gordo: Pez

s ortega Jesu

¿como ha sido tu pesca en los ultimos anos?
La verdad es que tengo que hacer memoria para recordar cómo empezó todo, pero mi primera licencia, que por cierto aún conservo, data de 1978. Desde entonces la pesca ha evolucionado bastante, sobre todo a raíz de que se diera a conocer lo que denominamos carpfishing. Antes era todo más difícil, los coches eran peores, las carreteras más malas y se hacía un mundo viajar en busca de esos pantanos de ensueño como el mítico Orellana. Pero por otro lado la

presión de pesca era casi inexistente y las jornadas eran muy fructíferas, con lo que merecía la pena “pegarse” cinco o seis horas metido en un coche para llegar hasta esos lugares. Las técnicas que utilizábamos por aquel entonces no difieren tanto de los montajes avanzados que usamos hoy en día, y lo mismo ocurre con las técnicas de cebado. Realmente creo que hemos mejorado en comodidad, calidad de los materiales, tecnología, etc., pero en líneas generales no veo diferencias muy sustanciales, hablando siempre de la esencia de capturar carpas grandes.

No obstante si hubo un cambio muy importante que fue el cambio de mentalidad en lo que al captura y suelta se refiere. Descubrí el carpfishing leyendo algunas revistas y aunque me fascinó, no creí que fuera a practicarlo tan pronto como luego resultó. Estando un día pescando con mis compañeros habituales de pesca, Juan Carlos, mi hermano Miguel y mi primo Javier Mármol, en Encinarejo (Andujar) conocimos a Rafael Cerpa y Peter Staggs, que por aquel entonces (1997) eran socios en El Carpón. Gracias a ellos pudimos

conocer de primera mano lo que realmente era el carpfishing, y el conocerlos fue lo que motivó que diéramos el salto hasta esta nueva disciplina. A partir de ahí, empezamos a frecuentar competiciones, concursos, concentraciones, y en general, cualquier tipo de evento que pudiera reunirnos con practicantes de este hermoso deporte, y así ha sido hasta ahora.

¿Que lugares has pescado?
Mis comienzos fueron en pantanos locales de Córdoba, mi ciudad 

natal, y tablas de mi querido río Guadalquivir. Pantanos como la Breña, Guadalmellato o La Térmica nos dieron muchas satisfacciones, y aunque ya había visitado lugares como Orellana alguna vez, el no disponer de coche propio resultaba un hándicap en contra. Geográficamente, la zona de España con mayor número de embalses de calidad que tenía más cerca era Extremadura así que a raíz de sacarme el carnet de conducir y tener mi propio coche fue cuando la cosa empezó a ponerse interesante. Desde entonces he disfrutado de los mejores pantanos de diferentes comunidades como Extremadura, Castilla La Mancha, Andalucía y ríos como el Guadalquivir, Tajo o Guadiana. Tengo la gran suerte de conocer a mucha gente de este mundillo y aparte de mi propia experiencia de muchos años, lo cual me permite saber en qué fecha debo visitar cada sitio, dichos amigos suelen avisarme cuando la pesca está buena por su zona, así que solo tengo que cargar el coche y disfrutar del viaje. No he pescado en el extranjero, tan solo en Portugal, nuestro país vecino, pero si he de ser sincero, tampoco me

llama la atención hacerlo, ya que soy de la opinión que la riqueza de nuestros embalses no tiene nada que envidiar a la de ningún país del mundo.

¿Que tacticas empleas la primera vez que pescas un lago?
Realmente y por encima de tácticas o estrategias considero que lo más importante que se debe hacer cuando se llega a un pantano que no se ha pescado nunca es localizar a los peces. La localización es la mejor de las estrategias y es el concepto básico que nos va a permitir conocer su patrón de conducta y poder desarrollar una estrategia de cebado acorde con lo que descubramos. Si te pones a pescar donde no hay peces, es muy probable que te vuelvas para cosa bolo, así que merece la pena perder cierto tiempo tratando de dar con sus lugares favoritos que por regla general son donde pasan más tiempo. Una vez localizados, es conveniente reconocer y fondear el terreno para poder decidir detalles tan importantes como el tipo de montaje (no es lo mismo pescar sobre fango, algas o piedras), la distancia de pesca (en función de la profundidad del embalse), etc., y a la misma vez hacernos un esquema mental de donde se encuentran lugares calientes como obstáculos sumergidos, cauces de ríos, entradas de cola, cambios bruscos de profundidad, etc., ya que dichos lugares suelen ser muy frecuentados por las carpas. Una vez que hayamos localizado a las carpas y conozcamos todos estos

detalles, y como por lo general, no sabemos que tipo de cebo es el más adecuado o les gusta más, suelo elaborar distintos tipos de cebaderos, para luego elegir uno de ellos en función de sus estadísticas. Unos los preparo a base de engodo y semillas, otros con pellets de distintos tamaños, otros con boilies enteros de diferentes tamaños y también con boilies troceados, etc. Se pueden hacer tantos

La localización es la mejor de las estrategias y es el concepto básico que nos va a permitir conocer su patrón de conducta y poder desarrollar una estrategia de cebado acorde con lo que descubramos.

cebaderos como te permita tu imaginación y solo hay que tener en cuenta que debemos recordar que hemos hecho en cada zona para luego repetirlo en caso de éxito. Ya solo queda como he dicho esperar a obtener resultados y elegir el cebadero que nos ofrezca los mejores. De cualquier modo siempre reservo una caña para pescar muy cerca de la orilla, y utilizo montajes lo más camuflados que pueda y cebo con PVA en muy pequeñas cantidades pero con materiales de gran atracción. Me suele funcionar muy bien y este tipo de estrategia me suele dar enormes sorpresas.

Que cebos usas?
A lo largo de tantos años de pesca he podido experimentar con todo tipo de cebos, y si bien es cierto que no tengo una especial predilección por alguno en concreto, he de decir que mis mejores capturas, o la

gran mayoría de ellas, han sido con boilies dulces. Realmente no soy de los que fuerzan la situación y pescan siempre con los mismos cebos sin importar el lugar donde están pescando. A mi más bien me gusta adaptarme al lugar donde voy a pescar, y que sea éste el que me indique cual es el cebo más apropiado. Es cierto que si se dispone de poco tiempo para ir a pescar, esto que estoy diciendo es difícil de llevar a la práctica, pero después de tantos años, tengo una pequeña idea de que cebo me funciona mejor en cada pantano dependiendo de la fecha en la que me encuentre pescando. Actualmente puedo decir que me he pegado enormes pescatas con bolies como la piña, la banana, el cangrejo y sobre todo el scopex, que para mí es un boilie todo terreno que se puede utilizar todo el año sin importar el lugar donde lo uses. Tampoco le hago ascos a las semillas como el maíz, la chufa o el haba, sobre todo si me encuentro en Extremadura, los pellets (aunque no los uso mucho), y también algunos cebos naturales. Un aspecto importante en mis estrategias de cebado es el engodo. A diferencia de lo que la mayoría de la gente opina, el engodo no solo atrae a las carpas pequeñas, sino que despierta un frenesí alimenticio, que despierta el interés de todo pez cercano a la zona, y puedo certificar que cuando la carpa grande hace acto de presencia en un cebadero, la carpa pequeña desaparece por completo. Por otro lado tengo muy claro que el boilie que uso ha de ser de la máxima calidad, el tiempo siempre me lo ha demostrado y es por esto que casi siempre utilizo boilies de la casa Mistral. Recientemente he probado los boilies de Kiwi y crustáceo de Prologic y también me han sorprendido gratamente. 

¿Que montajes usas?
No soy de las personas que están todo el día investigando la aparición de nuevos montajes y salvo contadas excepciones, soy muy clásico a la hora de confeccionarlos. Suelo utilizar un montaje normal de hair, bien alineado a la pata del anzuelo con un pequeño trozo de silicona, tubo anti enredos, plomos de línea interior tipo pera plana o tipo skyliner si he de pescar a gran distancia, y monofilamento de línea principal (sólo uso trenzado cuando la situación lo requiere). Mi bajo de línea lo suelo hacer con el Quicksilver de Kryston y los anzuelos suelen ser tipo garra. Este es mi montaje estándar y no lo cambio a no ser que tenga que pescar con flotantes, empiece a fallar las picadas, o la carpa coma de manera tan sutil que necesite un montaje con mayor poder anti rechazo. También considero imprescindible el uso de plomos traseros, sobre todo en lugares con gran presión de pesca, y por experiencia propia puedo decir que si se usan, tenemos un mínimo del 50% más de opciones de

pescar Así pues, lo único que tengo muy claro es que cuesta mucho tiempo, esfuerzo y dinero conseguir una picada para perderla después por un mal montaje, así que reviso concienzudamente mis montajes antes de usarlos y si noto lo más mínimo que no me guste en ellos, los cambio rápidamente.

¿Miremos atras. Cuando y donde capturaste tu primer ejemplar de mas de 10 kilos?
Recordaré ese momento toda mi vida. Corría el año 1985 y convencí a mi hermano Antonio para que me acompañara en mi viaje a Orellana. Era la primera vez que iba en mi propio coche y tenía unas ganas enormes de volver, ya que había ido 2 o 3 años atrás. Recuerdo que era un sábado y fui a la única zona que conocía del pantano. Cuando llegué había bastante gente pescando y aunque la cola era muy grande, apenas quedaba sitio así que me coloque justo en medio de todos, ya que era el único sitio libre. Lancé mis cañas y me fui a charlar con los

pescadores del puesto más cercano. Ellos me dijeron que nadie en toda la cola había sacado nada, (algunos llevaban allí ya varios días), y eso me desanimó un poco ya que estaba en la peor zona y encima en la que nadie había cebado. Pero nada más lejos de la realidad, no llevaba allí ni 3 horas cuando se dobló una de mis cañas (por aquel entonces solo disponía de dos cañas colocadas estilo surf casting, es decir, con una pica o pincho), y empezó la batalla. Al cabo de un rato saqué una preciosa común que dio en la báscula un peso de 10.5kg. No me lo podía creer, y el resto de pescadores que estaban allí aún menos. Fue un momento indescriptible que recordaré siempre. Después de aquello he tenido excelentes sesiones, y aunque he sacado peces por encima de los 20 kilos, aquella sensación ha sido muy difícil de superar.

¿Piensas que la pesca nocturna deberia ser legal?
Considero la pesca nocturna como una parte imprescindible de la pesca de la carpa. Es más, hay muchísimos embalses en los que en un 99% de las veces, solo se pesca de noche por lo que, dependiendo de la zona que uno frecuente, puede ser hasta básico que se permita el pescar de noche. No obstante y como casi todo, el permitir la práctica de la pesca nocturna puede suponer que bajo nuestra bandera, intenten “camuflarse” individuos indeseados que no tienen ni la más mínima intención de respetar el captura y suelta. Luego mi respuesta es que debería ser legal pero con ciertas restricciones y sobre todo que vaya coordinada o tutelada bajo el manto de las diversas sociedades de pesca que están emergiendo en nuestro País. Sólo así se podrá garantizar la seguridad

de las especies y el medio ambiente.

¿Que planes tienes para el futuro?
Cuando llevas mucho tiempo pescando como

yo, y si encima has tenido la suerte de sacar peces por encima de los veinte kilos, las prioridades van cambiando. Si bien es cierto que siempre quieres batir tu propio record, a medida que éste se va haciendo más grande,

sabes que cada vez es más difícil superarlo y es por esto que buscas nuevos retos. Abordar pantanos que sabemos que tienen carpas grandes pero que al haber muchas pequeñas su pesca es de gran dificultad, es nuestro

próximo objetivo dentro del grupo. También me excita sobre manera frecuentar pantanos cuya dificultad, bien sea por la presión de pesca o por la escasez de carpas que los habitan, sea extrema. Me gusta

enfrentarme al límite de mis conocimientos y poder “engañar” a esos ejemplares tan astutos como asustadizos. 



¿Cual ha sido tu momento de pesca mas memorable?
Después de tantos años, he tenido muchos momentos buenos y otros tantos malos con rachas de bolo que parecían interminables. Pero respondiendo a la pregunta puedo contarte varias jornadas gloriosas, algunas en pantanos tan difíciles como Orellana. Concretamente allí hemos hecho pescatas de hasta 25 peces durante un fin de semana completo, recuerdo que una vez estuvimos sacando carpas sin parar hasta que se nos acabó literalmente todo el cebo que llevábamos, que por cierto siempre suele ser bastante. En otra ocasión pescando durante una Semana Santa en Almoguera, sacamos más de 140 carpas entre 3 personas

en sólo 3 días. También recuerdo buenas jornadas de lucios y basses, algunos de gran tamaño; y algunas jornadas cortas de medio día en embalses como Encinarejo y sacando carpas rondando la veintena de kilos en apenas una sesión de 4 horas; pero tal vez las mejor jornada fue en la que batí hasta por 3 veces mi propio record personal, fue una alegría inenarrable.

¿Puedes contar a los lectores el truco que mas te haya servido a lo largo de los anos?
Mi mejor secreto es que tengo una especie de diario en el que escribo todo lo que acontece después de una sesión de pesca. Esto me permite recordar y controlar zonas, temperaturas, condiciones

climatológicas, lunas, etc. Lo tengo todo muy bien organizado por lugares, fechas y estaciones del año. De esta manera cuando voy a visitar un lugar al que hace tiempo que no he ido, me gusta leer todo lo que he vivido en él y puedo asegurar que gracias a estos datos que simplemente reflejan mis experiencias en esos sitios, me resulta mucho más fácil dar con la tecla exacta que me permita tener un mayor índice de aciertos en mis planteamientos o estrategias. Si bien es cierto que siempre se está en continuo aprendizaje, no lo es menos que la experiencia es un grado y a pesar de que nadie está libre de un desagradable bolo, puesto que todavía no existe el pescador infalible, si puedo reconocer que el llevar tantos años pescando, me ha permitido vivir

muchísimas experiencias, de las cuales siempre aprendes algo. En cuanto al tema del cebado utilizo algo así como un doble cebadero o cebadero trampa, esto me permite capturar grandes ejemplares que suelen ser más asustadizos, pero bueno, eso es otra historia… Jesus Ortega! 

6 



Sign up to vote on this title
UsefulNot useful