Bajtín y los géneros discursivos.

Las diversas esferas de las sociedades mantienen una intima relación con el uso de la lengua. Mijaíl Bajtín, con una sensibilidad critica constante, advirtió que en todas ellas existen ecos de voces ajenas diferentes, y que interpretar y descubrir ese proceso de afinidades (compuestas por los diálogos entre personas) es el camino para decodificar u entender tanto una comunicación de origen antiguo como un complejo texto científico. Convertido en factor esencial para interpretar los discursos sociales a través de la historia, el filosofo de origen ruso sostiene que la utilización de la lengua se lleva a cabo en forma de enunciados (pueden ser tanto orales como escritos), y que estos enunciados reflejan las condiciones particulares en las diferentes esferas no solo por su contenido temático y verbal, sino también por su estructuración y/o composición. De modo que, lejos del punto de observación estructuralista, nunca hace de una obra literaria el epilogo de su óptica personal si no el punto de partida en pos de aclarar cuestiones que van más allá. En efecto, lo mencionado hasta aquí no hace otra cuestión que sostener su principal hipótesis: gracias a este proceso, él afirma que se pueden comprender las variaciones ideológicas y los antagónicos que cada individuo esté dispuesto a mantener de conformidad con su relación en la sociedad mundial, y que si bien cada enunciado difiere totalmente del otro , las distintas esferas del uso de la lengua terminan por componer sus enunciados estables a través de tres factores fundamentales: estilística, contenido temático y composición, y a los que Bajtín optó por unificar y denominar “géneros discursivos”. Para sustentar lo expresado anteriormente, Bajtín insiste en que la riqueza y particularidad de cada uno de estos géneros es incomparablemente amplia, debido a que las chances activas del hombre para interactuar en este contexto son interminables, y también porque cada esfera de la praxis contiene una extensa gama de géneros discursivos diferentes. Se deben incluir tanto diálogos comunes (un relato, una carta, una orden militar, documentos o declaraciones públicas, distintos repertorios burocráticos, o todo un sinfín de declaraciones sociales) como también aquellos que él denomina de género compuesto o complejo (un texto de ciencia, una narración literaria o una nota periodística). Siempre tomando en consideración el número de participantes, el contexto y la situación social.

el lingüista ruso dice que “no puede existir” un solo enfoque de estudio si se tiene en consideración la amplia diversidad de los géneros. como la escuela Saussureana. los Vehavioristas y la escuela de Vossler. Para explicarlo de otro modo. los géneros simples se transforman a traces de los segundarios y toman forma de carácter especial perdiendo la relación inmediata con la realidad y con los demás enunciados. Para Bajtín es obsoleto y poco útil abordar por ejemplo. volviendo a resaltar que sobre todo hay que prestar atención a su extensa variedad entre primarios –simples. es decir complejos. Bajtín dice que la diferencia entre ambos géneros es amplia y de fondo. Estos últimos.Esta última hipótesis se contrapone con la metodología de estudio de la lingüística general. ya que desde una misma óptica se analizarían fenómenos heterogéneos. desde una simple carta o conversación hasta una novela en varios tomos.y segundarios. en su proceso de construcción hay una clara absorción de los géneros discursivos primarios que tienen como procedencia de la elaboración inmediata que la sociedad ha ido edificando desde el seno familiar y a través de la historia. Asimismo. él insiste en que la misma correlación entre ambos géneros y su camino de formación histórica no solamente proyectan luz sobre la naturaleza de la enunciación si no que también lo hace entre la visión del mundo y la comunicación compleja de la lengua. el filósofo ruso también formula opinión acerca del inconveniente causado por la confusión que se ha generado con referencia a quienes mantienen la postura de que una sola frase o una sencilla palabra son suficientes para catalogarla como . ya que la interpretación desde un único punto de vista conllevaría a una especie de “vulgarización” de todo el proceso. Bajtín refuta alegando que de ninguna forma se puede subestimar la diversidad de los mencionados géneros. Con referencia a esto. no pudiendo lograr una definición acertada de la naturaleza esencial del enunciado. quienes se basaron solamente en el estudio especifico del habla normal (particularmente antigua). Por su parte. el análisis de unos textos complejos desde el enfoque unilateral de la particularidad artística y no hacerlo como determinados tipos de discursos que cuentan con una naturaleza verbal común y simple. pero más allá de eso se debe analizar desde ambos focos. Para fundamentar esta tesis. si bien surgen de la manera de comunicación más elitista (primordialmente de los desarrollados y organizados de forma escrita).

porque los géneros discursivos organizan nuestro discurso en su esencia. la comunicación coherente sería casi imposible. la tesis del filósofo ruso Mijaíl Bajtín se puede concluir de la siguiente forma: los cambios del uso de la lengua a través de la historia tienen estrecha relación con las transformaciones en los géneros discursivos. Porque más allá de una frase pueda resultar un enunciado finalizado no deja de ser solamente una oración. estos géneros nos lo son dados casi como se da lugar a la lengua materna.“enunciado o discurso total”. y hay que tener en cuenta que este tipo de lengua no es conocida por manuales o diccionarios sino por la comunicación discursiva a través del entorno social. Para entender esta complicada dinámica es menester una detallada evaluación histórica. Culturalmente. ya que en este caso una mínima unidad enunciativa. interactúan como enlaces de transmisión entre la historia de la sociedad y el uso de la lengua. “no” es un todo.es decir. y en este paso se da el cambio de una esfera a otra. . El menosprecio de los géneros de discursos como formas estables y normativas del enunciado ha llevado al error de los lingüistas que confunden enunciado con oración. Y en esta cuestión su refutación pasa por la simple razón de que eso solamente puede ser correcto en ciertas ocasiones – por ejemplo en una respuesta de carácter exigentemente estandarizada. evidentemente si la humanidad no conociera o no dominase estos géneros.no bastaría para que un discurso contenga carácter concluso pleno.y no tanto en discursos de índole creativa o científica. tanto los primarios como los segundario. Para Bajtín. reconstruyendo y renovando al género mismo. Por un lado se aprende a plasmarlos y por otro a interpretarlos. Todo esto lleva a interpretar que la humanidad se expresa mediante géneros discursivos y que cuenta con un amplio repertorio tanto escrito como oral. ¿Por qué?. pese a que pueda alcanzar para comprender la intención del enunciatario. interpretar su estilo. Tomando en consideración lo explicado hasta aquí. Los géneros.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful