Secretos Para Enamorar Introducción

Ayer por la tarde, mientras exploraba la web, me encontré con una pregunta muy curiosa en Yahoo! Respuestas. Una chica preguntaba: ¿Existe la suerte o la mala suerte en el amor? Más adelante ella explicaba la razón de su pregunta, consideraba tener mala suerte en el amor, pues no conseguía que nadie se enamorara de ella, los galanes huían siempre dejándole el corazón destrozado. Entre las respuestas de la comunidad a dicha pregunta había una de un chico que afirmaba sí existía la mala suerte en el amor pues a él le sucedía lo mismo continuamente con las chicas. Mi respuesta, como era de esperarse fue que no existe la suerte en el amor. Lo que existe son acciones propias que hacen que las personas nos amen o se alejen de nosotros. Si continuamente enfrentas el hecho de que tus prospectos te abandonen de forman casi inmediata y con certeza casi absoluta, la culpa no es de la suerte sino tuya. Millones de personas en el mundo están en este momento preguntándose “No entiendo qué sucede. Soy atractivo(a), romántico(a), exitoso(a). ¿Por qué nadie se fija en mí?” ¿Alguna vez te has encontrado haciéndote esta pregunta? Si tu respuesta es sí, no te preocupes. El objetivo de este libro es brindarte la solución al problema de una vez por todas mostrándote la ciencia del amor, secretos para enamorar a cualquier persona ¡Sí, prácticamente a cualquiera! A principios de dos mil siete publiqué los cursos Escuela de Seducción, para hombres; y Amor y Seducción, para mujeres; estos materiales analizan la naturaleza de la atracción física y sexual. En Secretos Para Enamorar analizaré la naturaleza del amor romántico. Si tu interés es hacer que una persona en especial se enamore de ti y quiera tenerte a su lado por siempre entonces este libro, Secretos Para Enamorar, es el indicado. El libro es resultado de una intensa investigación documental y de campo, lo que me permite asegurar rotundamente que con su aplicación podrás hacer que casi cualquier persona se enamore de ti. No importa tu nivel de atractivo físico o tu condición social, no es cuestión de suerte. Volverte afortunado(a) en el amor es realmente posible, sólo tienes que aplicar ligeros cambios en tu personalidad, y ejecutar los pasos establecidos en este ebook. La funcionalidad de las técnicas ha sido probada

Como lo mencioné anteriormente, este libro es resultado de años de intensa investigación documental y de campo. Los primeros aspectos de esta investigación dieron como resultado el curso completo Escuela de Seducción, y el curso Amor y Seducción. No obstante, Secretos Para Enamorar es mucho más completo y mucho más complejo también. Para determinar el nivel de funcionalidad del método decidí probarlo con una veintena de hombres y mujeres, a quienes se les invitó a aprender las técnicas y aplicarlas en la vida real. Después su aplicación el setenta y cinco por ciento admitieron que, efectivamente, pudieron hacer que “alguien” se enamorara de ellos. Los participantes coincidieron también en que esta no es una tarea fácil, requiere sacrificios, pero la recompensa amerita todos los esfuerzos que se deban hacer. Tras leer este libro tú decidirás si capturar su corazón es algo que realmente deseas hacer o no. Si has tomado la decisión de encontrar el amor verdadero sígueme y te brindaré las herramientas que necesitas para llevar a cabo la tarea y concluirla exitosamente: Hacer que una pareja potencial se enamore de ti. ¿Quién es tu pareja potencial? Es alguien que está a propósito para el amor. Por ejemplo, una mujer o un hombre casados no pueden ser tu pareja potencial, ellos quedan fuera de la categoría PP (pareja potencial). También es alguien con necesidades que tú puedes llenar, es decir, cabes en su mapa del amor así como cabe en el tuyo. El mapa del amor es algo que analizaremos más adelante en este libro. Tan pronto has encontrado a tu pareja potencial sólo deberás aplicar en él o ella las técnicas que este libro te provee para lograr que se enamore de ti. ¿Qué hace a la gente enamorarse? Uno de los aspectos en qué mayor énfasis pone este libro son los elementos que hacen a las personas enamorarse unas de otras. Este tema por sí sólo es bastante amplio, si no lo crees sólo sal a la calle y pregunta a quiénes encuentres qué es lo que los hizo enamorarse de su actual pareja o si están solos qué creen que podría llevarlos a enamorarse perdidamente de alguien; seguro te encontrarías con un centenar de respuestas diferentes. Ya lo decía Freud: “El amor romántico es enigmático”. Es difícil recurrir a meros análisis estadísticos y métodos cuantitativos para determinar lo que lleva a alguien a enamorarse, se trata de aspectos meramente cualitativos y personales.

No obstante, podemos encerrar todos estos aspectos en los siguientes cinco elementos: 1. 2. 3. 4. 5. Primera impresión Compatibilidad de caracteres Equidad Ego Sexualidad

En la primera parte de este libro observaremos con mayor detalle cada uno de estos elementos y cómo dominarlos. El lado físico del enamoramiento El enamoramiento es un proceso fundamentalmente mental y físico, Algunas de las primeras técnicas que aprenderás iniciarán en tu pareja potencial una respuesta física antes que su cerebro las perciba y proporcione una respuesta mental. Estarás además preparado(a) para conocer dichas respuestas y saber de este modo cuándo tu pareja potencial comience a experimentar una increíble sensación de amor por ti. Por otro lado, después de que el cerebro proporciona la respuesta mental esta se observa nuevamente en el plano físico, incrementando la sensación de enamoramiento. Prácticamente cualquiera puede enamorarse de ti por la sola acción de los procesos físico y mental del enamoramiento. De acuerdo a los científicos el núcleo del enamoramiento es un químico llamado pentiletilamina, se trata de un químico de la familia de las anfetaminas y con un efecto similar. La pentiletilamina es secretada por el sistema nervioso y absorbida por la sangre, que crea una respuesta emocional equivalente a dosis altas de drogas. Este químico hace a tu corazón palpitar, a tus manos sudar, y emocionalmente te da una sensación de felicidad total. Los científicos afirman que la pentiletilamina, junto con la dopamina y la norepinefrina, generan en el cuerpo las primeras sensaciones físicas del amor romántico. Lamentablemente el efecto de la pentiletilamina no dura por siempre, ni siquiera dura un período prolongado. La evidencia científica muestra que el amor romántico tiene una vida relativamente corta, por eso algunas personas comienzan “aventuras amorosas”. Por otro lado, la buena noticia es que el efecto dura aproximadamente de uno y medio a tres años, tiempo durante el cual se puede vivir un fantástico romance y hasta dar el paso hacia algo más serio como el matrimonio y/o la perpetuación de la especie.

Por lo tanto, aunque tú no puedes salir a la calle con una jeringa llena de pentiletilamina para inyectarla en la sangre de la persona que te gusta, sí puedes desarrollar una estrategia para lograr una respuesta física y mental que le haga sentir que está enamorada(o) de ti. ¿Porqué nos enamoramos de una persona y no de otra? El enamoramiento es un proceso mental y físico, como lo expresamos anteriormente. Uno no se levanta un día con altas dosis de pentiletilamina en la sangre y se enamora perdidamente de la primera persona que ve, más bien la pentiletilamina y los otros químicos similares son secretadas por reacciones emocionales y físicas a estímulos específicos. ¿Qué tipo de estímulos? Puede ser el olor de su perfume, su voz, un delicioso acento extranjero o la adorable forma en que sonríe. Incluso una simple y sencilla prenda de ropa. El mapa del amor En 1930 el doctor Konrad Lorenz, eminente científico austriaco, al observar cómo los patos pequeños caminan contoneándose en una sola fila detrás de su madre, decidió hacer un experimento al respecto. Tomó un grupo de huevos de pato y los incubó. Tan pronto los pequeños patos comenzaron a romper el cascarón y asomar sus picos, el doctor Lorenz se aseguró de que los patitos lo vieran y caminó contoneándose frente a ellos. Tal como lo suponía, los patitos hicieron una fila y lo siguieron por todo el laboratorio. Con el paso del tiempo, y pese a que su madre se encontraba presente, los patos seguían al doctor Lorenz siempre que lo observaban, incluso en la edad adulta. El experimento del doctor Konrad Lorenz muestra hasta qué punto el cerebro de los animales puede resultar impresionado por los estímulos que recibe desde su niñez. Cabe aclarar que esto no es típico de los patos, ni de las aves; pues también se observa en algunos peces; así como en ovejas, ciervos, cerdos, búfalos, y otros mamíferos. ¿Y qué podemos decir de los seres humanos? Existen fuertes evidencias de que el cerebro humano es impresionado, pero de otra manera, mediante una temprana impresión sexual. Para describir esta impresión, el reconocido sexólogo Dr. Jonh Money acuñó el término “mapa del amor”. El mapa del amor es el resultado de nuestras vivencias personales de placer y

dolor alojadas en nuestro cerebro, en él se guardan las impresiones generadas por nuestros familiares, amigos de la infancia, maestros, e incluso encuentros casuales. Todo contacto con personas del sexo opuesto que son importantes para nosotros de alguna manera va alojándose en nuestro cerebro y dando forma al mapa del amor. El mapa del amor es como las huellas digitales, todos lo tenemos y nunca existen dos iguales. Pero no pienses que el mapa del amor es estático, que sólo guarda la información de los contactos que hemos sostenido con el sexo opuesto durante toda nuestra vida pero especialmente durante la infancia. El mapa del amor es dinámico. Cada ocasión que estableces el más mínimo contacto con alguien del sexo opuesto tu mente accede al mapa del amor y establece una comparación con lo que se encuentra registrado ahí, y envía una respuesta. Por ejemplo, si un día tu madre usó un perfume cuyo aroma te fascinó, es casi seguro que cuando percibas el aroma de ese perfume experimentes un interés especial hacia la mujer que lo usa. Si un día en la escuela primaria tu profesora te felicitó por sacar una excelente calificación, acariciándote la cabeza mientras sonreía; ten la seguridad de que cada vez que veas a una dama sonreír de la misma forma te sentirás sumamente atraído hacia ella, pero si además de sonreír te acaricia la cabeza, no podrás evitar el volverte loco de amor. Lo mismo aplica en sentido negativo. Por ejemplo, si una mujer tuvo a un tío molesto que le hacía bromas pesadas cuando era niña, y ese tío usaba barba y bigote; ese sólo hecho bastará para que ella sienta repulsión hacia los hombres que usan barba y bigote. Algo similar sucedería si un chico se ve asediado por una molesta niña que usa lentes y bráquets al mismo tiempo. Algunas veces el mapa del amor vincula a vivencias más complejas. Por ejemplo, una niña que vio a su padre abandonar a su madre y a ella por otra mujer, en el futuro se pondrá furiosa cada vez que su pareja mire a otra chica aunque sea sólo de reojo. Ahora entenderás cuál es la importancia del mapa del amor, este determina porqué encuentras tan atractivas ciertas características de una persona en tanto que otras te parecen francamente detestables. En gustos se rompen géneros, dice el refrán, mas lo que no explica es que los gustos, sobre todo en el terreno amoroso y erótico-sexual, dependen del mapa del amor. Recuerda, todos tenemos un mapa del amor. Tú tienes uno, y la persona que tanto te gusta tiene uno también. Una pareja potencial, además de las características que ya mencionamos, debe caber en tu mapa del amor, y tú debes caber en el

suyo. Cómo descifrar el mapa del amor, y cómo generar en la persona que te gusta el sentimiento de haberse enamorado de ti, son las habilidades más importantes para hacer que cualquier persona se enamore de ti. Ese es el objetivo de este libro. ¿Cómo se estructura el libro? Este libro se divide en cinco partes. En la primera parte se mencionan los secretos, elementos y técnicas para generar una excelente primera impresión. Recuerda que sólo tienes una oportunidad de generar una primera impresión perfecta, y que nunca tendrás una segunda oportunidad de generar amor a primera vista. Por eso esta es la parte más importante. Dominar esta primera parte a la perfección ya te garantiza, por sí sólo, el retorno de tu inversión en este ebook. El principal aspecto positivo de esta primera parte es la posibilidad de generar en tu pareja potencial un sentido de enamoramiento, generando la respuesta física y mental apropiada para que su cuerpo excrete fuertes dosis de pentiletilamina y otros químicos. Dicho de otra forma: Que se enamore realmente de ti. Cuando ambos se conocen y están descubriendo lo mejor de ustedes mismos, ingresamos a la segunda parte del libro, que trata sobre cómo puedes comenzar a explorar sus similitudes y sus diferencias. En la tercera parte podrás analizar qué puedes obtener de la relación, mientras que en la cuarta parte se analiza un aspecto muy importante pero que pocas ocasiones se toma en cuenta: El Ego. Aprenderás a escucharlo y conocer cuánto refuerzo estás obteniendo. Finalmente, si haz avanzado más allá, es necesario saber qué hacer y qué no hacer para mantenerte en su mente y en su corazón. Este es el tema de la quinta parte. A lo largo del libro Secretos Para Enamorar estos cinco aspectos serán tratados desde un punto de vista científico. De manera adicional hemos incluido, al final del libro, unos interesantes apéndices con importante información, dudas de nuestros lectores y recursos que te serán de utilidad. Las técnicas Las técnicas que el libro te proporciona son la parte práctica y resumida de las investigaciones sobre la naturaleza del amor. Si bien la mayoría de las técnicas

pueden ser aplicadas indistintamente por hombres y mujeres, habrá algunas que son para uso exclusivo de los varones y otras que son para uso exclusivo de las damas. ¿Cómo reconocerlas? Además de mencionar explícitamente cuando una técnica es útil para los caballeros y cuando lo es para las damas, encontrarás una diferencia en colores: Recuadro azul: Indica cuando el uso de una técnica es recomendado para los varones. Recuadro rosa: Indica cuando el uso de una técnica es recomendado para las mujeres. Recuadro beige: Indica cuando el uso de una técnica es recomendado para ser usado indistintamente por hombre y mujeres. ¿Dónde está la pareja adecuada para mí? Existe la creencia en muchas personas de que están en el lugar equivocado para buscar el amor. Si estás en la mitad del desierto estás en el lugar equivocado, de lo contrario es seguro que no lo estás. Todos los días hermosas chicas y guapos galanes salen a la calle, a la escuela o al trabajo. Visitan antros, centros comerciales, museos y salas de cine. Están por todas partes, buscando a alguien con sus mismos gustos e intereses, capaz de despertar felicidad, amor y alegría en sus vidas. En nuestros días, Internet ha abierto las puertas más allá de nuestras propias fronteras, así que ya tus posibilidades no se limitan sólo a conocer gente de tu misma ciudad, sino que puedes visitar los perfiles, chatear, comunicarte por teléfono y conocer a alguien de otras ciudades, e incluso de otros países. ¿Y aún así piensas que estás en el lugar equivocado? Otra idea muy común en una multitud de hombres y mujeres es que se enamoran de las personas equivocadas. “Siempre me enamoro de la mujer equivocada, por eso terminó con el corazón partido” he escuchado decir a más de uno. “Todos los hombres son iguales, no existe el hombre adecuado para mí” expresan algunas mujeres. Si te enamoraste de una persona casada, o que se excede en el consumo de drogas, alcohol y/o sexo, o con inclinación a la violencia física o emocional, que padece graves desequilibrios emocionales, o algo similar, tienes razón al admitir que te enamoraste de la persona equivocada. Pero si era una buena persona y

simplemente se alejó de ti, entonces no era la persona equivocada. Muchas de estas personas, que aseguran estar buscando el amor en los lugares equivocados, o creen que se enamoran siempre de las personas equivocadas, están en un error. No están buscando el amor en los lugares equivocados ni en las personas equivocadas, están buscando el amor en las formas equivocadas. Para buscar el amor en las formas correctas necesitas múltiples herramientas, técnicas y habilidades que te permitan hacer que alguien se enamore de ti, y más aún si deseas que ese amor se mantenga vigente por el resto de sus vidas. Necesitas impresionar favorablemente a tu pareja potencial desde el primer minuto o incluso antes, de lo contrario nunca te conocerá y nunca se enamorará de ti. ¿Existe el amor a primera vista? La pregunta es meramente semántica. Imagínate: Un día como todos un chico sale a la calle, observa a una hermosa chica y de inmediato se activa en su interior la fábrica de pentiletilamina, provocada por algo en ella que coincidió con uno de los patrones establecidos en su mapa del amor. Pudo ser su cabello, el color de sus ojos, su sonrisa y su manera de caminar. ¿Es esto amor? Podemos hablar de atracción a primera vista, o de deseo sexual a primera vista, los cuales innegablemente existen. Pero el amor a primera vista es una creencia que se mantiene entre la sociedad, algunos dirán que existe, otros que no. Lo que está más que científicamente comprobado es que cualquier pequeño estímulo puede realmente ser la chispa que encienda la llama del amor. En las páginas de este libro encontrarás técnicas para generar esos estímulos que creen en tu pareja potencial una referencia emocional positiva y le lleven a enamorarse de ti con certeza y exactitud científica. Considero un buen momento para comenzar la primera parte del libro, analizando dónde puedes encontrar a tu pareja potencial y cómo causar una primera impresión capaz de generar en ella o él una fuerte atracción y amor a primera vista. Espero sinceramente que este material funcione en ti, y estar recibiendo en breve tu testimonio directamente en mi correo electrónico. Con mis mejores deseos. Arthur

Cómo Generar Una Excelente Primera Impresion
Primera Parte
NUNCA TENDRÁS UNA SEGUNDA OPORTUNIDAD PARA CREAR UNA MAGNIFICA PRIMERA IMPRESION Creando una primera impresión perfecta La Primera Impresión Dura Por Siempre El modo en que tu pareja potencial te percibe por primera vez, durante los primeros minutos después de conocerse, es de vital importancia para establecer una referencia emocional positiva y asegurarte su admiración. Esa primera imagen quedará guardada en su mente para siempre. En el párrafo anterior mencionamos la frase “referencia emocional positiva”. Esta referencia emocional de la que hablamos no es otra cosa más que la anexión de un sentimiento a un rostro. Piensa que te vas a estudiar fuera de casa durante más de un año, cuando vuelves a casa y miras a tu madre ¿qué sientes? Seguro una gran emoción y el instintivo deseo de abrazarla y besar su mejilla. Ahora bien, ¿cuándo miras a tu novia, o novio? ¿qué emoción te genera? Seguro un deseo de abrazarle y comerle a besos. Pero todos los días sales a la calle y observas a decenas, cientos, e incluso miles de personas totalmente desconocidas para ti. ¿qué sientes al verlos? Desde luego que nada, ni siquiera tienes tiempo para detenerte a mirarlos. Obviamente esto se debe a que son perfectos extraños para ti, no has tenido la oportunidad de formarte una primera impresión de ellos y mucho menos de establecer una referencia emocional. En mi pueblo, un viejo amigo de la familia es don Juan, un señor de más de setenta años que a pesar de su edad luce muy fuerte y lleno de vida. Don Juan es una persona en verdad digna de admiración. Él sale a la calle casi siempre en compañía de doña Irene, su esposa durante casi cincuenta años. Todo el que observa a doña Irene intuye que debe haber sido muy hermosa en su juventud, pero ahora luce un cuerpo llenito, arrugas en su piel, anteojos y las canas que hacen evidentemente que su belleza exterior se ha ido, no así la interior. Mas, cuando escuchas a don Juan hablando de su querida esposa pareciera que se hubieran conocido hace pocos días. Él siempre dice que ella es hermosa. Incluso en una ocasión, mientras conversábamos sobre cómo se conocieron él recordaba

el momento con todo detalle. Recuerda el lugar, el cómo ella vestía, la dulzura de su sonrisa y su forma de caminar, el aroma de su perfume, la belleza de su negra cabellera, etc. La primera impresión que doña Irene generó en don Juan ha permanecido intacta durante casi cincuenta años. No es de extrañar, en realidad la primera impresión dura por siempre, a nivel consciente como en este caso, o a nivel inconsciente como es aún mucho más común. Es por eso que la primera impresión no debe ser pasada por alto jamás. Este es el primer elemento, pero también es el más importante en el proceso del enamoramiento. Si tienes cuidado de generar una magnífica primera impresión el resultado será positivo, de lo contrario sólo lograrás que quien tanto te gusta huya de ti a la menor oportunidad. Recuérdalo siempre: Nunca tendrás una segunda oportunidad de crear una excelente primera impresión. Prepárate para el amor – Siempre. En el párrafo anterior mencioné que nunca tendrás una segunda oportunidad de crear una excelente primera impresión, pero hay algo más que también debes tener en cuenta: Nunca sabrás dónde se encontrará tu pareja potencial. El amor de tu vida puede encontrarse en los pasillos de tu escuela, en un vagón del ferrocarril metropolitano, en la discoteca o en el supermercado; puede ser la nueva contratación que comenzará a laborar el día de mañana en la misma oficina donde laboras tú. Puede estar en cualquier parte, y como no sabes cuándo ni dónde será el encuentro lo mejor es prepararte siempre para la ocasión. En síntesis: Debes estar siempre en guardia, que tu personalidad sea atractiva y capaz de generar una excelente primera impresión. Investigaciones han demostrado que lo que mejor impresiona al sexo opuesto es el cuerpo y rostro en las mujeres, así como el estilo y la vestimenta en los varones. ¿Ya lo sabías? Suena a sentido común, pero hay algo que vale la pena mencionar: La imagen personal en las mujeres, el estilo y la vestimenta en el hombre, son sin duda importantes para lograr una primera impresión favorable, pero no son necesariamente decisivos para la referencia emocional. Para el hombre que desea lucir una imagen de elegancia y estilo, capaz de generar una excelente impresión en todo momento, hemos creado la Guía de Estilo y Vestimenta, un ebook que ofrece interesantes consejos en temas como la vestimenta, calzado, accesorios, cuidado del cabello, cuidado bucal, cosméticos, bronceado, fragancias, y todo lo referente al cuidado de la imagen masculina. Para

conocer más detalles sobre la Guía de Estilo y Vestimenta, ingresa a nuestro portal de estilo y vestimenta para caballeros: http://www.modahombre.org Para mujeres, existe una amplia variedad de libros, revistas y sitios en la red con consejos para el cuidado de la imagen. Para conocer algunos puedes remitirte al final de este libro, a la sección Recursos.

Técnica I . Prepárate físicamente para impresionar, siempre y en todas partes. Hombres: Esto no significa que deban vestir su elegante y costoso traje de tres piezas y corbata de seda sólo para ir a comprar el periódico. Mujeres: Esto no significa que deban colocarse tres capas de maquillaje y rubor sólo para sacar a pasear al perro.

Lo que significa es que siempre que salgas fuera de casa luzcas para impresionar al sexo opuesto, y en especial a tu pareja potencial. Recuerda que el cuidado que pones en tu apariencia refuerza la imagen que los demás observan en ti, y en especial cuando estás intentando impresionar a esa persona que tanto te gusta. Sé persistente. Es muy común que, por ejemplo, una chica salga a pasear al perro luciendo esplendorosamente. El galán que ella pretende conquistar la observa, pero sale a pasear al perro una... dos... tres... cuatro veces... y nada ocurre. Ella piensa entonces “¡Esto no está funcionando! Es una pérdida de tiempo”. Los vendedores logran cerrar la venta promedio después de entre cinco y siete intentos de cierre. Si la chica tiene esto en cuenta debería de esperar entre cinco y siete veces antes de darse por vencida. Es posible que a la quinta ocasión el galán se le acerque y le diga “¡Lindo perro! ¿Cómo se llama?” o algo por el estilo.

Técnica II Prepárate psicológicamente para impresionar ,

Siempre y en todas partes. Como anteriormente comentamos, la imagen personal es muy importante para generar una excelente primera impresión, sin embargo no lo es todo. Si te has preparado físicamente para impresionar también debes prepararte psicológicamente. Recuerda que el amor no siempre se encuentra en fiestas y discotecas, tu pareja potencial puede encontrarse en cualquier momento y en cualquier lugar, aún en los más extraños e inverosímiles.

Una de las mejores formas de prepararte psicológicamente para el amor es enfrentar todas tus inquietudes, tus dudas y miedos. Dejar de lado ideas absurdas como que siempre te enamoras de la persona equivocada, que eres un ser destinado a fracasar en toda relación afectiva, que tu destino es la soledad, etc. Recuerda lo que mencioné en los primeros párrafos de este libro: En el amor no existe la suerte, ni mala ni buena. El único error que algunas personas cometen es enamorar en las formas equivocadas. Una de las mejores herramientas que sin duda puede ayudarte a prepararte psicológicamente para el amor es la programación neurolingüística. En la sección Recursos, al final de este libro, encontrarás una lista de los mejores libros, tutoriales y sitios de internet sobre el tema de PNL. Hasta aquí hemos estudiado cuestiones muy sutiles, que dependen totalmente de ti. En particular hemos hablado de la importancia que tiene el cuidado de tu imagen personal y de prepararte psicológicamente para el amor. A partir del próximo capítulo entraremos al análisis de aspectos que sin duda serán plenamente de tu interés:

Cómo Generar Amor A Primera Vista
¿Cómo puedes hacer para que tu pareja potencial te encuentre agradable e irresistible en cuanto te conozca? ¿Cómo puedes, literalmente, hacer que tu pareja experimente el amor a primera vista?

A continuación conocerás, por fin, las más poderosas armas que tú necesitas para crear una impresión de amor a primera vista. Mucha gente asegura, “Me enamoré en el preciso momento en que miré sus ojos”. Comencemos: Cómo Encender El Amor A Primera Vista Diversas investigaciones han demostrado que los seres humanos somos evidentemente visuales. Seguramente desde hace mucho tiempo has escuchado que los ojos son el espejo del alma, es por eso que cuando te gusta alguien y pides un consejo sobre cómo ligar frecuentemente te recomiendan mirar a los ojos. Es un buen consejo, como lo demostró un estudio realizado a finales de los ochentas titulado “Mirar y Amar: Los efectos de la mutua mirada en los sentimientos de amor romántico”. El estudio consistió en colocar a cuarenta y ocho hombres y mujeres, quienes no se conocían, en un cuarto grande. Los investigadores observaron la dirección de la mirada y cuánto contacto visual establecían los participantes con sus compañeros. Al término de la sesión los investigadores preguntaron a los participantes cómo se habían sentido en relación a cada uno de sus compañeros con los que establecieron contacto. Estos fueron los resultados: “Subjects who were gazing at their partner's eyes and whose partner was gazing back reported significantly higher feelings of affection than subjects in any other condition. . . . Subjects who engaged in mutual gaze increased significantly their feelings of passionate love . . . and liking for their partner.” Journal of Research in Personality “Las personas que observaron a sus compañeros a los ojos y cuyo compañero devolvió la mirada reportaron significativamente más altos sentimientos de afecto que las personas en cualquier otra condición... Personas que se comprometieron en un mirada mutua incrementaron significativamente sus sentimientos de amor apasionado... y gusto por su compañero.” Revista de Investigación de la Personalidad. Ahora que conoces los resultados de este estudio comprenderás la importancia de mirar directamente a los ojos de la persona que te gusta, es un hecho comprobado que mirar a los ojos directa y fijamente incrementará sus sentimientos de amor apasionado de manera significativa. Lo que convierte a la mirada directa en el primer elemento importante para encender la llama del amor de manera rápida y segura. La gran importancia del contacto visual para el amor es que constituye un instinto animal básico, como lo expresa la antropóloga Helen Fisher, el contacto visual directo provoca que “una primitiva parte del cerebro humano evoque una de dos emociones básicas: acercamiento o huida”

Un intenso contacto visual genera en las personas una reacción química que le lleva a liberar fuertes dosis de pentiletilamina, lo que incrementa la sensación de estar enamorado. Es por eso que mirar directamente a los ojos es uno de los primeros pasos para hacer que cualquier persona se enamore perdidamente de ti. Pero recuerda que el contacto visual directo debe ser permanente. Algunas personas miran a alguien mientras este no se percata de que lo miran, pero cuando se percata de esto ellos desvían la mirada hacia otra parte. Esto no funciona, no sólo generará desconfianza sino que tendrá un efecto poco deseado: Si tú también le agradas a esa persona esa sensación se desvanecerá al pensar que no tiene ninguna posibilidad contigo. Recuerda que el desviar la mirada es lo primero que hacemos cuando alguien nos parece feo, desagradable o aburrido. Debes adquirir el hábito de mantener fija la mirada y evitar desviarla aún cuando te sea difícil al principio. Una de las razones por las cuales las personas desvían la mirada es la timidez. Las personas tímidas desvían la mirada e incluso es común que personas que no son tímidas desvíen la mirada de alguien que en cierta forma los intimida; por ejemplo, muchos empleados de bajo rango evitan el contacto visual directo con sus jefes. Del mismo modo, tendemos en ocasiones a evitar el contacto visual directo con alguien que nos intimida por su belleza, su éxito profesional, su elegancia, su posición social, o algo que nos haga sentir que es superior a nosotros. Pero el poder de la mirada es superior a todas las diferencias que pueden hacerte superior o inferior a alguien. El contacto visual directo no considera belleza, éxito ni posición social; sino que apunta directamente al instinto, anestesiando a la mente con altas dosis de pentiletilamina y otros químicos. El efecto de esto es inmediato y superior a cualquier otro aspecto que puedas considerar. Imagina a un chico sencillo y trabajador que se siente fuertemente atraído por una dama hermosa, elegante y muy exitosa. ¿Cuáles son sus posibilidades de conquistarla? Muchas, si conoce la técnica de establecer contacto visual directo. Desencadenará en ella una fuerte reacción química y despertará sentimientos de amor. Para cuando ella descubra que él es pobre, que viste sencillamente y que no tiene automóvil ya será tarde, la conexión emocional con él será demasiado fuerte y difícil de romper. Una chica que sabe aplicar el contacto visual directo con el galán más cotizado de la escuela puede tener los mismos resultados. Ahora entiendes porqué no es tan importante tener un buen físico, ni buena suerte, ni toneladas de dinero y un automóvil del año. Es más importante tener la disposición al contacto visual directo, el arma más poderosa para el amor. ¿Cuánto contacto visual es suficiente? Investigaciones científicas han demostrado que la mayoría de las personas establecen contacto visual durante entre el treinta y el sesenta por ciento del

tiempo en que hablan, esto es muy poco contacto visual y no resulta suficiente para generar las reacciones químicas y los sentimientos de amor de que hablamos en el capítulo anterior. Un notable investigador del amor romántico, el Dr. Zick Rubin, creó la primera escala psicométrica para determinar el grado de afecto que las parejas experimentan el uno hacia el otro, se trata de la escala Rubin, que muchos psicólogos sociales utilizan hoy en día. En su estudio sobre las “Medidas del amor romántico” Zick Rubin determinó que el grado de amor entre las parejas se incrementa en función del contacto visual directo. Para comprobarlo realizó un experimento en que reunió a diversas parejas y los hizo resolver un test para establecer su ranking o grado de afecto entre ellas. Posteriormente hizo a las parejas hablar entre ellas mientras cámaras ocultas registraban su contacto visual. El resultado fue que las parejas cuyo nivel de contacto visual era bajo habían registrado también las calificaciones más bajas en el test de afecto, mientras que las mejor calificadas eran aquellas que habían establecido un contacto visual directo mucho mayor. Así que a la pregunta ¿cuánto contacto visual directo es suficiente? Debemos responder que mucho. Setenta y cinco por ciento o más del tiempo que están juntos, para despertar en tu pareja potencial sentimientos de amor y reacciones químicas a las que algunos se refieren como “mariposas en el estómago”. Menos de un setenta y cinco por ciento será apenas suficiente para lograr su aprecio como amigo. Muchas personas que se preguntan porqué no logran avanzar con nadie más allá de la categoría amigos, quizá encuentren la respuesta en el hecho de que no establecen contacto visual directo durante el tiempo suficiente para avanzar al siguiente nivel. Por contacto visual directo definimos el mirar directamente a los ojos; no a las pestañas, no a la nariz, no a la frente, no a toda la cara. Fijar la mirada en sus globos oculares hasta reflejarse en ellos. Mirar hacia otro punto de la cara distinto a los ojos equivale a desviarla, y tú sabes muy bien que ello resulta contraproducente. En mi correo electrónico así como en los blogs de los distintos sitios que administro muchas personas me preguntan sobre los mejores temas de conversación cuando tratan de conquistar a alguien, también me preguntan con frecuencia qué hacer cuando se terminan los temas de conversación. Al parecer existe la creencia de que hablar y hablar es la mejor forma de enamorar y quedarse callado es tanto como prepararse para el desastre. Lo cierto es que el mejor tema de conversación es cualquiera que sea de interés para él o ella, y lo mejor que puedes hacer cuando se terminan los temas de conversación es sonreír y sostener el contacto visual directo. Recuérdalo: Se vale quedar en silencio, más no se vale desviar la mirada y romper el contacto visual. Cuando no hay palabras la mirada habla, y el ser humano posee la habilidad inconsciente de interpretar su lenguaje. Es así como el hombre y la mujer interpretan el lenguaje del contacto visual directo:

La mujer: “Hermosa mujer: Estoy intrigado por ti, y sumamente fascinado por lo que dices y lo bello de tu mirada” El hombre: “Estoy impresionada por ti, no puedo esperar para quitarme la ropa y que me hagas el amor tierna y apasionadamente”. Por lo tanto, nuestra siguiente técnica es:

Técnica III Intensifica tu mirada Mientras conversas con tu pareja potencial mírale directo a los ojos durante al menos el setenta y cinco por ciento del tiempo. El contacto visual directo dará a tu pareja potencial la sensación de ya estar enamorada(o).

El Secreto Para Una Sexy Mirada
Claro que establecer contacto visual directo al menos un setenta y cinco por ciento del tiempo es de vital importancia para inyectar pentiletilamina en la sangre de tu presa y hacer nacer sentimientos de amor y deseo, pero si tu mirada es fría e inexpresiva tus resultados no serán tan fuertes como tú lo deseas. Si deseas ofrecer a esa persona tan especial una mirada candente, expresiva... sexy, en pocas palabras; ten en cuenta lo siguiente porque te será de gran utilidad. Parafraseando una vez más a la antropóloga Helen Fisher: "Perhaps it is the eye— not the heart, the genitals, or the brain—that is the initial organ of romance." (Quizás es el ojo -no el corazón, los genitales, o el cerebro-el órgano inicial del romance)3 Es que realmente, la mirada interviene en el proceso de atracción más de lo que puedas imaginar. Investigaciones demuestran que es difícil para varias especies de primates el sexo sin contacto visual directo. Algunos chimpancés, por ejemplo, se miran a los ojos durante varios minutos antes de copular. Un experimento en mandriles demostró que durante una sesión sexual en parejas con los ojos tapados se presentaron cinco eyaculaciones, mientras que en una sesión similar pero con los ojos destapados y la posibilidad de establecer contacto visual se presentaron veintiún eyaculaciones. Lógicamente, el hecho de que el hombre pueda ver a su pareja a los ojos no hará que tenga veintiún eyaculaciones, pero evidentemente animarán los sentimientos de afecto y amor en la pareja. Pero nos estamos desviando del tema. Lo que nos interesa es conocer el secreto para una sexy mirada, de forma que, mientras estableces contacto visual directo, cuando apenas recién se están conociendo tu pareja potencial y tú, logres que él o

ella encuentren tu mirada candente y expresiva, asociada a la interpretación que mencionamos en el capítulo anterior. ¿Qué es lo que hace a tu mirada cálida y expresiva? Sencillamente unas pupilas grandes. Las pupilas grandes son percibidas como altamente atractivas para el sexo opuesto y tanto hombres como mujeres con pupilas grandes han sido consideradas símbolos sexuales en ámbitos como el cine, la televisión o el modelaje. El Dr. Eckhard Hess, padre de una ciencia conocida como pupilometría, demostró que las pupilas grandes son más seductoras mostrando a un grupo de hombres dos fotografías en las que aparecía la cara de una mujer. Las imágenes eran exactamente iguales, excepto que, en una de ellas había aplicado un retoque para hacer que las pupilas lucieran más grandes. La mayor parte de los hombres encuestados encontraron más atractiva la imagen retocada. Posteriormente repitió la prueba pero a la inversa, mostrando a un grupo de mujeres dos fotografías iguales de un hombre, en una de las cuales las pupilas lucían más grandes; nuevamente, las mujeres encuestadas encontraron más atractivo al hombre de grandes pupilas. El Dr. Hess encontró que hombres y mujeres de pupilas grandes son más atractivos, pero sabía también que no había forma de lograr un control consciente sobre el tamaño de las pupilas. Pero a principios de la década de los sesenta él pudo finalmente probar que el tamaño de las pupilas sí podía ser manipulado. Lo descubrió al mostrar a un hombre imágenes de un paisaje, un bebé, una familia, entre otras; y notó que sus pupilas variaron su dilatación muy ligeramente. En una segunda ronda se incluyó entre el montón de fotografías la imagen de una mujer desnuda. El cambio se hizo evidente cuando el hombre observó dicha fotografía, pues sus pupilas se expandieron de una manera notable. Conclusión: Las pupilas se expanden cuando percibimos un estímulo excitante. Por lo tanto, si deseas que tu pareja potencial te encuentre irresistible, y que tu mirada exprese calidez y sensualidad, busca en esa persona especial el estímulo que necesitas. Busca en su rostro qué es lo que más atractivo te resulta, pueden ser sus labios carnosos, o la cabellera negra y larga. Mira muy bien eso que encuentras tan atractivo en ella o él. Mientras disfrutas mirando gradualmente tus pupilas se expandirán. Cuando sientas que has logrado capturar plenamente la imagen grábala en tu mente e imagínate acariciándole, besándose, en fin, viviendo una aventura romántica a su lado. Entonces podrás restablecer el contacto visual directo mostrando esa sexy, sexy mirada.

Técnica IV. Pupilas expandidas Mientras platicas con tu pareja potencial

enfoca tu mirada en aquello que encuentras más atractivo en su rostro. Tus pupilas se expandirán de inmediato dándote esa sexy mirada que deseas. También puedes enfocar tus pensamientos en tu pareja. Concéntrate en su atractivo, en lo bien que te sientes a su lado. Imagina que se acarician, se besan, y viven un tórrido romance. Aunque el efecto de esto es más paulatino funciona mejor porque no necesitas interrumpir el contacto visual directo.

Un punto muy importante es que te olvides por completo de toda duda, miedo, nerviosismo o cualquier otra idea negativa que distraiga tu mente. De lo contrario, estos pensamientos negativos te evitarán concentrarte plenamente en el estímulo positivo y no tendrás el control sobre la expansión de tus pupilas, con lo que perderás la oportunidad de esa mirada cálida y expresiva que tu pareja potencial no podrá resistir.

Cómo Hacer Nacer Un Sentimiento De Atracción En Tu Pareja Potencial
Continuando con el tema del contacto visual directo, este capítulo es sólo para recalcar algo que ya mencionamos párrafos atrás. Muchas personas están preocupadas por lo que puede suceder si ellos no logran encontrar un tema de conversación que sea adecuado para capturar la atención de la personas que les interesa, y peor aún, por lo que puede suceder si ellos no logran decir nada y se quedan callados. Quienes se preocupan tanto por estas cosas se apegan al dogma de que la lengua es el órgano más importante para enamorar, “rollo mata carita” dicen por ahí. No obstante, es la mirada el órgano número uno de seducción, así que si tu interés es lograr que tu pareja potencial realmente se enamore de ti, no te preocupes tanto por tus palabras, sino por tu mirada. He conocido personas que a pesar de no ser maestros en el arte de la palabra logran cautivar al sexo opuesto de forma extraordinaria. Tengo un amigo que es realmente de muy pocas palabras, no es grosero ni antisocial, sólo es callado; pero tiene por esposa a una mujer increíblemente hermosa y bastante más joven que él. Aunque tiene un buen trabajo dudo que su salario sea lo suficientemente alto como para decir que se ha casado con él sólo por dinero, y dudo que su elocuencia haya sido lo que logró cautivar a una dama como ella. Más bien considero que fue

el poder de su mirada penetrante y segura. Hace unos años, cuando era un adolescente, conocí a una chica que, a pesar de haber entablado conversación por unos pocos minutos, no pude apartar de mi mente durante muchos días. Ella en verdad me dejó intrigado y no podía entender la razón. Era una chica de apariencia promedio y durante los pocos minutos en que hablamos realmente tratamos temas muy superficiales, a nivel consciente no encontraba suficientes razones para que ella me intrigara de esa manera, sin embargo no podía evitar pensar en ella y mientras más pensaba en ella más se intensificaba en mí el sentimiento de atracción y el deseo de verla una vez más. Al cabo de unas semanas coincidimos nuevamente y esta vez no esperé más para decirle que me gustaba y que deseaba salir con ella. Lamentablemente no tuve éxito, ella me dijo que aceptaba mi amistad pero nada más, que estaba saliendo con alguien. Fueron años más tarde, cuando por fin investigué de manera seria temas como la atracción, la seducción y la naturaleza del amor romántico, que por fin pude descifrar el misterio detrás de aquella vivencia, el porqué yo quedé tan prendado de ella mientras que ella no pudo sentir lo mismo por mí. Lo que sucedió fue que ella estableció contacto visual directo conmigo, siguiendo mi mirada siempre, lo que despertó en mí las reacciones químicas ya conocidas y propició el resultado lógico en mí: enamoramiento. Probablemente en ese momento yo le gustaba a ella, por tal razón siguió mi mirada y me hizo caer en sus redes, pero yo no supe aprovechar esa oportunidad y acabé por anular todo lo que tenía ganado. En la siguiente ocasión semanas después, cuando tomé valor para declararme, estaba tan intimidado que evité el contacto visual directo y mantuve mi mirada desviada hacia abajo, ella inconscientemente percibió esto como desconfianza y timidez excesiva lo que la llevó a perder interés en mí. Esto le puede suceder a todos, hombres y mujeres... De hecho sucede con relativa frecuencia. Pensar que tienes mala suerte en el amor o que siempre te enamoras de la persona equivocada es absurdo. Lo que sucede tal vez es que estás evitando el contacto visual directo. Recuerda que mirar directo a los ojos es básico en todo momento, incluso si te encuentras con la mente en blanco, se ha establecido un silencio y no se te ocurre cómo romper el hielo, mantén tu mirada fija en la suya, tus ojos pegados a los suyos. Esto crea magia, verdadera magia de amor. Por lo tanto, para hacer nace un auténtico y original sentimiento de atracción en tu pareja potencial, no dudes en utilizar nuestra...

Técnica V. Ojos Pegajosos Mientras estás conversando con tu pareja potencial, mantén tus ojos pegados a los suyos, incluso durante los silencios, no importando si estos son breves o

prolongados. Un contacto visual directo prolongado evoca al instinto animal de acercamiento o huida, e inunda las venas con fuertes dosis de pentiletilamina y otros químicos, capaces de provocar en la persona que las experimenta un auténtico sentimiento de amor. Cuando ella o él mueva sus ojos arrastra los tuyos lentamente para restablecer el contacto visual y continúa manteniendo tus ojos pegados a los suyos.

Las Miradas Atrevidas Son Deliciosas
Mantener el contacto visual directo es muy importante para crear empatía y poner en marcha el mecanismo del amor, pero cuando ese mecanismo se ha puesto en marcha, ¿qué más puedes hacer? Cuando un hombre y una mujer que se atraen han entrado a un terreno confortable sus ojos se vuelven más atrevidos y comienzan a observar otras partes del rostro de su potencial pareja, incluso partes de su cuerpo como el pecho. los hombros y el cuello. Por lo tanto, para colocar su relación en un nivel de mayor confort e intimidad aprovecha esta condición para, después de unos minutos de contacto visual directo mover tu vista hacia estas otras partes de su cuerpo, como es su nariz, su frente y en especial su boca. Una amiga mía quien es muy sexy y extrovertida me dijo en una ocasión, mientras comentábamos este tema, que a ella le fascina un hombre que mire su boca atrevidamente, me dijo que un hombre que hace eso la intriga sobremanera, pues parece como si quisiera besarla. A un hombre le sucede algo similar si una mujer observa su pecho y hombros, pues le intriga y le hace pensar que a ella le agradaría extenderse en un cálido abrazo con él. Como verás, las miradas atrevidas son deliciosas y crean esa sensación de intimidad y pasión que te abre las puertas al siguiente nivel. Por lo tanto, no descuides la...

Técnica VI. Un viaje visual Mientras conversas con tu potencial pareja permite a tu vista realizar un viaje, pero sólo

en territorio seguro, a través de todo su rostro. Sin embargo, concéntrate la mayor parte del tiempo en sus ojos. Observa su frente, sus cejas, su nariz y su boca. Si observas que tu pareja disfruta tu viaje visual dirígete más abajo, hacia su cuello, hombros y pecho. Mujeres: Tienen un pasaporte abierto para realizar su viaje con total seguridad en este territorio. Hombres: Recuerden que están en un terreno peligroso, por lo que lo mejor es ir tanteando el terreno comenzando por el terreno más seguro que constituye su rostro, y, si y sólo si notas que ella se siente a gusto y no experimenta ninguna sensación de incomodidad, puedes descender hacia su cuello, hombros y, aunque te mueres por observarlos, deja sus senos hasta el final.

Las técnicas relativas al contacto visual que hemos mencionado te ayudarán a crear en tu pareja potencial sentimientos de atracción, amor y deseo. Están científicamente comprobadas por lo que no hay razón alguna para dudar de su poder y de sus efectos. El contacto visual directo te proporciona una excelente oportunidad de enamorar a cualquier persona, aún sin haber cruzado todavía palabra alguna. En las páginas siguientes continuaremos conociendo técnicas para generar una excelente primera impresión y despertar el bello sentimiento del amor en tu pareja potencial. Comenzando por la estrategia para un primer acercamiento exitoso.

El Primer Acercamiento
En el reino animal se pueden observar claros patrones de atracción entre sexos opuestos, los rituales de cortejo y apareamiento, pese a diferencias sutiles de especie en especie, son prácticamente los mismos. Cuando dichos patrones se rompen es imposible que la cópula se presente. ¿Y qué podemos decir del ser humano?

¿Se presentan entre hombres y mujeres los mismos rituales de cortejo y apareamiento que se presentan en el resto del mundo animal? Obviamente sí. Debido a que estos son parte de un instinto de perpetuación de la especie no pueden desaparecer en el ser humano, no importa qué tan adelantada se encuentre nuestra evolución. La única diferencia en el ser humano con relación al resto de las especies animales que comparten con nosotros el planeta es la capacidad de pensar. Los animales están conectados plenamente a su instinto, pero el ser humano está más conectado a sus pensamientos. Nuestra capacidad de pensamiento es un don maravilloso, pero también puede obstaculizar nuestra capacidad instintiva de seducción. Mientras que cualquier animal recurrirá a su instinto y desplegará todas sus armas de atracción ante una pareja del sexo opuesto, el ser humano se llena la cabeza de pensamientos y preguntas como las siguientes:
       

¿Y si me acerco y le hablo, no se molestará? ¿Qué le podré decir para impresionarle? ¿Tengo la corbata derecha? ¿Este vestido no me hace lucir gorda? ¿Será que le gusto? ¿Y si tiene novia? ¿Y si tiene novio? ¿Luzco bien?

Antes de que el ser humano se conecte con su interior y haga uso de sus recursos de seducción instintivos tales pensamientos lo bloquean, al punto de convencerse a sí mismo de no tener ninguna posibilidad. Esto inicia con alguna de dichas preguntas y las respuestas que se da a sí mismo en un diálogo interior. Muchas personas descubren muy tarde que cuentan con recursos instintivos e inconscientes que de usarlos les convertirían en un verdadero imán para el sexo opuesto, incrementando no sólo su nivel de atracción sino también su capacidad de hacer que la persona que les interesa se enamore de ellos. Ya has conocido uno de tales recursos: el contacto visual directo. Ahora nos enfocaremos en otros recursos que también tienes a tu disposición y que te ayudarán a convertirte en el objeto del amor de tu pareja potencial. En este capítulo hablaremos sobre cómo puedes obtener su atención, generar intimidad e inyectar pentiletilamina en sus venas, desde el primer acercamiento.

Avanzando a su encuentro, sin tanto meditar, haciendo un movimiento acertado y aplicando tus recursos instintivos, lograr un primer acercamiento exitoso resultará más sencillo de lo que imaginas. Para Hombres: Hagan su primer movimiento con rapidez. En el reino animal un macho puede atacar y con frecuencia hasta matar a otros machos de su misma especie por el control del territorio y de las hembras que en él habitan. Los humanos no llegamos a tanto; bueno, algunas veces sí. Pero dejando de lado los crímenes pasionales que aparecen en ocasiones ocupando las primeras planas de los diarios, la competencia entre los varones por las damas es mucho más sutil, aunque no por ello deja de ser dura y compleja. Si bien es cierto que, en la mayoría de los países, las mujeres superan en número a los varones, algunas tienden a ser mucho más preferidas y competidas por los varones que otras por su extraordinaria belleza, por su carácter dulce y agradable, por su imagen de éxito, o por diversas razones. Imagina una competencia de cacería, de pronto aparece un bellísimo reno, tú sabes que si disparas tu dardo en ese momento ganarás la competencia, pero en vez de disparar comienzas a pensar en cosas como: ¿y si el reno piensa que soy un salvaje por dispararle?, ¿será mejor disparar a la cabeza, al cuerpo o a una de sus patas?, ¿me arreglé lo suficientemente bien como para que el reno piense que soy un cazador digno de él?, ¿y si fallo? De pronto se escucha un disparo y el hermoso reno cae. Acabas de perder tu oportunidad, otro cazador se te ha adelantado y ganó la competencia. Sé que el ejemplo que acabamos de mencionar suena absurdo, pero curiosamente así es como pretendemos ganar la competencia en el juego del amor. El ejemplo más común de esto es cuando un chico observa a una hermosa chica y comienza de inmediato a pensar en lo maravilloso que sería conquistarla y llevarla de su brazo, pero lo asaltan las dudas y comienza a preguntarse qué pensará ella si él se acerca y le hace plática, si luce lo suficientemente bien como para que ella lo encuentre atractivo, si tendrá novio u otras cosas. Finalmente la duda gana y se convence a sí mismo de que no logrará nada, así que se aleja con la mirada baja, pero no logra sacársela de la mente. Él sabe dónde estudia así que se decide a contactarla y traza un plan: La esperará a la salida de la escuela, le preguntará su nombre, iniciará una conversación con ella y se ofrecerá a acompañarla a su casa. Parece un buen plan, pero fracasará por una razón muy simple: Ella inició una relación con un compañero de colegio hace apenas un par de días. Si él se hubiera decidido y hubiera hecho su primer movimiento con rapidez en el

momento en que la conoció hubiera tenido posibilidades, pero permitió que sus dudas lo paralizaran y, como sucedió con el reno, otro cazador ganó. Compruebo esta situación una y otra vez todo el tiempo. Recuerdo una ocasión cuando viajé por motivos de trabajo a un congreso en la ciudad de Xalapa, capital de mi natal estado de Veracruz, en México. Algunos de los asistentes hicimos buena amistad y nos reunimos una noche para salir a una discoteca, mientras charlábamos y bebíamos pude observar en la mesa de al lado a una chica que me impresionó con su belleza y su sonrisa tierna e infantil. La miré fijamente mientras ella no se percataba, pero cuando ella volteó su mirada yo no me atreví a sostenerla, además mi cabeza se llenó de dudas y quedé paralizado pensando en que quizá ella no vería bien que me acercara de repente sin conocernos, además que las amigas con las que se encontraba seguramente no verían bien que yo interviniera en su conversación y me batearían, así que decidí esperar un momento en que se encontrara sola para acercarme y entablar plática. El problema es que ese momento nunca llegó, aunque sus amigas se levantaban ocasionalmente al sanitario o a bailar, siempre había alguien con ella. Sin embargo, un desconocido llegó de la nada, la saludó a ella y a sus amigas, se sentó a conversar y pude ver cómo tanto ella como sus amigas reían con los comentarios de ese tipo. Cuando ella aceptó bailar con él y se tomaron de la mano mientras se miraban a los ojos y reían supe que ya no tenía ninguna oportunidad, había desaprovechado mi turno. No es el momento bochornoso que me tocó vivir, fueron justamente vivencias como esa las que me llevaron a investigar y desarrollar sistemas de seducción y enamoramiento eficaces. El punto que quiero recalcar ahora es que, si no deseas perder tu oportunidad con esa chica que acabas de ver y que tanto te gusta debes perder el miedo, quitarte de tu cabeza todas las dudas, y hacer tu primer movimiento lo más rápido posible. Algunos hombres pierden dicha oportunidad por pensar demasiado en cómo acercarse y qué decir, lo cual es menos importante de lo que imaginas. También existen quienes constituyen la cara opuesta de la moneda, ellos se consideran galanes y seductores porque se acercan a las chicas en cuanto las ven y no se preocupan por qué decir, pues existen frases pre-fabricadas que gozan de popularidad, como el clásico “¿qué hace una mujer como tú en un lugar como este?”, “¿puedo invitarte una copa?”, o peor aún algo como “¿sabes nena? El color de tus ojos hace juego con mi camisa”, en la escuela secundaria la frase típica para ligar a una chica era preguntarle “¡Hola! Disculpa, ¿cómo te llamas?”, a lo que ella se esperaba respondiera “Magali, ¿porqué?”, y tú debías responder “porque eres muy bonita y me gustaría conocerte”. ¿Algún problema con estas frases? Sí, hay uno y muy importante: No funcionan. Son frases que huelen a ligue y peor aún, a sexo. La mujer que escucha tales

frases sabe que estás imaginándola en tu cama y levantará la guardia. La primera impresión que generarás es la de un buscador de aventuras poco confiable y eso sólo bastará para que pierdas tu oportunidad. Como mencioné en el párrafo anterior con la frase típica para ligar a una chica de secundaria, se esperaba que ella respondiera diciendo su nombre; pero lo cierto, según mi propia experiencia y la de varios compañeros, es que nueve de cada diez veces ellas respondían con un “¿porqué quieres saberlo?”, “¿te conozco?”, peor aún, a veces respondían con un “¿qué te importa?” ¿Cómo hacer tu primer movimiento? Sencillamente, en cuanto observes a esa chica que tanto te ha gustado establece contacto visual directo con ella, si en ese momento ella no te mira sostén tu mirada sobre ella y su mente inconsciente percibirá que la observas entonces ella volteará a mirarte, cuando lo haga no desvíes tu mirada, por el contrario, pega tus ojos a los suyos durante un breve lapso, sonríe, y acércate a ella de inmediato. No esperes hasta que lleguen a tu mente las palabras correctas, confía en tus herramientas instintivas, acércate y algo bueno resultará. Respecto al contacto visual directo hay un aspecto importante que debes considerar, muchas mujeres se sienten intimidadas ante la mirada directa de un hombre, lo que las lleva a bajar la vista. Tú puedes interpretar este hecho como que no le atraes cuando en realidad simplemente se ha sentido intimidada. Investigaciones han demostrado que si algo o alguien resulta atractivo a una dama y esta desvía su mirada, volverá a mirar lo que le atrae en un lapso de cuarenta y cinco segundos. Así que mantente alerta, si ella ha desviado su mirada mantén tu vista fija en ella y mentalmente cronometra el tiempo que transcurre, si ella vuelve a mirarte aunque sea disimuladamente y de reojo durante los siguientes cuarenta y cinco segundos no lo dudes, has llamado su atención y es el momento de acercarte. Al momento de acercarte recuerda lo que dijimos párrafos atrás: las frases prefabricadas no funcionan. Lo que funciona son palabras sinceras e improvisadas que ayuden a crear una primera impresión y una referencia emocional positiva. Enfócate entonces en lo que deseas que ella piense de ti y tus palabras, así como tu actitud deben ir dirigidas hacia eso. Si usas frases pre-fabricadas ella pensará que estás buscando una aventura y te considerará poco confiable, pero si usas palabras cursis ella pensará que eres un hombre cursi y aburrido, si hablas demasiado de ti mismo ella pensará que eres egocéntrico y duro de aguantar. Lo primero que ella percibe de ti es lo que pensará de ti toda la vida, no lo pierdas de vista. Nunca tendrás una segunda oportunidad para crear una primera impresión.

Acércate sonriendo y ella pensará que eres divertido, salúdala con cortesía y ella pensará que eres educado, hazle preguntas sobre algo que sea de interés para ella y ella pensará que eres un hombre que se interesa por ella; mírala a los ojos fijamente y ella pensará que eres un hombre seguro de sí mismo, intenso e intrigante, poseedor de un misterio que a ella le gustaría descifrar. Sobre este tema hablaremos más adelante en este libro. Mientras tanto recuerda esta técnica y aplícala siempre:

Técnica VII. Un primer movimiento rápido [Para Hombres] Cuando observas a una chica y te sientes interesado en ella. Haz tu primer movimiento rápidamente, antes de que otro competidor se te adelante o de que tu cerebro se llene de dudas que paralicen tus intentos. Establece contacto visual directo, sonríe, y cuando encuentres que ella corresponde a tus miradas y sonrisas acércate e inicia conversación con palabras sinceras e improvisadas. Evita las frases pre-fabricadas que te harán parecer como alguien que sólo busca “una simple aventura”. Sonríe y ella pensará que eres alegre; mírala a los ojos y ella pensará que eres seguro, intenso e intrigante; salúdale con cortesía y ella pensará que eres educado; conversa sobre temas que son interesantes para ella y pensará que tienes un interés genuino en su persona y en sus cosas, que eres digno de su confianza y de sus sentimientos.

Para Mujeres: Hagan rápido el primer movimiento. “Los hombres siempre dan el primer paso”, es una idea muy popular y sumamente arraigada en nuestra sociedad cuyo resultado ha sido convertir a la mujer en una protagonista pasiva del amor. Al creer en el dogma estandarizado de que los hombres siempre dan el primer

paso muchas mujeres sufren porque el galán que les gusta no se atreve a nada, en ocasiones ni siquiera llega a enterarse de su existencia debido a que no se presenta la casualidad para que sean presentados y lleguen a conocerse, lo que podría significar el principio de algo. Para quienes confían en el dogma antes mencionado lamento ser yo quien tenga que cambiar su paradigma, pero es falso que los hombres sean siempre quienes dan el primer paso. Investigaciones han demostrado que las mujeres dan el primer paso en dos de cada tres acercamientos amorosos. ¿Sorprendida? No veo porqué, si tomamos en cuenta que esto algo natural en la mayoría de las especies animales. ¿Sabías que las chimpancés hembras se pasean frente al macho y apuntan su trasero hacia la nariz de él para llamar su atención? No te recomiendo hacer lo mismo, sólo quiero hacer notar que al igual que con muchas hembras en el reino animal el papel de la mujer debe ser más proceptivo que receptivo. Es decir, que puedes hacer algo más que esperar sentada a que un chico se acerque a ti, puedes hacer el primer movimiento. Quienes piensan que el hombre da siempre el primer paso quizá ignoran que este simplemente responde a señales que le son enviadas por la mujer. Sin la presencia de estas señales el hombre se siente inseguro y lo piensa mucho antes de acercarse, si es que lo hace. Son esas señales precisamente las que le dan al hombre, ya sea de forma consciente o inconsciente, el valor de acercarse con mayor seguridad de que no experimentará el rechazo por parte de la dama que tanto ha llamado su atención. Por eso, querida amiga, debes atreverte a hacer el primer movimiento. Hablo de un movimiento rápido pero efectivo, que envíe al galán las señales de que debe tomar valor para acercarse a ti. La investigadora Monica Moore experimentó al respecto reuniendo en una fiesta a más de doscientas mujeres y observando cuáles fueron las señales no-verbales que ellas aplicaron para atraer galanes. La siguiente tabla presenta en orden descendente cuáles fueron las señales noverbales que ellas aplicaron y el número de veces en que Moore encontró que dicha señal no-verbal tuvo éxito durante el experimento. Considero que esto habla suficientemente bien por sí sólo como para que aún dudes si efectuar el primer movimiento es adecuado para ti. Cómo realizar el primer movimiento exitosamente
     

Sonriendo abiertamente Con una mirada directa durante un breve lapso Bailando sólo con la música Mirándolo fijamente mientras acaricias tu cabello Sosteniendo tu mirada fijamente sobre él Tocándolo “accidentalmente “

       

Inclinando tu cabeza hacia él 66 Colocando una silla e invitándolo a sentarse 62 Inclinando tu cabeza y tocando tu cuello expuesto 58 Lamiendo tus labios durante el contacto visual 48 Caminando cerca de él y contoneando las caderas 41 Solicitando su ayuda en algo 34 Dando palmadas sobre algo para atraer su atención 8 Con una nalgada (bajo tu propio riesgo) 8

Observa que sonreír es el movimiento más efectivo que puedes hacer para atraer la atención del galán que tanto te intriga, aunque las miradas breves e inocentes también funcionan muy bien quedando en el segundo lugar junto con el bailar sólo con la música. Otros movimientos más atrevidos como el tocarlo de forma supuestamente accidental, el desfilar contoneando las caderas, lamer tus labios, o incluso la nalgada; tienen niveles inferiores de éxito, pero es evidente que también funcionan. ¿El caballero que te ha interesado te considerará una loca por hacer el primer movimiento? Monica Moore dice que no, pues de acuerdo a sus investigaciones el hombre se rige por su ego y le gusta creer que fue él quien ha dado el primer paso. De forma que si tú lo miras y sonríes, mientras inclinas tu cabeza y acaricias tu cuello expuesto, él interpreta tu movimiento y se acerca a ti para establecer conversación. Después de unos diez minutos de disfrutar tu compañía se siente tan a gusto a tu lado que piensa ha sido él quien inició todo, aún cuando simplemente respondió a las señales que tú le enviabas.

Técnica VIII. Muévete primero (Para Mujeres) La creencia de que los hombres siempre dan el primer paso es falsa, en realidad ellos sólo responden a señales que las mujeres les envían. Si alguien debe hacer el primer movimiento eres tú.

Cuando observes a un galán que te atrae no esperes a que él se acerque a ti porque posiblemente no lo haga, atrévete a dar el primer paso utilizando algunas de los movimientos efectivos que la investigadora Monica Moore recomienda y que se enumeran en la tabla que aparece párrafos arriba.

Esto dará a tu galán el valor y la seguridad para acercarse a ti, pero no sólo eso, sino que estarás inyectando su cuerpo con pentiletilamina y otros de los ya conocidos químicos del amor.

El Primer Acercamiento
En el reino animal se pueden observar claros patrones de atracción entre sexos opuestos, los rituales de cortejo y apareamiento, pese a diferencias sutiles de especie en especie, son prácticamente los mismos. Cuando dichos patrones se rompen es imposible que la cópula se presente. ¿Y qué podemos decir del ser humano? ¿Se presentan entre hombres y mujeres los mismos rituales de cortejo y apareamiento que se presentan en el resto del mundo animal? Obviamente sí. Debido a que estos son parte de un instinto de perpetuación de la especie no pueden desaparecer en el ser humano, no importa qué tan adelantada se encuentre nuestra evolución. La única diferencia en el ser humano con relación al resto de las especies animales que comparten con nosotros el planeta es la capacidad de pensar. Los animales están conectados plenamente a su instinto, pero el ser humano está más conectado a sus pensamientos. Nuestra capacidad de pensamiento es un don maravilloso, pero también puede obstaculizar nuestra capacidad instintiva de seducción. Mientras que cualquier animal recurrirá a su instinto y desplegará todas sus armas de atracción ante una pareja del sexo opuesto, el ser humano se llena la cabeza de pensamientos y preguntas como las siguientes:
       

¿Y si me acerco y le hablo, no se molestará? ¿Qué le podré decir para impresionarle? ¿Tengo la corbata derecha? ¿Este vestido no me hace lucir gorda? ¿Será que le gusto? ¿Y si tiene novia? ¿Y si tiene novio? ¿Luzco bien?

Antes de que el ser humano se conecte con su interior y haga uso de sus recursos de seducción instintivos tales pensamientos lo bloquean, al punto de convencerse a sí mismo de no tener ninguna posibilidad. Esto inicia con alguna de dichas preguntas y las respuestas que se da a sí mismo en un diálogo interior. Muchas personas descubren muy tarde que cuentan con recursos instintivos e

inconscientes que de usarlos les convertirían en un verdadero imán para el sexo opuesto, incrementando no sólo su nivel de atracción sino también su capacidad de hacer que la persona que les interesa se enamore de ellos. Ya has conocido uno de tales recursos: el contacto visual directo. Ahora nos enfocaremos en otros recursos que también tienes a tu disposición y que te ayudarán a convertirte en el objeto del amor de tu pareja potencial. En este capítulo hablaremos sobre cómo puedes obtener su atención, generar intimidad e inyectar pentiletilamina en sus venas, desde el primer acercamiento. Avanzando a su encuentro, sin tanto meditar, haciendo un movimiento acertado y aplicando tus recursos instintivos, lograr un primer acercamiento exitoso resultará más sencillo de lo que imaginas. Para Hombres: Hagan su primer movimiento con rapidez. En el reino animal un macho puede atacar y con frecuencia hasta matar a otros machos de su misma especie por el control del territorio y de las hembras que en él habitan. Los humanos no llegamos a tanto; bueno, algunas veces sí. Pero dejando de lado los crímenes pasionales que aparecen en ocasiones ocupando las primeras planas de los diarios, la competencia entre los varones por las damas es mucho más sutil, aunque no por ello deja de ser dura y compleja. Si bien es cierto que, en la mayoría de los países, las mujeres superan en número a los varones, algunas tienden a ser mucho más preferidas y competidas por los varones que otras por su extraordinaria belleza, por su carácter dulce y agradable, por su imagen de éxito, o por diversas razones. Imagina una competencia de cacería, de pronto aparece un bellísimo reno, tú sabes que si disparas tu dardo en ese momento ganarás la competencia, pero en vez de disparar comienzas a pensar en cosas como: ¿y si el reno piensa que soy un salvaje por dispararle?, ¿será mejor disparar a la cabeza, al cuerpo o a una de sus patas?, ¿me arreglé lo suficientemente bien como para que el reno piense que soy un cazador digno de él?, ¿y si fallo? De pronto se escucha un disparo y el hermoso reno cae. Acabas de perder tu oportunidad, otro cazador se te ha adelantado y ganó la competencia. Sé que el ejemplo que acabamos de mencionar suena absurdo, pero curiosamente así es como pretendemos ganar la competencia en el juego del amor. El ejemplo más común de esto es cuando un chico observa a una hermosa chica y comienza de inmediato a pensar en lo maravilloso que sería conquistarla y llevarla de su brazo, pero lo asaltan las dudas y comienza a preguntarse qué pensará ella si él se acerca y le hace plática, si luce lo suficientemente bien como para que ella lo encuentre atractivo, si tendrá novio u otras cosas. Finalmente la duda gana y se convence a sí mismo de que no logrará nada, así que se aleja con la mirada baja, pero no logra sacársela de la mente. Él sabe dónde estudia así que se decide a contactarla y traza un plan: La esperará a la salida de la escuela, le preguntará su nombre, iniciará una conversación con ella y se ofrecerá a acompañarla a su casa.

Parece un buen plan, pero fracasará por una razón muy simple: Ella inició una relación con un compañero de colegio hace apenas un par de días. Si él se hubiera decidido y hubiera hecho su primer movimiento con rapidez en el momento en que la conoció hubiera tenido posibilidades, pero permitió que sus dudas lo paralizaran y, como sucedió con el reno, otro cazador ganó. Compruebo esta situación una y otra vez todo el tiempo. Recuerdo una ocasión cuando viajé por motivos de trabajo a un congreso en la ciudad de Xalapa, capital de mi natal estado de Veracruz, en México. Algunos de los asistentes hicimos buena amistad y nos reunimos una noche para salir a una discoteca, mientras charlábamos y bebíamos pude observar en la mesa de al lado a una chica que me impresionó con su belleza y su sonrisa tierna e infantil. La miré fijamente mientras ella no se percataba, pero cuando ella volteó su mirada yo no me atreví a sostenerla, además mi cabeza se llenó de dudas y quedé paralizado pensando en que quizá ella no vería bien que me acercara de repente sin conocernos, además que las amigas con las que se encontraba seguramente no verían bien que yo interviniera en su conversación y me batearían, así que decidí esperar un momento en que se encontrara sola para acercarme y entablar plática. El problema es que ese momento nunca llegó, aunque sus amigas se levantaban ocasionalmente al sanitario o a bailar, siempre había alguien con ella. Sin embargo, un desconocido llegó de la nada, la saludó a ella y a sus amigas, se sentó a conversar y pude ver cómo tanto ella como sus amigas reían con los comentarios de ese tipo. Cuando ella aceptó bailar con él y se tomaron de la mano mientras se miraban a los ojos y reían supe que ya no tenía ninguna oportunidad, había desaprovechado mi turno. No es el momento bochornoso que me tocó vivir, fueron justamente vivencias como esa las que me llevaron a investigar y desarrollar sistemas de seducción y enamoramiento eficaces. El punto que quiero recalcar ahora es que, si no deseas perder tu oportunidad con esa chica que acabas de ver y que tanto te gusta debes perder el miedo, quitarte de tu cabeza todas las dudas, y hacer tu primer movimiento lo más rápido posible. Algunos hombres pierden dicha oportunidad por pensar demasiado en cómo acercarse y qué decir, lo cual es menos importante de lo que imaginas. También existen quienes constituyen la cara opuesta de la moneda, ellos se consideran galanes y seductores porque se acercan a las chicas en cuanto las ven y no se preocupan por qué decir, pues existen frases pre-fabricadas que gozan de popularidad, como el clásico “¿qué hace una mujer como tú en un lugar como este?”, “¿puedo invitarte una copa?”, o peor aún algo como “¿sabes nena? El color de tus ojos hace juego con mi camisa”, en la escuela secundaria la frase típica para ligar a una chica era preguntarle “¡Hola! Disculpa, ¿cómo te llamas?”, a lo que ella se esperaba respondiera “Magali, ¿porqué?”, y tú debías responder “porque eres muy bonita y me gustaría conocerte”. ¿Algún problema con estas frases? Sí, hay uno y muy importante: No funcionan. Son frases que huelen a ligue y peor aún, a sexo. La mujer que escucha tales frases sabe que estás imaginándola en tu cama y levantará la guardia. La primera impresión que generarás es la de un buscador de aventuras poco confiable y eso

sólo bastará para que pierdas tu oportunidad. Como mencioné en el párrafo anterior con la frase típica para ligar a una chica de secundaria, se esperaba que ella respondiera diciendo su nombre; pero lo cierto, según mi propia experiencia y la de varios compañeros, es que nueve de cada diez veces ellas respondían con un “¿porqué quieres saberlo?”, “¿te conozco?”, peor aún, a veces respondían con un “¿qué te importa?” ¿Cómo hacer tu primer movimiento? Sencillamente, en cuanto observes a esa chica que tanto te ha gustado establece contacto visual directo con ella, si en ese momento ella no te mira sostén tu mirada sobre ella y su mente inconsciente percibirá que la observas entonces ella volteará a mirarte, cuando lo haga no desvíes tu mirada, por el contrario, pega tus ojos a los suyos durante un breve lapso, sonríe, y acércate a ella de inmediato. No esperes hasta que lleguen a tu mente las palabras correctas, confía en tus herramientas instintivas, acércate y algo bueno resultará. Respecto al contacto visual directo hay un aspecto importante que debes considerar, muchas mujeres se sienten intimidadas ante la mirada directa de un hombre, lo que las lleva a bajar la vista. Tú puedes interpretar este hecho como que no le atraes cuando en realidad simplemente se ha sentido intimidada. Investigaciones han demostrado que si algo o alguien resulta atractivo a una dama y esta desvía su mirada, volverá a mirar lo que le atrae en un lapso de cuarenta y cinco segundos. Así que mantente alerta, si ella ha desviado su mirada mantén tu vista fija en ella y mentalmente cronometra el tiempo que transcurre, si ella vuelve a mirarte aunque sea disimuladamente y de reojo durante los siguientes cuarenta y cinco segundos no lo dudes, has llamado su atención y es el momento de acercarte. Al momento de acercarte recuerda lo que dijimos párrafos atrás: las frases prefabricadas no funcionan. Lo que funciona son palabras sinceras e improvisadas que ayuden a crear una primera impresión y una referencia emocional positiva. Enfócate entonces en lo que deseas que ella piense de ti y tus palabras, así como tu actitud deben ir dirigidas hacia eso. Si usas frases pre-fabricadas ella pensará que estás buscando una aventura y te considerará poco confiable, pero si usas palabras cursis ella pensará que eres un hombre cursi y aburrido, si hablas demasiado de ti mismo ella pensará que eres egocéntrico y duro de aguantar. Lo primero que ella percibe de ti es lo que pensará de ti toda la vida, no lo pierdas de vista. Nunca tendrás una segunda oportunidad para crear una primera impresión. Acércate sonriendo y ella pensará que eres divertido, salúdala con cortesía y ella pensará que eres educado, hazle preguntas sobre algo que sea de interés para ella y ella pensará que eres un hombre que se interesa por ella; mírala a los ojos fijamente y ella pensará que eres un hombre seguro de sí mismo, intenso e intrigante, poseedor de un misterio que a ella le gustaría descifrar. Sobre este tema hablaremos más adelante en este libro. Mientras tanto recuerda esta técnica y aplícala siempre:

Técnica VII. Un primer movimiento rápido [Para Hombres] Cuando observas a una chica y te sientes interesado en ella. Haz tu primer movimiento rápidamente, antes de que otro competidor se te adelante o de que tu cerebro se llene de dudas que paralicen tus intentos. Establece contacto visual directo, sonríe, y cuando encuentres que ella corresponde a tus miradas y sonrisas acércate e inicia conversación con palabras sinceras e improvisadas. Evita las frases pre-fabricadas que te harán parecer como alguien que sólo busca “una simple aventura”. Sonríe y ella pensará que eres alegre; mírala a los ojos y ella pensará que eres seguro, intenso e intrigante; salúdale con cortesía y ella pensará que eres educado; conversa sobre temas que son interesantes para ella y pensará que tienes un interés genuino en su persona y en sus cosas, que eres digno de su confianza y de sus sentimientos.
Para Mujeres: Hagan rápido el primer movimiento. “Los hombres siempre dan el primer paso”, es una idea muy popular y sumamente arraigada en nuestra sociedad cuyo resultado ha sido convertir a la mujer en una protagonista pasiva del amor. Al creer en el dogma estandarizado de que los hombres siempre dan el primer paso muchas mujeres sufren porque el galán que les gusta no se atreve a nada, en ocasiones ni siquiera llega a enterarse de su existencia debido a que no se presenta la casualidad para que sean presentados y lleguen a conocerse, lo que podría significar el principio de algo. Para quienes confían en el dogma antes mencionado lamento ser yo quien tenga que cambiar su paradigma, pero es falso que los hombres sean siempre quienes dan el primer paso. Investigaciones han demostrado que las mujeres dan el primer paso en dos de cada tres acercamientos amorosos. ¿Sorprendida? No veo porqué, si tomamos en cuenta que esto algo natural en la mayoría de las especies animales. ¿Sabías que las chimpancés hembras se pasean frente al macho y apuntan su trasero hacia la nariz de él para llamar su atención? No te recomiendo hacer lo mismo, sólo quiero hacer notar que al igual que con

muchas hembras en el reino animal el papel de la mujer debe ser más proceptivo que receptivo. Es decir, que puedes hacer algo más que esperar sentada a que un chico se acerque a ti, puedes hacer el primer movimiento. Quienes piensan que el hombre da siempre el primer paso quizá ignoran que este simplemente responde a señales que le son enviadas por la mujer. Sin la presencia de estas señales el hombre se siente inseguro y lo piensa mucho antes de acercarse, si es que lo hace. Son esas señales precisamente las que le dan al hombre, ya sea de forma consciente o inconsciente, el valor de acercarse con mayor seguridad de que no experimentará el rechazo por parte de la dama que tanto ha llamado su atención. Por eso, querida amiga, debes atreverte a hacer el primer movimiento. Hablo de un movimiento rápido pero efectivo, que envíe al galán las señales de que debe tomar valor para acercarse a ti. La investigadora Monica Moore experimentó al respecto reuniendo en una fiesta a más de doscientas mujeres y observando cuáles fueron las señales no-verbales que ellas aplicaron para atraer galanes. La siguiente tabla presenta en orden descendente cuáles fueron las señales noverbales que ellas aplicaron y el número de veces en que Moore encontró que dicha señal no-verbal tuvo éxito durante el experimento. Considero que esto habla suficientemente bien por sí sólo como para que aún dudes si efectuar el primer movimiento es adecuado para ti. Cómo realizar el primer movimiento exitosamente
             

Sonriendo abiertamente Con una mirada directa durante un breve lapso Bailando sólo con la música Mirándolo fijamente mientras acaricias tu cabello Sosteniendo tu mirada fijamente sobre él Tocándolo “accidentalmente “ Inclinando tu cabeza hacia él 66 Colocando una silla e invitándolo a sentarse 62 Inclinando tu cabeza y tocando tu cuello expuesto 58 Lamiendo tus labios durante el contacto visual 48 Caminando cerca de él y contoneando las caderas 41 Solicitando su ayuda en algo 34 Dando palmadas sobre algo para atraer su atención 8 Con una nalgada (bajo tu propio riesgo) 8

Observa que sonreír es el movimiento más efectivo que puedes hacer para atraer la atención del galán que tanto te intriga, aunque las miradas breves e inocentes también funcionan muy bien quedando en el segundo lugar junto con el bailar sólo con la música. Otros movimientos más atrevidos como el tocarlo de forma supuestamente accidental, el desfilar contoneando las caderas, lamer tus labios, o incluso la nalgada; tienen niveles inferiores de éxito, pero es evidente que también funcionan.

¿El caballero que te ha interesado te considerará una loca por hacer el primer movimiento? Monica Moore dice que no, pues de acuerdo a sus investigaciones el hombre se rige por su ego y le gusta creer que fue él quien ha dado el primer paso. De forma que si tú lo miras y sonríes, mientras inclinas tu cabeza y acaricias tu cuello expuesto, él interpreta tu movimiento y se acerca a ti para establecer conversación. Después de unos diez minutos de disfrutar tu compañía se siente tan a gusto a tu lado que piensa ha sido él quien inició todo, aún cuando simplemente respondió a las señales que tú le enviabas.

Técnica VIII. Muévete primero (Para Mujeres) La creencia de que los hombres siempre dan el primer paso es falsa, en realidad ellos sólo responden a señales que las mujeres les envían. Si alguien debe hacer el primer movimiento eres tú.

Cuando observes a un galán que te atrae no esperes a que él se acerque a ti porque posiblemente no lo haga, atrévete a dar el primer paso utilizando algunas de los movimientos efectivos que la investigadora Monica Moore recomienda y que se enumeran en la tabla que aparece párrafos arriba. Esto dará a tu galán el valor y la seguridad para acercarse a ti, pero no sólo eso, sino que estarás inyectando su cuerpo con pentiletilamina y otros de los ya conocidos químicos del amor.

El Lenguaje Corporal
Hablemos ahora de otro aspecto fundamental para generar sentimientos de atracción, amor y deseo en el sexo opuesto, me refiero al lenguaje corporal. Este lenguaje es más importante aún que el lenguaje hablado por dos razones básicas: Es interpretado a nivel inconsciente y es un lenguaje que no miente. Las palabras son interpretadas a nivel consciente, esto significa que, si lo que se nos dice suena lógico tendemos a aceptarlo como válido, aunque bien podría tratarse de una mentira o sólo de una verdad a medias. Pongamos por ejemplo que una dama de complexión robusta se presenta a una fiesta luciendo un vestido blanco con bolitas rojas, sus amigas se miran entre ellas y ocultan una ligera sonrisa. La dama en cuestión observa su actitud y les pregunta abiertamente “¿acaso se están riendo de mí?”, a lo que las otras mujeres responden con un gesto de extrañeza “¡No! ¿cómo crees?”, otra dice entonces “Lo que pasa es que

Mariana nos acaba de contar un chiste buenísimo, cuéntalo otra vez...” ¿Observas con qué facilidad las personas pueden mentir? En el ejemplo anterior era evidente que las otras mujeres sí estaban riendo de ella, ya que un cuerpo robusto en un vestido de bolitas rojas tiende a evidenciar aún más la complexión, en pocas palabras, se ve mal. Pero cuando ella las encara responden mintiendo, negando, y encontrando de inmediato una respuesta alternativa que les saque del embrollo. Pero, como mencionaba anteriormente, el lenguaje corporal es interpretado a nivel inconsciente y es un lenguaje que no miente. Si las mujeres de nuestro ejemplo siguen mirando raro a la chica del vestido de bolitas y riendo disimuladamente mientras sus cuerpos toman una pose como de alejamiento, nuestra dama pensará “¡Malditas! Se están riendo de mí”. Esto se debe a que su inconsciente interpreta el lenguaje corporal de sus “amigas” y obtiene retroalimentación en el sentido de que sus palabras y actitudes no concuerdan. En pocas palabras, sus bocas mienten, pero sus cuerpos no puede mentir. El hecho de que el lenguaje corporal se interprete a nivel inconsciente tiene otra connotación, la posibilidad de generar una respuesta emocional. Dicho de otra forma, el lenguaje corporal adecuado puede disparar emociones y sentimientos que el lenguaje hablado difícilmente podría. La danza de la intimidad Un eminente investigador de la ciencia del amor, el Dr. Timothy Perper, realizó una investigación de campo sobre el modo en que nace el amor en las parejas, para ello invirtió más de dos mil horas visitando bares de solteros y analizando el modo en que hombres y mujeres inician una relación exitosa. El Dr. Perper encontró que el patrón de lenguaje corporal de las parejas que tienen éxito en su primer acercamiento se integra por una secuencia de cinco pasos que, de ejecutarse correctamente harán que tu pareja potencial se enamore de ti con una certeza casi matemática; pero si, por el contrario, la secuencia se rompe o se altera, aún inconscientemente, el enamoramiento difícilmente se presentará. El Dr. Perper llamó a esta secuencia de cinco pasos “La danza de la intimidad”. A continuación se menciona cada uno de estos cinco pasos, en qué consisten y cómo pueden ejecutarse del modo más adecuado: Paso uno.-Señales no verbales: Cuando uno de los dos hace notar su presencia, a través de alguno de los movimientos mencionados en el capítulo anterior, como puede ser una sonrisa,

una inclinación, o una mirada; está dando el primer paso en la danza de la intimidad. En dos de cada tres ocasiones es la mujer quien realiza este primer paso, dando lugar a que el caballero se sienta con más seguridad para acercarse y entablar conversación. Paso dos.-Hablar: Alguno de los dos inicia una conversación, haciendo un comentario o, mejor aún, una pregunta. La mayoría de las personas se enfocan en este paso preguntándose cuál será el mejor comentario o frase para acercarse y romper el hielo, sin embargo debes tener en cuenta que un simple “¡Hola!” en la mayoría de los casos funciona bien. Lo importante es comenzar el diálogo. Paso tres.-Acercamiento: Mientras ambos hablan y se acentúa el sentido de intimidad los cuerpos tienden a acercarse cada vez más, en algún momento sus cuerpos se encontrarán de frente: cara a cara, pecho a pecho, vientre a vientre y rodilla a rodilla. Para que esta condición se presente pueden pasar desde unos cuantos minutos hasta varias horas. Este movimiento es inconsciente, pero ahora que lo conoces puedes aprovecharlo en tu beneficio para acelerar el proceso. ¿Cómo? Sencillamente teniendo consciencia de este movimiento para, a medida que su acercamiento se haga mayor, evitar dar marcha atrás. Con cada acercamiento la intimidad se incrementa, con cada paso atrás la intimidad decrece. Paso cuatro.-Tocar: Cuando la intimidad ha crecido lo suficiente el contacto físico toma lugar. Desde luego, este contacto es inconsciente y muy leve, aparentemente accidental, por ejemplo tocar ligeramente su mano o deslizar dos dedos sobre su brazo u hombro. Si recibes un ligero contacto físico cuida muy bien de no dar la respuesta equivocada, por ejemplo, elevar los hombros; pues inconscientemente pensará que no estás de acuerdo con ser tocado(a) y eso derribará el nivel de intimidad que ya habías alcanzado. Paso cinco.-Sincronización El paso final se presenta cuando la intimidad se ha asentado plenamente y es muy agradable de observar: se trata de una total sincronía en los movimientos de la pareja. Más allá de los movimientos la sincronía también se observa en los gestos,

las emociones e incluso en la velocidad de la voz. Por ejemplo, cuando él toma una copa en su mano y comienza a beber, ella hace lo mismo; si ella se toca la oreja él también lo hará. La sincronía perfecta representa una total intimidad y absoluta empatía, y sucede como bien lo observas en la misma noche en que se conocen. El Dr. Pepper escribió: “Una vez sincronizadas, las parejas pueden quedarse en sincronía aparentemente de forma indefinida hasta que el bar cierra, hasta que ellos terminan su cena y bebidas y deben salir (...) puesto de otra forma, hasta que el negocio del mundo exterior interviene y causa que su interacción termine. “ Como podrás observar, lograr la sincronía perfecta debe ser la meta a alcanzar en tu primer acercamiento; si lo logras, y no existe razón para no hacerlo, tu rostro quedará grabado para siempre en la mente de esa persona tan especial y por alguna extraña razón que no comprende no podrá ya escapar a ese deseo de estar contigo, le habrás hechizado y te amará. Si eres receptor... Aún si eres receptor es muy importante recordar todos los pasos de la danza de la intimidad y no quebrar la secuencia por una rara enfermedad que algunos humanos padecemos llamada inseguridad o timidez. Es triste, pero con frecuencia lo que pudo haber sido una hermosa relación de pareja se pierde simplemente porque el receptor ignora las señales que le envía el emisor o emite una respuesta equivocada en su lenguaje corporal. Por ejemplo, cuando un caballero mira a los ojos a una dama y esta baja o desvía la mirada; o cuando una dama inclina la cabeza y se toca el cuello y el caballero la observa pero no se levanta de su asiento y se dirige a ella. Recuerda que si no das el segundo paso en la danza del amor no podrás llegar nunca al tercero, cuarto y quinto pasos; y el mundo habrá perdido lo que quizá sería la pareja ideal. Si consideras que estás recibiendo señales no verbales de alguien, y ese alguien te gusta, no dudes en responder a sus miradas, a sus sonrisas; no dudes en abandonar la comodidad de tu asiento e ir hacia donde se encuentra y comenzar a hablar. Una grata sorpresa puede estar aguardando por ti, ten el valor de ir por ella.

Su Primera Conversación
Conversar es como hacer hermosa música juntos, como bien lo decíamos en capítulos previos, muchas personas están preocupadas por qué decir para ganar la atención de esa persona que tanto ha llamado su atención, ansiosas por saber cuál

es el mejor tema de conversación para despertar maravillosas emociones y obtener su afecto. El mejor tema para entablar conversación puede ser el clima, el desarrollo de alguna película o la ciencia espacial. Más importante que lo que se dice es cómo se dice. Tú necesitas encontrar y presionar el botón que hará esta conversación memorable para él o ella, y enseguida te presentaremos algunas técnicas que te ayudarán a lograrlo. Conversar es como hacer el amor Una buena conversación es como hacer el amor por primera vez, tú no sabes si tus caricias en ciertas zonas le resultarán agradables a tu pareja, si besar o chupar determinada parte de su piel le hará estremecerse de placer o experimentar incomodidad. La única forma de saberlo es a través de la retroalimentación que tu pareja te envía a través de palabras, de miradas, de gestos y gemidos. Algo similar sucede cuando estás conversando con alguien por primera vez, tú aún no le conoces bien y no sabes si el tema que estás trayendo a la conversación es de su total agrado e interés o le parece tan aburrido que sólo espera la menor oportunidad para despedirse y salir corriendo. Es la retroalimentación que te envía, a través de miradas, de palabras y de expresiones corporales, las que te dirán si estás yendo por buen camino o es el momento de cambiar la temática. Si estás buscando que te admire, que nunca olvide este momento y que sienta deseos de volver a verte una vez más, no lo lograrás sólo hablando por hablar. Necesitas ser sensible y estar atento(a) a su retroalimentación; es decir, más que hablar necesitas mirar, sonreír, tocar, y sobre todo escuchar. La atención que pongas a esta primera conversación es importantísima, diría que vital para una primera comunicación amorosa y sexual juntos. Es de importancia fundamental porque todo lo de más que esperas difícilmente llegará si esta primera conversación no se dirige correctamente ahora. Conversar es como vender Cuando te encuentres conversando con tu presa recuerda que tu labor es similar a la de un vendedor, por lo tanto debes estar muy al pendiente de sus reacciones. Presta particular atención a sus expresiones faciales involuntarias, los movimientos de su cabeza, la rotación de su cuerpo, la posición de sus manos, e incluso sus movimientos oculares. Como todo vendedor profesional aprende a interpretar todas las señales que te envía y planea tu estrategia con base en ello. Tu presa puede no decir con palabras lo que realmente piensa o siente, incluso decir lo contrario; pero sus señales son un lenguaje claro y pulcro, incapaz de mentir.

Observa muy detalladamente los siguientes aspectos: Observa su cara: Durante el desarrollo de la conversación es posible que tú sientas que estás tratando un tema de mucho interés y por lo tanto continúes charlando exaltadamente sobre dicho tema. Pero si el rostro de tu presa se torna plano ten por seguro que el tema no es de su interés, para ella es aburrido hablar de ello, así que introduce un comentario neutral y cambia de tema inmediatamente. Por el contrario, puedes notar que durante la conversación en algún momento su rostro se torne vivo y se dibujen en él expresiones de un claro interés, cuando esto sucede has dado en el blanco al tocar un tema que le resulta candente, agradable e interesante; no cometas el error de cambiar de tema, al contrario, muestra un auténtico interés en dicho tema y harás que ella o él encuentren muy agradable el charlar contigo. Una chica me contactó hace unos meses por email para preguntar qué podía hacer respecto a un chico que le gustaba, él era demasiado inteligente en tanto que ella aceptaba con toda honestidad que a duras penas alcanzaba el siete en la mayoría de sus materias. Ella tenía la impresión de que también le gustaba a él y quería acercarse para conversar, pero temía no estar a su altura en la conversación, es decir los temas que ella consideraba le agradarían a él ella consideraba dominarlos en un nivel mínimo e incluso algunos no dominarlos en absoluto. Le respondí que estuviera tranquila, para sostener una conversación interesante con alguien no necesitas ser experto en física cuántica, economía internacional o ingeniería genética. Puede incluso ser mejor dominar sus temas a un menor nivel porque eso le ayudará a lucirse y alimentará su ego. Lo importante no es que domines los temas que a tu presa le agradan sino que muestres un interés genuino en ellos a través de las preguntas. Las preguntas te dan el control de la conversación, ayudan a que la otra persona hable más y demuestran cuánta atención e importancia le concedes. Por lo tanto, cuando se ha tocado un tema que ha hecho iluminarse el rostro de tu presa y descubres que ella o él domina el tema mejor que tú, hazle preguntas sobre dicho tema, y a medida que el tema se desarrolla sigue haciendo más preguntas hasta agotarlo. Es un hecho que en el arte de la comunicación las preguntas son sin duda lo que mejor funciona. Observa la posición de su cabeza: La posición de su cabeza es otro aspecto importante que debes observar. Cuando una persona está aburrida busca un escape y lo muestra inconscientemente

moviendo su cabeza hacia afuera, es decir, mira hacia otro lado y no hacia ti. Si, por el contrario, esa persona está interesada en la conversación o en algo que haces no tiene razón para desviar la cabeza hacia otro lado sino que estará de frente a ti. Al observar la posición de su cabeza puedes determinar si el tema es apropiado o no. Si su cabeza está frente a ti mantén atención e interés en el tema de conversación y trata de alargarlo con preguntas, pero si su cabeza ha rotado es momento de cambiar de tópico. Observa la posición de su cuerpo: Cuando estás en un situación aburrida con una persona, antes de que expreses verbalmente una disculpa para retirarte tu cuerpo ya expresa el deseo de marcharte. ¿Cómo?, dando un paso atrás y moviendo tu torso hacia afuera. Si estás en una conversación con esa persona que tanto te ha gustado y notas que su torso está posicionado hacia afuera, de lado en vez de estar de frente a ti, está aburriéndose y dando el primer paso lejos de ti, no tardará en decirte que debe irse si no haces algo por evitarlo. Abandona el tema de la charla, llámale por su nombre y haz una pregunta enfocada en él o ella; así recapturarás su atención y le sacarás del estado mental en que se encuentra. Acabo de mencionar algo que es muy importante: su nombre. En cuanto te diga su nombre por primera vez guárdalo en tu memoria y úsalo siempre que puedas. Dale Carnegie, autor del mayor best-seller sobre relaciones humanas titulado “Cómo Ganar Amigos E Influir Sobre Las Personas” escribió: “Para cualquier persona, su nombre es el sonido más dulce en cualquier idioma”. Piénsalo bien, el nombre es lo más personal que tienes y lo has llevado durante toda tu vida; en cuanto escuchas mencionar tu nombre irremediablemente volteas, aún cuando sea sólo para darte cuenta de que es un desconocido llamando a otro desconocido que tiene la fortuna de llevar el mismo nombre que tú. La mayoría de las personas defiende su nombre a capa y espada. “Me llamo Manuel” decía un amiguito cuando un vecino para hacerlo refunfuñar le llamaba simplemente “chamaco”; una compañera de secundaria que era realmente hermosa ignoraba por completo a quien pretendía llamar su atención con un chiflido o un grito, “Tengo nombre” decía, “y si no lo mencionan no volteo”. El director de una importante revista publicó hace tiempo un editorial en que se quejaba por las cartas que uno de sus lectores le había enviado, las cartas en ningún sentido ofendían al director, ni a alguno de los editores, ni a la revista; lo que motivaba la queja del director era la forma en que el remitente había alterado sus dos nombres y su apellido; una prueba más de que el nombre es sagrado para cualquier

persona. En definitiva no existe mejor forma de capturar la atención de alguien que llamándole por su nombre, aplica el consejo cuando sientas que la atención de tu presa ha decaído y su posición corporal indica que está próxima a alejarse: Llámale por su nombre y hazle una pregunta sobre sí misma(o) o sobre algo que sea de su interés. El caso opuesto sería cuando tu pareja potencial está de frente a ti, atendiéndote, incluso inclinándose hacia ti ligeramente, en actitud receptiva; si esto ocurre es porque has capturado su atención y disfruta de tu compañía. Es un buen momento para cerrar y llevar a cabo tu movimiento final agendando una cita, obteniendo su número telefónico, o sugiriendo que continúen esta conversación mientras toman un café o una copa. Observa sus manos: Otra parte de su cuerpo que no debes dejar de observar son sus manos, los labios pueden mentir, pero las manos no. Aprende a leer las manos, y con esto no me refiero a que acudas con una gitana y le pidas que te enseñe a interpretar las líneas del destino, sino a la naturaleza de los movimientos que tu presa realiza con ellas. Por ejemplo, si mueve uno de sus dedos sobre la orilla de la copa, este gesto expresa atención o contemplación, tu presa está pensando en lo que dices por lo que este es un buen momento para detenerte a respirar y guardar silencio; manteniendo el contacto visual. Muy importante observar las palmas de sus manos, si están apuntando hacia ti es una señal inequívoca de su interés. Si están abiertas y hacia arriba indican sumisión, ¡se está entregando a ti!. El momento es propicio para dar un paso más y establecer el primer contacto físico, tocando la palma de su mano o su brazo. Para las mujeres es muy importante observar el dedo índice en el hombre con el que se encuentran conversando, si en algún momento todos los demás dedos de la mano se encuentran contraídos y este sobresale, incluso al grado de levantarse en el aire, esta señal equivale a una minierección y demuestra que el galán se encuentra excitado por algún detalle particular, se siente increíblemente bien con esto, y es una gran oportunidad para ti; muestra un acuerdo total con él. Observa sus ojos: Si mientras te encuentras conversando con tu pareja potencial observas su mirada vaga esto no necesariamente significa que te esté rechazando, simplemente se

está aburriendo, es momento de cambiar el tema de la plática o recurrir a la estrategia que ya conoces: decir su nombre y hacer una pregunta. Con tiempo y práctica adquirirás experiencia en la lectura de ojos, a este respecto lo más importante es analizar la extensión de sus pupilas, recuerda que cuando alguien está excitado sus pupilas se expanden, pero cuando se encuentra aburrido o incómodo sus pupilas se contraen. Por lo tanto, si descubres que sus pupilas se encuentran contraídas es como si te dijera a gritos “¡Me estoy aburriendo!”, cambia de tema inmediatamente. Pero si sus pupilas se han expandido tu presa está gritando “¡Qué interesante! Háblame más”, así que explota el tema al máximo.

Técnica No. 9 Observa mientras conversas Mientras te encuentras conversando con esa persona que es tan importante para ti no sólo te preocupes por lo que dices, observa las reacciones de tu pareja potencial que te darán una clara idea sobre qué tan interesante le resulta el tema de conversación. No pierdas de vista su cabeza, su cuerpo, sus manos y sus ojos; las señales que te envía pueden expresar total interés, lo que debes aprovechar para extender el tema lo más posible; por el contrario, estas señales también pueden expresar aburrimiento, si esto ocurre necesitas cambiar el tema cuanto antes.

Cómo Saber Cuáles Son Los Temas Que Disfruta Tu Pareja Potencial
Para quienes frecuentemente se preguntan cuál es el mejor tema para hablar con la persona que te gusta, he aquí una forma sencilla pero efectiva de descubrir cuáles son los temas que más disfruta tu presa. La razón por la que es tan efectiva es que no deberás adivinar cuál tema le gusta más a tu presa, sino que será ella misma quien te lo dirá.

Es una forma sencilla, pero su ejecución requiere prestar total atención a lo que tu pareja potencial está diciendo, a fin de identificar cualquier desviación del tema, alguna sutil evocación de algo aparentemente eventual y ajeno, pero que expresa lo que esa persona realmente disfruta. Un ejemplo mostrará mejor lo que estoy tratando de expresar: Un muchacho camina tranquilamente por la calle, el cielo está nublado y de pronto las primeras gotas de lluvia comienzan a caer. En menos de cinco minutos aquellas gotas se han convertido en una feroz tormenta, así que nuestro amigo se refugia en una cafetería para cubrirse de la lluvia y disfrutar de un exquisito café recién hecho. En una mesa cercana nuestro amigo observa a una joven muy hermosa y decide darse una oportunidad, es acertado en hacer su primer movimiento rápido y se acerca a ella. Para romper el hielo dice: --¡Esta tormenta está en verdad terrible! Se está literalmente cayendo el cielo, ¿no es así? --Sí, así parece--responde ella. Su lenguaje corporal indica una actitud receptiva hacia nuestro amigo. --¿Vienes a este lugar frecuentemente? --pregunta él --No, de hecho es la primera vez que vengo aquí, huyendo de la lluvia. --Igual que yo – responde nuestro amigo, sonriendo – Esta lluvia parece que no tiene para cuando acabar. Ahora el rostro de la joven se tornó plano, su vista vaga; todo parece indicar que el tema de la lluvia ya le está resultando aburrido. Así y todo ella sonríe y dice: --Bueno, al menos es benéfico para las plantas. En este momento se terminan las ideas de nuestro amigo, el sonríe nerviosamente y ella responde con una sonrisa fingida; él dirige la mirada hacia una ventana mientras su mente trata de encontrar nuevas palabras, pero es inútil. Sin nada en su mente toma su taza de café y la situación se vuelve incómoda. Así termina lo que pudo haber sido un bello romance. Mientras el tema de la lluvia funcionaba nuestro amigo se estacionó en una zona de confort, pero no pudo interpretar el mensaje que ella le enviaba de que este tema le estaba resultando aburrido, y se perdió en sus propios pensamientos sin encontrar un nuevo tema cuando descubrió finalmente que el tema que le

resultaba cómodo se había agotado. ¿Pudo haberse salvado la situación? Desde luego, y más fácilmente de lo que parece. Como se mencionó párrafos antes, cualquier desviación del tema o sutil evocación de algo aparentemente eventual o ajeno, expresa lo que tu pareja potencial realmente disfruta. Observa que la dama mencionó: “Bueno, al menos es benéfico para las plantas” Una desviación del tema, una sutil evocación de algo aparentemente ajeno a la lluvia, pero que ella realmente disfruta. Si a ella no le agradaran las plantas no hubiera traído ese comentario a colación. Inconscientemente ella le estaba diciendo a nuestro amigo “Hablemos de plantas”, pero él no supo interpretar ese mensaje, quizá porque estaba más cómodo hablando de la tormenta, o tal vez porque él no conoce nada de plantas. Haber cambiado el tópico de la conversación hacia las plantas hubiera salvado la situación. Incluso si nuestro amigo no sabe nada de plantas, hubiera bastado con hacer una pregunta sobre el tema que le diera a ella la oportunidad de hablar sobre lo que le apasiona. Él pudo haber preguntado: “¿Te gustan las plantas?” Y ella hubiera respondido tal vez: “Sí, me gustan muchísimo. En mi casa tengo un jardín sembrado con bellísimas rosas rojas, y...” Él no necesitaba siquiera conocer de plantas, simplemente con preguntar al respecto ella no hubiera parado de hablar, porque definitivamente, el tema le apasiona.

Técnica No. 10 Descubriendo el mejor tema de conversación Cuando te encuentres conversando con tu pareja potencial presta mucha atención a cualquier desviación del tema o evocación de algo aparentemente sutil y ajeno al tópico del que hablan. Esa pequeña desviación del tema, que puede ser sólo una palabra, te indica que es

acerca de ello de lo que tu presa desea hablar. Cuando lo hayas identificado haz una pregunta sobre dicho tema y abandona de inmediato el tópico que estás tratando, puesto que ya debe de estarle pareciendo aburrido y es por ello que, inconscientemente te está sugiriendo un nuevo tema.

Si la hermosa joven, en vez de responder a nuestro amigo lo que mencionó acerca de las plantas hubiera dicho algo diferente como “esta lluvia ya no me dejó llegar a la escuela” u “odio que llueva tanto porque no puedo sacar a pasear a mi perro”, él debería entonces cambiar el tema de conversación preguntando algo acerca de su escuela, o de su perro. ¡Sencillo!, ¿no crees?

Cómo Hacer Pensar A Tu Pareja Potencial Que Ustedes Dos Ya Están Enamorados
¡Esto es mágico! Imagina que estás conversando por primera vez con esa persona que tanto te ha gustado. Tienen apenas pocos minutos de haberse conocido, están intercambiando sus primeras palabras y sus primeras impresiones. Y sin embargo ¡El o ella piensa que ya se ha enamorado de ti! O mejor dicho: piensa que ambos están ya enamorados y que esto es el principio de algo. ¿Suena imposible? ¡No lo es! Esto es amor a primera vista. Y más sencillo de lo que parece. Déjame explicarte cómo funciona: Cuando observas a dos personas del sexo contrario juntas, dos personas que nunca antes habías visto y que son totalmente desconocidas para ti. No obstante que no los conoces tú puedes saber con facilidad cuál es el tipo de relación que existe entre ellos: si están recién conociéndose, si son amigos, si son novios... Puedes saberlo porque el nivel de intimidad existente entre ellos delata el tipo de relación que tienen: Van tomándose de la mano, sonriendo y mirándose, son novios; van caminando juntos y platicando, pero no hay demasiado contacto visual, son amigos; están guardando cierta distancia, recién conocidos. ¿No es así? Para hacer que esa persona tan especial sienta que existe amor entre ustedes aún

cuando estén conversando por primera vez no necesitas decir “querido(a)”, “amor”, ni nada por el estilo; no necesitas humillarte ni tomar la actitud de lo que algunos llaman “lame-botas”; tampoco necesitas exagerar tu lenguaje corporal, hablar más fuerte, ni realizar ningún cambio visible que más bien podría delatarte y hacer que esta técnica no funcionara tan bien. ¿Cómo entonces funciona?, te estarás preguntando. La respuesta está en el nivel de intimidad. Se ha demostrado que cada nivel de intimidad lleva asociado un nivel de comunicación. Entre dos personas que no tienen ningún tipo de intimidad la conversación es muy superficial. Por el contrario, entre quienes tienen un nivel de intimidad muy fuerte la conversación se torna demasiado profunda, ellos hablan de sus sentimientos, de su vida en pareja, de aspectos que difícilmente discutirían con alguien más. Estos niveles de comunicación de los que hablamos pueden agruparse en cuatro: Nivel Uno: Clichés o Superficialidades Este es el nivel de comunicación de dos personas que son completos extraños; ellos se refieren a aspectos demasiado generales de algo, debido a que no tienen aún la confianza suficiente para hablar de aspectos más específicos y acordes a la personalidad y los gustos del otro. Saludar con un “¡Hola!”, o decir algo como “¡Qué calor!, ¿verdad?” son expresiones que corresponden al nivel de comunicación número uno. Nivel Dos: Hechos Entre aquellas personas que son sólo conocidos es común que discutan hechos, por ejemplo “Ayer el dólar subió a trece pesos con cincuenta centavos”,o“Mi vecino acaba de colocar en su patio una piscina para que sus hijos huyan del calor”. Nivel Tres: Sentimientos y Preguntas Personales Los amigos suelen alcanzar con frecuencia el nivel tres, hablando de sus sentimientos y haciéndose entre ellos preguntas personales. Esto suele suceder en temas muy triviales así como en temas profundos. “¡Amo vivir en el campo!” o “Me siento muy feliz hoy” son expresiones del nivel tres puesto que están expresando un sentimiento. Del mismo modo, preguntas del tipo “¿Cómo amaneciste hoy?”, “¿Te gusta bailar?”, o “¿Te consideras una persona alegre?”, al ser cuestionamientos personales pertenecen a esta categoría. Nivel Cuatro: Nosotros...

Este es el nivel de comunicación más avanzado y se presenta entre aquellas personas con el más alto nivel de intimidad, es decir, amigos muy íntimos o enamorados. En este nivel no hay superficialidades, se habla de más que hechos, incluso de más que sentimientos: es el “nosotros...”. Los tres niveles anteriores trataban cuestiones individuales, incluso en el nivel tres cuando alguien expresa sentimientos está expresando sus sentimientos personales; las preguntas dan cierta interacción, pero no lo suficiente para evolucionar al nivel cuatro. En este nivel las cuestiones que se expresan no son individuales sino de pareja, involucran a ambos, es por eso que la palabra “nosotros” está presente, de forma específica o tácita, en cada una de las expresiones de este nivel. “Nosotros somos los mejores amigos” o “Estamos a gusto conversando”, son expresiones del nivel cuatro. Incluso temas muy comunes pueden ser tratados de formas distintas según el grado de intimidad y el nivel de comunicación asociado a dicho nivel. Pongamos por ejemplo el calor, este tema daría lugar a diferentes expresiones en todos los niveles de comunicación: Nivel uno: ¡Uff! ¡Qué calor! Nivel dos: ¡Este calor está terrible! Ayer alcanzamos los cuarenta grados. Nivel tres: Siento que me derrito, ¿y a ti no te afecta el calor? Nivel cuatro: Con tanto calor nosotros deberíamos ir a la playa este fin de semana. Hasta ahora hemos hablado sobre los niveles de comunicación y ha quedado claro que cada nivel se asocia a un grado de intimidad que va desde completos extraños hasta enamorados, pero seguramente tú pensarás “¿qué tiene que ver esto con el hecho de que esa persona a la que acabo de conocer y que me gusta tanto sienta que ya estamos enamorados?, creo que están tratando de tomarme el pelo”. Para que no pienses tal cosa ha llegado el momento de poner en claro cómo se logrará la magia. Primero que nada toma en cuenta que la intimidad lleva niveles, la mayoría de las personas debe escalar cada uno de dichos niveles para lograr finalmente el grado de intimidad máximo: novios, amantes, o enamorados. Escalar dichos niveles toma tiempo, pueden ser horas, días, semanas, meses, ¡pueden ser años!. Algunas personas se instalan en una zona de confort en el nivel de intimidad amigos, pero sin avanzar al siguiente nivel. Son las personas que a menudo se preguntan por qué las personas qué les gustan sólo les aceptan como amigos.

En la universidad conocí a un chico que vivía atormentado porque estaba perdidamente enamorado de su mejor amiga, ella le gustaba desde que la conoció y se acercó a ella con la intención de ligarla, pero sólo pudo ganarse su amistad. Hace unos meses me encontré con él por casualidad después de casi diez años de no vernos y me contó que su historia tuvo un final feliz: se hicieron novios después de haber sido amigos durante más de cinco años, se casaron y son felices, su hija está por cumplir su tercer aniversario. Cuando mi amigo me platicó esto me dio mucho gusto saberlo, pero al mismo tiempo me hizo meditar en el hecho de que debieron pasar más de cinco años en el nivel de intimidad amigos antes de escalar al siguiente nivel, enamorados. Imagina la diferencia tan grande que representa conocer el sencillo secreto para avanzar en intimidad. Tú puedes lograr en minutos lo que a mi amigo le tomó cinco años, la forma de hacerlo es saltar los niveles de intimidad intermedios y pasar de la categoría desconocidos a la categoría amigos, o mejor aún, a la categoría enamorados. Si cada nivel de intimidad lleva asociado un nivel de comunicación, saltar los niveles de comunicación equivale a saltar los niveles de intimidad. Utiliza un nivel de comunicación más elevado, no importa si acaban de conocerse, aplica el “nosotros” en la conversación, así estarás en el nivel de comunicación cuatro, que es el correspondiente al nivel de intimidad “enamorados”. Estás en una fiesta conversando con una pareja potencial, a quien recién has conocido. Si te interesa pasar de inmediato a la categoría amigos utiliza el nivel de comunicación tres – sentimientos y preguntas personales – diciendo algo como: “Me siento muy a gusto en esta fiesta; ¿A ti te gustan las fiestas?” Pero si tu interés es pasar de inmediato a la categoría enamorados utiliza el nivel de comunicación cuatro – nosotros -diciendo algo como lo siguiente: “Nosotros compartimos el mismo carácter alegre, deberíamos ir a bailar un día” Ese “nosotros” dicho prematuramente, repetido en varias ocasiones, elevará el nivel de intimidad y le llevará a sentir que ambos están enamorados debido a la asociación del nivel de comunicación con el nivel de intimidad.

Técnica No. 11 Un prematuro “nosotros” Mientras conversas por primera vez con alguien

utiliza frases y preguntas propias de los niveles de comunicación tres y cuatro. Esto hará a tu presa saltar inconscientemente los niveles uno y dos, avanzando hacia el mayor nivel de intimidad y dándole la sensación a nivel inconsciente de que ambos están enamorados.

Otra Buena Forma De Elevar El Nivel De Intimidad
Muchos hombres y mujeres, cuando conocen a alguien que atrae su atención y les gusta, pretenden conquistarle hablando proezas de sí mismos, queriendo parecer perfectos, ¡Grave error! Investigaciones han demostrado que hayamos más atractivo a alguien que comete errores, que posee fobias y manías, y que no teme aceptarlo, lo que es más, se ríe de ello. Nadie quiere relacionarse con un robot sino con un ser humano de carne y hueso, y es bien sabido que no hay un ser humano perfecto. En el terreno de la política, por ejemplo, es generalmente el candidato que tiene fallas el que logra arrasar multitudes; el que aparenta ser perfecto casi siempre se queda atrás porque parece ser plano, no da a los electores una razón emocional para cruzar su nombre en las boletas. Hace un par de años acudí a una conferencia con el señor Erick Guerrero Rosas, analista económico y político que aparece en los noticieros de un importante canal de la televisión mexicana. Erick Guerrero, al hacer referencia al panorama electoral mencionó que los ciudadanos votan primero con el corazón, después con el estómago, y sólo una diminuta fracción votan con la cabeza. Es decir, que la mayoría de los electores votan con base en sus emociones, otros tantos votan con base en sus necesidades, y menos del diez por ciento de la población emite un voto razonado, analizando concienzudamente los aspectos positivos o negativos del partido o candidato. Lo mismo ocurre en el terreno de la seducción. Aunque es claro que, si los errores que ha cometido dicho político han sido tan graves como robar en una administración pasada, involucrarse con el narcotráfico, o aceptar financiamiento con dinero lavado, y esto se sabe; entonces sí que no ganará, al menos no por el voto popular. Nuevamente, lo mismo ocurre en el terreno de la seducción.

Cuando estamos conversando con extraños los seres humanos tendemos a mantener la guardia, evitando revelar información acerca de nosotros; esto es una medida inconsciente de seguridad, pero evita escalar a un nivel de intimidad más alto en los primeros momentos. Mas si retiras tu propia barrera de seguridad la persona con la que estás conversando, aún cuando le seas desconocido, sentirá la confianza necesaria para derribar también su barrera. En otras palabras: Muestra que no estás con la guardia alta y él o ella bajará la guardia también. ¿Cómo lograrlo? Mostrando que eres un ser humano imperfecto. Las personas que aparentan ser perfectas son percibidas como sospechosas, como que algo ocultan, por consecuencia lo único que se logra con dicha actitud es hacer que la otra persona levante la guardia aún más. Pero mostrar pequeñas imperfecciones y reír de ellas te muestra como un ser humano que no oculta nada y en quien se puede confiar. Además, recuerda que los amigos no tratan de ocultarse nada, por lo que esta es una forma muy eficaz para saltar los niveles de intimidad, de la categoría desconocidos a la categoría amigos. Haz una confesión sobre un pequeño error, fobia o defecto que consideras poseer. Por ejemplo, cuando dices “Estoy cansado de lidiar con las espinillas, ayer me reventé una y ya tengo otra naciendo cerca de mi oreja”, estás dando esa impresión de la que hablamos. Inconscientemente tu interlocutor interpreta esto como que no has levantado la guardia, puesto que si así fuera no estarías aceptando un aspecto que casi todos tratamos de ocultar; como resultado de esta interpretación inconsciente tu presa bajará también la guardia y es probable que responda “Mmmm, ¡Eso no es nada!, durante varios días tuve una espinilla cerca de la nariz y me dolía horrible cada vez que la tocaba”. Ahora que te ha confesado algo tan personal es imposible seguirte percibiendo como una persona extraña, dentro de todos nosotros hay un código personal que nos impide hablar de cosas tan personales con extraños, sería incongruente consigo mismo si lo hiciera; así que su psique le dice “Estoy hablando con él o ella sobre algo tan personal que no lo discutiría con desconocidos, luego entonces no es desconocido, por lo tanto somos amigos, y amigos bastante íntimos”. Una jugada maestra que te ha colocado sólo un escalón abajo del nivel de intimidad enamorados. Mas cabe hacer una aclaración: El consejo es hacer una confesión sobre un pequeño error, fobia o defecto... ¡pequeño! Hacer una confesión sobre algo grande sería tanto como ver a un candidato presidencial diciendo en televisión nacional “estoy vinculado al narcotráfico”, es ponerse la soga en el cuello. La confesión sobre la que hables deberá ser sobre algo pequeño y personal para que tenga el efecto deseado, de lo contrario tu

acción será contraproducente. Imagina la impresión que genera un sujeto que en su primer intercambio de palabras con una dama confiesa que se ha casado y divorciado tres veces, ella piensa “¡Gran perdedor! Inadaptado emocionalmente, incapaz de hacer feliz a una mujer y formar un hogar duradero con ella. Sería una tonta si me enredara con semejante tipo”. Otra pareja en la que es ella quien habla dice “Estoy nerviosa porque ayer choqué un auto que era propiedad de la compañía en la que trabajo”, ¿Qué piensa él? Lo clásico: “Es como todas las mujeres, esto refuerza mi creencia de que no deberían darles una licencia de manejo”. Una pregunta común es: ¿si no debo hablar de mis grandes errores, debo hablar de mis grandes virtudes?, la respuesta es: no. Tu pareja potencial, a medida que vayan avanzando en su relación, conocerá tu récord académico, tus proezas deportivas, o tu envidiable éxito laboral; si hablas de esto en la primera conversación le resultará aburrido, además pensará: “¡Con que todo perfecto!, no lo creo, nadie es tan perfecto, ¿qué me estás ocultando?”, y elevará la guardia huyendo de ti a la menor oportunidad.

Técnica No. 12 Una pequeña revelación Mientras conversas con tu pareja potencial haz una confesión sobre algún pequeño error, fobia o defecto que consideras poseer. Esto elevará el nivel de intimidad y será muy favorecedor. Pero actúa con cautela y asegúrate de la que confesión que estás realizando es realmente menor.

Haz Que Tu Estilo De Vida Encaje En El Mapa Del Amor De Tu Pareja Potencial
Existen muchas frases y preguntas que son clásicas, casi nunca faltan en una primera conversación, una es la clásica pregunta “¿qué haces?”, la cual tiene algunas variantes como “¿a qué te dedicas?”, “¿estudias o trabajas?”, etc.

No entiendo porqué, pero es un hecho que cuando alguien te hace dicha pregunta, normalmente en los cinco minutos posteriores a su encuentro, te está calificando para un posible romance; por eso la forma en que respondes a esta interrogante es muy importante para generar una excelente primera impresión y, sobre todo, para demostrar que tu estilo de vida cabe a la perfección en su mapa del amor. Por tanto, prepárate. Así como los actores y cantantes se preparan para cada audición, tú debes prepararte para cada ocasión en que dicha pregunta se presente. Actores y cantantes saben que cada audición es diferente y no pueden presentar el mismo monólogo o la misma canción en diferentes audiciones; lo mismo aplica contigo. Si quieres que esa persona se enamore de ti, debes considerar tres factores antes de responder esa pregunta: 1. Tú deseas sonar como el tipo de hombre o mujer que él o ella podría amar. 2. Tú quieres parecer seguro(a) y entusiasta acerca de tu vida. 3. Tu quieres que tu respuesta tenga un gancho para que tu presa se sienta contenta hablando contigo. 1.-“Soy el tipo de hombre o mujer que tú podrías amar” Polos opuestos se atraen, funciona en la física pero no en el amor. Tú debes demostrar que eres igual a tu pareja potencial en muchos aspectos importantes, y la pregunta que te ha hecho funciona de maravilla. Ya has explorado al menos parte de su personalidad, pocos minutos de plática y tienes al menos una idea de cómo es y lo que le motiva, esta habilidad se adquiere con tiempo y práctica. Responde entonces con base en lo que has descubierto. Por ejemplo, si has notado que tu presa ama la libertad, deberías aprovechar esto para enfocarte y evocar los aspectos liberales de tu trabajo; si, por el contrario, notas que ama el trabajo y soporta la presión, actúa en consecuencia hablando sobre lo que tu empleo te exige, lo puntual que eres, los resultados que has obtenido, etc. Mientras respondes a su pregunta mantente en actitud receptiva para identificar aquellos aspectos que más interesantes le resultaron de tu trabajo. 2.-Soy entusiasta, ¡Amo mi trabajo! Otra de las cosas que deseas que tu pareja potencial piense es que eres alguien

seguro y entusiasta acerca de tu vida. Las mujeres en especial desean tener a un hombre seguro de sí mismo compartiendo su vida, sin que esto signifique que los hombres no deseen también tener a su lado a una mujer que posea seguridad. Aprovecha la oportunidad que esta pregunta te brinda para responder en una forma que muestre alegría y entusiasmo, que note que eres una persona feliz y disfrutas mucho lo que haces. Esto tiene el un doble beneficio porque, en primer lugar, el entusiasmo es contagioso y el mensaje que recibe es que estará muy a gusto siempre en tu compañía; además, quien disfruta lo que hace y hace lo que disfruta es sin duda quien más posibilidades tiene de avanzar y crecer a nivel profesional, y una persona exitosa a nuestro lado siempre eleva nuestra propia autoestima. Responde siempre en una forma que muestre alegría y entusiasmo a flor de piel. 3.-Toma la oportunidad como un gancho Si tu presa ha comenzado a hacerte preguntas es porque quiere saber más de ti, desea conocerte mejor y está preparando el terreno. Muchas personas cuando escuchan la pregunta “¿qué haces?” o “¿a qué te dedicas?” responden “soy médico”, “soy secretaria”, “soy maestro”; se sienten muy orgullosas de su actividad, especialmente cuando son profesionales que ostentan un título universitario, y vuelven su profesión parte de su identidad. No digo que esto sea malo, pero no te permite demostrar los puntos uno y dos, decir “soy maestro” no le hace a tu pareja potencial saber que tú eres la persona que él o ella podría amar, ni le permite identificar la seguridad, felicidad y entusiasmo que puedes contagiarle. De hecho sonará como que respondiste por obligación y que no tienes mucho interés en responder a su pregunta, lo que interpreta como que tu trabajo no te gusta, que te parece aburrido y estás haciéndolo sólo porque no encontraste algo mejor. Además es cortante, cuando debería ser un gancho para ampliar la conversación y despertar el interés del prospecto. Solución: Responde a su pregunta tal y cómo te fue planteada. Tu pareja potencial no preguntó cuál es tu profesión sino qué haces, en otras palabras cuáles son las tareas relativas a tu profesión, aprovecha entonces para ofrecer una respuesta más extensa, que muestre alegría y entusiasmo, y coincida con su mapa del amor. Ejemplo: Tu presa: ¿a qué te dedicas? Tú: Soy maestro(a), trabajo para una universidad privada; imparto la materia de formación de emprendedores y me gusta muchísimo porque convivo todo el día

con jóvenes y eso me mantiene actualizado(a), además me mantiene joven, si no de cuerpo sí de corazón. Analiza la respuesta: Si simplemente hubieras respondido “soy maestro” o “soy maestra” esa hubiera sido una respuesta cerrada, a la que quizá tu pareja potencial hubiera preguntando “¿y te gusta?”, “¿en qué escuela?”, o algo parecido; pero no tienes la certeza de qué preguntará, así que das mayor información sobre la escuela para la que trabajas y la materia que impartes; pero lo más importante es cuando dices que disfrutas tu trabajo, que estás al día y eres joven de corazón. Estás demostrando entusiasmo, alegría, y le estás dando a tu presa una razón para que te ame, que es la juventud del corazón, la más valiosa y duradera. Debido a que la pregunta “¿a qué te dedicas?” es tan común, la hemos aprovechado para ejemplificar este tema, pero la recomendación es hacer esto con todas las preguntas que te haga, y al mismo tiempo hacer preguntas para evaluar sus respuestas. Siempre que tu pareja potencial te haga una pregunta aprovéchala como una oportunidad para demostrar que eres la persona de la que él o ella podría enamorarse, mostrar alegría y entusiasmo, y emplearla como un gancho para ampliar la conversación.

Técnica No. 13 ¿A qué te dedicas? Mientras estás conversando con esa persona que tanto te gusta, hay una alta posibilidad de que te pregunte “¿a qué te dedicas?”. Aprovecha la oportunidad para demostrar que eres el tipo de persona que él o ella podría amar, mostrar seguridad, alegría y entusiasmo; así como para convertir tu respuesta en un gancho para ampliar la conversación. Emplea esta técnica para dar respuesta a otras preguntas que tu pareja potencial te haga, y estarás demostrando que tu estilo de vida cabe en su mapa del amor, con lo que te encontrará irresistible.

La Primera Cita

El Juego Comienza En Serio
El primer acercamiento es vital para crear una primera impresión perfecta, una referencia emocional positiva, una fuerte dosis de pentiletilamina en la sangre de tu presa, y enamoramiento inmediato y a primera vista. Si tu primer acercamiento ha logrado todo esto no permitas que termine en un adiós, programa tu primera cita, y ahora es cuando el juego comienza en serio. Ahora el juego se torna más peligroso, pero también más divertido y gratificante. Así como cuando aprendiste a andar en bicicleta y a manejar un automóvil debiste estar muy al pendiente de cada uno de los pasos, pero hoy en día los realizas de forma automática, sin pensar demasiado en lo que haces. Hoy cada una de las acciones que realizas al conducir un vehículo no requieren de tu atención consciente, es por eso que puedes conversar o escuchar música mientras manejas. Del mismo modo sucede con los movimientos que deberás realizar para construir una relación amorosa , al principio requerirán tu atención consciente, pero en la medida que los domines llegará un momento que tu atención consciente no será necesaria y estos pasos se realizarán de forma tranquila y relajada. Los pasos a los que me refiero son, al igual que como todos los que hemos visto asta ahora, pasos científicamente probados para tener éxito en el juego del amor. ¿Cuándo es el mejor momento para invitar a tu pareja potencial a salir contigo? He aquí otra de las preguntas que con más frecuencia recibo en mi correo electrónico, en nueve de cada diez ocasiones es un chico quien lo pregunta; también me preguntan con frecuencia porqué las damas no aceptan sus invitaciones a salir, les niegan su número telefónico, o les proporcionan un número telefónico falso. Esto normalmente se debe a que lanzaron su invitación en el momento equivocado, se adelantaron demasiado. ¿Cuál es el mejor momento para invitar a tu pareja potencial a salir contigo? Nunca antes de que sienta que ha ganado realmente tu interés. Hombres: Cuando la dama es atractiva muchos hombres se acercan a ella atraídos por su apariencia física, ellas están acostumbradas e incluso aburridas de esto. Para animarse a darte su número de teléfono, o para acceder a salir contigo el siguiente

fin de semana, ella necesita saber y sentir que tu interés va más de su apariencia, que te agrada su carácter, que te interesa su dedicación para el estudio o su habilidad para los negocios, que compartes con ella su afición por las películas de suspenso o los libros de superación personal; ella sólo puede saber y sentir que te interesan estos aspectos de su personalidad si te habla de ellos, por lo tanto debes hacerla hablar de aspectos importantes para ella, y sólo cuando hayas conocido lo suficiente podrás lanzar tu invitación. Si un amigo en común los presenta, te gusta, conversan por cinco o diez minutos y le dices “me gustaría conocerte mejor, ¿te gustaría cenar conmigo el próximo sábado?”,o “¿me puedes dar tu teléfono?”, ella sentirá que algo no está bien y se negará, “¿porqué le gustaría conocerme mejor?”, pensará, “no sabe nada de mí, no puede tener ningún interés excepto que le gusto”, y en ese momento levantará la guardia y habrás perdido tu oportunidad. En cambio, si ella te dijo que le gustaban las películas de suspenso y después pasaron más de media hora hablando sobre películas de suspenso, entonces lanzas tu invitación “me gustaría conocerte mejor, ¿te gustaría cenar conmigo l próximo sábado?” ella pensará “tiene los mismos gustos que yo, de ahí su interés, supongo que no hay nada de malo en aceptar su invitación” Mujeres: Como mujer tú tienes más posibilidades de no fallar si lanzas una invitación adelantada debido a que el hombre no está acostumbrado a ser visto como un objeto sexual, el no encontrará nada malo si tú le pides su número telefónico antes de que sienta que ha captado tu interés. Pero es mucho más efectivo si sigues el consejo de darte tiempo y esperar hasta que sienta que ha ganado tu interés, si haces que él lo sienta es casi seguro que sea él y no tú quien dé el paso de invitarte a salir o pedir tu número telefónico. Cuando él te revele un gusto o afición personal muestra interés y haz preguntas sobre dicho tema, muestra que compartes sus mismos intereses, gustos y aficiones, así él te encontrará irresistible y lanzará su invitación; pero si no lo hiciera, podrás ser tú quien dé ese paso sin temor a su negativa o rechazo.

Técnica No. 14 Te has ganado mi interés [Muy importante para hombres] Hombres: Antes de solicitar el número telefónico o lanzar una invitación para una

primera cita, asegúrense de que la chica con la que están conversando siente que ha ganado su interés por algo distinto a su apariencia física. Las mujeres valoran al hombre que se interesa por su carácter, sus gustos y aficiones, su inteligencia, su energía, o cualquier aspecto distinto a la belleza de su rostro y cuerpo.

Mujeres: Ustedes pueden hacer un movimiento hacia la primera cita más rápido que los hombres, debido a que ellos están menos acostumbrados a ser considerados como un objeto sexual. En consecuencia, pierdan el miedo y disfrútenlo.

Soy Imposible De Obtener... Pero No Para Ti
Para Mujeres
Esta escena seguramente te resultará familiar: Una chica ha conocido recientemente a un galán que la ha impresionado y este le ha pedido su teléfono. Ella está feliz y emocionada, pero al mismo tiempo muy ansiosa y llena de nervios esperando la llamada del galán. “¡Por favor, Dios, que llame!” piensa una y otra vez cruzando los dedos. De pronto el teléfono suena... ¡Es él! Intercambian saludos, conversan respecto al encuentro anterior y entonces por fin él hace la pregunta que ella estaba esperando desde el primer momento: “¿Te gustaría salir conmigo este fin de semana?” “¿Que si me gustaría? ¡Claro! ¡Es lo que más he estado deseando desde que te conocí!” se dice a sí misma la joven, pero esa no es la respuesta que le da a su adorado galán, debido a que ella confía mucho en la creencia popular de que la mujer debe darse a desear ante el hombre; así que se mantiene en suspenso durante varios segundos, como si estuviera meditando en la propuesta que acaba de recibir, finalmente dice: “Mmmm.... Bueno, está bien” ¿Hizo lo correcto esta chica? ¿A caso no hubiera sido mejor dejar el suspenso de lado y responder con un “sí” desde el principio, ya que era lo que ella deseaba? ¿Hacerse difícil funciona aún en nuestros días, cuando la mujer es más libre, más segura, y más atrevida para ir tras lo que quiere en todos los aspectos?

La ciencia ha revelado que aún en nuestros días hacerse difícil funciona. Cuatro científicos sociales altamente reconocidos y respetados, pioneros en el estudio del amor han asegurado que los hombres prefieren a las mujeres que son muy difíciles de obtener, para comprobarlo ellos realizaron un profundo estudio llamado “Playing Hard to Get: Understanding an Elusive Phenomenon”6 (Jugando a Ser Dura de Obtener: Entendiendo un Fenómeno Elusivo). Los investigadores aplicaron una encuesta entre grupos de hombres con el fin de conocer si ellos preferían a una mujer difícil de obtener y porqué. Las respuestas fueron, como era de esperarse, que ellos sí preferían a una mujer difícil de obtener porque si una mujer es bella y popular puede darse ese lujo, porque al lograr conquistar a una mujer que otros no han podido obtener eso los convertiría en la envidia de sus compañeros y elevaría su prestigio, entre otras respuestas. El siguiente paso en la investigación consistió en contratar a un grupo de hombres y mujeres que estaban inscritos en un programa de búsqueda de pareja, y se pidió a los hombres que llamaran a las mujeres para pedirles una cita. Los investigadores instruyeron a las mujeres para que, la mitad del tiempo hicieran una pausa de al menos tres segundos para meditarlo antes de aceptar, mientras que la otra mitad del tiempo aceptarían la invitación a salir de inmediato y con entusiasmo; en otras palabras: la mitad del tiempo serían difíciles de obtener y la otra mitad del tiempo serían fáciles de obtener. Cuando los científicos preguntaron a los hombres lo que sentían por las mujeres a las que llamaron para pedirles una cita, sus respuestas demostraron que ellos no preferían a las mujeres más difíciles de obtener sobre las demás. Al realizar la prueba en cinco formas diferentes todas ellas dieron el mismo resultado, lo cual probó categóricamente que la creencia popular de que los hombres prefieren a las mujeres que son más difíciles de obtener es falsa. Pero en una prueba que se realizó más adelante y forma parte del mismo estudio se dio a cada hombre la oportunidad de escoger entre cinco mujeres a una para salir con ella, pensando que otro hombre estaba compitiendo por su compañía. Esta prueba sí que arrojó un resultado revelador: Cuando la mujer era difícil de obtener para sus rivales pero fácil de obtener para él, él la encontró más atractiva... muchísimo más. Por lo tanto, si quieres que ese hombre que tanto te ha gustado te encuentre irresistible arreglátelas para hacerle saber que tú eres una mujer difícil, casi imposible de obtener para los otros hombres, pero no para él. Una amiga aplicó esta técnica con un chico que le gustaba cuando él le pidió su teléfono, ella le respondió “¡Claro! Es el 2... “, pero después de que él lo anotó ella le advirtió “por

favor, no le des mi número a nadie más. Muchos chicos me piden mi número pero nunca se lo doy a nadie”, en realidad ella le estaba enviando el mensaje de que era una mujer difícil para todos, pero no para él; esto fue hace diez meses, aún siguen juntos.

Técnica No. 15 Soy casi imposible de obtener, pero no para ti. [Para Mujeres] Muéstrate como una mujer muy difícil de obtener para los demás hombres, pero no para él; esto hará que se sienta mucho más atraído hacia ti y que se enamore con mucha mayor intensidad. Cuando te pida tu número telefónico responde “¡Claro! Es ...”, o cuando te invite a salir responde con mucho entusiasmo “¡Me encantaría!”; pero inmediatamente hazle saber que eres muy difícil de obtener, pero por alguna razón no puedes serlo con él.

Variación de la técnica anterior [Para Hombres] La técnica que acabamos de mencionar funciona de maravilla con las chicas que desean hacer sentir en el chico que les gusta la emoción del amor. Para los hombres la situación se presenta muy similar, salvo que debes disimular tu interés, en otras palabras, mostrar que eres difícil incluso con ella. La mejor forma de lograr esto es creando en tu pareja potencial la idea de que no estás interesado en enamorarla, sino que simplemente deseas conocerla y pasar un rato agradable conversando, identifica el momento en que ella siente que ha captado tu interés como lo mencionamos páginas atrás, y finalmente pide su número telefónico o propón esa cita, pero no te muestres tan entusiasmado

o levantará la guardia. Tu actitud debe ser abierta y sonríe, pero sin que ella piense que estás basando toda tu felicidad y tu futuro en ello, aunque así sea.

La Mejor Primera Cita
Científicamente Probada
Muchos galanes cuando piensan en invitar a una chica a salir por primera vez se quiebran demasiado la cabeza pensando a dónde llevarla. Muchas damas, cuando su pareja potencial les invita a salir y les pide su opinión sobre a dónde les gustaría ir simplemente responden “a cenar”, “al cine”, o algo similar. El problema de no saber a dónde llevar a la dama que acabas de conocer, o de proponer a ese caballero tan simpático una solución genérica y poco meditada, es que no puedes aprovechar al máximo un aspecto psicológico de la seducción que ha sido científicamente probado como la herramienta para obtener la mejor cita de su vida y generar la máxima pasión, deseo, atracción y amor de tu presa hacia ti. El principio científico es este: “Tu pareja se sentirá más atraída hacia ti si le pones en una situación emocionalmente estremecedora o en una situación vulnerable”. Existe un fuerte vínculo entre la excitación emocional y la atracción sexual, como unos investigadores probaron en un estudio sobre algunas evidencias de elevada atracción sexual bajo condiciones de alta ansiedad.7 En dicho estudio los investigadores utilizaron asistentes mujeres y hombres a los que llevaron a una atracción turística local que consistía en una profunda caverna, sólo dos puentes cruzaban la boca de la caverna, uno de ellos era el que utilizaban los turistas, seguro y sólido; el otro era un puente colgante terrible que se balanceaba de lado a lado movido por el viento, sólo unos cuántos aventureros muy temerarios estarían dispuestos a cruzarlo. La mitad de los hombres fueron designados para cruzar por el puente seguro y firme, mientras que la otra mitad fueron enviados al puente colgante y precario. En ambos casos una asistente desconocida aún para ellos les esperaba del otro lado. Tras cruzar el puente cada asistente les mostró una fotografía y les pidió que crearan una historia, finalmente la asistente agradeció su participación y le proporcionó su número telefónico indicando que si deseaba “discutir más a fondo la experiencia” podía llamarle a su casa.

Con esto los investigadores buscaban averiguar quiénes serían los que escribirían las historias con más imaginación sexual, y quiénes mostrarían más disposición a aceptar la invitación de las asistentes para llamarles a su casa. Fueron los hombres que cruzaron el puente colgante, precario y terrible, quienes escribieron las historias con más imaginación sexual; fueron ellos también quienes más llamadas hicieron a las asistentes para discutir la experiencia. La prueba, por lo tanto, demostró que las situaciones que producen ansiedad crean una sensación de mayor erotismo y más disposición a relacionarse con el sexo opuesto. ¿Porqué sucede esto? Hemos discutido con anterioridad el papel de la pentiletilamina, y es el miedo un factor importante para la producción de dicha sustancia y su correr por nuestras venas en fases tempranas de enamoramiento. Los investigadores que dirigieron la prueba sobre evidencias de elevada atracción sexual bajo condiciones de extrema ansiedad nos han, por lo tanto, revelado el secreto para la mejor primera cita de tu vida; para hacer que tu pareja potencial sienta una atracción irresistible por ti, para inyectar una dosis letal de pentiletilamina en sus arterias y lograr que no deje de pensar en ti, que se enamore perdidamente en una fase temprana. Estoy seguro que tú ya adivinas cuál es la fórmula para lograrlo, para que puedas comprobar si lo que intuyes es correcto o no: La fórmula para lograr la mejor primera cita de tu vida es planear actividades que generen ansiedad, excitación, miedo, angustia o rivalidad. No te aconsejo que invites a esa persona que tanto te ha gustado a caminar sobre un puente colgante que el viento mece de lado a lado, sobre la boca de una caverna, pero sí puedes proponer visitar un parque de diversiones y subir a la montaña rusa más temeraria que encuentres; si prefieres algo más clásico como el cine evita las películas rosa y elige las de terror y suspenso; también funcionan de maravilla los deportes extremos y aquellos que involucran rivalidad. Prestar atención a lo que te dijo en su primera conversación y descifrar sus gustos y aficiones es muy importante también para identificar aquello que le apasiona, ya que si le apasiona en gran manera obtendrás el mismo efecto; por ejemplo, si en su primera conversación descubriste que le apasiona el teatro aprovecha esa pasión para proponer el teatro en su próximo encuentro, pero elige la obra que más ansiedad, excitación y miedo genere, con base en la opinión de los expertos en dicho arte que encontrarás en revistas de espectáculos y periódicos.

Las Mejores Formas De Arruinar Una Primera Cita

Ahora que hemos revelado la científicamente probada mejor forma de lograr la mejor primera cita de su vida, creo conveniente mencionar también que existen dos formas muy comunes de arruinar una primera cita, con el propósito de que evites que te suceda a ti: 1.-Ser demasiado complaciente Muchas personas tienden a ser demasiado complacientes cuando se trata de salir con la persona que les gusta, en especial cuando salen por primera vez. Con ser demasiado complaciente me refiero al hecho de ir a un determinado lugar sólo porque a tu pareja potencial le agrada, pero a ti no te resulta agradable en lo absoluto. Ejemplo de esto sería cuando una chica acepta salir con un galán a ver un partido de fútbol sólo porque a él le agrada y emociona el fútbol, pero ella literalmente lo odia; o cuando una pareja va al salón de baile porque ella ama bailar pero él no lo disfruta igual o no sabe hacerlo. El resultado de esta excesiva complacencia es la incomodidad de estar dos horas o más observando algo que no te agrada y a lo que no le encuentras sentido, te aburrirás y tu pareja notará tu aburrimiento, una emoción que opera en tu contra. Ya podrás imaginar a la chica permaneciendo muda y bostezando, o a la pareja sentada en una mesa mientras todos los demás bailan. Tu pareja pensará que salir contigo es aburrido y no habrá segunda cita. 2.-Ser demasiado egoísta Esta es la cara opuesta de la moneda: Ir a un lugar o actividad que te gusta sin considerar que a tu pareja potencial puede no gustarle. Hombres: Pensar que porque el fútbol les emociona tanto a ustedes también le gustará a su pareja cuando ella en ningún momento ha hecho referencia a que le guste dicho deporte es un error. Mujeres: Suponer que el caballero que les gusta disfrutará tanto como ustedes salir de compras, cuando él no ha dicho que esto le resulte interesante es algo patético. Si eres demasiado egoísta tu pareja pensará que eres una persona aburrida y egocéntrica, ¿crees que le gustará estar al lado de alguien así? Todo lo que has avanzado se perderá irremediablemente si cometes alguno de los dos errores antes mencionados.

Técnica No. 16 La mejor primera cita

Si deseas que la primera cita sea de provecho para generar en tu pareja pasión, deseo y amor temprano; aprovecha la oportunidad para proponer una actividad de extrema ansiedad a través del miedo, la excitación o la rivalidad. También puedes proponer su actividad favorita, siempre que esta sea también de tu agrado.

La Primera Cita En Un Restaurante
Si bien la mejor primera cita es aquella que se lleva a cabo en un ambiente de excitación, quizá tu edad o estilo de vida son adecuados para algo más clásico y tradicional como una cena tranquila en un restaurante. En una cita así sus cuerpos no se llenaran de adrenalina ni sus cabellos se pararán de la emoción o el miedo, pero eso no significa que no tengas la oportunidad de impresionar a tu pareja potencial y hacer nacer en ella o él los sentimientos de amor y deseo que deseas despertar. Las emociones que el lugar genera en el invitado son transferidos a su acompañante, por eso debes elegir siempre un buen lugar, no necesariamente caro, pero que proyecte una atmósfera de elegancia y buen gusto. Los buenos restaurantes son afrodisíacos poderosos pues te brindan la oportunidad de ofrecer a tu presa una experiencia agradable a todos sus sentidos: si el lugar tiene un diseño elegante, la comida es deliciosa y la música encantadora, todos sus sentidos se encuentran en un éxtasis profundo que tu pareja potencial transfiere hacia ti. El ambiente le genera emociones altamente positivas y asocia dichas emociones contigo, es imposible que no sienta nada por ti en esas condiciones. Si su vista, oído, gusto y olfato se encuentran tan estimulados sólo el tacto pide también un estímulo; esto significa que puedes tocarle sin temor a que rechace tu osadía. Mujeres: Es posible que cuando su pareja potencial les invite a comer o cenar les pida elegir el lugar, si la situación se presenta apliquen la siguiente técnica:

Técnica No. 17 Conozco un excelente lugar... [Para mujeres]

Si tu pareja potencial te invita a comer o cenar y te pide proponer el lugar al que acudirán, recuerda que al hombre se le conquista por el estómago y por la cartera. Por ello elige un lugar que sea fabuloso en su comida y en su ambiente, un lugar que tú sabes él disfrutará tanto como tú, pero que sea al mismo tiempo accesible en sus precios.

Hombres: Recuerden que su pareja potencial transferirá los sentimientos y emociones que el lugar les genere hacia ustedes, por lo tanto, apliquen la siguiente técnica:

Técnica No. 18 El mejor ambiente para ti [Para Hombres] Si has invitado a una dama a comer o cenar pero no sabes a dónde llevarla, elige un lugar que proyecte la atmósfera que tú deseas proyectar hacia ella. La atmósfera es lo más importante porque ella transferirá los sentimientos que el ambiente le genera hacia ti.

Muchos de mis lectores me han preguntado qué pueden hacer porque desean invitar a salir a una chica que les gusta, pero se detienen porque no tienen mucho dinero. Mi respuesta es que el lugar que eligen no debe ser caro, pero sí debe ofrecer una atmósfera que coincida con la personalidad que ellos desean proyectar (elegante, romántico, artístico, juvenil, etc.) Ahora analicemos otro aspecto que también debe coincidir con la personalidad que deseas proyectar:

Vistiéndome Para Nuestra Primera Cita
Otro dolor de cabeza común en una primera cita es cómo vestir. Hombres y mujeres comúnmente nos enfrentamos al problema de no saber cómo vestir o no tener nada que nos parezca adecuado para la ocasión. Son las mujeres quienes

más se preocupan por esto, cuando debería ser al revés. Mujeres: Si no tienen o no encuentran nada decente para vestir, no se preocupen. Hombres: Si no tienen o no encuentran nada decente para vestir, preocúpense. Hombres: En un estudio efectuado por la Universidad de Syracusa, en los Estados Unidos, se mostraron a hombres y mujeres fotografías de personas del sexo opuesto8, algunos de los hombres y mujeres que aparecían en dichas fotografías vestían ropa muy elegante y fina, otras en cambio vestían ropa más discreta y de menor precio. A las mujeres se les realizó una serie de seis preguntas respecto a los hombres que observaban en las fotografías, se les preguntaba entre otras cosas con cuál de ellos les gustaría salir, con cuál pensarían en casarse, o sencillamente con quién pasarían una noche de sexo y pasión. Se encontró una correlación muy fuerte entre la opinión de las damas y la vestimenta de los caballeros en las fotografías: Cuánto mejor viste el caballero más valorado es por las damas, lógicamente el hombre mejor vestido en las fotografías fue el que obtuvo las más altas preferencias en las seis categorías que se evaluaron. Esto tiene mucho sentido si tomamos en cuenta que algunas mujeres tienen la habilidad de observar a un hombre vistiendo un traje Armani y un par de zapatos Gucci a un cuarto de milla de distancia. En la naturaleza de la atracción la mujer busca a un hombre que pueda ser un buen proveedor capaz de proporcionar a ella y a sus hijos todos los satisfactores que requieren, vestir bien es sinónimo de prestigio y crea en la mujer la imagen de un buen proveedor. Esto no es algo que deba recriminarse a la mujer, simplemente es lo que la Madre Naturaleza ha decretado. Pero no te sientas mal si tu condición económica no es lo suficientemente desahogada como para adquirir un traje Armani, lo importante no es la marca sino la calidad de tus prendas y el buen gusto al vestir, saber combinar los colores y crear una imagen que muestre elegancia y estilo. Justo porque sabemos la importancia que la vestimenta y el cuidado personal representan para un hombre es que hemos creado un material que te ayudará a convertirte en el tipo de hombre cuya imagen muestra elegancia y estilo, seguridad y éxito; se trata de nuestra Guía de Estilo y Vestimenta. Esta guía incluye variados consejos en temas como vestimenta, calzado, accesorios, cuidado del cabello, fragancias, cosméticos, bronceado y la perfecta sonrisa; desde cómo lucir elegante usando algo tan casual como unos jeans, hasta los consejos para

elegir el traje que mejor se adapte a tu estilo, edad, figura y presupuesto. Para conocer más detalles sobre nuestra Guía de Estilo y Vestimenta, así como otros materiales complementarios, visita nuestro portal de moda y estilo para caballeros en: www.modahombre.org

Técnica No. 19 Vestir con elegancia y estilo [Para Hombres] No sólo para una cita, sino siempre, procura vestir con elegancia y estilo. Las mujeres dan mucha importancia a la vestimenta de un hombre para decidir si saldrán con él, si se casarán, o incluso si tendrán una relación eventual. La naturaleza ha agudizado el sentido del estatus en la mujer, debido a que ellas deben encontrar a un buen proveedor para garantizar el bienestar de sus hijos presentes o futuros. Tu vestimenta puede ser casual o formal, pero siempre de calidad y buen gusto.

Mujeres: Anteriormente dije que si no encuentran nada especial para vestir en su primera cita con el galán que les gusta no se preocupen, y sé que algunas de ustedes ya estarán pensando que necesito consultar al psiquiatra, por favor no quieran quemarme en leña verde por esta aseveración ya que no lo digo yo, sino el estudio del que hablamos anteriormente. En el estudio elaborado por la Universidad de Syracusa también se mostró a hombres fotografías de mujeres de las cuales algunas vestían ropa muy elegante y fina mientras que otras vestían prendas de menor calidad y precio. Al preguntarles con qué mujeres de las que observaron en las imágenes les gustaría relacionarse mejor, con cuál pensarían en salir y cuál les parecía mejor para casarse; el resultado no mostró ninguna correlación entre la vestimenta de las mujeres y la preferencia de los varones hacia ellas.

Al repetirse el estudio con diferentes metodologías el resultado no hizo más que corroborar el hecho de que para el hombre es irrelevante cuán costosa, fina y de marca sea la vestimenta de la mujer. Pero sí existe correlación entre la preferencia de los hombres por determinada mujer y aspectos de ella como es su belleza física, su edad, el volumen de sus senos y la proporción cintura-cadera. Las mujeres más bonitas, más jóvenes, con senos más firmes y cuya cintura mide aproximadamente dos tercios de la medida de la cadera registran los índices más elevados de preferencia entre el género masculino. La Madre Naturaleza ha diseñado a la mujer para buscar un buen proveedor por eso la vestimenta en el hombre es tan importante, pero esa misma naturaleza hace al hombre buscar a una mujer que pueda brindarle hijos sanos, por eso ellos buscan en una mujer características que demuestren salud física y sexual. Una mujer joven, digamos entre los quince y los treinta y cinco años, está en el mejor momento para procrear hijos sanos; la belleza física significa que sus genes serán transmitidos a sus descendientes heredando dicha belleza; una cintura que mide aproximadamente dos tercios de la cadera es indicio de un vientre sano y preparado para fecundar, y senos firmes representan hijos mejor alimentados. Por eso el consejo de este libro es que no te preocupes tanto por tu ropa y accesorios. Lucir ese elegante y costoso traje Oscar de la Renta te ayudará a que las demás mujeres se impresionen y te envidien, pero para impresionar a tu prospecto de pareja vestir cómodamente, combinando los colores con cuidado y procurando que tu ropa luzca impecable será más que suficiente. Lo que impresionará a tu prospecto de galán no es cuán elegante y sofisticada sea tu vestimenta, el hombre tiene la habilidad de desnudar a la mujer con la mirada. Concéntrate más en aspectos como tu rostro, tu cuerpo, tu cabello, tus uñas, tu maquillaje, tu carácter, tu sonrisa... Eso es lo que realmente te hará anotar puntos a tu favor.

Técnica No. 20 Belleza Extraordinaria [Para Mujeres] La próxima vez que tengas una cita con el hombre de tus sueños y te encuentres preocupada por no saber qué ropa ponerte, relájate y deja de preocuparte por algo tan irrelevante para los varones. Los hombres no basan sus preferencias por las mujeres en cómo

ellas visten sino en aspectos como su juventud, su belleza y su carácter. Esfuérzate por que tu rostro, tu cuerpo, tu cabello y tus uñas luzcan bien; también preocúpate por que tu carácter, tu sonrisa y tu actitud sean las adecuadas. Recuerda que lucir una vestimenta elegante y costosa hará que las demás mujeres te admiren y/o te envidien, pero no hará que el galán se sienta más atraído por ti.

Estimados lectores: Hasta este momento hemos tratado importantes cuestiones relativas a la atracción física y sexual, así como técnicas para generar intimidad desde que se conocen, cuando intercambian sus primeras miradas, el primer acercamiento, los primeros movimientos, la primera conversación y la primera cita. En la siguiente parte de este libro estaremos descubriendo aspectos más profundos, más subliminales, para afianzar una relación de pareja y hacer que tu presa se sienta feliz a tu lado. Dejaremos de lado algunas ideas preconcebidas y populares sobre el amor, para ir a las científicamente probadas mejores estrategias para hacer que se enamore de ti de forma absoluta y duradera. Aplica estas técnicas sin miedo, trabajarán de forma muy sutil pero sumamente efectiva. Muy pronto tu pareja potencial se dirá a sí misma que no sabe porqué, pero te ama.

Compatibilidad De Caracteres, Complemento De Necesidades
Segunda Parte
BUSCO UN AMOR QUE SEA CASI COMO SOY YO En el amor buscas a alguien similar a ti... con muy sutiles diferencias “Polos opuestos se atraen”, es un principio de física que explica la atracción entre dos imanes, pero no entre dos personas del sexo opuesto. En realidad, la atracción y el amor en el ser humano puede explicarse por el principio contrario: “polos iguales se atraen”,o “lo similar atrae lo

similar”; dicho de otro modo: “Busco un amor que sea casi como soy yo”. Observa que en la aseveración anterior se ha introducido la palabra “casi”, es decir: “No busco un amor que sea exactamente igual a mí, sino que espero existan diferencias”, pero estas deben ser muy sutiles. Para que en una pareja el amor se establezca y perdure es necesario que los dos compartan un estilo de vida similar, con similares actitudes, similares valores, similares intereses y similares metas y perspectivas del futuro. Por otro lado, demasiada similitud puede tornarse aburrida, de ahí la necesidad de que nuestra pareja tenga también las diferencias suficientes para ofrecernos la posibilidad de vivir nuevas experiencias, de conocer nuevas ideas, aprender nuevas habilidades para enfrentar la vida, mejorar nuestro estilo de vida y corregir nuestros errores. Pero cuando recién comienzas a salir con una persona no la conoces aún lo suficiente, ¿cómo puedes entonces saber cuál es su estilo de vida, cuáles son sus intereses, sus valores, sus metas, sus perspectivas del futuro? ¿cómo saber si coinciden con tu propio estilo de vida, con tus propios valores, metas, perspectivas, etc.? Se torna verdaderamente difícil, si no imposible, asegurarte de que esas similitudes entre ustedes existen desde el primer encuentro. Sin embargo, es un hecho que muchas de dichas similitudes se perciben incluso desde antes que una pareja intercambie una sola palabra. Todos los estudios sobre el inicio de la atracción establecen que la “atracción hacia un extraño es una función de la similitud que los individuos perciben”9; por lo tanto, no es necesario conocer a tu pareja potencial y saber cuáles son sus gustos e intereses; no necesitas ser similar a ella o él, basta con hacer que te perciba similar a ella o él. En esta segunda parte del libro Secretos Para Enamorar conocerás las técnicas que te permitirán hacer que tu pareja potencial te perciba similar a sí desde el primer encuentro, y que su percepción de similaridad se incremente a medida que pasa el tiempo y se conocen aún más. Algunas de estas técnicas son muy subliminales y funcionan a nivel inconsciente, otras son más abiertas y pueden funcionar a nivel consciente, pero lo que es incuestionable es que todas funcionan.

Cómo Crear Similaridad Inconsciente

El Secreto Para Que Tu Pareja Piense "Es Similar A Mí"
Seguramente en algún momento de tu vida habrás conocido a una persona que, a pesar de no conocerla antes, de inmediato pensaste “Tenemos mucho en común”; estoy seguro también que en algún otro momento de tu vida conociste a alguien que después de cruzar algunas palabras pensaste “Este tipo es tan extraño que parece venir de otro planeta”. A todos nos sucede a menudo, y una de las principales causas de que exista una

inmediata familiaridad con alguien que acabas de conocer, o que suceda todo lo contrario, son las palabras que ambos usan. Un idioma se integra por millones de palabras, cuando hablas un idioma puedes comunicarte con las personas que también hablan dicho idioma, pero con quienes hablan un idioma distinto al tuyo la comunicación se torna demasiado difícil y en algunos casos imposible. Este libro está escrito en español y puesto que hablas y entiendes el español lo estás leyendo, si estuviera escrito en chino o en japonés no podrías entender ni remotamente lo que dice, a menos que también hables y entiendas el chino o el japonés. Pero incluso el mismo idioma presenta variaciones de país en país, de región en región y de ciudad en ciudad. Mi primer viaje al extranjero fue a Cuba a mediados del 99, estaba realmente encantado con el tabaco, el ron, la música y la calidez de la gente; pero cometí un error cuando en el restaurante comenté a la mesera que me gustaría comer “papaya”, ella abrió sus ojos de tal forma que no podía saber si estaba admirada, confundida o más bien ofendida, pero más tarde lo supe todo. En México conocemos por “papaya” a una fruta tropical muy húmeda y con un sabor muy agradable que puede prepararse con sal y limón o elaborar un agua fresca con ella, pero en Cuba y otros países esa misma palabra se usa para designar al órgano sexual femenino, por eso la expresión de la mesera; si hubiera sabido que la fruta a la que me refiero la conocen en dicha isla caribeña como “fruta bomba” la mesera me hubiera entendido de inmediato y me hubiera evitado el bochorno. Lo importante de este capítulo no es mi anécdota con la fruta bomba, sino la importancia de las palabras. Las palabras unen o dividen, generan entendimiento o confusión. El secreto para que tu pareja encuentre en ti muchas cosas en común es que uses sus mismas palabras. Es cierto que el español es hoy la tercera lengua más hablada a nivel mundial, pero aún así todos usamos palabras diferentes. Las palabras constituyen un código personal que define nuestra pertenencia a una familia o a un grupo, por lo tanto usar sus palabras equivale a enviar el mensaje de que perteneces a su grupo y por lo tanto puede confiar en ti. Por tanto, escucha con atención sus palabras, grábalas en tu mente y aprovecha la oportunidad para devolver sus mismas palabras, tal como tu presa las ha dicho, no sinónimos ni aproximaciones, exactamente como las dijo. Observa el siguiente diálogo: --Trabajo como sobrecargo en una aerolínea y me encanta mi trabajo, porque he podido viajar a diferentes países, lo malo es que a veces ni siquiera he bajado del avión.

--¡Vaya! Tu trabajo siempre me ha parecido muy interesante, me agradan sus uniformes tan elegantes y la oportunidad de viajar a diferentes países y tratar con muchas personas distintas, ¿Sabes? Creo que si yo hubiera sido mujer también hubiera sido sobrecargo. El anterior es un ejemplo del uso de las palabras para crear similaridad inconsciente. Él escucha con atención, graba sus palabras y las devuelve tal como las escuchó. Hubiera podido responder diciendo lo mismo pero de distinta forma: --¡Vaya! Tu empleo me parece interesante, los uniformes son elegantes además puedes ir a muchos lugares y conocer mucha gente. Pienso que de haber sido mujer yo también hubiera sido azafata. El mismo mensaje, pero dicho de una forma que no funciona para nuestro objetivo de hacer que tu pareja potencial te sienta cercano y similar. Ella usa la palabra “trabajo”, él usa “empleo”; ella habla de “viajar”, él simplemente emplea el término “ir”; ella habla de “países”, el de “lugares”; finalmente, ella se siente orgullosa de su trabajo como “sobrecargo”, pero él se refiere a ella como “azafata”. Cuidado con usar las palabras equivocadas o puedes obtener un resultado distinto al que realmente deseas. Si no hablas el mismo idioma de tu presa, si no devuelves sus palabras, sólo lograrás que te sienta extraño y lejano a su mundo. ¿Has notado que muchas parejas comparten la misma profesión? Conozco parejas de médicos, de abogados, de maestros, etc. En muchos casos esto se explica porque estudiaron en la misma escuela, o porque trabajan en el mismo hospital o despacho; pero creo que la principal razón es que hablan el mismo idioma, emplean las mismas palabras para referirse a las mismas cosas. Es muy difícil hablar con un médico sobre su trabajo si tú no has estudiado medicina, y lo mismo se aplica para las otras profesiones, compartir las mismas palabras equivale a sentirse iguales y en armonía. Con esto no pretendo decir que no puedas hacer que una doctora se enamore de ti si tú no sabes nada de medicina, o que un abogado no se puede enamorar de ti si no conoces de leyes; lo que digo simplemente es que tengas cuidado de usar las palabras correctas y no las equivocadas. Si estás conversando con un abogado o un ingeniero no hagas referencia a su “trabajo” sino a su “profesión”, si estás con una actriz de teatro no le preguntes qué días “practica” sino qué días “ensaya”, con un deportista preguntar qué días “ensaya” sería erróneo, lo correcto sería preguntar qué días “entrena”.

Técnica No. 21 Jugando a ser eco

Cuando estás apenas conociendo a tu pareja potencial no tienes conocimiento sobre cuáles son sus intereses, valores, actitudes y expectativas. No obstante, puedes hacer que te perciba como alguien muy similar a ella o él con sólo jugar a ser eco. Es decir, escucha con atención, graba sus palabras en tu mente y a la menor oportunidad repítelas. Para que esta técnica funcione es necesario que repitas sus palabras, no sinónimos ni aproximaciones, sino exactamente las mismas palabras clave que tu presa ha expresado. Emplear palabras que usan las personas de su misma actividad, profesión, región o grupo social, también ayudará a crear similaridad inconsciente.

Hablando el mismo lenguaje (corporal) Así como una de las mejores técnicas para lograr que tu pareja potencial te perciba similar y pueda enamorarse de ti con mayor facilidad es repetir sus palabras, otra de las mejores formas de alcanzar el mismo objetivo es repitiendo sus movimientos, sus gestos y su actitud. Imagina que entre tu presa y tú existe un espejo y tú eres el reflejo de su imagen dentro de dicho espejo, actúa con total naturalidad y si te sientes incómodo o temes que piense que le remedas establece un intervalo de retraso de cinco segundos para repetir sus movimientos, pero hazlo. Este juego sencillo pero eficaz funciona de maravilla, sobre todo cuando te encuentras conversando con alguien que es diferente a ti en más de un sentido, por ejemplo cuando pertenecen a clases sociales diferentes. Las mujeres de las castas más altas de la India lo demuestran portando lujosas joyas, en nuestros países latinos eso no sólo es innecesario sino hasta puede resultar peligroso y una invitación a los delincuentes, pero es un hecho que el dinero habla. La forma de mirar, de caminar, la sonrisa, los gestos, la expresión en general, se torna distinta de un individuo a otro y delata de inmediato la clase

social y el nivel socioeconómico en que se encuentra. ¿Por qué menciono esto? Porque para algunas personas la clase está grabada con fuego en su mapa del amor, ellas necesitan una pareja que demuestre clase, que posea gustos refinados y los medios para concedérselos; y desde luego, que tenga la posibilidad de satisfacer todos los caprichos de su pareja. Otras personas buscan lo opuesto, se sienten a gusto sólo con personas de su mismo nivel socioeconómico, personas con las que pueden conversar sin temor y mostrarse tal cual son. Piensan que alguien que ha compartido su estilo de vida y su realidad económica los entenderá mejor y los amará más; y piensan bien, porque importantes estudios han demostrado que los matrimonios entre personas de similar nivel socioeconómico son más duraderos y felices que aquellos celebrados entre parejas de clases sociales cruzadas. Imita los movimientos, los gestos, el tono y velocidad de la voz; en particular imita la actitud de tu pareja. Emplea el mismo lenguaje corporal, con esto lograrás crear un elevado nivel de intimidad y harás que te perciba tan similar como dos almas gemelas.

Técnica No. 22 Jugando a ser espejo Siempre que te encuentres ante alguien que te atrae y deseas que te perciba como alguien que tiene muchas cosas en común consigo y que son muy similares, imagina que existe un espejo entre ustedes dos y juega a ser su reflejo. Si la persona que deseas se enamore de ti es de un nivel socioeconómico distinto no basta con imitar sus movimientos y gestos, debes copiar su actitud y su clase. Imagina que eres un actor profesional y actúa como si interpretaras a un personaje de la misma clase social de tu presa, al principio será difícil, pero la práctica hace al maestro.

Cómo Crear Similaridad Consciente

Las tres principales similitudes conscientes Si las dos técnicas anteriores funcionan para crear afinidad inconsciente, ahora expondremos técnicas que apelarán a la parte consciente de tu pareja potencial, con el mismo propósito de crear similaridad. La similaridad consciente se expresa en tres formas elementales, la primera de ellas es visible, nada misteriosa, y fácil de crear; la segunda y la tercera en cambio son más difíciles de revelar. Veamos ahora cuáles son los tres niveles de afinidad consciente: Afinidad número uno: Gustos e intereses comunes. ¿Qué intereses comparten? ¿qué gustos tienen en común? Todos aquellos pasatiempos, deportes, actividades que disfrutan realizar ambos. Sus gustos en música, cine, libros, etc. Todo ello pertenece al nivel número uno de afinidad. Afinidad número dos: Valores, creencias, expectativas y formas de ver el mundo. El segundo nivel de afinidad se va haciendo evidente de manera gradual conforme vas conociendo a tu pareja, se trata de sus valores elementales, de sus ideas sobre la vida, sus creencias personales; en fin, su forma de ver el mundo. Debido a que estos aspectos han moldeado su identidad el nivel de afinidad número dos se torna demasiado importante, demasiado. Afinidad número tres: Creencias y expectativas sobre el amor. El nivel de afinidad número tres es el más difícil de revelar, es elusivo y puede tomar años descubrirlo plenamente. Se refiere a lo que el individuo espera del amor, sus ideas preconcebidas sobre el mismo, y la forma de expresarlo. Exploremos cada tipo de similaridad y conozcamos técnicas para que tu pareja potencial sienta que ambos son afines en cada una de las tres categorías. Similitud número uno: Nos gusta hacer cosas juntos El primer nivel de similaridad consciente se presenta cuando ambos disfrutan hacer juntos las mismas cosas. Este nivel es importante para ambos sexos, pero son las mujeres quienes más se beneficiarán al conocerlo y aplicarlo. La mujer puede establecer un nivel de intimidad elevado a través de la comunicación oral, pero para el hombre hacer cosas juntos es más importante que

simplemente hablar. Por eso decía que son las mujeres quienes más pueden beneficiarse al conocer este secreto y aplicar la técnica que mencionaremos más adelante. Encuentra algo que tu pareja disfrute hacer y hazle saber que tú también lo disfrutas, puede ser algún deporte, algún juego o algún pasatiempo. Eso le hará sentir una conexión emocional más profunda, un laso más fuerte entre ambos, una afinidad poderosa. Cuando te hable sobre esa actividad que disfruta y que tú encuentras agradable también tanto tu lenguaje hablado como corporal deben demostrar entusiasmo, emoción, un verdadero placer por dicha actividad. Si tu pareja disfruta viajar manifiesta tu pasión por los viajes, si disfruta las películas de aventura muestra un profundo fervor por el mismo género. Aún si no conoces nada sobre la actividad que tu presa ama con tanta pasión muestra profundo entusiasmo y dile que aunque no entiendes nada de dicha actividad realmente te apasiona y te gustaría aprender, ello será suficiente para lograr un nivel elevado de afinidad consciente.

Técnica No. 23 Muestra sincera emoción por sus actividades favoritas. [Muy importante para mujeres] Si tu pareja potencial manifiesta su pasión por cierta actividad como puede ser un deporte, juego o pasatiempo; muestra emoción por dicha actividad como si fuera tu pasión también. Recuerda que aunque esto es importante para ambos sexos son las mujeres quienes más deben aplicarlo debido a que para el hombre hacer cosas juntos es más importante que para las mujeres, quienes prefieren una interesante y romántica conversación.

Similitud número dos: Tenemos los mismos valores y creencias básicas El segundo nivel en la similaridad se presenta cuando ambos comparten valores y creencias básicas, un modo similar de observar el mundo. Aunque este aspecto es de fundamental importancia para ambos sexos, son los varones quienes más

pueden tomar provecho del mismo debido a que las mujeres son demasiado susceptibles a este respecto. ¿Cómo saber cuáles son los valores y creencias básicas de la persona que tanto te ha gustado? No es algo fácil toda vez que valores y creencias son parte importante de nuestra personalidad y carácter, no vamos por la vida hablando de ello con desconocidos. Valores, ideas y creencias son revelados de manera gradual a medida que tu pareja te conoce mejor y se incrementa su confianza en ti. Pero debes procurar obtener esa información cuanto antes y, sobre todo, demostrar que coincides en dichos aspectos. En un estudio realizado por una importante universidad, los investigadores presentaron a hombres y mujeres jóvenes, y en una especie de cita a ciegas formaron parejas para “tomar una Coca-Cola” juntos. Antes de presentarlos se les habló en relación a la pareja que se les presentaría y se les hizo saber si era similar o disimilar a ellos en valores, ideas y creencias. Posterior a la cita se evaluó el nivel de éxito entre las parejas presentadas y se encontró que este fue mayor en aquellas a quienes se había informado que su acompañante era muy similar a ellos -incluso si en la realidad no eran similares-. El estudio demostró que estamos predispuestos hacia compañeros que piensan igual a nosotros. 10 ¿Cómo podemos obtener dicha predisposición? Una forma sencilla de hacerlo es ser presentados, pero acordando con un amigo o amiga en común la forma en que serás presentado, resaltando algún aspecto importante entre los dos. Como su amigo(a) en común los conoce a ambos podrá encontrar una coincidencia y basarse en ellos para presentarlos. Un simple “Martha: te presento a Juan” no funcionará, pero si la presentación fuera: “Martha: te presento a mi amigo Juan, él es un chico muy divertido y creo que tienen mucho en común, por ejemplo, a él le encantan las mascotas igual que a ti. Los dejo solos para que platiquen”. Esta presentación sí logrará su objetivo debido a que establece que tienen mucho en común, e incluye las mascotas como un ejemplo. Está fincando las bases para lo que el estudio antes mencionado define como predisposición hacia compañeros que piensan igual a nosotros. Martha y Juan hablarán sobre mascotas, y puesto que es algo que disfrutan ambos la afinidad se presentará mágicamente. Mismos gustos, mismas creencias, misma forma de ver el mundo. Es imposible que esto termine en un simple adiós. Inconveniente: No siempre habrá un amigo en común que los presente, y si lo hay

no siempre sabrá cómo expresarse para demostrar que hay algo en común entre ustedes y la predisposición se dé. Solución: En las primeras páginas de este libro hablamos sobre el Dr. Timothy Perper, quien realizó una importante investigación sobre el desarrollo del enamoramiento frecuentando bares de solteros y sentándose en la barra a observar; su investigación probó que el paso final entre dos extraños para convertirse en pareja es la sincronización de movimientos. Ahora bien, el cuerpo reacciona de manera inconsciente ante los estímulos recibidos, ante las diferentes emociones que experimenta sean gratas o no. Si ante el mismo estímulo tu cuerpo reacciona de la misma forma tus emociones son iguales, por lo tanto tus valores y creencias también lo son. Por lo tanto, escucha atentamente y con auténtico interés sus opiniones, e imita sus movimientos, su lenguaje corporal en general. Recuerda imaginar que existe un espejo entre ustedes dos y jugar a ser su reflejo.

Técnica No. 24 Coincide con sus reacciones [Muy importante para hombres] Para demostrar que coincides con tu pareja potencial en sus valores y creencias básicas puedes hacer que un amigo en común los presente y en dicha presentación resalte sus puntos en común. Pero si no existe un amigo común o existe, pero temes que no haga la presentación justo como tú lo deseas. Escucha sus opiniones con atención y genuino interés, e imita sus movimientos y su lenguaje corporal en general.

¿Qué Es El Amor?
El más elevado grado de similaridad consciente
Similitud número tres: ¿Qué es el amor? El más elevado nivel de similaridad hace referencia a lo que cada quien espera del amor, las expectativas que la persona tiene de una relación amorosa.

El amor es algo distinto para diferentes personas. Para algunos amor es total entrega y compromiso absoluto, enfrentar juntos la vida y mantener una unidad inquebrantable; para otros el amor es simple coexistencia, para unos más el amor es libertad. Debido a que el amor es algo distinto para distintas personas tu idea del amor puede ser muy distinta a la de tu pareja, pero esta idea del amor es tan personal y elusiva que puedes tardar mucho en descifrarla, años incluso. Muchas parejas fracasan después de un tiempo de estar juntos porque cuando logran descifrar la idea del amor de su compañero descubren que no coincide con su propia visión del amor, pero ya es tarde, no amaron a su pareja como ella lo esperaba y todo se derrumba. Si tu deseo es mantener una relación feliz y duradera debes amar, no como tú sabes o quieres amar, sino como tu pareja desea y espera que le ames. No puedo dejar de insistir en la importancia que este nivel de similaridad tiene para mantener una relación sana, que sea duradera y, sobre todo, feliz. Si para ti el amor es sólo coexistencia pero para tu pareja el amor es entrega y compromiso absoluto te sentirá lejano(a), pero en el caso contrario le parecerás asfixiante. Un sano equilibro es la mejor forma de hacer que se enamore de ti grande y permanentemente. Amar como tu pareja desea y espera que le ames, llenar sus expectativas en torno al amor. Esto plantea diversas interrogantes como ¿cuánta cercanía o cuánta distancia es la adecuada?, ¿cuánta dependencia? ¿cuánta confianza? ¿cuánto sacrificio? No son preguntas fáciles, ningún libro te dará las respuestas porque no se trata de variables que puedan medirse a través de un sistema estandarizado. Sólo tu pareja lo sabe, o cree saberlo; si buscas conocer sus ideas sobre el amor, pregúntale a ella o él, que es la única persona que sabe la respuesta. Hombres: Esto es aplicable para ustedes en particular, debido a que las mujeres encuentran muy agradable hablar sobre el amor y sobre sus sentimientos. ¿Cómo preguntarlo? Tienes dos formas de hacerlo, la primera es directamente y al grano: “¿Para ti, cómo debe ser la relación de pareja ideal?”, “¿cómo te gustaría que fuera el hombre de tu vida?”, o “¿cómo debe comportarse alguien para que te enamores de él?” Tu presa puede responder: “debe haber una entrega absoluta”, “debe ser detallista”, “debe darme libertad”, o cualquier otra cosa. Escucha con atención, su respuesta te hablará de los aspectos más importantes de su relación de pareja ideal.

La segunda forma es a través de una pregunta indirecta, filosófica: “¿cómo definirías el amor?”,o “¿qué es para ti el amor?”.

Técnica No 25 ¿Qué es el amor? [Más apropiada para hombres] Cuando conversas con esa persona que deseas se enamore de ti, pregúntale sobre sus ideas y expectativas de una relación de pareja, de manera directa o indirectamente pidiéndole definir lo que para ella es el amor. Sus respuestas te dirán los aspectos más importantes de lo que considera una relación de pareja ideal, de cómo desea ser amada. Recuerda siempre dichos aspectos y aplícalos. En otras palabras: Amala, no como tú piensas que es correcto amar, sino como ella te ha dicho que desea ser amada.

Puede ocurrir que tu pareja se sienta incómoda, que titubee o que no encuentre las palabras adecuadas, incluso con la pregunta filosófica. Existen mujeres independientes que literalmente “piensan como un hombre”, si te encuentras con una de ellas aplica la técnica que conocerás a continuación: ¿Qué debo decir acerca de una relación ideal? Si la técnica anterior es recomendable para los hombres, ¿cómo puede una mujer generar el tercer nivel de similaridad consciente con el galán que ama? Necesitas que él te diga cuáles son sus ideas y pensamientos respecto al amor y las relaciones de pareja, pero el hombre es más reacio a hablar sobre sus sentimientos, teme parecer cursi y hasta afeminado; es por eso que la pregunta directa no funcionará, ni siquiera con la pregunta filosófica tienes asegurado el éxito. La mayoría de los hombres se resisten a discutir sobre relaciones, en especial sobre su relación de pareja. Rara vez es el hombre quien toma la iniciativa para acudir a una terapia de pareja, casi siempre es la mujer quien lo propone y debe proponerlo varias veces antes de que su cónyuge acceda a hablar con un desconocido sobre su vida íntima, discutir su relación les incomoda. Si insistes en

hacer preguntas directas o la pregunta filosófica “¿qué es el amor?”, seguramente dirá “No sé cómo explicarlo”, o tal vez por compromiso responda con alguna frase vaga como “Es entrega”, “Es sentirse bien cuando estás con alguien”, o algo similar que no te dice prácticamente nada sobre lo que realmente considera una relación ideal. Y si insistes con tus preguntas sólo lograrás ponerle nervioso, tenso y hasta irritable. En contraste, algo que el hombre encuentra agradable hacer es brindar su ayuda, especialmente cuando es una mujer quien la solicita. Tú puedes aprovechar esta debilidad inherente al género masculino para hacer que te revele su visión del amor. La fórmula para lograrlo es sencilla, sólo dile que una amiga o algún familiar, de preferencia alguien joven como puede ser un sobrino, te ha preguntado cómo debe ser una relación amorosa ideal. Dí que tú no sabes qué responder, y es por eso que solicitas su ayuda, y haz la siguiente pregunta: “¿qué piensas que debo decir acerca de una relación ideal?”. Se trata de una ligera variación de la técnica precedente, pero funciona de maravilla porque psicológicamente él no está discutiendo su idea de lo que una relación perfecta es para él, simplemente está ayudándote a responder lo que tu amiga o familiar te ha consultado; y recuerda que a los hombres les encanta ayudar. Ahora analiza su respuesta, porque sus palabras te revelarán la forma en que él desea ser amado. Para lograr que él perciba una similaridad entre ustedes al máximo nivel y llegue a establecerse un amor sólido y duradero, ámalo; no como tú piensas que debes amar, sino como él desea realmente ser amado.

Técnica No. 26 ¿Qué debo decir sobre el amor? [Más apropiada para mujeres] Debido a que para el hombre es más incómodo revelar sus ideas y expectativas en torno al amor, aprovecha la debilidad inherente en el sexo masculino por brindar su ayuda cuando una dama la requiere, y dile que una amiga o un familiar te ha preguntado cómo debe ser una relación de pareja ideal? Como tú no sabes qué respondes estás pidiendo su ayuda, haz entonces la pregunta ¿qué debo

decir acerca de una relación ideal?,o ¿qué debo decir sobre el amor? Debido a que psicológicamente él no percibe esto como un interrogatorio sobre sus sentimientos, sino como una solicitud de ayuda, responderá revelándote sus ideas, pensamientos y expectativas sobre el amor y las relaciones de pareja. Mantente muy atenta a sus palabras porque te revelarán la forma en que él desea ser amado.

Soy Justo Lo Que Necesitas
Importantes estudios sobre la naturaleza del amor y la atracción han revelado que los seres humanos buscamos una pareja que reúna dos requisitos fundamentales. El primero de ellos ya lo hemos mencionado: similaridad. Buscamos a alguien que comparta nuestros gustos, nuestros intereses, nuestras metas, nuestras creencias y valores, nuestras ideas y expectativas en torno al amor. Buscamos, en síntesis, a alguien similar a nosotros... con un toque de diferencia. Esa diferencia es el segundo requisito que las personas buscan en una pareja: Complementariedad. Buscamos a alguien que tenga aquellas cosas que nosotros no tenemos, que posea habilidades que no hemos aprendido y nos resultan necesarias, alguien que pueda complementar nuestra vida ofreciéndonos aquello que nos hace falta (no necesariamente en el aspecto material). El hombre que no sabe ni un ápice de cocina aprecia tener a su lado a una cocinera experta, la mujer que no sabe distinguir un problema serio de una falla menor en el automóvil aprecia a un hombre que sí lo sabe, alguien que no ha tenido la oportunidad de viajar demasiado lejos de su casa disfruta que su pareja le hable sobre las costumbres y anécdotas de los muchos lugares que ha visitado. Por ello, tu misión es convertirte en detective e investigar aquellos aspectos en que puedas complementar su vida. Cómo hacerlo?

Mientras conversas con tu presa puedes aprovechar para, casualmente, preguntar respecto a sus parejas anteriores. “¿qué te gustaba de tu ex- novio(a)?”, “¿qué era lo que más te gustaba de Luis?”, “¿cuál era la mejor cualidad de Graciela?” Es cierto, preguntar sobre sus ex puede resultar incómodo, pero obtener la información que requieres bien vale la pena; pronto esos nombres estarán borrados de su mente y ya no significarán nada, quedarán opacados tras de ti. Mantente alerta ante sus respuestas, estas pueden ser del tipo “era muy inteligente y me ayudaba a estudiar”, “era muy sociable”, “era muy divertido y me hacía reír”, “me encantaban los postres que preparaba”. Sus respuestas te revelan la necesidad que sus ex-parejas complementaban. Ahora que has obtenido la información que necesitabas deja a sus ex volver al pasado y no vuelvas a mencionarles. Toma nota de las cualidades que ha mencionado y, en la siguiente cita, cuando haya olvidado lo que te dijo, despliega dichas cualidades. Si mencionó que Tom era divertido muéstrate divertido también, si mencionó que Gabino era inteligente y le ayudaba a estudiar ofrécete para acompañarla y ayudarle cuando estudie; si mencionó que le encantaba el pastel imposible que Ana le preparaba, prepárale un pastel imposible tan delicioso contra el cual Ana no tenga ninguna oportunidad de competir. Un punto importante a mencionar: Espera a la siguiente cita, no muestres tus habilidades complementarias demasiado pronto. Los estudios demuestran que las personas primero buscan la similaridad y después buscan el complemento que la otra persona puede dar a su vida. Por ello aplica primero las técnicas de similaridad mencionadas en páginas previas, y después, mucho después de que estas han surtido efecto, busca las necesidades de tu pareja y compleméntalas.

Técnica No. 27 Soy justo lo que necesitas En ciertas ocasiones y simulando hacerlo de forma casual, pregunta a tu pareja sobre las cualidades que admiraba en sus parejas anteriores. En la siguiente cita, cuando haya olvidado lo que hablaron previamente, comienza a desplegar dichas cualidades, se trata de habilidades que tu pareja aprecia y complementan sus necesidades haciendo su vida mejor.

Ahora es tiempo de revelar nuevas técnicas para conquistar el corazón de tu pareja, de eso habla la tercera parte de este libro.

El Ego
Tercera Parte
EL MUNDO GIRA ALREDEDOR DE TI Es un hecho, aunque muchos lo negarán, que todos los seres humanos estamos dominados por el ego. Todos en algún momento de nuestra vida nos dimos cuenta de que no existen dos personas iguales en el mundo y desde entonces nos hemos repetido con orgullo “soy único”, “soy especial”, “soy diferente”. No importa cuán importante sea nuestro papel en la sociedad siempre nos sentiremos satisfechos al recordar nuestra singularidad. ¿Y qué decir de las personas que alimentan nuestro ego? Se convierten en personas muy importantes para nosotros y su recuerdo puede durar toda la vida. No hablo de aquellos aduladores que buscan deliberadamente alimentar nuestro ego con el propósito de obtener algo de nosotros, sino de aquellas personas que sin ningún interés reafirman nuestra sensación de singularidad. Yo aún recuerdo a mi maestra de tercer año de primaria que un día nos dijo a todos sus alumnos que éramos únicos y especiales en todos los aspectos, nos mencionó que ni siquiera los gemelos idénticos son iguales físicamente porque difieren en las uñas, en las huellas digitales, en las retinas y en algunos rasgos. Después a cada uno mencionó las que a su juicio eran cualidades que nos hacían diferentes, aquello bastó para que aún hoy no la olvide y algo de ella quedó registrado en mi mapa del amor. Al sabernos todos únicos y especiales esperamos que el amor de nuestra vida ame lo que nos hace únicos y distintos a los demás. Muchos niños crecen en un ambiente en que papá y mamá les brindan amor absoluto e incondicional, son afortunadamente la gran mayoría quienes se desarrollan en un ambiente de afecto y aceptación. Esta condición tiene un peso muy fuerte en el mapa del amor, por lo que en la edad adulta buscamos lo mismo en nuestra pareja. Dicho de otra forma, esperamos que nuestra pareja nos brinde un amor absoluto e incondicional, dicho en otras palabras “que me ame por lo que soy”. No estamos en busca de alguien que nos ame por nuestra aspecto físico, ni por nuestro dinero, ni por cualquier otro aspecto que no sea la propia esencia de nuestro ser. Por tanto, debes hacer que tu pareja te perciba como la persona que puede darle amor absoluto e incondicional, capaz de amarle por lo que es,

por la esencia misma de su ser. Pero debes hacer que lo perciba de forma inconsciente, a través de un mensaje subliminal, pues hacer cumplidos antes de tiempo tendrá un efecto no deseado. Alimentando el ego. Los cinco pasos Todos tenemos una imagen mental de lo que somos, o mejor dicho, de lo que creemos ser. Algunos hombres se consideran tan inteligentes como Albert Einstein, otros creen ser tan sofisticados y astutos como James Bond. Algunas mujeres se ven a sí mismas hermosas, otras se consideran distinguidas, otras más apelan al éxito en el terreno profesional como su mayor orgullo. Esa imagen mental de lo que somos dista mucho de ser perfecta, también visualizamos defectos que tenemos, o sólo creemos tener; ejemplo de esto es el hecho de que algunas chicas que sufren de anorexia eran delgadas cuando desarrollaron la enfermedad; eran delgadas, pero se veían a sí mismas como “una vaca” cuando se miraban al espejo. El secreto para alimentar el ego es resaltar los aspectos positivos de la imagen mental que tu pareja ha formado de sí mismo(a), la complicación es que debes hacerlo sin usar cumplidos en las primeras etapas del proceso. El proceso de alimentar el ego consta de cuatro pasos. El primer paso se da cuando tu pareja potencial percibe que, debido a su magnetismo, te ha cautivado desde el primer momento. El segundo paso consiste en, mientras hablan, hacerle percibir una fuerte empatía entre los dos. El siguiente paso lo darás cuando tu presa, como resultado de la conversación, te ha revelado más cosas de sí, pudiendo aventurarte a hacer cumplidos en combinación con otras técnicas que le hagan sentir especial. El último paso hará que tu pareja potencial sienta que admiras cuán singular y diferente es, esta etapa es propicia para aplicar los más poderosos cumplidos. Un cumplido poderoso tiene magníficos resultados. Reaccionamos bien ante los cumplidos, en especial cuando estos provienen de una persona que recién conocimos. Investigaciones demostraron que los cumplidos de un nuevo admirador son más apreciados que aquellos recibidos de nuestra actual pareja11 , debido a la convivencia permanente tu pareja permanece inmune a varios de tus cumplidos casuales, en especial si estos son inapropiados para la ocasión. El estudio también analizó la parte opuesta de los cumplidos, demostrando que las ofensas y mentiras entre novios, esposos y amigos hieren más que cuando provienen de alguien que recientemente conoces. Debido a la convivencia y el nivel de intimidad que existe entre una pareja el resentimiento y las secuelas permanecen por más tiempo y hieren el doble de lo que lo haría una ofensa procedente de un desconocido. Esta es una gran ventaja si eres un nuevo jugador en la vida de alguien

que tiene una relación problemática. Debido a que las ofensas de su actual pareja hieren más y a que tus cumplidos tienen un mayor efecto, estos pueden mantenerle a salvo y animarle a terminar la relación problemática para iniciar una nueva y mejor relación, contigo. Ahora analicemos, paso a paso, el proceso de alimentar el ego y hacer que tu pareja sienta haber encontrado a la persona que le dará ese amor incondicional que tanto ha buscado:

Cumplido Silencio
Paso 1
El primer cumplido hacia esa persona que tanto ha llamado tu atención y te gustaría hacer caer en las redes del amor debe ser silencioso. Tus labios permanecen en silencio pero tu presa está recibiendo tu mensaje “Te deseo, aunque mi mente consciente puede no saberlo aún, pero mi cuerpo está diciéndotelo”. Conoces ya las armas que te ayudarán a lograrlo: Hacer tu primer movimiento, mantener un intenso contacto visual mientras conversan, mantener el contacto incluso en los momentos de silencio, hacer que tus pupilas aumenten su volumen, sonreír, hacer tu mirada más atrevida, coincidir sus movimientos con los tuyos... En síntesis, emplear las técnicas de lenguaje corporal que ya has conocido en las páginas previas de este libro “Secretos Para Enamorar”. Elimina de tu mente cualquier sensación o pensamiento negativo y concéntrate en alcanzar un nivel más elevado de intimidad. Con ello habrás avanzado más en un momento de lo que a muchas personas les toma años lograr.

Técnica No. 28 Cumplido silencioso Cuando te encuentres con tu pareja potencial hazle percibir la sensación de que eres irresistible para ella o él a través del lenguaje corporal. Emplea para ello las técnicas que ya has aprendido en páginas previas de este libro.

Empatía
Paso 2
El siguiente paso consiste en generar empatía con tu pareja potencial. La empatía es el arte de coincidir, demostrar que comprendes sus puntos de vista y los compartes. Haz saber a tu presa que entiendes y estás de acuerdo con lo que está diciendo. Utiliza para ello frases que muestren entendimiento y simpatía, ocasionalmente menciona su nombre. “Entiendo cómo te sientes”, “coincido con lo que dices”, “simpatizo contigo”, “puedo identificarme con eso”, “habría hecho lo mismo si estuviera en tu lugar”; son ejemplos de las frases que mejor funcionan para crear empatía. La siguiente conversación ejemplifica la forma en que puedes usar estas y otras frases estratégicamente para lograr el objetivo de generar empatía con tu pareja potencial y demostrar que le entiendes y compartes sus opiniones: Tu presa: “Me encanta el voleibol pero hace años no lo practico, no puedo hacerlo debido a que me rompí tres dedos en un accidente de auto.” Tú: “¡Oh, eso suena horrible! ¡Tú debes extrañar el voleibol muchísimo!” Tu presa: “Sí, lo extraño muchísimo. Acostumbraba jugar dos veces por semana.” Tú: “Entiendo cómo te sientes. Es horrible querer hacer algo y no poderlo hacer. ¿Has encontrado algo que reemplace tu afición por el voleibol?” Tu presa: “No al cien por ciento, pero me gusta practicar el senderismo. Adoro el contacto con la naturaleza.” Tú: “¡Oh, eso es maravilloso [el nombre de tu pareja]. Yo me identifico contigo porque también disfruto el contacto con la naturaleza” ... Se han resaltado los empatizadores para ilustrar mejor el ejemplo de su uso. Aunque es obvio que no usarás tales empatizadores en todo momento, ya que todo exceso es malo y te hará parecer como alguien ansioso por quedar bien; pero cuando la oportunidad se presente aprovéchala para acariciar su ego y hacer que él o ella muestre disposición a hablar contigo aún más.

Técnica No. 29 Emplea empatizadores Durante la conversación aprovecha las oportunidades para emplear frases empatizadoras tales como “entiendo cómo te sientes”, “me identifico contigo”, “sí, tienes razón”, “si estuviera en tu lugar habría hecho lo mismo”.

Hombres: Muchos caballeros al intentar conquistar a una dama cometen el error de tratar de impresionarla hablando demasiado de sí mismos. Hablan de las cosas maravillosas que han hecho en su vida, de su trabajo, de su afición por algún deporte, de su excelente desempeño escolar, incluso de cosas que poseen y les llenan de orgullo tales como su automóvil. En muchas consultas que me han realizado hombres preocupados porque no logran relacionarse con las mujeres he encontrado este error en aproximadamente un cincuenta por ciento de las ocasiones, y lo cierto es que hay una forma muy sencilla de evitarlo. Lo que debes hacer es mostrar empatía con ella si tu objetivo es hacer que se enamore de ti. Tradicionalmente las mujeres no están acostumbradas a ser el foco de la conversación cuando platican con un hombre, precisamente porque la mayoría se acercan a ellas tratando de impresionarlas. Es por eso que lograrás una conversación muy exitosa si te enfocas en ella y en sus cosas. En una nueva relación, sea esta de amor o de amistad, para muchas personas el más mínimo detalle de su vida es más importante que los grandes detalles de la tuya. Esto seguramente cambiará a medida que se incrementa la intimidad, pero de momento es preferible que te concentres en ella y en sus cosas antes que en ti. Las preguntas son una excelente herramienta para lograrlo, así que haz muchas preguntas sobre ella y las cosas que le interesan. Cuando hable muestra interés y haz más preguntas sobre el tema. Notarás que ella estará encantada de hablar de sí misma, se sentirá muy bien de estar con alguien que le presta atención y te considerará distinto a los demás hombres que ha conocido. Este secreto por sí sólo es más poderoso que todas las demás técnicas de este libro juntas, así que aplícalo.

Técnica No. 30 Concentra tu atención en tu pareja [Muy importante para hombres] Cuando conversas con tu pareja concéntrate en ella y en las cosas que son de su interés. Haz preguntas sobre ella, cuando habla escucha con mucha atención y sin interrumpir, y sigue preguntando. Para las mujeres esto es lo que más anhelan y lo más difícil de encontrar: un hombre que les presta atención y se interesa por ellas. Por eso esta técnica es más poderosa que cualquier otra. Evita hablar de ti mismo y tratarla de impresionar presumiendo tus habilidades, tus triunfos o la historia de tu vida; esto no funciona y sólo hará que la conversación le parezca aburrida y tú también.

Los Enamorados Comparten Detalles Intimos Y Bromas
Los enamorados comparten detalles íntimos Entre esposos, novios, o cualquier pareja que convive en un elevado nivel de intimidad, es común compartir detalles que en un nivel menor de intimidad pasarían desapercibidos. También es común pedir la opinión del otro en decisiones comunes y personales. Por lo tanto, hacer que tu pareja potencial comparta contigo dichos detalles también contribuirá a elevar el nivel de intimidad entre ustedes y lograr un rápido enamoramiento. El secreto consiste en mantener en operación un radar que capte todos los detalles íntimos que tu pareja menciona, y devolverlos más adelante, con lo que demostrarás que los recuerdas, por lo tanto los compartes. Por ejemplo, si tu pareja potencial en medio de la conversación te ha confesado que acostumbra desayunar cereal con leche, recuerda ese detalle y un rato después menciónalo. Si lo mencionas es que lo recuerdas y si lo recuerdas es que

lo compartes, así que tu prospecto percibe esto como un sentimiento de elevada y mutua intimidad. Así mismo, en el siguiente encuentro o en la próxima llamada telefónica haz un comentario referente a algo que tu presa haya mencionado en la conversación anterior. Si te dijo que tenía un examen muy difícil al llamarle por teléfono o al encontrarse personalmente, después del saludo tradicional de cortesía y antes que otra cosa pregunta “¿qué tal te fue en tu examen? ¿todo bien?”, si te comentó que su padre estaba delicado de salud la pregunta de rigor sería “¿cómo sigue tu padre? ¿ya mejor?”. En pocas palabras: Haz que tu pareja potencial sienta que aún los pequeños detalles de su vida son lo más importante para ti.

Técnica No. 31 Activa el radar Mientras conversas con tu pareja potencial activa el radar para identificar en sus palabras aquellos detalles pequeños que para alguien más pasarían desapercibidos, pero no para ti. Más adelante en la conversación, o bien en el próximo encuentro o llamado telefónico aprovecha para mencionar dichos detalles. Esto elevará el nivel de intimidad y ayudará a que tu presa sienta que aún sus pequeños detalles son de elevada importancia para ti.

Los enamorados comparten bromas He aquí otra buena manera de elevar el nivel de intimidad y generar empatía. Los enamorados comparten bromas, y no hablamos necesariamente de un amplio repertorio de chistes propio de un comediante profesional, sino de frases personales que no tienen ningún sentido para cualquier persona, excepto para ellos dos. Por ejemplo: En un capítulo de la famosa serie de dibujos animados Los Simpson, Homero se postula para un cargo público y su lema de campaña es “¿no podría

hacerlo otro?”. Hace tres años, cuando me desempeñaba como profesor universitario, pedí a una de mis alumnas pasar al pizarrón y resolver un problema de matemáticas financieras, ella se levantó de mala gana y antes de hacerlo mencionó la frase “¿no podría hacerlo otro?”, evidentemente ella acostumbraba ver los Simpson, cosa que más tarde comprobé. El punto es que, casi al final de la clase, que duraba cinco horas debido a que se trataba de un sistema sabatino, ella me pidió permiso para salir quince minutos antes argumentando que debía asistir a un compromiso familiar muy importante. Mirándola a los ojos le respondí “¿no podría hacerlo otro?”. Ella río de muy buena gana y desde ese día noté un mayor nivel de intimidad entre nosotros, me contaba sus cosas, me pedía consejos, me invitó a su fiesta de cumpleaños y en una encuesta docente mencionó que yo era su maestro favorito. Algunos murmuraban que entre nosotros existía una relación, aunque no fue así. De mi experiencia seguramente ya habrás deducido cuál es la otra forma de crear mayor empatía con tu potencial pareja: Observa cualquier frase, incluso aunque pueda no parecer graciosa en ese momento, grábala en tu mente, y cuando la oportunidad se presente repite dicha frase en un nuevo contexto que la haga parecer graciosa. Él o ella identificará la frase, puesto que originalmente es suya, y su percepción de intimidad se elevará debido a que comparte una broma contigo.

Técnica No. 32 Bromas privadas Mientras conversas con esa persona que es tan importante para ti enfoca tu atención en lo que dice y trata de identificar cualquier frase que mencione ya sea que te la diga a ti directamente o a un grupo, aún cuando la frase parezca no ser graciosa en ese momento grábala en tu mente y repítela más adelante en un contexto que la haga parecer graciosa. Esto elevará su sensación de empatía contigo debido a que ambos comparten bromas privadas, como sólo sucede con los enamorados.

Admiración

Paso 3
Uno de los aspectos que más nutren el espíritu del ser humano es la admiración. Las parejas que tienen una relación más exitosa y duradera son aquellas en que uno siente verdadera admiración por el otro y viceversa. Cuando nos enamoramos de alguien generalmente admiramos algo en esa persona y somos felices al saber que también nuestra pareja admira algo en nosotros. La admiración genera empatía, por lo tanto, esfuérzate en mostrar a tu pareja potencial cuánta admiración sientes por ella o él, así tu presa elevará su sentido de intimidad y, lo más importante, comenzará a admirarte también. ¿Cómo hacerlo? Mientras conversan identifica aquellos aspectos que sean dignos de admiración. No importa que no sean grandes cosas, de hecho es mejor cuando demuestras admiración por detalles pequeños. Las grandes cosas que son dignas de admiración son admiradas por muchas personas, pero los detalles pequeños sólo alguien muy cercano a ti puede conocerlos y admirarlos, por eso es mejor mostrar admiración por detalles pequeños. Usa, moderadamente, frases como “¡Bien hecho!”, “¡Eso fue muy inteligente!”, “¡No está nada mal!”, “¡Es admirable!”. Estas frases muestran admiración sincera. Observa la siguiente conversación: Él: “Como mi padre es abogado él deseaba que yo fuera abogado, pero un día tuve que encararlo abiertamente y confesarle que mi vocación era la música” Ella: “¡Eso fue muy valiente de tu parte!” Él: “Sí, pero para mi padre fue difícil de aceptar, incluso dejó de hablarme durante casi un año” Ella: “¿Y qué hiciste en ese tiempo, Gabriel?” Él: “Quise demostrarle que tendría éxito y me fui a la capital, la verdad pasé momentos muy difíciles, pero no me dí por vencido” Ella: “¡Eso es admirable! Yo hubiera hecho lo mismo de haber estado en tu lugar” Él: “Pues después de tocar muchas puertas por fin obtuve una oportunidad en el teatro, y ahora que he triunfado estoy intentando reconstruir la relación afectiva

con mi padre” Ella: “Una sabia decisión. De verdad te felicito” En esta conversación es ella quien está aplicando la técnica de mostrar admiración, combinándola con algunos empatizadores. Observa que menciona el nombre de su pareja potencial (Gabriel), muestra admiración con frases como “¡eso es admirable!, “una sabia decisión”, “¡fue muy valiente de tu parte!”, también los empatizadores están presentes, como en la frase “yo hubiera hecho lo mismo de haber estado en tu lugar”. Mujeres: Debido al entorno competitivo en que los hombres se desenvuelven las frases de admiración son sumamente importantes para ellos. Uno de los mejores libros de superación personal es “Piense y Hágase Rico” de Napoleón Hill, este libro es resultado de un seguimiento que el autor hizo durante veinte años a centenares de hombres extraordinariamente ricos, y una de las más importantes revelaciones que se mencionan en él es el hecho de que casi todos los hombres que han amasado grandes fortunas lo han hecho por el deseo de agradar a una mujer. “La mayor fuerza motivadora del hombre es su deseo de agradar a la mujer! El cazador destacado en los tiempos prehistóricos, antes del inicio de la civilización, destacó en su tarea debido a su deseo de aparecer grande ante los ojos de una mujer. La naturaleza del hombre no ha cambiado nada en ese aspecto. El «cazador» de hoy en día no vuelve a casa con pieles de animales salvajes, sino que indica su deseo de obtener el favor de la mujer suministrándole ropas exquisitas, automóviles y riqueza. El hombre experimenta el mismo deseo por agradar a la mujer que experimentaba antes de los albores de la civilización. Lo único que ha cambiado en él es su método de agradar. Los hombres que acumularon grandes fortunas y alcanzaron grandes alturas de poder y fama lo hicieron así para satisfacer, sobre todo, su deseo de agradar a la mujer. Si se sacara a las mujeres de sus vidas, las grandes riquezas serían inútiles para casi todos los hombres. Ese deseo, inherente del hombre, por agradar a la mujer es lo que proporciona a ésta el poder de elevar o de hundir a un hombre. La mujer que comprende la naturaleza masculina y la atiende con tacto, no tiene por qué sentir temor ante la competencia de otras mujeres. Los hombres pueden ser «gigantes» con una indomable fuerza de voluntad cuando tratan con otros hombres, pero las mujeres que ellos mismos han elegido pueden manejarlos con facilidad. La mayoría de los hombres no admitirán que las mujeres que prefieren influyen en ellos con gran facilidad, porque una de las características de la naturaleza del

hombre consiste en desear ser reconocido como el más fuerte de la especie. Además, la mujer inteligente reconoce esta característica masculina y no la pone en entredicho. Algunos hombres saben que son influidos por las mujeres de su elección -esposa, amante, madre o hermana; pero se contienen con tacto para no rebelarse contra esa influencia, porque son lo bastante inteligentes como para saber que ningún hombre es feliz ni está completo sin la influencia modificadora de la mujer correcta. El hombre que no reconozca esta importante verdad se priva a sí mismo del poder que ha contribuido, más que cualesquiera otras fuerzas combinadas, a ayudar a los de su género a alcanzar el éxito”. Así que no temas usar palabras de admiración por el hombre de tus sueños. Al mostrar admiración aún por los pequeños detalles él se sentirá más ligado a ti, y puedes ser el incentivo que necesita para convertirse en el nuevo Rockefeller, o en el próximo Bill Gates. Hombres: Tradicionalmente los hombres, debido a nuestro rol de proveedores, hemos vivido en un ambiente de gran competencia, lo que evidencia nuestra necesidad de admiración. Pero en los tiempos actuales las mujeres también se han integrado a un entorno de competencia y también sienten esa necesidad. Es por esto que debes mostrar admiración aún por los pequeños detalles de tu chica. Algunos hombres, afortunadamente una minoría, son tan machistas que no reconocen ni el más mínimo esfuerzo realizado, ni el más grande logro alcanzado por una mujer. Muchos hombres tienen miedo de ser superados por su mujer, odian que su pareja gane más dinero que ellos, que tenga un puesto laboral de mayor jerarquía, que tenga más preparación académica. Lo cierto es que ellas están cansadas de que sus logros no se reconozcan, que si tú muestras admiración por ella y lo que hace, muchas veces eso es suficiente para que se sienta cómoda contigo aún cuando no estés a su nivel en un aspecto. Sentirse cohibido ante una mujer exitosa no tiene sentido porque si ella es superior a ti en algún sentido tú eres superior a ella en otro. Por lo tanto, no temas mostrar admiración aún por los pequeños detalles de tu pareja potencial. Ellas saben que el hombre más valioso reconoce en otros su propia valía, y eso te ayuda a ganar puntos y a lograr que se enamore más rápidamente de ti. Una última observación: Cuando muestres tu admiración hazlo por las cosas que ella te dice, por los pequeños detalles que la hacen especial. Nunca digas que la

admiras por su belleza, por su cuerpo escultural, o por la hermosura de su rostro; nunca por nada que aluda a su aspecto físico. Si ella es hermosa lo sabe, se lo han dicho tantos hombres que está cansada de que sólo la vean como una cara bonita o un símbolo sexual, espera que la quieran por lo que es, por la esencia de su ser; algo de lo que ya hablamos previamente. Una mujer rara vez escuchará en su vida a un hombre decir “te admiro por tu energía”,o “has hecho algo muy inteligente, te felicito”. Tal vez serás el primer y único hombre en su vida que muestre admiración por algo así, y eso te coloca un escalón arriba de los cientos de hombres que le han dicho una y otra vez “eres muy hermosa” o “te admiro por tu belleza”.

Técnica No. 33 Frases de admiración Para lograr un mayor nivel de intimidad emplea frases de admiración combinadas con empatizadores mientras conversas con el galán o la chica de tus sueños. Frases como “¡Bien hecho!”, “¡Eso fue muy inteligente!”, “¡No está nada mal!”, “¡Es admirable!”, te permiten mostrar admiración aún por los pequeños detalles de tu pareja potencial.

Los hombres son quienes más necesitan escuchar estas frases de admiración, así que las damas deben ser más cuidadosas de emplearlas en su conversación para ganar el corazón de su galán. Sin embargo, los caballeros también pueden aprovechar esta técnica, recordando que se muestra admiración por los detalles y logros de la dama, no por su aspecto físico.

Cumplido Indirecto
Paso 4
Alguien tan... como tú. Hacer un cumplido, siempre que este sea sincero y bien fundamentado, tiene un efecto positivo para lograr que tu pareja potencial se enamore de ti. Sin embargo, emplearlos o repetirlos frecuentemente hará que la situación se torne empalagosa. El uso de los cumplidos hace sentir incómodas a algunas personas, sobre todo al decirlos. La cosa se complica cuando se trata de hacer un cumplido en relación al aspecto

físico. Muchos hombres no pueden evitar halagar la belleza de su dama, pero hacerlo de manera directa tiene un efecto negativo. Al analizar la técnica anterior mencionamos que ellas desean ser reconocidas por sus detalles y logros más que por su físico; y aunque en menor medida, lo mismo le ocurre a algunos caballeros. Por lo tanto, si al expresar cumplidos manifiestas cierta incomodidad, o si te muerdes los labios de ganas por decirle a una chica lo hermosa que es, o a un galán lo atractivo que te resulta; no te contengas más y hazlo, pero hazlo indirectamente. Un cumplido indirecto es aquel que va implícito en otra frase, se basa en la pertenencia a un grupo o en una comparación con dicho grupo. Veamos algunos ejemplos: “Tú eres muy joven para recordar esto, pero...” “Tu hijo es un buen chico, y tan guapo como su padre” “Sólo a alguien tan inteligente como tú se le habría ocurrido esto” “Mujeres tan hermosas como tú...” Observa que con mucha frecuencia empleamos el “tan... como...”, esta es justamente la pertenencia a un grupo que mencionábamos con anterioridad. Observa también que todos los cumplidos son indirectos. En el primer caso podría tratarse de un hombre que sale con una mujer más joven, si dijera abiertamente “te admiro por ser joven” ella podría pensar que su único interés es presumir a una dama joven de su brazo, mostrarla como un objeto de adorno. En cambio al decir “tú eres muy joven para recordar esto, pero...”, el cumplido está oculto, implícito. Su subconsciente capta que él presta atención y tiene en mucha estima su juventud, pero al no percibirlo a nivel consciente se evita la reacción negativa. El segundo caso es el de una mujer que encuentra atractivo a un hombre, ella seguramente se sentirá incómoda de decirle a él “eres muy guapo” o “me gustas”, así que aprovecha la oportunidad indirecta para hacer una comparación. En realidad ella está halagando al chiquillo, cosa que no es difícil para las mujeres que podemos llamar maduras, pero el halago hacia el padre va implícito y es fácil de identificar. El tercer y cuarto ejemplo son halagos indirectos también, a la inteligencia y a la belleza. Se me ocurrió por casualidad este último cuando conversaba con una

chica en un antro y le pregunté de dónde era ella, “De Jalisco” respondió, a lo que yo contesté “¡Lo sabía! Jalisco está lleno de mujeres tan hermosas como tú.” Fue un cumplido indirecto pero mucho más eficaz que si le hubiera dicho “Eres muy hermosa”, cosa que seguramente ha escuchado ya muchas veces con anterioridad. Halagué su belleza, pero también la de las mujeres de Jalisco, y ella sabe que el cumplido es real, porque en los últimos años han sido las representantes de dicho estado quienes han representado a México en los certámenes de Miss Universo. El poder del cumplido indirecto es impresionante: Te permite exaltar tu opinión sobre tu pareja potencial, se capta a nivel inconsciente, y evita que parezcas empalagoso(a), o lo que es peor, desesperado(a).

Técnica No. 34 Cumplido indirecto En medio de la conversación introduce una frase que implique un cumplido hacia tu presa, pero sin mencionar el cumplido directamente. Haz que este permanezca implícito en la frase a través de una comparación o evocando la pertenencia de él o ella a un grupo superior. Tejer frases del tipo “alguien tan... como tú” es una forma sencilla y eficaz de hacer un cumplido implícito.

Amo lo que te gusta de ti misma(o) Muchas personas acostumbran mencionar, resaltar, incluso halagar los aspectos que a ellos les gustan de otra persona. Aunque esto no está mal es mucho mejor cuando ofreces un cumplido, no sobre lo que a ti te gusta de la otra persona, sino lo que a dicha persona le gusta de sí misma. Todos tenemos algo que nos agrada de nosotros mismos, que nos llena de orgullo y quisiéramos que los demás notarán. ¿Cómo identificarlo? Observa su rostro, los cambios en su expresión reflejan cambios de ánimo, estos cambios normalmente pasan desapercibidos, pero si observas su rostro detalladamente los identificarás: mejillas sonrojadas, ojos brillantes, sonrisas

felices, un rostro que se torna vivo. Estas expresiones revelan cuando tu pareja potencial habla sobre algo que disfruta, cuando las observes identifica el tema. ¿Está mencionando los resultados de su último examen? Le enorgullece su habilidad para el estudio, ¿Está hablando sobre su reciente ascenso en su compañía?, es su trabajo lo que le apasiona; ¿Fue cuando mencionó que acostumbra ir todos los viernes a jugar tenis?, entonces es su habilidad en dicho deporte lo que le agrada de sí mismo. Tan pronto lo hayas identificado guárdalo en tu mente y más adelante, siempre que se presente la oportunidad, pregúntale sobre ello y muestra interés por lo que te dice, cada vez que mencione un logro, aunque sea pequeño, aprovecha para lanzar un cumplido sincero.

Técnica No. 35 Amo lo que te gusta de ti Mientras conversas con tu pareja potencial presta atención a su rostro, observa de qué habla mientras su rostro se torna más vivo y expresivo. Esos son los temas que disfruta y le agradan de si mismo(a). Guarda ese tema en tu mente y cada vez que te hable sobre dicho tema muestra interés, cuando mencione un logro, aunque sea pequeño, aprovecha para lanzar un cumplido sincero.

Cumplido Matador
Un paso adicional
En las últimas páginas de este libro hemos mencionado una y otra vez el poder que un cumplido sincero tiene, pero también son un arma de doble filo: Su uso excesivo puede hacerte ver empalagoso(a), regalado(a), y otros calificativos similares. ¿Cuál es el número óptimo de cumplidos? Algunas personas aseguran que no debe haber más de tres cumplidos en cada conversación, pero esto en realidad depende de la susceptibilidad de tu pareja por los cumplidos. Quienes son altamente susceptibles a los cumplidos sienten una

gran fascinación al escucharlos, otras son tan poco susceptibles que uno sólo de ellos les incomoda, la gran mayoría nos ubicamos en un punto intermedio. El gran problema es que conocer el grado de susceptibilidad de tu pareja a los cumplidos es algo difícil de adivinar, sobre todo en el primer encuentro. Por ello la recomendación es no abusar de los cumplidos. Una excelente forma de no abusar de los cumplidos es construir uno sólo, pero con el poder de una bomba atómica para detonar en tu pareja potencial los más grandes sentimientos de atracción y amor hacia ti. A este cumplido persuasivo y lleno de poder le llamaremos “cumplido matador”. Para crearlo deberás observar a tu pareja potencial y encontrar algo, una sola cualidad, la más admirable que él o ella posea; pudiendo ser una cualidad física o, mejor aún, algo referente a su carácter, incluso una habilidad personal. Tan pronto lo hayas determinado crea un cumplido que haga alusión a esa cualidad. Además de hacer alusión a esa cualidad, que es para ti la mejor que posee, el cumplido matador debe hacer alusión a un sentimiento, sea de manera directa o indirecta. Palabras como “siento”, “pienso”, “creo”, caben perfecto en este cumplido matador. Ejemplo de cumplidos matadores: “Tienes un fantástico sentido del humor” “Siento que tu energía es realmente contagiosa” “Pienso que posees una personalidad magnética” “Amo tu sonrisa” “Tienes los ojos más bellos y expresivos que he conocido” He encontrado que, en especial los hombres, tienen una excelente habilidad para crear un cumplido matador. Un amigo me platicó una anécdota de una ocasión en que se acercó a una chica y le dijo “¡Hola! ¿Sabes? Eres la mujer más maravillosa que he conocido en mi vida”. Evidentemente era un cumplido matador, pero lejos de lograr un efecto positivo en la chica esta sólo le respondió “Seguro le dices lo mismo a todas” y lo dejó con la palabra en la boca. ¿Sabes porqué ocurrió esto? En primer lugar, porque un cumplido matador no es una frase para ligar, lo único que mi amigo logró fue evidenciar sus intenciones y la chica huyó de él como lo hace una presa de un cazador. El cumplido debe construirse de la observación,

¿cómo podía decir que era la mujer más maravillosa que él había conocido, si ni siquiera la conocía? Él debió establecer contacto visual, acercarse, conversar, ir generando confianza, analizar sus respuestas, encontrar la cualidad que más le agradaba de ella, y entonces lanzar su cumplido matador. En ese momento aquello más que cumplido sonaba a frase pre-fabricada de un aprendiz de don Juan. En segundo lugar, el cumplido hace alusión a una cualidad personal, y las personas tienen nombre. El nombre debe preceder al cumplido matador, pero en ese momento, dado que nunca antes había cruzado una palabra con ella, no podía conocer su nombre. Si él hubiera seguido el proceso y, después de conversar durante un rato, hubiera dicho “Ana: Siento que eres la mujer más maravillosa que he conocido en mi vida”, ella no hubiera pensando que le dice lo mismo a todas las demás mujeres, puesto que, ni todas las demás mujeres se llaman Ana, ni lo está diciendo por decir sino basado en la evaluación que había hecho de ella, de su forma de actuar, de su carácter, de su energía, y de las cosas de sí misma que le había dicho. Otro punto importante en relación al cumplido matador es que su poder se diluye si lo repites constantemente, dilo sólo una vez y no vuelvas a repetirlo en semanas, de ser posible en un mes. El cumplido matador es tan poderoso que su efecto dura un periodo prolongado, durante ese tiempo la pentiletilamina se mantiene circulando en la sangre de tu presa, su sensación de enamoramiento crece y, sí, adivinaste... es por ti. Mujeres: El hecho de que haya mencionado el ejemplo de mi amigo y la chica a la que intentó ligar no significa que este consejo sólo funcione con los varones, ustedes también pueden aplicarlo con éxito. Dado que las mujeres están más acostumbradas a escuchar este tipo de frases, cuando es un hombre quien las escucha el efecto es mucho más fuerte, inmediato y duradero.

Técnica No. 36 Cumplido matador Presta atención a tu pareja potencial y encuentra en él o ella una sola cualidad que a tu juicio es la más maravillosa que posee. En torno a dicha cualidad construye un cumplido que haga alusión a un sentimiento, y dila una sola vez antecedida por su nombre. Evita confundir el cumplido matador con frases pre-fabricadas para ligar, y recuerda que este

consejos pueden aplicarlo indistintamente hombres y mujeres.

¿Funcionan los mismos cumplidos con diferentes personas? Investigaciones han demostrado que no siempre los mismos cumplidos funcionan con diferentes personas. Esto no está muy alejado de la teoría económica, la cual establece que el valor de un producto se incrementa cuando este es escaso y se reduce cuando es abundante. Una persona que es físicamente atractiva y está acostumbrada a escuchar cumplidos todo el tiempo, los aprecia menos que alguien menos atractivo que no los escucha con frecuencia. Esto debe inspirarte a ser muy creativo cuando se trata de ofrecer un cumplido, sobre todo si tu pareja potencial posee un gran atractivo físico. Debido a que se ha acostumbrado a recibir cumplidos con frecuencia estos se encuentran ya devaluados para él o ella, a menos que logres que el tuyo sea lo suficiente original para llamar su atención y ser más apreciado. Pero no sólo debes ser más creativo en tus cumplidos sino también más escaso en los mismos, no agobies a tu presa diciéndole demasiadas cosas que está acostumbrada(o) a escuchar. Con una persona de gran atractivo creatividad y moderación son la norma en cuanto a cumplidos se refiere. Por otro lado, si tu pareja es de un atractivo físico promedio no recibe tantos cumplidos y no se ha acostumbrado a ellos, lo que le lleva a apreciarlos más. En este caso se abundante en el uso de cumplidos y no te preocupes si estos no son demasiado creativos, igual le encantarán y necesitará escucharlos de ti.

Técnica No. 37 La economía de los cumplidos Si tu pareja potencial posee un gran atractivo físico cuida de ofrecer cumplidos originales y con moderación, debido a que se ha acostumbrado a escucharlos constantemente y, si son abundantes y poco creativos no los valorará tanto como tú deseas. Con una persona de menor atractivo puedes ofrecer cumplidos más frecuentemente y no preocuparte tanto si estos no son tan creativos

como tú desearías.

Lo que hiciste fue fabuloso Existen momentos en los que tu pareja ha hecho algo que obligatoriamente requiere de ti un cumplido, son esos momentos en los que quedarte callado(a) le ofendería, y si en verdad deseas que se enamore de ti, eso es algo que no puedes permitir. Si hizo una gran venta, si aprobó un examen muy difícil, o si cocinó algo delicioso para ti, no expresar nada sería una total descortesía. En ese momento en su mente sólo existe la pregunta “¿lo habré hecho bien?”, es tu deber confirmarle que lo hizo bien. La frase “lo que hiciste fue fabuloso” es mágica en momentos como estos. Representa aprobación, eleva la intimidad y la empatía, y le motiva a hacerlo una y otra vez.

Técnica No. 38 Muy bien hecho Cuando tu pareja haga algo importante y lo haga bien no dudes en decirlo, utiliza una frase como “¡muy bien hecho!” o “lo que hiciste fue fabuloso” para confirmar su sentido de orgullo. Recuerda que quedarte callado sería una total descortesía y tendría un efecto negativo en la relación.

Que La Primera Risa Sea La Tuya
Para Mujeres
Muchos hombres gustan de contar chistes, así reafirman su pertenencia al grupo y su autoestima crece cada vez que los demás ríen. Pero así como su autoestima crece cada vez que los demás ríen, también se desploma cada vez que los demás se quedan mirándose unos a otros sin entender el chiste.

Sé la persona que eleve su autoestima riendo antes que los demás y por más tiempo, como si el chiste te resultara realmente divertido. Esta técnica puede parecerte muy sencilla, pero su efectividad te sorprenderá. Muchas parejas que han llegado al altar se conocieron cuando ella río abiertamente por uno de los chistes que él contó a un grupo de amigos o conocidos.

Técnica No. 39 Ríe primero [Para mujeres] Cuando el caballero que te gusta cuente un chiste a un grupo siempre ríe primero que todos y durante más tiempo. Sé tú quien eleve su autoestima y le haga sentir bien.

Los Enamorados Emplean Sobrenombres Cariñosos
Entre los enamorados es algo muy común emplear un nombre de cariño. Un chico no llama a su novia Ericka o Ivonne, sino “princesa” o “chiquilla”, ella tampoco llama a su novio Juan o Pedro, sino “cariño” o “bebé”. Emplear un sobrenombre para llamar a tu pareja potencial desde los primeros días en que se conocen elevará el nivel de intimidad y hará que el enamoramiento llegue mucho más rápido. Puedes hacer esto comenzando a llamar a tu presa con un sobrenombre cariñoso que se te ocurra, en algún momento durante la conversación, pero es mucho más efectivo cuando empleas un sobrenombre cariñoso que él o ella conoce y con el cual se identifica. Algunos nombres propios poseen un sobrenombre genérico, por ejemplo Lulú, para Lourdes; Beto, para Roberto; Mari, para María. Estos sobrenombres son demasiado comunes y no te ayudarán a escalar un nivel alto de intimidad, pero al menos sirven para comenzar. Si estás conversando con María puedes decir “A las María también les llaman Mari, ¿te gusta que te llamen así?” Y si responde que sí comienza a llamarle Mari de ahora en adelante. Lo mismo aplica para los demás nombres.

Pero si deseas escalar niveles de intimidad más elevados, usar el sobrenombre genérico no es suficiente, debes emplear un sobrenombre cariñoso que tu pareja potencial conozca como personal, con el cual se identifique plenamente y que tenga un significado emocional importante para él o ella. Casi todos en nuestra infancia teníamos un sobrenombre con el cual nos llamaban nuestros padres y familiares, palabras cursis y melosas en ocasiones, incluso nuestro nombre propio adaptado a un diminutivo. Aún en la edad adulta muchas personas tienen un sobrenombre con el que les llaman sus amigos, y aunque en ocasiones son apodos de mal gusto como “el oso” o “la tigresa”, también tenemos amigos que nos llaman con sobrenombres más agradables y hasta halagadores. No sólo nuestros padres, familiares y amigos nos llaman de una forma distinta a nuestro nombre propio, sino que también las parejas y ex- parejas nos han colocado sobrenombres mientras sostuvimos una relación. Por lo tanto, cuando tu pareja te hable sobre su familia, amigos o alguna expareja, aprovecha para preguntar si ellos le llaman o le llamaban de alguna forma especial. Si responde afirmativamente y te revela cuál es el sobrenombre cariñoso, pregúntale si le gusta, si confirma que el sobrenombre es de su agrado llámale de esa manera.

Técnica No. 40 Sobrenombre cariñoso Pregunta a tu presa de que forme le llamaban en su niñez, cómo le llaman sus amigos, o de qué forma le llamaba alguna ex-pareja. Si el sobrenombre es apropiado di “¡Oh, me gusta! ¿Puedo llamarte así yo también?”

Existe una técnica más que considero importante compartir contigo: Devolviendo el cumplido Cuando recibas un elogio de tu pareja, sea directa o indirectamente, agradécelo y devuélvelo, no te quedes con él. La palabra “gracias” es una de las más comunes y sin embargo su uso obra de maravilla en cuanto a relaciones humanas se refiere. Es lamentable que muchas personas no la usen, tú no cometas ese error, y menos con la persona que deseas se enamore locamente de ti. Si tu pareja dice “¡Qué bonito luce tu cabello!”, responde “¡Oh! Gracias por notarlo”; si en su última conversación le dijiste que tendrías un examen muy difícil

y te pregunta cómo te fue, responde “Me fue muy bien, gracias por preguntar”; si te felicita porque hoy es tu cumpleaños responde “Gracias por recordarlo”.

Técnica No. 41 Gracias por ... Cuando tu pareja potencial te haga un cumplido, una felicitación, o una pregunta sobre algo que es importante para ti; devuelve de inmediato el cumplido como si de una patata caliente se tratase. Emplea para ello la palabra “gracias”, seguida de la atención que tu presa ha tenido y que estás agradeciendo, puede ser “preguntar”, “recordar”, “observar”, etc.

Tu Mundo Y El Mío
Cuarta Parte
TRANSFORMANDO NUESTRAS DIFERENCIAS EN COINCIDENCIAS El hombre y la mujer son distintos, es un conocimiento del dominio público. “Los hombres son de marte, las mujeres son de Venus”, es el título de un libro sobre relaciones personales que alude justamente a esas diferencias. Lo que no siempre se nos explica es cuáles son esas diferencias y el origen de las mismas. Si deseas conocer el origen de las diferencias ve a un jardín de niños durante el recreo y observa a los chiquillos y las niñas mientras juegan. ¿Qué notas? ¿Niños y niñas formando un gran círculo y conviviendo en armonía?, No. Más bien ellos tienden a separarse y jugar en grupos de su mismo sexo. Los niños gritan, se empujan, se pegan, y tratan de reafirmar su pertenencia al grupo mediante bromas y fanfarronadas. No así las niñas, quienes se reúnen en parejas o grupos pequeños, comparten sus juguetes, conversan. Estudios realizados por la Universidad de Harvard han demostrado que comúnmente las niñas aprenden a hablar antes que los niños, adquieren un vocabulario más extenso y articulan mejor. “Diane McGuiness, investigadora de la Universidad de Standford (California) constató esto mismo, después de haber estudiado la cantidad de vocalizaciones

que emitían niños de entre dos años y medio y cuatro años. Observó que las niñas hablaban consigo mismas, con otras niñas o con los objetos con que jugaban, y en todo momento utilizaban palabras inteligibles. En el caso de los niños, en cambio, se observó una pauta totalmente distinta: Parte de su comunicación eran palabras reconocibles, pero casi la mitad eran exclamaciones tales como 'Uy', 'Ouuum', 'Uuuj', 'Mmmm', 'Yaaaa'...” Diferencias genéticas Investigadores han comprobado que el principal origen de las diferencias es el factor genético. Entre las semanas 16 y 26 de formación del feto dentro del útero el cerebro sufre un proceso de diferenciación debido a causas hormonales. Es debido a ello que el cerebro masculino funciona de modo predominantemente analítico, mientras que el cerebro femenino funciona de modo predominantemente intuitivo y emocional. Estas diferencias pasan a la madurez, fortalecidas por la socialización, obteniendo los resultados que de sobra conocemos: Hombres hablando de política y deportes, mujeres hablando de telenovelas y de moda. Pero más allá de lo que es evidente, lo cierto es que esto afecta nuestras expectativas de lo que esperamos encontrar en una pareja para considerarla “el amor de mi vida”. Las mujeres, más conectadas con sus emociones, buscan un hombre sensible, capaz de compartir sus sentimientos. Los hombres, más conectados con la lógica, buscan una mujer que comparta sus gustos, con quien conversar de los temas que les agradan y compartir actividades juntos. Suena complicado, ¿verdad? Es como si ambos fueran en la misma carretera, pero conduciendo en sentido contrario. La mujer busca un hombre con quien poder hablar de sus sentimientos, El hombre busca una mujer que pueda pensar como él Con lo que mencionamos en el tópico anterior ha quedado claro que, debido a diferencias genéticas y sociales, los hombres gustan conversar sobre ciertos temas y las mujeres sobre otros, completamente distintos. ¿Existe alguna técnica que te permita salvar estas diferencias?, mejor aún, ¿hay alguna forma de convertir tales diferencias en coincidencias? Sí que la hay. Hombres:

La mujer busca un caballero con quien poder hablar de sus sentimientos, alguien capaz de entenderla en el plano emocional. Para ayudar a una mujer a enamorarse de ti luce como un hombre, trabaja como un hombre, camina como un hombre; al hablar hazlo con la voz de un hombre... pero con la sensibilidad que a las mujeres agrada. Hay hombres tan duros que no se atreven a ventilar ni el menor de sus sentimientos, para la mujer es muy difícil entenderse con un hombre así. En el extremo opuesto estaría el personaje de Eliot en la película “Al Diablo con el Diablo”, cuando en uno de sus deseos pide ser el hombre más sensible del mundo, emocionalmente hablando. Cuando el deseo se le concede Eliot llora de emoción al mirar la puesta de Sol. Todo extremo es malo, por ello evita ser duro al punto de que nada te conmueva, pero también ser tan sensible que todo te haga llorar. El punto medio sería el previamente mencionado: Tú eres un hombre, en toda la extensión de la palabra, pero no temes mostrar las emociones que te hacen humano. Posees una personalidad multidimensional que te permite conversar de diversos temas, tanto de los temas que son tradicionalmente del agrado de los varones, como de los temas que resultan de interés para ellas. Las mujeres encuentran una personalidad así muy atractiva, en esas condiciones es fácil que se enamoren de ti. Mujeres: Para ayudar al hombre de sus sueños a caer en las redes del amor contigo luce como una mujer, sonríe como una mujer, huele como una mujer, y habla con el tono dulce de una mujer... pero piensa como lo hace un hombre. ¿Cómo piensa un hombre? Ya lo dijimos anteriormente, de un modo más analítico y menos emocional. En las páginas siguientes encontrarás técnicas que te ayudarán a lograrlo. ¿De qué hablan los hombres y las mujeres? Entremos de lleno en materia. Hasta ahora hemos dicho que los hombres tienen unos temas favoritos y las mujeres otros, pero no hemos mencionado aún cuáles son dichos temas. Aunque toda regla tienen excepciones, en lo general, la conversación de las mujeres se centra en las personas y la conversación de los hombres se centra en las cosas. Las mujeres exploran sentimientos, pensamientos y acciones de otras personas, especialmente cuando se trata de personas cercanas a ellas como

familiares y amistades. Los hombres analizan las cosas, les encanta analizar cómo funcionan, buscar soluciones a los problemas, observar detenidamente los procesos. Por ejemplo, uno de los temas favoritos del hombre son los automóviles. Conocen de marcas y modelos, se interesan por saber de su funcionamiento, sueñan tener el mejor y no escatiman gastos, no sólo en su manutención y servicio general, sino también en accesorios que lo hagan diferente. Claro que el hombre también se interesa por ideas y conceptos, pero lo que más le interesa es cómo estos trabajan. Analizan un sistema y no se interesan por un elemento en particular salvo para analizar la forma en que este contribuye al logro de todo el sistema. Por ello los tópicos más agradables para el género masculino son los deportes, la política, los automóviles, la computación, las máquinas, el trabajo... Todo ello constituye sistemas y sienten una enorme fascinación al analizar su funcionamiento. La mujer que maneja algunos de dichos temas, de manera general, tiene más posibilidades de comunicarse asertivamente con cualquier hombre. Por lo tanto, mujeres: Creo que un buen consejo para ustedes sería comenzar a aprender e interesarse en vehículos, computación, deportes y política. Entiendo que, como mujer, quizá dichos temas a simple vista te parezcan aburridos. No te preocupes, en el párrafo anterior hable sobre dominar algunos de estos tópicos de manera general; no te recomiendo que te conviertas en una experta, lo cual tendría un efecto más negativo que positivo. Al hombre no le gustan las mujeres que saben más que él en temas tradicionalmente masculinos. Aprende lo suficiente para establecer una conversación interesante con él, pero quédate siempre con interrogantes que él pueda aclararte.

Técnica No. 42 Conoce lo que los hombres hablan [Para Mujeres] La conversación tradicional del hombre se basa en los objetos y el análisis de los sistemas, por ello aman hablar de autos, deportes, política, trabajo, y temas similares. Para poder comunicarte mejor con el género masculino demuestra que sabes de tales cosas,

pero recuerda no saber tanto como él.

Si los hombres se enfocan en las cosas, las mujeres se enfocan en las personas. Ellas poseen una gran perspicacia para mirar dentro de la gente, detectar sus problemas, sus respuestas ante varias situaciones. Por ejemplo, las mujeres hablan mucho de sus amigas, de las cosas que les suceden, de cómo les afectan, de cómo ellas saben o intuyen que deben sentirse ante determinada situación. Muchas damas gustan de ver telenovelas, y les encanta platicar sobre ellas, literalmente se ponen en los zapatos de los personajes, hablan de cómo la protagonista debe sentirse ante las intrigas de la antagonista, de cómo sufre, de cuánto ha llorado por el mal entendido que ha hecho al galán alejarse de ella. También son las mujeres quienes constituyen el más grande público objetivo de las revistas y programas de espectáculos, les encanta conocer y seguir la vida de sus artistas favoritos. Todos estos son ejemplos de una comunicación centrada en las personas. Por ello los temas de conversación favoritos de las mujeres son la gente, los sentimientos, la filosofía, la psicología, la moda, el arte, y otros similares. El hombre que tiene un dominio generalizado de dichos temas tiene mayores posibilidades de comunicarse con las mujeres que aquel que sólo sabe hablar de fútbol. Así que, hombres, ya adivinarán el consejo: Comiencen a investigar y aprender sobre temas relacionados con la gente, como los que ya mencioné anteriormente. No te preocupes si dichos temas te resultan aburridos, sólo necesitas conocerlos de manera general, lo suficiente como para poder entender lo que tu chica te diga y hacer preguntas interesantes. Tampoco te preocupes porque tus amigos te vean raro, recuerda que estos serán los temas que tratarás cuando converses con una mujer; cuando estés con tus amigos sigue hablando de fútbol, automóviles, y mujeres.

Técnica No. 43 Conoce los temas femeninos [Para Hombres] Cuando converses con una mujer orienta tu conversación hacia un aspecto más psicológico, céntrate en las personas antes que en las cosas. Oriéntate hacia lo emocional más que hacia lo objetivo. Esta es la forma en que ellas conversan

y lograrás comunicarte mejor con el sexo femenino si lo haces de esta manera.

¿Cómo te sientes? Las diferencias en la comunicación entre hombres y mujeres son tales, que un mismo tema puede ser tratado de diferentes formas. Un buen ejemplo de esto es el trabajo, un tema que por lo general es del agrado tanto de ellas como de ellos. Pero el hombre, al hablar del trabajo, se enfocará en lo que hace, cómo lo hace, qué herramientas usa, y como contribuye su labor al logro del objetivo general de la empresa o al producto terminado. En cambio, la mujer se enfocará en cuánto disfruta lo que hace, qué tan agradable le resulta el ambiente, y la forma de ser de sus compañeros. Dos formas distintas de referirse al mismo tema, basándose en las cosas y basándose en las personas. Recientemente realicé un experimento, el cual consistió en inventar un problema no grave, y pedir consejo, cosa que generalmente no hago, a dos amigos y a dos amigas por separado. Cuando le conté a mis amigos sobre el problema ellos comenzaron a idear soluciones; en cambio, cuando se lo conté a mis amigas ellas me preguntaron cómo me sentía y trataron de consolarme y levantarme el ánimo. Preguntar “cómo te sientes” es algo normal entre mujeres debido a su predisposición genética hacia lo intuitivo y emocional; no así entre hombres, quiénes rara vez usan la palabra “sentimiento” o sus derivadas en la conversación. Hombres: Lograrán que su conversación con las mujeres sea más efectiva si introducen la pregunta “¿cómo te sientes?”. Mientras la chica esté hablando sobre algo que le ocurre o que le ocurrió en el pasado, tú puedes cuestionar “¿cómo te sientes respecto a eso?”, esto le permitirá hablar contigo de sus sentimientos y sentirse más vinculada a ti.

Técnica No.44 ¿Cómo te sientes? [Para Hombres] Mientras la chica habla sobre algo importante que le ocurre o le ocurrió en el pasado, pregunta “¿cómo te sientes respecto a eso?” Esto le permitirá hablar contigo de sus sentimientos y

sentirse más vinculada a ti. Cuando a una mujer se le pregunta “¿cómo te sientes...?”, ella responde con entusiasmo porque está acostumbrada a hablar de sentimientos y emociones. Pero cuando la misma pregunta se le hace a un hombre este casi siempre con un “bien”, “más o menos”, o algo por el estilo. El hombre no se siente cómodo al tener que describir cómo se siente.

Mujeres: Eviten preguntarle a un hombre cómo se siente ante una situación determinada, eviten explorar sus sentimientos antes de tiempo. Algunos hombres son sensibles y no tienen problemas en expresar sentimientos, pero la mayoría no son así. Existen situaciones en las que, como mujer, estás tan acostumbrada a explorar sentimientos que lo consideras normal, ¡Cuidado!. Con tus amigas es normal, con un caballero no es normal. Recuerda que el hombre es analítico y piensa en cosas, por ello te comunicarás mejor con tu galán si haces preguntas que involucren análisis, no sentimiento. Por ejemplo, la pregunta “¿piensas que fue lo mejor?”, funciona mejor que si preguntaras “¿sientes que fue lo mejor?”, porque la primera pregunta le lleva a analizar la situación, mientras que la segunda le lleva a analizar sus sentimientos.

Técnica No. 45 Sentimientos no [Para mujeres] Mujer: Evita explorar los sentimientos de tu galán durante la etapa temprana de la relación, al menos mientras no tengas claro que se trata de un hombre sensible o que tiene en ti la confianza suficiente para atreverse a revelar lo que lleva en su corazón. Evita hacer preguntas que involucren internarse en sus sentimientos y prefiere las que involucran análisis. Preguntar “¿piensas que...?”, siempre es mejor que preguntar “¿sientes que...?”

¿Quieres hablarme de eso? Hombres: Seguramente en algún momento encontrarás en tu pareja un humor negativo. Ella puede parecer enojada, preocupada, nerviosa, o algo así. Cuando eso ocurre tú cuentas con una frase mágica: “¿quieres hablarme de eso?” Recuerda que el cerebro de la mujer es emocional, a ellas les gusta hablar de lo que sienten, así que aprovecha la situación y no permitas que se vaya con ese estado de ánimo negativo que inconscientemente asociará contigo si no le ayudas a ventilarlo. Incluso si ella te responde que no desea hablar de lo que le ocurre, insiste, anímala a que te lo cuente con frases como “¡Vamos! Te hará bien desahogarte”,o “¡Anda! Me encantaría que compartieras conmigo tus sentimientos”. Ella en verdad desea compartir contigo lo que siente, aunque diga que no, así que con insistir un poco será suficiente para que ella comience a “soltar la sopa”. Cuando ella te hable de lo que le sucede no cometas el error de interrumpir. La mente analítica del hombre de inmediato piensa en soluciones, pero la mente emocional de la mujer desea expresar lo que siente. En ocasiones una mujer sólo necesita hablar y ser escuchada para sentirse mejor, así que escucha. Escucha con atención, si la emoción la hace llorar abrázala, pero no la interrumpas. Sólo escucha.

Técnica No. 46 ¿Quieres hablar acerca de eso? [Para hombres] Cuando tu pareja se encuentre enojada, preocupada, nerviosa, o un estado de ánimo negativo la perturbe, pregunta si desea hablar contigo acerca de eso; si responde que no, insiste. Cuando ella te hable acerca de lo que motiva su estado de ánimo y de cómo se siente no la interrumpas para ofrecer soluciones, muchas veces ellas sólo desean ser escuchadas y comprendidas, así que sólo escucha.

Silencio Mujeres: En aquellas ocasiones en que observas a tu galán enojado, triste, deprimido, preocupado, o experimentando alguna emoción incómoda, como mujer tu primera reacción tal vez será preguntarle porqué se siente así. Error. El cerebro del hombre es analítico, no está acostumbrado a expresar sus sentimientos sino a buscar soluciones. Cuando el hombre experimenta alguna emoción incómoda tiende a encerrarse en sus propios pensamientos, ideando soluciones o tratando de localizar los motivos del problema. En tales circunstancias es posible que tu compañero busque estar solo, pero también es posible que busque tu compañía, mas no para hablar de lo que le sucede sino para sentirse apoyado. Disfrutará de tu presencia física, pero se sentirá incómodo hablando de sus sentimientos. ¿Qué es lo mejor que puedes hacer para ayudar a tu galán a sentirse mejor? Amiga, sencillamente cierra tu boca. Bríndale el apoyo que tu presencia física le proporciona, mantente a su lado, míralo a los ojos... pero no pronuncies una sola palabra, y mucho menos preguntes qué le ocurre o cómo se siente. Respetar su silencio será mucho más gratificante para él que soportar tu insistencia por saber lo que le está ocurriendo. Si insistes es posible que se ponga irritable y termine diciendo algo que los haga sentir mal a los dos. Sólo si él te dice algo de lo que le está inquietando habla, pero no le pidas más detalles ni intentes explorar sus sentimientos; simplemente dile que lo entiendes y que estás ahí para brindarle tu apoyo, pero nada más.

Técnica No. 47 Cuando él esté mal, enmudece. [Para Mujeres] Si tu pareja se encuentra enojado, preocupado, triste, deprimido, o experimentando alguna sensación incómoda similar, evita preguntarle qué le ocurre o porqué se siente así; en estas circunstancias lo mejor que puedes hacer es guardar silencio. Si él te busca es porque necesita sentir tu apoyo

y disfrutar tu compañía, él necesita tu presencia física, pero no desea ventilar sus sentimientos.

El Camino De La Comunicación
La comunicación es un proceso cuyos elementos principales son tres: un emisor, un receptor y un mensaje. Al emitir el mensaje el emisor espera una respuesta del receptor, esta respuesta puede ser oral, pero también puede ser corporal o emocional. Si la intención del emisor es el punto A y la respuesta del oyente es el punto B, ¿cuál es la mejor forma de trasladarse de un punto al otro? Para el hombre el mejor camino es una línea recta; para la mujer, en cambio, el camino incluye ligeras curvas. Son estas ligeras curvas la que frecuentemente generan en los varones la sensación de que las mujeres dicen una cosa cuando en realidad quieren decir otra. Para ilustrar a lo que me refiero imagina que una pareja está intentando ordenar en el mostrador de un restaurante de comida rápida, seguramente sus palabras serían como las siguientes: Ella: ¿Te parece bien que ordenemos pollo? Él: Ordénalo para ti, yo prefiero una hamburguesa o: Él: ¿Te parece bien que ordenemos pollo? Ella: ¿No te gustaría mejor una hamburguesa? En el primer caso la pregunta recibe una respuesta directa, el camino de la comunicación es recto, el hombre prefiere una hamburguesa y así lo hace saber. En el segundo caso el camino de la comunicación lleva una ligera curva, la mujer está respondiendo que desea una hamburguesa, pero no lo dice directamente, sino como una sugerencia. Mujeres: Si desean mejorar su comunicación con el sexo opuesto eviten, en lo posible, las curvas en el camino de la comunicación. El hombre toma las respuestas que recibe en forma literal, por ello le resulta difícil ajustarse a las sugerencias e insinuaciones, espera una respuesta directa, desea que vayan “al grano”. Si tu comunicación sigue un camino recto comunicarse contigo será mucho más fácil para él.

Si la mujer de nuestro ejemplo respondiera “Me gustaría una hamburguesa”, el mensaje para el caballero sería sencillo de interpretar.

Técnica No. 48 “Al grano” [Para mujeres] Recuerda que los hombres interpretan las palabras que reciben de forma literal, les cuesta “leer entre líneas”. Evita decir “¿Te gustaría...?”,o “¿Crees que...?” cuando en realidad quieres decir “Me gustaría...”,o “Yo creo que...” En pocas palabras: Con los caballeros no intentes comunicarte como lo haces con tus amigas, con ellos siempre “ve al grano”.

Hombres: Para poder mejorar su nivel de comunicación con las damas aprendan a leer entre líneas, a no tomar sus palabras de forma literal. Comunicarte asertivamente con el sexo femenino implica hablar como ellas lo hacen, introduciendo curvas en el camino de la comunicación. Cuando quieras proponer algo no hagas tu propuesta directamente, pide siempre su opinión. No digas “vayamos mañana al cine” sino “¿te gustaría ir al cine mañana?” Cuando sea ella quien diga algo como “¿Te gustaría ir al cine mañana?” aplica el consejo inverso e interprétalo como un “A mí me gustaría ir al cine mañana”, y responde con un simple “Ok, vayamos a la función de las seis”.

Técnica No. 49 Introduce ligeras curvas en tu comunicación [Para Hombres] Mejora tu comunicación con las mujeres hablando como ellas lo hacen, introduciendo ligeras curvas en tu expresión. Si quieres proponer algo no lo hagas de manera directa con un “Quiero que...”, sino con una pregunta “¿Te gustaría que...?”, ellas están

acostumbradas a expresarse de este modo así que interpretarán perfectamente tu deseo. Cuando sea ella quien te pida tu opinión sobre algo usando una pregunta como “¿Te gustaría que...?” interpreta esto como si te estuviera diciendo “A mí me gustaría que...” y responde en consecuencia.

¿Necesitas ayuda? Hasta hoy no he conocido a un sólo ser humano que sea totalmente autosuficiente, necesitamos dar y recibir ayuda, sea que la solicitemos o no, sea que nos la soliciten o no. ¿Quién mejor y más digno de recibir nuestra ayuda que nuestra pareja, sea real o potencial?, ¿Quién más a propósito para ayudarnos con aquellos detalles que nos resultan difíciles de manejar que la dama, o el galán, que tantos suspiros nos provoca? Pero nuevamente hay que ser cautos, porque en el aspecto de la ayuda también existen diferencias entre los dos géneros. El rol tradicional del hombre es el proveedor, el fuerte, el que resuelve los problemas; no así con la mujer. Mujeres: Si en su casa hay un lavamanos que gotea, una tubería rota, o una llanta del auto que requiere cambiarse; es altamente probable que su galán se ofrezca voluntariamente para resolver el problema; esto es lo que dicta su rol tradicional, así que acepten la ayuda que ofrece. Tú eres el amor de su vida (o estás a un paso de serlo) y se esforzará por hacerlo bien para satisfacer tus expectativas. Mientras él se moja todo al tratar de componer la tubería rota, o mientras suda la “gota gorda” tratando de aflojar la llanta del auto, abstente totalmente de ofrecerte a ayudarle. Permanece a su lado charlando y pasándole la herramienta, si así lo deseas, o ve a la cocina y prepárale algo delicioso para cuando termine de realizar el trabajo. Pero no intervengas directamente en lo que él está haciendo. Su rol es resolver problemas, su mente analítica piensa en las mejores formas de hacerlo, y su orgullo de varón eleva sus niveles de testosterona. Si tú intentas intervenir en lo que hace, ya sea dándole una mano o proponiendo una forma alternativa a cómo él lo está haciendo sólo lograrás irritarlo. Hemos dicho que él se esforzará por hacerlo bien, pero ¿y si lo hace mal? ¡Ni modo! Esboza una sonrisa, aunque sea forzada, dale las gracias, y en cuanto se

marche llama a un plomero profesional. Nunca hieras su orgullo de hombre criticando un trabajo mal hecho, a menos que tu intención sea no volverlo a ver nunca más en tu vida.

Técnica No. 50 Ayúdame, por favor [Para Mujeres] Cuando tu pareja potencial esté haciendo algo por ti, evita intervenir en lo que hace, sea ofreciéndote a darle una mano, sea mencionando una forma alternativa de solucionar el problema. Cierra tus labios y déjalo trabajar a su modo. Nunca critiques un trabajo, aunque esté mal hecho, ya que hacerlo equivale a herir su orgullo de hombre y alejarlo de ti para siempre.

Hombres: Las mujeres siempre gustarán de la cooperación. Cuando una mujer te ofrece su ayuda te coloca en una posición incómoda, pero cuando es un hombre quien ofrece su ayuda a una mujer ella lo considera algo normal, propio de tu rol tradicional de varón. La única forma de que una mujer se sienta incómoda al aceptar la ayuda de un hombre es que esta la comprometa de alguna manera, como sería recibir un préstamo por una gran cantidad de dinero. Pero si lo que necesita es simplemente una mano que le ayude a cambiar la llanta del automóvil, la banda de la lavadora, o el sistema operativo de la computadora; el que te ofrezcas a hacerlo se verá muy bien. Para ellas, tu ayuda es un gesto de caballerosidad. Pero no confundas caballerosidad con entreguismo. Ofrecerte a brindarle una mano para cambiar la llanta ponchada del automóvil es muy distinto a hacer siempre sus tareas escolares, prestarle dinero cada tercer día o algo similar. La ayuda para una eventualidad es muy bien vista, pero el estar resolviendo siempre sus problemas tiene el efecto contrario. Más adelante en este libro analizaremos porqué tratar de conquistar a alguien haciéndole favores todo el tiempo es una mala idea, y cuál es la técnica adecuada para ganar el corazón de alguien utilizando la práctica de los favores en tu beneficio y no en tu contra.

Técnica No. 51 ¿Puedo ayudarte? [Para Hombres] Cuando tu pareja enfrente un problema o necesite tu cooperación acércate a ella y ofrece tu ayuda. Ellas encuentran muy caballeroso de tu parte el ofrecerte a hacer por ella algo que requiera la fuerza o la habilidad propias de un varón, e interpretarán tu ayuda como un gesto de amabilidad hacia ellas y de consideración hacia sus problemas. Pero si el mismo favor se repite de manera constante el efecto positivo se diluye, así que sé cauto.

Mujeres: Cuando requieran la ayuda de su galán no duden en solicitarla, pero tengan cuidado de la forma en que la piden. Es muy común emplear las conjugaciones de la palabra “poder” en tu solicitud de apoyo. Retomemos el ejemplo de la llanta pinchada de tu automóvil, es posible que le digas “Cariño: ¿podrías ayudarme a cambiar la llanta de mi auto que se pinchó?”. Seguramente no se negará, pero es imprescindible darte cuenta de la percepción inconsciente que la pregunta genera. “¿Podrías?”, significa dudar de su capacidad, cuestionar si posee o no la habilidad para hacerlo. Estás apelando a su instinto competitivo y no a su cortesía de caballero. Desde hoy evita pedir ayuda empleando las conjugaciones de la palabra “poder”, y emplea las conjugaciones de las palabras “querer” o “gustar”, que son mucho más suaves, más dulces al oído, y no apelan al instinto competitivo sino al instinto de cooperación. “Cariño: ¿quieres ayudarme a cambiar la llanta de mi auto que se pinchó?”, le deja en claro que sabes que él puede hacerlo, y responderá con más entusiasmo a tu solicitud.

Técnica No. 52 ¿Quisieras ayudarme a...? [Para Mujeres] Cuando solicites la ayuda de tu galán no lo ofendas dudando de su capacidad al preguntarle si puede. Emplea las conjugaciones de las palabras “querer” o “gustar”, las cuales dejan en

claro que sabes que él puede, y harán que responda con más entusiasmo a tu solicitud.

Lo siento... Hombres: Muchas mujeres tienen un pobre concepto de los varones en el sentido de que los consideran testarudos e incapaces de aceptar sus errores. Las mujeres aceptan sus equivocaciones con más facilidad y están más dispuestas a ofrecer disculpas (aunque hay sus excepciones), pero el hombre no siempre lo hace. Esta actitud también obedece a las diferencias naturales del hombre y la mujer. El hombre es poco emocional, por eso cuando surge una diferencia con un amigo quizá se enojen, pero en la siguiente ocasión que se encuentren ya habrán olvidado todo y tomarán cervezas como si nada, a menos que lo que motivó el desencuentro haya sido algo realmente grave. La mujer, en cambio, está tan conectada con sus emociones que no puede olvidar lo bueno y lo malo. Cuando dos amigas se enojan, por lo general permanecen enojadas y sin hablarse, al menos hasta que una de las dos se disculpa. Tenemos, por lo tanto, una diferencia genética que se torna en una diferencia cultural: Un hombre que puede enojarse demasiado y al día siguiente haberlo olvidado todo, y una mujer que no olvida sin importar cuánto tiempo pase. Si el hombre no comprende esta diferencia comete uno de los mayores errores, que es no reconocer sus fallas, ni disculparse. Conozco a una señora, ahora viuda, que después de una pelea con su marido vivieron durante más de diez años en la misma casa ¡sin dirigirse la palabra!, hasta que el señor murió. Un amigo estaba muy afligido porque después de una discusión con su mujer, la ofendió, y ella le pidió el divorcio; cuando me preguntó qué podía hacer le respondí “admite tu error ante ella y pídele que te perdone”, ¿Un consejo demasiado común? Sí, pero salvó el matrimonio de mi amigo, y también puede salvar tu relación. Cuando surge un problema con un amigo, a menos que este sea muy grave, con no volver a tocar el tema y continuar como si nada, el asunto se superará; pero con una mujer no es así. Cuando cometas un error que pueda ofenderla ten el valor de reconocerlo y decir “Lo siento...” Esto tiene un segundo beneficio, los hombres que reconocen sus errores son tan escasos como los diamantes. Las mujeres aman los diamantes, y también aman a los hombres que tienen el valor y el coraje necesarios para decir “lo siento”.

Técnica No. 53 Lo siento...

[Para Hombres] El hombre rara vez necesita reconocer un error y disculparse ante otro hombre, pero cuando es una mujer la ofendida debes reconocer tu falta y pronunciar las palabras mágicas “Lo siento”. La mujer tiene un cerebro emocional muy desarrollado, por eso lo que un amigo ya habrá olvidado en su próxima reunión en el bar una chica nunca lo olvidará y, aunque la falta no sea grave, no podrá perdonarla a menos que te disculpes con ella.

Me siento ofendida por... Mujeres: El hombre es menos emocional que la mujer. Esto significa que en muchas ocasiones puede decir cosas que hieren, pero sin darte cuenta de ello. Me ocurrió con mi esposa hace unos días durante una conversación ordinaria. Le dije que no había podido dormir bien porque una vecina estuvo escuchando música toda la noche mientras lavaba la ropa, le dije también que había estado tentado a levantarme e ir a donde se encontraba la vecina y pedirle que le bajara a su música, pero me abstuve porque la comprendía, ya que ella tiene tres niños chicos que ensucian ropa descontroladamente, y que tanto ella como su esposo trabajan mucho, por lo que la ropa se le acumula y seguro no tiene otro tiempo para lavarla que durante la noche o madrugada. ¿Algo ofensivo en ello?. No desde mi punto de vista, pero el mío era el punto de vista analítico de un hombre, no el punto de vista emocional de una mujer. Cuando noté a mi esposa molesta conmigo le pregunté qué le ocurría, no me contestaba, estaba ofendida. El resultado fue una gran confusión y un día difícil, ella enojada conmigo, yo incapaz de entender el porqué. Fue hasta varias horas después, cuando se encontraba ya más calmada que me explico el porqué se encontraba enojada, según ella yo había halagado a la vecina por ser trabajadora, y eso le había hecho sentir a ella que yo no apreciaba el trabajo que hacía, que la consideraba menos. Esa no era mi intención, y nunca quise que ella supusiera tal cosa, pero lo supuso. La misma situación se presenta una y otra vez entre muchas parejas, debido a que el hombre es menos emocional que la mujer él puede decirte algo de una forma bien intencionada, pero te hiere emocionalmente, aún cuando esa no haya sido su

intención. Y cuando te nota enojada su mente analítica recuerda cada una de las palabras que te dijo tratando de encontrar algo que te haya podido hacer sentir mal, y no lo encuentra, lo que le confunde aún más. Por eso, mujer, cuando un hombre, y en especial tu pareja, te haga enojar o sentir mal con algo que ha dicho o hecho, no esperes a que él sepa cuál fue el error porque difícilmente lo hará, a menos que sea demasiado obvio. Dile con absoluta claridad “me siento ofendida por...” y dale la oportunidad de explicarse, notarás que muchas veces su comentario o acción no han sido malintencionados. Pero si callas, lo pondrás en una situación difícil, y su relación puede terminar por una insignificancia o un malentendido.

Técnica No. 54 Me siento ofendida... [Para Mujeres] Cuando un comentario o acción de tu pareja te haga sentir mal, no importa cuán enojada te sientas, explícale con total claridad lo que te ha hecho sentir molesta. El hombre es menos emocional que la mujer y puede ofender o herir con un comentario bienintencionado. Si no le explicas con absoluta claridad lo que te ha molestado su relación puede terminar por una insignificancia o un malentendido.

Cómo Encender El Interruptor Sexual
Quinta Parte
En esta, la quinta parte del libro Secretos Para Enamorar, hablaremos de sexo. El objetivo fundamental en esta etapa del libro es proporcionarte técnicas que te ayuden a estimular la mayor zona erógena de tu pareja, que por cierto no son los órganos genitales, sino el cerebro. En capítulos anteriores hemos hecho mención a las diferencias existentes entre el

hombre y la mujer, diferencias genéticas incrementadas por la socialización. Sin embargo, si existe un aspecto donde dichas diferencias se aprecian en su mayor extensión, es justamente en la sexualidad. Las fantasías del hombre y la mujer Para entender el porqué es en la sexualidad donde se aprecian con mayor exactitud las diferencias entre ambos géneros, observemos el entorno en que se desarrollan los niños y las niñas durante una etapa de definición, que es aproximadamente entre los cinco y los ocho años. Al hablar del mapa del amor, en las primeras páginas del libro, mencionamos dicha etapa como la más importante para el desarrollo de dicho mapa. ¿Cómo es la relación de una niña de dicha edad con sus padres y familiares? Ellos la colman de cariño y de atenciones, constantemente recibe besos y abrazos, es muy normal que su padre la siente en una de sus piernas mientras la mima. No así el niño, que también recibe cariño y atenciones, pero de una manera diferente, a él se le educa para ser fuerte, se le enseña que los hombres no lloran, sólo recibe besos y abrazos de su madre, pero muchos niños se incomodan ante tales manifestaciones de afecto. “Ma, no me beses, ya soy grande”,o “¡Ya, mamá, que hay mucha gente y nos están viendo”, son comentarios comunes en un niño ante los mimos y caricias de su madre. ¿Cómo juegan los niños a esa edad? En grupos de chicos, gustan de los juegos rudos que involucren gran actividad física, así como de videojuegos y otras actividades similares. Ni de broma se tocan entre ellos, eso estaría muy mal visto y generaría burlas de sus compañeros, que incluso los dejarían fuera de su grupo. En cambio los juegos de las niñas son más sutiles, hablan mucho, gustan de expresar sus sentimientos, se tocan, se abrazan, existe contacto físico entre ellas. Estas conductas permanecen hasta más tarde. Ayer, mientras pasaba frente a una escuela preparatoria cerca de mi casa observaba a tres chicas, de unos diecisiete años cada una, que salían de dicho colegio bromeando y riendo, abrazadas entre ellas. Esa actitud no causa sorpresa a nadie, es algo normal entre las mujeres; sin embargo, nunca he visto a dos o más hombres caminar abrazados, a menos que estén sosteniendo a uno de ellos que se ha excedido en el consumo del alcohol. Por ello, no es de extrañar que en sus deseos y fantasías sexuales las mujeres experimenten un deseo innato de ser abrazadas y besadas, de escuchar palabras dulces y plenas de romanticismo durante el acto sexual. El hombre, por el contrario, no necesita de tales actitudes en su pareja para disfrutar hasta el delirio.

Las fantasías sexuales de la mujer son mucho más complejas que las del hombre; sin embargo un hombre difícilmente conocerá las fantasías sexuales de la mujer porque ellas no encuentran muy agradable confesarlas, el hombre disfruta compartiendo con su pareja sus fantasías sexuales, pero ellas no. ¿Porqué son más complejas las fantasías sexuales de la mujer? Porque ellas dan mucha importancia a los detalles, a los preludios, al entorno. Por ejemplo, una mujer fantasearía con una playa, de noche, alumbrándose con velas, visualizarían todos los detalles del rostro y el cuerpo de su galán, que con una voz fuerte les colma de caricias y besos mientras les susurra al oído “te amo”, “te necesito y no puedo vivir sin ti”, “eres mi mayor felicidad”, “ámame”. En cambio, un hombre no presta tanta atención a los detalles y va directo a la acción. Para el hombre el escenario no es lo importante, tampoco los preludios, tampoco las palabras. El hombre fantasea con algún tipo de mujer difícil de encontrar en el mundo real, mujeres ardientes como la enfermera mala, la colegiala traviesa o la ama de casa infiel, en su fantasía ella le pide que la posea y él accede de inmediato, no hay muchas palabras, sólo gemidos de placer y una agradable sensación de dominio. La regla de oro que no aplica en el sexo Hemos escuchado en muchas ocasiones una regla de oro que es vital para lograr relaciones personales sanas, la regla es “Trata a los demás como deseas ser tratado”. No olvides esta regla pues su uso te ayudará a comportarte mejor en sociedad y ser un buen ciudadano, pero no funciona en el sexo. Para tener relaciones sexuales tan maravillosas que tu pareja no pueda dejarte ir debes emplear una modificación de esta regla y “tratar a tu pareja como desea ser tratada ella, o como desea ser tratado él; no como deseas ser tratado(a) tú”. Ahora hablemos de cómo desea ser tratada tu pareja potencial: Las mujeres desean, más que un encuentro sexual, una experiencia; esta experiencia involucra el entorno, detalles románticos, estimular sus cinco sentidos. Una iluminación con velas, una música de fondo, un perfume agradable, una habitación bellamente decorada..., todo ello contribuye a elevar su nivel de intimidad y excitación. Desean ser acariciadas con paciencia, y escuchar de los labios de su pareja palabras que les hagan sentir amadas. A la mujer le es difícil, aún en una relación casual, separar el sexo del amor. El hombre, en cambio, tiende a separar el sexo del amor. Le gusta fantasear y muchos hombres fantasean aún mientras sostienen relaciones con su pareja. Para

el hombre lo importante, más que el entorno y los detalles, es su pareja. Sueñan con una mujer hermosa y sexy, no les importa el decorado de la habitación ni la música de fondo, sino el cuerpo de la dama, su rostro, su expresión. Escuchar de su pareja palabras de amor tampoco eleva su excitación, por el contrario, los distrae debido a que, como ya dijimos, ellos tienden a separar el sexo del amor. En un estudio llevado a cabo por la Universidad Estatal de Louisiana, Estados Unidos, un psicólogo leyó a un grupo de hombres y mujeres una historia erótica (la misma historia para todos), y posteriormente se les preguntó cuál era la parte más candente que recordaban de la historia que acababan de escuchar. Los hombres recordaron la parte en que la mujer “clavada en su compañero extendió sus piernas alrededor de él”, mientras que las mujeres recordaron como la parte candente de la historia las escenas donde “ellos se miraron fijamente dentro de los ojos del otro”. Desde luego, cada sexualidad es particular, y las generalizaciones que hagamos no necesariamente se ajustarán al ciento por ciento a los deseos de tu pareja. Pero conocer lo que ambos géneros desean en la intimidad, de manera general, es un gran comienzo.

Técnica No. 55 Más que una relación, una experiencia [Para Hombres] Caballeros: Hagan el amor de la forma que a la mujer le gusta, enfóquense en hacer del acto, más que una relación, una experiencia agradable a todos los sentidos. Para la mujer es muy importante el entorno, el preludio, los detalles y las frases románticas. Haz que tu mujer se sienta amada, y ella pensará que eres el mejor amante del mundo.

Técnica No. 56 Separa el sexo del amor [Para Mujeres] Chicas: Los hombres tienden a separar el sexo del amor, esto no significa que él no te ame, simplemente que prefiere mostrar su amor de

otras formas. Por lo tanto, amiga, separa el sexo del amor. Más que preocuparte por el entorno y los detalles preocúpate por lucir hermosa y sexy para él, y durante el encuentro no le digas que lo amas ni expreses ninguna palabra que aluda a sentimientos. La experiencia para el hombre es más física, mientras que para la mujer es casi cien por ciento emocional.

Lecciones Prácticas De Sexo
Para Hombres Y Mujeres
Lecciones prácticas de sexo, para hombres En los párrafos previos se ha mencionado la importancia de conocer los deseos y fantasías sexuales del sexo opuesto, son grandes las ventajas que obtiene el hombre que hace el amor a la mujer como ella desea, y lo mismo podemos decir de la mujer que hace el amor al hombre como él lo desea. La mujer desea convertir el sexo en una experiencia que involucre todos sus sentidos, adora los detalles previos, presta gran importancia al entorno, el romanticismo es fundamental, desean escuchar de su pareja palabras que las hagan sentir amadas y protegidas. El hombre separa el sexo del amor, para él lo más importante es su pareja, que esta luzca hermosa y sexy, que se entregue a la pasión con profundo frenesí, las palabras románticas no son tan importantes para él como las eróticas. Creo que eso ha quedado claro. Nuestro propósito en esta parte del libro es ayudarte a convertirte en el o la mejor amante del mundo haciendo el amor a tu pareja como lo desea ella o él. Pero este libro tiene una limitación, ¿recuerdas cómo aprendiste a andar en bicicleta? Seguramente no leíste un libro que te mostrara cómo hacerlo. Primero debiste observar a tu instructor cómo lo hacía, pusiste atención a sus lecciones, finalmente te montaste y comenzaste a pedalear, pero aún así debiste caer varias veces antes de equilibrarte y dominar la bicicleta por completo. Un proceso similar sucedió cuando aprendiste a conducir un vehículo. Lo que estoy tratando de decir es que, si deseas hacer el amor como le gusta a tu pareja, la teoría de un libro como este puede ayudarte, pero es la práctica la que hace al maestro. Afortunadamente las lecciones prácticas de sexo existen, y son

muy fáciles de encontrar. Hombres: Aún recuerdo una ocasión cuando, en la escuela secundaria, nuestro maestro discutía el tema de la educación sexual. Mi mejor amigo en aquella época, Ricardo, se puso de pié y preguntó “Profesor, en un programa de televisión dijeron que las películas porno son la mejor forma de educación sexual, ¿qué opina usted?”. El profesor tragó aire mientras meditaba en la respuesta, finalmente respondió “No, Ricardo; eso es mentira. Cuando ves una película porno de inmediato surge el morbo, no aprendes nada, lo único que hacen es inquietarte”. Eramos adolescentes en ese entonces, pero ahora, desde mi perspectiva adulta comparto, en parte, la posición del maestro. De haber dicho que sí habría animado a un grupo de adolescentes de entre trece y catorce años a rentar cintas pornográficas de manera masiva, y si los padres descubrían dichas cintas hubiera sido muy fácil decir “mi maestro dijo que ver películas XXX estaba bien”, lo que hubiera puesto a decenas de padres ofendidos en contra del profesor originando su destitución. Sin embargo, lo que mi amigo Ricardo escuchó en la televisión es cierto. Las cintas porno son una excelente forma de conocer la forma en que hombres y mujeres disfrutan el sexo. Pero por favor espera, esto no es un pretexto para correr al videoclub a rentar tu copia de “Garganta Profunda”. Si deseas descubrir el tipo de sexo que agrada a las mujeres, debes visualizar películas hechas por mujeres y para mujeres. El porno para hombres no funcionará. El porno para mujeres puede parecer demasiado “suave” para muchos hombres, pero para ellas es la encarnación de muchas de sus fantasías. Son tan “ligeras” que ni siquiera se les conoce como cine porno, sino “erótico”. En muchas de ellas ni siquiera se muestra el pene de los actores. Si dispones de televisión por cable, los canales Golden exhiben muchas de estas cintas durante la noche. Son dirigidas por mujeres como Gloria Leonard o Candida Royalle. Como ya lo mencionamos, en muchas de ellas ni siquiera se muestra el pene de los actores, ya que en este tipo de cintas la penetración no es lo más importante. A lo que estas cintas dan importancia es a los toques y a las caricias, al humor, a la atmósfera... Son estos los detalles que agradan a la mujer, dado que estas cintas son dirigidas por mujeres, y es de sobra sabido que nadie conoce mejor los deseos de una mujer que otra mujer. En el porno para hombres la atmósfera es lo menos importante, la escena comienza en una felación, continúa con la penetración y culmina con la eyaculación. Pero el porno para mujeres cuenta una historia que incluye humor y

romance, con un poco de tensión y misterio. El escenario puede ser una playa, un elevador, o la habitación de un hotel lujoso, pero siempre es elegido cuidadosamente para estar a tono con la escena. Otra diferencia importante son los diálogos, estos pueden ser mínimos o incluso no existir en una película para hombres, pero en el cine para mujeres el diálogo lo es todo. En las películas eróticas dirigidas por mujeres y hechas para mujeres los diálogos son abundantes: Entre amigas se cuentan intimidades, con su pareja conversan mucho antes y después del sexo. Definitivamente, una película erótica muda difícilmente alcanzaría un nivel de aceptación decente. Por tanto, caballeros, si desean aprender cómo hacer el amor de la forma que a su pareja le gusta, dejen que sea una mujer quien les enseñe. Aprendan en la práctica, a través de películas eróticas dirigidas por mujeres, creadas para mujeres, cuyo contenido encierra las fantasías que las damas disfrutan y que tan difícil es para ellas compartir. Mejor aún, adquiere una de estas películas y mírala en compañía de tu pareja. Notarás que en verdad lo disfruta, a diferencia de las películas de sexo duro hechas para el mercado masculino, que a ella pueden parecer grotescas y de pésimo gusto.

Técnica No. 57 Lecciones de sexo por mujeres [Para Hombres] Si deseas conocer cómo hacer el amor de la forma en que la mujer desea, permite que sea una mujer quien te lo enseñe. Observa películas eróticas dirigidas por mujeres, en ellas se reflejan las fantasías sexuales femeninas. El mejor aprendizaje es práctico, y en este tipo de cintas podrás descubrir, en la práctica, cuáles son las caricias que las chicas disfrutan, cómo crear un ambiente apropiado, y todos los aspectos que son de su agrado así como aquellos que no lo son.

Dónde adquirir más lecciones Caballeros: Tal vez no pueden o no quieren ver las películas eróticas que

mencionamos en los párrafos anteriores. Quizá no cuentas con televisión por cable, no tienes reproductor de dvd, vives con familiares o amigos y te da pena que puedan verte viendo dichas películas, o cualquier otro motivo que sólo tú sabes. No te preocupes, existen otras formas de adquirir lecciones de sexo ofrecidas por mujeres. Me refiero a la literatura erótica dirigida al público femenino, existen variedad de libros y revistas propias del género, aunque sin duda la más rica en contenidos y de distribución internacional es Harlequin. Harlequin tiene más de veinticinco millones de lectoras fieles tan sólo en Estados Unidos, la mayoría de ellas son mujeres con educación universitaria e ingresos superiores a los 40 mil dólares por año. En América Latina Harlequin también ha tenido gran aceptación y sus lectores son también en su mayoría mujeres con buena educación y altos ingresos. Cada mes aparecen 150 nuevos títulos de novelas eróticas en varios idiomas publicados por Harlequin. Así que, estimado amigo, ve ahora mismo a tu puesto de periódicos más cercano y adquiere un ejemplar, o toma uno prestado en el cajón del buró de tu hermana.

Técnica No. 58 Lee revistas eróticas femeninas [Para Hombres] Adquiere una revista erótica femenina y léela de principio a fin. Existe una amplia variedad aunque sin duda una de las mejores es Harlequin, puede causarte risa, pero 25 millones de mujeres, tan sólo en Estados Unidos, no pueden estar equivocadas. Estas historias te mostrarán los deseos femeninos más ocultos, entonces aplica las técnicas que usan los protagonistas para seducir a sus presas.

Lecciones prácticas de sexo, para mujeres Mujeres: En las páginas anteriores se instruyó a los caballeros sobre cómo adquirir lecciones prácticas de sexo ofrecidas por mujeres, ahora corresponde a ustedes adquirir lecciones prácticas de sexo ofrecidas por hombres.

Las fuentes de dichas lecciones no difieren mucho de las que a ellos proporcionamos. En su oportunidad recomendamos a los caballeros ver películas eróticas hechas por mujeres y para mujeres, el consejo para ustedes es el mismo. No será difícil porque más del noventa por ciento de la pornografía está dirigida a hombres, y hasta es posible que hayas visto ya, por error o curiosidad, algún material de este tipo. Sin embargo, entiendo si no tienes interés en ver esta clase de material, que resulta grotesco y difícil de entender para la mayoría de las mujeres que conozco. En ese caso permíteme describirte una escena común en la mayoría de las cintas de pornografía: Aparecen mujeres candentes, sexys, con una completa e inmediata disposición al sexo. La historia es muy poco elaborada. El escenario puede ser prácticamente cualquier lugar, aunque la mayoría se desarrollan en una cama o en el sofá de una sala. El preludio es muy breve y puede incluir toqueteos y sonrisas, los diálogos son escasos. La pareja se desnuda muy rápido, la mayoría de las películas ni siquiera muestran el momento en que ambos se desnudan. Existe sexo oral, generalmente de ella hacia él, y en algunas ocasiones de él hacia ella. La penetración ocupa la mayor parte del tiempo que dura la escena, en una variedad de entre cinco y diez posiciones distintas; durante la penetración no existe un intercambio de palabras elaborado, sólo se escuchan gemidos, jadeos y las exclamaciones tradicionales “¡Oh, sí!” y “Más”, la escena termina con la eyaculación, casi siempre en la cara, en la boca, o en los senos de la protagonista. Por eso entiendo si no deseas ver una película de este género. En una ocasión una amiga me platicó la forma en que terminó con un ex-novio: “Éra un degenerado” dijo ella. Lo que motivaba esta opinión tan pobre del sujeto en cuestión era que la había invitado a su casa a ver una película juntos, pero cuando miró la película que era se le subieron los colores al rostro: “Terminé con el estómago revuelto”, me comentó. Sin embargo, la industria genera miles de millones de dólares cada año. Cada día el número de revistas, películas y sitios de Internet con contenido para adultos se multiplica. ¿Porqué crees que ocurre esto? Porque los hombres la consumen en masa, debido a que representa sus más grandes fantasías. Hasta ahora quizá me hayas malinterpretado. No estoy proponiendo que hagas lo mismo que hacen las actrices de estas películas, ni que permitas que tu pareja riegue su semen en tu cara. Estas cintas son demasiado exageradas, créeme, muestran la forma en que un hombre desea hacer el amor, pero exageran en demasiadas cosas. Lo importante es lo que ya hemos mencionado muchas veces, que la cinta se centra en la mujer y en el acto mismo. Toma en cuenta los siguientes detalles que le harán encontrarte irresistible como amante, y aunque no quiera hacerlo se

enamorará: Sé una mujer candente: La fantasía del hombre se centra en mujeres candentes, sé una mujer candente también. Usa ropa provocadora y sexy para el encuentro, píntate y maquíllate para seducir, usa zapatillas de tacón alto, suéltate el pelo. Habla sucio: Nada es más excitante para un hombre que escuchar malas palabras de los labios de su mujer. Lo que en la calle y con los amigos le llenaría de vergüenza en la cama lo vuelve loco. Habla sobre el acto: Durante, y en especial después de la relación, es un buen momento para hablar, pero no hables de sentimientos, habla del acto mismo. Frases como “Fue increíble”, “Estuviste fantástico”, “Me provocaste un orgasmo tremendo”, funcionarán mucho mejor que un “Te amo”. Habla sobre él: Decirle que es “un magnífico amante”, “un toro”, “un tigre”,o cualquier cumplido personal sobre su desempeño te hará anotarte puntos. Para el hombre su desempeño sexual es una cuestión de orgullo personal, por lo que acariciarás su ego. Habla sobre “su amigo”: Es difícil para muchas mujeres, pero lo cierto es que esta es otra cuestión de orgullo personal, y te anotarás puntos si haces comentarios positivos en torno a “su amigo”. Halagar su tamaño, su forma, o su erección, también acariciará su ego y te volverá inolvidable ante sus ojos. Exprésate: Para el hombre es muy excitante el hecho de que su pareja sea expresiva, y no precisamente hablando. En las películas XXX las mujeres tienden a gritar demasiado, a gemir y jadear más de lo que es común en la mayoría de las chicas. Por eso, exprésate. Si durante el acto, y en especial durante el momento del orgasmo, sientes un placer que no puedes callar, no lo calles. No te preocupes por lo que él pueda pensar de ti o porque alguien más pueda escucharte, entre más escándalo hagas más loco se volverá por ti. Pide lo que deseas: Entre más participativa seas más sensual él te encontrará. Es lógico, si propones algo que deseas es porque te gustará y lo disfrutarás, con lo que se incrementará en él la sensación de ser un buen amante contigo, y eso lo hará sentir más conectado a ti. Por ello no temas proponer algo a tu pareja, puede ser una posición, un juego, o algún “antojo”.

Técnica No. 59 Sé una mujer candente [Para Mujeres]

Mientras las fantasías sexuales femeninas se centran en la experiencia, las masculinas se centran en la mujer. Sé una mujer candente,sexy, coqueta y expresiva en la intimidad. Los hombres sueñan y se vuelven locos por una mujer así y si tú lo eres lo pensará más de dos veces antes de dejarte ir.

Dónde adquirir más lecciones Existen otros recursos que también te proveerán de más lecciones sobre lo que el hombre disfruta en el sexo, me refiero a las revistas eróticas para hombres. Aunque la mayoría de las que encontrarás en los puestos de revistas son demasiado poco sutiles, también existen algunas que manejan su contenido de manera muy artística y elegante, como Playboy, o Penthouse. Te recomiendo revisar al menos un ejemplar de dichas revistas, ya que te proveerán de la mejor información sobre lo que agrada a los caballeros. Si la sola idea de ir a una tienda de revistas y pedir Playboy te pone roja de pena, ingresa a la edición digital de su sitio en Internet, que aunque es mucho menos completa tiene aspectos rescatables y lo mejor de todo: es gratis. Damas: Pensarán que estoy demente al sugerirles revisar un ejemplar de estas revistas, pero contrario a lo que la mayoría de ustedes piensan, estas revistas no sólo exhiben mujeres desnudas; también ofrecen consejos sobre salud sexual, incluyen relatos eróticos, responden a las dudas de los lectores, e incluso dan consejos sobre moda y sobre nuevos productos de tecnología y accesorios para uso masculino. Es como abrir una ventana directa a la intimidad masculina, conocer sus deseos profundos, y lo más importante, aprender a dominar el lenguaje que el hombre encuentra agradable en la intimidad. Como ya mencionamos anteriormente, en el sexo los caballeros disfrutan más un vocabulario atrevido que uno romántico.

Técnica No. 60 Lee sus revistas [Para Mujeres] Damas, quizá pensarán que estoy demente, pero leer revistas masculinas es una excelente forma

de conocer los deseos más profundos del hombre, y aprender a dominar el lenguaje que encuentra agradable en la intimidad. Contrario a lo que se puede pensar, las mejores revistas de este género no sólo exhiben mujeres desnudas, sino que también ofrecen consejos sexuales, responden preguntas, incluyen relatos, y hasta contienen consejos sobre moda y nuevos productos para uso masculino.

El mejor sexo del mundo Sin duda el mejor sexo del mundo es aquel en que ambos amantes saben qué ofrecerse mutuamente: El hombre sabe ser romántico, concede importancia a los detalles, se da su tiempo, y convierte el momento en una experiencia inolvidable para la mujer. Ella a su vez se muestra como una mujer candente, expresiva, sexy y atrevida, dispuesta a complacer a su pareja. Cuando ambos amantes saben qué ofrecerse mutuamente la experiencia los hace sentir plenos y felices, pero si esta condición no se da existe una sensación de vacío en algún miembro de la pareja, o en ambos. Muchas relaciones de pareja fracasan porque la mujer acusa al hombre de ser poco romántico y/o el hombre acusa a la mujer de ser fría e inexpresiva, de ahí la importancia de hacer el amor de la forma que tu pareja disfruta. Alguien se preguntará “¿qué hay para mí?”, es decir “si me concentro en mi pareja cómo podré disfrutar del sexo yo?”. La respuesta está en una ley universal de causa y efecto: “Dar para recibir”. Si das a tu pareja lo que él o ella desea, estará tan feliz contigo que te concederá lo que le pidas. Si tú eres un hombre romántico y prestas atención a los detalles en la intimidad, tu pareja no se negará a disfrazarse de la “enfermera mala” en su próximo encuentro. Si tú eres una mujer candente, sexy y atrevida en la intimidad, tu pareja no se negará a llenar tu habitación con pétalos de flores en la cita siguiente. Y como resultado de ir explorando sus deseos mientras explora los tuyos, la experiencia será cada vez más agradable a los dos. Ese es el mejor sexo del mundo, cuando ambos se ofrecen mutuamente, cuando ambos disfrutan la intimidad con todos sus sentidos; es una experiencia que sólo el amor puede proporcionar, y es lo que tú quieres, es el mayor secreto para enamorar.

Más Secretos Para Enamorar
Sexta Parte
En esta última parte del libro compartiré contigo otras técnicas que te ayudarán a enamorar a esa persona tan importante y especial para ti. Estas técnicas se publicaron también en nuestros cursos Escuela de Seducción (para hombres), y Amor y Seducción (para mujeres).

Técnica No. 61 El tres a uno Si durante la conversación con tu pareja potencial deseas introducir un comentario que a pesar de ser cuestionable tú deseas que perciba como cierto e incuestionable, la técnica del tres a uno te lo permitirá. Esta técnica consiste en mencionar primero tres comentarios que sean ciertos e incuestionables, posteriormente introduces el comentario cuestionable. Debido a la asociación su inconsciente lo percibirá como incuestionable.

Funciona por igual con hombres que con mujeres. Imaginemos a un chico que observa por primera vez a una chica, aplicando la técnica del tres a uno él la observa y encuentra sus argumentos ciertos e incuestionables: Argumento uno: Ella está sola Argumento dos: Ella bebe una copa Argumento tres: Ella parece aburrida El argumento cuestionable es que ella desea conversar con él, por lo que, aplicando la técnica del tres a uno se acerca y le dice: “¡Hola! Discúlpame, pero veo que estás sola, bebiendo una copa, y pareces algo aburrida. Pienso que necesitas compañía”. Una chica que sostiene una relación con un caballero y considera que ya es tiempo de pensar en matrimonio podría decir: “Juan: Tenemos ya dos años de ser novios,

nos llevamos bien, hemos pasado bellos momentos juntos, ¿no crees que ya es tiempo de formalizar nuestra relación?”

Técnica No. 62 Pongamos distancia Si llevas un buen rato de estar conversando con la chica, o el galán, que tanto te gusta, y te preguntas qué más puedes hacer para que se enamore de ti. Aplica una técnica sencilla que consiste en... poner distancia de por medio. Nuevamente pensarás que estoy demente, y te preguntarás “¿porqué debo alejarme cuando estoy logrando mi objetivo?”. Pero no se trata de despedirte y no volverse a ver hasta la próxima semana o tal vez nunca, sino de que te disculpes y desaparezcas de su vista durante los siguientes cinco o diez minutos. Argumenta que vas con tus amigos porque los tienes muy descuidados, o que vas al tocador, pero piérdete de su vista durante un breve lapso.

Al alejarte das tiempo a que él o ella enfrente sus verdaderos sentimientos en torno a ti. Comenzará a meditar en lo agradable que eres, en lo interesante de tu conversación, incluso se da cuenta de que le gustas... pero al mismo tiempo comienza a preocuparse porque has desaparecido, ¿y si en verdad lo que ocurrió es que te aburriste y te has marchado?, ¿y si te encontraste a alguien más que acaparó tu compañía?. Esos diez minutos en que no estás disponible para tu pareja potencial harán más por ti que una hora completa de conversación y halagos.

Técnica 63 Obtén un favor Muchas personas piensan que haciendo muchos favores a su pareja esta se dará cuenta de cuánto le aman y terminará por enamorarse también, pero no es así. Si deseas que esa persona tan especial te encuentre más

atractivo(a), procura que sea él o ella quien te haga un favor a ti, y no al revés.

En una de las técnicas que se han analizado con anterioridad en este libro aconsejamos a los hombres ofrecerse para ayudar a su dama en algún problema, siempre que este sea eventual, ya que si lo hacen constantemente el efecto se diluye. Ahora entenderás el porqué. Cuando una persona realiza algo por alguien más, sea bueno o malo, esto afecta el aprecio que se tiene por dicha persona. Por ejemplo, es común que cuando alguien hace daño a un semejante trate de justificarse, diciéndose a sí mismo “se merecía lo que hice”, lo mismo aplica cuando la acción que se realiza es buena. Si hacemos un favor hacia alguien nuestra justificación es que ese alguien se merecía el favor por ser alguien bueno e importante para nosotros. En pocas palabras, tendemos a elevar el aprecio que sentimos por dicha persona. Al recibir favores el efecto es contrario, estamos agradecidos por el favor, pero inconscientemente pensamos que lo merecíamos y que el gesto fue sólo un producto de las circunstancias. Apreciamos más a aquel a quien hacemos un favor que a aquel que nos lo hace. Por ello, más que hacer favores y desvivirte por tu pareja potencial, haz que sea él o ella quien te haga un favor a ti. Favores sencillos como ayudarte en una tarea escolar difícil, aconsejarte sobre un asunto en el trabajo, o llevarte a casa en su automóvil, serán suficientes para que incremente su aprecio, y porqué no, su amor por ti.

Técnica 64 La alternativa falsa Si deseas convencer a tu pareja de salir contigo ofrécele alternativas falsas, es decir, que cuente con distintas opciones, pero todas orientadas al logro de tu objetivo.

Una técnica muy usada por los vendedores profesionales y que también funciona en el terreno de la seducción es la alternativa falsa. Los seres humanos amamos tener alternativas, sin ellas el mundo se tornaría muy aburrido. Imagina que existiera un único modelo de auto, un único estilo de ropa, un único género musical, una sola película, un único estilo de

peinado, en fin, un único modelo de cada cosa. Es la variedad lo que hace al mundo divertido, y la posibilidad de elegir entre una amplia gama de productos diferenciados resulta muy interesante para la gente. Ofrecer una única opción es tanto como imponer, de tal forma que, si haces a tu pareja potencial una propuesta para salir juntos y le dices “salgamos el sábado” en realidad suena a una imposición que le generará incomodidad. Pareciera que “salgamos el sábado” equivale a ofrecer una sola opción pero en realidad estás ofreciendo dos, ya que sus respuestas pueden ser “sí” o “no”, y tú no deseas un “no” como respuesta. Pero abrir demasiado el abanico de posibilidades tampoco es muy bueno porque le lleva a perderse en un mar de opciones, algunas de las cuales pueden no ser de tu agrado. La solución es ofrecer alternativas falsas, es decir, proponer dos o más opciones, pero todas ellas se dirigen a tu objetivo, todas te benefician, por eso son falsas. Pongamos como ejemplo la pregunta “¿Te gustaría que salieramos?”, esta pregunta abre demasiado el abanico de posibilidades, porque las respuestas pueden ser “sí”, “no”, “tal vez”, “déjame pensarlo”, “el lunes”, “el domingo”, “la próxima semana”, “a fin de mes”, etc. Pero esta pregunta delimitada con alternativas falsas podría reestructurarse como “¿te gustaría que saliéramos el sábado, o prefieres el domingo?”. Observa que ahora la atención se centra en dos alternativas, ambas dirigidas al logro de tu objetivo y ambas son benéficas para ti. Si tu pareja potencial responde “el sábado” ya tienes una cita, pero si responde “el domingo” ¡también tienes una cita! Después de obtener respuesta a la pregunta anterior continúas ofreciendo alternativas falsas: “¿te parece que pase por ti a las cuatro, o mejor a las seis?”, “¿te gustaría ir al cine, o a la feria?”, etc. Esta técnica es muy poderosa para lograr convencer a cualquier persona, aún cuando esta sea naturalmente indecisa. Los vendedores profesionales la aplican con demasiada frecuencia, ellos dicen “Señor Robles, ¿le gusta este automóvil en color rojo, o le gusta más en color negro?”, el cliente responde “me gusta más el rojo”, y en ese momento el vendedor comienza a llenar el papeleo, ¡la venta está cerrada!

Conclusión
¿Existe La Suerte En El Amor?
¿Existe la suerte en el amor? Esta fue la pregunta que encontré en Yahoo! Respuestas y que me motivó a escribir este libro. Ahora, que has concluido su lectura, seguramente afirmarás, al igual que yo, que no existe la suerte en el amor.

Encontrar a la persona ideal para ti, lograr que se enamore de ti, vivir una vida feliz a su lado, no es cuestión de suerte; como tampoco es cuestión de mala suerte terminar con el corazón destrozado. El amor es más una cuestión científica que de suerte. Hombres y mujeres son diferentes, la diferenciación comienza en el vientre materno entre la dieciseisava y veintiseisava semanas de gestación, son diferencias genéticas, que se acrecientan con el paso del tiempo debido a la socialización y las formas distintas en que niños y niñas reciben cariño. El error más grande que un hombre y una mujer pueden cometer es amar como ellos piensan que es correcto, como ellos desean ser amados, sin considerar esta diferenciación entre ambos sexos. Casi todas las personas que afirman no tener suerte en el amor están cometiendo este error. Posees ahora variadas técnicas que te ayudarán a enamorar prácticamente a cualquier persona, a llamar su atención, a comunicarte asertivamente, a elevar el nivel de intimidad y la sensación de empatía, a mostrar que eres su complemento, a alimentar su ego, a demostrar que compartes su mundo, a hacer del sexo una experiencia superior, a seducir. En pocas palabras, a hacer que se enamore de ti e iniciar una relación plena, satisfactoria y duradera. El amor de tu vida te está esperando, es tiempo de comenzar a buscarlo en las formas correctas.

¿Quién Se Enamora Y Ama Más?
Capítulo Especial
¿QUIÉN AMA MÁS? ¿EL HOMBRE O LA MUJER? Debo admitir, con absoluta honestidad, que lo pensé mucho antes de incluir este tema en los complementos del libro Secretos Para Enamorar, pero al final decidí que incluirlo era correcto porque, en primer lugar, lo que vamos a mencionar es, al igual que el resto del contenido, fruto de investigación científica; y en segundo lugar, porque estoy seguro que romperemos paradigmas. ¿Quién ama más, el hombre o la mujer? Si le hacemos la pregunta a un grupo heterogéneo de personas, la mayoría de ellos seguro responderá que la mujer. Después de todo la mujer es más romántica, está más conectada con sus emociones y es más frágil, por así decirlo, que el hombre.

He hecho esta pregunta en muchas ocasiones y casi siempre las mujeres responden que ellas aman más, incluso entre los caballeros un amplio porcentaje piensa que la mujer tiende a dar más amor que el hombre. Las mujeres aman de tal forma que hasta se han escrito libros con títulos como “Mujeres que aman demasiado”, u otros similares. Pero vayamos a la evidencia científica para determinar quién realmente da más amor, el hombre antiromántico e inexpresivo, o la mujer romántica y entregada. ¿Qué opinas tú? Resuelve este cuestionario de cinco preguntas para descubrirlo:
    

¿Quién se enamora más rápido? ¿Quién es más idealista acerca del amor? ¿Quién, generalmente, inicia el rompimiento? ¿Quién sufre más después de un rompimiento? ¿Quién ama a su pareja más?

Ahora vayamos a la evidencia: ¿Quién se enamora más rápido? Respuesta: El hombre En un estudio efectuado entre setecientos enamorados se les preguntó “¿Cuán rápido descubriste que estabas enamorado(a)?” Los hombres se enamoraron primero. 20 por ciento de los hombres se enamoraron antes de la cuarta cita contra sólo 15 por ciento de las mujeres. El 43 por ciento de las mujeres descubrieron que estaban enamoradas cerca de la vigésima cita, contra sólo 30 por ciento de los hombres. ¿Quién es más idealista acerca del amor? Respuesta: El hombre Otro estudio determinó que el hombre es más idealista y menos práctico en el amor. Él no concede demasiada importancia a la posición social o económica de su pareja. ¿Quién usualmente inicia el rompimiento? Respuesta: La mujer Un grupo de investigadores de la Universidad de Harvard dio seguimiento a 231 parejas de Boston, y descubrieron que cuando la relación se rompía normalmente era la mujer quien solicitaba la separación. ¿Quién sufre más después de un rompimiento?

Respuesta: El hombre El hombre se siente más deprimido, menos amado y menos libre después de una ruptura. Soporta menos el rechazo y le cuesta mucho sobreponerse a él. Estadísticas demuestran que el número de suicidios después de un rompimiento es tres veces mayor en hombres que en mujeres. ¿Quién ama a su pareja más? Respuesta: El hombre Un estudio efectuado por investigadores de la Universidad de Yale demostró que los hombres aman a su pareja que las mujeres. Los investigadores encuestaron a un grupo de hombres y mujeres de entre 18 y 70 años y les preguntaron: “¿A quién quieres más?”, las posibles respuestas eran “tu novia(o) o esposa(o), tus mejores amigos, tus padres”. Los hombres en su mayoría respondieron que amaban más a su novia o esposa, que a sus mejores amigos. Las mujeres, por el contrario, prefirieron a sus mejores amigos y a sus padres que a su novio o esposo. Hombres: La próxima vez que su pareja los acuse de ser antirománticos y no amarla del mismo modo que ella lo hace, muéstrenle esta sección del libro. Mujeres: No me odien, no estoy inventando nada, estudios científicos así lo revelaron.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful