You are on page 1of 229
ni! lo Julio Aréstegui LA INVESTIGACION HISTORICA: TEORIA Y METODO JULIO AROSTEGUI LA INVESTIGACION HISTORICA: TEORIA Y METODO sBllOG, ran walt G *' tafotocopiano mata * — = dito & Dy, slmorcada st. SO %% yas CRITICA BARCELONA ‘Queda rigurosameateprokibida, vin Is autorizacién exci de los tulares del copyright, bao ths saachonesestbleckls nla eyes, a reprotaccidn oul parcial de esta obra por cual ‘malio 0 procedimiento comprenciden la repeografia y ef trataicnte inlrrate Cuber: Foun Bata Foxocomponicise: Ftocomplt ©. © 1995 2001, ful Aroxegui © la presente eficign para Eapata y América: AL CHICA, SL Proven 240, (8008 Barcel ISON HEREND-IN7-4 Deiat eal 10,631-2001, Uinorews en Kapa 2001 A&M Gia, SL. Sama Perpetn de Mages (Bacelona) PROLOGO A LA NUEVA EDICION Hace cinco aos aparecié la primera edicidn de esta obra, cuyas intenciones, opciones. expectativas y agradecimientos se hacian canstar en el Prilogo escrito para aquella oeasién. Aparece ahora una segunda en cuyo nuevo Prilogo me gustarfa retomar, con la perspectiva que afiade ¢! tiempo transcurrido y la expe- Fiencia ganada aquellos y otros extremos parejos alos que se eontenfan en el an- terior, Pero es claro que a este propdsito se le impone una consideracién previa a la que-no puedo sustracrme, y es ésta: lo que Yo pueda incorporar, recificar © confirmar de lo que decia entonces esti inevitablemente condicionado por la recepcién que el libro ha tenido y por el eco que ha Hegado a mi de ello. El hecho de que se vuelva a editar. y que Io sea con ostensibles reformas —aque ojalé sean realmente mejoras—, dice por sf mismo algo en lo que no es preciso reincidir, Peto no lo dice todo. Y ello es lo que me gustaria especialmente considerar. La recepcidn a a que me refiero tiene muchos perfiles que serfan dignos de algin comentario, pero que no es el propio autor de! libro el mis indicado para hacertos. Entre fo que considero prudente decir se incluye el hecho, lixonjero, «de que aquéttos a quienes una obra como esta iba dirigida especialmente y otros 4 Jos que previsiblemente les iba a servir de ayuda no se han Visto decepeiona- dos, en Jo que yo s¢. Los alumnos que cursan asignaturas de cuya materia ver- sa, los profesionales interesados en los aspectos mas estructurales de su disci- plina, algunos estudiosos de cuestiones limitrofes y relacionadas son los casos nds significativos que conozco. ero no todo funicions conforme alo esperado, Las erfticas y las conirover- sias que yo barruntaba y, naturalmente, hubiese agradecido, de aquellos prof sionales y eolegas de quienes, sin duda, va @ recibir un juicio més aquilatado y, segurumente, més severom, decfamos entonces, no se han producido, © lo han hecho en tina expresidn minima. No me aventuraré, sin embargo, en un sitio como ests, # adelantar alguna posible explieaciGn del hecho que, desde luego, puede tenerlas de diverso signo. A lo que yo sé, e! libro interesé bastante més & Jos coleytas quee por motives profesionales se encuentran més implicados en un trabajo historiogréfico especulative, instrumental © «metahistérico» que a los otros voleado en la estricta peictica empirica. Reconazco que en sana doctring 6, mis simplemietke. en li que este libro mismo pretende inculear, esa distinciéin 8 impertinente, Pero la realidad es teres y aprovecho la ocasidn para Lamentat profundamente semejante terqueda.