El Trabajo de la Segunda Cabeza

Por Michael Kelly (Traducido por Manon de Apophis)
En el capítulo previo, enfocamos nuestra atención sobre las prácticas relevantes a la primera cabeza del Dragón, particularmente el control y desarrollo del cuerpo físico y la realización de la carne, la sangre y los huesos como intrínsecamente mágicos. De hecho, la carne es el mismo fundamento del Sendero de la Mano Izquierda y todo lo demás debe estar centrado en ella. Como Merlín en Merlin's Wood de Robert Holdstock, nuestras runas deben ser grabadas sobre nuestros huesos. En este capítulo, construiremos sobre el trabajo precedente introduciendo prácticas similares para ejercitar y entrenar las facultades mentales. La mente debe ser monitorizada y llevada bajo control; debe ser expandida y adaptada para adecuarse a nuestros propósitos mágicos. Nosotros nos hacemos ilusiones sobre que tenemos control sobre nuestras propias mentes. Esta es una afirmación ridícula. Tan pronto como los ejercicios de este capítulo empiecen a ser aplicados conscientemente descubrirás que tu mente es dispersa, fragmentada y no puede permanecer enfocada sobre una cosa durante un simple momento sin duro y riguroso entrenamiento. Desarrollar suficiente control mental para trabajar consisten-temente la magia con éxito es difícil en extremo. Para ilustrar este punto, me gustaría compartir un par de experiencias que tuve cuando estuve muy enfermo en Mayo de 2003. Mis articulaciones habían sido atacadas por una infección viral que aparentemente había contraído después de haber sido expuesto a orina de rata en el archivo de la compañía en la que trabajaba en aquel momento. Era incapaz de andar, no podía siquiera estar de pie sin la ayuda de bastones y cada momento era una agonía. Mis manos estaban tan agarrotadas e inflamadas que podía hacer muy poco con ellas y tenía un dolor de cabeza que sentía como un taladro perforando dentro de mi sien derecha. No sorprende que encontrara difícil dormir y que yaciera despierto una noche intentando leer, medio delirante ya que estaba tan enfermo y cansado. El libro que había elegido era una simple novela ligera, nada pesado o demasiado complejo. Sin embargo, cuando la cogí de nuevo por la mañana descubrí que había perdido completamente su trama. En mi delirio, había creado enteramente nuevos personajes que simplemente no existían en la novela. De hecho, estaba tan confuso que no podía decir qué

parte había leído y qué parte había imaginado y me vi forzado a empezar la lectura del libro de nuevo. Esto muestra cómo la mente puede liberarse del control consciente y huir con ella misma sin siquiera darse cuenta de lo que está sucediendo. Cuando es apropiadamente entrenada y aplicada, esta habilidad es realmente una herramienta muy importante para las aplicaciones mágicas, pero primero debe ser metida en cintura. Hasta este periodo de enfermedad no había notado la extensión y poder de esta tendencia de la mente. Pero esta no fue la única experiencia mental extraña que he tenido durante ese periodo. Mientras yacía intentando dormir otra noche, los filtros usuales de mi cerebro debieron de bajarse, permitiéndome un vislumbre del trabajo del subconsciente. A menudo hablamos de “diálogo interno” de la mente ya que constantemente parlotea consigo misma, pero en esta rara ocasión en la que las barreras cayeron fui capaz de ver realmente cuán grande es. Me hice consciente de que mi mente estaba teniendo al menos una docena de conversaciones simultáneas consigo misma como había observado, todas ellas divorciadas de la participación consciente. ¿Sabes cuando te sientas solo en un bar o cafetería concurridos y simplemente escuchas el rumos de las personas que te rodean? ¿En el que las conversaciones son todas distintas, pero el ruido general es tan alto que eres incapaz de sintonizar completamente con ninguna de ellas y aislarla? Fue como eso, ¡pero estaba dentro de mi cabeza y llegué a la realización impactante de que siempre era así! Pero el cerebro está acostumbrado a filtrar aparte aquellos trozos que no son pertinente para el interés actual de la mente consciente, por lo que es arrogante y bastante absurdo asumir que se está bajo control. De hecho, realmente somos engañados y manipulados por los filtros programados que nuestra sociedad y educación han condicionado en nuestras mentes. Es la tarea del mago deshacer este condicionamiento y liberar los recursos de toda la mente, integrándolos y unificándolos. Pero primero, es necesario volverse experimentalmente conscientes de ellos y familiarizarse con los mismos lo cual no es una tarea fácil. Es esta tarea la que dirigiremos en el capítulo presente.

Modelos del Alma
Con el fin de entrenar la mente en el trabajo mágico, es necesario entender la estructura y substancia subyacente de la mente. Las palabras “mente”, “alma”, “espíritu” y parecidas son muy vagas e imprecisas y

sería de beneficio para el Iniciado dedicar algún tiempo a aprender las interrelaciones implicadas en alguno de los más sofisticados modelos del complejo cuerpo-mente- alma. La mayoría de tradiciones mágicas enseñan un conocimiento del alma como parte de su currículum. El modelo Egipcio del alma y sus varias partes es aludido en el Templo de Set, especialmente bien definido por Don Webb, y este puede ser familiar para algunos; si no, entonces sus libros publicados contienen una buena porción de la información más pertinente. El modelo del alma Germánico es bien conocido a través de los libros de Edred Thorsson, más notablemente Runelore y The Nine Doors of Midgard. El análogo modelo Celta es presentado en mi Book of Ogham. Un altamente desarrollado modelo Cabalístico existe dentro del los Papeles de Conocimiento de la Orden Hermética de la Golden Dawn. No hay escasez de modelos sofisticados de la psique dentro de las tradiciones mágicas. El conocimiento psicológico más reciente también será de uso para el Iniciado, especialmente las obras de Carl Jung. Para cocinar todos estos modelos hasta sus fundamentos y presentar un inventario de las distintas partes del alma en un Inglés moderno en ningún orden particular, podemos crear una lista que se leería un poco como la que sigue: intelecto memoria emociones aspectos de la sombra reprimidos características heredadas imagen idealizada faceta pública proyección tutelar sombra post-mortem centro focal, el sentido de Yo en sí mismo El propósito de la Iniciación es tejer estas facultades dentro de una simple identidad cohesiva, capaz de sobrevivir a la muerte del vehículo físico y Remanifestarse en una nueva existencia, sea en forma carnal o incorpórea. Antes de que ellos puedan ser integrados, deben ser entendidos y desarrollados y saneados. Muchas de estas facultades ordinariamente se comportan conforme a condicionamientos programados, algunos sociales,

algunos biológicos, algunos simplemente por hábito. Usando las misma técnicas de observación, puesta a prueba y despliegue que fueron aplicadas a los cinco sentidos bajo el trabajo de la primera cabeza, debemos ahora llevar las partes de la psique dentro del completo orden de trabajo. Esto necesita práctica y paciencia y una gran cantidad de trabajo duro. Recomendaría que el Iniciado debiera estar familiarizado con tantos de estos modelos del alma como sea posible y trabajar con ellos vigorosamente dentro del contexto de su propia tradición simbólica y cultural. Cada modelo tradicional es equilibrado en sí mismo y tomándose el tiempo para absorber completamente cada uno por turnos, sobre sus propios términos y en sus propios marcos de referencia, el Iniciado pronto establecerá una imagen muy cohesiva de sus operaciones internas, algo que será crítico para el trabajo de la segunda cabeza.

Monitorizando el Pensamiento
Antes incluso de que podamos intentar controlar nuestros pensamientos, primeramente es necesario hacerse consciente de ellos. Para este ejercicio, que debería ser practicado regularmente por al menos un mes antes de progresar a cualesquiera de las otras prácticas que siguen, asume la postura sentada del Dios como es descrita bajo el trabajo de la primera cabeza. Una vez la postura sea fija y estable y la respiración se haya establecido en un ritmo fácil, simplemente empieza a observar tus pensamientos. Centra tu consciencia en un tipo de “punto aventajado” dentro de tu cabeza y sólo mantente observando. Toma nota de tus pensamientos conforme surgen. No te permitas involucrarte en cualquiera de ellos, sólo obsérvalos conforme surgen, se multiplican y desvanecen. Después de un tiempo te harás consciente de insidiosos pensamientos “ocultos” que se arrastran hasta llegar a ser dentro de tu mismo punto mental aventajado. Estos serán pensamientos tales como: “Estoy maravillado de lo bien que lo estoy haciendo”, “¿Cuánto quedará para que termine el ejercicio de hoy?”; “Hmm, ¿de dónde vino ese pensamiento?”, y cosas así. Puede ser difícil inicialmente notar los pensamientos de este tipo, ya que se disfrazan a sí mismos como parte de tu proceso de observación. Pero no lo son, son pensamientos separados y distintos por propio derecho y deberías reconocerlos como a tales. Una vez hayas dedicado un tiempo a la práctica regular y te hayas familiarizado con los patrones de tus pensamientos como son vistos desde

tu punto interior aventajado, puedes llevar el ejercicio un paso más hacia delante. Ahora deberías permitir que tu atención se aferre a un pensamiento cuando surja y seguirlo con exclusión de todos los demás. Debes intentar no influirlo o desarrollarlo de ninguna manera; sólo obsérvalo y sus circunvoluciones perfectamente desapasionadamente. Descu-brirás que los diferentes flujos de pensamiento reaccionarán a dicha observación tan de cerca de diferentes formas: algunos se secarán y cesarán casi instantáneamente; algunos se desarrollarán a un ritmo constante, algunos saltarán de idea en idea, mutando y cambiando en el parpadeo de un ojo; algunos parecerán extrañamente pararse, girarse y mirarte justo a ti. Una vez más, practica esto sobre una base regular. Finalmente, guarda nota de tus progresos con estos ejercicios y anímate siempre. Cada minuto dedicado en dicha práctica es un triunfo de tu Voluntad, incluso si ningún signo obvio de mejoramiento parezca hacerse notar. Si continuas animándote, tu mente subconsciente responderá y empezará a participar, abriéndose más fácilmente a tu inspección conforme sienta que estás satisfecho con ella y que hay placer por ganar en estas prácticas; el subconsciente responde mejor a la diversión en tales ejercicios a largo tiempo, así que haz un juego de ellos. Acosándolo producirá resultados pobres y resentidos; intenta implicarlo y agradece su participación.

Parar el Pensamiento
Una vez te hayas vuelto eficiente en la observación y seguimiento de tus trenes de pensamiento sin interferir en ellos, descubrirás que has ganado algo de intuición en el fenómeno del pensamiento en sí mismo. Empezarás a reconocer los patrones a través de los cuales los pensamientos aleatorios surgen en tu mente, subiendo a la superficie desde las profundidades del subconsciente. Ahora, armado con este conocimiento, encaramos la tarea considerablemente más difícil de amortiguar y aquietar realmente los pensamientos, evitando que surjan en primer lugar donde sea posible y cortando rápidamente aquellos que consigan resbalarse a través de la red. Esto se hace de la misma manera que el ejercicio anterior. Centra tu consciencia dentro de tu mente y empieza a observar. Pero esta vez mantén tu paisaje mental tan quieto y vacío como puedas posiblemente hacerlo. Tan pronto como te hagas consciente de un atisbo de pensamiento, extínguelo.

Ahora la batalla empezará en serio. Te asombrarás de cuán indisciplinada es tu mente, no te creerás cuántos pensamientos zumbarán a tu alrededor y resistirán tus esfuerzos por acallarlos. Parecerán como la hidra: cortas uno y dos más surgen en su lugar. Te desesperarás por el pequeño progreso que te parecerá que estás haciendo. Te engañarás pensando para ti mismo, “Lo estoy haciendo realmente bien, no he tenido ni un sólo pensamiento en todo el tiempo,” para sólo darte cuenta cuán insidiosos son los pequeños bastardos empatando a tu propia vigilancia y tentándola a pensar. Se reirán de ti, te imitarán, bailarán en círculos a tu alrededor. ¿Quieres saber lo mejor de todo? Ríe con ellos, no te estreses. Tu subconsciente cesará de rebelarse y empezará eventualmente a trabajar contigo si lo convences de que no eres su enemigo y que su cooperación beneficiará a todo tu Ser. Puede parecer descorazonador decir que después de mucho trabajo y práctica puedes encontrarte siendo capaz de cesar verdaderamente de pensar por unos meros tres o cuatro segundos. Pero esto es un logro verdaderamente increíble y la sensación de puro Yo que surgirá en estos momentos es – bastante literalmente – como un buen orgasmo. Considera que un orgasmo tiende a durar sólo segundos, pero eso no hace que las personas no luchen por él. Este grado de control mental será de tremendo valor en los trabajos mágicos de las cabezas posteriores, especialmente en la manipulación temporal de la sexta cabeza. Pero necesitarás practicar, y a menudo.

En Un Solo Punto
Una vez seas capaz de aquietar exitosamente tus pensamientos por unos breves segundos (lo cual es la Clave a la gnosis mágica y los poderes proféticos), es tiempo de empezar a enfocarse en la concentración en un solo punto, que es una disciplina relacionada y análogamente difícil. Empieza a mirar directamente a un solo punto fijo. Puede ser una marca sobre la pared; puede ser un punto sobre un trozo de papel en blanco; puede ser el filo de un cuchillo (muy tradicional); puede ser la cabeza de un alfiler, puede ser cualesquiera de cientos de pequeñas y simples cosas. Lleva tu mente exclusivamente a tu punto elegido de enfoque. No permitas que otros pensamientos o impresiones surjan en tu cerebro. Esto será endemoniadamente difícil de la misma y exacta forma en que el pensamiento vacío del ejercicio previo fue endemoniadamente

difícil. Tu mente se retorcerá y girará en su lucha por escapar de tu punto de concentración. Pensamientos tránsfugas surgirán más rápido de lo que puedas acallarlos, encontrarás tu mente deambulando, distraída por la cosa más trivial. Nada de esto importa, sólo vuelve deliberadamente tu atención a tu punto de enfoque elegido. La cuestión en esta fase no es cuán exitoso eres, simplemente es el hecho de que estás practicando. Esta práctica inevitablemente mejorará tu habilidad con el tiempo. Cada ligera mejora en los poderes de concentración mágica y Voluntad aplicada que ahora estás deliberadamente afinando, aportará enormes dividendos. La falta de práctica, por supuesto, no aportará nada en absoluto.

Ejercicios de Visualización
Una vez hayas adquirido el truco de concentrarte sobre un punto sin sufrir distracciones indebidas, puedes empezar a hacer la práctica más mágicamente útil enfocando tu recién encontrada atención, sobre un objeto visualizado en lugar de uno material. Empieza visualizando algún objeto diario con ningún significado esotérico. Sostén su imagen fija en el ojo de tu mente. Imagina cada aspecto de su apariencia en las tres dimensiones y mantenlo firmemente en tu imaginación, tu concentración rígidamente fija sobre él. Conforme ganes facilidad y confianza, empieza a girar y rotar el objeto dentro del ojo de tu mente, viéndolo desde todos los ángulos. Finalmente, introduce los otros cuatro sentidos en tu visualización e imagina el objeto en toda su gloria sensual. Un buen objeto a elegir inicialmente sería una pequeña pieza de fruta tal como una mandarina o un fresón. Estas son formas simples, pero son coloridas y ricas en texturas y ofrecen una completa fiesta sensual cuando el ejercicio es practicado con su completo potencial. Imagina el olor dulce de la fruta; los ligeros hoyuelos sobre su superficie conforme la tocas; el apetitoso sabor; el pulposo, blando sonido mientras es apretada. Finalmente, empieza a practicar visualizando símbolos mágicos o sigilos que sean significativos para ti (no juegues en esta fase con los que no conozcas el significado, ese tipo de trabajo pertenece a la tercera cabeza, no a la segunda). Usa color, forma, etc., en tus visualizaciones y de nuevo intenta agarrar el símbolo en tres dimensiones. Esta práctica tendrá directa aplicación mágica en el trabajo de la tercera cabeza. Sin embargo, en el presente a ninguna intuición o lo que pueda surgir le será dada la

bienvenida; de hecho, será evidencia de que no estás concentrándote lo bastante duro sobre la tarea entre manos, que es enfocarte en un solo punto sobre un objeto visualizado con ninguna distracción. Cuando hayas logrado triunfar con las visualizaciones estáticas, empezarás a visualizar escenas completas desarro-llándose a tu alrededor. Lee un pasaje de un libro y recréalo con meticuloso detalle dentro de tu imaginación. Camina y observa la escena desde todos los ángulos, examina los personajes y los objetos en su mundo. De nuevo, ejercita los cinco sentidos: coge cosas y acarícialas; escucha los sonidos del escenario; saborea las cosas; huele el aire para descubrir qué olores puedes detectar. Lleva a cabo este ejercicio muchas veces en muchos escenarios diferentes hasta que parezcan “reales”. Esta práctica también se traducirá en trabajo mágico directo en la próxima cabeza, lo cual se demostraría bastante difícil si esta experiencia y pericia previas no hubieran sido ganadas a través del duro trabajo.

Mantras
Otra forma de enfocar la mente es el canto de mantras. Un mantra es una palabra que es repetida una y otra vez, capturando la mente con su ritmo y evitando que la atención deambule. Por supuesto, si esto fuera todo, podríamos también recitar “¡María tenía un pequeño cordero..! Ahora en realidad, esa es una brillante idea y sugeriría que los Iniciados deberían de hecho empezar su práctica de mantra recitando ritmos infantiles o cancioncillas. De esta forma, puedes olvidarte de cualquier significado esotérico y simplemente enfocarte en envolver tu atención en el ritmo del mantra. Después, cuando la pericia haya sido ganada y el trance mágico pueda ser fácilmente conseguido a través del uso del mantra, mantras más significativos podrán ser usados para propósitos mágicos positivos, urdiendo el mundo a través de su repetición. El mantra debería ser tarareado, cantado o vibrado, no simplemente murmurado bajo la respiración. El tono exacto y duración dependerán del mantra elegido. Algunos trabajan mejor con un zumbido de abeja; otros con un fuerte, explosivo susurro; aún otros con un profundo, sonoro encantamiento. La respiración debería ser regulada para adecuarse al mantra, que debería ser entonado en alto inicialmente. Conforme la repetición del mantra empiece a operar en “piloto automático”, conduciendo el pensamiento con él, puede ser gradualmente acallado hasta que sea repetido silenciosamente dentro de la mente, como una rueda

giratoria de sonido interior que mantiene la mente embelesada. Una vez este trance pueda ser establecido fácilmente, el Iniciado estará preparada para empezar a usar mantras con significado mágico. Un mantra girando en la mente induce un estado de trance y abre las puertas entre las mentes consciente y subconsciente. Puede por lo tanto ser usado para plantar semillas mágicas en la mente profunda para propósitos operativos o de iluminación. Algunos mantras mágicos sugeridos son: La Fórmula del Eón de Set: “Xepera Xeper Xeperu” La Fórmula de Leviatán: “Xeper y Remanifest” Para buscar los Misterios: “¡Reyn til Runa!” Para abrir las Puertas del Infierno: “Zazas Zazas Nasatanada Zazas” La Palabra del Eón de Horus: “Abrahadabra” Para convocar la corriente Draconiana: “Capimao Vovim” Las fuerzas combinadas del Señor de la Oscuridad y la Serpiente: “Apepi Set” El Encantamiento de la Creación: “Anadl Natuiaeth Ufudd-Dod Bedd Oedd Doeth Ni Fyny Fel” “Yo reino sobre ti...”: “Ol sonf vors g” El Secreto susurro de Apep: “TINAMIWYAN” Métodos avanzados de desarrollo de mantras para propósitos mágicos operativos serán discutidos en la sección “Sigilos” posteriormente en este capítulo.

Liber Jugorum
En su papel para instrucción titulado “Liber Jugorum” (ver Magick o Gems from the Equinox), Aleister Crowley ofrece una técnica altamente efectiva para el entrenamiento y desarrollo de la mente, que puede ser adaptado efectivamente para el uso de los Iniciados modernos. En el método original del Ipsissimus Crowley, el Iniciado se esfuerza en mantener la vigilancia sobre su mente llevando a cabo un pacto para no decir cierta palabra por un periodo de tiempo especificado. Esta palabra debería ser una que sea usada a menudo en las conversaciones diarias con el fin de asegurar la apropiada vigilancia. Por ejemplo, la palabra “y” podría ser seleccionada. El Iniciado podría decidir evitar el uso de esta palabra por un periodo de cuarenta y ocho horas.

Si el Iniciado se da cuenta de que su vigilancia se ha distraído y ha usado la palabra prohibida, o – igualmente terrible – no puede recordar si la ha usado o no, entonces el Sr. Crowley sugeriría cortarse el antebrazo viciosamente con una cuchilla de afeitar con el fin de aprender la lección. Sin embargo, tiendo a estar de acuerdo con Kenneth Grant cuando sugiere que esta acción puede servir para ampliar realmente el abismo entre las mentes consciente y subconsciente y por lo tanto no es recomendable. El entrenamiento por castigo siempre genera resentimientos secretos, que son la última cosa que queremos. En lugar de ello, si te das cuenta de que te has equivocado, sólo sonríe irónicamente y toma nota del hecho, prometiendo a toda tu mente que son su ayuda mejorarás. Este acercamiento más suave al entrenamiento puede durar más, pero los puentes mentales así construidos se mantendrán firmes y los fundamentos serán duraderos. Lo que quieres es convertir tu mente en una integrada y enfocada herramienta, no tenerla encogida de miedo gruñiendo como un perro apaleado. Cuando algún grado de éxito haya sido conseguido con este ejercicio de retención de la lengua, puedes llevar las cosas un pasa más allá. Ahora intenta evitar que la palabra entre en tus mismos pensamientos, no sólo en tu discurso. Esto, por supuesto, es una tarea considerablemente más difícil. No más pronto te hayas dicho que no pensarás en algo para que surja justo frente tu mente. ¡Tío! No obstante, en esto como en todo, la práctica regular y determinada demostrará producir resultados, con la mente gradual y voluntariamente siguiendo el ejemplo de la fuerza de tu determinación y deseo.

Postura de la Muerte y Trance Mágico
La postura de la muerte es una técnica desarrollada por Austin Osman Spare y discutida más detalladamente en su Book of Pleasure. En ese libro, hay un autoretrato de Spare en su postura de la muerte, sentado a un escritorio con su barbilla descansando en su mano mientras mira fijo hacia delante con una mirada fija y muerta. A su alrededor, el cuadro está atestado de varias obsesiones y símbolos que empiezan a surgir a la manifestación mientras las puertas de su mente subconsciente son desbloqueadas y bostezan abiertas. Con los años cierto número de personas, tales como Kenneth Gran y Peter Carroll, han encontrado una gran cantidad de palabras para hablar sobre la postura de la muerte y sus intuiciones son de gran valor, pero su

esencia es la simplicidad en sí misma. La clave a la postura de la muerte es un entendimiento del culto ZosKia de Spare. De nuevo, muchas palabras han sido escritas sobre esto, especialmente en los libros de Kenneth Grant (ejecutor literario de Spare), a los que el lector es referido. Sin embargo, en muy breves términos la idea puede ser interpretada como un poco parecida a la dualidad Nuit-Hadit del Ipsissimus Crowley: lo infinitamente grande y lo infinitamente pequeño. Zos puede ser visto como lo enteramente potencial, lo Inmanifiesto esperando la manifestación e infinita transformación. Kia puede ser visto como la chispa aislada del Yo, despojada de todo añadido, el Ojo en el Vacío. La postura de la muerte es el proceso de aquietamiento del movimiento corporal (ver el trabajo de la primera cabeza en el capítulo anterior) y la extinción de la personalidad. Esto permite a la consciencia retirarse dentro de sí misma, mudando las pieles de la opinión, asunción, adoctrinamiento, programación, etc. En este estado vacuo, el Ojo se mueve sobre el Vacío y las puertas del Infierno (el subconsciente) bostezan abiertas, permitiendo a las obsesiones y poderes profundamente enraizados elevarse a la manifestación. Esto, por supuesto, puede ser una experiencia devastadora, pero es tremendamente otorgadora de poder. Sin tener que decir, eso sí, que la postura de la muerte requiere alguna habilidad con los tipos de prácticas descritos en los ejercicios anteriores con el fin de ser efectiva. Pero para que cualesquiera verdaderas transformaciones mágicas sean forjadas, alguna facilidad con este estado de trace es absolutamente esencial. El Iniciado debe ser capaz de aislar el centro verdadero del Yo de la personalidad mundana y percibir directamente el Vacío en el que la “verdadera creación” puede tomar lugar. Posteriormente en este capítulo aportaré un breve relato del Trabajo de la Orden de Leviatán en el Cónclave de Múnich del Templo de Set, en el que un acercamiento ligeramente variante para este estado de consciencia fue exitosamente empleado en un Trabajo de grupo.

Lucidez Eroto-Comatosa
Aleister Crowley es acreditado como uno de los pioneros que introdujo los ritos sexuales en la práctica mágica Occidental contemporánea. Sin embargo, realmente escribió muy poco sobre el asunto en sus escritos abiertos y sus enseñanzas sexo mágicas deben ser en gran medida deducidas de una combinación de diarios, cartas, la gente que

trabajó con él y la lectura entre líneas. Ellas no son expresadas generalmente en sus obras publicadas. Sin embargo, una práctica que ciertamente recomendó fue la denominada lucidez eroto-comatosa. Dicho de forma simple, esta es el uso de la estimulación sexual para inducir un estado de trance. En el estado de trance, la mente es desprovista de los pensamientos mundanos y está peculiarmente enfocada, capaz de grandes intuiciones y de contactar con raíces bastante profundas en la psique para efectuar profundos y duraderos cambios tanto en el mundo interior como exterior. El método más básico para utilizar la magia sexual es enfocarse simplemente al momento del orgasmo, cuando el pensamiento es aplastado en el olvido por la intensidad de la experiencia. En este momento el mago lanza un paquete enfocado de Voluntad a través del portal psíquico abierto. Algunos magos logran tremendos resultados con esta simple clave, aunque mis propios experimentos con este método se han encontrado con un éxito del cero absoluto. Cada maestrillo tiene su librillo1, como dice el refrán. Sin embargo, he tenido mucho éxito con la lucidez eroto-comatosa, que funciona de una forma bastante diferente a la anterior. De hecho, puede ser aproximada de dos formas distintas. Los Iniciados deberían intentar ambas y encontrar la que funcione mejor para ellos; puede ser que un método funcione mejor ciertas veces o para ciertas operaciones y el otro funcione bajo circunstancias diferentes. Pruébalas y observa. El primer método pone énfasis en la parte “comatosa” de la descripción. Realiza un tremendo orgasmo y entonces permite que tu mente derive dentro del trance en la consiguiente extenuación (puede ser necesario encadenar una secuencia de dos o tres orgasmos con el fin de inducir un estado bastante profundo de disociación). La mente debería ser hecha añicos temporalmente, permitiendo a la Voluntad enfocarse en sí misma hasta la dureza de un diamante sin interferencia de pensamientos ociosos. Puedes entonces buscar el conocimiento que requieras o trabajar los cambios deseados. Esta operación puede ser hecha en solitario o funciona muy bien con la asistencia de una pareja, que puede hablar al Iniciado a través de una experiencia de visión/astral guiada después de darle placer hasta llegar a un estado de trance sonambulístico. La segunda técnica reutiliza la metodología karezza de la primera cabeza, la práctica de la masturbación hasta el punto justo antes del orgasmo, pero nunca permitiendo que ocurra. Esto se continua hasta que la
1 En el original “Horses for courses”, refrán deportivo inglés imposible de traducir, que indica que hay que escoger el caballo más apropiado para cada tipo de carrera, de ahí que haya escogido un refrán español diferente pero con el mismo significado (Nota del Traductor).

exitación de las energías atrapadas con la frustración y creciente tedio provoquen que la mente salte dentro de un trance. Los Iniciados deberían practicar estas técnicas para observar los cambios forjados en la consciencia y los extraños efectos que pueden tener sobre la mente (por no mencionar su indudable utilidad mágica).

Sigilos y Dibujo Automático
Austin Spare desarrolló una técnica de sigilización que se ha extendido ampliamente y es bien conocida en años recientes. Un sigilo básicamente es un glifo pictórico que oculta una Declaración de Deseo. Cuando los ojos contemplan un sigilo, no registran conscientemente su significado; sin embargo, la mente subconsciente, que contempló la formación del sigilo y recuerda la forma en la que fue formado, ciertamente asocia su forma con el Deseo. El uso de tales sigilos es una forma de eludir las objeciones racionales de la mente consciente y plantar la sugestión del Deseo directamente en los lugares profundos de la psique donde puede ser puesta a trabajar. Estos métodos de manipulación mental caen bajo el trabajo de la segunda cabeza y los Iniciados deberían practicar hasta que perfeccionen el lanzamiento de tales hechicerías simples. Primero examinaremos las formas en las que tales sigilos pueden ser formados antes de discutir cómo pueden ser implantados efectivamente con el fin de encarnar el Deseo del mago. En esto como en la mayoría de casos, diferentes técnicas funcionan mejor para diferentes personas. La forma más simple de formular un sigilo es decidir una frase que declare tu Deseo en términos simples. Tomemos una sencilla pieza de magia climática como ejemplo. Asumamos que un mago es un mal navegante pero necesita hacer un viaje en ferry. Su declaración de Deseo podría por lo tanto ser “FAIR WEATHER”2 (BUEN TIEMPO). Él entonces elimina todas las letras duplicadas de la declaración (esta fase es opcional y ciertas letras pueden ser usadas más de una vez para crear un diseño más estéticamente placentero o numéricamente significativo). Esto le deja con FAIRWETH. Estas letras son entonces tomadas y ensambladas en una expresión diagramática simple que utiliza todas sus formas, como se ha ejemplificado más abajo. El mago puede hacer esto tan simple u ornado como desee hasta que su sentido artístico esté satisfecho.
2

Mantendremos el inglés del original en la traducción, para que coincida con las descripciones y sigilos realizados por el autor (Nota del Traductor).

Ahora tenemos un símbolo que ha derivado de la declaración de la Voluntad del mago, pero que no la sugiere conscientemente en ninguna medida. Personalmente, recomendaría crear el sigilo dentro del entorno cargado de un ritual formal, emparejado con una solemne declaración de intento, para engranar su propósito más fácilmente dentro de la psique (para directrices rituales, ver el capítulo concerniente a la tercera cabeza y muchos de los títulos en la lista de lectura). Una vez creado, el sigilo debería ser apartado durante varios días antes de ser tomado de nuevo y cargado, como se describe más adelante. Los sigilos también pueden ser creados para resonar con las energías de Dioses o espíritus, ya sean tradicionales o formados por la propia mente del mago (los así llamados elementales artificiales o formas de pensamiento). Los grimorios están llenos de sigilos relacionados con espíritus y demonios específicos. En tal caso, las letras del nombre del espíritu serían incorporadas en el diseño del sigilo. Un sigilo simple para trabajo devocional con Apep es sugerido a continuación.

Esto puede ser aderezado como sea necesario por el ingenio del mago, como en la segunda representación, más evocativa y estéticamente placentera. Una mirada al trabajo gráfico de Austin Spare o las ilustraciones en el Liber Null & Psychonaut de Peter Carroll proveerá muchos ejemplos de sigilos creados de esta manera que deberían ayudar a estimular el nuevo caldo creativo del Iniciado. Retornando brevemente al asunto de los mantras, estos pueden ser creados de la misma forma. Eligiendo una declaración de Deseo, eliminando las letras duplicadas, y después reorde-nando las letras restantes, para que una palabra o frase que suene bien pueda ser producida o cantada. Tomando nuestro ejemplo anterior de “fair weather”, podríamos crear un mantra como “THERIF AW”. Este sería entonces

cargado de una manera similar a un sigilo visual, pero en el momento del lanzamiento sería cantado en lugar de contemplado. En Uncle Senakt's Essential Guide to the Left-Hand Path, Don Web sugiere un método de creación de sigilos a partir de cuadrados mágicos desarrollados para un propósito. Si el alfabeto Inglés es contabilizado como teniendo veinticinco letras en lugar de veintiséis (gracias a tratar la I y la Y como la misma letra/sonido), entonces se adecuaría a una cuadrícula de 5 X 5, como sigue.

Ahora el truco es reordenar las letras en una matriz que refleje nuestra declaración de Deseo. Tomando el mismo ejemplo una vez más, colocamos las letras “fair weather” primero en la cuadrícula en el orden de su aparición en la frase, después la llenamos con las letras restantes del alfabeto, así:

El mago ahora puede trazar sigilos sobre este cuadrado, el cual además expresa su Deseo. Habiendo creado un cuadrado mágico para “fair weather”, el mago podría desear sigilizar las palabras “ferry journey”3
3

Idem con la nota 2.

(viajar en ferry) sobre él con el fin de hacer su Deseo más específico. Esto lo hace trazando líneas sobre las letras del cuadrado, deletreando las palabras f-e-r-r-y j-o-u-r-n-e-y y trazando las formas forjadas, produciendo los siguientes dos sigilos:

Estas formas y patrones de líneas no tienen significado para la mente consciente, pero el subconsciente sabe cómo fueron forjadas y qué significan, reconociendo el Deseo codificado en ellas. A través de la disociación consciente de ellas, el subcons-ciente puede manipularlas directamente y sin interferencia cuando sean cargadas. Otra técnica que puede ser usada en la creación de sigilos también ha derivado de Austin Spare, siendo el dibujo automático. La técnica en este caso es muy simple, aunque lograr un satisfactorio uso del arte puede llevar algún tiempo y práctica desarrollar un nivel estéticamente placentero. Realmente requiere el descenso de las inhibiciones y barreras psíquicas. Pero ya conoces la instrucción ahora: práctica, práctica, práctica. Un bolígrafo o lápiz es sostenido flojamente en la mano sobre una hoja de papel en blanco. La mente deriva ensoñando en el Deseo a ser manifestado y a la mano le es permitido moverse a Voluntad, sin interferencia o dirección consciente. De los patrones resultantes, algunas partes pueden ser extraídas y adaptadas como sigilos del Deseo y por consiguiente cargados. Los métodos para cargar sigilos son muchos y variados. Algunos funcionarán maravillosamente para algunos Iniciados, otros no. La intención básica es lograr un estado alterado de consciencia en el que la mente entre en un vacío y lance el sigilo al olvido, arrojándolo dentro de profundos lugares desde los que subsecuentemente se manifestará. Después es efectivamente olvidado y dejado para que haga su trabajo. Este no es el tiempo ni el lugar para desear apasionadamente los resultados; ese debería haber sido en la fase de formación real del sigilo. El momento de lanzamiento o carga, necesita estar libre de “lujuria de resultados”, una renuncia del Deseo a las profundidades del Infierno, la mente subconsciente. Sólo abandonándolo completa-mente de esta forma será

libre para moverse y actuar, cumpliendo sus directrices para manifestarse en el mundo exterior. Probablemente la forma más simple y usada de cargar un sigilo sea visualizarlo o mirar una imagen de él en el momento del orgasmo. Suena grande en teoría, porque en este momento la mente es incapaz de pensamiento consciente ordinario (sino intenta decirte las tablas de multiplicar mientras te estás corriendo) y el sigilo debería penetrar directamente a través del subconsciente. Mucha gente informa de muy grandes triunfos con este método. Personalmente, siempre he tenido más bien pobres resultados usándolo, lo cual sirve para demostrar que lo que es según se informa el método más efectivo para cargar sigilos, no necesariamente será el mejor para todo el mundo. La postura de la muerte es otro método altamente recomendado, colocando el sigilo al nivel de los ojos mientras la mirada muerta es fijada sobre él. Este es uno con el que he tenido excelentes resultados, también con la correcta forma de caminar descrita en la primera cabeza. Realmente, cualquiera de los ejercicios físicos o mentales tan ampliamente descritos puede ser adaptado para esta forma de magia de resultados. Esto es, después de todo, para lo que en última instancia sirve el duro entrenamiento. Personalmente, mis supremos triunfos con los sigilos han sido cuando los he combinado con Trabajos de evocación demoníaca. Como un goetista de mucho tiempo y entusiasmo, nada me complace más que azotar mi mente a un estado de consciencia en el que puedo conjurar algún demonio u obsesión a aparición aparentemente visible. En tales Trabajos, a la entidad evocada le es pasado el sigilo inscrito para que lo cargue y actúe a través del mismo como un sello físico del Trabajo. Esto funciona porque la atención del mago está enfocada en la manifestación demoníaca, con lo que la carga del sigilo y su subsecuente manifestación es aparentemente lograda por el demonio, no por ti. En otras palabras, está siendo entregado detrás del escenario a una obsesión subconsciente con la apariencia de una entidad externa por una forma de truco de la mente. Yo he tenido sorprendentes resultados con este tipo de Trabajo combinado. Las técnicas de evocación no son una parte necesaria del currículum de la Orden de Apep per se, así que no son detalladas en este estudio de las siete cabezas. Pautas completas pueden ser encontradas en muchos de los libros de la lista de lectura, sin embargo.

El Diario de Sueños
Durante el curso del Trabajo de la segunda cabeza, el Iniciado debería empezar en serio a mantener un diario de sueños si no lo tiene ya. Hay muchos beneficios en mantener tal diario, pero en términos de nuestro Trabajo de Apep en esta fase de la segunda cabeza es principalmente porque el proceso de recordar conscientemente los sueños al despertar, hará milagros en el establecimiento de un diálogo consistente entre las mentes consciente y subconsciente. Este proceso de integración mental es el foco total de la segunda cabeza del Dragón. Como símbolo negativo, el rayo giratorio puede representar los pensamientos caóticos que deben ser frenados y controlados; como símbolo positivo, representa la totalidad de la psique volviéndose una fuerza unificada, con cada parte saltando a la palestra por turno. Uno de los dichos de Don Webb que me impresionó en gran medida era que la ensoñación es el campo de batalla para la inmortalidad. La práctica de mantener un diario de sueños es por lo tanto una parte esencial del trabajo de esta cabeza y asistirá en gran medida junto con otros ejercicios. Sin embargo, también es un trabajo de valor preparatorio para la tercera cabeza, en la que los sueños jugarán un rol muy importante y se esperará de los Iniciados que desarrollen la habilidad del sueño lúcido y que también cartografíen sus propios paisajes de sueño personales. Nada de esto será posible sin una buena cantidad de práctica anterior en el recuerdo de los sueños y una buena reserva de registro de los sueños para análisis. Habiendo conseguido los porqués del camino, las tuercas y pernos del recuerdo de los sueños son bastante sencillos. Mantén un bloc de papel y un bolígrafo al lado de tu cama, fácil de alcanzar, también una lámpara en caso de que despiertes en medio de la noche con un sueño que registrar. Mientras caes dormido, recuérdate que debes recordar tus sueños cuando te despiertes. Inmediatamente al despertar – literalmente tan pronto como te des cuenta de que estás consciente – relaja y aquieta tu mente. Entonces deja que tu memoria derive suavemente hacia atrás hasta alguna imagen o impresión que surja de tus sueños. Probablemente encontrarás que una vez consigas agarrarte a un simple trozo, una hueste completa de información llegará inundándote conforme el sueño entero resurge en tu memoria. Escríbelo inmediatamente, porque puede desaparecer de nuevo en momentos y no serás capaz de recuperarlo de ninguna de las maneras. Si sólo recuerdas una simple y diminuta cosa, escribe eso, no importa lo

