P. 1
Vattimo, Gianni. La Sociedad Transparente.

Vattimo, Gianni. La Sociedad Transparente.

|Views: 824|Likes:
Published by Gonzalo Dureu

More info:

Published by: Gonzalo Dureu on Apr 10, 2012
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

08/15/2013

pdf

text

original

ción de la experiencia como "continuidad", una llamada a
remitir la experiencia a la riqueza estratificada de nuestra
tradición —y, por lo tanto, un cierto clasicismo... basta una
enfatización —la misma que se descubre en último análisis
en la teoría de la acción comunicativa de Haber-mas—de
la tolerancia, del intercambio argumentativo, de la razón
como razonabilidad y persua-sividad ejercitada en el
diálogo social? ¿Tenemos algo concreto que decir en el
diálogo —justo como hermenéuticos que no quieren
quedarse en filósofos transcendentales— aparte de hablar
del diálogo como único posible lugar de la verdad?».12

La
hermenéutica dialógica de Vattimo necesita entonces para
darse efectivamente como interpretación y no como una
forma encubierta de descripción estructural,13

modificar
por una parte a los interlocutores no neutrales que se
comprenden por pertenecer a un horizonte común del que
no disponen, y modificar, por otra, poniendo en obra la
verdad como evento, ese mismo horizonte. «La
experiencia del mundo se da para el hombre dentro de un
intercambio ideológico hecho posible por una lengua que
no es estructura de un médium comunicativo sino
patrimonio de formas, esto es: de monumentos.»14

El
término monumento vierte, precisamente, la comprensión
de la verdad como obra-texto capaz de repetirse y de dar
lugar así al surgir de otras formas dentro

12.Ibíd., págs. 45-46.
13.Véase ibíd., pág. 48.
14.Ibíd., pág. 148.

del ser-transmisión. Los monumentos son el único suelo
—que no Fundamento— en el que podemos apoyar la
existencia, constituyen todo lo que tenemos, la heredad
histórica que nos entrega al ser como evento y hemos de
recibir con pietas.15

Hacen posible, como horizonte
comwn^eferencial de pertenencia, todo diálogo concreto,
pero, al mismo tiempo y debido a su carácter puramente
eventual, excluyen que la transmisión pueda reducirse
nunca a una mera y simple repetición: se dan a interpretar,
y todo interpretar entraña un re-formular de modo diverso
y nuevo lo recibido, debido a la insoslayable enrancia,
falsificación y malentendido que remite a lo no-entregado
por la alteridad irreductible del monumento [la marca de
su historicidad, su caducidad, la huella originaria, en el
sentido derridiano, de la muerte, que se esconde en lo no-
dicho constitutivo —no en algo sólo perdido que pudiera
ser recuperado— abriendo, por denegación, a la inagotable
posibilidad de repetir el pasado precisamente como po-
sibilidad todavía y siempre abierta].16

«Este pasáis. Sobre la
noción de pietas, que, enlazada con la de Ver-windung (véase
supra, nota 8) ocupa un puesto cardinal en la construcción de Vattimo,
puede verse por ejemplo: Al di la del soggetto, págs. 53-64 (trad. cast.:
Más allá del sujeto, Barcelona, Paidós, 1989) y Dialettica, differenza,
pensiero debole,
págs. 22-26. 16. Sobre el carácter abierto del pasado
en cuanto posibilidad no consumada por sus interpretaciones dadas,
véanse especialmente los dos últimos capítulos de Le avventure della
differenza.:
VI y VII; que, en nuestra opinión, deben contarse entre las
páginas más profundas y ricas de la literatura de Vattimo. En ellos se
pone en conexión el um.gedach.te (no-pensado) o wngesachte (no-
dicho) de Heidegger —que remiten en este mis-

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->