1.- El problema de marruecos durante el reinado de Alfonso XIII.

El inicio de la presencia militar española en el norte de África se encuentra en los acuersdos franco-británicos de 1904, la intervención colonial en el Magreb fue el resultado del juego de alianzas e intereses enfrentados de Gran Bretaña y Francia. Gran Bretaña deseaba por razones de geo-estratégicas y económicas mantener el control del estrecho de Gibraltar, un paso marítimo esencial para la libre navegación comercial entre el Mar Mediterráneo y el Océano Atlántico. Por estos motivos, el gobierno inglés observaba con preocupación la posibilidad de que una potencia militar fuerte, como Francia, controlara la costa norte mediterránea marroquí y consideraba que sus intereses quedarían mejor protegidos si una nación débil, como España, se establecía en el lado africano del estrecho de Gibraltar. Por su parte, Francia pretendía extender su dominio sobre el Magreb, asegurando y ampliando su posición en Argelia. La firna de los acuerdos franco-británicos de 1.904 significó la resolución de sus viejas diferencias coloniales. Según este compromiso diplomático, el gobierno inglés apoyaría las reivindicaciones territoriales de Francia en Marruecos frente a cualquier intento ex.pansionista de Alemania en esa zona. mientras que el gobierno francés respaldaría a cambio las acciones coloniales de Gran Bretaña en Egipto. Ambas potencias reservaron para España una pequeña zona al norte de Marruecos; de este modo, los intereses comerciales y estratégicos de Gran Bretaña quedaban preservados. Por consiguiente, el comienzo de la intervención y los limites de la expansión colonial española en Marruecos dependían de los propósitos y de las decisiones que tomaran británicos y franceses. En nuestro país la aventura colonial no entusiasmaba a ningún sector de la sociedad. De hecho, el gobierno español solo queria garantizar la seguridad de Ceuta y Melilla, así como explotar la riqueza minera de hierro, plomo y cinc del subsuelo marroquí. En la Conferencia Internacitmal de 1.906 celebrada en Algeciras, todos los estados europeos y Estados Unidos reconocieron los acuerdos de 1.904 y confirmaron los derechos de franceses y españoles sobre Marruecos. Sin embargo, hasta el tratado franco-español de l. 912 no se realizó el reparto efectivo del territorio marroquí, fijándose los límites de la extensa zona centro y sur bajo control francés y de la pequeña zona norte bajo control español; además, nuestro gobierno se comprometia a no fortificar la costa en su zona para satisfacer a Gran Bretaña.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful