P. 1
RESUMENES+LENGUAJE+HUMANO

RESUMENES+LENGUAJE+HUMANO

|Views: 101|Likes:
Published by María Mae

More info:

Published by: María Mae on Apr 20, 2012
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

01/23/2013

pdf

text

original

1.Diversidad lingüística. Las lenguas del mundo

En la actualidad, hay aproximadamente 6.700 lenguas vivas conocidas en el mundo. La
mayor concentración está en África y Asia, y la menor en Europa. Ahora bien, la
relación entre el número de lenguas y hablantes no es homogénea. En algunos
lugares, muchas personas hablan unas pocas lenguas, mientras que, en otros, pocas
personas hablan muchas lenguas.
Determinar con exactitud el número de lenguas en el mundo, aportando información
suficiente para poder estudiarlas, no es una tarea fácil, por varios motivos:

•Algunas lenguas se localizan en comunidades poco accesibles, desde el punto
de vista geográfico. Además, es frecuente que existan serias dificultades de
comunicación con sus hablantes.

•Determinar qué es lengua y qué es dialecto es el mayor problema metodológico
al que hay que enfrentarse, sobre todo en aquellas comunidades en las que
ambos conceptos están muy difusos e implicados con otras variables sociales y
políticas.

•También hay que contar con las actitudes de los hablantes hacia su variedad y
hacia la de los demás, ya que puede existir enemistad o rivalidad entre
comunidades de habla, como sucede, por ejemplo, en Bélgica entre los valones
(que hablan francés) y los flamencos (que hablan neerlandés).

•En zonas con gran diversidad lingüística, surgen serias dificultades para
determinar dónde acaba una variedad lingüística y dónde comienza otra, ya
que lo normal es que las lenguas formen un continuo lingüístico con límites
imprecisos.

•En ocasiones, la clasificación de algunas lenguas se ha basado en datos
recopilados por personas sin formación lingüística, lo que no siempre garantiza
unos datos fiables.

•A veces, por criterios políticos, decisiones políticas convierten lenguas en
dialectos y dialectos en lenguas sin ningún criterio lingüístico.

2.Clasificación de las lenguas

Se pueden clasificar las lenguas en grupos o familias según dos criterios: el genético,
que agrupa las lenguas por sus relaciones de parentesco, y el tipológico, que reúne las
lenguas con características comunes. También se utiliza el criterio geográfico, que
clasifica las lenguas por su distribución geográfica.
2.1.Clasificación genética
Esta clasificación se basa en las relaciones de parentesco que existen entre las que
poseen un origen común, a partir de unos rasgos lingüísticos coincidentes que
permiten extraer conclusiones históricas. Así, entre las lenguas romances, estas
coincidencias son las que permiten a los españoles reconocer como más familiares el

73

El lenguaje humano

italiano o el portugués que, por ejemplo, el alemán. Lógicamente, entre miembros de
la misma familia pueden existir también evidentes diferencias estructurales debido a su
evolución histórica como lenguas independientes.
Algunos ejemplos de familias son:

•En las lenguas eslavas, en los verbos en movimiento, se diferencia según
indiquen que se va hacia un lugar concreto o indiquen movimiento sin rumbo
fijo.

•En las lenguas celtas, la característica sintáctica más importante es que el
orden de la oración incluye primero el verbo y luego el sujeto y el objeto.

•En la familia romance, el léxico es muy parecido al latín. Por ejemplo, “fuego”
se dice foc, en rumano, foc, en catalán, fuk, en dálmata, fug, en friulano,
fuego, en español, fogo, en portugués, etc.
•En las lenguas tibeto-birmanas, en el nivel fonético, existen diferencias tonales,
lo que supone que una misma palabra cambia de significado en función del
tono.
El sistema de clasificación de las lenguas que se sigue en la actualidad parte del filo
como la agrupación de mayor antigüedad y propone doce niveles de jerarquización en
la clasificación genética. Los tres primeros, filo, familia y grupo, tienen un carácter
genético, mientras que el área, la zona y la región son geográficos.
Los filos constan de familias, las familias de grupos, los grupos de áreas, las áreas de
zonas y las zonas de regiones. Entre estos niveles están los subtipos intermedios, que
tienen un rango superior a la unidad que les precede e inferior al que les sigue; por
ejemplo, la subfamilia es una clase superior al grupo, pero inferior a la familia.
De esta forma, el sistema ha permitido clasificar, hasta el momento, el 90% de las
lenguas conocidas en el mundo en 33 filos o familias lingüísticas. Así, por ejemplo, el
español pertenece a la familia de las lenguas romances (que proceden del latín), que,
a su vez, está emparentada con las familias germánica y eslava, y las tres familias
pertenecen a la familia indoeuropea.
El filo con mayor número de lenguas, el primero que se identificó y el mejor estudiado,
es el indoeuropeo, que se extiende por Europa, Asia y América.
2.2.Clasificación tipológica
La clasificación tipológica se basa en la relación que existe entre las lenguas teniendo
en cuenta su estructura interna. La primera propuesta tipológica la hizo Wilihelm von
Humboldt, que derivó hacia la clasificación de las lenguas en lenguas aislantes,
aglutinantes, flexivas e incorporantes.
2.2.1.Lenguas aislantes
Las lenguas aislantes (o analíticas) tienen palabras invariables sin flexión, cada palabra
tiene una función autónoma y las relaciones gramaticales y sintácticas se manifiestan
mediante un orden muy estricto de las palabras en la oración. Prácticamente carecen
de morfología. Por ejemplo, se consideran lenguas aislantes el chino, tailandés,
vietnamita, hawaiano, tibetano e indonesio.
2.2.2.Lenguas aglutinantes

74

El lenguaje humano

Las lenguas aglutinantes (también denominadas sintéticas o fusionantes) tienen una
morfología muy rica, con numerosos afijos. La raíz expresa el significado básico y a ella
se le añaden una serie de afijos regulares que actúan de modificadores. Se consideran
lenguas con características aglutinantes el vasco, húngaro turco, finés, japonés, suahili
y tamil.
2.2.3.Lenguas flexivas
Las lenguas flexivas poseen una morfología muy rica, con raíces y desinencias
claramente diferenciadas, que son las que varían para manifestar las modificaciones de
la palabra. También poseen prefijos y sufijos. Lógicamente, hay variaciones en la
conjugación verbal. Son lenguas con características flexivas el árabe, el hebreo y la
gran mayoría de lenguas europeas.
2.2.4.Lenguas incorporantes
Las lenguas incorporantes tienen palabras muy complejas, combinando rasgos
aglutinantes y aislantes, que equivalen, en muchos casos, a una oración. Se consideran
lenguas con características incorporantes el esquimal de Alaska y algunas amerindias.
2.3.Clasificación geográfica
La clasificación geográfica puede abarcar un continente, un país, territorios que
sobrepasan los límites de los países o pequeñas regiones. Cuando las lenguas
comparten un espacio geográfico, es normal que se produzcan transferencias
lingüísticas entre ellas, y esto ocurre incluso entre lenguas que no están emparentadas
lingüísticamente.

3.La diversidad de las lenguas y los universales lingüísticos

Los universales lingüísticos son las propiedades comunes a todas las lenguas. La
primera cuestión que hay que resolver es si, en verdad, existen los universales
lingüísticos.
Algunos autores, como Boas y Sapir, defienden la hipótesis del relativismo lingüístico,
es decir, la idea de que las distinciones que caracterizan a una lengua no se
encuentran en ninguna otra. Por otro lado, Chomsky defiende una postura
radicalmente diferente, pues afirma que todos los hombres hablamos básicamente la
misma lengua, en el sentido de que un mismo mecanismo básico de funcionamiento
subyace a todas las lenguas.
Sea cual sea el enfoque teórico adoptado, hoy en día, el interés de las diferentes
escuelas se centra en explicar las semejanzas estructurales que se dan entre las
lenguas.
Las dos respuestas a la pregunta de por qué existen los universales lingüísticos se
asocian con las dos grandes corrientes de la lingüística actual: formalismo y
funcionalismo.
Para el enfoque formal (Chomsky), las propiedades comunes a todas las lenguas se
explican porque existe una capacidad del lenguaje que es innata a todos los seres
humanos. Es decir, venimos “programados” para hablar, con un “conjunto de
instrucciones” sobre cómo deben ser las lenguas. Estas instrucciones constituyen la
gramática universal.

75

El lenguaje humano

Desde este punto de vista, los universales lingüísticos son las propiedades del lenguaje
que forman parte de la gramática universal, es decir, las propiedades innatas del
lenguaje. La gramática universal está formada por un conjunto de principios, comunes
a todas las lenguas, y un conjunto de opciones o parámetros. Cuando un niño empieza
a hablar, no tiene que aprender miles de reglas; simplemente debe fijar los valores
para los parámetros en su lengua. Por ejemplo, en español, que primero va el núcleo y
luego el complemento, etc.
Para el enfoque funcional tipológico, los universales lingüísticos se explican por razones
funcionales. Las lenguas son, ante todo, instrumentos de comunicación y, por tanto, se
espera que su forma se adapte a esa función.
Para los funcionalistas, los universales lingüísticos se explican haciendo alusión a la
facilidad del procesamiento. En este sentido, Haspelmath establece tres universales en
los ámbitos fonológico, morfológico y sintáctico:

•Ámbito fonológico: Las oclusivas labiales sonoras son más fáciles de producir
que las oclusivas velares sonoras porque hay más espacio entre la laringe y los
labios para la corriente de aire durante la oclusión oral.

•Ámbito morfológico: Las palabras más frecuentes tienden a ser más cortas que
las palabras menos habituales.

•Ámbito sintáctico: Los objetos tienden a ser inanimados e indefinidos, por lo
que las lenguas tienden a restringir la marca de caso a los casos menos
frecuentes, los objetos humanos y definidos.
3.1.Tipos de universales
Se pueden distinguir cuatro grandes tipos de universales, organizados en dos series:

•Universales implicativos frente a universales incondicionales.

•Universales absolutos frente a universales relativos o estadísticos.

3.1.1.Universales implicativos frente a universales incondicionales
Dados dos rasgos o propiedades de una lengua, si la presencia de uno de los rasgos
predice la presencia del otro, se habla de un universal implicativo. En cambio, los
universales incondicionales recogen generalizaciones respecto a una única propiedad
de una lengua.
Ejemplos de universales implicativos son:

•Si una lengua tiene la categoría de género en el nombre, también la tendrá en
el pronombre.

•Todas las lenguas que tienen formas reflexivas para la primera y segunda
persona, también tienen formas reflexivas para la tercera persona.

•Si una lengua tiene flexión, también tiene derivación.

•Si una lengua tiene vocales nasales, también tiene vocales orales.

Ejemplos de universales incondicionales son:

•En todas las lenguas, una vocal sola puede constituir una sílaba.

76

El lenguaje humano

•El conjunto de lexemas de una lengua puede variar mediante la introducción de
nuevos elementos y la desaparición de otros.
3.1.2.Universales absolutos y universales relativos
Los universales absolutos se encuentran en todas las lenguas, reales y posibles. Se
trata de propiedades características de las lenguas naturales, por lo que una lengua no
será tal si no cuenta con ellos.
Ejemplos de universales absolutos son:

•Toda lengua consta de un vocabulario y unas reglas de combinación (o
gramática).

•Todas las lenguas cuentan con elementos deícticos, es decir, palabras que se
utilizan para hacer referencia a elementos del contexto de la enunciación, como

hoy, aquí, yo, tú…

Los universales relativos o estadísticos son generalizaciones que se aplican a muchas
lenguas pero que cuentan con excepciones. El orden de las palabras es uno de los
aspectos en los que hay más variación interlingüística. Así, en el 95% de las lenguas,
el sujeto precede al objeto. Por tanto, se puede considerar un universal relativo el que
las lenguas presentan un orden básico de palabras en el que el sujeto precede al
objeto.

4.Presente y futuro de las lenguas

En el mundo hay una gran desproporción en la distribución de lenguas por habitantes.
De las 6.110 lenguas existentes en el mundo, existen 232 lenguas que son habladas
por menos de 10 personas, en tanto que 8 lenguas tienen más de 100.000.000 de
hablantes.
Se calcula que en el transcurso de las últimas tres generaciones se han extinguido
cerca de 200 lenguas, 538 están en situación crítica, 1.134 en peligro y 607 en
situación vulnerable, lo que significa que, probablemente, a finales del siglo XXI,
habrán desaparecido entre el 50% y el 90% de las lenguas del mundo, sobre todo de
América y Australia. Los países con más diversidad de lenguas, como la India, Estados
Unidos, Brasil, Indonesia y México, son los que tienen más lenguas en peligro de
extinción.
Por el contrario, hay zonas en las que algunas lenguas se mantienen relativamente
estables, como, por ejemplo, en Papúa Nueva Guinea, el país con la mayor diversidad
lingüística del mundo (más de 800 lenguas), en donde existen, en proporción, menos
lenguas en peligro, sólo 88.
Como curiosidad, entre las lenguas extinguidas se encuentra el nushu, una lengua
exclusiva de las mujeres.
No todas las lenguas tienen el mismo nivel de riesgo. Algunas están potencialmente
amenazadas porque va decreciendo la competencia lingüística de sus hablantes,
mientras que otras están a punto de extinguirse porque ya no quedan hablantes que la
vayan a transmitir a sus descendientes. Es decir, la extinción de una lengua es un
proceso de deterioro en el que, de una generación a otra, va disminuyendo el uso de
la lengua en todos los ámbitos: deja de transmitirse como lengua materna, va siendo

77

El lenguaje humano

sustituida por otra y, finalmente, acaba por desaparecer o por quedar como un vestigio
cultural que sólo se manifiesta en actividades folclóricas.

4.1.¿Por qué desaparece una lengua?
La muerte de una lengua puede producirse por un proceso de desaparición gradual,
porque los hablantes de las nuevas generaciones dejan de usarla, por extinción total
debida a la muerte del último hablante, o por lingüicidio, desaparición repentina de
una lengua por genocidio o por catástrofes naturales.
a)Desaparición gradual. Las lenguas cambian y evolucionan permanentemente.
Cuando, en un momento determinado, las variedades de una lengua dejan de
ser percibidas como parte de ésta y son consideradas como lenguas diferentes,
la primera muere. Por ejemplo, del latín, lengua actualmente muerta, surgieron
otras con gran vitalidad como el italiano, el portugués, el francés o el español.
b)Extinción. Una lengua se extingue cuando sus últimos hablantes desaparecen
sin haberla transmitido a las últimas generaciones. Es lo que ha ocurrido con el
eyak de Alaska, la lengua miwok de EE.UU., el popoluca de México, el tol de
Honduras, etc.
Los factores que pueden causar esta extinción son variados: políticos,
demográficos, económicos, sociales, etc.
Durante todas las épocas de la historia se han producido invasiones de tipo
militar o político que han generado desplazamientos demográficos y, por tanto,
cambios lingüísticos. Entre estos factores políticos destacan dos predominantes:
la implantación de lenguas oficiales en Europa y la desaparición de lenguas
debido a las colonizaciones.
La elección de lenguas vernáculas para la actividad gubernamental, técnica,
educativa y cultural en Europa, supuso la imposición de lenguas durante la
época de construcción de los estados europeos. Este comportamiento se ha
seguido manteniendo a través del reconocimiento del estatus de oficialidad de
cada estado a las lenguas que se hablan en su territorio, y ha llevado a veces a
la prohibición expresa de la utilización de otras lenguas, a su eliminación de los
medios de comunicación, de la escuela o de la administración y, en general, a
una ausencia de políticas a favor de la conservación del patrimonio lingüístico.
El otro factor político es el de los procesos de colonización. Así, se puede hablar
de la anglofonización e hispanización de las poblaciones del norte y sur de
América impuestas por la conquista de los territorios; la colonización de
territorios asiáticos y australianos por los franceses e ingleses; la colonización
africana llevada a cabo por Portugal y Francia, etc.
La segunda amenaza para la supervivencia de una lengua son los factores
demográficos. Los riesgos más importantes se encuentran en el número
absoluto de hablantes, la proporción de éstos sobre la población total del
territorio donde se habla, el descenso de la natalidad, el envejecimiento de la
población y, muy especialmente, los matrimonios mixtos y los movimientos
migratorios. En los matrimonios mixtos, los datos muestran que la lengua que
se transmite a la siguiente generación es la de mayor estatus económico y
social que, por lo general, suele ser la mayoritaria. En cuanto a los movimientos

78

El lenguaje humano

migratorios, si la comunidad receptora tiene una lengua de mayor prestigio, la
tendencia general es la pérdida de la lengua originaria.

79

El lenguaje humano

La tercera causa son los factores económicos y sociales. Dentro de los primeros
están los cambios en el sistema de producción, las crisis económicas, la
pobreza, la pérdida de la propiedad del territorio, etc., lo que provoca un
aumento del riesgo de desaparición de la lengua de las poblaciones que se ven
afectadas por estas situaciones.
El que los mercados estén globalizados, que las empresas deban competir con
las del resto del mundo, junto con el hecho de que el idioma de los negocios
sea el inglés, obliga a una homogeneización de la comunicación y, en esa
medida, de la lengua, que afectan negativamente a las lenguas minoritarias.
Desde el punto de vista social, también las lenguas pueden verse amenazadas.
Conceptos como modernidad, progreso o desarrollo económico se asocian con
las lenguas dominantes, mientras que otras se identifican con lo tradicional o lo
rural, con su consiguiente carga peyorativa. Además, cuando una lengua es
percibida por sus hablantes como obsoleta y sin utilidad para la promoción
social, surgen sentimientos de inferioridad y rechazo.
Por último, una lengua puede verse amenazada también por desastres
naturales, epidemias y agresiones físicas. Las comunidades lingüísticas más
pequeñas pueden quedar muy afectadas por desastres como inundaciones,
sequías persistentes, terremotos, maremotos, etc., que obligan a emigrar a sus
habitantes o les hacen desaparecer. Por último, no hay que olvidar la guerra,
que, aún hoy, pone en peligro la supervivencia de muchas lenguas minoritarias.
4.2.¿Qué se está haciendo y qué podemos hacer nosotros?
En los últimos años han proliferado iniciativas internacionales para la protección de las
lenguas en peligro y para fomentar actuaciones de política lingüística encaminadas a
su mantenimiento.
La que más importancia ha tenido es la de la UNESCO, con el Atlas UNESCO de las
lenguas en peligro en el mundo, cuya última edición de 2009 ha sido financiada por
Noruega. Uno de los aspectos más interesantes es que la puesta al día de sus datos se
basa en las informaciones suministradas por los usuarios.
También hay otras organizaciones oficiales y privadas cuyo objetivo es el
mantenimiento de la diversidad lingüística del mundo. Pero, además de las iniciativas
internacionales y privadas, es imprescindible que los gobiernos tomen conciencia de
este problema, aporten los recursos necesarios para el mantenimiento de su riqueza
lingüística, favoreciendo el plurilingüismo y el respeto por las lenguas minoritarias.
La UNESCO elaboró un documento en el que se recogieron las recomendaciones de
lingüistas de todo el mundo con el fin de fijar los criterios para medir el grado de
vitalidad de una lengua y para adoptar las medidas necesarias para su recuperación. El
grupo de expertos de lenguas en peligro determinó que había que tener en cuenta los
nueve factores siguientes:
1.La transmisión de la lengua de una generación a otra.
2.El número absoluto de sus hablantes.
3.La proporción de sus hablantes con respecto a la población total.
4.Utilización de la lengua en diferentes ámbitos públicos y privados.
5.Utilización de la lengua en los medios de comunicación e Internet.

80

El lenguaje humano

6.Disponibilidad de materiales para la enseñanza de la lengua y la alfabetización.
7.Actitudes y políticas lingüísticas de los gobiernos y de las instituciones en
cuanto a su reconocimiento y uso oficiales.
8.Actitud de los miembros de la comunidad de hablantes hacia su lengua.
9.La cantidad y la calidad de documentos en la lengua.

81

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->