m

II-É
?
hp*

<*>*»»# í

¿PlT

I v

ESCUCHAME, Y VlVEafeflZ
■^ ■
,:

A WÉ¥V§ÉX¿,

.. ■ ; -1 :' iJ É É f'

| |L |¡ -■

í

S

« « V

j

U;*
«. ^
,tí

JA*.
.J B

' ^^H SPP * 9ÍH éL J| :^ ->

.

->-. Jvgpr < K p? J T * --*

f&sp I ¡¡§¡1®...<fP] ss

POR: MARIO SALAS F.R.C.

Escúchame y vive feliz.

Escúchame y vive feliz.

Escúchame y vive feliz.

E D IC IÓ N EN 1997 Copyright 1997 Todos los derechos reservados por la Gran Logia AM ORC jurisdicción de Habla Hispana para las Américas, A.C.

PRIMERA

Ninguna parte de esta obra podrá reproducirse, guardarse en un sistema de recuperación, o transmitirse por algún m edio, ya sea electróni­ co, mecánico, fotocopiador, grabador o de cualquiera otra clase, sin el consentimiento previo por escrito del editor.

Editado por DIFUSIÓN RO SACRU Z,

S.C.

Escúchame y vive feliz.

Ya

el

d eclin a y con él d eclin a el día m iro con orgullo sano la labor cum plida; me en cam ino con paso seguro y me p ierd o en el horizo n te de mi v id a ... M a rio Salas F. R. C.

Sol y

Escúchame y vive feliz.

ÍNDICE
Presentación......................... .................... Agradecimiento........................................ Prólogo...................................................... Al final de mi jomada.............................. Astronauta del espacio interior................. Armonía.................................................... El privilegio de ser Rosacruz................. El pensamiento positivo........................... Efectos de la música................................. La verdadera riqueza............................... La vida abundante.................................... Ciencia...................................................... Una íntima Conexión........................... El universo vibrante................................. Las ventanas del alma.............................. Amor......................................................... Alerta ....................................................... Nuestra meta........................................... La práctica de nuestros conocimientos.... Rectitud.................................................... Maledicencia........................................... . La voz interior..... .................................... Curiosidad................................................ El Bien v el Mal....... ................................ Consuelo................................................... El Poder déla Sugestión......................... Vacaciones................................... ............. Independencia.......................................... Retrato de un verdadero Rosacruz.......... ;Por qué luchamos?.................................. Valentía..................................................... Comprensión........................................... Salud física y mental................................ Navidad.................................. ................ . Experiencia de un viajero........................ Un viaje por Egipto y Europa................. ....7 ....9 ..15

..20
..26 ..30 ..36 ..41 ..48 ..53 ..59 ..65 ..68 ..69 ..75 ..81 ..91 ..94 ..97 103 109 .115 ,118
.122

,124
.127

,131 .135 .138 .145 .149 .155 .159 .164 .169 .172

Escúchame y vive feliz.

Escúchame y vive feliz.
por
M ar io Salas, F .R .C

BIBLIO TECA ROSACRUZ Colección Difusión Rosa cruz

Gran

A M O R C , J ur is di ci ó n de Habla Hispana para Las Amér ica s, C .A . C ol . C u a u h t é m o c , C.P. 0 6 5 0 1 , M é x i co . D . F .M e x i c o Tels. (52) (5) 208 -5 6 15 , 208- 61 13, 2 08- 62 69, 2 08 -7 739 , 2 08- 7 91 9 Fax: (52) (5) 2 0 8 - 8 2 7 3 y 5 3 3 - 2 5 7 9 - México

Logia

Correo Página

D ir e cc ió n I nt e rn et : E l e c tr ó n i c o (e-m ai l) g lh @ r o s a c r u z .o r g (h o m e page) h t t p :/ / w w w .r o s a c r u z . o r g

Escúchame y vive feliz.

PRESENTACIÓN
Mario Salas, nació en un pueblito llamado Reumén de la provincia de Valdivia, Chile. Desde niño tuvo una actitud de puro arrobamiento ante la madre naturaleza. Terminado sus estudios pri­ marios, en su pueblo natal, se fue a la gran ciudad, en donde termi­ nó su bachillerato para después ingresar a la Universidad y graduar­ se de Ingeniero Químico. Su inquietud le llevó a titularse piloto aviador, posteriormente fue uno de los forjadores del Club Univer­ sitario de Aviación. Fue profesor de química en una escuela técnica de Santiago de Chile. También periodista. Graduado en Psicología en la Universidad de California. Como Rosacruz practicante, llegó a ocupar el honroso cargo de Gran Maestro de esa Augusta Orden, también fue profesor de esa Universidad. Contratado por la industria norteamericana,viajó a Esta­ dos Unidos. Salas ha viajado por todo el mundo, estableciendo contacto con numerosas personas de todos los niveles y conocimiento. Se percató, en sus viajes, que amaba a la humanidad y, ese amor que afloró en él como una eclosión, le hizo reflexionar sobre el pensa­ miento, fecundo en su inspiración y esencia, de Luciano De Crescenzo: ¡Todos y cada uno de nosotros somos ángeles con una sola ala. Y únicamente podemos volar abrazándonos los unos a los otros!

Escúchame y vive feliz.

Habiendo abandonado su profesión se dedicó a dictar con­ ferencias públicas sobre diferentes tópicos humanos. Fue entrevis­ tado en muchos países, a través de los canales de televisión, radios, periódicos y otros medios de comunicación. Durante ese tiempo escribió varios ensayos, en donde nos describe la vida e historia de la evolución espiritual, lo cual según Salas, es lo único que conduce a la humanidad hacia la felicidad y ése es su más grande anhelo: ayudarnos a conseguir ese éxtasis que yace en lo más profundo de nuestro ser.

Escúchame y vive feliz.

A G R A D E C I M I E N T O
Agradezco a mi querida esposa María José, que siempre me animó para escribir estos mensajes. También a Angel Fernández, Michelle Cioffani y a todos aquéllos que, de una u otra manera, colaboraron para llegar a la realización de esta obra. Mario Salas Nuestro agradecimiento Mario, de tu esposa, hija, y de todos los que te querrán por siempre. Mario Salas no requiere presentación para los miles de miem­ bros de La Orden Rosacruz AMORC, que al oír sus conferencias y consejos cambiaron sus vidas. A Mario era muy fácil quererlo, por­ que él irradiaba amor y alegría de vivir a su alrededor. Lo conocí en 1966 y desde ese momento fue para mí, maestro y amigo. Nos casamos en 1978, fue un esposo maravi­ lloso y luego un padre amantísimo para nuestra hija Rayma, que fue la alegría de sus últimos años, por eso me es difícil escribir sobre él, pero puedo citar la opinión de otras personas. Para muchas de ellas él fue su “ Personaje inolvidable”. Para los que no conocieron a Mario, quiero relatar algo que sucedió después de su transición. Un hermano rosacruz me llamó para decirme que había sentido mucho su transición, que lo había apreciado mucho aunque había tenido un inconve­ niente con él siendo Gran Maestro y por eso estaba un poco aleja­ do, le respondí: Recuerde frater que Mario podía no estar de acuer­

Escúchame y vive feliz.

do con la conducta de una persona pero eso no significaba que no la quisiera. Le puse como ejemplo que muchas veces él tenía que corregir a su hija Rayma por algo mal hecho pero que la seguía queriendo mucho y así actuaba él con todas las personas que co­ noció. No tuvo sentimientos negativos con nadie, solía decir: No hay personas malas sino equivocadas”. También repetía “ Con todo él oro del mundo no puedo pagar lo que la Orden Rosacruz me ha dado, me dio la oportunidad de servir a la humanidad y la riqueza más grande que son mis amigos en diferentes países”. Mario fue un gran humanista que dedicó su vida a dictar conferencias, a ayudar y a aconsejar a la humanidad. Pasó por su más alta iniciación el 5 de Enero de 1994, físicamente está ausente, pero espiritualmente está cerca de los que lo amamos y tratamos de practicar lo que nos enseñó con su ejemplo. Seguimos teniendo “contactos” con él desde la dimensión cósmica donde mora y don­ de nos reuniremos para seguir avanzando hacia la eternidad... Quiero expresar mi gratitud al Imperator Christian Bernard, a los Grandes Maestros de las diferentes Grandes Logias, a los hermanos de la Orden Rosacruz AMORC y a to­ dos nuestros familiares y amigos por sus palabras de cariño y por los actos conmemorativos celebrados en los diferente Or­ ganismos Afiliados en memoria de mi esposo. Querido lector, deseo que este libro enriquezca tu vida, con sus mensajes y obtengas la verdadera felicidad que es la paz pro­ fun da en tu corazón. Mariajosé Salas Zajia

10

Escúchame y Vive feliz.

A mis 15 años cuando tanta falta hace un padre como el que yo tuve, fue aquel padre comprensivo y cariñoso que uno tanto desea tener, que a su vez es estricto en sus enseñanzas ; y éstas son de las que se quedan para toda la vida, porque él supo hacerlo de manera que no hacía las cosas por mí... Mas bien era un guía, que me mostra­ ba el camino con su ejemplo, camino que quedó grabado en mi men­ te y en mi corazón, y si me pongo a recordar con detalle... Puedo decir que lo fundamental para mi papá fue enseñarme los máximos valores de la vida, esto es, los buenos sentimientos. Ya cumplida esa misión estoy segura de que está tranquilo viendo los frutos de su labor. Todo lo que yo hago, lo hago tanto por mí como por él, porque en mí están reflejadas sus enseñanzas y cada día me esmero más por aplicar­ las y haciendo eso me siento feliz y me doy cuenta de que está dentro de mí y no puedo recordarlo más que con un inmenso e incompara­ ble amor que seguirá creciendo mientras nuestras almas permanezcan juntas vida tras vida, hasta la eternidad. Su hija, Rayma Salas Zajia . Mario Salas, amigo cuyo paso por la tierra no fue en abso­ luto estéril, dejó en mi persona huellas difíciles de borrar. Era un hombre que practicaba lo que decía, poseedor de un don de pala­ bra profundo y simultáneamente, jovial y refrescante. Fue un “campeón”, el Ulises chileno que echó raíces en nuestra tierra, para, con su ejemplo, aclarar las mentes y calmar los corazones de aquéllos que tuvimos el privilegio de conocerle. Un abrazo en la Eternidad, Ofelia Olivero de Esparza. Mario Salas siempre estará con nosotros; las virtudes el

11

Escúchame y vive feliz.

amor y el idealismo no se pierden con la transición. Humanidad, tolerancia, humildad, fraternidad todas las cualidades que deben caracterizar a un verdadero rosacruz, las poseyó. Sintió “El dolor del mundo” y siempre estuvo dispuesto a tender una mano a quien la necesitara, como un amigo, un hermano, un padre. Aun gozando de la admiración y aprecio de muchas personas y de ocu­ par altos cargos en la Orden Rosacruz nunca se envaneció por eso. Mario Salas seguirá siendo un verdadero Rosacruz, amante de su familia, física y espiritual. Carolina Garda. San Antonio 3 de Abril 1966 Querido Mario: Para nosotros los que te conocimos y ama­ mos, por tus valores, encanto personal, elevación espiritual, sigues vivo en nuestros corazones. Amigo insigne y bondadoso en todas las acciones de tu vida, guárdanos un sitio a tu lado en ese nivel glorioso donde estás. Carlos M olina y Clara Silva Savelli de Molina. Hace más de 30 años conocí al Dr. Mario Salas , al asistir a sus conferencias. Desde entonces fui su médico cardiólogo y se convirtió en un hermano muy querido e inolvidable por su grandeza de espíritu. Ornar y Milagros Avendaño.. A la memoria del maestro y amigo Mario Salas. Meteorito de luz fuiste en la Tierra despertando la mente de tantos hermanos. Hoy desde otro plano sigues ayudando

12

Escúchame y vive feliz.

con la mediación de éste tu libro que con sabiduría vas plasmando. Caracas 22 de Diciembre de 1996 Matilde de Guevara A. Para esta persona todo el mundo es importante y no des­ perdicia oportunidad para sentir aún al más humilde de los seres humanos Carlos M anuel Dias Ferreíra. Mario Salas, además de haber sido, sin duda, uno de los más destacados Conferencistas para nuestra Fraternidad Rosacruz, tuvo la virtud de haber acercado a muchos al conocimiento de las Leyes Universales. Su recuerdo imborrable permanecerá siempre en nosotros. Mario lograba contagiar la pasión de quien ve en el sendero valores y principios para una vida mejor. ¡Hasta siempre campeón! Bernardo e Ysabel Salmón. Guardo atesorados en mi corazón, hermosos recuerdos y va­ liosas lecciones recibidas de nuestro querido frater Mario Salas; de él se puede decir con toda certeza, que fue un genuino rosacruz, por su constancia, por su entrega total al Servicio de nuestra amada Orden Rosacruz, por su incansable dedicación a la expansión de los nobles ideales Rosacruces, que lo hizo dueño al merecido título de “Mario de América”. Recuerdo cuando por motivos de salud pidió su jubilación, como aún después de jubilado continuaba prestando sus servicios, siempre estaba listo como el buen soldado para dar

13

Escúchame y vive feliz.

un paso al frente, cada vez que un Organismo Afiliado o un her­ mano solicitaba su colaboración o apoyo allí estaba Mario presen­ te, con su inolvidable sonrisa y con ese magnetismo que lo carac­ terizaba cada vez que él aparecía en público o se situaba en un atril en el “Este“ ya con su fuerza física menguada, pero con una gran fortaleza de espíritu, con voz sonora y convincente nos enfatizaba la importancia del masaje psíquico, de la armonización y del Ser­ vicio... Creo sin lugar a dudas que con los lazos fraternales que nos unen a este inolvidable rosacruz, son canales para continuar reci­ biendo inspiración y ayuda, a través de la recopilación de gran parte de sus “Mensajes” contenidos en este libro. Nelly Terdn F.R.C. Es más lo que transmitía su presencia, que lo que pueda expresar con palabras. Angel Fernández F.R.C.

14

Escúchame y vive feliz.

PRÓ LOGO
Al tratar de prologar la palabra escrita del ilustre autor del conjunto de mensajes que integran hoy este nuevo volumen de la Biblioteca Rosacruz, es difícil, diría, casi imposible, para quienes le vimos repetidamente en la plena actividad de las múltiples Con­ ferencias que impartió, dejar de evocarlo disertando abiertamen­ te, antes, en el transcurso y después de sus pláticas, con su intere­ sado público, formado tanto por los asiduos seguidores de su carismática persona, como por aquellos inquietos buscadores de atractivos y novedosos conocimientos que en el gran foro consti­ tuido por auditorios de todos los países de América, escuchó pe­ riódicamente su palabra clara y precisa, por más de dos décadas. Por lo general, las horas que ocuparon sus discursos nunca se hicieron pesadas, pues el orador no daba lugar a que el tedio surgiera entre sus escuchas. Los temas que presentaba contenían realmente un caudal de puntos y cuestiones amenas, que él expre­ saba con peculiar y detallado esmero, de manera que, desde los más simples de los conceptos enunciados, resultaran accesibles, claros y lo más comprensibles posible para todos, con especial aten­ ción para la concurrencia profana, no familiarizada con ciertas voces y expresiones comunes en los conceptos de la filosofía mís­ tica y rosacruz. Su palabra hablada fue muy eficaz, pues el mensaje que en­ cerraba pudo llegar a lo más hondo de las mentes y de los corazo­ nes de muchos oyentes que, después de haberla escuchado incluso tan sólo en una

15

Escúchame y vive feliz.

sesión, se agregaron al sendero por el que transitamos los estu­ diantes del misticismo, en busca de una Luz mayor. Muchos de los que hoy son miembros de nuestra organiza­ ción, iniciaron su afiliación impulsados por la palabra hablada del autor de este libro, quien se encargó de franquearles el acceso al umbral que conduce hacia la Rosacruz. En lo personal, tengo el agrado de contarme entre ellos, pues como tantos otros, ingresé a nuestra Amada Orden Rosacruz AMORC después de haber asis­ tido a una conferencia presentada por el aludido. ¡Quién me ha­ bría de decir entonces que 18 años después, me correspondería sucederlo en el mismo elevado cargo que él tuvo el honor de ini­ ciar, como primer Gran Maestro de esta Gran Logia de Habla Hispana, durante el trienio de 1979 a 1982! Las disertaciones en que miles de personas pudieron recibir su palabra hablada, contenían siempre los puntos de curiosidad, de interés, de utilidad, a veces incluso hasta de fascinación, que podrían llevarlos hacia el logro del ideal que pregonaba el orador. Sus exposiciones verbales además, parecían ofrecer y prodigar una especial dosis de simpatía y afecto personal a todos y cada uno de los «campeones» -como él solía llamar a muchos de sus oyentes que escuchaban, atendían y presenciaban sus amenas charlas. Su voz entreabría las puertas del futuro a los candidatos, que eran numerosos, y les alentaba para iniciar un nuevo derrote­ ro de evolución. Su lenguaje no fué palabrería hueca, sino útil medio de comunicación, de convencimiento y de gran esperanza por el logro de una vida más noble y mejor.

16

Escúchame y vive feliz.

Ahora, su palabra escrita, adicionalmente, es el broche final con el que viene a cerrar la obra de difusión que le tomó un cuarto de siglo de su vida. En sus mensajes escritos, está contenida la confirmación de aquello de lo que tanto habló por más de veinte años, pero dedicada directa y especialmente a todos los estudiantes de misticismo. Ya no trata solamente de acrecentar los ánimos del buscador, sino más bien se propone ratificarle con plena seguridad sus logros. Ya no es sólo el lla­ mado y el gesto hechos desde la tribuna, sino además conlleva la intención de la conducción fraternal, casi de la mano, a tra­ vés del mismo sendero. Ya no es únicamente el ofrecer la invi­ tación con todas sus inherentes posibilidades, sino también es el proporcionar la compañía y la convivencia; el ofrecer el con­ sejo y la guía que son expresados y transmitidos en cada una de sus serias, acertadas y profundas reflexiones. Ahora, a través de sus páginas escritas, manifiesta y en­ trega espontánea y gentilmente a quienes las leen, muchos de los frutos de su personal experiencia como Maestro, como mís­ tico, como hermano, y sobre todo, como ser humano... com­ partiendo lo que ha visto con los ojos de su alma, lo que ha comprendido con su mente interior, lo que ha percibido con el más hondo de sus sentimientos: las vivencias más importantes y sensibles de su existencia personal que no solamente desea, sino que siente la imperiosa necesidad de entregar a todos los que quieran escucharle, consintiendo así en que aceptan la posibilidad de poder vivir felices tal como él, en su ocaso, lo experimenta plenamente comprendiendo en su interior, por tanto, que sí es posible lograrlo.

17

Escúchame y vive feliz.

Escribe refiriéndose a la posibilidad de superación, factiblede ser alcanzada por todos los seres. Nos recuerda nuestra facultad para generar y dar amor y nuestra capacidad para recibirlo. Nos induce al movimiento y a la actividad; a la acción dinámica que caracteriza- la vida y - la evolución; al desarrollo de una verdade­ ra personalidad, basada, definida y sustentada por una auténtica integridad que valora como una de las principales virtudes de cada persona. Exhorta a todos sus hermanos de ideología para que com­ prendan su verdadera posición y naturaleza, como importantes componentes de la unidad cósmica, dentro del plan de la crea­ ción universal y para que desde ya, aprovechando que las ener­ gías y la vitalidad física son suficientes para labrar un gran futu­ ro, adopten una línea de conducta y un comportamiento idea­ les. Les induce a no esperar para tal decisión, hasta cuando, des­ pués de muchos años de existencia, su consciencia haya logrado tal expansión y enriquecimiento que les permita observar con calma, con imparcial juicio y naciente sabiduría cuál hubiera sido el camino más directo hacia el logro de la evolución dual material y espiritual- sendero que, por acostumbrada inercia o humana desidia, las más de las veces, en vez de ser adoptado cuando aún puede significar una proyección realizable en el fu­ turo promisorio, es reconocido tardíamente y contemplado, en­ tonces, con nostálgica retrospectiva. Y este legado que Mario Salas nos cede, su propia obra, conforme va siendo leída y asimilada, tal parece que no se resigna a su existencia real -página tras página- como lenguaje escrito...

18

Escúchame y vive feliz.

Al leerla, la fértil imaginación y el recuerdo de antaño, por mo­ mentos nos causan la impresión de que está siendo relatada, muy cerca de nuestro oído; en voz baja, en el tono modulado, persua­ sivo, convincente, que nos fue tan familiar... en otros, los caracte­ res vibran con intensidad, como si quisieran renacer en sonidos: la letra impresa, convertirse en palabras pronunciadas; las páginas dar vida a los discursos... Es tal el sentido con que la ha trasmitido a sus lectores -a su gran auditorio designándola bajo el sugestivo títalo de «Escúchame y Vive Feliz», que resonando esta expresión del autor con toda la fidelidad de su voz en nuestro interior, pare­ ce ser rematada por un eco en el que se repite en lontananza: ...“buen hombre”, ...“ buen hombre”.

José Luís Aguilar Moreno F>R>C> Febrero de 1966

19

Escúchame y vive feliz.

AL F I N A L

D E MI J O R N A D A

Queridos amigos: Con este mensaje les comunico que he llegado al final de mi jornada, vale decir, que después de 25 años como servidor de nuestra amada Orden Rosacruz, Amorc ( antigua y mística Orden Rosa Cruz ), me acojo a la jubilación. Después de recorrer muchos caminos dictando conferen­ cias y clases, mi sandalia ya cansada, necesita reposar, además que es necesario dar paso a sangre más joven y nueva. Dejo constancia que el que más ha aprendido al estar en contacto, con el público, he sido yo, experiencia sumamente útil y agradable. La sutil naturaleza humana es bella cuando expresa sus sentimientos sin barreras, confirmando una vez más, que no hay personas comúnmente llamadas malas, sino equivocadas que sólo necesitan una mano franca para sacarlas de su honesto error. Además de la gran experiencia y conocimiento que se ad­ quiere dentro de los Rosacruces, es un complemento valioso co­ nocer el mundo, con todas sus penas y alegrías, que ayudan a la realización del individuo. Por todas estas razones, queridos lectores, me permitiré va­ ciar, en este mensaje de despedida, algunos conceptos vividos y comprobados en la gran universidad de la vida que al ser observa­ dos o mejor practicados serán de gran ayuda para una vida feliz y

20

Escúchame y vive feliz.

placentera. Jamás salgas de tu casa, en las mañanas, cuando vayas al trabajo, sin antes haberte armonizado, de esta manera todo lo que hagas será correcto y eficiente, además de estar limpio por dentro, sin rencores, envidias o cualquier otro pensamiento ne­ gativo que como humano imperfecto podrías albergar. Así tu personalidad será agradable, sin dobleces y seguro de ti mismo. Caminarás y actuarás optimista y contento. El círculo de tus amistades aumentará y te serán consultados los problemas por el profano y aún por tu hermano no armonizado. No te sientas por esto superior, agradece la confianza depositada en ti y la oportu­ nidad que se te da para servir. Aprende a guardar lealmente el secreto que se te ha confiado, sé noble y fiel no sólo con tus amigos sino con tu prójimo. Tu personalidad transparente inspirará respeto y paz. Cuan­ do se te pida opinión, da la que tu Ser Interno te indique y no trates de indagar primero qué piensa tu interlocutor para agra­ darle con una respuesta falsa. No importa qué rango tenga esa persona, nadie es superior a tu Ser Interno. No temas decir siem­ pre la verdad, hacer lo contrario es falta de personalidad, la cual no podrás estar ocultando toda la vida, siempre serás descubier­ to, aparte de la vida miserable y pobre opinión de ti mismo que te impedirá obtener el objetivo de nuestra amada Orden, Paz Profunda en tu corazón, que es lo que más se acerca a la felici­ dad. No cierres la puerta a este hermoso objetivo, sé veraz aun­ que circunstancias especiales estén contra ti., ti consciencia vale más que la opinión ajena.

21

Escúchame y vive feliz.

No armonizarse diariamente, equivale a salir al campo de batalla, en tiempo de los caballeros, sin tu yelmo y sin tu espada, expuesto a cualquier estocada que te produzca la derrota. Así de­ rrotado deambularás, echando la culpa a la vida, generalmente a quienes te rodean. Te dejaron solo ya que es muy conocido el proverbio: llora y llorarás solo, ríe y todos reirán contigo. Al armonizarte diariamente, irás pavimentando tu presente que es parte del futuro, vivirás tranquilo con un orgullo normal de merecer el nombre de hombre y así no cederás al desaliento, pues por mucho que sople el huracán, no se apagan las estrellas. Sabrás con inteligencia vadear las dificultades que todos sin excepción en este camino, tenemos. Acuérdate que sólo el hombre tortuga no tiene críticas y que cierta suma de inquietud y sufrimiento o de enemigos son necesarios, en todos los momentos de la vida. Un navio sin lastre es inevitable y no navega en la línea recta. No debes consentir que la alegría ni la pena te desvíen en tu resuelto propó­ sito. Cuando te propongas algo constructivo, hazlo aunque yerres. Sólo no comete errores el que no hace nada y esto es el mayor de los errores. Practica y vive el conocimiento Rosacruz. No consiste la perfección en enseñarla sino en practicarla, porque no es más sabio ni más santo el que sabe verdades, sino el que las ejecuta. Conversa a menudo contigo mismo, pues el conocimiento de esos mundos superiores sólo se alcanza a través de la medita­ ción, ya que es el estado que separa las facultades físicas u objeti­ vas de tu subconsciente, el cual es activo y te provee con datos sobre tu pasado y planos superiores. No te envanezca el conoci­ miento que tienes el privilegio de poseer, pues la vanidad, según

22

Escúchame y vive feliz.

un importante ritual, es destructora de la luz. Acuérdate que sí es bueno ser importante, pero es más importante ser bueno. Sé leal a tu Orden Rosacruz, y practica sus principios, no hacerlo es como pedir limosna sabiendo que en el patio de tu casa tienes una mina de oro, pues donde quieras que apliques el cono­ cimiento Rosacruz, hallarán tus ojos la grandeza de nuestra Or­ den. Que siempre tu crítica sea constructiva y ojalá en presencia del afectado, tratando ai mismo tiempo de aportar la solución a lo anómalo existente. Acuérdate que un Organismo Afiliado representa al mundo, con sus cuatro puntos cardinales y también la humanidad represen­ tada por los miembros: estos son de éstos diferentes niveles sociales, de educación, de compresión, de instrucción y de evolución, por consiguiente es absolutamente necesario, usar la tolerancia que lima las asperezas humanas. De esta forma , en su conjunto, siempre reinará la armonía en tu Pronaos, Capítulo o Logia. A través de los estudios y práctica, pronto alcanzarás un esta­ do de madurez sintiéndote útil dentro de la evolución del mundo. Tu trabajo lejos de ser monótono, será satisfactorio y exitoso. Tus amistades se ahondarán a través de los años, pero con todo lo alcan­ zado, jamás te recostarás y relajarás con un sentimiento de apatía, sino que siempre estarás en la trinchera, listo para intervenir desa­ rrollando nuevos intereses, al día con los acontecimientos mundia­ les, tal como lo dice nuestro hermoso ritual de Logia, ¡ en este mun­ do tumultuoso en que vivimos...!, tienes la obligación de participar para el mejoramiento y bienestar humano.

23

#

Escúchame y vive feliz.

Analiza los cambios rápidos que se están llevando a cabo en el mundo y promueve aquéllos que son constructivos y opon­ te, activamente, a aquéllos que no lo son, pues la vida no es sólo para el crecimiento, es también para su poda. La poda es beneficiosa, es necesaria aunque, algunas ve­ ces, es temporalmente incómoda. Poda o corta tus hábitos destructivos que puedas haber desarrollado, controla mejor tus emociones. Sólo cuando las ramas viejas de tu vida han sido podadas, puedes dar cabida a tallos nuevos, nuevo crecimiento, nuevo desarrollo y jamás es tarde para volver a empezar. No te­ mas ir despacio, sólo teme no avanzar. Añade mas color a tu vida, aprende a escuchar el silencio de la madre Naturaleza, es­ cucha cómo canta el agua en su murmullo y silba el viento en la esperanza. Has aprendido los secretos de las edades y estás obli­ gado a usarlos para un mundo mejor. Existe un servicio que debe ser dado, el trabajo debe ser hecho, por consiguiente participa en ese trabajo hasta tu gloriosa transición. Queridos amigos: decir adiós es como morir un poco, es por esto que digo sólo hasta pronto, pues siempre iré algunas veces, como lo ha dispuesto mi amada Orden Rosacruz, a visitar­ les y dictar algunas conferencias o seminarios. Al final de mi jornada, tendré tiempo suficiente para aso­ marme a la ventana de mi vida y dar gracias por la generosidad de que he gozado y seguiré disfrutando. Todo lo dicho lo he vivido con las enseñanzas Rosacruces.

24

Escúchame y vive feliz.

Ahora limpio mis ojos cansados y os digo que siempre seguiré escudriñando curioso las cumbres y el abismo, no me retiraré a los cuarteles de invierno, siempre brillará el sol primaveral que me dará más energía. Agradezco vuestra tolerancia y la oportunidad que me han dado de servir. Todo tiene su principio y su fin, de Alpha al Omega, excep­ to la vida que jamás ha sido creada y jamás será extinguida pues ¡ La Luz no vino de la obscuridad porque la obscuridad es ausencia de Luz...!. Estoy seguro que no será sombra y olvido, siempre habrá ese cordón místico que nos unirá hasta la noche de los tiempos. Que la Paz Profunda, siempre les acompañe.

25

Escúchame y vive feliz.

A S T R O N A U T A DEL ES PACI O I N T E R I O R
El hombre, investigador innato a través de la astronomía y la astrofísica, ha descubierto algunas leyes y parte del orden en las esferas celestiales. Ahora tiene una idea de la increíble vastedad del universo y del enorme tiempo requerido para el nacimiento de una galaxia, lo que comparado con la tierra y el mundo del hombre, lo hace aparecer totalmente insignificante. La biología nos ha revelado la maravillosa conformación de lo tejidos celulares de las cosas vivientes, ha descubierto la in­ mensa complejidad de la estructura y funcionamiento de los orga­ nismos. La genética ha formulado las leyes de la gerencia, muta­ ción y evolución de las especies. Ya no existe duda alguna de que cambiarán nuestras pers­ pectivas, e incluso, las creencias y filosofías fundamentales a la luz de las investigaciones llevadas a cabo fuera de los límites de la tierra. Podríamos comparar estas exploraciones a la conquista del nuevo mundo, América, lo cual aparentemente los europeos la hicieron con la única finalidad de mejorar su situación económi­ ca, vale decir con un fin materialista. En los estudios antes citados, incluyendo especialmente las actuales exploraciones siderales, se han gastado billones de

26

Escúchame y vive feliz.

dólares, tratanto de satisfacer la curiosidad y aumentar el stan­ dard de la vida material del ser húmano, de lo cual las grandes potencias se sienten orgullosas, pero el hombre común que repre­ senta más del 90% de la humanidad, sigue descontento porque le falta algo más que él mismo no sabe explicar. Existe otro mundo aún más importante que necesita investigarse, para el cual no se requieren complicados estudios, naves siderales y astronómicas sumas de dinero para explorarlo, pues está tan cerca de nosotros ¡que no lo vemos!. Somos noso­ tros mismos, son las profundidades insondables de nuestra men­ te, en donde están los tesoros más grandes del Ser. Seamos astronautas, sin siquiera salir de nuestra habita­ ción.. Mirémonos para adentro y veremos maravillas, pues somos el macrocosmos, en otras palabras, somos la copia del macrocos­ mos. Démonos una cita con el infinito, cerremos los ojos y fundámonos en el Ser Infinito, y viajemos en alas de la medita­ ción diaria: así seremos astronautas de lo más importante, pues nos descubriremos nosotros mismos, conoceremos nuestros de­ fectos, los cuales tenemos la obligación de corregir para ser más útiles a nosotros y al prójimo. Así com o la nave espacial necesita com bu stible, así ta m b ién n o s o tr o s n e c e s ita m o s una fu erza im pulsora para efectuar nuestro viaje. Este com b u s­ tible es el amor; en consecuencia, antes de meditar debemos enviar vibraciones de amor a todo el m undo, tal com o lo explica el escrito titulado ‘ A rm on ía” que

27

Escúchame y vive feliz.

aparece en este libro, es amor impersonal; sencillamente emita­ mos buenos pensamientos, hagamos cuenta que nos hemos salido de la tierra y a lo lejos la observamos con toda su humanidad, a la cual queremos sin ninguna clase de discriminación. Así vibrare­ mos al unísono con el Cosmos que es Paz y Armonía. Ése es el momento preciso en el que tendremos acceso al depósito infor­ mativo de la Mente Universal y podremos obtener las sabias solu­ ciones a nuestros muchos problemas de la vida cotidiana, pues todo está hecho en el universo; el hombre sólo DESCUBRE, no inventa. Por medio de la meditación se absorben conocimientos que trascienden las funciones de los sentidos. Esta capacidad extrasensorial nos proporciona la exacta información que necesi­ tamos. Los conocimientos del poder creativo de la mente, han traspasado las fronteras del ocultismo y aún del misticismo. Ac­ tualmente se están usando en diversos campos de acción, tanto en la ciencia como en los negocios y en diversas religiones; dando con esto la razón a nuestros queridos estudios Rosacruces. Estamos en este plano llenos de problemas, comúnmente llamados sufrimientos, los cuales debemos encarar con valentía y así acercarnos a la Luz Mayor. Tal como sale el sol, o como el violinista afina su violín, antes de tocar, asimismo debemos armonizarnos TODOS LOS DÍAS para tocar vibrando en el gran escenario de la vida. El hombre, en busca de la Verdad, se ha enredado tanto en las complejidades externas, que no escucha ni comprende la sen­ cillez de su Yo interno. Busca por todas partes, esperando hallar

Escúchame y vive feliz.

afuera la contestación que sólo debe llegarle desde la voz silencio­ sa interior. El pensamiento es uno de lo más grandes poderes que el hombre tiene a su disposición. El mundo actual, en su estado pre­ sente, es el resultado del pensamiento colectivo de la humanidad. Cada país crea su paz, prosperidad, miseria o anarquía, como resultado simple del pensamiento como país. Cada individuo es como es y las circunstancias de su vida son como son, simplemen­ te por su pensamiento constructivo o destructivo. En otras pala­ bras, somos el arquitecto de nuestro propio destino. Tú no puedes prevenir que los pájaros vuelen sobre tu cabe­ za, pero puedes evitar que hagan nido en ella. Esto indica que tenemos el poder de expulsar los pensamientos negativos de nues­ tra mente. Las instrucciones llegan a la mente objetiva debido a los impulsos de la mente interior. Debemos escuchar, obedecer y se­ guir esos impulsos hasta el menor detalle, si queremos triunfar. No debemos permitir que la mente exterior u objetiva se entreme­ ta y haga cosas opuestas a nuestros impulsos interiores, ni debe­ mos permitir que se abandonen esas sugerencias.o se posterguen, porque el SER interno sabe qué es lo que debe hacerse y cuándo es el tiempo apropiado para ello. Existen mundos maravillosos y fascinantes, pero existe un mundo infinitamente más misterioso y atrayente que está dentro de nosotros.

29

Escúchame y vive feliz.

A R M O N Í A
La armonía se define como unión o combinación de soni­ dos simultáneos o diferentes, pero acordes. Relación que estable­ cían los antiguos filósofos entre los intervalos musicales y el aspec­ to de los cuerpos celestes. Calma, tranquilidad, reposo. Así pues, el Universo no es más que un gran “coro de músicos”, de los que cada uno ejecuta su papel sin oír a los demás. Todos ellos, sin embargo, obran dóciles a la dirección del jefe universal, Dios. La armonía preestablecida se aplica especialmente a las mutuas relaciones de alma y cuerpo. El orden o colocación con­ veniente de las partes de un todo. La armonía es parte consti­ tutiva de la belleza. Cuando la sabiduría se manifiesta en el hombre es porque prevalece la armonía. De ésta dimana el co­ nocimiento. Quien ecuánime en el placer y el dolor, es dueño de sí mismo y desdeña por igual la piedra, el hierro y el oro, quien permanece imperturbable en la prosperidad y en la des­ gracia, en la alabanza y en el vituperio, es un hombre armonio­ so y tiene quietud en su mente y se deleita en la contemplación del verdadero Ser, contento de morar en su pacífica presencia, armonizado y sin deseo ni esperanza de recompensa por la ac­ ción; el sabio logra la paz, pero el hombre ansioso por el fruto de sus acciones no halla paz, porque lo conturba el deseo de remuneración. A cada cual se le da según sus necesidades, y recibe en rela­ ción a su estado de evolución armoniosa.

30

Escúchame y vive feliz.

Armonizados están los sentidos del sabio, en quien la sabi­ duría sustituye al deseo. En cada persona hay una chispa de verdad; nadie puede vivir sin esa chispa, la cual puede desarrollarse a través de la armo­ nía. Hoy en día hay tanto desasosiego en cada individuo porque no existe armonía dentro de él mismo. Las reglas que nos han venido a través de las edades, prescriben un tipo de conducta; los libros que leemos recomiendan otro; la experiencia da consejos contradictorios. Pero la paz depende de la mente, y de su desper­ tar, éste es el secreto de la serenidad. Es preferible conocer la técnica de la calma mental y la ar­ monía. Un terrateniente puede poseer todos los campos hasta la línea del horizonte por todos lados; sin embargo, se dignará sen­ tarse sólo en un pedazo de tierra que esté limpio. Del mismo modo, cuando Dios elige el corazón de alguien, no significa que los de­ más corazones no son suyos sino que están limpios. Un físico fuerte no da paz de por sí, ni le proporciona la educación, el conocimiento, el ascetismo o los rituales. Sólo la armonía constante da esa paz inquebrantable, que no es afectada por los altibajos de la vida. Si uno intensifica la armonía, la vida exterior se ajusta te­ máticamente, y este único principio rige para la vida de una orga­ nización.

31

Escúchame y vive feliz.

En una orquesta, los distintos instrumentos dan diferentes notas, pero éstas armonizan y el efecto de su combinación es de una hermosa unidad. Así el hombre armonizado llega a oír la música de las esferas. La mente se va purificando con la armonización y ella nos dirige desde adentro. Nos guiará hasta en los deberes y tareas cotidianas. Las horas mejores para la meditación y armonización son aquéllas en que el día sigue a la noche y la noche llega tras el día. Limpia tu mente de deseos y apegos . Practica la dis­ ciplina Rosacruz que conoces y tu mente se volverá pura y tranquila. “ Lucha” . Si un hombre no lucha para obtener paz y armonía, permanece sepultado en la ignorancia. Acepta esta lucha con intrepidez. La mente es muy caprichosa; se mueve velozmente, es muy poderosa, es muy difícil de controlar. Si bien esto es cierto, me­ diante la atención ininterrumpida, la disciplina y la práctica es posible controlarla. La armonía es indispensable para todo. Es la base para el éxito en cualquier empresa. Cualquiera que sea la tarea que uno se ocupe, si estamos armonizados desarrollaremos confianza y respeto de nuestra propia mente.

32

Escúchame y vive feliz.

El bienestar es el fruto de la armonización y del conoci­ miento; el malestar es lo contrario a esto. Solamente a través de la armonización se puede obtener bienestar, paz, alegría y progreso. El deber más básico del hombre es el bienestar de todos los seres. Promoverlo y contribuir a él, es una tarea correcta. Vivir el perío­ do de vida que nos corresponde ejecutando esta tarea, es el sende­ ro prescrito. Ante las definiciones y buenos resultados ya dichos en este importante tema, llegamos a la conclusión de que es absoluta­ mente necesario armonizarnos todos los día, en la mañana antes de salir para el trabajo. ¿Cuáles son los pasos para la armonización ? En primer lugar debemos relajarnos, sentados en una silla cómoda; una vez conse­ guida la relajación debemos, con los ojos cerrados, enviar amor a todo el mundo, un amor impersonal, no a una persona o a un lugar determinado, tal como lo menciono en otro capítulo, hagamos cuen­ ta que nos hemos salido de la tierra y a lo lejos miramos el globo terrestre, como una burbuja suspendida en el infinito, girando con toda la humanidad. Visualicemos a toda esta gente sin una clase de discriminación: les queremos a todos, emanamos amor. Des­ pués de un momento, sentiremos en nuestro pecho una sensa­ ción muy agradable; gocemos de este momento por un lapso de unos cinco minutos. ¿Qué hemos conseguido con este ejercicio? Pues hemos logrado armonizarnos con el cósmico: al vibrar al unísono con Él en la mejor de las notas del gran pentagrama uni­ versal, somos UNO con ÉL, al conseguirlo quedamos totalmen­ te armonizados y así podemos salir con absoluta confianza a en­

33

Escúchame y vive feliz.

frentarnos con las labores y problemas cotidianos. Todos los días nos bañamos limpiando nuestro cuerpo físi­ co, pero nos olvidamos de bañarnos también por dentro, vale decir, desprendernos de los malos pensamientos que como humanos imperfectos podríamos albergar, como ser odios, envidia, celos temores, etc. El aseador que usamos en este caso, es el amor, pues donde existe éste no pueden existir los pensamientos negativos que nos hacen infelices. Cabe hacer notar también que todos los día hacemos mu­ chos ajustes, los cuales efectuamos temáticamente; por ejemplo, controlamos nuestro reloj si está en la hora correcta, apagamos el radio, nos peinamos, cuidamos de nuestra apariencia, etc. Pero he aquí nuevamente el lamentable olvido, de ajustar lo más impor­ tante: uno mismo. Naturalmente que este ajuste se refiere en la armonización diaria. Es realmente increíble el gran efecto positivo que produce estar siempre en armonía, en todos nos va bien, pues creamos un campo magnético agradable a nuestro alrededor, cuya aura nos protege de los accidentes, de los errores que pudiéramos cometer, además de la alegría que irradiamos, producto de la limpieza de nuestra mente plena de amor que es transmitido a quienes nos rodean. Muchos se nos acercan porque hay esa atracción que los profanos no se explican qué es. Sabemos qué es nuestra aura y tal como caminante del desierto, cansado y sediento se tiende a des­

34

Escúchame y vive feliz.

cansar a la sombra generosa de una palmera, así mismo la gente siente un extraño bienestar junto al ser armonizado. Todo es cíclico en el Universo, todo tiene su ritmo, la mú­ sica sin compás es ruido, hay un sistema y orden^e) movimiento de los planetas que se mueve dentro de una órbita matemática. El hombre no es una excepción dentro del conglomerado de estas leyes, somos el microcosmos, copia fiel del macrocosmos. En con­ secuencia, es imperioso armonizarnos todos los días y así poder tocar la hermosa sinfonía en el gran escenario de la vida. La mayoría conocen las ventajas de la armonización y mu­ chos otros ejercicios, de nuestra amada Orden, pero no lo practi­ can, quejándose de que no han aprendido nada y destacan que están al corriente con sus cuotas y de que siguen con los mismos problemas de antes. Naturalmente que la culpa es de esas perso­ nas Rosacruces que podrían llamarse “acumuladores’de conoci­ mientos sólo para satisfacer su ego intelectual. La Armonización es eminentemente práctica, en consecuen­ cia, aquéllos que no han conseguido aprender a vivir, les invita­ mos a que empiecen por armonizarse. Con sólo diez minutos cada mañana, tiempo para la armo­ nización, se puede cambiar nuestra existencia dándonos cuenta de que la vida es simplemente hermosa, que vale la pena vivir y aún tenemos el gran privilegio de ser útiles dentro del conglomerado social.

