El Cartel de las artes: “Traficando Libertad en el Arte”.

No queremos manifestarnos, queremos ser escuchados, y entonces serán ustedes quienes se manifiesten. He aquí el niño que juega con pintura, cegado ante la desidia de las autoridades corruptas que velan por su educación. Señor rector: Francesco Leone, si usted sin pruebas nos acusa de traficantes, nosotros podemos decirle que con pruebas lo llamamos ladrón y difamador (no nos negamos a la intervención de la ONA, siempre y cuando sea en toda la comunidad de la UCLA, pero así mismo exigimos una auditoría a las autoridades de la institución en pleno) y amenazamos bajo la consigna más humana y universal que existe: mientras no nos deje soñar, no lo dejaremos dormir. Se nos acusa de inmorales, y en el nombre del libertador nos han tildado de libertinos. ¡Que ironía se siembra entre las oficinas de los que tienen el poder y en su nombre reprimen el instinto creador! No son los doctores los que escriben poesía, no son los ingenieros los que saben del color, no son los intelectuales los que pueden hablar de las necesidades del alma, y la nuestra grita: cambio. Cuestionamos el acoso hacia nuestros profesores, artistas desde el útero, que son sustituidos por niños en pañales que apenas pueden hablar bien sobre la teoría de la tempera. Queremos ser escuchados y no por unos sordos, queremos que nos vean a la cara pero no un par de ciegos, queremos seguir queriendo pero no a través del “puedo” sino a través del “cómo”. Ahora nuestras manos se manifiestan y sustituyen los pinceles por los aplausos, tal como a los actores cuando terminan su gracia. Queremos que ustedes suelten las cuerdas de títeres manipuladores y terminen su obra de recriminaciones infundadas en prejuicios impropios del tiempo en el que estamos. No podemos reconocer como decano o rector a seres que desconocen nuestro quehacer plástico y lo truncan a través de fundamentos moralistas, que poco se basan en un verdadero nivel ético. Doctora María Gómez, decano de nuestra institución: nos preguntamos ¿Cuál es su concepción de moralidad?, ¿Dejaría usted que en una cirugía nosotros cambiáramos el bisturí por pinceles, y en vez de cortar la carne y modificar la piel, pintáramos sobre las venas caminos azules y morados con forma de infinito? ¿Cómo es que usted, Doctora María Gómez, puede decir que por ser estudiantes aún no somos

Manifiesto El Cartel de las Artes: Traficando libertad en el Arte. UCLA - ARTE

Página 1

artistas? ¿Si es usted artista por ser pediatra y decano? Para esto le invitamos a reflexionar el pensamiento de Elmer Diktonius “La única forma de hablar de arte es hablar en arte”, citado en la introducción del libro Epistemología del Arte de Freddy Sosa. Entendemos que la ignorancia es la madre de todos los prejuicios, que el desconocimiento lleva al miedo y el miedo finalmente al rechazo, pero la desidia no es su arma más inteligente. Desde ahora, nuestras banderas de paz serán lotes de pintura roja. La ética como la conocemos es la apropiación de nuestro hacer para comunicar todo lo que el resto del mundo no ha querido escuchar, o no se ha atrevido a decir. Nuestras obras no atentan contra la salud física, mental o moral de ser vivo alguno. Tanto su coordinación como la de nuestro director de programa Pedro Rodríguez, atenta contra toda iniciativa plástica, todo desarrollo artístico y académico, todo pensamiento, toda forma, toda alma, toda risa, todo intento por salir del cascarón en el que usted, doctora María Gómez, y nuestro rector Francesco Leone viven amparados por leyes autoimpuestas, corrupciones que han crecido desde antaño. Se han censurado en nuestras instalaciones obras que tratan el desnudo y el erotismo. ¿Condena usted el amor y el cuerpo que asume el mismo? ¿Es un pecado entonces que nuestros cuerpos hablen, quieran decir y escuchar? Doctora María Gómez ¿Es un pecado si le preguntamos: alguna vez tuvo un orgasmo? ¿No sintió alguna vez que el espíritu también podía ser sanado? ¿No vivió el arte, aunque desconozca de tal término? Díganos usted ¿Se habla en medicina de cómo operar el espíritu? Podría usted, doctora María Gómez, con la ayuda de nuestro rector Francesco Leone y nuestro director de programa Pedro Rodríguez, esclarecernos ¿Por qué un cuerpo desnudo es amoral? ¿Y qué con toda la desidia de nuestra sociedad? Mencionando: hambre, muerte y corrupción, que es la cotidianidad de nuestro entorno, en esto podemos citar Luigi Pareyson citado por el mismo Eco, Umberto (1971) en el libro La Definición del Arte: “Puede observarse como el arte se alimenta de toda la civilización de su época reflejada en la inimitable reacción personal del artista, y en ella están actualmente los modo de pensar, vivir y sentir de toda una época”. Pág. 36

Manifiesto El Cartel de las Artes: Traficando libertad en el Arte. UCLA - ARTE

Página 2

He ahí la verdadera causa de nuestra lucha. Es por medio de nuestro lenguaje artístico que atacamos esos males universales. Entonces les preguntamos ¿Qué es más amoral? ¿Exponernos como venimos al mundo, o aceptar el mundo tal y como es ahora: violento? Queremos tiempo y espacio para debatir lo que nos concierne. El verdadero arte es el que transgrede, porque los estereotipos ya todos los conocemos. Hay cosas que por sabidas se callan y por calladas se olvidan, no queremos permanecer en el olvido, y si para ello es necesario gritarles con pintura y bailar bajo un performance colectivo, los pondremos a zapatear al mejor son que conocemos, el de la verdad. Si nos acusan porqué nuestras obras atentan contra la tranquilidad pública, preguntamos entonces ¿Dónde están los talleres donde podemos trabajar en silencio y así no acosarla con nuestras “terribles manifestaciones e irrespetos”? ¿Qué es Irrespeto? ¿Irrespeto no es pedir que hagamos sólo pintura aun cuando no nos dan los talleres para ello? ¿Irrespeto no es pedir que hagamos escultura cuando no contamos con los espacios y los medios para estas? ¿Irrespeto no es que mientras nos educamos para graduarnos como licenciados en artes plásticas no se nos den los lugares para desarrollar nuestros medios plásticos? Queda en evidencia su poca objetividad para la aplicación del programa educativo y la manipulación del mismo, sumándole la falta de competencia académica de nuestro director de programa Pedro Rodríguez e incluyendo la presión de su parte para obligar a los profesores a trabajar bajo un programa que ha sido modificado anteriormente a sus ideales de ignorancia, violentando así el artículo 106 de la Ley de Universidades que aclara que: “los miembros del personal docente y de investigación deben elaborar los programas de sus asignaturas, o los planes de sus trabajos de investigación, y someterlos para su aprobación a las respectivas autoridades universitarias, pero conservan completa independencia en la exposición de la materia que enseñan y en la orientación y realización de sus trabajos” pág 37. Dejamos claro que esto repercute en la formación profesional de quienes nos desarrollamos en la facultad, graduando así profesionales carentes de manejo técnico en

Manifiesto El Cartel de las Artes: Traficando libertad en el Arte. UCLA - ARTE

Página 3

la materia. Somos estudiantes con derecho a alzar la voz a favor de nuestros ideales como futuros licenciados en artes, dejando en claro que estos se ven truncados por medio de amenazas y acosos. El arte como lo conocemos en todas sus ramas (plástica, música, danza, literatura, cine, teatro, entre otras) es universal y libre; no pueden existir represiones para algo que nos pertenece e involucra a todos, porque nada que sea para el bien colectivo puede ser tildado de amoral. Aclaramos que no queremos ser sus enemigos, queremos ser sus compañeros, ¿Por qué ustedes, como lo hacen los mejores líderes, no asumen lo que profesan a través de la “ética” e ingresan en las aulas en calidad de oyente, aprovechando así a nuestros docentes expertos en la materia? O mejor aún, ¿Por qué no reciben talleres de sensibilización hacia las artes todos ustedes (las autoridades de nuestra institución) a manera de instruirse? Les invitamos que lean a Gombrich, Goethe, Nietzsche, Kant, Umberto Eco, entre otros, y así comprendan lo que nosotros estudiamos actualmente, no es lo mismo hablar con un médico que hablar con un colega. El arte es vida y nuestros directivos, desde hace rato que están muriendo. Barquisimeto – Edo Lara 04/07/2012 Estudiantes de la Licenciatura en Artes Plásticas UCLA

Manifiesto El Cartel de las Artes: Traficando libertad en el Arte. UCLA - ARTE

Página 4