You are on page 1of 92

PERIODISMO ESPECIALIZADO

Víctor Malo González
Un amplio recorrido acerca de las visiones paradigmáticas sobre lo que debe de ser el ejercicio del
periodismo, así como una exposición de los diferentes aspectos del periodismo especializado: las corrientes, las fuentes, el periodista, etcétera.

2011-2012

Índice
Tema 1. Introducción ................................................................................ 3
1.1 La información y la información periodística ................................................................................... 3 1.2 Contextualización histórica: corrientes ............................................................................................ 6

1.3 Concepciones sociales del periodismo del siglo XX.......................................................................... 8
1.4 Teoría de la Responsabilidad Social ............................................................................................... 10

Tema 2. La información periodística especializada y la divulgación ...........12
2.1 Definiciones .................................................................................................................................... 12 2.2 Especialización y divulgación .......................................................................................................... 15 2.3 Vulgarizar y divulgar: funciones de la divulgación ......................................................................... 18

2.4 El Periodismo Especializado: objetivos y fines. Diferencias con el periodismo convencional ....... 20

Tema 3. El Periodismo Especializado. Corrientes y aportaciones ...............23
3.1 El Periodismo de Interpretación o de Explicación .......................................................................... 23 3.2 El Nuevo Periodismo Norteamericano ........................................................................................... 27 3.3 El Periodismo de Investigación ....................................................................................................... 30 3.4 Periodismo de Precisión ................................................................................................................. 36

3.5 Periodismo científico ...................................................................................................................... 42
3.6 Aportaciones al Periodismo Especializado ..................................................................................... 46

Tema 4. Las secciones y áreas de especialización ......................................47
4.1 Áreas, secciones y bloques ............................................................................................................. 47 4.2 La sección y sus elementos definitorios ......................................................................................... 49 4.3 Nomenclatura y orden ................................................................................................................... 53 4.4 Áreas de especialización periodística ............................................................................................. 56

Tema 5. Las fuentes .................................................................................70
5.1 Definición y tipología ...................................................................................................................... 70 5.2 Estrategias de relación: el periodismo de fuente........................................................................... 75 5.3 La documentación .......................................................................................................................... 82

1

Tema 6. El profesional especializado ........................................................85
6.1 La formación del periodista especializado ..................................................................................... 85 6.2 Colaboradores y expertos .............................................................................................................. 87 6.3 Periodistas especializados en el extranjero ................................................................................... 88

2

Tema 1. Introducción
1.1 La información y la información periodística
Definiciones
Información
El diccionario no indica ningún significado que remita a fenómenos modernos relacionados con la información, como los “medios de información” o la extensión del concepto a todo el presente histórico (Sociedad de la Información). En todo caso, no se debe perder el sentido literal y etimológico de la palabra. Proviene del latín informatio y del verbo informo, que significa "dar forma", "bosquejar", "instruir", "presentar" o "enseñar". Las acepciones del diccionario de la RAE son:  “Comunicación o adquisición de conocimientos que permiten ampliar o precisar los que se poseen sobre una materia determinada” y “conocimientos así comunicados o adquiridos”: estas dos definiciones remiten a “conocimiento” (teoría) y a mensajes “comunicados” (comunicación). Según esto, una información es un conocimiento adquirido a través del intercambio comunicativo. Sin embargo, hay un matiz interesante; para que haya información debe haber conocimiento nuevo, puesto que el ya conocido no sería considerado información. Esta idea también deriva de los estudios de ingeniería y del modelo clásico de comunicación que relacionaba información con probabilidad (mientras más probable sea un mensaje, menos información contendrá y viceversa). Algo parecido ocurre en el ámbito periodístico, pues “noticia” viene de “nuevo”, y por tanto lo más noticioso e informativo es lo inesperado o improbable.  “Conjunto de mensajes codificados en los ácidos nucleicos que origina la expresión de los caracteres hereditarios propios de los seres vivos mediante reacciones bioquímicas”: el hecho de que venga de la biología nos indica la amplitud semántica del concepto (igual que en comunicación); se utiliza tanto en el campo de lo físico-natural como en el humanístico-social. Esto nos da una idea de la dificultad de delimitación conceptual y disciplinar. En el lenguaje común, información se utiliza con el significado de acumulación de datos, hechos, conocimientos, noticias, así como su transmisión; se habla de sociedad de la información, del poder de la información, de los profesionales de la información o informadores. En sentido amplio, información es la transmisión de conocimientos sobre hechos y relaciones. La Comisión Internacional de la UNESCO -Informe McBride- define la información como "la operación que consiste en acopiar, almacenar, someter a tratamiento y difundir las noticias, datos, opiniones, comentarios y mensajes necesarios para entender las situaciones individuales, colectivas, nacionales e internacionales y para estar en condiciones de tomar las medidas pertinentes”. Así entendida, la información supone un aumento del conocimiento. Información, pues, significa esencialmente transmisión de mensajes a un individuo o colectivo que los recibe, elabora, acepta o rechaza.

3

Comunicación
La comunicación, por el contrario, es el proceso y el resultado de ese proceso de intercambio de información entre individuos, grupos u organizaciones sociales. Según el DRAE, se trata de la “transmisión de señales mediante un código común al emisor y al receptor”. Es un significado muy conocido y genérico, aplicable a multitud de fenómenos distintos (biológicos, humanos, físicos, tecnológicos, etc). Esta acepción deriva de uno de los modelos pioneros de la comunicación surgidos en el siglo XX dentro de la esfera de la ingeniería y la cibernética, y que posteriormente fue conocido como el “modelo canónico” y general de la comunicación que se ha venido repitiendo continuamente. Ese modelo histórico y la definición del diccionario deben ser matizadas en dos puntos:  Hace referencia a señales y no a mensajes; es decir, a una determinada configuración de elementos físicos como imágenes o sonidos, sin atender al significado.  Presenta la comunicación como un mero transporte lineal y mecánico de señales de un punto (emisor) a otro (receptor) de una cadena. En consecuencia, no se tienen en cuenta los posibles problemas de interpretación; el mensaje no es un paquete cerrado de señales que va sin obstáculos de un elemento a otro, sino que el receptor debe reconstruir el mensaje del emisor en base a sus propios criterios. La palabra “comunicación” viene del latín (communicatio), y en su origen significaba “compartir o poner en común”; la misma raíz de otros términos como “comunión” o “comunidad”. Probablemente, este es el sentido más profundo e importante con el que debemos quedarnos de momento. Hoy se utilizan indistintamente los dos términos y se habla de Facultades de Ciencias de la Información (como la Complutense u originariamente la de Sevilla) o de Ciencias de la Comunicación (como casi todas las demás); de información periodística o de comunicación periodística, de informadores o de comunicadores.

Rasgos y características
Toda comunicación humana busca siempre influir, en el sentido de informar, por lo que supone un cambio, entendido como una actitud crítica o favorable a la información recibida. Esta idea de la intencionalidad clara u oculta del acto comunicativo está presente en todos los estudios de la comunicación de masas, y en concreto en el paradigma conductista de Lasswell (1948) quién dice qué, en qué canal, a quién y con qué efectos, y además lleva consigo una importante carga política en virtud de la cual la actividad social llamada periodismo se convierte en uno de los pilares básicos de los estados democráticos en los países contemporáneos. El término información, de todas maneras, ha llegado a imponerse como el más adecuado para referirse de forma resu-

mida y compendiada a un complejo mundo de instrumentos técnicos y fenómenos sociales.
El Acta final de la Conferencia internacional de las Naciones Unidas sobre libertad de Información (Ginebra, 1948) le concedió carta de naturaleza internacional al recoger esta expresión de origen anglosajón y así define empresa de información como “toda empresa de prensa, radio y cinematografía, pública y privada, cuya actividad regular consiste en recoger y difundir informaciones y opiniones".

4

Jacques Bourguin, siguiendo a autores como Maletzke, dice que “existe información cuando un mensaje público es dirigido de manera indirecta y unilateral a un público numeroso y disperso a través de medios de difusión técnica" (en 1968, Bourguin era presidente a la AIERI). Janowitz y Schulze denominan comunicación de masas a las “operaciones por las cuales ciertos grupos de especialistas, utilizando procedimientos técnicos, difunden cierto contenido simbólico entre un público amplio, heterogéneo y disperso”.

Información periodística
La definimos como la transmisión de conocimientos y saberes sobre hechos y relaciones nuevas o novedosas de forma continuada y periódica; es una de las manifestaciones de la información social, es decir, de la transmisión de conocimientos y saberes sobre hechos y relaciones, especialmente de hechos nuevos. Para que se denomine periodística, la información debe presentar una serie de características:  Actualidad: es una variable temporal, y hace referencia al carácter de inmediatez que debe tener la publicación de unos hechos con el momento en el que sucedieron; lo actual es el presente y la información periodística, en es-

te sentido, es el relato del presente. Podríamos decir, pues, que la información de actualidad tiene un alto grado
de contingencia, de efímera y caduca.  Periodicidad: alude a la regularidad o a la frecuencia de la publicación; la historia del periodismo ha ido evolucionando hasta conseguir la simultaneidad entre el acontecimiento y su difusión y, en todo caso, reducir ese intervalo de tiempo. Por su periodicidad y frecuencia la información periodística es regular y continua.  Difusión: puede entenderse en sentido cuantitativo, y entonces equivale a la mayor extensión posible de la comunicación, esto es, al propósito de conseguir la mayor audiencia o público que los medios técnicos permitan; o puede entenderse en sentido cualitativo, y entonces alude a la representatividad social (horizontal, de arriba aba-

jo y de abajo arriba) de los receptores.
 Novedad: es la exigencia de que los contenidos de una información deben ser desconocidos para el destinatario; no puede confundirse con el concepto de actualidad, ya que actualidad es una variable temporal y novedad no. Pero sí es cierto que, con las posibilidades que hoy ofrecen los medios, es posible que los límites entre actualidad y novedad se hayan difuminado bastante; para el público del siglo XXI, lo actual es lo nuevo y viceversa.  Interés: hace referencia a la implicación social de los hechos que se cuentan; la selección de contenidos de un medio puede seguir muchos criterios pero, en general, todos procuran incluir aquellos hechos que están más cercanos a las necesidades y las expectativas de la sociedad en su conjunto, con lo que la prioridad irá desde lo más

general a lo más particular.
La información se llama periodística cuando la transmisión de hechos, datos o conocimientos se hace de forma periódica, con la intención de llegar a la máxima cantidad de gente posible y cuando esos hechos son actuales, novedosos y de claro interés público.

5

1.2 Contextualización histórica: corrientes
Periodismo ideológico (18501 - 1920)
Los comienzos del siglo XX fueron claves para la prensa; la población (fundamentalmente urbana) iba dejando de ser analfabeta y demandaba de modo creciente la lectura de periódicos, lo que llevó a la comunicación a convertirse en un fenómeno de masas. Tuvo su máximo apogeo alrededor de los años setenta, y coincidió con una serie de cambios políticos que se plasmaron en el periodismo de una forma directa. Era un periodismo de opinión, muy ideologizado, que servía como instrumento de apología, de combate y de lucha; de proselitismo y de propaganda. El periodismo que se desarrollaba era muy doctrinario, político y partidista, con poca información; no se había desarrollado el concepto de noticia, puesto que apenas existía documentación, y cada cual la escribía como quería; generalmente, en base a rumores. Así, el resorte que movía al periódico era la opinión y orientativo, apareciendo así el articulismo y el folletismo o periodismo de amenidad o divagación. Existían una serie de géneros consolidados como el artículo, el ensayo, el comentario o la crítica, y otros de carácter más incipiente (más relacionados con la información) como eran la crónica, la semblanza, la biografía o la propia información.

El modelo hegemónico de diario era de opinión; bien representaba a partidos políticos, bien a movimientos de clase (sindicatos). El diario informativo no estaba demasiado extendido.

Periodismo informativo o industrial (1920 - 1955)
La primera Guerra Mundial marcó la decadencia del periodismo ideológico, pero no porque hubiesen decaído las ideolo-

gías. Los descubrimientos técnicos provocaron que los aspectos informativos emergieran con un valor y una fuerza antes
desconocidos. Así, la información misma pasó a un primer plano. Surgieron la crónica, el reportaje, los corresponsales y dio inicio la edad de oro del periodismo. El modelo de diario predominante era aquel encuadrado dentro de un conglomerado empresarial propiedad de un magnate que se dedicaba a un periodismo popular de noticias, si bien también existían excepciones de prensa seria (informativa e interpretativa) y, a un nivel más residual, el diario de opinión. Estas innovaciones técnicas (telégrafo, rueda de informadores, teléfono, máquina de escribir, teletipo…) determinaron un modelo mecanografista en el cual los periodistas eran meros transmisores de la información que les iba llegando, ya fuese

desde las agencias o desde las corresponsalías. La información era dictada.
En cuanto los géneros, la información pasó a un primer plano, y reportajes, crónicas y biografías con ellas. Entre los menos utilizados estaban el reportaje interpretativo, la columna o la semblanza.

1

Se emplea 1850 como fecha simbólica debido a que alrededor de ella apareció lo que conocemos como el periodismo moderno; está a caballo entre la primera y la segunda generación de la prensa de masas.

6

Periodismo de explicación (1955 - 1975)
En 1947 la Comisión Hutchins hablaba ya de Periodismo Interpretativo, con lo que este tipo de periodismo apareció ligado desde el principio a la Teoría de la Responsabilidad social. El lema “Los hechos son sagrados” entró en crisis, pues, por un lado, la prensa no había sido capaz de explicar hechos cruciales para la humanidad como las dos guerras mundiales o el crack del 1929, y la prensa tenía que competir con la inmediatez de la radio y la televisión; así pues, se empezó a demandar a los periódicos contextualizar las informaciones, profundizarlas… para poder comprenderlas en toda su extensión. Con ello, saltaron a primer plano géneros interpretativos como el reportaje, la columna o la semblanza, e informes y análisis fueron haciéndose un hueco poco a poco en la prensa diaria. En cuanto al modelo de diario, floreció el diario informativo interpretativo, quedando por delante del diario de servicios, y en último término quedaban los diarios de opinión y los sensacionalistas.

Periodismo social (1975 - actualidad)
Al abrigo del desarrollo del Estado del Bienestar en occidente y del crecimiento del nivel de vida de sus ciudadanos, apareció este tipo de periodismo, que buscaba dar una salida al tiempo libre del que disponían, cada vez más, las personas. En este modelo, el periodismo se propone la articulación del eje social con las tradicionales temáticas de política y economía en la agenda de los medios de comunicación. El periodista que se suma a esta perspectiva se siente ante todo un ciudadano comprometido con la realidad de su país y, como tal, un actor social de peso. Sus objetivos son colaborar en la construcción de una imagen de la realidad que integre con mayor fidelidad a todos los actores sociales para contribuir a un diálogo que permita encontrar soluciones. Es por ello que destaca el periodismo de servicios, cuya información no se limita a "informar", sino que es útil en la vida del lector, psicológica o materialmente, mediata o inmediatamente (meteorología, horóscopo) Los géneros que han ido apareciendo (si bien no son mayoritarios) son las noticias de situación, los reportajes de investigación, los informes de divulgación científica y los análisis de productos y servicios. Los modelos predominantes de periódicos siguen siendo los mismos que durante la etapa del periodismo de explicación.

7

1.3 Concepciones sociales del periodismo del siglo XX
Junto con F. Siebert y T. Peterson, Willbur Schramm publicó un libro de amplio eco académico: Four Theories of the press (1956), en el que se relacionaban sistemas políticos con sistemas de medios, y se plantearon cuatro modelos históricos y generales de prensa y de medios de comunicación informativos que se manifiestan concretamente tanto en el conjunto de normas o legislaciones nacionales como en la práctica real de los medios. Esta exposición de posibilidades es teórica, lo que significa que no siempre es fácil delimitar con claridad qué tipo de “teoría normativa” se está aplicando, dándose a menudo una mezcla de todas las teorías. Así, por ejemplo, es fácil reconocer la teoría en los sistemas autoritarios no democráticos o dictatoriales, lo que no quiere decir que en sociedades formalmente democráticas no se manifiesten tendencias totalitarias o “interesadas”. Las Teorías normativas de la prensa (McQuail, 1985) exponen ideas sobre cómo deben operar o cabe esperar que operen los medios de comunicación dentro del conjunto de circunstancias y valores imperantes. En la mayoría de los casos, cada teoría está conectada a una forma concreta de teoría política o a un conjunto de circunstancias económicas y políticas; sin embargo, pese a esta conexión, también parece que estas teorías son más implícitas que explícitas y, a menudo, están poco codificadas.

Teoría Autoritaria
Desde siempre, los estados o sistemas políticos totalitarios, y en general el poder, han hecho lo posible por controlar la información y su transmisión social. Y mientras más medios y posibilidades de comunicación se han inventado (escritura, imprenta, telégrafo, prensa...), han ido apareciendo más y mejores mecanismos para ejercer ese control: licencias, prohibiciones, impuestos, censura... Defiende que el Estado está por encima del individuo; que la fuente de verdad es restringida y se convierte en la norma

de todos los miembros de la sociedad. El estado podrá así emplear todos los medios de persuasión y de coerción para
vigilar y controlar la información.

Teoría Liberal
Desde el triunfo de las primeras revoluciones liberales y burguesas en la modernidad el ideal de libertad, aplicado a la

expresión y difusión de ideas e informaciones, fue reconocido. Los medios de comunicación (primero la prensa escrita) se
convirtieron en los mediadores institucionales y socialmente legitimados entre el poder y la ciudadanía (opinión pública). Así, se trata del principal principio legitimador de los medios en las sociedades democráticas. Sus principales elementos son: confianza en la razón para diferenciar entre verdad y error, necesidad de un libre intercambio de ideas; y función de la prensa como supervisora y controladora del gobierno.

8

Teoría Marxista
Es necesario distinguir entre tres visiones: • • Para Marx la verdad ya existía, por lo que los medios lo único que debían hacer era contarla sin teorizar sobre ella. En ¿Qué hacer? (1902), Lenin expuso que los medios de comunicación eran los "organizadores colectivos de la sociedad", y no podían estar sometidos al poder del dinero. Así, su idea era convertir a los periódicos en órganos y herramientas de las diferentes secciones del Partido; los periodistas debían pertenecer al mismo y estar al servicio de la revolución, al igual que el resto de manifestaciones culturales. De ahí que se nacionalizaran los medios de comunicación, imposibilitando que pudiesen servir a intereses privados o financieros. La prensa habría de ser un colectivo propagandista; en teoría admitía la crítica y la autocrítica, pero en la práctica esta crítica procedía sólo de los que detentaban el poder. • A ojos del Partido bolchevique, la prensa tenía una misión ideocrática que le hacía ser al mismo tiempo "una herramienta de acción al servicio de la construcción de una nueva sociedad e identidades", una manera de transmitir las ideas del Partido y un instrumento de perpetuación y expansión de las ideas y el régimen soviético. La masa debía ser guiada por la vanguardia del proletariado, y uno de los métodos sería la prensa. Se ha querido relacionar el modelo soviético, atendiendo a su desarrollo estalinista, pero es importante diferenciar el modelo soviético de los otros totalitarios, ya que mientras aquél tenía en su propaganda una importante carga de verdad racional, Hitler (o mejor dicho, Goebbels) era de la opinión de que cuanto más grande fuese la mentira que se le contaba a las masas (invocaciones a la sangre y a la raza, odio a los judíos, ansia de poder…), más fácil era que éstas la creyesen al no disponer de información extranjera.

9

1.4 Teoría de la Responsabilidad Social
Introducción
Entronca en parte con la teoría liberal, pero duda de que exista algún derecho sin su contrapartida. Propone reconciliar la independencia de los medios y la libertad de información con las obligaciones hacia la sociedad. Su punto de partida principal es el supuesto de que los medios de comunicación realizan funciones esenciales para la sociedad, sobre todo en relación con la política democrática. La propiedad y el control de los medios deben concebirse como una especie de servicio público y no como un privilegio. Estas obligaciones deben cumplirse, sobre todo, estableciendo un nivel profesional o alto de información, veracidad, exactitud, objetividad y equilibrio. Los medios de comunicación deben evitar todo aquello que induzca al delito o la violencia o que resulte ofensivo y deben ser pluralistas y reflejar la diversidad de la sociedad.

Origen y características
A mediados de los años cuarenta, se reunió en los Estados Unidos la Freedom Commission of the Press (más conocida como Comisión Hutchins) para analizar y dictaminar el papel y función social de la prensa. La conclusión fue que el deber de la prensa sería proporcionar un relato de los acontecimientos diarios verdadero, comprensivo e inteligente. La prensa debería servir asimismo como foro de intercambio de críticas y de comentarios, dar una imagen representativa de los grupos que constituyen la sociedad y ayudar a la presentación y clarificación de las metas y de los valores sociales y proporcionar libre acceso a los hombres inteligentes del momento. Como misión fundamental, la prensa contribuiría a trasladar los conflictos sociales desde el plano de la violencia al de la discusión. Así pues, los intereses económicos e ideológicos de los medios no podrían estar por encima de su "responsabilidad" para con la sociedad, a la que dicen servir o deberse (los medios como servicio público). De esta ambición de hacer compatibles las libertades y derechos con la utilidad y el servicio a la sociedad surgirían dos tendencias siempre problemáticas entre sí: • Confiar en la profesionalidad (honradez, objetividad, neutralidad...) de los periodistas, que se autorregularían a través de códigos éticos o deontológicos. • Ciertas medidas de control externo (por ejemplo, control de contenidos o de publicidad); esto último siempre está mal visto por las empresas y buena parte de los profesionales. Siebert, Peterson y Schramm resumieron las críticas que esta teoría hace de la Teoría Liberal. Los medios:  Han acaparado un enorme poder para su propio provecho. Los propietarios han divulgado sus opiniones particulares, sobre todo en política y economía, en detrimento de las opiniones contrarias.  Han sido servidores de los grandes intereses económicos y a veces han permitido que los anunciantes dictasen la política editorial y el contenido de los medios.  Se han resistido al cambio social.  Han concedido a menudo mayor importancia a la superficialidad y al sensacionalismo que a lo significativo.

10

 Han puesto en peligro la moral pública.  Han invadido la privacidad de los individuos sin causa justificada.  No han facilitado el acceso a nuevos participantes.

El modelo de periodista
En esta situación, los periodistas asumen nuevas funciones y su responsabilidad social y colectiva es mucho mayor, aumenta también su prestigio y la importancia de una profesión considerada muy a menudo de carácter menor o secundario. Para afrontar el reto, el periodista debe ser un profesional con conocimientos específicos y básicos al que ya no se le exige que sea un todo terreno; tampoco basta con el olfato periodístico, la curiosidad o la pluma brillante. El periodista de hoy se acerca más a la figura del experto: ha de tener unos conocimientos teóricos y técnicos que le capaciten como un experto en comunicación en un área concreta de la información de actualidad. El generalista deja paso al especialista. Como en otras ramas del saber, son los expertos los que crean realidad; el periodista, además, crea opinión, con lo que arrebata así el papel de líder de opinión que tradicionalmente han ejercido los articulistas de prestigio. El conocimiento especializado de un área de información es necesario para realizar una tarea de selección e interpretación de una determinada realidad. La labor del periodista no acaba ni comienza produciendo textos, el trabajo de selección es el más importante hoy en el periodismo teniendo en cuenta la ingente cantidad de hechos de actualidad que se producen en un mundo desbordante de información. Y, sin embargo, el periodista especializado no debe ser un técnico especialista sino una persona culta, capaz de interrelacionar, contextualizar y profundizar en la información y darle significado y sentido. Como buen comunicador, el periodista especializado debe ser consciente de su papel de mediador entre los conocimientos sostenidos por unas elites de poder y de saber y la audiencia a la que se dirige y ha de tener muy clara su función de democratización de la cultura, para lo cual

lo mejor es despojarse de cualquier protagonismo estelar.

11

Tema 2. La información periodística especializada y la divulgación
2.1 Definiciones
En la corta historia académica de los estudios de Ciencias de la Información en nuestro país, el libro La Especialización en
el Periodismo (1974), escrito por Pedro Orive y Concha Fagoaga, fue el primer intento de alumbrar una teoría del periodismo especializado. Orive y Fagoaga definieron la especialización periodística como "aquella estructura que analiza la realidad proporcionando a los lectores una interpretación, lo más acabada posible, acomodando el lenguaje a un nivel en que se determine el medio y profundizando en sus intereses y necesidades". Definición y talante que sirvieron de punto de partida para la creación de una materia y una asignatura, dentro del ámbito de la Estructura de la Información y de la mano de Javier Fernández del Moral y en la Universidad Complutense. La información periodística especializada apareció así como una parcela concreta del conocimiento científico, con una vocación clara de respuesta en dos direcciones:  Hacia el conocimiento teórico de las Ciencias de la Información y práctica profesional del periodismo.  Hacia la grave encrucijada social a la que nos ha sometido la especialización del conocimiento, con la consiguiente pérdida de visión global a todos los niveles. Es lógico, por tanto, que la IPE se preocupara esencialmente de este problema, procurando además un estudio específico de aquellos contenidos informativos que tratan de ampliar una doble necesidad informativa: una demanda creciente de audiencias interesadas por las distintas especialidades y una oferta igualmente creciente de medios de comunicación, tanto escritos como audiovisuales o electrónicos. La IPE no hace referencia a las distintas especializaciones a que pudiera dar lugar el mismo desarrollo de las ciencias de la comunicación, sino a los tratamientos informativos de los diferentes contenidos especializados. La especialización periodística se define como estructura informativa en función del objeto, no del sujeto de la información. La IPE es:  Una estructura informativa que penetra y analiza la realidad mediante las distintas especializaciones del saber.  Coloca esa realidad en un contexto amplio que pueda ofrecer una visión global al destinatario.  Elabora un mensaje periodístico que se construye según un nivel propio de cada audiencia y atendiendo a sus intereses y necesidades.  Es, pues, una respuesta a las demandas de la sociedad actual. Cuando el conocimiento es vulgar, los mensajes se mueven en el terreno de los tópicos y de los estereotipos.  Hereda el reto de la responsabilidad social de los medios; como misión fundamental, la prensa contribuirá a trasladar los conflictos sociales desde el plano de la violencia al de la discusión. La información periodística se considera especializada cuando se propone profundizar en la información y presenta un

tratamiento específico, es decir, en función del tema que aborda. En la IPE, el qué condiciona el cómo. Es decir, los trata-

12

mientos de la información se realizan según los criterios específicos del ámbito temático: la política, los sucesos, las finanzas, exigen formatos, género o lenguajes propios que requieren, a su vez, una formación especializada al profesional. Para Josep María Sanmartí, “el periodismo especializado es el instrumento mediante el cual los medios de comunicación abordan los problemas derivados de la especialización del conocimiento en general, su desconexión con la sociedad y la consiguiente pérdida de una visión global de la información”. Añade que es cierto que sin la especialización el conocimiento no habría llegado al punto en que se encuentra hoy día, pero al mismo tiempo la fragmentación se ha convertido en su principal enemigo, hasta el punto de que una persona superespecializada puede acabar siendo un ignorante. Para Rosa Berganza, "el periodismo especializado es aquella práctica que los profesionales de la información ejercen sobre un área del saber en la que son expertos que exige la puesta en práctica de unos métodos de trabajo que persiguen eliminar la dependencia de las fuentes oficiales de información y que se caracteriza por analizar, explicar e interpretar procesos con rigurosidad utilizando para ello el nivel de lenguaje adaptado a las necesidades del público receptor” Ambas concepciones acentúan la función contextualizadora de la información periodística especializada como herramienta para el acercamiento eficaz entre una parte de la realidad y los destinatarios de la misma. El periodista especializado encargado de producir mensajes actúa como un intérprete de la realidad/actualidad ante su público. Según esta forma de entender el concepto, el objetivo último del periodismo especializado sería la oferta de mensajes periodísticos, cuyos códigos están adaptados al nivel de las audiencias o de los públicos.

Mientras que en la concepción de Orive y Fagoaga se menciona la realidad en general como referente comunicativo del mensaje especializado,

Fernández del Moral resalta el lugar singular del periodismo especializado en la labor de divulgación del conocimiento científico en la sociedad.

Por tanto, una de las primeras puntualizaciones que es necesario realizar es sobre la ambigüedad e inadecuación del término “especializada/o”. Los distintos autores que se han aproximado al tema han entendido la especialización periodística de manera muy diversa.

La especialización de las audiencias
Entendido de esta forma, una publicación especializada sería aquella que se dirige a un segmento específico de la audiencia que posee unas características determinadas. Pero cabría preguntarse:  Si toda prensa especializada, máxime la dirigida a algunos sectores profesionales, estaría siempre formada por textos periodísticos.  Si puede calificarse de periodismo especializado tanto el que unas veces se dirige a públicos de masas como otras a expertos, siempre que el tratamiento informativo sea periodístico y se adapte el lenguaje al destinatario. Desde este prisma no habría un solo tipo de periodismo especializado, sino varios grados de comunicación especializada.

13

La especialización del trabajo en los distintos medios de difusión
Dentro de este enfoque, entre los informadores habría especialistas según el medio en el que trabajasen: televisión, periódicos, revistas, radio, prensa electrónica... Cada uno de ellos practicaría un tipo de periodismo especializado, seleccionando de un tipo de contenidos. A veces se confunde la prensa de contenidos selectivos (dedicada, por ejemplo, sólo a deportes, economía, temas del corazón, etc) y el periodismo especializado. Ello supondría afirmar erróneamente que todos los textos incluidos en este tipo de prensa lo son de periodismo especializado.

La especialización de quien escribe el texto: un especialista
Si seguimos este criterio no podremos evitar arbitrariedades. Mantener esta idea supone aceptar un criterio formal, vacío y poco riguroso. Sería como afirmar que literatura es lo que escribe un literato.

Frente a estos criterios, la especialización periodística se refiere a la profundización en una parcela del saber, es decir, a
una especialización temática. Es el objeto o tema de los mensajes lo que permite su clasificación y la división entre las distintas especializaciones dentro del periodismo. Además, la información periodística especializada se caracteriza por un tratamiento determinado de esos textos sobre contenidos específicos que abarca todo el proceso comunicativo. Por tanto, los textos son el criterio último de especialización.

14

2.2 Especialización y divulgación
Especialización, en la actualidad, equivale a incomunicación, y es contra esto que surge el periodismo especializado. La IPE trata de reducir la distancia entre el conocimiento vulgar y el conocimiento científico. Conocer científicamente no es saber más cosas que las sabidas comúnmente, sino conocer de un modo superior lo que antes se sabía imperfectamente. Y, en nuestro caso, saber divulgarlo. La divulgación consiste en no trivializar, resumir o esquematiza, sino en saber utilizar un contexto lo más amplio posible. La información tiene aquí un papel fundamental como cauce de una síntesis cultural. La información se ha constituido ya como un objeto de estudio científico. Inicialmente, se incluía su estudio dentro de las

ciencias humanísticas como la Filosofía, la Historia, la Ética o la Retórica; pero tras la Segunda Guerra Mundial se produjo
una clara inclinación hacia la vertiente sociológica y psicológica. Hoy, las Ciencias de la Información han adquirido categoría propia como ciencias independientes. La investigación sobre ellas ha seguido líneas como el estudio de las estructuras organizativas del sistema comunicativo, desde el punto de vista jurídico, empresarial, etc; los estudios de marketing comunicacional y de audiencias; el estudio de las políticas de comunicación; las nuevas tecnologías... La atomización es un fenómeno común a todas las ciencias y también al periodismo. Mientras un sector considera muy positiva esta parcelación de los conocimientos, otros consideran la especialización como una limitación. Es posible diferen-

ciar entre dos aspectos de la especialización:
 Un individuo es tanto más especialista cuanto más reducido es su campo de especialización. Es el enfoque más negativo y menos valioso. Es el hombre-masa de Ortega y Gasset, muy experto en un campo concreto pero totalmente ignorante del resto y, por tanto, incapaz de relacionar o de contextualizar.  Un individuo es tanto más especialista cuanto más ha profundizado en su campo de especialización, y esa especialización será tanto mayor cuanto mayor sea la base de la que se parte, el área de conocimiento a la que se dirige y la capacidad de relación. Este es el enfoque más valioso e interesante.

15

Causas de la especialización periodística

Necesidad de parcelar y clasificar los conocimientos de un mundo cada vez más desbordante y acelerado

El mayor nivel cultural y las exigencias de las minorías que reclaman una atención

El aumento del tiempo de ocio, aficiones, la diversificación de los gustos

La segmentación de los públicos por la profesión

Motivaciones de carácter lingüístico

Motivaciones que explican el nacimiento y auge del periodismo especializado

La especialización periodística surgió como una exigencia tanto de la propia audiencia, cada vez más sectorizada, como de los propios medios para alcanzar una mayor profundidad y calidad. La IPE estudia fundamentalmente los contenidos informativos, el qué del paradigma de Laswell, pero su objetivo no se limita a un mero análisis de los contenidos informativos específicos, sino que busca, sobre todo, profundizar en los procedimientos por los que los contenidos especializados acceden a los medios y analizar su tratamiento periodístico. La especialización periodística responde, pues, al objetivo de conseguir una información tematizada con una serie de características tales como una mayor densidad informativa, una mayor coherencia y una mejor utilización de los géneros y de las técnicas periodísticas.  El público especializado, a pesar de estar disperso y de ser hasta cierto punto anónimo y heterogéneo, está compuesto por personas que tienen intereses comunes y orientaciones políticas e ideológicas semejantes que les llevan a buscar mensajes similares.  Además, las propias empresas periodísticas tienden a un tratamiento especializado de la información a fin de ofrecer un producto más cualificado y lograr una mejor utilización de sus recursos humanos y técnicos. La propia organización sectorial de las redacciones periodísticas garantiza un tratamiento con profundidad y con mayor rigor profesional.

Efectivamente, cuando el conocimiento es vulgar, los mensajes se construyen a partir de tópicos y de estereotipos; cada
cual se aferrará al suyo sin más razones que las que emocionalmente o vitalmente le hayan llevado a defender algo y llegar así al caos informativo, a la incomunicabilidad perfecta. La especialización es algo común a todas las ciencias, pues desarrolla una importante función en la intercomunicación de saberes. Algunos hablan de las Ciencias de la Información como de una ciencia integradora. El periodismo especializado está relacionado con la Teoría de la Comunicación, la Redacción Periodística, la Documentación o la Estructura de la Información pero, además, tiene fundamentos sociológicos, psicológicos, lingüísticos, jurídicos o pedagógicos.

16

El periodismo especializado puede ofrecer así una vía intermedia que intente acercar los conocimientos científicos mediante la adaptación de estos temas a un lenguaje periodístico accesible, es decir, el lenguaje de la divulgación. Ello no quiere decir vulgarizar los contenidos científicos; la especialización se impone a causa de la constante evolución científica y tecnológica de nuestra época. La pluralidad de conocimientos diversos hace imprescindible la figura del especialista que sepa valorar y analizar correctamente las informaciones necesarias. La exigencia de superación del periodista como profesional cada vez más formado y preparado para responder a las demandas de la sociedad, así como la exigencia de la propia sociedad que demanda una mayor profundidad y calidad en el tratamiento de la información son aspectos claves de este proceso. Nadie duda hoy de que la especialización es el futuro-presente del periodismo; responde a la necesidad que tiene el individuo de recibir una información más elaborada y documentada respecto a los hechos. Con esta evolución, el profesional de la información se ha convertido en el elemento clave para el proceso de producción de la información; hoy, a un redactor especializado no se le puede sustituir fácilmente por otro, a no ser que tenga el mismo grado de competencia. Elemento desencadenante del proceso de especialización en la prensa ha sido la competencia de la radio y la TV, medios que han asignado al periodista funciones más selectivas: recibir la información, seleccionarla, analizarla o explicarla. Podríamos caer, así, en la tentación de considerar que el periodista es un historiador de lo cotidiano, pero ni siquiera un periodista especializado hace historia; lo que sí hace o debe hacer es aclarar acontecimientos, contextualizarlos y establecer una red de relaciones entre los distintos acontecimientos. Ni siquiera al periodista más especializado le llegan todos los resortes que han motivado un hecho. Este nuevo profesional que es el periodista especializado domina, pues, la técnica de disponer una publicación sabiendo utilizar la documentación correspondiente para relaborarla y rescribirla, y, a través de ella, crear información, criticarla y orientarla. Todo ello sin olvidar su sentido de la actualidad, su talante crítico y su curiosidad universal. Negativa sería, por otro lado, una superespecialización, porque reducir excesivamente el campo de trabajo conduciría a una infrautilización de las cualidades del periodismo especializado y supondría un riesgo de conformismo y de rutina. La especialización no es un fin sino un medio para mejorar la información.

•Ampliar el concepto de actualidad periodística, hacer objetivo de comunicación periodística, hechos, ideas, servicios del entramado social que no pertenecían a tal categoría. •Servir como instrumento de mediación e intercambio entre los especialistas en distintas ramas del saber y las audiencias. •Profundizar en la explicación de fenómenos actuales y nuevos que los acelerados cambios políticos, sociales y culturales exigen. •Aumentar la credibilidad de los medios y de los profesionales. •Mejorar la calidad de la información periodística, cuya finalidad es la comunicación sobre lo más significativo de la realidad social, tanto colectiva como individual. •Promover el interés periodístico para acrecentar la curiosidad por el conocimiento de la sociedad. •Posibilitar el aumento de conocimientos sobre la complejidad creciente del mundo que nos rodea. •Ampliar y democratizar la cultura. •Sustituir, en lo posible, la figura del colaborador experto por la del periodista especializado.

17

2.3 Vulgarizar y divulgar: funciones de la divulgación
La palabra "vulgarización" tiene una cierta carga despectiva, pero en el Diccionario de la RAE aparece como sinónimo de "divulgación", término que no presenta ese matiz peyorativo.  Vulgarizar no consiste en hacer creer al profano en una iniciación fácil dentro de terrenos científicos particulares y reservados, que es el aspecto negativo que se suele señalar a la literatura de divulgación tipo Reader's Digest, es decir, los misterios de la ciencia al alcance de cualquier cultura elemental.  La vulgarización científica puede servir también para despertar entre los lectores de periódicos una conciencia

más viva del papel y de la misión de los hombres de ciencia y los investigadores en el mundo actual.
La expresión "divulgación científica" es polivalente, y comprende toda actividad de explicación y difusión de los conocimientos, de la cultura y del pensamiento científico o de la técnica, con dos condiciones:  Que la explicación y la divulgación se hagan fuera del marco de la enseñanza oficial o equivalente, es decir, fuera de la Universidad, la Academia o las Escuelas.  Que estas explicaciones extraescolares no tengan como objetivo formar especialistas o perfeccionarlos en su propio campo, pues lo que se pretende, por el contrario, es completar la cultura de los especialistas fuera de su especialidad y ampliar la cultura de los que no son especialistas. En el Coloquio Internacional sobre el papel de los medios de información en la divulgación de la ciencia (Estrasburgo, 1966) se enmarcaba esta especialidad en otra más amplia, la divulgación, y se definía como "el arte de explicar lo que sea, y no solamente la ciencia". Para la mayor parte de los que se ocupan del tema, la divulgación científica consiste en difundir entre el público más numeroso posible y menos beneficiado por la cultura, los resultados de la investigación científica y técnica y, más generalmente, en el conjunto de productos del pensamiento científico formando mensajes fácilmente asimilables. Hoy, la divulgación de la ciencia se relaciona con las políticas de desarrollo de cada país y del mundo, y algunos lo consideran hasta un problema social. Los discursos de la ciencia y los de la divulgación son distintos; • Conocimiento científico: recibe su sentido y su apoyo de todo un conjunto de técnicas, metodologías, prácticas y teorías y diversos tipos de lenguaje (a veces, fundamentalmente, el matemático). El fin de su enseñanza es formar un camino que permita acceder al conocimiento especializado y a la práctica real. • La divulgación debe utilizar sólo herramientas del lenguaje natural : la analogía, la descripción, la metáfora, para recrear conceptos del lenguaje científico. Propicia un camino de acercamiento a distintos aspectos de la práctica
2

científica para ser objeto de reflexión y apropiación racional de los destinatarios. El fin de su enseñanza es transmitir al gran público, sin forzar, las nociones científicas que el divulgador considera indispensable para comprender la realidad científica.

2

Divulgar incluso puede significar "traducir", vencer la distancia entre la ciencia y el vulgo: “la ciencia debe ir ligada a su transmisión amplificadora para que no destruya la estructura social y comunicativa; lo que ofrece el periodismo a la ciencia es la capacidad estructural que tiene de divulgar”.

18

La especialización en los medios informativos está condicionada por diversos factores: la complejidad de la vida moderna y la imposibilidad de dominar todos los campos de la información y de la opinión; la creciente exigencia de calidad y de precisión por parte del público; y en la prensa escrita, la necesidad de buscar el valor añadido de las noticias. En principio, un periodista debe estar capacitado para hacer de todo; pero la especialización empieza a ser una de las fórmulas para conseguir mayor rigor en el periodismo (profesionalidad, exactitud, claridad). Ahora bien, un exceso de especialización puede afectar negativamente al medio y provocar una pérdida de lectores, así como significar una acotación del área de trabajo de los profesionales; lo mejor es que piensen como especialistas y actúen como generalistas. Calvo Hernando esboza un perfil de periodista científico: "Debe ser un periodista capaz de presentar los textos preparados por los especialistas de modo que puedan ser entendidos por todos con la ayuda de recursos adecuados; debe poseer una cultural general que le permita comprender y asimilar los nuevos conocimientos; escribir del modo más sencillo y exacto posible y evitar circunloquios o un léxico excesivo o mal aplicado; no dejar de aprender jamás; ser mediador entre la ciencia y la sociedad; conocer el tema que se va a tratar y saber contarlo de modo sencillo y sugestivo al público traduciendo no sólo los conceptos sino todo un lenguaje y sin dejar un solo término científico sin explicación; seleccionar lo que puede convertirse en información y presentarlo eficazmente; convertirse en portavoz y educador de la sociedad; adquirir la humildad necesaria para esforzarse primero en entender al científico y luego explicarlo al público; añadir a las cualidades periodísticas el rigor del científico". A veces se presentan fricciones entre científicos y periodistas; el hombre de ciencia puede y debe confirmarlo todo, veri-

ficar pruebas y conclusiones, casi siempre sin la angustia del tiempo y no tiene que esforzarse en hacerse entender porque
habla a sus iguales. Sin embargo, el periodista no puede, generalmente, comprobar sus fuentes; trabaja contra el reloj y si no habla el lenguaje de la calle no le entenderán y su trabajo será inútil. A diferencia de épocas anteriores, hoy los científicos necesitan a los periodistas y están más sensibilizados ante la importancia de la comprensión pública de la ciencia y estiman a los investigadores que promueven temas científicos en los medios. Según estos investigadores, el periodismo científico tiene los siguientes fines: a) Informar sobre las novedades del campo de la ciencia, sobre los lugares de trabajo donde se produjeron, sobre las ventajas de la investigación científica, sobre los grandes problemas de la humanidad y el combate de la ciencia

para afrontarlos.
b) Concienciar a las clases dirigentes de la importancia de la investigación científica; despertar y orientar la vocación científica de los jóvenes; y presentar una imagen humana del investigador. c) Conseguir que los diarios sirvan de intermediarios, de mediadores en la comunicación e saberes entre las elites especializadas -políticas, culturales, científicas o técnicas- y los lectores para, así, contribuir a la labor divulgativa de conocimientos propia y esencia de la tarea periodística.

19

2.4 El Periodismo Especializado: objetivos y fines. Diferencias con el periodismo convencional
En Información Periodística, se entiende por especialización “El conjunto de actividades orientadas a la recogida, elaboración, transmisión y recepción de informaciones y de conocimientos relativos a un área concreta de interés periodístico”. La diversidad de la especialización periodística es tan grande como la de los medios, formas y contenidos de la información y como las esferas y los intereses del hombre: la especialización periodística aumenta la eficacia aunque reduzca la audiencia. En un mundo científico cada vez más fragmentado y compartimentado, se impone como necesidad vital el conocimiento de lo que hacen los otros y de cómo lo hacen. Hay que distinguir entre:  Prensa especializada: normalmente, son revistas de periodicidad amplia y a veces sin periodicidad rigurosamente observada dirigidas a profesionales concretos, expertos en una determinada actividad. Estas publicaciones recogen, principalmente, comunicaciones e informaciones de trabajo; no suelen estar hechas por profesionales del periodismo y su estilo no se corresponde con el habitual de los trabajos de actualidad informativa.  Periodismo especializado: se canaliza a través de los diarios de información general, dentro de secciones tipifica-

das por su alto grado de especialización; trata los temas como una verdadera información de actualidad y con un
estilo periodístico, basado en los métodos propios de lo que se entiende por vulgarización o divulgación. Está hecho por profesionales y va dirigido a un público amplio, interesado por conocer o profundizar en asuntos relativos a la ciencia, el saber, la técnica, etc. Este periodismo especializado ha dado origen a una nueva modalidad de profesional de la información: el cronista científico. La preocupación primordial de estas secciones es desarrollar cierto tipo de divulgación entre lectores no especializados. El Periodismo Especializado ha de enfocar desde su filosofía el problema de la especialización de los conocimientos, ya que surge como un reto a la misma comunicación colectiva en el intento de convertir en periodísticos hechos de la realidad social que no eran comunicados y además penetrar en el denso y amplio mundo de la especialización para conseguir de cada parcela del saber un objeto de comunicación periodística. Establece un puente sin precedentes para la intercomunicación de los diferentes saberes, una de las necesidades que plantea la sociedad de la información: integrar las diferentes disciplinas para obtener una concepción global y no parcelada de la realidad. En esta apuesta por un nuevo renacimiento humanista de la cultural, el PE permite relacionar conocimientos considerados hasta ahora antagónicos (ciencia y filosofía, tecnología y arte, medicina y religión) y contribuye también a aumentar la cultura general y global de la persona. Ante este panorama cambiante, que corre a la misma velocidad vertiginosa que la renovación tecnológica, la prensa de calidad encuentra en la especialización un modo de remontar sus orígenes y convertirse en vehículo de reflexión, expresión de ideas y creadora de opinión, además de aportar un conocimiento profundo sobre la realidad cambiante que vivimos. Nunca como ahora la información ha necesitado aliarse con las actividades del pensamiento; el periodismo impreso puede proporcionar a los lectores el conocimiento que representa una información especializada. La información está mucho menos estructurada que el conocimiento; de hecho, gran parte de la información consiste en hechos aislados y no relacionados. En general, presenta una forma incoherente que se puede ordenar en la memoria humana sólo cuando se asocia con alguna estructura prexistente de entendimiento y llega a formar parte del conocimiento de la persona.

20

PERIODISMO CONVENCIONAL
Está basado en el simple acontecimiento y lo cuenta Poco uso de la documentación Fuentes dispersas y cambiantes Un solo nivel de información Se distingue claramente entre la información y el comentario Competitividad muy manifiesta Puede haber incoherencia Contiene más cosas pero poco de ellas La actualidad manda Periodismo de poca calidad

PERIODISMO ESPECIALIZADO
Está basado en torno al acontecimiento y lo explica Mucho uso de la documentación Conjunto estructurado de fuentes Varios niveles informativos: profundos y superficiales Se editorializa todo Complementariedad Coherencia ideológica entre ideológica crónicas y editoriales Aborda menos temas pero con más profundidad El periodista configura la actualidad Periodismo de mayor calidad

El cambio de paradigma que implica el paso de una información general a una información especializada se inscribe en la superación de una era de cultura de masas, propia de la sociedad industrial, para pasar a una época en la que conviven y coexisten diversas formas de vida y diferentes modelos comunicativos. Si los medios de comunicación de masas buscaban un público amplio, disperso y heterogéneo, los medios electrónicos se dirigen a audiencias selectivas y segmentadas: “el periodismo especializado propone un conocimiento en profundidad y divulgativo del hecho informativo”. El periodista especializado, por tanto, debe ser una persona culta, capaz de interrelacionar, contextualizar y profundizar en las informaciones, darles un sentido y explicar al lector su significado. Los estudiosos dividían en tres las etapas clásicas del periodismo moderno, pero habría que añadir una cuarta: el PE que aparece como un instrumento que permite ampliar y profundizar en los contenidos de los medios de comunicación; mejorar la calidad y la credibilidad del periodismo y, sobre todo, adaptarse a los cambios de la sociedad de la información. Estos cambios se resumen en: a) Aumenta la especialización de los contenidos : la globalidad del saber, característica del Renacimiento y representada en la figura de Leonardo da Vinci, terminó con la Revolución Industrial. Los descubrimientos de la ciencia y la división del trabajo multiplicaron la necesidad de especialistas. Por no hablar de los cambios en los campos de la biogenética y otros, que llevan a los científicos a especializarse cada vez más y en áreas cada vez más concretas. El periodismo científico debe responder a esta nueva realidad, por cuanto debe ser divulgada por los medios. b) Progresiva especialización de áreas de conocimiento en Ciencias Sociales: en la década de los noventa han nacido nuevas especialidades universitarias: Ciencias del Medio Ambiente, Ecología, Biología marina, etc. Las ciencias de la Información están sujetas al mismo proceso de especialización.
3

3

Esta parcelación de saberes fue cuestionada por Ortega y Gasset, para quien el científico era el representante del hombre-masa que sabía demasiado de su especialidad e ignoraba el resto.

21

c)

De una sociedad de masas a una sociedad interactiva: la imagen que nos queda de la sociedad de masas es la de una multitud solitaria, de una gran cantidad de personas que viven en grandes ciudades, trabajan juntas pero casi no se relacionan entre sí; personas alienadas, sin relación con la naturaleza ni con su entorno social. En palabras de Heidegger, "olvidadas de su ser y de su esencia". En cambio, las sociedades a gran escala del mundo occidental se hacen cada vez más heterogéneas e incluyen grupos minoritarios, cada uno aglutinado alrededor de intereses comunes, sistemas de valores y preferencias de estilos compartidos que difieren de los otros grupos.

En definitiva, en las sociedades avanzadas occidentales han cambiado las actitudes y los modelos de vida de las personas; se da un flujo constante de comunicación a través de viajes y de las posibilidades que las nuevas tecnologías ofrecen para estar en comunicación: móvil, fax, ordenador. También aumentan sin parar los grupos comunitarios de autoayuda

para personas con problemas; sociológicamente nacen nuevas tribus urbanas, es decir, grupos de jóvenes que identifican
por su manera de vestir y divertirse. El periodismo universaliza sus contenidos y deja de buscar exclusivamente el impacto, la emoción, la espectacularidad de lo que es noticiable para adentrarse en la difusión de todo aquello que sea de utilidad y de interés para sus audiencias.

22

Tema 3. El Periodismo Especializado. Corrientes y aportaciones
3.1 El Periodismo de Interpretación o de Explicación
"El Periodismo de Interpretación supone básicamente contextualizar los hechos a partir de datos antecedentes, datos de análisis o de explicación y valoraciones propias del periodista" (Concha Fagoaga). "La interpretación es un juicio honesto acerca del significado de los acontecimientos, documentado con cualquier prueba de hecho o de opiniones que se puedan aducir en apoyo de la interpretación dada" (Hohenberg). "El relato interpretativo es, en primer lugar, explicativo, y fija su propósito en el porqué. Este tipo de relato contextualiza los hechos y se utiliza para decir qué condujo a que eso fuera un acontecimiento; la valoración se utiliza para describir su significado y los resultados probables se dan para completar el contexto" (Sheenan).

La noticia convencional no sirve para este nuevo tipo de periodismo. Para explicar la información, el periodista utiliza
datos antecedentes, datos de análisis o de contextualización, valoraciones de expertos e incluso las propias estimaciones. Por eso, surgen las informaciones compuestas de noticias agrupadas, los reportajes-informe o las crónicas especializadas. La estructura clásica de la pirámide invertida, que influenció buena parte del siglo pasado, cumplía una serie de fines muy valiosos: dar mucha información en corto espacio; conseguir un relato factual puro y sin valoraciones; seguir un orden decreciente de importancia y adaptarse al espacio disponible. Pero también generaba un desinterés enorme conforme avanzaba el relato; muchos lectores sólo se quedaban con el titular, porque esta estructura impone un orden de lectura del acontecimiento y de la realidad casi coercitiva.

El Periodismo de Explicación supone, pues, un considerable avance en la especialización periodística. Pero también el
Periodismo de Interpretación, definido como "un tipo de periodismo bien hecho y que trata de responder a dos preguntas fundamentales: por qué y cómo han ocurrido los hechos". Es decir, trata de relacionar antecedentes con hechos actuales, buscar relaciones de causalidad o incluso adelantar consecuencias. La documentación es fundamental porque supone que el periodista, además de saber redactar, debe saber cómo encontrar la información, valorarla, analizarla y comunicarla. Surge así un nuevo profesional que reúne las siguientes características: sabe documentarse; sabe buscar fuentes específicas, consultarlas y relacionarse con ellas; sabe valorar la relevancia del acontecimiento; sabe cómo tratar esa información y, por lo tanto, sabe cómo dar un sentido y significado a los hechos al situarlos en un contexto espacio-temporal adecuado.

El Periodismo de Explicación expone la crisis del concepto tradicional de objetividad; una mayor conciencia de la complejidad del mundo moderno, la popularización del enfoque sistémico y una mayor profesionalización del periodismo. Son tres factores los factores imprescindibles a la hora de realizar una interpretación:    La reproducción exacta del contexto de los hechos. Una rigurosa investigación y método. La plena responsabilidad profesional.

23

Rasgos definitorios
El periodismo explicativo trabaja en el segundo nivel de la información (el primero es la transmisión de la noticia en sí misma, fórmula típica del periodismo informativo), incorporando al dato elementos valorativos, antecedentes… que suponen dosis de opinión y, en consecuencia, desaparece la frontera entre comment y story. Se apoya fundamentalmente en la exposición (es decir, el desarrollo de razones probatorias objetivas) y produce como resultado un texto que debe ser considerado también como un relato. Ofrece dos manifestaciones genéricas especialmente ricas en sus posibilidades expresivas: el reportaje interpretativo y la crónica, a los que habría que añadir el informe, el análisis y el perfil. La interpretación es un paso adelante en el camino de la información, en la medida en que sitúa los hechos brutos dentro de un contexto para darles relieve y significación. Es diferente de la opinión, por cuanto los textos interpretativos explican los hechos y los comentarios de opinión abogan y toman partido por una opinión o causa. La acumulación de datos y noticias no garantiza que queden descritos con claridad los procesos sociales, ni que afloren los intereses subyacentes; por ejemplo, los medios pueden ofrecer imágenes en directo de una reunión o de una sesión parlamentaria, pero una vez visto lo que allí ocurre lo que importa es el análisis y la interpretación de lo que ha ocurrido. El público necesita un cierto conocimiento de los antecedentes de un suceso público si no quiere convertirse en mero espectador de una serie de relatos descoordinados. La cantidad de información que se difunde no soluciona el problema de la fragmentación, y hace más necesario que nunca el concurso del observador competente y crítico. Frente a la competencia de los medios audiovisuales que puedan ofrecer una enorme y siempre renovada cantidad de información, no sólo de actualidad sino de cualquier otro orden, al periódico le queda el papel de la preparación organizada y la presentación de la inteligencia social y política. Para ello son necesarios periodistas con mentes inquisitivas, actitudes escépticas y la paciencia y constancia necesarias para ir sumando pequeños sucesos hasta que el total ponga en evidencia el significado más amplio. La finalidad de la información interpretativa es relacionar un hecho nuevo que acaba de ocurrir con otros que se han producido simultáneamente o con anterioridad, incluso con acontecimientos que se prevé puedan ocurrir en el futuro. Esa manera de tratar la información implica ya un análisis, una explicación de los hechos cuya elaboración puede proporcionar una interpretación de lo ocurrido. Los problemas de la sobrecarga de información no son exclusivos de los medios de comunicación. Y del mismo modo que en otros sistemas de comunicación se arbitran soluciones al exceso de información, la interpretación periodística podría considerarse como una repuesta a la sobrecarga de información se trata de proporcionar más información relevante.

24

Origen
El Periodismo Especializado apareció a partir de 1945 en un marco de predominio del Periodismo de Explicación y un tipo de diario informativo-interpretativo. La expansión de la radio y de la televisión empujó a que los diarios de modelo estrictamente informativo se desplazaran hacia las soluciones denominadas interpretativas: las del periodismo de profundidad. "El periodismo sigue siendo informativo, pero trata de calar más en los hechos analizando las causas de los sucesos y tratando de prevenir sus efectos". El inicio histórico del Periodismo Interpretativo se corresponde al semanario Time, obra de dos universitarios de Yale, Briton Hadden y Henri Luce, que decidieron en 1923 poner en práctica una nueva fórmula periodística. Se trataba de organizar, clasificar y explicar en una revista semanal el cúmulo de acontecimientos descritos por los diarios de lunes a sábado. Time trataba de romper el lema de “relato objetivo de los hechos”, por dos razones: para diferenciar el producto semanal de diario y explicar las noticias y no sólo contarlas. En aquel momento se iniciaba un fenómeno que, tiempo después, adquirió proporciones enormes: el exceso de noticias. Sin embargo, el observador más simple podría deducir que añadir más fragmentos de realidad no implicaba más facilidades para componer un cuadro comprensible y con significado. La complejidad de la tarea exigía un cambio sustancial en la forma de trabajar: el periodismo de explicación exige equipos. La tarea individual del reportero es, a menudo, insuficiente para alcanzar los objetivos de profundidad y de amplitud de la explicación de los acontecimientos complejos. Poco después de la publicación de Time, McDougall argumentaba la necesidad de superar la fase del relato objetivo de los hechos y decía que el mundo contemporáneo es tan complejo que el hombre medio no tiene tiempo ni posibilidad de aplicar la prueba apropiada para determinar el significado de los hechos ordinarios. La explicación de las noticias acabó siendo una práctica extendida a la prensa diaria. En efecto, las primeras críticas al periodismo objetivo empezaron en EEUU poco después de la I Guerra Mundial; la presentación desnuda de los hechos no conduce a los receptores a la plena comprensión de la realidad. Sin embargo, había una fuerte resistencia a ampliar el campo del comment frente a las stories.

Objetividad y explicación: la necesaria documentación
No obstante, la nueva dimensión de la información, aquella que enmarcaba a los hechos en una realidad más amplia, permanecía en el campo de la valoración objetiva de los hechos.  Como afirma Lester Markel, la interpretación es un juicio objetivo basado en el conocimiento de fondo de una

cuestión, y es también la valoración de un acontecimiento con lo que conlleva de juicio subjetivo.
 El mismo Walter Lippmann reconocía en 1956 que, con el transcurso del tiempo, la antigua distinción entre hecho y opinión no se adapta a la realidad de las cosas y que, por ser el mundo tan complicado y difícil de entender, se había vuelto necesario no sólo informar acerca de las noticias sino explicarlas e interpretarlas. Naturalmente, el receptor es luego libre de aceptar o rechazar los puntos de vista que le presentan los medios. La interpretación supone un mayor compromiso; no sólo aporta datos, sino también su significado. Corrige la fórmula de

presentar hechos controvertidos exponiendo las versiones que ofrecen fuentes adversarias creando una apariencia de

25

objetividad, útil cuando se trata de exponer posturas, pero insuficiente para descifrar la verdad. El objetivo final del reportaje interpretativo debe ser ofrecer un juicio honesto acerca del significado de los acontecimientos, documentado convenientemente con cualquier prueba de hechos o de opiniones que se puedan aducir en apoyo de la interpretación dada. La honestidad es la garantía de credibilidad de la interpretación. Un apoyo esencial en esta tarea es la documentación, que complementa a la información proporcionando antecedentes, datos complementarios… que ayudan al informador a establecer las causas de la información, y, por tanto, a que ésta pueda ser verdadera, comprehensiva e inteligente, ordenada y significativa. La memoria del periodista, en los dos sentidos que tiene la palabra (como "almacén, acumulación de datos y conocimientos en la mente" y como "archivos y bases de datos"), es la que hace posible el periodismo de explicación y de interpretación, en la medida que es la que permite establecer el contexto de los hechos en el espacio-tiempo. Especialización y documentación van unidas, la evolución del periodismo ha girado en torno a estas dos necesidades:  Documentar extensa y profundamente todas las manifestaciones periodísticas escritas como único medio válido para poder seguir ejerciendo una función valiosa frente al acoso de la competencia de los medios audiovisuales.  Especializar a los profesionales de la información de forma que, ya sea su misión la de dar simplemente la noticia de los hechos en su contexto, o la de interpretar los mismos para sus lectores, o incluso la de colaborar a la distracción de estos últimos, puedan realizar su tarea con un mínimo grado de solidez y de seguridad. La interpretación no es un subgénero ni un género; es un modo de tratar la información. Todas las modalidades del periodismo informativo pueden tener determinadas dosis de interpretación.

Explicación y desinformación
Se podría hablar incluso de efectos desinformativos cuando la pretensión es lograr un periodismo objetivista que quiera ser un fiel espejo de la realidad; la realidad es que no existen hechos simples, como pretende el periodismo objetivo, sino formas simples de enfocar los hechos. Esa superficialidad y parcialidad del periodismo objetivista puede ser la causa del escaso interés que suscita; los lectores echan en falta construcciones interpretativas y racionales que le ayuden a dar sentido a la acumulación de hechos fragmentarios e inconexos. La omisión es uno de los mayores riesgos de desinformación. Cuando se hace un relato puro, sin más, se está omitiendo: a) El conocimiento de las causas, los antecedentes, el contexto en el que se integran… con lo que se impide una visión global de cualquier realidad.

b) La relación de las previsibles o ya constatadas consecuencias sociales de los acontecimientos y de las ideas.
c) La valoración sobre su importancia y su jerarquización.

d) Las posiciones de los expertos o implicados en el asunto. El periodismo de interpretación es, por tanto, la posibilidad que tiene el periodismo de cumplir una verdadera función social y educativa; es el paso adelante en el camino hacia un periodismo de calidad, más acorde con las nuevas exigencias y los nuevos planteamientos; es, en fin, un modo de hacer periodismo semejante al del periodismo especializado.

26

3.2 El Nuevo Periodismo Norteamericano
Nació en los años sesenta como una reacción contra el frío periodismo informativo, catalizando los movimientos contraculturales. Aunando aspectos literarios, políticos y periodísticos, este fenómeno lo componen cuatro corrientes fundamentalmente: la literatura de no ficción, el periodismo underground, el periodismo activista y el periodismo de investigación. En general, puede considerarse como un estilo de información basado en la idea de que la mejor ficción es mucho más verdad que cualquier tipo de periodismo, lo cual lleva a la conclusión de que tanto ficción como periodismo son categorías artificiales y que ambas son sólo medios para conseguir el mismo propósito. En principio, consiste en hacer posible un periodismo que se lee igual que una novela. Si para Tom Wolfe lo cardinal del periodismo es su parte literaria, para Johnson lo que prima es la perspectiva periodística. Los pilares de este movimiento son dos: la preocupación por rechazar el mito de la objetividad y la reclamación de los periodistas de un cierto protagonismo en el trabajo periodístico. Frente al periodismo sintético e inventariador de hechos, se mantiene, pues, un periodismo que rechaza la objetividad y promueve las motivaciones de todo tipo del periodista.

Corrientes, técnicas y procedimientos
La literatura de no ficción
Apareció como un fenómeno esencialmente literario. A principios de los sesenta, los periodistas de tercera y cuarta clase se dieron cuenta de que en los barrios bajos de Nueva York florecían revistas urbanas de aire contracultural y underground que terminaron contagiando a los suplementos dominicales de los grandes diarios .
4

Se generó así un cierto tipo de literatura que abandonó sus temáticas habituales y viraron hacia temas olvidados o marginales. La conmoción fue enorme; sus trabajos se llegaron a publicar en el New Yorker y Esquire. Los periodistas aprendieron las técnicas del realismo (Balzac) a base de improvisación y de instinto, más que de la teoría. Los procedimientos narrativos se pueden estudiar desde dos puntos de vista:  Tema: lo que caracterizaría la literatura de no ficción sería el imperio de la documentación exhaustiva. El novelista sería capaz de inventar un mundo porque investigaría unos hechos y luego les daría forma.  Técnicas de trabajo: la construcción escena por escena, el diálogo que reproducido fielmente, el punto de vista en tercera persona y la descripción de gestos cotidianos y ambientales que reflejarían la psicología del personaje. El resultado es una forma que no es simplemente igual a una novela; consume recursos que se han originado con la novela y los mezcla con otros y, constantemente, se beneficia de una ventaja tan obvia como firme: el lector sabe que todo eso ha sucedido realmente.
4

Estos suplementos, en aquella época, estaban cerca de ser la forma más humilde de publicación periodística; su jerarquía andaba muy por debajo del periódico diario normal y sólo ligeramente por encima de la prensa sensacionalista.

27

La prensa underground
Se caracteriza por su carácter clandestino e incluso ilegal o alegal, respecto a lo político o lo sexual, por ejemplo. Abarca a la vez lo contracultural y lo marginal; la nota común es una inspiración ácrata que, a veces, se mezcla con el pacifismo, el hinduismo o el feminismo.  Algunos autores abordan la contracultura como una alternativa coherente a la sociedad establecida, con todo su sistema de valores; vendría a ser un negativo del orden establecido.  Otra tipificación presenta la fenomenología contracultural en un contexto de transformaciones inherentes a la propia sociedad norteamericana; la película American Graffiti presenta aspectos como la música rock, el mundo estudiantil o las emisoras de radio clandestinas. Fue el primer movimiento revolucionario que no se estructuró en consejos, comités o afiliados: se asentó en una multitud de lectores, participantes o espectadores que pertenecían al movimiento por unas horas, días o semanas, y que respondían a una programación ocasional, convergente y discontinua. Esos periódicos y revistas, agencias de noticias o discos no son vehículos de transmisión, sino el modo de existencia misma de la contracultura. Lo que se proponen es romper el esquema de la comercialización convencional, salir de la trampa de la producción. Romper las estructuras comerciales del sistema capitalista significa montar los propios periódicos y la aparición de un nuevo lenguaje que rompe los tabúes imperantes respecto al buen gusto, al sexo o los temas políticos. Las corrientes que se observan son: periódicos políticos de la radicalización de la nueva izquierda; el periodismo especializado (ecológico, musical, comic, erótico, universitario); la llamada prensa negra; el little magazine o revistas de opinión como New Yorker, que se ofrecen como alternativa a los medios convencionales. Los fenómenos del movimiento underground no son estrictamente periodismo, pues se basan en lemas como “los hechos son menos importantes que la verdad” o “no importa el periodismo de precisión”. Pero sí poseen aportaciones interesantes como el comic o la prensa de opinión, en la que el periodista puede obviar en cierto modo los hechos, en virtud de una exposición de opiniones o juicios, ya que el lenguaje desgarrado del underground

rompe la rigidez y el distanciamiento de este tipo de periodismo. Con el comic, por ejemplo, se intenta crear un arte deliberadamente feo y que busca la provocación.

El periodismo activista o periodismo de oposición
Arrancó del movimiento underground, y supuso un intento (estrictamente profesional) de superar la saturación informativa, caracterizada por la estandarización y el cúmulo de datos, y hacer un tipo de periodismo dirigido a provocar una respuesta. El lenguaje del periodismo activista es, sin embargo, convencional, al igual que los canales de difusión. La corriente más valiosa sería la denominada muckrakers o "escarbadores de basura", reporteros con una actitud periodística que les lleva a indagar todo lo sucio de una determinada estructura política y social y sacarlo a la luz.

28

El periodismo de investigación y el de precisión
Son intentos de superar el nivel superficial de los hechos. El primero supone que estamos ante un acontecimiento de difícil esclarecimiento y que, para divulgarlo, no valen las técnicas tradicionales de archivo y documentación; se convierte en un trabajo casi de detective. El segundo se distingue por utilizar unas técnicas de trabajo estrictamente científicas. Ambos han ido consolidándose con el paso de los años, pasando a establecerse con técnicas y modos de trabajo periodístico propios y con corrientes y estudios específicos sobre la materia.

29

3.3 El Periodismo de Investigación
Se basa en la escuela del Periodismo de Interpretación, por cuanto intenta proveer de contexto a la información buscando implicaciones, causas y significados. La palabra "investigación" alude a sus dos sentidos: el de la curiosidad científica y el de la aplicación del trabajo detectivesco. El punto de partida es la obligación por parte de los profesionales de la información, de descubrir lo oculto por los poderes públicos y que los ciudadanos tienen derecho a saber. Es el resultado de una iniciativa personal, sobre asuntos importantes y que algunas personas o instituciones quieren mantener en secreto.

Cuando se habla de Periodismo de Investigación, habría que decir "periodismo de denuncia", porque si no haría referencia a cualquier tipo de periodismo siempre que se trate de búsqueda y recopilación de datos nuevos. Y, aunque se pueda investigar todo tipo de asuntos, normalmente se reserva esta expresión para denominar el descubrimiento de tramas ocultas, relacionadas con actividades ilegales o alegales de funcionarios públicos, políticos o mafias. Es un periodismo que aporta prestigio a los medios que lo practican; es caro, duro y arriesgado; proporciona un bajo rendimiento, ya que lograr datos fehacientes y suficientemente comprobados puede llevar tiempo y suelen ser frecuentes los asuntos que fallan y no se pueden publicar. Dado que las plantillas de los medios son escasas y las secciones no se resignan a prescindir en las tareas cotidianas de reporteros valiosos durante días o semanas, se hace más difícil aún que un medio en este país pueda contar con un equipo mínimo de profesionales dedicados al periodismo de investigación. Si se trata de un periodismo caro, duro y arriesgado es porque se ocupa de informaciones sobre las que hay muchos intereses para que no se divulguen; las personas involucradas en negocios clandestinos, el tráfico de influencias, los abusos de posición o de poder ponen todo tipo de trabas y dificultades para evitar ser descubiertos y tener que enfrentarse a la justicia, perder la posición de privilegio o sencillamente verse desacreditados. A la dificultad para encontrar datos hay que sumar las presiones de todo tipo: amenazas, suspensión de campañas de publicidad, etc. Por otro lado, este tipo de periodismo requiere una metodología cuidadosa y sistemática en la que la exactitud y el rigor sean las condiciones esenciales; lo que no está verificado fehacientemente, no se puede publicar.

Entre las nuevas tendencias informativas, el periodismo de investigación es la que despierta más entusiasmo entre los
profesionales; casi se podría hablar de una mitificación excesiva, explicada por el prestigio que proporciona cuando los resultados son espectaculares (Caso Watergate, por ejemplo). Desde un enfoque histórico, conviene recordar que periodismo de investigación ha habido siempre, puesto que todo buen reportaje periodístico necesita investigación y documentación previas. Lo que se puso de relieve en los años de la conmoción cultural colectiva, vivida por el periodismo norteamericano a partir de 1968, es que había surgido en Estados Unidos una nueva generación de profesionales inconformistas que se permitían la osadía de poner en tela de juicio la fiabilidad y la pertinencia de las fuentes oficiales en el proceso de producción

de las noticias. La dependencia del periodismo respecto a las fuentes oficiales o convencionales había sido excesiva, y en
una época de contestación y de inconformismo, la prensa responde con esta modalidad de periodismo que se canaliza por cualquiera de los soportes habituales de la comunicación periodística, pero que tiene sus exponentes en los diarios y semanarios de noticias.

30

Rasgos
Son tres los rasgos que definen un trabajo periodístico que quiera ser calificado como resultado de una investigación: El gran logro de este tipo de perio1. Que la investigación sea el resultado del trabajo del periodista y no la información elaborada por otros profesionales (policía, gabinetes de prensa u otros servicios informativos). 2. Que el objeto de la investigación sea una cuestión importante para un grupo considerable de la población. 3. Que las personas u organismos afectados intenten esconder y dificultar el hallazgo de datos comprometedores. Por tanto, dos son los elementos verdaderamente distintivos del periodismo de investigación:  La gran dificultad del asunto que se investiga.  El considerable esfuerzo y dedicación que ha de poner el dismo fue el llamado Caso Watergate; el 17 de junio de 1972, y hasta el 7 de agosto de 1974 (el día en que dimitió Nixon), el Washington Post publicó 227 artículos de los periodis-

El caso Watergate

tas Woordward y Bernstein.
Se inauguraba así un mito, el de la transparencia; una técnica, la del periodismo de investigación; y una moral, la del escándalo. El Watergate acabó con la carrera política de Nixon y, a partir de entonces, a los políticos se les exigió mayor transparencia en su gestión, lo que sin duda constituyó un gran avance.

periodista para desentrañar las claves del asunto.
Para Montserrat Quesada, el periodismo de investigación se caracteriza por:   Descubrir información inédita sobre temas relevantes. Denunciar, mediante la verificación documental, hechos o situaciones ilegales o alegales que van en contra del interés público general.

Sin embargo, años después se ha sabido que el informador que el Washington Post llamó Garganta Profunda era un hombre del FBI que suministraba información obtenida ilegalmente y trabajaba por cuenta de sus jefes, quienes habían monta-

Verificar todo el proceso de investigación con un sistema de
doble contrastación de los datos, mediante la utilización de documentos y el recurso a fuentes independientes para llevar a cero el margen de error de lo publicado.

do una conspiración desde arriba
para derribar a Nixon. Muchos se preguntan si el Watergate fue un buen trabajo de los periodistas o si éstos fueron meras marionetas en manos de un grupo de poder que hacía la guerra de Nixon. Lo cierto es que el mito del perio-

Romper el silencio de las fuentes oficiales implicadas en esos asuntos y forzarles a responder de sus actuaciones ante la opinión pública.

La era de la comunicación puede ser también la era de la mentira.

dismo de investigación se vino abajo, pero sirvió para que se empezaran a cuestionar las versiones oficiales de los acontecimientos e instalar la duda en la información oficial.

Las fuentes de información de cualquier tipo han pulsado su propio
poder y se han pertrechado tras sofisticados agentes de comunicación que facilitan la vida al periodista, a la vez que dirigen la información en el sentido que les conviene. Una encuesta realizada entre doscientos periodistas franceses de prensa económica confirmaba que la mitad de ellos reconoce que no siempre tienen el tiempo necesario para verificar la información.

31

Para que podamos hablar de periodismo de investigación no es suficiente con:  Las informaciones en exclusiva: en todo trabajo de investigación suele haber alguna información en exclusiva, pero éstas no son por sí solas, y siempre, fruto de un trabajo de investigación periodística.  Las filtraciones: la independencia informativa que exige el periodismo de investigación es incompatible con la dependencia que se establece entre fuentes que filtran información y los medios que las publican. En el periodismo de Investigación, las filtraciones son un paso más en el habitualmente largo proceso metodológico que siguen un profesional hasta cerrar un tema.  La denuncia: no basta con que la publicación de un determinado asunto se entienda como denuncia del mismo

para promover su solución. El Periodismo de investigación investiga asuntos ilegales o alegales que pueden terminar en procesos judiciales para su total esclarecimiento.  La investigación de asuntos políticos o escandalosos; una de las exigencias del periodismo de investigación es que publique asuntos turbios sin caer en el sensacionalismo o el escándalo fácil. Es cierto que algunos asuntos pueden provocar cierto impacto, pero que nunca sea por el tratamiento periodístico que se le haya dado.

El periodista investigador
La actitud básica del periodista investigador debe ser la de neutralidad; ya no es un mero transmisor, sino que crea información; su voluntad es la de denunciar situaciones teniendo en cuenta que debe aportar pruebas fehacientes y verificadas. El simple hecho de que un texto periodístico aparezca repleto de datos, cifras o gráficos no indica que se trate de un texto de periodismo de investigación, pues todos esos datos pueden haber sido obtenidos por un comunicado o una conferencia de prensa. El periodista investigador debe evitar el partidismo político; documentarse seriamente; acudir a las fuentes directamente;

evitar los métodos ilegales o cuestionables; conseguir un tono moderado en el tratamiento de la información y evitar así
las tentaciones de escándalo o sensacionalismo; y ofrecer siempre pruebas o evidencias. Como técnicas utiliza la observación directa, la infiltración, la recopilación de datos, los estudios de campo y de los archivos públicos, las investigaciones de recuperación, las referencias cruzadas, técnicas del periodismo de precisión… Naturalmente, están prohibidos todos los métodos ilegales, como el allanamiento de morada, la intrusión, el robo, hacerse pasar por funcionario público, la invasión de la intimidad, etc.

32

Decálogo de Mencher
• Comprobar dirección y nombre correctos de personas y organismos. • Seleccionar y clasificar recortes de prensa. • Aprender los entresijos de la administración y de las grandes empresas. • Cubrir los acontecimientos locales. • Conseguir y publicar noticias relevantes. • Utilizar herramientas características de otros tipos de periodismo; la diferencia es la finalidad. • Manejar información que alguien pretende que permanezca oculta. • Seguir la pista del dinero. • Concentrarse en dos sectores: la corrupción pública y los abusos de poder.

• No buscar la venganza ni el placer morboso, sino hacer un periodismo sereno

Hay que distinguir entre periodista informador, que es el que elabora una información que, de todos modos, hubiera aflorado (es decir, transmite noticias generadas por terceros con voluntad de hacerlas públicas) y periodista investigador, que genera noticias él mismo al publicar hechos ocultos; utiliza técnicas habituales y específicas, a veces atribuibles a otras profesiones; maneja información procedente de muchas fuentes y de un análisis personal; y que trabaja, como hemos dicho sobre una realidad destinada a permanecer oculta durante un tiempo indefinido.

Las fuentes y el periodismo de investigación
Fuente es toda persona que, de modo voluntario y activo, facilita algún tipo de información a un periodista. También todo depósito de información de cualquier tipo que sea accesible y consultable por el periodista. La primera fase es la búsqueda de toda la documentación relativa al hecho o a sus protagonistas; las fuentes pueden ser personales o documentales y, dentro de éstas, pueden ser oficiales o extraoficiales. • Fuentes escritas suelen estar más disponibles y tienen mayor credibilidad, aparte de que se pueden consultar más de una vez (algunas son secretas). • Fuentes personales: se pueden clasificar en base a varios criterios: temporalidad (asiduas u ocasionales), contenido informativo (puntuales o generales), estructura comunicativa (públicas, privadas o confidenciales) o ética (vo-

luntarias o involuntarias). En este grupo, un riesgo pueden ser las filtraciones interesadas, que pueden imponerse
a veces con intimidación de algún tipo. Tanto en uno como en otro caso, lo que importa de las fuentes es su validez y la disponibilidad. Tanto las fuentes personales como las documentales pueden ser implicadas o ajenas y estas dos, a su vez, pueden ser favorables, neutrales, desfavorables o técnicas (meramente consultivas). Es usual que algunas no quieran ser identificadas en el texto, lo que obliga al periodista o bien a buscar otras fuentes a las que no les importe o a silenciarlas, con la consiguiente merma de credibilidad. Además, está la posibilidad de que las fuentes mientan.

33

Decálogo de Sandford
• Creado para evitar problemas respecto a la publicación de asuntos sobre personas públicas. • Evitar la información obtenida descuidadamente. • La verdad es siempre la mejor defensa. • Basar los comentarios en hechos probados. • Cuidar los datos más comunes. • Intentar conseguir el otro lado de la noticia.

• Cuidar las citas textuales y parafrasearlas.
• No difamar. • Evitar la invasión de la privacidad. • No usar fotos sin autorización. • Si se ha cometido un error, rectificar inmediatamente.

Relación entre un periodista investigador y sus diferentes fuentes
•Héroes desconocidos. Se trata de buscar a funcionarios que reciben poca atención y crédito en su trabajo frente a los laureles que reciben los políticos o los superiores. •Discursos y seminarios profesionales. Hay que buscar a los expertos en el área en que se trabaja y pedirles la lista de seminarios y conferencias que van a impartir durante una temporada concreta. •Antiguos funcionarios. Muchos se colocan en la empresa privada tras trabajar en organismos oficiales. •Trabajo de contexto. Cuando ya se ha establecido contacto con los ex funcionarios, hay que acercarse a ellos sin atemorizarles, ganándose su confianza, preocupándose por sus asuntos. •Hablar el lenguaje de las fuentes es una de las mejores estrategias para ganarse la confianza y el respeto de las fuentes expertas. •Personal de servicio (chóferes, camareros, ordenanzas, etc.) •Algunas fuentes quieren hacer creer que no conocen a nadie. Deben dar hechos y no relaciones personales. •El periodista debe ofrecerles seguridad, para evitar que puedan resultar perjudicados por hacer declaraciones. •El periodista debe dejar claro que habla con las dos partes para evitar así ser controlado por las fuentes. •Hay que mantenerse cauto y distante de las fuentes para lograr un equilibro en el trabajo. •En ningún caso se entorpecerá la acción de la ley o de la justicia.

34

Objetivos
El periodismo de investigación pretende penetrar en los secretos que interesan al público y preservar el sistema democrático. La labor del periodista investigador no se realiza desde el punto de vista del fiscal, la policía o el detective sino en servicio de la audiencia. Por eso, debe ir siempre más allá de la verdad oficial del acontecimiento; examinar críticamente cada informe, filtración u opinión ofrecida por una fuente oficial. Entre estos objetivos están promover reformas, exponer injusticias, desenmascarar fraudes, dar a conocer lo que los poderes ocultan, detectar qué instituciones incumplen sus tareas, demostrar cómo funcionan los organismos públicos, dar información a los electores sobre los políticos y sus intenciones, reconstruir acontecimientos importantes, etcétera.

35

3.4 Periodismo de Precisión
Periodismo y sociología
Phillip Meyer, a partir de su libro Periodismo de precisión. Nuevas fronteras para la investigación periodística (1993), asume como núcleo de su revolución la cuestión de las cuantificaciones estaFrente al periodismo convencional generalista, caracterizado por el uso sistemático de fuentes oficiales y la cobertura de acontecimientos preparados ad hoc para los medios, se desarrolla con fuerza en Estados Unidos, desde hace aproximadamente tres décadas, y, de manera todavía incipiente en España y otros países, un método de elaboración de noticias basado en los procedimientos de investigación científica y denominado “periodismo de precisión”. Este modo de elaborar informaciones trasmite a los consumidores de los medios una perspectiva sobre la realidad alternativa a la que difunde el periodismo clásico objetivista y ajustada a un tipo de relevancia noticiosa no intuitiva, alejada del conocimiento meramente emocional y unida al razonamiento científico empleado por las ciencias sociales.

El periodismo de precisión en el contexto de los periodismos no convencionales

dísticas, en su doble vertiente de
información noticiosa aportada por fuentes diversas que habría que saber revisar y someter a crítica externa, y en cuanto método de análisis reunificador de evidencias objetivadas dispersas que los propios periodistas debieran utilizar en sus investigaciones.

Para tal fin, Meyer propone el
camino recorrido por la Sociología empírica contemporánea, por lo que este periodismo podría denominarse, de alguna manera, periodismo sociológico, pero no entendido simplemente como la inclusión entre los temas de actualidad de las declaraciones o de los resultados de la actividad de los sociólogos, sino como un tipo de observación y de investigación sobre la vida social y política que fuera capaz de destapar puntos de interés público mediante la aplicación por los propios periodistas de las técnicas rigurosas de la ciencia social. Se trataría, pues, de tomar prestadas a los sociólogos sus mismas herramientas de análisis empírico y utilizarlas para averiguar asuntos noticiosos. Así, este tipo de periodismo se sirve de las estadísticas descriptivas, que sugieren y comprueban deducciones o inferencias sobre algún fenómeno social. Se miden, por ejemplo, actitudes sociales sobre un tema, cambios de opinión en el mundo social, rasgos de personalidad de grupos o de capas sociales, etc. Con ello, ha aparecido una nueva especialidad periodística a caballo entre el periodismo de investigación y el periodismo científico que toma conciencia, en primer lugar, de que el trabajo de los sociólogos y estadísticos es una noticia de primera magnitud y, a la vez, procura que el periodista maneje las técnicas sociológicas. Es un hecho sabido que los periodistas no suelen prestar la necesaria atención a las cuantificaciones estadísticas de la realidad social, cultural o política, ni sienten tampoco la más elemental preocupación por el

desentrañamiento de la validez o fiabilidad de muchas cifras divulgadas
por diversas fuentes. La exigencia de nuevas o más variadas formas de observar la realidad requiere una propuesta concreta que aporte al periodismo herramientas para descubrir las caras ocultas de la realidad. Se denomina Periodismo de precisión a la aplicación de una serie de técnicas provenientes del estudio cuantitativo del mundo social en el área del periodismo. Este tipo de periodismo intenta proporcionar datos sobre los que basar informaciones más sólidas. Se utilizan operaciones, medidas y aplicaciones estadísticas para confrontar con hechos de la realidad las hipótesis periodísticas.

36

El periodismo de precisión no es un género, con independencia de que su ubicación natural se encuentre en el periodismo informativo. Tampoco se trata de una especialización periodística al uso, puesto que puede emplearse para abordar cualquier tema o materia de interés para los ciudadanos. Es un conjunto de técnicas o una metodología que conlleva tanto un modo de trabajo como una filosofía para afrontar la elaboración de noticias. Se ajusta por ello perfectamente a cualquiera de las secciones básicas en las que se encuentran divididos los formatos tanto de los medios clásicos o tradiciones (prensa, radio y televisión) como de los medios online, a pesar de que, hasta ahora, el medio por excelencia para la publicación de este tipo de reportajes haya sido las publicaciones escritas. Desde que Philip Meyer lo definiera en 1973 como la aplicación de los métodos de las ciencias sociales a la práctica periodística, el periodismo de precisión ha evolucionado unido al desarrollo tecnológico que permite el almacenamiento masivo y la recuperación de datos archivados electrónicamente, de manera que la investigación en bases de datos y el análisis científico de los mismos se han fusionado de forma natural. José Luis Dader añade al requisito de la aplicación de métodos científicos el análisis riguroso y técnicamente válido de estrategias de búsqueda documental, rastreo informático de bases de datos textuales y numéricos. “Se entiende por periodismo de precisión la información periodística que, sobre cualquier asunto de trascendencia social, aplica o analiza sistemáticamente métodos empíricos de investigación científica, de carácter numérico o no numérico, con especial inclinación al campo de las ciencias sociales. En dicha actividad el énfasis corresponderá a la validez o fiabilidad del método de análisis, por encima de la mayor o menor espectacularidad de los resultados”. Aunque los principios guía y los métodos de trabajo son distintos, las conexiones del periodismo de precisión con el periodismo de investigación clásico son innegables. Ambos comparten el objetivo de sacar a la luz hechos desconocidos a priori por los ciudadanos a pesar de que resultan de gran relevancia o bien para el conjunto de la ciudadanía, o bien para grupos específicos de la sociedad. Pero las diferencias también son patentes, tanto en lo que concierne a la iniciativa en la elaboración del reportaje como en lo que se refiere a los métodos de indagación del mismo.  Periodismo de investigación: surge a menudo a partir de la pista proporcionada por fuentes interesadas en que el

tema en cuestión salga a la luz pública. En ocasiones, se origina a raíz de la observación accidental de algún suceso
o acontecimiento fortuito. Comienza entonces la búsqueda de fuentes orales que puedan corroborar el hecho filtrado o encontrado y documentos que lo avalen o que pueden someterse o no a análisis de validación.  Periodismo de precisión: arranca de la observación de una o varias constantes que habrán de ponerse a prueba empleando procedimientos científicos. La iniciativa sobre las pistas que guían la investigación pertenece a los periodistas, y rara vez a los protagonistas de la noticia. La exposición sobre el método utilizado para llegar a las conclusiones es claro y transparente, y se informa de él a los lectores en el propio reportaje.

37

Niveles de desarrollo del periodismo de precisión
En el proceso de asociación entre el periodismo y las ciencias sociales que define al periodismo de precisión pueden distinguirse tres niveles o estadios de desarrollo que se identifican observando el grado de implicación de los reporteros en el método científico y en el control del trabajo de campo: 1. Los periodistas se limitan a divulgar noticias sobre informes o estudios elaborados por instituciones científicas o grupos de investigadores que hayan trabajado de manera individual. Es un periodismo de precisión de baja intensidad, en el que se advierte el descubrimiento de la importancia de las ciencias para una descripción más exacta de la realidad, pero en el que aún no se indaga sobre la validez del método para calibrar el significado de unas

conclusiones que se trasladan a los ciudadanos sin más como verdades absolutas.
2. Los periodistas analizan dichos informes o estudios para publicar noticias basadas en los mismos una vez que hayan pasado las pruebas de validación oportunas y, cuando es posible, contrastando las conclusiones y el método seguido. Se trata de un nivel todavía dominado por la pasividad en el sentido de que los periodistas no controlan ni abordan todos los pasos del procedimiento científico. 3. El ejercicio pleno del periodismo de precisión no se alcanza hasta que los periodistas diseñan y planifican los estudios base para la elaboración de los reportajes. Este tercer nivel se considera ya un periodismo de precisión activo, empleado con profusión en numerosos medios de comunicación norteamericanos que han formado equipos

de trabajo con personas especialistas en distintas disciplinas diferentes al periodismo. Los orígenes de esta variante se remontan a la elaboración propia de sondeos o encuestas para progresar rápidamente hacia el diseño de experimentos psicosociales y el análisis de archivos. La variante más común y más extendida en España se corresponde con el nivel uno de divulgación de estudios o informes sin validación ni contraste previos. Los medios generalistas se limitan principalmente a trasmitir las conclusiones de investigaciones elaboradas por otros. Hay pocos reportajes que puedan ser ubicados en los niveles dos y tres, aunque a lo largo de las dos últimas décadas ha habido algunos ejemplos célebres que se separan de la regla. Pero el interés de los periodistas españoles se limita todavía al primer nivel. El atractivo suscitado por los datos sociode-

mográficos y la estructura sociolaboral se constata de manera especial en las noticias de las secciones Nacional y Sociedad,
en las que aparecen a menudo artículos basados en encuestas elaboradas por el CIS y en datos extraídos de informes hechos públicos por el INE. Por otro lado, en las secciones dedicadas a la economía abundan los ejemplos de noticias basadas en informes de consultoras privadas y tablas de porcentajes oficiales extraídos de fuentes ministeriales.

Encuestas propias
Volviendo a la utilización de encuestas, desde hace algún tiempo varios medios nacionales trabajan de manera asociada con empresas dedicadas a realizar estudios de opinión que les proporcionan los resultados de la investigación de campo ya tabulados y analizados. Estos sondeos se emplean mayoritariamente para el análisis electoral y las estimaciones de voto y para tratar de conocer las opiniones de los ciudadanos sobre temas de debate de actualidad informativa. Pero pese a que el intento de superar la pasividad utilizando empresas de opinión asociadas resulta beneficioso para la integración de las ciencias sociales con el periodismo, las pocas fichas técnicas que se publican llevan a pensar que en muchas ocasiones se trata de trabajos de campo con carencias que cualquier periodista mínimamente formado en investigación social podría detectar, especialmente en lo que tiene que ver con el tamaño de la muestra y en la utilización sistemática de entrevistas telefónicas para cumplimentar cuestionarios largos y complejos.

38

Aspectos que aborda el periodismo de precisión
La filosofía de trabajo del periodismo de precisión se ajusta a cualquier tipo de especialización periodística. A efectos prácticos, la clasificación adaptada de factores sociales de Demers y Nichols proporciona las claves básicas sobre los aspectos prioritarios que aborda: 1. Las características sociodemográficas de la población de un país, una región, una ciudad, grupos sociales específicos, profesionales, organizaciones e instituciones sociales sobre las que se informan. Dichas características incluyen cuestiones relativas al sexo, la edad, los ingresos, la ocupación, el lugar de residencia, etc., de los sujetos que se estudia. Es posible cruzar conjuntos de datos para conseguir identificar perfiles de población o sectores

más ajustados.
2. Las actitudes positivas, negativas o neutras y los niveles de positividad y negatividad de los grupos objeto de análisis hacia el tema noticioso o que se considera de relevancia para los ciudadanos. 3. La creencia o percepción de dichos grupos o poblaciones sobre el asunto periodístico que se está tratando, ya sea una reforma en los impuestos, la situación de los emigrantes o las perspectivas de desarrollo o evolución de los sectores implicados en el reportaje. 4. El comportamiento real de grupos de población. La conducta de un grupo puede ser cuantificada a través de porcentajes o analizada e interpretada a partir de técnicas cualitativas y experimentos psicosociales. Observar el comportamiento es siempre más fiable que preguntar sobre el mismo.

Ejemplos de periodismo especializado en distintos niveles de precisión
Internacional
El acercamiento habitual a los datos estadísticos se realiza a través de encuestas de tercera mano que llegan vía noticas de agencia o comentadas en las crónicas de los corresponsales y enviados especiales. Informes de organismos mundiales y de instituciones supranacionales completan el humilde panorama estadístico en la cobertura internacional.

Economía
Es un área con enormes posibilidades para el análisis de precisión. Desde el punto de vista del consumo, resulta sencillo

analizar las ventajas y desventajas que ofrecen los distintos productos financieros ofertados a los ciudadanos. Sin embargo,
en otras áreas se acude sistemáticamente a informes elaborados por otros y preparados para la difusión en los medios.

Información local
Resulta especialmente asequible para realizar reportajes de periodismo de precisión. No obstante, continúa haciéndose uso de los estudios elaborados fuera de la redacción.

39

Educación
En España aún se encuentra mayoritariamente en el primer nivel de precisión. Salvo excepciones, se informa sobre encuestas de instituciones educativas o administraciones públicas con competencias en esta parcela. La calidad de la enseñanza, los problemas de los docentes y las exigencias de padres y alumnos son objetos habituales de encuesta. En otros artículos se difunden datos sobre cifras de los matriculados en las distintas licenciaturas de las diferentes universidades.

Salud
Los problemas relacionados con los hábitos alimenticios, en general con la nutrición, las drogas, el tabaco y el alcohol
son los temas estrella de los reportajes numéricos de las páginas de sanidad o salud. La mayoría de estas noticias están basadas en encuestas elaboradas por la administración (Ministerio de Sanidad, Plan Nacional sobre Drogas y Observatorio Europeo sobre Drogas), que en una amplia mayoría carecen de cualquier tipo de ficha técnica. A lo sumo aparecen los datos sobre el número de entrevistados y rara vez se llega a conocer dato alguno sobre la estratificación de la muestra o sobre el modo en que se han aplicado los cuestionarios.

Consumo
Resulta especialmente atractiva para el desarrollo del periodismo de precisión. Se pueden confeccionar fácilmente investigaciones comparativas sobre precios, tarifas y calidad proporcionada o nivel de satisfacción utilizando productos que están en el mercado o servicios ofrecidos a los ciudadanos por empresas particulares o por la propia administración.

Técnicas científicas de investigación en temas sociales
Información y análisis de estadísticas oficiales e informes sociológicos
La elaboración del censo de Estados Unidos en 1980 permitió asistir, por primera vez, a una atención periodística sin precedentes respecto a los datos de la sociedad norteamericana.

Comparación y cruce de datos, estadísticas, anuarios
Esta actividad ha sido tan intensa que incluso se ha acuñado un término (Database Journalism) para referirse a una especialidad periodística que hecho aparecer secciones destinadas a proyectos especiales en grandes diarios norteamericanos. En estas nuevas unidades, equipos interdisciplinares compuestos por científicos sociales, informáticos, documentalistas y periodísticas, se encargaban de organizar bancos de datos para el medio, llevar a cabo investigaciones propias, asesorar a cualquier periodista de la redacción en las investigaciones o análisis que requirieran tratamiento de tablas estadísticas, rastreo de textos informatizados o cruces de datos…

40

Diseño, realización y análisis de encuestas de tipo general y electoral
Desde siempre, al periodismo le ha interesado conocer la intención de voto a través de sondeos o encuestas prelectorales. La fórmula inicial consistía en asociarse con una empresa especializada que realizaba trabajos en exclusiva para un medio o un conjunto de ellos. El medio sólo intervenía en la divulgación de un resumen final de los resultados con comentarios periodísticos; la redacción periodística y el equipo sociológico eran organizaciones separadas. En Estados Unidos, hoy, el departamento de sondeos queda integrado dentro de la redacción del medio. Para ello, se forma un equipo interdisciplinar de expertos provenientes del periodismo y de las ciencias sociales que permite concebir y desarrollar los proyectos de encuestas específicas desde la propia perspectiva de la cobertura de actualidad y con un marco de control y de análisis de resultados plenamente integrado en la propia tarea de redacción, edición, jerarquización y comentario de la información resultante. Naturalmente, esto también puede tener una lectura negativa, ya que la exactitud y el rigor de las encuestas es hoy todavía una opinión controvertida y si, además, es el propio medio el encargado de realizarlas, lo más probable es que parte del público dude de la precisión y de la fiabilidad de los resultados.

Experimentos socioperiodísticos
En este caso, la concepción periodística estadounidense entronca con una de las tradiciones más clásicas de las ciencias
sociales: el experimento científico y psicosocial. El camino recorrido por periodistas norteamericanos va desde las experimentaciones de simple observación hasta auténticos estudios científicos con separación entre grupo experimental y grupo de control, medición pre-test y post-test, etc. El experimento periodístico de campo se inspira en los métodos científicos de la observación participante y el experimento de campo, propios de la antropología y de la psicología social. Los resultados, en general, son espectaculares, aunque en España la expresión "Periodismo de Precisión" todavía suscita perplejidad; algunos la asocian con el periodismo de calidad; otros con el de investigación. Efectivamente, guardan relación entre si, pero no deben identificarse:

 Ni todo el periodismo de investigación aplica las estrategias metodológicas y conocimientos instrumentales del
periodismo de precisión,  Ni éste se aplica tan sólo en proyectos de investigación periodística. Saber qué hacer con los datos es la esencia del Periodismo de Precisión, recopilarlos, almacenarlos, recuperarlos, analizarlos, resumirlos o comunicarlos. Lógicamente, hace falta un modelo válido para realizar esta tarea, un modelo que ofrezca criterios para calibrar fuentes y valorarlas.

41

3.5 Periodismo científico
"Es una especialización informativa que consiste en divulgar la ciencia y la tecnología a través de los medios de comunicación de masas". Se trata de una actividad que selecciona, reorienta, adapta, refunda un conocimiento científico, producido en el contexto particular de ciertas comunidades científicas con el fin de que tal conocimiento pueda ser apropiado dentro de un contexto distinto y con propósitos diferentes por una determinada comunidad cultural. Es una especialidad informativa de nuestro tiempo con extraordinarias perspectivas profesionales y con una clara voca-

ción de futuro. Si continúan las tendencias actuales, nuestra sociedad tendrá un creciente componente científico y tecnológico. Y si el periodismo es o debe ser el reflejo de la vida de cada día, y ésta se basa en buena parte en la ciencia, parece claro asignar al periodismo científico un futuro cargado de interés. La ciencia puede, en la mayor parte de los casos, llevarse al público, pero es necesario hacerlo mediante una especialización que es la divulgación científica, en general, y el periodismo científico en particular, en lo que se refiere a los medios informativos, indispensables para la educación permanente de la población en general y para la educación de adultos. El periodista científico desarrolla tres funciones que cabría resumir así:  Función informativa del divulgador que transmite y hace comprensible el contenido difícil de la ciencia, al mismo tiempo que estimula la curiosidad del público, su sensibilidad y su responsabilidad moral.  Función de intérprete que precisa el significado y el sentido de los descubrimientos básico y de sus aplicaciones, especialmente aquellas que están incidiendo más radical y profundamente en nuestra vida cotidiana: electrónica, telecomunicaciones, medicina, biología, nuevos materiales, etc.  Función de control en nombre del público, para tratar de conseguir que las decisiones políticas se tomen teniendo en cuenta los avances científicos y tecnológicos y con la vista puesta en el ser humano y especialmente al servicio de su calidad de vida y de su enriquecimiento cultural. En este sentido, el papel del periodista científico está sometido a un proceso de cambio. Antes, su misión parecía clara: popularizar las ideas y los conocimientos difícilmente accesibles a la gente; hoy, además, debe ponerse más directamente al servicio de la sociedad para ayudar al individuo a conocer la vida (economía, ecología, educación tecnología, etc). El periodista científico ofrece su ayuda al público transmitiéndole los saberes y explicándoselos. El objetivo final sería que la divulgación de la ciencia fuera algo así como un servicio público, desarrollado mediante instrumentos privados, y al servicio de una democratización plena del conocimiento. Podría afirmarse que hoy se perfilan dos objetivos generales de gran alcance en el campo del periodismo científico:

 Necesidad de promover la ciencia y la tecnología en nuestras sociedades como condición para el incremento
generalizado del conocimiento, ya que éste es la única posibilidad de supervivencia de la humanidad y como base para la innovación industrial y el incremento de la calidad de vida.  Utilización de los medios informativos para difundir lo que el ciudadano debe saber o recordar sobre los efectos positivos y negativos del progreso científico y el desarrollo tecnológico sobre la cultura, la salud, el medio ambiente y todas las restantes dimensiones de la vida cotidiana. Y, por supuesto, de las implicaciones éticas de los conocimientos y de sus aplicaciones.

42

Las fuentes del periodismo científico
Las fuentes han sido y son siempre un problema en el periodismo, que se acentúa en su vertiente de difusión de la ciencia y la tecnología. Disponer de fuentes serias, fiables, plurales y asequibles es el ideal de todo profesional de la información, pero esta no es tarea fácil y requiere años de experiencia y de trato con especialistas en cada sector. Las fuentes pueden proceder de algunos de estos sistemas:  Agencias informativas y de colaboraciones: la noticia de agencia desempeña un doble papel, por un lado informativo y por otros, como señal de alerta para que el medio pueda ampliarla, buscarla por otro lado o preguntar a los especialistas el alcance del tema.  Universidades. Centros de investigación e investigadores.  Organismos internacionales, congresos, embajadas, empresas.  Libros y revistas: las revistas de investigación constituyen el medio de comunicación oficial más importante en la comunidad científica y por ello son fuente primordial de información para los corresponsales científicos.  Bibliotecas y bases de datos. Pueden dividirse también en: A. Regulares (instituciones). B. Específicas (universidades, centros de investigación, fundaciones, asociaciones y, en general, entidades, personas o equipos dedicados al quehacer científico). C. Circunstanciales (de carácter temporal, congresos, reuniones, seminarios, simposios, etc).

D. Documentales (bases de datos, centros de documentación científica, archivos de prensa, bibliotecas, libros y revistas, memorias y tesis, boletines de organizaciones científicas, informes...).

43

Problemas de la presentación de la ciencia al público
Los problemas del periodismo científico se deducen de las palabras clave que confluyen es esta actividad: ciencia, comunicación y sociedad. La teoría y la práctica de la divulgación de la ciencia plantean problemas de muy diverso orden: éticos, políticos, económicos, sociales, culturales, lingüísticos, tecnológicos, sociológicos, , docentes, etc.

Problemas de la ciencia
•Extensión y complejidad •Aceleración histórica •Oscuridad en la expresión •El conocimiento como problema

Problemas de la comunicación
•Saturación informativa •Sensacionalismo •Responsabilidad de los medios •Descodificación del mensaje •Credibilidad •Educación para la comunicación

Problemas de la sociedad
•Foso entre ciencia y sociedad •Internacionalización de la información •Desinterés público •Falsas ciencias

Problemas del periodismo científico •Fuentes •Lenguaje •Géneros periodísticos •Ética •Formación

•Científicos y periodistas

En último término, el periodista científico ha de enfrentarse con dos problemas principales en su trabajo: qué temas debe elegir y seleccionar para su difusión y cómo presentarlos al público. Estas dos grandes cuestiones encierran otras como las fuentes de información, los criterios sobre qué campos del quehacer científico son más importantes para el individuo y para la sociedad, los medios para conseguir interesar a sus editores y a la sociedad, etc. Uno de los problemas más singulares del periodismo científico es la relación entre científicos y periodistas. a. Los científicos y los periodistas no suelen coincidir en su criterio de qué es noticia. Los hallazgos de los investigadores son provisionales, y por ello no publicables por la prensa hasta que la aprobación de los colegas les concedan un lugar en la estructura del conocimiento. Para los periodistas el interés reside en lo nuevo y espectacular. b. Un segundo foco de tensiones lo constituye la discrepancia sobre cuándo dar difusión pública a las noticias. c. Difieren en las concepciones sobre las formas adecuadas de comunicación. Lo que a los ojos del periodista supone inteligibilidad, puede ser para el científico simplificación excesiva. d. Las diferencias ante la utilización del lenguaje contribuyen a la deformación. El lenguaje de la ciencia es preciso, instrumental, la información se comunica con un propósito. El lenguaje periodístico se selecciona con frecuencia

por la riqueza de connotaciones, la capacidad de sugerencia y el atractivo gráfico.
e. La más importante causa de tensión entre científicos y periodistas es la ambigüedad sobre cuál es el papel adecuado de la prensa. Los científicos hablan a menudo de la prensa como un conducto o tubería, responsable de transformar la ciencia de modo que pueda llevarse con facilidad al público y se muestran reacios a tolerar la cobertura de los límites o las imperfecciones de la ciencia. f. El objetivo de los periodistas de información general es analizar y criticar; los que escriben sobre ciencia y medicina intentan aclarar y explicar.

44

Uno de los aspectos esenciales en los que debe centrar su trabajo el periodista científico es en el de ser creíble, ya que la credibilidad está condicionada por los siguientes requisitos:   Que nos entiendan. Que la institución (medio) o el divulgador hayan seguido una trayectoria de seriedad y responsabilidad en sus relaciones con la comunidad científica y con el tratamiento informativo de la ciencia y la tecnología.  Que expliquemos a la gente las consecuencias, y de modo especial los riesgos, del progreso científico y del desarrollo tecnológico. La información sólo es útil cuando resulta creíble y parece importante para el individuo y la sociedad. Por el contrario, no nos creerán cuando:    El medio o el escritor hayan perdido prestigio. La información peque de oscura, confusa o realmente ininteligible. El tema supere la capacidad de asombro y comprensión del hombre de la calle, del ciudadano medio.

45

3.6 Aportaciones al Periodismo Especializado
Todas las corrientes periodísticas del siglo XX forman parte del periodismo actual, todas han aportado un granito de arena en pos de una mayor calidad periodística y han realizado aportaciones valiosas al periodismo especializado.

Periodismo de Explicación e Interpretación
•Salto cualitativo entre el mal entendido concepto de objetividad y la interpretación periodística. •La contextualización de los acontecimientos se vuelve esencial. •La documentación gana terreno. •Aparecen nuevos géneros periodísticos de gran valor. •Surgen géneros complementarios: los textos se dividen para una mejor definición de los hechos. •La noticia gana en profundidad, la actualidad se prolonga en el tiempo gracias al análisis.

Nuevo Periodismo Norteamericano
•Refuerza el ya iniciado camina de ruptura entre hechos sagrados y opiniones libres. Existe un punto intermedio periodísticamente válido para la interpretación. •Aparecen nuevas técnicas narrativas para los periodistas, algunas importadas de la literatura y que permiten agilizar y hacer más ameno el relato de acontecimientos. •Se consolida el interés por temas que anteriormente estaban fuera de las agendas informativas de los medios de comunicación considerados relevantes o de prestigio. •Se impone el inconformismo: hay que destapar lo oculto, es preciso investigar. •Abre la vía de nuevas corrientes que se consolidarán por sí solas periodismo de investigación y de precisión.

Periodismo de investigación
•Aporta técnicas y modos de trabajar semejantes a los de los profesionales especializados en otras materias. Básicamente se impone el trabajo detectivesco. •Comienza una nueva fase en la relación entre fuente y periodista. Se denuncia la dependencia de determinadas fuentes y se impone la verificación de la información suministrada.

Periodismo de precisión
•Su aportación fundamental es la conjunción de determinadas técnicas de investigación en ciencias sociales y el interés periodístico, que confluyen en un periodismo de calidad. •Introduce en la agenda informativa temáticas que habían carecido de interés, dado el aspecto meramente cuantificable de los datos, de difícil interpretación para el público general. •Las fuentes documentales ganan un peso especial, así como las fuentes especializadas en determinados ámbitos sociológicos.

Periodismo científico
•Supone la inclusión de nuevas temáticas en las agendas informativas de los medios de comunicación que no se ajustan al concepto de actualidad que ha predominado habitualmente.

•Incluye la divulgación científica como base de su trabajo, el compromiso con la sociedad.
•Exige altos grados de precisión dado el objeto de la información. •Promueve el acercamiento entre ciencia y sociedad, transferencia de conocimientos.

46

Tema 4. Las secciones y áreas de especialización
4.1 Áreas, secciones y bloques
¿Cómo se estructura el espacio informativo en un medio de comunicación? ¿Qué rasgos periodísticos diferencian unos
espacios de otros? ¿Con qué criterios se establece el orden de las secciones? ¿Es la sección un principio temático o geográfico? ¿Cuáles son los contenidos que definen a una sección y cuál es la coherencia que existe entre ellos? ¿Qué géneros, fuentes y lenguaje identifican una determinada área de especialización periodística?... El presente tema se plantea avanzar en la definición de las áreas, secciones y bloques y demostrar que la ubicación espacial de los hechos informativos responde a unos contenidos propios, asociados a fuentes, géneros y lenguajes específicos. Y que la misma repercute en los tratamientos y enfoque periodísticos que reciben dichas noticias.

Áreas
Para que se dé un área de Información Periodística Especializada, son necesarios varios elementos:  Coherencia temática: un área de contenido periodístico especializado trata determinadas parcelas de la realidad y construye, en consecuencia, un temario coherente.  Un tratamiento específico de la información, que implica:  Construcción de textos coherentes.  Fuentes de información específicas (lo que no impide que sean plurales).  Una pretendida coherencia con el segmento de la audiencia al que va dirigida (sea cual fuere el nivel de especialización), lo cual implica la adopción de códigos comunes.  Periodistas especialistas en el campo específico de que se trate el área, capaces de sistematizar la información y contextualizarla en un determinado ámbito del discurso periodístico. Algunos autores manifiestan la similitud entre los términos de sección y área . Definen las áreas de especialización como
5

“aquel conjunto de parcelas informativas interrelacionadas por unos mismos contenidos y con unos intereses similares”.
Se trata de ámbitos más amplios de información periodística en los que se configuran las secciones y dentro de ellas, los bloques temáticos, que estos autores definen como “subáreas de especialización”.
5

Tradicionalmente, se ha asignado el término "sección" a lo que denominamos áreas. Así, López de Zuazo define la sección como "la parte de una publicación donde se agrupan informaciones del mismo tema: nacional, internacional, local, economía, deportes, sucesos, amenidades, etc". Martínez de Sousa considera que la sección de un medio es “las divisiones de una publicación periódica donde se agrupan informaciones o temas del mismo género”.

47

Secciones
“La sección periodística especializada tiene una serie de características propias, manifiestas a través de unos componentes específicos que la distinguen de otras secciones informativas". Estos factores diferenciadores son el contenido (política, sociedad, cultura, economía, educación, deportes...), los géneros (crónica, reportaje, entrevista, análisis, crítica...), las funciones de esa determinada sección en relación con su temática, las disfunciones, referidas a los efectos negativos que el tratamiento de la información puede comportar para la sociedad, las fuentes informativas propias de cada sección (medios, agencias de información, fuentes gubernamentales y no gubernamentales, fuentes expertas...), el lenguaje específico según el área de que se trate (técnico, científico, literario, deportivo),

así como el tratamiento de la actualidad que en cada sección realiza el profesional de la información.
Las distintas secciones del periódico (política, opinión, sociedad, cultura, economía o deportes...) presentan unos rasgos específicos que las identifican y a su vez, las hacen diferentes entre sí.

Bloques
Son ramificaciones informativas con un denominador común respecto a las secciones: la temática. Dentro de cada bloque se pueden, a su vez, establecer nuevas clasificaciones temáticas. Por ejemplo:  Información económica sociolaboral: podemos dedicar un especial seguimiento a la información sindical, a la información empresarial, a la política de empleo, etc.  Información económica: podemos tratar la información bursátil, financiera, sociolaboral, etc. La estructuración organizativa en bloques informativos ayuda a una mayor clarificación del panorama informativo, evi-

tando la confusión dentro de la misma área.

48

4.2 La sección y sus elementos definitorios
En el Periodismo Especializado, los contenidos se clasifican en orden a dos criterios no excluyentes entre sí, pues pueden aparecer ambos en las distintas secciones de los medios de comunicación.  Geográfico: responde a una división del espacio en orden al lugar desde donde se informan los hechos. La sección de Política Internacional, Nacional, Regional o Local utilizan este criterio para situar geográfica los hechos.  Temático: distribuye el espacio en función del tema (área, sección y bloque). Los acontecimientos que tratan temas económicos se sitúan en la sección de Economía, los de temas deportivos en la sección de Deportes, etc. Las diferentes secciones se identifican particularmente con unos géneros más que con otros. En la sección de política internacional y nacional destacan las noticias, suministradas por las agencias informativas, la crónica remitida por los enviados especiales y los corresponsales y los reportajes.

Mar de Fontcuberta
•Distingue cuatro grandes áreas de especialización: Sociedad, Política, Cultura y Economía. •Éstas, a su vez, estarían divididas en subáreas o subespecializaciones.

Muñoz Torres
•Amplía la enumeración a seis áreas de especialización. •Política: asuntos internacionales, nacionales, autonómicos y locales, incluidos los relativos a la seguridad y defensa del Estado. •Económica: macroeconomía, microeconomía, información para el consumo, finanzas personales, información laboral y sindical. •Ciencia y tecnología: asuntos técnico-científicos, con inclusión de Sanidad y Medioambiente. •Cultural: asuntos relativos a las artes plásticas, a las letras y a los espectáculos. •Deportes: practicados individualmente y en equipo. •Sociedad: información sobre asuntos relativos a la situación social de la mujer, la educación, la religión, los sucesos, la vida privada de las personas públicas, etcétera.

José Javier Muñoz
•Partiendo de los criterios geográfico-temporales, el autor establece cinco áreas: información general, política y sociedad, especiales y monográficos, cultura y espectáculos y deportes. •En cuanto a las secciones, distigue seis en total: •Economía: Bolsa, Empresa, Hacienda, Trabajo, Turismo, Industria, Agricultura, Ganadería y Pesca. •Política: Parlamento, Partidos, Sanidad, Educación, Defensa, Autonomías, Vivienda, Urbanismo, Ecología y Municipal. •Sociedad: Interés humano, Consumo, Enseñanza, Salud, Hábitat, Mujer, Juventud, Niños, Tribunales, Comunicaciones, Ecología, Ciencia, Espectáculos y Corazón. •Cultura: Artes, Cine, Música, Literatura, Pintura, Teatro, Ciencia, Investigación, Universidad, Religión, Espectáculos, Moda, Prensa.

•Laboral: Trabajo, Empleo, Sindicatos, Legislación, Empresa y Tribunales. •Independientemente de estos bloques insertos en cada una de las áreas, Muñoz establece la información relativa a Toros, Meteorología y Televisión-Radio, que no están incluidos en ninguna sección en particular y aparecen entendidos también como bloques temáticos.

49

Sección de Política
La información política es, en términos generales, una información especializada. Dentro de esta sección, destacan los bloques de política internacional y nacional.

Internacional
Esta sección no sólo hace referencia a temas de orden político, sino que alberga otros de tipo cultural, económico o social, ubicados en el marco internacional. También es cierto que los acontecimientos de carácter internacional tienen cabida en otras secciones del periódico (Economía, Sociedad, Cultura, Deportes...). Los diarios le conceden una gran importancia; por ejemplo, EL PAÍS abre sus páginas con la sección internacional.

Nacional
Desde un planteamiento puramente geográfico, se puede definir como “la procedente de todo el país, excluida la local y la de la región natural donde se edita el periódico”. A nivel de contenido informativo, es la sección que informa sobre hechos, noticias y opiniones que conciernen a la actividad política en la sociedad española.

Sección de Economía
"Aquella parte del Periodismo Especializado que aborda cuestiones referentes a las coyunturas y estructuras económicas, tanto nacionales como internacionales, tratando de analizar sus causas, efectos y las posibles soluciones a los hechos narrados". Ha pasado de ser una sección exclusiva para expertos en la materia a convertirse en una de las principales áreas de especialización periodística de máxima audiencia, hecho que puede justificarse por la extensión de la actividad bursátil a nuevos sectores de la población, el aumento de la publicidad financiera, el auge de las inversiones empresariales ... Como géneros más comunes destacan la crónica, el reportaje, el análisis, el artículo de opinión y la entrevista,.
6

6

En el ámbito de una vieja especialización, como es la económica, ya en 1940, Kilgore, de Wall Street Journal, dio un giro a la forma de narrar las noticias para hacer un periódico más legible y abierto al mundo concreto de los intereses de los lectores. Hablar de la inflación a partir de una experiencia concreta, un trabajador o empresario, un inquilino o propietario: una persona, en fin, en la que repercute la inflación. "La información económica ha entendido que no se puede dejar de considerar que los Presupuestos Generales del Estado, decididos en el Parlamento, no sólo son el resultado de una discusión política, sino que repercuten en el bolsillo del más común de los ciudadanos"

50

Sección de Opinión
“La conciencia del periódico a través de la interpretación, el enjuiciamiento y el análisis de los hechos, con objeto de orientar la inteligencia y la decisión de los lectores”. Una de sus principales funciones es orientar al lector, aportándole datos complementarios que puedan hacerle comprender la información objeto del comentario, unido todo ello a la de interpretación de las noticias. No se deben forzar en ningún momento las propias conclusiones o prejuicios del lector. Aquí los géneros protagonistas son el editorial, la columna y el ensayo, el comentario y la crítica.

Sección de Sociedad
Está caracterizada por la variedad de contenidos informativos. En la línea del Periodismo de Servicio y participando también del Periodismo Científico, este espacio responde a la demanda cada vez mayor de unos lectores preocupados más que por el “sobre qué trata”, por el “para qué me sirve”. La utilidad de la información mediática mueve a los públicos hacia aquellos espacios informativos que resuelven sus dudas y ofrecen alternativas a sus problemas. Dentro de esta sección tienen cabida otros bloques informativos o subáreas de especialización como Ciencia, Salud, Educación, Futuro, Tecnología, Medio Ambiente... y, dentro de ellos, la especialización es aún más específica. El reportaje es el género por excelencia. Reportajes especializados en ciencia, educación, salud, tecnología, etc completan las páginas de una sección con una temática diversa, que cada vez se dirige a unos públicos cada vez más interesados en la profundización de los contenidos, entendida también desde el periodismo de servicio, capaz de dar respuesta a las necesidades más inmediatas de las audiencias.

Sección de Cultura
Es aquel espacio dedicado en los medios de comunicación para el tratamiento de las manifestaciones artísticas, literarias y científicas. El género crítica, en el ámbito de la opinión, tiene más peso que la información. Unida a esta sección, aparecen las páginas dedicadas a Espectáculos y la Lidia, como subáreas, con una mayor especificidad en los contenidos. Para la sección de Cultura se reservan sobre todo géneros como la crítica, la crónica y la reseña, aunque como afirma Martínez Albertos, “dentro de esta sección caben de hecho todos los géneros periodísticos, noticias de hechos culturales en forma de información, reportajes, entrevistas, crónicas y comentarios”.

51

Sección de Deportes
"Una superárea que consta de tantas subáreas como actividades deportivas existen". Esta sección está especializada en el tratamiento de las noticias e informaciones relacionadas con el deporte. Hace un uso especial de los recursos lingüísticos, entre los que destacan los extranjerismos, los términos belicistas, los tecnicismos y los tópicos. En la mayoría de los medios de comunicación escritos y audiovisuales, destaca la información futbolística tanto nacional como internacional, otorgando bastante menos espacio al resto de actividades deportivas.

Los géneros periodísticos más utilizados en la sección de Deportes son la crónica, el comentario y el reportaje.

52

4.3 Nomenclatura y orden
Los diarios están estructurados en un cuerpo principal, al que a menudo se agregan suplementos, editados por lo general con una periodicidad semanal . Esa diferenciación es importante, porque los fundamentos que definen los contenidos y el diseño son distintos en ambos casos. Los cambios producidos en los últimos quince años requieren que los periódicos presten mayor atención a las nuevas necesidades de los públicos. Que además de informarles, le sean útiles: el periodismo de servicio, aquel que aporta al receptor la posibilidad efectiva acción y/o reacción...
7

Es significativo que los medios diarios estén potenciando la sección de Sociedad, habida cuenta del interés creciente del
lector por los temas que le son propios: aquellos que afectan fundamentalmente a su espacio personal...como la salud, la ecología, la ciencia, la religión, el consumo, etc.

Nomenclatura: el cuerpo principal
Constituye el producto que recoge las noticias de máxima actualidad, junto con otras informaciones de servicio y entretenimiento. Se divide en una diversidad de secciones temáticas.

Portada
Suele recoger las noticias más importantes, jerarquizadas en espacio y tamaño, en función del mayor o menor tratamiento que se vaya a realizar de ellas en las páginas interiores. Es el escaparate del medio, el gancho para atraer lectores en el quiosco. A través de ella se pretende reflejar el contenido del medio del modo más atractivo.

Las hay de dos tipos: las monográficas, que seleccionan un único tema (si acaso incluyen un breve sumario) y las mosaicas,
aquellas que incluyen varios temas de distintas secciones del diario (generalmente los de apertura), y alguna imagen, la considerada más trascendente de la jornada.

Contraportada
Por lo general no está destinada a información de última hora, sino a temas de cierta levedad y amenidad. Suele contener notas de color, tiras cómicas, entrevistas desenfadadas o columnas de tono humorístico o satírico.

7

Si bien también los hay mensuales, a excepción de algunos casos como los cuadernillos especiales que se publican con motivo de una efeméride o acontecimiento singular.

53

Segunda página
No tiene asignado un papel fijo; unos la utilizan directamente para comenzar con las noticias; otros, sin embargo, incluyen en ellas columnas y sumarios o índices de información para dar un vistazo rápido a las informaciones de actualidad que se van a encontrar a continuación. En este último caso (La Vanguardia, por ejemplo), se abre la información en la tercera página, dándole más realce por ser impar.

Penúltima página
Si bien en la mayoría de los periódicos opera como cierre a las páginas de servicio y entretenimiento (cartelera, horóscopo, el tiempo, crucigramas, televisión), antiguamente la aprovechaban para incluir noticias de última hora, con el fin de no tener que levantar más páginas del interior. En algunos casos, pertenece a secciones que, por su naturaleza, son las más calientes del periódico y, por tanto, las que más tardan en levantarse (como, por ejemplo, hizo Público en sus inicios).

Orden
Los diarios organizan sus páginas de acuerdo a una división temática de la realidad informativa en secciones, que difieren en su orden según el medio de que se trate. Tradicionalmente, las áreas que determinan la especialización periodística son cinco: Política, Economía, Cultura, Sociedad y Deportes. Sin embargo, las denominaciones con las que se identifican las secciones cambian de un medio a otro. También cambia su ubicación en el diario, el número de páginas asignadas, la apuesta por el número de temas tratados en cada sección… es decir, que todas estas decisiones están en función de:  La línea editorial del medio.  El País ubica en primer lugar la sección de Internacional, dedicándole más páginas, e incluyendo siempre una llamada En Portada, firmada por algún corresponsal. Esto se corresponde con una apuesta editorial por este tipo de información, que a su vez queda reflejada en la amplia red de corresponsales del medio, así como en el gran número de enviados especiales que destaca habitualmente.  En el caso del diario El Mundo, la apuesta fundamental es por la información política nacional, quedando de relieve en su ubicación, número de páginas y también en la apuesta que hacen por determinados temas, sobre los que la línea editorial del medio queda ampliamente explicitada en la sección de opinión.  Su ámbito de difusión.  Diarios de difusión local: es esta sección la que gana en importancia, tanto porque aparece ubicada en primer lugar como por el número de páginas que se le dedica. Por otra parte, aparecen incluso bloques definidos dentro de la misma: Sevilla, Barrios, Área metropolitana, Provincia, Vivir en Sevilla, Agenda… son algunos de los bloques posibles. Por otra parte, hay disparidad de criterios sobre si lo local y lo regional constituyen un área de especialización, puesto que en la información local, por ejemplo, pueden incluirse noticias de temas políticos, pero también de patrimonio, cultura, deportes e incluso economía, por no hablar de sociedad y servicios.

54

 Pueden también diferenciarse las ediciones regionales de los diarios nacionales de información general. En estos casos, aunque prevalece la información nacional e internacional frente a la autonómica y local, estas dos últimas adquieren un papel destacado y diferenciado, bien a modo de encarte dentro del diario, bien en la propia paginación del medio.  A todo esto, que se corresponde con las secciones tradicionales, podemos sumar que no es de extrañar que a las secciones tradicionales se hayan sumado otras aún más específicas y de más reciente creación como Ciencia, Tecnología, Salud, Comunicación, Motor, Gente o Religión (casos de La Razón y ABC); e incluso que las denominaciones originales se hayan cambiado por otras como Actualidad, Letras, Ciudadanos, Dinero, etc.  Además, determinados eventos y festividades de importancia para la ciudad donde se producen ocupan durante el tiempo de su celebración una sección propia, normalmente junto a las páginas de Local o Ciudad, como por ejemplo pasa en Sevilla con la sección Cuaresma/Semana Santa o en Cádiz con la información sobre el Carnaval.  Del público objetivo al que se dirija. "Lo importante es que las secciones, una vez establecidas, deben tener cierta permanencia prolongada porque forman parte del contrato implícito que formaliza el medio con sus lectores, en este caso para evitar que se desorienten al momento de buscar una información de su interés”. En cualquier caso, lo que parece claro es que la existencia de secciones supone una determinada organización interna del diario, lo que facilita la especialización de los periodistas que trabajan en ellas y, por consiguiente, posibilita una mayor eficiencia y calidad en la producción informativa. El periodista que se desempeña de manera estable en una especialidad desarrolla conocimientos más profundos de los temas y multiplica sus contactos, lo que le permite resolver la construcción de la noticia con una mayor solvencia que los que carecen de esa especialización adquirida.

55

4.4 Áreas de especialización periodística
"Un área de especialización es aquel conjunto de parcelas informativas interrelacionadas por unos mismos contenidos y con unos intereses similares". Tradicionalmente, estas grandes áreas de especialización periodística se asignan a la información política, económica, social y cultural, si bien en los últimos tiempos han aumentado en número.

Política internacional
"La política internacional es aquel área de especialización periodística que recoge las noticias, crónicas y reportajes proporcionados por las agencias, corresponsales y enviados especiales, y que hacen referencia a acontecimientos de interés producidos en la comunidad internacional, tanto de carácter político como económico, cultural y social". Las relaciones internacionales se fundamentan, cada vez más, en un trasvase comunicativo entre las distintas comunidades sociales y políticas. El desarrollo de las nuevas tecnologías informativas, la proliferación de medios de comunicación social, los logros en la libertad de expresión… han configurado una nueva sociedad en la que se establece una mayor interrelación y comunicación. A los medios de comunicación les corresponde, por tanto, la función de nexo o puente entre los distintos colectivos a fin de establecer las bases par aun mayor entendimiento entre los pueblos. El conocimiento de los principales problemas que afectan a la comunidad internacional puede ser el primer paso para una posible solución de los mismos. De ahí la importancia que han dado a la política informativa los distintos organismos internacionales en su búsqueda de un nuevo orden basado en la paz y armonía mutua. Actualmente, esta área ocupa un lugar destacado en todos los medios de comunicación, configurándose como una de las secciones más relevantes. Los principales diarios cuentan con corresponsales en los puntos más destacados del mundo, y las grandes agencias internacionales facilitan abundante información en torno a los acontecimientos universales. La amplia gama temática de esta sección hace difícil una clasificación de la misma. La diversidad de contenidos, fuentes, y géneros imposibilitan la elaboración de una taxonomía definitiva. Constituirían carne de noticia las organizaciones y relaciones internacionales, la conflictividad, la actualidad política de otros estados y una gran variedad de temas. Sobre las fuentes habría que destacar el importante papel que juegan las agencias internacionales, a las que hay que sumar la labor de corresponsales y enviados especiales, las organizaciones internacionales, las Oficinas de Información Diplomática, embajadas, colaboraciones y la propia prensa extranjera. En la información internacional pueden apreciarse ciertas disfunciones tales como el colonialismo informativo (depen-

dencia de muchos medios de las agencias de noticias), presiones (debido a la complejidad de las relaciones internacionales
y la confrontación de intereses políticos y económicos), censura política (en los países en los que no existe democracia real) y desestabilización (la información defectuosa y sesgada puede producir efectos contrarios, tensiones innecesarias incluso crisis peligrosas). El periodista encargado de la sección de internacional debe contar con una serie de aptitudes específicas adecuadas a su área de especialización: visión política, conocimiento del derecho internacional, conocimientos de historia y geografía universal, dominio de idiomas, conocimientos sociológicos, experiencia como corresponsal y disponibilidad para viajar.

56

Política nacional
"Aquella sección que informa sobre hechos, noticias y opiniones que conciernen a la actividad política en la sociedad española". El sistema político se fundamenta, en los regímenes democráticos. en una estructura informativa que sirve de conexión entre gobernantes y gobernados. Mediante esta relación o dialéctica informativa se garantiza la participación de los ciudadanos en el quehacer público, así como el legítimo control sobre las actividades públicas. La política, en todas sus vertientes, ha estado siempre presente en los medios de comunicación social, y especialmente en la prensa, que ha sido testigo y notario de los principales acontecimientos de la historia política de cada país reflejando, día tras día, los hechos más destacados del acontecer político. Además, ha servido de plataforma para la manifestación de las distintas ideologías y opiniones que han conformado un determinado momento histórico. A la hora de definir esta sección especializada surgen ciertas dificultades terminológicas, ya que suele titularse de diferentes modos. Así, algunos medios prefieren la denominación de “información nacional”, mientras otros utilizan el término de “información política”. Sin embargo, el término más generalizado es el primero. El contenido periodístico es amplio y diverso, pues abarca toda la vida política nacional en sus diversas manifestaciones. Se distinguen los siguientes grandes apartados o bloques:  Información administrativa: recoge la información que emana de las fuentes oficiales a través de distintos organismos de difusión. Puede entenderse como información política oficial. Se incluyen las siguientes parcelas: jefatura del Estado, gobierno, Autonomías, etcétera.  Parlamentaria: es la que se refiere y explica aspectos y debates parlamentarios y otras cuestiones de alta política. Puede distinguirse la relativa a las actividades del Congreso, del Senado y de las distintas Asambleas Autónomas. Igualmente, pueden incluirse las noticias referentes a organismos directamente vinculados con el Parlamento, Defensor del Pueblo, Comisiones Parlamentarias, etc.  Partidos políticos: comprende la información sobre la actividad de los distintos partidos políticos, y puede subdividirse en elecciones y organismos políticos.  Organizaciones ciudadanas: son las actividades públicas de las diversas entidades y organizaciones que tienen cierta incidencia en la vida política (asociaciones de vecinos, de consumidores, grupos feministas, ecologistas…). Entre las funciones de esta información especializada se distinguen tres: la vigilancia del entorno para recabar atención sobre amenazas y oportunidades, la interrelación de las distintas partes o grupos de la sociedad para encontrar una respuesta al entorno y la transmisión de la herencia social a las generaciones posteriores. En cuanto a las fuentes, aparecen tanto las oficiales (portavoz del gobierno, boletines oficiales, gabinetes de prensa) como

las privadas (todas aquellas no públicas, además de agencias de noticias, prensa política y organizaciones ciudadanas).
El profesional que se encargue de este tipo de información debe tener independencia política, honestidad profesional, conocimientos específicos sobre las temáticas relacionadas con su información y conocimientos legales sobre Derecho Constitucional y Administrativo, Sociología y Política. También debe tener conocimientos sobre historia de las idea políticas, economía política y estadística.

57

Local y regional
"Es aquel área periodística que recoge los acontecimientos producidos en una determinada zona y afecta a su política, urbanismo, ecología, costumbres y realidad socio-cultural". Las noticias locales recogen las vivencias directas de los ciudadanos, sus aspiraciones, necesidades y experiencias cotidianas. El ciudadano no puede controlar la gestión política del gobierno ni opinar en cuestiones internacionales, pero sí que puede realizar un seguimiento diario a la gestión municipal y criticar sus resultados. La importancia de esta información es algo ya reconocido por todos. Ningún medio de comunicación prescinde hoy de esta información, siendo incluso, para algunos de ellos (por motivos geográficos), el eje central de su política informativa. Entre las funciones de la información local destacan la social (sirve de conexión entre los individuos de una determinada zona geográfica), psicológica (ayuda al individuo a integrase en su entorno y le sirve para identificarse con su propia entidad como miembro de un colectivo), cultural (pude ser un vehículo de expresión de las peculiaridades culturales de una determinada zona, propiciando las manifestaciones de su identidad cultural). En cuanto a las disfunciones que puede presentar están la manipulación, el servilismo, el localismo o el amateurismo. Sobre las fuentes de las que se sirve encontramos las oficiales (gabinete de prensa municipal, es oficial y presentará desviaciones propagandísticas, también están los boletines oficiales y demás gobiernos locales), instituciones (fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado, juzgados, bomberos, protección civil, hospitales), organizaciones varias (estudiantiles, feministas, ecológicas, comerciantes, empresarios,…), profesionales y documentales. En cuanto a la formación del periodista de información local, debe tener conocimientos de Derecho Administrativo local, estatutos de autonomía, historia local y de su entorno, costumbres, tradiciones, ordenanzas municipales, legislación electoral… además de conocimientos específicos de determinados bloques, ya que en la información local pueden incluirse noticias de cultura, deportes, sucesos, opinión, economía, medio ambiente, educación…

58

Economía
"Es aquella parte de la Información Periodística Especializada que aborda cuestiones referentes a las coyunturas y estructuras económicas, tanto nacionales como internacionales, tratando de analizar sus causas, efectos y las posibles soluciones a los hechos narrados". Dirigida hasta hace poco a expertos en la materia, se ha convertido actualmente en una de las principales áreas de especialización periodística con una audiencia de amplio espectro. La información económica aborda distintos aspectos de la realidad social, política, cultural, etc. Por ello, se trata de una macroárea con amplias ramificaciones en contenidos diversos. Las principales subsecciones de la información económica son: información sobre economía internacional, información sobre política económica, información financiera, bursátil, sociolaboral, empresarial, sectorial (aludiendo a actividades propias de cada uno de los sectores de la economía) comercial, industrial, agroalimentaria, sobre consumo y turística.

Utilización de un lenguaje excesivamente técnico

Mayor tratamiento de contenidos macroeconómicos

Dedica más especio al análisis y comentarios que otras áreas

Los géneros más usados son la crónica, el reportaje, el artículo de opinión y la entrevista

Suelen utilizarse gráficos, cuadros e infografías

Se dirige a un público amplio y heterogéneo

CARACTERÍSTICAS DE LA INFORMACIÓN ECONÓMICA
En cuanto a las disfunciones, no puede olvidarse que el lenguaje utilizado puede generar confusión, ya que los contenidos se prestan al uso de un lenguaje excesivamente técnico. Esta sección debe transmitir la información necesaria para satisfacer las demandas de un determinado sector de receptores especializados, pero tampoco puede olvidar a aquellos que no poseen conocimientos en la materia. Otro peligro es el uso de una publicidad encubierta, y por último habría que evitar que las fuentes manipulen al profesional y controlen la información. Sobre las aptitudes del periodista cabría destacar el conocimiento específico sobre economía, estadística, derecho mercantil, legislación económica, así como de terminología económica y su correcta codificación divulgativa, suficientes con-

tactos en medios empresariales, financieros y bursátiles, conocimientos de idiomas, capacidad de análisis e interpretación
de datos y contactos con expertos.

59

Información bursátil
Es una de las más importantes dentro del área de información económica, tanto por su contenido como por el interés creciente que ha adquirido entre los receptores. Se caracteriza por la actualidad de sus informaciones, pues éste es un factor decisivo en la actividad de la Bolsa. Para alcanzar esa actualidad, existen diversos medios de comunicación que ofrecen información puntual sobre movimientos del mercado bursátil de forma inmediata. Otra exigencia es la precisión, ya que cualquier error en los datos puede ocasionar importantes perjuicios. También se requiere un lenguaje apropiado que, sin descuidar los tecnicismos propios de este tipo de información, sea comprensible para un amplio sector de la población.

Información empresarial
Reviste especial importancia, tanto por tratarse de una de las principales fuentes de esta área como por su creciente desarrollo. Se vehicula a través de la CEOE y de las propias empresas y sus gabinetes de información.

Información socio-laboral
"Es aquella parte de la información especializada que aborda los contenidos relacionados con el mundo del trabajo desde sus aspectos social, económico y político, profundizando en las posibles causas y motivaciones y aduciendo las distintas soluciones apartadas". Los contenidos relacionados con este bloque abarcan diversos temas de carácter social: sindicalismo, empleo, legislación sociolaboral, actividad profesional, política socioeconómica… Sin embargo, cuando un tema laboral es fronterizo con otras secciones, lo más habitual es que termine por derivar hacia ellas. La consecuencia inmediata es que los aspectos propiamente laborales de la información quedan relegados, algo que no debería ocurrir. En cuanto a sus funciones, esta información se convierte en un cauce comunicación social, denuncia la conflictividad sociolaboral, vigila, es vehículo de formación y también es una información de servicios. Sobre sus disfunciones pueden destacarse la manipulación, el partidismo y el sensacionalismo.

60

Turismo
"Es aquel área de la especialización periodística que recoge todas las noticias relacionadas con las actividades humanas relativas al ejercicio del tiempo libre y el ocio". Se define por tratarse de una información plural e interdisciplinaria que afecta a diversas actividades relacionadas con el sector tanto desde el campo económico como cultural, deportivo, empresarial, urbanísticos, ecológico, etc. Otro rasgo es que estos temas se tratan de forma coyuntural, por lo que son recurrentes y aparecen periódicamente. Finalmente puede señalarse una intencionalidad latente o manifiesta para destacar ciertos destinos turísticos.

Educación
"Es aquella sección periodística que abarca todas las noticias, hechos y opiniones relacionados con el mundo de la enseñanza, sus manifestaciones y sus actividades profesionales". Se incluyen aquí todas aquellas informaciones cuyo componente determinante es la educación, la enseñanza, la peda-

gogía o cualquier otra parcela de carácter educativo y formativo. Estas informaciones pueden pertenecer al género meramente informativo o al opinativo. Asimismo, pueden hacer referencia a aspectos legislativos, conflictivos, profesionales, reivindicativos, investigativos, docenes, pedagógicos, etc. Entre sus funciones se encuentran informar sobre las noticias de carácter educativo que sean de actualidad y tengan cierto interés, ofrecer a los profesionales de la educación la información necesaria para un mejor desarrollo de su función y difundir experiencias y actividades de carácter educativo entre el sector docente. Entre las fuentes aparecen el Ministerio de Educación, las consejerías de las distintas autonomías, los sindicatos de enseñanza, los centros educativos o las asociaciones profesionales. Sobre las aptitudes que pueden esperarse del periodista especializado encontramos el conocimiento de la legislación en materia de educación, la experiencia en la enseñanza, conocimiento de los organismos oficiales, profesionales, sindicales y relacionados con la enseñanza y una especial sensibilidad y atracción por los tema pedagógicos.

61

Ciencia
La ciencia precisa de la información para poder alcanzar su realización plena y establecer los necesarios vínculos entre el investigador y el no especialista. En este sentido, la información periodística especializada viene a cubrir el abismo que, tradicionalmente, existe entre los científicos y los ciudadanos no expertos en estos contenidos especializados.  El 90% de la información científica y técnica que reciben los ciudadanos les llega básicamente a través de los medios de comunicación. Y, dentro de ellos, la televisión juega un papel crucial.  Desde finales de los años ochenta del siglo XX, el espacio y la jerarquía de los textos publicados en la prensa diaria generalista sobre hechos científicos se ha incrementado considerablemente, y la ciencia ha ido adquiriendo relevancia en las agendas informativas de los periódicos.  Otra cuestión a tener en cuenta sería la búsqueda activa de información, es decir, cuando un individuo por interés o preocupación personal necesita hacer una búsqueda activa de información científica o técnica. La información científica es la relativa a las actividades de investigación, por lo general en el campo de las ciencias exactas y naturales y de las ciencias sociales. La investigación puede ser fundamental o aplicada: puede ser exploratoria o basarse en observaciones o experiencias. Los conocimientos relacionados con el mundo científico, técnico y tecnológico son de una gran extensión. Con el fin de delimitar los diversos campos que lo componen podemos establecer la siguiente clasificación: informaciones científicas en medicina, ciencias exactas, ciencias físicas y químicas, biología y energía nuclear y atómica, también información técnicas. El tratamiento informativo de la ciencia se puede abordar como fenómeno desde distintos contextos: económicos, políticos y sociales; y desde la coherencia temática:  Por la articulación de los textos.  Por el uso de fuentes específicas.  Por el segmento de audiencia al que va dirigido, que implica una adopción de códigos por parte de los periodistas especialistas en el área capaces de sistematizar la información y contextualizarla en un ámbito concreto del discurso periodístico. Entre las funciones de este tipo de información cabría destacar la tarea divulgadora de la ciencia eliminando las barreras de entendimiento entre el mundo de la ciencia y la sociedad en general. También puede realizar una labor educativa propiciando la formación científica de los receptores, así como una conciencia crítica respecto a la utilización de los adelantos científicos. Por otra parte, puede servir de intercomunicador entre los propios científicos e investigadores de distintas ramas de la ciencia facilitando una puesta en común de los distintos conocimientos. Sobre las características diferenciadoras de esta especialización podemos destacar: la pluralidad y complejidad de los contenidos, la naturaleza específica del lenguaje científico, el estilo expositivo de la información científica, el continuo avance y desarrollo de las investigaciones, la documentación extensa y actualizada, el nivel de especialización de los receptores y la prominencia del reportaje como género más específico y adecuado para estos temas. Sobre las cualidades del periodista especializado sobresale la necesidad de una formación científica y humanista, la facilidad para el análisis e interpretación de datos técnicos y científicos, aptitudes pedagógicas para trasmitir adecuadamente los contenidos y capacidad para contactar con el mayor número de especialistas.

62

Sanidad
"Es aquella estructura informativa que tiene como objetivo atender las necesidades sociales relacionadas con la salud, ofreciendo los resultados de las investigaciones médicas así como las aplicaciones prácticas para el tratamiento de las enfermedades". Las consideraciones de la sanidad han dejado de ser reduccionistas, es decir, centrada únicamente en la medicina y en la farmacología, para desarrollarse desde considerandos de gran actualidad, atractivo e interés social, como es el caso de la belleza, la nutrición, la higiene, el deporte, el medio ambiente, los recursos naturales, la cultura, etc. Entre las características de este tipo de información podemos destacar el lenguaje técnico y científico, la publicidad encubierta para encauzar la demanda del mercado y el predominio del reportaje. En cuanto al contenido, suelen incluirse aquellas noticias de contenido positivo más que las de carácter negativo, al contrario de lo que ocurre en otras secciones. Entre las funciones de esta información destaca la divulgación de avances científicos, exponer los aspectos de las distintas enfermedades, llamar la atención sobre los peligros de determinados estilos de vida. Entre las disfunciones hay que alertar del sensacionalismo, la creación de excesiva alarma social y la publicidad encubierta.

63

Cultura
"La sección de cultura es aquel espacio dedicado en los medios para el tratamiento de las manifestaciones artísticas, literarias y científicas". Cultura y comunicación se insertan dentro del mismo contexto social, estableciéndose una interdependencia entre ambos conceptos. Esta sección se encuentra ya en todos los medios de comunicación, que además cuentan con suplementos semanales y revistas especializadas. Una de las cosas por las que se diferencia la información cultural es por el uso que hace de algunos géneros, destacando la reseña (anuncia los hechos), la crónica (informa de ellos) y la crítica (los valora). Respecto a las funciones que cumple esta información cabría señalar la informativa, mediadora, orientadora, educativa y transmisora del patrimonio cultural. Los contenidos de la sección de cultura son amplios y diversos, y puede hablarse de bloques de teatro, literatura, cinematografía, música, arte, etcétera. Este periodista especializado debe tener una sólida formación universitaria, así como un vasto dominio de la cultura que no debe estancarse. Sentir curiosidad e interés continuo por cuento ocurra en este ámbito, amplitud de saberes y conocimientos, cierta madurez intelectual y gran honradez personal.

Literatura
"Está basada en aquella información referente a autores de novela, teatro, poesía y ensayo, a las noticias vitales que afecten a los mismos, premios y novedades editoriales, y efemérides". La prensa literaria tiene como objetivo el tratamiento y estudio del fenómeno literario en la cultura de una sociedad. La crítica, también llamada "artículo crítico" o "comentario", es el arte de juzgar de la bondad, verdad y belleza de las cosas. Se trata de un análisis subjetivo y personal del crítico, que analizar y juzgar los valores de una determinada obra literaria para ofrecer al receptor suficientes elementos de juicio para que pueda realizar su propia valoración de la obra. La reseña, por su parte, tiene una función eminentemente informativa, sin pretensiones de análisis y juicio valorativo. Suele informar previamente al acontecimiento literario. Entre sus funciones está la de orientar sobre la creación literaria, acercar a los lectores a la creación literaria, también tiene la función de seleccionador ente la abundante producción. Sobre las disfunciones cabría señalar un interés desmedido por lo nuevo, falta de creatividad, superficialidad, pobre sopor-

te teórico, desconocimiento del público, lenguaje crítico, prejuicios y tópicos, blandura y relativismo y amiguismo.
Sobre las aptitudes de un buen crítico literario cabría señalar una sólida formación cultural, espíritu crítico, independencia, libertad de juicio y necesaria ecuanimidad y sensibilidad para detectar valores literarios en las nuevas generaciones.

64

Teatro
"Es aquel bloque dentro de la información cultural que ofrece noticias, comentarios y valoraciones críticas sobre la actualidad del mundo escénico". Destacan como rasgos de esta información el hecho de que va dirigida a un público minoritaria pero que tiene amplios conocimientos sobre la misma, el poco espacio del que goza en los medios, que exige un equilibrio entre la información y la valoración, y que exige una gran agilidad en la redacción. Las informaciones sobre actividad teatral suelen clasificarse según los siguientes géneros: reseñas informativas sobre prestrenos o estrenos, crítica de la obra ofreciendo una valoración personal sobre su contenido y desarrollo de la misma, noticias sobre la vida teatral (premios, declaraciones de autores y directores, entrevistas, subvenciones, programaciones, giras, etc.) y ensayos sobre la actividad teatral, corrientes, tendencias… El crítico teatral debe poseer unos amplios conocimientos acerca del arte teatral, su historia, características y técnicas. Además, poseer cierta afición al teatro y, a ser posible, alguna experiencia en el mundo teatral. También, ser capaz de trasmitir a los receptores la afición el entusiasmo por el teatro. Sobre las fuentes, el periodista especializado en teatro debe contar con abundante documentación que le facilite su labor, pero además debe conocer el guion de las obras que ha de juzgar para disponer de los suficientes elementos de juicio respecto al desarrollo argumentar de la obra, debe asistir al teatro, contacto con directores y actores…

Música
"Aquella área informativa que proporciona noticias y comentarios en torno a la actividad musical de actualidad". La información sobre temas musicales abarca los siguientes estilos: música clásica o sinfónica, música religiosa, música moderna, jazz, new age, pop, rock, ópera, zarzuela, flamenco, música coral, música orquestal y novedades discográficas. La información va dirigida a una audiencia muy selectiva, requiere un gran nivel de especialización y es necesario dominar un leguaje muy técnico y que requiere un especial tratamiento de descodificación. El periodista especializado en música debe sentir un especial interés por la actividad musical. Además debe poseer conocimientos suficientes de historia musical, armonía, compositores, autores, técnicas musicales, nuevas tendencias, etc.

Cine
"Aquel área periodística destinada a informar y analizar todos aquellos aspectos relacionados con la obra cinematográfica: industria, distribución, exhibición, aspectos artísticos, técnicos, etc". Destaca el uso de la crítica de cine, que suele insertarse dentro de la sección especializada en cultura (correspondiéndole, por tanto, las mismas características). La crítica debe servir para asesorar a los posibles espectadores respecto a la calidad de la obra reseñada, posibilitarles una mejor comprensión de la película, clarificando los elementos técnicos y estéticos.

65

El lenguaje empleado en las críticas cinematográficas suele ser bastante comprensible, utilizando correctamente la terminología propia de la técnica cinematográfica. Entre sus funciones están las de fomentar el espíritu crítico y la capacidad de reflexión de los receptores, orientar el sentido estético del público, ayudar a una mejor comprensión de la producción cinematográfica y propiciar los aspectos culturales del cine. Entre sus disfunciones destacan el eruditismo, la mediatización por efecto de presiones de distribuidoras, directores o la publicidad y el subjetivismo del propio crítico.

Tribunales
La justicia es la estrella de nuestro tiempo. Cada día son más los medios de comunicación los que dedican un espacio mayor a las noticas que se generan en los tribunales. Financieros, banqueros, ministros, políticos, policías, famosos… han tenido que sentarse en el banquillo de los acusados para responder de sus actos ante los jueces y, por ende, ante la opinión pública.

Los ciudadanos demandan, cada vez con más intensidad, conocer de primera mano lo que ocurre no sólo con casos de
relevancia, sino también todo lo que atañe en su entorno más próximo: cómo se resuelven las denuncias de cada día. Esto hace que los periodistas que cubran estas informaciones estén altamente especializados, porque la materia lo requiere, si se pretende llegar a la audiencia de la forma más sutil y entienda el mensaje que se quiere transmitir. Sobre la información de tribunales existe una ignorancia legal en la gran mayoría de la población que hace muy difícil la comprensión como consecuencia de los términos que se utilizan, ya que el lenguaje, al ser muy técnico, obliga a una traducción de esos términos y a una divulgación de los hechos narrados que permitan a los receptores de la información poder hacer un seguimiento informativo que haga comprensible la información transmitida.

Es indispensable que el periodista no genere daños a terceros utilizando un vocabulario en el que se den como buenos
unos hechos que todavía deben ser comprobados y juzgado por los tribunales. Por lo tanto, términos como "presunto" o "supuesto" deben presidir cualquier comentario que se haga contra alguien que tiene que sentarse en el banquillo. La importancia de esta especialidad ha crecido cada vez más en la sociedad española. Y todos los medios han ampliado la cobertura de estos temas, englobándola en secciones con entidad propia e independiente a las que se ha denominado genéricamente como de Tribunales. Los especialistas en periodismo de tribunales están íntimamente relacionados con el resto de las secciones de una redacción; es decir, controlan las repercusiones jurídicas que puedan tener acontecimientos internacionales, económicos y culturales.

66

Deportes
"Es aquella que recoge las noticias producidas en el mundo del deporte en sus distintos aspectos y categorías". Puede considerarse como una superárea que consta de tantas áreas como actividades deportivas existen. Su clasificación en el tratamiento periodístico puede someterse a los siguientes criterios: a) En razón de su preparación: deportes de alta competición o populares. b) En razón de su participación: selectivos o de espectáculo c) En razón del público: minoritarios o de masas.

d) En razón de los participantes: infantiles, juveniles, para adultos, masculinos, femeninos, para discapacitados y escolares y universitarios. e) En razón de la modalidad deportiva: fútbol, baloncesto, boxeo, tenis, ciclismo, motor, atletismo, gimnasia… f) En razón de acontecimientos internacionales: juegos olímpicos, campeonatos mundiales, grandes acontecimientos deportivos,…

Por otra parte, la información deportiva posee rasgos diferenciadores de otras áreas informativas: tendencia al sensacionalismo, gran extensión, abundancia de información gráfica, géneros específicos… A su vez, el lenguaje deportivo también es especial: está repleto de extranjerismos, utiliza símiles bélicos, tecnicismos, tópicos y anacronismos, abundancia de siglas, excesiva adjetivación, sobrenombres, estereotipos… Entre sus funciones, se encuentran las de potenciar la práctica del deporte, fomentar el espíritu deportivo, desterrar las prácticas violentas y posibilitar el diálogo y la comunicación. Entre las disfunciones, las de promover el enfrentamiento y la violencia, fomentar el deporte espectáculo, propiciar el elitismo, politización del deporte, mercantilización del deporte.

67

Ecología y medio ambiente
Nos encontramos ante un tema interdisciplinar, que también cumple una función de servicio social y en el que la actualidad tal cual se entiende en otros ámbitos juega un papel secundario. Los contenidos informativos relacionados con esta área de especialización abordan temas tan variados como: la protección de la naturaleza; la contaminación; los residuos urbanos, industriales y nucleares; los recursos marinos, la atmósfera, la energía; el turismo ecológico; el impacto ambiental; la biodiversidad; la superpoblación; los movimientos ecologistas; el deterioro ambiental, la desertización; el efecto invernadero, lluvia ácida, cambio climático, la biodiversidad, defensa de la naturaleza, espacios naturales, desarrollo sostenible, etcétera. El informador de temas medioambientales debe tener conocimientos sobre biología, antropología, química, física, legislación sobre temas ecológicos… También demostrar sensibilidad e interés hacia estos temas y capacidad de divulgación y adaptación a los términos científicos y técnicos al lenguaje periodístico, rigor en la divulgación científica y en la exposición de alternativas sociopolíticas. Entre sus funciones está la de denuncia de las contantes agresiones ocasionadas contra la naturaleza, crear conciencia ecologista en la sociedad, divulgar los descubrimientos científicos que favorezcan la protección del medio ambiente y diagnosticar los posibles problemas y analizar las soluciones.

Religión
Es entendida como una subárea dentro del área de sociedad, lo que responde a una más profunda comprensión de la definición de la función del fenómeno religioso, generalmente institucionalizado, y de sus relaciones con los medios. Las partes involucradas, medios e iglesia, recelan los unos de los otros.

Los medios protestan ante la carencia de transparencia informativa en los asuntos de la Iglesia, la reticencia a
comparecer en los medios causado por la insuficiente comprensión de sus procesos y reglas profesionales, la resistencia a la autonomía de los medios y la escasa aceptación de la crítica de la Institución y de sus miembros.

Por su parte, la iglesia se queja de la falta de competencia y de profesionalidad a la hora de tratar los asuntos religiosos y eclesiales, de la tendencia a simplificar y usar esquemas políticos en todo y para todos, de la propensión a exaltar lo marginal, lo pintoresco, lo esotérico y lo heterodoxo, y de la prepotencia de los medios que difícilmente aceptan las rectificaciones o correcciones.

Meteorología
Es considerada hoy como un espacio importante dentro de las páginas de información de los principales periódicos españoles. Una información que, debido a su fuerte demanda, hace que se oferten contenidos cada vez más especializados y de servicios, adaptados a las necesidades de las audiencias en cada estación del año.

68

Toros
Esta sección aparece en las prensa desde sus comienzos. Como tal especialidad, ha practicado y practica todos los géneros periodísticos, aunque la crónica destaca sobre los demás. El periodismo taurino puede ser más o menos considerado; más o menos numeroso en aquellas redacciones en las que se practica; mayor o menor la superficie o el tiempo de espacio que cubra en los medios impresos, radiofónicos, televisivos o digitales en los que tiene cabida, pero los periodistas taurinos responden a un perfil claramente especializado, por definición. Por ello, es necesario que su especialidad sea reconocida e incorporada al Periodismo Especializado.

Televisión
Se trata de una especialización tanto respecto al medio como al contenido ya que, por una parte, utiliza como vehículo un medio específico con sus características y propiedades peculiares y, por otra, sus contenidos hacen referencia a áreas específicas de la especialización periodística.

69

Tema 5. Las fuentes
5.1 Definición y tipología
Fuente es toda persona que, de modo voluntario y activo, facilita algún tipo de información a un periodista. También, todo depósito de información de cualquier tipo que sea accesible y consultable por el periodista. Según Mar de Foncuberta: “Las fuentes de información son personas, instituciones y organismos de toda índole que facilitan la información que necesitan los medios para suministrar noticias. Esta información es de dos tipos: la que busca el medio a través de sus contactos y la que recibe a partir de la iniciativa de distintos sectores interesados. La relación entre el medio y las fuentes es una de las más complejas y básicas de todo el proceso productivo de noticias. Un medio sin fuentes es un medio muerto. Todo periodista intenta explicar la realidad de un hecho mediante la observación directa o la búsqueda de fuentes humanas fidedignas que pueden suministrar información sobre el hecho, sus causas y sus consecuencias. Éstas son importantes incluso cuando el periodista asiste en persona al acontecimiento: suponen un punto de vista distinto y aportan datos complementarios. La obtención de fuentes de información fiables

y de calidad prestigia a los medios”.
Serafín Chimeno estudia el concepto de fuente en distintos ámbitos. Desde el punto de vista periodístico, este autor entiende por fuente “el conjunto de elementos materiales o personales consultados por un autor al objeto de documentarse y servirse de los contenidos obtenidos en las mismas para la configuración de las unidades redaccionales. De esta forma, son fuentes al considerar que son depositarias de material informativo, en bruto o seleccionado, con potencialidad de conformar y expresar mensajes que interesan a alguna audiencia”. Por último, Héctor Borrat enfatiza el papel de las fuentes en el proceso productivo de la información periodística. En este sentido, afirma que “el periódico necesita informarse para actuar, para narrar y comentar la actualidad, pero también

y ante todo para ser el mismo. A diferencia de otros actores sociales tiene que comunicar sus informaciones e incluir a sus
fuentes de información en su propio discurso público. Cuanto mayor sea la cantidad, la calidad y la diversidad de las informaciones que comunica y de las fuentes que cita, tanto mayor será su credibilidad y, por tanto, su influencia". ¿Quiénes son las fuentes de información? ¿Cómo se distribuyen en función del espacio periodístico que ocupan? ¿Son las fuentes de información un recurso de coherencia temática en el ámbito del Periodismo Especializado? ¿Cuáles son los rasgos que identifican a una fuente especializada? ¿Qué estrategias utiliza el periodista especializado en cuanto a la selección y tratamiento de las fuentes?... son algunas cuestiones de interés para investigar sobre estos filtros informativos. Investigar las fuentes (quién) y los contenidos (qué) debe hacerse de manera interrelacionada para dar significado a los

objetivos del Periodismo Especializado. Este contexto se puede entender gráficamente a partir de la representación de
capas concéntricas que determinan los diferentes ámbitos que se deben recorrer para estudiar en profundidad a las fuentes, núcleos protagonistas de la investigación. La trayectoria más adecuada se dibuja a partir del Periodismo de Información General, origen del estudio de las fuentes, para desembocar en el Periodismo Especializado como ámbito de tratamiento temático de la información y dentro del mismo estudiar las áreas, secciones y bloques que configuran el espacio del periódico.

70

Periodismo de información general Periodismo especializado

Área

Sección

Bloque

Contenidos, géneros, lenguaje

Fuentes

Si como hemos visto en temas anteriores, la especialización depende de diversos aspectos, el uso que el periodista especializado haga de las fuentes es uno de ellos. Así, nos encontraremos con fuentes que son específicas de las secciones y que el profesional de la información deberá dominar en función de ámbito temático en el que se especialice:  Política Internacional: agencias internacionales, corresponsales y enviados especiales, organismos supranacionales, embajadas, colaboraciones y prensa extranjera.  Política nacional.    Fuentes oficiales: Portavoz del Gobierno, boletines oficiales, gabinetes de prensa. Fuentes privadas: agencias de noticias, prensa política, organizaciones ciudadanas, etc.

Política local y regional.  Fuentes Oficiales: gabinetes de prensa, diputaciones provinciales, gobiernos autónomos, delegaciones del gobierno, boletines oficiales de las instituciones autonómicas y provinciales, etc.  Instituciones: fuerzas públicas (Policía Municipal, Guardia Civil y Policía Nacional), juzgados, bomberos, Protección Civil, hospitales, etc.

71

Organizaciones: asociaciones de vecinos, sindicales, profesionales, ecologistas, de consumidores, agrupaciones locales de empresarios y comerciantes, etc.

 

Profesionales: corresponsales, agencias de noticias, servicios documentales del medio, bases de datos…

Economía.  Fuentes oficiales: Ministerio de Economía y Hacienda, de Trabajo y Asuntos Sociales, de Industria y Energía, de Agricultura, Pesca y Alimentación, Consejerías de Economía de las Comunidades Autónomas, Instituto Nacional de Industria, Banco de España, Fondo Monetario Internacional, Bolsa, Comisión Nacional del Mercado de Valores, Tribunal de Cuentas, Instituto Nacional de Estadística...  Fuentes no oficiales: Confederación Española de Organizaciones Empresariales, banca privada, Confederación de Cajas de Ahorro, cámaras de comercio, organizaciones sindicales, gabinetes de empresas, Colegio de Economistas, Fondo de Investigación Económica y Social, asociaciones empresariales...  Fuentes profesionales y documentales: Asociación de Periodistas de Información Económica (APIE), Directorio de Consejeros y directivos, boletines informativos de entidades financieras, estadísticas e informes coyunturales, bancos de datos sobre temas económicos, agencias de prensa especializadas, Boletines económicos y estadísticos del Banco de España y otras entidades financieras...

Socio-laboral.
 Fuentes oficiales: Ministerio de Trabajo, de Economía, de Hacienda, de Comercio, departamentos y consejerías autonómicas, Instituto Nacional de Empleo, Consejo Económico y Social, Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo, inspecciones de trabajo, etc.  Fuentes organizativas: organizaciones empresariales (CEOE, CEPYME, Círculo de empresarios, etc) y sindicales (CCOO, UGT, USO, ELASTV, Solidaridad Obrera, CNT…).  Fuentes profesionales: abogados laboralistas, publicaciones del sector editadas por sindicatos y organizaciones empresariales y el contacto directo con los protagonistas de los acontecimientos..

 

Opinión. bases documentales, bibliografía, hemerografía, vivencias personales, observación, contactos, reflexión. Sociedad. En esta sección se incluyen bloques de información que empiezan a cobrar identidad como secciones en determinados medios, aunque no aparecen reflejados en el periódico con una continuidad diaria:  Educación: Ministerio de Educación y Ciencia, consejerías, delegaciones provinciales, sindicatos de la enseñanza, centros educativos, asociaciones profesionales de profesores y alumnos, padres, organizaciones (FERE, CECE, CEAPA...)  Ciencia: centros de investigaciones, escuelas técnicas, facultades de ciencias físicas, centros de desarrollo tecnológico-industrial, revistas especializadas, bases de datos...  Sanidad: Ministerio de Sanidad, consejerías y delegaciones provinciales de salud, Instituto Nacional de la Salud, Instituto de Migraciones y Servicios Sociales, organismos Internacionales: FAO, OMS, Cruz Roja...  Ecología y Medio Ambiente: publicaciones especializadas, organismos oficiales nacionales e internacionales, ONG's dedicadas a la defensa de la naturaleza, empresas químicas, centrales nucleares, universidades, centros de investigación, fundaciones culturales, bases de datos, revistas de resúmenes...

72

Turismo:  Fuentes oficiales: gabinetes de prensa de los Ministerios de Turismo, Comercio, Asuntos Exteriores, Organización Mundial del Turismo, consejerías de turismo, concejalías municipales de turismo, organismos de promoción turística de las diputaciones provinciales, etc.  Fuentes privadas: los servicios de las principales agencias nacionales e internacionales, prensa especializada en el sector, empresas turísticas, tour operadores, agencias de viajes, bancos de datos, etc.

Cultura: Ministerio de Cultura, organismos oficiales. libros de información general, enciclopedias, revistas especializadas, fichero profesional, bancos de datos especializados: PIC (Puntos de Información Cultural). Dentro de la

sección de cultura aparecen bloques que cada vez muestran una mayor asiduidad entre las páginas de los periódicos analizados, aunque todavía no pueden considerarse secciones:  Teatro: Centro de Documentación Teatral del Instituto Nacional de las Artes Escénicas, Centro Dramático Nacional, Base de datos del Área Teatral de los Puntos de Información Cultural del Ministerio de Cultura, Red Europea de Centros de Información del Espectáculo.  Música: casas discográficas, músicos, compositores, cantantes, grupos, managers, productores, así como fuentes de carácter oficial relacionadas con la actividad musical como el Ministerio de Cultura, consejerías de cultura autonómicas, conservatorios, Teatro de la Ópera, Teatro de la Zarzuela, etc.  Literatura:  Fuentes oficiales: institucionales como las consejerías de cultura de las distintas Comunidades Autónomas o los departamentos de cultura de las diputaciones provinciales, fundaciones culturales de carácter público, bases de datos de información cultural, organismos internacionales dedicados a la educación y la cultura como la UNESCO, etc.  Fuentes Privadas: fundaciones culturales privadas, bibliotecas especializadas, editoriales y distribuidoras, asociaciones de escritores, Sociedad General de Autores, etc.  Cine: distribuidoras del dossier de prensa, revistas especializadas, archivos de la Filmoteca Nacional, Ministerio de Cultura, PIC, Instituto Nacional de Cine, Centro español de estudios cinematográficos y de Medios Audiovisuales, Confederación de CineClubs del Estado Español, Instituto de Cine y RadioTelevisión, Instituto de Investigaciones y Experiencias Cinematográficas (IIEC), Archivo Vendrel, , Sociedad General de Autores, festivales de cine de Berlín, Cannes, Venecia, San Sebastián, Sitges, etc.  Sección de Deportes.  Organismos internacionales: Comité Olímpico Internacional, comités olímpicos nacionales, departamentos, federaciones de las distintas disciplinas...  Organismos españoles: Secretaría de Estado para el Deporte, Consejo Superior de Deportes, Instituto Nacional de Educación Física, organismos deportivos de gobiernos autónomos y municipales, Comité Olímpico Español, academias olímpicas, federaciones deportivas, Liga Nacional de Fútbol Profesional, Comité Español de Disciplina Deportiva, Asociación de Futbolistas Españoles...

73

Pero las fuentes pueden ser clasificadas según otros criterios además de por el ámbito temático sobre el que sean expertas, pues la base del periodismo especializado son los contenidos, el qué de la actualidad, alrededor de los cuales se sitúan otros recursos que dotan de especialización al texto. En función del tema, se utiliza un vocabulario específico relativo a cuestiones económicas, deportivas, culturales, políticas...así como se estructura el espacio en las distintas modalidades de género que se conocen (reportaje, entrevistas, crónicas, críticas, editoriales...). Pero un mismo tema puede cambiar según el enfoque que aporten las fuentes consultadas por el periodista y según las disposiciones del medio (a menudo sujeto a pactos con las superestructuras mediáticas y extramediáticas). El papel que desempeñan las fuentes es clave en el proceso de producción informativa.

CRITERIOS Y CLASIFICACIÓN
•Según su origen corporativo: institucionales y no institucionales. •Según la oficialidad: fuentes oficiales o de rutina y oficiosas. •Según su financiación: públicas o privadas. •Según el tipo de soporte: fuentes orales y escritas o documentales. •Según la cercanía respecto a los hechos: fuentes primarias, secundarias y terciarias. •Según la implicación en el tema: fuentes directas e indirectas. •Según el número de personas: fuentes individuales y colectivas. •Según la frecuencia y temporalidad: fuentes habituales (asiduas o estables) y esporádicas (ocasionales o provisionales). •Según la actitud: fuentes abiertas o favorables, resistentes o desfavorables, espontáneas, compulsivas, neutrales, confidenciales o anónimas. •Según la relación con el medio: fuentes compartidas y exclusivas. •Según la iniciativa para informar: fuentes activas (voluntarias o de información recibida) o pasivas (involuntarias o de información buscada). •Según la referencia textual: fuentes mencionadas y utilizadas. •Según el contenido informativo: fuentes generales y puntuales. •Según el ámbito de especialización: fuentes políticas (gubernamentales y no gubernamentales), económicas, culturales, científicas, deportivas... •Según el ámbito geográfico: fuentes de ámbito internacional, europeo, nacional, regional y local. •Según la cualificación profesional: fuentes expertas y técnicas, fuentes de nivel medio y fuentes populares. Según la vinculación del periodista con el medio: cronistas, corresponsales, enviados especiales, agencias de información y otros medios.

74

5.2 Estrategias de relación: el periodismo de fuente
¿Qué estrategias de poder utilizan las fuentes respecto al periódico? ¿Cuáles son las fuentes privilegiadas y a qué razones responden? ¿Cómo condiciona la actualidad el contacto con unos filtros de información en detrimento de otros? Estudiosos y expertos coinciden en afirmar que el potencial informativo del periódico se pone de manifiesto en el número, la calidad y el pluralismo de sus fuentes, afirmación que contrasta con la teoría de la rutina informativa mediante la cual el periodista concentra su atención en un número reducido de fuentes que corresponde en un alto porcentaje al ámbito institucional y gubernamental.

El 99% de la población no llega nunca a ser considerada fuente informativa para los periodistas, que siguen activamente
sólo a un número pequeño de fuentes regulares. Se trata entonces del proceso de focalización de fuentes que los informadores justifican con el argumento de la productividad y que evidencian la servidumbre y la dependencia de los periodistas respecto a ciertas fuentes tradicionales o de rutina. "Cualquier fuente de noticias tiende a actuar en beneficio propio, es decir, trata de ofrecer los datos que le favorecen y omitir los que le perjudican. Este proceder se acentúa cuando existe una relación muy estrecha entre la imagen pública y el ejercicio de una actividad cualquiera, lo cual es especialmente trascendental en el caso del gobierno y de los políticos en general: su supervivencia en el poder depende no sólo de cómo actúen, sino también de cómo presentan lo que hacen ante la opinión pública". Una consecuencia de estas estrategias de poder es la canalización y el control de emisión de informaciones a través de personas que son profesionalmente comunicadores: son una nueva fórmula de gatekeeper, pero su credo de funcionamiento no está basado en criterios y convenciones periodísticas, sino en los intereses de quienes les contratan. Portavoces, gabinetes de prensa, asesores, agencias de noticias… constituyen los departamentos de comunicación de los organismos oficiales. Hay investigaciones que demuestran el elevado porcentaje de intervención de las fuentes institucionales, y no sólo en lo que corresponde al ámbito político, sino que se extiende a cualquier otro campo temático. Asimismo, la homogeneización, frivolidad y primacía de las fuentes institucionales y políticas son constantes en las páginas

de actualidad diaria, creando un modelo periodístico "de relleno” y alejado de los principios que rigen la especialización.
Las consecuencias de esta práctica son las siguientes:  Práctica de un periodismo pasivo ajeno a la realidad social.  Abandono del periodismo puro a favor de la mcdonalización y homogeneización de los contenidos y de la construcción de noticias como piezas de una cadena de montaje, lo que lleva a su falta de interés.  Pérdida del sentido crítico y estrangulamiento del debate.

 Abandono del papel de mediador del periodista, que se convierten indirectamente en portavoces de los partidos
políticos, adoptando rutinas que llevan a la desmotivación.  Falta de credibilidad. Ello desemboca en una situación crítica para el periodista especializado, que se encuentra una situación de vulnerabilidad extrema, sin acceso directo a los acontecimientos y dependiendo de la información que le facilite una fuente.

75

El profesional debe abordar el mensaje de las fuerzas políticas no sólo por su contenido, sino también en función del contexto en que se produce. Las diferentes técnicas de tratamiento de la información que se aportan desde el Periodismo Especializado conllevan un proceso de análisis, explicación, argumentación, interpretación y valoración de los hechos, que en última instancia persigue ofrecer a las audiencias una actualidad contextualizada, que parte de unos antecedentes y desde la que se deducen unas posibles consecuencias. El análisis en profundidad de la información, la descodificación de una terminología científica y la multiplicidad de fuentes de diversa tipología pueden ser un instrumento metodológico eficaz para equilibrar, contrastar y validar las fuentes que contribuya a que los lectores sean cada vez más capaces de discernir entre una información veraz y una información persuasiva y manipuladora construida por fuentes y periodistas. Dentro de las categorías de información buscada e información recibida, las agencias de noticias, gabinetes de prensa y

portavoces del Gobierno se consideran fuentes habituales de información recibida, encargadas de facilitar al periódico
datos, versiones e interpretaciones de los hechos, condicionados de antemano por una selección previa y por unos códigos que favorecen a su empresa o institución.

Agencias de noticias
Posibilitan al periódico un flujo informativo necesario y continuo, aunque no exclusivo puesto que está compartido con otros medios de comunicación e instituciones que han contratado también sus servicios. Cuando se define la información de agencia como complementaria se hace referencia a que los grandes y potentes medios de comunicación realizan un uso limitado de la información común que facilita la agencia porque prefieren, siempre que sea posible, publicar informaciones propias y utilizar los teletipos como material de apoyo, como fórmula de diferenciación respecto a los medios de la competencia. Sin embargo, los diarios modestos, sin grandes recursos y que no dependen de ninguna cadena informativa, se ven obligados a recurrir a los textos de agencia. En este sentido, el material suministrado tiene un doble uso, como información central y exclusiva, cuando el periódico no tenga posibilidades de acceder a ese material informativo por sus propios medios y como complemento de las informaciones que el medio de comunicación obtiene a través de sus propios cauces. De cualquier forma, la supeditación de los medios a las agencias es un hecho innegable que repercute en el quehacer periodístico diario y que se traduce en la homogeneidad y uniformidad de los mensajes, en la aplicación de los criterios de noticiabilidad marcados y en una cobertura informativa (corresponsalías y enviados especiales) determinada por las pautas y estrategias de las agencias. Muchos de los comunicados emitidos proceden de instituciones y organismos que regentan los poderes políticos y económicos. La agencia, al igual que el periódico, se constituye como actor político por las relaciones que establece con su

propia red de fuentes, en la que también desempeñan un papel protagonista los filtros institucionales y gubernamentales,
que se aseguran un espacio en todos aquellos medios de comunicación que han contratado estos servicios. Aunque existen agencias de información general y especializada, estatales o privadas y sea común la relación del medio con más de una de ellas, es cierto que se detecta un contacto más asiduo y especial entre medios y agencias de la misma afinidad ideológica, aspecto relevante también entre las agencias y las instituciones públicas o privadas para garantizar al máximo el control informativo.

76

Las agencias están relacionadas con el poder político. Reciben de él y buscan en él gran parte de sus informaciones; él procura hacer de ella uno de sus principales instrumentos para comunicar sus propios mensajes, para informarse de lo que hacen los demás actores y para incrementar su influencia y prestigio en el espacio lo más amplio posible. Son habituales las críticas de los periodistas de agencia cuando los redactores del periódico se apropian de las informaciones recibidas y no las atribuyen a la agencia.

Gabinetes y portavoces
La presión de los falsos acontecimientos, creados fundamentalmente para difundir el discurso institucional gubernamental, aumenta en detrimento de otros sucesos que por sí solos son noticia. En este sentido, la prominencia de las fuentes del Gobierno determina todo el proceso de acceso, selección y producción informativa, fuentes que, al igual que las agencias, constituyen un flujo constante y habitual para el periódico y los medios audiovisuales.

Gabinetes
Gabinetes de prensa, portavoces o gatekeepers a escala gubernamental o mediática son distintas formas de identificar a los responsables de que la información institucional ocupe un lugar privilegiado en los medios de comunicación, utilizando estrategias propias de la rutina informativa (comunicados, notas de prensa, ruedas de prensa, entrevistas...). Las oficinas de información de los organismos oficiales se han definido como los “nuevos gatekeeper” de la comunicación. Cuentan con equipos formados por jefes de prensa, portavoces o asesores de imagen que defienden el discurso de la transparencia tras el que se esconde una figura publicitaria que busca rentabilizar al máximo ante la opinión pública sus ideas mediante la producción de noticias con criterios selectivos interesados.
8

Hoy, los gabinetes de prensa se han convertido en una fuente de primer orden cuya función ha sido por una parte reconocida, dado el servicio informativo institucional que prestan a los periodistas y por otra parte enjuiciada por investigado-

8

La de la ubicación de la información es una constante que marca la actividad periodística diaria. Ello obliga a los medios de comunicación a designar periodistas encargados de decidir qué acontecimientos-noticia se publican, con qué enfoque, cuál es el espacio asignado o cuál es el material gráfico complementario con el que van a contar. Los jefes de sección, redactores jefes, subdirectores y director son los responsables de analizar, valorar y decidir sobre lo que se debe publicar. Forman parte del staff de la dirección del periódico, y en la prensa anglosajona se les conoce con el nombre de gatekeepers, que en castellano se traduce por portero, guardabarreras o selector. Los selectores son los encargados de fijar diariamente la agenda temática, de seleccionar las fuentes más adecuadas y de decidir el espacio definitivo que se asigna a cada información dentro del periódico. Entre sus tareas habituales está la codificación de mensajes, la selección, la difusión, la programación, la inclusión o la exclusión, a partir de criterios no sólo periodísticos (relacionados con la noticiabilidad de los hechos), sino también profesionales y productivos (relacionados con la necesidad de elaborar diariamente un determinado número de noticias para completar el ciclo informativo diario de cada medio de comunicación). Economía espacial y productividad son dos aspectos que priman en la selección de noticias, que no exigen una dedicación especial, frente a otras que son rechazadas debido al esfuerzo que exigen para su difusión. Esta dinámica de apertura o bloqueo convierte el proceso productivo en un sistema rutinario que deposita su confianza en las fuentes institucionales y gubernamentales, fuentes con recursos y capacitadas para garantizar la información diaria que necesitan los periodistas.

77

res, estudiosos y por los propios medios ante la matización y manipulación de los hechos en los que intervienen los sujetos y organismos gubernamentales para los que trabajan . a. En 1991 había en España 4.000 periodistas trabajando en gabinetes de prensa.
9

b. Un año después, el Gobierno central invirtió casi 2.000 millones de pesetas en la Oficina del Portavoz del Gobierno, con lo que dio trabajo a unos 300 técnicos y periodistas. c. En 1992 el 52% de la información política procedía de los gabinetes de prensa, mientras que en 1978 dicho porcentaje ascendía únicamente al 3%.

En definitiva, se dibuja una capa protectora y difusora de información, que en el ámbito institucional gubernamental
adquiere matices preocupantes ante el talante que alcanzan los falsos acontecimientos frente al hecho-noticia.

Portavoces
Su origen como figura profesionalizada data de principios de siglo, y responde a la imposibilidad que tenía el presidente de atender a los informadores siempre que lo solicitaban. Surgió entonces como mediador entre políticos y periodistas, y a su vez como encargado de establecer los contactos habituales con aquellos profesionales responsables de cubrir la información gubernamental. A partir de este momento, el portavoz ha venido ocupando un lugar específico en el organigrama institucional gubernamental, pero también a otros niveles relacionados con partidos de la oposición, empresas, organizaciones sin ánimo de lucro, asociaciones ciudadanas e incluso con miembros de algunas familias que se han visto implicadas en algún suceso concreto (asesinatos, desapariciones...), que actúan como portavoces de cara a los medios. Su función básica es controlar y filtrar la información, y es a menudo esta actitud la que provoca el recelo de algunos sectores periodísticos, que consideran que, en general, los jefes de prensa no tienen por objeto facilitar la labor del periodista ni responder a sus cuestiones, sino publicitar la gestión de los políticos, asesorarlos e idear estrategias que favorezcan su imagen ante la opinión pública.  Externas: actúa de intermediario con los periodistas y les ofrece datos y documentación sobre las actividades desarrolladas por su organismo, concierta entrevistas de los medios con los ejecutivos o responsables de la institución u organismo al que presta su servicio, convoca conferencias de prensa o desvía la atención de los periodistas hacia otras versiones de los hechos cuando estima que puede ser negativa la divulgación de determinados datos que los informadores intentan obtener.  Internas: asesora a los políticos o ejecutivos sobre su actitud ante los medios para sacar el máximo rendimiento de aquellas actuaciones que se supone van a tener buena acogida y reducir el efecto negativo de otras que son incómodas ante el público, intenta educar a los jefes reacios a mantener contactos con la prensa a la que no se puede rechazar siempre y controla a aquellos otros que se exceden en sus comparecencias públicas, informan a
9

El espectacular crecimiento del entramado institucional es una cuestión que está siendo analizada por expertos e investigadores del campo de la sociología, de la comunicación y de las ciencias políticas debido a los registros y marcas ideológicas localizadas en la configuración de los textos periodísticos, resultado del pacto entre medios e instituciones. En España, desde la transición democrática se ha producido una multiplicación de los centros políticosfuentes oficiales, mientras que las plantillas de los medios de comunicación, aunque hayan aumentado, no han crecido en la misma proporción. Cuantitativamente, la atención que exige la información de centros oficiales es tal que medios y periodistas deben hacer un esfuerzo por no arrastrarse y así poder prestar atención a la sociedad civil. Es un indicador de que el discurso de la actualidad se ha oficializado, acogiéndose a estrategias de rutina y dependencia de las fuentes institucionales y presentando un prisma único que sólo favorece a un sector privilegiado de la población.

78

sus jefes de cómo funcionan los medios y cuáles son las normas por las que se rigen, elaboran y archivan dosieres temáticos diarios y convocan conferencias de prensa, entre otras actividades. No se debe obviar la polémica abierta entre periodistas y medios de comunicación que conduce a la reflexión sobre si es admisible o no desde el punto de vista ético que los representantes gubernamentales contraten a expertos de la comunicación que actúan movidos más por principios ideológicos y partidistas que como entes al servicio de la obligada transparencia administrativa. En lo que respecta al nivel de especialización de las fuentes, tanto los gabinetes de prensa como los portavoces están catalogados como fuentes expertas y técnicas que conocen el área temática sobre la que informan, emplean una terminología y códigos específicos y se apoyan en contextos que ayudan a los periodistas y a los lectores a situarse ante los acontecimientos. Sin embargo, y como reconoce Ofa Benuzartea, “el mayor peligro de la excesiva dependencia de las fuentes institucionales, sean gubernamentales o no, es que las noticias ofrecen la falsa impresión de un mundo en que lo que no aparece como organismo es como si no existiera”. Fuera de este engranaje están muchas otras fuentes, protagonistas reales de los acontecimientos, invisibles ante el poder político, mediático y la opinión pública.

La atribución
En ocasiones, el periodista accede a una información proveniente de una fuente sin que medie ningún tipo de pacto o condición. Sin embargo, en otras muchas, para que la fuente cuente lo que sabe, es necesario previamente pactar con ella, llegar a algunos acuerdos para que se sienta respaldada y suministre la información que controla. Estas relaciones entre periodistas y fuentes se manifiestan de diferentes formas y se marcan en las páginas de los medios de comunicación a través de las atribuciones. Hay distintos tipos:

 Atribución directa (on the record): el periódico identifica a la fuente y cita la información que ella le ha proporcionado. Cuenta con autorización de la fuente para nombrarla e identificarla de forma clara, concreta e inequívoca. Se trata de la situación ideal para el ejercicio del periodismo, porque el periodista puede publicar sin obstáculos los datos informados, con lo que el texto alcanza un alto grado de credibilidad y se ve incrementado su valor informativo. Por otro lado, no es la opción idónea para determinadas especialidades periodísticas como el periodismo de investigación, en el que la fuente suele exigir permanecer en el anonimato.  Atribución con reservas: el periódico no identifica explícitamente a la fuente, pero la bosqueja y sitúa y cita la información que ella le ha proporcionado. Dentro de este tipo suelen distinguirse dos subtipos:

 On background o Not for atribution: información atribuible con palabras entrecomilladas a una fuente
precisa -oficial o particular-, pero no a una persona determinada.  On deep background: información no atribuible a una fuente precisa, ni siquiera una fuente de carácter colectivo. Las fuentes en este caso nunca son oficiales y las palabras no se pueden entrecomillar.  Atribución con reserva obligada: el periódico convierte en anónima ante la audiencia a la fuente que ha utilizado, no la identifica en modo alguno y publica la información en nombre propio, como si fuese él su propia fuente.

79

 Atribución con reserva total (off the record): el periódico no publica la información recibida ni, por consiguiente, la atribuye a fuente alguna. La atribución con reserva obligada es la información confidencial no publicable. Datos no sólo no atribuibles a nadie, sino que tampoco se pueden difundir. La utilidad práctica de esta información está en que permite al periodista la interpretación correcta de lo que está pasando, le ayuda a investigar por su cuenta en otras fuentes y le evita perder el tiempo tras pistas falsas. Toda fuente que proporciona una información en off debe ser consciente de que, si el periodista confirma esa información por otra fuente menos confidencial, tiene derecho a publicarla. Esta afirmación ha provocado algunos malentendidos entre los periodistas, ya que hay profesionales que defienden que la información en off se puede hacer pública si se mantiene la reserva de la fuente de información, frente a la actitud de otros grupos para los que el off the record significa

confidencialidad absoluta de la fuente y de los datos que aporta.
Para publicar la información suministrada por la fuente, el periodista oculta o enmascara su identidad a través de atribuciones ambiguas como “fuentes cercanas a”, “fuentes próximas”, “fuentes gubernamentales”, “fuentes judiciales”, “fuentes militares”, etc. Las informaciones obtenidas por el periodista bajo esta modalidad deben ser utilizadas con mucho cuidado y prudencia por el efecto de intoxicación informativa que provocan las propias fuentes . En definitiva, el tipo de atribución que desde el punto de vista periodístico genera un mayor grado de credibilidad es aquella en la que la fuente aparece identificada sin ningún tipo de condiciones, aunque el anonimato en que a veces se escudan determinadas fuentes permite conocer más a fondo los acontecimientos, investigarlos y proporcionar a las
10

audiencias una visión más veraz de los mismos.
Por tanto, la norma más deseable sería la de identificar siempre a las fuentes para que el público pueda juzgar por sí mismo la credibilidad que le merece la fuente y, al mismo tiempo, otros informadores puedan corroborar o ampliar la noticia. Sin embargo, cada vez es más frecuente, especialmente entre las fuentes oficiales, encontrar informantes que se oponen a ser identificados y a cambio están dispuestos a ofrecer informaciones interesantes .
11

El periodismo de fuente
Las primeras escuelas universitarias de periodistas procuraban acentuar la profesionalidad de sus licenciados, basándola en los principios de objetividad y de libertad para distinguir su actuación de los demás profesionales de la comunicación, que ponían las técnicas persuasivas siempre al servicio del cliente. Lo curioso es que los periodistas, a medida que van progresando en su profesionalidad, van aceptando y adaptando en su trabajo las técnicas comunicativas de los publicitarios, haciendo que los titulares, entradillas o sumarios cada vez digan más cosas con menos palabras.
10

En este sentido, existe un debate abierto entre profesionales mediáticos e investigadores y estudiosos de la comunicación, pues hay autores que consideran imprescindible la identificación de la fuente a efectos de cualquier publicación debido, por un lado, al rigor y a la calidad que se otorga a la información, y por otro para alertar de los intereses que esconden tras ella. Por encima de todo, está el derecho del lector a conocer la identidad de la fuente.
11

El off the record puede ser de mucha utilidad para los periodistas siempre que se cumplan las reglas de juego. En cualquier caso, el informador debe sopesar “el precio” del secreto, investigando el grado de verosimilitud que respalda dicha información y estimando en qué medida pone en juego su propia credibilidad y la del medio. Por encima del interés por ofrecer a los lectores informaciones importantes o de adelantarse a otros medios de comunicación en la publicación de primicias y exclusivas está la contrastación y verificación de las aportaciones de las fuentes, huyendo de estrategias promovidas intencionalmente por las mismas como los rumores y globos sonda, así como de los efectos de desinformación que alcanzan.

80

El desarrollo de las Relaciones Públicas como práctica habitual que complementaba la acción de la publicidad en el esfuerzo de las empresas por ofrecer una comunicación activa con los potenciales consumidores fue dando lugar al cultivo de interpretaciones teóricas de la comunicación basadas siempre en perspectivas básicamente empresariales, alejadas por tanto del periodismo como principio inspirador de su configuración. El periodismo era el destinatario de la acción comunicativa, nunca el iniciador. Los periodistas constituyeron desde entonces el objeto de la comunicación empresarial, pero se mantuvieron desde el principio marcadas las fronteras, de manera tal que aunque siempre quedara abierta la posibilidad de ejercer el periodismo en el futuro, se suponía que el periodista que pasaba a dedicarse a la empresa cruzaba indefectiblemente una línea invisible, una frontera que le obligaba a ejercer otra profesión o al menos a ejercerla de otro modo. Ese modo de actuar y de teorizar ha ejercido desde entonces una fuerte influencia en el universo comunicativo, de modo que la credibilidad de las fuentes secundarias se resintió sensiblemente en el conjunto de la acción mediática. Este fenómeno originó a su vez la aparición de empresas intermedias dedicadas a transmitir a los periodistas mensajes desde las empresas, empresas consultoras de comunicación que atendían las necesidades comunicativas de carácter periodístico y cuyo prestigio dependía solo de la credibilidad que ofrecieran a los periodistas con los que trataban habitualmente. Hoy, los comunicadores públicos en las empresas están protagonizando un cambio de paradigma extraordinariamente radical: su trabajo se orienta de forma cada vez más cualitativa hacia un nuevo enfoque deontológico en el que su actividad se puede identificar ya sin ningún eufemismo como de servicio a la sociedad. Un servicio que se orienta a los destina-

tarios de los mensajes de la información periodística, para contribuir de modo efectivo a que la información que reciban
sea veraz. Se podría entonces hablar, sin ningún temor a considerar la expresión como falsa o exagerada, de hacer periodismo desde la fuente o hacer periodismo de fuente. El periodista especializado tiene varias funciones con respecto a las fuentes: I. Identificar todos los ámbitos significativos de fuentes relacionados con la parcela del saber, tanto los próximos como los relacionados. II. Realizar un análisis y selección de las fuentes, estableciendo criterios de fiabilidad. Ello debe desembocar en una agenda de fuentes. III. Institucionalizar canales de acceso fácil y rápido a los contenidos de las fuentes validadas positivamente. Se trata de crear redes efectivas de comunicación entre las fuentes y el profesional. IV. V. Desarrollar estrategias efectivas para estimular el flujo de informaciones por parte de la fuente. Procesar los contenidos en bruto de la fuente, adaptándolos a los códigos divulgativos adecuados a la cualificación y grado de comprensión de la audiencia a la que se destinan. VI. Eliminar los mensajes de la fuente el sesgo o interés corporativista y adaptar el mensaje a la perspectiva e in-

tereses de la audiencia.
VII. Contrastar el mensaje con otras fuentes (personales, documentales o procedentes de investigaciones). Se trata de presentar la información con objetividad, entendiendo por ella “el rigor y la metodología científica en la toma y procesamiento de las informaciones y no el simple transporte de declaraciones”. Así pues, el periodismo de fuente se encuentra íntimamente relacionado con la tarea que le corresponde al comunicador como gestor del conocimiento. En efecto, la gestión del conocimiento consiste en una adecuada selección, valoración, producción y distribución del saber en función de los intereses y las necesidades de los usuarios finales.

81

5.3 La documentación
Una de las cualidades que debe caracterizar al periodista es su capacidad para contextualizar los acontecimientos sobre los que informa. Un buen profesional de la información sabe que, para que el lector entienda el qué, el cómo y el porqué de las noticias, necesita una sólida base documental que le ayudará a ofrecer calidad y objetividad en sus escritos y a dotarlos de mayor rigor y profesionalidad. Un buen profesional del periodismo también debe interpretar, explicar y valorar la información. Incluso en algunos casos

(periodismo de investigación), tendrá también que probar determinados hechos sobre los que informa. La documentación
le ayudará a profundizar en cómo y por qué han ocurrido los hechos, su significado, la influencia que pueden tener en la sociedad, cuáles pueden ser las causas y sus efectos, y con qué otros hechos se los puede relacionar. De esta manera, proporcionará al lector suficientes elementos de juicio para que pueda formarse su propia valoración de los acontecimientos. Los servicios documentales de las empresas periodísticas satisfacen ampliamente las necesidades documentales de sus periodistas. Sin embargo, los periodistas especializados, debido al carácter específico de su trabajo, necesitan acudir también a otras fuentes relacionadas más directamente con el tipo de periodismo que ejerzan.

Periodismo internacional
En los géneros informativos, las fuentes se dedican a labores de contextualización y de explicación de los hechos relatados: delimitar la situación política de un país, comprender mejor un hecho determinado, engarzar los antecedentes con una situación social y política… En definitiva, hay que consultar otros medios de información, literatura especializada sobre cada país, tema o persona, otras obras de referencia general, estadísticas nacionales, informes internacionales especializados, encuestas de opinión y bases de datos. Obras de referencia general: Anuario Internacional CIDOB, The Economist Yearbook, Política Exterior, El Estado del Mundo, The Europe World Yearbook, Informe sobre Desarrollo Humano, Anuario del Centro de Investigación para la Paz, etc. Informes estadísticos internacionales con información general: United Natios Statistical Yearbook, World Development Report (BM), informes estadísticos de la OCDE, OMS, UNESCO… Otros: informes de fuerzas armadas, cronología de acontecimientos, fuentes de datos sobre opinión pública, medios de comunicación extranjeros, organizaciones internacionales, organizaciones no gubernamentales…

82

Periodismo político nacional
Los periodistas de esta materia, además de informar, deben convencer al lector con sus interpretaciones y valoraciones. Una de las características del mensaje que transmite es que se encuentra interrelacionado con el discurso político, que es persuasivo, y lamentablemente muchas veces también manipulador. El periodista político debe dar credibilidad a sus textos, por lo que también tiene que servirse por fuerza de fuentes lo más seguras posibles. Sus necesidades documentales estarán por tanto condicionadas, por un lado, por la confianza de sus fuentes y, por otro, por la credibilidad del mensaje que dichas fuentes le proporcionan. Más que ningún otro profesional de la información, el periodista político debe contrastar los mensajes que recibe, su base documental debe ser sólida,

diversa y lo más actualizada posible.
Fuentes oficiales: Casa Real, Congreso de los Diputados, Senado, Consejo de Estado, Defensor del Pueblo, Consejo General del Poder Judicial, Tribunal Supremo o Audiencia nacional, Presidencia del Gobierno, Vicepresidencia, Ministerios, administraciones autonómicas, regionales y municipales, Delegaciones del Gobierno, publicaciones oficiales (BOE, BOJA, BOP, DOCE), instituciones nacionales (Policía Nacional, Guardia Civil, Instituto de la Mujer…) instituciones internacionales (Parlamento Europeo, Comisión Europea, ONU, OTAN…). Fuentes Privadas: partidos políticos y sindicatos, instituciones privadas y asociaciones profesionales, ONG's, publicaciones especializadas y centros de información y documentación.

Periodismo económico
En esta sección, parte del rigor depende de la confrontación habitual de datos con fuentes documentales y en la aparición de la documentación como origen y base de las propias noticias. Así, es habitual encontrarse con informes sobre empresas, datos sobre la contabilidad nacional, estudios e indicadores económicos, encuestas sociológicas, opiniones de

expertos, documentos oficiales, disposiciones legales, informes sectoriales, informes del FMI, de la OCDE, de servicios de
estudios de bancos e instituciones, así como los que elaboran los distintos ministerios económicos, entre otros. Destacan como fuentes documentales los anuarios y directorios, la información de y sobre empresa, información empresarial y comercial y el Boletín Oficial del Registro Mercantil, información de créditos y morosidad, medios de comunicación, bases de datos, estudios de mercado e información industrial, información financiera y bursátil, información sobre el sector público y la administración e información jurídica. Organismos internacionales: Banco Mundial, Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos, Organización Internacional del Trabajo, instituciones europeas, Banco Central Europeo, Agencia Internacional de la Energía, Organiza-

ción Mundial del Turismo, Organización para la Alimentación y la Agricultura.
Organismos nacionales: Banco de España, INE, CNMV, CEOE, UGT, CCOO, organismos regionales y autonómicos, empresas.

83

Periodismo deportivo
Aquí la documentación está ganando cada vez más peso. El aumento del uso de técnicas y herramientas documentales tiene varias causas: la utilización de fuentes documentales se traduce en un aumento de la competitividad frente a otros medios de comunicación; las características y las facilidades técnicas de Internet facilitan un mayor aprovechamiento del componente documental; la pretendida equiparación de la información deportiva frente a otros modos de periodismo especializado considerados de mayor calidad. La documentación debe ser pensada alrededor de la actualidad para contrastar datos sobre entrenadores, jugadores, trayectorias de equipos e incluso información sobre árbitros y representantes.

Periodismo cultural
Trata una gran variedad de temas, desde la literatura hasta el cine, pasando por el teatro, la música o la pintura. Sus necesidades documentales no se centran únicamente en el trabajo que estén realizando en cada momento, sino que tendrá que adquirir conocimientos generales sobre las materias que trate. Fuentes oficiales destaca la Administración Central, los Puntos de Información Cultural (PIC), Administraciones Autonómicas, provinciales y municipales, instituciones públicas nacionales e instituciones internacionales. Fuentes privadas: asociaciones culturales y organizaciones no gubernamentales, organizaciones y asociaciones profesionales, publicaciones, instituciones privadas y fundaciones, centros de investigación y documentación y direcciones de internet especializados en cultura.

Resumiendo, las fuentes documentales son imprescindibles en el periodismo especializado para elaborar material de

contexto, para establecer relaciones entre un acontecimiento y sucesos parecidos o colaterales, para eliminar hipótesis
o suposiciones erróneas y para verificar y contrastar información.  Sea cual sea la modalidad de periodismo en que se ejerce, el periodista especializado debe consultar obras de referencia generales, como enciclopedias, diccionarios, quién es quién, anuarios, guías, etc.  Las fuentes documentales de determinadas áreas son muy específicas, pero no son exclusivas de una sola especialidad; una misma fuente puede ser de mucha utilidad para distintas parcelas.

84

Tema 6. El profesional especializado
6.1 La formación del periodista especializado
Para luchar contra la superficialidad de las informaciones, contra la influencia interesada de las fuentes, contra la desconexión y fragmentación de los hechos entre sí, contra la estrecha visión de las ideas y hechos comunicados pese a la complejidad creciente del mundo, y contra la distancia entre sectores sociales especializados y la sociedad en su conjunto, se necesita un profesional del periodismo distinto al tradicional: el periodista especializado. Entre las características de este nuevo profesional destaca su doble formación: una formación especializada en un campo determinado, que le llevará a conocer el universo específico que ha de comunicar, y una formación como periodista, que le hará conocer las reglas propias del periodismo para lograr una buena comunicación. La formación dual del periodista no implica una parcelación de su conocimiento, ni una limitación en su quehacer profesional; muy al contrario, se trata de un valor añadido a su saber profesional periodístico, que le permite, además, estar especializado en algún campo concreto del conocimiento. En una sociedad que cambia cada vez más rápidamente y en la que los medios de difusión desempeñan un papel esencial,

como agentes sociales y de democratización, la necesidad de formación permanente de los profesionales de la información es cada vez mayor. La especialización es una manera de dar una respuesta adecuada a una necesidad informativa que nadie niega que existe: en un mundo caracterizado por la especialización de los conocimientos y por la división del trabajo, en la denominada por unos sociedad del conocimiento y por otros sociedad de la información, ¿cómo no va a ser necesario que los periodistas se especialicen también en contenidos informativos? McBride reconocía ya hace un cuarto de siglo la tendencia a la especialización de las tareas informativas: “Los profesionales de la comunicación desempeñan un papel cada vez más importante a medida que va progresando la comunicación en todos los campos y no es sorprendente que sean cada vez más numerosos, que su competencia resulte cada vez más diferenciada y que sus funciones tiendan a especializarse y a diversificarse”. a) Los profesionales tradicionales buscan la rapidez a la hora de informar, las informaciones en exclusiva y mantienen una actitud ampliamente receptiva, es decir, están atentos a cualquier hecho que pueda merecer una cobertura informativa. b) Los especializados, sin embargo, prestan una especial atención al rigor informativo -con frecuencia en detrimento de la rapidez, y por ello, no es inusual que pospongan la publicación de las informaciones mientras completan su trabajo-, a informar en profundidad y a la selección de los contenidos que abordan. El periodista especializado no solamente informará de la actualidad diaria en su área de especialización, sino también de

cómo pasa, por qué pasa, qué consecuencias comporta, con qué otros hechos es preciso relacionar lo que pasa para permitir una correcta interpretación de los acontecimientos y, finalmente, qué es lo que no pasa y debiera pasar y por qué. Además, procurará no sólo informar, sino formar al público en su área específica y tendrá como objetivo final alcanzar el nivel de conocimientos de los expertos en su terreno. Desde el punto de vista de las actitudes profesionales y objetivos a la hora de informar, los rasgos que caracterizan al periodista especializado coinciden con los del periodista intérprete o analista. Éste se caracteriza porque sitúa los hechos en su contexto y muestra los datos adoptando un punto de vista.

85

Para este tipo de periodista, los hechos por sí solos no bastan: es quien menos se ve condicionado por los datos de la propia información al enfocar las noticias, y acepta que sus propios valores se proyecten en los análisis que realiza. Y es quien concibe en mayor grado que su audiencia espera de él el análisis de las informaciones. Este tipo de periodista, igual que el especializado, es más frecuente encontrarlo en medios impresos que en radio o televisión (al menos por lo que se refiere a los medios de comunicación generalistas). La realidad que venimos señalando ha hecho necesario que los profesionales del periodismo complementen sus conocimientos periodísticos con unos conocimientos específicos de la materia objeto de la información. Una formación periodística, por un lado, y otra formación paralela por la que se convierta en un experto en un área de conocimiento determinada, sobre la cual sea capaz de practicar sus conocimientos de periodista; esto es, que sea capaz de seleccionar, con-

textualizar, interrelacionar y profundizar en las informaciones que transmite adecuadamente a sus lectores, por muy complejo que sea el hecho que reflejan. Un buen periodista especializado es aquel periodista generalista que además se especializa en uno de los campos temáticos propios de los medios de comunicación. Gracias a ese dominio que el periodista especializado tiene de un área específica y que combina con su domino del periodismo, se convierte en un luchador contra la especialización mal entendida. Como experto en determinadas materias, el periodista especializado es capaz de entender la importancia de un hecho, de contextualizarlo y de darle la interpretación adecuada. Como periodista, es capaz de transmitirlo a una audiencia en un lenguaje adecuado a ésta y teniendo en cuenta sus

intereses. El cambio de la relación periodista-fuente, el dominio del contexto y el conocimiento de los intereses de la audiencia convierten al periodista especializado en el verdadero nexo entre los diversos sectores sociales del conocimiento y la sociedad en general, consiguiente establecer un verdadero diálogo social. En algunas ocasiones, el periodismo especializado ve dificultado su trabajo por presiones externas, como afirma la Asociación Francesa de Periodistas Económicos y Financieros y que las clasifica en tres categorías o niveles:  Atentados que provienen del entorno y de la práctica profesional. En este grupo se enmarcar aquellas amenazas sobre la retirada de la publicidad lo que ocasiona una pérdida económica al medio. Otra práctica sería la que se denomina como “mecenazgo” o “protección” que es la que pueden ejercer algunas instituciones con el fin de sa-

tisfacer una necesidad de prestigio o popularidad.
 Presiones del poder público. Presiones legales (comprenden estipulaciones constitucionales, leyes de seguridad, leyes de prensa y leyes penales), presiones económicas y políticas (oferta de sobornos y subvenciones a los medios y los periodistas, concesión de favores, dación de exclusivas, anuncios oficiales,…), reserva (restricción del flujo informativo impedimento de acceso a las fuentes y documentación oficiales), censura y fuerza directa.  Atentados provenientes del propio dueño del medio de información, y de los grupos de presión e interés (acción del propio dueño de la empresa periodística)

86

6.2 Colaboradores y expertos
El experto colaborador es uno de los precedentes más claros del periodista especializado. Debido a la escasez de profesionales suficientemente conocedores de las diversas materias objeto de la actualidad informativa, las redacciones periodísticas comenzaron a emplear expertos, algunos de los cuales estaban fijos en plantilla. Este fenómeno todavía se sigue dando en nuestro país con relativa frecuencia, sobre todo para los temas de carácter científico y técnico. La situación que ello genera es el desplazamiento en determinadas áreas de los periodistas, o lo precario de su trabajo, cuyo lugar viene a ser ocupado por el experto colaborador.

De ahí la necesidad, por una parte, de que se dé un cambio de mentalidad en la organización de las redacciones y, por
otra, de que los periodistas aumenten su preparación que les cualifique como expertos en su área de trabajo y puedan hacerse cargo así de las exigencias del mercado laboral. En este sentido, Amparo Tuñón marca como uno de los objetivos de la disciplina de la Información Periodística Especializada sustituir, en la medida de lo posible, la figura del colaborador experto por la del periodista especializado.

87

6.3 Periodistas especializados en el extranjero
Corresponsales y enviados especiales son, o deberían ser, periodistas especializados. Tanto es así, que tanto unos como otros pueden considerarse figuras antecedentes del periodista especializado.  Corresponsal: nació para responder a las necesidades informativas surgidas en la Primera Guerra Mundial en las metrópolis implicadas. Los medios de comunicación tuvieron que desplazar a las zonas de guerra a profesionales para que informasen de los hechos in situ. Así, se creó el “corresponsal de guerra” que, en definitiva, era un periodista especializado en temas bélicos.

Enviado especial: constituye una variedad de corresponsal, pues es desplazado de modo puntual al lugar en el
que se desarrollan los hechos.

Ambos son aquellos miembros de la redacción que, junto con los articulistas, comentaristas y editorialistas, confieren personalidad propia a la información política internacional, pero también a otras áreas de especialización como la política nacional y local, la deportiva, cultura o económica. Son los que en el epígrafe de fuentes del capítulo anterior constituían las fuentes propias del medio para esta información. Por tanto, el conocimiento de la materia (saber de qué se habla o escribir con conocimiento de causa) es, pues, necesario e inexcusable para el periodista
Cubre multitud de acontecimientos y temas que ocurren dentro del ámbito de la corresponsalía que ostenta

Corresponsal
Trabaja permanentemente en un lugar

Enviado especial
Va a un lugar por un breve periodo de tiempo

Informa sobre un solo acontecimiento para el cual ha sido destacado a dicho lugar

moderno, responsable de la cobertura
informativa de parcelas temáticas de contenido complejo, que, además, debe procurar mantener vivo el interés y no perder la curiosidad en aras del servicio que como mediador entre la información y su público debe prestar, viendo la realidad, por decirlo de forma muy gráfica, con los ojos de sus lectores, oyentes o televidentes.
Estudia e investiga los hechos, medita y valora lo que acontece a su alrededor

Su labor es pausada y dilatada en el tiempo

Su labor está fuertemente condicionada por el factor tiempo y su transcurso; es más dinámica y, a la vez, limitada

Percibe y cuenta lo que ve y cómo lo ve, no dispone de tiempo para investigar, por lo que su formación previa es especialmente relevante.

Estos profesionales adoptan, según el Informe McBride, diversas actitudes ante su labor y la materia prima de la misma, la información, y pueden dividirse en cinco clases (que condicionan el resultado de la información que a diario recibimos) y cuyas fronteras no son, evidentemente, rígidas: a) Están, en primer lugar, quienes se consideran como informadores encargados de difundir “noticias brutas” y que no se preocupan o no tienen tiempo de sopesar las consecuencias que puede traer consigo su actividad para los azares de la guerra y la paz.

88

b) En una segunda categoría, figuran quienes estiman que su deber profesional consiste ante todo en ser neutrales, por muy importantes que sea lo que esté en juego. c) Otros dan por supuesto que la armonía social es la finalidad y la misión de los medios de comunicación social, y están al servicio de la paz y se oponen a toda forma de violencia. d) La cuarta categoría está integrada por quienes se limitan a apoyar a su gobierno pase lo que pase. e) Por último, hay quienes consideran necesario preparar a la opinión para las eventualidades, habida cuenta del carácter precario de la paz.

f)

Cabría incluir en una categoría especial a los corresponsales y enviados especiales destacados en el extranjero
en épocas de crisis y tensión internacional, por lo que asumen una responsabilidad especialmente grande.

Cualesquiera que sean las actitudes contrapuestas al respecto, los medios de comunicación social están en condiciones de facilitar la aparición de un público orientado hacia la paz, consciente de la importancia de lo que está en juego, y convencido de la urgencia de solventar el problema y de no dejarlo exclusivamente a los gobiernos. Normalmente, los periodistas especializados desarrollan relaciones estrechas y prolongadas con sus propias fuentes, que terminan convirtiéndose en fuentes personales, una especie de informadores que mantienen al día a los cronistas, suministrándoles indiscreciones, noticias reservadas. Es decir, se desarrolla una relación casi simbiótica de obligaciones

recíprocas entre fuente y periodista especializado. Ello simplifica pero al mismo tiempo complica el trabajo, y el coste de
perder este tipo de fuente resulta más bien alto, pues lleva al periodista, tarde o temprano, hacia una más o menos consciente dependencia, justificada por la productividad de la misma fuente. Entre las distintas aptitudes que caracterizan al periodista especializado, deberían destacarse las siguientes:  Dominio del contexto: no se trata de describir sucesos, aunque sea con el mayor número de circunstancias, sino de profundizar interpretativamente en los mismos. Y esto sólo puede realizarlo aquel profesional que domina el contexto en el que se produce el acontecimiento.  Previsión informativa: el seguimiento constante y en profundidad de una determinada área informativa posibilita al periodista no sólo a narrar aquello que ha sucedido, sino a efectuar previsiones de lo que puede ocurrir.  Prestigio profesional: esto hace que su opinión sea escuchada con respeto y consideración en amplios sectores de la sociedad. Del mismo modo, le faculta para ejercer una influencia en la interpretación de los hechos.  Responsabilidad: las empresas periodísticas delegan, en muchas ocasiones, la decisión sobre algunas materias en manos del especialista, dejando a su criterio la selección de la información, su interpretación y codificación final. Asimismo, se encarga a los especialistas la redacción de editoriales relacionados con el área de su competencia. El periodista especializado debe saber interpretar la realidad, deslindando lo importante de lo sólo interesante o curioso.

Debe estar en condiciones de superar ciertas prácticas profesionales, en virtud de las cuales la selección de lo importante y
de lo interesante queda a merced de la intuición y del juicio sobre la importancia e interés de idénticos o similares hechos ocurridos con anterioridad. El grado de conocimiento que el periodista especializado tiene de su área temática le permite hacer una valoración proyectiva en virtud del futuro y no sólo con referencia a parámetros del pasado.

89

Corresponsales
Actualmente, los corresponsales trabajan en general para las diversas agencias informativas, limitándose bastante su especialización al tener que cubrir una amplia gama de noticias. Las corresponsalías son las delegaciones fijas de los medios de comunicación en determinados lugares del extranjero. Estos centros de trabajo suelen ubicarse allí donde se encuentran los centros de poder más destacados del planeta y donde, por tanto, se toman decisiones que nos afectan a todos. También se ubican en las capitales de los países más poderosos y aquellos considerados más significativos de regiones enteras. El corresponsal que cubre la información que se genera en torno al espacio cubierto por su corresponsalía. Los corresponsales, junto al trabajo de elaboración que imprime el redactor de mesa, sirven para diferenciar las informaciones en el extranjero que publican los distintos medios, que tienen el peligro de pecar de monotonía y uniformidad si se limitan a dar simplemente cuanto reciben por las agencias, en su mayor parte comunes El número y rango de las corresponsalías es un indicador de las prioridades que el periódico afirma en política exterior. Como las áreas cubiertas por las corresponsalías ya lo están también en óptimos niveles de profesionalidad por las grandes agencias de noticias y los grandes periódicos noratlánticos, la pregunta es qué aporta, específicamente, la información buscada por las corresponsalías con respecto a la información buscada por las agencias. Cabe imaginar tres modelos alternativos de actuación de las corresponsalías del periódico:  El que se limita a recoger y rescribir la información de aquellas fuentes profesionales del área afines a la línea de su periódico. No crea, sino que reproduce, cita, glosa o directamente plagia. Son tan pobres que el mantenimiento de las corresponsalías sólo se explicarían como emblema de prestigio internacional del periódico y/o como soporte de expansiones de la empresa editora.  El que recoge, interpreta y rescribe la información procedente de diversas fuentes profesionales del área, sean ellas afines o no a la línea de su periódico. Crea como intérprete de lo ya informado por las fuentes profesionales. Legitiman la existencia y los costes de la corresponsalía como complemento útil de las otras fuentes.  El que ensambla la recogida, interpretación y rescritura de diversas fuentes -no solamente profesionales- de las que dispone. Crea como intérprete de informaciones ajenas y como productor e intérprete de sus propias informaciones. demuestran la necesidad de una corresponsalía. Pero, fundamentalmente, la misión de un corresponsal es informar al lector sobre los avatares de la vida del país en que está destacado, subrayando aquellos aspectos que puedan servirle de ejemplo y aquellos otros que puedan servirle de escarmiento, pues en última instancia el corresponsal no es sino la correa de transmisión entre dos experiencias distintas y, en este sentido, es un diplomático que trabaja para el público en vez de para un gobierno. La permanencia en un lugar, el conocimiento de un país y de sus modos de gobernarse y de vida permite a los corresponsales fijos en el extranjero el comentario reflexivo sobre un hecho y su valoración. La tarea principal de estos corresponsales es enviar informes sobre los acontecimientos del país en que residen, clarificar lo que las agencias internacionales no siempre dejan bien claro, o confirmarlo. La libertad que se les otorga es lógica, ya que el corresponsal tiene la oportunidad de llegar a conocer la política cotidiana del país en donde reside; debe ser un experto, y como tal disponer de autoridad moral para interpretar lo que allí pasa.

90

Enviados especiales
Muchas veces, las corresponsalías no se encuentran ubicadas en el lugar donde se originan las noticias. En estos casos, y cuando el medio estima que la información requiere un tratamiento de primera mano y no mediado por la información de agencia, se suele destacar a la zona donde se produce el acontecimiento a un enviado especial. Éste, al igual que el corresponsal, marcará las diferencias entre el medio que lo envía y otros, ya que la información remitida es personal y como tal se presenta; los periódicos no arriesgan cuando se trata de enviados especiales; éstos deben ser perspicaces, observadores agudos y poseer conocimientos precisos sobre el acontecimiento que han de cubrir. El enviado especial no es una figura exclusiva de la sección de extranjero. Se diferencia del corresponsal por su carácter ocasional y por escribir acerca de temas especializados. Entre los enviados especiales merecen una consideración aparte los “corresponsales de guerra”, que no son tales, precisamente por su condición temática y temporal. Por tanto, y aunque esto es aplicable a los corresponsales, es fundamental para los enviados especiales recibir una formación previa sobre la lengua, la historia, las instituciones, la política, la economía y el medio cultural del país o de la región en cual van a prestar sus servicios porque no disponen de tiempo para integrarse en un complejo social distinto del suyo, Por ello, los géneros que más se identifican con la labor del corresponsal son, aunque no exclusivamente, la crónica y el reportaje, y el que más se ajusta con la del enviado especial es la crónica.

91