ALUMNOS DE 5º DE PRIMARIA.

Si eres pacífico, pide la paz: la paz buena, la paz verdadera, la que es don de Dios, la que nos trajo el niño de Belén. Pero pide con fuerza, porque hace mucha falta. Si eres pacífico, reconcíliate contigo mismo. Si no te perdonas, si hay guerra en tu interior, no puedes llevar a nadie la paz. Sé tolerante contigo, aunque nunca seas conformista. Si eres pacífico, que te duela tanta guerra y todo tipo de violencia. No sólo los tiros y las masacres, sino los insultos, los odios, las enemistades. Si eres pacífico, que seas no-violento, que creas en la fuerza de la paz, que no quieras matar al enemigo, sino convertirle en amigo. Si eres pacífico, pacífica a tu alrededor, por medio del diálogo, la tolerancia, el perdón y la amistad. Si eres pacífico, combate la injusticia, que es violencia. Si eres pacífico, defiende la libertad, no queremos la paz sin dignidad. Si eres pacífico, sé ecologista, defiende la paz con la naturaleza. Tenemos el reto de conservar la tierra. Si eres pacífico, vive en el amor, hazte voluntario de la solidaridad. Ésta es la mejor piedra para construir la ciudad de los Hijos de Dios. Si quieres la paz, constrúyela. Difícil y apasionante tarea la que tenemos todos. Pero nos acompaña la convicción de Jesús en el Evangelio: “Dichosos los que trabajan por la paz, porque serán llamados los hijos de Dios”.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful