En la Democracia Cabemos Todos Defendámosla

La democracia hoy debe plantearse como un proceso de revolución interna en donde la dignidad humana sea el fundamento de nuestra acción política. Revolución interna que a partir de la toma de conciencia individual se comprometa con el mundo, formando parte de la conciencia colectiva que más allá del sólo ejercicio del voto, garantice efectivamente la equidad y la justicia social. La Democracia debe tender a construir individuos que de manera consciente interactúen en la sociedad generando valores y principios que a su vez, construyan a través de la conciencia colectiva la posibilidad de una verdadera transformación Democrática. La Democracia es la lucha de los sujetos por su cultura y por la libertad contra la lógica dominante del sistema. La libertad individual y colectiva no puede existir sin la libre elección de los gobernantes y sin la capacidad de la mayoría de participa La Democracia sólo es vigorosa cuando está conducida por un deseo de liberación, que constantemente avance. La razón de ser de la Democracia es el reconocimiento del otro, es posibilitar vivir juntos a individuos y grupos, semejantes y diferentes a la vez. La Democracia constituye el único medio legítimo de dirimir las diferencias en el seno de una comunidad. La principal aportación de la democracia es la invención política del individuo. Desgraciadamente en nuestro país se considera extrema izquierda lo que es extrema necesidad, pero para nosotros no hay derechas, centros o izquierdas, nosotros
Página

debemos significamos en el humanismo, en sus valores éticos y su práctica social siempre más cercana del que menos tiene y que debe propiciar que el sistema y la

2

sociedad, en todos los niveles, construya una conciencia colectiva que genere la equidad, de igual manera que tenemos un deber de solidaridad con todos los pueblos y con todas las personas del mundo. Que no se pueden permitir abusos con los grupos más débiles y por lo tanto más vulnerables. El respeto y la defensa de los grupos sociales minoritarios, nacionales o extranjeros, es un deber, del humano, el luchar permanentemente contra las injusticias y generar una cultura política que las erradique es nuestra tarea. La discriminación y el abuso, en contra de los débiles tendrá que desaparecer, pero esto sólo se logrará a través de la educación. No solamente es un deber jurídico, sino un deber moral, respetar la dignidad de las personas, de los grupos y de los pueblos. Y tiene que ser ahora, porque la dignidad es como la inocencia, no se le reconoce hasta que se le pierde. Nuestra trinchera se volvió universal. Ahora es necesario ir liberando espacios de conciencia, que no físicos. Nuestros espacios liberados, nuestros bastiones deben estar en la conciencia de individuos armados con principios, valores y una nueva moral revolucionaria que con la congruencia de su andar liberen nuestras calles.

Pero es necesario aclarar que lo que está en juego en este mismo instante en México es la Democracia, no es el proceso electoral, no el IFE, no el TRIFE, ni si llega el Pendejo de Peña Nieto a la presidencia o si se la dan al tibio de Andrés Manuel, ni siquiera está en juego a quien le dan la Presidencia Interina ó quien gobierna. Lo que nos jugamos hoy es cómo se accede al gobierno, es el retroceso evolutivo de nuestra sociedad. Es esta Democracia ramplona y jodida que debemos transformar, pero que nos ha costado tantos años y vidas, eso es lo que estamos perdiendo hoy. Debemos entender todos y cada uno de los mexicanos que en el momento que Enrique Peña Nieto asuma el
Página

poder, en ese mismo instante estaremos aceptando un golpe de Estado, donde la

3

Democracia pasará a la historia para dar paso de facto a la Denariocracia en México (El Poder del Pueblo cederá ante el Poder del Dinero). Sabemos bien del poder del dinero y su fascista influencia en las voluntades humanas, desde que fue establecido en el mundo para absurdamente darle un precio a las cosas, pero es sólo a las COSAS a las que se les pude poner un precio no un valor, las cosas que valen (nuestros valores) no tienen ni pueden tener ningún precio (el amor, la libertad, la justicia, el pensamiento, una sonrisa, la tristeza, la solidaridad, la fe, la convivencialidad, el pasado, el presente y el futuro) así como todo esto, la esperanza no tiene precio. Debemos entender que en la Democracia cabemos absolutamente todos, los de derecha, los de centro, los de izquierda, los homosexuales, los heterosexuales, los pobres y los ricos, los que tienen partido y los que no lo tenemos, e incluso se puede estar radical y escandalosamente en desacuerdo con quien gobierna y ser parte de la Democracia, porque en ésta se han construido mecanismos para participar dentro de ella y que cada uno de los que la integramos valgamos exactamente igual que los demás. Los niveles de corrupción en el país son tan altos que difícilmente en la vida cotidiana se da esta igualdad garantizada por nuestra vapuleada constitución, pero desde siempre ha existido la esperanza de que “en las próximas elecciones por fin tendremos un presidente honesto” y muchos mexicanos históricamente han luchado y dado su vida por ello y muchos otros hemos trabajado ininterrumpidamente durante toda nuestra vida para lograr tal empeño, desde nuestra casa, escuela o trabajo. Hemos visto durante años como han corrompido a toda la sociedad con el poder del dinero, hemos visto como mujeres y hombres buenos, se han convertido a su doctrina enferma, pero no hemos desistido en nuestra causa, y en cada elección es EL VOTO el que nos hace iguales a todos, nadie vale más, por un momento en todo México
Página

todos valemos un voto, los de derecha, los de centro, los de la izquierda , los católicos,

4

los protestantes, los pobres pero sobre todos los ricos valen los mismo que todos. “Una persona un voto”. Y si ahora descarada y legamente todas sus corruptas instituciones acreditan la compra de votos, se rompe la esperanza y sólo los ricos podrán gobernar en México. Y a ti que te quejas de la marchas y de las protestas, si eres de los que cree que con los miserables 1000 pesos diarios que te da tu amo tienes resuelta tu vida, sábete que no estás dentro de estos 500 pseudo-humanos que quieren comprar a México. Si te moleta mi indignación, me molesta más tu apatía y tu ignorancia, porque también estamos luchando por ti y tu familia, luchamos por nuestra libertad y por la tuya porque si permitimos la instauración de la Denariocracia dentro poco no tendrás ni internet para mentarnos la madre y estamos seguros que todos aquellos que vendieron su voto lucharan con nosotros porque siguen teniendo hambre y porque nosotros tenemos la razón. Deben desistir de su intransigencia de querer comprar explícitamente las elecciones, el gobierno, la presidencia y nuestra patria, e invalidar este remedo de elecciones, porque algo que jamás podrán comprar es la convicción de un hombre o a una mujer libre. Para nosotros la Democracia sólo es un escalón más para el estado superior del hombre que es la Libertad, pero defenderemos ese escalón con nuestras vidas. Es absolutamente necesario que entendamos todos y cada uno de los ciudadanos que hemos emprendido el sueño de democratizar realmente a México, que la vía de las armas es absolutamente aberrante, inoperante e históricamente absurda. El usar un arma en contra de otro ser humano siempre es símbolo de incapacidad, estupidez y barbarie, Felipe Calderón es la muestra viva de ello. Pero no por ello permitiremos que quienes abusan del poder político y
Página

económico, ofendan a la patria y a los mexicanos queriendo comprar descaradamente al

5

Poder Ejecutivo, Legislativo y Judicial en una subasta pública que disfrazaron de elecciones. Por lo que se hace necesario continuar con esta Revolución Ciudadana Democrática y Pacífica contra la Imposición de Enrique Peña Nieto por la fuerza del dinero. Pero toda revolución está determinada por los mismos factores: El primero y más importante es la convicción de los que luchan, su determinación moral debe ser total, deben compartir plenamente los mismos principios y todos deben perseguir el mismo fin. Se debe tomar en cuenta el entorno social, económico, político, ecológico y medir eficazmente los tiempos, para elegir la batallas que se deben librar. Y el nivel de organización entre los participantes va a significar el triunfo o la derrota. Si el conflicto dura mucho, el ánimo, la moral y los recursos se desgastan, es estúpido apurarse en las acciones, pero las demoras extensas no son signo de sabiduría, nadie nunca se ha beneficiado por la prolongación de un conflicto. Recuerden siempre que los recursos de la resistencia son finitos y tengan presente que el objetivo no es resistir, el objetivo es vencer. Nuestra labor no es destruir, la ira siempre demerita nuestra inteligencia, los súbditos y esclavos de la oligarquía son nuestros hermanos, de nada sirve atacarlos, desvirtuarlos y/o agredirlos. Necesitamos liberarlos de sí mismos y del yugo mental en que se encuentran, y siempre es más fácil destruir un sistema desde adentro, mientras más a detalle conozcas a tu adversario será más certera la victoria. Lo que debe alejarnos de la Derecha es nuestra sensibilidad, inteligencia y humanismo. El primer paso es asegurar el no ser derrotado. La verdad, la razón, el espíritu y la convicción, es nuestra mejor defensa, pero eso no derrotará al adversario. En ésta Revolución Ciudadana, Democrática y Pacífica, las armas para ganar, siempre las proporcionará el adversario, debemos diseñar la estrategia para atacar usando sus
Página

debilidades y tomar la ofensiva. El adversario no se declarará vencido nunca, hay que

6

vencerlo. En este momento de la lucha, la primera batalla que debemos ganar es impedir que EPN sea presidente. Si diseñamos la estrategia correcta para vencer al adversario, la clave está en no cometer errores, porque así atacaremos a un adversario que estará vencido de antemano. Podemos seguir impulsando movilizaciones que confronten de forma directa al adversario, pero sólo eso no hará que ganemos la batalla, es necesario diseñar estrategias indirectas, que distraigan, socaven, dividan y debiliten al adversario, estas estrategias son infinitas y combinadas con las acciones directas nos darán la victoria (hasta el desorden aparente es muestra de una disciplina perfecta), todas nuestras tácticas son de conocimiento público, pero la estrategia debe ser ajena al adversario . Diseñar la estrategia y las tácticas de una revolución pacífica implica en una primera instancia estar conscientes y dispuestos a no responder bajo ninguna circunstancia con violencia física a ningún acto del adversario, por lo que debemos anteponer la seguridad de cada participante, diseñar todas las estrategias necesarias (ajenas al adversario) que garanticen una respuesta masiva y única en el caso de que dañen físicamente a uno sólo de nuestros compañeros (recordemos que todos somos uno y si tocan a uno nos tocan a todos). Nuestra Lucha no es una lucha asilada, el adversario se ha globalizado para mejorar su ganancia y sus formas de control, por eso es imperante la solidaridad y coordinación internacional para dar respuestas únicas en todo el mundo ante la injusticia. A principios de julio el TEPJF tendrá que resolver entre las 2 únicas opciones viables para evitar la ingobernabilidad absoluta; una es invalidar las elecciones e involucrar a la Nación en una espiral acelerada para preparar unos comicios emergentes que al ser verificados por el mismo IFE corrupto y fraudulento, no nos garantiza bajo
Página

ninguna circunstancia la legalidad y la imparcialidad de las elecciones extraordinarias. La segunda opción es orientar la solución, para que el Congreso se constituya en

7

Colegio Electoral (Art. 84 Constitucional) y elija un Presidente Interino (Esto no es nuevo, en la historia moderna de México hemos tenido 13 Presidencias Interinas) El Presidente que se elija en diciembre seguro sería emanado de alguna propuesta del PRI, porque la integración del Congreso en esa fecha le da mayoría; este Interino tendría un plazo no menor a 14 y no mayor a 18 meses para garantizar las próximas elecciones. Esta medida garantizaría por un lado que Enrique Peña Nieto no fuera Presidente de México y por otro nos daría el tiempo suficiente para cambiar al IFE corrupto, modificar algunas leyes que garantizaran una elección equitativa, justa, legal, y hacer de la compra o venta de votos un delito grave que atenta contra integración de la Nación y por lo tanto deberá ser considerada una traición a la patria. Tal vez, ésta salida no sea de conformidad para los dirigentes del PRI, ni para los del Movimiento Progresista, porque este Presidente Interino no podría ser Andrés Manuel López Obrador, pero permitiría una salida decorosa a las instituciones, y al denigrado y vapuleado PRI. El movimiento revolucionario ciudadano, democrático y pacífico, tendrá

entonces que generar una ininterrumpida presión en cada uno de los frentes donde se decidan cargos o leyes que tengan que ver con las elecciones (aplicando nuestra inteligencia y humanismo que siempre han militado de lado de la izquierda) para crear las condiciones mínimas necesarias para trampas. Es momento que todos reflexionemos seriamente sobre esta opción. Se trata de sacrificar sólo el interés mezquino de un individuo (EPN) por el bien y la unidad de todos los mexicanos. Independientemente de quien sea el Presidente Interino, habremos
Página

garantizar unas elecciones justas y sin

8

conseguido el primer escalón de nuestra lucha, impidiendo la imposición del candidato

de Televisa y sus compinches, y se abriría una ventana de esperanza de conseguir en corto plazo, que un Ser Humano Decente e Inteligente dirija los destinos de la patria. Todos necesitamos concentrar nuestros esfuerzos como un sólo puño y conseguir que se invalide a Enrique Peña Nieto para que nunca sea presidente. Y que no desistamos ni un solo día, con nuestra revolución ciudadana, democrática y pacífica en el empeño de que a México lo Gobierne un Mexicano ó Mexicana que pueda hacerlo levantando con orgullo la cara ante los mexicanos y el mundo.

Con la toma de televisa, por fin hemos tomado la iniciativa, hasta antes del 26 de Julio sólo nos defendimos y resistimos, ahora es tiempo de atacar, mientras más personal sea la presión a los actores de la imposición esta será más efectiva, no les dejemos ni un ápice de calle y ni sólo byte en la red para difundir su mentira, ahora es nuestro tiempo. Hagamos valer a la Generación del Cambio. ¡No puede haber democracia sin Dignidad! ¡No puede haber vida sin Dignidad!

“Cuando la Dictadura se Hace Ley, La Rebelión es un Derecho”

México Libre

Página

9

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful