You are on page 1of 12

UNIVERSIDAD NACIONAL DE VILLA MARÍA

INSTITUTO A. P. DE CIENCIAS SOCIALES


LICENCIATURA EN ECONOMÍA
Economía del Cambio Tecnológico
Docente: Oscar Alamo
Estudiante: Franco Vidoret

Breve historia de la economía relacionada al cambio tecnológico

Desde sus inicios la economía ha estado vinculada a los procesos de cambios tecnológicos.
Sin embargo, dentro de las diferentes escuelas de la teoría económica, no siempre ha tenido la
misma importancia en el marco teórico, o para decirlo en términos de economía, de la “caja de
herramientas”.

En el pensamiento clásico, los factores que producen el cambio tecnológico están asociados
a la acumulación de capital en cuanto motor del crecimiento. Al respecto, en Adam Simth los
procesos tecnológicos se vislumbran a partir de la productividad del trabajo, que depende, entre
otras cosas de la acumulación de capital, un aporte de este autor es su teoría de las ventajas
comparativas absolutas como método para asignar la especialización productiva y por ende hacia
donde se enfocan los esfuerzos tecnológicos. David Ricardo a partir de las capacidades
diferenciadas de producción en los diferentes países, establece la ventajas derivadas del comercio
entre países en función de la especialización productiva en los productos en que cada uno poseía
la capacidad de producir a un menor costo. De esto se deriva su teoría de las ventajas
comparativas relativas, que signó la división internacional del trabajo.

Por otro lado, en Karl Marx, la dinámica del cambio tecnológico se explica por la
acumulación de capital y por la tendencia, de largo plazo, de la tasa de ganancia del capital a
decrecer, esta tendencia es producto del funcionamiento mismo del sistema. Por lo que el
capitalista se ve obligado a aumentar la acumulación adquiriendo más capitales con nuevas
tecnologías (capital intensivas) con objeto de lograr una mayor rentabilidad de corto plazo. Este
enfoque, por tanto, permite estudiar el cambio tecnológico en los procesos productivos.

En la economía neoclásica, los procesos de cambio tecnológicos se siguen concibiendo


como exógenos al sistema económico. Tomando como principal referencia las obras de Simth y
Ricardo, si bien se levantan algunos supuestos de la teoría clásica liberal, en general los
supuestos más restrictivos en cuanto al mercado de competencia perfecta siguen activos para
estos autores entre los que se destacan Heckscher y Ohlin. Según esta visión, la especialización
productiva de los países utilizando los recursos (factores de la producción) en que tienen ventajas
comparativas conducirá a una igualación de los precios de los factores.

A partir de las Nuevas Teorías del Comercio (NTC) se incorpora el crecimiento como
variable endógena en el modelo económico. Bajo esta visión surgen conceptos de ventajas
competitivas y de recursos humanos.

Prebisch estudia los diferentes patrones de desarrollo y explica cómo el sistema induce a
producir y mantener patrones de desarrollo diferentes entre los países del centro y los de la
periferia a partir de los modelos de especialización seguidos por cada país en función de la
división internacional del trabajo y de la variación en los términos de intercambio. Surge de aquí
que los beneficio del comercio no son para todos iguales y el progreso técnico, a diferencia de lo

-1-
UNIVERSIDAD NACIONAL DE VILLA MARÍA
INSTITUTO A. P. DE CIENCIAS SOCIALES
LICENCIATURA EN ECONOMÍA
Economía del Cambio Tecnológico
Docente: Oscar Alamo
Estudiante: Franco Vidoret

supuesto por la teoría clásica liberal, no se distribuye de manera igualitaria entre todos los
miembros de la colectividad internacional. A partir de aquí, se explica el surgimiento de las brechas
tecnológicas entre los países del centro (avanzados) y los de la periferia (subdesarrollados).
Según esta corriente, esta diferencia se podría acortar imitando los patrones de desarrollo
seguidos por los países centrales. Surgen así los modelos de Industrialización y de Sustitución de
Importaciones.

La corriente evolucionista o neoschumpeteriana destacan fundamentalmente la influencia


que tienen las capacidades tecnológicas en el tipo de especialización del comercio de cada país.
La tecnología proporciona a las empresas oportunidades y restricciones, las ventajas y, por ende,
la brecha tecnológica, son explicadas a partir de las capacidades para crear, sostener y reproducir
diferencias tecnológicas. Estas capacidades se componen de conocimiento y habilidades
específicas, que incluyen al conjunto de capacidades organizativas. Según los autores de este
enfoque, las ventajas competitivas sólo se sustentan a partir de la innovación permanente y las
capacidades de las empresas.

Johson y Lundvall conciben la innovación como un proceso social e interactivo en un marco


de instituciones, agentes y relaciones entre los mismos que influyen decisivamente en el
desarrollo.

Tipos de conocimiento y los modelos Lineal y En Cadena de


innovación

La teoría económica Convencional asimila el concepto de tecnología al de información. En


función de ello entienden que los procesos del cambio tecnológico son de carácter: explícito,
articulado, imitable, codificable y, transmisible. En cambio, las corrientes heterodoxas vinculadas a
la visión evolucionista o neoschumpeteriana diferencian el concepto de información del de
conocimiento. Este último, está compuesto por categorías cognoscitivas, códigos de interpretación
de la información y habilidades tácitas. Todos estos elementos le otorgan un fuerte sentido local al
cambio tecnológico que además está vinculado a costumbres, hábitos de trabajo y demás
habilidades adquiridas a partir de procesos activos de carácter específico y acumulativo de los
agentes que las poseen.

A partir de esta visión del cambio tecnológico como un proceso fuertemente tácito,
acumulativo y local; Lundvall concibe diferentes formas de conocimiento que identifica como:
Know-What (saber qué, referido a “hechos”), Know-Why (Saber porqué, vinculado a la explicación
mediante principios y leyes científicas básicas), Know-How (Saber cómo, vinculado a las
capacidades o habilidades para “hacer algo”) y, Know-Who (Saber quién, referido quién conoce
sobre “algo” y quién sabe “hacer algo”). En tanto las dos primeras formas de conocimiento están
vinculadas a conocimientos de tipo articulado, más codificable y fácilmente transmisible. Las dos
últimas formas de conocimiento están vinculadas a componentes tácitos vinculados a procesos de
aprendizajes,difíciles de codificar y transferir.

-2-
UNIVERSIDAD NACIONAL DE VILLA MARÍA
INSTITUTO A. P. DE CIENCIAS SOCIALES
LICENCIATURA EN ECONOMÍA
Economía del Cambio Tecnológico
Docente: Oscar Alamo
Estudiante: Franco Vidoret

En función de la forma de conocimiento que predomina en las distintas actividades


económicas podemos establecer la dispersión o amplitud geográfica en que dicha actividad se
desempeñará. De este modo, las actividades vinculadas al know-what y al know-why tienen
menores limitaciones espaciales relativas a los procesos de conocimiento por lo que se
desarrollarán con una amplia dispersión territorial. Esto no sucede en las actividades vinculadas
fuertemente a formas de conocimiento de tipo know-how y know-who, ello por las limitaciones que
surgen al momento de transferir y codificar los conocimientos, todo lo que, induce a que dichas
actividades se desarrollen en espacios geográficamente concentrados. Esto nos permite
acercarnos a la idea de distritos productivos o distritos tecnológicos y al establecimiento de
patrones sectoriales tecnológicos a través de la cual accedemos a los conceptos de “sistema
sectoriales de innovación” y de “sistema nacional de innovación” que desarrollaremos luego.

Retornando a las diferentes concepciones de los procesos de cambio tecnológico según las
diversas corrientes abordadas. Las corrientes vinculadas a la Teoría Económica Convencional
desarrollaron el denominado “Modelo Lineal” del cambio tecnológico, el mismo se centra en las
actividades realizadas por el sistema formal como universidades, centros de investigación, etc. A
partir de aquí, conciben los procesos de cambio tecnológicos como unidireccionales, donde las
nuevas tecnologías surgen desde las instituciones formales y se transfieren a medida que se
implementan en la producción hasta llegar al consumo. Como vemos, se plantea como etapas
sucesivas que siguen el siguiente orden: Investigación Básica, surgimiento de aplicaciones
prácticas, producción de nuevos bienes y servicios. Esta sucesiones casi instantáneas, en cuanto
a los mecanismos de difusión de las nuevas tecnologías, son coherentes con la concepción misma
del cambio tecnológico de esta corriente en cuanto lo entienden, a modo de presupuestos, como
de carácter explícito, articulado, imitable, codificable y transmisible.

Desde las corrientes heterodoxas, surge el denominado “Modelo en cadena” o “Modelo


Interactivo” que otorga mayor importancia a las actividades no formales destacando el carácter
social de los procesos de cambio tecnológico, compuesto, entre otras cosas, por los hábitos de los
agentes vinculados al proceso. A partir de aquí, surgen los problemas de la necesidad de
aprendizajes entre los que se encuentran la necesidad de “aprender a olvidar” en cuanto dichos
hábitos no permiten incorporar los nuevos conocimientos. Las actividades de carácter no formal
están vinculadas a procesos de tipo: aprender haciendo, aprender con el uso, aprender con la
interacción, aprender a aprender (relacionado al concepto de “aprender a olvidar” antes
mencionado). La difusión de las nuevas tecnologías sigue, en este modelo, un proceso interactivo
donde las tecnologías van siendo transformadas gradual y continuamente a partir de su uso,
mediante los procesos de aprendizajes vinculados al uso de la tecnología.

Profundizando, en la diferenciación de las diversas corrientes, en cuanto a, los mecanismos


de inducción y los patrones de avance del cambio tecnológico se distinguen tres corrientes. Los
modelos ortodoxos de la economía convencional que postulan que los mecanismos de inducción
son factores exógenos del sistema económico, en cuanto los procesos por los cuales surgen las

-3-
UNIVERSIDAD NACIONAL DE VILLA MARÍA
INSTITUTO A. P. DE CIENCIAS SOCIALES
LICENCIATURA EN ECONOMÍA
Economía del Cambio Tecnológico
Docente: Oscar Alamo
Estudiante: Franco Vidoret

innovaciones no son explicados por el modelo, sino que directamente los toman como hechos
económicos. Dentro de esta corriente, se encuentran los modelos de demanda y los modelos de
cambio de los precios relativos de los factores de producción. Por otro lado, desde las corrientes
heterodoxas, surgen los modelos de inducción y patrones del cambio tecnológico endógenos, en
cuanto el surgimiento de las nuevas tecnologías está explicado por el modelo. En general, en los
modelos heterodoxos, las innovaciones surgen de procesos selectivos, acumulativos y, orientados
por senderos de avances (paradigmas tecnológicos, trayectorias tecnológicas, diseños
dominantes, guías tecnológicas; según las diferentes visiones). Dentro de los modelos de cambio
endógeno existen dos grandes corrientes: evolucionista y de path-dependence.

La corriente evolucionista postula modelos autoorganizativos donde la posición de los


agentes cambia, así como, los incentivos para adoptar determinado tipo de tecnología y, las
capacidades para hacer uso eficiente de la misma. En el mismo, compiten dos tecnologías de las
cuales una es potencialmente superior, dicha superioridad se alcanza cuando firmas perciben la
posibilidad que abre esta innovación y dedican recursos a su desarrollo, generalmente, a largo
plazo, la tecnología superior se impone.

En los modelos de path-dependence las tecnologías se eligen por factores económicos,


institucionales y sociales. Estas tecnología despliegan su superioridad en el curso de su difusión,
por tanto, la elección de una tecnología hace que la otra quede rezagada y no se siga investigando
sobre la misma.

El modo de desarrollo y adquisición de los conocimientos tecnológicos varía entre los


diferentes sectores económicos. En función de esto, podemos clasificar en distintos tipos de
industrias: Basadas en la Ciencia, las actividades de I&D que realizan se centran en la
investigación básica. Intensivas en escala, caracterizadas por el desarrollo y adopción de equipo
innovador, diseño de productos complejos, aprovechamiento de economías de escala, capacidad
de dominar organizaciones complejas. Proveedores especiales, se apoyan en el conocimiento
formal y en el conocimiento tácito basados principalmente en la relación usuario-producto.
Dominados por proveedores, la innovación proviene de otros sectores, en este tipo de industrias,
las estructuras de transferencia del conocimiento se relaciona con habilidad para adaptar y
producir.

Las nociones de Sistemas y Capacidades. Perspectivas holísticas

Abordando, desde una perspectiva holística, el entramado de firmas de un sector que


participan en los procesos de innovación accedemos al concepto de Sistema Sectorial de
Innovación (SSI) que representa un grupo de firmas que participan en los procesos de diseño y
fabricación de los productos de un determinado sector así como en la generación y empleo de las
tecnologías dominantes en dicho sector. En un SSI las firmas se relacionan de dos modos
posibles: A través de procesos de interacción y cooperación en el desarrollo tecnológico ó,
mediante procesos de competencia y selección a partir de sus competencias innovativas,

-4-
UNIVERSIDAD NACIONAL DE VILLA MARÍA
INSTITUTO A. P. DE CIENCIAS SOCIALES
LICENCIATURA EN ECONOMÍA
Economía del Cambio Tecnológico
Docente: Oscar Alamo
Estudiante: Franco Vidoret

productivas y comerciales. El tipo de relaciones que se plantee en un determinado SSI dependerá


de la estructura de dicho sector, del tipo de innovación que se realice y de los tipos de
conocimientos asociados a las actividades investigativas que se desarrollen.

Una característica de los SSI es que, los límites geográficos de los sistemas innovativos son
endógenos. De manera que, las distintas firmas pueden tener diferentes límites competitivos,
interactivos y organizacionales. Siguiendo esta línea, distinguimos que los sistemas con base en
conocimientos tácitos y en los cuales las fuentes de nuevos conocimientos proviene mayormente
de la interacción usuario-proveedores (conocimientos de tipo know-how y know-who), la
proximidad geográfica será relevante en términos de la transmisión de conocimientos entre los
agentes participantes, es por ello que los límites espaciales de los procesos innovativos
desenvueltos en estos sistemas tendrán una naturaleza predominantemente local. Contrariamente
cuando la base de conocimientos es fácilmente codificable, simple e independiente, y cuando las
fuentes de principales de generación de conocimientos se asocian con avances científicos de tipo
genéricos (conocimientos de tipo know-what y know-why).

El concepto de SSI surge a partir de una visión holística centrada en los aspectos relativos a
la actividad económica. Si abordamos una perspectiva holística, pero, centrándonos en aspecto
socio-históricos-espaciales surge el Concepto de “Sistema Social de Innovación”. Este este
concepto, aportado por Amable, nos permite emplear el concepto en distintos espacios
geográficos no necesariamente limitados por fronteras definidas desde un punto de vista político-
legal. De manera que, el concepto de Sistema Social de Innovación enmarca, en cierto modo, los
conceptos de Sistema Nacional de Innovación (SNI) y de Sistema Regional de Innovación (SRI). A
estos conceptos se llega al tomar como ámbito geográfico los delimitados por factores políticos-
legales.

Centrándonos en el concepto de Sistema Nacional de Innovación (SNI), observamos


nuevamente dos corrientes: una, centrada en las organizaciones e instituciones dedicadas a
actividades de ciencia y tecnología. Otra, que enfatiza la interacción entre sistemas productivos y
procesos de innovación incluyendo, además, procesos menos formales de aprendizaje
comprendidos en el marco institucional. Por tanto, el concepto de SNI se compone de una
estructura productiva, un marco institucional y las relaciones en entre ambos en un espacio
geográfico política y legalmente determinado. Este último enfoque, nos permite centrar el análisis
en los procesos de innovación y aprendizaje desde una perspectiva holística, interdisciplinaria e
histórica enfatizando las diferencias entre los distintos sistemas y, las interrelaciones asimétricas
entre los mismos.

La estructura productiva determina las relaciones que se establecen entre sectores y


empresas, así como las rutinas prevalecientes en la producción, la distribución y el consumo que
están fuertemente ligadas al aprendizaje y, éste, a los procesos innovativos. Estas relaciones se
desenvuelven dentro de un marco institucional específico que incluye: los centros privados y

-5-
UNIVERSIDAD NACIONAL DE VILLA MARÍA
INSTITUTO A. P. DE CIENCIAS SOCIALES
LICENCIATURA EN ECONOMÍA
Economía del Cambio Tecnológico
Docente: Oscar Alamo
Estudiante: Franco Vidoret

públicos de I&D, las formas de organización y, las convenciones y comportamientos dominantes


en la comunidad analizada que no se encuentran directamente mediados por el mercado.

De lo anterior, surge que, diversas combinaciones productivas implican diferentes


oportunidades y capacidades tecnológicas en el futuro (recuérdese la idea de senderos de
avance). De modo que, la relación entre innovación y estructura productiva es bidireccional e
interactiva. Combinando esta idea con la de spillovers (externalidades) tecnológicas delimitadas
espacialmente se explica la formación de procesos auto-reforzantes de convergencia/divergencia
de empresas innovadoras, lo que repercutirá en la estructura productiva y en el nivel de actividad
económica.

Por lo antes mencionado, podemos afirmar que, la adopción de determinada tecnología


conlleva ciertas trayectorias de aprendizaje específicas. Esto implica que los procesos de
adopción de tecnologías extranjeras involucran una secuencia de actividades en la cual se
transforman y adaptan las tecnologías extranjeras y se generan y acumulan capacidades
tecnológicas locales en función de ciertas condiciones institucionales y organizacionales. De este
planteo surge la distinción entre: cambio técnico y aprendizaje tecnológico. El primero incluye
cualquier forma en la cual una firma incorpora nuevas tecnologías. El aprendizaje (o acumulación)
tecnológico se refiere a los procesos que fortalecen las capacidades para generar y administrar el
cambio técnico. En este sentido, se crea la noción de “Capacidades tecnológicas” que abarca, a
nivel micro, las “Capacidades de producción”: operación y mantenimiento, control de calidad,
optimización de procesos. Capacidades de inversión”: estudios de factibilidad, ingeniería básica y
de detalle, gestión de proyectos, capacitación de la mano de obra. “Capacidades de innovación”:
desarrollo de nuevas tecnologías, mejoras, adaptaciones. Bell y Pavitt clasifican las capacidad
tecnológicas a partir de cuatro funciones técnicas dos básicas y dos de apoyo: actividades de
inversión, actividades de producción (básicas), desarrollo de vínculos con empresas e instituciones
y, producción de bienes de capital (de apoyo). Los niveles de capacidades tecnológicas se definen
por el grado de dificultad de las actividades.

Con base en este marco analítico, se postula que la capacidad de las firmas para innovar
depende de: su tamaño y naturaleza, su campo de actividad y nivel de especialización, acceso a la
información técnica y a los mercados de factores, disponibilidad de recursos financieros, sus
competencias organizacionales y de planeamiento y, su capacidad para cambiar estructuras
existentes para absorber nuevos métodos y tecnologías.

Fue Schumpeter quien inicia el estudio de la relación entre el tamaño de las firmas, el grado
de concentración de los mercados y las actividades de innovación; para ello establece dos
hipótesis: Hay una relación positiva entre innovación y poder monopólico y, las grandes firmas son
proporcionalmente más innovativas que las pequeñas. Los estudios realizados a partir de estas
argumentos no llegan a resultados concluyentes. Ante esto, Freeman y Soete cuestionan la
validez de las formulaciones generales respecto a las relaciones entre tamaño de firma, niveles de

-6-
UNIVERSIDAD NACIONAL DE VILLA MARÍA
INSTITUTO A. P. DE CIENCIAS SOCIALES
LICENCIATURA EN ECONOMÍA
Economía del Cambio Tecnológico
Docente: Oscar Alamo
Estudiante: Franco Vidoret

concentración y actividad innovativa.

En principio, hay dos fuentes de interacción entre innovación y poder monopólico: una es,
entre la innovación y la anticipación del poder monopólico que genera el éxito de la innovación, el
grado de concentración depende, ceteris paribus, de: las oportunidades de innovación y de la
facilidad de imitación por parte de firmas no innovadoras -esto último, vinculado al tipo de
conocimiento asociado a la innovación y a las capacidades tecnológicas de las firmas
competidoras-. La otra, entre innovación y posesión de poder monopólico, en este caso se supone
que la empresa monopolística tiene posibilidad concreta de extender su poder hacia nuevos
productos, también puede responder rápidamente a las innovaciones de los rivales. Sin embargo,
el monopolio, a su vez, puede tener efectos retardatorios sobre la innovación como resultado de
sus estrategias de mercado. Por tanto, la posesión del monopolio puede tener efectos positivos o
negativos sobre la actividad de innovación.

De lo recientemente mencionado surge la problemática de, “cuanto” es el grado óptimo de


poder monopólico. Algunos estudios sugieren una relación de U invertida entre el nivel de
innovación y la concentración del poder monopólico, donde en mercados competitivos
corresponden niveles de actividad innovativa relativamente bajos, a medida que aumenta el grado
de oligopolización de incrementa la actividad innovativa, hasta llegar a un punto de máximo nivel
de actividad innovativa (respecto de la concentración), pasado ese punto, mayores niveles de
concentración reducen los niveles de innovación relativos. Dicho punto depende de: el ritmo de
avance del conocimiento, la tasa de crecimiento de la demanda, de la velocidad en que los
competidores reconocen las nuevas oportunidades de innovación.

Symeonidis postula que no existe una relación entre progreso técnico y competencia. Sin
embargo, reconoce que, en algunas industrias intensivas en I&D es inevitable cierto nivel de
concentración. Plantea ciertos niveles sostenibles de concentración que dependen de: costos
promedio de los proyectos de I&D, las oportunidades tecnológicas existentes, las características
de la demanda, entre otros.

Abernathy y Uterback vinculan el patrón de cambios en la estructura de mercado con la


evolución de la tecnología. Se argumenta que, previo a la consolidación de un diseño dominante
hay competencia entre diseños candidatos, por tanto en este momento predominan las
innovaciones de producto. Las firmas tienden a ser pequeñas porque el mercado es reducido y las
barreras a la entrada son bajas. Al consolidarse un diseño dominante toman mayor importancia las
innovaciones de procesos, así como las economías de escala, creciendo la intensidad del capital
en los procesos de producción y, por ende, las barreras de entrada y, por tanto, aumenta el grado
de concentración de la industria en cuestión.

Estudiando el caso particular de las PyMEs varios autores indican que poseen algunas
ventajas específicas para el desarrollo de actividades de innovación: flexibilidad interna y,
capacidad de adaptación a circunstancias cambiantes. También de distinguen las siguientes

-7-
UNIVERSIDAD NACIONAL DE VILLA MARÍA
INSTITUTO A. P. DE CIENCIAS SOCIALES
LICENCIATURA EN ECONOMÍA
Economía del Cambio Tecnológico
Docente: Oscar Alamo
Estudiante: Franco Vidoret

desventajas: tamaño limitado, dificultad para aprovechar las economías de escala en la I&D,
mayores dificultades para comercializar exitosamente sus innovaciones y, costos crecientes de las
actividades de investigación. Si bien las PyMEs son un conjunto heterogéneo, en cuanto a las
actividades de innovación, en general, se caracterizan por un elevado grado de informalidad. Las
PyMEs deben competir con grandes empresas y en una economía internacional cada vez más
globalizada, para ello se pueden seguir diferentes estrategias, tales como: convertirse en
proveedores preferenciales de grandes corporaciones mejorando sus estándares de calidad y
plazos de entrega, tratar de competir individualmente en mercados finales, en nichos específicos y,
fortalecerse colectivamente asociándose con otras firmas pequeñas para cooperar, producir y
vender a través de alianzas, instituciones colectivas y consorcios. Esta última posibilidad se
vincula a la formación de networks, clusters y distritos industriales.

En los países desarrollados surgieron algunos conceptos que profundizan y complementan


la noción de cambio tecnológico. Parlad y Hamel introdujeron la idea de competencias nucleares,
se refiere al conjunto de habilidades y tecnologías y, a la coordinación e integración entre las
mismas como formas distintivas entre las firmas producto del aprendizaje colectivo en las misma.
Teece y otros, proponen el concepto de capacidades dinámicas que destaca la dimensión
cambiante y evolutiva del proceso de construcción de capacidades enfatizando la influencia de las
capacidades organizativas en el mismo. Focalizando el análisis en los componentes tácitos y en
las rutinas que subyacen a los mismos, Teece y Pisano, definen las competencias distintivas.
Iansiti y Clark delimitan las capacidades de integración como la capacidad de combinar nuevos y
viejos conocimientos acumulados de manera que se integran conocimientos fragmentarios y se
crean, a partir de ello, nuevas competencias.

Desde una perspectiva global o macro, accedemos a la noción de capacidades


tecnológicas “nacionales”, propuesta por Lall, que incorpora la existencia de externalidades e
interacciones, políticas, estructuras de mercados, infraestructura física y tecnológica, etcétera que
potencian/obstaculizan el desarrollo de procesos innovativos domésticos. En este análisis hay tres
elementos fundamentales que interactúan entre sí: Capacidades, referidas a inversión física,
capital humano y aprendizaje (esfuerzo) tecnológico; Incentivos, pueden ser, macroeconómicos,
derivados de la competencia doméstica o internacional y derivados de los mercados de factores;
Instituciones, de carácter industrial, entrenamiento y tecnológicas. Desde esta perspectiva surgen
algunas cuestiones como: El acceso -en los Países en Desarrollo (PED)- a tecnologías originarias
de los PD en relación con los incentivos a la innovación doméstica, La existencia de
externalidades vinculadas a la Inversión Extranjera Directa (IED), La transferencia de tecnología
mediante licencias de patentes, La importación de bienes de capital y, Los escenarios que se
plantean en el marco de competencia “globalizada”.

Respeto del primer punto, desde diversas perspectivas teóricas, se reconoce que los
patrones de comercio internacional y la competitividad a largo plazo de las naciones está influidas
por los procesos de innovación y las capacidades tecnológicas que se desarrollan y acumulan en

-8-
UNIVERSIDAD NACIONAL DE VILLA MARÍA
INSTITUTO A. P. DE CIENCIAS SOCIALES
LICENCIATURA EN ECONOMÍA
Economía del Cambio Tecnológico
Docente: Oscar Alamo
Estudiante: Franco Vidoret

cada país. En los modelos de “brecha tecnológica” el comercio se determina por factores como:
economías de escala, externalidades, competencia vía diferenciación y, diferencias en las
actividades tecnológicas que realizan cada nación. Las corrientes neoschumpeterianas
argumentan que la distribución internacional de las capacidades tecnológicas condiciona el patrón
de especialización del comercio y determina una jerarquía de las economías nacionales en el
comercio internacional; en estos modelos operan dos procesos de ajuste inter e intra países: las
diferencias intersectoriales, respecto a la innovación, a nivel nacional generan patrones de
especialización en sectores con ventajas absolutas; las brechas tecnológicas intrasectoriales entre
países conllevan ajustes en la participación de cada país en el comercio internacional.

El mainstream postula que los países en desarrollo (PED) deben aumentar la inversión y la
importación de tecnología para acortar o cerrar la brecha que los distancia de los países
desarrollados (PD). Las corrientes heterodoxas, en cambio, afirman que el acortamiento de la
brecha entre los PD y los países en desarrollo PED debe considerar la combinación de inversión e
importación de tecnología además de incrementar sus actividades innovativas domésticas,
simultáneamente, deben desarrollar capacidades sociales de absorción con objeto de optimizar el
uso de los insumos tecnológicos del exterior. Se plantean dos opciones respecto del acceso a las
tecnologías originarias de los PD y los incentivos a los procesos de innovación en los PED, una, la
complementariedad entre ambos elementos de modo que ciertas importaciones de tecnología
generan procesos innovativos en los países receptoras; la otra, la IED obstaculiza la realización de
actividades de I&D domésticas. Surge de aquí la necesidad de estudiar el comportamiento de las
empresas transnacionales (ET) en cuanto a si realizan actividades de I&D en las filiales en los
PED. A partir de esta problemática se replantea el concepto de capacidades de absorción que se
refieren, según Dahlman y Nelson, a la capacidad de aprender y aplicar las tecnologías a partir de
los procesos de transferencias y prácticas consiguientes de los PD. Las capacidades de absorción
se clasifican en dos grupos: potenciales o nominales y, realizada o real; a cada una de ellas
corresponden tres dimensiones que distinguimos como: identificación, asimilación y explotación
del conocimiento.

En relación a lo anterior, se plantea la existencia de externalidades (spillovers) derivadas de


la IED se destacan la capacitación de recursos humanos, desarrollo de proveedores, etc. que
dependen de varios factores relacionados a las capacidades nacionales. Se desprende de este
planteo algunos temas a tener en cuenta como: la edad física y tecnológica de los equipos y
procedimientos que se emplean en las filiales de las ET, la fijación de precios de transferencia,
entre otros.

Respecto de la transferencia de tecnología vía licencias y patentes se discute: la posibilidad


de absorción local del know-why de los respectivos procesos, la existencia de mercados
oligopólicos, acceso diferenciado a la información, la edad de los activos tecnológicos a los que se
accede por esta vía y, demás problemas vinculados a la falta de capacidades para adoptar las
tecnologías más apropiadas.

-9-
UNIVERSIDAD NACIONAL DE VILLA MARÍA
INSTITUTO A. P. DE CIENCIAS SOCIALES
LICENCIATURA EN ECONOMÍA
Economía del Cambio Tecnológico
Docente: Oscar Alamo
Estudiante: Franco Vidoret

Vinculado a los problemas de la edad de los activos tecnológicos en relación a las diferentes
formas de difusión de las tecnologías de los PD hacia los PED, se estudia los efectos de la
importación de bienes de capital, al respecto, se pueden favorecer procesos de aprendizaje a
través de ingeniería reversa, aprendizaje con el uso, aprender haciendo, etc. Por otro lado,
también, pueden implicar la mera transferencia de activos físicos sin los conocimientos de tipo
know-why que permitirían incrementar las capacidades de producción y desarrollar capacidades
de inversión e innovación de las firmas de los PED. En otro orden, la incorporación de maquinaria
exige cambios organizacionales que las firmas locales no se encuentran en condiciones de
realizar sin la asistencia externa, lo que genera nuevas formas de dependencia.

Actualmente, surgen planteamientos respecto de la inserción de los PED en el nuevo


escenario de competencia internacional globalizada, las firmas de los PED se encuentran muchas
veces con problemas para realizar las adaptaciones organizativas que les permitan competir con
las grandes empresas extranjeras. A su vez, estos países poseen menores recursos para proteger
sus empresas e industrias de las extranjeras. Otros autores plantean que este proceso generará
oportunidades para los PED a partir del acceso globalizado a ciertos bienes de capital y a la
información producto del desarrollo de la microelectrónica y de la expansión y mejoramiento de las
redes de comunicación. Ante esto, las posibilidades que se plantean a cada país debe ser
analizada particularmente y desagregando en sectores e industrias teniendo en cuenta el
desarrollo de las capacidades tecnológicas en las mismas y sus relaciones con el resto del
sistema nacional.

Algunas problemáticas y la función del Estado

La corriente evolucionista afirma que las asimetrías a largo plazo en el desempeño de las
economías nacionales surgen y se mantienen a través del tiempo mediante cuatro vías: la
estructura productiva de cada país, las características y estrategias de las firmas, el contexto
institucional y, el set de incentivos económicos vigentes. El aprendizaje se relaciona con los
incentivos y oportunidades que perciben los agentes. A su vez, los procesos de desarrollo
requieren, además de fuentes tecnológicas externas, del surgimiento de una “capacidad social de
absorción” que implica disponibilidad de recursos humanos calificados, capacidades
organizacionales intrafirma, mercados de capitales eficientes, marcos institucionales adecuados,
etc. de modo que los mismos puedan asimilar y beneficiarse de los spillovers (externalidades) que
surgen del conocimiento y tecnología que los PED importan.

Otra de las problemáticas que se instaura es la relación entre el empleo y el cambio


tecnológico. Edquist y otros autores distinguen el efecto de las innovaciones de producto vis a vis
las innovaciones de procesos. Estas últimas, están vinculadas, generalmente, a un efecto de
reducción neta del empleo; en tanto, las primeras, pueden tener efectos positivos sobre el mismo.
Anteriormente, mencionamos que distintas trayectorias de especialización implican diferentes
desarrollos de patrones de actividad; a su vez, en diferentes industrias y servicios predominan uno

- 10 -
UNIVERSIDAD NACIONAL DE VILLA MARÍA
INSTITUTO A. P. DE CIENCIAS SOCIALES
LICENCIATURA EN ECONOMÍA
Economía del Cambio Tecnológico
Docente: Oscar Alamo
Estudiante: Franco Vidoret

u otro tipo de innovaciones, por tanto, las distintas trayectorias de especialización nacionales
generan diferentes consecuencias sobre el empleo de la correspondiente economía, estas
diferencias en el empleo son de carácter cualitativo y cuantitativo, por cuanto, varían el tipo de
empleo y, por ende, la formación de capacidades tecnológicas y las especialización en un sendero
de avance particular y; el nivel de empleo por cuanto los diferentes patrones de desarrollo implican
diferencias en las tecnologías aplicadas las que están asociadas a diferentes usos alternativos en
cuanto a la intensidad relativa de los factores.

De lo anterior, emerge que las mejoras en la productividad asociadas a innovaciones de


procesos conllevan, generalmente, un crecimiento en la producción con una baja en el nivel de
empleo. Sin embargo, también indicamos que las innovaciones en procesos son fundamentales
para que se produzcan innovaciones de producto las que están asociadas a la generación,
probable, de puestos de trabajo.

Arriba planteamos que, los diferentes senderos de avances adoptados a nivel nacional
implicaban tecnologías con usos intensivos alternativos de los recursos económicos. Podemos,
entonces, afirmar que el mismo tiene efectos sobre la utilización de los recursos naturales y sobre
el medio ambiente. Si bien varios autores plantean que el cambio tecnológico es destructor de las
condiciones de vida naturales y del medio ambiente, otros afirman lo contrario y buscan
alternativas que compatibilicen el crecimiento económico con la protección del medio ambiente.
Desde esta postura, surgieron los modelos de tipo end of pipe (tratamiento al final del proceso) en
los que se busca que los efluentes de la producción industrial sean lo menos nocivos posible para
el medio ambiente realizando tratamientos, la mayoría de las veces químicos, a los mismos para
que los desechos se caractericen por una alta biodegradablilidad. Desde las nociones de path-
dependence se postula que las firmas tienen capacidades diferenciadas para responder
innovativamente a las regulaciones ambientales y esto porque se debería pasar a un paradigma
productivo “más verde” que desarrolle tecnologías para proteger el medio ambiente. Esto
representa en sí mismo un sendero de avance del cambio tecnológico y, por tanto, tiene sus
correspondientes efectos sobre las capacidades tecnológicas creadas en la economía, el nivel y
tipo de empleo, la utilización de los recursos naturales, etc.

Tomando las nociones de recursos naturales renovables-no renovables podemos afirmar


que, los diferentes senderos innovativos implicarán, para el caso de los recursos no renovables,
cambios en los precios relativos por cuanto un paradigma productivo sustentado en un recurso no
renovable particular tiene como consecuencia la disminución del acervo del mismo en relación de
otros recursos lo que conlleva un aumento del precio del mismo, cambiando la estructura de los
precios relativos de la economía, esto, a su vez, a largo plazo, tiene efectos sobre el paradigma de
desarrollo que se adopte a futuro.

Por todo lo antes mencionado, se hace evidente la necesidad de intervención del Estado

- 11 -
UNIVERSIDAD NACIONAL DE VILLA MARÍA
INSTITUTO A. P. DE CIENCIAS SOCIALES
LICENCIATURA EN ECONOMÍA
Economía del Cambio Tecnológico
Docente: Oscar Alamo
Estudiante: Franco Vidoret

para garantizar un nivel de empleo y utilización de los recursos naturales sustentables, de modo
que el Estado, no sólo que puede, sino que, debe intervenir en la fijación, delimitando alternativas,
de un sendero tecnológico apropiado tomando como premisas fundamentales la generación de
puestos de trabajo y la preservación de un ambiente saludable para la vida. A su vez, debe
coordinar los esfuerzos innovativos, mejorar el acceso al conocimiento y la información y, orientar
recursos hacia las áreas de conocimiento que tienen un retorno social superior al privado, así
como, desincentivar las inversiones hacia sectores en que los retornos privados sean elevados y
que conllevan efectos sociales indeseados.

Bibliografía

•Apuntes de clases, Espacio Curricular: Economía del Cambio Tecnológico. UNVM.

•Alamo, Oscar Nicolás. “Visiones Económico-Políticas de la Ciencia y la Tecnología”. Inédito,


Agosto 2008

◦“Nociones sobre Sistema Nacional de Innovación”; Inédito, Septiembre 2008.

◦“Capacidades Tecnológicas”; Inédito, Octubre 2008.

•Dominguez, Lilia y Brown, Flor. “Medición de las capacidades tecnológicas en la industria


mexicana”; Revista de la CEPAL, Agosto 2004.

•López, Antonio. “La reciente literatura sobre la economía del cambio tecnológico y la innovación:
una guía temática”; I&D – Revista de Industria y Desarrollo. Año 1. Nº 3. Bs. As. Septiemb2008.

•Torres Vargas, Arturo. “Aprendizaje y construcción de capacidades tecnológicas”; Journal of


Technology Managment & Innovation, Volume 1. Issue 5. Noviembre 2006.

- 12 -