1

FALK SOLAR APLICACIONES DE ENERGÍA SOLAR

Manual de Calefones Solares

Dipl.-phys. Reinhard Mayer Falk Licenciatura Alemana en Física
La Paz - Bolivia Septiembre de 2010

2

Estimad@ Amig@ de Energía Solar: Hay diferentes sistemas para el calentamiento de agua mediante el uso de la energía solar que se utilizan actualmente en Bolivia. Existen varias empresas bolivianas que se dedican a la fabricación, importación e instalación de calefones solares. A pesar del gran interés para la energía solar, falta información sobre estas tecnologías y los recursos de energía solar en Bolivia. El siguiente texto se elaboró para dar los datos necesarios para poder planificar e inclusive fabricar sus propios sistemas de calefones solares. Este texto es parte del material de enseñanza para cursos de capacitación técnica de la empresa FALK SOLAR. Hubo varios eventos, entre ellos para el sector turístico (noviembre de 2009 y julio de 2010) donde se daban conferencias sobre la tecnología de calefones solares. He recibido varias sugerencias de los participantes de los seminarios, por ejemplo de introducir más detalles técnicos, cálculos y diferentes aplicaciones de energía solar para calentar agua. Con este texto espero que he cumplido con estos deseos. He probado aplicar un lenguaje sencillo, no obstante, algunas veces se va a encontrar algunas palabras no conocidas. En este caso sugiero consultar un diccionario, una enciclopedia o textos de enseñanza de la escuela, colegio o de la universidad. Si se tiene acceso a Internet, hay muy buenas informaciones en red (si se sabe elegir). Me gusta recibir sugerencias para actualizar en forma permanente el texto respecto a contenido y didáctica. La Paz, Septiembre de 2010 Reinhard Mayer Falk FALK SOLAR Tel./Fax : 02 – 2 72 26 72 Celular : 730 – 43 874 E-mail : reinhard@falksolar.com falk_solar@hotmail.com Sitio-web: www.falksolar.com Avenida 2 No. 268 (Barrio de Bolognia) La Paz – Zona Sur Bolivia

3

Nomenclatura, Abreviaciones y Unidades.
A pesar de utilizar pocas fórmulas y cálculos, es muy importante dar algunas definiciones (aclaraciones) que nombramos “nomenclatura”. Punto ( . ) se utiliza para separar miles Coma ( , ) se usa para separar decimales Unidades de energía: J Ws Wh kWh kWh/día kWh/m2 kWh/m2/día cal kcal = Julio = vatio - segundo = vatio - hora = kilovatios-hora = kilovatios-hora/día = kilovatios – hora por metro cuadrado = kilovatios-hora por metro cuadrado y día = caloría = kilo - caloría

Unidades de potencia W kW = vatio = kilo - vatio

Otros cm2 m2 s h = = = = centímetro cuadrado metro cuadrado segundo (seg.) hora

Comentario: Para la unidad de tiempo “segundos” utilizamos en ciencias la abreviación “s”, no obstante, en la vida común se utiliza también la abreviación “seg”. Por esta razón, en el texto aparecen las abreviaciones “s” y “seg” indiscriminadamente.

4

Conversiones.
Energía: 1 cal = 4,1855 J = 4,1855 Ws 1 kcal = 1.000 cal = 4.185,5 J = 4.185,5 Ws 1 cal/cm2/día = 41.855 Ws/m2/día = 11,626 Wh/m2/día 1 Langley = 1 cal/cm2 = 0,0116 kWh/m2 1.000 cal/cm2/día = 11,626 kWh/m2/día 1J 1 kJ = 1 Ws = 0,239 cal = 1 Nm = 1.000 J = 239 cal = 0,239 kcal

1 Wh = 3.600 Ws 1 kWh = 1.000 Wh = 860 kcal = 3595 kJ Potencia: 1 HP = 0,745 kW = 745 W 1 kW = 1.000 W = 1,342 HP Otros: 1 m2 = 10.000 cm2

5

CAPITULO 1 INTRODUCCIÓN – BREVE HISTORIA DE LOS CALEFONES SOLARES BASE DE FUNCIONAMIENTO DE LOS CALEFONES SOLARES -El EFECTO INVERNADERO, CALEFONES SOLARES QUE FUNCIONAN CON FLUJO LIBRE Y FLUJO FORZADO. Para conocer las bases de la tecnología de calefones solares, se tiene que entender que pasa en un invernadero o en un colector solar. Los rayos del sol pueden entrar fácilmente por la cubierta transparente (plástico, vidrio) que cubre el invernadero. El material en el interior del invernadero absorbe la radiación solar y la convierte en calor. Los materiales calientes por su parte también envían una radiación similar a la luz visible; pero, dicha radiación (llamada infrarroja o térmica) los ojos humanos no pueden detectar. No obstante, pueden ser detectadas por las terminaciones nerviosas de nuestra piel. Por ejemplo, cuando se toma asiento delante una fogata, se puede sentir esta radiación, que se llama radiación térmica o infrarroja en el rostro. Si pasa una persona entre el fuego y nosotros, al instante sentimos que no hay más calor, porque la persona que esta entre nosotros y el fuego produce una especie de sombra en relación a la radiación térmica. Esta radiación a pesar que es similar a la radiación que emite el sol, tiene una diferencia significativa en relación a esta: No puede pasar por los vidrios o los plásticos de la cubierta transparente. Por esta razón, el calor se mantiene en el interior del invernadero. Este mismo efecto se observa en casas o coches cuyas ventanas son cerradas. Como cubierta transparente para invernaderos, en la mayoría de los casos se utiliza plástico transparente como el nylon (AGROFILM), calaminas de fibra de vidrio y policarbonato que tienen los mismos efectos que el vidrio para generar calor (efecto de invernadero). Se aprovecha la radiación solar y el efecto invernadero para el calentamiento de agua mediante los colectores solares.

Figura 1.1: El efecto invernadero. Fuente: Anderson, 1976.

6

APROVECHAMIENTO DEL EFECTO INVERNADERO – LA CAJA TÉRMICA. Fue el suizo H.B. de Saussure en 1767 el que, con objeto de medir la radiación solar, construyó los primeros colectores solares. Estos colectores estaban construidos en forma de cajas de madera con varios vidrios planos y aislados con corcho. La superficie interior de la caja fue pintada de negro. Con estos equipos se lograron temperaturas superiores a los 80 °C. Hubo experimentos con estos artefactos para calentar alimentos. Se realizaron varios experimentos con este tipo de colector solar durante el Siglo 19, alcanzando temperaturas de hasta 115 °C. También se utilizaron estos equipos (cajas térmicas) en experimentos en las alturas. A pesar de que el terreno donde se experimentaba, se hallaba cubierto de nieve, la temperatura dentro de una caja térmica que contaba con dos cubiertas de vidrio, subió por encima del punto de ebullición de agua. Actualmente se aplica la idea de la caja térmica para construir calefones y cocinas solares.

Figura 1.2: Esquema del colector o caja térmica de Saussure. Fuente: Butti, 1980.

7

EL COLECTOR ACUMULADOR.

Figura 1.3: Calentador de agua sencillo. Ventaja: barato y efectivo en zonas con clima templado y caliente. Desventaja: no mantiene el calor durante la noche en zonas muy frías. Ojo: El calefón de la figura se instaló en el hemisferio norte, por esta razón aparece en la flecha la palabra “SUR”. En Bolivia, la superficie transparente tiene que mirar hacia el Norte. Fuente: Margevicius, Schorgmayer, 1981. El colector acumulador en su forma más sencilla consiste en un tanque de agua pintado de negro dentro de una caja cubierta de plástico o vidrio para producir el efecto de invernadero. La superficie negra del estanque expuesta a los rayos solares se calienta y transfiere este calor al agua. Calienta el agua durante el día, pero se enfría rápidamente en la noche, de manera que no habrá agua caliente hasta la próxima mañana para lugares fríos. El colector acumulador fue el primer calefón solar conocido. A fines del siglo 19, se utilizó este equipo en los Estados Unidos para calentar agua económicamente. Durante algunas décadas se desarrolló una industria muy prospera. La figura siguiente muestra uno de estos primeros calefones solares.

8

Figura 1.4: Dibujo de un calefón solar de los Estados Unidos, publicado en la década de los años ochenta del siglo 19. Fuente: Butti, 1980.

9

CALEFONES SOLARES EQUIPADOS CON COLECTORES PARA CALENTAR AGUA. A inicios del siglo 20 se buscó una solución mejor para calentar agua mediante energía solar. Para aumentar el rendimiento del calefón solar y para mejorar el almacenaje de agua caliente, se separaron las unidades de producción y almacenaje de calor. El almacén de agua caliente desde estos tiempos cuenta con un aislamiento térmico muy fuerte. No deja pasar el sol, pero tampoco puede escapar bien el calor. El agua caliente se produce fuera de los almacenes del agua, en los colectores solares. La figura 1.5 muestra un sistema muy senillo.

Figura 1.5: Un sistema solar sencillo. El agua entra directamente al colector; cuenta con un tanque ubicado por encima del colector para almacenar el agua caliente. Por la separación de componentes de funcionamiento – el calentamiento del agua tiene su lugar en el colector, el almacenaje de agua caliente en el tanque – este tipo de calefón solar tiene más eficiencia que el colector – acumulador. Fuente: Margevicius, Schorgmayer 1981.

10

Fotografías 1.1 y 1.2: Izquierda: Un calefón solar con colectores planos. El tanque de almacenamiento de agua caliente tiene una posición vertical. Derecha: Un calefón solar con un solo colector plano. El tanque de almacenamiento de agua caliente tiene una posición horizontal como es el caso de todos los calefones solares modernos. Fuente: Fotografías del autor. El colector plano consiste de una caja térmica provista de aislamiento térmico, sistema de tubería, placa de absorción y una cubierta transparente. El sistema de tubería es unida con la placa de absorción. Ambas parte son pintadas de color negro mate para absorber un máximo en radiación solar. La cubierta transparente concentra el calor dentro del colector plano. La figura 1.6 muestra un colector solar plano para calentar agua. Se distingue en sus diferentes componentes: o o o o o Caja del colector. Cubierta transparente. Placa absorbente. Circuito de agua. Material aislante.

Figura 1.6: Colector plano para captar energía solar Fuente: de Cusa, 1989.

11

Fotografía 1.3: Detalle de un colector solar plano. Los tubos para calentar agua están colocados en forma de rejilla. Es el sistema más divulgado en Bolivia. Fuente: Fotografía del autor. Los calefones solares mostrados en las anteriores fotografías y figuras funcionan sin bomba de agua. Por su posición del tanque de agua encima de los colectores plano existe una corriente de agua mientras que los colectores reciban sol. Estos sistemas se llaman calefones solares de flujo libre o sistemas termosifón. PRINCIPIO DE FUNCIONAMIENTO DEL SISTEMA TERMOSIFÓN. Este efecto es un fenómeno físico muy conocido: Calentando una masa de agua dentro de un recipiente sucede lo siguiente: La capa de agua en contacto con el fondo de la vasija, que será la primera en calentarse, sube hacia arriba tan pronto como aumentan unos cuantos grados en su temperatura, porque el agua caliente es más ligera que el agua fría. Por el mismo efecto térmico, el agua situada en la superficie, que todavía se conservará relativamente fría con respecto a la del fondo, por ser más pesada desciende hacia las capas inferiores. De esta forma se establece una corriente circulatoria, la cual puede ser aprovechada para que el líquido se traslade por sí mismo desde un punto a otro (ver figura 1.7).

12

Figuras 1.7 y 1.8: Izquierda: Principio del termosifón. Derecha: Esquema de un calentador solar de agua para usos domésticos. Fuente: de Cusa, 1989. Aplicando el principio del termosifón a la instalación solar para obtener agua caliente, se construye un calentador solar de agua de circulación natural (ver figura 1.8). El equipo consta de un colector en conexión con un depósito acumulador, estableciendo el circuito con la entrada del agua caliente, que se produce por la parte superior, y la recuperación de agua fría por la parte inferior. El proceso se desarrolla en las siguientes fases: El agua pasa lentamente por el circuito interior de los colectores, al que se llama circuito primario. La circulación lenta favorece el calentamiento. Al llegar a la parte superior del colector, el agua caliente entra directamente al termotanque. El agua caliente ocupa la parte superior del recipiente, por donde sale para su consumo. La entrada de agua fría para mantener constante el volumen se produce por la parte de abajo, de donde pasa directamente al circuito primario. El sistema termosifón apareció por la primera vez en el año 1909 en los Estados Unidos. Desde este tiempo es el sistema “típico” para el calentamiento de agua mediante energía solar. LOS SISTEMAS CON FLUJO FORZADO. Se puede instalar una bomba en la tubería entre tanque de agua y colector. De esta manera se tiene libertad en la construcción del sistema solar; se puede instalar el colector por encima del tanque de agua. La bomba cuenta con su respectivo control que mide la temperatura en el tanque y en la salida del colector. Cuando el colector está más caliente que el tanque, la bomba hace circular el agua. En caso contrario, se impide la circulación.

13

Figura 1.9: Calentador de agua tipo flujo forzado. Puede tener el tanque aislado por debajo del colector. Fuente: Margevicios, Schorgmayer, 1981. Preguntas – Reflexiones – Capítulo 1 ¿Qué es el efecto invernadero? Da ejemplos donde aparece este efecto.

14

CAPÍTULO 2 ENERGÍA Y POTENCIA

Energía y Potencia.
Necesitamos aclarar algunas palabras para poder hablar sobre la energía solar, de la cual depende toda la vida sobre la tierra. Conocemos energía de calor, mecánica, hidráulica, eléctrica y otras formas más. También decimos: tengo mucha energía para hacer deporte o trabajar. En la ciencia de física decimos: La energía es la capacidad de realizar un trabajo. El trabajo en este sentido es mover o elevar un cuerpo con cierta masa a cierta distancia. Cuando hacemos deportes, por ejemplo elevar pesas, realizamos un trabajo a los pesos.

Figura 2.1: Ejemplo de Trabajo = Elevar pesas. Fuente: Dibujo del autor. En las ciudades y muchas poblaciones se paga mensualmente la factura de energía eléctrica. Las empresas de distribución de energía eléctrica venden esta energía por kilovatio - hora (kWh). El kilovatio - hora o el vatio – hora ( Wh ) es la unidad de energía. 1 kWh = 1.000 Wh

15

En algunos textos sobre calefones solares encontramos todavía la unidad caloría (cal) o kilo – caloría (kcal). Una caloría (abreviación: cal) es la energía térmica que calienta un gramo de agua a un grado Celsius. Una kilocaloría (abreviación: kcal) calienta 1000 gramos de agua (= 1 litro) a un grado Celsius. 1 kcal = 1.000 cal Ejemplo: Para ducharte, queremos calentar unos 40 litros de agua a una temperatura de 30 grados Celsius (°C). El agua que sale de la tubería tiene una temperatura de 5 °C ¿Qué cantidad de energía necesitamos para calentar el agua? Multiplicamos la energía térmica para calentar un gramo de agua a un grado Celsius con la cantidad de agua deseada y la diferencia de temperaturas: Cantidad de agua : 40 litros = 40 kg Diferencia de temperatura : 30 °C – 5 °C = 25 °C Con estos datos calculamos la energía que necesitamos: Energía = 1 kcal /kg agua °C * 40 kg agua * 25 °C Energía = 1.000 kcal Estamos más acostumbrados calcular con kWh: 860 kcal = 1 kWh Para conocer la energía para calentar agua, expresada en kWh, dividimos el resultado obtenido por 860 kcal/kWh: Energía (kWh ) = 1.000 kcal / 860 kcal/kWh Energía (kWh ) = 1.16 kWh 2 Ojo: A pesar que decimos “generamos energía eléctrica” o “consumimos energía eléctrica”, esto no es correcto. NO SE PUEDE GENERAR O DESTRUIR ENERGIA, SOLAMENTE SE PUEDE CONVERTIR UNA FORMA DE ENERGÍA EN OTRA.

16

Ejemplo: La central hidroeléctrica de Zongo suministra energía eléctrica a la ciudad de La Paz. Una corriente de agua mueve las turbinas de la central. Estas turbinas a su vez son conectadas con generadores que producen energía eléctrica. La energía del movimiento de agua se convierte en energía eléctrica. A la energía eléctrica generada se puede dar diferentes usos: la iluminación y generación de calor (calentar agua mediante una ducha eléctrica, etc.). Otra magnitud importante es la potencia. Al comprar un motor eléctrico, un generador o simplemente un foco, nos interesa su potencia. En el caso de los motores o generadores hablamos de caballo – fuerza (HP); compramos focos de 60 o 100 Vatios. La potencia es simplemente la energía desarrollada en la unidad del tiempo. La unidad de potencia, especialmente en el campo de la electricidad, es el vatio.

Energía Potencia = -------------Tiempo Unidades:

Vatio

Vatio - hora = --------------hora

1.000 vatios = 1 kilo – vatio = 1 kW. 1 HP Ejemplo: Dos personas llevan cajas de 15 kg al segundo piso de una casa. La diferencia de altura entre los pisos sea de 4 metros. Ambas personas realizan el mismo trabajo: Trabajo = Fuerza * Camino La fuerza medimos en Newton. Para un cálculo aproximado decimos 1 kg = 10 Newton ( N ) = 745 W

17

(El peso de la carga expresamos en kg., lo que no es tan correcto, porque con kilogramos se mide la masa de un cuerpo, pero para nuestros fines podemos aplicar esta aproximación). Para elevar la caja de 15 kg. tenemos que ejercer una contrafuerza de 15 kg. o de 150 N 15 kg. * 10 N / kg. = 150 N Con la elevación de 4 metros y la contrafuerza de 150 N resulta mismo trabajo para las dos personas: Trabajo = 150 N * 4 m = 600 Nm

El trabajo se expresa en Joule ( J ): 1 Joule ( J ) = 1 Newton – metro ( Nm) Otras relaciones:

1 J = 1 Nm = 1 Ws (vatio – segundo) El trabajo de 600 Nm podemos expresar en 600 Vatios-segundos. Para este trabajo necesitamos energía, nuestro cuerpo suministra esta energía por la “combustión” de los alimentos que comemos; no es otra cosa que energía solar almacenada en los diferentes tipos de alimentos (ver fotosíntesis, alimentación en tu enciclopedia o diccionario).

El trabajo de 600 Wseg podemos realizar muy rápido o muy cómodo. La primera persona realiza el trabajo en 5 segundos, mientras que la segunda persona lo hace con calma, mira a través de la ventana, charla con un vecino, y al final llega después de 10 minutos al segundo piso. La potencia, desarrollada por las dos personas es distinta, porque la misma energía empleada para realizar el trabajo, se aplica durante diferentes intervalos de tiempo. Persona 1: 600 Wseg ------------ = 120 W 5 seg 120 W : 745 W/HP = Persona 2: 0,16 HP

18

Con 10 minutos = 600 segundos: 600 Wseg ------------ = 600 seg 1W

1 W : 745 W/HP = 0.0013 HP La energía no se puede generar o destruir, solamente se puede convertir una forma de energía en otra. Como ejemplo podemos mencionar la conversión de la radiación solar en energía eléctrica mediante los paneles fotovoltaicos. La energía que cosechamos en forma de energía eléctrica es la “energía útil”. Las otras formas de energía que no nos sirven, como por ejemplo el calentamiento del panel fotovoltaico, la radiación solar no absorbida por el panel, son “pérdidas de energía”. Cada sistema de aprovechamiento de energía solar tiene su rendimiento para poder aprovechar esta energía (ojo: esta regla es válida para cualquier proceso de transformación de energía). En otras palabras, en cada transformación de una a otra forma de energía tenemos pérdidas, que no podemos aprovechar: Energía recibida = Energía útil + Energía pérdida Un panel fotovoltaico tiene un rendimiento de aproximadamente 12 % para producir energía útil en forma de energía eléctrica. Significa que solamente 12 % de la energía solar que recibe el panel solar se convierte en energía eléctrica. Considerando que 1 m2 de superficie de paneles fotovoltaicos puede recibir la radiación solar de 5 kWh / m2 / día, resulta la siguiente “producción” de energía eléctrica: 5 kWh / m2 / día * 1 m2 * 0,12 = 0,6 kWh / día Sistemas solares de calentamiento de agua son más eficientes. Un equipo sencillo puede convertir 40 % de la radiación solar que incide sobre su superficie de absorción. Tomando en cuenta otra vez 1 m2 de superficie de captación de energía solar, resulta: 5 kWh / m2 / día * 1 m2 * 0,40 = 2 kWh / día Para no desanimarnos del aprovechamiento de la energía solar, es muy útil recordarse que el aprovechamiento de gasolina mediante un automóvil es todavía peor. Solamente 4 % del contenido energético de la gasolina sirve para el movimiento. El resto se pierde por fricción, calentamiento, etc. A pesar de estos pésimos resultados, seguimos utilizando automóviles ya más de 100 años.

19

CAPÍTULO 3 EL TRANSPORTE DE CALOR EL TRANSPORTE DE CALOR Hay tres mecanismos del transporte de calor:

- Conducción - Convección - Radiación Se puede realizar un experimento muy sencillo utilizando una vela. Para conocer el proceso de conducción, se coloca un objeto metálico (cucharilla, clavo) y un pedazo de azulejo en la llama de la vela. Después de poco tiempo, vuelve incomodo agarrar el clavo o la cucharilla con la mano mientras que no habría problemas con el pedazo de azulejo. De esta manera se ve que existen conductores y aisladores para la propagación de calor en forma de conducción igual a los conductores y aisladores en electrotecnia. Hay otro experimento para conocer el efecto de convección. Moviendo la mano alrededor de la vela, se observa que el calor se encuentra encima de la vela. La llama calienta el aire y se establece una corriente hacia arriba. Este hecho se conoce bajo el nombre de efecto termosifón en la tecnología de los calefones solares. Descubrir la radiación de calor es algo más complicado. Se puede utilizar los labios como sensores porque son muy sensibles. Se acerca a la llama abriendo un poco los labios para “besar” la llama. Acercándose hay un sentido el calor. Se repite este experimento, pero esta vez se coloca un pedazo de vidrio entre la vela encendida y los labios. Ahora no se sienta ninguna experiencia de calor porque el vidrio no deja pasar la radiación térmica o infrarroja.

20

Figura 3.1: Experimentos con una vela para descubrir los diferentes mecanismos de transporte de calor. Figura a: el mecanismo de conducción; figura b: el mecanismo de convección y figura c: el mecanismo de propagación de calor por radiación. Fuente: Dibujos del autor.

21

LA CONDUCCIÓN DE CALOR
El flujo de calor mediante conducción es similar a la corriente eléctrica. En ambos casos existen conductores y aisladores para el transporte de energía. También se necesita un cierto “potencial”. En el caso de electricidad es el voltaje; en el caso del flujo de calor es la diferencia de temperatura entre diferentes lugares. El calor fluye de un lugar caliente hacia un lugar más frío. Igual que en electricidad, el flujo de calor va a buscar el camino más sencillo; busca la menor resistencia para su flujo. Esto es el caso cuando la casa tiene componentes constructivos con poca resistencia para la pérdida de calor y de esta manera existe más posibilidad de enfriamiento de la casa. Las pérdidas de calor son más fuertes si las diferencias de temperaturas entre el interior de la casa y el exterior son muy grandes. Existe el mismo tipo de leyes para la corriente eléctrica y el flujo de calor por conducción. Una combinación de alta tensión y baja resistencia eléctrica produce corrientes eléctricas fuertes; grandes diferencias de temperaturas a las superficies de un cuerpo y una baja resistencia térmica producen un fuerte flujo de calor. En otras palabras para la conducción de calor: Tenemos pérdidas de calor a través de paredes delgadas o superficies metálicas. Estas pérdidas de calor suben con el aumento de diferencia de temperaturas a ambos lados del material.

PROPIEDADES TÉRMICAS DE MATERIALES
Entre los buenos conductores de calor (y también de electricidad) se encuentran los metales en el siguiente rango Cobre – Aluminio – Acero Cobre es el mejor conductor, mientras que acero conduce menos el calor. Se aprovecha las propiedades de cobre de conducir el calor para los calefones solares, donde una placa de cobre guía el calor hacia un sistema de tubería. Aislantes dan una resistencia al flujo de calor. Tienen capas o burbujas de aire incorporadas que frenan el flujo de calor. En realidad, el aire en reposo es el mejor aislante. De esta manera, espuma de poliuretano con sus burbujas de aire incorporadas es un excelente material aislante contra las pérdidas de calor. De la misma manera, varias ropas delgadas, una encima de otra, separada por una capa de aire, son mejor que una sola ropa gruesa. Aserrín es también un aislante porque entre sus partículas se encuentra aire atrapado. Pero, una vez mojado el aserrín, se pierde sus propiedades de aislante térmico.

22

Otros aislantes térmicos son: o o o o Corcho, granulado Lana mineral Lana de vidrio Plastoformo

Plastoformo se conoce técnicamente como espuma de poliestireno. Tiene buenas propiedades de aislamiento térmico, pero no aguanta temperaturas elevadas. Empieza a deteriorase con temperaturas alrededor de 70 ºC. Estas temperaturas se logran fácilmente en los colectores planos para calentar agua. De esta manera, en la construcción de los calefones solares se prefiere la lana de vidrio que resiste las temperaturas elevadas.

EL FLUJO DE CALOR - EFECTOS DE CONVECCIÓN Y CONDUCCIÓN
El colector plano funciona de la siguiente manera. La radiación solar incide sobre el colector. Una pequeña parte es reflejada por la cubierta transparente según el ángulo de incidencia y absorbida. El resto de la radiación solar pasa por la cubierta transparente e incide sobre la placa de absorción, es absorbida en su mayoría y transformado en calor. La temperatura del medio ambiente es durante el día menor que la temperatura del interior del colector solar. Por esta razón se establece un flujo de calor hacia fuera. Si las temperaturas serían iguales, no existiría un transporte de calor. Las mismas observaciones tienen su validez para el tanque de almacenamiento de agua caliente. Si las temperaturas son iguales, no existe transporte de calor. Hay pérdidas de calor que impiden una transformación total de la radiación solar en calor útil para calentar agua. Dentro del colector plano existen los siguientes mecanismos de transferencia de calor: Convección Conducción Para estos modelos sencillos se considera solamente el transporte de calor por movimiento de aire, la convección y por conducción. No se toma en cuenta el intercambio de calor mediante la radiación térmica. El transporte de calor por convección funciona de la siguiente manera: Aire calentada por la placa de absorción sube hacia la cubierta transparente, entrega parte de su calor, se enfría y baja. El calor entregado a la cara interior de la cubierta transparente fluye por los mecanismos de conducción hacia fuera donde otro mecanismo de convección extrae el calor hacia el medio ambiente. Mediante el transporte de conducción escape calor hacia el fondo y las paredes laterales de la caja del colector. Para reducir las pérdidas de calor por las paredes y fondo del colector (mecanismo de conducción), se colocan aislantes térmicos entre la placa y caja del colector. Se

23

calientan las partes exteriores de la caja del colector y por el mecanismo de convección se pierde el calor hacia el ambiente. Las pérdidas de energía son más aceleradas cuando hay vientos y/o un clima frío. A pesar de todas las medidas de reducir las pérdidas de calor, siempre existen ciertas fugas de calor que disminuyen la energía útil para calentar el agua. Para un equipo de autoconstrucción, un rendimiento de 60 % sería muy bueno. Significa que se aprovecha un 60 % de la radiación solar que llega sobre la superficie del colector para el calentamiento de agua.

Figura 3.2: Funcionamiento de un colector plano y la influencia del medio ambiente sobre su funcionamiento. Los mecanismos de transporte de calor mediante convección y conducción mostrado para un colector plano. Por el transporte de calor a través de una sola cubierta de vidrio, hay pérdidas grandes de calor. La superficie de la ventana es fría. Hay menos pérdida de calor hacia el fondo del colector plano porque cuenta con un aislamiento térmico. Fuente: Margevicius, Schorgmayer, 1981.

24

CAPÍTULO 4 OFERTA DE LA RADIACIÓN SOLAR La Tierra y la Radiación Solar. A pesar que recibimos del sol una cantidad de energía que es 26.000 veces mayor que el requerimiento energético de la humanidad, no debemos pensar en ningún momento que la solución del problema de suministro de energía sea fácil, porque se necesitan las tecnologías adecuadas, todavía por desarrollar. La energía producida por el Sol no queda de ninguna manera en la tierra. Al final, toda la energía es devuelta al espacio, caso contrario existirían temperaturas insoportables sobre la superficie de la Tierra. Unos 30 % (ver figura 4.1) son reflejadas directamente al espacio por las nubes, nieve o por la misma superficie. La otra parte tras haber pasado por varios paseos, regresa al espacio en forma de la llamada radiación térmica (= radiación infrarroja). Existe un equilibrio a largo plazo; el contenido de energía de la tierra se mantiene aproximadamente constante.

Figura 4.1: Energía solar absorbida por la Tierra y reflejada. Fuente: según de Cusa, 1989.

25

Figura 4.2: Movimiento y posiciones de la Tierra alrededor del Sol.
Fuente: Dibujo del autor.

Para entender la distribución de la radiación solar, es importante que conozcamos el movimiento de la Tierra alrededor del Sol. La Tierra se mueve en una órbita alrededor del Sol y cada 24 horas gira alrededor de su eje. Al terminar una vuelta completa alrededor del Sol, concluye un año. Durante su movimiento cambia un poco la distancia entre el Sol y la Tierra, pero por las grandes distancias entre el Sol y la Tierra esto no tiene gran importancia para el aprovechamiento de la energía solar. De suma importancia es la orientación del eje de rotación de la tierra. Mientras la Tierra se mueve alrededor del Sol, el eje de la misma apunta siempre en la misma dirección (ver figura 4.2). El eje de los polos de la Tierra tiene una inclinación de aproximadamente 23° respecto a la vertical en el plano de su trayectoria. Esta orientación del eje de los polos permanece constante a lo largo de todo el año. Es el mismo efecto que nos permite mantener el equilibrio manejando una bicicleta: Un cuerpo en rotación quiere mantener la orientación de su eje de movimiento. En junio, el polo sur se halla más alejado del Sol. Significa que el sol aparece a menor altura en el cielo del hemisferio sur donde vivimos. Los rayos inciden muy inclinados en el territorio de Bolivia (ver figura 4.3), causando así menor aprovechamiento de la misma energía (ver figura 4.4) y por ello el clima frío del invierno. Los días son más cortos que las noches.

26

Figura 4.3: Insolación de la Tierra en diferentes épocas del año. Fig. 4.3 a: Situación para el 21 de junio (solsticio de invierno) y Fig. 4.3 b: Situación para el 21 de diciembre (solsticio de verano). Fuente: Dibujo del autor. En diciembre, por el contrario, el polo sur está inclinado hacia el Sol. El sol aparece a mayor altura en el cielo del hemisferio sur. Si se observa la posición de Bolivia sobre la superficie de la Tierra, se nota que los rayos del Sol inciden casi en forma perpendicular sobre el territorio, causando un mejor aprovechamiento de los rayos solares que resulta en un clima más caliente. Los días son más largos que las noches.

Figura 4.4: Dirección de la radiación solar y potencia disponible. Para aprovechar la energía solar disponible en un lugar depende de la dirección de la radiación. Si la radiación llega a una superficie en forma inclinada ( o sea bajo un ángulo de incidencia grande ), esta misma energía se distribuye sobre una superficie grande (ver figura 4.4 a). Si hubiese sido una insolación en forma directa ( o sea el ángulo de incidencia hubiese sido nulo; la radiación solar incide en forma perpendicular sobre la superficie, ver figura 4.4 b ), la misma energía se concentra en una superficie de menor extensión. Fuente: adaptado de: Bardou, Patrick, Varoujan Arzoumanian, 1984.

27

Este efecto de concentración de energía podemos observar fácilmente en la ciudad de La Paz (y también en otros lugares de Bolivia). En verano tenemos el Sol encima de nuestras cabezas a mediodía (cenit), los rayos del sol inciden en forma directa sobre el suelo, se absorbe un máximo de energía solar por metro cuadrado y el clima es caliente. En junio, cuando los rayos del sol inciden bajo un ángulo de casi 39°, el suelo recibe menos energía y por ello el clima es más frío. Las estaciones en el hemisferio norte ocurren a la inversa debido a que el polo norte se halla más cerca del sol en junio (verano) y más alejado en diciembre (invierno). Durante el año observamos en la ciudad de La Paz el movimiento del Sol como nos indica la figura 4.5. Pongamos a la Tierra en un lugar fijo y describimos el movimiento del Sol sobre una esfera celeste con la tierra en su centro. La figura nos muestra la trayectoria del sol aparente para la ciudad de La Paz (Latitud 16° 28’ Sur).

Figura 4.5: Trayectoria del sol aparente para la ciudad de La Paz. El sol tiene durante el mediodía solar su posición más alta respecto al horizonte. Fuente: Dibujo del autor. Para nosotros el sol se mueve sobre círculos que están orientados perpendicularmente al eje giratorio de la Tierra, la cual está inclinada con el ángulo de la latitud de La Paz en relación al horizonte. Para otros lugares de Bolivia existen pequeñas diferencias que para el aprovechamiento de la energía solar no tienen gran importancia. En la figura 4.5 podemos distinguir cuatro fechas claves durante el año. El 21 de junio que coincide casi con la noche de San Juan, la noche más fría del año, es el día más corto del año:

28

la duración solar del día para La Paz es de 11 horas. El Sol se ve desde el norte, a mediodía, con la posición más baja del año respecto al horizonte norte. Tenemos el solsticio de invierno. (El mediodía solar no coincide con las 12.00 horas; para La Paz alrededor de las 12.30 horas). Para el 21 de diciembre se tiene la situación contraria, el día es con 13 horas más largo y el Sol tenemos en el sur, con su posición al mediodía solar más baja en relación al horizonte sur (solsticio de verano). Por este movimiento del sol entre el 21 de junio y 21 de diciembre, el Sol pasa dos veces por año por el cenit al mediodía solar: el 6 de febrero y el 10 de noviembre (duración solar del día: 12.7 horas). En estos momentos, un poste orientado exactamente vertical, no produce ninguna sombra. La situación en que día y noche tienen igual duración se da también dos veces por año: 21 de marzo y 21 de septiembre. Estos dos días tienen 12 horas de luz y otro tanto de oscuridad, y se producen en la época del año llamado equinoccio. La palabra equinoccio significa que el día y la noche tienen la misma duración (12 horas). El sol sube exactamente al este y se pone exactamente al oeste. Como hemos tomado cuenta, coinciden los solsticios y equinoccios con los inicios de primavera (21 de septiembre), verano (21 de diciembre), otoño (21 de marzo) y invierno (21 de junio). En relación a los equinoccios, las trayectorias del Sol para el 21 de diciembre y el 21 de junio están desplazadas en 23.45° hacia el sur y el norte respectivamente. Este desplazamiento se llama declinación, sus valores extremos de 23.45° corresponden a la inclinación del eje giratorio de la Tierra. Al mediodía de cualquier día del año, el calor del Sol es más fuerte porque tiene su posición más alta en el cielo. La figura 4.6 nos muestra la posición del Sol mediante un corte transversal de la bóveda celeste en dirección norte – sur. De esta manera encontramos mejor la ubicación del Sol a mediodía. Vemos diferentes ángulos de incidencia del sol sobre una superficie horizontal para diferentes épocas del año.

29

Figura 4.6: Ubicación del sol a mediodía solar para diferentes épocas del año (situación para la ciudad de La Paz). Fuente: Dibujo del autor. Para el 6 de febrero y el 10 de noviembre la orientación del Sol a mediodía respecto a la superficie horizontal es óptima: La radiación incide perpendicularmente sobre la Tierra. La desviación de 6° para el 21 de diciembre es insignificante, se pierden solamente un 0.005 para la radiación solar bajo condición de cielo despejado. Más importancia tiene la desviación de aprox. 40° en relación al cenit para el 21 de junio, se pierde un 0.23 de la energía. La superficie de la tierra aprovecha mejor la radiación solar durante el verano, teniendo así un clima más cálido. Las razones antes mencionadas no son las únicas influencias en la radiación solar: un papel muy importante tiene el tiempo. Un cielo nuboso disminuye la intensidad de la radiación solar, también polvo en la atmósfera, que absorbe parte de la luz solar, baja la intensidad de la radiación solar. Por todas las influencias de la atmósfera, se divide la radiación solar en tres componentes (ver también figura 4.7): la radiación directa la radiación difusa la radiación reflejada

30

Figura 4.7: Composición de la radiación solar. Fuente: Dibujo del autor. La radiación solar directa es aquella que llega a nosotros sin desviación desde la posición del Sol y sus inmediatos alrededores. Esta es la parte de la luz del Sol que produce sombras muy marcadas. La radiación difusa es aquella que llega de cualquier dirección del cielo, es el resultado de reflexión y dispersión de la radiación solar por nubes, aerosoles, gases y vapor de agua. Con la humedad del aire aumenta la parte de la radiación difusa. Por esta razón, gran parte de la radiación solar tenemos en el Altiplano de Bolivia en forma directa, mientras que en las llanuras tropicales de los Departamentos de Pando, Beni, Cochabamba y Santa Cruz una gran parte de la radiación es difusa. La radiación reflejada sale de los diferentes objetos de la superficie de la Tierra, por ej. colinas, edificios, etc. Un muy buen ejemplo para la radiación reflejada observamos durante mientras que cruzamos el Salar de Uyuni. Como ya se mencionó, la potencia de la radiación solar depende de la altura del lugar (ver figura 4.8). Mientras menos la radiación solar atraviese la capa atmosférica, menos es absorbida su potencia. Por esta razón, en el Altiplano se tiene una fuerza mayor de radiación solar que en el trópico.

31

Figura 4.8: Absorción de la radiación solar por la atmósfera. Por la misma razón, cuando la luz del Sol debe atravesar una capa más gruesa de aire en la mañana y la tarde que a mediodía, tiene menos fuerza (figura 4.9).

Figura 4.9: Disminución de la radiación solar en la mañana y en la tarde.
Fuente: según Partners of the Americas, EE.UU.

32

Distribución de la Radiación Solar sobre la Tierra.
A través de las explicaciones anteriores podemos entender mejor la distribución de la radiación solar sobre la superficie de la Tierra. La siguiente figura 4.10 nos muestra un mapa mundial de la radiación solar. Observamos que alrededor del ecuador, existen zonas de radiación solar elevada, allá se extienden los grandes desiertos de Africa, América Norte y de Australia. Las cifras indican la radiación total anual media en Vatios / m2 / día para una superficie horizontal (Datos de Budyko, M.I. publicado en Kreith, Kreidler, 1978).

Figura 4.10: Mapa mundial de la distribución de la radiación solar. Las cifras indican la radiación total anual media en Vatios / m2 / día para una superficie horizontal. Fuente: Datos de Budyko, M.I. publicado en Kreith, Kreidler, 1978.

Más detalles observamos mediante un mapa de la radiación solar para América Latina. La figura 4.11 nos muestra la situación de la oferta de radiación solar para las estaciones de verano e invierno. Vemos diferencias en la oferta de la energía solar entre invierno y verano, pero el desierto de Atacama siempre cuenta con un máximo de radiación solar.

33

Figura 4.11: Distribución de la radiación solar que incide sobre una superficie horizontal para América Latina. Unidades: cal / cm2 /día. Fuente: Blake, USAID, 1979. Conversiones: cal/cm2/día kWh/m2/día cal/cm2/día kWh/m2/día 50 581 500 5.813 100 1.163 550 6.394 150 1.744 600 6.976 200 2.325 650 7.557 250 2.906 300 3.488 350 4.069 400 4.650 450 5.232

700 750 8.138 8.719

34

Miramos los mapas de la figura 4.11. Hay líneas que indican el mismo nivel de energía solar. Para junio vemos una línea de insolación que pasan por el Altiplano de Bolivia; nos indica una radiación solar de 400 cal / cm2 / día. Calculamos la oferta de energía en kWh / m2 / día. Conversión de cal en Watios – segundos: 1 cal = 4,186 Wseg (Vatio – segundo) Obtenemos: 400 cal / cm2 * 4,186 Wseg / cal = 1.674,4 Wseg / cm2 Con 1 m2 = 10.000 cm2 obtenemos el valor de la insolación para un metro cuadrado: 1.674,4 Wseg / cm2 * 10.000 cm2/m2 = 16.744.000 Wseg / m2 Una hora tiene 3.600 segundos, dividir el resultado con 3.600 obtenemos: 16.744.000 Wseg / m2 / 3.600 seg/h = = 4.651,1 Wh / m2 4,651 kWh / m2

Para obtener los valores de radiación solar entre dos líneas de la misma insolación, podemos realizar una interpolación para contar con datos aproximados de la radiación solar. Observamos en el mapa para el mes de junio dos líneas: una de 350 cal / cm2 / día que pasa por el territorio del sur de Bolivia. Otra línea de 300 cal / cm2 / día pasa por el norte de Argentina y el territorio de Paraguay. Queremos saber un valor aproximado para un lugar cerca de la frontera entre Argentina y Bolivia. Método: Buscamos el valor intermedio entre los dos valores de 300 y 350 cal / cm2 / día. La adición de estos valores y la división con 2 nos da el resultado: 300 cal / cm2 / día + 350 cal / cm2 / día ------------------------------------------------ = 325 cal / cm2 / día 2

35

Oferta de la Radiación Solar para Bolivia.
Bolivia por encontrarse cerca del desierto de Atacama, el centro de radiación solar para América Latina, tiene la ventaja de ser uno de los países del mundo que recibe grandes cantidades de energía solar. Esta es una ventaja que debe animar los esfuerzos de técnicos, ingenieros y también políticos en Bolivia para el aprovechamiento de esta fuente de energía. Es necesario realizar investigaciones y aplicaciones para el uso de energía solar para lograr cierta independencia energética y tecnológica para Bolivia. En la figura 14 vemos mapas de radiación solar de los meses junio y diciembre para Bolivia.

Figura 4.12: La radiación solar promedia de Bolivia para los meses junio y diciembre. Insolación sobre una superficie horizontal. Unidades: cal / cm2 / día. Fuente: Blake, USAID, 1979. Tenemos que tomar en cuenta, que todavía no hay datos muy exactos de radiación solar para Bolivia. Por esta manera es aconsejable comparar diferentes fuentes de información. La figura 4.12 muestra la radiación global media para diferentes regiones de Bolivia. Unidades: kWh / m2 / dia. El cuadro No. 4.1 nos muestra la radiación solar global para las diferentes zonas de Bolivia durante los meses del año. El cuadro No. 4.2 nos indica valores de radiación solar para algunas ciudades y poblaciones. Todas las unidades son en kWh / m2 / día; los datos se refieren a la radiación solar que incide sobre una superficie horizontal.

36

Figura 4.13: Radiación global media para diferentes regiones de Bolivia. Unidades: kWh / m2 / día. La radiación incide sobre una superficie horizontal. Fuente: según Blake, USAID, 1979. Tabla 4.1: Radiación solar global para las diferentes zonas de Bolivia durante los meses del año. La radiación solar incide sobre una superficie horizontal. Unidades: kWh / m2 / día. Fuente: Blake, USAID, 1979.

ZONA
Enero ALTIPLANO YUNGAS LLANOS Febrero Marzo Abril Mayo Junio

MES
Julio Agosto Septiembre Octubre Noviembre Diciembre

8.41 6.67 6.09

6.96 6.38 5.80

6.96 6.38 5.80

6.96 6.38 5.80

5.22 4.64 4.06

4.64 4.64 4.06

5.22 4.64 4.64

6.09 4.64 4.64

6.67 4.64 4.64

6.96 5.80 5.80

8.41 6.38 6.38

8.12 6.38 6.38

En la figura 4.13 observamos que el Altiplano de Bolivia tiene la mayor oferta de energía solar, seguido por los valles interandinos con las ciudades de Cochabamba, Sucre y Tarija. La menor oferta reciben las llanuras tropicales de los Departamentos de Pando, Beni, Cochabamba y

37

Santa Cruz; la mayor nubosidad y humedad del aire obstaculizan el paso de los rayos solares. No obstante, estas mismas condiciones evitan que el calor recibido durante el día pueda escapar fácilmente en la noche. Se mantiene el calor al contrario del Altiplano, donde una atmósfera más seca y limpia no puede evitar el escape de calor en la noche (noches con heladas). En gran parte de los datos podemos observar, que hay mayor oferta de radiación solar en verano. Parece muy raro, porque es época de lluvias. Un cielo nuboso durante está época disminuye la intensidad de la radiación solar, pero la duración más larga del día y la posición favorable del sol superan este efecto, obteniendo al final más energía solar en verano (ver figuras 4.12 y 4.13, tablas 4.1 y 4.3). Tabla 4.2: Radiación solar promedia durante el año para diferentes lugares de Bolivia. Unidades: cal / cm2 / día. Fuente: Lic. Enrique Birhuett, Proyecto de Desarrollo en Energía Solar, Universidad Mayor de San Simón, Cochabamba, 1987 – 1993.
LATITUD LOCALIDAD ALTURA (m.s.n.m.) RADIACIÓN (cal/cm2 / día) HUMEDAD RELATIVA (%) TEMPERATURA MEDIA (ºC)

14º 51´ 15º 51´ 16º 23´ 16º 28´ 16º 30´ 16º 33.5´ 17º 15´ 17º 22´ 17º 23´ 17º 34´ 17º 43´ 17º 47´ 17º 57.3´ 18º 50´ 19º 01´ 19º 18.7´ 19º 45´ 20º 27´ 21º 23´

Trinidad Puno Chulumani El Alto La Paz Desaguadero Patacamaya Belén Cochabamba Caracollo Totora Santa Cruz Oruro Tacagua Sucre Padilla Puna Uyuni Oploca

157 3.822 1.734 4.055 3.577 3.811 3.810 3.975 2.557 3.800 2.603 416 3.718 3.750 2.759 2.080 4.000 3.664 3.500

375.01 463.67 468.5 476.22 433.16 484.08 500.00 521.25 477.25 534.38 493.25 393.52 488.91 528.58 479.42 482.75 500.92 536.19 494.16

71.2 58.3 64.4 53.4 59.6 61.0 47.0 45.8 51.9 69.6 41.2 57.8 53.3 61.6 55.3 46.9 55.8

27.9 20.4 6.8 11.2 11.2 6.9 17.4 12.1 16.0 25.2 10.7 10.5 16.4 18.4 12.1 12.8 16.4

38

Tabla 4.3: Radiación solar para diferentes lugares de Bolivia durante los meses del año. Unidades: kWh / m2 / día. Fuente: Lic. Enrique Birhuett, Proyecto de Desarrollo en Energía Solar, Universidad Mayor de San Simón, Cochabamba, 1987 – 1993.
LOCALIDAD MES

Enero
Departamento de Paz Apolo Belén Chulumani Desaguadero La Paz Patacamaya Departamento deCochabamba Cochabamba Totora Departamento Oruro Caracollo Oruro Departamento Potosí Potosí Puna Tupiza Uyuni Departamento Chuquisaca Azurduy Culpina Monteagudo Padilla Sucre Villazon Departamento Tarija Tarija Departamento Trinidad Trinidad Departamento Santa Cruz Santa Cruz San Juan La 4.17 6.89 6.61 6.02 5.26 6.65

Feb.
4.47 6.62 6.18 5.84 5.09 6.07

Marzo
5.72 6.02 5.92 5.81 4.84 6.00

Abril
4.00 5.89 5.50 5.62 5.01 5.53

Mayo
3.89 5.21 4.70 4.85 4.56 4.79

Junio
3.50 4.87 4.33 4.78 4.48 4.54

Julio
4.31 4.98 4.57 4.89 4.56 4.71

Agosto
4.44 5.50 4.96 5.34 5.00 5.23

Sept.
4.58 6.15 5.64 5.70 5.06 6.01

Oct.
5.42 6.74 6.04 6.18 5.62 6.58

Nov.
5.00 6.99 6.44 6.23 5.63 6.74

Dic.
5.06 6.55 6.52 6.01 5.07 6.62

6.30 6.41 de 5.53 6.66 de 4.92 6.84 5.28 6.03 de 4.72 5.17 5.28 6.66 6.11 6.78 de 5.17 de 4.72 de 5.33 5.39

6.07 6.01

5.68 5.84

5.19 5.48

4.56 4.92

4.45 4.65

4.47 4.68

4.90 5.31

5.60 6.00

5.82 6.47

6.21 6.47

6.06 6.29

6.08 5.74

5.56 5.88

5.44 5.79

5.39 4.74

4.72 4.26

4.94 4.52

5.56 5.12

5.78 5.78

6.28 6.25

6.67 6.54

6.06 6.66

5.25 6.44 5.67 6.78

5.00 6.06 5.25 5.89

6.06 5.06 5.11 5.44

4.97 4.63 4.50 4.81

4.31 4.47 3.67 3.89

4.83 4.54 4.33 4.44

5.22 5.15 5.00 5.42

5.33 5.80 5.64 5.83

6.06 6.55 6.03 6.78

6.14 7.19 6.53 7.17

5.56 6.87 6.06 6.28

4.94 5.56 5.25 6.03 5.75 6.31

4.69 5.17 4.69 5.80 5.56 5.79

4.64 4.97 4.22 5.15 5.20 5.22

4.22 4.44 3.97 4.40 4.52 4.49

4.14 4.25 3.28 4.17 4.18 4.14

4.56 4.67 4.03 4.27 4.50 4.30

4.86 5.06 4.53 5.01 5.05 5.07

4.78 5.28 4.78 5.64 5.65 5.93

5.42 6.14 5.61 6.33 6.25 6.52

6.10 6.50 5.68 6.81 6.34 6.85

5.08 5.94 5.67 6.80 6.24 6.69

5.56

5.17

4.69

4.56

3.81

4.17

4.94

5.53

5.83

6.17

5.72

4.69

4.58

4.67

4.00

4.31

4.72

5.08

4.17

5.53

6.06

4.97

5.22 5.22

5.33 5.36

4.31 4.86

3.83 3.83

3.19 3.61

3.97 4.50

4.67 4.64

4.67 5.06

5.64 5.75

5.89 5.61

5.61 5.08

39

Captación de Energía Solar.
De este capítulo (ver también la figura 4.4) hemos aprendido lo siguiente: Superficies orientadas hacia el sol reciben un máximo en radiación solar. Sabemos además, que el Sol tiene mayor fuerza a mediodía. No importa el tipo de construcción del artefacto solar, que puede ser un equipo para producir electricidad o calentar agua, siempre tenemos que orientar el mismo hacia el Sol. Esto significa que para la mayor parte del año debemos orientar los equipos hacia el norte. La inclinación óptima varía según los meses del año; la tabla 4.4 nos muestra datos que son aptos para ciudades como La Paz, Oruro y Cochabamba. Pero no cometemos ningún error, aplicar estos datos también para otros lugares de Bolivia. Tabla 4.4: Inclinaciones óptimas para equipos solares. Fuente: Elaborada por el autor.
MES
Enero Febrero Marzo Abril Mayo Junio Julio Agosto Septiembre Octubre Noviembre Diciembre 5 3 14 26 35 39 37 30 19 7 3 7 INCLINACIÓN ( ° ) (Grados ) ( S )

( N ) ( N ) ( N ) ( N ) ( N ) ( N ) ( N ) ( N ) ( N ) ( S ) ( S )

Por el peso de los calefones solares, es necesario elegir una posición fija de estos sistemas solares. Esto significa que debemos buscar una orientación e inclinación que nos da el mayor aprovechamiento de la radiación solar. Vemos el Sol la mayor parte del año en el norte y poco tiempo en el sur. Como primer paso nos conviene orientar el equipo hacia el norte. Nos queda el problema buscar la inclinación del equipo. La radiación solar tiene su máximo a mediodía, por esta razón inclinamos el artefacto según la posición del Sol al mediodía. Pero,

40

hemos visto, durante las diferentes épocas del año, el Sol cambio de altura respecto al horizonte. En invierno el Sol está más cerca al horizonte, mientras que en verano alrededor del cenit. Elegimos una inclinación igual a la latitud del lugar de nuestra instalación; esto nos da un rendimiento equilibrado durante todo el año. Para la ciudad de La Paz, su latitud es de aprox. 16° Sur, resulta una inclinación del artefacto solar de 16° hacia el norte respecto a la superficie del suelo.

Figura 4.14: Inclinación de 16° respecto a una superficie horizontal para la instalación de un artefacto solar en la ciudad de La Paz. En este caso se trata de la superficie de los colectores de agua. Fuente: Dibujo del autor. Para la ciudad de La Paz resulta el siguiente aprovechamiento de la energía solar con un artefacto solar orientado con una inclinación de 16º hacia el norte: Para junio, se multiplica el monto de radiación solar que incide sobre una superficie horizontal con un factor 1,10 como estimación muy conservadora. En verano (diciembre) se pierde radiación solar por causa de la reflexión sobre la cubierta transparente, se aplica un factor 0,90 a la radiación solar que incide sobre una superficie horizontal (según informaciones GRUNDFOS: bombas solares). Según tabla 4.3, la radiación solar para junio que incide sobre una superficie horizontal, tiene un valor de 4,48 kWh / m2 / día. Un artefacto solar inclinado con 16º hacia el norte recibe la energía solar de 4,48 kWh / m2 / día * 1,10 = 4,93 kWh / m2 / día En enero, la radiación solar que incide sobre una superficie horizontal, es más elevada, 5,26 kWh / m2 / día. Para el mismo artefacto solar se tiene que aplicar un factor 0,90 para poder estimar el monto de la radiación solar que incide sobre el equipo: 5,26 kWh / m2 / día * 0,90 = 4,73 kWh / m2 / día

41

Hay muy poca variación entre la radiación solar que incide sobre el sistema solar. No se debe olvidar, que no contamos con datos de energía solar muy exactas para Bolivia. La diferencia de 0,20 kWh / m2 / día entre los resultados de los cálculos anteriores puede estar dentro de los márgenes de errores de los datos de la radiación solar.

Fotografías 4.1 y 4.2: Izquierda: Instalación de calefones solares en la ciudad de La Paz. Se aprovecha la orientación e inclinación del techo para poder montar los calefones solares. Derecha: Instalación de un calefón solar sobre una plataforma. Fuente: Fotografías del autor. Oruro se encuentra alrededor de 18° S, una inclinación de 18° hacia el norte nos garantizará un buen aprovechamiento de la energía solar. Si preferimos un mejor funcionamiento del sistema solar en invierno para agua caliente, añadimos unos 15° al valor de la latitud:
Inclinación para el equipo solar = Latitud + 15°

Para una ducha solar en la ciudad de La Paz nos resulta la siguiente inclinación hacia el norte: Inclinación del equipo solar = 16° + 15° = 31° Pero, no cometemos ningún error, si trabajamos con una sola inclinación para un artefacto solar para toda Bolivia. Mediante un mapa vemos que Bolivia se extiende de aprox. 9° S hasta 23° Sur (ver mapa de la figura No. 4.15). Los techos en Bolivia tienen inclinaciones alrededor de 20°, colocando el sistema solar en forma paralela a la superficie del techo (Ojo: debe mirar al norte), nos facilitamos el trabajo.

42

Figura 4.15: Mapa de Bolivia, las líneas horizontales indican las latitudes de los lugares. Pero, por acaso, damos los datos para las latitudes de algunos lugares de Bolivia en la tabla No. 4.5 que incluye la inclinación del artefacto solar para un buen aprovechamiento durante todo el año y el mejor uso de la energía solar en invierno respectivamente.

43

Tabla 4.5: Ubicaciones de algunos lugares de Bolivia y las inclinaciones de sistemas solares. Fuente: Elaborada por el autor.
Inclinación hacia el Norte para un rendimiento equilibrado durante todo el año (º) Inclinación hacia el Norte para un mejor rendimiento durante el invierno (º)

Lugar

Latitud ( ° S )

Pando: Cobija Beni:

11° 5’

11

10° 51’ Guayaramerín 11° 1’ Riberalta 14° 27’ Rurrenabaque 14° 52’ San Borja 14° 51’ Trinidad Santa Cruz: 20° Camiri 15° 15’ Concepción 17° 20’ Montero 18° 57’ Puerto Suarez 17° 47’ Santa Cruz 18° 29’ Valle Grande Cochabamba: 18° 12’ Aiquile 17° 27’ Cochabamba 17° 42’ Capinota 17° 55’ Mizque 3’

11 11 14 15 15

20 15 17 19 18 18 19 33 - 34

18 18 18 18 19 34 - 35

Chuquisaca: 19° 49’ Monteagudo 19° 3’ Sucre 19 34 20

44

Tarija: 22° 30’ Bermejo 21° 31’ Entre Ríos 21° 32’ Tarija 21° 15’ Villamontes 22° Yacuiba La Paz: 14° 43’ Apolo 16° La Asunta 17° Ayo Ayo 16° 29’ La Paz 16° 13’ Coroico 16° Copacabana 16° Collana 17° 35’ Charaña 16° 20’ Chulumani 16° 36’ Desaguadero 16° 3’ El Belén 16° 12’ Huarina 13° 46’ Ixiamas 17° 15’ Patacamaya 15° 31’ Puerto Acosta 17° 22’ Sica Sica 15° 45’ Sorata 16 31 17 32 15 - 16 30 31 17 32 14 16 31 16 31 16 17 31 32 16 17 18 32 33 51’ 17 32 8’ 16 31 16 16 17 31 32 5’ 17 32 2’ 16 15 1’ 22 21 21 22 21 22 22 23 37 38

La Paz: 16° 32’ Tiwanacu 17° 38’ Caracollo Oruro: 17° 57’ Oruro 18 33 17 18 32 33 16 17 31 32

45

18° Sajama

8’

18 19 - 20

33 34 35

19° 38’ Salinas Mendoza Potosí: 20° 55’ Julaca 19° 23’ Potosí 21° 26’ Tupiza 20° 28’ Uyuni 22° Villazón 5’ de Garcí

21 19 21 - 22 20 - 21 22

36 34 36 - 37 35 - 36 37

Las figuras 4.16 a – h muestran la disponibilidad de insolación total diario de radiación solar que incide sobre superficies inclinadas. Las unidades son en kWh / m2 / día. Fuente de los datos: Thomas, EE.UU. 1987.

46

Figura 4.16 a: La disponibilidad de insolación total diaria de radiación solar que incide sobre una superficie cuya inclinación es igual al ángulo de latitud de la ubicación del artefacto solar (Ej. para La Paz: Latitud: 16º, inclinación del panel solar: 16º. Situación para primavera. Unidades en kWh / m2 / día. Fuente de los datos: Thomas, EE.UU. 1987.

47

Figura 4.6 b: La disponibilidad de insolación total diaria de radiación solar que incide sobre una superficie cuya inclinación es igual al ángulo de latitud de la instalación del artefacto solar (Para la ciudad de La Paz: Latitud = 16º, inclinación del panel: 16º hacia el norte.). Situación para verano. Unidades en kWh / m2 / día. Fuente de los datos: Thomas, EE.UU. 1987.

48

Figura 4.6 c: La disponibilidad de insolación total diaria de radiación solar que incide sobre una superficie cuya inclinación es igual al ángulo de latitud de la instalación del artefacto solar (Para la ciudad de La Paz: Latitud = 16º, inclinación del panel: 16º hacia el norte.). Situación para otoño. Unidades en kWh / m2 / día. Fuente de los datos: Thomas, EE.UU. 1987.

49

Figura 4.6 d: La disponibilidad de insolación total diaria de radiación solar que incide sobre una superficie cuya inclinación es igual al ángulo de latitud. Situación para invierno. Unidades en kWh / m2 / día. Fuente de los datos: Thomas, EE.UU. 1987.

50

Figura 4.6 e: La disponibilidad de insolación total diaria de radiación solar que incide sobre una superficie cuya inclinación es igual al ángulo de latitud + 15°. Situación para primavera. Unidades en kWh / m2 / día.Fuente de los datos: Thomas, EE.UU. 1987.

51

Figura 18 f: La disponibilidad de insolación total diaria de radiación solar que incide sobre una superficie cuya inclinación es igual al ángulo de latitud + 15°. (Ejemplo para la ciudad de La Paz: latitud: 16º, inclinación del panel solar: 16º + 15º = 31º) Situación para verano. Unidades en kWh / m2 / día.
Fuente de los datos: Thomas, EE.UU. 1987.

52

Figura 4.6 g: Disponibilidad de insolación total diaria de radiación solar que incide sobre una superficie cuya inclinación es igual al ángulo de latitud + 15°. Situación para otoño. Unidades en kWh / m2 / día. Fuente de los datos: Thomas, EE.UU. 1987.

53

Figura 4.6 h: Disponibilidad de insolación total diaria de radiación solar que incide sobre una superficie cuya inclinación es igual al ángulo de latitud + 15°. Situación para invierno. Unidades en kWh / m2 / día. Fuente de los datos: Thomas, EE.UU. 1987.

54

Comentarios sobre el Uso de Datos de Energía Solar Si tenemos que realizar una instalación de equipos solares, consultamos antes los diferentes datos de energía solar para Bolivia. Vamos a tomar cuenta, que hay diferencias entre los datos. Para asegurar el éxito de los trabajos de la empresa FALK SOLAR, siempre se trabajó con los datos de radiación más bajos que se obtuvieron de las diferentes publicaciones. También se buscó el mes de menor radiación solar, normalmente el mes de junio, para garantizar el buen funcionamiento de las instalaciones. Esto es de suma importancia, cuando se tiene que realizar trabajos para postas de salud y pequeños hospitales donde necesitamos energía eléctrica a cualquier hora para atender emergencias. Los datos de la radiación solar para invierno (junio) se pude multiplicar con un factor 1,1 (o sea un aumento de 10 %) para estimar la radiación solar que incide sobre el sistema solar inclinado hacia el norte. Esta aproximación se puede utilizar para todo el territorio de Bolivia. Debemos tener cuidado en el uso de mapas de radiación solar. Cuando se realiza una planificación de un proyecto de energía solar, consultamos normalmente los datos de radiación solar de la ciudad más cercana o miramos mapas de radiación solar. Pero dentro de poca distancia de un lugar con datos bien elaborados hay cambios bruscos de condiciones climáticas. Chuspipata, de corta distancia de la ciudad de La Paz, donde pasan los caminos hacia el trópico, es ubicada en una zona de transición: hay acumulaciones de nubes que obstaculizan el uso de la energía solar. Tomando los datos de la ciudad de La Paz como base para la ejecución de proyectos, el fracaso es garantizado. Siempre es aconsejable consultar con la gente de la región para confirmar nuestras informaciones obtenidas de las diferentes publicaciones.

55

CAPÍTULO 5 CALEFONES SOLARES COMPACTOS

.

Figura 5.1: Calentador de agua sencillo. Ventaja: barato y efectivo en zonas con clima templado y caliente. Desventaja: no mantiene el calor durante la noche en zonas muy frías. Ojo: El calefón de la figura se instaló en el hemisferio norte, por esta razón aparece en la flecha la palabra “SUR”. En Bolivia, la superficie transparente tiene que mirar hacia el Norte. Fuente: Margevicius, Schorgmayer, 1981. El colector acumulador en su forma más sencilla consiste en un tanque de agua pintado de negro dentro de una caja provisto de aislante térmico y cubierta de plástico o vidrio para producir el efecto de invernadero. La superficie negra del estanque expuesta a los rayos solares se calienta y transfiere este calor al agua. Calienta el agua durante el día, pero se enfría rápidamente en la noche (en zonas frías), de manera que no habrá agua caliente hasta la próxima mañana para lugares como el Altiplano y ciudades como El Alto, Oruro, Uyuni y Potosí. Se puede utilizar dos o tres capas de policarbonato para reducir las pérdidas de calor en las noches. En la ciudad de La Paz, para la época de verano, se mantiene el agua caliente hasta la mañana; en época de invierno, todavía sigue tibia el agua en las mañanas para calentarse después rápidamente. Los equipos modernos están provistos de un espejo curvado dentro de la caja del colector acumulador para concentrar el sol hacia el tanque pintado de color negro mate. Por integrar el

56

lugar de conversión de la radiación solar en calor y el almacenamiento del agua caliente, este calefón solar se llama también Calefón Solar Compacto.

. Leyenda: 1. Cubierta transparente: Es una lámina de vidrio la cual permite el paso de los rayos solares; 2. Marco: Estructura de aluminio que la hace más consistente a la cubierta transparente; 3. Aislamiento térmico transparente; 4. Revestimiento de la caja: Lámina de aluminio que cubre toda la caja, para evitar daños del aislamiento por las condiciones climáticas; 5. Caja: Es de poliuretano rígido que actúa como buen aislante térmico; 6. Cubierta protectora del colector para evitar daños durante el transporte: tiene que ser retirado cuando la instalación del sistema este concluida; 7. Tapa de acceso; 8. Ducto de termostato; 9: Ducto de entrada de agua fría; 10. Tapa de mantenimiento; 11. Placa reflectora: Está ubicada en el interior del colector, releja los rayos solares a tanque. 12. Tanque de agua; 13. Ducto de salida agua caliente. Figura 5.2: Construcción moderna de un calefón solar compacto con cubierta de aislamiento térmico transparente y un espejo para concentrar la luz solar hacia el tanque de agua. Fuente: Solar Energie Technik (1993) y PROPER – GTZ – Bolivia.

57

Figura 5.3: Instalación de calefón solar compacto. Fuente: PROPER – GTZ – BOLIVIA.

Fotografía 5.1: Calefón solar del tipo colector – tanque integrado instalado sobre un techo en la ciudad de La Paz (Casa Familia Mayer – Ferrel en el barrio de Bolognia). El calefón solar compacto contiene un tanque de 50 galones (aprox. 190 Litros) de capacidad. Fuente: Proyecto FALK SOLAR.

58

Fotografía 5.2: Calefón solar del tipo colector – tanque integrado instalado al lado de un casa solar en el Altiplano Sur de Bolivia (Proyecto DANIDA – CARITAS DINAMARCA). Capacidad del calefón solar compacto: 50 galones (aprox. 190 Litros). Fuente: Proyecto FALK SOLAR. Los calefones solares compactos de las fotografías 5.1 y 5.2 producen durante el día agua caliente y pueden funcionar como precalentadores para sistemas convencionales existentes o como sistema solar exclusivo si pretende trabajar solamente durante horas del día (lavanderías). A pesar de las pérdidas de calor en las noches, pruebas en invierno en las ciudades de La Paz y Cochabamba han mostrado, que hasta las 22:30 horas de la noche se cuenta con agua caliente. Desde las 9:00 horas de la mañana, el equipo otra vez empieza de producir agua caliente mediante energía solar. Se puede combinar este sistema sencillo otros sistemas convencionales de calentamiento de agua: calefones eléctricos, duchas eléctricas (por ej. Lorenzetti) y calefones a gas. Los equipos solares se instalan sobre techos, pero es posible instalar los calefones solares al lado de una casa como muestra la fotografía 5.2 de un proyecto ejecutado en el Altiplano Sur de Bolivia (Departamento de Potosí). Instalando el calefón solar compacto dentro de una pequeña caja de adobe con su cubierta de policarbonato o integrarlo dentro del techo de la casa se reducen considerablemente las pérdidas de calor en las zonas frías del Altiplano. Los equipos son compactos, un calefón solar de aprox. 190 litros de capacidad (= 50 Galones) tiene una superficie de aprox. 2,60 m2. Se puede transportar fácilmente al lugar de su instalación. La misma instalación es muy sencilla, tiene solamente dos puntos de conexión: una tubería para el acceso de agua fría y otra tubería para la salida de agua caliente. El calefón solar compacto tiene la ventaja de no necesitar anticongelante en sus circuitos. La masa del agua es tan alta, que no puede congelarse.

59

El equipo mostrado de la fotografía 5.2 está provisto de un caballete metálico para que el calefón solar compacto mire hacia el norte. Cuenta de una inclinación de aprox. 20º respecto al suelo. De esta manera se logra un aprovechamiento bueno de la energía solar. En la zona Sur de la ciudad de La Paz, se instaló un calefón solar compacto juntos con un calefón a gas. En caso de no existir suficiente radiación solar o de un consumo elevado de agua que el sistema solar solo no puede cubrir, automáticamente arranca el calefón a gas que funciona con una garrafa GLP. Calefón solar compacto y calefón a gas están conectados en serie: El agua fría de la red pública entra al calefón solar compacto para llegar al calefón a gas. La salida de agua caliente del calefón solar compacto se conecta con la entrada de agua fría para el calefón a gas. Si el agua que entra al calefón a gas tiene suficiente calor, no arranca el sistema de calentamiento a gas. Esta misma aplicación del calefón solar compacto se puede realizar para los calefones eléctricos compactos o calefones eléctricos corrientes de 50 y más galones de capacidad. La solución más sencilla se aplica conectando la ducha eléctrica (Lorenzetti) con el calefón solar compacto; hasta en casos de radiación solar reducida basta trabajar con la mitad de la potencia de la ducha eléctrica, ahorrando así energía eléctrica.

Figura 5.4: Combinación calefón solar con un calefón a gas. Fuente: Solar Energie Technik, 1993. Las siguientes fotografías muestran un proyecto de la empresa FALK SOLAR en la zona Sur de la ciudad de La Paz.

60

Fotografía 5.3: Instalación de un calefón solar compacto en la zona Sur de la ciudad de La Paz que funciona como precalentador para un calefón a gas. La cañería para el agua caliente cuenta con un aislamiento térmico, baja en la esquina de la casa por debajo del calefón solar. Fuente: Proyecto FALK SOLAR.

Fotografía 5.4: Instalación del calefón solar compacto sobre el techo. Tiene una orientación hacia el norte, su inclinación corresponde a la del techo. Fuente: Proyecto FALK SOLAR.

61

Fotografías 5.5 y 5.6: El calefón a gas que funciona con una garrafa de GLP. La fotografía a la derecha muestra detalles de las conexiones de las tuberías de agua. La tubería a la izquierda provista de aislamiento térmico llega desde el calefón solar compacto hacia la entrada para agua fría del calefón a gas. En el centro se ve la tubería de gas para la garrafa de GLP. A la derecha se nota la salida de agua caliente del calefón a gas. Fuente: Proyecto FALK SOLAR. Se trata de una pequeña familia con un consumo de agua caliente reducido, cada 3 a 4 meses se tiene que conectar una garrafa de gas al calefón. Para capacidades elevadas de agua caliente, se recomienda instalar un mínimo de dos calefones solares compactos en serie cuando se conecta el sistema a la red pública. Un calefón sirve para el precalentamiento del agua fría, mientras que el otro calefón aumenta todavía más la temperatura del agua y sirve como almacén del agua caliente. De esta manera se disminuye la posibilidad de mezclar agua caliente con agua fría. Es indispensable contar con una válvula de seguridad para evitar que se reviente el tanque bajo la alta presión del agua caliente. Reflexiones – Preguntas para Capítulo 5 Se puede utilizar un sistema colector – acumulador para lavanderías? ¿Cuántas mujeres tienen artritis o reumatismo por lavar con agua fría la ropa de otra gente para ganar su vida? ¿No será muy útil mejorar algo en este sentido? ¿Tomando en cuenta que se trabaja solamente durante el día, será necesario almacenar agua caliente para la noche?

62

CAPÍTULO 6 CALEFONES SOLARES EQUIPADOS CON COLECTORES PARA CALENTAR AGUA – SISTEMAS DE BAJA CAPACIDAD QUE FUNCIONAN CON FLUJO LIBRE (EFECTO TERMOSIFÓN). En este capitulo se tratan sistemas sencillos solares de calentamiento de agua. Tienen capacidades promedias de 200 litros. Funcionan sin bombas de agua, de esta razón su nombre sistemas de flujo libre. Ya se ha mencionado que se trabaja con dos componentes para producir agua caliente mediante la energía solar. Para aumentar el rendimiento del calefón solar y para mejorar el almacenaje de agua caliente, se separaron las unidades de producción y almacenaje de calor. El almacén de agua caliente cuenta con un aislamiento térmico muy fuerte. No deja pasar el sol, pero tampoco puede escapar bien el calor. El agua caliente se produce fuera de los almacenes del agua, en los colectores solares. La figura 6.1 muestra un sistema muy senillo.

Figura 6.1: Un sistema solar sencillo. El agua entra directamente al colector; cuenta con un tanque ubicado por encima del colector para almacenar el agua caliente. Por la separación de componentes de funcionamiento – el calentamiento del agua tiene su lugar en el colector, el almacenaje de agua caliente en el tanque – este tipo de calefón solar tiene más eficiencia que el colector – acumulador. Fuente: Margevicius, Schorgmayer 1981.

63

Fotografías 6.1 y 6.2: Izquierda: Un calefón solar con colectores planos. El tanque de almacenamiento de agua caliente tiene una posición vertical. Derecha: Un calefón solar provisto de tubo de vacío para calentar el agua. El tanque de agua caliente es colocado en forma horizontal como es el caso de todos los calefones solares modernos. Fuente: Fotografías del autor. LOS COMPONENTES DE UN CALEFÓN SOLAR. Los componentes de un calefón solar se de flujo libre (efecto termosifón) o de flujo forzado son los siguientes: o o o o o Colectores para calentar agua Termotanque Intercambiadores de Calor (para zonas frías) Conexiones Accesorios diversos.

PRINCIPIO DE FUNCIONAMIENTO DEL SISTEMA TERMOSIFÓN. Este efecto es un fenómeno físico muy conocido. Agua caliente tiene menos densidad que agua fría. En el capítulo de introducción se mostró que el agua caliente se traslade por sí mismo desde un punto a otro. En el caso de los calefones solares, sube por las tuberías de los colectores de agua hacia el almacén de agua. Al mismo tiempo entra agua fría desde el fondo de los termos tanques hacia la entrada de agua fría de los colectores de agua. Los mejores resultados para el efecto termosifón se obtiene cuando existe una diferencia de altura de 30 a 50 cm entre colector plano y tanque de agua (ver figura 6.2). Para configuraciones donde el colector está a la misma altura que el tanque de agua (ver figura 6.3) se establece un flujo inverso en la noche. El agua caliente del colector se enfría, baja hacia la base del tanque de agua y agua caliente desde la parte superior del tanque corre hacia el colector. De esta manera se establece un efecto termosifón inverso.

64

En casos donde existe espacio limitado, se puede aceptar configuraciones colector – tanque de agua donde la parte superior del colector está en la misma altura que el fondo del tanque de agua (ver también fotografía 6.4).

Figura 6.2: Instalación correcta para un sistema termosifón. El sistema funciona con baja presión; el flotador del depósito de agua funciona como válvula de reducción de presión. Fuente: de Cusa, 1989.

65

Figura 6.3: Instalación de un sistema termosifón en forma defectuosa al estar parte del tanque de agua más baja que el colector El agua se enfría durante la noche. Fuente: Hupping Stoner, 1975.

Fotografía 6.3: Sistema solar de calentamiento que funciona con colectores planos. Por ser un sistema termosifón, el tanque de agua caliente está ubicado encima de los colectores de agua. Fuente: Fotografía del autor.

66

Fotografía 6.4: Otro sistema termosifón que funciona con colectores planos. El fondo del tanque de agua caliente es al mismo nivel que el borde superior de los colectores planos. Se puede todavía aceptar esta construcción para los sistemas termosifones. Fuente: Fotografía del autor.

Fotografía 6.5: Un calefón solar de construcción moderna. El colector de agua está orientado en forma horizontal. Es un sistema termosifón con circuito cerrado. O sea, dentro del colector circula una mezcla de agua y anticongelante. Esta mezcla corre alrededor del tanque de agua. Se evita una mezcla del agua potable para la ducho o los grifos para baños y cocinas con el líquido (en muchos casos venenoso) que transporta el calor. Fuente: Fotografía del autor.

67

El sistema termosifón no necesita una bomba para la circulación de agua. Su único motor es el sol que calienta el agua dentro del colector. Por esta razón, este sistema se llama también sistema de flujo libre. Sistemas de Calefones Solares. En seguido se da una corta explicación de los diferentes sistemas de calefones solares para luego explicarles con más detalles. Según su construcción se distinguen o Colectores planos. o Colectores solares de vacío. Según los circuitos de circulación de agua se distingue: o Sistema de circuito abierto. o Sistema de circuito cerrado. Según la presión que se desarrolla en el calefón solar se distingue: o Sistema de tanque cerrado o Sistema de tanque abierto Hay combinaciones entre los diferentes tipos de sistemas como se va tomar cuenta en adelante. Colectores planos. Por su forma se llaman los colectores que producen el agua caliente, colectores planos. Son cajas planas metálicas que contienen una placa de absorción de color negro mate. A esta placa de absorción se conectan tubos metálicos donde circula el agua para calentarse. Cuentan con una cubierta transparente de vidrio templado. El calefón solar de fotografía 6.1 y de las figuras 6.1 y 6.3 cuenta de este tipo de sistema. Una variación del colector plano utiliza una superficie reflectora para guiar parte de la radiación solar hacia una rejilla de tubos de agua. Figura 6.3: Calefones solares planos. Fuente: Greenwald, 1985. Colectores solares de Vacío. Consisten de varios tubos colocados en forma paralela donde circula el agua o un líquido especial para calentarlo. Por el vacío dentro del tubo, las pérdidas de calor de este tipo de colector son mínimas.

68

Sistema de Circuito abierto. El agua del tanque de agua caliente entra directamente a los colectores (ver también figuras 6.1 y 6.4). Son los sistemas más sencillos. Funcionan solamente en zonas con un clima templado. De esta manera es un equipo ideal para ciudades como Cochabamba, Sucre, Santa Cruz y Tarija. En zonas con noches de temperaturas bajo cero, se pueden reventar los tubos de los colectores por el congelamiento del agua. Por esta razón, estos sistemas de calefones solares no son aptos para el Altiplano de Bolivia. También en la ciudad de La Paz, se pueden presentar problemas. Figura 6.4: Calefón solar de sistema abierto. Fuente: Anderson, 1976. Sistema de Circuito cerrado. Son aptos para zonas de bajas temperaturas. Dentro de los colectores circula agua mezclado con anticongelante u otro líquido especial que no puede congelarse. El calor se transmite al agua de consumo mediante un intercambiador de calor incorporado al tanque de agua caliente. Este sistema es indispensable para el Altiplano de Bolivia y la ciudad de La Paz. Figura 6.5: Calefón solar de sistema cerrado. Fuente: Anderson, 1976.

69

Sistemas de tanque cerrado y abierto.

Figura 6.6: Tipos de tanques de almacenaje. Fuente: Margevicius, Schorgmayer, 1981. El tanque de la figura ( a ) está bajo presión de la red pública, de manera que el tanque, el colector y la tubería que los conecte, deben resistir está presión. Es indispensable la instalación de una válvula de presión. El tanque de la figura ( b ) utiliza un flotador para controlar la entrada de agua fría. El tanque puede ser abierto y la presión del sistema es determinada por el nivel de agua en el tanque.

70

CAPÍTULO 7. COLECTORES PLANOS. EL COLECTOR PLANO. La figura 7.1 muestra un colector solar plano típico para calentar agua. Se distingue en sus diferentes componentes: o o o o o Caja del colector. Cubierta transparente. Placa absorbente. Circuito de agua. Material aislante.

Figura 7.1: Colector plano para captar energía solar Fuente: de Cusa, 1989. FUNCIONAMIENTO DE UN COLECTOR PLANO. El colector plano funciona de la siguiente manera. La radiación solar incide sobre el colector. Una pequeña parte es reflejada por la cubierta transparente según el ángulo de incidencia y absorbida. El resto de la radiación solar pasa por la cubierta transparente e incide sobre la placa de absorción, es absorbida en su mayoría y transformado en calor.

71

Figura 7.2: Funcionamiento de un colector plano y la influencia del medio ambiente sobre su funcionamiento. Fuente: Margevicius, Schorgmayer, 1981. Hay pérdidas de calor que impiden una transformación total de la radiación solar en calor útil para calentar agua. Dentro del colector plano existen los siguientes mecanismos de transferencia de calor: Convección Conducción La convección funciona de la siguiente manera. El aire dentro del colector tiene contacto con la placa de absorción, se calienta y sube hacia la cubierta transparente para entregar su calor. Fluye el calor por conducción hacia el lado exterior del vidrio para calentar el aire del ambiente. Esta pérdida de energía es más acelerada cuando hay vientos y/o un clima frío. Para reducir las pérdidas de calor por las paredes y fondo del colector (mecanismo de conducción), se colocan aislantes térmicos entre la placa y caja del colector.

72

A pesar de todas estas medidas, siempre existen ciertas pérdidas de calor que disminuyen la energía útil para calentar el agua. Para un equipo de autoconstrucción, un rendimiento de 60 % sería muy bueno. Significa que se aprovecha un 60 % de la radiación solar que llega sobre la superficie del colector para el calentamiento de agua. Ejemplo: Un sistema solar recibe una radiación solar de 5 kWh / m2 / día ¿Qué parte de esta energía se puede utilizar para calentar agua cuando el sistema logra un rendimiento de 60 %? 5 kWh / m2 / día * 0,60 = 3 kWh / m2 / día Esta energía útil se extrae del colector mediante el agua (u otro líquido) a calentar que circula por los tubos conectados a la placa de absorción. Ahora es necesario conocer un hecho muy importante de la transferencia de calor. Las pérdidas de calor hacia el exterior del equipo solar suben según el aumento de temperatura dentro del colector solar. Significa: Mayor producción de calor dentro del equipo, mayores pérdidas de calor hacia fuera. Esta es una ley fundamental. Por esta razón, no vale la pena de construir un colector que produce temperaturas muy elevadas respecto al medio ambiente. Una temperatura de 60 °C para la placa de absorción es suficiente. Si se pretende producir temperaturas elevadas y reducir al mismo tiempo las pérdidas de calor se tiene que mejorar el aislante térmico: utilizar capas muy gruesas de este material e instalar dos o tres capas de vidrio. Con estas implementaciones suben los costos de los calefones solares.

Figura 7.3: Despiece de un colector plano: 1. Fondo de la carcasa del colector; 2. Estructura de la carcasa del colector; 3. Aislamiento térmico; 4. Hoja de aluminio que refleja la radiación térmica; 5. Superficie de absorción; 6. Cubierta transparente del colector plano; 7. Cierre del bastidor, marco del vidrio y cordón aislante de goma. Fuente: de Cusa, 1989.

73

Figura 7.4: Detalle de la superficie absorbedora de un colector plano. Leyenda: 1. Placa de Absorción; 2. Rejilla de tubería de cobre; 3. Conexión externa de tubería; 4. Hoja de aluminio; 5. Cámara de aire; 6. Aislante térmico; 7. Estructura exterior del colector plano; 8. Cubierta transparente de vidrio; 9. Taladro para sujeción atornillada; 10. Fondo del colector; 11. Escuadro de refuerzo; 12. Junta de caucho neopreno. Fuente: de Cusa, 1989.

Fotografía 7.1: Detalle de un colector solar plano. Los tubos para calentar agua están colocados en forma de rejilla. Es el sistema más divulgado en Bolivia. Fuente: Fotografía del autor.

74

Para calentar agua con energía solar, se conectan tubos de agua con una superficie pintada de negro dentro del colector (ver fotografía 7.1). Una cubierta transparente aumenta la eficiencia del equipo mediante el efecto invernadero. En lo siguiente se describe los componentes del colector plano. La Caja del Colector. Forma el recipiente que contiene los componentes del sistema de captación de la radiación solar. Tiene forma rectangular y se compone de cuatro paredes laterales que constituyen el bastidor, y de una plancha que cierra el conjunto por la parte trasera: el fondo. La caja del colector se diseña para resistir las diferentes condiciones del clima: lluvia, calor, frío, etc. Se utilizan diversos materiales para evitar los efectos de corrosión: acero galvanizado, acero inoxidable, aluminio anodizado, poliéster reforzado con fibra de vidrio, e incluso madera tratada contra la humedad para construcciones de autoconstrucción.

75

Figura 7.5: Caja de madera para un colector plano. Fuente: Margevicius, Schorgmayer, 1981).

76

Figura 7.6: Dibujo técnico para la fabricación de una caja de un colector. Se utiliza planchas de fierro galvanizado con espesores entre 0.6 y 0.8 mm. Leyenda: Collector box = Caja del colector; Insulation = Aislante térmico; Reflector sheet = Superficie reflectante (de calor); Collector = Colector; Cover Profiles = Perfiles para la cubierta transparente; Glass covers = Cubierta de vidrio; U - Rubber Profiles = Empaquetadura de goma en forma de “U”. Fuente: Bachmann, 1979.

77

Figura 7.7: Dibujo técnico para la fabricación de una caja de un colector. Se utiliza planchas de fierro galvanizado con espesores entre 0.6 y 0.8 mm. Fuente: Bachmann, 1979.

78

La cubierta transparente. La cubierta transparente deja pasar los aprovechamiento de la radiación solar, directamente sobre la placa de absorción, Colectores sin cubierta transparente se temperaturas relativamente bajas. rayos solares al interior del colector. Aumenta el ya que, en el caso de que la radiación incidiese la temperatura que se alcanzaría sería mucho menor. utilizan para calentar piscinas, donde se requiere

En la mayoría de los colectores solares se utiliza vidrio para la cubierta transparente: se aplica vidrio templado, por lo general de 6 mm de espesor. Para bajar costos, también se emplea vidrio normal de 4 a 6 mm. Pero este material es más vulnerable y puede crear complicaciones en la instalación, en cuanta a posibilidades de rotura y dificultades para cambiarlo Una alternativa al vidrio es el policarbonato, tiene una alta transmisión para la luz solar, a la del vidrio. En Bolivia se vende placas de policarbonato de doble capa en diferentes espesores: 4, 6 y 8 mm. La vida útil de este material supera los 10 años. Un panel solar de vidrio simple puede lograr temperaturas que se acercarán a los 100 °C; aplicando dos capas de vidrio, se puede llegar a los 135 – 140 °C. Y con vidrio triple, se trabajará en el rango de los 180 – 190 °C. Pero, no se debe olvidar que el agua hierve a los 100 ºC a la altura del mar. En la altura, hierve a temperaturas todavía más bajas. En Bolivia donde se cuenta con niveles de radiación solar muy elevados en muchos lugares, basta trabajar con una sola capa de vidrio. Las siguientes figuras muestran ejemplos como fijar la cubierta de vidrio.

Figura 7.8: Corte a través de un colector solar. Fuente: Greenwald, 1985.

79

Figura 7.9: Montaje de una cubierta de vidrio. Fuente: Greenwald, 1985. Ojo: Vidrio y policarbonato se expanden con el calor. Se tiene que dejar un espacio libre para la expansión de la cubierta transparente. Vidrio necesita un espacio entre 0.5 a 1 cm a todos sus lados; caso contrario se rompe el vidrio. Para sellar los espacios entre marco y cubierta transparente se puede utilizar silicona. Los perfiles para los marcos de la cubierta transparente se pueden fabricar con calamina plana No. 26 o 28.

80

Placa de absorción. Tiene también el nombre de placa absorbente. Es la superficie de absorción de la radiación solar, formada por una lámina normalmente metálica (acero, cobre, aluminio). Sobre esta placa inciden los rayos solares después de atravesar la cubierta transparente. Para incrementar la absorción de los rayos solares, se reviste la cara de la placa expuesta a la radiación solar con una capa de color gris muy oscuro o negro. También se puede someter dicha superficie absorbente a un tratamiento electro-químico: el llamado cromo negro, que absorbe muy bien la radiación solar y no pierde cualidades con el paso del tiempo ni por la fuerte insolación a la que estará sometido, como puede ocurrir con la aplicación de otros materiales. El Circuito. Dentro de su tubería circula el fluido transportador del calor; es unido a la placa absorbente para que entre el calor desde la placa de absorción hacia el agua a calentar. En la mayoría de los modelos, el circuito es colocado encima de la placa de absorción, para que reciba la radiación solar inmediatamente y con mayor intensidad. El circuito se encargará de llevar el agua caliente hacia el tanque de agua. Consta de cañería de pequeño o mediano calibre, fabricado en material que sea buen conductor térmico y resistente a la corrosión. Cañería de cobre cumple estas exigencias, pero por sus costos elevados, muchas veces se utiliza cañería galvanizada en Bolivia para construir calefones solares a precios razonables. A pesar de que el último material es mucho menos resistente contra la corrosión (que aumenta con la temperatura del agua), se obtuvo resultados buenos en las construcciones. El circuito recorre la superficie de la placa absorbente en diferentes formas. La figura 24 muestra la tubería en forma de serpentín y rejillas. A la izquierda se ve la tubería en forma de serpentín: el agua recorre un sólo tubo; su temperatura sube conforme con su avance a lo largo del tubo. A la derecha se nota el sistema en forma de rejilla: existen varios flujos en paralelo. Los tubos de la rejilla se conectan en sus extremos con tubos distribuidores horizontales. Este sistema tiene ciertas ventajas en comparación del tipo “serpentín: El flujo de cada corriente es de poca distancia y pasa por la misma longitud del colector. Hay menos resistencia para el flujo de agua, por esta razón las pérdidas de presión son menores. El calor de la placa de absorción se distribuye más uniforme al líquido que circula dentro de la tubería. Actualmente el sistema tipo parrilla es lo más divulgado en el mercado. No obstante, para sistemas sencillos de autoconstrucción se prefiere el serpentín por su menor trabajo de soldadura para bajar costos.

81

Figura 7.10: Variaciones en los circuitos de tubo. A la izquierda, el sistema “serpentín”; se trata de una tubería en serie. A la derecha la tubería en paralelo de sistema tipo “parrilla”. Fuente: Greenwald, 1985. Es muy importante de contar con un contacto excelente entre placa de absorción y la tubería para lograr una buena transferencia de calor entre ambos componentes. En caso de trabajar con remedios limitados, se puede realizar un contacto mecánico (por ejemplo fijar la tubería mediante alambre de amarre) o utilizar soldadura para la unión de los componentes.

82

Figura 7.11: Sistema artesanal de conexión placa de absorción – tubería. Fuente: Nipkow, 1977.

83

Figura 7.12: Construcción de un sistema de absorción de la radiación solar para calentar agua (Hupping Stoner, 1975). Se puede utilizar los siguientes materiales para la placa de absorción: aluminio, cobre, plancha de acero o de fierro galvanizado. En este ejemplo, una rejilla de tubería de fierro galvanizado o de cobre se utiliza para un sistema estándar de colector plano de las siguientes medidas: 91.5 cm x 183 cm o 122 cm x 244 cm (dimensiones según experiencias de los EE.UU.). El diámetro de los tubos verticales varía entre ½” y ¾”. Los tubos de distribución, orientados en forma horizontal, deben tener un diámetro mínimo de 1”. La unión entre los tubos se realiza con soldadura de arco en el caso de fierro galvanizado. La distancia entre los tubos verticales es de aprox. 15 cm. Con estas medidas y los niveles de radiación solar en Bolivia se puede utilizar una plancha de acero con cinco octavos de espesor como placa de absorción.

84

Fotografías 7.2: Colector solar. Las aletas de cobre se fijaron mediante alambre de cobre a la cañería de cobre. Hay espacios grandes entre las conexiones realizadas con alambre. Con el tiempo se aflojaron los alambres, se perdió contacto entre aletas y tubería (ver también aleta inclinada a la derecha) y baja la transferencia de calor. Resultado: rendimientos bajos del equipo solar. Fuente: Fotografía del autor.

Fotografías 7.3 y 7.4: Detalles de las uniones entre aletas y tubería de cobre. Fuente: Fotografía del autor.

85

Fotografía 7.5: Por falta de suficientes conexiones entre tubería y aletas de cobre se cayeron aletas para la absorción de la radiación solar. Fuente: Fotografía del autor.

86

Figura 7.13: Fabricación de una rejilla mediante tubos de cobre. Se utiliza soldadura de plata para unir la tubería y los accesorios de cobre o bronce (codos, “Tee”, etc.). Fuente: Lorenz – Ladener, 1985 y Maas, 1989.

87

Fotografías 7.6 y 7.7: Colector tipo “tejido”. Cintas de metal pasan por encima y por debajo de la tubería del colector. El contacto térmico se garantiza por la presión que ejerce este tejido sobre los tubos. Hubo buenas experiencias en un programa de energía solar de la Universidad San Simón de Cochabamba en los años 80 y 90 del siglo pasado. Hay equipos de este sistema que ya funcionan casi 10 años en esta ciudad a plena satisfacción de los usuarios. Fuente: Fotografías del autor.

88

Figura 7.14: Unión entre tubería y placa de cobre mediante soldadura. A la izquierda, técnica de soldadura para sistemas con una placa de cobre de poco peso. A cada 2 a 3” existen aberturas para realizar una soldadura de punto. Para placas de cobre más resistentes, se puede realizar una soldadura más directa en forma de punta o continua. Fuente: Florida Conservation Foundation, 1976.

89

COLECTOR PLANO CON PLACA REFLECTANTE ONDULADA. Se trata de un caso especial de colectores planos para el calentamiento de agua. Se aplicó esta tecnología en Vietnam (Koester – Hirose, 1995) y Tanzania – África (Wasserthal, 1981). Entre 1988 y 1990 se construyeron equipos similares en el Proyecto de Desarrollo de Energía Solar en la Universidad Mayor de San Simón (Facultad de Física) donde el autor fue miembro en esta época. El autor participó en la construcción de dos sistemas en los años 1989 y 1990 en las ciudades de Cochabamba y El Alto.

Fotografías 7.8 y 7.9: Izquierda: Calefón solar del mismo sistema construido en la ciudad de El Alto (1990). La segunda persona contada desde la izquierda, el autor, algo más joven. Derecha: Calefón solar con colector plano con placa reflectante ondulada integrado a una estructura de techo (Cochabamba, 1989). Fuente: Fotografías del Autor.

Fotografías 7.10 y 7.11: Izquierda: Detalles del calefón solar con colector plano con placa reflectante ondulada. Derecha: Pintando la rejilla de tubería de cañería galvanizada. Fuente: Fotografías del Autor.

90

Dentro de la caja del colector se coloca una calamina ondulada como espejo que refleja parte de la radiación solar hacia la rejilla donde circula el agua a calentar. Los tubos de la rejilla se encuentran encima de la placa ondulada (ver Figura 7.15). Hay una serie de tubos de fierro galvanizado de ½” de diámetro lado a lado. La distancia libre entre los tubos de ½” es de aprox. 1,5 cm. Cañería de fierro galvanizada de 1” de diámetro sirven para la distribución del agua; estos tubos se encuentran en la parte superior e inferior del colector. Se ha visto la ventaja que una gran parte de los rayos solares se refleja hacia el sistema de tubería. No hay problemas con las conexiones entre aletas y tubos como se ha visto en los ejemplos anteriores (ver fotografías 7.2 a 7.5). Por la masa elevada de agua dentro de los colectores existe menos peligro de congelación del agua en las noches. El equipo de la fotografía 7.9 funcionó sin intercambiador en el patio de una institución de Villa Adela en la ciudad de El Alto. No obstante, para una instalación sobre un techo donde el equipo está expuesto a los vientos fríos, se tiene que tener más cuidado. Un equipo con 23 tubos en paralelo, cada uno de 1,50 m de longitud ubicado en un colector plano de 0,90 m x 1,60 m puede trabajar con un tanque de plástico de aprox. 170 litros de capacidad. Con un solo colector se lograron temperaturas finales hasta casi 40 ºC en la ciudad de El Alto.

Figura 7.15: El colector plano con placa reflectante ondulada. Fuente: Wasserthal, 1981

91

Figura 7.16: Detalle del colector plano con placa reflectante ondulada. Fuente: Wasserthal, 1981. Material aislante. Se tiene que reducir al máximo las posibles pérdidas de calor. El espesor del material aislante varía entre los 5 y 7 cm de espesor. Se utilizan varios materiales: fibra de vidrio, virutas de madera aglomerada, espuma de poliuretano, poliestireno expandido y el corcho natural, en plancha o granulado. También se puede utilizar aserrín, cáscara de arroz o paja. No se puede utilizar fácilmente tecnopor, porque no resiste a las temperaturas altas de la placa de absorción. Se tiene que evitar el contacto directo de este material con el sistema de absorción. Si se quiere utilizar este material, se tiene que colocar un aislante térmico resistente a altas temperaturas (por ej. fibra de vidrio) entre placa de absorción y tecnopor (sistema “sandwich”).

92

Tabla 7.1: Materiales de aislamiento térmico y sus características (Cabrera y Gil, 1996) Material Lana de vidrio Panel de corcho expandido PC expandido (espuma de) Poliuretano Conductividad térmica a 50 ºC (W/m/ºC) 0,05 0,046 0,038 0,027 Límite de temperatura ( ºC ) 150 110 150 120 - 200 Observaciones Sensible a la humedad Espuma

Preguntas – Reflexiones: Capitulo 7. ¿Qué se tiene que tomar en cuenta cuando se instala vidrio para la cubierta de un colector? Se debe pensar en el calentamiento del vidrio. ¿Qué tipo de contacto entre placa de absorción y tubería dará los mejores resultados en la transferencia de calor? ¿Qué color es recomendable para la superficie de la placa de absorción? ¿Por qué se utiliza aislante térmico para colectores (y también tanques de agua)? ¿Tiene sentido utilizar acero común para la construcción de la rejilla / serpentín de un colector donde circula agua? ¿Es posible construir un sistema solar con un rendimiento de 100 %? En caso de tener la opinión que este artefacto no es posible de construir, ¿Por qué? ¿Vale la pena calentar el agua mediante una ducha solar por encima de los 80 °C para ciudades como La Paz, El Alto, Oruro y Potosí? Dar argumentos para la respuesta. Los mismos argumentos valen para el Altiplano de Bolivia. ¿Para qué sirve el aislante térmico? ¿Tiene sentido no utilizar este material para bajar costos?

93

CAPÍTULO 8 EL TANQUE DE AGUA CALIENTE. Es de forma cilíndrica, fabricado en material resistente a la corrosión. Es aconsejable fabricarlo con acero inoxidable, pero por razones de costos se encuentran tanques de acero recubiertos con esmalte en su interior. Esta tecnología es típica para los calefones eléctricos que se encuentra en el mercado. Para proteger el tanque contra los efectos de corrosión, para equipos comerciales se utilizan ánodos de sacrificio. Consisten de magnesio. Es un material menos noble que acero; en vez de consumir el acero de las paredes del tanque, la corrosión ataque al magnesio del ánodo de sacrifico. En su parte exterior, el depósito se protege con una gruesa capa de material aislante. El aislamiento, a su vez, está protegido por una envoltura metálica que constituye la parte visible del acumulador de agua caliente. Los materiales aislantes más comunes son el poliuretano y la lana de vidrio. La envoltura es de plancha resistente y difícilmente deformable, tiene por objeto conformar la cámara aislante y, al mismo tiempo, proteger el depósito contra impactos y la acción de las influencias de la intemperie. El tanque orientado en forma vertical fue antes muy común en Bolivia; en los últimos tiempos entraron sistemas solares de tanque horizontal al país. Construyendo un tanque en forma vertical, se tiene la ventaja que el agua caliente se acumula fácilmente en la parte superior del almacén sin mezclarlo con el agua fría en su base. Los mejores resultados se obtienen con un tanque cuyo diámetro es la tercer parte de su altura.

Figura 8.1: Dimensiones de un tanque de agua orientado en forma vertical. Fuente: Baumann, 1979.

94

El autor tiene buenas experiencias con tanques de calefones eléctricos reciclados. Para sistemas de autoconstrucción son un material ideal. Pueden tener todavía varios años de vida útil. Trabajando con sistemas que funcionan con la presión de la red de suministro de agua potable, es indispensable instalar una válvula de presión para evitar accidentes. Una válvula de reducción de presión en la entrada de suministro de agua da también buenos servicios. En caso de no contar con un tanque metálico, es posible utilizar turriles de plástico. En este caso se trabajo con un sistema sin presión, un flotador reduce la presión de la red de agua (ver también figura 8.2 b).

Figura 8.2: Tipos de tanques de almacenaje. Fuente: Margevicius, Schorgmayer, 1981. La figura 8.3 muestra un calefón solar con un tanque de agua caliente que no está sometido a la presión de la red de suministro de agua. Para evitar que se mezcle agua caliente de la parte superior del tanque de agua con agua fría de alimentación, del flotador debe bajar un tubo hacia el fondo del tanque de agua. Este tipo de flotadores se encuentra como accesorios para tanques de agua potable, no es aconsejable utilizar un flotador de un tanque de un inodoro.

95

Figura 8.3: Calefón solar de sistema abierto. Mediante un flotador se reduce la presión de la red de suministro de agua. Se debe observar el sistema de alimentación con agua fría dentro del tanque de agua. Hay un tubo que baja desde el flotador hacia el fondo del tanque de agua. Fuente: Anderson, 1976. Dimensionamiento de los Depósitos de Agua caliente. Si el depósito de agua caliente es demasiado pequeño en relación a la superficie de los colectores solares, resultan temperaturas muy elevadas que causan un aumento en pérdidas de calor. El agua que retorna desde la base del depósito del agua ya es caliente, funcionando el colector con temperaturas elevadas, baja su rendimiento. El depósito de agua caliente se tiene dimensionar de tal manera, que las temperaturas del agua almacenada no pasan los 65 a 70 ºC para un día con una alta oferta de radiación solar. Normalmente se planifican los sistemas solares para una temperatura del agua almacenado para un rango entre 50 a 60 ºC. No se debe olvidar, que la corrosión es más fuerte si las temperaturas del agua son muy elevadas. Pero, si por otro lado el depósito de agua es demasiado grande respecto a la superficie de los colectores, estos artefactos funcionan con mayor rendimiento porque la temperatura del agua que entra a los colectores es relativamente baja. Pero, para días con una radiación solar baja, no se logran las temperaturas deseadas del agua almacenada.

96

Streib (1989) recomienda que el volumen del depósito de agua caliente no tiene que ser menor que la demanda diaria de agua caliente. Para compensar un día con muy baja radiación solar, el tanque puede tener el tamaño dos veces de la demanda diaria de agua caliente. En el exterior, para equipos solares en el comercio, la relación entre volumen del tanque de agua caliente y superficie de colectores planos es la siguiente: Un metro cuadrado de superficie de colectores (planos) corresponde a un volumen entre 50 a 80 litros de agua del depósito de agua caliente. Quadri (2005) maneja un consumo normal de agua caliente de 50 litros por día y por persona. Este valor ha dado buenos resultados en la práctica. La temperatura de acumulación del tanque se fija normalmente en 50 ºC. El tanque debe posibilitar la acumulación de cierta cantidad de agua caliente de reserva, para regular el consumo en caso de dificultades en la captación de radiación solar. De todas formas, suele complementarse para casos eventuales, mediante fuente de calor auxiliares, ya sea resistencias eléctricas o quemadores a gas. En la práctica, para determinar el volumen del tanque de almacenamiento, se considera el consumo diario por las personas más un 50 %. De esta manera, si se supone en la práctica que el consumo de agua caliente por persona, diariamente, es de 50 litros y aplicando el porcentaje del 50 %, la capacidad del tanque de almacenamiento de agua caliente será de 75 litros por persona. Preguntas – Reflexiones: Capitulo 8. ¿Qué puede pasar si se conecta un tanque con paredes muy delgadas a la red de suministro de agua? ¿Qué medidas se tiene que considerar si un tanque de agua funciona con presión de la red de suministro de agua? ¿Tiene sentido utilizar un tanque de agua caliente sin aislamiento térmico?

97

CAPITULO 9. INSTALACIÓN DE CALEFONES SOLARES TIPO TERMOSIFÓN. En lo siguiente se mencionan algunos puntos a considerar para un buen funcionamiento del sistema solar para el calentamiento de agua. Orientación del Sistema solar. El colector plano tiene que mirar hacia el ecuador. Para Bolivia, ubicada en el hemisferio Sur, esto significa que se tiene que orientar el equipo solar hacia el norte. La inclinación del colector respecto a una superficie horizontal es Inclinación = Latitud de la Instalación + 15° Las ciudades de La Paz, Oruro y Cochabamba son ubicadas a aprox. 16° de latitud. De esta manera resulta la siguiente inclinación para el sistema solar: Inclinación = 16° + 15° = 31° Trabajando con esta inclinación garantiza un buen suministro de agua caliente en época de invierno. Pequeñas desviaciones de esta inclinación óptima no tienen mucha importancia. El autor tiene muy buenas experiencias con su propio sistema solar instalado en la ciudad de La Paz que tiene una inclinación de 20º respecto a una superficie horizontal. Desviaciones del verdadero Norte tampoco influyen demasiado en el funcionamiento del sistema solar. Muchas veces se tiene que instalar el sistema solar sobre techos que no tienen superficies inclinadas exactamente hacia el Norte. Se ha visto en la práctica, que desviaciones hasta 45° o sea orientaciones nor-este o nor-oeste producen una reducción de 12 % respecto al aprovechamiento de energía solar relacionado con el equipo orientado en forma exacta hacia el norte. Un pequeño sobredimensionamiento del sistema solar compensa fácilmente este efecto. Según Streib (1989) existen los siguientes efectos respecto a la inclinación ideal tomando en cuenta condiciones de zonas cerca del ecuator. Tabla 9.1: Pérdida de eficiencia vs. desviaciones de la inclinación ideal de un colector solar. La inclinación ideal se refiere a un colector solar mirando en forma directa al sol (Streib, 1989). Desviación de la inclinación ideal Pérdida en eficiencia 5º 1% 10º 2% 15º 4% 20º 6% 25º 10 % 30º 14 % 35º 19 %

98

Figura 9.1: Orientación del sistema solar. Figura A: Orientación del equipo hacia el norte (adaptado de BACIBO, 1991), figura B: inclinación del colector plano respecto a una superficie plana (adaptado de Hupping Stoner, 1975). Respecto a las desviaciones del norte verdadero, Streib (1989) menciona las siguientes experiencias para zonas cercanas del ecuador. Tabla 9.1: Perdidas de eficiencia para desviaciones del colector solar de la orientación hacia el norte (Streib, 1989). Desviación de la 45º hacia el Este orientación hacia el Norte 12 % Pérdida en eficiencia 22,5º hacia Este 4% el 22,5º hacia Oeste 3% el 45º hacia Oeste 8% el

Las pérdidas en eficiencia por desviaciones hacia el oeste son más bajas porque la radiación solar tiene niveles más elevados en las tardes que en las mañanas (menos brumo). El aire en la tarde es menos húmedo, deja pasar más fácil la radiación solar. Además, las temperaturas ambientales son algo más elevadas en las tardes, reduciendo así las pérdidas de calor del sistema solar.

99

Fotografías 8.1 y 8.2: Uso de caballetes para poder lograr una inclinación adecuada de los colectores de agua. Fuente: Fotografías del autor. Conexiones. El agua que fluye por la tubería del colector no debe tener mucha resistencia. La figura 9.2 muestra un ejemplo para un colector tipo “rejilla”. El agua fría entra a un lado de la parte inferior del colector para salir después al lado opuesto del calentador solar (ver figura 9.2 a; Anderson, 1976). La figura 9.2 b indica el esquema de este tipo de instalación (Streib, 1989). La figura 9.2 c (Streib, 1989) muestra un tipo de conexiones de colector menos recomendado. El agua corre diferentes longitudes de tuberías dentro de este colector con este tipo de conexiones. Por esta razón hay diferentes resistencias para el flujo del agua. Como la corriente de agua prefiere el camino de menor resistencia, la parte de la derecha recibe del colector más flujo de agua lo que resulta en un calentamiento menos uniforme del agua dentro del artefacto solar.

100

Figura 9.2: Conexiones para el colector. Fuente: Dibujo del calefón solar según Anderson, 1976; Esquemas: Streib, 1989.

101

Para sistemas con elevadas capacidades de calentamiento de agua se prefiere conectar los colectores planos en forma paralela. También en este caso es muy importante mantener un flujo uniforme del agua a través del campo de los colectores. La figuras 9.3 a (PROGENSA, 1989) y 9.3 b (Streib, 1989) muestran los tipos de conexiones recomendables para el funcionamiento de colectores solares en paralelo; indican los esquemas correspondientes utilizados en dibujos técnicos.

Figura 9.3: Conexiones entre colectores solares planos para el calentamiento de agua. La figura 9.3 b muestra el sistema Tichelmann para la conexión de colectores solares en paralelo para garantizar un suministro uniforme de agua a calentar para cada colector. De esta manera se evitan caminos del flujo de agua preferenciales. Fuente: Figura 9.3 a: PROGENSA (1989); figura 9.3 b: Streib (1989).

102

PRESSURE RELIEF VALVE = BYPASS = HOT WATER STORAGE TANK = VALVE = COLD WATER IN = HOT WATER OUT = COOL WATER TO COLLECTORS = HOT WATER TO TANK = DRAIN = EXISTING HOT WATER HEATER =

VÁLVULA DE PRESIÓN TUBO DE PASO, DERIVACIÓN TANQUE DE AGUA CALIENTE VÁLVULA ENTRADA DE AGUA FRÍA SALIDA DE AGUA CALIENTE AGUA FRÍA HACIA LOS COLECTORES AGUA CALIENTE HACIA EL TANQUE DRENAJE TANQUE DE AGUA CALIENTE EXISTENTE

Figura 9.4: Una planta solar para el calentamiento de agua. Los dos colectores planos se conectan en forma paralela. Fuente: Anderson, 1976.

103

Figura 9.5: Para la tubería entre tanque de agua y colector se utilizan tubos de ¾” de diámetro para garantizar un buen flujo de agua. Este diámetro es lo más utilizado para calefones solares con capacidades hasta 200 litros. Dentro de este circuito se debe mantener siempre una leve inclinación para evitar acumulación de burbujas de aire que pueden interrumpir el flujo de agua mediante el efecto termosifón. Fuente: Greenwald, 1985.

104

Diámetros de la Tubería de Conexión entre Tanque de Agua y Colectores planos. Un diámetro demasiado pequeño de los tubos causa un flujo lento del agua debido a las resistencias por fricción. El efecto de flujo lento causa que el agua caliente se mantiene más tiempo en la tubería de las conexiones y dentro del colector plano, produciendo así pérdidas más elevadas de calor. Por otro lado, un diámetro demasiado grande de la tubería produce también un flujo lento y por ello también pérdidas elevadas de calor. Según Streib (1989) el diámetro interno de la cañería de conexión no incrementa proporcional con la superficie de los colectores. Mientras que una tubería es de 16 mm (1/2”) es el diámetro óptimo para 1 m2 de superficie de colector; una superficie 6 veces más grande necesita solamente una tubería de conexión de 30 mm (3/4”) de diámetro. La tabla siguiente muestra sugerencias para la relación entre superficie de colectores planos y diámetros interiores de tubería de conexión. Tabla 9.3: Relaciones entre superficie de colectores planos (m2) y diámetros internos (mm) de tubería de conexión entre colectores planos y tanque de agua (Streib, 1989). Superficie de colectores (m2) Diámetro interior de la tubería de conexión (mm) 1-2 16 (1/2“) 4-6 20 (3/4“) 10 - 12 25 ( 1“) 16 - 20 32 (1 1/4“) 25 - 30 40 (1 1/2“)

Montaje de los Sistemas solares. Hay muchos métodos de instalar los calefones solares. La figura 9.6 muestra algunos ejemplos. Para techos planos se colocan los colectores planos mediante caballetes, garantizando así la inclinación necesaria para un buen aprovechamiento de la energía solar. El montaje debe ser firme para que la instalación resista vientos fuertes. Cuando existe una buena orientación e inclinación del techo, se puede colocar el colector sobre el techo o integrarlo. El último sistema de montaje tiene la ventaja que bajan las pérdidas de calor lo que resulta en un mejor rendimiento del equipo solar.

105

Figura 9.6: Ejemplos del montaje de calefones solares. Fuente: Solar Energie Technik, 1993.

106

Figura 9.7: Diferentes tipos de caballetes para montar calefones solares. Figura a: Soporte para colector en tubo de hierro. A: longitud del colector solar, B: altura del mismo, C: profundidad del soporte; h: altura total del bastidor y el tanque de agua de tipo horizontal. Figura b: Bastidor de madera, Figura c: Caballete fabricado con angulares de fierro. Fuente: Figuras a y b: de Cusa, 1989; figura c: Florida Conservation Foundation, 1976.

107

Figura 9.8: Anclaje de un colector solar sobre el techo. Fuente: Greenwald, 1985.

108

Figura 9.9: Instalación de un calefón solar dentro del techo. El colector está ubicado entre las vigas del techo; el tanque de agua se encuentra por debajo del techo. Fuente: Lorenz – Ladener, 1979.

109

Figura 9.10: Detalle del montaje de un colector plano dentro del techo. Leyenda: Glass = vidrio; Neoprene Gasket = Sellado; Selective Surface = superficie selectiva (de la placa del colector); Metal Housing = caja metálica; insulation = aislamiento térmico; Vapor Barrier = barrera de vapor. Fuente: Anderson, 1976. Distancia entre Calefones Solares. Si se tiene que instalar varios calefones solares, se debe tener cuidado de no producir sombra sobre los colectores solares. Tomar en cuenta el ángulo más bajo del sol durante el solsticio de invierno. La figura 9.11 muestra las distancias entre dos sistemas solares para evitar sombra. Una buena regla que se maneja para determinar la distancia entre colectores para el montaje sobre un techo plano (u otra superficie plana) es la que permite suficiente espacio entre filas (cuando se trata de un campo de colectores o calefones solares) de modo que el ángulo de la sombra no exceda el ángulo de altitud solar el 21 de junio al medio día. En este día la altura solar es mínima. Para la ciudad de La Paz (ver también la figura 4.6 del capítulo 4 sobre los recursos de la radiación solar) resulta un ángulo de aprox. 51 º. Para los matemáticos, he aquí una fórmula muy sencilla: Angulo del sol a mediodía (21.6.) = 90º - Latitud de la instalación – 23,5º Latitud de la ciudad de La Paz: Aprox. 16º

110

Resulta de esta manera: Angulo del sol = 90º - 16º - 23,5º = 90º - 39,5º = 50,5º

Figura 9.11: Espaciamiento y ángulo de la sombra para el montaje de sistemas solares. Para la ciudad de La Paz: β0 = 50,5º. Fuente: Cabrera y Gil, 1996.

Fotografías 9.1 y 9.2: Distancias demasiadas estrechas entre diferentes calefones solares. En invierno se proyecto sombra sobre los colectores solares. Fuente: Fotografía del Autor. Instalaciones de Calefones Solares que funcionan con baja Presión – Sistema de Tanque abierto. El tanque del sistema de la figura 9.12 utiliza un flotador para controlar la entrada de agua fría. El tanque puede ser abierto y la presión del sistema es determinada por el nivel de agua en el tanque. Cuando corta el suministro de agua todavía queda agua caliente; se puede contar con el volumen entre el nivel superior y la salida de agua caliente. El sistema termosifón con tanque abierto es fácil de realizar cuando uno decide construir su propio sistema solar.

111

Figura 9.12: Calefón solar de sistema abierto. Fuente: Anderson, 1976.

Por las bajas presiones desarrolladas del sistema abierto, se puede utilizar solamente una ducha, no es posible que se pueden manejar dos o más duchas al mismo tiempo. Para asegurar el suministro de agua a varias duchas, se debe trabajar con un tanque cerrado donde el sistema desarrolla suficiente presión. No se debe olvidar la válvula de seguridad para el sistema.

112

Leyenda: Head tank from toilet, must be above storage tank = El tanque superior (depósito de agua de un inodoro) tiene que estar encima del tanque de agua caliente. Hot = caliente. Cold = frío. 1 ft Minimum = altura mínima 1 pie (aprox. 30 cm). Figura 9.13: Alimentación de un sistema termosifón mediante un tanque ubicado por encima del almacén de agua caliente. El tanque de alimentación se tiene que ubicar por encima del almacén de agua caliente. Fuente: Hupping Stoner, 1975.

113

Leyenda:
1. 2. Almacén de agua fría Tanque de agua caliente 3. Colector 4. Tubería de agua fría 5. Tubería de agua fría hacia el tanque de agua caliente 6. Tubería para agua caliente hacia ducha, grifos 7. Conexión tanque de agua caliente – colector 8. Conexión colector – tanque de agua caliente. 9. Válvula de control de flujo de agua. 10. Tubo de ventilación.

Figura 9.14: Instalación de un sistema tipo termosifón que funciona a baja presión. El tanque de alimentación debe ser ubicado 30 cm como mínimo por encima del almacén del agua caliente. Fuente: Bachmann, 1979.

114

SISTEMAS CON CIRCUITO CERRADO En zonas con peligro de heladas (Altiplano, ciudades como El Alto, Potosí, Oruro y también La Paz), la cañería del colector (y también las conexiones entre tanque de agua y colectores) puede reventarse por la congelación del agua. Para evitarlo se instala un sistema de circuito cerrado. Una mezcla de agua y alcohol que no se congela, se hace circular dentro de un circuito separado que atraviesa el colector y tanque de agua. Para transferir el calor al agua potable, hay dos soluciones: o Colocar un intercambiador de calor dentro del tanque de agua caliente. o Dejar circular el agua caliente alrededor del tanque de agua caliente. Ubicar un intercambiador de calor dentro del tanque de agua. La mezcla agua - anticongelante pasa por una serpentina metálica (intercambiador de calor) dentro del tanque de agua transmitiendo su calor al agua dentro del almacén sin tener contacto directo con el agua a calentar. Una vez cediendo su calor, la mezcla agua - anticongelante baja hacia el colector (ver también figura 9.15).

115

Figura 9.15: Un sistema con flujo cerrado. El intercambiador de calor se fabrica de acero inoxidable o de cobre. El intercambiador está ubicado dentro del tanque de agua. El sistema representado es del tipo termosifón. Para los sistemas de flujo forzado existen también equipos tipo circuito cerrado. Se puede trabajar con tanques de alta y baja presión. Fuente: Anderson, 1976.

Figura 9.16: Sistema de calefón solar que funciona con circuito cerrado. El agua corre alrededor del tanque de agua. El sistema solar representado es del tipo termosifón (ver también fotografía 6.5). Fuente: Empresa MEGASUN, Grecia.

116

Componentes de un Calefón Solar de Circuito Cerrado – Intercambiador de Calor y Vaso de Expansión. Para sistemas de autoconstrucción donde se utiliza un intercambiador de calor en forma de espiral según la figura 9.15 se sugiere según Streib (1989) el siguiente procedimiento: o La longitud de la tubería del intercambiador de calor debe ser igual que la longitud de la tubería dentro del colector. o El diámetro del intercambiador de calor debe ser igual al diámetro de los tubos de conexión entre colectores y tanque de agua caliente. La tabla siguiente muestra informaciones adicionales para la planificación de intercambiadores de calor integrado al depósito de agua caliente (ver también figura 9.17 b). Tabla 9.4: Dimensionamiento de intercambiadores de calor en forma de espiral. Material: tubos de cobre con superficie lisa. Fuente: Lorenz – Ladener (1985). Diámetro del tubo. 12 mm 15 mm 18 mm Longitud del tubo por metro cuadrado de superficie de los colectores solares. 6,6 mm / m2 5,3 mm / m2 4,4 mm / m2

Para el circuito cerrado se tiene que considerar un depósito de expansión según la figura 9.17 con el propósito de absorber las dilataciones del agua.

Figura 9.17: Izquierda: Sistema de intercambiador de calor (externo) y vaso de expansión. Derecha: Detalle de un sistema con un intercambiador de calor instalado dentro del depósito de agua caliente. El tanque de expansión es también abierto. Fuente: Figura 9.17 a: Lorenz – Ladener (1985); figura 9.17 b: Streib (1989).

117

Hay dos sistemas de tanques o vasos de expansión: o Tanques de expansión abiertos. o Tanques de expansión cerrados. Tanques de Expansión abiertos. Los tanques de expansión abiertos están ventilados hacia el medio ambiente y simplemente aseguran el espacio necesario para la expansión del fluido del sistema a medida que la temperatura se eleva, deben tener un volumen al menos igual al 6 % del volumen total de la instalación (ver también figura 9.17). El volumen exacto de la instalación se calcula conociendo la capacidad de los colectores, tuberías, intercambiadores, etc. Una norma práctica para calcular la capacidad (V) del vaso de expansión es: V = 1,25 VC + 0,05 VR Donde VC es la capacidad total de los colectores, y VR la del resto del circuito primario. Los vasos de expansión abiertos absorben oxígeno introduciéndolo en el líquido circulante (mezcla agua destilada – anticongelante). Esto puede resultar en la degradación de la mezcla anticongelante e incrementar la corrosión del sistema de cañerías. Tanques de Expansión cerrados. Los tanques de expansión cerrados son herméticos al agua y al aire, y presurizados a valores típicos de 8,5 atmósferas de presión. Existen varios tipos de tanques de expansión cerrados, entre ellos: Tanque estándar: Estos tanques son presurizados por medio de un gas que está en contacto con el volumen de la mezcla agua – anticongelante expandido. Tanque a diafragma: Estos tipos de tanques también presurizados contienen un diafragma que separa el aire de la mezcla agua – anticongelante expandido (ver también figura 9.18).

118

Figura 9.18: Esquema de un vaso de expansión cerrado. Estado cuando la instalación está caliente (izquierda) y fría (derecha). Fuente: Cabrera y Gil, 1996.

Para instalaciones de energía solar existe una formula sencilla para estimar y dimensionar el volumen de expansión (capacidad útil del tanque de expansión): V = VT * (0,2 + 0,01 h) Donde VT es la capacidad total del circuito primario (volumen de la mezcla agua – anticongelante que entra en las tuberías y colectores) y h representa la altura en metros entre el punto más alto del campo de los colectores y el vaso de expansión.

Fotografías 9.3 y 9.4: Calefones solares con vasos de expansión. Fuente: Fotografías del Autor.

119

Mezclas de Anticongelantes. Para evitar que se congele el agua dentro de los colectores, se mezcla agua destilada con un anticongelante, en este caso un alcohol (etileno-glicol). Tabla 9.5: Propiedades de mezclas agua destilada – alcohol (etileno-glicol); según Lorenz – Ladener, 1981. Contenido Etileno-Glicol en Agua destilada (volumen) Punto de congelación de la mezcla ( º C ) 0% 20 % 30 % 40 %

0 ºC

Aprox. – 7.5 ºC

Aprox. – 15 ºC

Aprox. – 22.5 ºC

Preguntas – Reflexiones: Capitulo 9. ¿Qué inclinación tiene que tener el artefacto solar para aprovechar bien el potencial de energía solar? Hay gente que dirige su colector hacia el Sur según las indicaciones del manual de instalación de procedencia de los EE.UU. ¿Qué es su opinión sobre este asunto? En un lugar frío con vientos fuertes (Altiplano de Potosí) – ¿qué tipo de instalación de un calefón solar es preferible? ¿Vale la pena integrar el colector y el estanque de agua dentro del techo? ¿Qué es mejor, utilizar un colector muy grande o instalar para el mismo fin dos colectores de tamaño mediano? Pensar en el transporte de los equipos. ¿Para poder utilizar al mismo tiempo varias duchas (importante para hoteles) cuál es la mejor solución – el sistema de tanque abierto o cerrado? ¿Si se trabaja con el sistema de tanque cerrado – se pude omitir la válvula de presión / seguridad? Para un sistema solar de calefacción de agua que funciona con circulación libre ( = efecto termosifón ) y que consiste de dos componentes separados: colector y tanque de agua – se puede ubicar el tanque por debajo del colector?

120

¿Qué es un sistema solar con circuito abierto? ¿En qué consiste un circuito cerrado? Explicar las diferencias. ¿Es posible instalar un sistema con circuito abierto en la ciudad de Potosí o cualquier otro lugar del Altiplano de Bolivia? Una empresa hizo esto, ¿se puede imaginar las consecuencias? ¿Para qué sirve un intercambiador de calor? ¿En qué tipo de sistemas de calefones solares se utiliza este artefacto? ¿Porqué se necesita una válvula de presión / seguridad en algunos sistemas de calefones solares? ¿En que tipo de sistemas solares es indispensable? ¿En la siguiente figura se ve un esquema de instalación de un calefón solar. ¿Cuál es su opinión sobre esta construcción?

121

CAPÍTULO 10 LOS COLECTORES SOLARES AL VACÍO. Los tubos al vacío suponen un concepto distinto del colector solar plano. Son de vidrio; es indispensable la forma de tubo de tubos porque esta forma resiste mejor a las fuerzas causadas por el vacío. Para el sistema de absorción de la radiación solar existen varias soluciones técnicas: o Se coloca la placa de absorción dentro de un tubo al vacío; es estrecha y es provisto de un tubo por donde circula el agua a calentar u otra sustancia para transportar el calor (ver figura 10.1). o Los tubos de vacío están compuestos por un doble tubo de vidrio, entre cuyas paredes se hace un vacío muy elevado, y el vidrio interior suele llevar un tratamiento a base de metal pulverizado para aumentar la absorción de radiación. Este sistema tiene apariencia de un tubo fluorescente de color negro. Los paneles de tubos suelen incorporar una placa inferior reflectante por debajo del plano de los tubos, de manera que puedan aprovechar su forma cilíndrica para absorber la energía reflejada en la placa. Los paneles se forman con varios de estos tubos montados en una estructura de peine (lado a lado). Las ventajas de este sistema son su mayor aislamiento; en el vacío se reduce el flujo de calor (lo que lo hace especialmente indicado para climas muy fríos o de montaña), y su mayor flexibilidad de colocación, ya que usualmente permite una variación de unos 20º sobre su inclinación ideal sin pérdida de rendimiento.

Figura 10.1: Colector tubular al vacío con elemento absorbente de capas selectivas. Fuente: EUROSOLAR, 1996.

122

Fotografía 10.1: Detalle del panel solar de tubos de vacío. Fuente: Fotografía del autor. Concepto - Características. La diferencia entre colectores planos y de tubos de vacío consiste fundamentalmente en el aislamiento: en los colectores planos existen pérdidas por convección; la capa de aire entre placa de absorción y cubierta transparente permite un flujo de calor hacia la cubierta; mientras que en los tubos, al estar aislados al vacío, estas pérdidas se reducen a valores en torno a un 5 % que suponen hasta un 35 % menos con respecto a los colectores planos convencionales. Esto permite incrementar el rendimiento de los colectores tubulares al vacío de forma notable anunciándose incluso aumentos del 50 % frente a los colectores planos. Esta diferencia de rendimientos se produce bajo condiciones de frío extremo y mucho viento. En general, los tubos son más eficientes en días fríos, ventosos o nubosos donde la concentración y el aislamiento de la superficie captadora presentan ventajas sobre la mayor superficie captadora de los paneles planos. Sistemas existentes. Actualmente existen dos esquemas generales de tubos al vacío: los colectores de flujo directo, y los de flujo indirecto o heat-pipe. Flujo directo. El tubo de vacío de flujo directo fue el primero en desarrollarse, y su funcionamiento es idéntico al de los colectores solares planos, en donde el fluido caloportador circula por el tubo

123

expuesto al sol, calentándose a lo largo del recorrido. Es el sistema más eficiente de captación solar. Heat-Pipe (Flujo indirecto). El concepto heat-pipe es una evolución del tubo de flujo directo que trata de eliminar el problema del sobrecalentamiento, presente en los climas más calurosos (ver figuras 10.3 y 10.4). En este sistema, se utiliza un fluido que se evapora al calentarse, ascendiendo hasta un intercambiador de calor ubicado en el extremo superior del tubo (ver también figura 10.3). Una vez allí, se enfría y vuelve a condensarse, transfiriendo el calor al fluido principal. Este sistema presenta una ventaja en los veranos de los climas cálidos, pues una vez evaporado todo el fluido del tubo, éste absorbe mucho menos calor, por lo que es más difícil que los tubos se deterioren o estallen. También presenta la ventaja de perder menos calor durante la noche, pues la trasferencia de calor, a diferencia de los tubos de flujo directo, sólo se produce en una dirección. El sistema de flujo indirecto obliga a una inclinación mínima de los tubos en torno a los 20º para permitir la correcta circulación del fluido. Ventajas y desventajas Los tubos de vacío, en comparación con los colectores planos, suponen un avance en la captación de calor en condiciones desfavorables (precisamente cuando más se necesita el calor). Una ventaja añadida de los tubos es su mayor versatilidad de colocación, tanto desde el punto de vista práctico como estético, pues al ser cilíndricos, toleran variaciones de hasta 25º sobre la inclinación idónea sin pérdida de rendimiento, lo que permite adaptarlos a la gran mayoría de las edificaciones existentes. A esto hay que añadir la menor superficie necesaria que precisan los tubos. En resumen, se puede generalizar que los tubos de flujo directo son adecuados para los climas más fríos, con veranos suaves, mientras que los tubos de flujo indirecto se adaptan mejor a climas extremos, con inviernos muy fríos y veranos calurosos.

Figura 10.2: Corte de un colector plano al vacío. Fuente: Quadri, 2005

124

Entre las características principales de los colectores de vacío con tubo de calor, cabe destacar las siguientes: 1. Sistema indirecto: El intercambio de calor se realiza, sin contacto directo entre el fluido caloportador y el agua de consumo. 2. Función diodo: La transferencia de calor se realiza siempre en un solo sentido, desde el absorbedor hacia el fluido caloportador, y nunca a revés. 3. Limitación de temperatura: El ciclo de evaporación – condensación tiene lugar mientras no se alcance la temperatura crítica del fluido vaporizante, evitando así los riesgos de un aumento incontrolado de la temperatura en el interior de los tubos. Figura 10.3: Esquema de un colector al vacío. Sistema de flujo indirecto (heat – pipe). Fuente: Internet, Wikipedia.

Figura 10.4: Esquema de un calefón solar al vacío. Sistema de flujo indirecto (heat – pipe). Fuente: Internet, Wikipedia.

125

Fotografía 10.2: Vista del fondo de un calefón solar al vacío. Se nota las filas de los tubos al vacío. Fuente: Fotografía del autor.

Fotografía 10.3: Un calefón solar al vacío vista de frente. Fuente: Fotografía del autor.

126

CAPITULO 11 DIMENSIONAMIENTO DE SISTEMAS SOLARES PARA CALENTAR AGUA. Para poder realizar un balance energético, es importante conocer el consumo de agua caliente. Cabrera y Gil (1996) publicaron las siguientes referencias: Tabla 11.1: Volúmenes y temperaturas de referencia (Aplicaciones sanitarias). Fuente: Cabrera y Gil (1996). Aplicaciones Lavamanos Duchas Baño en tina Lavado de ropa Lavado de ropa hospitalario Temperaturas 45 ºC 45 ºC 45 ºC 45 ºC 72 ºC Consumos medios 3 litros / día / persona 30 litros / día / persona 100 litros / día / persona 20 litros / kg de ropa 30 litros / kg de ropa

No obstante, hay otras cifras adicionales sobre el consumo de agua caliente. Quadri (2005) menciona un consumo normal de agua caliente de 50 litros / día por persona. Maneja una temperatura de 50 ºC para el agua acumulado en el depósito. Streib (1989) trabaja con temperaturas de 40 ºC para su dimensionamiento de duchas solares, mientras que Margevicius y Schorgmayer (1981) se limitan a una temperatura de 35 ºC para el dimensionamiento de su sistema. El último caso es para la planificación de una zona de calor; la República Dominicana ubicada en el caribe. Para calentar agua se necesita un cierto monto de energía. La energía necesaria para elevar la temperatura de 1 Litro de agua (= 1 kilo de agua) a un grado se llama calor específico. Calor específico de agua : 1,2 Wh / kg / °C

Significa: Para elevar la temperatura de 1 litro de agua ( = 1 kg ) a 1 °C se necesita la energía de 1,2 Wh. Ejemplo: Subir la temperatura de 50 kg de agua desde 9 °C a 10 °C. La energía necesaria se calcula de la siguiente manera: Energía = Masa de agua * Calor específico de agua * Diferencia de temperatura Utilizando los siguientes símbolos Q m C ΔT = Energía = Masa de agua = Calor específico = Diferencia de temperatura

se obtiene la fórmula:

127

Q

=

m *

C * ΔT

Con los datos del ejemplo se calcula ahora la cantidad de calor: La diferencia de temperatura ( ΔT ) es de 10 °C – 9 °C = 1 °C La masa del agua ( m ) 50 litros = 50 kg Aplicando la fórmula resulta: Q = 50 kg * 1,2 Wh / kg / °C * 1 °C = 60 Wh Ejemplo: Calcular la energía necesaria ( Q ) para subir la temperatura de la misma cantidad de agua desde los 10 a 18 °C. ΔT = 18 °C – 10 °C = 8 °C Q = 50 kg * 1,2 Wh / kg / °C * 8 °C = 480 Wh = 0,48 kWh

Ejemplo: Calcular la energía necesaria ( Q ) para calentar 200 litros de agua desde los 6 °C hasta 50 °C. El lugar de la instalación del calefón solar es la ciudad de El Alto. ΔT = 50 °C – 6 °C = 44 °C Q = 200 kg * 1,2 Wh / m2 / °C * 44 °C = 10.560 Wh = 10,6 kWh Los montos calculados son la energía que se aplica para calentar el agua, se trata de la energía útil. Para conocer el monto total necesario que tiene que recibir el calefón solar en forma de radiación solar, se debe tomar en cuenta las pérdidas de calor. Estimando un rendimiento de 60 %, la energía necesaria que tiene que llegar al colector se calcula de la siguiente manera: Necesidad de Energía para calentar Agua Energía que llega hacia la superficie del colector = -------------------------------------------------Rendimiento del equipo solar E = Q / r

Ejemplo: Del ejemplo anterior se ha visto que la energía útil para calentar 200 litros de agua desde las 6 ºC a 50 °C es de 10.560 Wh. ¿Cuál es la energía solar que debe llegar hacia la superficie del colector para realizar esta tarea si el sistema tiene un rendimiento de 60 %? r E = 60 % = 0,60 = 10.560 Wh : 0,60 = 17.600 Wh = 17,6 kWh

128

El dimensionamiento del sistema solar depende de la cantidad de agua a calentar, las diferencias de temperatura y la oferta de la radiación solar. Para garantizar siempre agua caliente, se trabaja con los datos del mes de menor radiación solar: junio. No hay datos exactos sobre energía solar en Bolivia. Una recopilación se encuentra en el texto “Sol y Tierra” de FALK SOLAR. Según datos del Viceministerio de Energía e Hidrocarburos y de la GTZ (Cooperación Técnica Alemana); la radiación solar tiene un valor de 4,80 kWh / m2 / día para la ciudad de El Alto en el mes de junio (insolación sobre una superficie horizontal). Inclinando el colector 30° respecto a una superficie horizontal, la oferta de la radiación solar aumenta un 13 % (ver tablas de la empresa GRUNDFOS en el anexo). De esta manera resulta una insolación de 4,80 kWh / m2 / día * 1,13 = 5,42 kWh / m2 / día Para calentar los 200 litros de agua del ejemplo anterior se hace la siguiente estimación. La energía necesaria para elevar la temperatura desde los 6 ºC a 50 °C es de 10.560 Wh. Con un rendimiento de 60 % resulta una necesidad energética de 17.600 Wh = 17,6 kWh. Con una demanda diaria de esta magnitud y la energía solar obtenible se calcula la superficie de colectores para el sistema solar con el rendimiento de 60 % que debe cubrir esta demanda energética. La superficie necesaria para el colector solar resulta de: Demanda energética Área del colector = -----------------------------------Oferta de radiación solar A A A = = = E / Esolar 17,6 kWh / día : 5,42 kWh / m2 / día 3,25 m2

Para un equipo solar de menor rendimiento se tiene que aumentar la superficie de captación de radiación solar para lograr el mismo resultado en el calentamiento de agua. Ejemplo: Calcular la superficie para captar la energía necesaria para calentar agua para un albergue que tiene 20 visitantes por día. Se trabaja con los datos de la radiación solar del ejemplo anterior. Cada visitante se ducha 2 veces por día. Por duchada se gastan 40 litros (estimación muy prudente). El rendimiento promedio de los colectores es 50 %. Se tiene que calentar el agua desde los 5 °C hasta 50 °C. El albergue está ubicado cerca de La Paz (Altiplano).

129

Cantidad de agua a calentar: 20 visitantes x 2 x 40 Litros / visitante / día = 800 Litros / día = 1.600 kg / día Necesidad energética ΔT = 50 °C – 5 °C = 45 °C Q = 1.600 kg * 1,2 Wh / m2 / °C * 45 °C = 86.400 Wh El valor de 86.400 Wh es la energía que se necesita para calentar el agua; se trata de la energía útil. Para conocer el monto total necesario que tiene que recibir el calefón solar en forma de radiación solar, se debe tomar en cuenta las pérdidas de calor. Estimando un rendimiento de 50 %, la energía necesaria que tiene que llegar al colector se calcula de la siguiente manera: Necesidad de Energía para calentar Agua Energía que llega hacia la superficie del colector = -------------------------------------------------Rendimiento del equipo solar E r E = 50 % = = Q / r 0,50

= 86.400 Wh : 0,50 = 172.800 Wh = 172,8 kWh

Para garantizar siempre agua caliente, se trabaja con los datos del mes de menor radiación solar: junio. Se utiliza un valor de 4,80 kWh / m2 / día Son datos de la radiación solar de la ciudad de El Alto en el mes de junio (insolación sobre una superficie horizontal). Inclinando el colector 30° respecto a una superficie horizontal, la oferta de la radiación solar aumenta un 13 % (estimación muy prudente). De esta manera resulta una insolación de 4,80 kWh / m2 / día * 1,13 = 5,42 kWh / m2 / día por metro cuadrado (m2) de superficie de colector plano. Para calentar los 1.600 litros de agua se necesita una energía de 172,8 kWh tomando en cuenta una eficiencia de 50 % del sistema solar. La superficie necesaria para el colector solar resulta de: Demanda energética Área del colector = -----------------------------------Oferta de radiación solar

130

A A A A

= = = ≈

E / Esolar 172,8 kWh / día : 5,42 kWh / m2 / día 31,88 m2 32 m2

Un colector solar tiene la superficie de aprox. 2 m2. Resulta el siguiente número de colectores solares: 32 m2 : 2,00 m2 / colector = 16 colectores Utilizando colectores de mayor rendimiento se reduce el número de colectores para calentar agua. Esto es un argumento para la instalación de colectores al vacío. Para planificar un sistema solar para cierto lugar es muy importante conocer su potencial de radiación solar. Lamentablemente no existen datos muy confiables respecto a este recurso energético. Hay varias publicaciones con diferencias respecto a los niveles de radiación solar. Como regla se debe saber que el Altiplano cuenta con más recursos de energía solar que los valles y llanuras tropicales por contar con menor nubosidad. Las llanuras tropicales con su nubosidad más elevada reciben la menor parte de radiación solar en Bolivia. Los valles interandinos donde se encuentran ciudades como Cochabamba y Tarija están entre los dos extremos de radiación solar. A pesar de tener más nubosidad en verano, esta época cuenta con más radiación solar. Tiene dos razones, el día es algo más largo y el sol tiene una posición más alta en el cielo. Por esta última razón, la radiación solar llega en forma más directa con un nivel de energía solar más elevado. La siguiente tabla da las informaciones necesarias para las diferentes regiones de Bolivia sobre el nivel de radiación solar que incide sobre una superficie horizontal. Para conocer el nivel de energía solar que recibe un equipo en el mes de junio orientado hacia el norte con una inclinación de 30 ° hacia esta superficie, una corrección con el factor 1,13 para la radiación solar de dicho mes da una buena aproximación del nivel energético para dimensionar el sistema solar.

131

Tabla 11.1: Datos de radiación solar para Bolivia. 1 MJ/m2/día = 1.000 kJ/m2/día. Fuente: PROPER – GTZ –UMSA (Universidad Mayor de San Andrés).

Preguntas – Reflexiones: Capitulo 11. Mencionar las regiones de Bolivia con radiación solar elevada. ¿En qué regiones de Bolivia es más sencillo calentar agua mediante radiación solar? Dar argumentos para la respuesta. En el Altiplano existe más radiación solar, pero el clima es más frío. El trópico tiene la ventaja de contar con un clima caliente pero menos cuenta con menos radiación solar. Se debe tomar en cuenta que el agua que sale de la pila es más fría en el Altiplano que en el Oriente. Pensar en las ventajas y desventajas para la instalación de un calefón solar en las diferentes regiones de Bolivia.

132

CAPITULO 12 SISTEMAS CON FLUJO FORZADO Se trata de sistemas con mayores capacidades (encima de 1.000 litros). Por el volumen elevado de agua a calentar, conviene ubicar los tanques de agua por debajo los techos. Por la ubicación de los colectores de agua sobre el techo ya no se puede trabajar con el efecto termosifón, se necesita una bomba de agua. Igualmente como en los ejemplos anteriores hay sistemas que funcionan con flujo abierto y flujo cerrado según las condiciones del clima. La bomba de agua se instala en la tubería entre tanque de agua y colector. De esta manera se tiene libertad en la construcción del sistema solar; se puede instalar el colector por encima del tanque de agua. La bomba cuenta con su respectivo control que mide la temperatura en el tanque y en la salida del colector. Cuando el colector está más caliente que el tanque, la bomba hace circular el agua. En caso contrario, se impide la circulación.

Figura 12.1: Calentador de agua tipo flujo forzado. Puede tener el tanque aislado por debajo del colector. Fuente: Margevicios, Schorgmayer, 1981.

133

Hay muy pocos sistemas solares de calentamiento de agua en Bolivia que funcionan con la tecnología de flujo forzado. Una de las excepciones son las instalaciones de los hoteles del Grupo Rosario en las ciudades de La Paz y Copacabana.

Fotografías 12.1 y 12.2: Izquierda: Colectores planos del sistema solar de calentamiento de agua instalado en el Hotel Rosario en Copacabana. Por su instalación bajo un techo de vidrio no existe el peligro que congela el agua dentro de los tubos de los colectores en las noches de invierno. Derecha: Campo de colectores planos para calentar agua instalado sobre un techo del Hotel Rosario en la ciudad de La Paz. Fuente: Fotografías del autor.

Fotografías 12.3 y 12.4: Depósitos de agua caliente para un sistema de flujo forzado. Izquierda: Instalación en el Hotel Rosario en la ciudad de La Paz. Derecha: Instalación del Hotel Rosario en Copacabana (Lago Titicaca). Se trabaja con 2 depósitos de agua caliente. Al fondo se notan 2 calefones solares a gas para poder garantizar a cualquier momento agua caliente para los huéspedes. Fuente: Fotografías del autor.

134

Figura 12.2: Componentes de un sistema solar de calentamiento de agua que funciona con flujo forzado. Se notan los diferentes componentes del sistema. Para garantizar a cualquier hora agua caliente, requisito muy importante para el sector hotelero, se combina el sistema solar con una calefacción de agua convencional (energía eléctrica, gas). Fuente: EUROSOLAR (Alemania). El sistema de calentamiento de agua que funciona con flujo forzado tiene por una parte los mismos componentes que el sistema termosifón, por otro lado entran algunos componentes adicionales como bomba de agua, sistemas de control, etc: o o o o o o o o o o Colectores solares para calentar agua. Depósito de agua caliente. Tubería de conexión entre colectores y depósitos de agua caliente. Intercambiador de calor (opcional). Calefacción auxiliar (opcional). Bomba de agua. Tanque de Expansión. Válvula de seguridad. Purgador. Termostato diferencial y sondas de temperatura.

Por ser tratados en los capítulos anteriores, no se repiten las informaciones sobre colectores solares para calentar agua y depósitos de agua caliente.

135

Conexiones. Respecto a la tubería se indica las normas de conexiones según la figura 12.3.

Figura 12.3: Para sistemas con elevadas capacidades de calentamiento de agua se prefiere conectar los colectores planos en forma paralela. Es muy importante mantener un flujo uniforme del agua a través del campo de los colectores. La figura 12.3 a (Maas, 1989) muestra un tipo de conexión recomendable para el funcionamiento de colectores solares en paralelo; las figuras 12.3 b y c (Lorenz – Ladener, 1985 y PROGENSA, 1989) indican los esquemas correspondientes utilizados en dibujos técnicos.

136

La planificación de la tubería de conexión para sistemas de flujo forzado se realiza mediante la tabla 12.1 (Cabrera y Gil, 1996). Tabla 12.1: Diámetros nominales en mm recomendados para instalaciones de sistemas solares para el calentamiento de agua que funcionan con flujo forzado. El valor C representa el valor del caudal en litros/hora y D es la distancia entre el campo de colectores y el ambiente donde se encuentran depósito de agua caliente, intercambiador de calor, bomba de agua, sistemas de control, etc.) Fuente: Cabrera y Gil, 1996. Distancia D ≤ 50 m C ≤ 800 litros / hora 801 litros/h ≤ C ≤ 1.500 litros/h 1.501 litros/h ≤ C ≤ 2.200 litros/h 2.201 litros/h ≤ C ≤ 4.500 litros/h 4.501 litros/h ≤ C ≤ 8.500 litros/h 8.501 litros/h ≤ C ≤ 14.500 litros/h 14.501 litros/h ≤ C ≤ 25.000 litros/h Calefacción auxiliar. Las siguientes figuras muestran algunos ejemplos de combinaciones entre sistemas solares y calentadores convencionales de agua. Las explicaciones se encuentran en las leyendas de las figuras correspondientes. Tubos de acero – Tubos de cobre – Diámetro en mm Diámetro en mm C ≤ 500 litros / horas 20 18 501 litros/h ≤ C ≤ 25 22 1.000 litros/h 1.001 litros/h ≤ C ≤ 32 28 1.800 litros/h 1.801 litros/h ≤ C ≤ 50 42 5.600 litros/h 5.601 litros/h ≤ C ≤ 65 50 11.000 litros/h 11.001 litros/h ≤ C ≤ 80 80 17.000 litros/h 17.001 litros/h ≤ C ≤ 100 100 25.000 litros/h Distancia D › 50 m

137

Figura 12.4: Combinación de un sistema solar para calentar agua con calefones de agua compactas a electricidad. El depósito de agua caliente en el piso inferior suministra agua caliente a los equipos compactos instalados en baños y cocina. De esta manera se utiliza la calefacción auxiliar solamente cuando exista la necesidad de agua caliente. Fuente: Badenova (Municipio de Friburgo, República Federal de Alemania).

138

Figura 12.5: Combinación de un sistema solar con una calefacción auxiliar que funciona con energía eléctrica. En este caso, el sistema auxiliar es integrado al depósito de agua caliente. Fuente: Quadri (2005)

Figura 12.6: Combinación de un sistema solar con equipos que funcionan a gas natural Leyenda: 1. Caldera que funciona con gas natural; 2. Depósito de agua potable; 3. Colector solar. Abgas = gases de combustión. Fuente: Badenova (Municipio de Friburgo, Alemania).

139

Bomba de agua. La bomba de circulación de agua (se llama también bomba impulsora o aceleradora) se instala en el ramal de retorno del circuito del portador de calor (agua para circuitos abiertos, mezcla agua – anticongelante para circuitos cerrados). Las temperaturas en esta parte de las conexiones son menos elevadas, circula el portador de calor que sale enfriado del fondo del depósito de agua o del serpentín del intercambiador de calor. En la elección del tipo de bomba se tiene que tomar en cuenta algunos aspectos. Por ejemplo, que sea fácil de montar y aún más fácil de desmontar, para permitir una limpieza sencillas de sus componentes interiores. Las más convenientes son aquellas que ofrecen un rendimiento mínimo del 60 % y es indispensable que pueden trabajar con el agua (u otro portador de calor) incluso a 95 ºC (para tomar en cuenta, el agua en la altura hierve a menos que 90 ºC, mientras que en el trópico, casi altura de mar para Santa Cruz, el agua hierve a 100 ºC). No se debe olvidar que la bomba de circulación de agua debe ser resistente a la corrosión, especialmente si trabaja en sistema directo (sin intercambiador de calor), es decir, se hace circular agua de la red, la cual contiene aire y sales minerales. Según de Cusa (1989), para una instalación pequeña (ver también figura 12.7) destinado para el suministro de agua caliente a una vivienda familiar, provista de un colector solar de 4 m2 y un depósito de agua caliente de 200 a 250 litros, es suficiente una bomba de 15 a 25 Vatios, capaz para lograr un caudal de 90 a 125 litros / m2 de superficie de colector solar y hora. Bajo estas condiciones, hay una velocidad aproximada del agua (u otro portador de calor) a los 125 cm/segundo. Cabrera y Gil (1996) mencionan los siguientes criterios para el dimensionamiento de la bomba de circulación: Si la velocidad de circulación es lenta, el calor del colector no se evacuará al ritmo necesario, por lo que la temperatura del absorbedor aumentará, provocando un mayor nivel de pérdidas de calor, y por consiguiente, una disminución del rendimiento. El caudal mínimo necesario es de 50 litros por hora y por m2 (metro cuadrado) de superficie de colectores solares. Para caudales menores se observan pérdidas de rendimiento. Este valor se refiere a agua pura. En caso de trabajar con mezclas agua – anticongelantes se tiene que aumentar algo el flujo de este portador de calor porque su capacidad recibir energía térmica es algo menor que agua pura. La figura 12.8 muestra a una bomba de circulación de agua con una característica interesante. Al estar el impulsar inclinado a 30º con respecto al eje del fluido de agua, ésta sólo es desviada a su paso por el impulsor en 60º, en vez de los 90º que ofrecen la mayoría de las bombas centrífugas. De esta manera se obtiene un mejor rendimiento para el movimiento del portador de calor y el nivel de ruido es reducido durante el funcionamiento de la bomba.

140

Figura 12.7: Montaje de un colector plano sobre el techo. Ejemplo para un sistema con flujo forzado. El tanque de agua se encuentra dentro de la casa. Para zonas calientes y templadas, tanque y colector son conectados en forma directa; no se necesitan un intercambiador de calor. Fuente: Anderson, 1976.

Figura 12.8: Bomba de circulación de agua (Viking) con diferentes posiciones de trabajo. Fuente: de Cusa, 1989.

141

Hay experiencias en Bolivia con bombas de agua, tipo centrífuga (ver fotografías 12.5 a 12.7). Maneja varios colectores solares planos con una superficie total de aprox. 20 m2 y alimenta un tanque de agua de 1.000 litros de capacidad. La bomba tiene una potencia de 0,4 HP, los caudales son entre 0,6 m3 / hora y 2,1 m3 / hora. Estos datos son para elevar agua. En el caso de la instalación solar de agua caliente existe poco desnivel para el agua a bombear, el único trabajo que tiene que hacer la bomba es vencer la resistencia de la tubería. De esta manera, su flujo es casi del máximo indicado de la placa de la bomba, en otras palabras aprox. 2 m3 por hora. Se ha visto la necesidad de bajar el caudal de agua para poder lograr un aumento significativo de temperaturas en la salida del campo de los colectores.

Fotografías 12.5 a 12.7: Sistema solar de calentamiento con flujo forzado del Hotel Rosario en la ciudad de La Paz. Izquierda: campo de colectores solares bajo techo. Centro: depósito de agua de 1.000 litros de capacidad. A su lado se ve un calefón a gas como sistema auxiliar. Izquierda: Bomba de agua. Fuente: Fotografías del autor. Purgador. El aire dentro del circuito de agua debe ser removido por válvulas ventiladores de aire que son conocidos como purgadores, para prevenir la corrosión, ruido, y bolsones de aire que inhiben el flujo. El purgador debe colocarse en el punto más alto de la instalación, que es el lugar donde se acumulan los gases al separarse del flujo. Normalmente se instala un desaireador junto con el purgador. El desaireador es un elemento que favorece la separación del aire que puede estar contenido en el fluido. Se puede incluir este artefacto en serie (por debajo) con el purgador.

142

Figura 12.9: Arriba: Instalación de un purgador (válvula de desaire) dentro del circuito de agua de un sistema de calentamiento solar. Abajo: Detalle de la instalación del purgador de aire. Fuente: Figura 12.9 a: Quadri (2005); figura 12.9 b: de Cusa (1989).

143

Fotografías 12.8 y 12.9: Purgadores instalados en un sistema solar de calentamiento de agua con flujo forzado. Fuente: Fotografías del autor. Termostato diferencial y sondas de temperatura. La bomba de circulación solamente debe actuar cuando los colectores puedan aportar al depósito de agua una ganancia útil, y detenerse cuando no haya captación (empieza la noche, alta nubosidad), o ésta sea tan débil que no produzca ganancia neta o incluso se vaya a producir una pérdida, como de hecho se produciría si la temperatura del fluido a la salida del colector fuese inferior a la de la entrada, por perder calor el fluido a su paso a través del colector. Esto se consigue con la instalación de un termostato diferencial y las sondas de temperatura de las que va provisto. Las sondas son artefactos electrónicos que envían una señal eléctrica que varía con la temperatura. El mecanismo de control consiste en lo siguiente: Una de las sondas se coloca en la salida del campo de colectores y se conecta al termostato diferencial. La otra sonda se coloca en la parte inferior del depósito de calor. Esta sonda igualmente se conecta con el termostato diferencial. Finalmente, se realiza una conexión entre el termostato diferencial y la bomba de circulación del portador de calor. El termostato diferencial compara las temperaturas en la salida de los colectores y del depósito de agua, de manera que cuando exista una diferencia de temperatura entre ellos, favorable a los colectores, la bomba de circulación se ponga en marcha.

144

Los termostatos diferenciales permiten seleccionar la diferencia de temperatura deseada, que va generalmente desde 3 ºC hasta 20 ºC. La bomba de circulación opera solamente cuando esta diferencia de temperatura excede un cierto valor, normalmente de 5 a 10 ºC. Las sondas pueden ser de inmersión o de contacto. Las primeras se introducen en el colector o en el depósito de agua, y las otras se sujetan en estrecho contacto en la parte exterior de ambos componentes del sistema solar. Las de inmersión son preferibles, ya que son más precisas y seguras. Los sensores de temperatura deben estar instalados por debajo de la placa de absorción y en contacto térmico íntimo con esta cerca de la salida del flujo. El colector que lleva la sonda de temperatura debe ser el último del campo o conjunto de colectores. El sensor de temperatura puede ser sujetado directamente (por algún medio mecánico) a la superficie de la placa de absorción. Para asegurar un buen contacto térmico se debe aplicar una capa de grasa térmica. Otra posibilidad es de sujetar la sonda a la tubería de salida del colector en los primeros 5 cm (ver también fotografía 12.10), en este caso la sonda debe estar bien aislada de la temperatura ambiente exterior. El sensor del depósito de agua debe ser colocado lo más cercano posible a la base del depósito (la parte más fría), pero no sobre la base.

Fotografías 12.10 y 12.11: Izquierda: Sensor de temperatura colocado al tubo de la salida de agua caliente del campo de colectores. Encima de la llave de paso se nota el cable del sensor electrónico. Derecha: Electrónica del termostato diferencial. Fuente: Fotografías del autor.

145

CAPITULO 13 CALEFACCIÓN DE AMBIENTES En este capítulo se da una breve introducción a sistemas solares para calentar ambientes. El agua calentado en los colectores solares puede pasar a radiadores o pisos radiantes para poder calentar ambientes. Por su alta capacidad de almacenar calor, el agua es un portador ideal para energía térmica. Es muy importante tomar en cuenta que la mejor calefacción solar es inútil si no se cuenta con un aislamiento térmico bueno de la vivienda. Ventanas grandes con una sola capa de vidrio, fugas en los marcos de las ventanas y puertas, paredes delgadas de ladrillo de 6 huecos, colocados en forma echadas, son fuentes de pérdidas de calor elevadas. Antes de instalar un sistema de calefacción solar de una vivienda es indispensable mejorar el aislamiento térmico para garantizar un buen funcionamiento del sistema y evitar un sobre dimensionamiento del sistema solar para compensar las pérdidas de calor. Sistemas activos de Calefacción solar. Estos sistemas tienen su nombre por el uso de bombas para mover el portador de calor. Sistemas que solamente aprovechan la energía solar mediante ventanas y tragaluces bien orientados hacia el sol, invernaderos acoplados a la casa y donde no se aplican bombas (o ventiladores) se llaman sistemas pasivos de calefacción solar. Las instalaciones que utilizan agua (o la mezcla agua – anticongelante) como portador de calor, están formados por los mismos elementos que componen la instalación para suministrar agua caliente para usos domésticos. En Europa y los Estados Unidos, la mayoría de las instalaciones de este tipo que se proyectan y realizan, son diseñadas para cubrir ambas funciones, la de proporcionar agua caliente durante todo el año, y la de atemperar las habitaciones de la vivienda cuando llega la época fría. La calefacción por agua caliente se puede aplicar mediante radiadores tipo calefacción central o de suelo radiante. En este último caso, el agua caliente circula por el interior de conductos empotrados en el suelo. Parece que la instalación de un sistema de calefacción empotrado en el suelo complicada y costosa. Por lo pronto, requiere una importante obra de albañilería, en el supuesto de que se pretenda montarlo en un edificio ya construido, lo que indica la conveniencia de aplicarlo principalmente los edificios nuevos, proyectados desde un primer momento para el aprovechamiento de la energía solar. El sistema de calefacción de ambientes es similar al sistema con flujo forzado. Consta de los siguientes componentes: o Colectores solares que captan la radiación solar y la transforma en energía térmica. o Un circuito primario que transporta el calor al acumulador de calor (termo tanque). o Un depósito de agua caliente de gran volumen que recibe y almacena la energía térmica hasta el momento en que debe utilizarse. o Finalmente, un circuito secundario que distribuye el calor almacenado a las habitaciones o ambientes que deban calentarse.

146

Figura 13.1: Esquema de un sistema solar para calentamiento de agua para su uso en duchas y un sistema de calefacción. Cuenta con una caldera de apoyo para garantizar su funcionamiento en tiempos adversos para el aprovechamiento de energía solar. Fuente: de Cusa, 1989. El circuito secundario levará intercambiador, además de la bomba, vaso de expansión, válvula de seguridad y purgador de aire, con la adición del número de válvulas de salida que sea preciso. En los sistemas de calefacción de ambientes, se utiliza siempre la misma agua. Al llegar al punto de destino (por. Ej. Radiador), transfiere el calor al ambiente a calentar y retorna, utilizando el circuito de vuelta, al colector, en donde será calentada de nuevo. Los sistemas solares de calentamiento de ambientes tienen superficies más grandes que sistemas de calentamiento de agua sanitaria. Los depósitos de agua caliente igualmente tienen más volumen para poder acumular la energía necesaria. La temperatura de los ambientes varía entre 18 a 20 ºC según el confort deseado por los habitantes. Para poder planificar un sistema solar de calentamiento de viviendas, se tiene que realizar primero un balance energético. Es muy importante tomar en cuenta cuanto calor se gana durante el día por las ventanas y cuanto calor se pierde en las noches o por ventanas sin acceso al sol.

147

Los sistemas de calefacción a aplicar pueden ser de varios tipos entre los que se pueden mencionar: o Radiadores. o Losas radiantes o Paneles radiantes de piso. Radiadores. Es el sistema más sencillo. Funciona como una calefacción central convencional. Presenta menos problemas si se pretende realizar la refacción de una casa ya construida. Tiene las desventaja que su rendimiento térmico suele ser menor, aunque la instalación resulte relativamente más económica y menos complicada. Quadri (2005) sugiere incrementarse el tamaño de los mismos debido a que trabajan con temperaturas más bajas que las normales.

Figura 13.2: Calefacción solar por radiadores de agua caliente. Fuente: Quadri, 2005. Losas radiantes. Funciona bajo el principio de funcionamiento del calor radiante. La base de funcionamiento de la calefacción radiante es muy sencilla. El calor del agua caliente circulando por el interior del circuito se transfiere en parte a la masa del hormigón del piso y se convierte a su vez en un acumulador de calor, que emitirá por radiación el calor para calentar el ambiente. El sentido de propagación de la energía radiante es, siempre, desde el cuerpo caliente, en este caso el suelo, hacia el cuerpo más frío, el cielo raso o cielo falso. Por consiguiente, la radiación térmica (o infrarroja) se propagará desde abajo hacia arriba, lo cual supone que a partir del pavimento, en donde se darán temperaturas de 24 ºC a 25 ºC, el calor se irá diluyendo a medida

148

que la radiación térmica alcance altura. Al nivel aproximado de las rodillas y muslos de una persona caminando por la habitación, ya solo serán 22 ºC aproximadamente; y sobre la cabeza habrá disminuido poco más o menos a 20 ºC. Es decir, no sólo se consigue un tipo de calefacción suavemente moderado, sino que al atemperarse de manera gradual decreciendo la temperatura, desaparece la desagradable sensación de pies fríos y cabeza caliente, que suele ser el fallo característico de la mayoría de los sistemas tradicionales de calefacción.

Figura 13.3: Calefacción solar por piso radiante. Fuente: Quadri (2005). Realización técnica. El circuito secundario se conexiona a un sistema calefactor de suelo radiante, que trabaje a la temperatura más baja posible. El elemento que conducirá el agua caliente es un circuito que se empotra en la obra. Por dicho motivo resulta un sistema muy apropiado para instalar en el momento de construir el edificio. El circuito se conecta a la caldera del acumulador por intermedio de una estación distribuidora (ver figura 13.4 a) y se dispone en sucesión paralela de doble tubería, una para la conducción del agua caliente y la otra para su retorno cuando se haya enfriado. El conjunto forma una parilla (ver figura 13.4 b), con el objeto de la superficie de contacto del metal caliente con el hormigón sea lo más extensa posible y repartida, equitativamente, por la totalidad del área de la habitación o local.

149

Figura 13.4: Circuito de un sistema de calefacción radiante. Arriba: Detalle de la estación distribuidora, empalme de la salida de agua caliente de la caldera en el circuito de calefacción. Fuente: de Cusa, 1989. El sistema de empotrar en el suelo los elementos calefactores, se conoce con el nombre de calefacción invisible. La figura 13.5 muestra el esquema de la instalación.

150

Figura 13.5: Corte en sección con detalle de una instalación de calefacción radiante: 1. pavimento; 2. mortero; 3. tuberías; 4. película antihumedad; 5. material aislante; 6. forjado. Fuente: de Cusa, 1989. Encima del material termoaislante se coloca el circuito de las tuberías, levantado unos centímetros por medio de guías y grapas de anclaje. Después, se cubre el área con mortero, y cuando está perfectamente seco, se finaliza la obra colocando el pavimento de mosaico, gres o piezas cerámicas. La figura 13.5 muestra en detalle de este tipo de instalación en su última fase; la calefacción radiante se aplica con éxito en la calefacción de viviendas, naves industriales, almacenes, talleres, etc.

Figura 13.6: Ultima fase de la instalación de un suelo radiante. Fuente: de Cusa, 1989.

151

Instalar un sistema de calefacción radiante posterior a la obra, que es el caso de una vivienda ya construida, puede resultar complicado y costoso. Hay algunas soluciones para realizar este trabajo: Retirar la totalidad del pavimento y de la capa de mortero tendida en el forjado y efectuar el montaje del circuito. Puede aprovecharse la ocasión para disponer una gruesa capa de material aislante termoacústico antes de disponer las tuberías. Para abaratar los costos puede intentarse un remedio extremo: sacrificar el nivel de la habitación, renunciando a diez o doce centímetros como mínimo. Si no lo impiden las puertas, montar el circuito sobre una capa aislante de 15 a 18 mm, colocada directamente encima del pavimento. Hormigonar 5 cm de alto y disponer un nuevo pavimento.

Figura 13.7: Visión de una casa solar donde se instalan pisos radiantes. Fuente: de Cusa (1989).

152

Componentes del Sistema para Calentar Casas utilizando Energía Solar. Captación de energía solar. Se utilizan colectores solares para calentar agua. En zonas frías de Bolivia, se tiene que considerar las heladas especialmente en las noches de invierno. Se tiene que tomar previsiones, ya que sea mediante el uso de anticongelantes en el circuito cerrado de los colectores solares o produciendo el vaciado de los mismos durante las horas de la noche; que puede ser en forma automática o manual. Almacenamiento de la energía térmica. En Europa, el máximo consumo de energía acumulada en el depósito para aplicaciones calefactores se centra alrededor de unos pocos meses. En invierno, cuando las temperaturas son muy bajas y se requiere la aportación de un mayor número de calorías, puede considerarse normal que la oferta de la radiación solar afectada por las condiciones climáticas, no baste para alimentar el equipo de calefacción. Pero conforme se acerca la primavera, las posibilidades de prescindir de ayudas extrasolares, aumentan. Y después llega un período más o menos largo, durante el cual las aportaciones calóricas, suelen exceder a las necesidades de la propia vivienda. Sería ideal de contar con un tanque de acumulación que almacene tanto calor que no será necesario a recurrir a una fuente auxiliar de calor en los casos de días nublados y horas nocturnas. Con fines comerciales se suministra en el exterior termoacumuladores de hasta 6.000 a 7.000 litros, un volumen que permite almacenar energía térmica durante un período máxima de una semana, que suele ser suficiente para las necesidades medias de la mayoría de los consumidores. Pero los costos de estos termoacumuladores son algo elevados, factor que incide notablemente en el precio de la instalación. En Bolivia, el período de frío coincide con un cielo despejado, condiciones ideales para el aprovechamiento de la energía solar. Será suficiente un tanque de agua caliente que acumula la energía térmica para las necesidades de un solo día si se pretende lograr una solución económica. Ejemplos de Dimensionamiento de Sistemas solares para calentar Viviendas. Los siguientes ejemplos son de lugares fuera de Bolivia para dar una idea de las dimensiones de los sistemas de calentamiento de viviendas. De Cusa (1989) muestra un ejemplo para España. El sistema de calefacción en base de energía solar se basa en la cesión de calor que hacen los tubos conductores del agua caliente, al ponerse en contacto con el aire de la habitación que atraviesan. Se produce entonces una transferencia de calor, ya que las dos diferentes temperaturas – la ambiental y la del circuito secundario – tienden a igualizarse.

153

El calor específico del agua es igual a 1,16 Wh / ºC, lo que significa que, 100 litros de agua caliente, al bajar 1 ºC su temperatura, cederán: 1,16 Wh / ºC / litro x 100 litros = 116 Wh / ºC de su calor almacenado. Si el agua que sale de la caldera está a 50 ºC, y después de haber recorrido la totalidad del circuito secundario, regresa al depósito de agua caliente con 25 ºC, quiere decir que cada 100 litros de agua han cedido 25 veces la energía térmica, o sea: 116 Wh / ºC x 25 ºC = 2.900 Wh Para saber el comportamiento térmico del depósito de agua, sólo se debe multiplicar 1,16 por el contenido en litros, cuya suma dará la cesión de energía térmica por cada grado de temperatura que vaya bajando. Por ejemplo, en un depósito con una capacidad de 1.000 litros, el agua contenida al circular desprenderá, si baja 25 ºC, un total aproximada de energía térmica de: 1,16 Wh / ºC / litro x 1.000 litros x 25 ºC = 29.000 Wh = 29 kWh Según de Cusa (1989) es energía suficiente para calentar una casa de tipo medio durante 24 horas, a condición de que estuviese bien aislada y no tuviese pérdida considerable de calor. Para España, con menos radiación solar que Bolivia, se calcula para el depósito de 1.000 litros una superficie de unos 10 a 20 m2 de colectores. Se estima (de Cusa, 1989) que el área de recepción de energía solar debe ser aproximadamente al 40 % de la superficie total de los espacios a calentar. En lugares con una buena radiación solar, este porcentaje puede reducirse a la mitad, y aún menos (el 20 %). Por el contrario, en las regiones donde hay deficiencias en la oferta de energía solar, el porcentaje aumentará hasta alcanzar el 50 %. Para una vivienda con una superficie total de 70 m2, pero descontando los pasillos distribuidores quedan 61 m2 habitables para calentar. Tal área requiere bajo las condiciones climáticas de España un mínimo de 12 m2 de superficies colectora, si todos los condicionamientos son favorables; pero puede necesitar incluso 35 m2 para poder cubrir los objetivos asignados. Se debe tomar en cuenta que estas estimaciones están hechos pensando en la sola acción energética de los colectores solares. Hay también aportes de calefacción solar mediante ventanas adecuadamente orientadas hacia el sol y tragaluces bien instalados. Sin necesidad de instalar un medio convencional de calefacción – electricidad o gas – que colabore con la energía solar, en muchas zonas de España suelen bastar de 8 a 10 m2 de colectores solares para hacer que funcione igualmente en invierno la calefacción solar.

154

Por otra parte, debe preverse que la temperatura que proporcione el colector solar sea a veces insuficiente. Para almacenar suficiente calor, en España se considera como mínimo un depósito de agua caliente de 5.000 a 6.000 litros de capacidad y las grandes superficies de colectores solares correspondientes para poder aplicar la energía solar. Si se necesita poner en funcionamiento una calefacción diaria, probablemente será necesario contar con otra energía auxiliar, y quizás no baste la resistencia eléctrica incorporada al acumulador. Conviene entonces montar un segundo depósito de agua caliente que trabaje con electricidad, aceite pesado o gas butano, y que se ponga en funcionamiento cuando el consumo de energía sea superior a la que puede proporcionar el equipo solar por si solo. De todas formas, aunque este equipo solar no sea capaz de suministrarnos toda la energía térmica que se necesita, su existencia continuará siendo motivo de un importante ahorro de energía consumida: en muchos casos, incluso, puede llegar al 100 %. Finalmente, Quadri (2005) menciona una regla general aplicada para Argentina; según ella se necesita instalar un tanque con capacidad mínima de almacenamiento de 100 litros por metro cuadrado de superficie de colector. Para él, éste será el valor mínimo dado por la experiencia; puede, incluso, adoptarse valores mayores con el consiguiente aumento de seguridad de funcionamiento. Menciona como elemento referencial indicativo, puede estimarse que para una casa construida por métodos tradicionales, la superficie de colectores en la ciudad de Buenos Aires puede llegar aproximadamente al 40 % de la superficie cubierta de la casa.

155

CAPITULO 14 CALEFACCIÓN SOLAR DE PISCINAS La piscina, sea pública o privada, tiene su máximo uso durante el verano, período que coincide con el de máxima insolación, lo que significa un aumento en la producción de energía térmica a través de los colectores solares. El calentamiento de una piscina no sólo la forma más barata de aprovechar la energía solar, sino también de adecuar el consumo a la disponibilidad de energía. En Europa, se aprovecha la energía solar para ampliar el uso de las piscinas, o sea, empezar más temprano su uso en primavera y prolongarlo hasta otoño. Para ambientes cerrados, el uso de energía solar será ideal para calentar piscinas durante todo el año en Bolivia.

Fotografías 14.1 y 14.2: Instalación de un sistema de calefacción solar de una pequeña piscina en la zona de Río Abajo de la ciudad de La Paz. Izquierda: Colectores solares sin cubierta transparente montado sobre el techo (encima del tragaluz grande construido con calamina de plástico). Derecha: El interior de la piscina. La ubicación de la piscina dentro de un ambiente cerrado reduce las pérdidas de calor. Fuente: Fotografías del autor.

156

Figura 14.1: Calefacción solar de una piscina. Superficie de captación solar instalada en el tejado de una edificación próxima a la piscina. Fuente: Empresa Solarex, EE.UU. Temperaturas del agua. Para una piscina situada al aire libre, como son la mayoría de las piscinas privadas que se construyen como complemento obligatorio de apartamentos y de chalets, en España (de Cusa, 1989) el usuario suele exigir una temperatura del agua de 22 a 25 ºC. Según operadores de piscinas en la ciudad de La Paz, el agua para una piscina recreacional debe contar con temperaturas entre 27 – 29 ºC Para hidroterapias, temperaturas entre 30 y 32 ºC son adecuadas. Para hidromasaje se calienta el agua hasta una temperatura de 35 ºC. Una piscina al aire libre en la ciudad de La Paz no da suficiente confort tomando en cuenta solamente el calentamiento natural durante verano. Características generales de la calefacción de piscinas. La calefacción de piscinas es, quizás, la forma más económica de aprovechar la energía solar por las siguientes razones:

157

Para el calentamiento del agua de una piscina se requieren temperaturas de trabajo bastante bajas. Esto significa que los colectores podrán suministrar la energía térmica necesaria aun estando el cielo totalmente cubierto. El volumen de agua que contiene la piscina actúa a manera de acumulador de energía térmica. Es decir, el sistema no precisa contar con un depósito de agua caliente propio, lo que siempre supone un ahorro. En zonas templadas de Bolivia (por ej. la ciudad de Cochabamba), es posible adelantar la temporada sin necesidad de constar con un medio de calefacción complementario. Teniendo en cuenta que las piscinas se construyen en lugares despejados y soleados, y aunque cercanos a la vivienda, existe el suficiente espacio libre para que no se presenten problemas de sombras proyectadas en el equipo de captación solar, instalado en un punto cercano. Sistemas de climatización de piscinas. En la calefacción solar de una piscina, el calentamiento del agua se consigue de acuerdo con los dos sistemas convencionales de la aplicación de los colectores solares para calentar el agua, según funciones: o En circuito abierto. o En circuito cerrado. Fundamento del circuito abierto. La piscina aprovecha el sistema de filtraje y depuración para hacer pasar el agua, que circulará por la acción de una bomba de impulsión y después de superar los filtros, por el interior del circuito primario de los colectores solares. Allí se atempera y retorna por los conductos de la instalación depuradora a la piscina (ver figuras 14.1 y 14.2).

Figura 14.2: Esquema de instalación de una piscina climatizada de circuito abierto. Fuente: de Cusa, 1989.

158

Un termostato cuida de que se mantenga la temperatura del agua en los grados deseados, poniendo en marcha el dispositivo de depuración y calentamiento tan pronto como se advierte que aquella ha bajado más de lo debido. Los conductos tendrán un diámetro de paso suficiente para que la circulación del agua sea rápida, a cuyo fin aportará su trabajo la bomba de circulación de agua. Debe aconsejarse la instalación de la bomba y mantener las características de un circuito abierto con circulación forzada, que permite un mayor rendimiento de los colectores. No existen problemas para incorporar un sistema calefactor a la piscina ya construida. El instalador efectuará la conexión entre el filtro y el serpentín del sistema calefactor antiguo, intercalando los accesorios que se precisan para poder emplear uno u otro sistema, según las conveniencias del momento. En estos casos, la aportación de energía térmica no correrá exclusivamente a cuenta del equipo solar, pero su presencia significa, por lo menos, un importante ahorro en el consumo de energía de pago. La calefacción solar de circuito abierto, aplicada a la climatización de piscinas, es un medio muy utilizado en los EE.UU., que debe destacarse porque se trata de un sistema calefactor muy económico, en relación con todos los demás que existen en el mercado. En el circuito abierto, el agua que procede del filtro, entra fría en el colector y, después de recorrer el circuito que ofrece el correspondiente panel solar, sale calentada por el lado opuesto, y de allí se vierte en la piscina. El agua que se calienta es la misma que se utilizará posteriormente, y no pierde más colorías que las del roce con las paredes de los tubos de conducción, por lo que no necesita elevar demasiado su temperatura. Por ello, pueden aplicarse tipos de paneles solares económicos, de caucho y de materiales plásticos, que pueden instalarse en el tejado de una construcción próxima, o encima de unos taludes construidos expresamente en la zona ajardinada del entorno. Se abaratan todavía más los costos de la instalación si no se monta con el ánimo de que sea permanente. Al disponer conexiones fáciles de montar y desmontar, se puede retirar el equipo tan pronto que se dé por terminada la temporada. Los componentes se guardan de un año para otro en un local cubierto, y ello alarga su vida. Las placas de goma y de material plástico a las que nos hemos referido anteriormente, son un tipo de colector que tiene el aspecto de una lámina flexible de 1,20 hasta 3,50 metros de longitud – según las marcas -, por 0,80 hasta 1,50 m de anchura. Por lo general son de color negro, aunque el mercado las suministra también en gris, verde y marrón oscuros, y llevan en ambos laterales o terminales unos segmentos de tubería rígida (ver también figuras 14.3 y 14.4).

159

Figura 14.3: Esquema de un colector solar de caucho (Empresa Irisolar). Fuente: de Cusa, 1989.

Figura 14.4: Detalle de un colector de plástico flexible y conducto rígido acoplado para la toma del agua fría y la salida del agua ya caliente. Fuente: de Cusa, 1989.

160

Por uno de ellos circula el agua fría, procedente del depurador (en el supuesto de que exista instalación depuradora, ya que en caso contrario, el agua vendría directamente de la piscina). Para llegar al otro conducto, el agua tiene que atravesar multitud de canalillos que llevan los paneles, durante cuyo recorrido se caldean, de manera que, al fluir por el extremo opuesto y entrar en el tubo de salida, el agua se ha calentado. También se utilizan serpentinas de plástico, por lo general de polietileno, con los que sustituye a los de cobre, que son más costosos. El problema más importante que suele plantear la instalación climatizadora de circuito abierto, es el de la corrosión de las tuberías, ya que el agua que circula por ellas se pone en contacto con la atmósfera al llegar a la piscina, favoreciendo la formación de principios oxidantes. Para solucionarlo, se aconseja la instalación de tuberías de polietileno o PVC, en diámetros de 1,5 a 2 pulgadas. El plástico es el peor conductor del calor, por lo que los conductores en tales materiales deben ser de sección más grande que la habitual.

Fotografías 14.3 y 14.4: Colector solar de plástico para calentar una piscina. Izquierda: Campo de elementos de colectores descubiertos conectados entre ellos. Derecha: Detalle del colector solar de plástico para calentar piscinas. Fuente: Fotografías del autor. El circuito cerrado. Con este sistema, el agua que circula por el interior de los colectores es siempre la misma, no se consume, sale de los paneles solares calentada y vuelve a ellos cuando, por la cesión de las calorías que transportaba, se ha enfriado. La transferencia de calor se efectúa en el interior del termoacumulador, por intermedio del intercambiador o serpentín. Por regla general, la circulación del agua se activa con una bomba intercalada en el circuito, entre el grupo depurador y la piscina. En cualquier caso, y como para el funcionamiento del sistema no se precisa contar con temperaturas elevadas, también para el caldeo de una piscina con circuito cerrado se pueden aplicar colectores de caucho o de materiales plásticos. El rendimiento de estos paneles solares es inferior al que ofrecen los colectores planos normales, pero su precio es más económico, y cumplen perfectamente la misión que se les asigna.

161

Figura 14.5: Sistema de circuito cerrado para calefacción solar de una piscina. Fuente: de Cusa (1989). Un ejemplo de un sistema de circuito cerrado se encuentra en el Club de Tenis La Paz. Para pequeñas piscinas, el sistema de circuito abierto es una solución más económica. Colectores solares para calentar piscinas. Se ha mencionado, que colectores de plástico dan muy buenos rendimientos para calentar el agua de las piscinas. Hay una experiencia muy interesante en Mallasa (Hotel Oberland) donde se calienta el agua de la piscina mediante un sistema de politubo. A pesar de su vida útil limitada (aprox. 5 años), el sistema es barato y en poco tiempo la inversión se ha vuelta rentable.

162

Fotografía 14.5: Colector solar que consiste de un sistema de tubería de plástico instalado encima de un techo. Fuente: Fotografía del autor.

Fotografías 14.6 y 14.7: Detalles del colector solar de plástico. Fuente: Fotografía del autor.

163

Fotografía 14.8: Los tubos hacen un giro de 180º para retornar a un tubo de colección de agua caliente. Fuente: Fotografía del autor.

Fotografías 14.9 y 14.10: Sistema solar sencillo para calentar el agua de una piscina (Hotel Oberland, Mallasa, La Paz). Izquierda: Vista total del sistema. Derecha: Detalle de la tubería de la distribución del agua. Fuente: Fotografías del autor.

164

Bomba de Agua. Para sistemas pequeños, piscinas para casas particulares, se utiliza la misma bomba de circulación de agua existente que hace pasar el agua de la piscina por los filtros. Una bomba de ¾ HP es suficiente para este tipo de sistema. El hotel Oberland en Mallasa utilizó una bomba Jacuzi de ¾ HP para su sistema solar de calentamiento de agua (ver fotografías 14.11 y 14.12).

Fotografías 14.11 y 14.12: Sistema de bombeo de agua para la piscina del hotel Oberland en Mallasa. La bomba Yacuzi tiene una potencia de ¾ HP. La fotografía a la derecha muestra el control electrónico de la bomba de agua. Fuente: Fotografías del autor. Conexiones. Según Wagner (1989) por metro cuadrado de colectores se necesita un flujo de 80 – 100 litros / hora. De esta manera, si se tiene una superficie total de 20 m2 de colectores resulta un caudal de 80 litros / hora / m2 * 20 m2 = 1.600 litros / hora 100 litros / hora / m2 * 20 m2 = 2.000 litros / hora o de 1,6 a 2,0 m3 / hora. Por esta razón, los diámetros de la tubería tienen que tener diámetros muy grandes. Se utilizan tubos de plástico de 1 ¼” de diámetro para caudales hasta 2 m3 / hora y de 1 ½” de diámetro para caudales hasta 4 m3 / hora. La siguiente tabla (Lorenz – Ladener, 1985) da informaciones adicionales sobre el dimensionamiento de la tubería para las conexiones entre piscina y colectores de agua.

165

Tabla 14.1: Dimensionamiento para los tubos de instalaciones de calefones solares para calentar piscinas. Fuente: Lorenz – Ladener, 1985. Superficie solares 5 – 10 m2 10 – 20 m2 20 – 30 m2 30 – 40 m2 de colectores Diámetro de la tubería 22 – 28 mm 28 – 35 mm 35 – 42 mm 42 – 54 mm Caudal de agua 500 – 1.000 litros / hora 1.000 – 2.000 litros / hora 2.000 – 3.000 litros / hora 3.000 – 4.000 litros / hora

Elección del Lugar de la Instalación del Sistema Solar. El lugar ideal para montar el equipo de los colectores solares que calientan la piscina es, una elevación próxima a la misma; y en el supuesto de que el sistema de circulación sea de circuito abierto, será entonces obligado. Dado que en las piscinas privadas no suelen construirse alejadas de la vivienda, parece indicado instalar los colectores solares en el terrado o el tejado de la misma, o en el del garaje o porche; incluso en el de la caseta que se construya para albergar el equipo de depuración. Con todo, lo que debe importar ante todo es buscar la posición captadora más favorable para los colectores; inmediatamente después, acortar el circuito de distribución cuanto sea posible, para que el agua caliente no deba recorrer un camino excesivo y pierda energía térmica; y por último es importante que el sistema solar se integre en el ambiente como un elemento más o menos decorativo. Estos tres objetivos han sido alcanzados por las instalaciones representadas en las fotografías 14.13 y 14.14.

Fotografías 14.13 y 14.14: Instalaciones de sistemas solares que se han integradas a la arquitectura de los ambientes. Ejemplos vistos en la Zona Sur de la ciudad de La Paz. Fuente: Fotografía del autor. Rendimientos del sistema. El rendimiento de la instalación es siempre proporcional a los metros cuadrados que tenga la superficie colectora. Todas las marcas de paneles solares indican cuál es el rendimiento por unidad; lo aconsejable es superar, al menos en un 10 %, la cantidad mínima de unidades que recomiendan las propias normas de cada fabricante. Sin necesidad de sobredimensionar el área destinada a la captación de energía solar, debe forzarse este porcentaje cuando las condiciones

166

climáticas medias del lugar no son demasiado buenas, o en el caso e que el tamaño de la piscina así lo aconseje. El sistema clásico de calcular el área de la superficie colectora en relación con la superficie de la piscina continúa siendo válido y, a menudo, más fiable que atenerse a los datos técnicos de cada modelo. En el exterior se manejan las siguientes recomendaciones del dimensionamiento de los colectores solares para el calentamiento de piscinas, de acuerdo con la orientación de los paneles (de Cusa, 1989): o Orientación hacia el ecuator. Significa Sur para España donde el sol se ve desde el sur (para Bolivia, la orientación es a revés, orientar hacia el Norte): área de colectores solares, igual al 50 % del área de la piscina. o Orientación Oeste: área de colectores solares, igual al 75 % del área de la piscina. o Orientación horizontal: igual que el anterior caso, 75 %. No se recomiendan otras orientaciones. Quadri (2005) menciona como norma orientativa que se puede decir que para incrementar la temperatura normal del agua en aproximadamente 8 ºC, será necesario una superficie de captadores correspondientes al 50 % de la superficie de la piscina. En la ciudad de La Paz se ha visto necesario trabajar con porcentajes más elevadas. Para una piscina grande bajo cubierta, 300 m2 de superficie, se instaló un campo de colectores de 450 m2 de extensión. De esta manera, no se comete ningún error si el área de colectores es igual a la superficie de la piscina. Instalación. La naturaleza modular de los colectores facilita su montaje, que no precisa de personal especializado; incluso en muchos modelos puede realizar la instalación el propio usuario. La única precaución a tomar, después de seguir fielmente las instrucciones de montaje que facilita el fabricante, es evitar que puedan proyectarse sombras sobre la superficie colectora, debidas a la presencia de árboles, chimeneas, remates del tejado o de otras construcciones cercanas. Cualquier obstáculo que reduce la oferta de la radiación solar baja la capacidad de recibir energía solar y por ello, rebaja el rendimiento del sistema solar. Cubiertas para Piscinas. La inversión en una cubierta de plástico para la piscina es totalmente indispensable para reducir las pérdidas de calor en período de funcionamiento normal. Estas pueden ser por evaporación, por radiación y por convección, tres tipos de pérdidas de superficie que pueden reducirse en un 50 % con la utilización del mencionado cobertor de piscina durante las horas en que no es utilizada. Se trata, en definitiva, de un accesorio económico que juega un papel muy importante

167

en la tarea de reducir las pérdidas de calor. Las cubiertas se pueden aplicar en lugares como por ej. la ciudad de Cochabamba, pero, para zonas más frías como la ciudad de La Paz, esto no es suficiente para reducir las pérdidas de calor en las noches. Ambientes cerrados para Piscinas. En zonas frías es recomendable instalar la piscina dentro de un ambiente cerrado. Su cubierta transparente ayuda calendar el ambiente y protege los usuarios contra quemaduras del sol. Vidrio y policarbonato son filtros de la radiación ultravioleta que a largo plazo producen cáncer de piel. El policarbonato, por su doble capa de plástico tiene una ventaja adicional, tiene propiedades de aislante térmico. Una cubierta de policarbonato combinado con una cubierta móvil de la superficie de la piscina, es un método ideal para reducir las pérdidas de calor en zonas frías.

Fotografías 14.15 y 14.16: Piscina vista en Achocalla (La Paz) con cubierta transparente de policarbonato. Fuente: Fotografías del autor.

Fotografías 14.17 y 14.18: Cubierta transparente de vidrio de la piscina del Hotel Oberland en Mallasa (La Paz). Fuente: Fotografías del autor.

168

BIBLIOGRAFÍA. Anderson, Bruce: "The Solar Home Book - Heating, Cooling and Designing with the Sun", Cheshire Books, EE.UU., 1976. Bachmann, Andreas y Heinz Waldvogel: “Solar Water Heaters in Nepal – Manufacture & Installation” 1° Edición, MTC, Nepal y SKAT, Suiza, 1979 Bachmann, Andreas y Heinz Waldvogel: “Solar Water Heaters in Nepal – Manufacture & Installation” 2nd Edición, MTC, Nepal y SKAT, Suiza, 1990 Bardou, Patrick, Varoujan Arzoumanian: “Sol y Arquitectura” GG Editorial Gustavo Gili, S.A., España, 1984. Birhuett García, Enrique: "Estimación de la Radiación Solar en Bolivia a partir del Número de Horas - Sol", publicado en las ponencias del "II Seminario Nacional de Energía Solar, 9 - 10 11 de Septiembre de 1992, La Paz", Organizadores: Programa Especial de Energías U.M.S.S. GTZ, Proyecto de Desarrollo en Energía Solar U.M.S.S., Instituto de Investigaciones Físicas U.M.S.A., Bolivia, 1992. Blake, Steven: “Wind and Solar Energy Potential in Bolivia” USAID, Diciembre de 1979 Brooks, John (Editor): “The 1983 South American Handbook” Fifty – Ninth Annual Edition, Trade & Travel Publications, Bath, England, 1982. Butti, Ken y John Parlin: “A golden Thread – 2500 Years of Solar Architecture and Technology” van Nostrand, EE.UU., 1980. Cabrera, Daniel y Javier Gil: “Sistemas Solares para el Calentamiento de Agua” PROPER – BOLIVIA (Programa para la Difusión de Energías Renovables) y GTZ (Cooperación Técnica Alemana), Cochabamba, Bolivia, Abril de 1996. CENSOLAR – Centro de Estudios de la Energía Solar: “Curso programado - Instalaciones de Energía Solar” PROGENSA – Promotora General de Estudios, S.A., Argentina, 1989.

169

Corner, Wolf; Kirchhoff, Wolfgang; Schabbach Thomas: “Solare Brauchwassererwärmung” (Calefacción Solar de Agua). Alemania, Abril 1997. de Cusa, Juán: "Energía Solar para Viviendas" Monografías CEAC de la construcción, España, 1989. Deuss, Bart: “Zig Zag Colector” BACIBO – Non profit Consultancy for Solar Energy in Devolping Countries Países Bajos, 1991 Deutsche Gesellschaft für Sonnenenergie e.V. ( DGS ): "Sonnenenergie - Nutzen für jedes Haus" (Energía Solar - Utilidad para cada Casa) Año 2002, Munich, Alemania. Florida Conservation Foundation: “Build your own Solar Water Heater” EE.UU., 1976 Goetzberger, A.; V. Wittwer: “Sonnenenergíe” (Energía Solar). Teubner Studienbücher Physik, B.G.Teubner, Stuttgart, República Federal de Alemania, 1986. Greenwald, Martin y Thomas K. McHugh: “Practical Solar Energy Technology” Prentice-Hall, EE.UU., 1985. GRUNDFOS: “Solar Pumping Systems” Dinamarca, 1990. GTZ, PROPER - BOLIVIA: "Programa para la Difusión de Energías Renovables - Visión Global", Bolivia, 1996. GTZ, PROPER – BOLIVIA (Daniel Cabrera, Javier Gil): “Sistemas Solares para el Calentamiento de Agua” Cochabamba, Bolivia, 1996. Halacy, Dan: "Home Energy", EE.UU., año (?) Hupping Stoner, Carol: “Producing your own Power” Vintage Books, EE.UU., 1975

170

Koester-Hirose, Stefan: “Bericht zum Bau von Solaren Schwerkraft-Warmwasserbereitern mit Speicher zur alternativen Warmwasserbereitung in Nhge An Vietnam” Feedback DED (Vietnam), Institut für berufliche Entwicklung e.V., Berlin, República Federal de Alemania, 1995 Kreith, Frank; Jan F. Kreider: “Principles of Solar Engineering” Hemisphere Publishing Corporation, EE.UU., 1976. Kut, David and Gerard Hare: “Applied Solar Energy” Butterworths, 2nd Edición, Reino Unido, 1983. Lorenz – Ladener, Claudia: “Solaranlagen im Selbstbau – Theorie und Praxis der Brauchwassererwärmung” Öko-Buchverlag, 3. Edición, República Federal de Alemania, 1981. Lorenz – Ladener, Claudia y Heinz Ladener: “Solaranlagen im Selbstbau – Theorie und Praxis der Sonnenkollektortechnik” Ökobuch-Verlag, Edición 1985, República Federal de Alemania. Maas, Norbert, Norbert Schreier, Andreas Wagner y Ralf Orths: “So baue ich meine Solaranlage – Praktische Anleitung für Planung + Montage” Wagner & Co Solartechnik, 7. Edición, República Federal de Alemania, 1989. Mayer Falk, Reinhard: “Experiencias en Relación a la Construcción y Rendimiento de un Calefón Solar con Colector plano y Placa reflectante ondular” I Seminario Nacional de Energía Solar, Mayo de 1991, Universidad Mayor de San Simón, Cochabamba, Bolivia. Mayer Falk: “Calentador Solar con Estanque integrado al Colector” II Seminario Nacional de Energía Solar, 9 – 10 – 11 de Septiembre de 1992, La Paz, GTZ, UMSS, UMSA. Margevicius, José; Schorgmayer, Helmut: “La Energía Solar y su Aplicación en Calentadores Solares” Universidad Católica Madre y Maestra, Departamento de Publicaciones, Santiago, República Dominicana, 1981. Nipkow, Jörg: “Angepasste Technologien für Entwicklungsländer – Sonnenenergie für Haushalte” Lateinamerikanisches Institut der Hochschule St. Gallen für WirtschaftsSozialwissenschaften, Suiza, 1977.

und

171

Paladino, Stephanie y Larry Sherrwood: “Solar Water Heater Plans reviewed” EE.UU., año (¿) Partners of the Americas: “Manual para la Operación de Secadores Solares – Una Guía para Instructores Compañeros de las Américas” EE.UU., año ( ¿ ) Proyecto de Desarrollo en Energía Solar: Informaciones sobre radiación solar según trabajos de investigación. Universidad Mayor de San Simón, Cochabamba, Bolivia, 1987 – 1993. Quadri, Nestor: “Energía Solar” 4ª Edición, Librería y Editorial Alsina, Buenos Aires, Argentina, 2005 Rau, Hans: “Heliotechnik” (Tecnología Solar) Udo Pfriemer Verlag, München, República Federal de Alemania, 1978. Rau, Hans: “Energía Solar – Aplicaciones prácticas” Marcombo Boixareu Editores, Barcelona, España, 1981 Saravia U., Israel: “Red Solarimetrica Boliviana, Tomo I y II” Instituto Panamericano de Geografía y Historia, Universidad Mayor de San Andrés, Facultad de Ciencias Puras y Naturales, Departamento de Física, Instituto de Investigaciones Físicas, La Paz, Bolivia, 1985. Scheer, Hermann: “Sonnen – Strategie – Politik ohne Alternative” (Estrategía solar – política sin alternativa) Editorial Piper, 1a Edición, República Federal de Alemania, Mayo 1995. Scheer, Hermann: “Economía solar global – Estrategias para la modernidad ecológica” Galaxia Gutenberg, Círculo de Lectores, Barcelona, España, 2000. Solar-Energie-Technik: “Heat and Electric Power from Solar Energy” República Federal de Alemania, 1993. Stickney, Bristol y Curtis Nagy: “Performance Comparisons of several Batch Solar Water Heaters”

172

SUNPAPER – Bulletin of the New Mexico Solar Energy Association, Vol. 5, No. 10 y 11, octubre / noviembre de 1980, EE.UU. Streib, Jürgen: “Hot Water from the Sun – How to construct your own Solar Panel” (Agua caliente con el Sol – Como construir tu propio Colector Solar). FAKT – Association for Context – Appropriate Technology, República Federal de Alemania, 1989. Thomas, Michael G.: “La Opción Solar para el Bombeo de Agua” Centro de Apoyo al Diseño de Sistemas Fotovoltaicos, Sandia National Laboratories, EE.UU., 1988. Viceministerio de Energía e Hidrocarburos: “Mapa de Distribución de la Energía Solar en Bolivia” Editado por CINER (Centro de Información en Energías Renovables), Programa para la Difusión de Energías Renovables PROPER – Bolivia – GTZ, Banco Mundial, Cochabamba, Bolivia, Mayo de 1998. Wagner & Co – Solartechnik GmbH: “So baue ich meine Solaranlage – Praktische Anleitung für Planung + Montage” Autores: Manfred Maas, Norbert Schreier, Andreas Wagner, Ralf Orths, Marburg, República Federal de Alemania, Abril 1989. Wasserthal, Wolfgang: “Solar Water Heater – Made in Tanzania” Arusha Appropriate Technology Proyect (AATP), Tanzania, África, 1981 Witzel, Walter y Dieter Seifried: “Das Solarbuch” (El Libro Solar) Ökobuch Verlag y Energieagentur Regio Freiburg (Agencia de Energía de la Región Freiburg), República Federal de Alemania, Enero de 2004.

173

ANEXO Las siguientes tablas (GRUNDFOS) sistemas solares de bombeo de agua, Dinamarca) muestran el aumento de la radiación solar recibida mediante superficies de absorción inclinadas. Para una inclinación (tilt angle) de un panel de 15º respecto a una superficie horizontal que esta ubicado en una localidad de 15 º Sur ( - 15º ) o sea casi a la misma latitud que la ciudad de la ciudad de La Paz, resultan los siguientes factores de corrección utilizando los datos de la radiación solar de la ciudad de La Paz y las primeras dos figuras siguientes: Mes Factor de corrección Radiación solar que incide sobre una superficie horizontal (kWh/m2/día) Radiación solar recibida sobre superficie inclinada (kWh/m2/día) Enero 0.92 5,26 Marzo 1,01 4,84 Junio 1,18 4,48 Julio 1,16 4,56 Septiembre 1,05 5,06 Diciembre 0,92 5,07

4,84

4,89

5,29

5,29

5,31

4.66

Radiación SolarSuperficie inclinada = Radiación SolarSuperficie horizontal * Factor de corrección Donde: Radiación SolarSuperficie inclinada Radiación SolarSuperficie horizontal Factor de corrección : Es el monto de la radiación solar que incide sobre una superficie inclinada respecto a una superficie horizontal. : Es el monto de la radiación solar que incide sobre una superficie horizontal. : Indica el porcentaje con el cual aumenta o disminuye la radiación solar que recibe un panel inclinado respecto a los datos de la radiación solar con referencia a una superficie horizontal.

Siempre tenemos que recordarnos que los resultados en la última fila son aproximaciones porque no contamos con datos exactos. Tampoco la fórmula aplicada es muy exacta. Pero, estos métodos han servido en varios de los proyectos ejecutados. No se debe olvidar que es necesario no solamente aplicar la matemática si no también el sentido común.

174

Leyenda: Inglés southern hemisphere tilt angle tilt factor latitude Castellano hemisferio sur ángulo de inclinación (de la superficie de captación de energía solar respecto a una superficie horizontal) factor de inclinación, factor de corrección Latitud

175

176

177

CONTACTO: Reinhard Mayer Falk Tel./Fax .: 00591 – 2 – 2 72 26 72 Celular : 730 – 43 874 e-mail : reinhard@falksolar.com falksol@falksolar.com falk_solar@hotmail.com sitio-web: www.falksolar.com Avenida 2 No. 268 Esq. Calle 9 La Paz – Zona de Bolognia (frente de Irpavi) Bolivia

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful