Arte-terapia : la creacion como proceso de transformacion « Dénle una máscara y os dirá la verdad » Oscar Wilde Se podría definir

el arte-terapia como una psicoterapia de mediación artística. El arte sería así un medio como otros, una técnica del mismo tipo que la medicación. De hecho, el arte-terapia tiene sus ventajas: interroga al arte como interroga a la terapia, explora tanto sus puntos comunes como su enriquecimiento recíproco, dentre de una complementariedad sorprendente para nuestras mentalidades contemporáneas, acostumbradas al labrado de la imaginación por la tecnicidad.

I Principios : El Arte-Terapia es un acompañamiento

El arte-terapia es un acompañamiento de la persona en dificultad, de manera que la sucesión de sus creaciones pictóricas, sonoras, teatrales, de ficción etc., generen un proceso de transformación de si misma. El arte-terapia se preocupa de la persona. No es un proyecto sobre ella, sino un proyecto con ella a partir de eso que ella aporta en sí como deseo de cambio positivo de ella misma (deseo que coexiste con otros: deseo de destrucción de sí y de otros; deseo de no cambiar). El arte-terapia no se limita a la expresión que descarga, sino que tiene exigencias por lo que respecta a la calidad de la producción. Es necesaria una indicación terapéutica precisa que evite brutalizar los síntomas, que respete las defensas de la persona y que envuelva las resistencias con una estratégia de lo indirecto o de rodeo. El arte-terapia no actua en el acoso constante del síntoma, ni en el comfort de resistencias ya instaladas, no se mueve en las fácilidades de la persona (no eligirá, por ejemplo, el arte al cual está habituada) ni en sus dificultades mayores (esas que la persona no puede aceptar). La indicación técnica precisa: definición del marco (lugar+tiempo+reglas del juego+actores en presencia) está al servicio global de la persona y no al contrario, es decir, la persona se moldea en un sistema terapéutico que le pre-existe. La invención rigurosa del marco propuesto, sea individual o grupal, es indispensable en el comienzo del arte-terapia. Este rigor del continente es factor de la libertad del contenido imprevisto y puede ir muy lejos en este "espacio-tiempo" delimitado; territorio simbólico distinto absolutamente de la realidad, incluso en el caso de una institución. Asi como "la imaginación no se humilla delante de la realidad" según

1

las extravagancias que han dinamizado la historia del arte. el arte-terapia no se somete a una institución. Sus resoluciones son simbólicas. ella abre los caminos disidentes de la verdadera creación. ni tampoco el más alto en la escala. quien la hace mover en una tierra de asilo (al primer sentido del término) reconocida como el Arte. El arte-terapia no programa un contenido sino un marco rigurosamente pensado para cada persona o cada grupo de personas. la más inventiva. que desde entonces no será únicamente la fuente de un sufrimiento. El arte-terapia creativa utiliza la audacia con las resistencias al cambio. 2 . El arte-terapia no es normativa. que despliega de ella su propio contenido. En esta se unen las pasiones. los "delirios" de ciertos creadores. sea ella a la vez la más clara. sino que es siempre un espacio de libertad. De ser objeto de su patología llegará a ser sujeto de una producción nacida de ella misma y que se alimentará forzosamente de esta patología. La persona actúa con los posibles de eso que ella es y eso que no quiere ser. Va más allá del mal individual para hacer "belleza". ni en la repetición introspectiva del dolor. ni en la distracción desimplicada. al nivel más profundo: pero la persona no habla en directo. que se desvela en ciertas ocaciones aunque esto no es indispensable. El arte-terapia es un recorrido a buena distancia. En arte-terapia el retorno tiene el rol de la linea recta y la ficción de una instrospección sutil. la menos estereotipada. Si el enunciado pone en forma horrores. la menos simplista. Hasta el momento no se pensaba en la persona en situación terapéutica sino que en términos de la patología en la que estaba prisionera. doble contenido. El arte-terapia se desarrolla a una cierta distancia. La atención terapéutica no debe primeramente fijarse sobre el enunciado sino sobre la enunciación. una especie de anticipación a las resoluciones psíquicas del propio sujeto. la enunciación constituye el comienzo de un proceso de distanciamiento y de juego posible con esos horrores en una extensión simbólica fuera de la realidad. las anomalías de toda clase. Al comienzo. de uno mismo. Se trata de una cuestión personal. pasa del /yo/ al /él/ de la persona al personaje por ejemplo de la obra y el trabajo no consiste en reducir a cualquier precio la producción a sus significados subyacentes. la locura es aliada de la persona y del arteterapéuta. doble distorcionado).las palabras del surrealista André Bretón. ella busca la autenticidad disfrazada. sus dobles (doble invertido. este contenido importa menos que el trabajo sobre la forma. sus fantasmas o el de sus ancestros. Las producciones son forzosamente hechas de lo innominable y el cerebro no es el único órgano libidinoso de la persona.

de las sesiones (como en el teatro burgués. de sentidos. Lo importante no es tampoco el placer (frecuentemente buscado como compensatorio al peso de la alienación) el placer en una terapia puede ser también ese de la producción sin sorpresa. rutinaria. de corazón. no programado.. o la exposición de mamarrachos o en conciertos de música. no obscurantismo ni luz cruda de interrogatorios policiales. 3 . porque habremos progresado en una cierta penumbra. aunque siempre restando un tanto enigmática (porque la forma es irreductible a una explicación exhaustiva). fragmentos clásicos machacados donde todo el mundo encuentra lo que espera a la satisfacción general). sino que alcanzada comunmente a la ignorancia de todos.y las comisuras interhemisféricas.El arte-terapia tampoco es un proceso cognitivo. el izquierdo. Lo que es importante es el recorrido simbólico con su parte irreductible de enigma que. emotiva. El arte-terapia encuentra forzosamente el sufrimiento pero es en su transformación a la que procede la obra que reside su acción. aficionado o profesional. que hace evolucionar las figuras de repetición dolorosas de los síntomas alienados que lleva y que le es imposible de poder atacar directamente. en revancha. teniendo siempre los boletos de regreso en el bolsillo (los niños son particularmente dotados en este ejercicio). El arte-terapia no busca la significación de las producciones. El cerebro participa (el derecho. de alma y de espíritu. por la metaforización que opera permite que la persona se vaya haciendo un poco más sujeto de si mismo a través de sus producciones.) pero es solo una parte de un todo que es el cuerpo. siendo connotados como aquellos en su status artístico.. Lo importante no es el análisis semántico de los síntomas de la persona ni de sus producciones en sesión sino el acompañamiento de su autor en una metaforizasión de él mismo a travez de los soportes que marcan evidentemente el campo simbólico.yo diria mas bien el gozo -señala el descubrimiento sorpresa de una formulación justa. El arte-terapéuta en sí no es este "analizador" que los malos analistas se contentan de ser. refiriéndose a una persona de carne. El placer profundo. Es una persona que está por otra parte y por su propia cuenta confrontada al arte. corporal con miras de un alivio (momentáneo) persivido sobre el modo exorsista como la expulsión definitiva del mal. como el niño aficionado a la lectura que balbucea en lugar de volverse un verdadero lector. El arte-terapia no busca la exacerbación del sufrimiento a la manera de esas terapias que empujan al extremo la expresión lenguística. transformación no buscada activamente en una positivización artificial muy new age. El se acostumbra así a hacer el viaje de la realidad a lo simbólico. no es una busqueda cognitiva.

Mas bien que avalanzarse en lo genético de un diagnóstico que lo enrarece. 4 . 45. En qué el Arte-terapia se distingue de una psicoterapia tradicional. Hacer referencia de esto permite notificar que la locura de la persona puede también participar a una producción en un campo que simboliza a sabiendas o no. Art et Thérapie. La obra es un acontecimiento que abre un mundo y puede transformarlo. A partir de esto. examinará sus síntomas.el vacío como recurso de la obra. ella se vuelve. El arte-terapia como la obra de arte para Henri Maldiney (1) filósofo de fenomenología es asi: « Una búsqueda de sí que no está ahí por anticipado: El no está sino que al estado de posibilidad.. En la psicoterapia clásica. como vías de conocimiento de su inconciente. Por eso. actos fallidos. aparecen dos caminos que se separan. ella puede hacer la experiencia en el fenómeno misterioso de la inspiración. así como sus otras producciones complejas espontáneas (lapsus. a la vez las problemáticas de su autor. gracias al análisis que procede a una « descomplejización » a la búsqueda de significaciones. entonces. Bella metáfora del movimiento terapéutico. Se las comunica a un terapeuta que las oficializa y las transforma en síntomas de sufrimiento. ese de todo ser humano. Intentemos sistematizar aquello que se comienza a desgranar como particularidad del arte-terapia. sin por tanto ser de eso la maestra absoluta. sueños). el psicoterapeuta propone un cuadro (reglas de la cura que suponen entre otras la delimitación de un lugar y de un tiempo fuera de la realidad de la persona) en el interior del cual. » (1) Henri Maldiney. la personasufre (y hace sufrir) perturbaciones que son producciones espontáneas complejas. sujeto de eso que la atravieza. la persona se expresa en el /yo/aquí/ahora/. 50/51 (la pintura adelante de si) 1994 pag.Por cierto el arte (entidad difícilmente definible) no es sino raramente alcanzado en arte-terapia. o de una institución que lo engloba. según se trate de una psicoterapie tradicional o del arte-terapia. movimiento seguido por un trabajo secundario sobre esta expresión inmediata. es decir el sobrecogimiento de la persona por algo que parece venir de otro lugar.. la persona se coloca en movimiento hacia una creación personal de obras a fin de mejor recrear posteriormente su propia vida (de la mejor forma sobre el modelo de la creación artística). En efecto. evocando la presentación de un /yo/allí/en el pasado/ (en la infancia por ejemplo). la recorre y la atemoriza. El proceso se desarrolla dentro de la relación transferencial actual. seguido del sobrecogimiento por la persona de esta cosa a fin de objetivar. esas de su o (sus) creatura (s).

sueños. Su problemática es al principio expuesta por ella misma ( y eventualmente por su familia). el primer tiempo es respetado: la creación debe efectuarse a partir de sí. etc.. de foto novelas. pero de todas formas. lo que es propio de la re-educación). en el presente. que de un sí mismo elegido como héroe de una leyenda edificada y vaciada en el aquí y el ahora con el terapeuta. discurso de la ficción: invención de relatos. lapsus. vocal o instrumental. Incluso si la persona no es el “motivo” del dibujo. El objetivo es su placer.La terapia es menos una diligencia cognitiva que una experiencia actual que bebe de la reminiscencia y de la creación inédita. Debemos recordar aquí que el arte-terapia no puede funcionar que cuando. de cuentos. él consulta un “psi” porque las cosas no van bien. y que se manifieste en un espacio-tiempo psicoterápico basta para que forzosamente la producción sea impregnada de problemáticas propias del sujeto quien sabe que viene para resolverlas. Si él es un niño. gráficos. gestual. La persona se presenta en terapia con producciones sincréticas espontaneas: síntomas. Estaré tentado de afirmar que se trata menos de un sí mismo reencontrado dentro de su propio pasado. de una manera u otra. sino. inventar la tercera persona en sus relatos. lo llevamos. escultural. sino que le propone obrar en el imaginario. y dentro de las proyecciones que se operan sobre él. fantasmal. al fin en su presencia. rítmico. es acceder a ese proceso sorprendente: hacer una imagen es fuente de efectos en la persona misma. La teoría del elipsis. Esperar más no es necesario. Alguien hace un dibujo. de golpe. de maquillaje. él sabe que viene por él y sus dificultades y que quien lo recibe va ayudarlo a ir mejor. sino en el artificio de la descripción de un personaje que permite a veces develarse con más autenticidad y profundidad. Aceptar los rodeos de la ficción. permitiendo plantear las interrogaciones sobre las cuales trabajar ( a diferencia de objetivos limitados y precisos a obtener. El dibujo que él hace esta impregnado de eso y. ellos son designados en relación a la transformación de la persona. El dibujo Tomemos la situación más común: esa del dibujo en terapia. trastornos del comportamiento. 5 . a un discurso (en el amplio sentido del término) en /él/. de diálogos. de comixs. talleres de escritura. y esto es particularmente cuando el sujeto está demaciado cómodo y relajado en el lenguaje seudo-introspectivo. Ahora.. ella no es mas que pequeños juegos de sociedad no implicados. los trazos que él realiza en el papel configuran su mundo íntimo. etc. Se propone en seguida a la persona de pasar de un discurso implicado a la primera persona en yo /aqui/ ahora. mimado. ella es de este la motivación. El solo hecho que la producción no figure a la persona en forma explícita. Este último no le pide hablar de él. trabajo de actor o de clown) o realización de obras segun otros lenguajes: pictóricos. El proceso del arte-terapia podría ser resumido de la siguiente forma: El trabajo de la puesta en forma re-creativa de si mismo no se hace en 1era persona. de dibujar. y eventualmente el de la gente a quien lo muestra. de contar la historia de un personaje que él imagina. de escenas de marionetas. si no temiera poner la psicoterapia del lado del arte-terapia. melódico. imaginar un cuadro o improvisar una escena teatral no son más actos “gratuitos” (como podemos a veces contarlo en la producción artística “pura”). bailado.

sino hacia un avenir procedente de la transformación de esta forma compleja nacida de toda una vida compleja. Nosotros pensamos que las tomas de conciencia tienen menos a ser rebuscadas laboreosamente que a imponerse mas allá del camino en eso que yo llamo “sorpresas del conciente”. de reconstrucción. de dar 6 . de sus acciones y pruebas es una búsqueda de identidad ficticia que ayudará a la evolución personal. Las interpretaciones no se hacen obligatoriamente en una explicación verbalizada. Lo acompañamos mas bien en un proceso que. de renovación (que significa acto de renovelar. se enriquece progresivamente. Nos contentaremos primero de hacer de modo que la producción sea lo mas satisfaciente posible: evitar las disperciones del relato. (de terapia afirmada como tal. soporte. (1er centro). Como lo ha escrito André Breton: “La lucidez es el gran enemigo de la revelación” . o de desarrollo personal.El solo hecho de que el arte-terapia se desarrolle en un cuadro (lugar+ tiempo+ reglas del juego) que la persona investida como las condiciones mismas de su proyecto de resolución de sus dificultades. sabiendo que él contiene tanto de inercia como de destrucción. hay que desconfiar de la intelectualización. forma francesa habitual de resistencia al cambio. pictórico. etc. (2° centro). Es asi que la terapia reproduce la figura del elipsis en un va y ven entre el discurso en /yo/. los colores surgidos de la mano y organizar esas producciones espontáneas es metafórico de la relación con sus fantasmas y de su dominio progresivo: llegar a construir un relato en una continuidad narrativa y una descripción precisa del héroe. reglas del juego). es decir que “tomamos con” el otro. o de relación de ayuda). El arte-terapéuta programa menos un contenido a descubrir que un marco terapéutico definido de forma rigurosa (espacio. los dibujos apurados de forma defensiva o copiada. etc. un poco de sentido pero no nos afanamos a reducir el enigma. Este acompañamiento debe ser discreto. a término. no girado hacia la restauración-reparación-regreso a un pasado. las soluciones hechas. ocaciona que todas estas figuren enteras en la producción. actores. Esta producción es así impregnada de problemáticas propias del sujeto pero no es recomendable provocar de forma muy deliberada al paciente. llegar a la elavoración de ritmos y de diálogos sonoros es partir de sus violencias para traducirlas en harmonía y en comunicación. El acompañamiento sutil de creación en creación es acentuado por revelaciones interpretativas surgidas en el curso del desarrollo del proceso. Para que el proceso pueda desarrollarse. las reproducciones de figuras plásticas o melódicas conocidas. por ejemplo. y ese en /él/. repercute sobre la evolución de la persona. arriezgando de no mostrar entonces que la legenda conciente que él ha elavorado a propósito de sus trastornos y de su origen. en este arte-terapia respetuosa al servicio de fuerzas de construcción que el enfermo posée en él. Se trata de vivir plenamente ese recorrido simbólico que. de varias vidas incluso si nos referimos a la transmisión transgeneracional. ellas pueden tomar diferentes lenguajes: sonoro. El estatus de la interpretación El arte-terapia creativa prefiere trabajar en una cierta penumbra: en ella comprendemos un poco. tiempo. Se trata entonces no de restauración sino que de construcción a partir de la existencia. delimitar el espacio de la expresión imaginaria en relación a una realidad reencontrada en fin de seción permite la definición del campo donde se puede jugar con sus miedos más arcáicos mas bien que ser de ellos el objeto delirante atemorizado. gestual. de producción en producción. El contenido aporta menos que el sentido mismo de la creación que es metafórico de la terapia misma: dejarse guiar por los grafismos.

de desbaratar un poco la cerebralidad. la persona en terapia hace toda una evolución sin mucho darse cuenta al comienzo.una nueva forma). esos dolores. La creación en situación intersubjetiva terapéutica es proposición de desplazamiento imaginando en una escena y una forma diferente las figuras dolorosas de repetición de una vida. Para ser arte-terapeuta se debe experimentar cómo tomar esas locuras. de creación en creación. lo que permite respetar las defensas. el contenido no debe ser programado. La comunicación interpersonal del encuentro terapéutico constituye eso que es a la vez singular y común a las personas en presencia y por consecuencia sobre sus versiones singulares de temas universales. sin que haya necesidad de buscar demaciado explícitamente sus significaciones. El interviene no para decir lo que hay que hacer de forma directiva sino para ayudar al paciente a llevar a cabo lo mejor y lo mas lejos posible la forma producida. Debemos también permitir a la expresión desprenderse y saber trabajar secundariamente bajo ella. de encontrar su propia simbólica y hacerla evolucionar. que le indican un sentido como un padre da sentidos a las producciones de su hijo (el terapeuta es en efecto en la función parental y no en la substitución parental). No se trata en efecto de hacer engullir al otro un simbolismo previo. entre individualidades distintas y lo que forma un cuerpo común. como materiales para su progreso personal. Se trata en realidad de crear “puestas en formas imaginarias de si mismo”. sino al contrario. Una regla de la formación es absoluta: La prohibición de interpretación de cualquiera sobre cualquiera en la revelación de problemáticas del otro. Contentarse de poco. de posibilidades de su identidad a través de formas artísticas. es desvalorizante para todos empezando por el trabajo solicitado. El terapeuta no debe ser ni complaciente ni intrusivo. a fin de ayudar a los otros a cumplir ese mismo movimiento. 7 . en un recorrido de creaciones que provocan poco a poco la transformación del sujeto creador. La formación tiene por objetivo se dar a luz primero como creador de formas proyectivas sucesivas de si mismo. Las tres condiciones. Así. Se trata de darse a luz como creador a partir de sus propias dificultades para ayudar a los otros a hacerlo. de forma imprevisible. En las dos situaciones. podemos notar una compatibilidad entre subjetividad y objetividad. esas alegrías. Las reglas del marco deben ser precisas y firmemente mantenidas. la segunda es la proposición por el terapeuta del marco de la representación terapéutica. Se trata de ser exigente en cuanto a su calidad y no aceptar las facilidades de una producción ligera. lo que favoriza las salvajerías. la tercera es que no hay programación del contenido . esas violencias. La comunicación por el arte re-envía a los temas comunes y permite así el encuentro entre el autor y el destinatario de la obra. El arte-terapia reposa en tres condiciones: La primera es el proyecto global del re-encuentro: la transformación positiva del paciente por él mismo. rodear las resistencias y no violentar los síntomas en directo. teniendo cuenta de las capacidades del otro.

la creación musical al encuentro con el caos. reúne el movimiento mismo del ser humano ensayando ser un poco más. Barcelona 8 . es decir en etapas de la gesta del heroe que se apoya sobre sus dificultades tanto exteriores como interiores para continuar su búsqueda. revela que las formas así creadas pueden ser una exploración de los enigmas individuales y producir efectos en la persona que une en otra a las culturas que lleva en ella. Dentro de un mundo donde las grandes cuestiones permanecen ocultas. 33 (0) 6 62 37 46 93 Presidente de la federación internacional de terapia y relación de ayuda con mediación (Consejo de Europa. Es entonces que la persona puede comprender que a través de su caminar.Se trata de alguna forma decrear « representaciones en formas imaginarias de sí mismo ». ediciones Octaedro. la danza en el paso de la pesadez a una gracia efímera. de todas sus intensidades. mas su acercamiento está anclado en el individuo global. Jean-Pierre KLEIN Psiquiatra honorario de los hospitales Doctor habilitado para dirigir investigaciones en Psicología Director del Instituto Nacional de Expresión. revela que las formas así creadas pueden ser una forma de exploración de los misterios del mundo y producir efectos en la cultura. que provocan poco a poco la transformación del sujeto creador. Strasbourg) Autor de “Arteterapia” ediciones octaedro Barcelona “La creación como proceso de transformación » (con los profesores de la escuela de arteterapia linea Jean-Pierre Klein de Barcelona. lo maligno y el maleficio. F75020 Paris. el malestar. sujeto de su propio destino. su cuerpo y su alma. como se dice a veces. su espíritu. Creación y Arteterapia (Inecat) de París. El trabajo de producción en terapia significa entonces el rechazo del hombre a hundirse en el mal. El arte-terapia permite juntar los dos campos. que a través de sus producciones atienden a la figuración de sus mitos individuales como versiones de temas colectivos: la historia remitida al tema del sacrificio. también de sus alegrías. que parten de sus dolores y de sus violencias. de declinaciones de su identidad. la enfermedad. Total. el arte como la filosofía son los últimos bastiones desde los que uno puede abordar los misterios. a través de formas artísticas dentro de un decurso de creaciones. la creación en terapia. www. que nace del reencuentro del hombre y de una materia. Si la creación dentro del arte. rue Boyer. la desgracia. común a su reencuentro y universal. La terapia por su lado pone el acento sobre la transformación positiva de sí.org. de sus locuras. la figuración al otro del doble. pero el arte aporta a la terapia la ambición de figurar una versión de las grandes cuestiones de la humanidad. La terapia aporta al arte el proyecto de transformación de sí mismo. que le indican un sentido. toca lo universal de la condición humana.inecat. tanto de sus ideales como de sus formas obscuras. 27. « transformar la mierda en fertilizante ». o de manera más pulcra transformar los obstaculos en pruebas. que nace del reencuentro de dos subjetividades. para hacer el materia de su caminar personal. La persona percibe que el arte-terapia es sensible a este simbólico que también le concierne y su comunicación interpersonal esta hecha de lo que es al fin singular a cada uno.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful