LAS FLORES DE BACH: ¿Alguna vez ha observado a personas paralizadas por el miedo?

¿Ha escuchado a alguien remontarse a tiempos pasados donde las cosas eran mejores? ¿Se siente impaciente, tenso o deprimido? Los miedos, los traumas, la soledad, la falta de amor, la frustración, la desesperación y el resentimiento son emociones que han estado con nosotros desde tiempos inmemorables. Sin embargo, en esta época de notables avances tecnológicos, todavía tenemos que lidiar con ellas día con día. Esto no necesariamente es algo malo, pues nos ayudan en nuestro aprendizaje y superación personal. ¿Pero que sucede cuando sufrimos estas emociones durante todos los días durante muchas semanas, meses o incluso años? ¿Cuál es el efecto que tienen en nuestra mente y en nuestro cuerpo? La importancia de las emociones en la salud humana, no fueron aceptadas sino hasta el año 1995 con la publicación de Daniel Goleman “INTELIGENCIA EMOCIONAL” best seller que cambió el paradigma de cómo se veían las emociones en el ámbito científico, tomando gran importancia a la hora de introducir el concepto de PSICOSOMÁTICO(psico:mente, soma:cuerpo). La terapia de las flores de Bach desarrollada hace más de cincuenta años por el médico e investigador inglés Edward Bach, es uno de los fenómenos más interesantes de la medicina alternativa contemporánea. Está basado en un concepto ausente en la medicina clásica: la relación entre el alma humana y la manifestación de la enfermedad, que tiene en cuenta el elemento psíquico de esta. La medicina dominada por la química y la tecnología puede ser capaz de eliminar los síntomas de la enfermedad, pero no sus causas: aumenta el conflicto entre el alma y el cuerpo y la curación se hace imposible. El método curativo del Dr. Bach se basa en el hecho de que la enfermedad no sólo es el resultado de trastornos corporales sino que tiene su origen en sentimientos y actitudes negativas que bloquean nuestra energía vital. El punto fuerte de la terapia de las flores radica en la normalización de los trastornos psíquicos y en la resolución de los conflictos internos, así como en la mejoría del dolor físico con causas psíquicas reconciliables o síntomas concomitantes. Las flores de Bach no solo son adecuadas para el tratamiento armonizador psicofísico en enfermedades de todo tipo —en ocasiones de modo adicional al tratamiento médico— sino también para cuidar la salud y llevar una vida sana, puesto que estabilizan y eliminan lo puntos flojos de tipo psíquico. PARTE 2: SON EN TOTAL 38 ESENCIAS FLORALES, LAS QUE BACH DIVIDIÓ EN 7 GRUPOS DE ACUERDO AL DESEQUILIBRIO PSICOEMOCIONAL: El GRUPO I - Remedios para los que sienten temor Incluiría a los individuos instintivos, mecanicistas donde predominan el centro instintivo o motor y sería el grupo de los miedos. Rock Rose (Heliantemo). Mimulus (Mímulo). Cherry Plum (Cerasífera). Aspen (Alamo temblón). Red Chesnut (Castaño rojo). El GRUPO II -Remedios para los que sufren de incertidumbre Incluiría a los individuos emocionales que se mueven en el mundo de las emociones inferiores, de ls pasiones y de los deseos animales y sería el grupo de la ignorancia. Cerato (Ceratostigma). Scleranthus (Scleranthus).

Gentian (Genciana). Gorse (Aulaga). Horbeam (Hojaranzo). Wild Oat (Avena Silvestre). El GRUPO III -Remedios para los que no tienen interés por las presentes circunstancias Incluiría al individuo intelectual que está razonando todo el día, toda su vida, que fundamenta todas sus actividades exclusivamente en el centro intelectual y sería el grupo de los que están completamente proyectados. Clematis (Clemátide). HoneySuckle (Madreselva). Wild Rose (Rosa Silvestre). Olive (Olivo). White Chesnut (Castaño Blanco). Mustard (Mostaza). Chesnud Bud (Brote de Castaño). El GRUPO IV -Remedios para los que sienten soledad El Dr. Bach, persona mística, muy bien podría referirse al individuo del GRUPO IV como aquel que está listo para entrar en el camino de los seres humanos del GRUPO V. Incluiría a los individuos que están en proceso de equilibrar sus tres centros y sería el grupo de los que deben aprender a escuchar (entendiendo por escuchar SER y ESTAR). Water Violet (Violeta de Agua). Impatiens (Impaciencia). Heather (Brezo). El GRUPO V - Remedios para hipersensibles Englobaría a los individuos que captan las formas sutiles de la naturaleza, incluyendo la suya propia, saben y conocen que eso debe ser así y seria el grupo de los que deben aprender a no negar la realidad de lo que es evidente. Agrimony (Agrimonia). Centaury (Centaura). Walnut (Nogal). Holly (Acebo). El GRUPO VI -Remedios para los que están desesperados y abatidos Aquí incluiríamos a aquellos que se han encontrado con algún obstáculo que creen insalvable, o que se encuentran en un momento de debilidad, sería el grupo de los que han empezado el trabajo pero creen que no pueden terminarlo. Todos nosotros tendremos la ayuda de las esencias para concluir lo que empecemos. Larch (Alerce). Pine (Pino Albar). Elm (Olmo). Sweet Chesnut (Castaño Dulce). Star of Bethlehem (Estrella de Belén o Leche de gallina). Willow (Sauce). Oak (Roble). Crab Apple (Manzano Silvestre). EL GRUPO VII - Remedios para los que sufren por los otros Estaría definido por los individuos que conocen donde están sus límites, que desean ayudar a la humanidad para avanzar hacia la META, sería el grupo de los que han

desarrollado la virtud opuesta al defecto y que tienen la opción de conseguir la íntima realización del Ser. Hay mayor éxito en la vida?. Chicory (Achicoria). Vervain (Vervena). Vine (Vid). Beech (Haya). Rock Water (Agua de Roca). PARTE 3: EDWARD BACH (1886 -1936) médico Inglés, se graduó en Londres y se especializó en Bacteriología. Después de algunos años de practicar la medicina en Londres con mucho éxito, se encontró con un hecho curioso: algunos pacientes que tenían la misma enfermedad tenían algunas otras características similares, como su postura, su forma de hablar, sus gestos y sus expresiones. Empezó entonces a analizar a sus pacientes no solo por sus enfermedades y síntomas, sino por sus personalidades. Por supuesto, necesitaba de un remedio para cada tipo de personalidad. Hipócrates, considerado el padre de la medicina moderna afirmó “es más importante saber qué clase de persona tiene una enfermedad, que saber qué clase de enfermedad tiene una persona.” Cuando se trata a una persona lo más importante es la persona, no la enfermedad; Es bastante frecuente observar a personas que teniendo la misma dolencia reaccionan distinto a los tratamientos médicos, siendo que se les administra lo mismo, a las mismas horas, recibiendo el mismo trato… ¿Curioso no?... lo cierto es que esto ocurre sencillamente por la interpretación o subjetivización que hace la persona del entorno que le rodea. Por ejemplo: 2 personas que están hospitalizadas y que presentan la misma enfermedad, es imposible que reaccionen igual, empezando por cómo se ven a ellas mismas, cómo se toman las palabras de los médicos, cómo se sienten en el hospital. Una de ellas puede ser que toda su vida a viajado por el mundo y se siente encerrada en el hospital, y la otra se siente a gusto en el hospital porque la cuidan y se siente importante. Todas las cosas que han vivido, su familia, sus valores, sus conductas, es lo realmente importante en su mejoría. Una de ellas puede querer sanarse y la otra no. Esto es fundamental a la hora de responder positivamente al tratamiento. Es lógico. Los signos del zodiaco y las flores de bach: SIGNOS REMEDIO DE BACH ARIES TAURO Impatiens. Gentian. CÁNCER LEO Clematis. Vervain. LIBRA ESCORPIO Scleranthus. Chicory. CAPRICORNIO ACUARIO Mimulus. Water Violet.

GÉMINIS Cerato. VIRGO Centaury. SAGITARIO Agrimony. PISCIS Rock Rose.

Libros publicados:

CÚRESE USTED MISMO (Publicado por C.W.Daniel Co., 1931) En 1932 escribió el libro "Libérese Usted Mismo". Los Doce Curadores y Otros Remedios (1936), Dr. Edward Bach Titulo original “The Twelves Healers and Other Remedies” Respuesta al colegio de médicos que querían expulsarle por trabajar con gente no calificada: "Estimado Señor: Habiendo recibido una notificación del Consejo respecto a trabajar con asistentes no cualificados, me siento muy honrado de comunicarles que estoy trabajando con varios, y que continuaré haciéndolo. Como ya he informado previamente, considero un deber y un privilegio de todo médico enseñar a los enfermos y a los demás cómo curarse a sí mismos. Dejo enteramente a su discreción el rumbo que tomarán ustedes en el futuro. Habiendo demostrado que las hierbas de los campos son tan simples de usar, como maravilloso su poder curativo, he desertado de las filas de la medicina ortodoxa. Edward Bach."