You are on page 1of 1

22 LA VANGUARDIA O P INIÓ N VIERNES, 19 DICIEMBRE 2008

Quim Monzó

Presidente-Editor: Director: Vicedirector: Directores adjuntos: Subdirectores:
En qué manos
JAVIER GODÓ,
CONDE DE GODÓ
José Antich Alfredo Abián Jordi Juan, Enric Juliana, María Dolores García Manel Pérez
Alex Rodríguez Miquel Molina José Alberola (Arte)
estamos

P
Redactores jefes: Enric Sierra (Web), Eugeni Madueño (Nuevos Contenidos), Secciones: Elisenda Vallejo (Internacional), Xavier Batalla (Corresponsal Diplomático), odría empezar resaltando el
Joaquín Luna (Internacional), Jordi Barbeta (Política y Actualidad), Susana Quadrado (Ten- Isabel Garcia Pagan (Política y Actualidad), Pau Baquero (Opinión), Rosa M. Bosch (Ten- espíritu de servicio de Joan
dencias), Albert Gimeno (Vivir), Llàtzer Moix (Cultura), Dagoberto Escorcia (Deportes), Ra- dencias), Ketty Calatayud (Vivir), Ignacio Orovio (Cultura), Juan B. Martínez (Deportes), Boada cuando, en RAC1, le
mon Aymerich (Economía), Carles Esteban (Continuidad), Celeste López (Redacción Madrid), Dolors Álvarez (Economía), Mariano Guindal (Madrid), Albert Aymamí (Fotografía), Fran-
Mariángel Alcázar (Casa Real), Jaime Serra (Infografía e Ilustración), David Airob (Fotografía), cesc Puig (Diseño), Magí Camps (Edición), Albert Molins (Producción) y Carles Salmurri
preguntaron si se ordenó a
Núria García (Diseño), Josep Carles Rius (Magazine) y Fèlix Badia (Estilos de Vida). (Documentación). Consejeros de Dirección: Carlos Sentís y Jaime Arias. los mandos de los Mossos asistir a la
conferencia del conseller Saura y dijo
que no. Podría loar su espíritu arries-
gado al pedir que, si alguien tenía algu-

El dilema del PSC na carta que certificase esa acusación,
“que nos la haga llegar”. Podría enton-
ces narrar cómo, horas después, de

P
forma pérfida este diario publicó la
prueba que Boada pedía: un e-mail en
ROBABLEMENTE, se equivocó el PSC cuan- Cuando en la Moncloa comprobaron que la táctica el que se lee: “Seguint instruccions de
do amenazó con no votar los presupuestos del PSC era ligar financiación y presupuestos, no había la Comissaria General Territorial i en
del Estado sin acuerdo en financiación. Con más que llevar el pulso hasta el extremo. Si hubiera relació a la invitació a la conferència
aquella táctica, los socialistas catalanes se querido reducir la presión con los socialistas catala- La modernització social i ecològica de
Catalunya, cal que comandaments
arriesgaban a tener que escoger entre lo malo y lo peor nes, Zapatero hubiera podido haber hecho una conce- (amb grau mínim d'inspector) de la se-
y, ante tan poco halagüeña alternativa, estaba claro sión que justificara el voto favorable de estos a los pre- va regió policial assisteixin a la confe-
que apostarían por no poner al PSOE y a Zapatero ante supuestos. Pero no hubo gesto. Al contrario, oídos sor- rència esmentada anteriorment. (...)
la eventualidad de unas elecciones y perderlas. Eso es, dos. La víspera, el presidente se declaró despreocupa- Els assistents hauran d'estar al lloc a
a fin de cuentas, lo que eligió ayer con el voto favorable do por los problemas con sus socios al declarar que “el les 18:45”. Escribiría entonces que el
de los 25 diputados socialistas catalanes en el Congre- PSC somos nosotros”, fórmula que en un sector de los nivel de lengua del e-mail es pésimo
so a levantar el veto del Senado a los presupuestos. socialistas catalanes habrá sentado como la puntilla. pero que la orden de asistir, en sí, no
es para tanto, porque uno lo pasa mal
El pulso entre PSOE y PSC no es nuevo. Aunque po- El pulso de Ferraz se planteaba con el objetivo de cuando va a dar una conferencia y en-
cas veces se había dado con el dramatismo político de frenar la pretendida deriva nacionalista que, desde Pas- cuentra la sala vacía. Explicaría que
ahora, con la excepción de la Loapa, cuya aprobación qual Maragall, se había hecho evidente en el PSC. Los por eso no doy conferencias: no he da-
provocó unos amagos de rebelión que terminarían por duros enfrentamientos que el ex presidente de la Gene- do nunca ninguna y, por poco que pue-
costarle a los socialistas catalanes el grupo propio en el ralitat mantuvo con sus correligionarios, Rodríguez da, moriré sin darla. Todo eso diría
Congreso, una reivindicación que desde entonces apa- Ibarra, Bono, Guerra o el propio Zapatero, le forzaron porque hay mil recursos para, escri-
rece y desaparece como el Guadiana. a dimitir. La actitud de Montilla tiene, formalmente, biendo una cosa, insinuar la contraria.
Pero es que estamos llegando a
Esta vez, el pulso entre los dos partidos federados ha muy poco que ver con la de su antecesor, pero no todo unos niveles políticos tan impresenta-
ido también lejos. Desde el día en que José Montilla le el mundo lo percibe así, y menos en Ferraz, donde no
dijo a José Luis Rodríguez Zapatero que antes estaba se entiende la afirmación de que Catalunya está por
el amor por Catalunya que por el líder del PSOE, las encima de los intereses del partido. No pasan dos semanas
espadas se han cruzado cada día con evidente estriden- Al PSC le queda el recurso de una financiación justi-
cia. No tanto por anteponer los intereses de Catalunya ficable, lo que no está garantizado. El próximo fin de sin que los que mandan
a los del partido, que es lo que razonablemente se debe semana, Zapatero y Montilla podrían darle un empu- en Interior metan la pata
esperar de un gobernante, como porque en Ferraz se jón, una vez ha quedado sentado que presupuestos y de una forma u otra
temió que Montilla fuera una nueva versión, corregida financiación no tenían por qué ir juntos. Así lo han asu-
y aumentada, de Pasqual Maragall. De ahí que la lectu- mido los 25 diputados del PSC que, ayer mismo, en el
ra que se hizo en la sede del PSOE de la victoria del Parlament de Catalunya, eran duramente criticados bles que hasta las ganas de guasearse
pasado 9 de marzo es que Zapatero no logró la mayo- por la oposición, después de haber sufrido la presión desaparecen. No me gusta hablar de
ría absoluta por la cuestión territorial, pasando por en- de sus socios en el Govern (ERC e ICV) que fueron política porque –de derecha a izquier-
cima de los magníficos resultados logrados por el PSC quienes, con su enmienda en el Senado, devolvieron la da– el abanico entero me deprime. Pe-
ro es que los errores de Interior se su-
en Catalunya y el PSPV en el País Vasco. ley al Congreso y pusieron al PSC contra las cuerdas. ceden uno tras otro. No pasan dos se-
manas sin que los que ahí mandan me-
tan la pata de una forma u otra, hagan
el ridículo o abandonen a los Mossos

El liderazgo de Lula
a su suerte (para quedar ellos bien an-
te el público). Sólo faltaban ahora las
órdenes para asistir a la conferencia

L
de Saura. Sólo faltaba, luego, que Boa-
da dijese que nadie las había dado,
UIZ Inácio Lula da Silva, presidente de Bra- gún acuerdo relevante, lo que evidencia las dificulta- que en plan chulo pidiese la prueba y
sil, uno de los grandes países emergentes del des de la región para articular proyectos comunes. Pe- que pocas horas después se la diesen.
mundo junto a China e India, busca asumir ro se han empezado a sentar las bases para avanzar en Mi padre me explicaba que, en los
el liderazgo político y económico de Lati- una mayor cooperación y colaboración en el futuro. años cuarenta, cuando Franco visita-
noamérica como representante de la izquierda mode- Como dijo el propio Lula, es la primera vez en dos si- ba Barcelona, a las fábricas textiles
rada y democrática. Un liderazgo que rivaliza no sólo glos de independencia que la región une sus fuerzas. donde trabajaba de peón llegaban ca-
con el movimiento populista que encarna el venezola- La reunión de los dirigentes latinoamericanos ha te- miones que cargaban a los obreros pa-
ra situarlos en las calles, de forma que
no Hugo Chávez, sino también con la influencia que nido fundamentalmente un destinatario: Barack Oba- pareciese que mucha gente iba a reci-
Estados Unidos –y España en menor medida– ejercen ma, a quien se le ha querido enviar el mensaje de que birle. No caeré en la bajeza de decir
en la región. Latinoamérica quiere dejar de ser el patio trasero de que estos son igual que aquellos, por-
El hecho de que los presidentes de los 33 países de Estados Unidos y exige un nuevo marco de relaciones. que no es verdad. Aquellos eran parte
Latinoamérica y el Caribe se hayan reunido juntos por Este mensaje se ha concretado en el acuerdo unánime de un régimen dictatorial, impuesto
primera vez sin la tutela de estadounidenses, españo- para que se ponga fin al embargo económico y comer- por la fuerza de las armas y manteni-
les o europeos, en la localidad brasileña de Costa do cial a Cuba, cuyo presidente, Raúl Castro, fue tratado do a base de fusilamientos. Estos, en
cambio, mandan porque la gente les
Sauípe, demuestra la capacidad de convocatoria de Lu- prácticamente como el invitado de honor de la gran vota. Esa diferencia radical no debe ol-
la da Silva. Pero, asimismo, ejemplifica una voluntad cita latinoamericana. vidarse nunca. Pero entre los camio-
de Latinoamérica de ejercer la mayoría de edad en la El presidente brasileño, al haber actuado de anfi- nes recogiendo a obreros y los e-mails
escena internacional. trión de Raúl Castro, a quien posteriormente recibió ordenando asistir a la conferencia de
En dos días Lula ha convocado a los presidentes lati- en visita oficial a su país, ha arrebatado asimismo a Hu- un conseller la diferencia es menor.
noamericanos y del Caribe a cuatro cumbres: la Cum- go Chávez la exclusividad que este se había arrogado Es, sobre todo, tecnológica: aquello se
bre de América Latina y el Caribe (CALC), la del Mer- en la defensa de Cuba. Un paso clave para, a partir de hacía con camiones y esto con e-mails.
Hay gran indignidad en ambos casos.
cado Común del Sur (Mercosur), la de la Unión de Na- la socialdemocracia y la moderación, asumir el lideraz- Un detalle que separaría a estos de
ciones Sudamericanas (Unasur) y la del Grupo de Río. go de toda la izquierda latinoamericana. aquellos sería la dimisión. Los fran-
En este maratón de reuniones desarrolladas en 48 ho- El protagonismo internacional de Lula seguirá el lu- quistas no dimitían nunca. No tenían
ras entre los líderes latinoamericanos no se firmó nin- nes con la cumbre entre Brasil y la Unión Europea. por qué. Era una dictadura. Ante una
enorme falta de ética como la que nos
ocupa, un demócrata dimitiría.c