insignificante que sea. Esto reafirmará a tu subconsciente de que tus sueños son importantes para ti. Si no recuerdas nada después de todo, escribe en tu diario, “Estoy decepcionado porque no fui capaz de recordar mis sueños esta mañana. Lo intentaré de nuevo esta noche.” De esta forma, tu mente profunda se dará cuenta de que no estás a punto de renunciar y marcharte. Se convertirá en un hábito arraigado y los resultados se volverán entonces más o menos automáticos. En esto, como en todo, la práctica hace la perfección. Cuanto más crezcan las expectativas de tu mente sobre el hecho de que quieres recordar tus sueños, más te los ofrecerá, pero necesita ser entrenada para hacerlo así. Con el tiempo, probablemente te encontrarás recordando una serie completa de cuatro o cinco sueños por noche. En el curso de esta práctica, aprenderás cuán importante es tener suficientes horas de sueño. Arrebatar cuatro o cinco horas de sueño rápidamente reducirá tu recuerdo de sueños a cero. Necesitas una buena noche de sueño. Dormir no es una pérdida de tiempo; conforme entres al trabajo de la tercera cabeza descubrirás que el dormir y soñar son claves para una de las más poderosas magias que puedes experimentar. En ese momento, estarás agradecido por el trabajo preliminar de recuerdo de sueños que cae bajo la jurisdicción de la segunda cabeza.

Control Emocional
Por control de las propias emociones, ciertamente no me estoy refiriendo a su supresión. De hecho, las emociones son una parte vital del complejo-alma y deberían fluir fácilmente. Sin embargo, necesitamos aprender a usar nuestras emociones para enriquecer nuestras vidas y nuestra magia. Desafortunadamente, en el estado no iniciado nuestras emociones son inusualmente encendidas o apagadas por pulsadores implantados, dejándonos abiertos a la manipulación por la publicidad y la propaganda. Nuestras emociones pueden entonces ser nuestras cadenas. El primer paso en nuestra liberación emocional es por lo tanto identificar nuestros propios pulsadores. Lleva un pequeño bloc de notas contigo, que será tu “diario de emociones”. Cada vez que una emoción surja, haz una nota del día, tiempo y circunstancias. Haz una nota especial de aquellas emociones que ocurran como respuesta a anuncios o noticias televisadas o que aparezcan en los periódicos. Después de haber acumulado alguna información, serás capaz de mirar a través de tu diario y empezar a reconocer patrones. Aprenderás

cuáles son tus pulsadores: qué te enfada; qué te entristece; qué inspira tu lujuria; qué te hace caer en una blanda sensiblería. Una vez hayas identificado estos factores, serás capaz de darte cuenta cuando sean disparados y descubrirás que puedes distanciarte fríamente y apagar la respuesta emocional programada si así lo deseas. Las emociones son una parte vital de la vida, pero deberían surgir por tus deseos y experiencias, no porque alguien esté accionando tus pulsadores manipulándote para responder. Cuanto más grande sea tu intuición y éxito con este ejercicio, más inmune a la manipulación te volverás. Una vez tus pulsadores preprogramados hayan sido efectivamente desconectados, puedes concentrarte en su lugar en descubrir qué te hace realmente feliz. Una pequeña meditación introspectiva – y quizá adivinación – trabajará maravillas aquí y puedes canalizar tu entusiasmo y afectos en proyectos, personas y cosas que verdaderamente signifiquen algo para ti. Análogamente, tus odios e iras pueden ser apartados del hombre del saco promovido por los medios de comunicación, y ser dirigidos a tus verdaderos enemigos. Te otorgará poder en gran medida. Un efecto colateral extremadamente útil de este ejercicio es la habilidad para redirigir las energías emocionales improductivas a otros proyectos mágicos. Cuando te des cuenta de que te estás enfadando o por el contrario eres estimulado emocionalmente, porque uno de tus pulsadores está siendo presionado, no sólo dejes que la respuesta emocional no deseada se disipe. Dale un buen uso en lugar de ello. Toda magia efectiva es alimentada por la emoción, así que redirige las emociones despertadas dentro de un sigilo o trabajo en progreso similar. Haz que estas cosas trabajen para ti en lugar de que simplemente te drenen o frustren. Cualquier programa verdaderamente iniciático del Sendero de la Mano Derecha que valga la pena – estoy pensando en el Budismo en particular – enseñará análogamente a sus Iniciados a controlar sus emociones y a apagar los disparadores programados que les permiten ser manipulados por la publicidad, la propaganda y los políticos. Ellos logran un tipo de desapego y ahí es donde se contentan permanecer. El Iniciado del Sendero de la Mano Izquierda no está contento con eso. Habiendo trabajado para romper las cadenas que han encadenado a nuestros verdaderos Yoes, debemos ahora eligir forjar unas cadenas nuevas y más fuertes que los reforzarán y reafirmarán, cadenas de poder de nuestra propia elección. Un ejemplo conveniente de esto es la forja del Anillo de Sauron de Tolkien. Este nuevo acto de decisiva y consciente potenciación/esclavitud es horrorosa para la mentalidad del Sendero de la

Mano Derecha. Es correcto para ti elegir deliberadamente aquellas personas, proyectos, lugares y tesoros que verdaderamente te inspiren y entonces amarrarlos formalmente con tu amor, lealtad, entusiasmo y ambiciones. Debes también elegir aquellas personas, proyectos, lugares y cosas que sean hostiles a tus metas y dirigir tu odio y furia contra ellos. Esta parte del proceso – la elección consciente de nuevas cadenas – es verdaderamente Satánica y mejor encontrada en los escritos de Anton Szandor LaVey, ya que su importancia no ha sido enfatizada por ninguno de aquellos que han venido después de él, incluso aquellos que pueden haberle superado en otras cosas. Algunos sin duda argüirán que parece ser un paso atrás formar nuevos apegos después de cortar los viejos. Es, de hecho, una de las claves para la inmortalidad. La diferencia es que nuestros nuevos lazos son autoelegidos, seleccionados para reflejar y amplificar nuestro Yo esencial. Con el fin de progresar, incluso conforme cortamos lo que no somos. Nuestros verdaderos y Autoelegidos amores, apegos y odios alimentarán y sostendrán nuestras almas. Hay aquí un Misterio avanzado que deberías aprender por ti mismo durante los trabajos de la quinta cabeza y más allá. En esta fase, la comprensión de tus propios disparadores y apegos emocionales debería ser suficiente para permitirte presionar tus propios pulsadores y encenderlos o apagarlos a Voluntad, para cualquier propósito y en cualquier grado de intensidad que desees. Amor y odio, risa y lágrimas, deberían estar disponibles “en el grifo”. Tus emociones serán una herramienta útil y una guía de confianza ahora que las has reorientado para resonar con tu verdadero Deseo. Deberías practicar regularmente con tu arsenal emocional. Intenta enfadarte irracionalmente en situaciones que no lo justifiquen; enamórate de personas seleccionadas aleatoriamente, cultiva una nueva fobia y experimenta terror irracional hacia las cosas más triviales; camina calmada y desapasionadamente a través de situaciones conflictivas. Ejercicios tales como estos – inducidos bajo circunstancias específicas y con estrictos límites de tiempo – mejorarán tu rango emocional y asegurarán que tus sentimientos sólo respondan a tus propias manipulaciones.

El Arte de Recordar
La parte final de la psique a ser ejercitada durante el trabajo de la segunda cabeza es la de la memoria. Hay dos tipos diferentes de ejercicios de memoria aquí, el primero puede ser hecho más fácil si ya has practicado

diligentemente los ejercicios para el desarrollo del sentido de la vista en la primera cabeza. Este primer método es simplemente recordar cosas vistas. Cualquier número de juegos de memoria convencional puede ser usado para ayudar a desarrollar la habilidad de recordar. Ejemplos incluyen juegos tales como recordar qué objetos están colocados sobre una bandeja después de mirarla durante unos pocos segundos antes de apartarla de la vista. Variaciones sobre este tema implican notar qué objeto(s) ha(n) sido añadido(s) o quitado(s) cuando la bandeja sea colocada de nuevo frente a ti. Estos son algo más que simples juegos, desarrollarán y mejorarán activamente tu memoria con el tiempo. Habilidades similares pueden ser desarrolladas para las partes del cerebro más verbalmente orientadas, aprendiéndote de corazón pasajes enteros de palabras. Elige una obra y aprende las líneas de las partes destacadas. Memoriza un poema. Aprende largos pasajes de prosa que sean significativos para ti hasta que los puedas recitar impecablemente. Un espléndido ejercicio para el trabajo de la segunda cabeza es aprender un nuevo idioma. Haciéndolo así, ejercitarás tu memoria conforme aprendes nuevas palabras e intentas recordar nuevas estructuras gramaticales y formas de expresarte. Pero también ejercitarás toda tu inteligencia, aprendiendo nuevas formas de enlazar los conceptos. Liberar la mente de una única y rígida estructura lingüística aportará gran libertad de pensamiento. Puedes adaptar uno de los ejercicios presentados bajo la primera cabeza para el sentido de la vista, para que se convierta en un ejercicio de entrenamiento de la memoria también. Camina dentro de una tienda o una habitación concurrida que no hayas visitado previamente. Mira alrededor durante treinta segundos y después márchate. Siéntate tan pronto como sea posible y empieza a escribir una lista de todo lo que puedas recordar haber visto. Conforme el tiempo y la práctica se acumulen, deberías descubrir que tus listas son progresivamente más largas. Finalmente, volveremos a un ejercicio de la memoria que también proveerá un fundamento de valor para algunos de los trabajos de la cuarta y sexta cabezas. Cuando te retires a dormir, piensa hacia atrás en todos los eventos del día precedente en orden inverso. Incluye todas las minucias que puedas recordar. Empezando por recordar tirar de la manta sobre ti, después subirte a la cama, después desvestirte y prepararte para la cama. Si giras alrededor de lo primero, recuerda qué hiciste. Si has cenado, recuerda qué fue y cómo sabía. Ve justo hacia atrás a lo largo del día de esta forma.

Este ejercicio no sólo ayudará a tu memoria, gradualmente aflojará las ataduras del tiempo sobre tu psique.

El Trabajo de Múnich
Parece apropiado en este punto en nuestro estudio de las cabezas de Apep recordar el estado de consciencia que fue inducido en un Trabajo de grupo de la Orden de Leviatán en el Cónclave de Múnich del Templo de Set, que ocurrió hace unos años cuando yo era el Gran Maestro de esa Orden. Este Trabajo fue digno de atención en tres aspecto: 1. Fue el primer Trabajo de grupo a ser realizado en un Cónclave por una Orden mayor que no tenía guión. Todo fue literalmente improvisado. No había apoyos o avíos rituales salvo una simple vela en el centro de una mesa para proveer una iluminación suave en una por otra parte extremadamente negra habitación. Este Trabajo fue prueba de la doctrina de la Orden de que la magia era viable “sólo por la fuerza de la Voluntad”, y que podía ser demostrada a la fuerza en el contexto de un Trabajo de grupo abierto, algo que se había puesto en duda previamente. Muchos de aquellos que asistieron reseñaron que este era uno de los más poderosos Trabajos de grupo al que habían asistido nunca. 2. El Trabajo también demostró que podían ser efectuados cambios en la consciencia en Trabajos de grupo en un grado muy pronunciado. Los ejercicios mentales descritos en este capítulo son generalmente asumidos para ser practicados en solitario, pero los Trabajos de Múnich mostraron que este no siempre necesita ser el caso. Aunque la práctica solitaria regular es absolutamente esencial, el éxito puede ser evidentemente catalizado y mejorado a través de los Trabajos de grupo ocasionales para reforzar la práctica mágica en desarrollo. 3. Como se ha declarado, el Trabajo fue una expresión del trabajo ritual minimalista espartano, defendido por la filosofía de Apep. Sin embargo, se observó en más de una persona que parte de su éxito se debió a haber seguido directamente el fuertemente programado y coreografiado Trabajo de la Orden de Horus. Esto no fue simplemente una cuestión de contraste: los dos se mejoraron positivamente el uno al otro. Esto sugiere que aunque nuestras más poderosas herramientas – y las únicas en las que en última instancia podemos confiar – son las de la mente aplicada directamente al Vacío, el acercamiento a este estado de consciencia puede

ser facilitado por el trabajo ritual cuidadosamente considerado. (N.B. la filosofía y modelo conceptual que sustentan a “la Magia del Vacío” serán discutidos en el próximo capítulo.) ¿Y qué hizo realmente el Trabajo? Básicamente, siguiendo a la descompresión e invocación iniciales, se nos pidió que eleváramos y examináramos nuestras fuertes emociones, pensamiento, opiniones y asuntos. Estos fueron azotados hasta el frenesí dentro del cerebro... y después fueron vertidos, borrados y lanzados aparte. La mente vaciada entonces miró hacia el interior para percibir Eso que verdaderamente Está en su centro silencioso. En verdad, el Trabajo fue diseñado para localizar y experimentar el Ojo de Leviatán en el centro silencioso desde el que todo fenómeno irradia. Miramos dentro del Abismo y contemplamos un Monstruo que nos miraba: nuestros Yoes. Espero, que el breve relato de este Trabajo ayudará a sugerir las muchas formas en las que los poderes de esta segunda cabeza pueden ser despertados y desarrollados. Pero tales momentos de lucidez son fugaces a menos que la práctica constante sea observada.