América Latina y el Consenso de Washington

El Consenso de Washington surgió en 1989 a fin de procurar un modelo más estable, abierto y liberalizado para los países de América Latina. Se trata, sobre todo, de encontrar soluciones al problema de la deuda externa que atenaza el desarrollo económico de la zona latinoamericana y, al mismo tiempo, establecer un ambiente de transparencia y estabilidad económica. Este artículo analiza la trayectoria del Consenso, sus logros, sus fallos y los futuros retos a los que se enfrenta. Palabras clave: desarrollo económico y social, deuda externa, financiación de la deuda, política económica.
1. El Consenso de Washington El agotamiento del modelo vigente durante el periodo 1933-1980, conocido como «industrialización mediante la sustitución de importaciones» (ISI), promulgó las bases para emprender las reformas estructurales necesarias que permitiesen cambiar el rumbo económico de América Latina
primera formulación se debe a John Williamson (3) se fundamenta en los diez enunciados que se exponen a continuación. 2.1. Disciplina presupuestaria La disciplina presupuestaria es un elemento esencial en los programas negociados

2. Las formulaciones del Consenso de Washington
El Consenso de Washington (2), cuya

por el Fondo Monetario Internacional (FMI) con los miembros que desean obtener sus préstamos.. 2.2. Cambios en las prioridades del gasto público Para reducir el déficit presupuestario, Washington optó por reducir los gastos más que por aumentar la recaudación tributaria. Se contemplaban tres categorías principales de gastos, esto es, las subvenciones, la educación y la sanidad. 2.3. La reforma fiscal De acuerdo con lo dicho en el punto anterior, y a pesar de la existencia de un importante contraste de actitudes por parte de los miembros del Consenso, la mayor recaudación fue considerada por Washington como una alternativa inferior para remediar el déficit presupuestario en comparación con la reducción del gasto público. 2.4. Los tipos de interés Según esta propuesta, los tipos de interés debían seguir dos principios fundamentales. En primer lugar, tenían que

ser determinados por el mercado de modo a evitar una asignación inadecuada de los recursos. 2.5. El tipo de cambio En Washington se propuso que los tipos de cambio fueran determinados por las fuerzas del mercado, sin embargo la deba ser estrictamente temporal, y acompañada de un arancel general moderado como mecanismo para ofrecer una tendencia hacia la diversificación de la base industrial sin amenazas de importantes costes. 2.6. Liberalización comercial Para Washington, otro elemento importante para una política económica orientada hacia el sector exterior era la liberalización de las importaciones. El acceso a las importaciones de factores de producción intermedios a precios competitivos se consideraba importante para la promoción de las exportaciones, mientras que una política de protección de las industrias nacionales frente a la competencia

extranjera se interpretaba como creadora de distorsiones costosas que acababan penalizando las exportaciones y empobreciendo la economía nacional. 2.7. Política de apertura respecto a la inversión extranjera directa Como acabamos de exponer, la liberalización de los flujos financieros extranjeros no fue una prioridad importante en el Consenso de Washington, aunque una actitud restrictiva, limitadora de la entrada de la inversión extranjera directa (IED), fuera considerada como una insensatez.

2.8. Política de privatizaciones La privatización puede ayudar a la reducción de la presión en el presupuesto del gobierno, tanto a corto plazo, gracias a los ingresos derivados de la venta de la empresa, como a largo plazo, puesto que el gobierno ya no tiene que financiar la inversión necesaria. 2.9. Política desreguladora La desregulación también se consideró

como un modo de fomentar la competencia, y particularmente en América Latina, donde se hallaban las economías de mercado más reguladas del mundo, queestaban principalmente gestionadas por administradores mal pagados y fácilmente corruptibles. 2.10. Derechos de propiedad A finales de la década de los 80, en América Latina, los derechos de propiedad eran muy inseguros, lo cual contrastaba con el que estuvieran tan firmemente implantados en Estados Unidos; por ello, Washington optó por implantar unos derechos firmemente establecidos y garantizados.

3. Aplicación de las reformas económicas del Consenso de Washington
3.1. Consecuencias positivas Durante los años noventa, la dirigencia tecnócrata y política de América Latina aplicó con decisión el paquete de reformas económicas del Consenso de Washington. Los cambios de política en

la región recibieron un vigoroso respaldo de las instituciones financieras internacionales, 3.2. Consecuencias negativas Sin embargo, la cara adversa fueron los resultados desalentadores en términos de crecimiento económico, reducción de la pobreza, redistribución del ingreso y condiciones sociales. En los años noventa, el aumento real del PIB en la región fue escaso; 1 por 100 anual durante toda la década, esto es, un porcentaje ligeramente superior a las alarmantes cifras registradas en los años ochenta, pero muy por debajo de las tasas del 5 por 100, o más, que se alcanzaron en los años 1960 y 1970.

de las medidas expuestas en su artículo (6), enumeró una amplia lista de temas excluidos, la mayoría especialmente referidos al tema de la equidad. 4.1. Ampliar las reformas Se habla de ampliar las reformas, pero no se trata de un simple juego de palabras, sino de un imperativo primordial para el desarrollo latinoamericano que hay que basarlo en la credibilidad, la competitivdad y la estabilidad. Así pues, se afianza un estimulante debate acerca de los «objetivos» económicos y sociales a alcanzar en América Latina.

4. Los fallos del Consenso de Washington
Así pues, los años noventa en América Latina pusieron en evidencia las importantes deficiencias del Consenso de Washington. El mismo Williamson, tras los resultados desalentadores de la aplicación

5. El Consenso de Washington. De lo proyectado a lo realizado
Como se ha constatado, América Latina y Asia oriental han seguido sendas de desarrollo diferentes en los últimos dos decenios. Resulta notable observar que todos los principales países latinoamericanos se encuentran en los grupos que carecen de dinamismo en lo que se refiere

a industrialización, cambio estructural y crecimiento de la productividad, mientras que la mayoría de las principales economías del Asia oriental están en distintas etapas del camino hacia la industrialización exitosa.

A modo de conclusión, podemos decirvadas del Consenso de Washington, aplicadas en los países de América Latina durante la década de los 90, advierten hoy una «sensación generalizada de insatisfacción

entre la población, y los actores sociales » y se impone la búsqueda de opciones que garanticen un mayor crecimiento, sustentable y con equidad. que las amplias reformas económicas derivadas.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful