Bobo resulta ser un muñeco inflable del tamaño de un niño pre-puber y fue utilizado por Bandura para

estudiar el aprendizaje social en los niños, es decir la forma en que estos aprenden por imitación.

Bandura se propuso exponer a un grupo de niños a diferentes patrones de conducta de los adultos, algunas altamente agresivas y otras sin agresividad. Luego buscó estudiar si los niños repetían la conducta vista en el adulto cuando éste no se hallaba presente. Bandura pensó cuatro hipótesis respecto de los resultados del experimento:

1- Que los niños que habían visto la conducta agresiva del adulto iban a imitarla

2-Que los niños que habían visto al adulto no agresivo iban a ser menos agresivos incluso que el grupo control (aquel que no vio ningún modelo de adulto).

3-Que los niños eran más proclives a imitar la conducta del adulto si éste era de su mismo género

4-Que los varones eran más proclives que las mujeres a exhibir conducta agresiva, en tanto la agresión tiende a estar mayormente presente en hombres.

Para el experimento, Bandura utilizó un conjunto de 36 niños varones y 36 mujeres. 24 niños fueron expuestos a conductas agresivas, 24 a no agresivas y 24 formaron el grupo control

La exposición a la conducta del adulto se hizo de la siguiente forma: Cada niño entraba en una sala y se sentaba en un rincón rodeado de atractivos juguetes. Del otro lado de la sala se situaba el adulto con el muñeco Bobo. Allí los encargados de mostrar conductas agresivas dañaban verbalmente a Bobo a la vez que lo agredían físicamente. El modelo no agresivo jugaba con otros juegos e ignoraba completamente a Bobo.

Pasado el momento de exposición al modelo adulto, los niños volvían a entrar en la salita rodeados de juguetes, entre ellos Bobo. Los investigadores estudiaban la conducta de los niños midiendo la agresión que ahora ellos presentaban a Bobo.

Bandura encontró que los chicos que habían visto al modelo agresivo tendían en mayor medida TRANSMISSION OF AGGRESSION THROUGH IMITATION OF AGGRESSIVE MODELS [1] Albert Bandura, Dorothea Ross, and Sheila A. Ross [2] (1961) First published in Journal of Abnormal and Social Psychology, 63, 575-582.

--------------------------------------------------------------------------------

A previous study, designed to account for the phenomenon of identification in terms of incidental learning, demonstrated that children readily imitated behavior exhibited by an adult model in the presence of the model (Bandura & Huston, 1961). A series of experiments by Blake (1958) and others (Grosser, Polansky, & Lippitt, 1951; Rosenblith, 1959; Schachter & Hall, 1952) have likewise shown that mere observation responses of a model has a facilitating effect on subjects' reactions in the immediate social influence setting.

While these studies provide convincing evidence for the influence and control exerted on others by the behavior of a model, a more crucial test of imitative learning involves the generalization of imitative response patterns new settings in which the model is absent.

In the experiment reported in this paper children were exposed to aggressive and nonaggressive adult models and were then tested amount of imitative learning in a new situation on in the absence of the model. According the prediction, subjects exposed to aggressive models would reproduce aggressive acts resembling those of their models and would differ in this respect both from subjects who served nonaggressive models and from those ho had no prior exposure to any models. This hypothesis assumed that subjects had learned imitative habits as a result of prior reinforcement, and these tendencies would generalize to some extent to adult experimenters (Miller & Dollard, 1941).

It was further predicted that observation of subdued nonaggressive models would have generalized inhibiting effect on the subjects' subsequent behavior, and this effect would be reflected in a difference between the nonaggressive and the control groups, with subjects in the latter group displaying significantly more aggression.

Hypotheses were also advanced concerning the influence of the sex of model and sex of subjects on imitation. Fauls and Smith (1956) have shown that preschool children perceive their parents as having distinct preferences regarding sex appropriate modes of behavior for their children. Their findings, as well as informal observation, suggest that parents reward imitation of sex appropriate behavior and discourage or punish sex inappropriate imitative responses, e.g., a male child is unlikely to receive much reward for performing female appropriate activities, such as cooking, or for adopting other aspects of the maternal role, but these same behaviors are typically welcomed if performed by females. As a result of differing reinforcement histories, tendencies to imitate male and female models thus acquire differential habit strength. One would expect, on this basis, subjects to imitate the behavior of a same-sex model to a greater degree than a model of the opposite sex.

Since aggression, however, is a highly masculine-typed behavior, boys should be more predisposed than girls toward imitating aggression, the difference being most marked for subjects exposed to the male aggressive model.

METHOD

Subjects

The subjects were 36 boys and 36 girls enrolled in the Stanford University Nursery' School. They ranged in age from 37 to 69 months, with a mean age of 52 months.

Two adults, a male and a female, served in the role of model, and one female experimenter conducted the study for all 72 children.

The composite score was obtained by summing the ratings on the four aggression scales. aggression toward inanimate objects. The subjects were rated on four five-point rating scales by the experimenter and a nursery school teacher. The latter scale. Therefore. subjects in the experimental and control groups were matched individually on the basis of ratings of their aggressive behavior in social interactions in the nursery school. Half the subjects in the aggressive and nonaggressive conditions observed [p. Half the experimental subjects were exposed to aggressive models and half were exposed to models that were subdued and nonaggressive in their behavior.Experimental Design Subjects were divided into eight experimental groups of six subjects each and a control group consisting of 24 subjects. was . The control group had no prior exposure to the adult models and was tested only in the generalization situation. subjects were arranged in triplets and assigned at random to one of two treatment conditions or to the control group. both of whom were well acquainted with the children. These scales measured the extent to which subjects displayed physical aggression. Fifty-one subjects were rated independently by both judges so as to permit an assessment of interrater agreement. on the basis of these scores. provided a measure of aggression anxiety. which dealt with the subjects' tendency to inhibit aggressive reactions in the face of high instigation. estimated by means of the Pearson product-moment correlation. It seemed reasonable to expect that the subjects' level of aggressiveness would be positively related to the readiness with which they imitated aggressive modes of behavior. These groups were further subdivided into male and female subjects. 576] same-sex models. Experimental Conditions .89. in order to increase the precision of treatment comparisons. verbal aggression. and aggressive inhibition. The reliability of the composite aggression score. while the remaining subjects in each group viewed models of the opposite sex.

In the first step in the procedure subjects were brought individually by the experimenter to the experimental room and the model who was in the hallway outside the room. the model began by assembling the tinker toys but after approximately a minute had elapsed." "Kick him…. a mallet." . Following the mallet aggression." "Throw him in the air…. the experimenter left the experimental room." and two nonaggressive comments. "Sock him in the nose…. With subjects in the nonaggressive condition. the model exhibited distinctive aggressive acts which were to be scored as imitative responses. The experimenter explained that these were the materials provided for the model to play with and. a response that is likely to be performed be children independently of a demonstration. Imitative learning can be clearly demonstrated if a model performs sufficiently novel patterns of responses which are unlikely to occur independently of the observation of the behavior of a model and if a subject reproduces these behaviors in substantially identical form. the stickers were attractive multicolor pictures of animals. After seating the child at a small table.. the model tossed the doll up in the air aggressively and kicked it about the room. After having settled the subject in his corner. The model then raised the Bobo doll. flowers. The model laid the Bobo doll on its side. and a 5-foot inflated Bobo doll. by previous studies in the nursery school.. sat on it and punched it repeatedly in the nose. For this reason." "Pow…. with subjects in the aggressive condition. interspersed with verbally aggressive responses such as. The experimenter then escorted the subject to one corner of the room. the experimenter demonstrated how the subject could design pictures with potato prints and picture stickers provided. after the model was seated. which was structured as the subject's play area. The potato prints included a variety of geometrical forms. the experimenter escorted the model to the opposite corner of the room which contained a small table and chair. In contrast. "He keeps coming back for more" and "He sure is a tough fella. pick up the mallet and struck the doll on the head. in addition to punching the Bobo doll. This sequence of physically aggressive acts was repeated approximately three times. and Western figures to be pasted on a pastoral scene. a tinker toy set." "Hit him down. These activities were selected since they had been established. the model assembled the tinker toys in a quiet subdued manner totally ignoring the Bobo doll. the model turned to the Bobo doll and spent the remainder of the period aggressing toward it.. was invited by the experimenter to come and join in the game. as having high interest value for the children.

The arousal experience was included for two main reasons.Thus in the exposure situation. In the first place. The two experimental situations were thus clearly differentiated. however. . all subjects. as soon as the subject became sufficiently involved with the play material (usually in about 2 minutes). Consequently. a locomotive. were subjected to mild aggression arousal to insure that they were under some degree of instigation to aggression. a jet fighter plane. Prior to the test for imitation. 1960). and baby crib. a cable car. in relation both to the nonaggressive and control groups. the experimenter brought the subject to an anteroom that contained these relatively attractive toys: a fire engine. a colorful spinning top. However. The experimenter and the subject then entered the adjoining experimental room. and a doll set complete with wardrobe. would he under weaker instigation following exposure to the models. any learning that occurred was purely on an observational or covert basis. At the end of 10 minutes. the experimenter entered the room. and that she had decided to reserve these toys for the other children. Following the exposure experience. the subject could play with any of the toys that were in the next room. that she did not let just anyone play with them. the presence of an inhibitory process would seem to be indicated. Aggression Arousal Subjects were tested for the amount of imitative learning in a different experimental room that was set off from the main nursery school building. doll carriage. The experimenter [p. in fact. informed the subject that he would now go to another game room. the experimenter remarked that these were her very best toys. Since subjects could not perform the model's aggressive behavior. subjects in the aggressive condition. 577] explained that the toys were for the subject to play with but. subjects were provided with a diverting task which occupied their attention while at the same time insured observation of the model's behavior in the absence of any instructions to observe or to learn the responses in question. and bid the model goodbye. therefore. many subjects were under the impression that they were no longer on the nursery school grounds. experimental and control. Second. if subjects in the nonaggressive condition expressed little aggression in the face of appropriate instigation. observation of aggressive behavior exhibited by others tends to reduce the probability of aggression on the part of the observer (Rosenbaum & deCharms.

a ball. otherwise a number of the children would either refuse to remain alone or would leave before the termination of the session. all but two of the subjects in the aggressive condition performed the models' novel aggressive responses while subjects in the other conditions only rarely exhibited such reactions. two dolls. The subject spent 20 minutes in this experiments room during which time his behavior was rated in terms of predetermined response categories by judges who observed the session though a oneway mirror in an adjoining observation room. the experimenter remained as inconspicuous as possible by busying herself with paper work at a desk in the far corner of the room and avoiding any interaction with the child. and plastic farm animals. he did hot have knowledge of the subjects' group assignments. cars and trucks. . The aggressive toys included a 3-foot Bobo doll. and a tether ball with a face painted on it which hung from the ceiling. However. a mallet and peg board. Thus one or the other of the two observers usually had no knowledge of the conditions to which the subjects were assigned. thus yielding a total number of 240 response units for each subject. the performance of half the subjects were also scored independently by second observer. The 20 minute session was divided into 5-second intervals by means of at electric interval timer. however. In order to provide an estimate of interscorer agreement. on the other hand. Except for the cases in which he. and others that tended to elicit predominantly nonaggressive forms of behavior. the play material was arranged in a fixed order for each of the sessions. three bears. The male model scored the experimental sessions for all 72 children. two dart guns. served as the model. Since. included a tea set. crayons and coloring paper. In order to eliminate any variation in behavior due to mere placement of the toys in the room. The nonaggressive toys. in order to minimize any influence her presence might have on the subject's behavior. Test for Delayed Imitation The experimental room contained a variety of toys including some that could be used in imitative or nonimitative aggression.It was necessary for the experimenter to remain in the room during the experimental session. subjects who were exposed to the aggressive models could be readily identified through the distinctive behavior.

" During the pretest. Response Measures Three measures of imitation were obtained: Imitation of physical aggression: This category included acts of striking the Bobo doll with the mallet.90s. sitting on the doll and punching it in the nose. Mallet aggression: Subject strikes objects other than the Bobo doll aggressively with the mallet. The following additional nonimitative aggressive responses were scored: . or they directed the imitative aggressive response to some object other than the Bobo doll." "Hit him down. but does not aggress toward it. a number of the subjects imitated the essential components of the model's behavior but did not perform the complete act. "He keeps coming back for more." "Throw him in the air. and tossing it in the air. Two responses of this type were therefore scored and were interpreted as partially imitative behavior." or "Pow" Imitative nonaggressive verbal responses: Subject repeats. Imitative verbal aggression: Subject repeats the phrases. "Sock him." or "He sure is a tough fella.The responses scored involved highly specific concrete classes of behavior and yielded high interscorer reliabilities. the product-moment coefficients being in the ." "Kick him. Sits on Bobo doll: Subject lays the Bobo doll on its side and sits on it. kicking the doll.

RESULTS Complete Imitation of Models' Behavior Subjects in the aggression condition reproduced a good deal of physical and verbal aggressive behavior resembling that of the models. Since there were only a few scores for subjects in the nonaggressive and control conditions (approximately 70% of the subjects had zero scores)." "Knock over people. Nonimitative physical and verbal aggression: This category included physically aggressive acts directed toward objects other than the Bubo doll and any hostile remarks except for those in the verbal imitation category." "Horses fighting." "Cut him. "Shoot the Bobo. and the assumption of homogeneity of variance could not be made.g.. the Friedman two-way analysis of variance by ranks was employed to test the significance of the obtained differences. 578] of aggressive behavior is clearly confirmed (see Table 2). or pushes the doll aggressively." "Stupid ball. slaps.Punches Bobs doll: Subject strikes. The main effect of treatment conditions is highly significant both for physical and verbal imitative aggression. Ratings were also made of the number of behavior units in which subjects played nonaggressively or sat quietly and did not play with any of the material at all. and their mean scores differed markedly from those of subjects in the nonaggressive and control groups who exhibited virtually no imitative aggression (See Table 1). Comparison of pairs of scores . The prediction that exposure of subjects to aggressive models increases the probability [p. biting" Aggressive gun play: Subject shoots darts or aims the guns and fires imaginary shots at objects in the room. e.

Girls who observed nonaggressive model performed a mean number of 0. Partial Imitation of Models' Behavior Differences in the predicted direction were also obtained on the two measures of partial imitation. [p. respectively. Although subjects who observed aggressive models performed more mallet aggression (M = 20. tested by means of the Cochran Q test.0) than their controls (M = 13. Analysis of variance of scores based on the subjects' use of the mallet aggressively toward objects other than the Bobo doll reveals that treatment conditions are a statistically significant source of variation (Table 2).0 and 13. individual sign tests show that both the aggressive and the control groups.by the sign test shows that the obtained over-all differences were due almost entirely to the aggression displayed by subjects who had been exposed to the aggressive models. Their scores were significantly higher than those of either the nonaggressive or control groups. This difference.3).1 for girls in the aggressive and control groups. the over-all group differences were significantly beyond the . the difference being particularly marked with regard to female subjects. produced significantly more mallet aggression. the difference was not statistically significant.5 mallet aggression responses as compared to mean values of 18. which did not differ from each other (Table 2). relative to subjects in the nonaggressive condition. Comparison of pairs of scores by the sign test procedure reveals that subjects in the aggressive group reproduced this aspect of .001 level (Table 2). Imitation was not confined to the model's aggressive responses. 579] With respect to the partially imitative response of sitting on the Bobo doll. Approximately one-third of the subjects in the aggressive condition also repeated the model's nonaggressive verbal responses while none of the subjects in either the nonaggressive or control groups made such remarks.01 level (Table 2). was significant well beyond the . In addition.

p < .05). This interaction effect is much more consistent and pronounced for the male model than for the female model. The groups do not differ. however. necessitated by the extremely skewed distributions of scores for subjects in the nonaggressive and control conditions. and of the various interactions between the main effects. Nonimitative Aggression Analyses of variance of the remaining aggression measures (Table 2) show that treatment conditions did not influence the extent to which subjects engaged in aggressive gun play or punched the Bobo doll.01). p < . The variances. did not differ from each other.05) and verbal imitative aggression (t = 2. for example. The use of nonparametric tests. The effect of conditions is highly significant (c 2r = 8.96. In contrast.07. The latter two groups.025). preclude an over-all test of the influence of sex of model per se. p < . however in the case of the subjects' expression of nonimitative physical and verbal aggression. p < . exhibited more physical (t = 2.15.50 p < .12. in their imitation of verbal aggression. with subjects exposed to the aggressive models displaying the greater amount of aggression. Influence of Sex of Model and Sex of Subjects on Imitation The hypothesis that boys are more prone than girls to imitate aggression exhibited by a model was only partially confirmed. however.05) following exposure to the aggressive male model than the female subjects. clearly suggests the possibility of a Sex x Model interaction.059) subjects. girls exposed to the female model performed considerably more imitative verbal aggression and more non-imitative aggression than did the boys (Table 1).51.018) or the control (p = . p < .the models' behavior to a greater extent than did the nonaggressive (p = . however. t tests computed for the subjects in the aggressive condition reveal that boys reproduced more imitative physical aggression than girls (t = 2. . more nonimitative aggression (t = 3. Further comparison of treatment pairs reveals that the main source of the over-all difference was the aggressive and nonaggressive groups which differed significantly from each other (Table 2).02). were equally large and with only a small N in each cell the mean differences did not reach statistical significance. Male subjects. on the other hand. and engaged in significantly more aggressive gun play (t = 2. Inspection of the means presented in Table 1 for subjects in the aggression condition.

less mallet aggression (p = . when some of the over-all tests do not reach statistical significance. With respect to the male model.05). in relation to the control group. less nonimitative physical and verbal aggression (p = . Treatment conditions did produce significant differences on two measures of nonaggressive behavior that are worth mentioning. Comparison of the sets of scores by means of the sign test reveals that.07). that the absence of significant differences between these two groups was due primarily to the fact that subjects exposed to the nonaggressive female model did not differ from the controls on any of the measures of aggression. on the other hand.03).e.Data for the nonaggressive and control subjects provide additional suggestive evidence that the behavior of the male model exerted a greater influence than the female model on the subjects' behavior in the generalization situation. . cars. Lindquist (1956) Type III analyses of variance of the nonaggressive response scores yielded few significant differences. farm animals. 580] playing with dolls (p < . p < . It will be recalled that. nevertheless the consistency of the findings adds support to the interpretation in terms of influence by the model.67.. Nonaggressive Behavior With the exception of expected sex differences. on the other hand. No sex differences were found in respect to the subjects [sic] use of the other stimulus objects. and coloring (p < . The data indicate. less imitative verbal aggression (p = . however.01). Subjects in the nonaggressive condition engaged in significantly more nonaggressive play with dolls than either subjects in the aggressive group (t = 2.003). Female subjects spent more time than boys [p. or in the control group (t = 2.57. subjects exposed to the nonaggressive male model performed significantly less imitative physical aggression (p = .02). The boys. except for the greater amount of mallet aggression exhibited by the control subjects. no significant differences were obtained between the nonaggressive and control groups. the differences between the groups are striking. or tether ball.02). with the tea set (p < . While the comparison of subgroups. p < . and they were less inclined to punch the hobo doll (p = . devoted significantly more time than the girls to exploratory play with the guns (p < .001). i. is likely to capitalize on chance differences.06).002).001).

Indeed. Unless responses are emitted. subjects who were exposed to nonaggressive models and those who had no previous exposure to any models only rarely performed such responses. in fact. In contrast. and the subjects were similarly reinforced whenever. The fact. however. matched the leaders' choice responses. While these experiments have been widely accepted as demonstrations of learning by means of imitation.Even more noteworthy is the finding that subjects who observed nonaggressive models spent more than twice as much time as subjects in aggressive condition (t = 3. p <. Thus subjects given an opportunity to observe aggressive models later reproduced a good deal of physical and verbal aggression (as well as nonaggressive responses) substantially identical with that of the model. they simply involve a special case of discrimination learning in which the behavior of others serves as discriminative stimuli for responses that are already part of the subject's repertoire. however. the process of imitation . adult or peer models performed discrimination responses following which they were consistently rewarded.01) in simply sitting quietly without handling any of the play material. DISCUSSION Much current research on social learning is focused on the shaping of new behavior through rewarding and punishing consequences. In contrast. they cannot be influenced. Auditory or visual environmental cues could easily have been substituted for the social stimuli to facilitate the discrimination learning. In the procedure employed by Miller and Dollard (1941) for establishing imitative behavior. that subjects expressed their aggression in ways that clearly resembled the novel patterns exhibited by models provides striking evidence for the occurrence of learning by imitation. The results of this study provide strong evidence that observation of cues produced by the behavior of others is one effective means of eliciting certain forms of responses for which the original probability is very low or zero. such exposure may serve to weaken inhibitory responses and thereby to increase the probability of aggressive reactions to subsequent frustrations.07. To the extent that observation of adult models displaying aggression communicates permissiveness for aggressive behavior. social imitation may hasten or short-cut the acquisition of new behaviors without the necessity of reinforcing successive approximations as suggested by Skinner (1953).

581] outside the exposure setting to a greater extent than was true for the female model. Rosner. enhances the male's reward value. In the analyses of the Sex x Model interactions. If it can be assumed additionally that rewards and punishments are self-administered in conjunction with the covert responses. Schwartz. only the comparisons involving the male model yielded significant differences. Rosenblith (1959) has likewise found male experimenters more effective than females in influencing childrens' [sic] behavior. for example. Olmsted.studied in the present experiment differed in several important respects from the one investigated by Miller and Dollard in that subjects learned to combine fractional responses into relatively complex novel patterns solely by observing the performance of social models without any opportunity to perform the models' behavior m the exposure setting. in turn. Maccoby. . and without any reinforcers delivered either to the models or to the observers. In a study of learning by imitation. which is less clearly sex linked. In the case of a highly masculine-typed behavior such as physical aggression. the greatest amount of imitation occurs in relation to the same-sex model. The trends in the data yielded by the present study suggest an alternative explanation. the range of component responses in the organism's repertoire is probably increased through a process of classical conditioning (Bandura & Huston. in the case of verbal aggression. 1950). The explanations that have been offered (Logan. whereas comparisons involving the female model were consistently nonsignificant. 1955. Mowrer. 1961. In the early stages of the developmental process. however. Similarly. the process of imitative learning could be accounted for in terms of the same principles that govern instrumental trial-and-error learning. there is a tendency for both male and female subjects to imitate the male model to a greater degree than the female model. An adequate theory of the mechanisms underlying imitative learning is lacking. 1959) assume that the imitator performs the model's responses covertly. On the other hand. The data provide some evidence that the male model influenced the subjects' behavior [p. suggest that subjects may be differentially affected by the sex of the model but that predictions must take into account tie degree to which the behavior in question is sex-typed. Rosenblith advanced the tentative explanation that the school setting may involve some social deprivation in respect to adult males which.. subjects exposed to the nonaggressive male model performed less aggressive behavior than the controls. & Stevens. These trends together with the finding that boys in relation to girls are in general more imitative of physical aggression but do not differ in imitation of verbal aggression.

1960). may simply reflect object displacement without involving any such mechanism of defensive identification. together with the obtained difference on the aggression measures. On the other hand. She was just acting like a man. Aggression by the male model. . the parents were found to be nonpermissive and punitive of aggression directed toward themselves. he punched and punched and he could hit Bobo right down to the floor and if Bobo got up he said.an assumption that cannot be tested directly with the data at hand. In studies of child training antecedents of aggressively antisocial adolescents (Bandura & Walters. I want to sock like Al. however.' He's a good fighter like Daddy. 1959) and of young hyperaggressive boys (Bandura. particularly from boys' spontaneous remarks about the display of aggression by the female model."). 1946) or "defensive identification" (Mowrer. This pattern of differential reinforcement of aggressive behavior served to inhibit the boys' aggression toward the original instigators and fostered the displacement of aggression toward objects and situations eliciting much weaker inhibitory responses. is widely accepted as an explanation of the imitative learning of aggression. "Who is that lady. .. they actively encouraged and reinforced their sons aggression toward persons outside the home.g. That's not the way for a lady to behave. was more likely to be seen as appropriate and approved by both the boys ("Al's a good socker. . 1950). Ladies are supposed to act like ladies. however. The development of aggressive modes of response by children of aggressively punitive adults. whereby a person presumably transforms himself from object to agent of aggression by adopting the attributes of an aggressive threatening model so as to allay anxiety. The finding that subjects exposed to the quiet models were more inihibited and unresponsive than subjects in the aggressive condition. "Identification with aggressor" (Freud.") and the girls ("That man is a strong fighter." "You should have seen what that girl did in there. 'Punch your nose."). that some subjects at least were responding in terms of a sex discrimination and their prior learning about what is sex appropriate behavior (e. is the significant variable -. on the other hand. he beat up Bobo. She was punching and fighting but no swearing.The preceding discussion has assumed that maleness-femaleness rather than some other personal characteristics of the particular models involved. suggests that exposure to inhiibited models not only decreases the probability of occurrence of aggressive behavior but also generally restricts the range of behavior emitted by the subjects. I never saw a girl act like that before. It was clearly evident.

SUMMARY Twenty-four preschool children were assigned to each of three conditions. . were generally less aggressive than their controls. a second observed inhibited non-aggressive models. 1961). Subjects were then tested for the amount of imitative as well as nonimitative aggression performed in a new situation in the absence of the models. Half the subjects in the experimental conditions observed same-sex models and hall viewed models of the opposite sex. and that their mean scores differed markedly from those of subjects in the nonaggressive and control groups. A comparative study of the subjects' imitation of aggressive models who are feared. or who are essentially neutral figures would throw some light on whether or not a more parsimonious theory than the one involved in "identification with the aggressor" can explain the modeling process. One experimental group observed aggressive adult models. Subjects who observed the nonaggressive models. regardless of the quality of the model-subject relationship. the difference being particularly marked on highly masculine-typed behavior. in which children imitated to an equal degree aggression exhibited by a nurturant and a nonnurturant model. Imitation was found to be differentially influenced by the sex of the model with boys showing more aggression than girls following exposure to the male model. while subjects in a control group had no prior exposure to the models. is a sufficient condition for producing imitative aggression in children. especially the subdued male model. Comparison of the subjects' behavior in the generalization situation revealed that subjects exposed to aggressive models reproduced a good deal of aggression resembling that of the models. Subjects in the aggressive condition also exhibited significantly more partially imitative and nonimitative aggressive behavior and were generally less inhibited in their behavior than subjects in the nonaggressive condition. 582] of the present experiment in which subjects readily imitated aggressive models who were more or less neutral figures suggest that mere observation of aggression. the findings from an earlier study (Baudura & Huston.Moreover. together with the results [p. who are liked and esteemed.

. F..The implications of the findings based on this experiment and related studies for the psychoanalytic theory of identification with the aggressor were discussed. The ego and the mechanisms of defense. GROSSER. J. 1959.. Tagiuri & L. C. Behavior theory and social science.. Petrullo (Eds. & HUSTON. A. 115-142. ALETHA C. R. OLMSTED. ANNA. New York: Ronald. Stanford.. 89. Press. genet. Psychol. R. D. 1956. REFERENCES BANDURA. 4. Relat 1951. ROSNER. W. New Haven: Yale Univer..). R. D. Relationship of family patterns to behavior disorders.. 105-117 FREUD. Hum. Design and analysis of experiments. 1958. Press. 1961.. Progress Report. M. F. & STEVENS. O.. N. R. 1946. A. Boston: Houghton Mifflin. B. BANDURA. 311-318. M-1734. The other person in the situation. BLAKE. R. D. Identification as a process of incidental learning. LINDQUIST. Press. J. E.. Pp. L. POLANSKY. & WALTERS. New York: International Univer. Psychol. 1960. abnorm. LOGAN. United States Public Health Service. Calif: Stanford Univer. soc. Sex-role learning of five-year olds. S. LYDIA B. Stanford University. H. . 229-242. BANDURA. 1956. A. FAULS.. Adolescent aggrersion. In R. SHWARTZ. 63. & SMITH. 1955. Person perception and interpersonal behavior. A laboratory study of behavior contagion. Project No. & LIPPIT.

S. & DERCHARMS. 1960. SCHACTER. Learning theory and personality dynamics. Hum. 6980. New York: Macmillan. M. J.. Pp. 105-111. & DOLLARD. abnorm. Science and human behavior. N. F. Group-derived restraints and audience persuasion. Role-taking in childhood and its consequences for social learning.. (Received December 2.69-94.. New York: Ronald. 30. MILLER. MOWRER. 239-252. Child Develpm. R. New Haven: Yale Univer. Child Develpm. In. ROSENBAUM. O. 5. ELANOR E. JUDY F.. B. 1959. 1950.) Identification: A link between learning theory and psychotherapy. Direct and vicarious reduction of hostility. soc. F. 397-406. & HALL. 1959. Psychol. Learning by imitation in kindergarten children. (Ed. SKINNER. R. ROSENBLITH. 1960) -------------------------------------------------------------------------------- .MACCOBY. 1953.. Social learning and imitation.. E. H. 1941. 1952. Relat.. J. 60. Press. 30.

una prueba más crucial del aprendizaje por imitación implica la generalización de los patrones de respuesta de imitación la nueva configuración en la que el modelo está ausente. y Sheila A. Mientras que estos estudios proporcionan pruebas convincentes de la influencia y el control que ejerce sobre los demás por el comportamiento de un modelo. 1959. Ross Dorotea. Director. 1952) también han demostrado que las respuestas simples de observación de un modelo tiene un efecto facilitador sobre las reacciones de los sujetos en el el entorno inmediato de influencia social.Footnotes [1] This investigation was supported by Research MA398 from the National Institute of Health. Rosenblith. United States Public Health Service. and Patricia Rowe. -------------------------------------------------. Head TeachTRANSMISIÓN DE LA AGRESIÓN A TRAVÉS DE IMITACIÓN DE LOS MODELOS DE AGRESIVOS [1] Albert Bandura. y Lippitt. diseñado para dar cuenta del fenómeno de la identificación en términos de aprendizaje incidental. 1961). 63. . 1951. demostraron que el comportamiento de los niños fácilmente imitado exhibida por un modelo de adulto en presencia de la modelo (Bandura y Huston. Polansky. 575-582. Una serie de experimentos de Blake (1958) y otros (Grosser. Ross [2] (1961) Primero publicado en Journal of Abnormal Psychology y Social. Schachter & Hall. [2] The authors wish to express their appreciation to Edith Dowley.------------------------------ Un estudio anterior.

sin embargo. Como resultado de las diferentes historias de refuerzo. tales como cocinar. Las hipótesis se avanzó también con respecto a la influencia del sexo del modelo y el sexo de los sujetos en la imitación. así como la observación informal. 1941). los niños deberían estar más predispuestos que las niñas hacia la agresión imitar. y este efecto se refleja en una diferencia entre el agresivo y el grupo control. que la observación de modelos agresivos tenues tendría efecto inhibidor generalizado en el comportamiento de los sujetos posterior. Sus conclusiones. con los temas de este último grupo muestra una agresión mucho más. además. los sujetos expuestos a modelos agresivos que se reproducen actos de agresión similares a los de sus modelos y que difieren a este respecto tanto de los sujetos que sirvieron modelos no agresivos y de los ho no tenían exposición previa a cualquiera de los modelos. las tendencias de imitar modelos masculinos y femeninos así adquirir fuerza diferencial hábito. o para la adopción de otros aspectos de la función materna. Como la agresión. un niño varón es poco probable que reciba recompensa tanto para la realización de las actividades de las mujeres adecuadas. Faltas y Smith (1956) han demostrado que los niños en edad preescolar perciben a sus padres que tienen distintas preferencias en cuanto al sexo los modos apropiados de conducta para sus hijos. MÉTODO Los sujetos . por ejemplo. Según la predicción. es un comportamiento muy masculino-tipo. Se predijo. Uno esperaría que. Esta hipótesis supone que los sujetos habían aprendido los hábitos de imitación como consecuencia de refuerzo antes. sugieren que la imitación del comportamiento de los padres recompensa sexual adecuada y desalentar o sancionar sexo imitativas respuestas inapropiadas. pero estos comportamientos suelen ser bienvenida si se realiza por las hembras. siendo la diferencia más marcada para los sujetos expuestos al modelo agresivo masculino. los sujetos de imitar el comportamiento de un modelo del mismo sexo en un grado mayor que un modelo del sexo opuesto.En el experimento reportado en este los niños de papel fueron expuestos a modelos adultos agresivos y no agresivos y se ensayaron luego cantidad de aprendizaje por imitación en una nueva situación en la ausencia del modelo. sobre esta base. y estas tendencias se generalizan en cierta medida a los experimentadores adultos (Miller y Dollard.

Sus edades iban de 37 a 69 meses. Parecía razonable esperar que el nivel de los sujetos de la agresividad se relaciona positivamente con la facilidad con que imitaban los modos agresivos de conducta. se sirve en el papel de modelo. agresión hacia objetos inanimados. con el fin de aumentar la precisión de las comparaciones de tratamientos. los sujetos en los grupos experimental y control fueron emparejados de forma individual sobre la base de las calificaciones de su comportamiento agresivo en las interacciones sociales en la escuela de párvulos. Estas escalas miden el grado en que somete a la agresión muestra física. Estos grupos fueron subdivididos en sujetos masculinos y femeninos. La última escala. La mitad de los sujetos en las condiciones agresivos y no agresivos observado [p. y un experimentador mujer realizó el estudio para todos los 72 niños. a condición de una medida de la ansiedad agresión. Los sujetos fueron clasificados en cuatro escalas de calificación de cinco puntos por el experimentador y un profesor de jardín de infantes. mientras que los temas restantes de cada grupo considera los modelos del sexo opuesto. . El grupo de control no tenía ninguna exposición previa a los modelos de adultos y se ensayó sólo en la situación generalización. Por lo tanto. que se ocupa de la tendencia de los sujetos para inhibir las reacciones agresivas ante la iniciativa de alta. Dos adultos. quienes conocían muy bien con los niños. agresión verbal. 576] del mismo sexo modelos.Los sujetos fueron 36 niños y 36 niñas matriculadas en la Escuela de Enfermería de la Universidad de Stanford. y la inhibición agresiva. Diseño Experimental Los sujetos fueron divididos en ocho grupos experimentales de seis temas cada uno y un grupo control formado por 24 sujetos. un macho y una hembra. con una edad media de 52 meses. La mitad de los sujetos experimentales fueron expuestos a modelos agresivos y la otra mitad fueron expuestos a los modelos que fueron sometidos y no agresivos en su comportamiento.

pero después de aproximadamente un minuto había transcurrido. Después de sentar al niño en una pequeña mesa. con los sujetos en la condición de agresivo. después de que el modelo estaba sentado. el experimentador escoltado el modelo a la esquina opuesta de la habitación que contenía una pequeña mesa y una silla. los sujetos fueron dispuestos en tríos y se asignan al azar a una de las dos condiciones de tratamiento o al grupo de control. un conjunto de juguetes Tinker. un mazo. flores y figuras occidentales para ser pegados en una escena pastoral. el experimentador salió de la sala experimental. fue 0. que se estructuró como área de juego del sujeto. que se estima por medio de la de Pearson de correlación. Después de haber resuelto el tema en su rincón. el investigador demostró que el tema podría diseñar imágenes con las impresiones de la patata y pegatinas de imagen proporcionados. el modelo se volvió hacia el muñeco y pasó el resto del período de agredir hacia ella. Condiciones experimentales En el primer paso en los temas de procedimientos fueron llevados de forma individual por el experimentador a la sala experimental y el modelo que se encontraba en el pasillo fuera de la sala. . La papa se imprime incluyó una variedad de formas geométricas. el modelo de montaje de los juguetes pequeños ajustes de una manera tranquila tenue ignorando totalmente el muñeco Bobo. las pegatinas son atractivas imágenes multicolores de animales.89. que poseen un valor de alto interés para los niños. Estas actividades fueron seleccionadas ya que se había establecido. y una muñeca de 5 pies Bobo inflado.Cincuenta y un pacientes fueron valorados de forma independiente por ambos jueces a fin de permitir una evaluación de acuerdo interjueces. El experimentador escoltó al sujeto a una esquina de la habitación. Con los sujetos en la condición de no agresivo. Por el contrario. El experimentador explicaba que se trataba de los materiales proporcionados por el modelo para jugar y. por estudios previos en la escuela de párvulos. La calificación global se obtiene sumando las puntuaciones en las escalas de agresión cuatro. el modelo comenzó por reunir los juguetes pequeños ajustes. sobre la base de estos resultados. fue invitado por el experimentador a venir y unirse en el juego. La fiabilidad de la puntuación de la agresión compuesto.

"lo del calcetín en la nariz . El modelo luego levantó el muñeco Bobo. tales como. Antes de la prueba para la imitación. Así.. el modelo arrojó la muñeca en el aire agresivo y lo pateó por la habitación. "Throw él en el aire . independientemente de la demostración. las dos situaciones experimentales eran por lo tanto claramente diferenciada. "Pégale abajo . cualquier aprendizaje que se produjo fue únicamente sobre una base observacional o encubierta. Por esta razón.. En primer lugar. una respuesta que pueda llevarse a cabo son niños. intercaladas con las respuestas verbales agresivas.. "Kick le . todos los sujetos. se sometieron a la excitación agresión leve a asegurar que estaban bajo algún grado de instigación a la agresión.. ". Esta secuencia de actos de agresión física se repitió unas tres veces. los sujetos se les proporcionó una tarea desviar su atención que ocupaba mientras que al mismo tiempo asegurada la observación del comportamiento del modelo en la ausencia de cualquier instrucción para observar o aprender a las respuestas en cuestión. A raíz de la agresión de un mazo. de hecho. Al final de 10 minutos.Aprendizaje por imitación se pueda demostrar claramente si un modelo funciona lo suficientemente nuevos patrones de respuestas que no es probable que se produzca de forma independiente de la observación del comportamiento de un modelo y si un sujeto reproduce estos comportamientos en forma sustancialmente idéntica. ". además de golpear al muñeco.. y hacer una oferta el adiós modelo. Agresión excitación Los sujetos fueron evaluados por la cantidad de aprendizaje por imitación en una habitación diferente experimental que fue puesto en marcha desde el edificio de la guardería principal." Pow . sin embargo.. el investigador entró en la habitación. El modelo establecido al muñeco en su lado. y dos comentarios no agresivos. en la situación de exposición.". Puesto que los sujetos no podían realizar la conducta agresiva del modelo. informó el tema que ahora iría a otro salón de juegos.". muchos temas estaban bajo la impresión de que ya no estaban en el zonas de cría de la escuela. recoger el mazo y golpeó la muñeca en la cabeza.".. La experiencia de la excitación fue incluido por dos razones principales. experimental y control. el modelo expuesto distintivos actos agresivos que iban a ser calificado como respuestas imitativas.. se sentó sobre ella y la golpeó repetidamente en la nariz.." Él sigue viniendo a por más "y" El seguro es un chico duro ".. la observación de la conducta agresiva mostrada por los demás tiende a reducir la .

un martillo y tabla de paridad. dos pistolas de dardos. 577] explicó que los juguetes eran de la asignatura para jugar. coches y camiones. una pelota. En segundo lugar. y los animales de granja de plástico. Prueba de imitación diferida La sala experimental contenía una variedad de juguetes incluyendo algunos que podrían ser utilizados en la agresión imitativa o nonimitative. Después de la experiencia de la exposición.probabilidad de una agresión por parte del observador (Rosenbaum y Charms. una locomotora. un teleférico. incluye un juego de té. entró en la sala experimental de al lado. y la muñeca de un conjunto completo con armario . tres osos. si los sujetos en la condición no agresiva expresado agresión poco en la cara de instigación caso. las muñecas de dos. El experimentador y el sujeto a continuación. Sin embargo. y una bola de cuerda con un rostro pintado en el que colgaba del techo. o dejaría antes de la terminación de la sesión. el investigador comentó que se trataba de sus mejores juguetes. el experimentador se mantuvo lo más discreto posible gracias a afanarse con el trabajo de papel en un escritorio en la esquina de la habitación y evitar cualquier interacción con el niño. y otros que tienden a suscitar formas predominantemente no agresivos de conducta. lo haría bajo la instigación más débil tras la exposición a los modelos. de lo contrario algunos de los niños. que no le dejar que nadie juegue con ellos. ya sea que se niegan a quedarse solo. el experimentador trajo el tema a una antecámara que contenía estos juguetes relativamente atractivos: un camión de bomberos. por lo tanto. crayones y papel para colorear. Los juguetes agresivos incluye un muñeco de tres metros de Bobo. con el fin de minimizar cualquier influencia de su presencia podría tener en el comportamiento del sujeto. En consecuencia. coche de muñecas. El experimentador [p. el tema podría jugar con cualquiera de los juguetes que había en la habitación de al lado. un avión jet de combate. los sujetos en la condición agresiva. la presencia de un proceso inhibidor parece ser indicada. Los juguetes no agresivos. sino. 1960). y que ella había decidido reservar estos juguetes para los otros niños. tan pronto como el sujeto se volvió lo suficientemente implicado con el material de juego (por lo general en aproximadamente 2 minutos). Era necesario que el experimentador a permanecer en la sala durante la sesión experimental. Sin embargo. . tanto en relación con los grupos no agresivos y de control. un trompo de colores. por el contrario. y el bebé cuna.

Con el fin de eliminar cualquier variación en el comportamiento debido a la mera colocación de los juguetes en la habitación. . lo hizo en caliente tener conocimiento de las asignaciones de grupo de los sujetos. haciendo que la muñeca.90 s. sentado en la muñeca y el puñetazo en la nariz. los sujetos que estuvieron expuestos a los modelos agresivos pueden ser fácilmente identificados a través del comportamiento distintivo. El modelo masculino obtuvo las sesiones experimentales para todos los 72 niños. Dado que. sin embargo. Excepto en los casos en los que. El tema pasó 20 minutos en esta sala experimentos durante los cuales se calificó su comportamiento en términos de categorías de respuesta predeterminadas por los jueces que observaron la sesión a través de un espejo unidireccional en una sala de observación contigua. mientras que las respuestas agresivas sujetos en las demás condiciones rara vez expuestas estas reacciones. y lo arrojó en el aire. todos menos dos de los sujetos en la condición agresiva realizado de los modelos nuevos. los coeficientes producto-momento que están en el 0. Por lo tanto uno u otro de los dos observadores por lo general no tenían conocimiento de las condiciones a las que los sujetos fueron asignados. A fin de proporcionar una estimación de acuerdo interscorer. Medidas de Respuesta Tres medidas de la imitación se obtuvieron: La imitación de la agresión física: En esta categoría se incluyen los actos de golpear el muñeco con el mazo. el rendimiento de la mitad de los sujetos se obtuvo también de forma independiente por segundo observador. sirvió de modelo. La sesión de 20 minutos se dividió en intervalos de 5 segundos por medio de temporizador de intervalo en la eléctrica. el material de juego fue organizado en un orden fijo para cada una de las sesiones. Las respuestas anotó involucrados clases concretas muy específicas de comportamiento y de alta confiabilidad dado interscorer. obteniendo un total de 240 unidades de respuesta para cada sujeto.

Dos respuestas de este tipo por lo tanto. "Calcetín él". Nonimitative agresión física y verbal: En esta categoría se incluyen los actos de agresión física dirigidos a los objetos que no sean de la muñeca y Bubo los comentarios hostiles.La agresión verbal imitativo: Asunto repite las frases. o "Pow" Imitativas respuestas no agresivas verbales: repite tema ". Durante el pre-test. "" Knock sobre la gente ". "lo cortó". La agresión Mallet: huelgas de otras asignaturas que el muñeco de manera agresiva con el mazo de los objetos. "Disparar el Bobo". bofetadas. Las siguientes respuestas agresivas adicionales nonimitative se anotó: Punzones muñeca Bobs: Asunto huelgas. "Pégale abajo". sigue viniendo a por más". . varios de los temas imitado los componentes esenciales de la conducta del modelo. morder " Juegos con pistolas agresivo: Asunto dardos brotes ni los objetivos de las armas de fuego y dispara tiros imaginarios en los objetos de la habitación. excepto para aquellos en la categoría de imitación verbal. o "El seguro es un chico duro". se anotaron y fueron interpretados como una conducta imitativa parcial. pero no agredir hacia ella. Se sienta en el muñeco: Asunto pone el muñeco en su lado y se sienta en él. por ejemplo. o dirigido la respuesta agresiva de imitación a algún otro objeto que el muñeco." Caballos de la lucha. "darle una patada". "Throw él en el aire". pero no realizar el acto completo. empujones o la muñeca agresiva. "bola de estúpido.

RESULTADOS La imitación completa del comportamiento de los modelos Los sujetos en la condición de la agresión se reproduce una buena cantidad de conductas agresivas físicas y verbales se asemeja a la de los modelos. probado por medio de la prueba Q de Cochran. Sus puntuaciones fueron significativamente mayores que los de cualquiera de los grupos no agresivos o de control. El principal efecto de las condiciones de tratamiento es muy importante tanto para la agresión física y verbal de imitación. Dado que sólo hubo algunas cuentas de los sujetos en las condiciones no agresivas y el control (aproximadamente el 70% de los sujetos tenían puntuaciones de cero). y sus puntuaciones medias diferían notablemente de los de los sujetos en los grupos no agresivos y de control que mostraron prácticamente ninguna agresión imitativa (Ver Tabla 1). . mientras que ninguno de los sujetos. 578] de la conducta agresiva se confirma claramente (ver Tabla 2). La imitación no se limita a las respuestas agresivas del modelo.001 (Tabla 2). La predicción de que la exposición de los sujetos a modelos agresivos aumenta la probabilidad de [p. el Friedman de dos vías de análisis de varianza por rangos fue empleado para probar la significación de las diferencias obtenidas.Valoraciones también se hicieron de el número de unidades de conducta en la que los sujetos jugaron sin agresión o se sentaban en silencio y no jugar con cualquiera de los materiales en absoluto. La comparación de pares de las puntuaciones de la prueba del signo muestra que el obtenido a lo largo-de todas las diferencias se debieron casi en su totalidad a la agresión desplegada por los sujetos que habían estado expuestos a los modelos agresivos. ya sea en los grupos no agresivos o el control de hecho estas declaraciones. Aproximadamente un tercio de los sujetos en la condición agresiva también se repite el modelo de las respuestas verbales agresivas. y la asunción de homogeneidad de varianza no se podía hacer. fue significativo más allá del nivel . que no difieren entre sí (Tabla 2). Esta diferencia.

la diferencia no fue estadísticamente significativa. La comparación de pares de puntuaciones por el procedimiento de prueba de los signos revela que los sujetos en el grupo agresivo reproduce este aspecto del comportamiento de los modelos que en mayor medida que hizo el agresivo (p = 0. Agresión Nonimitative Los análisis de varianza de las medidas de agresión restantes (Tabla 2) muestran que las condiciones de tratamiento no influyó en la medida en que los sujetos que practican el juego agresivo o pistola de puño en el muñeco. Las niñas que observan el modelo no agresivo a cabo una media de 0. respecto de los sujetos en la condición de no agresivo.0) que sus controles (M = 13. las diferencias entre los grupos más-todos fueron significativamente más allá del nivel de 0. El efecto de las condiciones es altamente significativa (c .3). por otro lado.059) de los sujetos. El análisis de varianza de las puntuaciones basadas en el uso de los sujetos del mazo agresivamente hacia otros objetos que el muñeco revela que las condiciones de tratamiento son una fuente de variación estadísticamente significativa (Tabla 2).01 (Tabla 2).La imitación parcial de la conducta de los modelos Las diferencias en la dirección prevista también se obtuvieron en las dos medidas de imitación parcial.1 para las niñas en los grupos agresivos y control. Además. Los últimos dos grupos. las pruebas individuales de signos muestran que tanto la agresividad y los grupos de control.018) o el control (p = 0. [P. 579] Con respecto a la respuesta parcial de imitación de sentarse en el muñeco. produce una agresión mucho más mazo. Aunque los sujetos que observaron los modelos agresivos a cabo más agresiones martillo (M = 20. la diferencia está sobre todo marcado con respecto a los sujetos femeninos.5 respuestas mazo de agresión en comparación con los valores medios de 18. respectivamente.0 y 13. no difieren unos de otros.

Los sujetos masculinos. que requieran las distribuciones muy sesgadas de las puntuaciones de los sujetos en las condiciones no agresivas y el control. p <. todo de la influencia del sexo del modelo en sí.025). eran tan grandes y con sólo una pequeña N en cada celda de las diferencias de medias no alcanzó significación estadística.51. sin embargo. Los grupos no difieren. y participaron en juegos con pistolas significativamente más agresivos (t = 2. claramente sugiere la posibilidad de una interacción Sexo Modelo x.50 p <. Por el contrario. sin embargo.01).96. La inspección de los medios que se presentan en la Tabla 1 para los sujetos en la condición agresión. t pone a prueba para calcular los sujetos en la condición de agresivos revelan que los niños reproducen con más agresividad imitativa física que las niñas (t = 2. Las variaciones.05). p <.15.02).07. más no la agresión imitativa (t = 3. se oponen a una prueba más. y de las diversas interacciones entre los efectos principales. en su imitación de la agresión verbal.05) después de la exposición a la modelo agresivo masculino que los sujetos femeninos. . con sujetos expuestos a los modelos agresivos que muestran la mayor cantidad de agresión.2 r = 8. p <0. Este efecto de interacción es mucho más consistente y pronunciado por el modelo masculino que para el modelo femenino. p <. sin embargo. sin embargo en el caso de la expresión de los sujetos de agresión física y verbal nonimitative. Influencia del sexo de la Modelo y el sexo de los sujetos en la imitación La hipótesis de que los niños son más propensos que las niñas a imitar la agresión exhibida por un modelo sólo fue parcialmente confirmada. p <. las niñas expuestas a la modelo realiza la agresión verbal mucho más imitativa y más no imitativa agresión que hicieron los chicos (Tabla 1). exhiben la agresión imitativa más físico (t = 2.05) y verbal (t = 2. El uso de pruebas no paramétricas. Los datos correspondientes a los sujetos no agresivos y de control proporcionan evidencia adicional que sugiere que el comportamiento del modelo masculino que ejerce una mayor influencia que el modelo femenino en el comportamiento de los sujetos en la situación de la generalización.12. por ejemplo. Además la comparación de pares de tratamiento revela que la fuente principal de la diferencia en-todo estaba en los grupos agresivos y no agresivos que diferían significativamente entre sí (Tabla 2).

sin embargo. Comportamiento agresivo Con la excepción de las diferencias sexuales esperados.003).06). p <.02). 002). la agresión menos un mazo (p = 0. los animales de granja. que la ausencia de diferencias significativas entre estos dos grupos se debió principalmente al hecho de que los sujetos expuestos a la modelo no agresivo no difirieron de los controles de alguna de las medidas de agresión. La comparación de los conjuntos de las puntuaciones por medio de la prueba de los signos revela que. Con respecto al modelo masculino. Las condiciones de tratamiento produjeron diferencias significativas en dos medidas de la conducta agresiva que vale la pena mencionar. no se obtuvieron diferencias significativas entre los grupos no agresivos y de control.07).001). la consistencia de los hallazgos añade soporte para la interpretación en términos de influencia en el modelo. por el contrario. y la coloración (p <.01).67.05). con el juego de té (p <. por otro lado. o una pelota de cuerda.03). 580] jugando con muñecas (p <. Sin diferencias por sexo se encontraron en lo que respecta a los sujetos [sic] el uso de los objetos de estímulo de otros. los sujetos expuestos al modelo masculino no agresiva realiza agresión física significativamente menos imitativo (p = 0. Los chicos.57. agresión verbal menos imitativo (p =. dedicó mucho más tiempo que a las niñas a juego exploratorio con las armas de fuego (p <.02). es decir. o en el grupo control (t = 2. p <. cuando algunas de las pruebas más-todos no alcanzan significación estadística. Los sujetos en la condición de no agresivo involucrado en el juego mucho más agresivo con las muñecas que cualquiera de los sujetos en el grupo agresivo (t = 2. Sujetos de sexo femenino pasó más tiempo que los niños [p. . a excepción de la mayor cantidad de agresión martillo exhibida por los sujetos de control. las diferencias entre los grupos son sorprendentes. agresiones físicas y verbales nonimitative menos (p = . Lindquist (1956) Tipo III análisis de varianza de las puntuaciones de las respuestas no agresivas produjo pocas diferencias significativas.001). Los datos indican. Si bien la comparación de los subgrupos. sin embargo. y eran menos propensos a golpear a la muñeca vagabundo (p = 0. es probable que sacar provecho de las diferencias casuales. automóviles.Cabe recordar que. en relación con el grupo control.

sin embargo. de hecho. En el procedimiento seguido por Miller y Dollard (1941) para establecer el comportamiento imitativo. En efecto. El hecho. simplemente de un caso especial de aprendizaje de la discriminación en la que el comportamiento de los demás sirve como estímulos discriminativos para las respuestas que ya . tal exposición puede servir para debilitar las respuestas inhibitorias y con ello aumentar la probabilidad de reacciones agresivas a las frustraciones posteriores.Aún más notable es la constatación de que los sujetos que observaron los modelos agresivos pasado más de dos veces más tiempo que los sujetos en la condición agresiva (t = 3. que los sujetos expresan su agresividad de una manera que claramente se asemejaban a los nuevos patrones exhibidos por modelos proporciona una contundente evidencia de la ocurrencia de aprendizaje por imitación. En contraste. Si bien estos experimentos han sido ampliamente aceptados como demostraciones de aprendizaje por medio de la imitación. sin el manejo de cualquiera de los materiales de juego. DISCUSIÓN Muchas investigaciones actuales sobre el aprendizaje social se centra en la formación de un nuevo comportamiento a través de premiar y castigar a las consecuencias. Los resultados de este estudio proporcionan una fuerte evidencia de que la observación de las señales producidas por el comportamiento de los demás es un medio eficaz de provocar ciertas formas de respuestas para las que la probabilidad original es muy bajo o nulo.07. no puede ser influenciada. Por lo tanto somete a la oportunidad de observar los modelos agresivos más adelante se reproducen una gran cantidad de agresiones físicas y verbales (así como las respuestas no agresivas) sustancialmente idéntica a la del modelo. sin embargo. acompañado respuestas de los líderes escogidos. adulto o modelos de pares realizaron la discriminación Tras las respuestas de los que fueron recompensados constantemente. los sujetos que estuvieron expuestos a modelos agresivos y los que no tenían exposición previa a cualquiera de los modelos casi no se realiza este tipo de respuestas.01) en sólo sentarse en silencio. sin la necesidad de reforzar las aproximaciones sucesivas según lo sugerido por Skinner (1953). p <0. En la medida en que la observación de modelos adultos que muestran la agresión se comunica la permisividad para el comportamiento agresivo. la imitación social puede acelerar o atajo-la adquisición de nuevos comportamientos. A menos que las respuestas son emitidos. y los sujetos fueron reforzadas de manera similar cuando.

en el caso de la agresión verbal. Si se puede suponer. el proceso de aprendizaje por imitación podría ser explicado en términos de los mismos principios que rigen el instrumento de prueba y error de aprendizaje. además. Las tendencias en los datos resultantes de este estudio sugieren una explicación alternativa. y sin ningún tipo de reforzadores entregados ya sea a los modelos o los observadores. 1950). que las recompensas y los castigos son auto-administrarse junto con las respuestas secretas. Los datos proporcionan evidencia de que el modelo masculino influido en el comportamiento de los sujetos [p. que es menos claramente ligada . Auditivas o visuales señales ambientales podrían fácilmente haber sido sustituido por los estímulos sociales para facilitar el aprendizaje de la discriminación. Olmsted. 1959) asume que el imitador lleva a cabo las respuestas del modelo encubierta. En las primeras etapas del proceso de desarrollo. hay una tendencia a que los sujetos masculinos y femeninos a imitar el modelo masculino en un grado mayor que el modelo femenino. 1955. Una teoría adecuada de los mecanismos que subyacen en el aprendizaje imitativo que falta. el rango de respuestas de los componentes en el repertorio del organismo es probablemente mayor a través de un proceso de condicionamiento clásico (Bandura y Huston. Rosner. Rosenblith adelantó la posible explicación de que el ambiente escolar puede suponer cierta marginación social en lo que respecta a los varones adultos que. mostró diferencias significativas.forman parte del repertorio del sujeto. En los análisis de las interacciones del modelo sexual X. En el caso de un comportamiento muy masculino. Del mismo modo. 1961. los sujetos expuestos a la modelo masculino agresivo a cabo un comportamiento menos agresivo que los controles. mientras que las comparaciones que involucran el modelo femenino fueron siempre significativas. Maccoby. aumenta el valor del macho recompensa. sin embargo.. Schwartz. sólo las comparaciones que involucran el modelo masculino. el proceso de imitación estudiado en el presente experimento difiere en varios aspectos importantes de la que se investigó por Miller y Dollard en el que los sujetos aprendieron a combinar las respuestas fraccionadas en nuevos patrones relativamente complejos exclusivamente mediante la observación del desempeño de los modelos sociales sin ningún tipo de oportunidad de realizar m de los modelos el comportamiento del ajuste de la exposición. 581] fuera del ajuste de exposición a un mayor grado que era verdad para el modelo femenino. a su vez. Por el contrario. por ejemplo. Las explicaciones que se han ofrecido (Logan. Mowrer. con tipos como la agresión física. Por otro lado. y Stevens. Rosenblith (1959) también ha encontrado experimentadores masculinos más eficaces que las hembras para influir en niños "[sic] de comportamiento. En un estudio del aprendizaje por imitación.

"). sin embargo. Eso no es el camino para una señora que se comporten. La agresión por el modelo masculino. sin embargo. Ella estaba golpeando y luchando. es ampliamente aceptado como una explicación del aprendizaje por imitación de la agresión. El hallazgo de que los sujetos expuestos a los modelos eran más tranquilos y no responde inihibited que los sujetos en la condición agresiva. 1946) o "identificación defensiva" (Mowrer. pero también en general restringe la gama de conductas emitidas por los sujetos. sugiere que la exposición a modelos inhiibited no sólo disminuye la probabilidad de ocurrencia de la conducta agresiva." Es un buen luchador como el de papá. En los estudios de antecedentes de formación de niños de los adolescentes antisociales agresiva (Bandura y Walters. 1950). junto con la constatación de que los niños en relación con las niñas son en general más imitativa de la agresión física.al sexo. 1959) y de los . era más probable que se considera apropiado y aprobado tanto por los niños ("Al es un socker bueno.el supuesto de que no se puede probar directamente con los datos a mano. que algunos sujetos lo menos estaban respondiendo en términos de una discriminación sexual y su aprendizaje previo sobre lo que es el comportamiento sexual apropiado (por ejemplo. Señoras se supone que actúan como damas . puede reflejar simplemente el desplazamiento objeto sin que implique algún mecanismo de este tipo de identificación a la defensiva. Era evidente. "La identificación con el agresor" (Freud. le dio un puñetazo y puñetazos. y que podría llegar a Bobo hasta el piso y si Bobo se levantó. mediante el cual una persona presuntamente se transforma de objeto en el agente de la agresión mediante la adopción de los atributos de un modelo de amenaza agresiva con el fin de aliviar la ansiedad. "" Usted debe haber visto lo que hizo esa chica en ese país. "). nunca vi un chica actúan como antes. junto con la diferencia obtenida en las medidas de agresión.) Y las chicas ( "Ese hombre es un peleador fuerte. la mayor cantidad de imitación se produce en relación con el modelo del mismo sexo. Ella sólo estaba actuando como un hombre. es la variable significativa . pero no difieren en la imitación de la agresión verbal. La discusión anterior ha asumido que la masculinidad-feminidad en lugar de otras características personales de los modelos particulares involucrados. " ¿Quién es esa señora. Estas tendencias. 'Punch su nariz. dijo.. en cambio. sugieren que los sujetos pueden ser diversamente afectados por el sexo de la modelo. Quiero que ahorrar como Al". sobre todo por los comentarios espontáneos de los muchachos sobre la pantalla de la agresión por el modelo femenino. golpearon a Bobo.. sino que las predicciones deben tener en cuenta vincular grado en que la conducta en cuestión es el sexo-tipo. pero jura que no. El desarrollo de los modos agresivos de respuesta de los niños de los adultos agresiva de castigo.

Un grupo experimental observaron los modelos agresivos de adultos. RESUMEN Veinticuatro niños en edad preescolar se les asignó a cada una de tres condiciones. y que sus puntuaciones medias diferían notablemente de los de los sujetos en los grupos no agresivos y de control. así como la agresión nonimitative a cabo en una nueva situación en la ausencia de los modelos. independientemente de la calidad de la relación modelo-sujeto. Por otra parte. 1961). 1960). 582] de la presente experimento en el que los sujetos fácilmente imitado modelos agresivos que eran más o menos neutrales cifras sugieren que la mera observación de la agresión. en el que los niños imitaban a una agresión igual grado exhibido por un nutriente y un modelo de nonnurturant. junto con los resultados [p. Un estudio comparativo de la imitación de los sujetos de los modelos agresivos que se teme. Los sujetos en la condición agresiva también mostraron un comportamiento agresivo mucho más parte imitativo y nonimitative y fueron en general menos inhibidos en su comportamiento que los sujetos en la condición de no agresivo. Los sujetos fueron analizadas por la cantidad de imitación. La mitad de los sujetos en las condiciones experimentales observados del mismo sexo los modelos y la sala de vistas de los modelos del sexo opuesto. los resultados de un estudio anterior (Baudura y Huston. es una condición suficiente para la producción de la agresión imitativa de los niños.jóvenes varones hiperagresivos (Bandura. los padres se encontró que no permisiva y punitivo de la agresión dirigida hacia sí mismos. . Por otro lado. se alienta activamente y reforzar su agresividad hacia las personas hijos fuera del hogar. Este patrón de reforzamiento diferencial de conductas agresivas sirvió para inhibir la agresión de los chicos hacia los instigadores originales y fomentado el desplazamiento de la agresión hacia objetos y situaciones que suscitan mucho más débiles las respuestas inhibitorias. o que son figuras esencialmente neutral sería arrojar algo de luz sobre la conveniencia o no de una teoría más parsimoniosa que la que haya participado en la "identificación con el agresor" puede explicar el proceso de modelado. que son apreciados y estimados. en tanto que sujetos de un grupo de control no tenían exposición previa a los modelos. Comparación del comportamiento de los sujetos en la situación de la generalización revelaron que los sujetos expuestos a modelos agresivos reproduce una buena parte de la agresión parecida a la de los modelos. un segundo observó inhibido modelos no agresivos.

311-318. 1946. RH aggrersion Adolescente. Press. la Universidad de Stanford. R. 1956. Psicología. Bandura. Los sujetos que observaron los modelos agresivos. R. Press. la diferencia está sobre todo marcada en gran masculina con tipos de comportamiento. Pp. Servicio de Salud Pública. Lydia B. Referencias Bandura. 229-242. La otra persona en la situación. Nueva York. Aletha C. Ronald. . & Smith. BLAKE. 63. Las implicaciones de los resultados sobre la base de este experimento y los estudios relacionados con la teoría psicoanalítica de la identificación con el agresor se discutieron. A. Genet.).. Faltas. soc. Informe de Progreso de 1960. Psicología.. A. La identificación como un proceso de aprendizaje incidental. Bandura. J.. sobre todo el modelo de hombre discreto. En R. A. la Universidad Internacional. J. California: Stanford Universidad. El ego y los mecanismos de defensa. WD roles sexuales aprendizaje de niños de cinco años.. el Proyecto N º M-1734. & Huston. Relación de los patrones familiares de trastornos de la conducta. & Walters. y L.La imitación se encontró que era diferente influenciado por el sexo de la modelo con los niños que muestran más agresivos que las niñas después de la exposición al modelo masculino. Anna.. percepción de la persona y la conducta interpersonal. 1961. 105-117 Freud. anom. 1959. fueron en general menos agresivos que los controles. Stanford. 1958. 89. Nueva York. Tagiuri Petrullo (Eds.

Hum. Hum. Judy F. Olmsted. 1959. Develpm Niño. 1960. directa y la reducción indirecta de la hostilidad. OH (Ed. 4. OL.. 1952. 1956. y DERCHARMS. 105-111. Un estudio de laboratorio el comportamiento de contagio.) Identificación: un vínculo entre la teoría del aprendizaje y la psicoterapia. F. NF. Press. 5. De 1959. & Hall. Elanor E.. BS.. anom. New Haven: Yale Universidad. Social de aprendizaje y la imitación. 30. R. La función de toma en la infancia y sus consecuencias para el aprendizaje social. 30... y Lippit. MILLER. Relat. J. Press.Grosser. R. Polansky. 69-80. 115-142. D. El aprendizaje por imitación en los niños de kindergarten. 1941. Boston: Houghton Mifflin. Rosner. Pp. LOGAN. 1950. Schwartz. Develpm Niño. New Haven: Yale Universidad. . y Dollard..69-94. 1955. N. Mowrer. 239-252. J. Nueva York. Rosenblith. RD. ME. Maccoby. R. Psychol. soc. Schacter. Rosenbaum. Ronald. diseño EF y análisis de los experimentos. 60. Lindquist. y Stevens. Relat 1951. La teoría del aprendizaje y la dinámica de la personalidad. Grupo derivado de las restricciones y la persuasión audiencia.. teoría de la conducta CM y las ciencias sociales. En. S. 397-406.

[2] Los autores desean expresar su agradecimiento a Edith Dowley. Director. Stanford University Nursery School for their assistance throughout this study. BF Ciencia y la conducta humana.------------------------------ Notas al pie [1] Esta investigación fue apoyada por la investigación MA398 del Instituto Nacional de Salud. Maestra Titular de Stanford Universiter.SKINNER. de los Estados Unidos Servicio de Salud Pública. Nueva York: Macmillan. y Patricia Rowe. (Recibido el 02 de diciembre 1960) -------------------------------------------------. 1953. .

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful