ÁCIDOS GRASOS POLIINSATURADOS OMEGA-3 (PUFA omega-3) Los ácidos grasos poliinsaturados omega-3 incluyen los ácidos alfa

-linolénico, eicosapentanoico, docosapentanoico y docosahexanoico. El ácido afa-linolénico no puede ser sintetizado por los humanos y su déficit provoca alteraciones clínicas, incluyendo anormalidades neurológicas y déficit de crecimiento. Por lo tanto, el ácido alfa-linolénico es esencial en la dieta. Es el precursor de la síntesis del ácido eicosapentanoico (EPA) y del ácido docosahexanoico (DHA), los cuales se producen en tejidos animales, especialmente en las grasas de los peces, pero no en células de las plantas. El EPA es el precursor de los eicosanoides omega-3, que han demostrado tener efectos beneficiosos en la prevención de enfermedad coronaria, en la aparición de arritmias y en la trombosis.2 ÁCIDOS GRASOS POLIINSATURADOS OMEGA-6 (PUFA omega-6) Los ácidos grasos poliinsaturados omega-6 son los ácidos linoleico, gamma-linolénico, dihomogamma-linolénico, ácido araquidónico y ácido adrénico. El ácido linoleico no puede ser sintetizado por los humanos y su déficit provoca alteraciones clínicas diversas, incluyendo eritema escamoso y reducción del crecimiento. Los ácidos grasos poliinsaturados omega-6 tienen un papel fundamental en la función normal de las células epiteliales.3 ÁCIDOS GRASOS TRANS Los ácidos grasos trans son ácidos grasos insaturados que contienen al menos un doble enlace en configuración trans. La configuración trans del doble enlace le hace parecerse más a un ácido graso saturado que a un insaturado con doble enlace en posición cis. Los ácidos grasos trans reducen la fluidez de la membrana celular y están presentes en las grasas de animales rumiantes y en los derivados lácteos. La hidrogenación parcial de los poliinsaturados incrementa el contenido de ácidos grasos trans y produce endurecimiento de la materia grasa.4