilitador de la memoria. agrupando .Asociar la información nueva con aquella que ya se posee ayudará a una mejor recuperación . recreación contextual.Favorecer el almacenamiento y la retención mediante: práctica distribuida88 y sobre-aprendizaje . se enumeran a continuación algunas estrategias de restauración y de compensación.Visualizar la información formando una imagen mental con la información que se quiere recordar de manera vívida y en lo posible disparatada . 87. organizadores. Estrategias basadas en apoyos externos Las ayudas externas son herramientas que operan a modo de prótesis compensando el déficit de memoria en las actividades de la vida cotidiana ejemplos de ellas son: agendas.Un material organizado será más fácilmente recordado. 2006) La estrategia utilizada para trabajar con el paciente será elegida a partir de los datos que nos brinde acerca de sus dificultades en la vida cotidiana y en función de los hallazgos obtenidos en la evaluación neuropsicológica.Favorecer la evocación mediante: técnicas de búsqueda de la información auto-iniciadas89. libretas. Como el repaso alfabético 255 . Ambos abordajes no se excluyen mutuamente y comprenden una variedad de técnicas que han mostrado su mayor eficacia al ser usadas en forma combinada (Drake. almanaques. relojes con alarma/timers. Si el déficit es verbal se utilizarán estrategias de tipo visual y viceversa. etc. En este último caso se utilizan procesos o métodos alternativos para recordar. 89. 88. Repasar periódicamente la información que se quiere retener. cuantificando. En Argentina. Mangone y cols (2005) han aportado datos sobre la eficacia de la aplicación de un un programa de multiestimulación cognitiva. un análisis más profundo conducirá a un rastro más persistente. reconstrucción mental de los eventos. de modalidad grupal. Estrategias basadas en procesos cognitivos internos . es decir. En forma de breve reseña. los cuales operarán a modo de norte para apoyar las técnicas a aplicar en las habilidades conservadas de la persona y para compensar aquellas afectadas87.

normalidad en las actividades de la vida diaria y ausencia de demencia. Chen y cols en 2000 señalan que el test identificado como más relevante respecto del valor predictivo de conversión de DCL a EA fue el recuerdo diferido de una lista de palabras seguido por el Trail Making Test B. Algunos puntos que orientan a pensar en la presencia de un deterioro cognitivo son un perfil progresivo de las dificultades. El Deterioro Cognitivo Leve implica para el neuropsicólogo un estado de alerta ya que define un estado transicional que puede preceder a una demencia cuyas características son: paciente con queja de memoria corroborada por un informante. 2005) permite la detección precoz de deterioro cognitivo en función de variables como la graficación horaria por código numérico. función cognitiva global normal. con pacientes con DCL y presintomáticos. lo cual indica la necesidad de prestar atención a este tipo de síntomas tanto como a los cognitivos ya que constituyen un indicador de riesgo para desarrollar demencia. deterioro de memoria en relación a los sujetos de la misma edad y nivel educacional del paciente del orden de 1. la presencia déficits en otros dominios cognitivos como lenguaje o funciones ejecutivas y la relativización y minimización de las fallas por parte del paciente mientras que el familiar muestra preocupación por las mismas.Envejecimiento y vida cotidiana con abordaje teórico. imposibilidad de nuevos aprendizajes aún esforzándose para lograrlos. En la fase de screening el ACE (Sarasola y cols 2004) mostró utilidad para detectar de manera rápida pacientes con deterioro cognitivo leve y su perfil de disfunción. la utilización o no de una estrategia de planificación al realizar el reloj al comando y el conocimiento del tamaño de las agujas. dificultades en las actividades de su vida cotidiana que anteriormente realizaba sin problemas. Si bien el DCL involucra trastornos cognitivos se han hallado trastornos conductuales asociados a este síndrome. didáctico y práctico basado en el modelo cognitivo. 256 .5 DS por debajo de la media. Asimismo un estudio sobre el Test del Reloj (Mangone y cols. hallando en la evaluación neuropsicológica a los 6 meses posteriores al Taller un mejor desempeño cognitivo en el 60 % de los casos. una mejor concentración y un cambio de posición subjetiva como consecuencia de conocer los procesos de la memoria e incidencia de la edad sobre la misma. debiendo ser tomada esta última como un signo de alarma precoz en la consulta clínica. debiéndose tener en cuenta que la disfunción ejecutiva puede ser una sutil manifestación de demencia incipiente conjuntamente con el trastorno mnésico. Conclusiones La identificación de marcadores neuropsicológicos de detección precoz del deterioro cognitivo es de vital importancia a fin de implementar las estrategias terapéuticas disponibles farmacológicas y no farmacológicas que posibiliten ralentizar la curva de deterioro. y en todos ellos una mejor conexión con el medio social.

fabulaciones.Envejecimiento y vida cotidiana Dentro de las pruebas de aprendizaje serial de palabras. Inactividad laboral. sólo efecto de recencia en el aprendizaje. Los marcadores mencionados ayudarán a detectar precozmente trastornos de memoria mediante la evaluación neuropsicológica. 1988). esto es. MMSE Folstein menor de 27. ya que involucra procesamiento semántico y coordina codificación y recuperación para el recuerdo. intrusiones. curva de aprendizaje aplanada a lo largo de los ensayos. accionando rápidamente mediante la intervención farmacológica que será complementada con la no farmacológica. pérdida mayor de 2 palabras en el ensayo 6 en relación al ensayo 5 y pérdida significativa entre el ensayo 6 y el recuerdo diferido. repeticiones. El Test de recuerdo selectivo de Buschke es muy útil para la identificación de demencia temprana. CI Global menor de 111. Una investigación reciente señala el Memory Impairment Screen plus (MIS plus) desarrollado por Buschke et als (1999) como un buen indicador de la progresión de pacientes con DCL a EA. Ambos abordajes no se excluyen entre sí y han mostrado su mayor eficacia al ser aplicados en forma combinada. rehabilitación cognitiva. Esta última tiene su máxima utilidad en estadios incipientes de disfunción mnésica a efectos de ralentizar la curva de deterioro. con un abordaje teórico. 2001). una de las más utilizadas es el Rey Auditory Verbal Learning Test. Puntuación en el Test de Vocabulario de Boston menor de 51. siendo los marcadores de detección precoz a tener en cuenta según Lezak (1995): recuerdo menor de 4 palabras en el primer ensayo hasta la edad de 54 años y para edades superiores por debajo de las 3 palabras. Si bien el tratamiento rehabilitador de la memoria comprende distintos modos de abordaje. Serrano y cols (2007) hallaron como factores predictores más importantes de conversión a demencia: Escolaridad menor de 12 años. La Memoria Semántica deberá ser evaluada en detalle ya que los trastornos de memoria hallados en la EA se asocian en general con alguna disfunción en la misma. en cada uno de ellos se enfatiza la posibilidad de restaurar u optimizar los procesos cognitivos dañados o bien de compensarlos. El “índice de olvido” es un marcador muy sensible para el diagnóstico diferencial entre personas con DMAE y EA (Harris y cols. puntuaciones menores de 13 y elevado número de falsos positivos en la prueba de reconocimiento. Presencia de intrusiones y Antecedentes de alucinaciones y el comienzo de dificultades en situaciones habituales de su vida diaria. Edad mayor de 75 años. En Argentina. permitiendo distinguir los déficit de memoria genuinos de aquellos debidos a un uso de estrategias ineficientes o déficit por otros procesos cognitivos (Grober y cols. didáctico y práctico en pacientes con DCL y presinto257 . Mangone y cols (2005) han aportado datos prometedores sobre la eficacia de la aplicación de un programa de multiestimulación cognitiva de modalidad grupal.

hallando en la evaluación neuropsicológica post-taller un mejor desempeño cognitivo en el 60 por ciento de los casos. D. (2003). M. Harris. (2005). (1997). RL. D. Eckholdt. RM. 28: 149-152. P. 52:231-8 258 .. Batería de eficiencia mnésica de Signoret. (2005). Evaluación neuropsicológica del envejecimiento. F. RE. DI. Allegri. & Quiñones Úbeda. RF. Rymberg. Memoria en la Enfermedad de Alzheimer y en la Enfermedad de Parkinson: Estudio del aprendizaje serial. versión argentina. RL. CA. Stewart. y en todos los pacientes una mejor conexión con el medio social. Sliwinski. & Arizaga. & Baumann.. 11: 416-20 Allegri. (1999). Revista Neurológica Argentina. (1993b). Peña Casanova. Disertación doctoral no publicada. Memoria de los procedimientos: valoración de un protocolo en sujetos normales y patológicos. Universidad de Buenos Aires. recuerdo con claves y reconocimiento. una mejor concentración y un cambio de posición subjetiva como consecuencia de conocer los procesos de la memoria y la incidencia de la edad sobre la misma. H. Gorgoza. Baumann. Recuperado el 16/08/2009http://neurologiauruguay. Buschke.org/home/index. G. P. BIBLIOGRAFIA Allegri. Fernández-Villavicencio. S. MJ. Neurol.php?Itemid=85&id=180&option=com_ content&task=view Arizaga. M. Arg.. Drake. 30: 83-90. Neurología 20(8): 402-411 Burín. et al. Neurology. Deterioro cognitivo en mayores de 60 años en Cañuelas (Argentina). Normas según edad y nivel educacional: Rev. Rev. Resultados del piloto del estudio Ceibo (Estudio epidemiológico poblacional de demencia). Spanish Boston Naming Test Norms. Allegri. Mangone. WF. RF (2008. 24 de enero). RF. Versión española del Memory Impairment Screen (MIS): datos normativos y de validez discriminativa. RF.Envejecimiento y vida cotidiana máticos. RF. Screening for dementia with the Memory Impairment Screen. Kuslansky. Katz. Morales. A. S. Gramunt. Ramenzoni. Neuropsicología del envejecimiento. CA & Arizaga RL (1998). MC.. C. V.Arg. N. Harris. J. Böhm. P. Taragano. Clin Neuropsychol. HM et al. Mangone. Allegri. Manero. Terrón. 23: 19-24. (1993a).Neurol.. Comunicación personal.

Folstein. Butman. Van Buggenhout M. M. D. De Pascale.. (2008) Resumen ejecutivo: estado de conocimiento y agenda de prioridades para la toma de decisiones en Enfermedades Neurológicas: Alzheimer y otras Demencias en Argentina. Medicina (Buenos Aires) 60 (6): 561-564. 12-22. Psychiatr Serv. Drake.pdf Craik. Harris P &. Bartus RT. A. México. S. Neurology 55: 1847-53. Dierckx. Marino JC & Alderete AM (2004). Normas para Buenos Aires. Centurión.Envejecimiento y vida cotidiana Butman. JC Rehabilitación neuropsicológica. 11. Verbal cued recall as a predictor of conversion to Alzheimer´s disease in Mild Cognitive Impairment. (2006). J. J. MD & Jeste MD (1999) Alzheimer´s disease and its management in the year 2010.. Allegri RF. Anciola J. Datos Normativos en Argentina. Ratcliff. ME. Salera. Capriati AJ et als. Dev (1986) Neuropsychol 2: 261-76. M.saludinvestiga. http://www.ar/pdf/policy-brief/2008-alzheimer. Belle. Edición. Ferris SH. Baumann. Cohen GD & Gershon S. Folstein. Cámara Argentina del Libro. Harris. Cummings. J Psychiatr Res. Abriata MG. G.report of National Institute of Mental Health Work Group. 2009 Mar 12. 1ª. Barbieri. Engelborghs. Crook. (2000). P. SE & Mc. AL. Arizaga. E.Ganguli M. Valores normativos en la prueba de Fluidez Verbal-Animales sobre una muestra de 251 adultos argentinos. (2000) Cognitive tests that best discriminate between presymptomatic AD and those who remain nondemented. Neurol Arg 26(1):11-15. Verté D & Ponjaert-Kristoffersen I (2009). Rev. 259 . JA. T. RL. C. FIM & Lockhart. Fluencia verbal en español. 671-684. Manual Moderno Fernández. Ageassociated memory impairment: proposed diagnostic criteria and measures of clinical changes . RS (1972) Levels of processing: A framework for memory research. 50:1173-7 Chen P. Hugo PR (1975) “Mini mental state” A practical method for grading the cognitive state of patients for the clinician. (2001) El “Mini-Mental State Examination” en español. Foro de Investigación en Salud de Argentina. et als. Revista Argentina de Neuropsicología 4. En Arango Lasprilla. Drake. Drake. “Rehabilitación neuropsicológica en la enfermedad de Alzheimer”. De Raedt R. EM. DeKosky ST &. De Deyn PP. M. Int J Geriatr Psychiatry. Cauley. Whitehouse P.org. 12: 189-198. MF. SH. Journal of Verbal Learning and Verbal Behavior.

31: 140-144.. PS. P. Deterioro cognitivo leve: en búsqueda de la predemencia”. RF. Grillo RL. (1995). V. H.1002/gps. GE. Mathuranath. B. Pallo. Mitchell.org. International Journal of Geriatric Psychiatry (in press). Buschke.Envejecimiento y vida cotidiana Grober.com) DOI: 10. K. Allegri RF. PA. Laurent.. (2000). 288:1475-1483. Drake. J. Neurology 55(11): 1613–1620. CA. Allegri. Supl 2: 1-10 http://www. 260 . Dawson. & Allegri R. VERTEX Rev.ar Mangone.. (1988) Screening for dementia by memory testing. E. S. Buenos Aires: Ediciones Sagitario.1610. S. XVI: 13-19. J. 351-372. En Mangone CA. Aportes gerontoneuropsiquiátricos. “Memory I: Tests”. AL. CG. B. Lezak. Lyketsos. & Thomas Anterion. Crystal.. Nuevas variables de evaluación del test del reloj. Demencia: enfoque multidisciplinario. A brief cognitive test battery to differentiate Alzheimer’s disease and frontotemporal dementia. (2002). Jones. Results From the Cardiovascular Health Study. E. Grillo. M. & Hodges. Arnold R. La evaluación de la afasia y de sus trastornos relacionados. JR. Oxford: University Press. The Addenbrooke´s Cognitive Examination Revised (ACE-R): a brief cognitive test battery for dementia screening.. Permiten un precoz y fácil diagnóstico del grado de deterioro cognitivo. L. (1986). Arg. Acta Psiquiátrica y Psicológica de América Latina. Madrid: Ed. Goodglass. de Psiquiat. Grupo de trabajo de neurología del comportamiento y neurociencias cognitivas de la Sociedad Neurológica Argentina (2006) Guía de práctica clínica en la Enfermedad de Alzheimer. & Weintraub. (2005). Salgado. Kabanchik A. Breitner. Genovese OM et als (2005). (2001). Mioshi. Presentado a Poster en el XLII Congreso Argentino de Neurología – Revista Neurológica Argentina. & Dresner R. H. Jama. 47 (1): 11-20. C. Sanguinetti RM. H. Kaplan. Harris. PJ. E. Saavedra. Med Panamericana. Arizaga RL & Ollari JA (Eds). En Neuropsychological Assessment Third Edition. O.interscience. Taller de Multiestimulación de la memoria.wiley. Berrios. Prevalence of Neuropsychiatric Symptoms. Vol. Revista Neurológica Argentina. Fitzpatrick. Neurology 38:900-903. “La memoria y el envejecimiento”.. MD. Publicado online en Wiley InterScience (www. (1997).. et al. (2006). & DeKosky. Mangone CA..sna. R. Néstor. Bang S. En Dementia and Mild Cognitive Impairment.. López. Abel CG.

. ML. Utilidad del Addenbrooke’s Cognitive Examination en Español para el Diagnóstico de Demencia y para la diferenciación entre la Enfermedad de Alzheimer y la Demencia Frontotemporal. “Mild cognitive impairment: transition from aging to Alzheimer´s disease”.. RC (2001). Petersen. RJ. De la declinación al deterioro”. RM. Early-Onset dementia. 29: 148-53. Mild cognitive impairment as a diagnostic entity. Validity of the Trail Making Test as an indication of organic brain damage. Drake. (2004). (2001). CM. Revista Argentina de Neuropsicologia 4: 1-11 www. “Envejecimiento y Función Cognitiva. En Iqbal K. En: Hodges JR. Pagés Larraya F. RF. Feldman M. Rev Neurol 33 (7): 624-627. & Hodges J.Envejecimiento y vida cotidiana Nestor P. Oxford: Oxford University Press. Martelli M.. eds. P.. 256 (3): 183-94 Plum F. JA (1997). Rev Neurol Arg. Sarasola. 56:303-8. Alzheimer´s disease advances in etiology. Dementia: an approaching epidemic. L´examen clinique en psychologie. & Marí G. West Sussex. Buenos Aires: Sagitario Editores. 141-151. D. Allegri RF. “The clinical approach to assessing patients with early onset dementia”. Mild cognitive impairment: clinical characterization and outcome. Allegri. Nagle C. Petersen. et al (2007) Factores predictores de conversión en deterioro cognitivo leve (Co261 . Petersen. Butman. Krupitzki H. Percept Mot Skills 8: 271 Rey.revneuropsi. Smith. Serrano.. A.. RC (2004). Harris. Sisodia SS & Winbland B. M. Arizaga RL & Ollari JA (Eds). GE.. C. J. Goscilo C. (1958). ed. Reitan. England: John Wiley and Sons. Tangalos E. Paris: Presse Universitaire de France. 23-36. (1958). Sabe L.ar Serrano.com. Ivnick. A multidisciplinary approach. & Ranalli C. et al. Waring. Allegri RF. (2001). RC. J Intern Med Sep. Calcagno. pathogenesis and therapeutics. Nature. SC. Ollari. (2004). 23-46. Versión abreviada en español del test de denominación de Boston: su utilidad en el diagnóstico diferencial de la enfermedad de Alzheimer. demencias vasculares y otras demencias en la República Argentina. Grasso.(1999). Arch Neurol. Demencia: enfoque multidisciplinario. En Mangone CA. (1979). Prevalencia de las demencias de tipo Alzheimer. 279: 372-373. Taragano FE. L. & Kokmen E.

. A deluge of dementia.). 2-26. Dixon & L. Solomon. Signoret JL & Whiteley A (1979). Behavioural Approaches to Neuropsychological Rehabilitation: Optimising Rehabilitation Procedures Taylor & Francis Ltd Ed. Guido PL.: Lawrence Erlbaum Associates. 22: 837-838. Mingorance DL & Szulik J (Comps. López MB. Investigación. Labos E.. Memory Rehabilitation: Compensating for Memory Problems. CE. B. clínica y recursos terapéuticos. Wilson. 262 . En Tratado de Neuropsicología Clínica. clasificación y aproximación clínica”. Wells. Manes E. Loñ L & Lyketsos CG (2009). Krupitzki H. Compensating for Psychological Deficits and Declines: Managing Lossess and Promoting Gains (pp. Librería Akadia Editorial. B. “Las demencias: historia. Buenos Aires: Paidos. (2002). Edición. De Veaux RD & Murphy CA (2009). J Clin Psychiatry 70(4):584-92. (2003). Psychosomatics. D. Bäckman (eds). Intern. PR. Wechsler. Mild behavioral impairment and risk of dementia: a prospective cohort study of 358 patients. Sarasola DR. N.WAIS-III. Serrano CM. 1ª.Envejecimiento y vida cotidiana horte de Seguimiento en CEMIC) Rev Neurol Arg 32 (2) : 75-93. Wilson. Cuestionario para cuidadores de pacientes con enfermedad de Alzheimer: desarrollo y validación inicial de un instrumento de rastreo poblacional que completa un informante. Temas de Psicogerontología. En Chapot SL. Librería Akadia Editorial. Taragano FE.. “Memory batery scale”. Ruiz M. Test de Inteligencia para Adultos.J. Mahwah. Slachevsky A. Bull.A. Fuentes P. 171-190). (1981). Neuropsych. Soc.. (1995). In R.. Slachevsky & Oyarzo (2008).

Envejecimiento y vida cotidiana X EJE GÉNERO 263 .

.

La primera estratificación jerárquica ha sido construida sobre la base de la diferencia sexual. tamaño. estableciéndose así la dominación social masculina (Bourdieu. donde se consideró que las tendencias diferenciales que se observan entre varones y mujeres. email: iremeler@fibertel. habilidades o recursos. veremos 265 . 1998). y que afectan a todos los aspectos de su personalidad. o sea de la diferencia anatómica entre los sexos. en tanto es producto del sentido que los colectivos humanos atribuyen a las diferencias sexuales. en el desarrollo de conflictos y defensas ante los mismos. Kennedy. Irene Meler. Género y subjetividad La situación social y subjetiva de varones y mujeres. el moldeamiento subjetivo que se produce durante la socialización primaria de género. han dado lugar a una estratificación social. pero siempre presente. John Money (1955) describió un proceso denominado “asignación de género”. El género. en los estilos de respuesta ante los desafíos de la existencia. de proyectos identificatorios específicos para cada uno de ellos. Los estudios interdisciplinarios de género ofrecen una perspectiva alternativa. Semejantes en muchos aspectos. cuya relatividad no impide que tengan una extraordinaria eficacia plasmadora del psiquismo.com. ya que nos permiten comprender que la respuesta de los semejantes ante la percepción del sexo de un infante. de enfermar y de curar. Las sociedades humanas conocidas han manifestado una fuerte tendencia hacia el establecimiento de jerarquías. Si articulamos un enfoque psicoanalítico con la perspectiva de género. si bien tiene en común muchos aspectos que hacen a la condición humana. Los estudios sobre la subjetividad han permanecido por mucho tiempo prisioneros de un paradigma biologista y endogenista.ar Directora del Curso Universitario de Actualización en Psicoanálisis y Género Universidad John F. varía en función de la diferencia sexual anatómica y de su interpretación cultural. promovía el despliegue por parte de los padres o cuidadores. donde la rotulación o nominación de un sujeto como varón o como mujer. difiere de modo significativo según se trate de una niña o de un varón. derivan de sus características biológicas. -que no son más que lo que se piensa y se dice en un sector y en una época-.Envejecimiento y vida cotidiana Mujeres y Varones envejeciendo Autora: Lic. variable según los tiempos y lugares. Estos proyectos se vinculan con las representaciones y valores colectivos acerca de la feminidad y de la masculinidad. establece tendencias disímiles en la modalidad de construcción subjetiva. constituye modalidades diversas de inserción social y de construcción psíquica para mujeres y varones. y también en los modos de sufrir. Las diferencias individuales de fuerza.

Muy distinta es la situación de los adultos mayores en la cultura contemporánea. Se aspira a lo óptimo. 2007). Género y envejecimiento Estas tendencias generales adquieren características específicas durante el proceso de envejecimiento. se ha registrado una notable prevalencia de estados depresivos entre las mujeres. Si bien la vejez es un proceso biológico al que todos estamos sujetos. en su defecto. una vez agotada su capacidad reproductiva se les reconocía un mayor poder y consideración. El desarrollo tecnológico y la promoción del consumo. el paso de los años. las mujeres han sido socializadas para inhibir el deseo erótico en aras de la respetabilidad social. Las enfermedades médicas deterioran sus cuerpos de modo más lesivo para su salud. compensaba a los sujetos envejecientes con un incremento del reconocimiento social. vinculadas con la represión de la sexualidad.narcisistas. Aún en el caso de las mujeres. y con un déficit para comunicar y expresar afectos conflictivos asociada con una orientación hacia la actividad en el mundo exterior. y existe el deseo omnipotente de conjugar la frescura 266 . o. período vital en el que todos intentan permanecer el mayor tiempo posible. si bien disminuía las aptitudes físicas. presentan mayor abundancia de manifestaciones perversas (Freud. Las mujeres más modernizadas suelen presentar caracteres fálico. el saber acumulado por los ancianos era un reservorio de experiencia colectiva muy apreciado. que ocupaban un estatuto subordinado. y esto se ha relacionado con la sofocación de las manifestaciones emocionales en función de la prioridad asignada a los logros. 1908). y también para inhibir las manifestaciones hostiles en función de su dependencia económica y emocional y de la consiguiente necesidad de agradar. y con la lucha entre varones para ser reconocidos en los estamentos más prestigiosos de su género. Desde una perspectiva epidemiológica. Los varones por su parte. emplean esa energía psíquica en la construcción de logros sublimatorios. En esos contextos. Mientras los varones tienden a buscar la satisfacción pulsional directa de sus deseos sexuales y hostiles. 1990).Envejecimiento y vida cotidiana que los destinos de pulsión son diversos entre varones y mujeres. asociados entre otros motivos con la vuelta de la hostilidad contra sí mismas. Esto se vincula con el poder que han detentado como integrantes del género dominante. cuyos ritmos de cambio eran lentos. con lo cual su condición social y subjetiva mejoraba (Lerner. En muchas sociedades ágrafas. con lo que buscan asemejarse al ideal cultural que prevalece en la actualidad. con escasa introspección. así como de neurosis de la serie histérica. de actuaciones impulsivas perjudiciales para terceros. ya se trate de agorafobias o de histerias conversivas. que se ha construido sobre un modelo masculino. de sentimientos persecutorios y actitudes querellantes. los sentidos que adquiere varían a lo largo del tiempo y al interior de cada universo cultural. y de tendencias hacia el control obsesivo de sus afectos cercanos (Meler. han promovido una idealización de la adolescencia.

y aún en el caso de que ellas también estén divorciadas. Esta tendencia se ha visto reforzada al interior de las nuevas formas de familiarización. los mayores son objeto de discriminación. Si en los primeros matrimonios la diferencia habitual entre los cónyuges ha sido de tres años. en tanto se sustentó en una cierta explotación de los resabios edípicos no tramitados por las mujeres. relacionadas con la actual revolución tecnológica que deterioró seriamente el empleo masculino. ya sea genuina o esté reconstruida mediante las tecnologías médicas. Las uniones de hecho. Este régimen erótico se ha instalado con consenso femenino. Butler (1969) ha acuñado el término “ageism”. para referirse a la discriminación realizada sobre la base de la edad. con la acumulación de conocimientos o de recursos. ligada con su tradicional sensibilidad ante las eventuales claudicaciones de la potencia eréctil. más accesible para quienes se han especializado como trabajadores en el ámbito público. Los varones por su parte. siendo el varón mucho mayor que su compañera. Sin embargo. en las segundas uniones puede ascender a diez o quince años. Sin embargo. los varones divorciados suelen elegir como compañeras a mujeres solteras. En este contexto. subjetivadas en un contexto donde tradicionalmente han adquirido su estatuto social a través de la alianza conyugal. y que son legitimados por el imaginario que prevalece en la actualidad. las mujeres son más vulnerables ante la pérdida o deterioro del atractivo sexual juvenil.Envejecimiento y vida cotidiana juvenil. Los años aportan poder a los hombres. Es por ese motivo que se observa con mayor frecuencia la constitución de parejas donde existe una diferencia apreciable de edad. La capacidad masculina para suscitar deseo no se basa de modo exclusivo en el aspecto físico o en la potencia sexual. La acumulación de recursos o de prestigio. Vulnerabilidades diferenciadas En términos generales. puede eventualmente compensar una imagen física que ya se ha alejado del ideal adolescente. muchas mujeres aceptan estas nuevas modalidades de uniones intergeneracionales. y solo recientemente han comenzado a construir una posición sobre la base de sus logros personales. A esto se suma el hecho de que la masculinidad social atraviesa hoy por una de sus crisis periódicas. padecen otra clase de malestar. han sido percibidos como posibilidades liberadoras para que la afinidad erótica y emocional entre mujeres y varones pudiera expresarse de modo legítimo. y el poder resulta sexualmente atractivo para las mujeres. aún en ese contexto adverso para los mayores. la situación de mujeres y varones es diferente. suelen ser menores en edad. Si bien 267 . traducido por Salvarezza (1998) como “viejismo”. Ante los varones jóvenes fragilizados y las amenazas contemporáneas de exclusión social. así como los divorcios y el establecimiento de nuevas relaciones.

ya que las mujeres. de reciente implementación en Argentina. Aquellas que sí lo han hecho. siguiendo el compás de las crisis periódicas del sistema capitalista. Si bien la sexualidad y el amor constituyen aspectos de la existencia que resultan centrales para evaluar lo que se entiende por calidad de vida. recurso médico que no carece de contraindicaciones. Pueden refugiarse en su rol doméstico cuando pierden su rol económico y compensar así de algún modo el duelo del retiro. pero una vez que la acumulación capitalista y el progreso médico han resuelto esa situación. que en muchos casos genera un profundo duelo. Los varones en cambio. son más vulnerables a la jubilación. Por lo tanto. En tiempos pre-modernos la morbi-mortalidad materna era responsable de una menor esperanza de vida para las mujeres. 1997). La identidad social masculina se construye sobre la base del trabajo. las mujeres nunca están totalmente desocupadas. una feminización significativa. los hombres suelen presentarse ante los demás haciendo referencia a su ocupación. Esta situación se complica debido a que la dominación social masculina se paga con una disminución de la esperanza de vida de los hombres. En ese aspecto. La auto conservación. en un contexto donde los lazos de parentesco se han aflojado y las generaciones más jóvenes se han empobrecido en comparación con sus mayores. que es un promedio de siete años menor que lo que se observa entre las mujeres. una motivación cuya importancia se ha reconocido en el psicoanálisis contemporáneo (Bleichmar. las mujeres que hoy son mayores se encuentran en una situación de notable desventaja (Freixas Farré. Las que están en la tercera o cuarta edad. Si bien los roles maternales y domésticos han fragilizado económicamente a las mujeres. en muchos casos se han desempeñado como madres y amas de casa. se relaciona con los recursos económicos de que dispone cada sujeto en nuestras sociedades fuertemente individualistas y competitivas. La instalación de un haber jubilatorio para las amas de casa. Respecto de esta cuestión. ya que es posible ejercerlos brindando cuidados a los hijos y a los nietos. antes obligada. para hacerlas compatibles con el cuidado del hogar y de los hijos. con frecuencia buscaron ocupaciones informales o de tiempo parcial.Envejecimiento y vida cotidiana pueden resistir la presión de “viejismo” exhibiendo compañeras juveniles. pero todavía su 268 . no dan cuenta total de la situación de los sujetos. dejando atrás la dependencia económica tradicional. La difusión del Sidenafil. se incorporan al mercado de modo creciente. se relaciona con este problema social. oficio o profesión. evidencia esta situación. que con frecuencia no cuentan con la asistencia. les resulta más difícil hacer frente en la intimidad a las demandas de las mujeres jóvenes. Hoy muchas mujeres también lo hacen. encontramos que el stress que enfrentan los hombres en una sociedad individualista. constituyen sin embargo un reservorio de autoestima. Tenemos entonces muchas mujeres viudas y pobres. Esto ha generado en la cuarta edad del presente. y no han podido insertarse en el mercado laboral. competitiva y elitista afecta la duración de su ciclo vital. 1997). en tanto no caducan con los años. que posiblemente disminuya en las generaciones que envejecerán a futuro. no suelen disponer de recursos propios ni de un ingreso por jubilación. de los hijos u otros familiares. desde su juventud.

Los requerimientos emocionales de las mujeres suelen aumentar con la edad. poder y prestigio. acompañantes. La soledad en la edad madura En términos generales. en parte por su dedicación completa al trabajo y también debido a la feroz competencia que existe entre ellos. pero disponen de roles familiares que no caducan y viven un tiempo más largo. que ha sido idealizada y a vez. Vemos entonces que en los adultos mayores. 1991). encuentros y viajes entre mujeres. logran crear redes sociales sobre la base de la lucha por subsistir. ya que mueren más jóvenes. genera temores homofóbicos que dificultan salidas o viajes entre amigos. mientras que muchos varones se conforman con relaciones menos complejas y comprometidas. 269 . sufren dolorosamente las claudicaciones de la potencia sexual y el retiro laboral. cuya subjetividad tiende a organizarse sobre el modelo generado en la división sexual del trabajo propia de la Modernidad media. Los roles femeninos al interior de la familia han estimulado el desarrollo de una aptitud vincular mayor entre las mujeres. pero la sexualización que los varones suelen desplegar en los vínculos. Los hombres son generalmente menos aptos para el despliegue de relaciones amistosas. ya que el trabajo es la base de su identidad y de su autoestima. ya que luchan por el prestigio de modo constante (Tannen. 1992). sobre la alianza conyugal. ya sea debida al divorcio o a la viudez. al punto que su sí mismo ha sido caracterizado como un “ser-en-relación” (Baker Miller. mucho más oprimidas. y si bien gozan de mayores recursos. Esto favorece que establezcan redes sociales entre amigas. una función social de innegable valor. Esta tendencia se observa con mayor facilidad en los sectores medios. aceptando tener más que compañeras. mediante salidas. desconocida. Recurren entonces a la búsqueda de compañeras más jóvenes.Envejecimiento y vida cotidiana identidad se sustenta. -que aún implica con frecuencia un cambio de apellido. Los lazos sociales A estas tendencias debe integrarse lo que se observa en términos de las relaciones sociales y amistosas entre pares.y sobre la maternidad. y que compensen de algún modo la ausencia de los varones. Ellos son más vulnerables en su salud. y esto no obedece a una perentoriedad comparativamente mayor del deseo erótico sino al hecho de que el ejercicio de la sexualidad masculina está fuertemente narcisizado. que les resulta facilitada debido a su mayor poder y prestigio social y al hecho de que demandan menos de una relación de intimidad. pero incluso las mujeres de sectores populares. en tanto se considera como un emblema del dominio. al menos en parte. ellas deben hacer el duelo por su belleza juvenil y soportan mayores privaciones económicas. Esto no excluye la existencia de afectos entre pares y de relaciones masculinas de solidaridad. los varones tienden a luchar por mantenerse sexualmente activos.

De hecho. todavía está vigente en las generaciones mayores. Si bien esta situación tiende a perder efectividad. una condición social que en otros tiempos llegó a ser peligrosa para las mujeres. y más años y sólo 265 millones de hombres (Huenchuan. muy alejados de la masificación subjetiva corriente en otros tiempos. vemos que en las generaciones mayores el compromiso emocional y práctico de las abuelas con sus nietos suele exceder en mucho lo que se observa 270 . Esto ocurre por diversos motivos. Así como la importancia subjetiva del rol materno no es aún comparable con la del rol paterno. la tercera y cuarta edad. o sea. Esto no debe entenderse solo como el efecto de las inhibiciones que efectivamente padecen. diferente. destinada a las amistades y hacia los hijos y nietos. Hay más personas que viven solas. y establecen redes afectivas que las contienen. la renuncia a la actividad heterosexual se impone para muchas mujeres. Los varones no desean a las mujeres mayores. Si bien en algunos casos evidencia ciertas dificultades para relacionarse. sino también como el producto de una aptitud vincular más refinada. La soledad. Habituadas a asumir la postura de objetos deseados. 2002). Existe una inhibición ancestral de la sexualidad femenina. la “pertenencia” de las mujeres a sus maridos. existe entre las mujeres una mayor facilidad para sublimar la sexualidad y para transformarla en ternura. porque se demanda más de los vínculos. 2008). son muy sensibles al deterioro de su capacidad de suscitar deseo. en la edad madura puede manifestar el logro una integridad del self establecida a lo largo del ciclo vital. hoy en día ha adquirido un estatuto más dignificado. tendiente a favorecer la fidelidad. y se repliegan para evitar rechazos. Finalmente. al menos en la actual generación de mujeres mayores. En la actualidad hay en el mundo 328 millones de mujeres de 60. 1995). En ese contexto. y mueren antes. La sexualidad es una actividad poco narcisizada para las mujeres (Dio Bleichmar. esta tendencia se explica porqué deben hacer de necesidad virtud. 2009). no se conforman con relaciones “como si”. que cumplan con el propósito de generar una imagen adaptada a las expectativas del entorno. intereses y amistades. que logran auto sostenerse sin involucrarse en relaciones adictivas. los hogares unipersonales constituyen una tendencia mundial en ascenso y en buena medida están habitados por varones jóvenes y por mujeres maduras (Wainerman.Envejecimiento y vida cotidiana Las mujeres toleran mejor las situaciones de abstinencia y privación sexual. las mujeres mayores. La abuelidad y la construcción de un sí mismo plural En este panorama de las formas en que mujeres y varones transitamos de modo similar y a la vez. Por lo tanto. Existe una creciente selectividad. independientes y a la vez conectadas. más que a ubicarse como sujetos deseantes. transcurren en ocasiones por un período de su ciclo vital donde disfrutan de la autonomía. Los individuos postmodernos. incluso en edades juveniles. El temor a la censura opera como un eficaz agente disuasivo. y la vida individual es una opción que hoy no asusta (Irigoyen. que permite desplegar una intensa vida interior. el ejercicio de la abuelidad es una referencia obligada. Al mismo tiempo.

(1992). esa trabajosa construcción ilusoria y al mismo tiempo real. los que hoy son mayores. 2000). En este aspecto la ilusión viril también crea dificultades evitables. tiende a ser desinvestido. J. según considero. difieren de las mujeres en cuanto a la importancia que asignan al vínculo amoroso con los niños y los jóvenes. o por clausurar la sexualidad para no exponerse al fracaso. mientras que los hombres moderan sus tendencias dominantes. se facilita en tanto se invisten con amor las nuevas generaciones. que hace recomendables como opción. pero es necesario encuadrarlo en el reconocimiento de la efectiva disminución del deseo erótico y la progresiva atrofia de los genitales. En términos generales. La desinvestidura gradual y parcial del self. sin embargo. cuando llegue su tiempo. están atravesadas por un clima hipomaníaco donde se enfatiza la posibilidad de sostener la sexualidad hasta edades avanzadas.Envejecimiento y vida cotidiana entre los abuelos. asemeja sus estilos de vida a la experiencia masculina. Hacia una nueva psicología de la mujer. representación subjetiva que permite reconocer que la individualidad aislada es una ilusión. Esto no deja de ser cierto. de gran valor para los mayores. y que somos seres en cierto modo. Sin embargo. A medida que pasa el tiempo. saludable. en tanto muchos varones al percibir las frecuentes señales de impotencia eréctil. en tanto la inserción laboral contemporánea de las mujeres. Es probable que esta tendencia se revierta. y que este sea. Barcelona: Paidós. John Moore (1994) ha abogado por modalidades eróticas que me han parecido semejantes a lo que reportan las parejas lesbianas (Meler. en el contexto de una cultura elitista y omnipotente. 271 . ya que los varones jóvenes que hoy integran el sector de los “nuevos padres”. y desplegar aptitudes laborales y creativas. que deberá fundarse sobre bases alternativas al contrato tradicional. La negación maníaca del envejecimiento no impide que se desarrolle un proceso de desinvestidura narcisista del sí mismo. lo que sugiere que se produce una moderación de la masculinidad hegemónica durante el proceso de envejecer. en la tercera edad. a medida que pasa el tiempo. modalidades no coitales de intercambio genital. optan por auto medicarse con el consiguiente riesgo cardíaco. también “nuevos abuelos”. BIBLIOGRAFIA Baker Miller. mientras que hoy la referencia a la muerte parece proscrita. se observa un proceso de disminución de la polaridad entre los géneros. las mujeres logran un mayor aplomo y desarrollan sus aptitudes vinculadas con el liderazgo. No se trata de una renuncia melancólica. 2001). Este es un buen momento del ciclo vital para que se produzca un acercamiento en las parejas estables. Esto ocurre hoy a lo largo de todo el ciclo vital. serán. condenados a la vinculación. en un trabajo de duelo anticipado mediante el cual nos preparamos para la muerte. que aún las publicaciones profesionales sobre el tema de la vejez. En especial. el Yo. He tenido ocasión de observar (Meler. En el Medioevo se aludía sin pudor a la preparación para el “bien morir”. Esa relación es. sino de reemplazo gradual del Yo por el “nosotros”.

(1998). R. (1994) Y ¿qué pasa con los hombres? Santiago de Chile: Cuatro Vientos. 272 . Barcelona: Crítica.Envejecimiento y vida cotidiana Bleichmar. qué año es: 1982 o 1955. S. CEPAL. Huenchuan. G. En Varones. Envejecimiento. I. Secretaría de Extensión. Meler. (comps. (1995). Universidad de Córdoba. España. (2008). La domination masculine. Santiago de Chile. La creación del patriarcado. ---------: (2001) Ponencia: “Aportes del enfoque de psicoanalítico de género para la comprensión del proceso de envejecimiento”. H. I. Cátedra Psicología de la Tercera Edad y Vejez. Hirigoyen. Las nuevas soledades. E. París: Seuil. (1969): “Ageism: Another form of bigotry”. varones y salud mental. Freud. En The Gerontolist 9. (1955). P. y Meler. En Miradas sobre género. J. San Luis: Universidad Nacional de San Luis. VI Jornada de Psicología de la Vejez: Envejecimiento y vejez. En Obras Completas. “La moral sexual cultural y la nerviosidad moderna”. Género y subjetividad masculina. Un estudio psicoanalítico”. Moore. Dio Bleichmar. (1908). Butler. Buenos Aires: Paidós. Procesos intra e intersubjetivos. (1997). Leonor Oliva y Nelly Mainiero. Secretaría de Extensión Universitaria Universidad de Buenos Aires. El feminismo espontáneo de la histeria. J. Madrid: Morata. En Anuario de Psicología. “Envejecimiento y género: otras perspectivas necesarias”. El enfoque psicoanalítico y los aportes de los estudios de Género”. (1997). de Burin. (2009). Facultad de Ciencias Humanas. (2000). “La sexualidad masculina. Desarrollo de la sexualidad humana. Avances en psicoterapia psicoanalític. Aportes desde el conocimiento.). Madrid: Adotraf. Freixas Farré. M. A. 1982. derechos humanos y políticas públicas. Buenos Aires: Amorrortu. Money. ----------: (2007) “Mujeres. Barcelona: Paidós. pág: 243-246. S. (editora). Bourdieu. (1990). M. Lerner. Facultad de Psicología.

Buenos Aires: Paidós. Tannen. 273 . Wainerman. trabajo y género. Una mirada gerontológica actual.Envejecimiento y vida cotidiana Salvarezza. Tú no me entiendes. En La Vejez. Miguel Strogoff y los viejos. D. Buenos Aires: UNICEF/ Fondo de Cultura Económica. Buenos Aires: Javier Vergara Editor. A propósito de la construcción del imaginario social sobre la vejez”. (comp. compilador (1998). “Fausto.): (2002) Familia. C. (1991). L.

.

XI EJE EDUCACIÓN .RECURSOS HUMANOS .

.

fundamentos y estrategias de intervención: posición acerca de la educación como un derecho y como un bien social. pero también. Programa de Educación Permanente de Adultos Mayores. los lugares asignados y ocupados en la familia. perteneciente al PEPAM (Programa de Educación Permanente de Adultos Mayores. psicológicos. Gabriela Bravetti Lic. es puerta de acceso para la formulación del proyecto futuro y el reposicionamiento del envejecente en una nueva dimensión simbólica. trabaja y reflexiona sobre los cambios biológicos. Estos trabajos se nutren y van en consonancia con los desarrollos que venimos realizando en el marco de las investigaciones sobre envejecimiento. Elisa Urtubey Facultad de Psicología. las experiencias e intervenciones en educación con mayores como recurso para favorecer la calidad de vida de los mayores. FAHCE. cómo cambian el cuerpo. los efectos de la longevidad en el plano colectivo e individual.90 El área de transformaciones del envejecer estudia. 277 . propiciando el reposicionamiento subjetivo en el marco de las transformaciones del envejecer. plurales y diferentes en función de sus modelos. han contribuido a redefinir y consolidar escenarios de acción en lo que hace a las intervenciones con la población de personas mayores. concepciones. (UNLP). de la Facultad de Psicología. uno de los contextos posibles en los que los mayores tramitan su envejecimiento y redefinen su lugar como sujetos en una sociedad que los reconoce como tal. de poder fundamentar desde los aportes de la psicogerontología. Marina Canal. En las últimas décadas se ha producido una expansión y consolidación de experiencias educativas orientadas a la población de mayor edad. Nos interesa realizar una presentación conjunta dado que los fundamentos teóricos y metodológicos acerca del envejecimiento y el trabajo con grupos sostienen el 90. En este sentido sostenemos que descubrir y reconocer los cambios a la par que elaborar las posibilidades. Constituyéndose así prácticas concretas pero también espacios compartidos y recursos subjetivos. como también los desarrollos técnicos y científicos en el campo gerontológico. en convenio con la Facultad de Psicología). los intereses. y en las actividades en el Programa UPAMI. sociales: pensar cómo se envejece. los modos de relación. como lo es en la temática de educación de mayores. los grupos y la sociedad. FAHCE-UNLP. Universidad Nacional de La Plata.com Lic. El presente trabajo tiene por objetivo presentar propuestas de talleres y grupos de reflexión correspondientes al Área Abordaje a las Transformaciones del Envejecer. Las transformaciones socioculturales de estos últimos tiempos. y es este el caso. E-mail: marinacanal@hotmail.Envejecimiento y vida cotidiana Experiencias e intervenciones en educación con mayores: Fundamentos desde la psicogerontología Autoras: Lic.

en tanto las representaciones. En el marco creativo y de elaboración implícito en los procesos de enseñanza y aprendizaje se facilitarán tanto nuevas significaciones de experiencias pasadas.Envejecimiento y vida cotidiana funcionamiento de los mismos y su desarrollo a lo largo del tiempo. los sentidos y las conductas motivadas por la percepción de que algo ha cambiado vuelve desde el otro como imagen a ser reconocida o rechazada. para reconocerse activo en este proceso. Los efectos de sentido. y construir o inventar nuevas formas de vivirla (Iacub. como significaciones de hechos novedosos. sus vínculos y representaciones. La historia subjetiva no está tomada en sentido lineal de sucesión de hechos y experiencias. la propuesta de explorar. permite muchas veces abrir una “memoria” que se suponía ya cerrada. reflexionar. descubriendo potencialidades ya sean olvidadas. sino en un devenir con momentos privilegiados de reestructuración y complejización psíquica. Fundamentos psicogerontológicos Sostenemos que las transformaciones en la subjetividad del envejecente afirman la idea de pensar que el sujeto no se constituye de una vez y para siempre. desestimadas o completamente insospechadas. 2001). renunciando transitoriamente a esa “última versión” a la que llegó el adulto mayor en su conocimiento formal. es el proceso de historización el que adquiere valor central en el procesamiento de los cambios que se producen. otorgando e inscribiendo el sentido de todos y cada uno 278 . lo intrasubjetivo y transubjetivo de manera que favorezcan el reposicionamiento singular. modificarán también la interacción con los otros. Es por ello que el propósito de nuestras intervenciones será en constituirse en medios para precipitar las transformaciones en lo intersubjetivo. Consideramos una oportunidad para reflexionar acerca de los efectos en la subjetividad de las personas mayores que participan en este tipo de grupos y talleres. con su realidad social. Pensar la vejez como otro momento del devenir donde. realiza la tarea de activo “historiador”. con sus vínculos. a través del yo. discernir. Si las transformaciones del envejecer modifican la imagen que el sujeto posee de él mismo. escuchar y experimentar junto a otros en un encuadre grupal. por un lado el Sujeto se enfrenta al trabajo de subjetivación de estos nuevos requerimientos construyendo “su” vejez y a su vez pensar al propio sujeto siendo construido en la interacción con otros. las representaciones sociales y sus valoraciones acerca de lo que una cultura en particular considera acerca del envejecimiento humano construirán determinados espacios y recursos que a su vez posibilitarán mayores o menores expectativas para subjetivar la vejez. etc. Proceso de envejecimiento y elaboración psíquica Más allá de la cuestión de la edad en la consideración del envejecimiento. Es volver a poner en juego aquellos esquemas exploratorios. Frente a esquemas de conocimiento ya consolidados a partir de generalizaciones de experiencias singulares previas. sino como proceso en el que el sujeto. al modo de desafíos que el adulto mayor encuentra en la relación con su cuerpo.

lo ambiguo y por lo tanto las paradojas. puede posibilitar la producción de una trama grupal. animarse a sostener una paradoja. de encuentro con un vació. intereses. lo incompleto. La producción del asombro devenga deseo de saber. Siguiendo la propuesta de Winnicott de sostener y transitar la paradoja y no de resolverla. Múltiples devenires. lo diverso. La función será entonces abordar la paradoja de modo tal que se convierta en un estimulo para pensar. de balance. La incorporación de contenidos o vivencias nuevas promoverán la resignificación de ciertas experiencias de vida. Bloques y desbloques que desbordan la capacidad de capturar e ir más allá de aquello que se quiere interpretar. Fernández). Intensidades. La figura de paradoja como modo de intervenir que puede propiciar ciertos efectos. reconocimiento de logros. proyectos. La labor llevada a cabo por el equipo docente (coordinador docente y observador) facilitará la expresión de lo indecible. de lo movilizador de la temática y el análisis. En los grupos es necesario experimentar con otros. propiciatoria de “anudamientos” de subjetividades. El pensamiento CREADOR. La función del coordinador y su actitud son el lugar fundamental por donde un grupo se va armando. Reconocemos entonces que el envejecente que participa de las actividades se encuentra en dicha tarea elaborativa. Todo proceso de grupo y de reflexión abre interrogantes. aquello que ya no podrá ser. La actitud del coordinador en su posibilidad de demora. El fenómeno grupal sucede como la poesía.Envejecimiento y vida cotidiana de los actos de su vida. las antinomias no son obstáculos sino momentos constitutivos de cualquier discurso. sostener una tensión sin la compulsión a resolverla. modo que permitirá ver lo mismo de otros modos. Consideramos que las prácticas propuestas desde lo grupal apuntan a propiciar como “ambiente facilitador” (Winnicott) el trabajo de procesar y significar desde la participación y el encuentro con otros que lo lleva a su propia revisión histórica. Acerca de la metodología Destacamos el lugar del grupo como un espacio para la exploración de posibilidades. posibilidad de soportar una tensión más que en dar y otorgar una respuesta. Contribuir con su función a construir redes grupales 279 . pero también de aceptación de limitaciones. lo múltiple. Momento de metamorfosis. y promoverán también la reflexión acerca de los condicionamientos y limitaciones. o habrá que renunciar. con el soporte de otros organizadores. tendencias que caen para permitir la reformulación del proyecto de vida. anulando uno de los pares antinómicos y actitud de poder soportar la paradoja.M. “Actitud transdisciplinaria” (A. implicará siempre poder sostener algo del orden de la paradoja. Desplegar lo plegado. saliendo de la lógica de lo “uno y lo otro” y dando cabida a lo heterogéneo. Genera nuevas preguntas. Es un proceso abierto y en la medida que se formulan preguntas este proceso se mantiene vivo. Lo incierto. La función del coordinador estará en facilitar el despliegue de la potencia que está en el grupo. que a posteriori permite observar efectos que tienen que ver con la salud y el autocuidado.

las características del pensamiento del adulto mayor. Otorgado lugar a la elaboración singular y subjetiva en un proceso de constitución – transformación psíquica. etc. como un proceso. y como efecto de una compleja trama vincular. contradicciones pero también nuevas representaciones y movimientos instituyentes de creatividad vincular y subjetiva. este seminariotaller se propone abordar el tema del funcionamiento de la inteligencia en los adultos mayores. el vacío. La metodología de trabajo consiste. como un modo de disipar posibles temores o preocupaciones y de reconocer las transformaciones esperables y sanas que acompañan a la inteligencia y a la memoria en el proceso del envejecer. A partir de diversos aportes de la Psicología. desordenes de un modelo de las organizaciones familiares. la adolescencia. en tanto seminario-taller. A la vez. Propuestas de intervenciones grupales A continuación detallamos las diferentes propuestas con las que venimos trabajando. o grupos de reflexión: Seminarios-Taller: Transformaciones en la familia actual: la propuesta apunta a pensar en las transformaciones que en las últimas décadas se han presentado en la familia: crisis. dar cuenta de este tiempo complejo. la falta. sino en sostener la pregunta. en articular los conceptos teóricos abordados con aspectos concretos del funcionamiento de la memoria y la inteligencia.Envejecimiento y vida cotidiana que permitan la producción de marcas singulares bordeando el malestar. para comprender qué procesos están en juego (los cimientos de su identidad. donde se plasma una singular expresión de los cambios . así como también diferentes momentos claves en el devenir del sujeto. así como los mitos y verdades sobre el llamado “declive intelectual”. En este sentido la producción se realiza. el desarrollo infantil. evitando llenar con contenidos o “recetas” las formulaciones de lo mayores. Desarrollamos el concepto de lo psíquico y su especificidad. las transformaciones y el proceso de envejecimiento. se identifican las condiciones que permiten la actividad del pensar y se reconocen las transformaciones de la inteligencia a lo largo del desarrollo humano y. inter y transubjetiva. transformaciones. son así revisados y discutidos en el grupo. La participación de los alumnos y el intercambio de ideas son 280 . cómo los diferentes momentos históricos cruzan y afectan directamente los vínculos. produciendo a veces interrogantes. la constitución de una pareja. Los vínculos y la construcción de la psíquico: los contenidos se organizan en función de comprender la construcción del aparato psíquico a través del tiempo. talleres. El tema de los cambios en la memoria y la inteligencia que acompañan a la edad.) Memoria e Inteligencia en las Personas Mayores: En ese sentido. particularmente. por la complejidad y heterogeneidad de modelos de funcionamiento familiar que coexisten. en tanto dimensión intra. y especificamos su metodología ya sean seminarios-taller. la familia.

propiciar la utilización de la palabra como medio de expresión de ideas. donde sea posible escuchar. reconocer al otro y a uno mismo en el proceso del intercambio. la soledad. Los objetivos propuestos fueron: abrir un espacio de reflexión. Borges. Se armó entonces un espacio para leer al que se denominó “lectura compartida”. desde su temática. Mastretta. Gorodischer. hay puntos en común con ambos: se objetiva un aprendizaje y se pueden producirse efectos terapéuticos al promover entre los adultos mayores. Benedetti. motivar el intercambio. Taller: Lectura Compartida: La propuesta se inició en sus comienzos a partir de una demanda explicita realizada por una persona mayor quien había perdido su visión casi por completo y expresaba desear con una actividad que denominaba vital para sí. En este sentido el material literario es un pretexto disparador de temas que son de interés de los participantes. la reflexión. estimular el encuentro con pares a partir del dialogo. En estas actividades. Grupo de Reflexión Envejecer hoy. Así como también construir o formalizar herramientas conceptuales a modo de sustento y recurso.Envejecimiento y vida cotidiana considerados necesarios para ello. Allende. la labor llevada a cabo por los equipos docentes es priorizar la capacidad de pensar y reflexionar en grupo. de pareja. excusa. etc. etc. su forma literaria. múltiples. la realidad vincular y social cambiante e incierta que los interroga. Las temáticas trabajadas fueron: el amor. El taller se consolidó desde la participación activa en la reflexión de temas de interés para los mayores. Sin embargo. y sus autores. la discusión y el intercambio de ideas vinculadas al proceso del 281 . los vínculos familiares. Las lecturas que se proponen son variadas. experiencias de los propios mayores (sus propias transformaciones vitales. del aprender con otros. preguntas para un presente: La propuesta consiste en la conformación de un grupo de reflexión. Algunos de ellos son Cortazar. Neruda. diversas. su propia idea de envejecimiento y su proyecto identificatorio). artículos periodísticos. amigos. Sostenido desde una estructura de taller de reflexión con el fin de leer en compañía y reflexionar a partir de su contenido. a la hora de pensar y poder representar vivencias. Calidad de Vida: Se propone trabajar desde las nociones que cada uno de los participantes tiene acerca del concepto de calidad de vida en función de las transformaciones multidimensionales del envejecimiento. Promover que la lectura sea un medio. como de un grupo terapéutico. que apunta al tratamiento de aquellas problemáticas vinculadas con el envejecer. la muerte. para la producción de sentido y significación de un nuevo momento del devenir del sujeto a partir del reconocimiento de los cambios propios. En el encuadre de esta propuesta se diferencia este espacio tanto de un seminario o curso con la tradicional relación docente-alumno.

Bs. Madrid: SXXI Ed. El aprendiz de historiador y el maestro brujo. Propiciar su inclusión en actividades intelectuales. con otras generaciones. Aulagnier.: Amorrortu Ed.está formado por un coordinador grupal y un observador que elabora una crónica de cada reunión. propiciando el establecimiento de nuevas experiencias vinculares. de reflexión. compartir. BIBLIOGRAFIA Aulagnier. El equipo coordinador –licenciados en psicología. de revisión y de reformulación en la vejez nuevamente apela a la alteridad para realizarse: ya que participar. la expresión. (1994).enriquecedora con pares. Favorecer la participación de los adultos mayores por medio de estrategias grupales brindaría la posibilidad de crear nuevos espacios de interacción significativa con otros. (1984). discutir con otros es el escenario propicio para lograr.Envejecimiento y vida cotidiana envejecimiento. así como revisando las representaciones sociales respecto del envejecer y sus posibilidades. interviniendo en el proceso de transformación de sí. Condenado a investir en Un interprete en busca de sentido. convirtiéndose en una herramienta de prevención en favor de la salud. creativas. plantearemos que este trabajo de historización. la integración . As. y nuevas metas que el adulto mayor podrá investir significativamente. 282 . a modo de memoria grupal. “ese equilibrio entre lo uno y lo múltiple que todo sujeto necesita para constituir su identidad” Roudinesco (2002). de la realidad. A su vez en la familia y sociedad. quienes tienden a profundizar su interés y recursos para mantenerse vitales frente a su devenir personal. Así entonces la persona mayor puede avanzar creativamente produciendo transformaciones en su identidad. se construye un nuevo concepto de vejez que propicia la integración de los mayores Si planteamos entonces un psiquismo abierto a constantes intercambios. abre un espacio de aprendizaje significativo en tanto incentiva el intercambio. si pensamos la vejez como otro momento de elaboración psíquica. artísticas. P. Conclusiones La participación e integración en una propuesta educativa no formal y permanente conlleva un lugar activo y dinámico para envejecentes. P. favoreciendo la elaboración de las transformaciones y del proceso identificatorio. con encuadre grupal.

(2002). Petriz.. J. M. azar. Iacub.). Vol 4. Bravetti. Buenos Aires: Manantial. Buenos Aires: Amorrortu TXXII. G. 283 . estrategia para la promoción de salud y reformulación del proyecto personal” en Orientación y Sociedad. (2001). Barcelona: Anagrama Roudinesco. viejos problemas. Buenos Aires: Fundación Navarro Viola. El envejescente en el mundo actual. Winnicott. G. Iacub. D. Proyectar la vida. Buenos Aires). (2006) Una vida extra. Hacia el cambio cultural. De Granada. España. (2002). G. de la Educación. S. S. Lo reversible y lo irreversible. E. UNMdP/ Ministerio de Desarrollo Social. Petriz G. una bomba colectiva. La longevidad: un privilegio individual. Carta a Romand Rolland (Una perturbación del recuerdo en la Acrópolis). Facultad de Psicología. UBA. De Ext. M. Argentina. El desafío de los mayores. La familia en desorden. N. Barcelona: Ed. Determinismo. Rosnay. Mar del Plata. (1988) Realidad y juego. en Ver y vivir la ancianidad. Petriz. Canal. temporalidad y devenir. L. Buenos Aires: FCE 2003. Bravetti. (2004) “Educación Permanente. Hornstein. Psicología de la mediana edad y vejez. E.Servan-Screiber J-L. R. M. (1994) (comp. Universitaria. G.UNLP. Temporalidad. Canal.. Bilingüe. Petriz. nuevos interrogantes.) Sec. en Bleichmar. Freud. (1936). (2007) Nuevas dimensiones del Envejecer.Envejecimiento y vida cotidiana Fernandez Lópiz.. Facultad de Humanidades y Cs. (1994). Gedisa (5° re imp. ACA ES PETRIZ?? (comp. 2003/2004. (2007). Univ. en Memorias de las XIV Jornadas de Investigación de la Facultad de Psicología de la Universidad de Buenos Aires y Tercer Encuentro de Investigadores del Mercosur. La Plata. Teorizaciones desde la práctica. Granada. (2007) “Modalidades actuales del envejecer y proyectos de vida”. Una mirada desde la Psicología. (2007). Delucca. determinación. Psicogerontología para educadores. BuenosAires: Paidós. R.

.

XII EJE TERAPIA OCUPACIONAL .

.

reflexionando acerca de los alcances y expectativas que la inclusión a nuevas tecnologías despierta en la población añosa. concurrente al Programa. La tecnología se presenta en el discurso de los medios como elemento clave de transformación social. Fundamentación El adulto mayor no debe quedar al margen del nuevo manejo del mundo. “Sin computación no seremos nada” (Blanca 82 años). La digitalización de la cultura determina que quien queda fuera de las tecnologías de la información y la comunicación quedan en algunos aspectos excluidos. En este desafío se deben socializar continuamente los adelantos tecnológicos que atraviesan nuestra vida cotidiana. Recorreremos la experiencia de este año de trabajo. Ministerio de Desarrollo Social.ar Programa Hogares de Día para Tercera Edad. Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires. La Estrategia Regional de implementación para América Latina y el Caribe del Plan de Acción Internacional de Madrid sobre el envejecimiento plantea que “los cambios tecnológicos pueden contribuir a la alienación de las personas de edad carentes de educación o capacitación… La tecnología puede utilizarse para unir a las personas 287 . Uno de los aspectos que se consideran de vital importancia es la alfabetización digital para favorecer el acceso de los mayores a las nuevas tecnologías.Envejecimiento y vida cotidiana Los centros de inclusión digital. cultural y económica. Introducción En el marco del Programa Hogares de Día dependiente la Subsecretaría de Tercera Edad del Ministerio de Desarrollo Social del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires se crean cuatro Centros de Inclusión Digital (CDI). Por lo que la alfabetización digital no limita su alcance a la transmisión de conocimientos técnicos y operativos sino que alcanza una dimensión semiótica y cultural. e -mail: equipohogares@yahoo. Subsecretaría de Tercera Edad. Autora: Lic Susana Rubinstein.com. Un acercamiento de los adultos mayores a las nuevas tecnologías. No es sólo una cuestión de aprendizaje y utilización de las novedades tecnológicas sino que se trata de favorecer su uso para mejorar su independencia y su calidad de vida. Resulta necesario propiciar un cambio cultural que lleve a que las sociedades sean más incluyentes con las personas mayores.

Un 60 por ciento del grupo tiene 75 años y más (ver gráfico 1) y dentro de este grupo de viejos-viejos un 30 por ciento está conformados por mayores de entre 80 a 89 años (ver gráfico 2) Con relación al nivel educativo alcanzado el 48 por ciento de los adultos mayores que están participando de la experiencia no superaron el nivel primario. De esta manera. (CEPAL 2004). Descripción del Proyecto Los Centros de Inclusión Digital surgen de un convenio de colaboración entre el Ministerio de Desarrollo Social del GCBA y La Fundación CDI Educación Digital. Por consiguiente. 288 . contribuye a mejorar la calidad de vida de las comunidades locales y de las personas. A cada integrante se le realiza una breve encuesta en la que se releva las motivaciones frente a este nuevo aprendizaje En la misma se les consulta acerca de las emociones que despierta esta nueva experiencia. La población que actualmente está participando en los cursos está conformada por adultos mayores. Durante la semana el grupo debe asumir el compromiso de ejercitar con el apoyo del equipo de trabajo de cada hogar de día. También se indaga si adquirieron conocimientos previos tanto de computación como de dactilografía y si disponen de computadora fuera del ámbito del hogar (ver cuadro 1). la Fundación es una organización no gubernamental. Los CDI tienen como objetivo principal acercar la informática a comunidades excluidas digitalmente. Sólo un 9 por ciento tiene estudios terciarios completos. hombres y mujeres concurrentes a los hogares de día. la participación y la adaptación a los cambios tecnológicos de las personas de edad”. Cada Centro de Inclusión Digital cuenta con diez computadoras conectadas a Internet. Las mismas no disponen de ninguna adaptación específica para ser utilizadas por adultos mayores que podrían presentar alguna limitación funcional. La participación de los concurrentes al taller es voluntaria. habría que adoptar medidas para permitir el acceso. la soledad y la separación entre las edades. El taller tiene una frecuencia semanal y una duración de una hora. De acuerdo a lo que define el Equipo Pedagógico de la Fundación CDI en el Módulo Introductorio para Responsables de Escuelas CDI. utilizando la tecnología de la información y la comunicación como herramienta para fomentar la responsabilidad social.Envejecimiento y vida cotidiana y contribuir de esta forma a reducir la marginación. que promueve la inclusión social de distintas comunidades. coordinador y auxiliares. otorgando nuevas oportunidades de desarrollo mediante la promoción de la formación ciudadana y la capacitación en el uso de herramientas de informática.

digamos. pudiendo así espiar las más íntimas relaciones humanas”. podemos encontrar testimonios culturales que atestiguan la existencia de una continua guerra entre el hombre y la máquina o.. …Esta ansiedad por las máquinas no es.Envejecimiento y vida cotidiana La mayoría de los encuestados refiere que frente a la computadora siente en primer lugar curiosidad y en segundo lugar inquietud. 89 años). en particular en lo que se refiere a los modos de comunicación. casa. han transformado hábitos y costumbres. trabajo. entre otros. un fenómeno característico de la era informática. La máquina como extensión del hombre. que pareciera que la computadora podría resolver. complementados por el telex y el fax. redes telemáticas y celulares. Siguiendo esta línea de pensamiento observamos que lo que subyace es el descubrimiento de los alcances y limitaciones de esta máquina. que puede encontrar conexiones entre datos que pasarían desapercibidas para ojos humanos. A la pregunta de qué quieren buscar responden con necesidades primarias. la máquina como posibilitadora de superación. También al consultar acerca de alguna personas que les gustaría localizar. Retomando la cita anterior “el ordenador pasa de la ciencia a la imaginería popular como una entidad que nunca olvida hechos. “Las computadoras. La expansión de Internet (en particular el correo electrónico y las diferentes modalidades de chat) y la telefonía celular representó no sólo un incremento de los canales disponibles 289 . sino también de su creciente velocidad de tratamiento de la información almacenada. el correo y el telégrafo dominaron la comunicación interpersonal a distancia durante la mayor parte del siglo veinte. Caballero Quemades y V.. aparece el interrogante “¿si la persona no está en Internet es que murió?” “Lo veo increíble que en un aparatito de esto haya tantas cosas” (Jorge. Monroit Climent (2004): “El poder intimidatorio del ordenador [. A lo largo de la historia.. su entorno técnico. casi apelando al pensamiento mágico: busco novio. Tomando las palabras de F.]” Considero interesante reflexionar acerca de las primeras consultas realizadas por los integrantes de los CDI al iniciarse en las búsquedas por Internet. Frente a la pregunta acerca de las motivaciones que lo llevan a aprender computación casi la mitad de los entrevistados afirma que es para comunicarse. El teléfono. como pudiera parecer a primera vista. símbolos y números. cuya efectividad es extraordinaria cuando se emplea para labores de monitorización y control..] deriva no sólo de su gran capacidad de memorización de datos personales de variado contenido que puedan componer un perfil informático de los individuos. [.

Esta etapa está motivada intrínsicamente. vinculada con la tendencia a la instantaneidad y la ubicuidad”. Debemos tener en cuenta que las posibilidades de graduar la actividad se ven limitadas por los equipos que fueron entregados. facebook. queda asociada a la curiosidad que los mueve a incluirse en el taller. es decir. Este lenguaje resulta incomprensible para los inmigrantes digitales. (Alejandro. Entonces se abre el interrogante acerca de qué nos proponemos como nivel máximo de desempeño. 2006). de hacer mal las cosas”. existe un predominio del placer funcional. El ambiente debe ser seguro y ofrecer estímulos de desafío justo. descubrir y expresarse generándose un sentimiento de curiosidad y excitación. Desde que participo en las clases mejoró mi comunicación con mis nietos. es un poco de miedo. 290 . de exigencias alcanzables.Envejecimiento y vida cotidiana sino también una transformación cualitativa de primer orden. 2008) “Cada vez que me siento en la computadora me siento como en primer grado. “Según Mary Reilly (1969) todo comportamiento ocupacional se produce a través de un continuum de desarrollo dividida en tres etapas jerárquicas: etapa de exploración. (Levis. sin duda.” (Pellegrini Spangenberg. que ya no me quedo al margen de algunas conversaciones. Chatear. Debemos considerar que el uso de la computadora exige un alto nivel de destrezas en el cual la precisión es un requerimiento ineludible. al introducir una nueva percepción del tiempo y el espacio. ¿a qué se refieren cuando la mayoría afirma que quiere acceder al uso de la computadora para comunicarse? ¿Refieren a utilizar el correo electrónico y el msn? ¿A la comunicación instantanea a la velocidad? ¿O hablan de comunicarse con el otro compartiendo un mismo idioma y un mismo código? Hablan de comprender cuando alguien en los medios masivos utilizan los neologismos que devinieron con la era digital. (Beba 81 años). Viana Moldes. 76 años). Pero. Entre las demandas de la actividad podemos identificar habilidades motoras habilidades de comunicación y destrezas de procesamiento. etapa de competencia y etapa de logro. me integran a la charla. nutriendo el desarrollo de las destrezas. Las limitaciones funcionales y las dificultades de equipar a las máquinas con adaptaciones complejizan el aprendizaje para alcanzar la etapa de competencia. M. Esta etapa. en donde aparece la sensación de autoconfianza y aumenta el dominio personal. Refiere que todo comportamiento se inicia en una etapa exploratoria donde la persona tiene la oportunidad de aprender. de romper. y el lenguaje propio de la actividad. googlear.

Los estimulamos a disfrutar de esta etapa de exploración ayudándolos a que el miedo a equivocarse no los paralice y favorecemos el aprendizaje colaborativo. por ejemplo. Reflexiones finales Acercarse. los cambios en lo sensorial y la función inhibitoria impactan en la rapidez de aprendizaje. ¿Se animarán. Ante las ansiedades que aparecen fue necesario incorporar a la dinámica de los encuentros un espacio de reflexión en el cual se comparten las dificultades. También se ponen en común estrategias de aprendizaje. aun sin alcanzar a vencerlos. compartir. ¿llegar a la etapa de logro sería el objetivo? Quizás no todos alcancen este nivel de desempeño. (Park. sus desafíos. En este espacio hablan de los temores. No debemos dejar de destacar que a la brecha digital. aquí se suma la brecha social. concurrentes a los hogares de día abre algunos interrogantes: ¿Estos espacios facilitarán el uso de la tecnología aplicada a la vida diaria?. y para que puedan descubrir intereses en relación a estos nuevos aprendizajes. 75 años). Schwarz. Desde mi perspectiva. Los participantes lo perciben. los acompañábamos para que puedan reconocer los avances. 291 . aprender son verbos que resuenan en todas las entrevistas. ya que la mayoría no cuenta con computadora ni puede acceder a adquirirla. “Me resulta un poco difícil. (Blanca. “Es importante no quedarse en el tiempo. a utilizar el cajero automático? ¿Cuánto impactará en sus vidas cotidianas pudiendo incorporar a sus hábitos el uso de nuevas tecnologías? ¿Cuál será el nivel de desempeño que alcanzarán? Considero enriquecedor poder desarrollar un seguimiento que nos permita valorar el impacto de estos aprendizajes. Los cambios en la velocidad de procesamiento de la información. este primer acercamiento a la tecnología de este grupo de adultos mayores. 2002).Envejecimiento y vida cotidiana Pero. apuestan a ser parte de la era digital. existente entre los inmigrantes digitales a los nativos. investigar. Hay sobradas evidencias para poder afirmar que en el envejecimiento normal se presentan cambios en la esfera cognitiva que determinan el ritmo de aprendizaje. Se trabaja la tolerancia a la frustración y se revisan las motivaciones y el compromiso. (Juan Carlos 84 años). descubrir. sus partes. hay cosas que necesito que me las repitan porque se me van”. el funcionamiento de la memoria de trabajo. más allá de las limitaciones. no me queda grabado todo. más allá de las dificultades. lástima que me cuesta. me cuesta bastante”. y el logro sea conocer y comprender el idioma de la computadora.

Envejecimiento y vida cotidiana Gráficos y cuadros Edad 60 a 75 40% 60 a 75 75 y más 60% 75 y más Gráfico 1 Distribución por edad 70-74 9% 75-79 29% 80-85 21% Gráfico 2 65-69 26% 85-89 9% 60-64 6% Nivel educativo alcanzado Secundaria Incompleta 16% Secundaria Completa 16% Primaria Completa 35% Terciaria Incompleta 11% Terciaria Completa 9% Primaria Incompleta 13% Gráfico 3 292 .

1 22.0 41.7 83.7 25.2 34.6 57.1 20.ar/secciones/Articulos/levis_chat.1 7.0 60.7 16.3 42.0 26. N.0 16. En Polonio.3 30.7 13. Terapia Ocupacional en la Infancia. [2009.5 16. M.5 23.3 25.8 0.5 38.8 4.0 78. Envejecimiento cognitivo.3 21. Viana Moldes.4 42.0 29. La Importancia De La Familia En El Proceso Socializador”. Disponible http:// www.diegolevis. F.1 14.0 20.0 22. (2008).4 70. El Juego Como Elemento Organizador. (2004) Conocimiento en la era de Internet.0 75.3 46.3 48. (2006).0 5.pdfen.. Madrid.7 73.7 92.1 CDI Hogar 22 CDI Hogar 27 Todos los CDI 0. (2002).0 BIBLIOGRAFIA Levis.0 25.0 75. V.. & Viana. B..2 8.4 0.4 26. Valencia: Universidad de Valencia Pellegrini Spangenberg.0 19.0 10.8 12. Editorial Médica Panamericana.3 21.7 13.2 44. I. D.0 46.2 5.0 7.0 100.4 78.0 Hogar 17 21.computadora grafía Comunicarse Curiosidad Inquietud Divertirse Trabajar Trámites Alegría Escribir Miedo CDI Hogar 9 7. M.1 39.9 57.4 27.8 12. España. .6 56. D.5 87. Schwarz.7 20.0 66. 293 .Envejecimiento y vida cotidiana Cuadro 1 Valores Porcentuales Qué siente frente a una computadora Experiencia previa ¿Para qué le interesa aprender computación? Conocimientos Acceso a de dactilo. 6 de julio] Park.6 6.3 No No Si Si No Si 32.3 CDI 10.com. Capítulo IV.0 4. Monroig Climent.3 86.9 35. I.7 13.5 53.7 73.0 7.0 0. El chat: El habla escrita de niños y jóvenes. Madrid: Editorial Médica Panamericana Caballero Quemades.7 21.3 22. Castellanos. “Desarrollo Social.

.

CUERPO .XIII EJE ERÓTICA .

.

travestismo (Hirschfeld. cobra legalidad en los últimos años. gran parte del trabajo y desarrollo psíquico va a estar dedicado a una reformulación de esta identidad. Irene Castro.Envejecimiento y vida cotidiana La identidad travesti y transexual: Los cambios que se van produciendo con el paso del tiempo. 1913). Marlene Wayar. eonismo (Ellis. Autores: Lic. • Sus cuerpos resultan instrumentales en función del trabajo que realizan y el paso del tiempo compromete a muchos otros aspectos del sujeto/a además de los narcisistas.com. Tomamos el recorrido que investiga J. partiendo de la base de algunas hipótesis precarias: • El cuerpo travesti/transexual es un cuerpo “armado” desde afuera. 297 . “metamorfosis sexuales paranoica” (Krafft Ebing. Rosa Rodríguez. Nadia del Médico Zajac. Universidad de Buenos Aires. • La identidad travesti/transexual está armada de manera particular ya que el nombre que viene dado desde el otro no representará y subjetivará al sujeto. establece un primer período entre los años 1870 y 1920 donde se recoge información múltiple de mujeres y varones que se travisten o desean adoptar el rol del sexo opuesto.1910) quien acuña el término y lo distingue de la homosexualidad. transformado y que por lo tanto requiere de un profundo y constante “retoque”. Lic.ar Dr. 1890). El concepto travesti Si bien no es nuevo. Es en esta época que se nomina a estos comportamientos como “sentimientos sexuales contrarios” (Westphal. La investigación tiene como objetivo el profundizar la particular modalidad que tiene el envejecimiento en travestis. Facultad de Psicología. Ricardo Iacub. Fernández historizando el surgimiento del concepto. Según Dave King (1998) quien intenta armar una cronología del advenimiento del concepto travesti. • El prejuicio en cuanto a la vejez atraviesa a los /las sujetas/os travestis/transexuales como hecho social compartido por género y edades.1876). Lic. está en proyecto continuo. Diana Sacayán Investigación de la Cátedra de Tercera Edad y Vejez. E-mail: irenecastro5@yahoo. transexuales y trans.

“Evitar el riesgo de tratar el travestismo como un objeto preconstruido. “La palabra travesti no se conocía. Es recién a partir del advenimiento de la democracia que se hace visible”…luego las luchas por derogar los edictos policiales. Metodología de trabajo Las primeras entrevistas nos permitieron indagar y armar una herramienta de 298 . nos importa considerarla como el resultado de un proceso continuo. Se inaugura el concepto de género (Stoller. transformista). al primer peronismo como el momento de mayor persecución a los “maricones”. espacios y lugares. Contamos con el testimonio de un homosexual. donde ya se incorporan a la literatura los términos travestismo y transexualismo y se realiza un amplio desarrollo de los conocimientos sobre endocrinología. su identidad de género. Durante el tercer período surge el término transexual (Cauldwel en 1950). Malva. La consigna es deconstruir Cuando hacemos referencia a la identidad travesti/ transexual. Las travestis de principios de siglo en la Argentina. La persecución sistemática a las que son sometidas y la cárcel nos dejaron prácticamente sin pistas. que participa en los movimientos actuales trans y ubica en la Argentina. En los años siguientes se registran las clínicas de identidad sexual y cirugía de cambio de sexo. caracterizada a partir de un conjunto de propiedades que la identifican. que se autodenominaba “la Bella Otero” publicada en 1903. como una entidad ya conocida. dejaron algunos documentos escritos en los informes de los médicos y criminólogos de la época. 1964). harán visible el tema. Los registros de los llamados desvíos sexuales están asociados con la criminología y son penalizados por “antinaturales”. La “Autobiografía” escrita por Luis D. El travestismo. sin organización ni medios para hacerse escuchar. ilustra sobre las costumbres de las travestis. a ser confirmadas a lo largo del proceso de investigación. Comienzan los movimientos organizativos de travestis y transexuales. Luego de estos documentos se desconoce el devenir travesti. El nombre que se eligió en la Argentina para denominar al sujeto de prácticas homosexuales fue “invertido sexual” (fines del XIX principios del XX). Malva nos dice.Envejecimiento y vida cotidiana Nos ubica en un segundo período. era una categoría amplia que incluía a las personas que se vinculaban con personas de su mismo sexo e incluía a las personas que vestían ropas del sexo opuesto. se aplicaba dentro del arte (de la transformación. entre 1920 y 1950. es resultado de dicho proceso y no su punto de partida” Fernández en “Cuerpos Desobedientes”. 2004.

con un claro objetivo político por fuera de los proyectos para la mera exterioridad. afectos. Una de nuestras primeras entrevistadas fue Malva. las violenta y las ignora. tiene más de 90 años. trans. las criminaliza. las excluye. la tuberculosis. Las entrevistas las realizamos en terreno. etc. Algunas observaciones provisorias Imagen social de las travestis La representación social anuda la imagen de las travestis con lo prostibulario. transexual. nuestro y de la comunidad. facilitadotas y hoy forman parte del equipo de investigación. con sus familias. trabajo. Esta construcción las estigmatiza. la trans de mayor edad en la Argentina. Toda expresión de homosexualidad era criminalizada y penada. Esta baja expectativa de vida está relacionada con las condiciones de sus existencias. Nos reafirmó que la identidad travesti. la violencia. las drogas. Estamos en la etapa de recolección y de procesamiento de datos cualitativos. las golpea. pensarse a sí mismas en los cambios futuros. ella no se denomina travesti pero se considera parte del colectivo transgénero. las encarcela. un cuestionario para profundizar en el concepto de proyecto de vida de las travestis/transexuales/transgénero. tanto en la capital como en el Gran Buenos Aires. El cuestionario lo administramos individualmente o a grupos. Expectativa Según un informe nacional sobre la situación de las TTyT. el vih. las intervenciones en sus cuerpos. dinero. interlocutoras.Envejecimiento y vida cotidiana trabajo. etc. La propuesta inicial fue tomando forma y se fue modificando en un estudio de mutuo interés. cuerpo. ellas fueron y son nuestras guías. el promedio de vida es de 32 años (Berkins. 299 . no existía visiblemente. proyecto de vida donde no había. esto es en lugares de trabajo (prostíbulo) o en sus casas. Primeras aproximaciones Realizamos las primeras reuniones exploratorias con referentes calificadas al interior de la comunidad. 2008).

mayor autoestima. En la medida que envejecen el dinero y las ofertas empiezan a mermar. en quien también invertirán gran parte del dinero de su trabajo. 300 . El valor del dinero que ganan cobra importancia ya que el pago sería además de un medio para sobrevivir. trabajar en la prostitución y por lo tanto ser objeto de deseo de un “chongo”. se refiere a cuánto puede cobrar por una noche. un modo de ser evaluadas. Nos dice Moni. “a mí me dicen yo valgo 600 $. ellas envían dinero a sus casas para que lo inviertan en algo que sea productivo y ellos en la mayoría de los casos lo gastan en otras cosas.Envejecimiento y vida cotidiana Representaciones de acuerdo a la edad JUVENTUD VEJEZ SER OBJETO DE DESEO NO SER YA OBJETO DE DESEO TRABAJO . más dinero invertido en el cuerpo. La explotación del cuerpo es de tiempo breve como podemos observar. Lo que nos dicen también nuestras informantes es que el dinero se malgasta: “Si cobran 1000 van a gastar 1500”. si se aumenta ésta al doble o al triple. En la Argentina las chicas trans en su gran mayoría provienen de las provincias del interior del país y son de origen humilde. Que hay que ganar dinero. El tema del despilfarro no es un comportamiento sólo de ellas sino de sus familias. La competencia de cuánto ganan está presente en todas las entrevistas. la posible pareja. El ganar más se relacionaría con la más juventud. la tentación se convierte en realidad.DINERO ABANDONO. La competencia es alta y de golpe una joven de 18 años es denominada vieja por una de 15. El riesgo de contagiarse de vih es muy alto ya que el uso o no de preservativos viene unido a la oferta de dinero. mayor belleza. y sí! yo puedo valer 1000!”. SOLEDAD Y POBREZA ENFERMEDAD Y DETERIORO Nos expresan que mientras son jóvenes hay que vivir el momento y divertirse. La juventud entonces está emparentada con tener dinero.

El juego de niñas que no crecen. Son pocas las que llevan adelante y sostienen estos deseos. preservándose de las drogas y el alcohol. Todavía no hemos cuantificado las respuestas pero escuchamos reiteradamente que al ser grandes se convertirán en señoras. El presente contínuo El presente está anclado en un cuerpo imaginado como siempre joven. Cuando les solicitamos que describan cómo se imaginan lo hacen de múltiples maneras. 301 . se perpetúa en sus vidas. AHORRO MARICONERÍA SER UNA SEÑORA LOS JUEGOS DEL DESEO abandono de la vida “alegre” Cuando trabajamos con ellas pensando un proyecto de futuro nos expresan lo que quisieran que sucediera. Es en este marco que nos expresan el deseo de un futuro libre de enfermedades. Cuando les solicitamos que nos describan a esta señora las descripciones van desde estar rodeadas de niños o de animales (perros. con ahorros. AUTOPRESERVACION Y RIESGO DE ENFERMEDAD CUIDADO DE LA SALUD. o de estar en pareja y vivir tranquilas. o de haber invertido para poder vivir viajando y de rentas. retocado con cirugías ante los avatares de envejecer. DERROCHE. viviendo siempre en el presente anestesiadas por la droga y el alcohol. haciendo desaparecer por lo tanto el paso del tiempo en el cuerpo.Envejecimiento y vida cotidiana Cómo imaginan/desean los tiempos PRESENTE FUTURO DESENFRENO. gatos). el “deber ser” de una travesti que se cuide.

es instalar futuros donde no los hay. producen una eclosión que. L. – Buenos Aires: A. (M. 2008.. comp. “No podemos quedarnos detenidas en un presente que es inexistente si no hay futuro y si no hay recuerdos ni aprendizaje del pasado. Asociación de lucha por la identidad Travesti . que se visualizan con la enfermedad. respeto y profundidad significa tomar posición y enfrentarse a las miradas burlonas y discriminatorias que nos imponen habitualmente los medios de comunicación creando una sola perspectiva y una realidad simple y única. 302 .L. (D. Sacayán. La prostitución posibilita el mostrarse como “mujeres trans” en la calle que pasa a ser el escenario en el que se exponen. la escasez de trabajo y la discriminación. cargan con el dolor de la pérdida de sus compañeras. (2007). sólo una ficción”. “El Teje” Nº 3).T. El presente si está solo es una trampa. la equidad y la dignidad de las personas”.Envejecimiento y vida cotidiana Las señales de la caída de esta realidad paralela al juego. copeteo y lágrimas– 1ª ed. en sus cuerpos castigados previamente. el 90 por ciento del colectivo TTT trabaja en la calle. precipita la muerte.I. Pensar en la vejez de las travestis/transexuales/trans y en sus proyectos. según relevamiento de la defensoría de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Las que llegan a los 40 años se consideran privilegiadas sobrevivientes. Alternativas vitales El futuro es posible sólo saliendo de la vida prostibularia.T. Wayar. Tratarlo con seriedad. Esta posibilidad es vista como un esfuerzo epopéyico.Transexual. La prostitución es un medio de ganarse la vida pero la realidad es que en nuestro medio las chicas trans no tienen otras ofertas posibles. “El Teje” nº 3). Cumbia. “Creo que la autorganización de l@s de abajo nos defiende de la desigualdad y de los atropellos de arriba y puede ser un ensayo del respeto a la diversidad. BIBLIOGRAFIA Berkins. son pocas las que llegan a lograrlo. 2008. Proponiendo futuros Los/las que trabajamos en esta investigación tenemos conciencia de que llevar adelante este trabajo posibilita crear mayor y mejor visibilidad del tema trans. Los motivos de semejante dificultad tienen que ver con múltiples razones.

(2004). 303 . Revista ElTeje Nº 4. primer periódico travesti latinoamericano. travestismo e identidad de género. Wayar. (2009). Revista El Teje Nº 3 (2008). Editorial. Cuando todo está oscuro en González Catán. Buenos Aires. D. Primer periódico travesti latinoamericano. J. 1ª ed.Envejecimiento y vida cotidiana Fernández. M. Cuerpos desobedientes. Sacayán.: Edhesa.

.

XIV EJE ADAPTACIONES FUNCIONALES DEL ENTORNO FISICO A LAS NECESIDADES DEL ADULTO MAYOR .

.

Antecedentes Los ensayos realizados en tanto analizar la relación entre le medio ambiente 307 . entre otras cosas. Introducción La relación entre la definición del ambiente físico y el individuo se ha resuelto en la arquitectura mediante la interpretación individual y social de las necesidades y deseos de las personas. El ajuste al proceso de envejecimiento se puede dar en unos tiempos y en el sostén de una conducta humana más o menos generalizable pero cambiante y ampliamente flexible. Pautas para el desarrollo de estrategias de diseño ambiental en instituciones geriátricas especializadas en la atención de demencias. a la cual la arquitectura puede dar respuesta con cierto y limitado grado de satisfacción. Autor: Arq. Argentina. Esta dinámica. Desde algunos paradigmas se ha definido que las mejores soluciones en el ambiente físico. por ser una problemática del envejecimiento relativamente poco probada socialmente. Centro de Estudios de Diseño.1992). e -mail: lpassant@hotmail. Una problemática básica que presentan las demencias es que el individuo experimenta cambios en la base de su sistema de conexión con el ambiente físico exterior más allá de las modificaciones normalizadas que pudiere tener cualquier individuo sano en su vejez.com. Por lo cual la arquitectura debe dar respuesta desde sí a este estado de variables poco generalizadas. donde las necesidades de soluciones adecuadas son acuciantes. influenciado por su madurez y experiencias (Vega y Bueno. dado que nos enfrentamos con un proceso ampliamente dinámico. Revisión de aportes teóricos y metodológicos.Envejecimiento y vida cotidiana La importancia del entorno físico en adultos mayores con demencias. en la historia de la arquitectura. son aquellas en las cuales se ha brindado una respuesta los más ajustada posible a estas necesidades y deseos expresados. Buenos Aires. que debe ser obvia para las diferentes disciplinas es necesariamente remarcable y sensible cuando hablamos de espacios y ambientes especialmente diseñados para personas mayores con demencia. Esta situación se hace más grave cuando hablamos de demencias seniles. Facultad de Arquitectura Urbanismo y Diseño. La ampliación de la conciencia sobre el envejecimiento en las últimas décadas ha definido la necesidad de plantear una arquitectura que cumpla con requerimientos para diferentes edades. difícil de contener y con tiempos que pueden ser bastante acelerados. Luis Daniel Passantino. Universidad Nacional de Mar del Plata.

6-Oakmont. del análisis de obras mencionado.4-Stonefield Home. CA. Fulcomer & Keblan 1984. entre conductas y estrategias proyectuales por medio de la licenciada Concha Menéndez92. dimensionales.Envejecimiento y vida cotidiana físico y las personas mayores con demencias son relativamente novedosos. Toowoomba.proyectuales dirigidas a una especial atención de estos pacientes. Se realizó un seguimiento de la pertinencia de las relaciones establecidas. Dicha observación se realizó a través de una recopilación de conceptos derivados de estudios de las ramas de la neurología. West Bend.1-Helen Bader Center. 12-New Perspective Group Home # 4. Gardiner. Colorado Springs. WI. Esto permitió. Milwaukee Jewish Home. Beloit. 7-Alexian Village of Milwaukee. 15-Alzheimer’s Care Center. 10-Friendship House. 13-Weiss Institute. para observar unas reacciones y respuestas incipientes en pacientes con mal de Alzheimer y otras demencias. entonces sólo debemos retrotraernos dos décadas atrás y a una escasa presencia de ejemplos en el mundo. los más precoces no se remontan más temprano que a la década de los ´70. Mequon. funcionales. Metodología de la revisión teórica Se realizó un análisis de diecisiete91 obras especialmente construidas como instituciones de larga y corta estadía para la atención de personas con demencias en diferentes partes del mundo. Instituciones analizadas. CO. Milwaukee. Los Almitos. Coons 1985. Benson 1987). Longhouses. 14-Alois Alzheimer Center. WI. Philadelphia. Cedar Lake Home Campus. San Francisco. WI. WI. OH.17-Corinne Dolan Alzheimer Center at Heather Hill. Cincinnati. Se estudiaron sus aspectos. 3-Oneida. Middleton. 2-Namesté Alzheimer Center. espaciales. 9-John Douglas French Center for Alzheimer’s Disease. Hobart. 308 . (Fraser 1978. Queensland Australia. éstos sólo han sido un conjunto escaso de individuos. California Pacific Medical Center. OH. aislar las estrategias arquitectónico . PA. topológicos. Universidad de Barcelona. Pero 91. Milwaukee. en las cuales puede influir el ambiente físico arquitectónico frente a la pérdida de habilidades de las personas con demencia senil. especialista en Ergonomía y trabaja actualmente en el departamento de Psicología Evolutiva y de la Educación. WI. Wisconsin. 16 Alzheimer’s Disease Residential Center. La Licenciada Concha Menéndez es Psicóloga. Chardon. CA. la psiquiatría y la psicología donde se identifican las interacciones especiales que tienen las personas con demencias con el medio ambiente construido. 11-Minna Murra Lodge. 5-Woodside Place. Lawton. formales y de lenguaje. Si buceamos sobre las experiencias en edificios más complejos que puedan integrar una mayor gama de aspectos cotidianos de las personas mayores con demencia. tipológicos. Contenidos Las categorías de análisis que comentaremos tienen que ver con los aspectos de la enfermedad que tratamos. 8-Elderkare. PA. En este caso estamos hablando de algunas pruebas de marcado rigor protocolar pero con falencias notables en el número de pacientes expuestos a cambios especiales en el ambiente físico. Philadelphia Geriatric Center. En estos casos no estamos hablando de un proyecto arquitectónico relativamente complejo. Facultad de Psicología. sino de ciertas ambientaciones y adecuaciones del espacio físico muy acotadas. ME. 92. WI.

lo que se conoce como organización central en la arquitectura y las disciplinas del ambiente físico.temporal.sanitaria. e intentaremos definir de que manera podemos enfatizar la estimulación de los remanentes emocionales de la memoria como reforzador de los significados para poder compensar esta situación.ambiental y la lectura de mensajes en el ambiente físico. La interpretación de las lecturas y la percepción nos llevará a hablar sobre al presión del ambiente en tanto control sensorial a fin de compensar los estímulos.93 Algunas estrategias proyectuales de edificios especialmente orientados a contener demencias seniles han planteado la organización de los espacios de manera simple y clara en su lectura y comprensión espacial para compensar la desorientación. Fundación ACE. como elemento que 93.87. en el control del ambiente físico. Llegados a este punto observaremos como las pérdidas de las habilidades cognoscitivas nos dejarán un poco huérfanos de las posibilidades. sino que también remarcaremos puntualmente cuando el ambiente construido pueda trabajar sobre la estimulación de los remanentes tanto intelectuales como emocionales y aprovecharlos como relativas ventajas de acción. No dejaremos de lado la problemática motora con la que puede cursar la enfermedad y finalmente intentaremos definir las estrategias espacio ambientales para abordar las alteraciones conductuales. la percepción espacio. la alopsiquia o dificultad en la orientación espacio . Instituto Catalá de Neurociéncies Aplicades.Envejecimiento y vida cotidiana no sólo nos pararemos con relación a las pérdidas.topológicas. se configura como uno de los problemas de mayor ingerencia para el medioambiente.La enfermedad de Alzheimer y otras demencias corticales. La problemática deriva de la síntesis de la información perceptual y del déficit de memoria por parte de los pacientes. Desarrollo del Tema: Compensar las habilidades perdidas y estimular los remanentes intelectuales. Muchos de estos edificios han elegido ordenamientos conocidos y elementales de espacios de menor escala alrededor de uno de mayores proporciones. Por lo tanto pondremos atención sobre los remanentes intelectuales en relación con la orientación espacio temporal.62-63. Por último abordaremos el sostenimiento de las habilidades sociales como elementos normalizadores de la vida diaria y como interviniente en la mejora de la ¨ performance ¨ funcional y o existencial de las personas afectadas con demencias. Jodar Vicente. muchas veces difíciles de atender desde la componente socio. Orientación y percepción en el ambiente físico. que apuntala una percepción más totalizadora del conjunto. Son varias las virtudes enumerables de estas definiciones espacio . En primer término el espacio central protagónico se configura como gran mojón edilicio. Para una mayor descripción de la Alopsquia y sus consecuencias en el entorno construido ver: M. 309 . Dentro del conjunto de pérdidas de capacidades de los pacientes con demencia. utilizado como foco. (1996). p. por parte del paciente.

sin comprender las sucesiones espaciales que existen entre los mismos. Asimismo esta definición espacial permite la transferencia de los espacios perimetrales hacia el central y viceversa sin mediar necesariamente a través de otro espacio como las circulaciones. Sin embargo la presencia de ellos debe ser inter94. la discriminación del sonido y la discriminación de las texturas. en muchos episodios de la misma. En lo que a la discriminación visual se refiere algunos edificios se apoyan sobre signos como carteles para orientar a las personas. una secuencia de espacios puede ser entendida como un “escenario” diferente cada uno de ellos. por medio de un sistema de lectura de espacios e hitos significativos no puedan también apoyar la interpretación y comprensión del espacio por parte de las personas con demencias. Organización central. La frecuente utilización de estos tipos de ordenamientos se debe a que estos colaboran apropiadamente en la contención de algunas variables comportamentales de las demencias. (1999). Figura 2. pueden hallarse afectadas en las personas con la patología que tratamos. Esto no quiere decir que otras formas de organizar el espacio. Las organizaciones centrales responden a una de las formas más primitivas de organización espacial verificadas antropológicamente por lo cual posiblemente se configuren como las morfologías más fáciles de reconocer y comprender en el aparato perceptual de las personas. UNMdP. consiste en que otros factores que ayudan a ubicarse en el espacio. La insistencia en tanto colaborar en la orientación por medio de la elección de tipologías edilicias u organizaciones topológicas pertinentes. Argentina. Instituto Weiss Philadelphia. Centro deAlzheimer Namesté. como la discriminación visual (que interfiere sobre la lectura de señales especificas). obligan a sus habitantes a realizar varias transferencias espaciales al trasladarse de unos a otros. Esta virtud es altamente valorable en algunos comportamientos de las demencias dado que. las organizaciones topológicas que atomizan la ubicación de los espacios. R. Figura 1. generalmente a través de circulaciones conectoras. ayudando a los pacientes en la construcción y organización de un mapa mental más claro. Organización central. En este caso el paso entre un espacio y otro se resuelven por medio de límites virtuales que no interfieren en el campo visual. Hugonot. 310 .94 En el caso extremo. Disertación en el Quinto Curso Superior de Iniciación a la Gerontología.Envejecimiento y vida cotidiana colabora en la referencia relativa de la ubicación de las partes.

es de utilidad saber porqué en las demencias. Aunque un edificio arquitectónicamente bien resuelto no debería apoyarse en este recurso. como así también la discriminación táctil (Freedman y Berman. op. el ambiente debe incluir una gran cantidad de pistas orientadoras.cit. también se ha descrpito problemas en la organización espacial. Así mismo. en los cuales también pueden estar incluidos las formalizaciones espaciales y su lenguaje. Será mejor entonces recurrir a elementos orientadores e indicadores que estén integrados o formen parte de los elementos estructurales o constitutivos del ambiente. la presencia de afasia puede estar comprometiendo la comprensión de todos los lenguajes. la cual puede también hallase comprometida por las presencias generalizables de amnesias. La relevancia de las alteraciones en el campo de la interpretación del ambiente físico son significativas por su precocidad. más inconscientes si se quiere.95 Los problemas derivados de la integración perceptual pueden interferir en las interpretaciones de las señales. Igualmente. o que insista que su casa es extraña”. 311 . en el campo visual las dificultades se dan en una estadio temprano respecto a reconocimiento de imágenes de objetos superpuestos. La arquitectura ha comprobado en la investigación perceptual la potencia de estos recursos. 1987) En términos formales. sean por sí solos elementos orientadores para algunas soluciones. más que la presencia aislada de un signo indicativo específico. (test de juicio de orientación de líneas) (Ska. La comprensión de los mensajes simbólicos Lectura de señales Anteriormente hemos hecho una introducción al tema de la utilización en los edificios de señales específicas como signos o carteles que indiquen situaciones diversas. combinados con los aspectos tipológicos de la estructura general. pero las medianas y pequeñas se confunden. estimulando la parte más primitiva de las sensaciones. y de allí su fuerza. La exploración de la actividad ocular en este reconocimiento es importante. que el individuo reconoce desde un plano más inconsciente y acercándose a lo emocional. como que el paciente no reconozca a su esposo o hijos. puede estar afectada por las agnocias auditivas. Las formas tridimensionales y las formas grandes se reconocen. Jodar Vicente. que puedan ser reconocibles por la mayor cantidad posible de sentidos.M. p. 1996. como la discriminación acústica. la utilización de signos es menos pertinente aún. 1990). Puede existir confusión en la lectura de los colores (Fisher.Envejecimiento y vida cotidiana pretada por el individuo desde áreas elaboradas y especializadas del cerebro. Por todo esto. Los objetos familiares se reconocen con más facilidad que las figuras geométricas. o en los planos verticales. Así mismo los déficit agnósicos pueden apreciarse en la incapacidad de reconocer objetos dibujados de forma superpuesta. las que se pueden hallar deterioradas. muchos de estos signos derivan de convenciones. Otros aspectos que colaboran en la orientación. “Respecto a las dificultades gnósicas o de integración de las percepciones. 1990). tampoco se puede descansar en que cambios en las texturas de los solados. 95. Los familiares pueden encontrarse con elementos agnósicos que les resulten alarmantes. 63. por lo cual se debe recurrir a la memoria para reconocer su significado.

ya que podrían contribuir a un estado de mayor confusión y desorientación.escritura y el suelo del servicio Control sensorial Organización y compensación de estímulos físicos Anteriormente definíamos lo conveniente que sería la utilización de varios recursos ambientales que cubran la mayor cantidad de sentidos implicados en la orientación. Esta definición geométrica se adecuaría poco al tipo de observación de una persona afectada con demencia. definiendo un ambiente altamente demandante. Tipología de una imagen Abstracta. Por lo tanto será importante ajustarlos en grado e intensidad. y como tales tienen componentes geométricas dominantes producto de la síntesis necesaria. y el 312 . control y/o amortiguación de los estímulos presentes en grado y número. exigente y sobrestimulante. aspectos negativos para estos paciente. dado que algunos de ellos estarían afectados. Figura 3.Envejecimiento y vida cotidiana Todos estos aspectos son característicos del diseño de las señalizaciones específicas del medio ambiente construido. de manera tal que si el paciente posee deteriorada una parte de las facultades de reconocimiento. Refuerzo por medio de la lecto . El control sensorial puede tener dos vertientes de utilización en el ambiente. Por lo tanto parece ser importante que los indicadores tengan una componente espacial en su definición y un correcto dimensionamiento. otras más preservadas permitan la lectura del ambiente. por la cual un carácter más simple indica la presencia de un objeto o situación real más compleja. por lo cual podrían ser compensados por otros mejor sostenidos. Figura 4. Será válido también que las disciplinas de lo ambiental y comunicacional pongan a disposición varios recursos destinados a la orientación. uno viene dado por el balance. aunque a veces parezcan redundantes. que la utilización de un gran número de recursos. puede derivar en la superposición de varios de los mismos. En los espacios públicos estos signos han derivado de convenciones. sin embargo. Debe tenerse en cuenta.

Los equilibrios delicados en la regulación de los estímulos del medio físico amplificación – amortiguación han sido desarrollados por (Mace. The Johns Hopkins University Press. de manera tal que se dirijan hacia una sola fuente de sonido o a la menor cantidad de fuentes posibles.Envejecimiento y vida cotidiana otro por la utilización de éstos como recursos que potencien la relación del individuo con el entorno físico. 97. que confundan aún más al paciente.96 Una incidencia sensible sobre el ambiente físico para personas con demencias seniles es el control acústico. las situaciones. Anteriormente hablábamos de la pertinencia en tanto que ciertos espacios totalizadores o contínuos pueden mejorar la construcción de un mapa mental claro para la orientación. una buena conservación de la componente emocional de la memoria. cabe la posibilidad de tener en cuenta la orientación de los espacios. Los espacios comunes de las residencias geriátricas suelen ser los lugares más bombardeados por la sobrestimulación acústica. Baltimore. pensar las componentes ambientales para ayudar en este sentido. de acuerdo a la presión ambiental que están dispuestos a soportar. 1986). por lo tanto no se trata de un aislamiento acústico total. El aprovechamiento de los componentes emocionales en el entorno construido pueden ser puesto en marcha por estrategias a veces. op. Contemporary Environments for People with Dementia. no verbales. sobretodo los comunitarios. 1985). sin embargo los espacios más unificados y continuos se hacen más difíciles de aislar de la sobrestimulación sensorial y social a los que se hallan expuestos. al usarlos varias personas a la vez. Por lo cual tanto los ambientes.(Gwyther. a la cual debe prestarse una especial atención.puede proveer oportunidades para la ejercitación y la celebración de esa capacidad de recuerdo…” Cohen and Day. pudieren ser aspectos especialmente compensadores de la comprensión y la orientación. Además. “Aún cuando las personas con demencia a menudo no pueden recordar o ser conducidos a recordar hechos recientes su memoria a largo plazo se sostiene relativamente intacta hasta los estadios más tardíos de la enfermedad. y las personas que poseen un alto valor significativo para las personas con demencias.cit. Para un desarrollo completo de esta alternancia ver: Cohen and Day. los objetos. simples. los componentes emocionales de la memoria pueden permanecer aún después de la perdida de otras habilidades (Coons. La utilización de objetos familiares . sino de orientarlo de forma tal que se evite la acumulación de fuentes diversas. 1987). Esto permite que los residentes puedan elegir por sí mismos espacios con diferentes grados de estimulación sensorial y social. En tanto. Es de prever en este sentido.cosas del pasado . que la reverberación de los ruidos es altamente negativa. 1993. en general.97 96. La utilización del componente emocional Rol significativo del ambiente y el espacio En el marco de la evolución de las demencias se ha observado. debido a la presencia de las agnosias auditivas que puede conllevar la enfermedad y que se caracteriza por la incapacidad para poder discriminar entre diversos sonidos ambientales. Algunas instituciones resuelven este problema con un espacio común protagónico y otros menores vinculados al primero. 313 . El sonido por si mismo puede ser un elemento de estimulación. 1993.

En el caso de no poderse equipar con mobiliario de los usuarios. La segunda estrategia se puede plantear sobre la generación de situaciones en el espacio institucional que reproduzcan imágenes familiares de acuerdo con las convenciones hogareñas que pudieran haber sido parte de la vida pasada de las personas que ahora habitan las residencias. Atendiendo a este aspecto. con formalizaciones lo más típicas posibles de cada objeto. como anclaje perceptual y reforzador de la orientación. La reproducción de imágenes de sí mismos. sería de utilidad que el mismo fuere fácil de reconocer para los residentes en tanto imágenes conocidas. como fotografías. (o dificultad para el reconocimientos de los rasgos faciales) en la enfermedad. La más básica es la utilización directa de pertenencias del paciente. También será de utilidad prever que el equipamiento sostenga un mismo orden a lo largo del tiempo. Estos pudieren ayudar a una interpretación más significativa de los mismos. aspecto que en el ambiente institucional sólo podrá resolver algún equipamiento de orden puntual. Un segundo nivel de estrategias lo conforma la generación de ambientes que reproduzcan situaciones asociadas con las imágenes de las viviendas particulares de 314 . podemos definir como necesaria la lectura clara de los instrumentos mobiliarios que acompañan la ambientación de los espacios arquitectónicos. debido a la posible presencia de prosoppagnocias. siendo mejores las imágenes de cuerpo entero que las del rostro. respetando las formas y las estéticas que pudieran haber sido parte de sus casas particulares. En el primer nivel que considerábamos. para indicar un lugar de pertenencia en una institución colectiva también es un recurso vigente. La tercera herramienta es la exageración de algún estímulo a fin de reforzar el recuerdo y su rol representativo. relativamente anecdótico para la disposición del ambiente físico. también la utilización de objetos particulares instrumentales de la vida diaria.Envejecimiento y vida cotidiana Esta proposición significativa se puede dar en tres niveles estratégicos. la utilización de mobiliario que el paciente pueda traer de su vivienda propia es una opción.

Alojamiento Minna Murra. Chardon. además de su consabida función terapéutica. Figura 6. WI Figura 7. Esta estrategia ayudaría.Envejecimiento y vida cotidiana donde pudieran provenir las personas afectadas con demencias. pueden ser las cercanías convencionales e íntimas entre una cocina doméstica y su área de comedor. la orientación y una resignificación paulatina en el espacio institucional. sobre las que se pueden trabajar y reproducir en el esquema institucional. Mequon. por medio de las actividades diarias e instrumentales. Algunas relaciones. La definición de un espacio para cocinar con dimensiones y equipamiento doméstico. también. Una estrategia es el apuntalamiento de la relación de la lectura de los sanitarios. Figura 8. como así también la relación próxima de algunos espacios de las viviendas con exteriores acotados. 315 . en el contexto de una acotada y controlada promiscuidad visual y espacial. a contener una de las principales alteraciones conductuales del Alzheimer y de las demencias en general. que ha sido probado con éxito en el ambiente de las instituciones. Queensland Australia El tercer mecanismo de la utilización de la componente emocional de la memoria. Hogar Perspective Group. Centro para el Alzheimer Corinne Dolan. de manera tal que refuerce su utilización. pero acentuando o exagerando algunas relaciones o componentes formales de la lectura del medio ambiente. es la reproducción de un ambiente domésticamente conocido y asociado. que son las incontinencias urinarias. el cual pueda ser alcanzado y utilizado activamente por los pacientes. OH. puede servir para reforzar.

con respecto al ambiente físico. La primera de estas alteraciones que nos interesa. muchas de éstas se contienen desde la perspectiva social y sanitaria. sino en la forma en que los mensajes cerebrales llegan a las extremidades. Atajar las alteraciones conductuales La presencia de la deambulación. 316 . los interruptores de luz pueden destacarse por medio del color y la forma…Los objetos en el microambiente pueden a menudo ser diseñados con un mejoramiento del ajuste antropométrico para compensar el decrecimiento de las habilidades (ej. se viene intentando. La enfermedad puede cursar con las presencias regulares de diferentes tipos de apraxias que pueden afectar la utilización y el control del ambiente físico. en un nivel institucional es muy factible que. Podría pensarse que cuestiones que hoy por hoy resuelve la domótica serían aplicables para salvar este problema. presentar situaciones complementarias en la representación formal de los instrumentos que lo componen. disparadoras de una síntesis de movimientos y modalidades en la dinámica motora. es la deambulación (¨wandering¨) y es común a diferentes tipos de demencias. la problemática del sueño y las alteraciones que se presentan durante la caída del sol Algunas de las consecuencias derivadas de las patologías que aquí analizamos son la aparición de alteraciones conductuales.98 Un grado mayor de especificidad de estas familias de variables que comprometen el aparato motor.. y que pueden cursar en algunas demencias. pero varias de ellas son factibles de equilibrar. ¨Pastalan (1979) propuso el concepto de señales redundantes.¨ Cohen and Day.ambientales. la misma información es presentada por medio de diferentes modalidades sensoriales por ejemplo.ojo o agudeza visual). dado que muchas de ellas necesitan o derivan de una planificación motora. son las presencias de las apraxias ideatorias. De esta forma estimularán diferentes áreas de la percepción. Los límites a esta posibilidad se presentan de acuerdo al nivel de conciencia que se presente en el paciente. desde el ambiente físico compensando algunos comportamientos. por una cuestión de seguridad estos dispositivos no puedan ser comandados por un residente. en la pequeña escala.Envejecimiento y vida cotidiana Actividad motora Relaciones con la resolución visual El análisis de la forma de los movimientos de las personas afectadas con demencias pueden aportar algunas guías a la hora de definir y elegir recursos espacio . desde el ambiente. p.cit. En muchas residencias geriátricas orientadas a la atención de personas con demencias 98. también. op. El acercamiento de la ergonomía en tanto anclaje a la definición tipológica de cada modelo y la frecuencia con la cual es expuesta. Dado que la problemática no se aloja específicamente en el aparato motor. dado que un sólo movimiento podría activar una sucesión de ellos en cadena. Está variable de la enfermedad puede afectar severamente las actividades de la vida cotidiana..96. coordinación mano . así mismo. por ejemplo guardar cosas en una alacena o abrir una ventana. es un aspecto especialmente sensible en las demencias. 1993.

“El wandering (deambular) es una de las muchas dificultades de comportamientos atribuidos a las personas con demencia. Figura 10. existe de forma comprobada una dirección prevaleciente. No se conoce fiablemente si esta actividad se realiza en una dirección definida en el plano horizontal. sin embargo las observaciones sobre diferentes espacios institucionales especializados. se supone que el paciente tiene un comportamiento mas bien errático que dirigido. Instituto Weiss.Envejecimiento y vida cotidiana se disponen de espacios para dar lugar a la catarsis de este comportamiento. Otros recursos para la estimulación aprovechan positivamente la deambulación para apuntalar los movimientos que podrían comportar un efecto terapéutico. el espacio definido de esta manera. por lo cual el ambiente debe hacer un especial control de las escaleras o rampas. Está bastante generalizado que este coincida con los espacios de circulación de la residencia. Figura 9. según los casos. Espacio de Deambulación. se desarrolla con más sostenimiento en espacios difíciles de entender y comprender. marcada por una actitud clínica del paciente hacia el descenso. En el sentido vertical. en tanto que esta alteración.99 Esta cuestión tiene mucho que ver con las consideraciones que hacíamos 99. 1988) identificaron tres tipos de comportamientos en el wandering más comúnmente encontrados entre las personas con demencia: (1) wandering como consecuencia de la desorientación. presumiblemente. presentan circuitos muy definidos estableciendo direcciones de circulación. Instituto Weiss.1984 y Coons. En este sentido. no estaría conteniendo exactamente la naturaleza del comportamiento. este es el caso del diseño de jardines y espacios exteriores especialmente adaptados para potenciar recorridos y circuitos. será relativamente pertinente. el gráfico de la planta que hemos presentado anteriormente es una solución adoptada en algunas instancias de residencias. (Gilleart . Espacio de Deambulación. Algunos autores mencionan como causa de la deambulación la falta de compromiso tanto social como del ambiente físico. no obstante cabe hacer algunas salvedades al respecto. siempre que el mismo tenga un elemento de referencia que apuntale la orientación y la comprensión del ambiente. De ser así. La implementación del espacio de deambulación generalmente se define por ciertas marcas en el ambiente que distinguen un espacio especializado para esta actividad. la cual puede ser resultado de una incapacidad en la le- 317 .

alejados de las fuentes de ruidos. Por otro lado se ha descrito que la provisión de espacios con estudiados recursos de estimulación lumínica puede colaborar ampliamente en regular y mejora las etapas del sueño en el envejecimiento normal y patológico de las demencias. respecto a la que presentan los individuos de la misma edad sin la enfermedad” (Adán y Jodarm. Las variables ambientales enunciadas anteriormente. Esto sugiere tener en cuenta dos aspectos relevantes en la generación y ordenamiento de los espacios para las personas mayores con demencias. los sonidos emitidos por ellos mismos son la causa de generar inquietud o molestia en otros residentes. por ejemplo. y (3) una inquietante actividad de búsqueda. que suponen el 40% del tiempo en cama. Una vez más esta categoría de análisis apuntala la importancia en la utilización de tipologías edilicias claras en su lectura y con recursos que apoyen la representación simbólica tanto social como individual. 58(3): 263-78.. sobre la orientación. en un ambiente rico y contenedor. por lo cual la promoción de algunos dormitorios individuales es un aspecto que se hace necesario pensar en el tipo de instituciones que estamos tratando. (2) una actividad habitual proveniente de experiencias previas.”Coons (1988) sostenía que. Una de ellas es el correcto aislamiento acústico de los espacios privados y dormitorios como así también una posición relativa de estos lugares. típicamente hallada en ambientes que tienen muy poco compromiso con los residentes”…. Otra de las problemáticas que acarrean las enfermedades que estamos intentando atajar desde lo ambiental y que es especialmente sensible en el Alzheimer es la alteración del sueño. aquellas organizaciones edilicias que propicien espacios de encuentro para la socialización y realización de actividades. con numerosas oportunidades para involucrarse y participar. la falta total de estímulos ambientales.Envejecimiento y vida cotidiana anteriormente en tanto la variable cognoscitiva de la lectura de los componentes del ambiente y también de su dimensión significativa. Barcelona. 1995). 1995) 318 .cit. Por lo cual habría que evitar los espacios lúgubres y las conductas asociadas a estos. 1993. op. Así mismo.100 Se ha observado. que la gente mayor despierta más fácilmente de un sueño con estímulos auditivos. en general. lo que sugiere que son más sensibles a la estimulación ambiental capaz de alterar la función de la que hablamos (Adán. pueden colaborar en el mismo sentido. Alteraciones del Sueño en el envejecimiento. el predominio de una actitud sedentaria y muy pocas conductas con iniciativa. En ocasiones. “El sueño de los pacientes con enfermedad de Alzheimer se caracteriza por un marcado incremento de la duración y frecuencia de despertares nocturnos. Archivos de Neurobiología. 100. Cohen and Day. Otras alteraciones de la conducta que pueden acompañar el transcurso de las demencias es el conjunto de comportamientos que se disparan en los pacientes durante gibilidad ambiental por parte de los residentes. Durante la vigilia se observa una importante pérdida de actividad. en tanto evitar los módulos repetitivos y la necesidad de incluir mojones y puntos de referencia en los edificios. que conlleva a una serie de siestas diurnas inconvenientes para conciliar el debido descanso por la noche. son aspectos altamente beneficiosos para reducir las conductas que estamos tratando. La organización del ambiente también es justificable en tanto la disposición y control de la densidad en los espacios para el descanso. el comportamiento del wandering disminuye significativamente”.

. etc. Algunas estrategias que se pueden poner en marcha pueden estar planteadas desde la regulación lumínica hasta la elección tipológica de las edificaciones que albergan a los pacientes. sea un elemento orientador de la dimensión temporal. como por ejemplo la socialización por medio de la compañía. cit. la puesta del sol parece ser un elemento inquietante para estos pacientes. Son comunes de esta situación.Envejecimiento y vida cotidiana la puesta del sol. mientras que éste mejora o desaparece durante el día. Sin embargo una parte de esa cronicidad.” Adán y Jodar. la realización de actividades comunes. compartir la mesa en las comidas. En las residencias colectivas el conjunto de individuos se configuran como una variable de interacción que en ocasiones puede ser positiva y necesaria y en otras altamente negativa y demandante. Sin embargo cada uno de los pacientes necesitará. Habilidades sociales Carácter de los espacios para ejercitar estos remanentes Como hemos visto hasta aquí. porque esta variable se convierte también en un conjunto de estímulos posibles de ser usados a favor de las personas con demencias. Los residentes generan una serie de estímulos en su dinámica particular y diaria que pueden ser beneficiosos para cada individuo en particular. es útil el tratamiento de exposición lumínica y el mantener la iluminación nocturna.. ambientales e interpersonales. Estos son elementos normalizadores necesarios para individuos que por su propia situación institucional y sanitaria viven relativamente alejados de la vida y vía pública. Por lo cual sería pertinente reorientar las variables perceptuales de este tiempo. la reducción de la habilidad de mantener la atención a estímulos externos.. pero varía según el recorte que haga 101. (¨Sundowning¨). de manera tal que la observación de la cronicidad del día. El abordaje del síndrome de la puesta de sol requiere la combinación de tratamientos farmacológicos. a su vez. Por lo tanto la elección tipológica edilicia debe permitir diferentes orientaciones y focos de atención. etc. En este caso puede ser útil dirigir los pacientes hacia la observación de una fuente lumínica que distraiga la merma exterior. Este se caracteriza por una serie de cambios en la conducta en los cuales se verifica un marcado incremento de estados de agitación y alucinaciones.101 Algunas acciones sobre el ambiente pueden compensar y ayudar a contrarrestar estas alteraciones. disimular o en ocasiones reorientarlo. la conversación. En este caso hablaremos de lo social. la acción de las otras personas sobre el paciente y viceversa. Muchas de las estrategias están orientadas a dirigir y regular de la forma más ajustada posible la intensidad y el tipo de estímulo sobre el cual actuar. 1995. las alteraciones perceptuales como las ilusiones y alucinaciones y modificaciones emocionales como la ansiedad.. “El síndrome de la puesta del sol (sundowning) es un término que describe la aparición o exacerbación del delirio durante la tarde / noche. la agitación. en otros atenuar.. el control de los estímulos en el ambiente físico es un aspecto consecuente cuando analizamos diferentes perfiles de las patologías. La generación de cada uno de estos es una construcción social. Por un lado es de suma importancia que los espacios interiores puedan tener una buena relación con el exterior. op.. tensión. definir un territorio vital. Como hemos observado en algunos casos es necesario amplificarlo y acentuarlo. 319 . la desorganización del pensamiento y el habla.

ver: Fast. En las interrelaciones sociales en pacientes con demencia existen unas condiciones mas potenciadas de estímulos. entendidas desde algunas disciplinas como ¨negativas¨. Este nivel de control es especialmente sensible en los primeros pasos de la transición entre el hogar particular y las instituciones. o la deambulación en uno de los pacientes. Kairos Ed. Centro para el Alzheimer Corinne Dolan. depende entonces de la comprensión de un lenguaje que también puede hallarse afectado. En este sentido algunas instituciones han conciliado las divisiones de áreas físicas en relación con la descripción que se ha hecho de los estadios de la enfermedad. Figura 11. definiéndose estas imágenes como elementos de la orientación significativa. se convierte en un elemento disparador para que otros se contagien y copien sintomatológicamente esta alteración conductual. Para un desarrollo exhaustivo de las condiciones del lenguaje no verbal en al definición. Chardon. Julius. El lenguaje del Cuerpo. 1986).102 Esta condición de la percepción sobre lo que el otro desea y necesita. que presenten distintos gradiente de estímulos e interrelación social los cuales puedan ser elegidos por los individuos según sus necesidades vitales. Un claro ejemplo de ello es la forma en cómo la exacerbación en el estado de inquietud con la caída del sol. Figura 12. OH. que además serán dinámicas y cambiantes en el tiempo. La definición de este territorio se da en el marco de unas relaciones de proxémia que se establecen mediante un lenguaje no verbal que expresan las personas. puede ser extremadamente estresante (Peppard. generados por ellos mismos.Envejecimiento y vida cotidiana cada una de las personas. Centro para el Alzheimer Corinne Dolan. Chardon. la aplastante complejidad y la falta de familiaridad que se les presenta. con el fin de intentar disminuir el grado de interferencias. 1970. Como estrategia generalizada algunas instituciones masificadas vienen subdividiendo el espacio en grupos reducidos de residentes. favoreciendo así la creación de ambientes tanto sociales como espaciales semejantes a lo que es una agrupación familiar. que vienen dadas por la propia dinámica de la enfermedad y las alteraciones conductuales anteriormente descriptas. 320 . de los aspectos proxémicos y la lectura de los territorios vitales. Barcelona. 102. según sus umbrales de soporte y necesidad de relación social. OH. Por lo cual la implicación de estos aspectos tendría que llevar la posibilidad que el espacio permita diferentes instancias de encuentro y reunión con escalas y densidades diferentes.

se pueden tener en cuenta a la hora de discernir sobre soluciones concretas que pueden también colaborar en la generación de instituciones colectivas para ancianos sin patologías específicas de demencia.Envejecimiento y vida cotidiana Conclusiones Hasta no hace mucho la atención de las ciencias del medio ambiente físico y la arquitectura. p. intentando enlazarlas lo más ajustadamente posible con los aspectos intrínsecos. esto ha sido argumentado que muchos de los comportamientos atribuidos a la demencia son. Aspecto en el cual se multiplican las variables y donde se hacen más inciertos los conocimientos con los que se cuenta para dar respuestas. que se han expuesto aquí. siendo muy frecuentes luego de los 80 y 85 años de edad. Esto no indicaría necesariamente una sobrepro321 . necesidades y posibilidades de los pacientes con Alzheimer y otras demencias seniles. Ciertamente. La mayoría de los aspectos ambientales y arquitectónicos. son conocidos y estudiados por la mecánica perceptual del ambiente arquitectónico en otros centros de interés. ¿Es posible ubicarlo en el marco de un diseño más universal? La gestión de espacios institucionales especialmente destinados a personas que sufren de demencias seniles viene siendo una tendencia que se acentúa por el aumento de los índices de aparición de estas patologías. y sobre la manera de entender la accesibilidad en relación con sus capacidades físicas. en parte. Casos recurrentes son aquellos donde muchos ancianos concurren a una residencia en la primera o segunda etapa de su vejez y terminan en un período en el que quedan dementizados en un espacio que no los acoge adecuadamente. Además. (Coons. como ya hemos dicho. Sin embargo ¨el ambiente arquitectónico diseñado presenta recursos terapéuticos en el cuidado de personas con demencia como valores potenciales. las disciplinas medioambientales y la arquitectura. una consecuencia de escenarios terapéuticamente contraproducentes¨. típicamente sin utilizar. Así mismo el envejecimiento normal puede traer consigo un porcentaje importante de cierto deterioro cognoscitivo (Jodar. 1996). Relaciones con el envejecimiento normal La demencia y el ambiente físico. 13). por su propia naturaleza terminarán presentando una solución con bastante más inercia de concreción que la naturaleza y dinámica resbaladiza e insidiosa de la enfermedad que tratamos. habían trabajado en la interpretación de las necesidades de la vejez en general. El tema de las demencias nos obliga a redefinir la accesibilidad y la comprensión de lo que significa una barrera desde la componente cognoscitiva del individuo. Algunos de estos valores potenciales del ambiente no tienen por que ser complejos y como ya hemos mencionado. dado que han ingresado a una institución convencional sin especiales recaudos para personas afectadas por las demencias. no sería difícil reorientar estas variables en función de los pacientes con demencia. 1985. Por lo cual.

pistas disimuladas. Alfred h. Por lo tanto pueden dar soluciones concretas sin formalizaciones grandilocuentes en una mecánica de compensación entre las necesidades del paciente y las presiones del ambiente. Adan Ana y Mercé Jodar. Holding on to home. Environments for People with Dementia. Washington D. Cohen. Este aspecto se puede resolver por medio de señales discretas.Envejecimiento y vida cotidiana tección de los pacientes ni la presencia de un entorno altamente terapéutico. W. (1995). Designing Environments for 322 . Designing for Alzheimer’s Disease. Por otro lado será la habilidad del los proyectitas sobre la cual descanse la posibilidad de generar un ambiente con un lenguaje normalizado. New York: John Wiley& Sons. pero que además sea disimulado a la hora de contener especiales requerimientos de la enfermedad. Hospitality Design for the Graying Generation. pueden ir asumiendo cierto grado de especificidad cuando sea necesaria en diferentes áreas de una institución. Inc. C. Design Guide. Baltimore. Brawley. (1997). Cohen and Kristen (1993).: American Institute of Architects. La importancia del entorno físico en adultos mayores con demencias. en un concepto más allegado al un diseño posiblemente más universal. Steiner. Inc. datos sutiles. Hemos vistos que el control de la estimulación se apoya en muchas ocasiones sobre la componente perceptual de los individuos. apoyados sobre al flexibilidad. T.. New York: John Wiley & Sons. The Johns Hopkins University Press. (1988). Boucom. Barcelona: Archivos de Neurobiología. Strategies for Creating Better Care Environments. Los instrumentos de proyecto actuales.C. De esta forma una gama más amplia de población estará en condiciones de utilizar y ser beneficiada por estas soluciones. Alteraciones del Sueño en el envejecimiento. Contemporary Environments for People with Dementia. (1997). y toda una serie de elementos que los planificadores del ambiente conocen como herramientas y disparadores de la componente inconsciente del aparato perceptual. Cohen & Weissman (1991). BIBLIOGRAFIA Eje adaptaciones funcionales del entorno físico a las necesidades del adulto mayor.

Raven Press. Baltimore Maryland. y Junque Plaja (1996). Barcelona: Universidad de BCN. p. Alzheimer Disease and Associated Disorders. Baltimore. Brent. MD: Johns Hopkins University Press. Frank Lloyd Wright (1996). New York. nº3.S 18. Envejecimiento normal. Advances in Assisted Living. Vol 8.. (1994). Benjamin. Suppl.24. Foniatría y Audiología. Suppl. 323 . (1996). Aging. Barcelona: Universidad de BCN. (1992).Milwaukee. Evolución del Lenguaje en el Envejecimiento Normal. New York. S 133. Déficit Frontales y Visuoespaciales en la Enfermedad de Parkinson. y Junque Plaja. Cohen. En Archivos de Neurobiología.. Lawton m. 144. Summer. Alzheimer Disease and Associated Disorders. V7. Douglas H. Powell..The Effect of Architecture on Alzheimer’s Disease and Hospice Care. Vol 8. En Datos epidemiológicos del deterioro cognitivo y las demencias en España. p.1. Jódar Vicente M. En Revista de Logopedia. Autonomy and Architecture. Programming and Design for Dementia Development of a 50 Person Residential Environment. Jódar Vicente M. (1999). University of Wisconsin . A Balanced Stimulation and Retreat Program for a Special Care Dementia Unit.Envejecimiento y vida cotidiana People with Dementia.S 138 Schwarz. Kimberly Van Haitsma. Jódar Vicente M. Center for Architecture and Urban Planning Reserch. Definición y diagnóstico. Powel M. The John Hopkins University Press Teresi J. Measurement Issues in Chronic Care Populations: Dementia Special Care. déficit de memoria y demencia leve. W. Ruth. Raven Press. (1994). 1. Marcia O. pp. Jennifer Klapper (1994).

.

.

.

.

Envejecimiento vida cotidiana y .