35

Escúchame y vive feliz.

EL

P R I V I L E G I O DE SER R O S A C R U Z

En la antigüedad las escuelas de misterios estaban forma­ das por los sabios, los primeros científicos místicos y filosóficos, que trataban de indagar los secretos de la naturaleza. Solamente a las personas que se les consideraba calificada para recibir la sabiduría, después de larga preparación, se les permitía la entra­ da a estos sitios de conocimiento. La sabiduría de aquella época, constituye los cimientos de la mayoría de nuestras artes y cien­ cias de hoy. En los tiempos presentes, prevalece esa antigua tradición y sólo se le dan los conocimientos a quienes se consideran merecedores de recibirlos. Esta sabiduría, va pasando de genera­ ciones en generaciones, cual antorcha olímpica helénica, en su carrera ascendente del espíritu que el Rosacruz lleva en alto para alumbrar los últimos bastiones del prejuicio y la ignorancia. He aquí el gran privilegio que tiene el Rosacruz, pero, al mismo tiem­ po, tiene una gran responsabilidad, al darse cuenta que sólo hay equivocados en este camino, que necesitan las radiaciones perfec­ tas de luz, producidas por esta antorcha que lleva en alto, la cual debe siempre estar alimentada con el aceite de la comprensión, la tolerancia y el amor. Antes de tener el privilegio de ser Rosacruz, vivíamos en un mundo de oscuridad dando tumbos, cayendo y levantándose sin encontrar la verdadera razón de nuestra existencia, érarfios escla­

Escúchame y vive feliz.

vos de la circunstancias y echábamos la culpa a la vida. Aho­ ra vemos claro, y nos hemos dado cuenta, que nosotros so­ mos los complicados y que la vida es sencilla y hermosa, que vale la pena vivirla al engranar con las maravillosas leyes que rigen el universo. Comprendemos que estamos purificándonos con el fuego del sufrimiento, y al hacerlo, damos gracias al Dios de nuestros corazones, pues los problemas son necesa­ rios para la perfección del hombre, lo hace más comprensivo con el prójimo. Nos damos cuenta que el sufrimiento es como el viento que sopla sin obstáculos en el llano, mudo corre y vuela, pero al estre­ llarse con la roca enhiesta silba su más bella sinfonía de amor. Pero, también se nos enseña, que no debemos sufrir como corderitos indefensos, ya que tenemos herramientas, que nos da este conocimiento maravilloso para defendernos de las espinas y los abrojos del camino, puesto que la verdadera tolerancia, es la que se guarda con dignidad, y el hombre, necesita un mínimo de ese atributo para vivir en armonía con el Cosmos. Así el Rosacruz, al echar una mirada retrospectiva, puede comparar y ver claramente su crecimiento espiritual, que poco a poco, le lleva a ser Maestro de las circunstancias y no esclavo de éstas. Cual jugador de aje­ drez, que goza con resolver los problemas frente a é 1 así el Rosacruz, , también mueve las piezas problemas y goza jugando con ellas en el gran tablero de la vida. Realmente recibimos tanto, con tan poco que damos de nosotros mismos, que no hay palabras en nuestro rico idioma cervantino, para expresar el privilegio de ser Rosacruz.

37

Escúchame y vive feliz.

A través de las monografías, vamos conociendo mejor a nuestro peor enemigo, nosotros mismos, llevando a la realidad la antigua frase “Nosce Te Ipsum” , conócete a ti mismo, así nos va­ mos comprendiendo, vernos nuestras fallas, hasta estar en capaci­ dad para curarnos de mente y cuerpo. Tal como el labriego rústico de la montaña, que prepara el terreno para sembrar la simiente y fructifique en buena forma, comprendemos que nuestro cuerpo debe ser saludable para que las semillas latentes de nuestros pode­ res dormidos, despierten y afloren radiantes en todo su esplendor, para beneplácito nuestro y tener el privilegio de ser más útiles a la humanidad. Lo que tan fácilmente estudiamos y comprendemos a tra­ vés de las monografías, tienen el respaldo de cientos de años de experiencia, es el resultado del estudio e investigaciones de gran­ des sabios y eruditos. Nosotros usufructuamos de todo este cono­ cimiento expuesto en una forma sencilla y amena, y aún más de­ mostrable. Todo esto, se traduce en un valioso tesoro. Son leyes prácticas, que usamos para vivir mejor y llegar a tener paz profun­ da en nuestro corazón. En el mundo profano existen miles de libros y literatura especulativa acerca de la vida y sus leyes. La mayoría de sus autores sustentan principios diferentes, que confunden al es­ tudioso buscador de la verdad: en cambio en nuestras monografías está el verdadero camino, ya que está basado en la experiencia, acentuando nuestra fe, no la fe ciega, sino la del hombre que piensa sin fanatismo, vale decir, la fe basada en el conocimiento.

Escúchame y vive feliz.

Por mucho tiempo, el hombre ha buscado la felicidad. Para esto, ha ensalzado su ego, se ha enriquecido con bienes materiales e inclusive ha provocado guerras, en su loca carrera de encontrar algo, que le acerque a la felicidad, y así la mayoría continúa en ese camino tormentoso y sin brújula, de inquietud insaciable; cada vez quiere más y más en esa ambición sin límites. Dentro de este caos florecen los Rosacruces, levantándose del cieno, como la flor de loto que surge del charco mostrando su corola hermosa, como un canto a la vida, en demostración tangible que el hombre tiene dentro de sí mismo lo que busca fuera de él. He aquí uno de los tantos privilegios que tenemos, de sa­ ber cómo acercarnos a la felicidad, pues comprendemos, que todo es vibración y tal como un instrumento musical de cuer­ das, nos afinamos con el Cosmos, para vibrar en arpegios de armonía en el gran escenario de la vida. ¡ Oh belleza incompara­ ble la Paz Profunda conseguida, no admite comparación, ni las quietas aguas de un lago azul, se acercan a la sublimidad de la quietud interior ! Todos estos logros factibles del Rosacruz, realmente no hay cómo compensarlos, no tienen precio y es por esto que cada vez estamos más convencidos de que la Orden Rosacruz AMORC, debe ser como un faro que ilumine al mundo y lle­ guen sus rayos de paz, a todos los ámbitos de la tierra; al caído en el camino, al intolerante, al equivocado que dentro de su evolución, aún no alcanza a comprender estas maravillosas ensañanzas, que laboran por un mundo mejor irradiando Luz, Vida y Amor.

39

Escúchame y vive feliz.

El despertar de la consciencia en el Rosacruz, lo hace mag­ nético, su personalidad crece, la cual lleva sin vanidad entre los profanos, aumentando el círculo de las amistades. Este magnetis­ mo, en el hombre produce respeto, y en la mujer, además de respeto, produce esa rara belleza que es la verdadera, pues viene de adentro. Resumiendo, el Rosacruz, en cualquier reunión dista mucho de ser un cuadro que cuelga en la pared. Otro tanto po­ dríamos decir de la parte material que puede conseguir, pues sa­ bemos que somos duales, materiales y espirituales, por lo tanto, para conseguir nuestro objetivo de paz, es necesario también tener un mínimo de comodidades. Vemos pues que en realidad, los co­ nocimientos que recibimos a través de nuestros estudios, son verdaderas herramientas, que al aplicarlas a nuestra vida diaria, solucionan en forma más satisfactoria nuestros problemas, ya que la fe basada en el conocimiento, nos hace libres y felices, así tam­ bién sembramos de bellas flores el camino y aún, encontramos belleza en los abrojos, pues éstos como los sufrimientos, son parte de la vida, ya que al mirar a través de las lágrimas, obtenemos más comprensión, Luz, Vida y Amor.

40

Escúchame y vive feliz.

EL

P E N S A M I E N T O P O SI T I V O

Hay muchos escritos sobre este tema, los cuales enfoca­ dos de diferentes ángulos confunden al estudioso buscador de la verdad. El pensamiento positivo está íntimamente relacionado con el optimismo y naturalmente su antípoda es el pesimismo. Todo pensamiento positivo debe tener una base constructi­ va, o sea que vaya también en beneficio de los demás. En nuestra vida, o empuñamos el timón para navegar con rumbo fijo hacia una meta o bien nos entregamos al vaivén de las olas y de los vientos. Por lo tanto, hemos de acoger con alegría cuantos pensamientos pueden traer la influencia de lo más noble, elevado y óptimo que existe en la tierra. Podemos confiar en quie­ nes movidos por el amor obraron con edificante poder y siguen actuando, entre nosotros, tal vez con mayor poder todavía. Es exacta en sus efectos la ley de correspondencia entre lo material y lo espiritual. Quien dé melancolía está afectado y atrae hacia él cosas melancólicas. Quien anda siempre desani­ mado y abatido, todo le sale mal y sólo vive para ser carga de los demás, pero el animoso, confiado y alegre atrae las condi­ ciones del éxito.

41

Escúchame y vive feliz.

Al observar a un hombre de frente o de espaldas, adivina­ mos cuál es su modo de portarse. Una mujer ordenada demuestra su talento en el orden y arreglo de su casa y de cómo viste, colegimos cómo piensa, pero una mujer desastrada, carece de orden y todo lo hace sin esperanza, ni método, ni alegría. Siempre los andrajo­ sos, desarrapados y sucios, lo son en el alma antes de serlo en el cuerpo. El pensamiento lleva en sí los elementos necesarios para cristalizar en acción con tanta seguridad y exactitud como crista­ liza una solución salina sobresaturada. Una mente henchida de esperanza, confiada, animosa y resuelta en sus propósitos atrae los elementos y condiciones necesarias para realizarlos. Todo pensamiento tiene positivo valor en la conducta. De la naturaleza de nuestros pensamientos depende la fortaleza de nuestro cuerpo y el vigor de nuestra mente, el éxito de nuestros negocios y la alegría que a los demás comunica nuestro trato y en cualquiera disposición que pongáis vuestros pensamientos, reci­ biréis las influencias del mundo invisible en correspondencia y armonía con ella. La ley espiritual es análoga a la ley química. El químico no sólo dispone de las sustancias que afectan a sus sentidos corporales, sino que en mayor número quizás concurren a su obra elementos que escapan a la percepción física. El mandato de Jesús, ¡Amad a tu prójimo como a ti mismo! se funda en un hecho científico y es una ley natural. Porque hacer bien es atraer influencias de bondad y poder. Hacer mal es atraer las influencias destructoras.

42

Escúchame y vive feliz.

Cuando nuestros ojos se abran a la verdad, el instinto de conservación ahuyentará todo pensamiento maligno. Los que odiando viven, morirán odiados, esto es : “ quien a hierro mata a hierro muere” . Cada mal pensamiento es como una espada esgrimida contra la persona a quien se dirige, y si la espada se vuelve contra el agresor, herirá a ambos. La ley de atracción obra universalmente en toda esfera de acción, en consecuencia atraemos cuanto de­ seamos o esperamos. Si deseamos una cosa y esperamos otra, seremos com o reinos divididos que luego caen en desolación y ruina. Determinaos resueltamente, espe­ rad entonces sólo lo que deseéis y lo atraeréis a voso­ tros. Concretad en vuestro alrededor pensamientos pla­ centeros, retenedlos cuanto podáis y llegará el mom ento que se realizarán, especialmente cuando estéis en armo­ nía con la naturaleza de vuestros pensamientos, que son nuestro patrimonio particular y podemos ajustarlos fir­ memente a nuestra inclinación con sólo reconocer nues­ tra capacidad para ello. La fe no es más ni menos que la actuación de las fuerzas del pensamiento en forma ardiente, anhelo con esperanza de lograrlo y satisfacerlo. En el grado que ten­ gamos esta fe, estará sostenida y alimentada por nuestro deseo ardiente. Pero, si la duda se apodera de vosotros, la que pudiera ser fuerza irresistible quedará neutraliza­ da por influencias nocivas hasta el punto de desmayar en la realización de vuestro anhelo.

43

Escúchame y vive feliz.

Veremos, como ya hemos empezado a comprobar, que lo dicho por mucho tiempo, tocante a la fe, no son meros sentimentalismos, sino profundas verdades científicas, apoyadas en leyes inmutables. En nuestras experiencias psicológicas hemos vislumbrado leyes que rigen y gobiernan estas fuerzas y ahora, en parte al menos, empezaremos a emplearlas conscientemente y no a ciegas como con frecuencia y por largo tiempo ha sucedido. Se habla mucho hoy de la voluntad y algunos la consideran como una fuerza en sí misma. Sin embargo, la voluntad sólo es potencia y fuerza como manifestación de las fuerzas mentales. Por esto llamamos voluntad al pensamiento enfocado en direc­ ción determinada y en el grado en que así se enfoca y dirige , se concreta en la obra en cuya realización se empeña. Hay dos linajes de voluntad: humana y divina. La humana es la que pertenece al “yo inferior” y en su aspecto de deseo actúa en los mundos mental y físico. La divina es la voluntad del “yo superior” , que reconoce su unión con Dios y en consecuencia obra en armonía con Él. La voluntad humana tiene límites, la divina es ilimitada, es suprema. La divina se obtiene al estar siempre armonizado y se podrá determinar una cosa y quedará establecida, vale decir, se realizará. El efecto del pensamiento es tan poderoso que muchas ve­ ces cuando hemos predicho un acontecimiento y ocurre igual, somos nosotros los responsables de que haya cumplido la predic­

Escúchame y vive feliz.

ción. Somos la causa, hemos ordenado y decretado que ocurra la cosa, que de otra manera no ocurriría. A veces las predicciones son el resultado de una impresión profética. Cuando realmente vivimos armonizados con el Cósmico, tenemos la facultad de manejar o encauzar nuestros pensamien­ tos, vale decir podemos decretar constructivamente. Naturalmen­ te, que aparte de la armonización indispensable, este poder se adquiere únicamente debido a nuestro crecimiento interior, a nues­ tro progreso y entonamiento, con los experimentos que hemos tenido en nuestros estudios. Los que han prestado el Gran Juramento de los Profetas Velados con ligereza, sólo por curiosidad o con algún interés me­ nor, no recibirán este poder. Es muy importante controlar y diri­ gir debidamente este poder para hacer que se cumplan las profe­ cías. Debemos tener sentido de la responsabilidad, no de temor por las palabras y frases que pronunciamos. El proceso de la asunción no sólo se relaciona con las pro­ fecías y su cumplimiento, sino también con muchas otras leyes y principios importantes, La asunción significa cambio de puestos, cambio de personas, intercambio de poder. Es el más místico de todos los procesos. Tenemos que experimentarlo y demostrarlo para creer verdaderamente que semejante cosa es posible. En la asunción, vosotros sois el actor. Sois vosotros quienes lleváis a cabo el acto o el pensamiento; sin embargo, vosotros no sois vosotros mismos en ese momento.

45

Escúchame y vive feliz.

Lo que pensáis o hagáis debe ser en lugar de los pensamien­ tos o acciones de otra persona, vosotros estáis substituyendo a al­ guien. Vosotros actuáis como queréis que otra persona actúe. Si tenéis buen éxito en la asunción, no estáis actuando por vosotros mismos, sino en lugar de la otra personalidad. Habéis cambiado de lugar con otra persona durante varios segundos en la que se manifiestará la ley. Es importante considerar cuidadosamente, lo que queréis que haga la otra persona, porque, repito, mediante la ley de la asunción habéis cambiado de personalidad con esa persona. Es importante traer a colación este magnífico e interesante ejercicio porque está íntimamente basado en el pensamiento pro­ fundo. La ley del Karma entra definitivamente en la práctica de la asunción. Cuando se asume la personalidad de otro y se hace actuar o pensar como uno quiere, uno se convierte en una causa. Se pro­ duce, como resultado de nuestros pensamientos, importantes efec­ tos que actúan como semillas. Los resultados pueden producirse de inmediato o pueden ocurrir años después. Si la causa es cons­ tructiva, así será su efecto, por lo contrario, si es destructiva, los efectos serán adversos para quienes lo hayan dispuesto. Si asumís la personalidad de otro y hacéis que éste cometa un acto no apro­ piado, estáis haciendo que esa persona padezca un karma negativo

46

Escúchame y vive feliz.

en esta vida o en otra. Sin embargo, si io hacéis ejecutar algo bue­ no, estáis acrecentando su karma benéfico. Además, también po­ déis producir karma adverso o positivo para vuestra propia perso­ nalidad de alma, según como empleéis la ley de la asunción. Esta ley es un magnífico principio cósmico, pero la responsabilidad de su empleo es vuestra. Estaréis protegidos si la empleáis de acuerdo con los dictados de vuestro yo psíquico, de vuestro ser superior, si hacéis aquello que sabéis que está fundado en un propósito recto y desinteresado. Naturalmente, es vuestro deber emplear la ley de la asunción cada vez que tengáis el privilegio de ayudar a algún individuo o a la humanidad en general. Tened cuidado y reflexio­ nad antes de aplicar esta poderosa ley basada en la fuerza del pen­ samiento. En este proceso del pensamiento profundo, debemos ser verdaderamente sinceros, devotos y dispuestos para esta experien­ cia antes de comenzarla. Este procedimiento no debe intentarse simplemente como un experimento, sino con la idea de que de­ seamos llevar a cabo algo que verdaderamente sea valioso. Muchos se preguntan ¿cómo uno puede controlar el pensa­ miento si éste es tan sutil como rápido? Sencillamente siendo consciente de ellos, si el pensamiento que llega es positivo o nega­ tivo, si es negativo rechacemos al intruso con energía. Todo esto se transforma en un hábito, naturalmente es la práctica la que hace al maestro, inconscientemente rechazaremos todo pensa­ miento negativo y seremos recipientes sólo de los positivos.

47

Escúchame y vive feliz.

EFECTO S

DE

LA MUSICA

En todos nuestros rituales tenemos música suave que con­ duce a la meditación y al entonamiento, no sólo físico sino tam­ bién mental. Se recomienda música instrumental, no vocal, la cual desvía la concentración. En momentos en que no nos sintamos bien o fatigados, un poco de música nos mejorará, escuchándola relajadamente y si es posible en penumbra. Los antiguos sabían mucho acerca de la música en el or­ ganismo humano. Hace tiempo se creía que los antiguos da­ ban valor al efecto mental o emocional producido por las vi­ braciones musicales, pero recientes investigaciones han revela­ do que los antiguos comprendían también los efectos psíqui­ cos o espirituales de la música, lo mismo que los emocionales y ésta es la razón para que la música se haya empleado en los rituales religiosos y espirituales de casi todos los cultos de la antigüedad. Mayores investigaciones comenzaron por analizar los efec­ tos psicológicos de la música, de allí pasaron al estudio de los efectos fisiológico, habiéndose descubierto todo un mundo de posibilidades. Queda claramente demostrado que los místicos de antaño empleanon el sonido, especialmente en su relación con el ritmo, para influir no sólo en las emociones sino tam­ bién en la salud de los humanos, por ende en la armonía gene­ ral del cuerpo.

Escúchame y vive fejliz.

La música es una combinación de sonido y ritmo. Por soni­ do entendemos las diversas vibraciones que el oído humano pue­ de escuchar o interpretar. Hay muchos sonidos en el universo que no escuchamos, pero sí lo puede percibir el oído desarrollado. Los sonidos pueden ser producidos por la naturaleza o por el hombre accidental o deliberadamente. Cada sonido tiene un lagar defini­ do en el teclado de los sonidos del universo, es semejante al tecla­ do de un piano que comprendiera centenares de octavas. Muchas de dichas octavas producen sonidos que el oído no escucha, por­ que su vibración es demasiado baja. Los sonidos que escuchamos normalmente, caben en un teclado que no es mucho más grande que el teclado corriente de un piano. El chirrido de la rueda de un máquina, el soplo del viento, el silbido de las corrientes de aire en una casa o a través de un árbol, el canto de la lluvia, el resonar de los cascos de los caballos sobre la tierra, el gorjeo de los pájaros, las palabras de la voz humana, el golpe de tambor de una ceremonia primitiva y cualquier otro soni­ do que el oído humano puede percibir, están relacionados con algu­ nas de las notas del teclado universal. En todas las obras maestras de la música tenemos una iniciación verdadera al mundo de los soni­ dos de la naturaleza o una semejanza simbólica con ellos. Los músicos investigadores han descubierto que los doce centros psicológicos de las emociones están íntimamente relacio­ nados con los ganglios del sistema nervioso simpático y con los centros del sistema nervioso central o espinal, que existe una rela­ ción armoniosa semejante a la que se encuentra entre las diversas notas de la escala musical.

Escúchame y vive feliz.

Los doce grandes centros psíquicos tienen una afinidad especial con los doce sonidos de la escala musical. En cada ser humano estas notas son diferentes. Dicho de otra manera, el plexo solar pudiera estar en afinidad con la nota do de una per­ sona y con la nota mi en otra persona. Otro de los centros psí­ quicos situado en el lado izquierdo de la cabeza, puede estar afinado con la nota fa sostenido. A medida que las personas avan­ zan en años, o tienen mejor salud, o se van desarrollando en sentido intelectual o psíquico, la entonación de aquellas notas a las cuales responden los centros psíquicos, puede elevarse, y en las personas cuya fortaleza física va decayendo, debido a la en­ fermedad o a la violación de las leyes naturales, aquella entona­ ción puede descender mucho. La simpatía, o la afinidad existente entre estos cuerpos psí­ quicos y las notas musicales es tal, que cuando la nota apropiada se ejecuta en un piano, violín o cualquier otro instrumento, o la canta una voz humana, el centro psíquico responde a esa nota, vibrando en armonía o en disonancia con ella. Por ejemplo, si el plexo solar de una persona está afinado con la nota musical mi natural, cada vez que se entona esa nota, en presencia de aquellas personas, habrá un suave estímulo de las vibraciones de la energía que actúa en ese plexo solar y este estímulo hará que el centro y sus nervios respectivos funcionen más libremente y mejor, con efecto tonificante sobre todos aquellos órganos del cuerpo que están relacionados con dicho centro. Por otra parte toda nota di­ sonante con la nota mi producirá un efecto desarmonioso y se sentirá una impresión de enfermedad, de depresión, de ligero do­ lor o tensión nerviosa. Este estado puede durar varias horas o días.

50

Escúchame y vive feliz.

A l variar la entonación de los sonidos, hacemos que se afec­ ten diferentes centros nerviosos. Si sólo emitimos continuamente una misma nota, afectaremos sólo a uno de los centros nerviosos. Al cambiar el ritmo, también producimos una variación en los efectos; porque produciremos o bien un efecto armonioso sobre el ritmo natural de la energía nerviosa o un ritmo perturbador. Los grandes compositores del pasado, grandes maestros de la música, compusieron muchas piezas con el objeto de reunir tantas notas musicales como fuera posible, que afectaran ciertos centros del cuerpo y produjeran efectos suavizantes y estimulan­ tes. Souza, el conocido autor de marchas, tenía el arte de escribir música militar, de manera que el ritmo quedara aumentado en sus efectos por el empleo de ciertas notas en algunos pasajes que des­ pertarían la energía nerviosa, produciendo un efecto tónico, lo­ grando que el auditorio se sintiera fortalecido y estimulado. Otras composiciones avivan los centros relacionados con las emociones , produciendo alegria o tristeza que nos llevan a la introspección, visualización y otros estados mentales. Por esta razón los sonidos vocales que emitimos en el templo son de gran im portancia para nuestra vida;práctiquemoslos con unción y conocimiento, ya que especialmente a los nuevos miembros, que aún no conocen estas prácticas, les parecen estrañas y supersticiosas, terminando algunos por retirarse de nuestra amada Orden.Sirva pues este mensaje como respuesta a muchas cartas llegadas a mi escritorio consultando este tema.

51

Escúchame y vive feliz.

Todo lo establecido por nuestra Filosofía, tiene una sólida base científica, probada a través de los tiempos. El Cosm os funciona en armonía con todos los departamentos de la vida, afinémonos con el y empezaremos a escuchar la música de las esferas que nos dará bienestar físico equilibrado, entonándonos con las fuerzas curativas y creadoras de la naturaleza. Acuérdense que son una nota musical que constántemente está vibrando con el gran pentagrama de la vida, AFINENSE C O N ELLA.

52

Escúchame y vive feliz.

LA

VERDADERA

RIQUEZA

¿Qué sabemos respecto al modo de reconocer la verdadera riqueza ? Los hechos sobre los que funda este reconocimiento son realmente lo más hermosos y verdaderos, pero ¿cómo podemos adquirir esta riqueza? No será difícil si abrimos nuestra mente y corazón al flujo divino que sólo espera ver las puertas de par en par, como para el riego de los campos mana el agua en cuanto tiene abierta la salida del depósito. El agua, por virtud de su misma naturaleza, baja a regar el valle con sólo abrirse la compuerta. Asimismo, respecto a nuestra unidad con el Cósmico, fluye una vibración por todo nues­ tro organismo cuando abrimos nuestra mente y corazón, con sin­ cero anhelo, de ser uno con Él. Diariamente debemos empezar con meditación y si­ lencio a fin de ponernos subconscientes, donde mora el Maes­ tro Interno, que todos sin excepción tenemos. Allí, en silen­ cio, a solas con Él, nos ponemos en actitud receptiva, anhe­ lando sosegada, tranquila y expectántemente que el divino flujo inunde nuestra mente y después físicamente en el cuer­ po y así alcanzamos la armonía con el universo entero. En este momento llegamos a sentir la correlación, desarrollamos el sentido moral que contribuye más a la paz del mundo que los profundos conocimientos de los fenómenos físicos obte­ nidos por la ciencia para alcanzar el éxito material.

53

Escúchame y vive feliz.

En este estado ideal, donde el mundo terrenal se elabora con los estados superiores de conciencia, las energía que llenan al macrocosmos, se manifiesta, con igual poder, en nuestro microcosmos, pues el buscador Rosacruz sabe que es parte del infinito, en consecuencia no escapa a las leyes que rigen el univer­ so y se da cuenta que la virtud es conocimiento del alma y no puede enseñarse, únicamente puede ser sentida y experimentada. Con esta vivencia, siempre tendremos la capacidad entre las ocupaciones de la oficina o el estrépito de la calle de ensimis­ marnos y aislar nuestro ser y sentir que por doquiera que vayamos estamos guiados y protegidos con las vibraciones de armonía que es el compendio de Luz, Vida y Amor. Esto lo podemos lograr desde hoy mismo, desde este mo­ mento, si lo anhelamos y queremos. Así logró Jesús la completa realización del reino de los cielos en esta vida. Las ensañanzas fue­ ron que todos podemos lograr, ahora y siempre, esta misma reali­ zación. Y de este modo llevó la luz a millones de personas. Prácticamente no hay riqueza mayor que buscar primera­ mente el reino de la armonía que el Dios de nuestro corazón pro­ vea para que todo lo demás se nos dé por añadidura. Personal­ mente he visto transformaciones de personas que han comprendi­ do esta verdadera riqueza y han hallado Paz Profunda, que es lo que más se acerca a la felicidad. Gente cuya conducta se acomo­ da a esta guía, no sólo de un modo general, sino en todos los pormenores de la existencia viven sencillamente en unidad con el infinito Poder. De ellos es la vida abundante de todas las cosas.

54

Escúchame y vive feliz.

Nada pierden. Reciben cuanto en justicia piden . Sus vidas están exentas de cuidados, porque tienen el convencimiento de que la Providencia del supremo Poder los releva de todo afán. Si entra­ mos en pormenores respecto de algunas de estas vidas ejemplares, veremos hechos que parecerían increíbles . Mas, recordemos que todos podemos realizar lo que otro hace. Ésta es, verdaderamen­ te, según la naturaleza, la vida normal, la vida cotidiana de quie­ nes logran esta suprema realización y obran en armonía con las leyes superiores. Esto es sencillamente lanzarse a la divina corrien­ te que arrastra el universo entero y dejarse llevar tranquilamente por ella, día tras día, como se mueven los mares en su flujo, como se mueven los planetas en sus órbitas, como se suceden ordenada­ mente las estaciones del año. Las angustias, incertidumbres, enfermedades, sufrimientos, temores, vacilaciones e inquietudes de la vida, nos acometen por­ que no estamos en armonía con el orden divino de todas las cosas y siempre las sufriremos mientras no lo estemos. Trabajoso e inse­ guro es ir contra la corriente, fácil y dulce es seguirla y aprove­ charse ventajosamente de su poderosa fuerza natural. Llegar a la consciencia y vital unidad con Dios, es seguir la divina corriente. De este modo, siempre en armonía Cósmica, nos pondre­ mos a la vez en armonía con cuanto nos rodee, con la vida de los cielos y con el universo entero. Y este orden de lo alto, nos llevará a la paz con nosotros mismos, de modo que perfectamente armo­ nizados, cuerpo, mente y alma, sea plena y completa nuestra vida. Dejaremos de ser esclavos de los sentidos corporales. Lo

55

Escúchame y vive feliz.

físico quedará subordinado y regido por lo intelectual y el intelec­ to subordinado y continuamente esclarecido a su vez por lo espi­ ritual. No será ya la vida lo misérrima de casi siempre, sino una vida con todas sus bellezas, con sus siempre crecientes alegrías y poder. He aquí un compendio de nuestras amadas ensañanzas, que nos lleva gradualmente al equilibrio, a la acertada solución de la vida, ni ascetismo ni libertinaje. De todo lo bueno podemos dis­ frutar con tal que con prudencia y parsimonia lo hagamos. Al vivir esta relación superior, nuestros sentidos se perfec­ cionan, nos pondremos más sutiles, vamos por caminos perfecta­ mente naturales y llegamos al reino de la superconsciencia donde se nos revela las supremas leyes y verdades. Y cuando entremos en este reino, no estaremos entre quienes empleen el tiempo en espe­ cular sobre si éste o el otro tiene o no los poderes que se le atribu­ yen, sino que seremos capaces de conocerles por nosotros mis­ mos. Ni tampoco estaremos entre quienes se empeñan en instruir a la gente con lo que otros dijeron, sino que sabremos cuanto digamos y podremos hablar con autoridad. Muchas cosas hay que conoceremos hasta llegar al estado en que se nos puedan revelar. “Si algún hombre hace la voluntad de Dios, conocerá la doctrina” . Plotino dijo: ¡ La inteligencia que desee ver a Dios, debe unirse con Dios! Cuando nos pongamos en estado de recibir las leyes y las verdades superiores, seremos entes dilucidados, canales por los que la verdad se revela a la humanidad.

56

Escúchame y vive feliz.

Este hondo despertar del alma, comunica a los demás la llama de la inspiración y suscita en ellos el sentimiento de un poder semejante. Continuamente emanan de nosotros las influencias de nuestra propia vida, de la misma suerte que cada flor exhala su agradable aroma. La rosa esparce por el aire su fragancia y todo lo que está cerca de ella queda impregnado de sus emanaciones, asi­ mismo los efluvios de nuestra aura son percibidos por quienes nos rodean. Navegantes que han cruzado el mar de la India, dicen que advierten la proximidad de ciertas maderas antes de verlas en lon­ tananza, por el suave perfume de los troncos de sándalo que flotan en las aguas. De la misma manera, el alma puede dejar sentir la influencia de las sutiles fuerzas que constituyen su perfume, como una bendición. La gente dirá: “Trae paz y alegría a nuestras casas, bienvenido seas.” Y cuando por la calle pases, los hombres fatiga­ dos, angustiados y enfermos, sentirán tu efluvio que despierta en ellos optimismo y los resucita a nueva vida y hasta los mismos animales volverán la cabeza dirigiéndote miradas, casi humanas, de gratitud. Tales son las sutiles potencias del alma cuando en ella se transparenta la divina influencia de su bondad. El que alcanza y vive continuamente en completa y cons­ ciente unidad con Dios, alcanza la paz espiritual, que es la verda­ dera riqueza. Así se logra la posesión de los más ricos tesoros du­ rante nuestro paso fugaz por la tierra, transmutando la debilidad e impotencia en fortaleza y vigor, la tristeza y angustia en alegría y sosiego, los temores e incertidumbre en esperanza y fe, los anhelos en realidades.

57

Escúchame y vive feliz.

una gran lección, pues además dijo: “es más importante usar la mente para pensar que usarla como guardamuebles de hechos” . La capacidad de pensar es de mucho mayor valor que la capacidad de recordar hechos. Hay personas que piensan que no tienen suerte en la vida. Conquista la «excusitis» de la suerte por los dos medios: Aceptan la ley de causa y efecto y echan una ojeada a lo que parece ser la “ buena suerte” de alguien más. No encontrarán suerte sino más bien que la preparación, el planeamiento y la producción de éxito pensante precedieron a su buena fortuna. No despilfarren su mente soñando el éxito conseguido sin esfuerzo. Construyan la confianza y destruyan el miedo. Se dice que el miedo está en la mente y se supone que el temor no existe. Pero, sí existe. El temor es real. Es el enemigo número uno del éxito. El miedo impide a la gente que aproveche al máximo una oportuni­ dad; éste echa abajo la vitalidad física; él hace realmente enfermos, causa dificultades orgánicas, acorta la existencia ; el miedo te cie­ rra la boca cuando deseas hablar. Toda confianza es adquirida, desarrollada. Nadie nace con confianza. Nunca salgamos de casa sin sentirnos seguros de que se nos ve como la clase de personas que deseamos ser. Usemos las ropas como una herramienta para elevar nues­ tro espíritu y edificar confianza.

Escúchame y vive feliz.

Nuestro exterior físico afecta a nuestro interior mental. Lo que lucimos por fuera afecta cómo pensamos y sentimos por adentro. Sean limpios y ordenados y estarán pregonando que su mente también es limpia y ordenada. La primera impresión per­ dura, fuera de toda proporción, con el tiempo que lleva formarla. Es mejor adquirir pocas cosas buenas que muchas de baja calidad. Repito, somos lo que pensamos. Si nuestra apariencia nos hace sentir inferiores somos inferiores. Luzcamos de lo mejor y pensemos y actuemos de lo mejor. La mente es el instrumento más delicado y sensitivo de toda la creación. El cuerpo es lo que le alimenta. Del mismo modo, la men­ te es, según lo que la alimenta. El ambiente nos modela. Tratemos de vivir y rodearnos de buen ambiente. La asociación prolongada con gente negativa nos hace pen­ sar negativamente, el contacto estrecho con individuos mezqui­ nos desarrolla hábitos mezquinos. En el lado halagüeño la cama­ radería con gente dotada de grandes ideas eleva el nivel de nuestro pensamiento.

61

Escúchame y vive feliz.

Así es el verdadero estudiante de la vida Rosacruz, vive en plenitud de Paz, Poder y abundancia y ante la crítica destructiva, se comporta como ave que cruza el pantano, sin manchar de lodo su blanco plumaje.

58

Escúchame y vive feliz.

LA

VIDA

ABUNDANTE

Hay una gran diferencia entre vivir y existir. Vivir es gozar de la vida y estar consciente de cada instante de nuestra existencia, vive el que mira siempre la parte agradable y toma como desafíos deportivos los problemas que van apareciendo. Existe aquél que sólo mira la sombra o sea la parte oscura y no se detiene a pensar el por qué de su existencia. Generalmente está amargado y amarga a quienes le rodean. Nuestra Orden con su sabiduría milenaria, nos enseña las normas de cómo vivir contentos, algunas de las cuales señalo a continuación: Es necesario alejarse de las conversaciones negativas, en las cuales está involucrada la maledicencia, la crítica destructiva y muchos otros monstruos que perturban la paz tan necesaria para vivir bien. Nuestras palabras y conceptos se materializan, vale decir, cada pensamiento y palabra son verdaderos decretos que se mani­ fiestan. Sintámonos genuinamente agradecidos por la buena sa­ lud. No subestimemos nuestro propio poder cerebral y estime­ mos el poder de los demás. Lo que realmente importa no es cuán inteligente somos, sino cómo empleamos nuestra inteligencia. Se cuenta que el gran científico Einstein le preguntaron una vez cuán­ tos pies había en una milla. La respuesta de Einstein fue:“ no lo sé ¿por qué tengo que llenarme el cerebro de hechos que puedo en­ contrar, en dos minutos, en un libro de referencia”?. Einstein dio

59

Escúchame y vive feliz.

No escuchemos a quienes deseen convencernos de que so­ mos incapaces. No permitamos que destruyan nuestro planes para el éxito. Buscar el consejo de un fracasado, es como consultar a un charlatán acerca de “cómo se cura el cáncer”. Existe un poder superior que es más sabio, justo e imparcial. A la luz de este cono­ cimiento, sólo comuniquemos nuestros problemas y nuestras pe­ nas a nuestro Ser Interno. Los que gritan y perjuran y dan a cono­ cer sus preocupaciones a todos los que encuentran y anhelan sim­ patía, nunca resolverán sus problemas. Hay un tipo de veneno quizás un poco más insidioso, el pensamiento-veneno, comúnmente llamado “chisme”. El pensa­ miento-veneno reduce el volumen de nuestra reflexión al forzar­ nos a que nos concentremos en cosas mezquinas. Tuerce y retuer­ ce nuestra opinión acerca de la gente porque se basa en una dis­ torsión de hechos y crea un sentimiento de culpabilidad en noso­ tros que se exterioriza cuando encontramos a la persona de quien hemos chismorreado. El chisme es totalmente una conversación negativa acerca de la gente y las víctimas del pensaniento-veneno comienzan a pensar que se goza en ella. Les parece encontrar una forma de alegría venenosa al hablar negativamente de los demás, sin saber que para la gente están llegando a ser indignos de confianza. Podemos probar nuestra propensión a ser chismosos me­ diante esta prueba:

Escúchame y vive feliz.

¿Esparcimos rumores acerca de otras gentes? ¿Tenemos siempre cosas buenas que decir respecto a los demás? ¿ Nos agrada escuchar informaciones de escándalo? ¿Juzgamos a los demás solamente a base de hechos? ¿Inducimos a los demás a traernos sus rumores? ¿Hacemos proceder nuestras conversaciones con “no hablemos de nadie”? 7.- ¿Mantenemos en confidencia la información confidencial? 8.- ¿Nos sentimos culpables de lo que decimos en relación con otras personas? Empuñar un hacha para destruir y hacer pedazos el mobi­ liario de nuestro vecino no hará que nuestro propio mobiliario luzca un ápice mejor, y usar hachas y granadas verbales en contra de otras personas no hará que nos volvamos mejores. Enfréntense los problemas y obstáculos a medida que aparezcan. No sufran por situaciones que nunca se les presentarán. No des un paso adelante si no has establecido una meta. Sin meta los individuos se limitan a vagar por la vida. Se deslizan a lo largo, nunca a dónde están yendo, y así nunca consiguen ir a nin­ guna parte. Visualicen un gran futuro. Nunca es demasiado tarde para empezar una nueva vida. Ninguna medicina del mundo es tan poderosa para prolongar la vida como el deseo de cumplir un objetivo. El mejor método para lograr un fin es “paso a paso”. Es un recurso inteligente para obte­ ner lo que deseamos en la vida. No es aconsejable querer hacerlo todo de una vez. Así como se hace un edificio con diferentes par­

1.2.3.4.5.6.-

63

Escúchame y vive feliz.

tes; cada una de las cuales en sí misma es insignificante, así se construye la vida afortunada. Háganse amigos de sí mismos, conversen más a menudo a solas con su YO Interno, M E D IT E N y verán cómo la Luz de la Verdad aparecerá en el horizonte de vuestra vida y guiará firme­ mente sus pasos hacia la victoria.

64

Escúchame y vive feliz.

C I E NC I A
A menudo se comenta que la ciencia es demasiado dogmá­ tica y materialista, que se interesa demasiado en aumentar las comodidades física y en hacer dinero. Estas observaciones tal vez tienen sus justificación en algu­ nos casos. Hay tantas opciones y conceptos acerca de la ciencia, como hay tipos diferentes de personas y el conjunto de verdades que comprenden el conocimiento científico no debe ser culpable de las opiniones de sus adictos. La naturaleza, como manifesta­ ción de Dios, es esencialmente buena, verídica y bella, es el hom­ bre quien la hace diferente. Sabemos que el objetivo de la ciencia es comprender y manejar, hasta donde sea posible, los fenómenos de la naturaleza .La ciencia que trata de comprender se llama “ ciencia pura”, la que trata de manejar, “ ciencia complicada”. En la frontera progresista de la ciencia hay algo que esti­ mula la imaginación y la curiosidad del hombre y activa su vivo deseo de saber, que está cerca de su corazón. Hay inmensidades que espantan, intrincados detalles que maravillan y reflexiones profundas acerca de la raíz primitiva y naturaleza de las cosas, que dan la sensación de una comprensión divina. En el microcosmos, la división del hombre se ha agrandado muchísimo con el descubrimiento del microscopio electrónico. Como su nombre lo indica este instrumento emplea electrones para formar una imagen visible y esto nos permite penetrar mu­

Escúchame y vive feliz.

cho más adentro de los misterios del microcosmos. Muchos des­ cubrimientos importantes se han hecho con este microscopio, es­ pecialmente para acortar el abismo que parece separar el mundo viviente del mundo inanimado, lo cual se ha logrado mediante el examen del virus, bacteriófagos y objetos tan pequeños que atra­ viesan los filtros de porcelana más finos. Una de las sustancias más pequeñas que produce enfermedades fue fotografiada. Se trata del virus de la influenza, que es una particular esférica de 8 a diez millonésima de centímetro. Los últimos descubrimientos hechos en el campo de la psi­ cología confirman la creencia de que la mente del hombre es la parte menos conocida y mas erróneamente concebida de todas. Durante mucho tiempo se creyó que el cerebro físico era esencial para que se manifestara la mente, sin embargo en los últimos años se ha entrevisto que sólo es necesario un corto período de reajuste para adquirir nuevamente cualesquiera facultades perdidas por daños o supresión, de cualquier parte del cerebro que no sea muy vital. Dejando intacta una pequeña porción de la pituitaria y del hipotálamo para conservar el equilibrio entre el agua y el azúcar en el cuerpo, fue posible descubrir que animales, a los que se les ha suprimido el 95 por ciento del cerebro, pueden saltar, caminar, escarbar y pararse. Durante mucho tiempo se ha creído que el pensamiento abstracto es una característica de la inteligencia y atributo única­ mente del hombre entre toda la creación animal. Sin embargo,

Escúchame y vive feliz.

recientemente se comprobó que un mono aprendió a distinguir objetos y a clasificarlos tomando como base cualidades como la movilidad y el color, demostrando así capacidad para pensar de manera abstracta. Esta facultad se creía que era función de los importantes lóbulos frontales del cerebro, que son también esen­ ciales para ciertas funciones psíquicas del hombre. Se creía que estos lóbulos frontales eran el asiento de la memoria, hasta que se comprobó que monos a quienes se les había amputado esta parte del cerebro, recordaban cosas que se les había enseñado y recorda­ ron una forma, recién aprendida, para obtener alimento, después de sólo diez segundos de vacilación.

67

Escúchame y vive feliz.

UNA

ÍNTIMA

CONEXIÓN

Los acontecimientos diarios dejan ver cada vez más, la ínti­ ma conexión que existe entre la mente y el cuerpo. Las neurosis dramáticas de la última guerra son mucho más graves que el impacto de la guerra anterior, las cuales se manifiestan en muchas formas físicas, como enfermedades del corazón y úlceras pépticas. Se piensa que en estos casos es más importante el método psicoanalítico e hipnótico, que el tratamiento médico corriente. Según el método psicosomático, estamos ahora en una eta­ pa de transición. En lugar de buscar una explicación orgánica para toda enfermedad, buscamos ahora una explicación psicoló­ gica. Esto está de acuerdo con las últimas investigaciones de que la mayoría de las enfermedades tienen el origen psíquico, más bien que el cuerpo físico. Vemos con satisfacción que la ciencia oficial, poco a poco va dando la razón a los Rosacruces, pues sigue siempre detrás de los descubrimientos de la ciencia arcana. Cuando la ciencia se de cuenta que toda la verdad está den­ tro del hombre, marchará más rápido, con menos aparatos de com­ probación científica y gastos de billones y billones, al ponerse en contacto con el Maestro Interno, Gran Consultor, que posee la sabiduría universal.

Escúchame y vive feliz.

EL

UNIVERSO

VIBRANTE

Nuestra milenaria filosofía siempre atestiguó que todo es vibración. Se mofaron los incrédulos que sin darse el trabajo de investigar, encuentran siempre fácil hacer la crítica destructiva ci­ mentada en la ignorancia y en la ley del poco esfuerzo. El tiempo , juez inexorable, nos ha dado la razón, pues con la era electrónica que estamos viviendo, se ha comprobado que lo aseverado , por la Orden Rosacruz, es real. Todo es vibración, e inclusive la materia se compone de lo mismo. Naturalmente que esto último admite muchas controver­ sias, como por ejemplo, cabe preguntar si la materia toda es igual ¿por qué el hierro es diferente al cobre? El hombre materialista de todos los tiempos, pero especial­ mente de hoy, quiso por medios científicos transformar el plomo en oro. Un negocio espectacular, el plomo muy abundante en la naturaleza y de bajo costo, al lograr transformarlo en oro, material precioso y de muy alto costo regente del sistema monetario inter­ nacional, no cabe duda que de lograrse tal transmutación sería un negocio a la vista. El hombre impelido por su ambición, sometió a tantos y variados tratamientos físicos-químicos, al pobre plomo que al fin logró el codiciado oro, estableciendo una fórmula empí­ rica, vale decir , sin darse cuenta científicamente de la razón de dicho cambio. Sencillamente al plomo se logró cambiarle sus vi­ braciones e igualarlas a las del oro. He aquí a la razón escueta la cual aun no es bien comprendida. Sólo que después de tanto es­ fuerzo para llegar a esta transformación se llegó a la conclusión de

Escúchame y vive feliz.

que el oro fabricado por este procedim iento es más caro que el oro que se puede com prar en una joyería de la esquina... D e todas maneras, aunque no fue un trabajo exitoso, en el sentido económico en los albores de la ciencia, se comprobó que los metales se pueden transmutar y esto es un aporte a la química moderna que estudia la transformación y composición de la ma­ teria, así se comprueba una vez más que no hay esfuerzo sin re­ compensas. Se denom inan vibraciones de un modo genérico los m o­ vim ientos periódicos de amplitud pequeña que se dan en la naturaleza, sean naturales o provocados por alguna causa ajena a los mismos. Los m ovim ientos vibratorios los que dan lugar o trans­ m iten el sonido, son vibraciones o alteraciones del campo eléc­ trico o m agnético que constituyen la emisión, absorción d is ­ persión y propagación de la energía y, como caso particular, de la luz. Las vibraciones tienen en el campo esotérico un gran va­ lor. Todos los conocim ientos adquiridos llegan a la percepción del individuo por los sentidos objetivos. Pero existe otro modo de percibir dichos conocim ientos que el Rosacruz entrenado ha utilizado con gran ventaja sobre los sentidos clásicos aqué­ llos que llegan del cosmos manifestándose como un sexto sen­ tido. Es algo separado, intuitivo, difícil de explicar con pala­ bras, especialm ente para el profano.

70

Escúchame y vive feliz.

La realidad rodea por todas partes al ser humano, ésta se rebela por vibraciones, otras por emanaciones materiales por el gusto y por el olfato, y resistencia mecánica por el tacto. La atracción, potencia soberana, fuerza universal que man­ tiene a todos los seres adheridos a la superficie del planeta, pasa absolutamente inadvertida para la conciencia. La fuerza magnéti­ ca que impulsa el hierro hacia el imán y dirige la aguja de la brú­ jula constantemente hacia el norte, las ondas hertzianas, extendi­ das en una red inmensa, conduciendo los sonidos de un punto a otro de la tierra, hasta dar la vuelta a la misma, no causan ninguna sensación. Los rayos ultravioleta, puestos de manifiesto por su ac­ ción sobre las emulsiones sensibles de las placas fotográficas, no actúan sobre la retina. Los rayos x y las emanaciones de radio, de acción tan destructora sobre los tejidos, que llegan a producir neoplasias malignas en los mismos, pasan inadvertidos. Los ultrasonidos no impresionan los órganos auditivos. Los seres humanos están rodeados de múltiples vibraciones, de las cuales unas conmueven sus sentidos y otras no. Por consi­ guiente asiste el derecho a afirmar que los sentidos normales po­ nen al hombre en relación con el mundo exterior de una manera tan imperfecta como rudimentaria, quedando demostrado que existen dos clases de vibraciones: las percibidas por nuestros senti­ dos y las que pasan inadvertidas. El hombre, como he dicho antes, no es una excepción dentro del conglomerado de leyes que rigen el universo es por esto que nuestra amada orden Rosacruz hace hincapié en la

71

Escúchame y vive feliz.

práctica de uno de los más grandes y efectivos ejercicios llamado el masaje psíquico que produce un efecto grandioso aparte de armonización. La ciencia m édica en ciertos casos aplica electricidad galvánica con electrodos de cobre a los pacientes obteniéndo re­ sultados muy variables, no es una curva normal, sino con muchos altos y bajos, vale decir, algunas veces obtiene buenos resultados pero la mayoría son negativos. La razón de dichos resultados es que sólo aplican una sola vibración determinada por la corriente y los órganos de nuestro cuerpo, ignorando que como tienen diferentes funcio­ nes y características especiales, también tienen diferentes ratas vibratorias. Practicando el masaje psíquico, concentrándonos en todas las partes del cuerpo, m entalm ente en forma automática le damos la vibración que le corresponde al órgano que en ese m om ento estamos visualizando con absoluta concentración. Al pasar a otro organo cam bia la vibración y así sucesivamente, dándonos un baño de salud, magnetismo y vitalidad. Todo el mundo conoce la frase tan conocida como cierta que “ s omos lo que pensamos ” frase muy bonita pero ¿quién la practica? Efectivamente los pensamientos se materializan, produ­ cen “ cosas” es por esto que nuestra orden insiste en el correcto pensar, porque son vibraciones que nos pueden llevar hacia una vida armoniosa, o lo contrario según el pensamiento. Cuando sea­

72

Escúchame y vive feliz.

mos asaltados por vibraciones-pensamientos negativos, recha­ cémoslos como si fueran ladrones que violan nuestro hogar. Los antiguos alquimistas valientes estudiosos, eran perse­ guidos por la ignorancia imperante en los comienzos de la quími­ ca, porque se creía que la alquimia no era una ciencia ni un arte sino un conjunto de teorías incoherentes, sin base científica, muy filosóficas e impregnadas de misticismo ocultista casi siempre apo­ yadas en fenómenos naturales que constituían sin base experi­ mental. El lenguaje, a veces absurdo estaba lleno de símbolos cabalísticos. La alquimia, según la definición antojadiza y que aún des­ graciadamente no se ha corregido en las enciclopedias, pretendía enriquecer a sus adeptos enseñándoles a fabricar el oro y la plata por medio de la piedra filosofal, panacea que curaba todas las en­ fermedades. Los antiguos alquimistas, precursores de una de las ramas más grandes de la ciencia, la química, eran en la mayoría fervoro­ sos estudiantes de la naturaleza y sus leyes, muchos fueron miem­ bros de nuestra orden y pretendían transmutar el pensamiento del ser humano, para que sólo pensara en forma correcta y hacer un mundo mejor. Conocían la tremenda vibración del pensamiento y sus grandes efectos. De no haber sido perseguidos por el fanatismo convenenciero de aquella época de oscurantismo, habría florecido como una flor hermosa.

73

Escúchame y vive feliz.

Posiblemente si no hubiesen sido enjuiciados esos estudio­ sos, no estaríamos viviendo la vorágine de ambición y ego que ensombrecen la paz de la humanidad de hoy. Pero nunca es tarde, cada uno somos el alquimista de nues­ tra propia vida, usemos los reactivos de nuestros pensamientos puros y haremos realidad lo que ellos, los alquimistas, no pudie­ ron realizar. Así nos acercaremos al gran propósito: obtener paz profunda en nuestros corazones dando además alegría a esos al­ quimistas valientes, pioneros del espíritu, que seguramente nos observan desde otras dimensiones mas allá de las vibraciones que ahora podemos captar.

74

Escúchame y vive feliz.

LAS

V E N T A N A S

DEL

AL MA

No es necesario ser versado en psicología para em itir un ju icio sobre una persona sólo al m irarle a los o jo s. Ellos revelan la personalidad del hom bre esp ecialm ente si es po­ sitivo, negativo o si tiene algún problem a em ocion al. Unas de las pruebas más im p o rtantes del desarrollo espiritual del hom bre es que él tien e visión estereoscópica. N uestros ojos con su herm oso y com p licad o m ecanism o nos dan norm alm ente una visión sim ple y clara. Todos los hechos prueban, repetidas veces, que el Yo D ivino que llevamos dentro posee toda la sabiduría y c o ­ n o cim ien to s. Sólo tenem os que en trar en co n ta cto , por m edio de la m editación con esta fuen te de sabiduría para poder com prender esta gran verdad. El cuerpo es el tem plo de Dios. La m editación debe practicarse en su interior. Cuando la consciencia se sumerge en nuestro ser interno, nos damos cuenta que todo lo que está en el vasto universo exterior está dentro de nosotros mismos tam­ bién. El hombre logra la liberación cuando siente a Dios en el templo de su propio corazón. Los templos construidos en el mundo son ayudas para los principiantes. No son más que sím­ bolos del más grande de todos, el cuerpo humano. En el entre­ cejo está el ojo espiritual de la sabiduría.

75

Escúchame y vive feliz.

Cuando su visión se abre, un manantial de dicha es liberado. De las pruebas efectuadas en los ojos, se puede decir casi con exactitud la clase de gente que son. Muchos pacientes se asom­ bran cuando se les dice que tienen tensión, ansiedad excesiva, pues sus ojos reflejan esta actitud mental. Muchas veces se comprueba la existencia de pequeños y variables grados de astigmatismo, de manera que esta gente tiene que cambiar sus anteojos constante­ mente. Hay anomalías o irregularidades del ojo que nunca debie­ ran corregirse con lentes sino con tratamiento psicológico. En esos casos los anteojos pudieran llamarse muletas, pero mejor les que­ daría el nombre de excusas. Existe gente que desarrolla enferme­ dades en los ojos porque se entrega a un trabajo que no le gusta. Después de todo, si una persona siente incomodidades visuales, a tal punto de tener que usar anteojos, lo que necesita es valor para decir “ me entregaré a la clase de trabajo que me gusta” Cuando llega a estas etapas de liberación le sorprende hallar que tiene la vista buena. Algunas veces el nuevo trabajo es más fuerte que el anterior y esto prueba que tenía dificultades en la vista por no ver o porque estaba inquieto empleando los ojos en un trabajo que les hacía sentir infeliz y fracasado. Su propia acti­ tud era lo que creaba inarmonía en la mente. Por supuesto que no todos los casos de las personas que usan anteojos son por desajuste emocional, pero según lo demues­ tran descubrimientos realizados recientemente, hay un gran por­

76

Escúchame y vive feliz.

centaje entre éstas que lo usan por las razones antes mencionadas. Todo esto comprueba, cada vez más, que nuestros estudios están bien encaminados y que propenden a obtener paz profunda y así nuestra salud tanto física como mental será cada vez mejor. Se emplean ejercicios para los ojos como una manera de actuar sobre el estado de la mente, cuando el tratamiento ha terminado muchas veces se ha devuelto la normalidad a la vista y el paciente ha resuelto el problema que, debido a sus propias emociones, producía una actividad poco natural en los múscu­ los oculares. Los estudiantes Rosacruces, avanzados están bien informa­ dos acerca de la anatomía del ojo. En bien del Rosacruz prome­ dio, he aquí un breve resumen : El ojo está construido según los mismos principios de la cámara fotográfica, recoge la luz del mundo exterior y la condensa sobre una banda que enfoca sobre la retina. No vemos con los ojos sino con el cerebro, los ojos son receptores y transmisores de la sensación luminosa. El cerebro es el aparato receptor por medio del cual la mente interpreta las sensaciones. El nervio óptico reduce la luz a un rayo bien definido; las células receptoras de la retina reciben el estímulo de la luz; las extremida­ des de los nervios de la retina llevan las impresiones a los centros visuales del cerebro donde se la interpreta. Nuestros ojos son bulbos que están sobre dos tallos proce­ dentes del cerebro que se extiende a la parte externa del cráneo para explorar la sensación. Ellos reciben estas sensaciones como

77

Escúchame y vive feliz.

antenas y la llevan por las líneas transmisoras de los nervios hasta los centros visuales donde toda visión se interpreta y se transfor­ ma en una impresión visual permanente, relacionando estas inter­ pretaciones con grupos afines en las células que constituyen el archivo de la memoria. Cada persona tiene diferente interpretación de los cuadros o paisajes naturales que observa , unos gozan más que otros, esto depende de la sensibilidad o desarrollo espiritual de cada uno. He aquí otra ventaja que tiene el Rosacruz sobre el profano. Como la naturaleza es perfecta, existe afinidad vibratoria entre ésta y el es­ tudiante armonizado. En los primeros tiempos de su historia, el hombre tenía una visión menor en comparación con la de hoy. Tal vez el hombre tenía entonces un campo muy mezquino de sensaciones lumino­ sas y era poco evolucionado, pero sólo el deseo de adquirir cono­ cimientos desarrolló la percepción visual. La historia de la visión no comenzó sino cuando el núcleo sensitivo de cada célula “ de­ seó” ver. Este fuerte impulso de averiguar ha desarrollado, gracias a su intensidad, la compresión visual de las sensaciones de luz. Todo niño desde corta edad , expresa el deseo : “ quiero ver”, y se encoleriza si no es lo suficientemente alto para mirar o si le impi­ den hacerlo. El niño ve cosas que los adultos no vemos ,es por esto que se ríe solo o se queda con la vista fija observando algo muchas veces invisibles para los padres. El niño tiene su glándula pineal, o sea su tercer ojo, muy sensitivo, de manera que aprecia otras dimen­

78

Escúchame y vive feliz.

siones que la persona común por la errada instrucción que se le ha impartido, no ve. Nuestra amada orden nos enseña a desaprender lo equivocado y nos lleva a ser niños nuevamente limpiando de perjuicios y yerros nuestra mente. He aquí por qué el estudiante avanzado no sólo usa sus ojos objetivos sino también, el que no se equivoca, el tercer ojo. No sólo ve las cosas materiales densas, sino que percibe lo intangible y se forma un juicio exacto de una situación o problema, lo Cual se denomina en términos sociológicos con el nombre de intuición. Las investigaciones modernas que se enorgullecen con sus últimos descubrimientos, especialmente cuando se adentran en los intrincados callejones del mecanismo de la mente y todos nues­ tros órganos, no hacen más que corroborar cada vez más los co­ nocimientos que nos dejaron los pioneros investigadores, de la Rosa y La Cruz. He aquí otro privilegio que tenemos al pertene­ cer y no sólo pertenecer sino practicar los hermosos y sabios prin­ cipios de nuestra amada Orden. Sin embargo, pese a que muchos conocimientos, antes ocultos han salido a la luz y al alcance de estudiosos la humanidad sigue atenida a sus cinco sentidos objeti­ vos para tener información del mundo que le rodea, mientras que la facultad de la intuición espera sin desarrollarse porque no se le da la importancia debida. En los días que vivimos, cualquier persona sabe más acerca de su ser físico que en ninguna época anterior, pero es asombroso lo poco que sabe de sus ojos y de la maravillosa oficina de infor­ mación que existe detrás de esos ojos.

79

Escúchame y vive feliz.

En los árboles de la experiencia del hombre la consecuciói del alimento y la necesidad de ocultarse de los enemigos, era 1 < que más le preocupaba, desarrolló su visión estética, esto es, si visión a la distancia. Actualmente se da gran importancia a los síntomas ocula res que padecen neurosis. Todas estas personas tiene falta de equi librio muscular, astigmatismo adquirido, fotofobia, vale decir, in tolerancia de la luz y muchas otras anomalías que anteriormente dejaban perplejo al médico. Por esta razón los psiquiatras envían ; sus pacientes a que se les hagan pruebas de los reflejos, inclusive ; aquéllos que se quejan de visión turbia y hasta los que tienen ata ques de ceguera histórica. Se cuenta el caso de una niñita que fue llevada por si padre para examinarse los ojos, porque aparentemente no podís ver. Después de efectuadas pruebas, el médico que por cierto e< Rosacruz, habla privadamente con el padre de la pequeña. El médico le dijo que la niña tenía un trauma; el padre se sorpren­ dió que esto se hubiera descubierto por un examen de la vista y procedió a contarle que la niña era muy apegada a su madre. Una noche hacía poco tiempo, la madre había dado a su hijita la comida, le había leído algo y orado con ella antes de acostarse más tarde cuando la niña estaba bien dormida, se despertó al oír que un vecino gritaba: ¡despiértate, despiértate!, tu madre está muerta.

80

Escúchame y vive feliz.

AMOR
El amor es la alegría de vivir. Si deseamos una vida hernosa y constructiva, es necesario comprender la conexión que xiste entre el A M O R y la vida. El que vive en amor obtiene la uerza más grande existente y todas sus empresas son un éxito. G eneralm ente, cuando se habla de Amor la gente se ima;ina el sentim iento que existe entre un hombre y una mujer. ísto es sólo una de las tantas facetas del Amor. Uno debe amar :1 trabajo que ejecuta, la gente que le rodea, su tierra natal, etc. Lo opuesto al Amor es odio, lo cual es lo más destructi­ vo que existe. Aún los enemigos, debemos comprenderlerlos, pues no ¡on malos, sino simplemente equivocados, también para ellos debemos tener Amor, pues son canales necesarios que nos po­ le n a prueba. Tal como el atleta se pone vallas u obstáculos para estar m ejor físicamente preparado para la justa así mismo codas las dificultades que esas personas nos ponen en nuestra vida, nos hacen más fuertes para así enfrentarnos propiamente con las vicisitudes que todos tenemos. En otras palabras somos atletas del espíritu. En cada m om ento del día escogemos entre cierto grado de Amor y odio. Todo pensamiento o acto motivado por Amor emana salud, paz, fortaleza y alegría dentro del curso de la vida. Todo pensam iento de odio es destructivo, como ser : in­

81

Escúchame y vive feliz.

diferencia, aversión, envidia, condenación, crítica, resentimien­ to, sentim iento de venganza, todos forman parte de la horrible familia del odio. El Amor es la esencia de la vida, la necesidad más grande y fundamental del corazón humano. Todos deseamos ser amados, tratados con justicia, consideración, compresión, reconocimiento de nuestra labor, aprecio, todas estas facetas son de Amor. Hace algunos años, en cierto país, se quiso formar hombres fuertes, indiferentes al dolor ajeno, para servir mejor como solda­ dos a la patria. Para esto se solicitaron cien niños recién nacidos, los separaron de sus padres, fueron bien atendidos por enfermeras sólo en sus necesidades de alimentación, aseo y abrigo, sin darles lo más mínimo de Amor. Al poco tiempo, todos murieron. ¿Cuál fue la causa de esta muerte colectiva ? Estoy seguro todos saben la respuesta, la cual es obvia. Falta la tercera punta del triángulo dentro de nuestros queridos estudios Rosacruces, que todos sabemos es Luz, Vida y Amor. Se produjo desarmonía vibratoria que condujo a la transición. Podemos ver que el Amor es más que un sentimiento agradable, es luz y sin ésta no hay vida. Seguramente todos recuerdan cuando eran niños y se caye­ ron lastimándose, cómo corrieron en busca de la madre y ella los consoló en sus amorosos brazos y cesó de inmediato, el dolor. Muchos casos de curación se atribuyen sólo al poder men­ tal, lo cual no es efectivo, es el Amor combinado con la fuerza de

Escúchame y vive feliz.

la mente formando la dualidad, cristalizando en el tercer punto de la curación. Esto es lo que nuestro Consejo de Solaz, en el templo Supremo de San José, California, se hace . Primero se envía amor y después pensamientos de salud o según lo que se haya solicita­ do. Tenemos testimonios magníficos con este servicio que gratui­ tamente presta nuestra amada Orden a la humanidad sufriente, en otras palabras, el Amor es el vehículo que conduce el pensa­ miento constructivo. Desgraciadamente muchas personas tienen un concepto erróneo del Amor, posiblemente no hay otro sentimiento tan mal comprendido. Canciones populares e históricas, teatro y televi­ sión, contribuyen a esta mala interpretación. Frecuentemente se degrada el Amor en un crudo sexualismo. Esto sólo es una pasión física que conduce a celos, crueldad, temor y odio. El verdadero Amor humano es más que una distorsionada pasión romántica, es entendimiento, tolerancia, atracción áurea, admiración de cuali­ dades como ser: sabiduría, generosidad, honestidad, pureza y bon­ dad. Conocemos el Amor por el efecto que produce, tal como vemos el movimiento de las hojas de los árboles, pero no vemos el viento que produce tal movimiento. Observamos sólo el efecto de él. Asimismo cuando encontramos una persona amable, justa y agradable, sentimos en ella el efecto del Amor que lleva consigo y comentamos “ ¡qué persona tan atractiva...!” Sin embargo, lo que realmente sentimos es el campo mag­ nético o sea el aura amorosa de dicha persona.

83

Escúchame y vive feliz.

Esta clase de gente tiene muchos amigos, todos desean, ino­ centemente, estar en compañía de ellos, esta persona revive el amor, irradia paz y armonía que muchos necesitan al caminar por los senderos de la vida. Así llegamos a golpear la puerta de nuestra amada Orden porque nos faltaba “ algo” indefinido, en una pa­ labra, no estábamos satisfechos con la vida. Nuestros miembros son de diferentes niveles, tanto en edu­ cación como en instrucción, hay de todo como en un jardín. Está la rosa que defiende su belleza con sus espinas, la violeta que ocul­ ta su humildad, también está el narciso arrogante, la planta pará­ sita que vive de los demás y el sándalo, árbol que perfuma el hacha que le hiere. Todo representa la humanidad como nuestro tem­ plos con sus cuatro puntos cardinales, albergando esta gente dife­ rente, pero que tiene algo en común, el gran deseo de acercarse a la verdad, pues reconocemos que somos imperfectos, pero con el propósito firme de perfeccionarnos y al adentrarnos en nuestro micro-cosmo, por medio de la meditación, nos une algo grandio­ so, nos une el Amor. El Amor es la creación fundamental del principio de la vida, no debemos vivir sin él, aún cuando no creamos en él. ¿Qué deseamos que otras personas piensen de nosotros? Todos necesitamos ser comprendidos, entonces tratemos de com­ prender a los demás, haciendo un esfuerzo viendo sus puntos de vista, en vez de considerar sólo el nuestro. Muchas veces lo malo que atribuimos a otros puede estar solamente en nuestros pensa­ mientos y no en ellos.

Escúchame y vive feliz.

Si cometemos un error, tratamos de corregirlo y deseamos ser perdonados. Sabemos que un error no está perdonado hasta cuando se ha olvidado completamente, consecuentemente perdo­ nemos las faltas de otros. ¿Por qué hay tanta infelicidad, miedo y odio en el mundo? Por falta de Amor, pero ¿qué obstruye el amor en nuestras vidas?, principalmente el pensamiento en asuntos materiales para benefi­ cio propio. En consecuencia la mayoría del tiempo estamos dirigi­ dos por sentimientos egoístas. Si no corregimos esto, seguiremos sintiéndose insatisfechos, frustrados en nuestros esfuerzos, resen­ tidos, en otras palabras, infelices. Todo porque hemos permitido que sólo asuntos egoístas llenen nuestros pensamientos, en vez de pensar, también en los demás. Podemos ilustrar, lo antes dicho, con lo que ocurrió en una gran ciudad que sufrió escasez de agua. Había suficiente agua, pero hacía mucho frío y las cañerías fueron parcialmente bloqueadas por el hielo y muy poco de este líquido llegaba a la ciudad. Apenas el hielo se fundió, inmediatamente la ciudad volvió al estado normal. Lo mismo ocurre cuando nos sentimos sin Amor, No es que haya escasez de Amor, siempre hay en abundancia, pero la acumu­ lación de egoísmo bloquea el libre acceso de Amor. Como el hielo es fundido por el calor, así mismo el calor del Amor deja a éste fluir libremente. De esta manera aprendemos la alegría de amar, aprendemos que es mejor amar que ser amados.

Escúchame y vive feliz.

El amor impersonal lo ama todo, ve la belleza tanto en una llaga como en una flor y esto nos da la real alegría de vivir, recibi­ mos amor, pues cosechamos lo que sembramos... Así, paso a paso, nos damos cuenta de que el Amor no es sólo un adorno que embellece la vida, sino que es su verdadera sustancia y una razón para seguir viviendo, es la fibra de la fortaleza de nuestro diario vivir, es la fuerza más grande en la tierra. Mucho más fuerte que el miedo y el odio. El rico no puede comprarlo y el pobre no puede pedirlo, pero todos pueden obtenerlo si desean expresarlo. El Amor es eterno, nunca cambia, no cesa, es inteligente y armonioso, es omnipotente, nos inspira en toda circunstancia por difícil que sea, aún si no nos diéramos cuenta de su existencia, el Amor seguiría existiendo. Un cambio maravilloso se opera en nuestras vidas cuando sentimos la fortaleza del Amor. Sin Amor sólo se existe, pero no se vive. Hay una gran diferencia entre vivir y existir. Vive el que mira a su alrededor a través del cristal amoroso, todo es bello, inclusive las tempestades con el trueno y el relámpago. Existe, aquel vacío de cariño, que ignora su capacidad de amar, es triste, egoísta, dispuesto siempre a la discusión amarga, echa la culpa a la vida de su desgracia y hace infelices a todos cuantos le rodean. Entre las leyes que rigen el Cosmos, o sea el universo inte­ gral, visible e invisible, la principal es la ley del A M O R . Ley de atracción y unión de todos los seres y todos los elementos. Es la ley de creación por la que todo existe y sin ella sería el caos. Por ella existen los mundos, los sistemas estelares, las nebulosas y galaxias.

Escúchame y vive feliz.

El Amor dirige las relaciones de los seres que permiten la con­ tinuidad de las especies en que se manifiesta la vida. Rige la atracción de los elementos en la conform ación de la substan­ cias y los cuerpos, produciendo los prodigios de la quím ica. Dirige las fuerzas que llevan la unidad del Todo. Conduce a los átomos y forma las m oléculas, base fundam ental de las substancias, de todas las com binaciones que permiten la exis­ tencia de los reinos de la naturaleza. En el reino mineral, como en la quím ica, constituye la afinidad, fuerza creadora que construye y m odifica. Entre los animales gobiernan los ins­ tintos y persevera de la separación y extinción de la especie. En la humanidad es la simpatía que atrae a las personas y las une, fom enta el cariño, la confraternidad, abnegación, altruis­ mo hasta llegar al heroico sacrificio por Amor al prójim o. Q ue también exista la repulsión, el odio, los rencores y la detracción, no indica la inexistencia del Amor. Ello se debe a la coexistencia de otras de las leyes del Cosm os, la de los opuestos o fuerzas antagónicas, como ser, donde hay luz tam ­ bién hay sombra. La ley de evolución o pluralidad de existencia, que im ­ plica la marcha inexorable de todo ser vivo o aspiración de niveles y formas, cada vez más adelantadas, superiores o más perfectas, ju n to con el Amor, conduce a todos los seres vi­ vientes, desde las más primitivas formas, desde los niveles más ínfim os, hasta los más avanzados. Es lo que impulsa al hom ­ bre superarse, marchando adelante en la escala del progreso, por su propia conveniencia y por el deseo latente de m ejorar

87

Escúchame y vive feliz.

su vida ascendiendo los escalones que han de llevarlo hacia la cum bre del m ejoram iento gradual, en su larga peregrinación por alcanzar la suprema gloria y felicidad. Nuestro hermoso ritual de convocación, dice en una parte: envíen pensamientos de Amor a todo el mundo, tal como una luz que está encendida en un cuarto obscuro... y así quedamos listos para meditar. Vemos que la meditación sin Amor no cumple sus altos propósitos. Nuestra yida está llena de presiones de mil clases diferentes: ruidos, velocidad, alimentos de valor discutible, contaminación atmosférica, conflictos ocasionados por diferencias en las estruc­ turas sociales, los cien rostros del miedo, las frustraciones con nuestras vocaciones, etc. La meditación es un camino que conduce a la paz interior, una senda hacia el nuevo nivel de conciencia, una vereda hacia el descubrimiento del “ reino interior” hasta encontrarnos con el Amor que es paz y armonía. Por medio del estudio y práctica de la meditación, se ha encontrado que la semilla del Amor está dentro de nosotros en donde palpita el conocimiento de que todas las cosas son posibles a través del desarrollo espiritual. Por medio de la meditación se ha descubierto cómo vivir en armonía consigo mismo, y con los demás, se ha visto el verdadero significado del desarrollo sin egoísmo, lo cual significa vivir en Amor.

Escúchame y vive feliz.

Jamás ha habido en la historia que conocemos del mundo, un desarrollo tan fenomenal del saber humano, como el que se ha registrado en los últimos cincuenta años. La técnica ha avanzado tanto que ya tenemos minúsculas calculadoras electrónicas, el hombre ha posado su planta en la superficie de la luna, ha apren­ dido a vivir bajo el agua durante meses, en submarinos dotados de energía atómica. Estas y muchas hazañas, demasiado numerosas para señalarlas aquí,han contribuido al conocimiento del hombre sobre sí mismo y a su desarrollo material. Pero a pesar de todo su caudal de conocimientos sigue atormentando al ser humano las respuestas eternas de índole espiritual. Los individuos buscan e indagan soluciones en muchas direcciones distintas y cada vez se descubre, en esta búsqueda,que el camino conduce invariablemen­ te, a nuestro ser interno. Las condiciones o circunstancias exteriores son el cuadro de nuestros pensamientos interiores, para cambiar dichas condiciones, debemos cambiar nuestros pensamientos que producen el cuadro. Si vivimos en Amor, siempre seremos positivos, consecuentemente nuestra vida será optimista y constructiva, acercándonos al propósi­ to de nuestra Orden, Paz Profunda en nuestro corazón. El Amor, es el gran principio armonizador del universo, cuando lo expresamos vibramos al unísono con el Cosmos y nos transformamos en canales de paz y alegría. Es fuente de acción, vida y manifestación. La dieta en la alimentación no cambia nuestros pensamien­ tos, cuando vivimos el Amor, automáticamente desechamos los

Escúchame y vive feliz.

alimentos inconvenientes. En otras palabras, quien tiene pensa­ mientos limpios, tiene hábitos puros. El Amor todo lo ilumina, embellece y alegra, envía su cari­ ñoso rayo de luz y vida, a la choza y al palacio, al valle y al monte, al lecho del hospital o al tugurio del pobre. Amar es expresar uno de los más bellos atributos de Dios. Somos un caleidoscopio, cuya variedad de colores, las hace uno mismo según las acciones. Nuestros estudios nos dan la maes­ tría para hacer los ajustes convenientes y obtener hermosos cua­ dros, pintándolos con el pincel de nuestra voluntad y la pintura del Amor, lo cual nos da la alegría de vivir y el gran privilegio de ser más útiles dentro del conglomerado social.

90

Escúchame y vive feliz.

ALERTA
En muchos escritos religiosos y filosóficos se nos advierte que debemos estar alertas. Esto se repite muchas veces en las ense­ ñanzas cristianas, lo mismo que en muchas religiones orientales y en las enseñanzas que constituyen la esencia del misticismo. Estar alerta es darse cuenta de las cosas. Se espera que el verdadero dis­ cípulo preste atención constante y observación continua de sí mismo, a su prójimo, a su posición en el universo. La advertencia señala, con insistencia, que el descuido en la vigilancia y el hallar­ se listo, será la causa del fracaso de muchos individuos, que no aprovecharon la oportunidad que pudiera ser única en su vida. Los únicos que son audaces en todas las cosas de la vida, los que son prudentes en asuntos económicos y sociales, son los que están alertas, los que pueden aprovechar una situación, cuando se produzca. Esta necesidad es aún más pronunciada cuando se trata del crecimiento y del desarrollo individual de cada uno de nosotros. Estar alerta no significa, necesariamente, ponerse a mirar, sino mas bien estar siempre vigilante y este rasgo es indicio de.haber alcanza­ do cierto grado de maestría. El darse cuenta hasta de las cosas trivia­ les de la vida equivale a poder aprovechar muchas oportunidades que de otro modo pasarían inadvertidas. El verdadero discípulo es aquél que trata de adquirir entonamiento con la fuerza más alta que él es capaz de concebir. Unicamente relacionando el yo interno con esas fuerzas superiores es como puede captarse el propósito pleno de la vida. Estar alerta es dar un paso hacia la meta.

91

Escúchame y vive feliz.

La vigilancia, en sentido am plio, incluye la facultad de distinguir debidam ente entre los valores verdaderos y los tran­ sitorios. Si nuestra vida no está organizada ni ajustada, y si nuestras acciones son dispersas, sin objeto ni propósito, en­ tonces no tenem os ideal, no tenemos una meta por alcanzar a costa de trabajo y así nuestra vida entera consistirá de m o­ vim ientos más o menos caprichosos, con los cuales llevamos a cabo muy poca cosa. Por otra parte estar alerta tiende a desquiciar las excesivas habladurías, la vanidad, el egoísmo, la inclinación a alardear y la introm isión en los asuntos de los demás. Estar alerta constituye un estado mental que dirige nues­ tro yo objetivo a alejarse de problemas insignificantes , de pre­ o c u p a c io n e s que son p eq u eñ eces y de in co m o d id ad es desdeñables. Es un medio para abrir nuestro yo interno al cre­ cim iento y al desarrollo. En realidad, estar alerta form a parte del estado de entonam iento o armonía; es la meditación activa, es el procedi­ m iento por medio del cual comprendemos en todo momento nuestra responsabilidad para nosotros mismos, para con nuestro prójim o y para con Dios. No es un estado estoico, esto es un estado en el que nada hacemos porque la vigilancia y el trabajo marchan unidos. Podemos ocuparnos de los asuntos de la vida diaria, podemos dirigir nuestro ideal y esperanza y al mismo tiem­ po llevar a cabo esta actividad o expresión de vigilancia que nos hace capaces para aprovechar todas las posibilidades que pudie­ ran surgir en nosotros mismos o en nuestro ambiente.

Escúchame y vive feliz.

Las leyes del cósmico funcionan sin temor y sin favoritis­ mo. Funcionan para llevar a cabo la meta final del Creador. Tene­ mos que estar de acuerdo con ella y si la vida ha de tener final­ mente un objeto o un propósito, tenemos que estar atentos para que, en el grado en que lo permita nuestra comprensión finita, podamos conocer mejor el funcionamiento de estos principios y cooperar con ellos. Investigar con sinceridad y estar alerta consti­ tuyen un paso que nos acerca a una relación más estrecha con nuestro Creador.

93

Escúchame y vive feliz.

N U E S T R A

ME T A

En las muchas religiones, pueden apreciarse claramente las varias maneras como las cosas atraen a los diversos individuos. Hay tantas interpretaciones y clases de diversas religiones que pro­ bablemente, en un análisis final, podríamos concluir que cada ser humano tiene su propia religión o sea su propia interpretación. Este es un claro ejemplo de que las necesidades de cada individuo difieren. No hay dos personas exactamente iguales y por lo tanto no hay dos individuos que hallen la misma satisfacción en la mis­ ma cosa, ya sea en las necesidades físicas como en las espirituales de la humanidad. El ser humano está compuesto de muchas diferencias físicas y mentales. No hay dos personas de igual apariencia, no hay dos per­ sonas que piensen igual, y si un individuo trata de adaptarse a un molde hecho por otro está deformando una de las manifestaciones de la vida: la existencia de diferencias individuales. Lo que procura satisfacción individual a un individuo puede hallarse en cierta clase de experiencia religiosa o de contemplación filosófica, pero la mis­ ma satisfacción puede ser inaceptable para otro individuo. No hay dos personas que están en completo acuerdo, ni aún con respecto a vestidos y alimentos. Tenemos también nues­ tras propia ideas, deseos y esperanzas individuales; sin embargo, a través de la historia ha habido quienes se han destacado como jefes entre los grupos. Estos jefes han enseñado ciertos principios fundamentales en el campo de la religión, de la ciencia o de la vida diaria.

94

Escúchame y vive feliz.

Algunos de estos jefes han sido sumamente dogmáticos tra­ tando de dar forma a caracteres y a conductas; exigiendo que sus secuaces se adaptaran estrictamente a los procedimientos, siste­ mas y métodos preconizados por ellos. Aceptar esa jefatura es ne­ gar enteramente las diferencias individuales y las posibilidades crea­ doras de la mente individual. Si el propósito principal de la jefatu­ ra es el de disciplinar mecánicamente la humanidad, entonces la humanidad no podrá progresar jamás más allá del horizonte de los conocimientos de ese jefe. La verdadera jefatura, la verdadera guía, no debe tener ese carácter dogmático, debería consistir más bien en principios e idea­ les que señalan el cambio. Podemos respetar a muchos religiosos, podemos examinar con toda equidad las enseñanzas de Cristo, de Buda, de Mahoma y de muchos otros, y ver en ellos sus valores individuales, sin que tengamos que quedar atados exclusivamente a las definiciones precisas que se han asignado al método de vida de cada uno de ellos. Por lo que respecta a nuestro bienestar físico, podemos estudiar los resultados de las investigaciones dietéticas, podemos resolver acerca del tipo de alimentación que cuadre me­ jor con nuestra salud, y sin embargo no tenemos por qué conver­ tirnos en imitadores exactos de esta o aquella autoridad que trata de imponer este o aquel sistema. La verdadera guía debe señalar siempre hacia una meta fi­ nal. La guía y la jefatura no deben ser más que una fuerza directriz que sea fuente de motivos que impelen a quienes sin ella no trata­ rían de avanzar . La revolución final acerca del camino o la orien­ tación de nuestra vida la hallaremos, en parte, dentro de nosotros;

95

Escúchame y vive feliz.

con ese fin los hombres buscan inspiración, guía y dirección entre sus prójimos y entre los poderes superiores. La Catedral del Alma es una fuente de esa dirección individual; su objeto es el suminis­ trarnos señas para poder dirigirnos hacia una meta, sin que tenga­ mos que adherirnos a un sistema de credos, dogmas o preceptos que disminuirían nuestra individualidad. La expresión del hom­ bre sobre la tierra es una expresión compuesta; el hecho de que somos diferentes deja ver con claridad que cada uno de nosotros es una parte de una expresión total, así como el color es sólo una parte de una gran obra de arte. Por lo tanto, nuestro deber es vivir nuestra propia vida, valorar el consejo y la dirección de quienes sean jefes o guías, y analizar la vida de los otros para formar de esa manera un punto de vista que pueda modificarse según nuestra propia meditación. Armonizar es encontrar un canal que pueda suministrarnos la dirección deseada; sus servicios están a disposi­ ción de todos en cualquier tiempo y en cualquier lugar.

96

Escúchame y vive feliz.

LA

P RÁCTI CA DE N U E S T R O S C O N O C IMIE N T O S

Nuestras monografía nos proporcionan grandes conoci­ mientos pero si no los practicamos solamente pasamos a ser acu­ muladores de estos conocimientos sólo para satisfacer nuestro ego del intelecto. El comer no quiere decir poner la comida en la boca, vale la pena comer solamente cuando la comida es masticada, tragada, digerida y asimilada en la corriente sanguínea y transformada en músculo, hueso, en fuerza y vigor. Así también la prá ctica de atravesar y vigorizar todos los momentos de la vida debe ser expresada a través de todos los ór­ ganos y sentidos. El estudiante tiene que practicar todos estos diversos ejercicios antes de lograr la realización, ya que solamente a través de tal vida espiritual es como puede adquirir esa naturale­ za pura para realizar la luz mayor;, sin entregarse a estas prácticas no tiene objeto que se quejen no haber sido capaz de crecer espiritualmente. La naturaleza y condición de ascender espiritualmente, es conocida por aquéllos que han practicado a lo largo del camino. El hombre desarrolla una abundante realidad de hábitos y actitudes egoístas que le causan gran descontento, el impulso para

97

Escúchame y vive feliz.

todo esto proviene del complejo de poder y el ansia de autoridad, dominación y mando, el ansia de cosas que nunca pueden ser eternas. El conocimiento sin la práctica es un muro sin cimientos, la simple erudición no es de ninguna utilidad, los estudios Rosacruces son doctrinas para vivirlas y practicarlas diariamente, de esta ma­ nera sin esa práctica cualquiera que sea la riqueza de las palabras, cualquiera que sea el standard de erudición todo es un colosal desperdicio. El calendario del estado del tiempo puede indicar que ha­ brá lluvia, pero si el calendario es doblado y comprimido, ni una sola gota de agua podrá ser extraída, el propósito del calendario es únicamente dar información acerca de la lluvia y de su volumen, sus páginas no contienen el agua misma. El agua, la lluvia, están en las nubes arriba, así también las monografías dan solamente información acerca de las doctrinas, acciones, reglas, normas y deberes los cuales debemos practicar. Conscientes de todo esto, si nos sumergimos en la práctica de los ejercicios que aparecen en las monografías el mundo y sus preocupaciones no nos afectarán, so­ lamente cuando estamos lejos de esta verdad es cuando sufrimos, sentimos dolor y experimentamos fatiga. Todo estudiante Rosacruz que busque la paz a través del sendero de la devoción o de la práctica, deberá esforzarse por adquirir las siguientes características: debe mantenerse alejado de los tumultos, las crueldades y las falsedades de este mundo y prac ticar la verdad, la rectitud, el amor y la paz. Éste es verdadera­

Escúchame y vive feliz.

mente el sendero de la evolución. Aquéllos que buscan la unión con el Dios de nuestros corazones o buscan el bienestar del mun­ do deben descartar como indignos tanto la alabanza como la vituperación, la estima como la burla, la prosperidad como la adversidad. Deberán mantenerse valerosamente firmes, la fe en su propia realidad innata y dedicarse a su mejoramiento espiritual . Nadie, ni los grandes avatares pueden escapar a la crítica y al vituperio; pero ellos no se doblegan, ellos permanecen en la verdad, la verdad no se rendirá ante las amenazas. Se pueden reconocer tres tipos de estudiantes; los que bus­ can hacer buenas acciones y caminan en el sendero de la realiza­ ción , aquéllos que están demasiado asustados por las congojas, pérdidas y dificultades para empezar el esfuerzo, éstos son de tipo más bajo; aquéllos que después de haber emprendido el viaje y caminado un poco se sienten deprimidos y frustrados por los obs­ táculos y decepciones , por lo tanto renuncian, éstos son los me­ diocres. Aquéllos que firmemente se adhieren al sendero con cal­ ma y coraje cualquiera que sea la naturaleza del trabajo por duro que sea el camino. Pertenecen al tipo más elevado porque tienen las características del buen Rosacruz . Debemos discernir entre lo verdadero y lo falso y expresar solamente la verdad, cualquier cosa que hagamos debemos distin­ guir entre lo justo y lo injusto, y hacer solamente lo justo al esfor­ zarnos cada momento por estar conscientes, pues el cuerpo es el templo del alma, de este modo cualquier cosa que suceda en este templo será correcta.

Escúchame y vive feliz.

El hombre está preocupado por desarrollar máquinas, pero estos inventos nos proporcionan una comodidad material transitoria. Este esfuerzo no revela a uno el secreto más íntimo del universo. Hay un nudo que si se desata, todos los nudos son desata­ dos, hay una ciencia que si se domina todas las ciencias son domi­ nadas; este estudio clave no es más que la conversación con uno mismo, con el Ser Interno, a través de la practica de la meditación ya que así nos ponemos en contacto con el depoósito de sabiduría que todos llevamos por dentro. El Rosacruz insensiblemente va creciendo en forma espiri­ tual, él no nota su crecimiento porque está muy cerca de sí mis­ mo. Así como el faro alumbra sólo a lo lejos, pero si nos acerca­ mos a él hay obscuridad: cualquiera que sea vuestra alegría y sufri­ miento cualquier cosa que sea la materia en que os hayáis especia­ lizado para vivir mantened vuestros ojos en la práctica de nues­ tros amados estudios, si sólo se agudiza la inteligencia sin el desa­ rrollo y la vivencia de las virtudes y simplemente se almacena in­ formación en el cerebro, el mundo no puede progresar y su bien­ estar estará en peligro. La mente tiene que ser dirigida hacia lo bueno, las activida­ des de cada minuto tienen que ser examinadas desde ese punto de vista, cada acción es el golpe del cincel por el cual la roca de la personalidad humana está siendo modelada, un golpe equivocado puede dañar y desfigurar la roca por lo tanto aún el más pequeño de los actos tiene que ser hecho con gran cuidado y devoción, el esfuerzo de la práctica constante concederá la victoria.

100

Escúchame y vive feliz.

Cuando tenemos consciencia de que somos Rosacruces se produce la concentración la cual es absolutamente necesaria. Como por ejemplo la lluvia cae en la cima de las montañas y el agua se precipita en las laderas, ningún río se forma de ella, mas cuando las aguas fluyen en una sola dirección primero se forma un arroyo, después una corriente, luego un torrente y finalmente un río caudaloso para llegar al mar de la sabiduría. El agua que fluye en cuatro direcciones es absorbida y se pierde. La vivencia de nuestros principios debe fluir completa y fir­ me a los largo de los campos de pensamientos sanos y finalmente llegar al gran océano de la felicidad en el momento de la transi­ ción. Con la práctica de nuestros principios filosóficos alcanza­ mos nuestra misión lo cual nos lleva a una verdadera mina espiri­ tual, al igual que las entrañas de la tierra revelan en cada área presencia de diferentes metales, en nuestros principios se encuen­ tra la paz, esencia de la evolución. Nuestra Orden nos da el conocimiento de que todos tene­ mos nuestro guía dentro de nosotros mismos y dejamos de ser motivados por el capricho y la fantasía. En estos tiempos tumultuosos, como lo dice nuestro hermoso ritual de Capítulo y Logia, se tiene el hábito de rechazar la realidad y aceptar el conse­ jo de otro. Esto es un gran error, pues debemos consultar a nues­ tro Guía Interno, el cual no se equivoca. Los que han logrado la liberación, en esta vida, al ponerse

101

Escúchame y vive feliz.

en contacto con su Ser Interno han obtenido la gracia del Cos­ mos, pues han comprendido la naturaleza de la verdad, han logrado la realización de sus vidas, sienten el respeto de la so­ ciedad, han alcanzado ese nivel sin distinción de casta, credo o sexo. Cuando conocem os estas cosas es necesario decidirse au­ dazmente por la realización o la práctica de esta gran sabiduría que nos da nuestra Orden. Si examinamos la historia desde su comienzo podremos saber en detalle que los grandes personajes que han dado o que han contribuido en el m ejoram iento del mundo, siempre dije­ ron “ todo lo he consultado con la almohada”. Esto sólo signi­ fica que han consultado con su Ser Interno que es el Maestro que todos llevamos interiorm ente. Todas estas personas llega­ ron a su realización por su regular disciplina en las prácticas diarias al ponerse en contacto con el depósito de la sabiduría, así lograron extinguir las ardientes llamas de la ignorancia, de la intranquilidad, de la injusticia y de la envidia, en las aguas del amor, la dulzura y la verdad. Cada uno, de estos grandes hombres, se dieron cuenta de sus propias faltas y comprendie­ ron que no hay ningún beneficio en buscar faltas en los demás, eso es sim plemente pérdida de tiempo. Por lo tanto, no nos deis por vencido ante la tristeza y adversidad, sino decid BASTA y empezad ahora mismo a prac­ ticar los hermosos ejercicios y conocim ientos que nos imparte nuestra Amada Orden.

102

Escúchame y vive feliz.

R E C T I TU D .
Se recomienda que tengamos cuidado con los pensamien­ tos durante cada minuto de nuestras vidas, porque el poder de los pensamientos es superior a la dinamita en su habilidad de produ­ cir efectos. Nuestros pensamientos son poderosos, aunque no los lle­ vemos a la práctica porque lanzamos al Cósmico un deseo que a la larga se materializa. Debem os aprender a trasmutar los pensamientos nega­ tivos para neutralizar sus efectos; si tenemos un pensamiento negativo, como , por ejem plo, que vamos a tener un acciden­ te o una enfermedad, debemos rechazarlo y visualizar lo opues­ to, que no nos pasará nada o que tenemos buena salud. Por lo tanto, debemos tener más cuidado con nuestras palabras y acciones, estar conscientes de todos nuestros pensam ientos y elim inar de nuestras vidas todos los condicionam ientos ante­ riores de una sociedad pesimista que no conoce el poder de la mente. Es esta época de m ecanización, hay personas que ac­ túan como máquinas y de las máquinas no puedes esperarse otra cosa que acciones m ecánicas efectuadas bajo la presión de influencias exteriores. Una de las metas del ser hum ano, es que seamos dueños de nuestro destino y no esclavos de las circunstancias, y para

103

Escúchame y vive feliz.

lograr esta m eta debemos empezar por ser dueños de nues­ tros pensamientos y liberarnos de los prejuicios y de las cosas negativas que nos rodean. N adie tiene el poder de esclavizarnos, somos nosotros los únicos responsables de nuestras acciones; hay m uchos ejem plos de hom bres famosos que aunque estaban encarce­ lados conservaban la libertad de su pensam iento, así com o el otro lado de la m oneda, conocem os personas que siendo libres son esclavos de preju icios, tradiciones, etc. El m étodo para el estudio de sí mismo es la observa­ ción , es estar atento al más pequeño pensam iento que ten ­ gamos y llegarem os a descubrir que muchas veces nosotros mismos somos nuestros peores enemigos cuando alim en ta­ mos pensam ientos pesim istas. No engañam os a nadie cuando pensamos o actuam os con rectitud , debem os recordar que el universo consiste de vibraciones y las vibraciones que em itim os están gritando muy fuerte nuestro m odo de proceder. Pondré com o ejem ­ plo solam ente dos casos de entre tantas personas que he co­ nocido: La prim era, una persona que se veía radiante, sus vibraciones eran agradables, luego esa persona empezó a proceder m al, a llevar una vida poco recta y a calum niar a otras personas y sin que hubiera cam biado físicam ente, cam ­ biaron sus vibraciones y m uchos amigos em pezaron a ale­ jarse sin ellos m ism os saber por qué, sólo sentían que no estaban a gusto con la com pañía de esa persona.

104

Escúchame y vive feliz.

El segundo caso es el de una persona que al comienzo de su búsqueda, sus valores cambiaron hacia cosas espirituales; después de un tiempo comenzó a tener ambición por las cosas materiales únicamente y usaba sus conocimientos para ese fin, y también se fue quedando sola, se había apartado de la búsqueda espiritual y sólo le interesaba el dinero, sus vibraciones cambiaron y sus ami­ gos se apartaron de ella. La rectitud y honestidad con que procedemos nos prote­ gerá en la vida y materializaremos sólo cosas positivas para noso­ tros y las personas que nos rodean y tendremos paz profunda en nuestros corazones. Los Rosacruces somos los primeros en recordar que somos una sociedad de imperfectos, de manera que si miramos sólo los defectos de los demás siempre los encontraremos. Ojalá que todo tiempo libre, no lo gastemos hablando mal sobre las demás perso­ nas. Dediquémonos a meditar o hacer el bien y servir a otros en sus necesidades. Cuanto más conocimiento tengamos, más compresión de­ bemos tener con nuestros semejantes y si algo hablamos de ellos, ojalá sea siempre para destacar alguna de sus buenas cualidades. Tengamos siempre presente que estamos en este plano, que no es otra cosa que un crisol de refinamiento. Acordémonos que Dios está en todo ser, en consecuencia, debemos no murmurar ni ha­ blar mal de otros. Con respecto a uno mismo, digan lo que digan los otros

105

Escúchame y vive feliz.

sobre tus defectos, que uno sepa que no tiene, no contestemos emotivamente. Si en efecto tenemos esas fallas, intentemos corre­ girlas, aun antes que los demás las señalen. No guardemos rencor ni deseos de venganza contra las personas que están conscientes de nuestras faltas y defectos, por lo contrario, demostrémosles agradecimiento. Es bueno que conozcamos nuestros defectos, de manera que puedan ser corregidos. Es tiempo inútil señalar los errores de los otros. Arrepintámonos con sinceridad de los errores cometidos por ignorancia, procuremos no volver a incurrir en ellos. Elevemos oraciones a Dios a fin de que nos bendiga con la fuerza y valentía necesarias para aferramos a la senda correcta. Si practicáramos todos estos principios, que están en las monografías, realmente nos convertiríamos en triunfadores y sen­ tiríamos que nuestra vida no es vacía, sino que tiene un propósito, el más grande, único y eterno, acercarnos al Dios de nuestros corazones. D e esta manera no sólo contribuiremos al bien de la humanidad sino al propio, ya que viviremos tranquilos ahora mismo y al mismo tiempo estaremos pavimentando el camino para nuestras próximas reencarnaciones. Aquéllos que ganan batallas y obtienen fama material en el mundo, son aclamados como héroes, pero sólo quien conquista sus sentidos es héroe auténtico y debería ser aclamado como con­ quistador universal. Uno de los grandes hombres del pasado decía: “ estén aler­ tas siempre a las cuatro fallas al ejercer la palabra: decir falsedades, hablar mal de los demás, responder a la injuria y hablar demasia­

106

Escúchame y vive feliz.

do. Estas tendencias deben ser controladas. Uno debe estar en guardia, sin permitirse un solo momento de descuido, contra los apetitos, el enojo, la codicia, el apego, la impaciencia, el odio y el orgullo” La mente del hombre se mueve velozmente en pos de accio­ nes equivocadas. La mente tiene que ser controlada y purificada. Ésta es la finalidad de toda disciplina espiritual. El desasosiego mental se debe detener de manera que la realidad pueda ser reve­ lada. Se debe creer día a día, no sólo en lo que toca al bienestar físico, sino también en lo que se refiere a la vida espiritual. Al intelecto le deleita discutir y argumentar. Una vez que uno cede a la tentación de participar le toma mucho tiempo des­ hacerse del hábito y gozar de la felicidad que resulta de la neutra­ lización de las alteraciones mentales.El intelecto puede guiarnos sólo cierto trecho en el camino hacia Dios, el resto es iluminado por la intuición. A través de la práctica obtenemos paz en nuestro corazón, al poseerla el mundo parecerá ser un lugar tranquilo y reposado. Si no se posee paz interna el mundo lo miraremos siempre como lleno de discordias. El dinero debe hacerse circular en la sociedad como la sangre circula por el cuerpo. De otro modo la consecuen­ cia es una situación social malsana. Si no has realmente estudiado, sino simplemente leído, tus monografías, nunca es tarde para empezar, comprométete conti­ go mismo y empieza ahora el hermoso e interesante estudio del

107

Escúchame y vive feliz.

microcosmos que es la copia fiel del macrocosmos al cual perte­ neces. No permitas que el templo del Señor que existe en los más profundo de tu corazón sea invadido por las nubes de la envidia, la maledicencia y el odio. De esta manera tendrás confianza en ti, romperás las cadenas de la inseguridad y del miedo al tratar de acercarte a la corrección. Serás dueño de ti mismo y otros rezaga­ dos del camino se te acercarán a pedir tu consejo y tendrás el privilegio de ayudarles a sufrir menos y descorrerles la venda te­ nebrosa del fanatismo, del error, de la desesperación que arruina vidas enteras. Siembra el almíbar del conocimiento adquirido y así cosecharás grano dulce. Así como tienen ventiladores para refrescar el ambiente, los ventiladores de la verdad, la rectitud, la paz y el amor son necesa­ rios para reducir el calor de la ignorancia, la injusticia, la falsedad y la falta de disciplina. Esta vida que comienza con llanto debe terminar con una sonrisa. Cuando eras bebé todo a tu alrededor sonreía, aunque tú llorabas. Cuando pases por tu transición habrá muchos que lloren por la pérdida que van a sufrir, pero tú que llenaste tu vida e hicis­ te el sublime esfuerzo de ser mejor, sonreirás en paz en ese plano superior.

108

Escúchame y vive feliz.

M A L E D I C E N C I A
El tiempo se nos escapa por entre los dedos. Cada mo­ mento se derrite como un copo de nieve. La vida humana es transitoria. Por lo tanto, debemos encontrar nuestro deber en la vida y lograr la rectitud. Solamente así el hombre podrá vivir con la verdadera dignidad que corresponde al ser humano. El hombre es hoy el blanco de todos los infortunios y to­ das las tristezas porque se pasa en conversaciones sin sentido y en críticas maledicientes. Por eso es capaz de conocerse a sí mis­ mo. La autoalabanza riega las raíces de su vanidad y llena de fatuidad su ego. Hablar mal de otras personas es un grave pecado porque cada individuo lleva en su pecho la chispa divina, y hablar mal de él es injuriar lo divino. El hombre víctima de sus propios erro­ res es el que ultraja de palabra a los otros. Pasa por alto sus pro­ pias faltas mayores en lugar de apercibirse contra ellas y elimi­ narlas, y hace burla de los errores menores de otras personas. El hombre maldiciente es ridiculizado aun dentro de su propio círculo familiar. Nadie habla bien de él. Se reirán de él dondequiera que vaya. Si nos desagrada cierta persona, dejémos­ la en paz, seamos indiferentes para con ella. ¿Por qué ridiculizar­ la hablando mal de ella para que sea censurada ? Si no me conozco a mí mismo, ¿cómo puedo conocer a los demás? Son sólo las personas irresponsables que no se conocen ni a sí mismas

109

Escúchame y vive feliz.

ni a los demás, los que tratan de inculpar a los otros. Se compor­ tan como personas de mala estirpe que vagan sin rumbo por las calles. Esas personas no pueden ser felices en sus propias vidas y se vuelven cada vez más infelices por incurrir en esta crítica perversa. Hay quienes caen en el vivir de hablar inútilmente. Esa pa­ labrería no nos lleva a parte alguna. Si yo creo en un solo princi­ pio, lo mejor que puedo hacer es realizar dicho principio en mi propia vida y lograr algo, ser digno del ideal que tengo en mente en lugar de incurrir en hablar en forma irresponsable para olvi­ darlo al minuto siguiente. Decim os que fulano debe hacer esto y mengano aquello ¿pero hemos pensado en lo que nosotros debemos hacer en nues­ tras propias vidas? ¿hacemos nosotros lo que esperamos que ha­ gan los demás? Es mucho m ejor seleccionar una sola máxima y practicarla en nuestro propio beneficio, que lanzar al viento un millón de máximas para provecho de otros. Dios está en todas partes. No tenemos que viajar a tierras lejanas para verlo y realizarlo. Dios se halla en el corazón de cada uno de nosotros. Podremos sentir Su Presencia dentro de noso­ tros con sólo abrir nuestros corazones. Debemos conformar nues­ tra vida diaria a esta presencia divina dentro de nosotros. Podremos saber lo que son el am or y la compasión. Pero tam bién debem os saber cóm o expresarlo en nuestra vida dia­ ria. D e lo contrario seremos com pletam ente extraños a estas virtudes.

110

Escúchame y vive feliz.

Gran número de hombres de buena intención no saben cómo interpretar de manera benéfica el amor y la compasión en la vida, y conducen al desastre. Al evitar la maledicencia nos acercamos a la perfección y también por esto seremos criticados. Cuando los árboles del huerto han dado fruto los niños arro­ jan piedras contra ellos. Deben recordar este hecho. El quedar sujeto a una lluvia de piedras es evidencia de fertilidad, de bon­ dad. Actuemos sin temor siguiendo el camino del amor y sin te­ ner en cuenta los riesgos porque al fin prevalecerá la verdad, de hecho ni la verdad sería la verdad ni el amor sería el amor si no encontrasen algunos obstáculos en el camino. La La La La vida vida vida vida es es es es un reto : afrontémoslo amor : disfrutémoslo un sueño : realicémoslo un juego : juguémoslo

Muy a menudo ocurre en los Organismos Afiliados que los miembros piensan encontrarse con personas sobrenaturales, de conducta intachable y cuando descubren que actúan como cual­ quier ser hum ano, com etiendo errores, empieza la crítica destructiva, la maledicencia terminando así por retirarse de la O r­ den. Debemos entender que los Organismos Afiliados no son lugares para ver la perfección, sino lugares para aprender, para crecer espiritualmente, pues los Rosacruces somos, una sociedad

m

Escúchame y vive feliz.

de imperfectos pero con el deseo sincero de perfeccionarnos. Los principios de nuestra Orden son incólumes, nosotros somos los que fallamos. De manera que no hay que juzgar a la Orden por la conducta de uno o más miembros. Es fácil notar que los que hemos venido a golpear las puer­ tas del templo, somos personas todas diferentes, de distintas cos­ tumbres, educación, instrucción, distintos niveles sociales y natu­ ralmente de diferentes niveles de evolución. Un templo con sus cuatro puntos cardinales , norte, sur este y oeste, representa el mundo donde vivimos y sus asistentes, la humanidad sufriente, tenemos que aprender a convivir en armo­ nía con toda esa gente y para esto se debe observar siempre la tolerancia. La Orden irá contra sus principios, si sólo admitiera en su seno personas de cierto nivel social o educativo ya que caería en la discriminación, pues nadie es tan malo que no merezca ser Rosacruz y tam poco nadie es tan bueno que no necesite las prácticas Rosacrues. Cuanto más investigamos o filosofamos, nos damos mejor cuenta de que la maledicencia debe ser desterrada, ya que uno mismo no está exento de cometer errores. En esta encarnación sólo nos estamos acercando a la perfec­ ción, una vez que la obtengamos ya no necesitaremos reencarnar más, seremos uno con Dios. Todos vamos en pos de dicha perfec-

112

Escúchame y vive feliz.

ción llamada maestría. Una de las llaves de la maestría es precisa­ mente, no hablar mal del prójimo, Comprender a otros y amarles con todos sus defectos aparte de ganar habilidades y cierta eficien­ cia en aquellas técnicas que juntas, contribuyeron a nuestro creci­ miento, desarrollo y desenvolvimiento la tolerancia era considera­ da una parte de la buena vida en el período más grande de la filosofía griega. Nuestra civilización occidental habiendo estado influenciada por estos conceptos básicos de la filosofía griega, ha conservado mucho del idealismo conducente al Sendero, ha llega­ do a ser un ideal en el mundo occidental. La comprensión de la desigualdad humana con respecto a su evolución nos lleva a una forma más alta de vida, la vida prefe­ rida por el filósofo y el místico.Si soy tolerante y observo a todos los seres sentiré placer en mi actividad diaria. El ser humano tiene la habilidad de usar su conciencia para poder extenderse o proyectarse más allá de la rutina y restricción del mundo material. Los Rosacruces podemos, en la privacidad de nuestros ho­ gares, en la hora del Sanctum, sentarnos en el silencio, concen­ trarnos con una gran número de personas y entonarnos con noso­ tros mismos, con la mente Cósmica y nos abrimos a la inspira­ ción, pensando antes en la palabra tolerancia. Lo que viene a no­ sotros en ese momento, lo que nos inspira, lo que creamos , lo que pensamos y recibimos son cosas poderosas y buenas con un propósito constructivo.

113

Escúchame y vive feliz.

Si reten em os pen sam ien tos negativos rom pem os el entonamiento, mas si atraemos pensamientos de amor, paz y feli­ cidad, estamos añadiendo y fortaleciendo nuestro período de entonamiento. En la majestad del silencio se recibe mejor la inspiración y las respuestas a muchas incógnitas que todo Rosacruz sincero tie­ ne dentro de sí. He aquí, cuánto beneficio nos proporciona nues­ tra amada Orden , enseñándonos como niños que empiezan a dar sus primeros pasos, a caminar con seguridad y conocimiento en el Sendero, nos lleva de la mano hacia una meta de amaneceres más felices en el corazón del hombre.

114

Escúchame y vive feliz.

LA

VOZ

I N T E R I O R

Conozco una persona tan cuidadosamente atenta a esta voz interior y tan solícita en obrar de riguroso acuerdo con ella como guía absoluta, que siempre hace lo que debe a su debido tiempo y a su debido modo, siempre sabe lo que hace y jamás está en la situación de un reino de duda o de lucha para tomar decisiones. Estoy seguro que el lector de estas líneas, comprenderá que la persona aludida debe ser muy especial. Lo único que ella hace es estar SIEM PR E armonizada y cuando se trata de resolver un problema grande, hace una meditación, vale decir, aparte de la que regularmente hace por las mañanas, y todo resulta bien. Na­ turalmente que esto no se logra de la noche a la mañana, es el resultado de la práctica continua y he aquí la gran recompensa. Todo esto lo puede conseguir el Rosacruz siempre que sea constante. No existe la probabilidad de equivocarnos, no hay que asustarse por esto, pues la voz de Dios que a través del alma nos habla, jamás aconsejará algo que está en desarmonía con los ar­ quetipos de razón, verdad y justicia. Y si alguna vez os comete un arrebato negativo, sabréis que no es la voz de la intuición, sino algo característico de vuestro yo inferior que se ha revelado. No debemos desoír la voz de la intuición, sino estar conti­ nuamente iluminados por tan alta y espiritual percepción, pues en el grado que nos ilumine será agente de luz y de poder. Quien llegue a obtener este galardón, entra en el reino de todo conoci­ miento y sabiduría. Quien reconoce esta verdad capital y abre su

115

Escúchame y vive feliz.

mente a la sabiduría infinita, entra en el verdadero camino de la perfección y se le revelan espontáneamente los misterios que an­ tes se le ocultaban. Todas las cosas cuyo reconocimiento nos aproveche ven­ drán a nosotros con tal que escuchemos la Voz Interior y tanto es así que llegaremos a ser Videntes con la facultad de escrutar todas las cosas. Cuando así lleguemos al conocimiento de la tranquili­ dad de nuestro mundo interior, exploraremos el exterior por las ventanas del alma. Esto es la verdadera sabiduría y se alcanzara por la intuición y transciende más allá de todo otro conocimien­ to. Quien anhele entrar en el reino de la sabiduría, debe A RM O ­ NIZARSE diariamente para ponerse en contacto con la Voz Interior que constituye el verdadero M A ESTRO . Debe volverse niño, olvidar la torcida instrucción antes obtenida y volver a empezar, nunca es tarde para desembarazarse de las ideas prejuiciosas que cierran la puerta de la verdad. En lugar de ayudar activamente al progreso del mundo, son estorbos que atrasan las ruedas del progreso. Las ventanas místicas de tu alma deben ser abiertas para que penetre la gloria y orden del universo. Desgarra los velos de la igno­ rancia para que por esas ventanas entre la luz del cielo, clara como la verdad misma. Abre tu oído al concierto universal de los astros, a la música de la esferas, a la Voz Interior y tu corazón tendrá la verdad y el bien tal como el sol produce clorofila en las plantas. Millares de manos invisibles te mantendrán en las alturas coronadas de paz y todas las fuerzas del universo fortificarán tu vigor.

116

Escúchame y vive feliz.

No te amedrente el apartar a un lado el error disfrazado de verdad. Siempre que tengas dudas acerca de la conducta a seguir, después de haber recurrido a los medios de guía externa, abre tus ojos interiores, los oídos de tu alma y deja que este procedimiento antes expuesto dé respuesta a tus preguntas y solución a tus dudas. Envía pensamientos de amor, benevolencia, paz y armonía hacia todo el mundo, cuando ya te dispones a dormir, tu sueño será más tranquilo y se robustecerán tus facultades físicas, menta­ les y espirituales. Así estarás en armonía con las fuerzas del uni­ verso y durante el sueño, al no estar en contacto con el exterior, tu Voz Interna tendrá el camino limpio para manifestarse mejor. La percepción intuitiva de la verdad es el pan de cada día que satisface nuestra hambre cotidiana. Esto es vernos alumbra­ dos por la luz que ilumina y guía a todo hombre que viene al mundo. Esto es escuchar la Voz Interior o sea la de nuestro Yo Superior. Conocer esto no es vivir en un cielo futuro, sino en un cielo actual, presente, de hoy y todos los días.

117

Escúchame y vive feliz.

C U R I O S I D A D .
Fundam entalm ente, la curiosidad no es otra cosa que un deseo de saber. Este deseo se expresa temprano en la vida. Po­ demos decir que un niño es com únm ente más curioso que un adulto, o por lo menos el niño no vacila en dar a conocer su curiosidad. La curiosidad nos permite utilizar el deseo de saber, de apren­ der algo que nos produzca conocimiento o sabiduría, o que nos convierta en personas molestas, por tratar de averiguar lo que no debe darse a conocer-al público. Podríamos decir que la curiosi­ dad tiene un aspecto positivo y otro negativo: es negativa cuando se tiene curiosidad de saber algo de alguien o de entrometerse en los asuntos privados de alguno; es positiva cuando el deseo de saber tiene el propósito de obtener conocimiento con la idea de utilizarlo. Sin la curiosidad y sin su compañera, la imaginación, la vida sería descolorida y caería en la rutina. La curiosidad positiva es la que lleva al hombre a explorar el universo del que forma parte, así como también su capacidad mental y tratar de obtener conoci­ miento que puedan aplicarse para algo útil a la sociedad. Nada importante en la historia del hombre se ha realizado sin la curiosidad del individuo que fue impulsado a ello por su deseo de saber y utilizar lo desconocido que descubrirá, para lle­ var a cabo su propósito. Algunos podrían decir que sin mucho conocim iento puede alcanzarse cierto ajuste al ambiente, cierto

118

Escúchame y vive feliz.

grado de felicidad y contento; es cierto que personas sin ins­ trucción académica han llevado a cabo esto en la vida, pero la satisfacción que proviene de la inactividad y de la falta de interés con respecto al universo que nos rodea, no puede clasificarse, desde el punto de vista del ser humano inteligente, como algo valioso en la vida. El hombre, el más inteligente de todos los seres vivientes, siente el impulso de emplear, de la mejor manera posible, las fuer­ zas y elementos que existen en torno de él. Esta situación la halla­ mos hasta en las tradiciones místicas y religiosas. Según la historia de la creación, en la Biblia, se dio al hombre el dominio sobre todas las cosas de la tierra para que las empleara en obtener una vida mejor para él y para los otros seres humanos y al mismo tiem­ po para relacionarse de manera más satisfactoria con su Creador. La inquietud intelectual debe considerarse pues como un impulso positivo dentro del hombre, que lo lleva más allá de las actividades rutinarias de la vida, a hacer frente a su existencia y a la relajación con su ambiente, de manera que le permita com­ prender mejor de las fuerzas que funcionan en el universo y aprender a cooperar con ellas. En las enseñanzas de muchas filosofías y religiones orienta­ les el ideal más alto del hombre es poder relacionarse con su Crea­ dor, obtener unidad y relación armoniosa perfecta con Él. Este ideal está basado en el principio de que el hombre forma parte de Dios, y que su fin en la vida y su estado final de perfección serán alcanzados cuando, gracias al conocimiento y la experiencia, lle­

119

Escúchame y vive feliz.

gue a tener consciencia de su relación y este al unísono con esa fuerza creadora. Cuando el hombre haya alcanzado ese estado en que tenga plena consciencia del Dios interior, entonces habrá rea­ lizado el propósito para elcual fue creado. La curiosidad intelec­ tual, podríamos decir, es una fuerza interna que impele constan­ temente al hombre a romper todas las barreras mentales. Confucio asignó algo positivo para la paz; dijo que toda contienda entre hombres es debida a la falta del amor mutuo . Lo que se necesita es el amor como una virtud recíproca universal. En este sentido, el amor fue declarado como el elemento principal de la paz. Como quiera que sea , las debilidades de este idealismo deben ser aparentes. Primero, el amor sólo es una de las emociones humanas. Además, no todos los hombres son capaces de amar; en su diálogo La República, expuso un código de con­ ducta humana para los miembros de la sociedad. Éste fue un desa­ fío a los instintos humanos y a las costumbres establecidas. Mas fue la paz total de la sociedad. En el famoso libro La ciudad de Dios, San Agustín, 354 .4 3 0 A .D proclamó una sociedad de creyentes predestinados. En otras palabras, aquellos que eran creyentes del Credo Cristiano, podrán de allí en adelante vivir en una sociedad teocrática- una sociedad divinamente organizada y reglamentada. Aquí había una cualidad positiva, pero también se dio un código de moral dogmático. A tal cosa no podría proveer la paz universal sobre la tierra, debido simplemente a que todos los hombres no pueden someter su intelecto o fe a una sola interpretación moral. Es innecesario mencionar otros ejemplos de las utopías que han sido presenta­

do

Escúchame y vive feliz.

das. Son representativas las de Sir Thomas More en el Siglo XV I y la de Carlos Marx en la décimo novena centuria. Sus doctrinas acerca de la paz sobre la tierra no tuvieron la necesaria aceptación universal por parte del hombre. El hombre no es un ser escogido; no está más identificado con la naturaleza divina que cualquier otro ser consciente que pueda existir en alguna parte del gran universo; no está más dotado divi­ namente que cualquier otro. La llama de la iluminación cósmica arde dentro de cada ser humano. En algunos hombres se aviva en una iluminación personal. En otros, nunca penetra la oscuridad de la mente. Decir que todos los hombres son iguales, es un con­ cepto falso. No todos comparten la misma herencia biológica, ni tampoco comparten las mismas influencia ambiental. Sin embar­ go, la existencia sobre las mismas supremacía de la raza o de los preceptos religiosos, son obstáculos para la paz.

121

Escúchame y vive feliz.

EL

BIEN

Y

EL

MAL

El Cosmos no es bueno ni malo, como piensan los huma­ nos de él. Si fuera bueno, entonces podría estar separado y aparte de aquello llamado malo, tal como puede implicar que lo Abso­ luto, el Cosmos, está dividido en contra de sí mismo. Estos térmi­ nos: bien y mal, sí son conceptos que se originan en los valores humanos. Lo que el hombre experimenta como tensión en la naturaleza no es algo que ha sido impuesto sobre él. Antes bien, es la función necesaria de la evolución y cambio en el fenómeno del organismo viviente. La satisfacción de los apetitos y pasiones corporales, no son suficientes para el ser, ni confieren a éste ninguna prominen­ cia. Para obtener un sentido de prominencia, el ser recurre a sus raíces básicas de agresión-posesiones, poderes y fama. En la canti­ dad de cosas o posesiones que el ser acumula, adquiere distinción. Resistiendo y suprimiendo la verdad del ego de otros, el yo perso­ nal afirma su poder. El poder exige un reconocimiento del ser. La fama es el impulso insaciable de la persona por la distinción y el reconocimiento. Es por estos impulsos que el hombre ha alterado lentamen­ te su ambiente. Pero dichos instintos fundamentales y agresivos del ser son crueles, inhumanos. Su principal motivación es la pro­ minencia de la persona, del ego, del ser. Gradualmente, otro impulso del ser despertó, en el hom­ bre, el cual fue más sutil que el de la agresión e impulsos; era un

122

Escúchame y vive feliz.

sentido de afinidad, una atadura con el ser de otros. Fue una ex­ tensión compasiva de las emociones de uno hacia los otros. Fue una comparación mental de lós propios sentimientos bajo circuns­ tancias similares. Fue el amanecer de la conciencia. Pragmáticamente, la con­ ciencia es un sentimiento de culpabilidad. Juzgamos que ciertos actos y pensamientos que son dañinos para el ser, y por ende tene­ mos un sentimiento de culpa si nosotros los causamos. La culpa degrada la condición del ser; disminuye su sentido de estimación personal. Así pues, la conciencia comenzó lentamente a tener una influencia restrictiva sobre los impulsos y agresiones del hombre. Desafortunadamente este sentido de la moral, en la mayoría de los humanos, tiene mucho menos eficacia que los impulsos primi­ tivos del ser. La paz sobre la tierra, entonces, gira en torno a un conflicto básico entre dos aspectos claves del ser. Por una parte es la com­ pulsión personal del ego. Por la otra parte, es un sentido de recti­ tud, justicia y probidad que incluye el bienestar de otros. No puede haber paz sobre la tierra, donde las posesiones , el poder y la fama del individuo siguen siendo derechos ilimitados. La paz co­ mienza con actos de eliminación, no sólo con la adquisición y la exposición de idealismos poéticos.

123

Escúchame y vive feliz.

C O N S U E L O
Sería difícil definir la consolación, porque consolar a uno no es un acto limitado a la mente física, objetiva. Para quien esté de luto ninguna explicación lógica de las causas del luto puede aliviarle la angustia mental. Todos los hombres necesitan consola­ ción, cualquiera que sea, porque los peligros, reveses, necesidades, dolores y agravios figuran más o menos en el destino de cada ser que viene al mundo. El hombre tiene que hacer frente en su vida al hecho inevitable de que habrá de ajustarse a los incidentes des­ agradables que él mismo necesariamente crea, y este hecho vale por sí mismo, como reconocimientos de la habilidad del hombre en prepararse para el instante en que sobrevengan las adversida­ des. Es ciertamente triste el caso del individuo a quien sorprende la muerte sin haberse formado una filosofía de la vida. En estos casos el miedo a la transición se maniefiesta, porque es algo esconocido, pero aquéllos que han cultivado la fortaleza humana han eliminado el miedo y las vacilaciones de su m ente. Habrá momentos en que busquemos consuelo. Es inútil negar esto. Trataremos de ser consoladores por una pérdida, sea ésta la de un ser querido o la de un ideal. Si no nos hemos prepa­ rado previamente, entonces a donde quiera que dirijamos la mira­ da no hallaremos quizás más que razonamientos, los cuales no nos consolarán. Es bueno que nos digamos ahora, cuando no necesi­ tamos consolación, que la vida y las circunstancias han de cam­ biar, y que algunos de nuestros planes fracasaron; pero cuando se

124

Escúchame y vive feliz.

tiene salud y vigor y nuestros planes van adelante, es natural que para muchos sea sombrío y poco estimulante para el futuro desa­ rrollo espiritual, el hacer una alto y meditar en el momento veni­ dero de las pérdidas, cuando las aflicciones traigan consigo la necesidad de buscar consuelo. El consuelo que nos afecte hasta el punto de reemplazar una perdida, estriba en una actitud de la mente y en la adquisición de una manera de reaccionar, que debemos establecer ahora. Quien tenga una filosofía de la vida sabrá el por qué y para qué de sus existencia. Entenderá la fuerza de la vida misma, y entendiéndola será capaz de contemplar su manifestación entera, ya sea en lo pura­ mente físico o en su más alto estado de vida eterna. El conoci­ miento y la aplicación de esta fuerza , cuando no se está bajo tensión emocional, creará una actitud que será un baluarte de pro­ tección cuando las incertidumbres lleguen. Recordemos que nues­ tros amigos pueden darnos su simpatía y ayudarnos con ella y con su actitud comprensiva. Sin embargo, no es cierto que un indivi­ duo pueda dar a otro el verdadero consuelo. La consolación está tan íntimamente ligada a nuestra vida emocional que casi pode­ mos decir que se aproxima más a un atributo del alma que del cuerpo. Nuestra atención hacia estas fuerzas no debemos dirigirla solamente en los momentos de tristeza y desengaños. Ahora es el momento para edificar dentro de nuestro ser una filosofía y una compresión que nos habiliten y nos den pers­ pectivas permanentes para adaptar nuestras reacciones emociona­

os

Escúchame y vive feliz.

les

a las cond iciones que nos rodeen, del m ism o m odo,

idénticamente como si esperaríamos que un hombre inteligente ajustase su razonamiento a los problemas de la vida diaria. La con­ solación, en este caso, es una reserva, un fondo interno, no exter­ no. Se funda en la creación de una comprensión interior.

126

Escúchame y vive feliz.

EL LA

P O D E R DE S UGE S TI ÓN.

La sugestión es una súplica, un mandato sutil, un deseo, una orden de la mente objetiva a la subjetiva. La farmacopea carece de remedios contra el miedo y la pre­ ocupación pero la sugestión, cuando se sabe emplear nos provee el modo de eliminarlos. La sugestión es una espada de doble filo positivo y negati­ vo. Hemos sometido a hipnosis a una persona y bajo este estado , le hemos acercado un lápiz a uno de sus brazos, diciéndole que era una hierro candente. Una vez que tocamos su piel, esta perso­ na gritó de dolor y se le formó una ampolla, o sea reaccionó como si hubiera sido una verdadera quemadura. Esta demostración es un excelente ejemplo, de cómo una idea mental que no tiene base física, puede crear dentro del cuerpo humano, un verdadero efec­ to fisiológico. Si la mente acepta una idea, sin dudar, ésta se transforma en una ley o mandato. Cada día adquirimos hábitos que se transforman en man­ datos para nuestra subconsciencia y ésta toma la ejecución de tales órdenes y ya no tenemos que pensar en ellos. Un ejemplo simple es caminar, lo hacemos sin darnos cuenta, pues hemos creado ese hábito de caminar.

127

Escúchame y vive feliz.

La mente subconsciente está gobernada por la mente cons­ ciente, por lo tanto aquí tenemos un tesoro del conocim iento o ley que podemos aplicar para nuestro beneficio. Vale decir, po­ demos crear el hábito de cosas constructivas enmendar malas costumbres, como por ejemplo si tuviéramos la fea costumbre de llegar atrasado a todas partes, perfectamente podemos corre­ girnos autosugestionándonos para levantándonos más tempra­ no, etc. O tro experimento que hemos hecho, también bajo hip­ nosis, sugiriendo a esta persona que tiene mucha sed y que aho­ ra le daremos un vaso de agua fresca. Le dimos un vaso vacío y se ha “ tomado” toda el agua no existente en el vaso, haciendo los movimientos de la boca y garganta tal como si efectivamente estuviera tomando agua y al final se ha “ secado” los labios. Hablamos de hipnosis porque sólo es una sugestión más profunda, pero a cada m om ento estamos expuestos a esto, por ejemplo la señora de la casa que dice sólo va al centro a mirar las vitrinas y no comprar, pues a las dos horas llega a su casa carga­ da de paquetes de compras. El vendedor es en cierto modo un hipnotizador. En esto se basa la propaganda mural que existe en todo el mundo: se pone en forma repetida,de tanto leerla, el público se convence y “ siente” la necesidad de consumir tal o cual producto aunque no lo necesite. Naturalmente que existen personas más sugestionables que otras. Es por esta misma razón que la prensa es el cuarto poder del Estado, porque la mayoría del público acepta, sin poner en tela de juicio, todo lo que está escrito con letra de imprenta.

128

Escúchame y vive feliz.

Estas leyes que claramente se explican, pero que no son to­ madas en cuenta, hace que muchas personas crean que sus penas y tribulaciones son el resultado de una ley vaga, misteriosa, indefi­ nida o psíquica que actúa antes de cualquier ley natural que han sido puesta en movimiento por su propia ignorancia o indiferen­ cia. Así creen que el resfriado que han mantenido tanto tiempo y que les produce ahogo en el pecho, no es el resultado de un des­ cuido de su parte, sino que lo aceptan como un mal que le han hecho. Por todas estas razones, necesitamos ser cada día más y más cuidadosos con nuestros pensamientos, palabras y acciones. La mente es más sensible que la sensibilidad de las películas foto­ gráficas. Puede ver en la mirada, en el temblor de un labio, un significado, una interpretación, sugestión que puede ser el más poderoso de los vientos destructivos. Conocedores del poder de la sugestión, podemos usarla para cosas constructivas y buenas, las que traerán salud, felicidad y es­ peranza a los seres mas afligidos, podemos proporcionar alegría en vez de penas, esperanzas en vez de desalientos. Así nos acerca­ mos a la felicidad porque dando ésta se obtiene parte de ella. Los antiguos alquimistas conocían muy bien el comporta­ miento de la mente. Tenían el respaldo de cientos de años de estu­ dio y experimentación, estaban bien versados en el uso y práctica de los poderes notables de la mente y sin vanidad, ofrecen el único sistema completo de estudio y guía, que toma, en su conjunto, la parte espiritual, mental y física del hombre.

Escúchame y vive feliz.

Sugestión disimulada: En una fiesta se encuentran dos da­ mas y una le dice a la otra: “ Qué linda, estás preciosa, pero tienes una cara de enferma...” Ya con esto le echó a perder la fiesta a su supuesta miga. Se odian cariñosamente... Nos quejamos de la ju ­ ventud de hoy, lo que ocurre es que desean ser héroes del crimen perfecto. Ellos no tienen la culpa, son culpables los que comercian con películas de violencia ya sea por televisión o cine. Debemos ganarnos la confianza de nuestros hijos y aconse­ jarles, como amigos, ya que son los ciudadanos del mañana. Ne­ garle a la juventud el derecho indiscutible de participar en la ciu­ dadanía, sería como suprimir las primaveras en la marcha del tiem­ po. Ellos ponen, en ambos casos, el calor de las esperanzas y la sonrisa saludable de un futuro más justo y honorable.

130

Escúchame y vive feliz.

V A C A C I O N E S
Atendiendo a muchas preguntas sobre cuál es la mejor for­ ma de tomar las vacaciones, me es grato hilvanar algunos concep­ tos sobre este interesante tema a modo de respuesta. Es necesario planear este merecido período de descanso, con la suficiente antelación para evitar dificultades de hospedaje u otros inconvenientes de últim a hora; acuérdate que Dios geometrizó. El hombre por naturaleza, es amante del aire libre con toda su belleza y suavidad que sirve de alimento al alma y a la mente, pues los placeres de la carne son efímeros y muchas veces poco satisfactorios. Durante 25 años que estuve viajando por muchos países, dictando conferencias públicas, he tenido la oportunidad de ver a las multitudes que se apiñan en los trenes para hacer un viaje largo e incómodo a alguna playa vecina y después de entregarse a toda clase de diversiones puramente físicas y materiales, comprimidos por todas partes por las multitudes ávidas de entretenimiento pade­ ciendo el calor y la atmósfera cerrada de los sitios demasiado reple­ tos de gente, regresan de sus vacaciones más cansados que antes. Es más inteligente irse al campo o a alguna playa alejada del tumulto. Una finca rústica, sin los afeites de la artificialidad mo­ derna, ofrece un descanso completo y una oportunidad para leer y estudiar. El buen aire, los buenos alimentos, la abundancia de las

131

Escúchame y vive feliz.

frutas y los campos y colinas con sus árboles bajo cuya sombra se puede reposar y leer, y luego una noche de sueño, de recupe­ ración perfecta, constituyen cosas verdaderamente magníficas. Sea cual fuere la ciudad en que vives, hay lugares en las inmediaciones que ofrecen la oportunidad para el descanso y el aislamiento. Todo el dinero del mundo es incapaz de comprar un placer igual a una posición cómoda debajo de un gran árbol protector, con un buen libro o hasta con sólo nuestros pensa­ mientos, para tener nuevas escenas, nuevas imágenes y nuevas ideas en la conciencia. Y no olvides que los niños que no tienen oportunidad de corretear por los campos, de estar bajo los árbo­ les o vadear un arroyo o jugar sobre la yerba, merecen estas bendiciones, no sólo por el efecto que tiene sobre la imagina­ ción y la educación del niño, sino por el efecto saludable. M ientras estéis en el campo, recordad que hay ciertas le­ yes naturales que podéis practicar para m ejorar vuestra salud y beneficiaros en muchas maneras. Aun cuando hay vitalidad en el aire, ésta no es más que el com plem ento de otra vitalidad necesaria para la salud perfecta. Esta otra vitalidad proviene de la tierra. Vivim os sobre una tierra material que es como un gran imán y el magnetismo de esta tierra es esencial para nues­ tra salud, com o lo es el aire que respiramos. Gradualmente nos hemos ido aislando de gozar plenamente de este magnetismo terrenal, porque hemos ido inventando diferentes tipos de tra­ jes para nuestros cuerpos y especialmente usamos zapatos y otras cosas que tierra. nos separan o aíslan del m agnetism o de la

132

Escúchame y vive feliz.

Muy pocas personas comprenden que el uso de los zapatos, especialmente de goma, es uno de los mayores perjuicios para la conservación de la perfecta salud. Naturalmente, en estos tiempos que vivimos, sería ridículo andar descalzo por las calles, pero po­ demos compensar esta anomalía de nuestra llamada moderna ci­ vilización, caminando a pie desnudo durante las vacaciones en el campo o hacerlo a diario sobre el rocío del pasto de nuestra casa, así esta agua rica y magnética entrará en contacto con nuestra piel. El rocío, por cierto matinal, tiene un magnetismo del que carecen las aguas contenidas en depósitos. Hay una buena razón para que los niños de antañ o tu vieran tan to placer en “ nadar en el pozo La vitalidad de esa agua cargada con el magnetismo de la tierra los estimulaba y les daba más ánimo y más vida que ninguna otra cosa que pudiera dárselas, aún cuando fueran alimentos especiales. De manera que cuando estéis en el campo, si podéis entrar en un arroyo de agua fresca, hacedlo por lo menos una vez al día y si hay rocío por la mañana, aprovechadlo durante una hora. Si podéis bañaros en algún riachuelo, gozad del beneficio maravillo­ so que con esto nos da la naturaleza. Bebed mucha agua que provenga ojalá de manantiales y no de depósitos de acueducto y tomadla con tanta frecuencia, como sea posible. Comed frutas en abundancia y después de cada comida echaros sobre la hierba o sobre la tierra, en sombra, para dormir un poco. Tomad baños de sol durante una hora cada día, mientras estáis echado en tierra para que vuestro cuerpo absorba el magnetismo de las dos grandes polaridades: la tierra y el sol. No olvidéis las legumbres frescas y

133

Escúchame y vive feliz.

verdes. Procurad comer tantas de éstas crudas, como sea posible. Recordad que las legumbres hervidas o cocidas pierden nutrientes importantes que con frecuencia se van con el agua. Buscad berros de agua, diente de león y comed un poco, después de lavarlos bien. Comed, en abundancia, espárragos, apio, lechuga, espina­ cas, nabos y zanahorias. Las arvejas, frescas, habas verdes, así como las zanahorias pueden comerse crudas y son muy beneficiosas. No paséis vuestras vacaciones donde tengáis que vestiros muchas veces al día para entrar en competencia con otras perso­ nas que pudieran haber acudido allí únicamente con ese objeto. Volved a la naturaleza con todo el significado de la frase y llevad vuestro traje sencillo y tan suelto en torno al cuerpo a como fuere posible. Acostaos con toda limpieza cada noche, con bastante aire fresco, acostándonos sobre la espalda, si fuere posible y no os pre­ ocupéis si habéis estado algo sucio o descuidado durante el día. Llevad varios libros, cuya lectura constituya la base para nuevas ideas, nuevos pensamientos y nuevos principios en tu vida. Tened “in mente” que estas vacaciones constituyen un perío­ do bueno para vuestra regeneración física, mental y espiritual. No olvidéis vuestras meditaciones, teniendo como escenario la madre naturaleza que os inspira con sus vibraciones perfectas, haced uno con ella y seréis uno con Dios.

134

Escúchame y vive feliz.

I N D E P E N D E N C I A
Casi todos los hombres tienen orgullo por la mayor o me­ nor independencia que han alcanzado. Ya sea, social o intelectual, el individuo señala con la vanidad la independencia que tiene. Asegura que esto es un ejemplo para los jóvenes. El hombre debe aprender a estar parado en firme sobre la tierra, a hacer frente a los problemas diarios de acuerdo con su propia habilidad para manejarlos. Este ideal es muy valioso y un pueblo que tenga esta filosofía ejercerá una higiene mental me­ jor que aquéllos que esperan la palabra de otros antes de tomar una resolución sencilla. Esta independencia es indicio de forta­ leza, de energía, de carácter y energía de mente que, a su vez, muestra que el hombre ha utilizado los derechos y poderes que Dios le dio. De esta filosofía algunos han obtenido la impresión de que depender de otro es signo de debilidad; sin embargo, tanto la in­ dependencia como la dependencia son términos relativos. Parece imposible concebir a alguien que pueda ser completamente inde­ pendiente de su ambiente, o dependiente de él. Sería difícil ana­ lizar los beneficios recibidos de otros. Todo alimento que come­ mos, toda actividad del día, depende del trabajo, la inteligencia y los planes de muchas personas que ni siquiera conocen. Es teóri­ camente cierto que algunos individuos han podido retirarse a re­ giones poco civilizadas y desligar de ellos su experiencia; sin em­ bargo, rara vez se hace en la práctica y es mucho más caro aún cuando se trata de una elección voluntaria.

135

Escúchame y vive feliz.

El depender de diversas fuentes de abastecimiento, inclusi­ ve en el trabajo de otros, no es signo de debilidad, es en cierto sentido, una extensión inteligente de la misma filosofía de la inde­ pendencia de los demás. Sería ridículo que un especialista hiciera el trabajo detallado que debe hacer el especialista de otra rama. El hombre debe, pues, aprender que el reconocer su depen­ dencia del prójimo no es ser débil, sino más bien ser inteligente. Es un error moderno la idea de la independencia que llega hasta el punto de criticar todo lo que intervenga con nuestra independen­ cia, dejando de reconocer los beneficios que recibimos de otros. Para algunas personas es difícil admitir que cuentan con una fuente externa a ello para obtener cualquier cosa. Para esas personas la independencia se ha convertido en un Dios; tienen orgullo de su fuerza para manejar a los demás y a sí mismos. Sin embargo, tienen que reconocer que esa misma cosa que buscan dependen de la voluntad de Dios, de la existencia de la vida, y de todas las otras cosas vivientes o inanimadas. Nos defendemos cuando perturban nuestra manera de ser. Tenemos un instinto primitivo que nos lleva a desear inmediata­ mente la resistencia a todo daño real o imaginario. Si alguien im­ pide nuestra acción, perturba nuestra vida o trata de ser más inde­ pendiente que nosotros, entonces nos disponemos a resistir, por esto, debido a esta actitud, cuando las naciones adoptan una me­ dida negativa, se producen guerras y calamidades humanas. “ Debes estar más dispuesto a agradecer un beneficio que a vengar un daño” de “ En Vos Confío”. La filosofía contenida en

136

Escúchame y vive feliz.

esta frase sencilla, reconoce que la vida no es una entidad inde­ pendiente y separada, existe una expresión en el universo, del cual somos un segmento, vale decir, somos parte del todo y no inde­ pendientes; nuestro Yo Interno, es el que vivimos y pensamos, es muy importante para nosotros, pero la chispa de la vida, la esencia divina del alma que da el ser ese Yo, no es más que una pequeña parte de la vida, una parte de manifestación intuitiva del universo, debemos reconocer que, como las hojas en la rama, dependemos de aquello a que estamos unidos. La independencia y el individualismo son totalmente rela­ tivos, hay personas más o menos independientes, pero nunca to­ talmente. Es por esto que debemos aprender a vivir con nuestros semejantes, el hombre es gregario, tal como lo demuestra la sabia naturaleza, los peces nadan en certámenes, los pájaros vuelan en bandadas y aún los lobos viven en manadas. Al pensar detenidamente en esto llegamos a la conclusión que la independencia es relativa, cada uno depende de otros de una u otra forma y esta cierta dependencia de los demás contribu­ ye a nuestro desarrollo y es, después de todo, parte del plan uni­ ficado y no un signo de debilidad individual. Hasta para la expre­ sión de la vida, dependemos de nuestro cuerpo físico. El reconocimiento de que el ser humano progresará a sus mayores alturas en las relaciones sociales más bien que en el indi­ vidualismo egoísta, nos hace convivir con tolerancia y armonía.

137

Escúchame y vive feliz.

RETRATO VERDADERO

DE UN ROSACRUZ

EL VERDADERO ROSACRUZ, sabe muy bien que no sólo basta estudiar las monografías, sino que la experiencia es indis­ pensable. No hay teoría sin práctica, no hay práctica sin teoría y ninguna de ellas existe sin trabajo.
M e refiero a este tema porque al conversar con algunos miembros Rosacruces, me he dado cuenta que se sienten decep­ cionados o poco entusiasmados con las enseñanzas de nuestra amada Orden y algunos terminan quedándose inactivos. En el curso de la conversación también me he percatado que tienen un gran conocim iento de las monografías, pero al preguntarles si practican tal o cual ejercicio o simplemente si se armonizan dia­ riamente, la respuesta es negativa, y aún más, me han contestado: ¿para qué lo voy a hacer si ya sé que dan buen resultado? Estos estudiantes son místicos teóricos. La gente está sujeta a innumerables disposiciones de ánimo, temperamento, miedos y ansiedades básicas. Todas son resultado de un estado mental pobre y dolorido. Si se cambia este estado, el individuo adquiere una visión más positiva de sí mismo y del mundo. Al analizar las diversas religiones y filosofías, todas sin ex­ cepción pregonan de una u otra forma que uno debe armonizarse diariamente; la religión católica por ejemplo, recomienda que se

138

Escúchame y vive feliz.

debe estar en gracia de Dios, el hinduismo dice lo mismo y los Rosacruces sabemos que debemos armonizarnos todos los días. Es increíble el cambio que se experimenta al practicar la armonización y aquí repito lo que dije una vez: “ salir a la calle en las mañanas, sin antes haberse armonizado equivale a ir al campo de batalla, en el tiempo de los caballeros, sin su espada y sin su escudo, dispuestos a ser derrotados con al primera estocada”. Hoy más que nunca, se cumple lo que dice nuestro hermo­ so ritual de Logia: “ vivimos en un mundo tumultuoso lleno de luchas ” Yo agregaría, lleno de odios, envidias y temores que nos conducen no sólo a la miseria material; pero dentro de todo este caos surgen los Rosacruces, especialmente los que se armonizan. Doña miseria no tocará las puertas de un verdadero estu­ diante Rosacruz, porque él sabe enfrentarse apropiadamente y con éxito a toda situación por difícil que sea y siempre mira con opti­ mismo los nubarrones negros que a veces se presentan en el hori­ zonte de su vida. No se amilana porque sabe que está armonizado con las fuerzas cósmicas que son invencibles, desarrollando a su vez la verdadera valentía que no es otra cosa que permanecer impertur­ bable y aún sonriente ante los embates de la vida, pues está cons­ ciente de que son pruebas que se le ponen para que logre su evolu­ ción. Así transita el Rosacruz con seguridad en sí mismo, como una nota musical armónica danzando en el gran pentagrama de su existencia.

139

Escúchame y vive feliz.

Nuestra amada Orden Rosacruz nos enseña a caminar so­ los, a tirar las muletas, a ser independientes y actuar con inteligen­ cia, sabiduría y personalidad, a dejar de ser esclavos de las circuns­ tancias y nos trasforma en maestros de nuestra vida. Pertenecemos a la aristocracia del espíritu y nos sen­ timos orgullosos de ser Rosacruces. Sabemos que somos producto de nuestros propios pensamientos y es por eso que el verdadero Rosacruz no se debate en la mediocridad, es un triunfador porque sabe manejar en forma positiva la gran fuerza de su mente. Cuan­ do se propone algo sigue consciente y continuamente un plan para su propio desarrollo y crecimiento. Él sabe que nada en esta vida produce más satisfacción que darse cuentas que está en el camino del Exito y la realización al comprobar la eficacia de la práctica de nuestros hermosaos estudios. El buen Rosacruz le da más importancia al pensamiento que guía su inteligencia que a cuán inteligente es. A menudo oímos decir que el conocim iento es poder, pero esta afirmación es sólo una verdad a medias. El conocimiento no es más que poder potencial, se transforma o cristaliza en verdadero poder única­ mente cuando podemos usarlo. Es absolutamente necesario com ­ prender esto para dejar de ser Rosacruces teóricos y llevar a la práctica el conocim iento. De esta forma se llega a verificar el estu­ dio de nuestra filosofía dando fuerza y vigor al estudiante que así jamás pensará en retirarse de la Orden, pues desgraciadamente, algunos son acumuladores de conocimientos sólo para satisfac­ ción de su ego intelectual, perdiendo lamentablemente el tiempo, ya que no ponen en práctica dichos conocim ientos y siguen

140

Escúchame y vive feliz.

deambulando por estos caminos cual hojas en el aire a merced de los vientos que corren, terminando por decepcionarse. El Rosacruz prácticamente es una persona equilibrada, ma­ nifiesta moderación en todo lo que hace, al comer, beber, etc. Alimenta su mente con ideas positivas, toma decisiones juiciosas y se mantiene en ellas . Enfrenta las adversidades con el humor natural y manifiesta ser emotivamente maduro. Esta cualidad per­ sonal, constituida por una serie de elementos, tiende hacia la esta­ bilidad, vale decir, la capacidad de permanecer haciendo un traba­ j ó l e luchar hasta acabarlo o hasta que haya dado todo lo que pueda o deba. Generalmente da más de lo que se le ha pedido en una situación determinada. Persiste en llegar a su meta a pesar de las dificultades que se presenten. Tiene la voluntad de cooperación, de trabajar en equipo y bajo la autoridad de alguien sin ofenderse cuando recibe instruc­ ciones. Es flexible y tolerante con su gran sentido de adaptación. A todo lo que él hace le da vida está siempre lleno de entusiasmo y optimismo, lo cual transmite con su sonrisa y personalidad mag­ nética y calurosa. Siempre tiene noticias agradables para todos, especialmente para su familia evocando las cosas divertidas y pla­ centeras que ha experimentado ese día , evitando narrar situacio­ nes desagradables que pudo haber tenido. Sabe muy bien que di­ fundiendo buenas noticias hace sentir mejor a otros. Para esta persona todo el mundo es importante y no desper­ dicia oportunidad para hacérselo sentir aun al más humilde de los seres humanos. Este verdadero Rosacruz se ha dado cuenta, a tra­

141

Escúchame y vive feliz.

vés del estudio de las monografías, que no es posible seguir nin­ gún sendero lleno de amor y reverencia por el Gran Centro de toda Vida, el Dios de nuestro corazón. Dada la confianza que ha logrado desarrollar, hace frente a los problemas y obstáculos a medida que se van presentando, sin preocuparse o sufrir antes, como comúnmente actúa un profano, pues muchas veces el pro­ blema no se produce y se mortifica inútilmente. Él sabe que es el arquitecto de su propio destino. Esta persona ingresó a la Orden con la sana intención de progresar especialmente en el sentido espiritual y no de adquirir poderes especiales, como algunos lo han hecho; éstos últimos son los que acaban retirándose de la Orden, pues el objetivo que los indujo a ingresar fue del todo equivocado, pero si siguieran ade­ lante con constancia, seguramente encontrarían el ideal de su vida. No temas ir despacio, sólo teme no avanzar. Generalmente el buen Rosacruz goza de buena salud y cui­ da su cuerpo porque sabe que es el templo de su alma, está cons­ ciente que el cuerpo está constituido por células, cada una de las cuales en sí es una vida en miniatura que rige su acción. Estas pequeñas vidas son realmente fragmentos de mente inteligente en un cierto grado de desarrollo, que capacita a las células para ejecu­ tar apropiadamente su obra. Estos fragmentos de inteligencia es­ tán subordinados al gobierno de la mente central del hombre cu­ yas órdenes conscientes o inconscientes obedecen a su obra parti­ cular, como por ejemplo, la acción electiva de las células al extraer de la sangre los elementos nutritivos y rechazar lo superfluo. Cuan­ do muere el cuerpo físico, las células se disgregan y ocurre lo que

142

Escúchame y vive feliz.

llamamos putrefacción, cesa la fuerza que mantenía unidas las células y los elementos que las forman quedan libres para formar nuevas combinaciones. Algunos van a las plantas de las inmediaciones y eventual­ mente vuelven al cuerpo de un animal, otros permanecen en el organismo de las plantas y otros quedan en el suelo durante algún tiempo. Todo esto lo sabe el verdadero Rosacruz y está consciente de que la muerte es sólo un aspecto de la vida y la destrucción de una forma material es el preludio de la construcción de otra. También sabe que se va perfeccionando a través de muchas vidas y que su estado actual se debe a una fatigosa jornada y sin embargo todavía está en la aurora del lejano día de su perfección. De manera que este verdadero Rosacruz admite que muchos de los instintos bajos están todavía en él y trata de refrenarlos y subordinarlos a ideales superiores. Tampoco desprecia sus bajas tendencias porque son peldaños por los que ha ascendido hasta su presente estado y me­ diante los cuales alcanzará alturas todavía superiores. A medida que es mayor su desarrollo se amplía su idea de justicia, tiene más compasión, aumenta el sentimiento de frater­ nidad humana, crece su propósito de amar e intensifica todas las cualidades que gente de todos los credos consideran buenas y pue­ den resumirse en el intento de vivir las enseñanzas del Maestro de Maestros, cuando anunció la gran verdad: ama a tu prójimo como a ti mismo”.

143

Escúchame y vive feliz.

El verdadero Rosacruz medita diariamente y se pone en contacto con el depósito de sabiduría que reside en él, vale decir, conversa con su Maestro Interno que es el consejero que guía su vida, el mismo que le da inspiración a los poetas, músicos, escrito­ res, artistas, oradores, inventores, etc. De él obtiene el vidente su visión, el profeta sus profecías y nosotros las soluciones claras y correctas a los problemas que todos, sin excepción, tenemos. Ve­ mos que por este medio, el verdadero estudiante posee habilidad y conocimiento que el intelecto no se atrevería a soñar. Todo esto le da al estudiante en el sendero, una gran seguri­ dad y cada vez fortalece dicho lazo de comunicación, recibiendo más frecuentes resplandores de iluminación sabiduría y mayor confianza en esta voz interior, siendo capaz de distinguirla cada vez más nítidamente aceptando gustoso la mano guiadora que le tiende. Los que todavía no lo han experimentado, tendrán de es­ perar a que les llegue la hora, pues es difícil expresar con palabras lo que está más allá de ellas. Todo esto puede alcanzar un buen Rosacruz o sea un Rosacruz practicante. Este compendio equivale al retrato que un buen Rosacruz lo que puede alcanzar no sólo para mejorar su vida, sino también para tener el gran privilegio de poder ayudar a sus semejantes.

144

Escúchame y vivé feliz.

¿POR QUÉ

LUCHAMOS?

Cuando la lucha por la vida es diaria, para tratar de mejorar sn algo una escasa subsistencia a fuerza de brazo y cerebro, se hace casi insoportable, no es extraño que los individuos levanten las manos y exclamen: ¿por qué, con qué objeto, debemos seguir lu­ chando? Esta misma actitud puede relacionarse con el individuo que está perplejo ante problemas mundiales, morales o éticos. Pero, por raro que parezca, esta idea no es propiedad exclu­ siva de los pesimistas, de los abandonados, de los desilusionados y de los decaídos. Muchas veces esta misma idea surge en la mente del hombre que gusta de su trabajo, que se siente feliz en su hogar y cuyas actividades sociales e intereses personales dan satisfacción a la existencia. Pensemos un momento en la vida de nuestros amigos o en la vida de los grandes hombres de hoy, de ayer o de antaño. Muy pocos, entre ellos, parecen haber agregado algo a la historia de la humanidad, y aún esos pocos muchas veces descuellan más por sus malas acciones que por sus buenos hechos. ¿ Tiene entonces algo extraño que el individuo pensante se pregunte acerca del objeto de la vida y de todo esfuerzo que tenga alguna mira individual, nacional o humanitaria? Para ser un humano cualquiera, la vida no es más que una serie de hábitos relacionados con la existencia hogareña, con los planes de nuestras ocupaciones y con nuestros asuntos sociales.

145

I

Escúchame y vive feliz.

Muchas veces el mismo programa continúa día tras día y año tras año. Súbitamente, la vida termina y ¿qué hemos hecho? ¿ qué fines hemos logrado? Con excepción de varios amigos íntimos y de algunos familiares, poco tiempo después de nuestro tránsito, todos nos han olvidado. ¿ Para qué entonces luchar para mejorarnos desde la cuna a la tumba? ¿ Para qué buscar instrucción, para qué desarrollar nuestro talento, para qué nuestro hogar, nuestra personalidad, nuestro carácter? ¿ Por qué más bien no dejarse llevar por el capricho del momento si la vida es fútil, si no es más que e una cosa que se nos impone sin consultarnos? El sólo hecho de que el hombre no esté contento con dete­ nerse en su desarrollo personal o por lo menos en el estado en que nació y esté siempre buscando algo que considere mejor, es prue­ ba suficiente de que la naturaleza, Dios, dispuso que el hombre debiera mejorarse personalmente en su existencia terrenal, ya sea que presienta o no, que comprenda o no, el plan o propósito divi­ no. Dentro del reino de la consciencia del hombre, no es posible ignorar las emociones e impulsos del ser interior que misteriosa­ mente le impele a buscar siempre algo mejor, ya sea en el reino mundano o en el reino espiritual. Es indudablemente cierto que el hombre ha establecido pro­

146

Escúchame y vive feliz.

pósitos o normas muy arbitrarias para juzgar y guiar su progreso. Un hombre considera la riqueza como la ambición de su vida,otras ambiciones son: el poder, la influencia política y otra la sola satis­ facción de ser un “ buen hombre El místico acepta para sí mismo un propósito mucho más amplio que cualquiera de ésos. El aspira a la coordinación de las facultades de su mente y de su cuerpo para poder gozar de los dones de la naturaleza y satisfacer los impulsos creadores del inte­ rior de su propio ser, relacionados con las artes, con la música o con cualquier actividad que contribuya en algo al bienestar del hombre, física, mental, emocional o espiritualmente. El místico sabe también que esta vida no es más que una entre una serie de vidas y que si la presente no descuella como período de grandes acciones, según el criterio mundano, ha con­ tribuido en algo, personalmente, para el desarrollo del individuo y para el dominio de sí mismo. Así, la vida, de día en día con las duras ocasiones, mayores o menores, nos obligan a tener control mental y emocional, lo cual nos da satisfacciones, siendo éstas la recompensa del místico. Pudiera no haber en ella grandes logros o ruidosas aclamaciones de admiradores entusiasmados, pero existe la felicidad interior cuando llegamos al fin de la vida con la im­ presión de haber hecho bien nuestra carrera. Por lo tanto a vosotros, los que a veces estáis desilusionados porque la vida parece no tener objeto, y a los que intelectualmen­ te meditáis acerca de por qué luchamos, os sugerimos una idea diferente: el deseo de vivir la vida plenamente sin preocuparse

147

Escúchame y vive feliz.

demasiado acerca del “ por qué” y “ para qué”. Contentaos con el conocimiento de Dios o como queréis llamar la fuerza que creó el hombre, sólo ha decretado que experimentéis la vida. Pudiera no haber ninguna gran misión que llevar a cabo en esta encarnación sino simple responsabilidad de expresar la fuerza de la vida de manera noble, en vuestra humilde habitación, en vuestra humilde ocupación y en vuestro programa de diaria ruti­ na. Una vida vivida con esta fdosofía será noble y recta y también, una inspiración para otros que también se hagan la pregunta ¿por qué luchamos?

148

Escúchame y vive feliz.

V A L E NT í A
La palabra valentía está asociada a valor, pues ser valiente es una de las virtudes que debe adornar a una persona. Así como el •árbol se conoce por sus frutos, también el hombre se conoce por sus cualidades. Desgraciadamente la valentía especialmente en Hispanoamé­ rica es mal interpretada; se toma como valiente a aquel bravucón que no respeta a nadie y que se confía en su fuerza bruta o pistola para imponer su razón. La verdadera valentía propiamente son los problemas u obstáculos que nos impone la vida. Nuestra amada Orden nos enseña a ser valientes a no amedrentarnos antes cual­ quier tropiezo y aún más, a tomar la vida como un desafío. Para esto nos da generosamente las herramientas, que son los conoci­ mientos o armas para luchar y vivir una vida honorable y optimis­ ta. Siempre, en este plano, tendremos problemas, de otra manera no evolucionaremos. El que renuncie a sufrir que se retire del banquete de la vida. Imaginemos sólo un instante, si no tuviéramos obstáculos, la vida sería espantosamente aburrida. Es natural y humano que cada uno tratemos, en lo posible, de sufrir menos. Siembra sonrisas y cosecharás sonrisas, llora y llorarás solo. Aforismo que todos conocemos, pero que muchos no prac­ ticamos. ¿De qué sirve el conocimiento si no lo aplicamos? Podremos leer muchos libros que definen qué es inteligen­

149

Escúchame y vive feliz.

cia, y nos encontramos con diferentes definiciones. “In teligencia es utilizar nuestros conocim ientos cuando lo necesitamos”.D e manera que tratemos de ser inteligentes y eche­ mos mano a nuestros conocimientos cuando nos enfrentemos con problemas. Es paradójico que cuando nos aflige algo, nos olvida­ mos que somos Rosacruces y sufrimos como un profano cual­ quiera en vez de atacar el problema con las armas que poseemos. Así lo pudo constatar por las numerosas cartas que me llegan pi­ diendo ayuda por cosas nimias, perfectamente solucionables por la persona afectada. Y cosa curiosa también, los que piden ayuda son casi siempre los mismos, pareciera que se acostumbraran a no ayudarse a sí mismos. Nuestra amada Orden le enseña al estudiante a ser inde­ pendiente, a tirar el bastón y a afirmarse en la práctica de sus co­ nocimientos para la solución de los problemas. El que no obre así, que no llore como cobarde lo que no ha sabido defender como hombre. Las monografías nos instruyen claramente acerca del gran poder del pensam iento, en consecuencia, piense siempre en el éxito y rechace el fracaso. Visualice diariamente cómo le gusta­ ría ser, acuérdese que es el gran alquimista, trabaje en su labo­ ratorio que es su cuerpo y su m ente, piense que nada malo le puede ocurrir porque es un ente armonizado y está protegido porque es un canal cósmico. D e esta manera vivirá sustos y apremios, con entereza y optim ism o. Piense que la vida es una gran experiencia, la m ejor universidad que generosamente siem­

150

Escúchame y vive feliz.

pre le está enseñando, y que los obstáculos son la sal y pimienta que le da sabor, para vivir con gusto. No acepte hablar de mala salud; cuanto más hable de un achaque o de un simple resfriado común más lo afianza en su ser, pues hablar de mala salud se asemeja a fertilizar las semillas. Siéntase genuinamente agradecido porque su salud es buena. No se subestime. Los grandes hombre del pasado siempre fueron optimistas y valientes aunque muchas veces mordidos por la envidia y el descrédito; esto les sirvió de estímulo, pues como dice el adagio: “ Es bueno que nadie hable mal de ti, pero es mejor que digan algo, pues ¿ quién se preocupa de alguien que no vale nada?” Acuérdese del Quijote cuando Sancho le dijo: “ladran los perros”, el Quijote le contestó, “Es señal, Sancho que cabalgamos..”. El valiente no alberga en su corazón pensamientos de odio, celos, rencores y ni siquiera piensa en dañar a otro y hasta se rego­ cija de la prosperidad de alguien que le ha hecho daño. Este hombre es un valiente, pues tiene pureza interior. El aspirante a místico debe ser fuerte (física y mentalmen­ te) y alegre. Es una falsa idea creer que para adentrarse en los estudios esotéricos, no se debe sonreír sino andar con el ceño frun­ cido, criticando todo. Las personas que actúan de esta manera, necesitan un psiquiatra. Sólo el valiente, el que tiene una mente optimista es perseverante. Pero, el místico tampoco es exagerado

151

Escúchame y vive feliz.

en su alegría, una excesiva hilaridad es tan objetable como una triste seriedad, ya que toda realización mística es posible sólo cuan­ do la mente está calmada y apacible, en armonioso equilibrio. Valentía también es tolerar a nuestros semejantes y tratar de comprenderles dentro de su nivel cultural y de educación ya que algunos de ellos no tienen la culpa por no haber tenido la oportu­ nidad para educarse mejor. El grande espíritu está siempre presto a reconocer sus erro­ res y valientemente se disculpa si ha ofendido, sin querer, a otro u otros. Esto es una demostración de amar a nuestros semejantes sin esperar recompensa. El amor siempre encuentra su premio en el amor en sí. El amor conduce a la valentía, pues el amor no conoce te­ mor alguno. Acordémonos del canto Rosacruz que comienza con estas palabras “ Amor que ignoras el temor...” Los que aman a Dios por temor, están en un error, pues Dios no debe ser temido sino comprendido. Amor y temor son incompatibles.

El hombre sin miedo no busca a Dios sólo en las iglesias, pues no hay sitio alguno donde él no lo encuentre. Lo encuentra tanto en el templo como fuera del templo, lo halla en la santidad del santo así como en la maldad del malvado, porque ya ha descu­ bierto a Dios en su propio corazón. Así mismo el valiente ve la

152

Escúchame y vive feliz.

belleza tanto en una llaga como en una flor. No cree en la buena ni mala suerte, sino que su esfuerzo, preparación, planeamiento y producción de éxito son la causa de su buena fortuna. No despil­ farra sus pensamientos soñando en el éxito sin esforzarse por ob­ tenerlo. El sabe que todo cuesta; que no hay esfuerzo sin recom­ pensa y así construye una inmensa confianza en sí mismo que temáticamente destruye el miedo. Él sabe que el miedo lo crea­ mos en la mente, por lo tanto, ciérrele las puertas todos los días y rechácelo como si fuera un ladrón que va a violar su casa. Por otro lado, el que no sabe estas leyes les da albergue en su ser, dejando que el temor le invada, el cual es enemigo número uno del éxito. El miedo impide a la gente que capitalice una opor­ tunidad, echa abajo la vitalidad física y lo hace a uno realmente enfermo, causa dificultades orgánicas, acorta la existencia y no le permite hablar cuando debiera hacerlo. Es muy cierto que la cobardía se impone cuando existe la falta de confianza. Ésta hay que desarrollarla, nadie nace con ella. Las personas que conocemos que irradian seguridad en sí han aprendido a vencer las preocupaciones y se sienten seguras de sí en todas partes y en todo tiempo. Adquiriendo su confianza poco a poco, por la experiencia de muchas dificultades, las cuales fueron venciendo, una a una, con estoicismo, jamás se acobardaron, rechazaron tenazmente los pensamientos negativos, no fertilizaron dichos pensamientos dán­ doles morada constantemente en sus corazones, pues el que actúa así termina por desarrollar un monstruo en su mente, desbaratan­

153

Escúchame y vive feliz.

do por su propia creación la confianza, y pavimentado el camino para dificultades psicológicamente serias. El hombre de principios piensa y actúa correctamente, por eso no tiene miedo. Si actuase incorrectamente, se sentiría culpa­ ble y esa culpabilidad destruiría su confianza. En consecuencia, esta pérdida le produce temor. También las personas que le ro­ dean, tarde o temprano, se dan cuenta del mal proceder y retiran no sólo su confianza en él, sino también el aprecio que pudieran tenerle. Hay que ser extremadamente cuidadoso en evitar frases ne­ gativas con respecto a uno mismo. Si alguien le pregunta ¿ cómo estás ? responda, muy bien, pues el verbo tiene mucha fuerza y lo que decimos son verdaderos decretos que se cumplen tarde o tem­ prano. Siempre use lenguaje positivo para estimular a los demás. Tenga siempre una palabra amable para su esposa o marido todos los días; agradezca los servicios de sus empleados. Una de las prácticas que usa el valeroso, es la visualización. Este visualiza siempre lo que se puede hacer en el futuro, no sólo vive y disfruta el presente, pues sabe que el futuro es como una cadena cuyos eslabones constituyen el presente. Utilice los conocimientos de nuestra amada Orden y se unirá a la pléyade de valientes; así se dará cuenta de que existen mundos maravillosos y fascinantes: pero, existe un mundo infinitamente más misterioso y atrayente, aquél que está ubicado en las profun­ didades de nuestro ser.

154

Escúchame y vive feliz.

COMPRENSIÓN.
El hombre debe ser el amo de su com portam iento; no ha de dejarse llevar por el impulso del m om ento; siempre tiene que estar consciente de lo que es conveniente para él. Debe llevar a cabo su tarea diaria de tal manera que no haga sufrir a otros ni a sí mismo. Cuanto más caridad sienta por todos los seres más firm em ente estará en el camino de su paz interior. Tiene que cultivar tres tipos de fuerza: la del cuerpo, la del intelecto y la del com portam iento; de tal modo alcanzará un grado de comprensión que lo situará en el cam ino de la victoria. El cuerpo es el templo de D ios; en cada cuerpo Dios está instalado, lo reconozca o no lo acepte el dueño del cuer­ po. Él es el Ser Interno quien le inspira a hacer buenas accio­ nes y le advierte contra las malas. Escuche su voz. Obedézcanla, y no les pasará nada adverso. En las monografías Rosacruces vienen muchos experimen­ tos para hacernos más conscientes del Ser Interno; debemos prac­ ticarlos para captar mejor esa voz interna y no equivocarnos en nuestra actuación. Cuando tenemos presente que Dios mora en el interior de cada ser humano, no podemos hacerle mal a na­ die, ni podemos hacer discriminación. El servicio que hagan a otro será en realidad efectuado a ustedes mismos. No han ayu­ dado a los demás, sino, repito, a ustedes mismos.

155

Escúchame y vive feliz.

Tomen las cosas cómo y cuándo vengan, y no se angustien por el futuro, pues las cosas que merecemos siempre llegan a su debido tiempo. Estudien, aunque sea poco a poco, pero tengan constancia, porque si dan un paso adelante y otro atrás, el viaje no los llevará muy lejos. Con ponernos un traje semejante al que todos llevan no demostramos el principio de la igualdad. Ésa es una uniformidad externa. Todos somos iguales, porque todos tenemos la conscien­ cia divina dentro de nosotros. M uchos se preguntarán ¿por qué se ven tantas diferen­ cias? Cuando el Sol se levanta, no todos los lotos florecen; so­ lamente los botones maduros abren sus pétalos. Los otros es­ peran su turno. Lo mismo ocurre con los hombres. Las dife­ rencias existen a causa de la falta de madurez ; sin embargo, todas las frutas han de madurar y caer algún día. Cada ser tiene que alcanzar la meta, no importa lo lento y tortuoso que sea su cam ino. La práctica de las enseñanzas Rosacruces es importante, porque nos hacen el viaje más corto; no necesitaremos reencarnar tantas veces. Si ahora estamos conscientes que está en nuestras manos hacer más corto el viaje a la eternidad, constituye una traición a Dios el desperdicio o mal uso del más leve lapso de la vida.

156

Escúchame y vive feliz.

El lenguaje del corazón se manifiesta por medio de la sim­ patía, de la bondad, del servicio, del amor, de la fraternidad. Realmente ése es el idioma que importa; todo el mundo lo com ­ prende. El poder divino está dentro de ustedes; no necesita venir de alguna parte externa. En el campo espiritual deben ser sinceros, no finjan, no se engañen a ustedes mismos, ni a otros. El manejo y control de la mente es superior al dominio del cuerpo físico. Pero el control o disciplina del cuerpo es necesaria para ser capaz de lograr el control de la mente. Las prácticas externas no tienen más valor que el de ayudar al desarrollo de la pureza interior solamente. Las formas sólo tie­ nen valor en cuanto sean las expresiones de la vida interior. El hombre por cuyo corazón ni siquiera pasa el pensamien­ to de dañar a alguien, que hasta se regocija de la prosperidad de alguien que le ha hecho daño, ese hombre tiene pureza interior. El aspirante a m ístico debe ser fuerte física y m ental­ mente, debe ser alegre. Es una falsa idea creer que para ser místico no se debe sonreír, que debe tener el sem blante de­ macrado, que debe verse como ausente de este m undo. Las personas así necesitan un médico. Sólo es fuerte, el que tiene una mente alegre y perseverante.

157

Escúchame y vive feliz.

Con la comprensión de estos principios ya podemos acer­ carnos a ser un buen estudiante Rosacruz.

158

Escúchame y vive feliz.

SALUD M G \ Y MENTAL
Si la mente tiene paz, el cuerpo también tendrá salud. La peor enfermedad es la ausencia de paz. Así, cualquiera que desee buena salud debe poner atención a las emociones, sentimientos y motivos que animan al individuo. Lo mismo que al mandar a lavar su ropa, tienen que lavar la mente y quitar la mugre una y otra vez; de otro modo, la mugre se acumula y se forma un hábito se incrusta y será difícil a la lavandera quitarla, también dañará la ropa. Debe ser un acto diario, así como nos bañamos por fuera, también debe­ mos limpiarnos por dentro, debemos cuidarnos que no se acumule la suciedad en la mente, o sea, debemos andar con aquellas compa­ ñías que no nos induzcan a lo sucio. La falsedad, la injusticia, la indisciplina, la crueldad, el odio, estas lacras son las que ensucian. La verdad, el deber, la paz y el amor, éstos son los elementos lim­ pios. Si se inhala el aire puro de estos últimos, la mente estará libre de bacilos nocivos y estará mentalmente robusto y físicamente fuer­ te. Se sabe que la felicidad es una actitud mental, en consecuencia debemos siempre tener esperanza y alegría como un propósito in­ quebrantable y vencer la desesperación y el desaliento. El corazón debe ser como el cristal, con la luz espiritual dentro iluminando el mundo de afuera, ya que éste reacciona ante los impulsos internos y los hace inclinarse al servicio, la simpatía y la ayuda mutua. Muchos estudian las monografías y tratan realmente de cap­ tar su sentido y comprensión intelectual, pero sólo se asimila cuan­ do se vive el conocimiento, vale decir, cuando se practica.

159

Escúchame y vive feliz.

Es principalmente cuestión de adoptar una disciplina cui­ dadosamente regulada y oportuna, no se puede obtener trabajan­ do a ratos, se debe ascender escalón tras escalón usando cada pel­ daño como punto de apoyo para el siguiente. Las virtudes y prin­ cipios Rosacruces deben cultivarse en nuestro trabajo diario y en el hogar, compartiendo la alegría y el dolor de los demás y bus­ cando oportunidades para ser más útil. Hay que adherirse a esta actitud para que se pueda convertir en carácter. Para tener salud, sinónimo de armonía, hay que aprender por el estudio sistemático, sólo la aplicación y el esfuerzo culmi­ nará en el éxito. En todo esfuerzo, si se confía en el Poder Supremo que siem­ pre está listo para ayudar, el trabajo se hace fácil. La confianza en el Dios de nuestros corazones, fuente de todo poder, nos da la devoción. Cuando se viaja en tren, sólo hay que comprar el boleto, abordar el vagón adecuado y tomar asiento, dejando el resto a la locomotora. Hay una gran fiesta cuando se inaugura un hospital, ¿ no sería mejor celebrar cuando se elimina un hospital por falta de pa­ cientes ? Lo más sabio que se puede hacer es tratar de no enfermar­ se. Es posible que esto huela a utopía, pues no todos son Rosacruces, pero hay que proyectarse al futuro y así empezando por nosotros mismos, aportaremos algo importante a nuestra humanidad sufrien­ te, desarrollando autoconfianza, lo cual es el mejor remedio.

Escúchame y vive feliz.

Como Rosacruces, tenemos también una gran responsabi­ lidad, luchar por la felicidad de otros, meditar no sólo por noso­ tros sino para que impere en el mundo la paz y abundancia, lo que culmina en la salud. Al regular la dieta y evitar ciertos hábitos malos, se puede preservar la salud. Una com ida moderada promoverá el equilibrio m ental y tam bién la felicidad. La mesura en la comida ha de ser siem pre bienvenida. M ucha gente consu­ me más que la cantidad necesaria de alim entos ricos en vez de practicar la m oderación. Si no fum an, escapan de un número de enfermedades que son consecuencias de esta mala costum bre. Cualquier estim ulante es dañino, pues perturba el curso apacible de la naturaleza. La m oderación en el ali­ m ento y en los deseos y ocupaciones, la alegría con lo poco que se puede obtener por el trabajo honesto, el ansia de ser­ vir a los demás y de im partir alegría a todos, son éstos los más poderosos de todos los tónicos y preservativos de la sa­ lud conocidos por la ciencia. De todos los males, el dolor moral es le que más se siente y es el que , por naturaleza, tiene menos remedio. Cuando la constancia falle, llamemos a la razón, cuando la paciencia nos abandone, llamemos a la esperanza. Debemos comprender que sufrir es una necesidad de la naturaleza. El sufrimiento es la cruz de oro sobre la cual se va abriendo la rosa del Alma.

161

Escúchame y vive feliz.

El que comprende que vivimos en este plano de aprendi­ zaje y que no podemos quedar exentos de aquello que debemos aprender, se somete con modestia a las leyes inmutables del uni­ verso del cual formamos parte. La gran ventaja del estudiante del Sendero es que sabe lle­ var con filosofía y comprensión todas las experiencias, muchas veces duras, pero que al final dejan una gran sabiduría. Nos refinamos en el gran crisol de la vida para ser merecedores, al purificarnos, de fundirnos con el Dios de nuestros corazones. El hom bre es una criatura maravillosa, dentro de él, hay un cuerpo espiritual, tratar de curár la parte física sin tomar en cuenta lo espiritual es como arar en el mar. La ciencia moderna ha comprendido esto y está promulgando la meditación para aquietar la mente, lo expone como un nuevo principio para la felicidad del género humano, dando la razón a nuestros milenarios conocim ientos Rosacruces. La clave para descubrir cómo hacer tu vida más saludable y vibrante, se encuentra dentro de tu propia mente. Piensa en los múltiples usos que se les pueden dar al cuerpo, el cual es uno con tu mente. Las grandes celebridades así como la contemplación de los animales fascinan y mantienen nuestra atención debido al mag­ netismo personal que irradian. En las personas que nos fascinan la salud brilla en sus ros­

162

Escúchame y vive feliz.

tros, la belleza radia de sus sonrisas y parece que el goce está unido a su naturaleza física y espiritual. Con el andar del tiempo, cada vez nos sentimos más afian­ zados, seguros de nuestra filosofía que en forma tan clara y amena nos otorga la experiencia de la vida.

163

Escúchame y vive feliz.

NAVIDAD
Al aproxim arnos a la Navidad, una fecha anual de gran im p o rtancia que es sin ónim o de paz, alegría y esperanza para una hum anidad m ejor, recordam os a un Gran Avatar que dejó enseñanzas que de practicarse no viviríam os en este m undo tum ultuoso. La hum anidad piensa que Jesús el Nazareno es un po­ bre que sufrió m iserias y hu m illaciones ju n to con los débi­ les y lo com pad ece, porqu e se cree que fue cru cificad o d olorosam ente, por eso se le ofrenda llantos, gemidos y la­ m entos, adorando la debilidad en la persona del Gran M aes­ tro. El Nazareno no era débil, era fuerte, pero la gente se niega a reconocer el verdadero significado de la fortaleza. Jesús no vino de las entrañas de la Luz para destruir hogares y c o n s tr u ir so bre sus ru in as c o n v e n to s y m o n a sterio s am pulosos. No vino a persuadir al fuerte para que se hiciera m on je ni sacerdote, sino vino a disfrutar en esta tierra un espíritu nuevo, un poder capaz de d errum bar los funda­ m entos de cualquier m onarquía construida sobre osamentas hum anas. V ino a dem oler palacios m ajestuosos sobre la tum ­ ba de d ébil, vino a rom per los ídolos erigidos sobre los cuer­ pos de los pobres. Jesús no fue enviado aquí para enseñar al pueblo a levantar iglesias y tem plos m agníficos en m edio de frías y m iserables chozas. V in o a hacer un tem plo del cora­ zón hum ano, un altar del alma y un sacerdote de la m ente, de aquí que los R osacruces tengam os nuestro saludo reve­ rente al Dios de nuestro corazón.

164

Escúchame y vive feliz.

Nosotros no podemos permanecer indiferentes ante con­ ceptos tan errados y tampoco ante esta fiesta navideña, y aún más debemos aumentar nuestros esfuerzos para construir esa humani­ dad ideal. La vida nos conduce al perfeccionamiento individual y de esta forma contribuimos positivamente con nuestra conducta den­ tro de la sociedad. El ego, es el cáncer mental que inhibe al estudiante en el sendero, por ego se comete toda clase de arbitrariedades e inclusi­ ve se hace labor y sacrificio no sólo por ayuda, sino por el deseo egoísta de recibir reconocimiento, siendo esto último el gran ali­ mento del hambriento ego que nunca se sacia y cada vez quiere más, más y más. El egoísmo, es la causa del sentimiento de supe­ rioridad ciega que hace que se formen clanes y con ellos, se fun­ damenta el principio de autoridad que conduce a la discordia y al mal juicio. En Navidad se crea un ambiente propicio, pues la mayoría de la humanidad tiene deseos de paz, para conversar con nosotros mismos y arrancarnos de nuestro ser todos los monstruos negati­ vos que invadan nuestra mente, barricadas que obstruyen nuestro avance espiritual, único acervo eterno del ser humano. En este tiempo navideño en que se une la humanidad en el más sublime de sus pensamientos, el amor a sus semejantes y lo expresa con regalos, se produce una fuerza enorme de paz y armo­ nía que ojalá perdurara durante todo el año, no sólo en esta opor­

165

Escúchame y vive feliz.

tunidad especial. El estudiante Rosacruz que conduce y ha com­ probado a través de los estudios y ejercicios la grandiosidad de esta gran FU ER ZA , vive en una perenne Navidad, pues el armo­ nizarse diariamente emana parte de esta fuerza constructiva que tanta falta hace actualmente en el mundo. Es por esto, a medida que más avanzamos en el Sendero, tenemos más responsabilidad; en otras palabras, conocimiento esotérico es directamente pro­ porcional a la responsabilidad del estudiante. Navidad, tiempo de amor que conduce a la inspiración atri­ buto esencial para el progreso espiritual y la creación mental, pues los más eminentes compositores, primero escribieron su música en el pentagrama de su inspiración, como si del cielo descendie­ ran los más hermosos arpegios de la música de las esferas y así permanecían en éxtasis receptivo que súbitamente daba movimien­ to automático a sus manos que transcribían las notas armoniosas en el teclado para beneplácito de nuestras vidas. Todos estos gran­ des artistas, no sólo los compositores, sino también los pintores como Miguel Angel, el Greco y muchos otros fueron místicos y aprendieron la técnica de expresar lo que por inspiración recibían de su Ser Interno. El estudio de la Naturaleza nos conduce hacia el arte de vivir, pues no somos más que una nota que vibra en el gran pentagrama de la vida. Para esto es necesario el estudio. El mismo Jesús, que tanto se recuerda en Navidad, por muy completo y perfecto contacto espiritual con la Mente Cósmica y con la Cons­ ciencia de Dios, tuvo que recibir la necesaria instrucción que le adiestrara en la expresión del pensamiento y le capacitara para

166

Escúchame y vive feliz.

decir la más hermosas verdades tan elocuentes como nadie hasta entonces había hecho. El Gran Iniciado, Jesús, fue un inquieto estudioso, aparte del gran bagaje de conocimientos innatos, tuvo una vida activa, estudió y practicó nuestra filosofía; pero el silen­ cio de los Evangelios respecto a su período más intenso, desde los trece hasta los treinta años, es una evidencia de que se ha querido ocultar su vida, lo cual ha sido causa de muchas discusiones, cuyo resultado fue que algunos críticos negaron la realidad histórica de Jesús. Los incapaces de comprender la divina concepción y naci­ miento de Jesús, no vacilan en señalar dicha laguna, como prueba de la inexistencia histórica de Jesús. Intensas vibraciones de amor circulan el mundo en tiempo de Navidad, época feliz y muy conveniente para hacer una medi­ tación especial, la cual haremos al final de este mensaje. Ahora, haremos esta meditación especial de Navidad y nos regalaremos con algo no material. Siéntese relajadamente y ponga buena mú­ sica de fondo. Ahora proseguiremos con las palabras y promesas que hacían los esenios en sus festividades místicas, usted repita mentalmente conmigo. En estas Navidades, prometo ser siempre humilde ante Dios y justo con mis semejantes, no dañar a ningún ser viviente, ni por propia voluntad ni por mandato ajeno; rechazar siempre la maldad y prestar auxilio con rectitud y justicia; ser fiel a mi próji­ mo y particularmente a mis superiores en sabiduría y autoridad. Nunca abusaré de las prerrogativas y poderes que temporalmente

167

Escúchame y vive feliz.

se me confieren ni intentaré rebajar a nadie con la pública osten­ tación de mis obras físicas o intelectuales; adoraré siempre la ver­ dad; mantendré mis manos limpias de todo hurto y mi alma libre de las contaminaciones del lucro material; refrenaré mis pasiones, nunca cederé a la cólera ni a ninguna emoción siniestra, jamás revelaré las doctrinas secretas de la Rosacruz, aún a riesgo de mi vida, excepto a quienes merezcan recibirlas; únicamente la comu­ nicaré tal como las he recibido, sin añadir ni quitar nada y con­ servándolas en su prístina pureza y defenderé la integridad de las monografías y crónicas de nuestra Orden, los nombres de los Maestros y de mis superiores”. Medite en estas promesas. Que la Paz y la Armonía reine en Usted y en su familia. Feliz Navidad. Que así sea.

168

Escúchame y vive feliz.

EXPERIENCIA

DE

UN

VIAJERO

Después de 25 años de viajar prácticamente por todo el mundo, he decidido jubilarme. He adquirido una enorme expe­ riencia al estar en contacto con el público, en mis numerosos viajes, por el mundo, naturalmente aplicando siempre los princi­ pios que con tanta claridad nos enseña nuestra Orden a través de la monografías. Cuando se cumple una etapa, es beneficioso echar una mirada retrospectiva y hacer un balance de la labor llevada a cabo y si se ha trabajado a consciencia tratando de hacer lo mejor, esto constituye el mejor galardón del ser humano. La humanidad en todas partes es la misma, tiene ambicio­ nes similares, las mismas angustias, etc. expuesta bajo distinto ángulo o punto de vista, pero dentro de cada uno reposa algo maravilloso, el deseo innato de perfección, en algunos más que en otros; la simiente de ese deseo interno está germinado y lu­ chando por exteriorizarse tal como el grano de trigo, después de esforzarse, finalmente aflora y como premio recibe los rayos del astro rey que le da clorofila vistiéndolo hermosamente de verde dejándole crecer y madurar hasta coronarse en la dorada espiga con sus granos que saciarán el hambre física del hombre al con­ vertirse en el pan de cada día. Asimismo el buscador lucha y llega a la madurez tornando su hambre material en hambre espiritual que es la que perdura.

169

Escúchame y vive feliz.

La sabia Naturaleza generosamente nos enseña tanto que real­ mente vale la pena observarla, pues el error se advierte cuando se tiene tiempo de mirar atrás, entonces es experiencia y reflexión; pero cuando se vive aprisa no hay mucho tiempo para meditar y es preci­ so actuar, trabajar siempre, aceptar las responsabilidades y vivir con­ vencido de que la victoria tiene muchos autores, al revés de la derro­ ta donde uno queda como único causante. Es por eso que prefiero a los hombres que mueren erectos y no a los que viven de rodillas en la indignidad. Prefiero a los que se equivocan porque actúan, que aqué­ llos que son perfectos porque no hacen nada. Es fácil contar historias donde uno es siempre el héroe y siempre tiene la razón; pero lo difícil, lo que revela la calidad y estatura es decir la verdad aun cuan­ do con ella se vaya contra uno mismo: lo duro es reconocer la falta propia. El hombre que sí lo es, es quien conoce la soledad y tribula­ ciones y se sobrepone a ellas, porque sabe que en la vida cualquiera que sea el grado de sufrimiento es preciso saber llevar la aflicción con dignidad. No existe mejor señorío que el de sí mismo. Nadie podrá nunca definir el secreto apasionante de la personalidad, ésta no se adquiere con nombramientos, ni sus blasones se compran con títulos de nobleza. Ella encarna sólo en los elegidos, en los que iluminan a su paso, en los que enseñan algo y son poseedores de un mensaje. El hombre tiene personalidad, pertenece a todos pero no se parece a nadie; pertenece a la humanidad para lo sublime. Todo este conocimiento constituye algo que no logro valo­ rar, sólo sé que ha sido una gran experiencia y no muy común, es por esto que me atrevo a verter en estas líneas algunos conceptos

170

Escúchame y vive feliz.

captados y vividos, por lo tanto son genuinos, ya que han sido enseñados por la gran universidad de la vida que no tiene límite, como el arte que no tiene fronteras y nos une sin vanas discrimi­ naciones. Sin duda alguna, el conocimiento vivido conduce a la realización y aunque es difícil reemplazarlo, siempre algo queda en el recipiente ávido, vale decir, también se aprende con las expe­ riencias de otros siempre que haya esa dicha avidez mental: los individuos tienen violentas simpatías y aversiones, son fanáticos, se dejan llevar por la pompa y el ruido, el boato y la propaganda, debido a esto, el discernimiento se ha hecho necesario. Cada persona, no importa su raza, físico, rango, sexo, etc., es un mundo aparte; toda esta gente constitutiva de la humanidad, han sido mis profesores en mi continuo caminar dictando confe­ rencias, teniendo entrevistas personales; me han enseñado lo más hermoso e importante, el conocimiento del hombre. Por esto me siento agradecido aun de aquéllos que acudieron a mí en busca de consuelo en sus tribulaciones, me hicieron vibrar con sus cuitas emocionadas y sinceras. Me hicieron feliz al tener el honor de su confianza y del privilegio de actuar como canal en la solución de sus problemas y trocar sus llantos en lágrimas de alegría, todo esto y mucho más les debo a ellos y a mi amada Orden, me sentí útil a mi prójimo. Ha sido una etapa cumplida, sumamente interesante al conocer los callejones por donde, sutilmente, se escurre el senti­ miento humano. Ya el sol declina y con él declina el día y miro con orgullo sano la labor cumplida, me encamino con paso seguro y me pier­ do en el horizonte de mi vida.

171

Escúchame y vive feliz.

UN VIAJE PO R EGIPTO Y EUROPA
Al vernos suspendidos en el aire atravesando el gran “char­ co” de A tlántico, de noche y con luna llena, irradiando sus inspiradores rayos, no parece una realidad que vayamos en pos del viejo mundo: Europa y el milenario Egipto con sus pirámides legendarias, cuna de la sabiduría y nacimiento de la más antigua de las fraternidades, la Orden Rosacruz, A M O R C . Hace pocos minutos, hemos levantado el vuelo desde Nue­ va York hacia las arenas del viejo Egipto. Somos un grupo de Rosacruces de diferentes nacionalidades pero unidos en lazos fuer­ tes, no sólo de un ideal sino de una realidad, ya que nuestros estudios son demostrables y aún más, aplicables a la vida cotidia­ na para vivir mejor con Paz Profunda en nuestro corazón y tener así el privilegio de servir más a nuestros semejantes. Todos los del grupo irradian felicidad, pletóricos de opti­ mismo y con mucha seguridad en sí. Muchos nos hemos visto por primera vez, pero parece como si nos conociéramos desde hace mucho tiempo. D e pronto, una voz suave de acento francés nos anuncia que ya se está sirviendo la comida. Y se hace presente la exquisita “cuisine” de Francia que paladeamos con verdadero pla­ cer, trayéndonos el alimento material, la contra parte del espíritu. Todos charlan y se ríen con sana alegría. Después ante el avance inexorable del tiempo , muchos se entregan a la lectura y otros en los brazos de Morfeo. Alrededor de las 3 de la mañana, hora dé Nueva York, aso­

172

Escúchame y vive feliz.

man en el horizonte los primeros albores del nuevo día, hermoso espectáculo, que muy bien podemos observar desde nuestro avión. Poco a poco los rayos luminosos del sol acarician las alas platea­ das de nuestro avión que va volando sobre un mar de nubes. El astro rey se levanta majestuoso y hacia él vamos, ávidos de su luz, como si fuéramos a fundirnos con él, cual hombre bus­ cador de la verdad que se lanza a la investigación de las inmuta­ bles leyes del Universo y del conocimiento de sí mismo, para ver en el Este de su experiencia, levantarse su luz interior como un premio a su esfuerzo, transformándose en luminaria que alumbra los últimos rincones del prejuicio y la ignorancia. Oímos ahora el “Bon jour” amable del camarero del avión, quien nos informa que está a la vista la costa francesa y que en París, la temperatura es de 4 grados Centígrados bajo cero. Ya volando sobre los campos nevados de Francia nos aprestamos a aterrizar en París. El avión se desliza suavemente sobre la pista del aeropuerto de la ciudad Luz, que en este tiempo, enero, encontramos envuel­ ta en un invierno gris. Nos despedimos de nuestro avión y baja­ mos bien abrigados protegiéndonos del frío invernal. Cumplidos los requisitos de inmigración, nos trasladamos en autobús a la gran ciudad, nos daba la impresión que el autobús no rodaba sino que se deslizaba por la carretera nevada. Acompa­ ñados por fraternales Rosacruces del Capítulo de París, quienes nos dieron la bienvenida, llegamos al Gran Hotel, en donde al­

173

Escúchame y vive feliz.

morzamos para en seguida salir en autobús a visitar la ciudad. A pesar del frío existente era un día claro, radiante. Visitamos mu­ chos famosos monum entos: el Arco del Triunfo, la Torre de Eiffel, la Basílica de Notre Dame, etc. Demás está decir que tan­ to las cámaras fotográficas como las de cine salieron a relucir. Todos parecíamos reporteros, enfocando aquellos monumentos que nos miraban con displicencia. Dedicamos más tiempo al museo del Louvre, demasiado interesante para la visita corta de hora y media que le hicim os, admiramos sus magníficas estatuas y pinturas, especialmente M ona Lisa de Leonardo da Vinci, in­ signe artista Rosacruz que llevó al lienzo no sólo los rasgos físi­ cos, sino también la personalidad de esa mujer, que le ha dado tanta fama; es impresionante su mirada, suave, pero al mismo tiempo, penetrante y elocuente. En la noche, después de la comida, tuvimos Convocación en el Capítulo Rosacruz de París. Com o una cortesía de ese C a­ pítulo, le fue cedida la palabra a nuestro Gran Maestro Frater Rodman Clayson. Sus palabras como la Convocación fueron inspiradoras. Después compartimos alegremente con nuestros Fratres y Sorores de París; algunos hablaban español y tuvimos la oportunidad de comunicarnos en nuestro hermoso idioma cervantino. Al día siguiente tuvimos la oportunidad de visitar otros lu­ gares interesantes, como ser la casa de Cagliostro, etc. A las 11 horas ya estábamos instalados en nuestro avión “jet” que nos con­ duciría al Cairo. Ya en el aire, pudimos observar los nevados Alpes, hermoso

174

Escúchame y vive feliz.

espectáculo que cautivó nuestra atención. En este rápido avión, viajando a una velocidad de 800 Kms. por hora y a una altura de 7 mil metros, pronto avistamos el hermoso y azulado Mediterrá­ neo, bañando las costas aromáticas de Italia la bella. Aterrizamos en Roma, saboreamos en la cafetería del aeropuerto, el rico café estilo italiano, oyendo a nuestro alrededor el hablar cantarino de Italia. Nuevamente suspendidos en el aire, ahora ya con rumbo directo al Cairo, vamos volando sobre el Mediterráneo, por un lado el sol ocultándose y por el otro, la noche tendiendo su manto como para cubrir la madre tierra. A las 8 de la noche llegamos al Cairo, nos trasladamos al hotel Shephards, elegante edificio, donde estuvimos magnífica­ mente atendidos por sus empleados vestidos con sus trajes típicos. Realmente ya estábamos en la capital del cercano Oriente y nos sentíamos todos muy bien armonizados y contentos. Al otro día, nuevo amanecer, todos nos levantamos tempra­ no ávidos de conocer las muchas cosas interesantes del Cairo. Desde nuestras habitaciones podíamos observar perfectamente el río Nilo, surcado por majestuosas y frágiles embarcaciones a la vela, más allá, la ciudad con modernos edificios, es la capital de grandes contrastes, pudiéndose ver la parte moderna con sus costumbres, como también la parte antigua irradiando el cautivador encanto de diferentes civilizaciones. De esas civilizaciones quedan grandes monumentos como son pirámides, templos, tumbas, que consti­ tuyen un rico legado, tanto en el valor literario como en escultura, pintura, joyería, etc., para la presente y futuras generaciones. La primera visita que hicimos fue al museo egipcio que está

175

Escúchame y vive feliz.

considerado como el más grande y completo museo de antigüeda­ des egipcias en el mundo entero, fue construido en 1.895 por Khedive Abbas Pasha Segundo. El valioso contenido de este mu­ seo está cuidadosamente seleccionado y arreglado en diferentes secciones conforme a la época a que pertenecen los objetos de arte que contiene, éstos son de incalculable valor artístico, histórico y muchos representan un fabuloso capital en oro y piedras precio­ sas. Una sección de este museo se refiere a los objetos que datan desde 3 2 0 0 años antes de Cristo y la otra hasta por 200 años después de Cristo, ordenados en grupos que comprenden el Im ­ perio Antiguo, el Imperio Medio, el Nuevo Imperio y los perío­ dos Ptolomeico y Greco Romano. En la planta baja están expuestos los objetos siguientes: Las estatuas de los reyes de la cuarta y sexta dinastías. Las hermosas estatuas bellamente coloreadas del príncipe Neferhotep y de su esposa Nefrit. 02. 0 3 .0 4 .0 5 .La estatua de Sheikh El- Balad. La estatua del rey Khephren y M en- kan- Ba. La capilla de Hator con la vaca sagrada. Las dos estatuas especiales del rey Amenhotep IV, Akhnaton. En la parte alta: Los tesoros de Yuaa y Tuya, padre y madre de la reina Ti, esposa de Amenhotep Tercero. Joyería de la Pirámide de Lahun y Dahsur. Colección de trabajos en madera artísticamente pintadas, representando modelos de jardines, casa, tejidos, etc. 09 .Los tesoros del reyTut- Ankn-Amun.

0 1 .-

06 .0 7 .0 8 .-

176

Escúchame y vive feliz.

10.- La interesante colección de papiros y el libro de los Muertos. 11.- Colección de animales y pájaros momificados. 12.- Reproducción de la piedra Rosetta, clave que dejaron los egipcios para poder interpretar sus jeroglíficos. Esta piedra fue descubierta por Champolión. Nos retiramos de este interesante museo acrecentados nues­ tros deseos de ir a ver cuanto antes, al natural, las huellas de la civilización egipcia. Al día siguiente hicimos la primera visita a las pirámides: nos trasladamos en camello, todos nos sentíamos hijos del desier­ to, montados en ese noble animal. Al enfrentarnos a la esfinge y las pirámides, enormes m onumentos pletóricos de sabiduría, nues­ tra pequeñez se acentuó y un sentimiento de respeto y admira­ ción, puso silencio en la caravana. Mucho se ha escrito sobre la gran Pirámide, por lo tanto ya estábamos documentados sobre este monumento, pero en realidad, al encontrarnos frente a frente y especialmente al adentrarnos por sus galerías, nos dimos cuenta cabal de la riqueza descriptiva que había­ mos recogido, era sólo un susurro de todo lo que nos hablaba y nos comunicaba esta mole, en realidad era como la cuarta dimensión que uno mismo debe “ sentir y es difícil de narrar. Guiados por el Gran Maestro nos adentramos en la Gran Pirámide, cual cadena humana ascendimos la galería que conduce a la Cámara del Rey, una vez en ella, observamos el sarcófago que nunca contuvo cuerpo alguno. Todos de espalda a las paredes de la Cámara del rey, dimos

177

Escúchame y vive feliz.

comienzo a la Iniciación presidida por el Frater R odm an Clayson. Sus palabras llenas de emoción llegaron a nosotros como venidas de tiempos remotos, llenaron el ambiente cargado de vibraciones que nunca antes habíamos sentido. Estremecidos por la grandio­ sidad del m om ento, que sólo cada uno de los asistentes podría describir propiam ente, ya que se trata de algo esotérico y muy personal, completamos la Iniciación. Húm edos aún nuestros ojos, em prendim os el descenso calladamente, pletóricos de Paz Profun­ da en nuestro corazón. La Gran Pirámide no sólo representa la ciencia de una civi­ lización pre-bíblica desaparecida en la noche de los tiempos, sino que todavía guarda en ella las señales de un saber sobrehumano. En la planicie rocosa de Cisen a poca distancia de Menfis, antigua capital de Egipto, se levantan tres grandes pirámides que son la culminación de una serie de éstas, que se extienden desde M edun en el sur y Giseh en el norte, por una distancia de 96 Kms. son como páginas de un libro histórico que cuentan la historia de Egipto, según se va visitando. La más grande de éstas fue construi­ da por el rey Kheops, alrededor del año 2.900 antes de Cristo. La precisión de toda su construcción tiene la exactitud de la obra de un relojero. Los enormes bloques de 2 y media toneladas cada uno están encajados con una precisión de 1/50 de pulgada. Según Herodoto, los bloques de piedra fueron obtenidos en las canteras de la parte Este del Nilo, canteras que visitamos. Enormes terra­ plenes fueron construidos para poder llevar los bloques a su lugar, el terraplén para la Gran Pirámide tarde 10 años en construirse. N o podemos menos que adm irar el genio organizador que se necesita, para llevar a cabo una construcción de semejante m agni­

178

Escúchame y vive feliz.

tud. Alrededor de 100 mil hombres trabajaron en el gran proyec­ to. Su construcción duró 20 años aproximadamente. Este m onu­ mento es guardador de los conocimientos científicos y esotéricos, descifrables al buscador sincero y libre pensador. El peso de la pirámide en proporción con su volumen guarda la misma rela­ ción entre el peso y el volumen de la tierra, por lo tanto sus cons­ tructores conocían estos datos que tanto costó a los científicos muy posteriores a esa época. La suma de los cuatro lados de su base, dividida por dos veces la altura de la pirámide da justamente el valor de Pi = 3. 1416, valor que se usa para determinar el área del círculo. Al observar muchos otros datos científicos, contenidos en la Pirámide, no podemos comprender cómo aún hayan personas que digan que esta pirámide fue construida como otras, para ser­ vir de tumba. Primitivamente este m onum ento tenía un revesti­ miento calizo que hacía que la pirámide resplandeciera bajo el sol brillante de Egipto, era como un dedo gigantesco, señalando la sabiduría en las alturas. Los místicos de ese tiempo, cuna de los RosacrUces, poseían todos estos conocimientos que guardaban celosamente sólo para los iniciados en las escuelas de Misterios, sistemas que hasta hoy día siguen practicando, ya que la sabiduría sólo debe darse a la que tiene sed de ella y busca la fuente de su origen. Así los Rosacruces y todos aquéllos familiarizados con las tradiciones del pasado y con los ritos de las antiguas escuelas místicas, llaman a la Cámara del Rey, en la Gran Pirámide, la “Sala de la Ilumina­ ción”. La disposición de sus cámaras y pasajes y sus comunicacio­

179

Escúchame y vive feliz.

nes subterráneas con el Templo de la Esfinge, apoyan evidente­ mente estas tradiciones. El candidato hacía sus juram entos en el altar que estaba ante la Esfinge, cuyos restos visitamos. Luego pa­ saba por una “m uerte simbólica” y moraba en m undo interior. Esto lo representaba un descenso del pasaje subterráneo. Final­ mente, el candidato ingresaba a la cámaras inferiores de la Gran Pirámide, donde era sometido a una serie de pruebas y de ritos de purificación. Después de un tiempo, y según se iba haciendo dig­ no, subía a las cámaras superiores, cada una de las cuales corres­ pondía a su adelanto y comprensión personal. Antes de entrar a la Cámara del Rey encontram os la Sala de la Ilum inación viniendo de la galería ascendente. Obligatoriam ente hay que inclinarse para pasar por un pasaje m uy estrecho; a la altura de la cabeza hay un enorme bloque de granito que obliga a esto. Esto simboliza “hu­ m ildad” que el candidato debe sentir, sea cual fuere su posición o su riqueza, antes de erguirse recto finalmente en su nueva vida e iluminación; la cámara del Rey y el pasaje que la precede son lo suficientemente altos para mantenerse rectos. La Esfinge con su cabeza hum ana y cuerpo de león indica que la sabiduría da poder. Los Rosacruces amamos la vida como manifestación tangi­ ble, tan tangible como la verdad hecha piedra simbolizada en la G ran Pirámide. Así el estudiante sincero de estos hechos, los cua­ les sólo el temeroso no ve, siembra de sonrisas el jardín de la vida, cultivando el am or y la verdad que le da la gran felicidad de obte­ ner Paz Profunda en su corazón. Para conocer la vida de los hijos del desierto y tam bién para

180

Escúchame y vive feliz.

darnos un m omento de solaz, participamos en una fiesta en el desierto. En un atardecer hermoso, algunos de nosotros vestidos de árabes, observamos el danzar cadencioso de los egipcios que interpretaron el baile típico del Beli. Cuando ya el sol se ocultaba en el horizonte de arena, mirándose a lo lejos las siluetas enhiestas de las pirámides, nos cobijamos en una tienda árabe, magnífica­ mente alfombrada, en donde fuimos obsequiados con comida tí­ pica, mientras hermosas danzarinas egipcias, de muchos velos, nos deleitaron con sus bailes. Nos pareció vivir un cuento de las mil y una noche, agudizado por la característica música del desierto que impresionaba como romántica lejanía de Oasis perdido, en las arenas del Sahara. Tuvimos tam bién una amable invitación de nuestro queri­ do Frater Dr. Doss, estuvimos en su magnífica residencia, un pa­ lacete que mira al Nilo, nos exhibió una película de Egipto y fui­ mos servidos exquisitamente con manjares egipcios. Tuvimos la oportunidad de alternar con otras personas de la sociedad del Cairo, también invitadas del Dr. Doss, personas de mente amplia que según nuestro anfitrión eran buenos prospectos para la Orden. Desde el Cairo, nos dirigimos en tren hasta la ciudad de Asyut en donde tomamos un barco en el cual remontamos el Nilo, sus aguas también fueron como un bautismo en nuestro largo viaje por diversos países de Oriente y Occidente, fue como el en­ lace de dos culturas y dos civilizaciones que se estrecharon en un abrazo de fraternal compañerismo. Allí se podría pensar que el hombre a pesar de los m ucho que ha vivido no ha aprendido aún a acercarse entre sí, tanto que sus corazones y sus almas, puedan

181

Escúchame y vive feliz.

confundirse para escuchar la misma vibración de amor que ha hecho grandes, a los grandes Maestros de la historia. Las aguas del Nilo, están orladas por una vegetación que deslumbra y encanta. Se deslizan pequeñas embarcaciones de ve­ las hinchadas, que parecen enormes gaviotas sobre la superficie tranquila y nuestro barco de locomoción primitiva, jugueteaba con las aguas en un retozón movimiento de ruedas que hacía morir de risa a la graciosa quietud de este río maravilloso. En un “Bajo” del río quedamos encallados por seis horas, observamos las ma­ niobras de los marineros egipcios, ayudados por otras naves a “des­ pegar” nuestro Sudan, nom bre del barco. Mientras tanto el bello paisaje invitaba a que la vista se perdiera en la rica maraña de sus campiñas, como queriendo descubrir algo que no estaba a la vis­ ta, y que la historia nos la describe en tantos libros. La realidad oculta de este país profundam ente místico, con sus religiones y sus doctrinas esotéricas, se ha extendido a través de los siglos sin perder ni un ápice de su potencialidad, debido a su raigambre espiritual, (el espíritu es eterno). Esta travesía resul­ tó, después de la Iniciación en la Gran Pirámide, una de las emo­ ciones más gratas de nuestro viaje. Al llegar a la Ciudad de Aswan, final de nuestro recorrido por el Nilo, desembarcamos para visitar los lugares de más interés. Esta ciudad es conocida históricamente como la abastecedora núm ero uno de la famosa piedra que se utiliza para construir templos, sarcófago, obeliscos y otros m onu­ m entos regios. C om o curiosidad visitamos y estuvimos parados sobre un obelisco comenzado bajo la égida de un rey desconoci­ do, que nunca fue terminado. Se calcula que dicho obelisco de

182

Escúchame y vive feliz.

haber sido construido por completo, hubiera pesado 1.150 tone­ ladas, con la altura respetable de 35 m. Se distingue Aswan por poseer una de las más grandes y modernas represas del cercano Oriente, necesidad imperiosa para el regadío de las tierras adyacentes, las cuales se convierten en tie­ rras fértiles. Al otro día emprendimos el regreso en nuestro barco. Nos detuvimos en la ciudad de Edfou, es la capital de la provincia de Aswan. El templo de Edfou, en donde concentramos nuestra atención, se encuentra a 20 m inutos en burro, desde la ciudad. Es el templo mejor conservado de todo Egipto, escapó a la destruc­ ción con los romanos. Su construcción fue comenzada durante el reino de Ptolomeo Tercero más o menos unos 20 años A.C, pero fue terminada por Ptolomeo Trece, alrededor del año 60 A.C. Prác­ ticamente está intacto y es considerado uno de los más notables de la tierra. Fue dedicado al dios Horus, hijo de Osiris o Isis. Cuando los cristianos llegaron a Egipto este templo fue usado como habitación y después fue convertido en iglesias y monasterios. Tampoco escapó a la acción del tiempo, después que fue abando­ nado las arenas lo cubrieron y sólo en el año 1.850, el Gobierno Egipcio se encargó de su excavación y restauración. Tiene una altura de 30 m., en su interior tiene 32 columnas ricamente orna­ mentadas en sus capiteles. En una de sus paredes está representada una ceremonia festiva en el Nilo sobre botes celebrando el primer día de la luna nueva en honor del Dios Khonsu. Los vestíbulos, el salón de las columnas con 18 pilares artísticamente grabados cada una con sus capiteles diferentes. El cielo raso pintado con los co­ lores nítidos representando motivos astronómicos. A los costados existen dos cámaras las que eran usadas sólo por los altos sacerdo­

183

Escúchame y vive feliz.

tes de ese tiempo, tam bién se usaban como bibliotecas. El segundo salón contiene 12 pilares que son el soporte del techo que se conserva intacto, tiene una abertura para la entrada de la luz. En una de sus pinturas maravillosas está representado el Rey Ptolomeo Tercero parado frente a la barca sagrada de la Diosa Isis, el Rey está quemando incienso acom pañado por 20 sacerdo­ tes ataviados según la costumbre de esa época. Nos retiramos ad­ mirados de la belleza de estilo arquitectónico de estas grandes cons­ trucciones que demuestran el espíritu inquieto del hombre, en busca de la verdad. Seguimos en nuestro barco y ahora llegamos a la deslum­ brante ciudad de Luxor, capital del antiguo Imperio Egipcio. En el centro de la cuidad se levanta el im ponente templo de Luxor, esplendoroso y regio con sus colosales estatuas de Ramsés Segun­ do. 120 años atrás, este gran Templo estaba sepultado bajo las arenas que el tiem po fue poniendo sobre él, sobre todo con las inundaciones del Nilo. Las excavaciones las empezó Máspero con la ayuda de los ingleses, hasta hoy se puede apreciar el Templo en toda su magnificencia. Fue dedicado a la Trinidad: Aum m Ra, M ut y Khonsu, cuyos significados son los siguientes: Aum m Ra: era el dios escondido que todo veía y superior a todos los demás dioses, dador de vida, Poder Y Felicidad. Este dios está represen­ tado por un hom bre barbudo que lleva sobre su cabeza la doble pluma, símbolo de la justicia y en la m ano el emblema de la vida, la Cruz Ansata. Esta estatua fue identificada a través de los papiros encontrados junto a una momia real, en la ciudad de Tebas. Mut: representa la esposa de Aum m Ra, Señora del cielo,

184

Escúchame y vive feliz.

Madre de la Naturaleza y Diosa del Alto y el Bajo Egipto. Khosum: lijo de Aumm Ra y Mut, tercer miembro de la trinidad, Dios de la Luna. Sobre su cabeza luce el disco lunar con absoluto poder sobre os espíritus del demonio, que infectan la tierra, aire, agua y el cielo. En la entrada principal existen dos grandes torres en forma triangular, mirando al norte justamente al templo de Karnak que “stá media hora en camello desde esta entrada . Al frente de la entrada hay seis colosales estatuas de Rammés Segundo, pertene­ ciente a la décima novena dinastía, unos 1.300 años A.C.y dos Dbeliscos. Uno de estos,de granito rojo, fue construido en Aswan, ú otro de 27 m. de alto, lo regaló M ohamed Ali Pasha a Luis Felipe de Francia y ahora adorna la plaza de la Concordia en París. Después de atravesar la ciudad con sus numerosos bazares, en cochecitos tirados por caballos, llegamos al monumento de Karnak, que en realidad constituye varios edificios los cuales du­ rante todo el esplendor de esa época fue la más grande colección de edificios sagrados existentes en Egipto, la construcción de esta serie de monumentos tomó dos mil años, esto dará una idea al lector de estas líneas, de la m agnitud de las construcciones de Karnak. Necesitaríamos mucho espacio para detallar someramente el significado de toda esta verdadera ciudad de piedra. Ai día siguiente temprano nos alejamos de Luxor después de contemplar desde su Templo la salida del sol, cuyos reflejos sobre nosotros, filtrándose a través de esas ruinas históricas, nos llenaron de honda emoción. El barco, Sudan, con su cargamento de Rosacruces, recaló

185

Escúchame y vive feliz.

en D andara, que según los egiptólogos fue una de las más famosas ciudades de Egipto. Su Templo fue construido durante los prime­ ros 100 años antes de Cristo, tam bién está bien conservado. Fue construido por Ptolomeo 13, Neos Danysios y la Reina Cleopatra, hija ilegítima de Ptolomeo 13. La Reina Cleopatra sucedió en el poder a su padre. El Templo de Dandara fue construido en honor a la Diosa Hathor, Dam a de los cielos y diosa del Am or y la belle­ za. Esta Diosa está interpretada como la Diosa Griega Afrodita. Existe una cámara que visitamos, en donde se guardaban las va­ liosas joyas de Cleopatra. Una parte del cielo raso del Templo m uestra perfectamente los signos del Zodíaco. Uno de los más grandes salones tiene 6 columnas adornadas artísticamente en sus capiteles y pedestales de granito rojo. Existe una capilla central que tiene dos altares, uno para la barca sagrada y el otro dedicado a ofrendar sacrificios a la Diosa Hathor. El cielo raso está adorna­ do con estrellas representando la bóveda celeste. Las habitaciones que existen alrededor del Santuario, estaban destinadas a propó­ sitos científicos. Subimos una escalera que conduce a la terraza del Templo, esta escalera de serpentina está alum brada por pequeñas aberturas adornadas con m ucho gusto, de alta simbología repre­ sentando el dios Ra y en conjunto los doce meses del año. En las murallas pueden verse escenas, como ser procesiones de los sacer­ dotes llevando imágenes de dioses, etc. El Rey y la Reina general­ m ente precedían la procesión. En la terraza tam bién está el pe­ queño Templo del Año Nuevo adornado con doce columnas. En otro extremo está la capilla del Dios Osiris. Del techo de esta capilla se extrajo la m ejor representación de los cielos con los signos Zodiacales, esta parte está en el museo de Louvre en París,

186

Escúchame y vive feliz.

en donde tuvimos la oportunidad de verla. S iguiendo n u e stro reco rrid o p o r el N ilo y desem barcando en los lugares de interés, nos internábam os en el de­ sierto, ya sea en carros tirados por caballos, otras veces en bu­ rros, etc, así visitamos m uchas tum bas y Templos. Nos llamó la atención los Colosos del M enm on, realm ente son colosales fi­ guras sentadas en troncos representando la dignidad y el poder del gran Rey A m enophis Tercero, de la dinastía décimo octa­ va, 1.500 antes de Cristo. Estos colosos tienen una altura de 19 m. La estatua que está al lado norte em itía un sonido m usi­ cal cada mañana a la salida del sol, cuando sus rayos acaricia­ ban la gran figura, pero desde que fue reconstruida por causa de un terrem oto, ya no “canta” su plegaria al sol. D urante los meses de septiembre y octubre que es la época de la subida de las aguas del Nilo, estos colosos quedan con sus pies sum ergi­ dos en medio de un gran lago, deben dar la im presión de que emergen del agua. Entre las muchas tumbas que visitamos destaca la de TutAnkh-Amun, sólo fue descubierta en el año 1.922 D .C. Está unos tres metros más abajo de la tum ba de Ramses Sexto. Mr. Horwar Cárter la descubrió se podría decir por casualidad, en­ contró una puerta sellada dando el nom bre del Rey Tut-AnkhAmun. Cuando la puerta fue abierta, se presentó un largo pasa­ dizo de paredes blancas que contenía los tesoros más maravillo­ sos, indudablemente fue el hallazgo más rico en el valle de las tumbas de los Reyes. Siguiendo nuestro viaje, siem pre en nuestro noble bar­

187

Escúchame y vive feliz.

co de ruedas, llegamos a la ciudad de A syut en d onde to m a ­ mos el tren, ya de vuelta al C airo, no sin antes despedirnos con nostalgia del sim pático Sudán, nom bre de nuestra em ­ barcación. La noche anterior, la tripulación del Sudán, nos deleitó con bailes típicos y núm eros cóm icos, que m erecie­ ron nuestros aplausos. Ya nuevam ente instalados en el hotel en el Cairo, tuvi­ mos la com ida de despedida, pues ahí term inaba nuestro viaje, sólo se oía el ruido de los cubiertos de los 38 comensales, pare­ ce que todos teníam os una pena oculta ante la despedida, des­ pués de haber vivido en familia, unidos en un interés com ún a través de las arenas áridas, pero fecundas en conocim ientos, d urante más de 15 días. H ubo palabras rem edando discursos, deseándonos m u tuam ente ventura personal y que ojalá en otra opo rtu n id ad nos encontráram os en un viaje similar. Al o tro día tem p ran o , casi todos volaron a sus ho g a­ res. U n g rupo de latinos: 6 p u e rto rriq u e ñ o s, una h o n d u re ña y el chileno que escribe, decidim os seguir viajando. N os d irigim os a tierra Santa, volam os a Jerusalén; nu estro avión sobrevoló las pirám ides, la Esfinge y otros m o n u m e n to s que p ro n to se p e rd ie ro n de vista; seguram ente cada uno de n o ­ sotros les m an d ó un adiós a estas obras cuyas piedras lab ra­ das y ricas en arte a rq u itec tó n ic o , pictó rico y de exquisita escultura, nos h ab lan de una época de gran esplendor, de una civilización que gana fama y cuyos residuos son fiel testimonio de ellos. Ya en nuestro hotel en Jerusalén, empezamos a informar­

Escúchame y vive feliz.

nos sobre el terreno que pisábamos. Estábamos en Palestina, la Tierra Sagrada para millones de seres, es un pequeño territorio recostado a orillas del siempre azul Mediterráneo. En ella han ocu­ rrido los acontecimientos más memorables en la historia del hom ­ bre. Según la Biblia, allá estuvo el Paraíso Terrenal, allá hizo apari­ ción la especie humana, allá su caída y su levantamiento. La vieja tierra de Canaán, conocida en la Biblia como la “Tierra de Promisión”, está viendo realizado su destino. Después de aquellas centurias de dispersión, de éxodo y de pasear sus som­ bras doloridas por todas las veredas del mundo, el pueblo hebreo ha vuelto a reencontrarse. El 29 de Noviembre de 1.947 la Asamblea General de las Naciones Unidas dividió el territorio en dos estados indepen­ dientes, judío uno, árabe el otro. El 14 de Mayo de 1.948, al retirarse los británicos de Palestina quedó proclamada la Repú­ blica de Israel. El otro lado es el reino de Jordania, donde nos encontramos visitando. Los países árabes no reconocen la exis­ tencia de la ‘ nueva patria” judía. Jerusalén está dividida en dos sectores en lucha, cruzando esta ‘ tierra de todos” una intrinca­ da red de "tierras de nadie”. Cosa curiosa, m ientras escribo este libro, hoy martes 14 de Septiembre de 1.993, aparece en el dia­ rio de hoy El Nacional de Caracas, en primera página, a grandes titulares, la información siguiente: «Palestinos e Israelíes inician el difícil camino de la paz», agregando, «con la firma del acuer­ do para la autonom ía palestina en Gaza y Jericó, durante una emotiva ceremonia en la Casa Blanca, Israel y la OLP escribie­ ron ayer el preámbulo de una nueva etapa de paz en el Medio

189

Escúchame y vive feliz.

Reino de Jordania, nos percatamos de que la mayor entrada de este Reino, vale decir la mejor industria, es el turismo. Desde las ventanas del hotel se divisan minaretes de mezquitas y torres de iglesias, creciendo entre los árboles hacia el cielo radiante. Por la tarde visitamos el H uerto de los Olivos, al cuidado de los frailes franciscanos. Entre el hum ilde convento y Basílica de la Agonía, se cultiva un pequeño jardín, donde existen ocho añosos árboles de olivo, apuntalados y protegidos para no dejarlos su­ cum bir bajo el peso de sus años. Se dice que fueron testigos de la flagelación del Gran Maestro. Nos adentramos en la Basílica de la Agonía, en su interior se percibe un sentim iento de depresión y lobreguez: la oscuridad del ambiente y la poca altura del techo, contribuyen a este senti­ miento. Mosaicos laterales representan escenas de la captura del Gran Iniciado. Una doble fila de gráciles columnas divide el tem ­ plo en tres naves, cubiertas por 12 cúpulas espléndidamente es­ maltadas con ricos mosaicos, ofrenda de otras tantas naciones cristianas, motivos nacionales de estas ofrendas representan a los donantes: Canadá, EE.U U ., Chile, Bélgica, México, Brasil, Ar­ gentina. Las ventanas en cristal tupidam ente opaco en varios co­ lores, permite tan sólo el paso de una luz tenue que da al ambien­ te ese aire de misterio tenebroso. El pórtico de la Basílica mira a Jerusalén, salvando la hon­ donada del Cedrón, está formado por tres arcadas bizantinas que se apoyan sobre cuatro pilastras que llevan adosadas hermosas co­ lumnas corintias, las cuales a su vez sostienen las cuatro estatuas

192

Escúchame y vivé feliz.

de los evangelistas. Grandioso por su colorido y belleza es el m o­ saico del tímpano: la H um anidad y su Genio rinden honores al Maestro de los Maestros. Jesús el Cristo. Posteriormente visita­ mos la "Vía Dolorosa’que es el lugar donde tuvo principio el penoso camino de Jesús. Este lugar está situado en plena ciudad de Jerusalén, por sus calles estrechas, seguimos las estaciones del “Vía Crucis”, hasta llegar al Calvario. Una escalera empinada y difícil conduce a la cima de la ligera protuberancia del Calvario, donde hoy, a pocos pasos unas de otras, se conmemoran las décima, undécima, duodécima y decimotercera estación del Vía Crucis. Dos robustas pilastras dividen el espacio en dos secciones: la derecha es de exclusivo uso de los católicos, mientras la otra es patrimonio de los griegos cismáticos. Un sentimiento de respeto llena el ambiente y nos transladamos con el pensamiento visualizando los sucesos en ese lugar ocurridos hace ya 1.994 años. Vamos ahora camino hacia Belén, el auto se desliza sobre la carretera de Jericó en torno a las murallas, pasando por delante de la Basílica de Getsemaní. La carretera sinuosa y en subida serpen­ tea al principio por entre olivos para entrar después a tierra abier­ ta, desde aquí se observa un estupendo panorama en el que Belén se presenta con toda su belleza pastoril, teniendo a sus pies la fértil llanura en que un día, según la historia, espigó Ruth en los cam­ pos de Booz, y las casitas blancas de Bet Sahur. Un m onte en cono truncado que dom ina el desierto a la izquierda, dícese que fue fortaleza y tum ba de Herodes. Belén álzase sobre dos colinas apenas separadas. Las ver-

Escúchame y vive feliz.

Oriente». El primer israelí, Yitzhak Rabin, afirmó: estamos destina­ dos a com partir el mismo suelo... basta de sangre, basta de lágri­ mas, basta, mientras que el líder de la OLP, Yasser Arafat habló del principio del fin del sufrim iento para su pueblo. Ambos líderes, acérrimos enemigos durante 46 años, sellaron su compromiso con un apretón de manos. W A SH IN G T O N (El PAIS-AFP-EFE-REUTER). Se pro­ dujo el milagro. Judíos y palestinos se dieron la mano ayer a las 11.47 horas (hora de W ashington) de una radiante mañana en W ashington y brindaron fuerza a la esperanza sobre una paz dura­ dera en Oriente Medio. Fue Yasser Arafat, el presidente para la Organización de Liberación de Palestina ( OLP) quien tendió pri­ mero su m ano a Yitzhak Rabin, el prim er ministro israelí. Rabin dudó durante unos segundos y la aceptó finalmente con cara de circunstancias. Bill C linton puso en ese m om ento cada una de sus manos sobre la espalda de los enemigos reconciliados, como empujándoles y transmitiéndoles energías para soportar con valentía lo que sin duda era un gesto amargo para dos viejos soldados enfrentados a m uerte desde siempre. El gesto abre una época de esperanza para la paz en la región. Por m uy anunciado que estuviera, la aparición en la puerta sur de la Casa Blanca del presidente de Estados Uni­ dos , flanqueado por Rabin, a su derecha, y Yasser Arafat, a su izquierda, provocó un nudo en la garganta. Allí estaban los dos rivales, tal vez los más irreconciliables

190

Escúchame y vive feliz.

del m undo, de pie ante los ojos incrédulos de sus propios pueblos, sobre una tarima de madera que sostenía las esperanzas de paz de toda la Hum anidad, desafiando las amenazas de los que siguen creyendo en la guerra y respaldando con su presencia el histórico acuerdo logrado por ambos sobre la autonom ía palestina en los territorios ocupados. Hasta el propio presidente Clinton le tem ­ bló la voz cuando pronunció las palabras "Shalom” y "Salam”, inaugurando la ceremonia en la casa blanca con un deseo de paz expresado por el hebreo y el árabe. "Bienvenidos a esta ocasión histórica y de esperanza. Hoy somos testigos de un acontecimiento extraordinario, de uno de los momentos decisivos de la historia”, dijo Clinton unos m inu­ tos antes de que el ministro de Asuntos Exteriores de Israel, Shimon Peres, y el dirigente de la OLP M ahm ud Abbas tomaran las plu­ mas negras con las que dieron formalmente concluido un siglo de enfrentam ientos entre las dos comunidades que han poblado ancestralmente la Tierra Santa. Estoy seguro que la humanidad entera nos alegramos de este gran acontecimiento y pedimos que ojalá todo el m undo, por fin, viva en paz, y se cumpla lo que dijo el Maestro de los Maes­ tros “Amaos los unos a los otros”. Grandes esfuerzos se han hecho y se siguen haciendo para lle­ gar a una solución pacífica entre los árabes e israelitas, mientras tanto siguen las escaramuzas que siempre dejan un saldo de muertos. Situados nosotros en la parte de Jerusalén que pertenece al

191

Escúchame y vive feliz.

tientes cubiertas en invierno de verde vegetación cooperan a dar a Belén una vista risueña. La ciudad ofrece hacia Oriente, el aspec­ to de un °cuarto creciente” donde se escalonan los edificios con gracia. La parte más antigua de la ciudad es la colina meridional en cuyo declive incipiente se halla la Basílica de la Natividad. Be­ lén es una villa casi completamente cristiana, ofrece un semblante alegre. La m anufactura de objetos religiosos en nácar es una ver­ dadera industria betlemita. Visitamos la Gruta de la Natividad que desde niños todos hemos visto para las fiestas de Navidad, llamado °el Nacimiento”, pues ahora nos encontram os frente a la verdadera, en realidad no es un establo. En ese tiem po se hacían muchas habitaciones excavadas en la tierra o aprovechando grutas naturales m uy abun­ dantes en este lugar, las cuadras de los animales, compañeros inse­ parables del hom bre de ese tiempo, pues le proporcionaban tanto la leche, principal alimento, como el transporte por esos campos agrestes; por lo tanto, m uy junto a las habitaciones también alo­ jaban a estos animales, lo que dio lugar a la leyenda del pesebre de Belén. En este lugar nació el Gran Maestro, igual que cualquier otro niño de Belén, para quienes tampoco hubo cunas mullidas ni sedas suaves. Siguiendo nuestro camino hacia Jericó, llegamos al punto en donde se dice fue localizado el infortunio del judío de la pará­ bola con quien se mostró prójim o el Buen Samaritano. Llegamos a Jericó, que en el curso de su historia cambió de lugar más de una vez, seguimos y llegamos donde se alzaba Jericó en el

194

Escúchame y vive feliz.

tiempo de Jesús, donde Herodes, el cruel, solía residir en tiempo de invierno. Jesús hubo de pasar más de una vez por este lugar con rumbo a Jerusalén; en su “ último viaje” fue triunfalmente recibi­ do por la población de Jericó donde se encontró también con algunos peregrinos, compatriotas suyos de Galilea, que venían a celebrar la Pascua en Jerusalén. Por la carretera polvorienta llegamos al pie del nombrado Jordán, sagrado por excelencia debido a los muchos sucesos de que fue testigo. Es considerado el único verdadero río de Palesti­ na, es bastante largo aunque no muy ancho. Estuvimos en el mis­ mo punto que se indica, en donde fue bautizado Jesús por Juan. Muy cerca estábamos del Mar Muerto, por lo tanto tuvi­ mos tiempo para visitarle. En su playa principal existe un m oder­ no hotel en donde mirando este mar tantas veces nom brado , nos servimos un café estilo turco. Ya caía la tarde, las montañas del frente, los montes de Moab, tomaron un color pardusco al ser heridos por los mortecinos rayos del sol palestino, el Mar M uerto, que no es tan muerto como se cree, participa también de ese matiz ferruginoso que se refleja en sus ondas. Este mar, llamado por la Biblia Mar Salado o M ar de Hondanada, presenta la propiedad de ser un fenómeno único en la superficie del orbe terrestre: no se conoce otro caso de una masa de agua al descubierto, cuya super­ ficie esté a 392 metros bajo el nivel del mar, mientras el fondo se encuentra sumergido a 800 m. El agua que paladeamos es amar­ ga, en extremo salada. Por la abundancia de sales, el agua es muy densa, pudiendo una persona mantenerse sumergida hasta la cin­ tura sin el peligro de hundirse. Se dice que los baños en este mar

195

Escúchame y vive feliz.

son m uy buenos para las enfermedades de la piel. Este M ar toma su nom bre porque no tiene peces y en sus orillas la vegetación es m uy escasa. N o hace muchos años en este lugar se encontraron ios fa­ mosos pergaminos del M ar M uerto, los cuales arrojan verdades, que dan la razón a lo que vienen diciendo desde tanto tiempo los Rosacruces. Estos pergaminos se encuentran actualm ente deposi­ tados en la Universidad Hebrea de Jerusalén. De norte a sur, mide el M ar M uerto 76 Kms. Al otro día, tem prano m irábam os desde el avión que nos conducía a Beirut, la Tierra Santa que nos dejó el recuerdo dulce del G ran M aestro, de los ojos bondadosos y m anos bien­ hechoras. A hora en Beirut, capital del Líbano, ciudad llamada con justicia la Puerta del O riente, es foco floreciente de empresas bancadas y comerciales y un centro escolar y universitario fre­ cuentado por millares de estudiantes. El Líbano que quiso m an­ tenerse al m argen de las hostilidades entre israelitas y árabes, ha sufrido la guerra sin haberla declarado y vive en continua zozo­ bra entre los bandos com batientes, que han destruido gran parte de su territorio. El Líbano fascinante y pintoresco, es tam bién una tierra de leyenda y de historia, de poesía y de arte, de salud y descanso. Beirut vista desde nuestro avión, presenta un panoram a inolvida­ ble. Elevándose al fondo, están las altas montañas cubiertas de

196

Escúchame y vive feliz.

nieve en este tiempo. (Febrero). Desde hace mucho tiempo Beirut ha sido un centro cultu­ ral e intelectual para Medio Oriente. Tiene tres grandes universi­ dades: La Libanesa, La Francesa y La Universidad Americana. Es una bonita ciudad de calles asfaltadas y preciosas villas. Hay algu­ nos restos históricos. Las ruinas arqueológicas y los museos atesti­ guan la importancia que también tenía en tiempos pasados. En autobús nos dirigimos a la ciudad de Biblos, viajando por la carretera que da frente al Mediterráneo, de cuando en cuando se encuentran inscripciones históricas de los diferentes conquistadores que pasaron por el Líbano, desde Ramsés Se­ gundo, siglo 13 A. C. , hasta el General G ouraud en 1.920. Lle­ gamos a Biblos a 35 Kms. De Beirut, es, si se considera la tradi­ ción, la ciudad fenicia más antigua del m undo. Excavaciones recientes han descubierto la existencia de un cementerio neolítico. En aquella época los cadáveres eran colocados encogidos en ti­ najas. La construcción de la ciudad de Biblos, se remonta al año 3.200 A.C., se puede apreciar m onum entos que pertenecieron a las épocas amorita, hitita, egipcia y fenicia, hasta de los tiempos romanos y medievales. La ciudadela que data de los siglos 12 y 13, es esencialmente obra de los Cruzados. Al sur de la ciudade­ la se encuentran las necrópolis reales que contienen varias tum ­ bas. La más im portante es la del Rey Ahiram del siglo 11 A. C. con su sarcófago y las más antiguas letras del alfabeto (actual­ mente en el museo de Beirut). Este alfabeto empezando por los fenicios 2.500. A.C. constaba de 22 letras, posteriorm ente, pasó a los griegos y de ahí a los latinos. El sultán de Siria, Saladino, que conquistó Jerusalén, tam bién vivió en esta región, éste era

197

Escúchame y vive feliz.

am igo de R ica rd o C o ra zó n de L eón, c o n e c ta d o con los Rosacruces en Inglaterra y fundador de la sociedad "Caballeros de la Mesa Redonda” que hasta hoy está en funciones. Nos retiramos de Beirut llevándonos el recuerdo de sus ver­ des praderas, de sus rientes cascadas y de su pueblo hospitalario. Vamos volando ahora con rum bo a Grecia la estoica, aterri­ zamos en Atenas, la capital, célebre centro de civilización en el m undo antiguo. Atenas está a 4 Kms del m ar con su principal puerto Pireo. En lo alto de la Acrópolis de Atenas, obra maestra de la arquitectura de la antigua Grecia, se encuentra el Partenón, san­ tuario de Atenas. Es un templo dórico, descansa sobre una base de tres gradas rodeado de un pórtico de columnas. Es de planta rec­ tangular. El Partenón permaneció intacto duraiue varios siglos a pesar de las profanaciones de Dem etrio Poliorcetes, quien en el años 304 se instaló ahí con sus cortesanas. Posteriormente los tur­ cos convirtieron este m onum ento en mezquita y construyeron en el ángulo S.D un alminar, del cual subsiste todavía la escalera. En 1.687, cuando el veneciano M orosini puso sitio a Atenas, los turcos lo convirtieron en polvorín y la explosión de una granada hizo grandes estragos en el edificio. Muchas de las esculturas del Partenón fueron llevadas a Inglaterra por el conde de Elguín. C orto tiem po estuvimos en esta tierra de gente amable y vigorosa, de perfiles helénicos de donde habría m ucho que decir, ya que su cultura productora de grandes filósofos y científicos,

Escúchame y vive feliz.

está latente en los tiempos presentes. Raza valiente, de noble estir­ pe, navegantes intrépidos y guerreros, tienen pletórica la historia con sus proezas, tanto en la filosofía, las artes, las ciencias, hasta el gran Leónidas en la Termopilas. Al otro día, nuestro avión °jet”nos dejaba en Roma , la ciudad eterna, con sus siete famosas colinas. Al dirigirnos del ae­ ropuerto a la ciudad, pasamos por una de las grandes puertas de la antigua muralla que circundaba antiguamente a Roma. Empezamos a visitar la ciudad, nuestro guía nos llevó en un magnífico autobús, pronto llegamos a la ruinas del Foro Romano, en este sitio se celebran las ceremonias públicas de toma de pose­ sión de los cargos civiles y consulares, la actividad de los comicios. Visitamos el Coliseo que es monumento de la grandiosidad y potencia de Roma en la época de los Flavios, en las postrimerías del siglo D.C. Fue comenzado por Vespasiano en ei 72 y term ina­ do por su hijo Tito en el año 80. Capaz de contener más de cin­ cuenta mil personas, en él se celebraban las luchas de gladiadores y otras festividades de fuerza. Dedicado en 1.750 a la Pasión de Jesucristo por Benedicto 14 fue declarado lugar sagrado, dada la tradición entonces admi­ tida, que sostenía hubiese sido el escenario de los primeros m arti­ rios cristianos. Notables trabajos de consolidación y apuntalamiento fue­ ron ejecutados por Gregorio 16 y Pío Nono.

199

Escúchame y vive feliz.

Ahora estamos frente al Arco de C onstantino, el mejor con­ servado entre los arcos triunfales. Fue construido para conm em o­ rar la victoria sobre Majencio en Saxa Rubra cerca de Roma el año 313. En la Edad Media fue agregado a las fortificaciones. Tiene tres arcadas y está revestido por relieves marmóreos provenientes de m onum entos anteriores. Revela un arte ya decadente. Las co­ lumnas son de la época de los Flavios; las 8 estatuas de bárbaros prisioneros y los dos relieves del arco central pertenecen a la época de Trajano. En la inscripción dedicatoria se hace alusión a la cruz aparecida a C onstantino y que le empujó a em prender la conquis­ ta de Roma. Nos detuvimos en la plaza de Minerva en la cual se destaca el Panteón, el m onum ento romano erigido por Agripa en el año 27 A. C., en honor de las divinidades del Olim po y particular­ m ente a M arte y Venus, legendarios progenitores de los Césares. El actual aspecto deriva de la reconstrucción adrianea del año 130 D .C . La atrevida cúpula es un maravilloso ejemplar de la arqui­ tectura rom ana de su tiempo. También se distingue Roma por sus numerosas fuentes las cuales son un verdadero regalo a la vista por su arte, en la mayoría de las cuales el artista italiano Bernini, intervino. Visitamos la Fuente de Trevi, colosal y maravilloso escenario en relación con el espacio en que está construida. El nom bre le viene de trivio de las calles confluentes. Fue term inada el año 1.762. El motivo arqui­ tectónico central está constituido por el gran nicho cóncavo de la fachada del Palacio de los Duques de Poli y en donde está situado

200

Escúchame y vive feliz.

el colosal océano sobre una viga de conchas tiradas por dos caba­ llos marinos conducidos por Tritones. La escollera desciende en un gran recipiente, interrum piendo desde varias rocas sobrepues­ tas, cascadas que con musicalidad de torrentes, completan el efec­ to iconográfico de una naturaleza convulsionada. Tal vez sea la más hermosa del mundo. Esta fuente también se caracteriza por ser la de los Tres Deseos. Todos pedimos lanzando una moneda por sobre el hombro, de espaldas a la fuente. Estoy seguro que la mayoría pedimos volver nuevamente. Saliendo de la ciudad pasamos por varias villas muy pinto­ rescas, así llegamos a Castelgandolfo, villa que está al pie del lago Albano. Es un espléndido lugar de verano. Su fama proviene de la residencia papal. En nuestro recorrido por la ciudad también visitamos las Catacumbas de San Calixto que son las más importantes de Roma. El nombre genérico de Catacumbas sirve para indicar las galerías subterráneas excavadas por los primeros cristianos en el subsuelo de Roma para el sepelio de sus muertos y celebrar el culto de la nueva fe. Formadas por docenas de Kilómetros de corredores, al­ gunos sobrepuestos y abiertos en celdillas y criptas las catacum­ bas nos recuerdan verdaderos y propios monumentos cristianos. Ahora nos dirigimos al Vaticano. Desde la Plaza de San Pe­ dro echamos una mirada al Templo del mismo nombre. Para cons­ truirlo fueron necesarios cien años y el concurso de genios gigan­ tes, de la talla de un Bramante, un Miguel Ángel, un Rafael, etc. Durante más de 400 años los pontífices romanos han ido embe­

201

Escúchame y vive feliz.

lleciéndolo con la cooperación de artistas como Bernini, Fontana y otros. Hay 284 columnas en semi círculo y en cuatro hileras que en realidad no sostienen nada, y 164 estatuas por vía de puro ador­ no. Posiblemente en épocas futuras serían visitados sus restos como nosotros hemos visitado los Templos Egipcios. Alzando la vista aparece a nuestros ojos la mole imponente del Palacio Apostólico, donde vive, trabaja y gobierna el Papa. La gran Basílica se levanta sobre el lugar donde está el sepulcro se San Pedro, y donde por voluntad del em perador C onstantino fue eri­ gida la primera gran iglesia en honor del Príncipe de los Apósto­ les. Después de caminar bastante, m irando esta gran construc­ ción, llegamos a la Capilla Sixtina cuyo nom bre se debe a Sixto Sexto, quien las m andó construir. En ella se celebran los cónclaves para la elección del Pontífice, desde donde se hace escapar el hum o indicador. De los tantos recintos interiores que visitamos, nos llama la atención tam bién la biblioteca del Vaticano que es la más rica del m undo en libros sagrados. La pinacoteca es rica en pinturas de artistas famosos. En el exterior los guardias suizos lucen su vistoso uniforme con los colores del Sacro Imperio Romano: amarillo, rojo y azul, con los fuelles del uniforme sobresaliendo de la reluciente coraza, otros armados de alabarda, conservando intacta la línea heráldica primitiva. Dejamos Roma, volamos a Niza, Francia, en donde nos dedicamos a conocer la famosa Costa Azul; hicimds un recorrido

202

Escúchame y vive feliz.

precioso hacia Monaco por la llamada cornisa de los Alpes Marí­ timos, visitamos muchos pueblos hermosísimos que mira al Me­ diterráneo entre ellos Grasse que se dedica a fabricar perfumes, una de las grandes industrias de Francia. Visitamos un laboratorio en donde se nos explicó la interesante y delicada elaboración al que someten las flores para extraerles sus exquisitos efluvios. En la mayoría de estos pueblos ribereños se dedican al cultivo de las flores para endulzar de perfume la vida. Sus campos, a pesar de que en febrero no es la época, se ven bordados de cultivos y algúnas flores. También se cultiva mucho el olivo. Llegamos a Tourrette, hermosa villa situada a 500 m. sobre el nivel del mar. Sus cons­ trucciones datan del siglo 14, perfectamente habitables, todas edi­ ficadas en una gran planicie rocosa, presentando el conjunto el aspecto de una fortaleza. Fue construida de esta manera con el fin de defenderse de los continuos ataques de los godos, turcos, etc., que a menudo hacían incursiones por estos lugares en aquellos tiempos cuando imperaba la ley del más fuerte. Viven en estos pintorescos pueblos de los Alpes Marítimos muchos artistas, como ser pintores, actores de cine, escritores y hombres de negocio; en­ tre ellos se destacan las residencias de Morgan, AliKhan, Picasso, Onassis, Silvana Mangano, etc. Llegamos al Principado de M ona­ co, naturalmente visitamos el casino de Montecarlo y dejamos nuestra contribución en la ruleta... ya que la esperanza de ganar era muy remota, si no, no sería negocio del principal accionista y bello estado. Después de haber sido "tahúres” o de sentirnos por otro lado grandes millonarios por dos horas, derrochando hasta 10 dólares, nos batimos en retirada hundiéndonos en las gruesas alfombras de elegante "garito” del m undo. Posteriormente visita­ mos la mansión ( por fuera, ya que Rainiere no se percató de nues­

203

Escúchame y vive feliz.

tra presencia...) del Príncipe Rainiere. Emprendimos el regreso después de haber fotografiado en la bahía uno de los yates del fenecido Onassis. El regreso a Niza lo hicimos por otro camino no menos interesante que el anterior, en realidad la costa se nos hacía más azul de lo que nos habíamos imaginado. Nuevam ente en Niza, visitamos esta hermosa y elegante ciu­ dad pletórica de magníficos hoteles. El amanecer del nuevo día nos sorprendió con m ucho m ovim iento en las puertas de nuestro hotel, vimos muchas cámaras filmadoras y gran instalación de equipo de luces; después presenciamos la filmación de una parte de una película, cuando la actriz principal llegó. Al m ediodía despegamos con rum bo a Ginebra, Suiza, el avión nos lleva sobre los Alpes nevados, despidiéndonos de la Costa Azul, que aún en invierno tiene buen clima. Pronto nuestro avión rodaba sobre la pista nevada del país de los relojes, tiranos de la puntualidad, pese a esto, el avión suizo llegó 20 m inutos de atra­ so... posiblem ente no era Omega este aparato. Nuestros ojos ansiosos y acostumbrados ya a m irar m onu­ mentos de piedra se fijaron en esas grandes montañas nevadas naturales, sin inscripciones... pero de una majestuosidad impre­ sionante. Ginebra está edificada al final del lago Leman, también llamado lago de Ginebra. Esta histórica ciudad a 350 m. sobre el nivel del mar, es dom inada por el famoso M onte Blanco. En tiempos de Primavera, según el guía, hay muchas flores, ahora sólo una sábana blanca tejida de nieve cubre los prados y

204

Escúchame y vivé feliz.

grandes jardines. Existe un reloj de flores el cual está de vacaciones descansando en este tiempo, por estar marchitos los números de la esfera. Este reloj está situado en un gran jardín, en un plano inclinado para que el público pueda desde lejos, observarlo mejor, en realidad hay relojes por todos lados, tanto así que uno no siente la necesidad de usar el particular de pulsera... Ginebra, ante la influencia de Calvino, fue el centro de la fe protestante. También se encuentra en esa ciudad la dirección de la Cruz Roja Internacional, la cual fue fundada a fines del siglo pasa­ do. En 1.920 fue el asiento de la Liga de las Naciones, ahora es el centro de las Naciones Unidas para Europa. Visitamos el A udito­ rio de Calvino, donde él predicó en los años 1.556 al 1.559. La Catedral de San Pedro, Templo protestante, es la más importante construcción religiosa de Ginebra. La universidad de Ginebra es famosa, fundada por Calvino alberga 4.000 estudiantes, el 60% de los cuales son extranjeros. Se destacan también los edificios de las Naciones Unidas, Cruz Roja, Embajada de Rusia, etc. Tem­ prano al otro día dom ingo nos trasladam os en autobús a Chamonix, pueblo que está situado en los Alpes franceses, por lo tanto debimos cruzar la frontera y mostrar nuestros pasaportes que ya parecen cartas rezagadas, con tanto timbre de tantos viajes y otros tantos consulados... Seguimos cruzando muchos pueblecitos de montaña, la ca­ rretera serpentea por los cerros nevados de los Alpes, de vez en cuando llegamos a llanos todos cubiertos de nieve, ofreciendo un contraste con el paisaje de las arenas soleadas de Egipto. Final­ mente llegamos al pie del M onte Blanco con sus 3.842 m. de

205

Escúchame y vive feliz.

altura, es el más alto de los Alpes y famoso por sus laderas que presentan canchas magníficas para el deporte de la nieve. Grupos de jóvenes de ambos sexos, alegres como el día de sol que estába­ mos viviendo, todos ataviados con el equipo de m ontaña, portan­ do sus esquíes, ya dispuestos a subir a las alturas para deslizarse por las laderas nevadas, llamaron nuestra atención. También entre ellos habían personas de avanzada edad, de miradas alegres, como ventanas del alma. Dejaban ver sus espíritus mozos que compe­ tían con la juventud bullanguera, con la ventaja de la experiencia de la vida. Absortos estábamos m irando todo este cuadro junto a la magnificencia de esa m ontaña blanca, cuando una voz, la de Rosita Toledo, Q. E. D Soror de Puerto Rico, dijo: hemos andado en tantos medios de locomoción: "jet”, auto, caballo, camello, burro y m ono, ( no sabemos dónde ella anduvo en mono... ), ahora vamos pues a tom ar los andariveles que nos llevan a la cumbre de la m ontaña. Todos asentimos que ya teníamos los boletos inclui­ dos en ese viaje, pero un Frater exclamó: "Ay Bendito, a mí se me perdió el boleto”... por suerte ayudado por otro Frater lo encontró en uno de sus num erosos bolsillos... Nos embarcam os en los andariveles. A los pocos m inutos nos vimos suspendidos, ahora sí y bien suspendidos, en una barquilla pendiendo sólo de un cable que se nos hacía bastante delgado..., la barquilla se balanceaba con el viento alpino cruzando profundas quebradas, íbamos pues en el andarivel más alto del m undo, realmente estábamos en los Alpes. Al desembarcar en la cumbre blanca y helada, tan helada que no sentíamos la nariz, pudimos contem plar uno de los más hermosos espectáculos de nuestro viaje, acentuada esta hermosura

206

Escúchame y vive feliz.

por la quietud, sólo el susurro del viento ponía música en el cua­ dro. Estábamos fundidos con la Naturaleza, vibrando al unísono con ella, la Perfecta, la que tanto nos enseña, no pudimos menos que elevar mentalmente una plegaria de agradecimiento al Dios de nuestros corazones, por habernos concedido este privilegio de sentirnos uno con su Creación. El frío de la montaña nos hizo volver en sí y refugiarnos en el magnífico restaurante existente en esa altura. Al calor de una taza de café seguíamos mirando a través de las ventanas cómo los esquiadores se deslizaban inclinados sobre los esquíes describiendo graciosas curvas con la pericia propia del alpino, aparecían bandadas de gaviotas volando sobre un mar albo. Cuántas bellezas nos depara la vida, pensábamos en voz alta, real­ mente la inconformidad es sólo falta de agradecimientos y com­ prensión. Con este pensamiento en mente, emprendimos el re­ greso de a dos en cada barquilla. Nuevamente mecidos por la bri­ sa, descendimos la m ontaña vestida de blanco. Al otro día volamos a París, la ciudad Luz, sin dejar de mi­ rar esas montañas hermosas con profundo sentimiento, realmen­ te, en cada parte íbamos dejando parte de nuestro corazón. En­ contramos belleza en el agreste desierto, en las verdes riberas del Nilo y en la blancura de las montañas alpinas. Otro don y privile­ gio del Rosacruz... En París donde ya antes habíamos estado, visitamos la Pla­ za de Vendóme, en la cual hay una columna con la estatua de Napoleón en su cima, en esta plaza también está la casa donde

207

Escúchame y vive feliz.

murió el gran músico C hopin. Pasamos ahora a visitar la plaza la Magdalena con su iglesia Santa María Magdalena, se destaca este edificio por ser la única iglesia que tiene el estilo de un Templo Romano. Posteriormente visitamos la plaza más grande de París, la de la Concordia. Visitamos tam bién el edificio de los Inválidos en donde está sepultado Napoleón. Nos dirigimos a Versalles con su famoso Palacio el cual fue construido por Luis 13 en 1.642, es como una pequeña ciudad con grandes jardines y espejos de agua. En la revolución del 6 de octubre de 1789, Luis 16 y María Antonieta con sus hijos fueron obligados a abandonar el Palacio. Posteriormente el edificio fue confiscado y todos sus muebles vendidos en subasta pública, por ser demasiado cara su m anutención. Para los sucesivos Gobiernos este Palacio constituía un elefante blanco y no faltó alguien que sugirió su destrucción, felizmente Luis Felipe tuvo la idea de trans­ formarlo en museo dedicado a las Glorias Nacionales según se encuentra hoy día. Una fecha histórica que vivió el Palacio fue el 28 de Junio de 1919, cuando en el salón de los espejos, fue firmada la paz m undial, después de cuatro años de sangrienta lucha. Visitamos sus numerosas salones ricamente decorados y pintados por artis­ tas famosos, especialmente el salón de los Espejos, el cual tiene 73 m. de largo, 11 m. de ancho y 13 m. de alto. Está alumbrado por 17 grandes ventanas frente a enormes espejos que reflejan los jar­ dines y aguas del exterior. Entre las ventanas y arcos hay 48 pilastras decoradas artísticamente. El cielo de este gran salón está pintado con representaciones de alegorías simbólicas que cuentan la histo­

208

Escúchame y vive feliz.

ria de Luis 14 desde 1661, comienzo de su reinado, hasta 1668. Cuatro nichos contienen blancas estatuas de mármol represen­ tando a Venus, París (héroe, troyano que mató a Aquiles), Mercu­ rio y Minerva. Otro salón que llama la atención es el dedicado a la Paz, hay otro de la Guerra , el de la Paz está pintado por Le Brun, sus alegorías pictóricas son opuestas a las representadas en el salón de la Guerra, hay pinturas de hojas de olivos, signo de la Paz, etc. Es admirable la tranquilidad que se siente en este salón, segura­ mente quedó impregnado con la inspiración de los artistas que decoraron este gran salón. Al final de esta obra de arte, en un óvalo está la pintura de Luis 14, dando la paz a Europa, esta pin­ tura data del año 1729. Existe una capilla en el palacio que presenta la particulari­ dad que los bancos en vez de mirar hacia el altar miran hacia atrás, de manera que los cortesanos debían m antener siempre la vista fija en el Rey Sol, Luis 14, quien se situaba, durante el servicio religioso, en un balcón a la entrada de la capilla; como rey vani­ doso terminó mal. Al seguir visitando las habitaciones particulares tanto del rey como de la reina, uno se da cuenta que vivían como "re­ yes”, habitaciones suntuosas con decoraciones costosas, etc. Largo sería describir todas las galerías de esta verdadera ciudad con todas sus obras de arte. El Parque de Versalles está adorna­ do con una profusión de estatuas y árboles podados en forma piram idal, todo el conjunto con la edificación al frente está perfectam ente arm onizado con la suntuosidad y realeza del palacio que hemos visitado.

Escúchame y vive feliz.

Al otro día ya volando a M adrid, capital de la madre Patria, nos solazamos al oír nuestro idioma y no teníamos que hacer el esfuerzo para entender o hablar otro idioma. La primera visita que hicimos fue al M onasterio de El Escorial. Este m onum ento se erigió como acción gracias a Dios por la primera victoria obtenida por Felipe Segundo en la batalla de San Q uintín, en el año 1557. Además de servir como panteón digno del emperador Carlos Q uin­ to y de la emperatriz Isabel de Portugal, padres de Felipe Segundo, es tam bién un centro nacional de cultura religiosa para la buena formación católica de clérigos. Por último se constituyó en mansión real. Así este monaste­ rio concebido al mismo tiempo como basílica y Panteón, Conven­ to y Palacio, Biblioteca y Seminario es una sola unidad a los cuatro fines perseguidos, y a ellos corresponde exactamente la distribu­ ción arquitectónica de todas sus partes. Este monasterio está situa­ do en las laderas de la Sierra de Guadarrama, a una altura de 1.030 m. sobre el nivel del mar y 52 Kms. de distancia de Madrid. Está integrado por una serie de construcciones debidas, en su mayor parte, al rey D on Felipe Segundo, y tienen como núcleo principal y centro el propiamente llamado Monasterio de San Lorenzo. Tiene éste la forma de un rectángulo de 207 por 161 m., divididos en tres zonas iguales por dos perpendiculares a los lados mayores. La zona meridional se destinó a convento, la septentrional para colegio-seminario y palacio, y la central para los servicios comunes a unos y otros: biblioteca, atrio e iglesia. En un rectángulo que prolonga esta zona por la parte oriente, se situaron las habitaciones de Felipe Segundo, dispuestas de tal manera que desde las mismas se pudie­ ran seguir los oficios sagrados en la capilla mayor de la iglesia

210

Escúchame y vive feliz.

Toda esta construcción se inició en el año 1.563 y se termi­ nó el año 1584. Visitamos el Valle de los Caídos, el cual es un panteón de­ dicado a sepultar a los muertos caídos en la última guerra civil española. En un loable esfuerzo de unir a España, yacen aquí los restos de ambos bandos. Es una construcción que cuesta muchos millones de pesetas al desangrado pueblo español. Los museos visitados fueron los del Prado y Lázaro Galiano, ambos muy interesantes por sus magníficas pinturas de pintores famosos como lo son Velázquez y Goya, especialmente en el m u­ seo del Prado están las obras maestras mejores de estos artistas. Las colecciones de cuadros están dispuestas por orden cronológico, así por ejemplo es muy fácil seguir la historia de tres siglos de los reyes de España. Se pueden ver las maravillosas pinturas de Doménico Theotocópuli, mejor conocido como el Greco, quien vivió en Toledo, no era español sino griego de ahí su seudónimo de Greco. Este genio del pincel quebró todos los estilos clásicos en pintura para llevar a la tela el aspecto espiritual. Sus pinturas son muy características, se podría decir sin errar, que fue un ver­ dadero místico del pincel. Uno de los tantos m onum entos visitados fue el de El Q ui­ jote con su escudero Sancho Panza. En realidad este hidalgo caba­ llero llamado Don Quijote se ha hecho más popular que el mismo autor, el gran Cervantes. Nos trasladamos a la ciudad de Toledo, de gran im portan­

211

Escúchame y vive feliz.

cia artística y famosa por sus trabajos en acero con incrustaciones de oro. Toda la ciudad ha sido declarada M onum ento Nacional, es éste su mejor elogio y garantiza lo interesante de su visita, en la cual, aparte de la magnífica vista panorám ica desde la ermita de Nuestra Señora del Valle, se tiene ocasión de admirar la iglesia de San Juan de los Reyes, las Sinagogas Santa María la Blanca, Trán­ sito, Casa y Museo del Greco, iglesia de Santo Tomé con el famo­ so cuadro del Greco ° EL Entierro del Conde de Orgaz”, la C ate­ dral con sus obras maestras de varios estilos y el Alcázar de Toledo, escenario de heroica gesta, y otros lugares llenos de atractivo. Posteriormente volamos a Lisboa, capital de Portugal. La ciudad impresiona por su belleza, limpieza y su gente amable, sen­ timos realmente haber dedicado sólo 24 horas a esta ciudad de clima estupendo. Nuestro avión ahora nos lleva a Londres, a la cual llegamos de noche, se nos presentaban sus luces como collar de cuentas. La primera visita que hicimos fue a la Abadía de Westminster, el más interesante edificio histórico religioso de Inglaterra y en arquitec­ tura representa una obra maestra de la Edad Media. Fue planeada como mausoleo Real por Enrique Tercero en memoria de Eduar­ do el Confesor, así hasta Jorge Segundo, todos los reyes están enterrados ahí. También la mayoría han sido coronados en esta famosa Abadía. Además hay sepultados ahí hombres célebres como por ejemplo Lord Cochrane, gran marino inglés que sirvió en Chile durante la independencia de ese hermoso país. Estuvimos presentes en el cambio de guardia del Palacio de

212

Escúchame y vive feliz.

Buckingham, residencia de su Majestad la Reina. El cambio de guardia es digno de verse, es lleno de colorido con sus soldados luciendo sus típicos uniformes, del mismo estilo de los que usa­ ban desde 200 años, siguiendo la tradición inglesa. Posteriormente admiramos la Torre de Londres, La Casa Palacio Clarence, residencia de la Reina madre y la Princesa M ar­ garita, el Parlamento inglés, que es el edificio más grande cons­ truido en Inglaterra desde la reforma. Cuando el Parlamento está en trabajo, la bandera inglesa flamea desde la torre Victoria. Por la noche una luz se enciende en la torre de reloj sobre el famoso Big Ben. Visitamos también parte del edificio de la más famosa policía secreta °Scotland Yard”. Ad­ miramos nuevamente la Torre de Londres, que fue construida como fortaleza, en su estructura constituye un perfecto ejemplo del Cas­ tillo medieval de Inglaterra. Muchas cosas visitamos en esta gran ciudad. Aún se ven las heridas de la última guerra. El barrio cen­ tral del famoso Piccadilly, con sus cafés y muchas luces para anun­ ciar su comercio, no escapa a nuestra corta visita a Londres. La gente se ve atenta y jovial, muy distinta a como nos la imagina­ mos. Se destaca también la Plaza de Trafalgar dedicada al gran Nelson, cuya estatua se yergue sobre una columna situada en el centro de esta Plaza. El río Támesis es atravesado por muchos puentes, ya que éste divide a las gran ciudad, se distinguen entre éstos, el Puente de las Torres que fue terminado el año 1894. To­ dos los puentes pueden abrirse para dar paso a las embarcaciones

213

Escúchame y vive feliz.

de bastante calado, lo que da una idea de la profundidad del río, el que constituye un puerto excelente. Al día siguiente nos retiram os de L ondres, d e já n d o ­ nos un a grata im presión, nada de n eb lin a ni de personas o rgullosas... Volam os a París, en d o n d e abordam os el ° je t” que nos co n d u jo en 7 horas a N ueva York, term in ad o así un viaje de más o m enos 40 días. La ciudad de los rascacielos nos esperó con nieve y un poco de lluvia. Al de sp e d irn o s en el a e ro p u e rto , para separarnos y desintegrarse el grupo viajero, más de alguno ocultó una lágrima de em oción, después de haber convivido juntos por tantos ca­ m inos. Ya parecía una familia y realm ente lo era, éramos todos herm anos en la Rosacruz.

214

Escúchame y vive feliz.

LIBROS EN ESPAÑ O L D E LA BIBLIOTECA RO SA CRU Z I 2 3 4 . - A través del O jo de la M ente . - Alquim ia Mental . - Ansiedades que Perjudican . - Antiguos Símbolos Sagrados. Los 5 • - Ayer Tiene M ucho que Decir. El 6 . - D octrinas Secretas de Jesús. Las 7 . - D om inio del D estino con los Ciclos de la Vida. El 8 . - Ensayos de un M ístico M oderno 9 • - Envenenam iento M ental 10 . - Escúchame y Vive Feliz 11 . - En Vos Confío 12 . - Frutos Eternos del Saber. Los 13 . - Glándulas, Nuestros G uardianes Invisibles. Las 1 4 . - Grandes Mujeres Iniciadas 1 5 . - Interludio Consciente 16 . - Lemuria el C ontinente Perdido del Pacífico 1 7 . - Llave al Arte de C oncentrar y M emorizar. La 18 . - Mansiones del Alma. Las 19 . - Mil Años Pasados 20 ., - M isión Cósmica C um plida 21 . - M ísticos en O ración 22 . - Preguntas y Respuestas Rosacruces con la H istoria de la O rden 2 3 .. - Principios Rosacruces para el H ogar y los Negocios 24 ., - Proceso de las Iniciaciones en el A ntiguo Egipto. El 2 5 .. - Profecía S im bólica de la G ran Pirám ide. La 2 6 .. - Santuario del Ser. El 2 7 .. - Susurros del Ser 28 . - Técnica del Discípulo. La 2 9 .. - Técnica del Maestro. La 3 0 .. - Vida M ística de Jesús. La En preparación: Introducción a la Parapsicología Alessandro Cagliostro De tiem po en tiem po se añadirán nuevos volúmenes. Para mayor inform ación sobre la Biblioteca Rosacruz consúltese la Sección final de este libro.

ACTIVIDADES M UNDIALES DE LA ORDEN ROSACRUZ Países del mundo donde hay filiales de A.M.O.R.C. denominadas: Logias, Capítulos y Pronaoi Rosacruces * Alemania * Alto Volta * Angola * Antillas Holandesas * Argentina * Aruba * Australia * Austria * Barbados * Bélgica * Benin * Bolivia * Brasil * Camerún * Canadá * Colombia * Costa Rica * Cuba * Chad * Chile * Chipre * Dinamarca * Ecuador * El Salvador * Escocia * Eslovaquia * España * Estados Unidos * Filipinas * Finlandia * Francia * Gabón * Gales * Ghana * Granada * Grecia * Guadalupe * Guatemala * Guayana Francés; * Guinea * Haití * Holanda * Honduras * Hong Kong * Inglaterra * Irlanda del Norte * Italia * Jamaica * Japón * Líbano * Madagascar * Malasia * Malí * Martinica * Mauritania * México * Nicaragua * Níger * Nigeria * Noruega * Nueva Zelanda * Panamá * Paraguay * Perú * Portugal * Puerto Rico * Rep. Central Africana * República Checa * República del Congo * Rep. Costa de Marfil * República de Togo * Rep. Dominicana * Reunión * Rusia * Santa Lucía * Sencgál * Singapur * Suazilandia * Sudáfrica * Suecia * Suiza * Suriname * Trinidad y Tobago * Uruguay * Venezuela * Zaire * Zimbawe

Aunque no existen Organismos Afiliados Rosacruces en todos los países del mundo, hay miembros estudiantes virtualmente en casi todas la naciones.

UNA EXPLICACIÓN NECESARIA
LA ORDEN ROSACRUZ Los editores, anticipándonos a las preguntas de los lectores de este libro, queremos hacer constar que en el mundo, hoy, no existe sino una sola y universal Orden Rosacruz, con ramificaciones en diversas jurisdicciones, atendiendo a los idiomas en que son difundidas sus enseñanzas, unidas y dependientes todas de un Consejo Supremo establecido de acuerdo con las disposiciones originales de los antiguos manifiestos Rosacruces. La Orden Rosacruz no es una secta ni una institución religiosa. Esta organización internacional conserva las tradiciones, enseñanzas, principios y prácticas humanitarias características de la antigua y primitiva hermandad que inició sus actividades en tiempos ya muy remotos. Se reconoce como la Antigua y Mística Orden Rosae Crucis y la abreviatura que se usa para dicho nombre es A.M.O.R.C. Resumiendo las características de la Orden Rosacruz: * Los Rosacruces, son estudiantes de las enseñanzas poco comunes y esotéricas, de esta organización filosófica y cultural, de gran antigüedad, activa hoy en más de 80 países; son hombres y mujeres que están descu­ briendo los horizontes ilimitados de la intuición, la meditación, los esta­ dos alterados de consciencia y la imaginación. * Los Rosacruces no son una religión, pues incluyen miembros de todas las religiones; no son una organización ocultista, pues no enseñan ni practi­ can el como decir la buena ventura o la magia o cualquier práctica su­ persticiosa o pseudocientífica; no están afiliados con ninguna otra orga­ nización, pues son independientes en sus actividades y no están asocia­ dos con ningún otro movimiento de cualquier especie. Los Rosacruces pueden ayudarlo a encontrar paz, prosperidad y felicidad en su vida. Quienes deseen más informes sobre la historia y enseñanzas de los Rosacruces, pueden escribir solicitando se les envíe gratis el folleto El Dominio de la Vida. Este librito ha cambiado las vidas de miles. Dirija su correspondencia a: Escribano E.L.E. Gran Logia AMORC, de Habla Hispana para las Américas, A.C. Apartado Postal 57-047 C.P. 06501 México, D.F. MÉXICO

LA BIBLIOTECA ROSACRUZ

está co m p u esta por una colección de libros escogidos, m uchos de los cuales se enum eran en las páginas siguientes y se pueden obtener en el

DEPARTAM ENTO DE SUMINISTROS GRAN LOGIA AMORC DE HABLA HISPANA PARA LAS AMERICAS

P ida una lista de precios de estos libros a:

D epartam ento de S um inistros G ran L ogia A M O R C de H abla H ispana para las A m éricas A partado P ostal 57-047 C .P. 06501 M éxico, D. F. M É X IC O .

T els. (5 )2 0 8 -5 9 3 9 , (5 )2 0 8 -6 2 6 9 F ax (5 )2 0 8 -8 2 7 3 , (5 )5 3 3 -2 5 7 9

A TRAVÉS DEL OJO DE LA MENTE
Por Ralph M. Lewis, F.R.C. Una de las últimas obras escritas por el que fuera hasta 1987, Imperator de la Orden Rosacruz AMORC: Ralph M. Lewis quien legó a la posteridad valiosas joyas de lectura contenidas en sus numerosos escritos y libros. En esta trascendente obra el autor aborda temas tan interesantes como El Origen de la Raza Humana; El Cultivo de la Civilización; Ajustándose a la Nueva Era; La Aplicación Práctica del Misticis­ mo; Las Raíces del Karma y otros similares, contemplándolos desde una perspectiva global, con un enfoque de universalidad, no limitado sólo a la percepción visual. Es la visión mental, sin límites determinados, la que permite al hombre ser consciente de su propia experiencia así como del im­ pacto que recibe del medio ambiente que lo rodea.

ALQUIMIA MENTAL
Por Ralph M. Lewis, F.R.C. Obra póstuma de este ilustre autor de temas místicos, metafísicos y filosóficos. ¿Somos responsables cada uno de nosotros por la creación de nuestro propio medio ambiente?. Quizás no enteramente, pero por medio de la actitud mental apropiada, podemos alterar ciertos aspectos de nuestra vida, haciéndolos más compatibles con nues­ tras metas. Es más fácil enfrentamos a una dificultad si compren­ demos que, hasta cierto punto, podemos transmutar el problema en una solución realista, mediante la alquimia mental. El proceso no es fácil ni efectivo instantáneamente. Largas horas de reflexión, francas revisiones de nuestras metas y de las metas de los demás y un honesto análisis de las capacidades personales, son elementos necesarios para el proceso de la alqui­ mia mental. No obstante, eventualmente la persona seria será recompensada, obteniendo la habilidad de alterar el curso de su vida, mediante el pensamiento apropiado y el entendimiento de los elementos involucrados.

ANSIEDADES QUE PERJUDICAN
Por Cecil A. Poole, F.R.C. Cada uno de nosotros tiene problemas, pero es la forma cómo los resolvemos, lo que afecta nuestro desarrollo individual y nuestras relaciones con otros. La erudición es un resultado de nuestros problemas y sus soluciones. Comprender nuestras debilidades y basar nuestras vidas en un sistema de valores viales, nos ayudará a cada uno de nosotros en nuestra evolución personal. Este libro detalla problemas específi­ cos tales como: la preocupación, el miedo y el insomnio. Contiene el desarrollo de una filosofía práctica de la vida para aliviar el sufrimiento causado por estas dificultades. El tratado está encua­ dernado e impreso atractivamente.

LOS ANTIGUOS SÍM BO LO S SAGRADOS Por Ralph M. Lewis, F.R.C. Los símbolos son el lenguaje de la verdad eterna. ¿Cuáles fueron las tradiciones que, según se afirma, fueron reveladas a Moisés sin que los antiguos hebreos las hubieran mencionado?. ¿Cuáles fue­ ron las fuerzas de la naturaleza descubiertas por los sacerdotes egipcios y consignadas en extraños símbolos, que se convirtieron en el conocimiento perdurable que permitió la construcción del templo del rey Salomón y que se abrieron camino hasta las ense­ ñanzas secretas de cada siglo? Independientemente de la consciencia cambiante del hombre, ciertos signos y rasgos han inmortalizado para todos los tiempos las verdades que lo hacen libre. Conozcamos el significado del ancla y del arca, de la estrella de siete puntas, de los vetustos je­ roglíficos y de muchos otros símbolos secretos de la antigüedad. Este es un nuevo libro sobre el simbolismo de los antiguos. Está profusamente ilustrado y escrito de manera sencilla e interesante. Para prepararlo fue necesario emplear mucho tiempo y hacer mu­ chas investigaciones.

EL AYER TIENE MUCHO QUE DECIR
Por Ralph M. Lewis, F.R.C. La conquista de la naturaleza por el hombre y su conflicto con su propio ser, tal como están contenidos en las ruinas de las antiguas civilizaciones, encontrados en los escritos sagrados de templos y santuarios y como se muestran en antiguos ritos tribales, le son relatados al lector por el autor, como fruto de sus extensos viajes e íntimas experiencias. Este no es un simple libros de viajes. Constituye un testimonio y relato personal de ceremonias primiti­ vas, conversaciones con maestros místicos y austeros altos sacerdo­ tes del Cercano y Lejano Oriente. Le lleva al interior del África a ver la actuación de un brujo y a los templos de Perú, India, Egipto y otras tierras exóticas. El autor tuvo el privilegio -debido a su afiliación Rosacruz- de ver y aprender lo que no es ordinariamente revelado... Un libro de casi 500 páginas, incluyendo dieciséis fotografías.

LAS DOCTRINAS SECRETAS DE JESÚS Por H. Spencer Lewis, Ph. D., F.R.C. ¿Sabía usted que desde 328 D.C. hasta 1870, se llevaron a cabo veinte reuniones eclesiásticas o del consejo de la iglesia en las que el “hombre” por sí mismo decidió los contenidos de la Biblia?. Jueces autonombrados en estos consejos decidieron expurgar la Biblia, quitando aquellas escrituras sagradas que no les compla­ cían. Pero las enseñanzas secretas de Cristo fueron “preservadas privadamente” en archivos hasta ahora desconocidos. ¡Un libro que sí se atreve a contarlas! El Dr. H. Spencer Lewis, eminente autor especializado en temas místicos y filosóficos, después de años de extensa investigación y viajes-a Europa, al Lejano Oriente, a Tierra Santa y a Egipto, in­ trépidamente ha revelado en este libro las doctrinas de Jesús. Este volumen, bellamente presentado e ilustrado, le lleva a conocer doctrinas por mucho tiempo veladas e ignoradas.

EL DOMINIO DEL DESTINO CON LOS CICLOS DE LA VIDA
Por H. Spencer Lewis, Ph. D., F.R.C. Este libro es único en su especie y se diferencia de cualquier otra publicación aparecida en América sobre el particular. Trata de los desconocidos períodos cíclicos existentes en la vida de todo ser humano y explica cómo las fuerzas cósmicas influyen en nuestros asuntos diarios. Esta obra nos enseña a aprovechamos de los ciclos favorables para lograr buen éxito, felicidad, salud y todo género de prosperidad y asimismo nos indica los períodos en los cuales debemos abstener­ nos de actuar a fin de no fracasar en nuestros propósitos. No tiene nada que ver con la astrología ni con ninguno de los sistemas de predecir ventura, pero nos da el método desde hace mucho tiempo usado por los maestros del misticismo del Oriente, para conocer las leyes que rigen la vida y las cuales son absolutamente científi­ cas y demostrables. Una lectura del índice y de los cuadros ilus­ trativos del libro bastarían para indicamos lo interesante de su contenido. Nos ayudará a suprimir de nuestras vidas el factor suerte o destino y nos dará la clave para dominar dichos eventos. He aquí un libro que será como guía semanal para conducir sus negocios y actividades durante todo el año. Y no hay nada de magia en él: solamente una visión amplia y precisa de lo que con­ viene hacer o no hacer en determinadas épocas.

MONEDA DE LOS CICLOS
y folleto explicativo Nos es grato presentar a los lectores de este libro una sencilla moneda basada en los diagramas del mismo, que a primera vista revela los periodos diarios, precisos, matemáticamente ciertos. Una hojeada a esta moneda informa al lector lo referente a los períodos diarios que gobiernan la vida, sin ejecutar o adivinar. La moneda puede llevarse en el bolsillo. Siempre estará lista para revelarle las tendencias de los ciclos que le afectan. Acompaña a la moneda un folleto que explica con detalle que cosas deberá evitar en ciertos períodos e indica los que han de ser favorables. Todo lector de este libro debería poseer esta práctica moneda de referencia.

ENSAYOS DE UN MÍSTICO MODERNO
Por H. Spencer Lewis, Ph. D., F.R.C. Los escritos de un verdadero filósofo místico constituyen la litera­ tura cósmica. Las ideas que contienen nacen de la experiencia íntima, el contacto del ser con la inteligencia cósmica que reside internamente. Por ello dichos escritos llevan el timbre de convic­ ción, de verdad. Este libro, “Ensayos de un Místico Moderno”, revela aquella con­ fianza personal e iluminación que la interna visión mística puede dar a un individuo. Los ensayos que contiene son una compilación de los escritos privados del Dr. H. Spencer Lewis que nunca se habían publicado en forma de libro. El Dr. Lewis no sólo es autor de muchas obras literarias, sino que también hizo contribuciones de su talento a varias publicaciones y periódicos de circulación mundial.

ENVENENAMIENTO MENTAL
Por H. Spencer Lewis, Ph. D., F.R.C. A diario transitan por los caminos de la vida almas torturadas, seres humanos que han perdido la fe en sí mismos y cuyos pensa­ mientos han sido contaminados por miasmas invisibles: las supers­ ticiones y los prejuicios adquiridos. ¿Pueden la envidia, el odio y los celos, proyectarse a través del espacio y ser transmitidos de una mente a otra?. ¿Pueden los pen­ samientos malévolos atravesar el éter como rayos de muerte miste­ riosos para ir a herir una víctima inocente?. ¿Pueden los malos deseos y las maldiciones formuladas en un momento de exaltación formar una tromba arrolladora para arrasar a los seres indefensos?. ¿Puede la humanidad estar a merced de los pensamientos viles que surjan en la mente de seres degenerados y viciosos? Anualmente millones de individuos son víctimas de todas estas malas influencias. ¿Está usted a salvo de esta calamidad?. “Envenenamiento Mental” es el título del libro escrito por el Dr. H. Spencer Lewis, quién atrevidamente expone este interesante pro­ blema psicológico. Este libro constituye una revelación sensacio­ nal. Léalo y compruébelo.

EN VOS CONFIO
Enseñanzas Secretas del Tíbet Este es uno de los más importantes y profundos libros orientales conocidos hasta ahora. Se tradujo con autorización especial del Gran Lama y los Discípulos del Colegio Sagrado del Gran Templo del Tíbet. Fue escrito hace milenios y su contenido jamás había sido publica­ do hasta hoy, siendo sólo conocido de los iniciados en los templos del Tíbet. Además de la aureola de misterio con que lo envuelven los siglos, este libro encierra en sí valiosas y raras enseñanzas, las cuales, a excepción de las comprendidas en la Biblia, son quizás las más antiguas palabras de la sabiduría escrita por el hombre. Centenares de libros se han escrito acerca de los Maestros y Adeptos del Leja­ no Oriente, pero ninguno de ellos divulga las enseñanzas secretas que aparecen en éste.

LOS FRUTOS ETERNOS DEL SABER
Por Cecil A. Poole, F.R.C. Las verdades son esos pensamientos que tienen un valor continuo para el hombre, en inspiración y servicio. A través de las edades, han descendido las ideas iluminadoras de los filósofos, místicos y pensadores profundos, que son tan reales ahora como cuando fueron concebidas siglos atrás. Ha sido correctamente declarado que estamos parados sobre los hombros de aquéllos que nos pre­ cedieron. Desafortunadamente, sin embargo, muchas veces no estamos conscientes del conocimiento que ha sobrevivido la prueba del tiempo. Dicho conocimiento puede servimos del mismo modo en nuestros tiempos modernos, como les sirviera a los hombres del pasado. Existen puntos de experiencia y entendimiento que son eternos en sus beneficios a la humanidad. Este libro revela en una forma clara, concisa e interesante, lo que son estas gemas doradas de sabiduría. Este volumen trata de temas tales como: la Naturale­ za del Absoluto; Cuerpo, Mente y Alma; el Bien y el Mal; el Pro­ pósito Humano y el Universal y muchos otros tópicos interesantes. Es un libro en rústica muy bien impreso.

LAS GLANDULAS, NUESTROS GUARDIANES INVISIBLES Por el Dr. M. W. Kapp No necesita usted seguir esclavizado a las características glandula­ res de su vida que no sean de su agrado. Estas influencias pueden modificarse gracias a los descubrimientos de la ciencia y a los principios místicos de la naturaleza. Como primer punto esencial debe recordarse la antigua máxima “Conócete a Ti Mismo”. Deje que este libro le revele las verdades acerca de las glándulas. Su control puede significar el control de su vida. Estos hechos com­ probados científicamente y con su interpretación mística, son por primera vez presentados en lenguaje sencillo y sin tecnicismos en este ameno libro, con cuya lectura todos habrán de beneficiarse. El Dr. M. W. Kapp, autor de esta obra, gozó durante su vida de gran estimación de parte de la fraternidad médica, no obstante el hecho de haber expresado también un profundo conocimiento de las leyes místicas de la vida y su influencia sobre el funcionamien­ to del cuerpo físico.

GRANDES M UJERES INICIADAS Por Hélen Bemard Este libro contiene la noticia histórica de la vida de algunas mujeres notables, destacadas también en el mundo místico e iniciático. Ellas han dejado una huella indeleble en las tradiciones filosóficas, con su proceder ejemplar, participando activamente en la evolución del intelecto humano y el desarrollo de la consciencia, en sus fases internas y trascendentales, a través de los años. “En todos los tiempos y en todos los campos -dice la autora- la mujer ha sido intencionalmente ignorada. Pero en la religión y en el misticismo, es en donde ella ha tenido la mayor dificultad para ser reconocida”. Muy justo, que en los tiempos actuales en que la imagen de la mujer va recibiendo, por fin, la reivindicación que hace muchos años debió habérsele otorgado, sean traídas al cono­ cimiento de los estudiantes de misticismo las proezas de aquéllas que dedicaron su existencia a la perpetuación de los más puros ideales que puede abrigar el ser humano.

INTERLUDIO CONSCIENTE
Por Ralph M. Lewis, F.R.C ¿Es el hombre la medida de todas las cosas?... INTERLUDIO CONSCIENTE es un libro que desafía a la credulidad. Proporcio­ na una estimulante aventura y presenta una liberal filosofía de la vida. Figurativamente, este estudio lo sitúa a usted en el umbral de la realidad, midiendo con mente abierta toda su experiencia. El libro abre un mundo de pensamiento radical -radical solamente es aquello en que el autor ha logrado liberarse a sí mismo de toda idea tradicional- y honestamente revaloriza lo que se nos ha dicho y que estamos acostumbrados a creer. El autor nos muestra que permanecemos entre dos grandes eterni­ dades, la una detrás nuestro, la otra delante. Toda nuestra porción de vida es sólo un “interludio consciente”, literalmente un infini­ tesimal momento de existencia. De cómo vivamos esta fracción de segundo de existencia depende de nuestra consciencia, nuestra visión, nuestra interpretación de las experiencias de la vida. El propósito de este libro extraordinario -INTERLUDIO CONSCIENTE- es el de cómo hacer lo más que sea posible, en ese intervalo de vida.

INTRODUCCION A LA PARAPSICOLOGIA
Por Pedro Raúl Morales, F.R.C. Esta nueva obra se incorpora a la Biblioteca Rosacruz en español, habiendo sido editada inicialmente en lengua portuguesa, en Bra­ sil. Su autor, dedicado durante muchos años a la enseñanza, es un eminente conferenciante de la Orden Rosacruz AMORC y ha dictado numerosas conferencias sobre este tema y otros similares a lo largo de todo el Continente Americano. La presentación del libro del Prof. Morales, está planeada como un curso completo que incluye exámenes y cuestionarios de autoevaluación, con la intención de que el lector, conforme avanza en el estudio de los interesantísimos tópicos que contiene la obra, pueda comprobar la comprensión de los temas que va logrando y adquie­ ra un conocimiento más sólido en la materia. Este libro, está ilus­ trado profusamente y comprende en forma clasificada, un análisis de todos los “fenómenos parapsicológicos” con ejemplos y refe­ rencias.

LEMURIA -el Continente Perdido del Pacífico
Por Wishar S. Cervé Bajo los mares ondulantes yacen los misterios de las civilizaciones olvidadas. Barridos por las mareas, medio enterrados en las are­ nas, gastados por tremendas presiones, están los restos de una cultura que es poco conocida por nuestra era actual. Donde el poderoso Pacífico ondula majestuoso en un área de miles de kiló­ metros, hubo una vez un vasto continente. A esta tierra se le conocía como Lemuria y a su gente como lemurianos. Gradualmente, la ciencia ha juntado las evidencias de esta raza perdida y en este libo encontrará los capítulos más asombrosos y cautivadores que alguna vez haya leído. Está hermosamente en­ cuadernado, bien impreso e ilustrado. LAS M ANSIONES DEL ALMA Por H. Spencer Lewis, Ph. D., F.R.C. ¡La reencarnación!. La doctrina más discutida del mundo. “¿Porqué estamos aquí?” Estas palabras siempre resonando inte­ riormente en la mente y en el corazón de los estudiantes, místicos y pensadores de todos los tiempos. La reencarnación ha sido critica­ da por algunos que sostienen que está en contradicción con la literatura sagrada y que está fuera de toda comprobación. Este libro, sin embargo, revela de manera extraordinaria, las mu­ chas verdades que apoyan la doctrina de la reencarnación. He aquí algunos de los asuntos interesantísimos que en él se tratan: La Concepción Cósmica. ¿Sobrevive la personalidad al falleci­ miento?. Puntos de vista de la religión y de la Biblia. El Karma y la evolución personal. Referencias cristianas. Entre las encamacio­ nes. Las almas de los animales y de los “no nacidos”. Recuerdos del pasado.

MIL AÑOS PASADOS
Por H. Spencer Lewis, Ph. D., F.R.C. Aquí tiene una obra que le dará una verdadera explicación sobre la réencarnación. Es la historia del Alma y cuenta detalladamente como ésta entra en el cuerpo en el momento del nacimiento, como lo abandona en el instante de la muerte y como vuelve una y otra vez a reencarnar en diferentes cuerpos. No considere esta narración como un simple relato novelesco, pues en ella se dan a conocer las leyes y principios místicos descubiertos y experimentados siglos antes por los Maestros del Lejano Oriente. Este libro, interesante, atrayente e instructivo, ha merecido ser traducido a diferentes lenguas y ser recomendado por los místicos y adeptos.

MISIÓN CÓSMICA CUMPLIDA
Por Ralph M. Lewis, F.R.C. ¿Tiene el hombre un propósito específico en el plano terrestre?. ¿Existe una misión decretada para cada ser humano o el futuro yace sin moldear en la vida, en la mente y en la actividad de cada persona?. ¿Si nos vamos a formar una misión nosotros mismos, cuál debería ser nuestra guía?. Todo lo que deseamos o esperamos puede no ser nuestra verdadera misión. La vida de HARVEY SPENCER LEWIS, Imperator de la Antigua y Mística Orden Rosae Crucis, es un fascinante relato del esfuerzo de un místico-filósofo contra las fuerzas del materialismo. Esta biografía es el primer trabajo extenso, completo, de su vida, desde su niñez hasta su transición. El autor de este libro, Ralph Maxwell Lewis -anterior Imperator de AMORC- fue hijo de Harvey Spencer Lewis. Estuvieron estrechamente ligados durante muchos años, en una condición oficial.

MÍSTICOS EN ORACIÓN
Recopilado por Many Cihlar, F.R.C. Primera recopilación de oraciones famosas de místicos y adeptos renombrados de todos los tiempos. En leguaje sencillo explica la razón para orar, cómo orar y las leyes cósmicas que implica. Usted llega a aprender la eficiencia de la oración y a comprender toda su belleza, realizando la aplicación de útiles principios divinos y no sólo la de palabras. El libro contiene una iluminadora introducción del Dr. H. Spencer Lewis.

PREGUNTAS Y RESPUESTAS ROSACRUCES
Con la Historia Completa de la Orden Por H. Spencer Lewis, Ph. D., F.R.C. Este volumen contiene la primera historia, completa y auténtica que, desde los tiempos más remotos hasta nuestros días, se haya publicado acerca de la Orden Rosacruz. La obra está dividida en dos partes: una que trata de las leyendas y tradiciones y otra que se refiere a los hechos históricos. Está llena de aventuras románticas y veladas de misterio y abundan en ella los incidentes pintorescos y fascinadores. El libro es un texto de consulta inapreciable. Muchas preguntas que surgen en la mente, en relación con los estudios místicos y esotéricos se hallan contestadas en él. Por siglos los valiosos y misteriosos archivos de los Rosacruces estuvieron vedados a todo ojo que no fuera el de un iniciado. Ni siquiera los editores de las grandes enciclopedias fueron capaces de obtener el más mínimo dato referente a las extraordinarias actividades de los Rosacruces. Ahora la historia completa es dada a la publicidad y cualquiera la puede leer. También ofrece este libro una información detallada sobre los propósitos y finalidades de la fraternidad Rosacruz.

PRINCIPIOS ROSACRUCES PARA EL HOGAR Y LOS NEGOCIOS
Por H. Spencer Lewis. Ph. D., F.R.C. Este libro contiene algunos de los principios y enseñanzas Rosacruces que ayudan a solucionar los problemas de la vida privada y pública de cada persona. En él se encuentran reglas preciosas para conservar la salud y evitar los achaques pasajeros que frecuente­ mente aquejan a gran número de personas; asimismo nos dice como se puede lograr la armonía y la felicidad y nos revela el secreto para obtener buen éxito en los asuntos financieros. Abun­ dan en esta obra las sugerencias prácticas relacionadas especial­ mente con la vida del hombre de negocios y del empleado. Pre­ viene contra el uso incorrecto de los principios místicos y metafísicos y enseña la forma debida en que deben aplicarse dichos prin­ cipios para atraer clientela, aumentar las ventas, fomentar nuevos negocios y, en fin, para que se coronen con éxito feliz las más altas aspiraciones de la vida.

LA PR O FEC ÍA SIM BÓ LICA DE LA GRAN PIRÁ M ID E Por H. Spencer Lewis, Ph. D., F.R.C. La Gran Pirámide es un monumento a la sabiduría y logros de los antiguos. Por siglos, sus secretos que estuvieron escondidos en piedra ahora están siendo revelados. Nunca antes, en un libro al alcance de todo lector, se ha dado la historia, vasta sabiduría y profecías de la Gran Pirámide. Usted se asombrará ante la construcción científica de la pirámide y el in­ menso conocimiento de sus constructores misteriosos. Dentro de las páginas de este iluminador libro están las respuestas a muchas preguntas fascinadoras. Profetizó las guerras mundiales y el gran trastorno económico. Bien encuadernado, contiene importantes esquemas e ilustraciones. EL SANTUARIO DEL SER Por Ralph M. Lewis, F.R.C. ¿Podría haber algo más importante que el descubrimiento y análi­ sis del Yo, compuesto por esa consciencia que constituye todo el ser humano?. Este libro, con una lógica perfecta, presenta con toda claridad y amplitud las cuatro fases de la vida humana: Los Misterios, La Técnica, Las Caídas y El Triunfo. ¿No se ha preguntado usted a veces si está viviendo su vida en la forma más provechosa?. Usted puede encontrar una respuesta en algunos de los 23 capítulos contenidos en esta obra. El Amor es proclamado como la solución de todos los conflictos humanos. Pero, ¿comprende usted el significado verdadero del amor absolu­ to?. ¿Sabe usted que existen varias clases de amor y que a veces lo que llama “amor” es en realidad un impulso peligroso? Escrito con autoridad, por el renombrado autor Ralph M. Lewis este libro de más de 350 páginas, es de especial valor como texto para maestros y estudiantes de metafísica, filosofía y psicología. LA LLAV E AL A RTE DE CO NCENTRAR Y M EM O RIZA R La ayuda práctica de este librito es innegable. De valor inestima­ ble y sin embargo excepcionalmente barato. Está escrito en estilo sencillo, fácil de entender y contiene una introducción de H. Spen­ cer Lewis, F.R.C., Doctor en Filosofía y autor de múltiples obras sobre misticismo y metafísica.

SUSURROS DEL SER Por Validivar
Susurros del Ser es la interpretación de impresiones intuitivas recibidas por un gran filósofo místico, Ralph M. Lewis, que en esta obra escribe bajo el seudónimo de Validivar. Los aforismos de esta colección han aparecido de uno en uno en copias de El Rosacruz durante un período de cuarenta años y com­ prenden discernimientos en todas las áreas de la experiencia huma­ na -la justicia, la guerra y la paz, la ética, la moral, el matrimonio, la familia, el trabajo, el descanso e incontables más. El estilo franco y directo de Ralph M. Lewis provee, con cada impresión breve, mucho alimento para el pensamiento. Si el lector adquiere el hábito de usar un pensamiento por día, tiene más de doscientos de entre los cuales elegir.

LA TÉCNICA DEL DISCÍPULO
Por Raymund Andrea, F.R.C. Una vez que el discípulo ha entrado en el sendero de la realización espiritual, centra su interés que antes había fijado en el Ser objeti­ vo, hacia el Ser interno, afirmando paulatinamente su control e introduciéndose en nuevos campos de consciencia. El discípulo va moldeando entonces las facetas de su personalidad, para transfor­ marla en el armonioso reflejo de su alma. Esta obra de Raymund Andrea, penetra en los aspectos de la al­ quimia espiritual que acontece, expone sus necesidades y nos enseña lo importante que es el servicio y la función que deben cumplir la voluntad y la iniciativa del discípulo. Se presenta en muy interesantes capítulos: Los primeros pasos del neófito en el sendero; La prueba inicial; El neófito y el servicio; El neófito y la iniciativa; La voluntad del neófito; Las exigencias del estado de discípulo -extenso tema que cubre tres capítulos-; Estruc­ tura orgánica de la técnica; El discípulo en acción; La prueba de fuego. Es la continuación del libro del mismo autor intitulado La Técnica del Maestro.

LA TÉCNICA DEL MAESTRO

Por Raymund Andrea, F.R.C. La técnica es necesaria para evitar que el estudiante de misticismo deambule entre una maraña de términos y teorías abstractas, en su búsqueda de la obtención de la consciencia cósmica, ese estado completo y absoluto de absorción de la personalidad en lo perfecto y omnisciente. Raymund Andrea está calificado para brindar dicha técnica al estudiante. El sirvió durante muchos años como Gran Maestro de la Orden Rosacruz en la Jurisdicción Británica. Tuvo el deber de guiar por el sendero del conocimiento a un gran número de inicia­ dos y ayudarlos en su búsqueda.

LA VIDA MÍSTICA DE JESÚS

Por H. Spencer Lewis, Ph. D., F.R.C. Al fin aquí está el libro que millares de personas aguardaban ansio­ sas; la vida de Jesucristo descrita en su verdadera realidad. Esta obra estuvo en preparación durante muchos años y requirió un viaje de estudio a Palestina y a Egipto, para verificar muchos datos conservados en los archivos Rosacruces y Esenios. Es la historia completa de la vida de Jesús. Nos habla de su naci­ miento, de su infancia, de su adolescencia y de los períodos de su vida que no figuran en los Evangelios. Tan inspiradoras como asombrosas son las verdades que se narran acerca de su divina concepción, su nacimiento, su crucifixión y su resurrección y ascensión. El hermoso libro contiene muchos símbolos místicos, fotografías y un nuevo retrato de Jesús.