UNT - FARMACIA Y BIOQUIMICA Inmunología

PROCEDIMIENTO
Y

Y

Extracción de sangre capilar

Extracción de sangre venosa

Frotis

Tinción de extendidos

Llevar al microscopio

RESULTADOS:

Muestra
N

Sangre de Hommo sapiens sapiens. Whrig 100 X

Coloracion: Aumento:
E

Observación:

Neutrófillo(N) y Eosinófilo(E)

UNT - FARMACIA Y BIOQUIMICA Inmunología

Muestra Coloracion:
B

Sangre de Hommo sapiens sapiens. Whrig 100 X Basófilo (B)

Aumento: Observación:

Muestra
N

Sangre de Hommo sapiens sapiens. Whrig 100 X Neutrófilo (N)

Coloracion: Aumento: Observación:

Muestra
M

Sangre de Hommo sapiens sapiens. Whrig 100 X Monocito (M)

Coloración: Aumento: Observación:

UNT - FARMACIA Y BIOQUIMICA Inmunología

DISCUSIÓN: Nuestro organismo, que está compuesto por millones de células, necesita para su normal funcionamiento oxígeno y sustancias generadoras de energía. Estos elementos vitales se encuentran en la sangre, y es el aparato circulatorio el encargado de realizar su distribución por todo el organismo. Este vital elemento se encuentra compuesto por diferentes elementos líquidos y sólidos: el plasma, un líquido que contiene agua y proteínas, y tres tipos de células, que son los leucocitos, las plaquetas y los hematíes. En el caso de la práctica, nuestro objetivo fue el reconocimiento de los elementos celulares, para lo cual nos centramos en los leucocitos o llamados también glóbulos blancos, estos tienen como función principal defender al organismo contra las infecciones. De acuerdo con el aspecto de su citoplasma y su núcleo, se dividen en polimorfonucleares (neutrófilos, basófilos y eosinófilos) y mononucleares (monocitos y linfocitos). Los leucocitos se dividen en varios tipos de ellos, cada uno tiene un formulario en el citoplasma y núcleo como también en las funciones: (1) Los neutrófilos, los glóbulos blancos se encuentran más comúnmente en torno al 60%, entre otros tipos, los neutrófilos son las barras de jóvenes, no tienen ningún segmento o lóbulo torcido, los neutrófilos son los adultos que han torcido el lóbulo y con muchos segmentos, los ácidos tienen gránulos y básicas, su función es la fagocitosis. Los neutrófilos, los glóbulos blancos se encuentran más comúnmente en torno al 60%, entre otros tipos, los neutrófilos son las barras de jóvenes, no tienen ningún segmento o lóbulo torcido, los neutrófilos son los adultos que han torcido el lóbulo y con muchos segmentos, los ácidos tienen gránulos y básicas, su función es la fagocitosis. Basófilos: Basófilos gránulos gruesos de estas células a menudo cubren el núcleo, sus gránulos son ácidos obscurecen y por lo tanto el detalle de su estructura segmentaria. Es sólo un pequeño número de basófilos en frotis de sangre normal, participar en las reacciones alérgicas. Linfocitos: No hay gránulos, y el núcleo es redonda y ocupa casi todo el citoplasma, que producen anticuerpos en los casos de infección viral. Monocitos: estas células se encuentran generalmente más leucocitos en la sangre normal. El núcleo está generalmente torcido o doblado con un patrón de la cromatina gránulos falta moderadamente fina. También y su función es también la fagocitosis (2).

UNT - FARMACIA Y BIOQUIMICA Inmunología

CONCLUSIONES: Se obtuvo los diferentes tipos de muestras de sangre: capilar y venosa procedente de Hommo sapiens sapiens. Se pudo observar y reconocer neutrófilos, linfocitos, monocitos y basófilos en frotis de sangre de Hommo sapiens sapiens.

UNT - FARMACIA Y BIOQUIMICA Inmunología

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS 1. GARCIA, H. El sistema sanguíneo. En línea. Fecha de acceso: 06/05/12. Disponible en: http://www.salonhogar.net/Enciclopedia/Conoce_tu_cuerpo/Sistema_Sanguineo/indice. htm 2. MINI, C. (2008). Elementos de la sangre. En línea. Fecha de acceso: 06/05/12. Disponible en: http://camilamini.blogspot.com/2008_12_01_archive.html

UNT - FARMACIA Y BIOQUIMICA Inmunología

RESULTADOS

Bolsa de Fabrizzio

Timo

Placas de Peyer

UNT - FARMACIA Y BIOQUIMICA Inmunología

DISCUSIÓN Al tener expuestos los especímenes, pudimos observar tanto órganos linfoides primarios como secundarios, en los cuales pudimos observar: la Bolsa o Bursa de Fabricio y el timo en el caso del pollo; y las placas de Peyer en la rata. La bolsa de Fabricio esta es órgano linfoide primario de las aves que recibe los linfocitos pre-B inmaduros procedentes de la médula ósea, en una forma similar a como el timo recibe los linfocitos pre-T. Una vez que han madurado, los linfocitos B abandonan la Bolsa de Fabricio y se dirigen a los centros germinales de los ganglios linfáticos. Es un órgano importante para el desarrollo de la respuesta inmunitaria humoral de las aves, pero no tiene un equivalente en el resto de los animales vertebrados ni en las personas. El Timo se pudo observar cerca del cuello del ave; este es el sitio de maduración de los linfocitos T; es un órgano bilobulado situado en el mediastino anterior. Cada lóbulo se divide en múltiples lobulillos con septos fibrosos. Cada lobulillo consta de una región cortical, adonde llegan los precursores de los linfocitos T (denominado Timocito), y una región medular con los linfocitos T ya maduros, que posteriormente pasarán a la sangre y a órganos linfoides periféricos. También se encuentran dispersas, células dendríticas y macrófagos procedentes de la médula ósea (1)(2). Las placas de Peyer fueron observados en la rata. Estas placas son unos cúmulos densos de células linfoies que pueden estar presentes en varios lugares a lo largo del tracto gastrointestinal, siendo su principal localización la unión ileocecal. Las placas de Peyer parecen ser el principal sitio de inducción de las respuestas con IgA contra los patógenos y los antígenos sin digerir (3).

UNT - FARMACIA Y BIOQUIMICA Inmunología

CONCLUSIONES: Se observó tanto órganos linfoides en Rattus rattus var. albinus y Gallus gallus domesticus.

UNT - FARMACIA Y BIOQUIMICA Inmunología

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS 1. AGUILAR, E. (2004). Estudios para la salud. España. Escuela Valenciana de Estudios de la Salud. Pp.: 28-29. 2. ALVAREZ, A. (2002). Bursa of Fabricius. En línea. México. Fecha de acceso: 06/05/12. Disponible en: http://www.proz.com/kudoz/english_to_spanish/medical/138931bursa_of_fabricius.html 3. BURNS, K; FERNANDEZ, R; ROJO, F. (2007). El sistema inmune de las aves. Industria avícola. USA. En línea. Fecha de acceso: 06/05/12. Disponible en: http://www.industriaavicola-digital.com/industriaavicola/200712?pg=19#pg16

UNT - FARMACIA Y BIOQUIMICA Inmunología

PROCEDIMIENTO Y RESULTADOS:

Preparación del animal

Administración de sol. Salina fisiológica vía Intra Peritoneal

Administración de sol. Salina fisiológica vía subcutánea

Administración de sol. Salina fisiológica vía Intra Muscular

Inoculación en vena marginal de la oreja

UNT - FARMACIA Y BIOQUIMICA Inmunología

DISCUSIÓN:

Para que se lleve a cabo una respuesta inmune hacia un determinado antígeno, es necesario que este sea capturado, procesado y presentado por una célula presentadora de antígeno (CPA). Los antígenos endógenos y exógenos son procesados por diferentes vías. Los antígenos protéicos nativos deben sufrir un procesamiento intracelular antes de asociarse con las moléculas de histocompatibilidad, siendo tratados por dos mecanismos diferentes de acuerdo con su vía de entrada. Los antígenos exógenos, adquiridos por las células presentadoras de antígeno del entorno extracelular, son procesados por una vía endocítica y se asocian generalmente a moléculas de clase II. Mientras que los antígenos endógenos como las proteínas virales, son degradados por vías citoplásmicas biosintéticas y generalmente forman complejos con el MHC de clase I. Para que los antígenos puedan ser reconocidos por los linfocitos T y B, estas células cuentan en su superficie con moléculas que reconocen al antígeno, a las cuales se les conoce como receptores para el antígeno. En los linfocitos B el receptor para el antígeno es una inmunoglobulina de superficie, la cual puede reconocer al antígeno nativo (sin procesar). En los linfocitos T, el receptor para el antígeno se denomina TCR y requiere para reconocer al antígeno que éste sea presentado por una molécula de histocompatibilidad. Para que el reconocimiento del antígeno por el TCR se pueda mandar como señal intracelular de activación, el TCR debe encontrarse formando un complejo molecular con una molécula denominada CD3, que es la responsable de mandar dicha señal. Existen diferentes subpoblaciones de linfocitos T. Los T cooperadores (TH-CD4) y los T citotóxicos (Tc-CD8). Los T cooperadores se subdividen en TH1 y TH2. Los TH se activan cuando su TCR reconoce un péptido antigénico presentado por la CPA mediante una molécula de histocompatibilidad de clase II. Algunos linfocitos TH presentan un marcador de superficie denominado CD4, el cuál se une a la molécula de histocompatibilidad de clase II de la CPA. El contacto entre una célula presentadora de antígeno y una célula T cooperadora específica para el antígeno, hace que la CPA libere una citocina llamada interleucina 1 (IL-1), esta citocina tiene un efecto autócrino sobre la misma CPA, aumentando la expresión de superficie de las moléculas de histocompatibilidad de clase II, así como la de varias adhesinas. Existen otras moléculas que participan en la interacción del linfocito T y la CPA, entre las que tenemos al marcador CD2 en el linfocito T, que es un receptor para el antígeno de función leucocitaria 3 (LFA-3) que se encuentra en muchas células involucradas en la respuesta inmune y en todas las células presentadoras de antígeno. (fig. 24)

UNT - FARMACIA Y BIOQUIMICA Inmunología

Los linfocitos T así activados, secretan otras citocinas que promueven la activación, proliferación y diferenciación de linfocitos B, macrófagos y otras células. En una respuesta inmune específica hacia un antígeno, no todos los mecanismos efectores se activan a la vez y en la misma proporción. Dependiendo de las citocinas y hormonas que se produzcan a nivel local, será el mecanismo efector que se active. Por ejemplo, si un antígeno induce la liberación de IL-12 e INF, por parte de los macrófagos y las células NK, proliferaran los linfocitos TH1, mientras que si se liberan IL-4 e IL-10 la subpoblación predominante será de TH2. Las respuestas de tipo TH2 parecen estar encaminadas hacia alergenos y parásitos extracelulares. Una estimulación corta induce el desarrollo de linfocitos TH0, estos liberan IL-2, IL-4, IL-5, IL-10, e INF gamma. Por otro lado, si el antígeno es presentado por macrófagos y la estimulación es crónica, se desarrollarán linfocitos TH 1, mientras que si el antígeno es presentado por linfocitos B y la estimulación es crónica se desarrollarán linfocitos TH2, los cuales aumentan la producción de anticuerpos, de células cebadas y de eosinófilos. Una vez seleccionada la subpoblación de TH (TH1 ó TH2) que predominará, esta tiende a suprimir a la otra. Así, el interferón (INF gamma) inhibirá la proliferación de los linfocitos TH2 y la IL-10 inhibirá la proliferación de los linfocitos TH1. A diferencia de los linfocitos T, los linfocitos B reconocen al antígeno en su forma nativa y libre; la unión del antígeno por las inmunoglobulinas de superficie del linfocito B, proporciona un tipo de señal que conduce a la activación del mismo, sólo que dichas inmunoglobulinas están asociadas con dos glucoproteínas transmembranales denominadas Ig-alfa e Ig-beta formando un complejo de señalamiento de activación celular. Una segunda señal activadora es la que se lleva a cabo cuando el linfocito B presenta el antígeno al linfocito T mediante una molécula de histocompatibilidad de clase II, en forma semejante a como se llevó a cabo entre el linfocito T y la CPA. Además de esta señal, parece ser que la señal activadora más potente esta dada por la unión de la molécula CD40 del linfocito B con el ligando LCD40 del linfocito T. Otra señal activadora esta dada por las citocinas producidas por los linfocitos TH2: IL-4, IL-5, IL-6 e IL-10. Estas citocinas participan en la activación, proliferación y diferenciación de los linfocitos B, así como en la producción de la mayoría de los anticuerpos, con excepción de la IgG 1 e IgE, las cuales son producidas por influencia de citocinas producidas por los TH1 como son el INF gamma e IL-2. (fig. 25) Los linfocitos T citotóxicos CD8+ (Tc), actúan sobre células infectadas por virus o sobre células tumorales (célula blanco). Los linfocitos Tc reconocen al antígeno mediante el TCR. El antígeno es expresado en la superficie de la célula blanco mediante una molécula de histocompatibilidad de clase I. La interacción entre el TCR y el antígeno y la molécula CD8 y el MHC-I, inducen la expresión de receptores para IL-2 en el linfocito Tc.

UNT - FARMACIA Y BIOQUIMICA Inmunología

Por otro lado, los linfocitos T cercanos liberan IL-2 que activa al Tc, confiriéndole su actividad citotóxica. El linfocito T citotóxico puede destruir a la célula blanco mediante dos mecanismos: El primero consiste en liberar las proteínas que se encuentran en los gránulos del Tc. Entre estas proteínas se encuentran las perforinas, las cuales se polimerizan y forman canales en la membrana de la célula blanco. Junto con las perforinas se secretan enzimas proteolíticas conocidas como fragmentinas, las cuales destruyen las proteínas de la membrana y del citoplasma, ya que entran por los canales de poliperforina. Posteriormente se produce la degradación del DNA. Asociadas a estas proteínas también se sintetizan citocinas, como el TNF beta y el INF gamma, los cuales participan también en los mecanismos de lisis celular. El segundo mecanismo de daño se produce como consecuencia de la interacción entre el ligando CD95 expresado en los linfocitos Tc y la molécula CD95 expresada en la célula blanco; esta interacción induce la activación de nucleasas capaces de degradar el DNA hasta fraccionarlo, produciendo el fenómeno conocido como apoptosis o muerte programada. A la citotoxicidad producida por un linfocito T citotóxico se le conoce como citotoxicidad celular específica. Los mecanismos de citotoxicidad arriba citados son los mismos que se producen cuando la célula citotóxica es una célula NK (en donde no hay reconocimento específico) la cual elimina una célula infectada por virus o una célula tumoral, y se le conoce como citotoxicidad natural (de natural killer). Existe un tercer tipo de citotoxicidad, la cual está dada por la presencia en la célula blanco (infectada por virus o tumoral) de anticuerpo unido al antígeno viral o tumoral presente en la membrana, y la célula K (es la misma NK pero con diferente función) se une por medio de receptores para el fragmento Fc de la IgG presentes en ella, y se le denomina citotoxicidad dependiente de anticuerpos, el mecanismo de daño es el mismo que en los casos anteriores.

UNT - FARMACIA Y BIOQUIMICA Inmunología

CONCLUSIONES: Se logró inocular antígeno de Streptococos en Oryctolagus cunniculus. Se logró la inmunización en Oryctolagus cunniculus.

UNT - FARMACIA Y BIOQUIMICA Inmunología

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS 1. REGUEIRO, R; et al. (2010). Inmunología, Biología y Patología del sistema Inmune. (3º, ed). España: Ed. Medica Panamerican. Pp.: 71 - 79.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful