1

1
Lu cvuIuucIún dc Ius ÐIIIcuItudcs dcI ApvcndIzujc

Entendemos la evaluación como un proceso unido a la intervención en un marco integral. La evaluación es el primer paso
dentro del proceso de intervención, ambos están indisolublemente unidos.

La ausencia actual en muchas ocasiones de marcadores biológicos, nos obliga a definir conductualmente unos trastornos
muy heterogéneos, lo que dificulta no sólo el diagnóstico, sino también la verdadera comprensión del trastorno y de los
procesos psicológicos alterados de base.

El objetivo final de la evaluación es ayudar a los padres a comprender a su hijo/a, saber qué le está sucediendo y las
necesidades que tiene en el momento de dicha evaluación, darles pautas, resolver sus dudas y orientar a recursos, así
como emitir un diagnóstico clínico.

Los casos deben ser evaluados usando pruebas específicas que evalúen específicamente la sintomatología. Además la
etiqueta diagnóstica debe ser aplicada en base a los criterios internacionalmente consensuados como son el DSM,IV-TR
o la CIE-10.

Lo importante no es sólo establecer un diagnóstico clínico, se debe evaluar el conjunto de capacidades de la persona, así
como los apoyos que recibe y las características de los contextos en los que los desarrolla, realizando una evaluación
funcional en todas las áreas del desarrollo

Funcionamiento intelectual.
Comunicación.
Interacción social.
Conducta.
Habilidades motoras.
Habilidades de autonomía y vida independiente.
Problemas específicos de aprendizaje

La metodología utilizada durante el proceso de evaluación ha de ser variada, incluyendo pruebas estandarizadas,
situaciones no estructuradas y entrevistas con la familia.

La evaluación exhaustiva nos permitirá que las orientaciones dirigidas a las familias sean individualizadas, atendiendo al
perfil de capacidades y limitaciones del niño/a, a su estilo de aprendizaje y a las características que presente en el
momento de la evaluación.

Descripción del proceso de Evaluación y Diagnóstico.

INICIO DEL PROCESO.

Recepción del caso. Se recoge brevemente información sobre las necesidades de la familia y de la persona que se va a
evaluar. En esta entrevista se informará a la familia de todo el proceso que se va a desarrollar, facilitando los plazos y las
fechas. Se solicitará a la familia que aporten toda aquella información documentada de otros profesionales que hayan
intervenido en el caso, así como vídeos donde se recoja el desarrollo evolutivo. El profesional será responsable de
detectar las necesidades de la familia, dando respuesta siempre que sea posible a las preguntas planteadas por la familia.
Se rellenará una hoja de solicitud para poder iniciar el proceso de valoración.

CUERPO DEL PROCESO.

Reunión del equipo. Esta reunión tiene como objetivo analizar la información previa que ha sido aportada por la familia. A
partir de esta información se realizará un pre-diseño de los contenidos y las pruebas que serán empleadas por los
evaluadores.

Entrevista familia. Se realizará una entrevista estructurada con la familia. En esta entrevista estará presente el coordinador
del equipo y uno de los psicólogos. Entrega de un cuestionario donde se analizará el contexto familiar.

Sesiones clínicas. Se realizará dos-tres sesiones clínicas de dos horas de duración. Durante estas sesiones se procederá al
pase de pruebas estandarizadas específicas parael Trastorno, pruebas que faciliten el conocimiento del nivel de
desarrollo, nivel de inteligencia, nivel de adaptación social, ... Se efectuará una observación estructurada y una
observación no estructurada, que favorecerán la manifestación de diferentes conductas.

Entrevista familia. Esta segunda entrevista con la familia tiene como objetivo el intercambio de información e impresiones
tras la observación clínica del caso.


2
2

Opcionalmente y según las necesidades de cada caso:

Visita domiciliaria. Esta visita nos permitirá observar en el contexto natural del niño su conducta, así como la dinámica
familiar existente. La familia devolverá el cuestionario de análisis del contexto familiar.
Visita escolar. La visita escolar nos permite intercambiar impresiones con otros profesionales que intervienen en el caso. Se
aplicará un protocolo de observación del caso en el contexto escolar.
Entrevista con otros profesionales implicados. Se establecerá un contacto con otros profesionales que hayan intervenido
en el caso (médicos, maestros, psicólogos) con el fin de recoger la máxima información relevante para el proceso de
evaluación.

FIN DEL PROCESO.

Discusión del caso. El equipo multidisciplinar tendrá una reunión donde se expondrá el resultado del pase de pruebas y se
establecerá la impresión diagnóstica.
Elaboración pre-informe. El equipo pasará a efectuar la elaboración de el informe que estará sujeto a posibles
modificaciones tras la discusión final con la familia.
Entrega del pre-informe. La familia recibirá la impresión diagnóstica del equipo, así como las pautas de intervención integral
que acompañarán al informe definitivo. En esta reunión los padres recibirán el apoyo y asesoramiento que sea necesario
para cada caso, así como el asesoramiento de los servicios que pueden disponer en la localidad más próxima.
Envío del informe definitivo. En el plazo de diez días será enviado por correo certificado el informe definitivo.


El equipo de trabajo.

Creemos en la necesidad de un equipo de profesionales multidisciplinar, con formación específica y permanente,
destacando la urgencia de la creación de equipos coordinados entre médicos y psicólogos, donde cada profesional realice
una parte del proceso, para la cual está especialmente formado.

El trabajo en equipo nos permite el estudio de cada caso por parte de más de un profesional, lo que minimiza la
probabilidad de error en el diagnóstico, a la vez que se genera un debate profesional que permite ampliar conocimientos y
se vuelca en un informe más completo.

Pruebas empleadas en la evaluación.

Consideramos que los requisitos mínimos en cuanto a las pruebas realizadas en la evaluación deben ser: pruebas
validada sobre sintomatología asociadas al cuadro, prueba estandarizada de inteligencia y prueba estandarizada de
habilidades adaptativas. A continuación presentamos una muestra de las pruebas que podemos emplear en cada una de
las dimensiones analizadas.

Inteligencia:Escalas Weschler. Mac Carthy, Batería ABC de Kauffman.

Habilidades adaptativas:Escala de Conducta Adaptativa de Vineland. II El ICAP. Escala BASC.,
Acchenbag

Habilidades lingüísticas y de las funciones superiores (atención , percepción ,memoria): Test
Peabody, Test Illinois de Aptitudes Psicolingüísticas (ITPA), Bloc, Prolec. Proesc. Tale, Boston, Benton, Tommal
,Baterias de maduración y competencia curricular

Diagnóstico espécifico : Entrevista Diagnóstica ,EMAV, CSAT, Escalas Conners, EDAF, MFF.20,
Cuestionarios de Autocontrol, Caras, APT, Criterios DSM –IV, Teoría de la Mente, Competencias Sociales

• Personalidad: TAMAI, CMAS, Autoconcepto, CDI, ESPQ, etc

Perfil Neurospicologico:Batería Luria, Cumanin, Figura Rey, Escalas Brief, Sttropp, Torre Hanoi, Tokken,
Dia-noche, etc

Temporalización del proceso de evaluación.

El proceso de evaluación que se inicia con la recepción del caso, tras la solicitud del servicio, y que finaliza con el envío
del informe definitivo no debe exceder los 45 días de duración.

Desde la solicitud del servicio hasta la primera entrevista con la familia habrá un transcurso de 10 días como mínimo, pero
no podrá exceder el mes. En caso de que esto suceda se informará a la familia de otros servicios alternativos existentes.