You are on page 1of 1

La historia de Mi Encuentro Conmigo es sencilla pero al mismo tiempo cautivadora: Russ Duritz (Willis) es un exitoso asesor de imagen que

está por entrar en su cuarta década de vida y, aunque tiene lo que cualquier persona pudiera desear en el aspecto económico, su vida tiene un vacío que le impide relacionarse adecuadamente con quienes le rodean. Russ es duro, grosero, prepotente y con un sentido del humor que utiliza solamente para dañar a los demás, sin mencionar que la relación que tiene con su padre es prácticamente inexistente. Un día se encuentra en el interior de su casa a un pequeño niño de 8 años de nombre Rusty (Spencer Breslin), cuyo origen es un misterio. Poco a poco Russ va descubriendo que el pequeño es en realidad él mismo cuando tenía esa edad, lo que origina varios episodios de ansiedad en su yo adulto, mismo que poco a poco va descubriendo que la trillada frase del “niño que todos llevamos dentro” es en realidad una gran lección de vida. Rusty es un niño feliz a pesar de su gordura y de ser considerado como un perdedor, imagen que Russ detestó durante años y que lo llevo a convertirse en el antipático ser que es en la actualidad, incapaz de establecer una relación seria y formal con la única persona a la que en realidad ha amado, Amy (Emily Mortimer).