EL GRITO MANSO

por

Paulo Freiré

a) La lucha no se acaba, se reinventa b) La confrontación no es pedagógica sino política

Siglo veintiuno editores Argentina s. a.
Tucumán 1621 7º N (C1050AAG), Buenos Aires, República Argentina

Freiré, Paulo El grito manso, 1ª ed. 2ª reimp. Buenos Aires: Siglo XXI Editores Argentina, 2006. 1122 p.; 21x14 cm.- (Educación)

Portada: Estudio Acevedo & Gracia Ilustración de tapa: Claudius Ceccon
1ª edición argentina: 2.000 ejemplares © 2002, Siglo XXI Editores Argentina S.A. ISBN 987-98701-8-2 Impreso en Artes Gráficas Soler Alte Soler 2450, Avellaneda En el mes de junio 2006

1

en el sentido de transformar la fealdad en belleza. ¿Cuál es la utopía educadora posible hoy en Latinoamérica? La utopía posible no solamente en Latinoamérica sino en el mundo. estaremos cumpliendo una de las tareas históricas del momento. en el sentido de hacerlas más humanas. se reinventa (Preguntas) ¿Cómo motivar a los alumnos e impedir que se adapten al desinterés. mantenerla incluso en una posición de esperanza. es la reinvención de las sociedades. menos feas. Hay que revalorizar la democracia. están ahí.La lucha no se acaba. sino saber qué están haciendo aquellos y aquellas por quienes votamos. Otra cosa que se podría hacer es recopilar las declaraciones de los diferentes candidatos. denunciarlos si no cumplen. manifestando en las calles del mundo entero. Hay que publicar estas cosas. La historia es un proceso. para todas las clases sociales. Hay que tener en cuenta que la historia no termina con la historia individual de cada uno. el origen de nuestras dificultades. Este es apenas un ejemplo de lo que se puede hacer. al individualismo y a la falta de solidaridad imperante? Evitar el empaquetamiento de los alumnos es una de nuestras tareas. no tiene derecho a desistir de la lucha. Yo no tengo derecho de desistir de la lucha porque llegué a los setenta y cinco años. es el derecho a descansar un día. Obviamente frente al problema del desempleo no es fácil motivar a la gente. Generalmente durante la campaña electoral se sostiene un discurso que no tiene nada que ver con la práctica posterior. Las clases sociales no se acabaron. pero es fundamental que discutamos con los alumnos la propia razón de ser. Hoy. Hay que vigilarlos. una forma de romper el aislamiento. más deseables para todo el mundo. Lo que sí tiene. ni los hechos son irreversibles. sigue viva y es de lucha. pero la historia de Brasil sigue con los otros brasileños y brasileñas. por difícil que sea. ¿Se acabó la historia? ¿Se acabaron las ideologías? ¿Se terminaron las clases sociales? Lo primero es rechazar estos discursos. Si nosotros conseguimos convencer a los jóvenes de que la realidad. Aun cuando en ciertos momentos uno pueda sentirse cansado. Si nosotros hacemos nuestra parte contribuiremos a la lucha de la generación siguiente. nuestra vecindad. la explotación no terminó. para no volver a votarlos en las próximas elecciones. en la radio de la Universidad cité una reunión 2 . Mucha gente no recuerda siquiera a quiénes votaron. hacer una lista de las promesas hechas durante la campaña electoral y controlar si lo que dijeron coincide con lo que están haciendo. pedirles que rindan cuenta. La historia no se acabó. definirlos por lo que son. pertenecientes a una ideología reaccionaria. No sólo es preciso saber a quiénes votamos. puede ser transformada. discursos puramente ideológicos. Tenemos que comprender que las luchas de los pueblos atraviesan etapas diferentes y esas etapas tienen dificultades diferentes. aun cuando puede pensar que su tiempo de lucha pasó. Necesitamos reinventar las formas de acción política. La utopía posible es trabajar para hacer que nuestras sociedades sean más vivibles. ¿cómo organizaría resistencia? Empezando por nuestra propia localidad. Yo voy a morir dentro de poco. Metodológicamente. por nuestro barrio. Soy muy joven todavía para eso. Denunciar a los candidatos que están incumpliendo sus promesas es una forma de pelea.

en una época en que las organizaciones de los trabajadores están desvalorizadas e infiltradas por la cultura dominante? Ésta es otra cuestión muy seria. donde científicos europeos emitieron una dura crítica al discurso y a la práctica económica neoliberal. Nunca tuvimos una relación mayor. es preciso que el docente esté por lo menos inclinado a cambiar. La lucha es histórica. por ejemplo. y andar significa en este caso. porque era una mujer seria. ¿Cómo resistir desde el espacio gremial. A veces aprendemos incluso con el antagónico. pero con el diferente. muchas gracias. Una pedagogía del movimiento es una pedagogía de apertura hacia el otro. primero. cómo las huelgas están debilitadas. siempre. ¿Cómo puedo hacer un discurso progresista y luego asumir un comportamiento sectario. contesto: ¿Vos sabes con quién estás hablando? Ustedes no se imaginan lo que se aprende con el diferente. En segundo lugar. deben ser develadas. La manera como la lucha se da es también histórica. aun quedándonos sentados. Ustedes ya habrán percibido. estoy contento de que usted venga. No es fácil. estudiosa e inteligente. témporo-espacial. el diferente. el docente debe tener en claro cuál es su posición política. El profesor que quiere ser coherente con su posición democrática y ética tiene la obligación de entender y respetar las opiniones diferentes a las suyas. como el derecho que yo tengo de no ser reaccionario. estar abiertos al cambio y a la diferencia. si ante una pregunta que me crea dificultad. Yo no puedo hablar a los alumnos de una pedagogía de la palabra si los silencio. y era un derecho que tenía. La educación es una práctica política y el docente como cualquier otro ciudadano debe hacer su elección. es preciso que el docente empiece a construir su coherencia. histórico. a veces solapadas. Pero el hecho de que las huelgas pierdan eficacia no significa. Siempre existe la tentación de rechazar al que piensa diferente. Que es preciso pelear. Cuando hablé de lo que pensaba hacer. En tercer lugar.que se "realizó en Berlín. que la lucha deba desaparecer. ¿Cómo lograr el cambio en la actitud docente? En primer lugar. bajo el influjo de la situación de Chiapas. Ese fue el mejor regalo. tuve de alumna a una joven señora. seguramente reaccionaria. No es posible trabajar por una pedagogía del movimiento quedándonos quietos. ella me miró y me dijo: no voy a faltar ni un día a su clase porque quiero ver si hay coherencia entre lo que dice y lo que hace. el mejor regalo hubiera sido que ella viniera a verme y dijera: me convertí. será siempre bien recibida y tengo la certeza de que cuando terminemos el semestre usted va descubrir con pruebas concretas que lo que digo coincide con lo que hago. 3 . los gremios deberían estudiar con mucha seriedad la situación actual. La primera pelea que un docente progresista debe dar es consigo mismo. el de ser reaccionaria. A mi juicio. pero reaccionaria. A veces no aprendemos con el igual. ¿Cómo construir la pedagogía de la movilidad? En primer lugar moviéndonos. ahora soy una mujer progresista. En realidad. Ese es el comienzo del cambio. con prejuicios de clase o de raza? Estas contradicciones. Cuando llegué del exilio. que guardaba hacia mi persona un resentimiento gratuito. en la Universidad Católica de Sao Paulo. pero nunca faltó y terminado el semestre tuvo la nota más alta. Hay que dar esa pelea. Yo le contesté: muy bien. que disminuya la distancia entre su discurso y su acción. en uno de mis primeros seminarios. Un análisis muy serio que en este momento continúa en México. No necesariamente se lucha de la misma manera acá que en París. Encuentros como éste son testimonio de que es posible pelear. Cortésmente nos despedimos y ella dijo: usted hace lo que dice. Primero tenemos que andar.

regla nuestra presencia en el mundo. el escultor rompe el equilibrio del ser de la piedra. Y si hace falta. ironizar. Y esto no se logra sin pelea. es cambiar las formas de pelea. hay cierta violencia creativa allí. La cuestión es cambiar la manera de pelear. El mundo no se va a acabar por dos o tres años de espera. reconocer que hoy la lucha es más difícil. y por eso tiene que ser reinventada en función de las circunstancias históricas y sociales. de gente. Para evitar la trampa de la ideología digo que la ética tiene que ver con el sentido común. e incluso la violencia. habrá que aprender incluso a hibernar. en diez minutos con sólo consultar la computadora pueden saber si es posible transferir la producción a otro país donde incluso sería más barata. no se acaba. Es importante hacer notar cómo la lucha. Si la huelga de profesores no resulta. El proceso educativo es sobre todo ético. puedo caer en la desesperanza. que forma parte del proceso de 4 . Por ejemplo. Una de las buenas cualidades de un profesor. cambia la manera de presentarse y de hacerse. desde este punto de vista. sin tenacidad y sin fuerza. En último análisis. de una profesora. no de objetos. que siendo histórica. ¿discriminar al diferente? ¿Será correcto humillar. ¿intimidarlo? Desde el sentido común nadie puede aceptar esto. hay que reconocer los diferentes tiempos históricos. sino que sigue. ¿Cómo afrontar desde la docencia la desesperanza imperante? El único camino es reencontrar razones de esperanza en la desesperanza. La cuestión es cómo hacer para que la experiencia humana sea cada vez más una experiencia "gentificada". la existencia humana es una existencia conflictiva. ¿reírse de él?. que la historia no se acaba con mi muerte o con mi generación. de personas. cabe a los educadores discutir científicamente cuál será en cada momento la manera más eficaz de pelear. ¿sería ético explotar a las personas?. Y para ello. entonces comprenderé que lo mínimo que pueda hacer siempre resultará útil.Lo fundamental es saber que la lucha no se acabó. es testimoniar a los alumnos que la ignorancia es el punto de partida de la sabiduría. Claro que si me considero un líder. Creo que es necesario ser más humildes en relación a nuestra tarea histórica individual. Este es el discurso totalitario neoliberal. en Chicago. sin esperanza. Pero si humildemente sé que soy uno entre miles. de ese fatalismo ideológico que no va a durar mucho tiempo. si la fábrica de Sao Paulo amenaza con una huelga. ¿Qué entiende por ética del educador? La ética define el deber ser. si creo que a mí personalmente me cabe la misión de transformar el mundo. Entonces cierra la fábrica de Sao Paulo y se acaba la huelga. de sujetos. Al esculpir la piedra. La eticidad es una actitud concreta que no proviene de discursos abstractos sino de vivirla. ¿Qué le diría a la gente joven que descree. una multinacional de Chicago que tenga una fábrica en Sao Paulo. Reconstruir la esperanza. Creo que un profesor que actúa de esta manera está faltando a la ética. Hay que reinventar la forma de pelear pero jamás parar de pelear. En Brasil hay profesores que incitan a los alumnos a faltar a clase cuando el día siguiente es feriado. minimizar al alumno?. que no conoció la época de lucha de sus padres? La gente joven necesita saber que la existencia humana es una experiencia de lucha. establece los principios morales de convivencia y respeto. está presente en toda experiencia humana. Yo no tengo dudas de que mucha de la desesperanza actual frente al cinismo de esta ideología fatalista neoliberal se va a convertir en fuerza de esperanza a causa de ese mismo cinismo. que equivocarse no es un pecado. Con la llamada globalización. Con respecto a la dupla esperanzadesesperanza es bueno recordar que la historia no empieza ni termina con nosotros. La cuestión no es parar de pelear. Exige de nosotros un constante testimonio de seriedad. La cuestión no es desistir de la pelea.

Siendo joven. Esto no me desprestigió. Lo que los jóvenes quieren es una prueba de que pueden confiar en nosotros. Pero sobre todo. no silencien a los alumnos. El error es un momento de la búsqueda del saber. pasamos dos o tres horas en la biblioteca. por el contrario. si usted está libre el próximo sábado. Es suficiente con decir: no lo sé pero voy a intentar averiguarlo. y cuanto más serio es el docente tanto más creen en él. 5 . no traten de patear la pelota afuera. pero no tenga duda de que si trabajamos juntos podemos encontrar una respuesta. No tengan vergüenza de no saber. a almorzar con nosotros. Vino. encontramos la respuesta y en la clase siguiente informamos a los demás de la búsqueda y del hallazgo.conocer. y esto es fundamental. no digan cualquier cosa por miedo a pasar por burros. en la Universidad. Yo le contesté: no sé. almorzamos. Es justamente la equivocación la que nos permite aprender. La invito. una alumna me hizo una pregunta que no sabía contestar.

lo que no cambia es la necesidad de buscar nuevos caminos de lucha. El tema es que los problemas no se dan en el aire. No es peleando pedagógicamente que voy a cambiar la pedagogía. son los políticos bajo nuestra presión los que van a hacerlo. En los países subdesarrollados la educación está en crisis. y ustedes. y dirán: el viejo Freiré tenía razón: la pelea por el hombre y la mujer buscando su ser. Para mí. entre ellos la libertad y la autodeterminación de los pueblos. De modo que cuando parecía que la cuestión de la integridad del ser humano se acababa. de la intercomunicación. ¿Cómo afrontar esta crisis? En primer lugar creo que la crisis de la educación no es privativa de los países subdesarrollados. aun cuando la problemática puede seguir siendo la misma. en Brasil hicimos un listado de los problemas que mi generación tuvo que enfrentar y hubo jóvenes de 22/23 años que constataron que algunos de esos problemas eran los mismos que tenían que enfrentar hoy. Coincidiendo con Habermas. Y uno de los problemas que debemos afrontar hoy es cómo comunicarnos con las grandes mayorías que ahora se encuentran divididas en minorías y que no se perciben a sí mismas como mayorías. como transformarla en comunicación. da la sensación de que todo aquello se olvidó. no tengo duda de que la confrontación no es pedagógica sino política. no hay nada neutro. Para nosotros. ¿Debemos volver sobre esos temas? Son las paradojas de la historia. cambian con la historia. Uno de los temas pendientes sigue siendo el respeto por la integridad humana. esta es una pelea política. En el fondo. harán preguntas parecidas a otro Paulo Freiré. Yo ya no estaré. es la crisis del sistema socioeconómico en el cual estamos insertos que necesariamente se refleja en la educación. En segundo lugar. No son los filósofos de la educación los que cambian la pedagogía. Hay que reinventar los caminos de la comunicación. creo que la crisis no es propia de la educación sino que es la crisis de la sociedad toda. no tengo duda de que la cuestión de la comunicación es esencial en este fin de siglo. La educación es una práctica eminentemente política. y por otro. su desarrollo pleno. y no tengo dudas de que en los diez o quince años por venir la preocupación por el ser tomará aún mayor fuerza. la cuestión a afrontar es cómo trabajar la comunicabilidad. u otros como ustedes. Es justamente la posibilidad de inteligir el mundo la que permite comunicarlo. Y no es posible pensar el tema de la comunicación sin afrontar. De manera que las generaciones pueden cambiar. de manera que las respuestas que podemos dar a esos problemas no son las mismas. se dan en la historia. Tarea eminentemente 6 . nos invita a volver sobre el tema.La confrontación no es pedagógica sino política Conferencia de prensa En los años 60 y 70 primó la discusión de los grandes temas. Hace poco. Por mi parte. va a seguir acompañándonos. este tema vuelve. el tema de la inteligibilidad del mundo. las formas de lucha no son necesariamente las mismas. como educadores. si presionamos. que quedó superado. Por un lado. puede cambiar la sensibilidad. Las dictaduras posteriores cortaron de cuajo ese debate. De allí la imposibilidad de implementar una pedagogía neutra. En otras palabras: cambiando el tiempo histórico. por ejemplo.

Repito lo que para mí es una certeza: cambiar es difícil pero posible. Soy optimista. está bien. para seguir con el ejemplo. cada cual en su especialidad. En el seno de este modelo. ninguna realidad es dueña de sí misma. Lamentablemente la explotación sigue y donde la explotación sigue. pido que me muestren un sitio en el mundo donde esto sucedió. muy atentos. Estos semi-discursos sostienen por ejemplo que ya no hay clases sociales. Ahora pregunto: ¿se acabó la explotación? Si me contestan que sí. no importa que hoy tengan éste u otro nombre. la realidad está así. En Brasil. siguen las clases sociales. Y la educación popular. El otro punto a subrayar es que este fatalismo creó en la práctica educativa lo que llaman el pragmatismo neoliberal. Este discurso echa mano también a la palabra ciudadanía. Nuestra lucha es por cambiar esta realidad y no acomodarnos a ella. pero sucede que sólo hay una manera de matar la ideología y es ideológicamente. Uno de los mayores desafíos del momento es cómo hacer frente a la ideología paralizante y fatalista que el discurso neoliberal ha impuesto. levantarnos el martes y preguntarnos si no nos entregamos al fatalismo el lunes. que las clases sociales se acabaron. Debemos estar en guardia. que tanto en educación popular como en educación sistemática puede resumirse en una frase que algunos de ustedes habrán oído y que dice por ejemplo: “Paulo Freiré fue”. Este fatalismo posmoderno no existía antes. supongamos. Yo digo. que la explotación se acabó. la respuesta que suelo escuchar es: Paulo. en contra de lo que habitualmente se cree. Este discurso es inmoral y absurdo. debería capacitar a los artesanos por ejemplo. La realidad no es así. la facultad de medicina debería entrenar bien a los cirujanos. Paulo Freiré fue porque mantiene esa posición esperanzada y utópica que en otras partes ya no existe. de la “gentitud”. pero la limita esencialmente a la buena capacitación para producir. Bien. No pueden. es una connotación fundamental del discurso neoliberal que debe ser combatida con la máxima firmeza. Cuando sostengo que no podemos aceptar que treinta millones de brasileños y brasileñas estén muriendo de hambre. a los clínicos. Por ejemplo. es trágico. pero ésta es la realidad. siempre según esta visión. ¿Y en qué consiste este pragmatismo neoliberal? En no hablar más de la formación sino del entrenamiento técnico y científico de los educadores. una explotadora y otra explotada. ¿Cuál es a su modo de ver la situación de los sectores populares latinoamericanos en el contexto de la actual política neoliberal? Esta es una pregunta que todo educador debería hacerse. Y está así no porque ella quiera. Mi pedagogía sigue siendo una pedagogía de la “gentificación”. pero no formarlos. ¿no cree que en el futuro la lucha de clases se dará por la apropiación del conocimiento? En primer lugar. esta realidad está así porque estando así sirve a determinados intereses del poder.política. los semi-discursos de la llamada posmodernidad hablan de la muerte de las ideologías. este fatalismo cunde masivamente tanto en el ámbito laboral como en el académico. apunta a formar buenas personas y no solamente especialistas. y sólo si son buenos hombres y buenas mujeres podrán ser luego buenos médicos o buenos artesanos. ¿Y por qué Paulo Freiré fue? Precisamente por la dimensión utópica de su pensamiento. Dos cosas con respecto a este tema. Para nosotros en cambio el buen ciudadano es el buen hombre o la buena mujer. La explotación es casi tan vieja como la historia humana. las clases sociales son un 7 . Ésta es la posición que debemos asumir para frenar y derrotar la avanzada ideológica del neoliberalismo. que no sólo pretende excluir a las clases populares sino también a buena parte de la clase media. Somos gente antes que especialistas. el gran poder del discurso neoliberal reside más en su dimensión ideológico/política que en su dimensión económica. La primera es que. Siguiendo con el tema de las clases sociales.

hice el esfuerzo. Recientemente hubo en Berlín un encuentro de dentistas europeos reunidos para discutir una alternativa a partir de la situación de Chiapas. Pero al mismo tiempo no tengo ninguna duda de que más temprano de lo que muchos piensan. la cultura es creación del hombre y de la mujer. Con sus palabras me decía dos cosas: por un lado. Ya aclaré varias veces que no soy el creador de este concepto. con mi dignidad recuperada pues puede cambiar la realidad. las clases cambian. con una cualquiera de los Estados Unidos. si mediante nuestra intervención hemos sido capaces de agregar algo que no existía. el mundo de la cultura. entendí. Allí sostuve que hoy ya podemos percibir que nuevas formas de rebeldía han de ser inventadas. y por el otro. Es más fácil percibir la existencia de las clases sociales en Sao Paulo que en Ginebra. la concientización pasa por la toma de conciencia pero la profundiza. y es una pena. generalmente busca la razón de ser de esa situación fuera de la historia. Una de mis preocupaciones fundamentales. Me preguntaba cómo hacer para que los grupos populares fatalistas pudieran percibir que en última instancia. Esto es lo que creo. es comparar esta universidad donde estamos. Recuerdo que para afrontar esta cuestión. En el marco de este fatalismo neoliberal. A fines de los años cincuenta popularicé una palabra extraña: “concientización”.producto histórico y como tales cambian históricamente. He citado algunas de estas reacciones en mis libros. históricamente. de su imaginación sobre un mundo que nosotros no inventamos. que ya estaba hecho. un barrendero escuchó paralizado las para él inimaginadas facetas del tema de la cultura. Nunca voy a olvidar su reacción. Otro caso 8 . No tengo duda de que este proceso de rehumanización. Obviamente. antes de poder verlas. fue considerar a la concientización como una postura más radical de entender el mundo. como consecuencia de sus pecados o del destino. pero siguen existiendo. de "gentificación" se va a dar. en la penumbra de un Centro de cultura. me pareció importante profundizar críticamente el tema de la cultura. ¿cómo no vamos a ser capaces de cambiar el mundo que sí hicimos. ya entonces. Un día. En otras palabras. Cuando yo intenté este esfuerzo tenía en mente justamente la cuestión del fatalismo. si se la compara con la postura que comúnmente definimos como toma de conciencia. Y decir: Si hemos sido capaces de cambiar el mundo natural. pero creo que voy a morir. de su acción. que no hicimos. que encontramos hecho. Es suficiente un análisis bien hecho y en cinco minutos identificamos a las clases sociales ginebrinas. Fue un encuentro lleno de vida. la ubica en el deseo de Dios. pero me siento responsable de la comprensión político-pedagógica-epistemológica del mismo. que frente a una situación de explotación. que ni nos podemos imaginar ahora. en Brasilia. en un debate universitario sobre la existencia o no de las clases sociales. pero esto no me autoriza a decir que no hay clases sociales en Ginebra. Pretendía combatir las posiciones inmovilizantes e inmovilizadoras del fatalismo campesino. dije en Brasil: un buen ejercicio que podemos hacer para comprender si hay o no clases sociales. el concepto de cultura provocó un shock. Ahora tenía esperanzas. tomó la palabra y proclamó: a partir de mañana voy a entrar a mi trabajo con la frente alta. Yo no tengo duda de que esto va a ocurrir. en las antípodas del neoliberalismo. Por ejemplo. ¿cuáles son sus reflexiones con respecto a la educación popular? En mi opinión hay toda una constelación de cuestiones políticas y pedagógicas que deberíamos estar afrontando en el campo estratégico de lo que llamamos “educación popular”. los hombres y las mujeres del mundo van a reinventar maneras nuevas de pelear. de la explotación y de las clases sociales? Planteado de este modo. de esperanza y de rebeldía. voy a entrar con la frente alta. de la política. Esta cuestión del inmovilismo/fatalismo es obviamente una de ellas.

Y no hay momento más efectivo en el discurso neoliberal que aquel en el cual los sujetos se asumen a sí mismos como meros objetos porque consideran que esto es inevitable. sociólogos. de las villas de emergencia. que la historia la construimos nosotros y a su vez nos construye. esperando que hagamos algo con ella. politicólogos. Fue creando la historia que hombres y mujeres se hicieron en la historia. De manera que hay que volver a discutir este tema de la concientización del sujeto como hacedor de la misma. que sostiene por ejemplo. de las favelas. Esto lo están diciendo profesores universitarios. Paulo Freiré sigue siendo. ¿Cómo es posible que universitarios digan que el desempleo en el mundo es una fatalidad? ¿Qué leyeron? ¿Cómo razonan? No. yo les digo sin enojo pero con absoluta convicción: no. levantando un vaso de arcilla que había hecho. No hay nada fatalísticamente determinado en el mundo de la cultura. que el número de personas desempleadas en el mundo es una fatalidad de este fin de siglo.fantástico fue el de una mujer. 9 . La historia no podría anticiparse a los hombres porque la historia es un producto cultural. orgullosa. Hay que combatir por todos los medios este fatalismo como paso previo para cualquier otra modificación posterior. es decir. y proclamando: es de mi cultura. Por eso. trabajar con los grupos más necesitados. ayudar a la gente a comprender que no hay fatalismo en la conducta humana. Paulo Freiré no fue. Hay que pelear. Me preguntan sobre la educación popular y aquí mis propuestas no se apartan mayormente de lo que hacía en los años sesenta. No hay momento más crucial que éste en la formación del sujeto autónomo. esperando que enfrentemos al fatalismo neoliberal que inmoviliza. Y sigue siendo porque la historia está ahí. Pero para que la historia nos construyera fue preciso que antes nosotros la construyéramos a ella. cuando hoy día los “pragmáticos” del neoliberalismo dicen: Paulo Freiré fue. Mediante la concientización el fatalismo se desmorona.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful