boletín informativo del programa conjunto por una cultura de paz

abril

-

junio 2012

Nuestro progr a m a eN foco

Construcción de un salón de uso comunitario, Dos Ríos, Salto de Agua

Derecho al Desarrollo de la población desplazada en Chiapas
… Sabemos que este régimen se modificó gradualmente en el curso del desarrollo, y cierto camino llevó de la violencia al derecho. Pero, ¿cuál fue ese camino? Uno solo, yo creo. Pasó a través del hecho de que la fuerza mayor de uno podía ser compensada y vencida por la unión de varios más débiles. «L’union fait la force» [“La unión hace la fuerza”]. La violencia [del más fuerte] es reducida, quebrantada y finalmente vencida por la unión de varios aisladamente más débiles, y ahora el poder de estos unidos constituirá el derecho en oposición a la violencia del único. Vemos pues, que el derecho no es sino el poder de una comunidad. … Carta de Sigmund Freud a Albert Einstein, ¿Por qué la guerra? Viena, Austria, 2 de septiembre de 1932

boletín informativo del programa conjunto por una cultura de paz

abril

-

junio 2012

E

*miguel pickering

l 4 de diciembre de 1986, mediante la resolución 21/128, la Asamblea General de las Naciones Unidas proclamó la Declaración sobre el Derecho al Desarrollo, considerándolo “un derecho humano inalienable en virtud del cual todo ser humano y todos los pueblos están facultados para participar en un desarrollo económico, social, cultural y político en el que puedan realizarse plenamente todos los derechos humanos y libertades…”; lo cual “implica también la plena realización del derecho de los pueblos a la libre determinación”1. No obstante, el respeto y la observancia de los derechos humanos sigue siendo lamentablemente una prerrogativa postergada para los pueblos indígenas, como lo refieren los países miembros de la Organización de los Estados Americanos (OEA) en su Proyecto de Declaración Americana sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas, en el que manifiestan su preocupación por la “privación que sufren los indígenas dentro y fuera de sus comunidades en lo que se refiere a sus derechos humanos y libertades fundamentales”2. En México y particularmente en el estado de Chiapas, la situación no es menos preocupante. La inestabilidad política, la negligencia en la procuración de justicia, la impunidad, así como la marginación y discriminación que padecen los pueblos indígenas han limitado el respeto de sus derechos fundamentales, como lo viene documentado desde hace más de tres lustros el Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de Las Casas (CDH-FRAYBA)3. Estas razones dieron sustento en buena medida al levantamiento armado del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) en 1994. En su declaración de guerra, los indígenas zapatistas afirmaban que no dejarían de pelear hasta lograr el cumplimiento de las siguientes demandas básicas: “trabajo, tierra, techo, alimentación, salud, educación, independencia, libertad, democracia, justicia y paz”4. A partir de entonces, si bien es cierto que las políticas públicas se han orientado a resolver muchas de estas demandas, el reto de ofrecer oportunidades de desarrollo para los pueblos indígenas sigue siendo enorme. A nivel nacional, según datos del Censo de Población 2010, existen 15.7 millones de personas que se consideran indígenas (14% de la población total), de éstos 66.8% habitan viviendas que carecen de drenaje, 55.8% cocinan con leña, 59.7% no

boletín informativo del programa conjunto por una cultura de paz

abril

-

junio 2012

Uso de un fogón ahorrador de leña en la comunidad de Usipá, Tila

tienen refrigerador, 11.8% carecen de sanitarios y 8% no tienen luz eléctrica. Asimismo, en México hay 6.6 millones de personas que hablan alguna lengua indígena (6% de la población total), de los cuales 25% no han concluido la educación primaria, 24% (de 15 años y más) son analfabetas y 16% no hablan el castellano (de las cuales seis de cada diez son mujeres), además de que uno de cada diez niños (de 6 a 14 años) hablantes de alguna lengua no asisten a la escuela5. En este contexto, el componente PNUD del Programa Conjunto de las Naciones Unidas por una Cultura de Paz en Chiapas busca fortalecer las capacidades locales para la prevención de conflictos violentos y la promoción de una cultura de paz, procurando mejorar las condiciones de vida de la población desplazada por causa del conflicto armado del 94. La tarea no ha sido sencilla, el esfuerzo para dotar de servicios básicos a dicha población desplazada, así como a las comunidades que permitieron su retorno (específicamente en la Zona Norte de Chiapas), es complejo e insuficiente. La dificultad logística dado el mal estado que guardan las vías de comunicación, la escasez de proveedores que puedan brindar insumos y materiales de buena calidad a precios competitivos, las barreras culturales

boletín informativo del programa conjunto por una cultura de paz

abril

-

junio 2012

que dificultan la empatía de técnicos y funcionarios cuando se tienden a homogenizar las intervenciones para facilitar su ejecución en un entorno caracterizado por la diversidad de expresiones, el laberinto burocrático que debe sortear cualquier procedimiento administrativo para la adquisición de bienes y servicios pertinentes a la cultura y prácticas de la población meta, son algunas de las dificultades que enfrentan las iniciativas para mejorar la vivienda campesina, construir infraestructura comunitaria y echar a andar proyectos productivos. A pesar de ello, el acierto de involucrar a organizaciones de la sociedad civil, junto con la asesoría técnica de profesionistas y académicos para promover la participación de la población, aunado al complemento de acciones por parte de instituciones de gobierno, han permitido lograr la atención de más de 1300 Directamente el PNUD y sus contrapartes familias en 25 comunidades, mediante acciones que han han brindado asesoría sido acordadas en asamblea, con la participación de todos para que la propia los miembros de la comunidad (no solo de la población población construya desplazada). hasta la fecha más de Directamente PNUD y sus contrapartes, con los recursos 936 del Fondo para los Objetivos del Milenio (F-ODM), han brinobras para mejorar sus viviendas, dado asesoría para que la propia población construya hasta consistentes en la fecha más de 936 obras para mejorar sus viviendas, consistentes en pisos firmes, fogones ahorradores de leña, letrinas pisos firmes, fogones ecológicas y lavaderos; capacitando también para mejorar ahorradores de leña, letrinas ecológicas la producción agropecuaria en las áreas de ganadería de y lavaderos bovinos, agricultura protegida, huertos de traspatio, abonos orgánicos y apicultura, para beneficio de 620 familias; así como construyendo infraestructura comunitaria para 568 familias, concretamente cuatro salones de usos múltiples, un consultorio, tres sistemas de agua potable nuevos, rehabilitando dos sistemas de agua más, dando mantenimiento mayor a tres aulas escolares y levantando dos corrales de manejo para el ganado bovino. Complementariamente se ha acompañado a la población desplazada en las mesas de negociación con funcionarios clave de los tres órdenes de gobierno, logrando gestionar a través de la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas (CDI) la compra de un terreno de nueve hectáreas en Ocosingo, mismo que el gobierno estatal, a través de BanChiapas, dotó con invernaderos que protegen la producción hortícola en una superficie de cuatro mil metros cuadrados. Igualmente se ha lo-

boletín informativo del programa conjunto por una cultura de paz

abril

-

junio 2012

grado incidir con el Gobierno Estatal para construir un camino de acceso a la comunidad de San Francisco no te dije, en el mismo municipio. Pero más allá de esto, falta mucho por hacer, es necesario impulsar nuevos programas y proyectos que busquen soluciones duraderas para la población desplazada y que incidan en las causas estructurales que originan muchos de los conflictos en la región. Bien se podría continuar promoviendo aquellas demandas de la lucha indígena que no fueron contempladas en las reformas constitucionales promovidas después del alzamiento zapatista y que según la Comisión Estatal de Derechos Humanos son: i) el reconocimiento de los pueblos indígenas como sujetos colectivos de derecho público; ii) el reconocimiento de los territorios indígenas como espacio de su reproducción social, de su patrimonio histórico y cultural; iii) el reconocimiento de la libre determinación de los pueblos indígenas dentro de la Soberanía Nacional, la cual se expresa en las formas de autonomía que cada pueblo ejerza6. A corto plazo, en lo que respecta a la etapa final de ejecución de los recursos del F-ODM, se prevé la realización de más acciones para mejorar las condiciones de vida y el ingreso de la población, actividades que se reanudarán una vez que transcurran las elecciones locales y federales. Esto con la intención de evitar que los objetivos del Programa Conjunto sean tergiversados, dado el latente riesgo de manipulación que pueda darse en medio de una contienda electoral sumamente controvertida y no exenta de connatos de desestabilización social.
*Coordinador técnico de PNUD para el Programa Conjunto

refereNcias 1 ONU. 1986. Declaración sobre el derecho al desarrollo. http://www2.ohchr.org/spanish/law/desarrollo. htm (consultado el 15 de mayo de 2012). 2 OEA. 2001. Proyecto de Declaración Americana sobre los Derechos De los Pueblos Indígenas. http:// www.cidh.oas.org/Indigenas/Indigenas.sp.01/proyecto.htm (consultado el 15 de mayo de 2012). 3 CDH-FRAYBA. 1994. En la Ausencia de Justicia: Informe Semestral julio a diciembre de 1993. http://www. frayba.org.mx/archivo/informes/940201_en_la_ausencia_de_justicia_frayba.pdf (consultado el 17 de mayo de 2012). 4 EZLN. 1993. Declaración de la Selva Lacandona. http://palabra.ezln.org.mx/ (Consultado el 17 de mayo de 2012). 5 INEGI. 2010. Censo de Población y Vivienda 2010. http://www.censo2010.org.mx/ (Consultado el 30 de mayo de 2012). 6 CEDH. 2003. Apuntes sobre la situación de los derechos humanos de los pueblos indígenas de Chiapas. http://www.internal-displacement.org/8025708F004CE90B/(httpDocuments)/A0362C971CB995A0802570B 700599B3C/$file/CEDDHH+Apunt+1Sept03.pdf (Consultado el 31 de mayo de 2012).

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful