1

UNIVERSIDAD DE CHILE FACULTAD DE FILOSOFÍA Y HUMANIDADES DEPARTAMENTO DE FILOSOFÍA

CREO, LUEGO EXISTO
BASES PARA UNA NUEVA TEORÍA DE LA IDEOLOGÍA

Tesis para optar al grado de licenciado en Filosofía

Juan Francisco Herrera J. Profesor Guía: Carlos Miranda Santiago, mayo 1990

2

A quienes pertenezco, en especial a ti...

3

AGRADECIMIENTOS

Dada la situación en que vive un estudiante medio de esta universidad, y dada la precaria infraestructura que esta facultad dispone para la elaboración concreta del trabajo como el aquí presentado, el autor tuvo que recurrir a la solidaridad que, gracias a no sé que, aún queda en nuestra gente. Mis agradecimientos van para mi amiga y vecina Agueda, quien facilitó desinteresadamente los elementos necesarios para la concreción de esta tesis, y para Paulina quien, estando a cargo de una unidad de computación en otra universidad, puso a nuestra disposición sus conocimientos y gran paciencia, haciendo posible aquello que en primera instancia parecía no serlo. En forma especial a “mi leal compañera” Alejandra, que en verdad se la jugó quizás más que yo, para que esto saliera adelante.

..................... ................ 29 33 37 41 CAPÍTULO III De una forma de ver el mundo a una forma de organizarse en el mundo................El grupo...... CAPÍTULO I Crítica del paradigma marxiano de la ideología....Verdad y creencia.......... INTRODUCCIÓN.........La ciencia: ¿Un juez de las manifestaciones sociales? .............................................. Ciencia y Política.... el eslabón que faltaba................ .....Crisis de la modernidad..Filosofía política: Ciencia v/s Técnica .. .......4 ÍNDICE Página PRÓLOGO.La creencia ¿simple doxa? ............... .................. 01 05 12 20 25 CAPÍTULO II Pongamos las cosas en su lugar... ..........Una autocrítica necesaria.

Ley de incompletud. .La superación de la contradicción.y algo más.. 48 52 55 58 63 69 . CONCLUSIONES .La ideología una realidad biológica.fuerza o la fuerza de un colectivo? .Recapitulación .. ideas .5 .¿Las ideas .Imperativo de pertenencia. .materia. .

EDAF SA. aunque poco atados por nuestra animalidad. Madrid 1984. viejas y caducas interpretaciones metafísicas acerca del hombre y su razón. una y otra vez. se han conceptualizado nuevas aproximaciones al hombre. como si en las disciplinas científicas. Por más comprensible que resulte dicha negación. pág.1 PRÓLOGO “Conocimiento es dolor: los que más saben deben llorar más profundamente sobre la verdad fatal: el Árbol de la Ciencia no es el Árbol de la Vida” 1 Desde el momento en que aceptamos como parte de nuestra cultura la idea de una evolución biológica. por así decirlo. que nos hace creer que somos. y sí creemos han pasado muchas cosas. volvemos. hemos también de concordar con las consecuencias que esta concepción trae consigo en los diversos campos de vida del hombre.de estas tesis. más tarde por Freud. El problema de dicha aceptación radica principalmente en que es un nuevo y duro golpe a nuestro egocentrismo humano. . desde sectores culturales que poco o nada se guían por el no asuman en su verdadera Al tiempo que “conocimiento científico“. para darnos cuenta que esto conlleva un replanteamiento de todo el problema humano: sin embargo. 107. a través de esquemas más concretos que especulativos. entes que. Cuán doloroso fue el golpe asestado por Darwin. a articular dimensión la gravedad -por su peso teórico. para seguir con Nietzsche y Marx. no hubiera pasado nada. y negamos con ello la posibilidad de actuar sobre bases “reales“. especialmente las sociales. pertenecemos a una órbita especial del cosmos. a nuestro ego. Es cosa de reflexionar en el significado de la teoría de la evolución y en los principios de la vida. fue necesario un siglo para que se llegara 1 Citado por Nietzche en “Humano demasiado humano”. herederas de la tradición filosófica. sin embargo nos negamos aún a asimilar dicha información. es completamente reaccionario y anacrónico que las ciencias mismas. más terrenales que metafísicos.

entonces una teoría que queda corta en la aprehensión del fenómeno. como si fuera cosa de prescindir de un fenómenos social a través de simples palabras. El problema a plantear en este trabajo ocupa un lugar similar a las propuestas hechas. tenemos por otro lado. así como los nuevos intentos revolucionarios del tercer mundo. “Mente. a tal punto que por el lado de la tradición marxista y el movimiento comunista internacional la forma de enfrentar situaciones nuevas en el aspecto ideológico ha tenido una cantidad tal de reveses que muchas veces ha pecado de reaccionario. más en las situaciones concretas nunca han dejado de ser problemático.a Darwin. científico e intelectual de nuestros tiempos. lo que juega en contra de su práctica . mente-cerebro (John Searle. por los llamados filósofos de la sospecha. Al observar hoy día a pocos años del 2000. alma-materia. varios miles de páginas dedicados a la muerte de la ideología y el fin de las utopías. y que para dicho análisis hace falta incluir muchos más elementos que los puestos en cuestión para dar siquiera una pequeña luz acerca de éste. cerebro. como en los casos conocidos de centroamérica. son en la práctica fenómenos de una envergadura tal que posibilitan replantearse desde las bases mismas un problema que creía haber quedado solucionado en la doctrina. hasta llegar a asumir las experiencias concretas sin más teoría que la práctica misma. el problema de la ideología en su relación con la vida política de nuestras sociedades no podemos dejar de pensar que es ahí donde reside el principal problema filosófico. a más de 70 años de la revolución de octubre. a los cuales habría que incluir. el distanciamiento de los proletariados occidentales de las doctrinas marxistas. “Biología y conocimiento”). El desarrollo y lo últimos avatares del socialismo real.2 a un planteamiento coherente y conciso acerca de la raíz biológica y vital del conocimiento (Jean Piaget. y en un lugar preponderante -a pesar de no ser propiamente un filósofo. con 16 años de dictadura. mezcla de misticismo religioso con teoría marxista. en sus tiempos. Por un lado. o a plantearse hipótesis que puedan zanjar la contradicción inevitable instaurada por la tradición filosófica de espíritu-cuerpo. a 100 años de Marx. ciencia”).

Contradicción. Pues. ciertos contenidos o estructuras que en poco o nada se diferencian: nos referimos a las conductas del colectivo: clan. Desde esta perspectiva los colectivos sociales o grupos cuentan con una identidad propia y original. etc. tanto así que la vida de un pueblo ateo por decreto. De tal modo que su necesidad descansa en elementos que escapan al control racional del . religión. cómo las funciones de la religión adoptan el ritual del ceremonial político. a nuestro entender. por sobre las formas concretas. es “llenada” a través de una sacralización de la política. la iconografía.3 política. y por otro una negación en el plano práctico de un factor que no necesita carta de acreditación teórica para existir. cambien una función vital: actualizan una estructura primitiva de toda sociedad. en el sentido de que se conservan. en definitiva vivir. aparentemente. De alguna manera los experimentos concretos de los socialismos reales. nación. la ceremonia del aniversario. partido. son el resultado de un proceso de organización social. las visitas al mausoleo de Lenin. Los colectivos. único medio que hace posible al hombre enfrentarse a la corrosión del tiempo. en términos simbólicos. Al hacer esto nos salta a la vista que las diversas manifestaciones de la vida colectiva en general son idénticas. de las contradicciones materiales en un país sin contradicciones. La política que dentro de los textos es presentada como la sistematización más elevada. Vemos en el caso de los países socialistas. o ideologías. así como de las revoluciones emergentes. nos deben servir de guía en el análisis que emprendemos: lo que observaremos detenidamente son las estructuras similares que se manejan dentro y fuera de estas sociedades para llegar así a una concepción más universal y real del fenómeno ideológico. no reductible a otros factores. sino. alejándose aún más de una posible captación del problema. no son manifestaciones de éste u otro colectivo. se convierte en un remanente de tal importancia que es sólo gracias a ella que se consigue mantener la unidad del colectivo.

.4 hombre. a materializar su existencia en un “nosotros”. Éste es el nuevo golpe. El hombre está condenado a vivir en la ideología.

5 INTRODUCCIÓN El enfoque que hemos de utilizar en la realización de este trabajo parte de la crítica de algunos conceptos básicos utilizados hasta el momento por la tradición marxista. a pesar de haber otras conceptualizaciones. la necesidad de pertenencia y otros que revisaremos. lo cual hará posible reconceptualizar el problema de la ideología. ésta asumida en su positividad. nos referimos a factores como lo afectivo. Los planteamientos generales tienen directa relación con lo expuesto por Regis Debray en su libro “Crítica de la razón política” 2. . a nuestro modo de ver. pero de que el origen está ahí no hay duda. daremos un rodeo por la creencia. Proponemos realizar dicha terminología y marco teórico en lo que respecta al estudio del fenómeno ideológico.. también angustiante reflexión en torno hasta lo que hasta ese momento era un pilar fundamental de nuestras vidas. “Crítica de la razón politica”. En aquel texto se propone una vía diferente en la descripción del fenómeno ideológico. Ediciones Cátedra S. En su fase constructiva. Madrid 1983. porqué no decirlo.A. A decir verdad. que integra aquellos elementos que el marxismo tradicional no considera. el cual. no recibían de dichos análisis el 2 Regis Debray. debemos en gran parte a aquel texto la realización de esta tesis: que además nos llevó a una profunda y. para seguir con un análisis de los colectivos a través de la noción de grupo. Habría que señalar que hemos tomado el marxismo como punto central de la crítica. no es abordado desde una teoría realmente globalizadora que de cuenta efectiva de los elementos que entran en juego en dicho fenómeno. por lo siguiente: creemos que ahí donde residen las bases de las principales reflexiones que se han dado en torno a este problema: es en Marx donde el concepto adopta la significación que hoy conocemos: bien pueden haber diferentes apreciaciones acerca de fenómeno. Aun cuando estos pudieran ser mencionados por lo teóricos marxistas como partes de lo ideológico.

En efecto. ha causado tantos retrocesos como el enemigo real. hacía prever un pronto ascenso al socialismo. al tiempo que aparecen o siguen apareciendo situaciones dentro del socialismo real como los nacionalismos y una incipiente pero fuerte vuelta al pluripartidismo. lo científico. la “obsesiva” creencia en los factores materiales. negando en cierto modo la realidad del hecho psicológico mismo. el movimiento de las fuerzas reales: el surgimiento del nazismo. sino refutada por lo menos a muy mal traer. Tal falencia le ha costado muy caro al marxismo en términos teóricos y al mismo tiempo prácticos. . contribuye al desprestigio de la teoría de la ideología. o es que la misma palabra se ha viciado y adquirido características que son completamente ajenas a lo teórico: DE HERRAMIENTA TEÓRICA HA PASADO A LA CALIDAD DE INSTRUMENTO POLÍTICO. si se piensa y “cree” que la ideología como parte de la superestructura no es más que la representación mistificada de la realidad concreta y que no es ella más que falsea conciencia: al mismo tiempo que se cree es en la estructura económica donde se juega en verdad el curso histórico. frente a fenómenos como el nazismo. o sea “lo real”. La manera -que se ha hecho cotidiana en la política.6 valor que. A diestra y siniestra se acusa al adversario político de ideológico tratando con ello de aparecer del lado de lo verdadero. ameritan ser vistos desde perspectivas más amplias y eficaces teóricamente que logren dar cuenta de dichas situaciones. la teoría queda. en Latinoamérica especialmente. como ejes del proceso histórico. De tal manera.de ver a la ideología como falseamiento de la realidad. por decirlo de algún modo. la falsa conciencia. léase económicos. que la revisión de la teoría ideológica se hace cada vez más urgente. o habla muy mal de sus marcos teóricos. Esa situación mínima que es recurrente en los partidos marxistas. recordemos: en 1930 la situación material. creemos a ellos corresponden. Por otro lado la unión de doctrinas marxistas y cristianas. determinó un hecho absolutamente imprevisto que contradijo. Más bien se suele dejar de lado los aspectos psicológicos a la hora de analizar problemas como éste. en cambio la superestructura.

op. no teniendo como dice Debray. las ideologías permiten al hombre actualizar categorías a priori de lo social. a decir Debray aspecto connaturales al hombre como la necesidad de pertenencia y psicobiológicos. el estar ahí o en eso va mucho más allá de unos cuantos razonamientos ideológicos: reconocerse en un colectivo 3. la ideología la pretensión de verdad. por más falsos que puedan ser los postulados. Lo que queremos decir es que el tipo de análisis implicado por los supuestos del marxismo sólo actúa sobre el discurso ideológico sistematizado evaluándolo en términos de verdad y falsedad. aún cuando en términos epistemológicos esto pueda ser válido. una ideología como la contractualista por ejemplo. 174. en el sentido en que responden a factores de orden psíquico pues es el individuo que está en determinada ideología y el que consciente o no 3 R. cit. . Debray. premisas y conclusiones de una ideología. En definitiva. Al momento que se plantea que la ideología es falsa conciencia. Los supuestos utilizados por Debray. no lo haremos ni siquiera dudar de sus convicciones. podríamos caracterizarlos como implica. pues para él. pero sí dificultoso comprender a cabalidad el fenómeno ideológico. se está proyectando una estructura de análisis de lo político e histórico en términos de verdadero y falso. es vista únicamente en el sentido de cómo ella oculta los verdaderos móviles de la estructura económica. no digamos imposible -por respeto-.7 Pretendemos mostrar que a partir de las mismas bases dadas por Marx se hace. con dicho análisis no tocamos en ningún momento las bases del proceso que lleva a multitud de países a determinar sus ajuste políticos de acuerdo a esta doctrina. de tal manera que o son eficaces en el cumplimiento de esa necesidad primera o no son nada. sino de efectividad. esto no determina su funcionamiento real. De hecho. evidente y verdadero. mistificación del proceso real.. Por más que demostremos a un guerrillero creyente en la teoría de la liberación que desde una perspectiva cristiana su acción es inválida o desde una perspectiva marxista ortodoxa que la religión y su creencia se contradicen por lo dicho por Marx o que es simplemente ideología. pág. En efecto.

Usando la imagen mil veces utilizada. un colectivo. lo que queda oculto es dejado fuera en los análisis tradicionales.sino que es el proceso mediante el cual el colectivo mismo es formado. garantizado su objetivo. no se está en un partido o en una religión porque se haya leído a sus fundadores. es la afectividad en último término la que conduce el proceso de membrecía. perdiéndose. La ideología dentro de este esquema atraviesa la vida humana radicalmente. desplegando toda su energía con ese fin. como se han perdido. sino por algo mucho más elemental. resultando ser el factor determinante de la formación de una ideología. ni mucho menos. sino más bien que sólo es parte del fenómeno ideológico. La efectividad de un discurso político sistematizado como el de los contractualistas tiene valor sólo en la medida en que es asumido por una formación social.8 participa de un colectivo: y por otro lado estas manifestaciones derivan de que el hombre al “crear” o participar de un cuerpo organizado hace que este último adquiera caracteres biológicos desde el momento en que está sujeto al término y en definitiva a la muerte. multitudes de iluminados en la historia de la humanidad. Pero no es solamente un discurso determinado que ha alcanzado un grado de abstracción y sistematización -como lo que suele ser entendido por ideología. y eso escapa en gran parte a la intención del emisor. Al ser adoptado como propio este discurso se convierte en un mecanismo de cohesión. o sea depende en último término del lector y no de la intención del autor. no es un simple discurso que atraviesa el espacio de aquel colectivo sino una mezcla extraña de lenguaje y sentimiento inmune al “epistemólogo”. el sentimiento de pertenencia. En tal sentido toda la organización o colectivo tiene como finalidad primera -como todo ser vivo.seguir viviendo. es a través de ella que el colectivo mantiene la cohesión necesaria para seguir siendo lo que es. Cualquier discurso o texto por más pretensión que tenga de lograr articular un movimiento social no tiene. No es que el discurso no sea importante. así también el texto que logra convertirse . Así como la interpretación del texto es abierta. es la punta del iceberg.

Llevando estos planteamientos al análisis político nos damos cuenta que en él se juega con elementos que poco o nada se dejan evaluar con criterios racionales. creemos que reducir el análisis ideológico al discurso sistematizado de sus epónimos no representa de ningún modo un método válido para comprender lo complejidad del fenómeno. En definitiva. Como vimos y vemos cotidianamente. DE TAL MODO QUE NO HAY POLÍTICA SIN IDEOLOGÍA. que sus planteamientos sean el eje central de un nuevo colectivo. es posible. es mostrar la necesidad de la ideología como categoría a priori de la vida social: NO HAY COLECTIVO SIN IDEOLOGÍA. determinar cómo se produce una creencia en términos psicológicos. sólo veamos el caso de Marx. Saber porqué una idea y no otra.9 en medio para la constitución de un colectivo no depende de la intención de su autor. son pasos que están pendientes. por más que éste pretenda escapar al adoctrinamiento o a la focalización de su pensamiento en estructuras de creencia. no es la racionalidad la que se impone en la práctica política. Hay como un lógica de lo irracional en lo político que impide en gran medida una ciencia política. por más que pretendan algunos contar con elementos científicos. o mejor. Lo que Debray hace. y esa es su contribución. la efectividad de un programa depende de situaciones bastante azarosas m{as que de la claridad de sus supuestos. . Las ideas que funcionan en nuestra sociedad son productos históricos que tienen un surgimiento determinado: el paso mediante el cual dichas ideas son aceptadas y hechas propias por un colectivo es de vital importancia.

.10 CAPÍTULO I CRÍTICA DEL PARADIGMA MARXIANO DE LA IDEOLOGÍA.

40. Al observar la ideología Alemana. Así mismo. Lo cierto es que de acuerdo al planteamiento general. solemos caer en el error de utilizar esquemas epistemológicos en manifestaciones sociales donde el problema no reside en la verdad de sus premisas. con la distorsión que implican de aquella realidad-. aparecía como universal. Pueblos Unidos. en una especie de platonismo. que no logra ser captada por aquellas conciencias. Marx. Grijaldo. Ed. Montevideo. asumía una conciencia. su situación concreta. una K. a nivel simbólico. asignado a uno el grado de realidad plena y al otro. De hecho es poco lo que hay sobre psicología en la tradición marxista. La burguesía. 1972. no habría cabida para un estudio coherente acerca del individuo y sus colectivos en términos que no sea simples reducciones a fenómenos de relaciones de producción. Habría de tal modo. pág. no dando cuenta en forma plena de aquella realidad subyacente. como producto de una clase: la dominante. el de mera ilusiones -sombras. es difícil no pensar en ella en un sentido peyorativo. esto es de acuerdo al estado de las fuerzas productivas. o sea. en otras palabras. UN JUEZ DE LAS MANIFESTACIONES SOCIALES? Al intentar conceptualizar lo cotidiano desde puntos de vista teóricos. cuando hablamos de ideología dentro de este esquema. un curso real. El marxismo adolece de ese error de conceptos desde su base misma. Coedición: Ed. relegó toda manifestación concreta de la conciencia individual y colectiva al libro de las anécdotas. en consonancia con su situación privilegiada. que a manera de espejo reproducía en forma sistemática. una verdad histórica.11 LA CIENCIA. Al introducir distintos niveles de realidad en el todo social. sean políticas. se reproduce en la conciencia de una manera mistificada.4 El problema residía en que aquella manifestación real de lo real. religiosas o filosóficas. “Ideología Alemana”. verdadera. lo primero es falsa conciencia: la realidad. vemos como Marx comprende por ideología todas aquellas formas creditivas. la base de producción. 4 Hay falsa conciencia porque hay una conciencia .

De este modo. no podemos desde la política plantear siquiera el problema. De tal modo que. . Es evidente. que como clase dominante imponía al todo social como “la forma” de ver el mundo. Lo real abajo. “verdad” y “falsedad”.12 cosmovisión. pág. cit. podríamos decir. olvidándose. La pregunta es si de acuerdo a este esquema nos es posible comprender el fenómeno político política-. 126. op. al dar cuenta de una eterna sincronía sin pie en el devenir. son mera apariencia. que dentro del esquema marxiano el análisis de la política sólo puede hacerse reduciendo su existencia a relaciones de producción. entonces. y que sólo daba cuenta de un momento del curso real de la historia. La coherencia teórica nos impele considerar el fenómeno político como un aspecto más de aquella superestructura. a decir. Debray. “producción (material) y “reproducción” (ideal). las disputas políticas son sólo reflejo de las contradicciones materiales. que su visión era particular. o sea en la base productiva. son paralelos inevitables de este esquema. Desde el principio. de qué manera se da la 5 -y comprender lo político es muy diferente a estar en la R. y como cada uno de ellos calza completamente con la metáfora “tierra” (base) y “cielo” (superestructura). lo aparente arriba5. entonces. Lo que nos interesa recoger de estos planteamientos es el lugar asignado a lo fenómenos ideológicos en su relación con la base productiva. puesto que no está en sí su causa. en el mundo de la ilusión. En el paradigma marxiano observamos como “realidad” y “apariencia”. reflejos de un “otro” oculto. El momento oculta el proceso. y puesto que la real fuerza y los móviles están en la tierra. Los hombres están imbuidos en falseamientos de la realidad. se niega la validez al problema.. que la ideología se reduce a una reproducción distorsionada de la realidad en el nivel simbólico. y en tal sentido todo el accionar político está sumido en la oscuridad de las sombras. No son realidades. o no dándose cuenta. lo que implica plantearse el problema en otros términos.

. La ciencia. interpreta la realidad de acuerdo a sus criterios básicos: verdadero o falso. la forma en que falsea la realidad. que aquello es sólo momentáneo y no de responsabilidad humana. Al ir al encuentro de lo político mide cada tendencia en términos de su doctrina. llegado el momento puede captar en forma adecuada lo real. Pero también es cierto. así. El hecho es que mientras no llegue aquel momento el hombre seguirá viviendo dentro de una falsa conciencia. y esto en el caso de la ideología. su darse cuenta del mundo distorsionado. todo el sistema de creencias tendrá el propósito de ocultarla. implica considerar a priori. la cual esa analizada e interpretada en relación a lo que está estipulado como realidad. En efecto el mismo desarrollo de las fuerzas productivas llevaría al hombre a sincronizar su conciencia con la realidad. intentos -parchesmuchos. tiene su conciencia. Verifica de qué manera aquel sistema esconde las contradicciones. No vive en la verdad. al tiempo que nos augura un encuentro con la luz. la que determina este estado. todo movimiento político o religioso como una forma falseada de vera la realidad. El hombre dentro de este esquema.13 relación base . Recordemos que para la teoría hay una realidad que es definitiva: sin no hay concordancia con aquella. establece su propia cosmovisión. es la realidad. vive en la ilusión.superestructura? cómo se transmiten las fuerzas a las formas? cuál es el camino de la tierra al cielo? Respuestas no hay. lleva a cada una de sus ideas a contrastarlas con el sustrato verdadero. La teoría impone un modo de ver lo concreto y de enfrentar la práctica real. El resultado reafirma la premisa: el hombre no vive en concordancia con la realidad. Ilusiones que matan. en una no adecuación con la realidad. por lo cual este mismo hombre seguirá luchando y muriendo por dichas ilusiones. es decir. la base material.

apariencias de una realidad oculta. de este modo. él no depondrá sus odiosidades por un argumento más. puesto que la responsabilidad de aquel estado no está en sus manos. La teoría. políticos. que en términos teóricos. demostrarían que su exceso de nacionalismo estriba en desconocer las leyes de la historia y el movimiento real de las fuerzas productivas.14 Por más que presentemos a un armenio mil razones. introducir criterios epistemológicos en la práctica política? Hay en este caso un exceso de racionalismo. En efecto lo que hay detrás de dicho esquema es un anhelo de racionalidad que se traduce en: l) develar el curso de la historia. es seguro que no lograremos nada. Adequatio rei et intellectus. si creemos en dicha teoría hemos de creer que esto es sólo momentáneo. no deja aparecer aquello que es en forma plena.mundo. Dichas luchas son vistas por la teoría como efectos de un “otro”. sean religiosos. que el hombre tiene otra posibilidad de ser. sino en otra instancia que tiene sus propias reglas. lo que coincide con lo grotesco de su irracionalidad: el eterno enfrentamiento entre colectivos. El problema reside entonces en la constatación de que en ningún caso podemos observar plenamente la adecuación esperada entre planteamientos ideológicos y realidad teórica -a no ser en aquellos que nos siguen-. o nacionales. pero que se mueve misteriosamente hacia la reconciliación. ¿Cómo podemos. . II) plantear el desencuentro y encuentro de la coherencia (racional) hombre . entonces. otorgamos sentido a las cosas de acuerdo a esquemas de pensamiento. Nos ayuda a comprenderlas como pasos necesarios. Marx es su principal gestor. La historia se mueve porque hay creencias y las creencias se sustentan en principios que en poco o nada se adecuan a las verdades de la ciencia.

la teoría marxista llevada por este impulso de cientificidad establece paradigmas tales que hacen aparecer a la práctica política... 6 . al ser analizado adolece de graves contradicciones y/o faltas de experiencias verificadoras o de registro histórico. Yo tengo la verdad. o más bien las prácticas humanas difieren respecto a sus funciones y que dentro de L. lugar del hombre en aquel discurso. como formas ilusorias. Cuadenos de Pasado y Presente. Deberíamos decir que la ciencia así vista asume funciones que a ella no corresponden. Althusser: “La filosofía como arma de la revolución”. en el sentido de ir a ocupar un lugar en la práctica social equivalente al de los objetivos de estudio. A título de qué?: porque observa que la forma en que aquellas instancias (religiones.” (Althusser) 6 Tenemos por un lado. Este problema es planteado por Debray en términos de ver que la sociedad. La pregunta que conlleva tal observación es si aquellas prácticas sociales tenían por sentido dar cuenta del mundo en los mismos términos que lo hace la ciencia. Entonces qué cosa hay de aquella manifestación?. contenidos de conciencia y otros. De hecho no. 22. el problema residió en que en vez de asumir la función propia de conocimiento tendió a introducirse la práctica social en forma fiscalizadora. efectivamente la ciencia después de los éxitos obtenidos en el ámbito de la “naturaleza” despliega todo su instrumental hacia el campo social. Córdoba 1979. y por otro lado la arrogancia científica de pretender dirimir todos los contenidos sociales en términos epistemológicos. a razón de su no acuerdo con los principios establecidos por la teoría. movimiento histórico de un origen hacia una meta. movimientos políticos. la teoría que descansa en fundamentos metafísicos: sentido de la vida humana.15 “La doctrina marxista por el contrario es científica.) representan su credo en el discurso. principios ineludibles en la conciencia científica. pág. etc. El caso que aquí analizamos es evidente. ustedes no. anhelo principal de la tradición filosófica.

op. del orden de la causalidad. La ideología así aparece como el resultado de un análisis científico. que establece que las formas políticoreligiosas están absolutamente imbuidas de ideología. en el sentido siguiente: tenemos una teoría. determinar grados de responsabilidad. el juez. en cuanto que son formas mistificadas de lo real. es decir. el hombre probablemente práctico. sino de explicar. .. En suma. No se trata entonces. que la manera de expresar o representar dichas reglas aparece en forma de juicio y tendería por ello a confundirse con el tipo de juicio que establece la ciencia. efectivamente. Debray. cit. sean humanos o no. la diferencia recae. prefiere un juicio con la intención de hallar culpables. esto es.16 ellas la ciencia como función de conocimiento es posterior a la organización del colectivo. y este es el punto. 7 8 R. A decir de Debray “me permite pasar una imputación (la culpa de) por una explicación (a causa de)”8. o sea un producto de la práctica explicativa. cit. Debray. 90.. R. sin embargo. op. Por su parte el juicio explicativo pretende comprender y determinar causalidades dentro de las cosas y las personas. pág. este ser algo pasa por organizarse como colectivo. ocupa al mismo tiempo el registro de la imputación al condenar a esas formas “culpables” de falsear la realidad. es por esto que en la historia aparece en primer término el sacerdote o la función sagrada como la forma de delimitar y reglar el accionar del colectivo. que en último término hagan posible la mantención conexionada de la organización. El problema que se suscita con el esquema marxiano se enlaza con lo anterior en cuanto establece una teoría de la ideología que más que comprender intenta actuar en la sociedad. Es claro además. ambas funciones ocupan el mismo lenguaje para representar sus contenidos. según esto. de enjuiciar a través del conocimiento. en la intencionalidad última de cada juicio. pág.7 Antes de querer explicar y comprender el mundo hay que ser algo. 85. más allá de culpables o inocentes.

la religión y también la filosofía en su tarea del conocer aplica esquemas cognitivos que tienen absoluta dependencia del momento histórico en que aparecen. op. . Es desde aquí. o la serie de determinaciones que juegan dentro del todo social. una premisa básica de esta teoría es que.” (K. No se trata de querer que todo pase por el tamiz de la experiencia.17 CRISIS DE LA MODERNIDAD “Solamente (comunismo) corresponde al llegar coincide al a esta la fase propia de los actividad con la vida material. lo que desarrollo individuos como individuos totales y a la superación de cuanto hay en ellos de natural . 80. o sea la historia real. hacen que cada elemento tenga una conexión directa o determinada con o por los diferentes niveles del todo. pero sí a lo menos que pueda en algún punto. cit. de tal modo que la especulación filosófica y científica no puede estar a salvo de esta constante. Efectivamente. Habíamos dicho que el sistema marxiano a la hora de conceptualizar en forma global el problema de la historia recurría a una serie de premisas de origen metafísico. Marx)9 Un punto importante que queda dando vuelta de lo dicho anteriormente es el que dice relación con lo que se concibe como filosofía de la historia en Marx.. por un lado Kant y 9 K. y al paso del tiempo. Es así como la conciencia. la determinación. Los mismos pasos dados por Marx en el terreno de las ciencias sociales sirven de base para construir una crítica a su sistema. especialmente respecto a sus supuestos... ser contrastadas con su objeto concreto. en el sentido que arrancan de especulaciones más idealistas que experimentales. pág. El caso de la teoría marxiana es un claro ejemplo de ciertos paradigmas filosófico-científicos de aquella época. donde nosotros podemos entrar a polemizar con dicha teoría. Marx.

es posible observar una serie de similitudes en la forma en que plantean sus reflexiones: en efecto. Marx. Santo Tomás. un destino que utiliza las pugnas sociales para realizarse en la sociedad. o 10 I. Desde el mito. por lo general. Bs. “La paz perpetua” Ed.10. el móvil no corre por cuenta de la conciencia humana. es la idea de la ilustración y la paz perpetua -recordemos que vive toda la efervescencia de la revolución francesa y sus valores. por cuenta de la racionalidad del hombre. Madrid. y por otro Newton con las fuerzas y correlaciones. hasta llegar a Heidegger. de una u otra forma cada pensador ha dado su parecer acerca del movimiento político-social. Aguilar. El fin es la moralización de la humanidad. sea han intentado respuesta para estas vitales preguntas. . El problema de la historia ha sido un tópico fundamental en la tradición filosófica. la responsabilidad. más allá de las diferencias. en definitiva de lo que concebimos por historia: cada uno de ellos ha planteado de acuerdo a sus sistemas teóricos cual es el origen y hacia donde se dirige el hombre. impuesto por la naturaleza. El hombre (hasta el momento en que el filósofo lo descubre) no se da cuenta que su actuar y su existencia está dirigida y determinada por aspectos que él no controla conscientemente y que lo conducen hacia inexorables y ocultas metas. a grosso modo se define también por la actualización de un plan oculto. por lo menos desde la modernidad en adelante encontramos un inflexible deseo de develar un sentido oculto que atraviesa la historia. Nova. un tratar de desenmascarar las determinaciones últimas del devenir humano que no corren. “Filosofía de la Historia” Ed. Podríamos decir que el esquema ha sido el mismo desde Kant. Kant. es él el que inaugura esta tradición racionalista de la historia. las que luego han sido diferentes dependiendo de sus respectivos sistemas. cuáles son sus móviles y quiénes sus actores y responsables. cómo se da el cambio histórico. Hegel. El esquema hegeliano. Kant.18 Hegel con su idealismo y anhelo de racionalidad. que hace aparecer tras la heterogeneidad de intenciones individuales un curso definido y universal que se traduce principalmente en una moralización del hombre. pasando por Platón. Sin embargo. Aires. sino que la naturaleza haciendo uso de las luchas producidas por los intereses egoístas va realizando su propósito (revolución francesa).

es el Espíritu Absoluto que como demiurgo va modelando y dando forma a la historia humana a través de las ideas de la razón. la teoría propuesta por él establece niveles de realidad. y aquí nuevamente estamos en nuestro tema. Marx no pudo deshacerse. ilustración. sino instancias concretas las que conducen y determinan la historia. lo importante en esto estriba en . piensa que la alienación humana es necesaria. espíritu absoluto o fuerzas productivas. es un fiel exponente de esta tradición filosófica. es esta última conceptualización la que ha tenido mayor peso teórico por aparecer como realmente científica: no son fuerzas extrañas (el ser. En efecto. Pero no está demás detenerse en este punto. A decir verdad. de los resabios de la tradición racionalista. Marx. los que se manifiestan en aquella estructura básica que dimos cuenta. el dado a la base productiva es el más pleno. el cual se conseguía con la mayoría de edad del hombre. que representaba la autonomía de su acción. como dijimos. a pesar de este extraordinario salto a la materialidad exigida por la ciencia. ellos no tienen conciencia ni menos el control del devenir. Marx. Sin embargo. Hay en los tres esquemas un recurrir a develar realidades últimas que conducen los procesos a espaldas de los hombres. la lucha como medio. ya no será la base productiva la que determinará su conciencia y su acción. hereda los aspectos fundamentales de aquellos sistemas.19 último determinante. que es aceptada por todo militante. Esta idea. el cambio reside. la otra parte es concebida como ideología. como legítimo heredero de la tradición racionalista. dioses) las responsables. el hombre podrá revertir su situación alienada y tomar el control de su destino. esto es. en la forma. pero no definitiva. están atravesados por misteriosos hilos que se conceptualizan en forma de naturaleza. nos referimos a supuestos como: progreso. encarna globalmente el ideal kantiano de ilustración. En el momento en que las fuerzas productivas hayan llegado a un desarrollo pleno. finalidad. tan concretas como la base material. sino que éste podrá imponer su racionalidad a la hora de actuar. apariencia de aquella realidad.

que a decir de Marx sería la verdadera historia del hombre. no son meros reflejos de la base económica. es un ser no alienado. Sin embargo. Sin embargo. La ideología después de un siglo. la mayor de las veces. Esto dentro del esquema marxiano es completamente coherente. arranca de principios extraños a la economía. ni siquiera como el principal de dichos fenómenos. nuestra historia es la historia de este segundo momento. hemos ya dado algunas señas de que aquel supuesto no es verdadero. El paso del tiempo ha mostrado muchas cosas y entre ellas la de poder insinuar una separación entre un hecho de discurso y un hecho de sociedad. De tal manera que la ideología sería sólo un momento de la historia que acabaría con la llegada del comunismo. con el desarrollo de las fuerzas productivas este hombre fue perdiendo aquella transparencia quedando a merced del proceso de producción. a toda hora vemos que su fuerza. al terminar dicha alienación el hombre podría reencontrarse . hasta el mismo fútbol. es decir. sino la pertenencia a un colectivo social. como dijimos. al hombre a reencontrarse consigo mismo en un tercer momento. de algo que hasta hoy no se había dejado aprehender: no es una explicación la que se busca. toda manifestación simbólica era vista como un hecho de discurso y como tal era analizada. el mismo desarrollo de esas fuerzas productivas llevaría. en cuanto a que los esquemas ideológicos no tienen por causa sólo relaciones productivas. de aquel hombre alienado. existe una incidencia del factor económico. pues ahí regiría con plena autonomía. por tanto verdaderas o falsas. de ser la ideología producto de una alienación. de las religiones. pero que en ningún caso puede aparecer como determinante total. dada sus relaciones de producción. Religión y política eran asumidos como formas discursivas. cuando pensaba los conflictos políticos no veía en ellos más que efectos de aquella realidad.. no puede ser tratada de la misma manera. en el cual el hombre. pensamos. aún cuando sea importante. . El florecimiento de las nacionalidades..20 que habrían tres momentos: el primero coincide con la aparición de comunidades primitivas de tipo comunista. son manifestaciones claras. Marx. no le cabía plantearse la identidad propia de lo político. si se quieren ver.

Producción = Materia. materia en este punto retrocede y aparece el hombre. cit. pág. autónomo y responsable de su destino.. En suma.21 Ideología = Idea. 249. por su celo materialista científico negó a la ideología -a las ideasla materialidad que implica su adopción como tal. es la ideología y en definitiva lo político efecto de las relaciones de producción?. Debray. la formación del colectivo. op. acaba lo político al desaparecer los sistemas de explotación? La 11 R. Marx desarrolló en plenitud el deseo racionalista que se identifica con el idealismo del hombre ilustrado. Marx. .11 Pero. esto es.

logra armar una estructura organizativa que mezcla conceptos que parecen antónimos: ciencia 12 Estamos en la ciencia.. pág. que coarta cualquier intento de racionalizar la doctrina: no es raro observar en la historia del movimiento marxista cómo la autoridad. destierra o consagra de acuerdo a criterios que al paso del tiempo logran sostenerse. 43. haciendo uso de sus derechos.. Es asombroso cómo la ingeniería social en sus escondidos talleres. Madrid... califica de herejes o revisionistas. La pretensión de cientificidad se ve contradicha por la aparición de una institución ideológica. que al buscar el sostén metafísico. “El hombre sin alternativa” Ed.22 UNA AUTOCRÍTICA NECESARIA “La previsibilidad científica absoluta de la necesidad del socialismo es un acto ideológico de fe. demás. Los pasos a dar frente a una coyuntura política son fríamente determinados a la luz de planteamientos científicos. 1970. Alianza. además de no dejarse atrapar por la teoría. El punto se complica al saber que el elemento último del movimiento marxista como forma ideológica reside en el fundamento científico que su teoría: es decir. meras ilusiones. negando con ello la condición ideológica o mistificada de su visión: mis planteamientos no tienen el mismo nivel que las ideas de mis adversarios. los marxistas lo encuentran en la ciencia.” (Kolakowski) 12 El lugar que adjudicó Marx a la ideología no bastó para que ésta dejara de actuar. a modo de venganza inundó la teoría transformándola de acuerdo a ese mismo paradigma en una ilusión más. El fenómeno social. una mistificación en la cual la idea del socialismo requirió hacerse carne en un partido político dotado de similares características a las ilusiones utópicas criticadas. . se introduce por este vacío conceptual inhibiendo el curso científico de aquel sistema. es mas. como Dios en la doctrina cristiana. puesto que las mías son científicamente determinadas. Kolakowski. lo L.

El éxito de aquel análisis y posterior programa de acción consagra su validez teórica sin importar cuántos hayan sido los intentos fallidos estructurados sobre los mismos presupuestos. si unimos a esto una cierta eficacia política. la ciencia renovación.. la otra intenta abrirse a lo desconocido. a cualquier crítica. o la fuerza con que ellas son proclamadas? En suma. incluso más.. . normas que permitan la cohesión. La teoría se anula con el cuerpo. Sin embargo. fue adoptado como fundamento de una nueva forma de ver el mundo. en el caso del marxismo. al ser la ciencia la base metafísica de este colectivo. cómo esta forma ideológica se protege de ese conocimiento científico a través de sus seudocientificidad. ese supuesto teórico. Que es lo que realmente determina el éxito: la validez de sus premisas. una consolidación por feed back que la hace impenetrable. le posibilita reestructurarse sin perderse a sí mismo: es evidente que la densidad del cuerpo impide que estos cambios se den con la rapidez deseada. en términos de conseguir instaurar sistemas de gobierno sustentados en este esquema tendremos cumplida una condición vital de toda ciencia: su adecuación a lo real: esta efectividad en la práctica conlleva entonces. es poco lo que puede mostrar de científica. a nuestro entender. En definitiva de una formación ideológica que piensa que al tener como regla aquel precepto teórico se guarda de no caer en una nueva mistificación de lo real. filosóficos y políticos no eran más que formas mistificadas de la realidad. más vale tarde que nunca. al igual que todos los sistemas ideológicos. la misma teoría al convertirse en cuerpo social institucionalizado. con autoridad y testaferros.23 e ideología. Porque el mérito teórico de Marx reside en parte en haber mostrado cómo los sistemas religiosos. Ahora. pero . El cuerpo pide integración. mientas éste pide quietud.

24 CAPÍTULO II PONGAMOS LAS COSAS EN SU LUGAR. .

Siempre el cambio de opinión política es hacia otra creencia. pero al final sólo otra fe. Como dijimos en la primera parte. En efecto. Es ahí donde reside el problema de la teoría. mucho más estilizada. haberla concebido como doxa. mera opinión que aún siendo de un nivel superior a la ignorancia dista mucho de la verdad. Una gran parte de la humanidad después de un siglo de haber mantenido la ilusión de teorizar acerca de este tema no puede desconocer que una vez más su lucha por racionalizar ha chocado con un gran obstáculo. al menos en lo que respecta a lo político. En política no se sale de la creencia.. que en político objetara la naturaleza ciega de aquéllas. y entre ambos es ubicada la . 10:10) Desde la perspectiva que se le mire en la actualidad el fundamento político no puede sino aparecer bajo la forma de un acto de fe. lugar que compromete a la creencia en un marco que no le corresponde. el tiempo ha demostrado que dicho análisis ha fracasado. (Rom. la observa como forma distorsionada o desfigurada de la realidad. desde sus protagonistas. porque la política sigue sustentándose en base a la opinión. Por lo mismo. por un lado está la certeza científica o el conocimiento y por otro el no-conocimiento. dicho fenómeno no puede ser considerado como lo ha hecho la tradición filosófica. aquella ilusión. como hechos de discurso y en tal registro son analizadas en términos epistemológicos: sin embargo.25 LA CREENCIA: SIMPLE DOXA? “Pues creer con el corazón nos da acceso a Dios . y opiniones políticas tiene todo el mundo. asignándole un lugar intermedio entre la oscuridad y la luz como Platón o como Kant que la comprende dentro de la facultad de conocer. la teoría ha insistido en conservar y conceptualizar el fenómeno político. Lo político no puede ser concebido bajo los marcos de una teoría que desconoce el rol de la creencia.. aquel proyecto teórico no era más que otra forma de creencia. en el sentido en que toda acción política se sustenta en un “yo creo” originario.

al menos en lo que toca a lo político. vemos cómo éste ha tenido una dura y cruenta oposición en al iglesia. Podríamos inferir. desde una perspectiva diferente que en vez de fruncir el ceño y descalificarlo por ser mera opinión. este simple hecho marca una diferencia radical con el esquema criticado anteriormente. Ya sabemos que la ciencia hace de una constante ruptura con lo establecido por fe y en tal caso se contradicen. además de entrar en la política. que la polis está primero que la filosofía y que es menos conflictivo para ella hablar de las cosas y del cosmos que de la manera cómo se establecen las relaciones dentro de ella. El “creer” debe ser considerado como tal y asumir desde este punto de vista su positividad.26 creencia. como ya lo han hecho muchos. que lo político es cosa de opinión y por tanto muchos caen en la tentación de aplicar un esquema de validez epistemológica. pero esa lucha ha tenido como campo de batalla a la naturaleza en su relación el nombre. hay que ser más precavidos si queremos. Sin embargo. y ya lo hemos dicho. La creencia preexiste a la ciencia y en tal sentido pertenecen a distintos ámbitos. o sea la forma como se estructuran los grupos de poder. o mejor del conocimiento científico. sino también . no es un camino hacia el saber científico y por tanto no está forzada a cumplir con los paradigmas de ésta. que en aquellos tiempos -Edad Media. así como también sienta un nuevo fundamento en la tradición filosófica: separar definitivamente el saber científico de la creencia política. Al revisar la historia de la ciencia. conciba a ésta bajo un nuevo modelo asignando a este tipo de fenómeno un lugar propio y total: la creencia existe como tal. la creencia fundante de la acción política. En tal sentido. lo primero que corresponde es intentar considerar el acto de fe. en cambio al momento en que el objeto de estudio han sido las relaciones entre los hombres mismos la ciencia sólo ha dado tumbos. Es muy cierto.no solamente manejaba los asuntos propios de la fe. y desde dicho marco se pretende evaluar todo tipo de manifestación con aquellas características. comprender dicho fenómeno y buscar otra forma que puede efectivamente dar cuenta de él.

Sin embargo. claro está. En efecto. así los primeros dominios que fueron conquistados para el “conocimiento” fueron aquellos que decían relación con el cosmos. resultado alguno. Este anhelo de imponer el saber a la fe ha conocido ahora último un nuevo tropiezo.. ésta sigue utilizando las mismas bases que le dieron origen: “yo creo” en esto porque pertenezco a ello. no conocer sino. El desarrollo desde esta perspectiva. los objetos fueron desligándose hasta definir ciertos límites que hoy día vuelven a corroborarse. nos muestra el mecanismo de variadas ciencias que a costa de grandes sacrificios pudieron imponer campos en los cuales se podía decir: esto es conocimiento. permitir la existencia misma de la polis. no fe. y a pesar . era posible rearticular la fe sin perder el control de la polis. las pruebas lógicas tienen poco que ver con la convicción política o religiosa. que aun cuando afectaba el dogma. no se superponen en el campo práctico. existen ámbitos de la sociedad o de los colectivos humanos que no son susceptibles de analizar en términos científicos porque sus fundamentos no corresponden a los paradigmas de la ciencia: porque tienen por función. Hay algo que está primero que el discurso esbozado para justificar alguna acción o pertenencia política que en definitiva determina el quehacer de aquel sujeto. Basta recordar la frase ya popular: de política y religión es mejor no discutir: o recordar las experiencias personales cuando en algún momento utilizamos todo nuestro arsenal teórico para intentar convencer lo erróneo de alguna otra postura. En definitiva. que aún cuando se encuentran en lo que es la ciencia política. En definitiva. De la creencia común depende la suerte del colectivo. De este modo. sin conseguir. podemos diferenciar aquellos aspectos que dicen relación con el conocimiento y los que pertenecen a la creencia política. ni la lectura de la Biblia o las encíclicas papales lo que hace a un cristiano. Puesto que no es la lectura del Capital lo que origina la militancia marxista. lo que se intentó con el marxismo era al final parte del ímpetu científico que pretendió pasar por sus laboratorios incluso a los fundamentos de la polis .27 los asuntos políticos.. la política.

. pero que guarda celosamente las claves de su organización. No podemos entender la ideología sino como un proceso de constitución de un colectivo social que tiene como parte visible el discurso sistematizado de su creencia común.28 de esto se suele entender como ideología justamente aquellos textos. De acuerdo a lo que hemos ya tratado. que cuando se llega al límite de la confrontación física las primeras piras se hacen con aquéllos. De tal manera. es posible concebir que aun cuando el texto cumple una función importantísima sólo muestra el fenómeno ideológico en su fase terminal. hay condiciones y acciones previas que hacen posible la existencia de aquel texto como tal. creyendo que ahí se encuentran los reales fundamentos de un colectivo y las claves para su destrucción.

ambos términos deben llevarnos a pensar la vida de un colectivo. Como lo hemos dicho. lo que en definitiva nos permite replantear el concepto ideología desde una forma de interpretar el mundo a una forma de organización. y viceversa. sólo como una forma de dominación de clases económicas. pues la causa de sí está en otro lado.que tienen por fin último la mantención u obtención del poder. el principal problema de esta conceptualización es la rigidez de su visión que hace que el fenómeno s le escape por varios lados. En efecto. a decir. ideología no puede ser comprendida sino en relación con lo político. en tal sentido se le niega su realidad por sí misma. No se 13 Bachelard. más clásicos. restringen el concepto a las pugnas por el poder entre las clases sociales. no son considerados propiamente políticos. Al mismo tiempo. “Psicoanálisis del fuego” (Introducción) . CIENCIA Y POLÍTICA “Los ejes de la poesía y de la ciencia son inversos 13 en principio” (Bachelard) Es necesario volver sobre el punto de las ciencias sociales en su intento por conceptualizar el problema político. es concebido este último dentro de este esquema en estrecha relación con lo económico.29 VERDAD Y CREENCIA. Es evidente que esta conceptualización es bastante general. Lo que suele considerarse como política en los principales círculos intelectuales tiene en Marx su fuente de inspiración. para él. Lo que planteamos aquí es una equivalencia de tal fenómeno con lo que hemos de entender por ideología. el campo político no podría mostrar más que aquella misma lucha en términos ideales -ideas. su unidad. pues si la base económica es la determinante última y en ella se dan relaciones contradictorias entre los agentes productores y los propietarios de los medios de producción. el problema se reduce a la constatación de que la política no es más que una derivación o consecuencia simbólica de la economía. las formas por las cuales un grupo social mantiene su cohesión. involucra aspectos que en otros marcos. De esta manera.

30 trata de desconocer el importante rol que juegan las relaciones de clases en el campo político. sino que se dedica a estructurar un esquema que realmente pueda ser tenido por verdadero. Frente a la parcialidad y los “mezquinos” intereses la ciencia pretendía generar una lectura del mundo única. llena de ciegas creencias. o sea universal y necesario como diría Kant. En efecto. Lo que ustedes profesan no es verdadero. él opta por no tomar posición dentro de lo establecido. la política se establece en base a principios que son considerados por los diferentes actores sociales como verdaderos. sino para sustituir las creencias en boga . a cualquier nombre de reflexión le saltará a la vista la imposibilidad de que la verdad esté presente a diestra y siniestra. están enceguecidos por sus intereses. Ese tipo de hombre puede caracterizar o personificar a la ciencia. hecho lamentable para nuestros intereses humanistas de una comunidad mundial. sino ampliar el marco a factores que tienen mucho que decir y que pensamos están primero en cuanto a grados de determinación. lo cual implica reconsiderar y plantear un nuevo marco teórico en el campo político. Al parecer universalidad y necesariedad no tienen mucho que ver con lo político. en el sentido que frente a este escándalo de la política. Lo cierto es que ese intento ha fracasado. universal. ha intentado suplir dichas creencias por otros esquemas que correspondan a los paradigmas científicos. no son más que creencias. después de considerar asunto de fe las manifestaciones políticas y religiosas. En cierto modo la ciencia ha hecho lo mismo. o que en diferentes y contradictorios discursos es imposible que se encuentre la verdad -en ambos o cuántos sean-.. a lo menos erróneas o interesadas. o sea que cada grupo social considera que los postulados o las ideas que defiende son ciertas. con el fin de hacer realmente que lo que se tiene por verdadero sea verdadero. la verdad está en. El principio de contradicción es muy claro. que efectivamente fuera verdadera no sólo para satisfacer su afán de conocimiento. Sin embargo.. por tanto las ideas de sus adversarios son. Hemos hablado de la creencia como fenómeno singular. si no falsa.

para combatir las creencias hay que convertirse en una creencia. El hombre vive en la creencia.. no obstante al paso del tiempo se dan cuenta que no encontraron ahí lo que buscaban. hacían lo que él ansiaba hacer. El resultado está a la vista. como bien lo dice Ortega. ciencia y dogma doblemente. la duda inhibe. sin embargo en la calle “pasó de todo”. aunque en política. Pues. de tal manera tuvo que anclar en ciertos axiomas para dar fundamento firme a sus actores sociales.31 y ser ella la fuente de una sociedad más “justa”. tiempo- El error estuvo -pasado el en no haber pensado que al entrar en la política cabía modificar su estructura a tal punto que su calidad de ciencia iba a quedar en suspenso. En esto hay que ser muy claro.. ahora si son o no son verdaderas. lo que sostiene un movimiento que pretenda actuar en la sociedad es la fuerza de su convicción. El hecho es que este anhelo de hacer política basada en el conocimiento científico ha tenido su fin -por lo menos eso es lo que nos aconseja nuestro sano juicio. En efecto... Sin fe no hay acción política. Ciencia y creencia son antinómicos. el lugar donde se vive. la creencia no es un lugar. para la ciencia esto es su perdición. de donde sale la fuerza para realizar la acción política. es. esto hoy es verdadero mañana ya veremos.. un discurso por el cual se pase y uno lo toma o no. hombres y mujeres sin mucha teoría. pero con una fe inquebrantable. . eso es harina de otro costal. y para eso no sirve la mutabilidad de sus preceptos. El costo de anclar y convertirse en fuerza social se conecta con el dogma. Cuántos jóvenes pensadores buscan y buscan en los libros aquella doctrina que efectivamente represente sus anhelos de justicia: piensan que el texto debería iluminarlos y ponerlos en el camino.y después de aquel duro proceso es posible comprender lo que no se comprendía en aquel tiempo: las creencias son válidas cuanto son tenidas por verdaderas. la ciencia se define por lo provisorio se sus conocimientos. esto significa que es desde ahí y solamente de ahí..

especialmente los intelectuales. Hoy.ideológica que es el marxismo: por mucho tiempo logró mantener la unidad. de ambos. que en términos esotéricos pero más gráficos sería mantener encendida la llama que le da la vida. Mientras la creencia logra mantener la unidad del colectivo por sobre las vicisitudes del medio.juntos en una fe. con otros nombres. Durante este tiempo todo aquel que orbitaba de sus principios. la política de acuerdo a esto no puede ser considerada en términos epistemológicos. si no lo logra pasa al baúl de los recuerdos. creencias. la creencia existe como categoría aparte del conocimiento. Los hombres de ciencia por su parte necesariamente deben volcarse a interpretar nuevamente la realidad a través de marcos que den cuenta de los fenómenos ideológicos . o quizás actualizará los ya probados. ritos y demases. que los buenos análisis nos llevarían a la ansiada meta. Esto mismo sucede hoy con aquella amalgama científico . creyeron que el marco científico o el fundamento de la ciencia era la clave del éxito de la revolución. ésta se mantiene. .32 Volvamos a nuestro problema. los ámbitos vuelven a separarse para bien. satisface otras necesidades que más tienen que ver con la fuerza que conlleva el estar . esto pasa a segundo plano. que conocer el mundo. otros fundamentos y otros textos. creemos. El hombre no dejará de estructurar colectivos. y podría asegurar que en el tiempo que viene aún más.políticos en su dimensión correcta y no como la búsqueda de una alternativa política.

en primer lugar vimos a ésta en relación con su vertiente. op. el esquema teórico de esta manera. Las corrientes intelectuales liberales inducidas por su afán político antimarxista no tomaron en serio los conceptos acuñados por sus adversarios.” (Kolakowski) 14 Punto a parte merece la consideración de otro aspecto relacionado con la ciencia política. ser un pseudo-conocimiento. Incluso aquellas vertientes de la ciencia social que no tenían en el marxismo su fundamento fueron incapaces de establecer un sistema teórico que les permitiese siquiera plantearse el problema ideológico en otros términos que no fueran los políticos concretos. pero queda la otra parte que dice relación con su función explicativa o de conocimiento. que le permitieran actuar en lo social con una base lógica.. o mejor dicho. digamos más práctica. cit. aún es incapaz de plantearse en términos eficientes el problema 14 Kolakowski. Tenemos el caso de Aron y de otros que pregonaban el fin de las ideologías frente a cualquier tropiezo del marxismo internacional. .. El caso es que el umbral del siglo XXI la ciencia. la tarea sería entonces iluminar con el conocimiento aquellas mentes enceguecidas por la fe.. tomando tanto sus acciones políticas como sus obras intelectuales como la misma cosa. 115. no podía dar cabida al hecho manifiesto de que la política se mueve en torno a creencias y que éstas no pueden ser evaluadas en términos científicos. con todos sus adelantos teóricos y tecnológicos. dado el rango que tenía la creencia. En efecto. la ciencia podía como voz oficial en este plano. Al verse la ciencia inmiscuida en un proyecto de carácter práctico implicó establecer marcos teóricos ad hoc. para esto una teoría que negara a la realidad propia del fenómeno ideológico a través de la creencia calzaba más que bien. política.33 FILOSOFÍA POLÍTICA: CIENCIA v/s TÉCNICA “La misma desmitologización de la conciencia se ha convertido en un mito . en el sentido de asumir el rol de alternativa social. pág. determinar lo que debía ser considerado como verdadero.

de tal suerte que. seguro que de manera inconsciente. clanes o clases. Santo Tomás. aún cuando lo que haya dicho Locke acerca del fundamento de la propiedad privada siga siendo utilizado como argumento político. Mientras el hombre recorre el espacio aún mantiene sistemas de discriminación racial y cámaras de tortura pra mantener una situación de dominación política. buscar fórmulas de gobierno. Platón. La tecnología como derivación práctica del adelanto científico no ha tenido en la ciencia social su equivalente. legitimar. “esto es científico”. Hobbes. los grupos. Incluso ya no se le pide al cientista político que mantenga cierta pose de neutralidad. En efecto. sino más bien por haber sido los gestores o defensores de determinados sistemas políticos. Los pensadores sociales que han logrado un sitial en la ciencia política no lo han conseguido en general por su labor teórica. al ser sus exponentes los que más saben acerca de las reglas que . o dar las pautas para nuevos sistemas. en definitiva no ha podido salir de la política para hablar de lo político. no son materia nueva en la historia. es cierto que han habido cambios. La ciencia política. Marx. Lo importante en este caso. atacar de acuerdo a sus parámetros -que son variados-.34 político. sin embargo el efecto era el mismo: persuasión por autoridad. es imposible tomar dicho argumento como un hecho científico. no ha podido salir de aquel círculo. Las relaciones entre hombres pasa de no haber cambiado desde que el “mundo es mundo” siguen guardando los secretos de su organización. por lo común. En general estos pensadores hacían pasar un discurso netamente político bajo el ropaje de un discurso científico. se dan las cosas. tiene como punto en común haber elaborado sistemas filosóficos que o pretendían mantener el status quo. la dominación. para qué hablar del contrato social. su labor se ha centrado en describir. pero éstos no han alterado en lo medular la estructuración de la sociedad. sería hipócrita hacerlo de acuerdo a como En realidad dicha “ciencia” cumple una función más bien técnica. Locke. Rousseau. de la polis. ni en ese sentido ni en cuanto al aspecto teórico.. sus pugnas y consensos. es saber que existe una gran diferencia entre aquello que es tenido por verdadero y lo que en definitiva es verdadero. etc. el orden.

es por eso que la razón lógica no puede irrumpir en aquel terreno: la fuerza de una idea se da a la para del sentimiento que sus defensores puedan poner por ella. Entonces. la política. incluso. tenemos por un lado la ciencia de la Razón Clásica. los marcos teóricos clásicos no dan cabida a elementos afectivos como principios de explicación de los fenómenos políticos y también de los sociales. de dudosa procedencia. Permítaseme citar a Debray para reforzar este punto: “Carecemos cruelmente de un conocimiento de .35 mueven cada sistema político. aquellos que han dedicado propiamente a la investigación teórica han tenido que los mismos paradigmas de la ciencia grandes obstáculos. amparados en la obscuridad y misterio que rodea los sentimientos humanos. de tal manera que omitir si injerencia y buscar en otros lados más racionales la respuesta de estos hechos es no saber nada de lo político. hay en la tradición científica un desmesurado arraigo en la Razón Clásica. si hay algún factor o fenómeno que no se deje abordar de acuerdo a este marco se llega. la psicología poco ha ayudado a salir de este estado. la negación de la legitimidad del factor afectivo como explicación última dada la rigidez de la teoría. como ya hemos dicho. etc. la creencia en definitiva. a negar su existencia. la ideología. “ideas claras y distintas”. el establecimiento de todo modelo teórico de esta naturaleza cae en el afán de explicar todo en términos racionales. Por su parte. aquella que separa al hombre en dos ámbitos irreductibles: sensibilidad y razón. y por otro la utilización desenfrenada de aquel por parte de sofistas de la psicología que. se establecen en base a la conjunción de planos racionales y afectivos.. En efecto. Sin embargo. La política no puede ser entendida sin la presencia de este factor. hoy por hoy conocemos miles de textos “psicológicos” que más que dar cuenta de los fenómenos afectivos se dedican a exponer técnicas de desarrollo personal. ellos se convierten en los principales defensores o adversarios de éstos. En verdad. han desprestigiado el concepto. un sistema de ideas es asumido por los creyentes en términos más bien emocionales.

15 16 R.. op. aun sin tener dichos códigos en frente. al menos camuflado. Madrid 1985.36 la afectividad.. que al cabo del tiempo nos permita develar las conexiones específicas entre pasiones y estados mentales. Sin embargo. En tanto que ese vacío esté. cit. la ciencia política permanecerá en la infancia. si no colmado. Debray. podemos guiar nuestra investigación sobre aquel supuesto. Johan Searle.razón (Searle) 16 . es posible proponer sin miedo la hipótesis de una relación estrecha entre ambos planos.A. “Mente. 159. es decir afectada de intelectualismo” 15 Lo cierto es que de acuerdo a los adelantos en neurofisiología y con esquemas filosóficos que privilegian la unidad por sobre la dualidad sensibilidad . cerebro y ciencia”: Ediciones Cátedra S. . pág.

necesariamente En definitiva. Quién mató a Fernán? -Fuenteovejuna lo hizo. pero sí la suficiente como para parecernos el eslabón que faltaba para la aprehensión del fenómeno político. no se entiende una acción política sino por mediación de un cuerpo social. sino lo hace en representación de algo. Nadie dice nada importante. aún a pesar de que el escenario nos muestra determinados personajes no podemos dejar de pensar que éstos actúan en representación de grupos más o menos organizados y que ellos pertenecen vitalmente a dichos colectivos. en el sentido de gravitación social. los individuos entonces. llevando más lejos que el campo eminentemente político estas nociones. . EL ESLABÓN QUE FALTABA “-Decid. la interpretación y resultado del análisis dependerá en su mayor parte de la rigurosidad o capacidad que tenga nuestro instrumental. advertimos que el mismo concepto de nación. que la acción política es el producto de colectivos humano y no de individuos.37 EL GRUPO. que bien podríamos caracterizar como las creencias comunes que configuran aquel colectivo social. idiomáticos. lo que revisamos acerca de la creencia tendremos que el movimiento político de una sociedad gira en torno a diversos colectivos humanos que estructuran su identidad en base a sus respectivas creencias e intereses. patria. étnicos. deben participar de una entidad mayor para convertirse en actores sociales.” (Lope de Vega) Fundamental para el desarrollo de nuestro trabajo es analizar y comprender el concepto de grupo: en verdad este concepto no ha tenido aún la elaboración necesaria. Si agregamos a esto. Al mismo tiempo. Al acometer un análisis de las diversas manifestaciones sociales debemos necesariamente echar mano de una serie de conceptos que nos hagan aprehensible nuestro objeto. se inscribe en relación de igual sentido: la nacionalidad de un pueblo se establece en torno a valores culturales. Lo primero que habría que considerar es el hecho.

ni tampoco la sociedad como un todo se mueve si no se mueven las partes. al tiempo que articularemos modos de intervenir en ella ineficaces. es generalmente analizado desde dos polos o categorías: el individuo y la sociedad.38 de tal forma que si nuestros conceptos son insuficientes la realidad nos aparecerá sesgada. o sea como totalidad. lo cierto es que esta conceptualización obedecía estrictamente a criterios económicos. Se podría contrargumentar que un esquema como el marxiano había ya dado aquel paso al introducir el concepto de clase. ese es el rol que damos a los grupos. Lo social como objeto científico. el individuo solitariamente no efectúa los cambios o movimientos sociales. que sí había . por un lado la mínima unidad y por otro la máxima. era necesario recurrir a posteriores conceptualizaciones como “clase en sí” y “clase para sí” (Lukacs) para explicar porqué aquella división teórica de raíz económica generalmente no era aplicable a los casos concretos. El devenir de una sociedad es canalizado a través de estructuras mayores que el individuo y menores que la sociedad. Sin embargo. Ya hemos hablado bastante acerca de esta forma de determinar nuestro modo de ver el mundo y de actuar en él. que en verdad es el de mayor envergadura a la hora de investigar estos problemas. diremos entonces. Al postular el grupo como término medio lo que se pretende es dar cuenta de un hecho obvio. de acuerdo a marcos teóricos inadecuados. no era reconocible como entidad consistente sino en escasos momentos -momentos claves. en tal sentido los protagonistas sociales son las clases económicas en pugna de acuerdo a sistemas de producción determinados. La clase en realidad. El concepto de grupo que intentamos articular viene a salvar un gran vacío teórico en el tratamiento de los fenómenos sociales. pues pone un intermediario entre el individuo y la sociedad que explica de cierta manera el movimiento social. llegando incluso a ir contra sus propios intereses. que a decir verdad sin su concurso la comprensión de éstos sería imposible. lo cual en cierto sentido es real. es decir donde la clase no mostraba su identidad y ordenamiento propio. como es el caso del marxismo en relación a la ideología y a la política. eso es ciertodonde el conflicto político se articula en base a las relaciones de producción.

Freud. que aquí introducimos. Lo que tenemos entonces. es un hecho de radical importancia que trajo enormes implicaciones. En resumidas cuentas. El concepto de grupo. tal que los estados de conciencia concretos en los individuos. que es mucho más cómoda que la de aquellos que dieron origen a dicho marco. podemos pensar que Marx nunca se planteó el problema de los grupos humanos en estos términos puesto que nunca se planteó el problema del individuo en términos que no fueran económicos. 17 Hay que forzar demasiado la teoría para abarcar dichas . pero qué sucede con los demás conflictos y momentos de la historia social donde el problema es el color de unos hombres.. Quizás si hubiese leído a Freud. la religión de otros tantos. es un instrumental teórico de mucho mayor alcance y rigor a través de cuya conceptualización es posible observar que en la sociedad. no hay alusión a otro tipo de factores. de orden psicológico por ejemplo. Reconocer el carácter autónomo de los hechos psicológicos.. ahí el recurrir a conflictos de clase o relaciones económicas antagónicas no da cuenta -aun cuando es factor. Editorial Biblioteca Nueva. puedan ser considerados desde su propia realidad. las que serían los ejes fundamentales del movimiento social. la lengua de otros. Obras completas. sus motivaciones e intereses. Desde nuestra perspectiva. Por otra parte. al postularse como categoría de orden psicosocial y no como producto de una teoría económica. Marx estableció de acuerdo al análisis económico una teoría social omniabarcante que plantea la estructuración de la sociedad en clases. problemáticas.39 efectividad teórica en este caso. “Psicología de las masas”. gracias al mismo Freud. concebir a la creencia desde su positividad.del fenómeno. haber reconocido la especificidad de las formaciones colectivas17 y por otro lado lo que ya vimos. nos permite comprender esta problemática. Volumen I. el factor esencial en su antropología reside en la situación alienada del hombre respecto a la producción de sus bienes materiales. 1948. además de factores S. la preocupación de esta nueva conceptualización recae sobre las relaciones concretas que se establecen entre los individuos que constituyen un colectivo social y estos respecto a los otros colectivos. es decir. Madrid.

40 económicos. hecho que se manifiesta al observar. Para Freud. esto quiere decir que el marco a aplicar en la descripción y explicación de los fenómenos sociales debe arrancar de un estudio del individuo. en términos sartreanos. Freud. Sarte.A. a consecuencia de lo cual se han establecido entre ellos una general y recíproca identificación del “yo”. más allá de la explicación que plantea Freud de este fenómeno. Es desde esta perspectiva de donde surge su teoría acerca de las formaciones colectivas. a partir del complejo edípico configurador de la personalidad individual. . o sea aquel que permite la cohesión colectiva. a través de la identificación en un elemento común. es el reconocimiento de una nueva realidad desconocida hasta entonces como tal. Es imprescindible destacar las características que diferencian una reunión de individuos de un colectivo o grupo. él plantea una versión analógica en el caso de los grupos humanos. tienen su origen al figura paterna del jefe de la cual surge una identificación de cada miembro con él. 18 Lo importante es destacar. tomando en esta etapa cada individuo un “lugar y orden propio” 19 . Nos dice. y los otros representan para él simples números intercambiables que bien podrían ser reemplazados por otros sin necesariamente variar la situación. 1165. hay realidades individuales y colectivas que tienen tanta o mayor incidencia en los procesos sociales. Losada S. es decir donde cada individuo actúa en la “soledad” de sí mismo. que el vínculo unificador. que en un paradero de micros se reúne una cantidad de 18 19 S.. Buenos Aires 1970. la sociedad debe ser analizada en términos psicológicos. pág. por ejemplo. en efecto. una primera definición de grupo en palabras del mismo Freud: “Una reunión de individuos que han reemplazado su ideal del “yo” por un mismo objeto. hacía la “reciprocidad” con los otros. Debemos entonces entender que el grupo se origina al momento en que una diversidad de individuos transforman su realidad convirtiéndose en una totalidad. P. cit. un conjunto de individuos a través de lazos afectivos convierten una multiplicidad en unidad. a la vez estableciendo con los demás miembros una “comunidad afectiva” donde cada uno de ellos se siente en igualdad de condiciones respecto a los otros en su relación con aquel jefe-padre. op. Libro II. “Crítica de la razón dialéctica”. Tenemos así. donde cada uno se reconoce como parte de una totalidad. J. es el paso de la “serialidad”.

es obvio que allí no es aplicable nuestro concepto.C. pero con la misma fuerza. en cambio una marcha de evangélicos entonando sus cánticos parece ser el paradigma de lo que ha sido denominado “grupo”. lengua. O.” 20 Así. 215. Martin-Baro quien sintetiza mejor esta idea: “El “nosotros grupal” se elabora a partir del “nos” relacional que otorgan los “otros grupos” involucrados. sin embargo es destacado por los autores citados la ingerencia determinante en el establecimiento grupal de la interacción que existe entre los grupos mismos.A. la interacción esencial es la Lo que sucede generalmente en la dinámica de los colectivos es que estos tratan de evidenciar las diferencias existentes con otros colectivos para así afirmar su identidad. San Salvador. como veremos cuando revisemos la propuesta debrayana. son otros los factores que determinan aquella afiliación. En menor escala. sino el porqué de “la afiliación”. cultura. Se tiene así. los partidos También el proselitismo políticos. No habría que tomar al pie de la letra esta aseveración. como en el caso del individuo. en cambio. Hasta aquí hemos hablado de la relación existente dentro del grupo. En un grupo. . no la intragrupal. en cuanto a que en dicha relación los grupos van definiendo su propia identidad. que se traducen en definitiva en elementos positivos al devenir en emblemas patrios. En el primer caso los individuos van a aquel lugar y se mezclan con otros individuos sin perder el carácter de tales. “Grupo. Los nacionalismos son un ejemplo exacto de esto: se constituyen como tales en base a la relación con otras naciones mediante la exageración de características peculiares: raza. sobre todo en los procesos electorales. pág. gobierno. intergrupal.. de lo cual podemos adelantar que lo importante no es determinar porqué “aquella afiliación”. etc.41 individuos con un interés común. que recurrir a un “otro” para configurar una caracterización definida: no está demás citar a I. 1989. Martin-Baro. sistema y poder”. Editores. 20 I. los individuos ceden o “alienan” sus condiciones en favor del colectivo. en verdad el proceso de alienación de la individualidad no se da en forma racional ni voluntaria.

porque en definitiva el grupo se constituye en base a una circunscripción. que nos posibilita ser lo que somos. que no es otro más que las diferencias o particularidades respecto a los otros grupos. para seguir siendo. así resulta necesario recordar en cada momento aquel punto de origen. a una delimitación de espacio respecto a los demás.42 religioso que se ve con mayor agudeza en la proliferación de sectas que se configuran a partir de la comparación con otras. Al fin y al cabo. . o más bien viviendo. Si pensamos el colectivo en términos de una entidad biológica podremos comprender la importancia que reviste el mantener o hacer aparecer en todo momento aquello que nos define como tal. de aquellas diferencias depende la existencia del grupo.

.43 CAPÍTULO III DE UNA FORMA DE VER EL MUNDO A UNA FORMA DE ORGANIZARSE EN EL MUNDO.

44

IMPERATIVO DE PERTENENCIA

Dentro de este esquema comprender el rol del individuo es bastante complejo, sobre todo si se tiene la idea moderna de “individuo”. A decir verdad, en la perspectiva política, como ya mencionamos, tiene poca ingerencia, y si a esto agregamos lo postulado por Debray en cuanto a que la sociedad se constituye en base a un imperativo de pertenencia, se nos complica aún más21. En efecto, además de considerar que la política se mueve en torno a colectivos, entendidos éstos como grupo, Debray plantea que la incorporación a éstos es de tal importancia para el individuo, que determina su constitución como sujeto. En tal sentido se habla de “imperativo de pertenencia”. Cada individuo para ser tal, para configurar su personalidad, pasa por la adscripción a un colectivo, el cual hace las veces de hogar originario. No se trata en este caso, sólo de colectivos políticos o partidos, sino en un sentido más general, esto es: la nación, la patria chica, la religión, etc., en cada uno de estos casos vemos la preexistencia del grupo al individuo, éste se incorpora, o más bien para ser estrictos, “se forma” en aquél. La experiencia cotidiana avala tal propuesta al mostrar reiteradamente la función estabilizadora y necesaria del arraigo, tomando éste un sentido lato. Tenemos ejemplos desde la imagen literaria de Odiseo, hasta hechos más concretos como el exilio y su impacto muchas veces insoportable de estar en algo ajeno, lejos de “lo suyo”, que hace que aquella estadía sea sentida y vivida solamente como “un pasar”, se está ahí, pero con la cabeza puesta en otro lugar, en “su lugar”. La realidad así, es estructurada de acuerdo a la pertenencia original y no de acuerdo a la vivencia concreta, no por falta de voluntad sino por miedo a la desesctructuración psíquica. Romper con aquel cordón significa morir de alguna manera. Hecho similar se observa en el ámbito político, sobre todo, quizás por su claridad, en los partidos de izquierda, donde el sentido colectivo toma un cariz determinante pues se está en confrontación de facto con el adversario, tal que la vida misma está comprometida con la suerte del colectivo. Debray consigna una experiencia que “no nos es tan lejana”.
21

En el tratamiento de enemigos políticos

R. Debray. op. cit., pág. 174.

45

los funcionarios de “inteligencia” aplican

-entre otros-

un tipo de tortura

psicológica a sus víctimas que consiste en la desestructuración de los lazos que lo unen con su colectivo, haciendo creer a éste que sus compañeros lo dejaron, que eran traidores, que le mintieron; en definitiva que está “solo” y no le debe fidelidad a nadie 22. Tenemos ahí, un tipo de arraigo diferente, más parecido al religioso que al de la nación, pues este último tiene la característica de coincidir con una inscripción territorial, algo más concreto que las ideas políticas o religiosas, pero por eso no menos fuertes. Se da incluso, no pocas veces, que suelen coexistir estas formas en un solo colectivo. Polonia es un buen ejemplo, para qué decir los pueblos musulmanes donde política, religión y nación no se entienden una sin la otra. Lo que tiene que quedar claro, es que el grupo actúa desde dentro, o sea está completamente asimilado a la estructura psicológica del individuo, de tal manera que el grupo no necesita presionar, sino solamente “convocar” a sus miembros; esto se ve claramente en los momentos de crisis del colectivo o a la hora de enfrentar un adversario o enemigo. Hay lapsos largos de tiempo en que se puede ignorar o más bien olvidar la pertenencia, pero no hace más que aparecer un peligro externo para que todos tomen nuevamente sus blasones y estandartes. Por otra parte, debe comprenderse que la incorporación a un grupo se da por una necesidad afectiva; el individuo requiere para sí, para su conformación, pertenecer a algo, a un grupo. En tal sentido, lo que determina su afiliación es la seguridad que promete aquel colectivo. “No se propone un contrato con un sistema de ideas garantizadas “verdaderas” o “justas”, sino con una tratría que tendrá calor en el cuerpo”, “hay una simbólica de pertenencia, pero el sentimiento de pertenencia pesa infinitamente más que la simbólica intelectual”. La ideología, de acuerdo a lo ya visto, no puede comprenderse sino a la par de los procesos de organización de colectivos: al constituirse éstos transforman un discurso en un sistema de creencias que pasa a ocupar el rol de centro
22

R. Debray. op. cit., pág. 186.

46

aglutinador. La consistencia del grupo estará determinada, así, por la habilidad para mantener vivo el vínculo con aquel centro, de acuerdo a las condiciones favorables o no que el medio proporcione. Tenemos que volver a insistir respecto a la preponderancia del grupo por sobre la creencia, que a pesar de no entenderse el uno sin el otro, a la hora de establecerse como tal es la dinámica de grupo la que determina el proceso. En todo grupo existe el líder y es éste el que cumple la función de materializar las ideas, o sea que la creencia se personifica en él. No se entiende una ideología sin un ideólogo, sin embargo éste no debe ser identificado con la ideología, pues él sólo cumple una función grupal, que aunque importante no es aislable de su estructura. Hay ahí, un error muy común en los análisis actuales, que el pensar la ideología como un sistema de creencias, hecho de discurso, creen que el ideólogo es el responsable de dicho sistema, o al menos su propagador; lo que aquí postulamos es que detrás de una creencia, de una ideología, hay un grupo, un colectivo humano, y dentro de este grupo el ideólogo es sólo un rol. Todas las grandes ideas o creencias que están en boga actualmente, y las que fueron, remiten a una figura epónima que actúa como punto de fuga, es decir que es desde ahí donde se establecen los contornos de la creencia; no se puede pensar en una ideología que no se sostenga en al fuerza de una organización, de tal forma que no existen ideas-fuerza sino mediante la asimilación de éstas -ideas- por un grupo. Hombres que tienen vocación de mesías han existido por millones, la historia sólo ha rescatado unos cuantos. Discursos para qué decir ... La probabilidad de que un hombre o un discurso se transformen en protagonistas de su tiempo tiene en el azar y el medio sus determinaciones últimas. Al pasar consignemos que incluso ciertas tendencias científicas -no pocas-

poseen estructuras similares a los grupos aquí mencionados, existe una internacional Psicoanalista con sus dogmas y protestas, ortodoxos y revisionistas; El círculo de Praga tenía en Mach su figura máxima; y los pensadores marxistas...

diferente es el caso del nazismo. cit.47 Ahora bien. en la mayoría de los caos. el lugar que ocupan en la sociedad. como no depende de un hombre la formación de una ideología.Baro. Martin . o Marx con el stalinismo. Sin desmerecer el rol de esta última se hace necesario profundizar en los mecanismos de integración e interacción de los grupos. A Martin-Baro 23 en su libro “Sistema. colectivos desarrollan sus propias dinámicas de acuerdo a su situación interna y fundamentalmente en su relación con los demás colectivos. grupo y poder” del cual hemos sacado enorme provecho. lo que pueda hacer u omitir el grupo constituido en torno a él. desde perspectivas psicosociales antes que ir a la doctrina. determinar sus diferentes tipos. el poder con que cuentan. tampoco depende de él. op. qué tiene que ver Cristo con la inquisición. Hitler tuvo en vida la Los posibilidad de conducir a toda una nación de acuerdo a su doctrina. tal que es mejor buscar explicaciones. o analizar estos hechos. 23 I. etc. .

porque ahí no aparece el proceso sino en su estado final. Al haber pertenencia hay necesariamente una creencia y la conjunción de ambos aspectos es lo que se postula como ideología. De este modo. esto quiere decir que el principio fundamental de toda ideología estriba en el proceso de formación y desarrollo del colectivo. lo que suceda posteriormente. pues el acento no se pone en el número de miembros ni en su efectividad social. dejan su condición de individuos para transformarse en una fuerza colectiva que pueda satisfacer su necesidad de pertenencia. el que origina un colectivo. Cuando observamos las diferencias entre una reunión de individuos y grupo. lo cual tiende a desviar la atención y a utilizar esquemas excesivamente estáticos. así como los pequeños grupos. si se multiplica o decrece. desde los pequeños grupos primarios hasta las organizaciones multitudinarias y universales. Toda otra ideología tuvo un primer momento en que sus adeptos eran mínimos.una teoría de la ideología . corresponde a otra dimensión del análisis.. no puede recaer la atención del análisis sólo en los grupos ya establecidos. como considerar la ideología sólo en cuanto a discurso y al grupo como algo dado: cuando lo importante está en el proceso mismo que lleva a aquella doctrina a plasmarse en un conjunto de hombres. hacíamos notar que en este último se establecía un tipo de relación que hacía que los individuos allí congregados se sintieran partícipes iguales de una totalidad y en tal sentido se originaba un “nosotros” que respondía por aquella estructura. En palabras de Debray: “.. si se mantiene o no. Esta nueva conceptualización hace aparecer como fenómenos similares hechos de la más diversa especie. sino en el proceso mediante el cual una diversidad se convierte en una unidad: es ese el momento clave. No hay una media establecida para que uno y no otro colectivo logre la aceptación social que lo convierte en una ideología mayoritaria.48 LAS IDEAS FUERZA O LA FUERZA DE UN COLECTIVO? Desde la perspectiva de Debray hay ideología ahí donde se mueve un “nosotros”. Los miembros de reconocen como parte de un todo.

De acuerdo a lo ya expuesto. Si observamos las revoluciones exitosas o fallidas de centroamérica nos damos cuenta que más que ser de tipo clasista tenían un claro sesgo nacionalista antiimperialista. existen las clases económicas que tienen intereses y adversarios contrapuestos. es más fácil constituir desde aquella base común una organización. 200.49 que no permita describir la toma de cuerpo de las ideologías en el historia se asemeja a un modelo lógico de la eficacia que no tuviera estructuración posible. pues uno es chileno. Por otro. pero eso no implica necesariamente que la clase proletaria se constituya como una totalidad. el desfase existente entre la clase “en sí” y la clase “para sí”. por causa de los diferentes grupos en pugna existentes en una sociedad. católico o 24 R. en eso todos los cientistas estarán de acuerdo. En realidad nada obliga a una clase económica a convertirse en grupo. o entre “lo que es” y “lo que debería ser” por teoría. no solamente por la acción de la clase dominante. éste no tendría en el campo político posibilidad de acción autónoma. por un lado en lo que respecta al liberalismo y su excesivo acento en el individuo. Debray. pero. la comunidad de intereses no basta. diferentes tipos y grados de pertenencia que se superponen. sino fundamentalmente porque no es mecánica la formación de un colectivo.. que brote de ella un “nosotros”. que a decir verdad siempre resulta más poderosa. que en otros análisis no quedaba tan claramente establecido. y para incorporarse a uno de ellos el individuo debe necesariamente alienarse. Muy significativo resulta lo implicado por dicho esquema en cuanto a los paradigmas clásicos. en el caso que tenga la posibilidad de hacerlo. Habrían así.. op.” 24 El movimiento político se establece. Tiene más fuerza la pertenencia a la nación que a la clase. lo cual remite a otra estructura de pertenencia. así lo ha mostrado la historia. . la acción política no es posible sino a través de la mediación de un colectivo. de izquierda o de derecha. se comprende a la luz del concepto de grupo. como ya dijimos.. lo que nosotros hemos destacado en este trabajo es la estructura y origen de aquellos colectivos. el concepto de clases y lucha de clases pierda fuerza como determinación principal. cit. de tal manera su acción individual se restringiría solamente al campo económico. pág.

op. .. “de la chile” o “del colo”. de zanjar las discusiones políticas o religiosas es preguntar al interlocutor a qué pertenece y quién determina en definitiva su línea de acción y pensamiento. 25 25 R. cit. pág. nos dice Debray. en el mejor de los casos.50 protestante. 183. Debray. cada uno de estos colectivos ejerce cierto poder o tiene su grado de convocatoria sobre el individuo dependiendo del ámbito en que se dé la confrontación con los demás colectivos.. Una buena forma. o si está en condicione. etc. de ser incorporado a nuestras filas.

pues el grupo en realidad actúa solo y se determina de la misma forma que cualquier organismo vivo. de acuerdo a los principios de la vida el medio es el factor que posibilita o imposibilita la existencia.” (A. en cuanto formaciones colectivas. 26 “El mundo como voluntad y representación” . nos cuesta mucho poder imaginar que en algún momento dichos colectivos no existían. “ideologías” políticas. Lo que aquí se postula da para pensar en los colectivos como entidades “bio-étnicas” y como tales con la vida propia.51 LA IDEOLOGÍA. En efecto. es la necesidad de asegurar la existencia. sin reflexionar respecto a la precariedad de la vida de una cultura. UNA REALIDAD BIOLÓGICA “Lo que ocupa a todos los vivos y los tiene sin aliento. La constitución de un grupo es el origen de una entidad vital completamente nueva y original. No es necesario que cada individuo se proponga dichos objetivos. sea por conquistas o exterminioso por la misma acción del tiempo. por otra parte. siempre los miramos como algo ya dado. para un grupo el medio cumple el mismo rol.. Al observar los colectivos que existen en este momento. la fuerza e inteligencia del grupo para actuar en medios adversos. tienen la característica de estar sometidos al tiempo y al espacio: desde el momento en que se constituyen como tales adoptan naturalmente funciones de reproducción y mantención de su unidad. sean naciones.. pueblos. religiones. que no puede ser reducida a la suma de sus partes. Los grupos humanos. Schopennhauer) 26 Lo que mencionamos al pasar acerca de considerar el colectivo como una entidad biológica no fue solamente una metáfora. podemos pensar en la cantidad de formaciones sociales que han desaparecido a través de la historia. si éste es esquivo y el colectivo no logra crear los órganos necesarios para enfrentarlos termina inevitablemente por desaparecer. Otro factor entonces.

de enfrentar al tiempo. se constituyó en base a principios y valores que poco o nada tienen que ver con los occidentales. Lo cierto es que incorporarse a la vida de otra cultura significa la muerte de su identidad. sino una necesidad vital del hombre. y en definitiva de su vida. y en esa inevitable confrontación van perdiendo. La muerte es. por el contrario a la vida. es decir. su jerarquía. su pueblo. éstos poseen y crean funciones que se opongan al fatal paso del . es decir. pero también tenemos casos de colectivos religiosos. Éste necesita del grupo porque es la única forma de sostenerse en la vida. en política el caso más típico es el del Partido Comunista -”El Partido”en sus diferentes expresiones nacionales. corresponden a una investigación aparte. un estado de desorganización total.52 Ahora bien. ha logrado mantener su unidad por sobre. cómo y cuándo se constituye. una sofisticación de la sociedad. por decirlo de algún modo. de lo cual creemos haber hablado bastante en la primera parte. En cambio. para el cual no hay más que observar el devenir de éste. que la formación colectiva no es un asunto prescindible. hasta hace poco. un pueblo como el judío. y al parecer igual suerte le espera a las que subsisten. Estos son ejemplos de colectivos “nacionales”. La vida necesariamente tiende hacia la muerte. el momento en que se adopta como religión del imperio. sus variadas crisis y cismas. la relación entre la creencia y su proyección en el tiempo. el infortunio de no tener un territorio propio: la energía para mantener el vínculo y conservar su unidad debió ser inmensa. La historia reciente de los pueblos indígenas latinoamericanos muestra claramente cómo en su enfrentamiento con la cultura occidental han perdido vitalidad a tal punto que muchas de ellas han desaparecido. como el cristianismo. en esto tiene mucho que ver la consistencia que da la coincidencia del plano religioso y patrio. El análisis de todo este tipo de problemas. pues su colectivo. etc. a pesar de la infinidad de experiencias límites que han sufrido. del devenir de los colectivos. lo que tiene que quedar claro en todo esto es que no existen grupos e individuos separados. el tiempo es el encargado de hacer el enlace -maldito puente-. de la misma forma se aplica a la vida de los colectivos..

oponerse a su paso desintegrador y para esto necesita la cohesión que da la reiteración del origen a través del ritos y simbologías particulares.. El colectivo permite anclar en el tiempo. op. se enfrenta a la muerte por dispersión generando vínculos estrechos en torno a una creencia común que sirva de frontera respecto a los demás. Es decir. 27 27 R. 276. que en su caso no es otro que volverá la dispersión original donde el colectivo desaparece conjuntamente con sus miembros o vuelve al estado entrópico inicial. cit. “El tiempo huye: la religión rellena las brechas”. “el hombre es una máquina de fabricar máquinas de remontar el tiempo: lo más importante de estas máquinas son los organismos colectivos”. Debray. 268. se detiene el tiempo a través de la consagración de un espacio ideal o concreto.53 tiempo. pág. cuando cada individuo no es más que eso. un individuo. .

cit. es decir. es haber considerado a la ideología como una forma de organización de colectivos. es en aquel momento donde la ideología toma cuerpo como tal. y éstos considerados en sentido amplio. Esto está claro.. El sistema organizado es el grupo que se constituye al momento de demarcar las fronteras que lo separan con los demás. sino de organizarse dentro del mundo. dentro de esta nueva conceptualización. “el cierre de un campo no puede proceder contradictoriamente sino por abertura a un elemento exterior al campo” 29 . Pues. Aquí está dicha ley: “NO HAY SISTEMA ORGANIZADO SIN CIERRE Y NINGÚN SISTEMA PUEDE CERRARSE CON LA AYUDA SÓLO DE LOS ELEMENTOS INTERIORES AL SISTEMA”. queremos abordar como último punto lo que consideramos la propuesta fundamental de Debray: establecer en forma de “ley lógica” el principio o fundamento de todo colectivo. y acota Debray. op. Debray) 28 Después de haber establecido. .. pág. Esta ley es llamada por Debray “de incompletud”. a través del análisis también reajustado de la creencia y la postulación de una relación intrincadísima con las formaciones sociales en lo que se denomina grupo o colectivo. sólo es necesario que se estructuren como un grupo. 220. y tiene su origen en el teorema de Godel -aplicada específicamente a la teoría de conjuntos-. entonces. El supuesto. Ya en parte habíamos adelantado que. pág. en qué consiste la reconcepctualización de la ideología.54 LEY DE INCOMPLETUD “Si las ideologías no son formas de ver el mundo. (R. 219. la lógica de la ideología tiene su clave en la lógica de la organización”. Debray. Debray. el peso mayor descansaba sobre la constitución de colectivos. que guía dicha propuesta. El otro punto dice 28 29 R. ojalá claramente. no importando del ámbito en el que actúen. op. lo cual llama a interrogarse acerca del origen de los grupos. R. cit.

cit. se transforma en una totalidad diferente y original. cuya convergencia dibuja el área lateral del grupo” 30 . Sucede entonces. y por eso su abstracción. en el sentido en que la pertenencia a un colectivo se 30 R. al formar parte de un colectivo. ellos son los que pertenecen a dicho colectivo. Un conjunto de individuos. y no como entidades individuales. a algo que esté en un plano diferente al de ellos. . que Debray la ve hacia arriba. más bien. que tiene su propia dinámica. sin clarificar lo que ocurre en cada caso particular. No habría que asustarse por lo místico que parecen dichos términos. Debray. Desde el momento en que el grupo es constituido es una nueva entidad. este teorema o hipótesis establece la forma general. op. para lo cual usa la imagen del cono: el vértice sería aquel “agujero fundador que asegura la dirección única de los rayos de adhesión. pág. valga la redundancia. Lo que dice esa segunda parte es que un conjunto de individuos debe recurrir a un “otro”. y es un poco más complicado. e incluso de ciertas instituciones políticas. Ese punto podríamos identificarlo con el líder carismático. existente o no. ni por “continuidad”. es más. no es ese el rol de una ley. el grupo no les pertenece. como el poder y la representación. que los individuos. que permita la unificación. pues quién podría negar los rasgos religiosos que existen en las prácticas políticas.55 relación con la incapacidad que tiene el grupo de originarse a sí mismo. Decíamos que el colectivo es el tránsito de la diversidad de la unidad. No hay unidad “por adición”. Mediador porque no hay grupo inmediato. Los miembros de aquel ya no son responsables de los movimientos de éste. primero un radical cuestionamiento del concepto de individuo. y segundo la ratificación de las categorías grupales. de paso consignemos que de acuerdo a estos planteamientos existiría una continuidad esencial entre religión y política. hay más bien una “ruptura”. lo que implica. principal “mediador” de aquel conjunto que se convierte en grupo. 220. responden en tanto miembros de éste. que permite abordar y dar cuenta de cualquier organismo político. mediante un oscuro -por lo desconocidopaso..

hace que él no se posea a sí mismo. lo cual determina que los colectivos estén constantemente impelidos a repetir a través de ritos y símbolos aquel punto de origen.. op. etc. parra constituirse como grupo. Un aspecto fundamental que se deriva de esta ley de incompletud.” o teológica como dice Debray.. “el grupo no puede entrar en relación inmediata consigo mismo” . es imposible pensar. Debray. delegados a representar aquel vacío originario. El hombre en este paso pierde el control de sus movimientos. necesidad de mediación continua. el grupo al nacer fuera de sí impone la 32 31 . En primer término esto implica una ruptura de la linealidad en cuanto a que los individuos están condenado a dar un rodeo por un elemento externo. De tal manera que el origen de los colectivos es el que lleva implícito la realidad mística. al se el grupo el que delimita y determina su accionar. Son todos. cit. a no ser como una utopía -que no deja de ser válida si es “nuestra” utopía-. pues no está en sí el poder para darse origen. Ibid. 230. pág..56 manifiesta abiertamente a la conciencia como siendo algo sumamente natural: yo soy . 228. mediador. “La fisura original condena al grupo a buscar la sutura por retorno a los arquetipos de su nacimiento . pág. No obstante. el partido como representante de la clase obrera. el secretario general como representante del partido. es el que apunta a la incapacidad de los grupos para constituirse a sí mismos.. el ideal de una sociedad desalienada políticamente. que en términos más corrientes se expresa como la prescindencia de autoridad. para lo cual recurre a la “representación”: el rey como representante de Dios en la tierra. el grupo mismo al constituirse en base a “la abertura a un elemento externo al campo”. Representación y sustitución. Estos mismos principios nos hacen posible comprender la naturaleza de la autoridad. en definitiva. . de De acuerdo a lo visto.. En tanto que la sociedad se constituye en base a colectivos sociales. son para Debray dos mecanismos implicados por la ley de incompletud: en al vida cotidiana de las formaciones sociales el colectivo 31 32 R.

Habría que decir.. 229.. La política.57 necesariamente debe justificar su existencia. prete. cit. Debray. Sustitución necesaria para la vida del grupo. op. conjunto desplaza el núcleo del enigma político a la figura de la Mediación. y por otro lado. de acuerdo al marco expuesto. Terminemos este punto citando a Debray: “La impotencia del grupo para La no intermediatez del aparecerse como transparencia a sí mismo: como totalidad fundada.. hace del inter (-mediario. cesor) la clavija obrera del todo. está la idea de sustitución. en el sentido en que. por sus características -como especie. para lo cual la política es el instrumento. la república. de tal modo que se trata de volver a través de la ceremonia y la gesta colectiva a aquel momento que dio origen al colectivo.requiere de una organización colectiva. . Dios. hubo un momento en que aquella representación no era “re-presentación” sin presente. es decir.. permitir o hacer posible la unificación o unidad de los hombres en colectivos. la clase. La determinante última de esta labor reside en aspectos de tipo biológico. pág. etc. debe “re-presentar” algo. 33 R. en cuanto a que los colectivos son la única forma por la cual el hombre se sostiene en el mundo. que el supuesto fundamental de esta tesis estriba en planteamientos biológicos: como que la vida es organización y que el hombre.” 33. tiene como papel fundamental la mediación.

58 CONCLUSIONES .

que la organización de cualquier formación colectiva y su mantención en el tiempo están en función de la política. empero.por lo menos para mí lo fue. también es claro que la economía no es la que da origen a un colectivo. No cabe duda que los sistemas de producción determinan el auge y caída de una sociedad. es decir. “El hombre de la rosa”. Eco. o sea la base económica. . no obstante determina la suerte de aquélla. con lo cual tocamos nuevamente el gran problema: quién determina a quién? A decir verdad. qué tipo de relación mantienen? Según los planteamientos aquí postulados. eso corre por cuenta de las fuerzas productivas. 34 U. En realidad..” (W. la política no alimenta a los miembros del colectivo.59 SUPERACIÓN DE LA CONTRADICCIÓN IDEA-MATERIA “Pienso que el error consiste en creer que primero viene la herejía y después los simples que la abrazan (y por ella acaban abrazados). Sin embargo. Si la política ya no es más efecto de aquélla. para alguien que “habita” el esquema marxiano éste es el principal postulado para entender la propuesta debrayana . primero viene la situación en que se encuentran los simples y después la herejía. en tanto es la base de estructuración de todo colectivo. la política subyace a toda práctica humana. cómo habría de hacerlo? Tendríamos que decir de este modo: la base material no determina la estructuración de una formación social. de Baskerville) 34 En esta última parte vamos a tratar de redondear una idea que puede ser polémica e incluso entorpecer la lectura de este trabajo. Nos referimos al punto que dice relación con el rol que juegan dentro de este nuevo esquema las condiciones materiales.

Volviendo a Darwin. nos muestra claramente la determinación que ejercen las condiciones materiales. La base material ejerce. por así decirlo. Dentro de estos mismos planteamientos. es decir. o pueda predecir. que de la ciencia. Azar v/s medio. occidental impuso la fuerza de su sistema económico-tecnológico a las formas rudimentarias de producción. Tenemos por una parte la teoría marxista que considera que las formaciones sociales tienen su determinante última en las condiciones materiales. incluso azarosos. y base material como medio. podemos incluir nuestro problema. su mantención en el tiempo y el espacio tiene directa relación con las vicisitudes del medio. trascendente a las condiciones del medio. al decir “al menos” estamos queriendo expresar que la prescindencia no es total. la propuesta debrayana plantea que el origen y mantención de los colectivos dependen de factores diversos. que en Marx hay una acentuación radical en la incidencia del medio. entonces. y por otro lado. expuestos en forma un poco grosera pero gráfica. en la teoría lamarckiana es éste. los cambios de dan sin intervención de factores externos. Si bien el origen de un colectivo depende del “azar”. El ejemplo de las culturas indígenas latinoamericanas en su fase de En dicho. que lo conecta estrechamente con Lamarck. Aquí debemos detenernos. Es evidente. la formación o muerte de un colectivo. al menos en cuanto a su formación. el que determina el cambio y/o la formación de una nueva especie. pero sí el de dar muerte. su influencia. No existe ningún tipo de conocimiento teórico que dé cuenta. comentado aquí. la correlación de fuerza es abismante. Debray se emparenta con Darwin. del medio: en cambio. este hecho está más cerca de la magia. caso la “victoriosa” cultura desaparición.60 En la teoría evolucionista de Darwin tenemos que las transformaciones de la especie son determinadas por mecanismos azarosos. no tiene el don de dar vida. Así. la especie genera por sí misma los . de este modo. Son las condiciones económicas las que van prefigurando el devenir de los colectivos. al proponer que los colectivos se encuentran en una dimensión diferente. lo cual define el desenlace: colectivos condenados a una lenta pero segura desintegración. usando los términos evolucionistas debemos pensar formación social como equivalente de especie.

pequeños y grandes empresarios. pero no tiene ninguna garantía que dicho cambio o nueva especie pueda adaptarse a la situación del medio. “aristocracia”. Existe. sino solamente busca una fórmula explicativa más general que haga posible abarcar una diversidad de formas colectivas. la derecha representa un sector de la población que se identifica con la clase económica alta. no . Es ahí donde aparece el problema. las mezclas de marxismo e islamismo. que remiten en definitiva a los planteamientos de Marx. cómo se entiende que los grupos establecidos en general y en especial en el caso del tercer mundo. Estamos hablando de la teología de la liberación. pensamos que el esquema postulado no le niega ni resta importancia a la base material.. Cualquier estudio demostraría aquello. ya señalada. de comprensión de este trabajo por parte de simpatizantes marxistas. El hecho que motiva esta consideración. se critica el materialismo histórico. lo cual implica una crítica radical del paradigma marxista. a decir. Sin embargo. tiene su razón en la dificultad. y no es que nosotros tratemos de imponerlo. determinada por intereses materiales. Si los colectivos tienen sus propias claves de organización y satisfacen necesidades de tipo psicosocial y hasta biológico. una coincidencia clara entre las tendencias políticas y ciertos sectores políticos. se convierte en un severo juez. político a través de la noción de ideología. El desarrollo de esta tesis tuvo como centro la reconceptualización del fenómeno Se estableció la originalidad y necesidad del hecho político. éste. etc. O sea. en cuanto responsable de la formación y devenir de los colectivos. en definitiva. Es tal la cantidad de ejemplos que resulta difícil restar importancia al medio como factor determinante en la formación de colectivos. En esta misma línea de reflexión hemos de plantearnos la situación de los movimientos políticos concretos en su relación con el estado de las fuerzas productivas.61 cambios. pero al observar la realidad nos damos cuenta que la práctica sigue siendo marxista. etc. es decir. los partidos políticos. y la izquierda tiene su origen en la clase trabajadora y marginal. se identifiquen tan claramente con determinaciones de tipo económico.

nacional.62 estrictamente “políticas”. Los sistemas de producción establecen tipos de relaciones entre los hombres y dependiendo del desarrollo del sistema genera necesidades que no son cubiertas por él mismo. y también aquellas del viejo mundo. como se sabe. de alguna manera. y expuesto aquí. religiosa. es la entidad celular que guarda la información genética de la especie de tal manera que cualquier cambio pasa por él. Aun cuando no hay experiencias avaladoras. política. de tal forma que incluye en él toda forma de organización. Sin negar entonces que la mutación depende de un procedimiento interno azaroso -por la oscuridad que rodea su determinaciónse plantea un tipo de injerencia de lo externo a través de la transmisión al genoma de una información que refuerza o rechaza la innovación 35. “Biología y conocimiento”. A decir verdad Debray reformula. Los cuales. está orientado en una línea similar. esto es. Piaget. y por otro aquellas que intentan mantenerlo. o 35 J. Editorial Siglo XXI. Para comprender desde este nuevo esquema dichas situaciones que aparecen como problemáticas. es decir. son canalizados a través de estructuras grupales. nos habla de una retroalimentación del genoma en su relación con el medio. Piaget postula que aquél recibe información del medio permitiendo así la autorregulación. determina a través de la inclusión o marginación de los beneficios un tipo de interés. El genoma. y/o condenados a ser explotados de por vida. el sistema económico. hemos de recurrir a otra idea que arranca de la teoría de la evolución. La base material. el concepto de política. ésta es un poco más reciente. ahí tenemos a gran parte de la población excluida de los beneficios mínimos del sistema -máximo para ellos-. los intereses de la clase obrera y los intereses de los propietarios de los medios de producción. . que el modelo planteado por Debray. Para qué decir más. Pensamos. etc. Desde estas condiciones arrancan un sinfín de formaciones colectivas que asumen como tarea principal la transformación de aquel estado. como ya vimos.

En síntesis. el hombre a través del colectivo actualiza una forma a priori de la sociabilidad. Para tal efecto. que imponen un interés común desde el cual se erigen como tales. no se logra articular un movimiento consistente y cohesionado en torno a un mismo objetivo. el sistema de producción por su parte genera comunidad de intereses. pensamos. De esta forma la organización de los colectivos se establece teniendo como suelo condiciones materiales concretas. Una gran cantidad de colectivos responden a dicha información. En este caso. que el medio o base productiva actúa sobre la formación del colectivo mediante el interés que representa la satisfacción de una necesidad vital. Esta es la información que entraba el medio. o sea en la cual las necesidades de la población dan sobradamente para que se intente transformar aquella sociedad. que responde a la formación de colectivos. es necesario que se dé la coincidencia entre el interés generado por el desarrollo de las fuerzas de producción y el plano político organizativo. . Las manifestaciones políticas que se aparecían como polémicas en este nuevo esquema. Es por eso que de hecho se dan casos donde habiendo una situación objetiva. pero con un interés específico: el suyo. o sea que canalizan su necesidad vital de organización y pertenencia a través de este tipo de movimientos.63 sea colectivos políticos de diverso origen. no se entienden sino como la coincidencia de planos diferentes a través de la estructuración de colectivos.

verdadero o falso. entonces imagen distorsionada de la “realidad material”. y segundo porque los cambios históricos son determinados por sobre imperantes.. Y ALGO MÁS Podríamos resumir el trabajo aquí realizado en tres puntos que coinciden de cierta manera con un movimiento dialéctico. como al discurso del progreso y al -o por debajolas ideas . de este modo. Ideología.. El meollo de esta crítica residió en la reducción. ha determinado que el paradigma en general entre en crisis. la conciencia no refleja la contradicción del sistema. el teórico debe necesariamente aplicar a los contenidos de conciencia. giró en torno a la crítica del paradigma marxiano. El paso del tiempo. Para llegar a tal planteamiento. el desarrollo indica que un futuro cercano dicha contradicción acabará. primero por lo espúreo de su origen: fe y distorsión. por tanto son falsas. más bien la oculta. por parte de esta teoría. ii) a pesar de la contradicción del sistema económico. tanto en lo que respecta a la historia. la tesis. fundamentalmente en lo que dice relación al concepto de ideología. lo que significa que el hombre se deshará de su falsa conciencia entrando en relación consigo y con los demás de manera transparente. La historia como progreso de la humanidad y la razón reconciliándose con la realidad dan como producto la realización total del individuo clásico. El primero de ellos. del fenómeno ideológico a una forma de conciencia distorsionada. producida por las contradicciones inmanentes de los modos de producción dados. fue una vez más desechada por decreto de la razón científica. individual o colectivo. es decir. y especialmente gracias al “experimento concreto de las sociedades socialistas. Los supuestos generales que daban pie a dicha concepción se estructuraban en torno a dos ideas principales: i) existe un desarrollo histórico que tiene como determinante último la base material o económica. Las ideas no se adecuan.64 RECAPITULACIÓN . La creencia. un esquema de validación lógico.

las nacionalidades. dentro de lo cual cabe desde las comunidades mitológicas. Son los nacionalismos sólo remanentes? Por qué Stalin y no Trostky? Y qué pasa con el stalinismo y el nazismo? Esas interrogantes nos dan paso al segundo punto. es una entidad original que responde a . las religiones. El creer permite estar juntos. Conocimientos y creencias no se contraponen pues tiene principios y funciones diferentes. a no ser al teólogo o al cuadro político. que lo reconoce.65 iluminismo de la razón. no es solamente un conjunto de individuos. y esto no es una práctica más: es la forma de hacer comunidad. Aun cuando es importante para el creyente pensar que su fe es verdadera. la antítesis. es el discurso asumido “como verdadero” por un colectivo humano. Tenemos así deslindados ámbitos y funciones: la ciencia conoce y explica la causalidad de las cosas. no pretende cientificidad en los términos que requería la teoría. demostrar dicha verdad. el grupo da cuenta de las unidades sociales que actúan políticamente. Pero en una creencia que dice no serlo. Lo que quedó fuera de la teoría o fue negado por ella. el problema consiste en querer hacer de la ciencia una alternativa social. Puesto que lo principal es la posibilidad de estar con otros en la misma creencia. La creencia no es un camino hacia la verdad. En este mismo punto cabe considerar la utilidad teórica del concepto de grupo. si fuera solamente eso sería susceptible de ser analizada bajo esquemas lógicos y ser transformada de acuerdo a ellos. no le interesa. a la política en definitiva. La creencia resiste las tablas de verdad porque la unidad del colectivo así lo exige. por su parte la creencia permite la organización de la comunidad. al rol de la creencia. hasta las “ideologías” políticas. y tiene para tal efecto un esquema de validación. por eso es fe. nos referimos a la ideología. se encargó de minar la sociedad estructurada en torno a la teoría. lo cual implica que ésta deje de ser ciencia para convertirse en creencia. las clases. A través de éste nos fue posible darle un cuerpo social a la creencia. Todo colectivo se caracteriza por ser algo más que la suma de sus partes. mas no es así. Es entonces un concepto general que permite abordar desde una perspectiva psicosocial el problema de la ideología. Es entonces más que un discurso.

sigue siendo un ser eminentemente biológico. donde haya un “nosotros” habrá ideología. su identidad.. al fin y al cabo qué tiene que ver el conocimiento con nuestra felicidad o sí? . La ideología no es un discurso.66 través de un “nosotros”. aún cuando haya desarrollado una ingente tecnología. grupo y La ideología así vista gana la materialidad negada por Marx. un colectivo que haya hecho de aquellas ideas un hogar que habitar. creencia. pasa por la excentración del individuo. Es un concepto dinámico que incorpora. Creencia y grupo están estrechamente unidos. Tercer momento o síntesis... El hombre. El grupo concreto. donde haya política habrá ideología. y entre ellas organizarse en colectivos es la principal. delimita sus contornos. a un ustedes.. hay creencia viva sí y sólo sí hay un grupo que encarne y haga suyos aquellos postulados. Síntesis fecunda pero poco grata. La fórmula general de toda organización. nosotros los de . Donde haya colectivos habrá ideología. y que se contrapone necesariamente. pues se funda en contraposición. se estructura en base a una creencia. como dice Debray.. y crea que está por sobre las antiguas circunscripciones ideológicas -como dicen algunos discursos postmodernistas. encadenado de por vida a satisfacer las necesidades impuestas por su naturaleza. de acuerdo a una cosmovisión particular. al concebirse como el proceso de organización de los colectivos humanos. pertenencia. no es formación de un colectivo.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful