La lucha que se apoya en los derechos humanos es una lucha limitada porque se da en un terreno estrictamente jurídico.

Los derechos humanos se han desarrollado y consolidado a la sombra de un sistema –podemos llamarlo capitalismo, mercado global o como queramos. Las conquistas políticas que hoy tratamos como derechos humanos se han alcanzado a través de luchas cruentas. Los derechos humanos vienen a ser una especie de compromiso entre las luchas sociales y políticas y la dinámica deshumanizadora del sistema. Los derechos humanos se han conquistado en el terreno del estado-nación y sólo ahí gozan de una existencia real. La universalización de los derechos es una operación ficticia. La elevación de los derechos nacionales a derechos universales cumple una función simbólica de cierre del sistema jurídico. Un sistema de derechos sólo existe en un ámbito estatal. Crear un sistema de derechos allí donde no hay una estructura estatal es como empezar el edificio por el tejado.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful