Capítulo II.-De las obligaciones nacidas “quasi ex contractu” I.-De la gestión de negocios. II.-De la tutela y de la curatela. III.-De la indivisión. IV.

-De la adquisición de una herencia. V.-Del pago de lo indebido. VI.-De otras obligaciones nacidas “quasi ex contractu”. Capítulo II.-De las obligaciones nacidas“quasi ex contractu” Cuando una obligación es engendrada por un hecho licito, o una manifestación de la voluntad unilateral, o aun por ciertas relaciones independientes del hecho del hombre, pero de tal suerte que no haya ni contrato ni delito, los romanos dicen que nace “quasi ex contractu”. Según Justiniano (Hipótesis) La gestión de negocios La Tutela y la Curatela La Indivisión La aceptación de una herencia El pago de lo Indebido Los cuasi-contratos presentan, analogía con los contratos. Gestión de negocios----mandato Indivisión----sociedad Pago de lo indebido----mutuo Sinalagmáticos (sancionados por acciones de buena fe) perfectos La indivisión Imperfectos Gestión de negocios, tutela y curatela Los demás son unilaterales (sancionados Derecho estricto) I.-De la gestión de negocios. Hay Gestión de Negocios cuando una persona administra voluntariamente los negocios ajenos sin habérselo encargado. Resulta de ello una relación análoga al Mandato. El Gerente “negotiorum gestor” debe rendir cuenta de su gestion al dueño (dominus), por su parte puede hacerse indemnizar por sus gastos El Derecho Civil ha sancionado estas obligaciones de interés general. En efecto, cuando una persona esta ausente, sin haber dejado mandatario para velar por sus intereses.

Es a menudo muy útil que un tercero se encargue espontáneamente de esta misión, bien tomando su defensa si es perseguido en justicia ,bien administrando sus bienes. Para que ninguna de las partes tenga que sufrir, es preciso que el gerente este seguro de hacerse indemnizar de sus gastos. Y que el dueño tenga derecho a pedir cuentas al que ha gestionado sus negocios. Elementos esenciales de la “Gestión de Negocios” Es preciso que el gerente haya obrado en interés del dueño. Es preciso que el gerente haya obrado espontáneamente y sin saberlo la parte interesada ( directamente mandato expreso) Es preciso en fin, que el gerente haya tenido intensión de crear entre el y el dueño una relación obligatoria. No hay gestión de negocios si ha querido hacerse una liberalidad, o si no ha hecho más que cumplir con un deber de familia. “Efectos de la Gestión de negocios” “Como en el mandato, la gestión de negocios crea una obligación a cargo del gerente, y puede también nacer otra a cargo del dueño”. “De la obligación del Gerente” El gerente debe ejecutar completamente el negocio del que se ha encargado, y dar cuenta de su gestión al dueño por los mismos procedimientos que el mandatario. Debe ceder al dueño todo lo que ha adquirido, responde no solamente por su dolo si no tambien de toda falta que no haya cometido un buen padre de familia. “De la obligación del dueño” El dueño está obligado a indemnizar al gerente de sus gastos, pero solo si eran utiles en el momento en que se hicieron. El dueño debe tambien descargar al gerente de todas las obligaciones contraer en ocasión de la gestión de negocios. El gerente tiene contra el la acción “negotiorum gestorum contraria”. II.-De la tutela y de la curatela. Estos se acercan mas a la gestión de negocios y se acercan mas a la imagen del mandato. El Tutor que gestiona tiene, la obligación de administrar aquello que resulte de las funciones que le han sido impuestas. (Por testamento, Ley, Decisión del magistrado) Sin embargo, su gestión le obliga a dar cuenta al pupilo, quien por su parte debe indemnizarle de sus gastos. Estas obligaciones son sancionadas por las acciones “ tutelae directa y contraria”. III.-De la indivisión. Cuando varias personas son copropietarios por indiviso de cosas determinadas, o de un conjunto de bienes, como una sucesión, este estado de indivisión o de comunidad crea entre ellas obligaciones que nacen “ex cuasi contractu” fuera de toda convención. Obligaciones que resultan de la Indivisión: 1.-La obligación que resulta de la comunidad es la de dividir (regla de justificación; libertad individual y por el interés en general). que ha podido

2.-Las partes pueden sólo convenir que permanecerán en la indivisión durante un tiempo determinado. 3.-La obligación de dividir puede ser ejecutada amistosamente (Si dos han hecho una convención que regule el lote de c/u, este pacto no es obligatorio a menos que se le haya revestido de las formas de estipulación). 4.- Si uno de ellos ha ejecutado la convención, hay contrato innominado; y el otro esta obligado civilmente). 5.- Si las personas que están en la indivisión no han podido entenderse para dividir amistosamente, c/u de ellas tiene derecho a provocar una participación judicial, ejercitando la acción “communi dividundi”, cuando se trata de objetos particulares indivisos entre copropietarios. Las acciones “communi dividundo” y la “familiae ercicundae” ambas son de buena fe y personales. En estas el juez esta investido de un doble poder: a) Puede hacer atribuciones a c/u de los copartícipes de la propiedad exclusiva de los bienes puestos en su lote. b)Puede condenar a c/u de las partes a prestaciones personales para los demás. Otras obligaciones nacidas entre copropietarios en el curso de la indivisión: *El que ha percibido la totalidad de los frutos de un fundo indiviso debe dar cuenta a los demás de sus partes; pero en derecho sentido inverso, tiene derecho a indemnización por los gastos necesarios o útiles que ha hecho en interés común. *Todo copropietario esta igualmente obligado a reparar el perjuicio que ha causado por su dolo o falta al gestionar los negocios comunes. De la confusión de los límites. Este se presenta cuando los límites de dos fundos contiguos se encuentran confundidos, ya sea por accidente, ya a causa de las usurpaciones de uno de los propietarios sobre el terreno del vecino. La acción que sanciona es la: “finium regundorum” El juez de esta acción puede usar el derecho de adjudicatio para hacer los limites mas claros y adjudicar a uno parcelas del terreno perteneciente a otro. IV.-De la adquisición de una herencia. El heredero testamentario que adquiere una sucesión de pleno derecho. Si es heredero necesario. Haciendo adición. Es heredero voluntario. Se encuentra obligado a cumplir los legados contenidos en el testamento. Efectos de la adquisición de la herencia Los efectos de la adquisición de la herencia son siempre los mismos, bien se produzcan de pleno derecho para el heredero necesario, o bien sean para el heredero voluntario una continuación de la adición. Todos los bienes de la sucesión se hacen bienes del heredero, formando con sus bienes personales una sola masa y un solo patrimonio. Todas la deudas del difunto pasan al heredero y vienen a aumentar sus deudas personales. Los derechos que existían entre el heredero y el difunto se extinguen por consecuencia de la confusión de los patrimonios.

El heredero esta obligado a pagar sobre el actio neto de la sucesión las cargas que le sean impuestas por el testamento. La adquisición de una herencia es sancionada por una acción de Derecho estricto (Ex testamento ) . El heredero esta obligado a pagar las deudas del difunto ,esta obligado para sus acreedores con el mismo titulo que el difunto mismo. V.-Del pago de lo indebido. Cuando una persona paga por error lo que no debe, es justo que el que ha recibido el pago no se enriquezca a su costa, y que esté obligado a devolver lo que le ha sido pagado. Esta acción es sancionada por la condictio indebiti .

Condición Es preciso que se haya pagado lo indebido y que se haya pagado por error. Hay indebitum cuando la obligacion,que el pago estaba destinado a extinguir, no existía en le solvens ha pagado y le accipiens que ha recibido, ni según el Derecho civil o Derecho natural. El pago de lo indebido no obliga al que lo ha recibido mas que si ha pagado por error. Si las condiciones anteriores se encuentran reunidas. Efectos La obligación nacida del pago de lo indebido tiene por objeto: Restitución de lo que se ha pagado indebidamente Cantidad de dinero(condictio certae creditae pecuniae) Cosas determinadas(condictio triricaria) Hecho realizado(condictio incerti) El demandado es tratado según sea: Mala fe: devolver la cosa que le ha sido prestada. Su valor(consumio, enajeno,perecio) Restituir todos lo frutos y accesorios. Si es dinero solo la cantidad no los intereses. Buena fe: Dar cuenta de su enriquecimiento el día de la litis-contestatio.Si a perecido por caso fortuito la cosa, queda liberado. VI.-De otras obligaciones nacidas “quasi ex contractu”. 1.-De la obligación fundada sobre un enriquecimiento sin causa. *Condictio ob rem dati: Se ha hecho una datio en vista de una prestación equivalente. *condictio ob turpem causam: Prestación por una causa inmoral por parte del accipiens. *condictio furtiva: Concedida a la victima de un robo, para hacerse restituir la cosa robada. *Condictio sine causa: Prestación sin causa, presenta variantes. 2.-de la obligación de exhibir una cosa que se detiene. Una persona puede tener interés pecuniario en que le sea exhibida una cosa a fin de reivindicarla o hacer valer sobre esta cosa de derecho de otra naturaleza. En este caso, el

detentador de la cosa esta obligado a exhibirla esta obligación, esta sancionada por la acción ad exhibendum. 3.- De la obligación de restituir la dote. Si la restitución de la dote ha sido estipulada por el contribuyente, la obligación del marido o de sus herederos nace del contrato de estipulación. Cuando la restitución es debida a la mujer, sin que haya habido estipulación, la obligación nace quasi ex contractu y es sancionada por la acción rei uxoriae