P. 1
4.02 - Criterios de Diseño

4.02 - Criterios de Diseño

|Views: 1,017|Likes:
Published by Jonathan Márquez

More info:

Published by: Jonathan Márquez on Jun 19, 2012
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

06/06/2013

pdf

text

original

Sections

El método de excavación que se empleará para los túneles dependerá básicamente de
las condiciones geológico-geotécnicas, pero también de otras variables de tipo
estratégicas y financieras propias del proyecto y de cada caso de túnel en particular.

Los métodos básicos de excavación que se utilizarán son los siguientes:

- Método convencional por voladura o método cíclico
- Método mecanizado con máquina tunelera

En general, más allá de aspectos estratégicos (accesos, topografía, energía, etc.), la
excavación con máquina tunelera se usará en macizos rocosos de mejor calidad
geotécnica, en los que son acotados y predecibles los riesgos a los que estará sujeta la
misma máquina durante la excavación. En sectores de macizo geotécnicamente menos
competentes y sectores específicamente complejos (fallas, rocas expansivas,
condiciones hidrogeológicas desfavorables, cavidades cársticas, etc.) se priorizará la
excavación convencional o se preverá un tratamiento anticipado del macizo frente a la
máquina.

Para excavación con máquina tunelera pueden aplicarse, en principio, dos tipos de
sostenimiento primario o sistema de fortificación inicial, siendo éstos los siguientes:

- Dovelas prefabricadas (habitualmente de hormigón armado de alta resistencia); se
instalan con el uso de máquinas del tipo “escudos”, siendo básicamente de empleo en
condiciones geológicas poco favorables, vale decir, macizos rocosos altamente
fracturados / meteorizados con gran potencial de desprendimiento de cuñas, o suelos
blandos;

- Sostenimiento “clásico”, consistente de los usuales elementos de fortificación en
túneles en roca, vale decir, hormigón proyectado, marcos de acero, pernos de roca
pasivos, etc.), empleándose en este caso las así llamadas “Tunnel Boring Machines”
(TBM) para roca dura, o máquinas tuneleras abiertas, sin escudo y con mordazas;

El tipo de sostenimiento seleccionado para la excavación con máquina tunelera depende
de las condiciones geológico-geotécnicos y de factores logísticos (disponibilidad de mate-
riales y tecnología, distancia a fábrica de dovelas, transporte y almacenamiento de
dovelas etc.).

En primer lugar, el sistema de sostenimiento asociado a la construcción mecanizada
tendrá relación con las condiciones geológicas e hidrogeológicas, siendo el resultado de
la consideración de criterios técnicos (aptitud de los sistemas), económicos (siempre que
diferentes métodos son aptos técnicamente) y otros aspectos relacionados con la calidad
o durabilidad de la obra misma. La selección de los sistemas de sostenimiento más
apropiados se basará en consideraciones teóricas, en los requerimientos de normas, en
la experiencia hecha en otras obras similares actualmente en construcción y en los
requerimientos que específicamente se convengan con el Cliente para el presente
proyecto.

Para la excavación convencional y en caso de sostenimiento clásico detrás de la
excavación de una máquina tunelera tipo TBM abierta, se propone la aplicación de los
principios del “Nuevo Método Austríaco de Construcción de Túneles” (NATM), el que

Corredor Bioceánico Central - Estudio de Factibilidad Técnica Económica y Financiera
Criterios de Diseño

Consorcio GEOCONSULT – GRIMAUX - GEODATA
Cerrito 1136 – 6º piso (C1010 AAX) Buenos Aires – Rep. Argentina

4.2

13 de 121

conlleva una metodología de clasificación del macizo y métodos de excavación e
instalación de la fortificación primaria propios, cuyas características se pueden resumir
brevemente en los siguientes conceptos:

• Clasificación del macizo rocoso en dos categorías básicas, ambas asociadas al
comportamiento de éste, sobre la base de las cuáles se determinará el método de
excavación y fortificación del túnel en sus diferentes secciones, siendo éstas las
siguientes:
⇒ Rock Mass Type o Tipo de Macizo Rocoso (RMT), como primera etapa de
clasificación del macizo en sectores homogéneos en términos de propiedades
geotécnicas y parámetros que puedan indicar que el comportamiento de éste
podrá ser similar ante la excavación del túnel, a pesar de corresponder a tipos
litológicos de rocas diferentes;
⇒ Behaviour Types o Tipos de Comportamiento del Macizo (BT), como segunda
parte de la clasificación geológico-geotécnica, en la que intervienen los así llama-
dos “factores de influencia”, es decir, variables que determinan, para cada obra y
sector de obra particular, cómo se comportará un cierto tipo de macizo (RMT); la
clasificación en término de Tipos de Comportamiento “BT” es la determinante para
la propuesta y verificación del método de excavación y sistema de fortificación;
• Instalación de un sostenimiento inicial o primario inmediatamente detrás del frente de
excavación, empleándose sistemas / elementos de fortificación con un cierto grado de
flexibilidad, tal como lo son el hormigón proyectado, reforzado con malla o fibras de
acero, anclajes o pernos de roca y, en caso de necesidad, marcos metálicos y otras
medidas especiales auxiliares que no son de uso sistemático; en función de cada Tipo
de Comportamiento del macizo se definirán las así llamadas “Clases de
Sostenimiento o Fortificación”, las que constituirán las bases de pago.
A lo largo del túnel, y en función de la clasificación geotécnica pronosticada, se harán
asignaciones de sistemas de fortificación o sostenimiento típicos y especiales. El
pago de las actividades de excavación y fortificación primaria del túnel, con todas las
medidas asociadas (ventilación, drenaje, etc.), se basará prioritariamente en los
sistemas de fortificación típicos y especiales, conjuntamente con todas las medidas
auxiliares necesarias, de aplicación extraordinaria.
• Implementación de un sistema de mediciones o monitoreo, en forma simultánea a la
excavación, de aplicación sistemática hasta la terminación de la obra gruesa del túnel,
tanto en términos de deformaciones dentro del túnel –y en superficie, cuando la
cobertura es baja-, como también de otras variables geotécnicas que dan cuenta del
comportamiento tensional del macizo y los elementos de fortificación; la finalidad de
este monitoreo es contar con parámetros inmediatos del comportamiento de la
excavación y de la fortificación en tiempo real y, con ello, la posibilidad de comparar el
comportamiento previsto en el diseño con el que realmente se materializa.
El comportamiento interactivo del macizo y los sistemas de fortificación sólo se puede
conocer con suficiente anticipación y precisión a través de un sistema de
instrumentación instalado en forma oportuna en el frente de excavación de un túnel.
Típicamente se medirán deformaciones de puntos de referencia instalados en el
revestimiento recientemente construido (mediciones absolutas en 3D).
Adicionalmente, en forma menos frecuente, se instalarán instrumentos geotécnicos,
mediante los que se medirán deformaciones específicas en hormigón / acero, para
convertirlas a tensiones, fuerzas en anclajes, deformaciones del macizo alrededor del
túnel, presiones del macizo sobre el revestimiento del túnel, como también otros

Corredor Bioceánico Central - Estudio de Factibilidad Técnica Económica y Financiera
Criterios de Diseño

Consorcio GEOCONSULT – GRIMAUX - GEODATA
Cerrito 1136 – 6º piso (C1010 AAX) Buenos Aires – Rep. Argentina

4.2

14 de 121

parámetros de interés específico. Sin la implementación de un sistema de monitoreo
no será posible calibrar el diseño teórico con el comportamiento real y muy difícil
hacer ajustes en métodos de trabajo y medidas de fortificación, para lograr la mayor
economía de obra posible, sin poner en riesgo la estabilidad del túnel.
• Instalación de un revestimiento definitivo interno o secundario en el túnel, con el que
se logra la estabilización y resistencia definitivas de la obra subterránea, como
también la provisión de una serie de otras características y funcionalidades
específicas para cada proyecto particular, como parte de las cuáles puede destacarse
especialmente la impermeabilización de la obra, la mejora de condiciones para la
ventilación, la garantía de durabilidad, especialmente también frente al fuego, en
sectores particulares, etc. El revestimiento definitivo será de hormigón armado,
pudiendo ser, según sea el método constructivo, un revestimiento de hormigón colado
in situ (para excavación convencional, excavación c/TBM y uso de revestimiento
primario de tipo convencional o en caso de necesidad de instalación de un doble
revestimiento, después de instaladas dovelas como revestimiento inicial) o uno de
elementos premoldeados, siempre que se emplee la excavación mediante escudos y
uso de dovelas, sin necesidad de un doble revestimiento. La decisión sobre qué tipo
de revestimiento definitivo usar será tomada en base a criterios técnicos (resistencia,
deformabilidad, impermeabilidad, etc.), criterios económicos, garantía de durabilidad
(en caso de emergencias, como incendios, o por acciones erosivas, como lo puede
ser acciones químicas).

El procedimiento de clasificación geológico-geotécnica y diseño de los métodos de
construcción y fortificación primaria de túneles dentro del ámbito de la excavación
convencional que se propone para los túneles del presente proyecto es el que se emplea
actualmente en Austria, estando sus principios consignados en el documento. El
procedimiento de diseño geotécnico de un túnel se describe mediante el diagrama de
flujo presentado en el apartado 3.7.

Corredor Bioceánico Central - Estudio de Factibilidad Técnica Económica y Financiera
Criterios de Diseño

Consorcio GEOCONSULT – GRIMAUX - GEODATA
Cerrito 1136 – 6º piso (C1010 AAX) Buenos Aires – Rep. Argentina

4.2

15 de 121

La selección del método de excavación, es decir, del uso de método convencional o
mecanizado, también depende de los criterios que se listan a continuación, todos los que
serán analizados caso por caso para los túneles largos del presente proyecto. En
general, para túneles cortos, es decir, longitudes que son menores a los 4 a 5 Km., como
mínimo, el uso de máquinas tuneleras por lo general no es económicamente competitivo,
excepto que se trate de condiciones geológicas o situaciones que para la excavación
convencional resulten muy particulares, en dónde ésta no pueda ser usada en forma
tradicional. Ejemplos de ello podrían ser condiciones geotécnicas de terreno
extremadamente blando, vale decir, rocas residuales o suelos, a ser excavados bajo la
napa freática, donde las medidas de fortificación y estabilización auxiliares para la
excavación convencional resulten más costosas que la adquisición de un escudo. Puede
ser otro ejemplo un túnel relativamente corto, en el que la excavación sólo pueda
efectuarse desde un extremo, determinando esto un frente de excavación tan largo que la
excavación convencional se haga costosa y lenta, justificándose por ello el uso de una
máquina tunelera.

Son, en resumen, muchos los factores que intervienen en la decisión sobre qué método o
combinación de métodos de excavación resultan ser los más convenientes para un
determinado proyecto. Factores como los siguientes son algunos de los más importantes,
dejándose de lado las condiciones geotécnicas del macizo, como factor desde ya
determinante:

• Longitud; ya se citó en los ejemplos anteriores, que el factor “longitud de un túnel” es
relevante a la hora de escoger si se emplea o no un máquina tunelera; con el
incremento de la longitud de un túnel, la probabilidad que el empleo de una máquina
tunelera sea más competitiva que la excavación convencional crece directamente.
Siempre que las condiciones geotécnicas sean razonablemente buenas y no existan
incertidumbres importantes con relación a esta realidad, no cabe duda que la citada
es un hecho, el que por lo general determina que hoy en día se empleen máquinas
tuneleras, excepto por otras razones y variables, que podrían hacerlo imposible o
poco oportuno. Algunas de ellas se derivan del resto de los criterios citados a
continuación.
• Sección transversal del túnel, teniéndose en cuenta las condiciones de gálibo y la
necesidad de uso eficiente de la sección transversal mediante máquina tunelera; en
túneles de gran cobertura, en donde las tensiones primarias en el subsuelo son
importantes y donde también es usual, que las tensiones horizontales no sean mucho
menores que las verticales –en algunos casos hasta mayores- el uso de secciones
transversales completamente circulares es lo más conveniente, dado que ellas son
las que menos esfuerzos de flexión le impondrán a los revestimientos que se instalan
dentro del túnel, siendo por lo tanto más eficientes desde un punto de vista
estructural. Por lo dicho, según cuál sea el trazado final del túnel de baja altura, es
bastante probable que para sectores del túnel excavados convencionalmente en
dónde las coberturas sean altas, se adopte una sección transversal circular, similar a
la que resulta del uso de máquinas tuneleras.
• Trazado y disposición del túnel, considerando todos los aspectos específicos que
puedan impedir o hace muy dificultoso el uso de una máquina tunelera, como lo
puede ser el caso, cuando se está en la alta cordillera con muchas dificultados de
acceso, o cuando el trazado mismo hace inapropiado el uso de aquella; una máquina
tunelera también puede resultar poco conveniente, cuando la excavación deba

Corredor Bioceánico Central - Estudio de Factibilidad Técnica Económica y Financiera
Criterios de Diseño

Consorcio GEOCONSULT – GRIMAUX - GEODATA
Cerrito 1136 – 6º piso (C1010 AAX) Buenos Aires – Rep. Argentina

4.2

16 de 121

efectuarse a través de un pozo de profundidad importante, convirtiendo todos los
aspectos logísticos de transporte y de armado de la máquina misma en problemáticas
de alta complejidad, que terminan encareciendo mucho una obra. También es
importante considerar, que para túneles con alta cobertura y rocas de calidad pobre o
con grandes incertidumbres en la geología, el uso de máquinas tuneleras conlleva un
riesgo de llegar a tener problemas no anticipables o difíciles de mitigar durante la
construcción, los que determinen que la máquina no pueda operar eficientemente o
se quede totalmente parada. En la actualidad, no obstante, se han desarrollado
máquinas tuneleras muy sofisticadas, mediante las cuáles muchos problemas pueden
ser salvados, gracias a la incorporación de dispositivos de alta tecnología y la
implementación de medidas de prevención tanto antes como durante la excavación,
que permiten tomar medidas correctivas antes de llegar a una situación problemática
de difícil retorno.
• Entorno y condiciones ambientales en el área del túnel; este aspecto también es
relevante a la hora de analizar métodos de construcción, dado que la construcción de
un túnel sin duda tiene efectos sobre las condiciones ambientales del entorno; como
parte del Estudio de Factibilidad se evaluarán en líneas generales los impactos que
temporalmente o en forma permanente producirá la construcción de los túneles y los
métodos que alternativamente pueden emplearse.
Efectos ambientales permanentes de un túnel son, por ejemplo, la posible afectación
del régimen de aguas subterráneas en el macizo o la de una fuente de aguas
termales, como lo es la que se encuentra en Puente del Inca. Estos efectos pueden
requerir medidas de mitigación. También son efectos permanentes los de posibles
asentamientos del terreno durante la construcción. Preliminarmente, se estima que
tratándose en general de terreno no afectado por obras o zonas urbanizadas, este
efecto no requerirá medidas de mitigación.
Efectos ambientales temporales son varios, básicamente de contaminación, como
también asociados a la necesidad de depositar temporal o permanentemente marina
de excavación y evacuación de las aguas subterráneas, muchas veces contaminadas
por la construcción. Todos estos impactos, por lo general, se logran mitigar en forma
razonable, siendo bastante típicos en este tipo de obras.
Lo que es una realidad, hoy en día, es que la mayoría de los insumos de la
construcción, especialmente aditivos químicos especiales para inyecciones que
tendrán que hacerse dentro del macizo, como también otros aditivos para
hormigones, tanto proyectados, como moldeados, no son agresivos, ni para el
ambiente, ni para el personal de obra.
• Plazos totales de construcción: esta variable, en general, es fundamental en la
selección de los métodos de construcción, especialmente en túneles largos, como lo
es el caso en esta obra; en general, no sólo por razones geotécnicas, sino también
porque esta variable suele ser lo más conveniente, combinar inteligentemente la
excavación convencional con tronadura y la excavación mecanizada mediante
máquinas tuneleras;
• Costos de construcción; esta variable es determinante, por supuesto, quedando sin
embargo en muchos casos intrínsecamente ligada a la anterior por los plazos totales
de construcción; los costos de construcción parciales que no siempre son los
determinantes, sino los que surgen de una análisis financiero relacionado con la
oportunidad de asumir costos de construcción más elevados, a costa de conseguir

Corredor Bioceánico Central - Estudio de Factibilidad Técnica Económica y Financiera
Criterios de Diseño

Consorcio GEOCONSULT – GRIMAUX - GEODATA
Cerrito 1136 – 6º piso (C1010 AAX) Buenos Aires – Rep. Argentina

4.2

17 de 121

con ellos grandes beneficios posteriores, por ejemplo, por la puesta de marcha de un
proyecto en forma anticipada y el ahorro de otros costos asociados a este evento.

Los plazos y los costos en general son variables que se tendrán en cuenta directa o
indirectamente en la selección de métodos constructivos y sistemas de fortificación,
teniendo consideración que la búsqueda de reducción de éstos no afecte la estabilidad,
calidad o durabilidad de la obra por debajo de los estándares impuestos
Dentro del alcance de este capítulo de los criterios de diseño se incluye también una
descripción resumida de los tipos de máquinas tuneleras más comunes en la actualidad,
junto con comentarios sobre su aplicabilidad para el presente proyecto.

Desde el punto de vista de la tipología de máquinas para excavación de túneles, en
primera instancia existen dos categorías, a saber:

• Máquinas sin sostenimiento inmediato: son aquellas en las que la cavidad excavada
no es sostenida por la misma máquina, requiriéndose por lo tanto una calidad mínima
del macizo para dar lugar al auto soporte en el frente de excavación. Se cuentan entre
éstas los siguientes tipos de máquinas:

- Máquinas de corte parcial, dentro de la que se cuentan las excavadoras,
martillos hidráulicos y las rozadoras (“roadheader”), todas ellas de uso
generalizado en la construcción de túneles por métodos convencionales y cada
cuál apropiada para una cierta banda particular de condiciones geotécnicas.

Excavadora y Martillo Hidráulico/Neumático

Corredor Bioceánico Central - Estudio de Factibilidad Técnica Económica y Financiera
Criterios de Diseño

Consorcio GEOCONSULT – GRIMAUX - GEODATA
Cerrito 1136 – 6º piso (C1010 AAX) Buenos Aires – Rep. Argentina

4.2

18 de 121

Rozadora

Estas excavadoras son usadas en suelos y rocas muy blandas, o en menor
medida también en rocas con muy alto grado de fractura. Martillos se emplean
en rocas con alto grado de fractura, siendo no obstante por lo general, equipos
complementarios de excavación. Finalmente, las rozadoras son ideales para
excavación en rocas blandas o rocas de mediana dureza que tengan un alto
grado de fractura. Máquinas de este tipo podrán ser de empleo en los frentes de
excavación convencional que se ejecuten para los túneles de este proyecto. No
obstante, la decisión final sobre la conveniencia en el empleo de estas máquinas
le compete al contratista de la construcción, dado que es él el que debe hacer un
análisis de costo / rendimiento y justificar su uso frente a la excavación
convencional por tronadura.

Máquinas de corte completo, siendo éstas las máquinas tuneleras tipo TBM, o
máquinas abiertas, sin escudo, las que se arriostran al macizo mediante
mordazas laterales y detrás de las cuáles la fortificación se ejecuta con medios
convencionales; este tipo de máquina (ver siguientes figuras, a título de
ejemplo);

Corredor Bioceánico Central - Estudio de Factibilidad Técnica Económica y Financiera
Criterios de Diseño

Consorcio GEOCONSULT – GRIMAUX - GEODATA
Cerrito 1136 – 6º piso (C1010 AAX) Buenos Aires – Rep. Argentina

4.2

19 de 121

Máquina Tunelera de roca dura (“Hard Rock TBM”)

Máquinas de este tipo, en principio, son las más indicadas para frentes de
excavación de túneles en macizos rocosos de buenas condiciones geotécnicas,
tal como puede ser el caso para las rocas de tipo volcánico que deben ser
atravesadas por el túnel de baja altura y también por eventuales otros túneles de
longitud importante. En el túnel ferroviario de base entre Suiza e Italia, el túnel
San Gotthard, de 57 Km. de longitud, varias de estas máquinas están y
estuvieron en operación. Lo mismo será el caso para el túnel ferroviario de base
Brennero, de 54 Km. de longitud, que se emplazará entre Austria e Italia sobre el
Eje Innsbruck – Verona. La ventaja de las presentes máquinas frente a otras del
tipo “escudo”, como descritas seguidamente, es que, al ser cortas, las
deformaciones que sufre el macizo en sectores de altas coberturas, que puede
llegar a valores radiales de varios decímetros, no constituyen un riesgo de
aprisionamiento de la máquina. Al mismo tiempo, mediante su empleo es posible
definir, tal como es típico en métodos de excavación convencional, sistemas de

Corredor Bioceánico Central - Estudio de Factibilidad Técnica Económica y Financiera
Criterios de Diseño

Consorcio GEOCONSULT – GRIMAUX - GEODATA
Cerrito 1136 – 6º piso (C1010 AAX) Buenos Aires – Rep. Argentina

4.2

20 de 121

fortificación más o menos flexibles, a fin de lograr una mayor economía en la
instalación de elementos de soporte y menor riesgo de la materialización de
sobre presiones en los revestimientos primario y definitivo del túnel.
A modo de ejemplo, que puede resultar bastante apropiado para el presente
proyecto, citamos las características de un par de máquinas tuneleras TBM que
fueron las responsables de excavar los dos túneles correspondientes a la
sección más al norte del Túnel San Gothard, llamada sección “Amsteg”.

- Tipo de máquina: Hard Rock TBM – tunelera para roca dura de frente abierto

- Diámetro de excavación: 9,58 m

- Herramientas de corte en el cabezal: 62 discos de 17” cada uno

- Motores de accionamiento del cabezal: 10 motores, total 3.500 MW

- Velocidad de giro: variable, entre 0 y 6 RPM

- Potencia total instalada: 7.800 MW

- Fuerza de empuje total: 27.500 kN

- Peso total de la máquina: 3000 Ton (con máquina sólo, 1.300 ton)

- Longitud total de la máquina; 441 m

- Costo total; aprox. 30 Millones de dólares

• Máquinas con sostenimiento inmediato: son aquellas en las que la cavidad excavada
es sostenida por la misma máquina, inmediatamente en el frente de excavación y a lo
largo de la longitud de toda la máquina misma, hasta que, detrás de ésta, se instalan
elementos de soporte anulares, llamados dovelas, las que por lo general son de
hormigón premoldeado. Dentro de esta categoría de máquinas se tiene los siguientes
tipos más comunes:
- Máquinas con sostenimiento periférico, sin sostenimiento frontal, son máquinas
que no poseen cabezal de corte en el frente, sino herramientas de corte parcial,
pudiendo ser éstas brazos excavadores, brazos con rozadoras o brazos con
martillos hidráulicos, pero también combinaciones de estas herramientas,
cuando el diámetro de la máquina es grande; (ver siguientes ilustraciones).

Escudos con frente abierto y brazo con herramienta de excavación

Corredor Bioceánico Central - Estudio de Factibilidad Técnica Económica y Financiera
Criterios de Diseño

Consorcio GEOCONSULT – GRIMAUX - GEODATA
Cerrito 1136 – 6º piso (C1010 AAX) Buenos Aires – Rep. Argentina

4.2

21 de 121

Por lo general este tipo de máquinas no es apropiado para macizos rocosos,
sino especialmente para suelos con un grado de auto soporte propio suficiente y
excavación de túnel sobre la napa freática. No se prevé el uso de este tipo de
máquinas en el presente proyecto, excepto que el túnel de base deba cruzar el
sector de rocas evaporíticas (anhidrita y yeso, con intercalaciones de rocas
sedimentarias) entre Quebrada Cerro Navarro y Puente del Inca, en Argentina, y
resulte ventajoso la implementación de esta máquina, por ser más barata. Sin
embargo, se presume que esto no será el caso, especialmente si existen fallas y
fisuras que permiten el ingreso de agua y si debido a la cobertura del túnel las
rocas blandas tienen un comportamiento muy plástico.
- Máquinas con sostenimiento periférico, con sostenimiento frontal, al igual que las
otras, son escudos cilíndricos que tienen la función de sostener el subsuelo
perimetralmente a su alrededor, hasta haber instalado anillos prefabricados
cerrados que constituyen el revestimiento del túnel, con la diferencia que poseen
cabezal de corte en el frente. Dentro de este tipo de escudos se distinguen los
que tienen la posibilidad de ejercer presión hidráulica en el frente (mediante
suspensiones de bentonita o una pasta de suelo mezclada con agua y aditivos),
o los que no la tienen, en cuyo caso el frente de excavación sólo puede ser
sostenido mecánicamente a través del propio cabezal de la máquina. Dentro del
primer tipo se tienen los así llamados “hidroescudos”, o “slurry shield”, cuando la
presión se ejerce mediante una suspensión líquida, transportándose la marina
excavada a través de la suspensión por bombeo y tuberías hacia el exterior, y
los que se llaman “escudos de lodos” o “earth pressure balanced shield” EPB-
shield)”, en los que la presión en el frente se ejerce mediante una pasta de suelo
mezclada con agua y aditivos, la que se evacua del frente con un tornillo sin fin y
una cinta transportadora (Ver siguientes ilustraciones).

.

.

Escudo frente cerrado – con presión mecánica en el frente (tipo TBM abierta)

Corredor Bioceánico Central - Estudio de Factibilidad Técnica Económica y Financiera
Criterios de Diseño

Consorcio GEOCONSULT – GRIMAUX - GEODATA
Cerrito 1136 – 6º piso (C1010 AAX) Buenos Aires – Rep. Argentina

4.2

22 de 121

Escudo frente cerrado – con presión hidráulica el frente (escudo EPB)

Escudo frente cerrado – con presión hidráulica el frente (escudo “slurry”)

Máquinas de este tipo se utilizan preferentemente en suelos y bajo la napa
freática, especialmente en condiciones de excavación de túneles urbanos, en
dónde la presión primaria en el suelo es relativamente limitada y existen grandes
riesgos de colapso por la falta de estabilidad propia del terreno, como también
daño de estructuras y edificaciones cercanas por posibles asentamientos
ocasionados por la excavación subterránea. Las máquinas tipo EPB en general
son de aplicación en suelos finos, mientras que los escudos “slurry” son más
convenientes en suelos granulares. Escudos abiertos, sin presión hidráulica en el
frente son de uso en suelos de más grado de auto soporte y, por lo general, de
uso sobre la napa freática. A pesar de esta mayor aplicabilidad en suelos, los
escudos también son de aplicación en macizos rocosos, especialmente si éstos
no son tan competentes y si la acción y presencia de agua subterránea puede
desmejorar fuertemente el grado de estabilidad propio, generando al mismo
tiempo grandes caudales de infiltración dentro del túnel en excavación. Es muy
común que escudos de este tipo se empleen también en macizos muy
heterogéneos, en dónde se tienen alternancias bruscas y reiteradas de zonas de
buena calidad (roca dura, competente) y zonas de muy mala calidad (rocas muy
fracturadas y descompuestas / alteradas, hasta convertidas en suelo residual).
En estos casos, el escudo trabaja con el frente cerrado, tanto en las zonas
buenas, como en las malas, instalándose en forma sistemática un revestimiento
de dovelas de hormigón premoldeadas anulares detrás del escudo. Cuando los

Corredor Bioceánico Central - Estudio de Factibilidad Técnica Económica y Financiera
Criterios de Diseño

Consorcio GEOCONSULT – GRIMAUX - GEODATA
Cerrito 1136 – 6º piso (C1010 AAX) Buenos Aires – Rep. Argentina

4.2

23 de 121

sectores de roca buena son conocidos y suficientemente largos, se hace
razonable cambiar del modo de operación cerrado, asociado a sectores de mala
calidad bajo la napa freática, a operación abierta, en los sectores de roca buena.
Este tipo de escudos podrían ser de aplicación en este proyecto. No obstante,
por lo que se puede anticipar con el grado de avance que se tiene en relación a
las investigaciones geológicas, no sería necesario emplear escudos en las rocas
volcánicas que pertenecen a la Formación Juncal (sector limítrofe y, en general,
sectores de túneles en Chile), dado que éstas son de suficiente grado de auto
soporte, para no requerir el uso de escudos. Además, la instalación de dovelas
en rocas duras no constituye el revestimiento primario más adecuado, por un
lado, por no tener el grado de flexibilidad necesario para acompañar las
deformaciones del macizo (existen hoy en día sistemas de dovelas flexibles, con
elementos de amortiguación propios, siendo éstos sin embargo muy costosos),
por el otro, por ser un sostenimiento muy poco versátil para las condiciones
cambiantes del macizo, volviéndose antieconómico, ya que debe ser
dimensionado para las condiciones geotécnicas más desfavorables.
Siempre que el túnel de baja altura deba cruzar rocas muy blandas, como lo son
los yesos, anhidritas y rocas sedimentarias blandas entre Quebrada Cerro
Navarro y Puente del Inca, en Argentina, no se descarta que un escudo del tipo
aquí descrito pueda resultar de aplicación. Sin embargo, se cree que debido a la
imposibilidad de mantener la cobertura en rangos reducidos (menor a 100-200
m) y considerando que es altamente probable que a la profundidad del trazado
de túneles se encuentre preponderantemente anhidrita y no yeso, material que
en contacto con agua sufre un proceso químico acompañado de una expansión
volumétrica elevada, el riesgo de excavar estas rocas mediante un escudo no
sería aceptable. A priori, la metodología de excavación que se propondría con el
limitado grado de avance que se tiene en las investigaciones geológicas (sólo
superficiales, hasta después del verano 2008-2009) es la excavación
convencional con método NATM.
Dentro del grupo de máquinas del tipo escudo también existe una especial,
llamada escudo doble, la que se ve ilustrada en la siguiente figura.

Corredor Bioceánico Central - Estudio de Factibilidad Técnica Económica y Financiera
Criterios de Diseño

Consorcio GEOCONSULT – GRIMAUX - GEODATA
Cerrito 1136 – 6º piso (C1010 AAX) Buenos Aires – Rep. Argentina

4.2

24 de 121

Escudo frente cerrado – con presión hidráulica el frente – Tipo Escudo Doble

La particularidad de esta máquina es doble; por un lado, al estar dividida en dos
sectores, con doble grupo de cilindros hidráulicos de empuje, y tener además
mordazas laterales (3), mediante las que el cabezal de la máquina (2) puede
encontrar una fuerza de reacción para su impulsión, es posible llevar a cabo
simultáneamente la excavación en el frente y la instalación de dovelas atrás, en
la cola del escudo (5). Por otro lado, por disponer de mordazas, la máquina
puede instalar o no dovelas, como medida de fortificación del macizo, siendo por
lo tanto también operable en el modo abierto, al igual que una máquina de roca
dura o “Hard rock TBM”, a pesar de tener escudo. Sin duda, esta máquina es
muy interesante, ya que combina la posibilidad de lograr muy buenos
rendimientos de avance, con la de poder operar en forma diferente en
condiciones de macizo de buena calidad y macizo pobre geotécnicamente
hablando.
Según se trate de una alternativa de túnel de baja altura muy larga (de más de
40 Km.) o una corta (de menos de 20 Km.), se anticipa que serán diferentes las
proporciones relativas de empleo de máquina tunelera frente a excavación
convencional. En alternativas de túneles largos, es probable que exista un
porcentaje más elevado de trazado a ser construido por método convencional,
por el riesgo de empleo de máquina. Para un túnel de baja altura corto, que
cruza únicamente el sector central del cordón montañoso, para el que las
condiciones geológicas son más favorables, gran parte del trazado podrá ser
excavado con máquina tunelera y sólo un tramo corto en el sector argentino
debería serlo por método convencional. Sin perjuicio de estas consideraciones
generales, bien podrá ser el caso que por razones logísticas, de acceso,
estratégicas, etc., el método convencional sea empleado más de lo estrictamente
oportuno desde un punto de vista técnico.
Los rendimientos de avance promedio de máquinas tuneleras estarán entre los 8
y 15 m/día, según un gran número de factores técnicos y logísticos. Para
excavación convencional, éstos variarán en función de la calidad del macizo y el
tipo de acceso de construcción (portal, galería intermedia, pozo). El rango de
rendimiento promedio, siempre en el largo plazo, es decir, no por sectores

Corredor Bioceánico Central - Estudio de Factibilidad Técnica Económica y Financiera
Criterios de Diseño

Consorcio GEOCONSULT – GRIMAUX - GEODATA
Cerrito 1136 – 6º piso (C1010 AAX) Buenos Aires – Rep. Argentina

4.2

25 de 121

particulares, sino por frentes de mayor longitud, podrá estar entre los 1,5 y 3,5
m/día.

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->