A TRAVÉS DEL ESQUEMA DE JAMES S HOLMES

Por Iván VILLANUEVA JORDÁN

V

ertiginosa sin duda ha sido la manera en la que los temas de investigación se han ido sucediendo durante las últimas tres décadas en el ámbito de la Traducción. La disciplina traductora, conocida por nosotros como Traductología, se ha visto enriquecida por las contribuciones de académicos procedentes de distintas especialidades, hecho que confirma el carácter transdisciplinario de la reflexión y práctica de la traducción. Sin embargo, esta característica no influye en la independencia de nuestra disciplina ni en sus propias razones de desarrollo, pero sí en su búsqueda de aquella tan ansiada teoría general. Las diversas miradas que proceden de distintos académicos cuyos intereses se ven condicionados por su formación no dejan de incrementar las problemáticas que se presentan en la traducción como proceso y como producto. No dejan de producirse teorías parciales, ¿es esto conveniente o no lo es? ¿Qué se espera de aquella teoría general? ¿Por qué es la disciplina tan inclusiva con respecto a estas diversas miradas? ¿Quién definió la concepción de la traducción como disciplina de estudio? Estas tres últimas preguntas deberían dirigirnos a pensar en un texto fundacional de nuestra Traductología. Hace ya cuarenta años alguien trazaba la estructura de esta disciplina; la denominaba Translation Studies y posiblemente lo más importante es que definía cuál era su objeto de estudio. 1 En las páginas que siguen, nos dedicaremos a revisar dicha estructura, comenzaremos por revisar algunos detalles biográficos acerca del autor para luego abocarnos a comentar el artículo «The Name and Nature of Translation Studies»: brindaremos algunos alcances con respecto a aspectos que se mencionan en dicho texto y presentaremos algunas opiniones relacionadas a algunos puntos específicos (especialmente con respecto a la denominación Translation Studies).

1

En el presente artículo utilizaremos las denominaciones Traductología, Translation Studies y Estudios de Traducción de manera indistinta; no obstante, sí presentaremos una diferenciación entre la primera y segunda denominación en la sección «Los Translation Studies: una corriente traductológica». Haremos una diferencia cuando nos refiramos a los estudios de traducción (con minúscula) en general, es decir, como investigaciones particulares y los Estudios de Traducción (con mayúscula) cuando hagamos referencia a la disciplina.

trans:blanco.tumblr.com

JAMES HOLMES COMO PIONERO

Teniendo en cuenta que la información acerca de Holmes es casi inexistente en español, hemos creído conveniente revisar su biografía de manera breve con el fin de conocer al traductor cuya propuesta acerca de la organización de la disciplina traductológica se acepta de manera casi universal. No ha sido menos que sorprendente hallar en su vida varios aspectos que alejan a Holmes de aquel estereotipo del investigador y teórico omnipresente en las investigaciones de las ciencias sociales y humanidades: el sujeto cognoscente, aquel que puede acercarse al conocimiento, un hombre blanco, de más de 60 años, heterosexual, de clase media y posiblemente sin infancia. Holmes fue una persona apasionada por distintos motivos: la poesía, la política, la traducción como actividad empírica así como tema sobre el cual reflexionar. Una vez conocido es imposible olvidarlo, tanto por lo que representa para la traducción como por su propia vida y quién fue en realidad más allá del ámbito académico. James Stratton Holmes (2 de mayo de 1924 - 6 de noviembre de 1986) –el que debiera ser un nombre tan conocido para los traductores como el de Sigmund Freud o Jacques Lacan para los psicoanalistas– 2 es, como diría Mary Snell-Hornby, un pionero en la Traductología moderna.3 En vida, Holmes se dedicó a la docencia universitaria, la investigación académica, la traducción literaria y el activismo político pro derechos de las personas no heterosexuales; con respecto a los Estudios de Traducción, su artículo más representativo, «The Name and Nature of Translation Studies» ha llegado a ser considerado un texto fundador de la Traductología realizada a partir de la década de 1970. Nació en una granja en Collins, región central de Iowa. Allí creció y vivió siendo el menor de cuatro hermanos hasta cumplir los diecisiete años, edad en la que se mudó para continuar con su educación en la Universidad William Penn en Oskaloosa. Tras dos años de preparación, realizó prácticas como profesor de educación secundaria en Barnsville, Ohio. Después de esta breve etapa como profesor, tuvo que cumplir con una condena de seis meses en prisión como resultado de su negativa de enrolarse al ejército, decisión que era coherente con su ideología pacifista. En 1945, retomó sus estudios de Literatura en la Universidad William Penn y realizó estudios de posgrado en la Universidad de Haverford, Pensilvania. Una vez con el grado académico de magíster se mudó a la capital de Rhode Island, Providence, para continuar con su doctorado en la Universidad de Brown. Ya entonces se dedicaba a escribir poesía, pasatiempo que luego se convertiría en su pasión.

2

2

Jim Holmes y Jacob Lowland (éste último su pseudónimo de escritor) son otros dos nombres por los que era conocido; no obstante, en nuestro medio, ambos tampoco pueden reconocerse. 3 «The pioneers are those “polemically oriented on other intellectual traditions flourishing in the intellectual milieu. They formulate the raw program of the tradition and often they formulate its manifesto…”» (Snell-Hornby 2006: 5)

trans:blanco.tumblr.com

En 1949, Holmes decide interrumpir sus estudios para viajar a los Países Bajos como profesor de intercambio del programa Fullbright; lamentablemente su postulación no fue aceptada. Ya en los Países Bajos y tras una breve estancia en Ommen, decide establecerse definitivamente en Ámsterdam, donde conoció a Hans van Marle con quien mantendría una relación durante 36 años. Con respecto a su poesía, aún se sentía inseguro de su calidad y no deseaba publicarla por considerarla inferior a otras producciones; por este motivo durante la primera mitad de la década de 1950 se dedicó a traducir poesía producida en los Países Bajos. Habiendo publicado una antología de poesía holandesa moderna en inglés en 1955, el año siguiente recibió un reconocimiento por sus traducciones, el Premio Martinus Nihoff.4 Holmes fue el primer traductor cuya lengua materna no era el neerlandés en ganar dicho premio. Más adelante en esa misma década, fundó la publicación Delta – A review of Arts, Life and Thought in the Netherlands cuya periodo de publicación transcurrió desde 1958 hasta 1973. 5 Su interés por la traducción a nivel académico comenzó en 1964 cuando la Universidad de Ámsterdam le ofreció un puesto como catedrático en su facultad de literatura. Holmes aprovechó tanto de su formación académica y como de su pasión por la Traducción para iniciar con mucha motivación la creación del que sería el Instituto de Formación de Traductores e Intérpretes, más tarde renombrado Instituto de Estudios de Traducción. Su conocimiento de las teorías de la Traducción y el reconocimiento de que, a partir de 1950, el desarrollo de éstas había sido bastante significativo, lo llevaron a reflexionar acerca del camino que seguía toda esta producción. Notó algunos problemas que impedían que la disciplina traductora siguiera avanzando, lo cuales, más adelante, en la década de 1970, mencionaría en su artículo «The Name and Nature of Translation Studies». 6 Fue un atento seguidor del desarrollo de la Traducción a nivel profesional y académico; asistía a distintos congresos internacionales y eventos que congregaban a estudiosos de distintas partes de Europa, acción que produjo su encuentro con otros teóricos de renombre con quienes estableció una relación de amistad y cooperación académica. La década de 1970 también marcó para Holmes el inicio de su carrera como escritor. A inicios de década publicó su manifiesto pacifista «Writers for Vietnam» e inició la publicación de Approaches to Translation Studies, que continúa hasta nuestros días (el número 33 fue publicado en 2010) y cuya
4 5

3

Cabe mencionar que Holmes tradujo el poema «Awater» al inglés. Dicha publicación periódica se dio con la colaboración de Ed. Hoornik y Hans van Marle; se incluían traducciones de poetas neerlandeses y flamencos; así como traducciones de poetas latinos, como Catulo y Marcial, siendo el tema predominante entre estos clásicos el homoerotismo. (Cfr.VAN DEN BROECK 1988: 4) 6 Sin duda el hecho de que haya sido traductor literario y a la vez un teórico, distinto de aquel que asumía la teoría de la traducción a nivel personal y subjetivo, constituye una paradoja. Holmes afirma que cuando se dedicaba a la reflexión teórica debía recurrir a una escisión personal de lo poético. (Cfr.VAN DEN BROECK 1988: 4)

trans:blanco.tumblr.com

dirección estuvo a su cargo hasta poco antes de su fallecimiento. Publicó Nine Hidebound Rimes y A Gay Stud’s Guide to Amsterdam en 1978.7 En la década de 1980, su obra como traductor continuó siendo reconocida; recibió el Premió de Traducción de la Comunidad Flamenca en 1984 mientras que el Centro de Traducción Literaria de la Universidad de Columbia instituía el premio de traducción «James Holmes». Como escritor publicó Billy and the Banquet (bajo el pseudónimo Jim Holmes) en 1981 y Early Verse, 1947-1957 en 1985; como traductor, la Universidad de Columbia publicó Dutch Interior: Postwar Poetry Of The Netherlands And Flanders de William Smith. Su último año de vida estuvo marcado por una lucha física y por la imposibilidad de transcribir en su poesía lo que venía sucediéndole. En 1985, se le diagnosticó la infección por VIH y sólo un año después falleció por complicaciones relacionadas al SIDA.

LOCALIZANDO A HOLMES

El legado de Holmes no es nada menos que significativo para la Traducción; podríamos decir que hasta crucial si tenemos en cuenta que muchos autores parten desde su idea de lo que debiera ser la Traductología para comenzar su reflexión. Es así que la década en la que él comienza a producir no traducciones, sino reflexiones acerca de la Traducción es la de 1970. Distintos autores coinciden en que dicho periodo se inició una etapa tan importante como la que había comenzado en 1950 tras la Segunda Guerra Mundial, cuyos principales ejes de reflexión eran la lingüística (la gramática contrastiva) y la traducción automática (o machine translation). Ubicar a Holmes en medio de estos periodos, dados sus importantes aportes y su rol de enlace entre los distintos teóricos que compartían su interés por la reflexión traductológica, no es tarea difícil. Existen diferentes propuestas para dividir la segunda mitad del siglo pasada teniendo como referente la reflexión y los estudios sobre la traducción. En este sentido, Vega Cernuda (2004) decide llamar a la primera mitad del siglo XX como «la Edad de oro de la Hermenéutica traductológica», denominando a los años que vinieron después de este medio siglo «la edad moderna de la teoría de la traducción». No hace mayores comentarios con respecto a las diferencias que existieron entre los enfoques de las décadas de 1950 y 1960 y aquellos de los años posteriores; simplemente decide considerarlos como una etapa moderna refiriéndose más bien a su contemporaneidad. Una estudiosa de la traducción próxima a Vega Cernuda,

4

7

Esta colección de 23 sonetos fue publicada bajo el pseudónimo de Jacob Lowland; su razón se basa en que la poesía homoerótica era aún considerada un tabú en los Países Bajos. Temía una posible persecución. Con el tiempo y el avance de la lucha de determinados grupos sociales, asumió su identidad y se dedicó a apoyar la equidad e igualdad tanto social como jurídica de las personas homosexuales. Adscribía su categoría identitaria al grupo leather. En el ámbito académico, inició la especialidad de Estudios Gay en la facultad de literatura; asimismo cooperó con la publicación Homologie y la fundación del centro de documentación Homodok. (Cfr. LTHR.NL)

trans:blanco.tumblr.com

Hurtado Albir (2001), comparte la idea de que en los últimos cincuenta años del siglo XX sí ocurrieron dichos estudios modernos y agrega una subdivisión: la época fundacional que ocurrió entre 1950 y 1960, la época en la que se hicieron planteamientos fundamentales en la década de 1970, el periodo vertiginoso de estudios descriptivos y explicativos desarrollados en los ochenta; finalmente, la década de 1990 comprende una mirada a lo que hizo durante las décadas anteriores. Por su parte Gentlzer (2001) habla de los Estudios de Traducción a partir de las influencias checas y eslavas (haciendo referencia al formalismo), planteando que en estas nacieron los esfuerzos belgas y neerlandeses para continuar con la investigación. Es en aquel momento en el que resalta la figura de Holmes, situándolo en la etapa que denomina Early Translation Studies. Otra autora también interesada en este desarrollo es Snell-Hornby. Por su parte, ella opta por dividir los estudios de traducción en turns o giros; señala que la etapa de la posguerra se ve caracterizada por un desarrollo teórico de perspectiva lingüística al que seguiría, en 1970, el pragmatic turn o giro pragmático. Snell-Hornby plantea que las siguientes dos décadas, 1980 y 1990, estarían caracterizadas por un giro cultural y el paso a la interdisciplinariedad respectivamente. 8 Estas divisiones de los periodos (salvo la de Vega), demuestran la presencia de un movimiento traductológico en 1970 distinto de aquel de las dos décadas anteriores. Es a principios de esta década que podemos localizar a James S. Holmes y su producción teórica. A continuación, proponemos un pequeño cuadro de resumen.

5

8

En la antología Translation and Power (2002), Tymoczko y Gentzler planten que en la década de 1990 se dio el power turn en los Estudios de Traducción, teniendo en cuenta la reflexión teórica de autores como Venuti y Gayatri Spivak.

trans:blanco.tumblr.com

PRINCIPALES ELEMENTOS DEL
ESQUEMA

En «The Name and Nature of Translation Studies»,9 James Holmes se encargó de plantear cuál era el estado de la disciplina traductora en su ámbito teórico y práctico tras el predecible interés de investigadores pertenecientes a áreas diversas por circunscribir la traducción dentro de sus propios campos de estudio y sus respectivos fracasos.
At first glance, the resulting situation today would appear to be one of great confusion, with no consensus regarding the types of models to be tested, the kinds of methods to be applied, the varieties of terminology to be used. More than that, there is not even likemindedness about the contours of the field, the problem set, the discipline as such. Indeed, scholars are not so much as agreed on the very name of the field.10 (Holmes, 1972: 173)

Es así que el académico infiere que existen tres problemas fundamentales que condujeron a tal situación: (1) La falta de canales de comunicación para que los investigadores se encuentren al tanto de los nuevos avances realizados por colegas; (2) la falta de una denominación adecuada para la disciplina traductora11 y (3) el desconocimiento del objeto y estructura de dicha disciplina. Con respecto al primer problema, cabe señalar que, una vez trabajando en la Universidad de Ámsterdam, Holmes se mantuvo al tanto de los distintos avances académicos con respecto a la traducción que podían darse en la lingüística, la literatura comparada, la crítica textual. Por este motivo asistía a las conferencias mundiales de la Applied Linguistic Asssociation y la Comparative Literature Association, donde la traducción solía contar siempre con un espacio de discusión. Además, estaba presente en los distintos encuentros de la FIT –en los que defendía la idea de que la traducción debía tener un enfoque académico y no sólo profesional–; en estos encuentros llego a conocer a Raymond van den Broeck, Itamar Even-Zohar, Anton Popovič. Estos nuevos contactos lo llevaron a organizar distintos congresos y conferencias en el marco de la investigación acerca de la traducción. Al respecto van den Broeck comenta:
These contacts made possible a fruitful collaboration, whose results are to be seen. A succession of three international colloquia, at Leuven (1976), Tel Aviv (1978), and Antwerp (1980) respectively, were the direct result of these contacts. If not the driving force behind these high-level academic encounters, Holmes certainly provided the inspiration behind them, and much experienced advice. The group of scholars at
9

6

Esta conferencia se llevó a cabo en agosto de 1972, en Copenhague, dentro del marco del Tercer Congreso Internacional de Lingüística Aplicada. No obstante, su permanencia como una presentación oral continuó hasta quince años después de su lectura original y sólo podían acceder a ella las personas que solicitaban a Holmes una copia (Cfr. TOURY: 2004: 44). 10 A primera vista, la situación resultante parecería ser una gran confusión, en la que no existe consenso alguno con respecto a los modelos que se deben evaluar, los métodos que se deben aplicar ni la variedad terminológica que deber emplearse. Más aún, no existe ningún acuerdo con respecto a los límites del campo de estudio, el conjunto de problemas, la disciplina en sí. En efecto, los académicos tampoco han entrado en consenso en lo referente al propio nombre de la disciplina. 11 Este problema y la solución, denominación, que propone Holmes no los discutiremos en esta sección, sino en «Los Estudios de Traducción como corriente».

trans:blanco.tumblr.com present becoming internationally known, from the circuit Amsterdam-Anwerp (sic)-Leuven-Nitra-Tel Aviv, can with a certain pride call itself Holmes’ progeny.12 (2005: 4)

Aunque Holmes no brinda una solución para el primer problema en este artículo, es importante reconocer que fue él quien logró unir las teorías y avances con respecto a la traducción de diversas escuelas y académicos. Creemos que su afán por lograr crear contactos entre los investigadores, así como su gran empeño por dar a conocer sus ideas y sus exhortaciones para trabajar conjuntamente son una muestra práctica de lo que debe hacerse para abordar dicho primer problema. Más adelante en el artículo, con respecto al objeto de los Estudios de Traducción, Holmes presenta la disciplina como empírica y encargada de describir los fenómenos con respecto a la traducción y establecer principios generales con el fin de predecir y explicar tales fenómenos. Es importante resaltar la calificación que Holmes brinda a la disciplina, puesto que más adelante Gideon Toury se dedicará a la reflexión de los estudios descriptivos tomando como referencia que la naturaleza de los Estudios de Traducción es empírica en principio. Este aspecto distancia la propuesta de Holmes de estudios anteriores cuyo enfoque era prescriptivo; no obstante, no se dejan de lado los principios generales de la teoría de la Traducción cuyo fin incluye la idea de predecir futuros fenómenos tanto en la traducción como proceso y como producto. Claro está que este fin predictivo no se relaciona con la manera correcta de traducir al nacer de estudios sobre la práctica traductora que describen, analizan, explican, pero no prescriben. Al respecto, podemos citar a Virgilio Moya, quien sugiere que Holmes asumía dicha postura descriptiva, puesto que al ser un traductor literario conocía de la complejidad de los textos y entendía que las decisiones en el proceso traductor no podían restringirse a un aparato normativo implantado por la teoría.
Un texto original, según Holmes y también según los estudios de traducción, puede tener tantas traducciones como traductores. Y es que sabe bien que la complejidad (de los textos literarios) está reñida con el determinismo, y que, para analiza y sistematiza las diversas soluciones […], que se le han dado a un original en la traducción, se ha de sacrificar todo tipo de prescriptivismo a favor de un método descriptivo que no exprese, no siquiera entre líneas, las preferencias personales. (2004: 132)

7

Tras identificar los problemas, Holmes traza uno de los modelos estructurales de los Estudios de Traducción más comentados hasta el momento y al que se hace referencia en numerosas
12

Estos contactos lograron una prolífica colaboración, cuyos resultados están por verse. La organización sucesiva de tres coloquios internacionales en Lovaina (1976), Tel Aviv (1978) y Amberes (1980) es el resultado directo de tales contactos. Asimismo, aunque Holmes no haya sido el propulsor de dichos encuentros académicos de alto nivel, no cabe duda de que brindó la inspiración así como su amplia y experimentada asesoría. El grupo de académicos que actualmente devienen conocidos internacionalmente, procedentes del circuito de AmsterdamAmberes-Lovaina-Nitra-Tel Aviv, puede llamarse a sí mismo y con cierto orgullo la progenie de Holmes.

trans:blanco.tumblr.com

publicaciones (CARBONELLI I CORTÈS, 1999; TOURY, 2000; HURTADO, 2001; BAKER, 2001; TOURY, 2004; SNELL-HORNBY, 2006, etc.). En esta estructura, los Estudios de Traducción atraviesan una primera división: ET Puros, y ET Aplicados. En el ámbito de los ET Puros, se concentran las ramas que buscan cumplir con el objeto de la disciplina que mencionamos anteriormente. Así, en la siguiente división de los ET Puros se encontrarán los Estudios Descriptivos de Traducción (EDT) y los Estudios Teóricos de Traducción (ETT). Los EDT son entonces la rama que perfecciona los demás aspectos de la disciplina, ya que al ser ésta empírica necesita de los datos e información recopilados a través de la observación y descripción de corpus con el fin de modificar, enmendar, refutar o comprobar lo expuesto por la teoría.13 Los EDT a su vez se dividen en función de tres focos fundamentales de investigación: producto, función y proceso. Los EDT orientados al producto se centran en la descripción de traducciones existentes, así como en la comparación de un Texto Fuente (TF) con su Texto Meta (TM) o de varios TM de un mismo TF. Asimismo, Holmes afirma que estos estudios pueden unirse con el fin de analizar aspectos como una lengua, una época o un tipo textual en particular. Holmes también propone que los EDT orientados al producto de gran escala pueden ser diacrónicos o sincrónicos, lo que conllevaría, en el caso de la primera opción, al desarrollo de una historia general de la traducción.14 Los EDT orientados a la función15 tienen que ver con la recepción de la obra traducida en una determinada lengua, las consecuencias de dicha inserción en el sistema de dicha cultura, la investigación de qué textos se tradujeron en determinados lugares y épocas. Holmes en ese entonces propuso que estos EDT podrían ser investigados por una posible área denominada «socio-translation studies» (1972: 177), no obstante, a partir de la década de los ochenta, los Estudios Culturales aplicados a la traducción han sido los que realmente desarrollaron esta rama. Respecto a los EDT orientados al proceso, Holmes propone que su campo de investigación sería el proceso mental que sucede cuando se traduce, es decir, con el aspecto psicológico de la traducción. Asimismo, afirma que hasta ese momento sólo habían existido especulaciones por parte de distintos teóricos acerca de dicho proceso, pero que no se había llevado a cabo una investigación sistemática en laboratorio; hasta el momento, el panorama sigue siendo aún bastante oscuro a pesar de los esfuerzos por parte de los estudios cognoscitivos. Refiriéndose a los ETT, Holmes diferencia la teoría general y las teorías parciales de la Traducción. En el caso de la Teoría General, Holmes critica las teorías que para entonces se habían desarrollado y se denominaban a sí mismas como generales,

8

13 14

Cfr. TOURY, 2004: 35 Cfr. HOLMES, 1972: 176 15 Entiéndase función con el sentido de valor de un elemento con respecto a un sistema. No debe leerse con el sentido que se le confiere en la Skopostheorie.

trans:blanco.tumblr.com

puesto que pensaba que éstas no cumplían el requisito de ser exhaustivas ni completas.
Most of the theories that have been produced to date are in reality little more than prolegomena to such a general translation theory. A good share of them, in fact, are not actually theories at all, in any scholarly sense of the term, but an array of axioms, postulates, and hypotheses that are so formulated as to be both too inclusive (covering also nontranslation acts and non-translations) and too exclusive (shutting out some translator acts an some works generally recognized as translations).16 (1972: 177)

De esta manera, el autor denomina teorías parciales a aquellas que sólo se encargan de uno o unos cuantos aspectos de la teoría y las clasifica mediante seis distintos criterios: medio (realizada por humanos, por máquinas o con la ayuda de éstas), sección (con respecto al estudio de pares o grupos de lenguas o culturas), rango (según la unidad de traducción que se estudia), tipo textual (con respecto a los problemas particulares de traducción que presentan de distintos tipos de texto), tiempo (según la época de producción de los traducciones: antiguas o contemporáneas), problema (con respecto a problemas específicos, como la traducción de metáforas, la equivalencia, la fidelidad, etc.). En este punto, Holmes asegura que en muchos casos puede recurrirse a más de un solo enfoque de estudio, puesto que los intereses de los investigadores así lo demandarían. Asimismo, recalca que no se debe dejar de buscar la Teoría General de la Traducción, y que un conjunto de teorías parciales no sería un sustituto suficiente ni adecuado. 17 Más adelante, Holmes presenta cuatro áreas aplicadas que se desprenden de los ET Aplicados (ETA). De esta manera, la formación de traductores se encargaría del desarrollo de métodos de enseñanza, así como de las técnicas de evaluación y el desarrollo de currículos; mientras que las ayudas a la traducción comprenderían los recursos terminológicos, lexicográficos (diccionarios, bases de terminológicas, glosarios institucionales, etc.) y gramaticales. No obstante, Holmes sugiere que los propios traductores deberían informar cuáles son sus necesidades con respecto a este tipo de ayudas, puesto que, en la mayoría de casos, estos no son suficientes. Por otro lado, Holmes presenta las políticas de la Traducción como el área que debería encargarse de brindar información acerca de la situación económica y social del traductor así como de definir el rol de la traducción como actividad y producto en determinados contextos. Para concluir la rama de los ETA, el autor menciona la
16

9

La mayoría de las teorías que se han producido hasta el momento son en realidad poco más que prolegómenos para dicha teoría de la traducción. En efecto, una buena cantidad de estos no constituyen teorías en absoluto, en ningún sentido académico del término, mas sí un conjunto de axiomas, postulados e hipótesis que se encuentran formulados de tal forma que son demasiado inclusivos (abarcando actos no traductores así como no traducciones) y demasiado exclusivos (dejando fuera algunos actos traductores y obras que se reconocen generalmente como traducciones). 17 Cfr. HOLMES, 1972: 181

trans:blanco.tumblr.com

crítica de la traducción, que se encargaría de brindar principios relevantes con respecto a la traducción para que las críticas se realicen menos intuitivamente y con mayor rigurosidad, con este propósito, el autor sugiere la interrelación entre académicos y críticos de la Traducción. Finalmente, Holmes se dedica a hacer algunas aclaraciones con respecto a la división que le da a las ramas de los ET y a otras dos dimensiones que serían necesarias para completar la disciplina: la historia y la metodología. Con respecto a las dimensiones histórica y metodológica, el autor propone que la primera sería necesaria para registrar el avance diacrónico de los ET Teóricos, Descriptivos y Aplicados, mientras que la segunda se encargaría de la selección de los mejores métodos de investigación para los ET. Como se puede apreciar, estas dos dimensiones no se encargan de las traducciones como producto ni como actividad, sino de la Traducción en tanto disciplina. El autor finaliza por establecer que la separación que hizo entre los ET Teóricos, ET Descriptivos (ET Puros) y los ET Aplicados no debe sugerir que la relación que existe entre ellos es unidireccional, sino una relación dialéctica:
In reality, […] the relation is a dialectical one, with each of the three branches supplying materials for the other two, and making use of the findings which they in turn provide it. Translation theory, for instance, cannot do without the solid, specific data yielded by research in descriptive and applied translation studies, while on the other hand one cannot even begin to work in one of the other two fields without having at least an intuitive theoretical hypothesis as one’s starting point. In view of this dialectical relationship, it follows that, though the needs of a given moment may vary, attention to all three branches is required if the discipline is to grow and flourish.18 (HOLMES, 1972: 183)

10

18

En efecto, […] la relación es dialéctica, teniendo en cuenta que cada una de las tres ramas provee materiales para las otras dos y utiliza los hallazgos que éstas le brindan a cambio. De esta manera, la Teoría de la Traducción no podría desarrollarse sin la información específica recopilada a través de estudios descriptivos de traducción. Por otro lado, no se podría trabajar en ninguna de estas dos áreas sin contar con, por lo menos, una hipótesis teórica como punto de partida. Considerando esta relación dialéctica y aunque las necesidades puedan variar en un momento dado, lo que sigue es prestarle atención a las tres ramas en conjunto con el fin de que la disciplina se desarrolle y progrese.

trans:blanco.tumblr.com

A continuación presentamos nuestra diagramación del esquema de James Holmes.
Figura 1 Nuestro diagrama

11
ALGUNAS IDEAS
COMPLEMENTARIAS Y CRÍTICAS DEL ESQUEMA DE HOLMES

Como mencionamos líneas antes, la propuesta de James S Holmes acerca de la estructura de la disciplina traductológica es citada en distintos trabajos de investigación y otras publicaciones. En algunos casos ésta se toma como referencia exacta, sin agregar ni quitarle elementos; en otros casos sí existen comentarios críticos que buscan ampliar, reestructurar o traer abajo la primera propuesta. En esta breve sección, mencionaremos las propuestas de que se presentan en Estudios Descriptivos y más allá de Gideon Toury (2004), Introducing Translation Studies de Jeremy Munday (2001), Traducción y Traductología de Amparo Hurtado (2001), y «Remapping Translation Studies: Towards a Translation Studies Ontology» de Sonia Vandepitte (2008) en el marco de dichas ideas complementarias y críticas que giran alrededor de la estructura de Holmes. Sin duda alguna, uno de los teóricos cuya investigación ha sido influenciada en gran parte por el trabajo de Holmes es Toury. El diagrama que él produce con respecto a los ET (figura 2) ha sido reproducido como si fuese el diagrama oficial de la propuesta de Holmes. No obstante, en la revisión hecha por Toury se explicitan y reafirman las ideas de Holmes mientras que se proponen nuevas ideas de acuerdo con los lineamientos ya establecidos. El académico busca reafirmar que la división de los EDT se encuentra justificada por la especificidad o focalización propia de un edt en particular; no obstante, también

trans:blanco.tumblr.com

señala que existe una interdependencia entre los estudios orientados al producto, función y proceso, puesto que entenderlas de manera autónoma terminaría produciendo «meras descripciones superficiales» (TOURY, 2000: 47). Así, podemos inferir que sólo podemos conseguir resultados satisfactorios si nos encargamos de edt orientados al producto que tomen en consideración la posición que éste ocupa dentro de la cultura receptora (puesto que el producto debe responder a ciertas necesidades de la cultura y ocupar determinados espacios en su polisistema literario), así como los elementos que lo vinculan con el TF (los que definirán las técnicas y estrategias a lo largo del proceso).19
Figura 2 TOURY 2000: 46

12

En el caso de los elementos teóricos y aplicados, Toury sugiere que la importancia de los EDT es crucial tanto para los ETT como para los ETA siempre y cuando los edt 20 se realicen apropiadamente (si este no fuera el caso, no se producirían mayores cambios a nivel teórico ni tampoco influirían en el desarrollo de, por ejemplo, nuevas tecnologías o nuevos métodos de enseñanza). Él plantea que no es necesario que cada edt tenga como fin revisar la teoría subyacente; no obstante, afirma que las conclusiones de edt bien realizados siempre afectan las teorías que los fundamentaron.21 Así, podemos notar que, al utilizar los verbos afectar y fundamentar, la relación entre los ETT y EDT es de interdependencia: el edt se realiza sobre una premisa teórica, una probabilidad o hipótesis, la que deberá ser comprobada o refutada a través de una descripción

19

Cfr. TOURY 2000: 49. Debemos tomar en consideración que toda la reflexión de Gideon Toury se produce desde la perspectiva polisistémica de su mentor Itamar Even-Zohar. 20 Haremos una diferencia entre los EDT y los edt. La abreviación en mayúsculas se refiere a la rama de la disciplina, mientras que la abreviación en minúscula hace referencia a los estudios descriptivos realizados particularmente. 21 Cfr. TOURY, 2004: 53

trans:blanco.tumblr.com

que conducirá a la producción de predicciones y explicaciones con respecto a textos ya traducidos o que serán traducidos. Así, la influencia que los ETT y los EDT tienen los unos en los otros es reafirmada; existe una continua alimentación y retroalimentación incontrovertible. No obstante, en el caso de los ETA, estos sólo pueden desarrollarse sobre los resultados de los dos anteriores. En dicho caso, la influencia es unidireccional en un primer momento, mientras que el impacto de los nuevos desarrollos producirán cambios en los ETT y EDT a largo plazo y sólo si éstos llegan a ser eficaces y eficientes: funcionales. En el caso de Jeremy Munday, él expande las subramas de los ETA de acuerdo a las actuales herramientas de traducción al agregar los sistemas de información a las propuestas por Holmes. Entre estas aplicaciones, Munday incluye: bases de datos, programas de traducción e internet. Asimismo, en los casos de la formación de traductores y la crítica de la traducción explicita las áreas de las mismas; no obstante, así como Toury, tampoco hace mención de las políticas de la traducción. Finalmente, Munday sentencia acertadamente que «the fact that Holmes devoted two-thirds of his attention to the ‘pure’ aspects of theory and description surely indicates his research interest rather that lack of possibilities for the applied side»22 (MUNDAY 2001: 13).

13

Figura 3 MUNDAY 2011: 13

22

El hecho de que Holmes dos tercios de su atención a los aspectos ‘puros’ de la teoría y la descripción sin duda indican su interés como investigador antes que la falta de posibilidades en el caso del ámbito aplicado.

trans:blanco.tumblr.com

Por su parte, Amparo Hurtado reformula la propuesta de Holmes al considerar que las teorías general y la parcial conforman un continuum de menor a mayor abstracción. Asimismo, plantea que las teorías parciales son variables antes que enfoques diferentes entre sí y éstas pueden darse tanto en los estudios teóricos, descriptivos y aplicados utilizando diversos enfoques teóricos y métodos de investigación. Debemos señalar que esta manera de plantear la Traductología es una actualización, puesto que Hurtado se presenta consciente del avance de la disciplina y los efectos que ha tenido aceptar el carácter interdisciplinario y productivo de los ET.

Figura 4 HURTADO 2011: 146

14

Finalmente, Vandepitte es la que asume la postura más crítica frente al esquema de Holmes. Partiendo de la enorme diversificación de perspectivas y estudios a la que hicimos referencia al inicio del presente artículo, Vandepitte señala que no existen estructuraciones claras ni coherentes que logren mapear la Traductología. Definiendo la Traducción de manera funcional, la autora comienza a mapear la disciplina traductora sobre la base de criterios rígidos (terminológicos; y particularmente aquellos que sirven para el desarrollo de thesauri) que produzcan una imagen coherente y científica de la Traductología. Esto conduce a la autora a plantear tres tipologías, una basada en el propósito, otra en el método empleado y una tercera en el tema tratado. Como resultado de su estructuración, Vandepitte busca producir una ontología de la Traductología coherente y real, que no sólo conduzca a nuevas investigaciones sino que sirva para la localización de temas específicos a través de la disciplina traductora. Creemos que el propósito de Vandepitte es válido; no obstante, apunta a realizar una purga que dejaría intactos a aquellos temas que pertenecen intrínsecamente (si es posible que haya alguno) a la Traducción, mientras que otros no podrían ser clasificados en absoluto, dada

trans:blanco.tumblr.com

su anti disciplinariedad: así ¿qué sucedería con las distintas perspectivas que pueden agruparse dentro de los Estudios Culturales?

LOS TRANSLATION STUDIES
COMO CORRIENTE

Para finalizar, quisiéramos problematizar brevemente acerca de la propuesta de denominación de Holmes y la que nosotros, hispanohablantes, utilizamos usualmente. Volviendo al artículo, con el fin de proponer una denominación propia para la disciplina, Holmes revisa y descalifica algunos de los nombres que solían utilizarse, puesto que, en algunos casos, éstos se encontraban irremediablemente parcializados con la formación del autor, como sucede con art y craft; mientras que otras de las denominaciones simplemente no eran correctas. De éstas últimas podemos mencionar: Ciencia de la Traducción (Science of Translation o Translation Science), ya que la investigación acerca de la traducción no había ni ha adquirido la precisión, la formalidad ni el grado paradigmático necesario para adoptar la categoría de ciencia; Teoría de la Traducción (Theory of Translation o Translation Theory), puesto que aceptar dicha denominación restringiría la disciplina a los estudios teóricos cuando se sabe que gran parte de la investigación también es aplicada. Asimismo, Holmes descalifica Traductologie por razones etimológicas y a causa de los reclamos de puristas quienes se negaban a aceptar la formación a partir de una raíz perteneciente al francés renacentista (proveniente de traduction) y un sufijo griego (-ologie)23. Entonces Holmes propone Translation Studies, sintagmación que sigue el patrón de otras etiquetas, como Cultural Studies, Gay and Lesbian Studies, y que, al momento de preparación del artículo, era una tendencia para denominar a las nuevas disciplinas. 24 Aunque el autor reconoce que no es una construcción de la que se puedan derivar fácilmente adjetivos, acepta que esta denominación no conduce a confusiones ni a malentendidos como los expuestos anteriormente. En la actualidad, Translation Studies es la denominación con mayor uso en inglés; 25 no obstante, en español, su uso es aún ambiguo y menos común que el de Traductología. Dicha ambigüedad se debe a qué comprenden los Estudios de Traducción (Translation Studies): ¿toda o parte de la reflexión acerca de la Traducción? Existen estudios sumamente importantes que utilizan la denominación ET para toda la disciplina; no obstante, también existe una marcada restricción de lo que los ET comprenden respecto a la Traductología en general. Por ejemplo, Hurtado nos dice que, en su libro Traducción y Traductología:
23

15

En inglés, Robert Goffin propone Translatology que, a diferencia del francés, contaría con una raíz del latín tardío (translatio). Cfr. HOLMES, 1972: 174 24 Cfr. HOLMES, 1972: 175 25 Cfr. SNELL-HORNBY, 2006: 42

trans:blanco.tumblr.com En este libro utilizamos la denominación Traductología, concibiéndola como ala disciplina, con entidad propia, encargada de analizar la traducción (escrita, oral, audiovisual) y que asume, pues, el conjunto de estudios en torno a ella; siguiendo la propuesta de Holmes, distinguimos tres ramas: teórica, descriptiva y aplicada. Consideramos que, estrictamente hablando, Teoría de la traducción es una formulación restrictiva, ya que abarca más bien sólo la rama teórica señalada por Holmes, y que denominaciones más genéricas, como Traductología o Estudios sobre la traducción definen mejor la totalidad de la disciplina. (2001: 135)

Para esta autora, tanto las denominaciones Traductología como Estudios sobre la Traducción (variante de Estudios de Traducción)26 pueden utilizarse indistintamente. Sin embargo, revisando las contribuciones de otros autores, podemos notar que existe una amplia tendencia a identificar los Estudios de Traducción con una escuela determinada, y que esta denominación sea intercambiable con Escuela de la manipulación, Escuela de los Países Bajos, Corriente polisistémica, entre otros. Por ejemplo, Moya dedica un capítulo específico al desarrollo de los Estudios de Traducción (junto con la teoría del polisistema) en su libro La selva de la Traducción (2004); Carbonell i Cortes también discute de manera separada los Translation Studies y lo hace junto las categorías apropiación e ideología en Traducción y cultura (1999); Enríquez Aranda presenta los EDT literarios con la escuela de la manipulación en Recepción y Traducción (2007); Gallego Roca también, en un acápite aparte, habla de los Translation Studies en Traducción y literatura (1994); finalmente, la brillante profesora Vidal Claramonte parte de la denominación Holmes para dedicarse a presentar el estado del arte de la Traducción sólo en el periodo 1970-1990. Personalmente, creemos que en el ámbito hispanófono la denominación Estudios de Traducción sí representa específicamente una corriente en particular y que su uso no es tan difundido como el de Traductología, dado que ésta última lleva en su composición morfológica la palabra logos, que es más común y afín con los nombres de otras disciplinas (en este caso, ciencias) como Biología o Psicología.27 Los Estudios de Traducción como propuesta innovadora se ven, además, identificados con los demás desarrollos teóricos de autores como Even-Zohar, Toury, Bassnett, Tymoczko, etc. que rompieron con los esquemas en los que se pensaba la actividad, el proceso y los productos de la Traducción. Esta identificación tal vez se deba a que, en principio, dichas propuestas teóricas

16

26

Nosotros utilizamos esta traducción de Translation Studies y no la propuesta por HURTADO Albir, Estudios sobre la Traducción (2001:133), porque ésta es la propuesta de Rabadán y Merino en la traducción del libro de Gideon Toury: Los Estudios Descriptivos de Traducción y más allá. Metodología de la investigación en Estudios de Traducción. 27 Tampoco se puede obviar el prestigio que se revela autoevidente de la morfología de la palabra.

trans:blanco.tumblr.com

asumen que la disciplina traductora es descriptiva y funciona de acuerdo a distintos ejes (siendo la piedra de toque, la cultura). ▪◊▪◊▪◊▪ Debemos finalizar recalcando el impacto que ha tenido el trabajo de James S Holmes, «The Name and Nature of Translation Studies», en la disciplina traductora. Su estructuración de la disciplina restableció la naturaleza empírica de la Traducción e hizo posible que académicos como Itamar Even-Zohar o Gideon Toury continúen la línea descriptiva sin olvidarse de nutrir la rama teórica en busca de las predicciones y explicaciones que configuren la Teoría General. Dicha teoría aún no se encuentra próxima a su concretización, pero los avances que se han logrado durante este periodo exploratorio no son menos trascendentales que aquella meta. REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS CARBONELLI I CORTÉS, Ovidi 1999 Traducción y cultura. De la tradición al texto. Salamanca: Ediciones Colegio de España. DONATI, Marta 2007 James S. Holmes. Forms of Verse Translation and The Translation of Verse Form. Milano: Scuola Superiore per Midatori Linguistici. HOLMES, JAMES S. [1972] 2000 «The Name And Nature of Translation Studies». En Lawrence Venuti (editor). The Translation Studies Reader, pp. 172-185. Londres y Nueva York: Routledge. HURTADO, Amparo 2001 [2004] Traducción y Traductología. Madrid: Cátedra. KELSON-LAURTIZ, Marita 2001 «James S. Holmes». En Robert Aldrich y Garry Wotherspoon (editores). Who Is Who In Contemporary Gay & Lesbian History. From World War II to The Present Day, pp. 194. Londres: Routledge. LTHR.NL 2008 «James S. Holmes (1924-1986)». En LTHR.NL. Fecha de consulta: 3 de julio de 2010. <http://www.lthr.nl/?p=18> MUNDAY, Jeremy 2001 Introducing Translation Studies. Londres: Routledge. SNELL-HORNBY, Mary 2006 The Turns of Translation Studies. Filadelfia: John Benjamins. TOURY, Gideon 2004 Los Estudios Descriptivos de Traducción y más allá. Metodología de la investigación en Estudios de Traducción. Traducción de Rosa Rabadán y Raquel Merino. Madrid: Cátedra. VAN DEN BROECK, Raymond 1988 [2005] «Introduction». En Translated! Papers on Literary Translation and Translation Studies, pp. 1-5. Amsterdam: Editions Rodopi B. V. VANDEPITTE, Sonia 2008 «Remapping Translation Studies: Towards a Translation Studies Ontology». En Meta : journal des traducteurs / Meta: Translators' Journal, Vol. 53, N° 3, pp. 569-588. VEGA CERNUDA, Miguel Ángel 2004 Textos clásicos de teoría de la traducción. Madrid: Cátedra.

17

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful