Tarea_2.2.1_141756_Selene

Selene Valerino Perea

141756

PROPIEDAD INTELECTUAL

Actualmente, el tema de derechos de autor y propiedad intelectual es bastante controversial. Mientras unos hablan de la necesidad de proteger la creatividad de los autores, otros exigen diversos permisos y libertad de difusión. Existen múltiples opiniones, algunas de ellas fundamentadas y otras que ni siquiera llegan a tener argumentos. Lo cierto es que ninguna de ellas es absolutamente cierta. No se puede tener tanta libertad que el trabajo de cualquier persona pueda ser robado. No obstante, tampoco es buena opción proteger y cobrar demasiado por las obras de los autores. De esa manera, los individuos no tendrían acceso a ellas, por lo que llegarían a descargar archivos ilegalmente y hacer copias.

En lo personal, creo que es justamente esto último lo que ha sucedido durante los últimos años. Por supuesto que no es lo ideal llegar a estos recursos ilegales, pero debería de haber un balance justo entre la venta de ideas por parte del autor y la compra de dicha idea por los consumidores. Probablemente, esto es justo para lo que se crearon los derechos de autor. Según el glosario de la OMPI, éstos tienen como finalidad “promover las ciencias, la cultura y las artes buscando un equilibrio entre el derecho a la compensación del autor y el derecho de acceso a la obra”. Sin embargo, al investigar más acerca del tema nos damos cuenta que este mencionado equilibro no siempre se cumple en la venta de obras literarias o artísticas. Editoriales y disqueras se benefician mucho más durante el proceso, por lo que el precio del producto debe aumentar, haciéndolo menos accesible al público.

Túlio Lima nos comenta en su obra La ideología de la propiedad intelectual acerca de la escasez de obras intelectuales y que ésta “beneficia principalmente a la ‘industria cultural’, en detrimento de la clase menos favorecida de la población, que es obligada a escoger entre el consumo de bienes de subsistencia y de bienes culturales, y acaba optando indefectiblemente por aquéllos”. Tal vez parte de esto es lo que ha sucedido en nuestro país. A la clase baja en México le es casi imposible conseguir estos bienes culturales, por lo cual no es difícil de imaginarse su falta de interés en ellos. Todo esto afecta a todo el país ya que nos convertimos en una sociedad ignorante.

Por todo esto me permito decir que al menos en México hace falta una revisión de prioridades. ¿En verdad nos podemos permitir que la ignorancia siga atacando el país a cosa del enriquecimiento de entidades ya suficientemente adineradas? Creo que esto también es cuestión de principios, que resulta ser lo mismo que predican los derechos de autores: la ética. Paola Grisel García menciona en su artículo denominado La originalidad del arte a los derechos de autor y de propiedad intelectual lo siguiente: “Consideramos que las implicaciones de los conceptos de violencia, conflicto y desigualdad están presentes en los temas de derechos de autor y de propiedad intelectual”. Definitivamente habla con toda la razón al mencionar la desigualdad.

Cabe recalcar que el presente ensayo no pretende criticar completamente las autoridades de la propiedad intelectual. Ciertamente, es sabio proteger la inteligencia, creatividad y la obra del autor. En las escuelas e incluso en universidades debiera ser esencial la enseñanza del respeto al trabajo ajeno. En múltiples clases en las que he asistido se me ha instruido a citar, las formas de utilizar fuentes y a ser honesta a la hora de realizar trabajos e investigaciones. Sin embargo, muy pocas veces he visto que se exija o incluso que se penalice el acto de plagiar. Creo que es sumamente importante que esta situación cambie, que se eduque a cada alumno a respetar a otros autores y que se enseñe a citar correctamente.

Personalmente, encuentro el uso de EBSCO sumamente útil. Creo que la Universidad a la que asistimos ha tomado excelentes cartas en el asunto y se ha esforzado por conseguir artículos científicos, revistas, periódicos nacionales e internacionales, entre otros con el propósito que nosotros podamos acceder a la información sin problema alguno. Además, se incluye en gran parte de este material una sugerencia para citar, lo cual hace mucho más sencillo el trabajo de reportar las fuentes con las que has trabajado. Probablemente algunos otros libros, páginas de Internet, artículos, investigaciones, diccionarios, entre otros medios de comunicación deberían tener este tipo de sugerencias para disminuir las fuentes lo reportadas y el plagio en alumnos y trabajadores.

Como se podrá concluir, presento dos propuestas ante el tema de propiedad intelectual. Una de ellas es analizar el impacto que tienen en el país los derechos de autor, lo cuales podrán ser dramatizados pero de alguna forma son ciertos. Por otra parte, también es importante notar que admira el trabajo ajeno y que se defiende su protección hasta cierto punto. Se debe llegar siempre a un equilibrio entre ambos.

REFERENCIAS Lima Vianna, T. (2007). La ideología de la propiedad intelectual. La inconstitucionalidad de la tutela penal de los derechos patrimoniales de autor. Boletín Mexicano de Derecho Comparado. Septiembre-Diciembre, 801-823.

García Santillán, P.G. (2007). Desde la originalidad del arte a los derechos de autor y de propiedad intelectual: implicaciones y posibilidades de incursión de los estudios para la paz. Espacios públicos, agosto, 237.249.

López Cuenca, A. y Ramírez Pedrajo, E., coords. (2008). Propiedad intelectual, nuevas tecnologías y libreacceso a la cultura. México: UDLAP. Centro Cultural España. Recuperado de http://es.scribd.com/doc/39829576/Propiedad-intelectual-nuevas-tecnologi%CC%81as-ylibre-acceso-a-la-cultura

“Cuando los derechos de autor van mal”. Recuperado de http://youtu.be/euVfKj9HgWc

Presentación

“Ética

y

Legalidad

en

la

Cultura

de

la

Información”.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful